Issuu on Google+

metaefezeta NĂşmero 10 - noviembre/diciembre 2010

MonogrĂĄfico Antonio Royo Fotoreportajes Naturaleza a un paso de la ciudad Fotoreportajes LadrĂłn de recuerdos. Alzheimer, una enfermedad que roba la vida Personaje destacado Susana Vera


metaefezeta número 10 noviembre/diciembre 2010 zaragoza-españa Contacto/Colaboraciones metaefezeta@gmail.com Lectura WEB http://metaefezeta.freehostia.com/ Descarga gratuita http://metaefezeta.freehostia.com/ Más información www.fotografosdezaragoza.org ISSN 1989-2438

Dirección y diseño: Javier Rincón Borobia/Publicidad: Gaudencio Garcinuño, Mercedes García Santesteban/Distribución: Javier Rincón Borobia/Reseñas: Nicolás Beltrán López/Monográfico: Javier Aguilar, Raquel Serrano Vergara/Entrevista flickeros: Raquel Serrano Vergara/Entrevista a personaje: Raquel Serrano Vergara, Nuria Lluva/Artículos: Esther Corra Martín/Fotoreportaje de encargo: Javier Rincón Borobia/Fotoreportaje viajes: Antonio Royo/ Fotoreportajes: Antonio Royo, Joaquín Campillo, Diana Coro, Javier Latorre, Carlos García Gomez, Nuria Lluva, Richard Hernández Arrondo/Revisión: Nicolás Beltrán López

metaefezeta 2


Portada Antonio Royo Navidad en la niebla

Para ver adecuadamente la revista en Adobe Acrobat, se deben seleccionar las opciones “Dos en una” y “Mostrar portada en modo dos en una” dentro del menú “Ver--> Presentación de página”.

metaefezeta 3


Ed i t o ria l

Ar t ícu lo

Re se ña s f o t o literarias

5 6 7



Monográfico Antonio Royo

8 44 80 84

Fotoreportajes Naturaleza a un paso de la ciudad

Personaje destacado Susana Vera

Fotoreportaje Ladrón de recuerdos. Alzheimer, una enfermedad que roba la vida

metaefezeta 4


Editorial

Con el frío en el cuerpo lanzamos este humilde número, humilde pero grande a la vez. ¿La razón? Uno de los fotorreportajes principales realizado por Carlos García nos enseñara la belleza de los paisajes más “humildes” y cercanos, en nuestro entorno, aquí, en Zaragoza, sin tener que coger un billete de avión para aparecer en una isla paradisíaca o en las calles abarrotadas de una ciudad asiática. Para completar el máximo de humildad, podréis disfrutar con el trabajo de Nuria y Raquel sobre el Alzheimer y la “humildad” de personas anónimas que se enfrentan cada día a esta terrible enfermedad que hace desaparecer una de las cosas más valiosas del ser humano... sus recuerdos. Por su puesto, en blanco y negro. Seguimos con la humildad con mayúsculas en las palabras de una de las mejores fotorreporteras de este pais, Susana Vera, de la agencia Reuters y que además pudimos escuchar su mensaje en directo en las conferencias realizadas la pasada primavera. Si queréis saber que es de verdad humilde en su grandiosidad, no podéis perderos la entrevista que le realizamos. Para finalizar, aunque este al principio de la revista, tenemos a un clásico de la Asociación Fotógrafos de Zaragoza, Antonio Royo, desde el punto de vista de otro clásico, Nicolás Beltrán. Más color imposible. Esperamos de verdad que disfrutéis con este número, uno de los que más nos ha costado sacar adelante, y por tanto, un esfuerzo considerable... con humildad.

Javier Rincón Borobia metaefezeta@gmail.com

metaefezeta 5


Artículo

Esther Corra Martín

Constancia constancia1. (Del lat. constantia). f. Firmeza y perseverancia del ánimo en las resoluciones y en los propósitos.

En todos los años que llevo con mi cámara a cuestas, intercambiando imágenes y propósitos con varios fotógrafos, aficionados o profesionales, he visto primar por encima de todo la fotografía espontánea, la de captar el instante, la de encontrarte de frente con algo que no buscabas y transformarlo en inmortal en menos de un segundo. Buscar en un momento una sonrisa, disparar en ráfaga para captar una escena, encuadrar con la mirada la imagen que se ha puesto ante tus ojos y en la que tu objetivo pone su propósito y su anhelo. También he visto la fotografía estudiada, la monotonía de las mil caras, el control absoluto de la escena, de la luz, de las sombras, de los brillos, de los reflejos y de las poses marcadas, reduciendo las diferencias a un mismo resultado, en el que tan sólo el entorno o el personaje cambia. Lo que rara vez se observa, es la paciencia. La ilusión por conseguir captar un fotograma que hace tiempo que llevas en la cabeza. La constancia de repetirse una y otra vez, sin perder la esperanza. La desilusión que te invade cuando sin conseguir tu objetivo recoges tu material y vuelves a casa. ¿Durante cuánto tiempo puede una persona ser constante en su propósito? New York, 22 de Septiembre. El parte meteorológico advierte de una gran tormenta sobre Manhattan. Quizá cualquier persona se quedaría en casa observando llover desde la ventana, o en el caso de salir a la intemperie recordaría llevar un paraguas. Bellas Jay (Jay Fine) no olvidó coger su cámara, y se apostó en su lugar favorito, el que durante cuarenta años ha escogido como mirador para conseguir su propósito. Disparó fotografías, una tras otra, bajo la intensa lluvia, mientras el atardecer se entreveía tras amenazantes nubes. 78, 79, 80… Finalmente, con la fotografía 81, tuvo la suerte (quizá si intervino el destino acaso fuera por su perseverancia) de captar como tantas veces había soñado uno de los seiscientos rayos que cada año caen sobre la Estatua de la Libertad. Que este fuera uno de los rayos más ramificados e impresionantes fue algo extraordinario, que ni en sus mejores deseos se atrevió a imaginar. (Para ver la foto: http://www. flickr.com/photos/jayfine/5016566976/) Constancia. Palabra que constantemente (valga la redundancia) se regala a la ligera, olvidando muchas veces que el verdadero significado radica en no dejarse vencer por la pereza, en nunca tirar la toalla, en repetir una y otra vez hasta casi el aburrimiento. Palabra que letra a letra, nos va regalando el resultado que buscamos, y en el caso de no conseguirlo, nos premia con la certeza de que hemos hecho todo lo posible por lograr las metas que una vez soñamos alcanzar.

metaefezeta 6


Reseñas Fotoliterarias

Coordina: Nicolás Beltrán lópez Por: Jose Vicente Zúñiga

• En busca de las luces de la montaña. Donde podemos comprobar cómo la luz incide sobre la roca y la nieve, y ver como cambia la tonalidad de la luz a través de varias fotos, y en ocasiones el paisaje. • Panorámicas del Pirineo aragonés. Impresionantes panorámicas desde Ansó hasta Benasque. Las fotos son a doble página con un largo de 60 centímetros y varias en tríptico de 90 cm, en el envés de las mismas muestra un esquema en blanco y negro donde informa con reseñas de las cimas y los valles que estamos admirando. Seis fotos de éstas últimas son de 360º

PANORAMICAS ARAGONES

DEL

PIRINEO

Sobre un mapa cartográfico se señalan todas las panorámicas, la ubicación desde donde se realizo y el ángulo de la misma.

Ignacio Ferrando Margeli y Ara Beturian. Edita Abaco Digital y Beturian Ara Colaboran Gobierno de Aragón y Diputación de Huesca. ISBN: 9788461343966

Ignacio Ferrando, un fotógrafo nacido en Zaragoza en 1967, especializado en fotografía de naturaleza, panorámica y esférica. Ha publicado este libro sobre el Pirineo Aragonés cuyo contenido son fotografías panorámicas. El libro está dividido en varios capítulos:

• Localizaciones de las Panorámicas.

El presente libro es para aquellos que quieren deleitarse viendo paisajes montañosos, valles encantadores, perder rato dejándose llevar por las sensaciones que provocan sus impresionantes panorámicas. El autor no ahorra en detalles y muestra datos técnicos del lugar y de la foto, haciendo un esfuerzo para convencer y aumentar, si cabe el impacto de las imágenes. El tamaño y el peso del libro ya invitan a pensar en el interés puesto por el autor en la edición del libro.

metaefezeta 7


Monográfico

Coordinan: Javier Aguilar y Raquel Serrano

Antonio Royo Por: Nicolas Beltrán

Antonio es un miembro de la Asociación y uno de los participantes más constantes en las actividades que se organizan en la asociación y en flickr. Os preguntaréis por las razones en las que me he apoyado para elegirlo para la sección de la revista “monográfico”. Pero antes de pasar a mostrarlas he de comentar que cada uno que lo conoce tendrá sus motivos y que pueden ser diferentes a los que yo tengo. Estoy seguro que todos verán en él una persona reservada, pero viendo sus fotografías se puede ver que tiene una visión de lo que le rodea colorida y no exenta de humor.

metaefezeta 8


metaefezeta 9


Entre sus aficiones están los viajes y buena muestra de ello es que la mayoría de las fotos que muestra en su página de flickr son de personas de los lugares visitados. A éllo hay que añadir que el repertorio temático va desde rostros a lugares de interés cultural. De entre todas esas fotos se extrae una sensibilidad por mostrar detalles de la vida agradables tratando de restar importancia a otros de más difícil “digestión”. Si hay un tema que le encanta, donde humor y color toman una importancia especial son su manipulaciones usando técnicas como la de “planeta”, linternas de colores, virados, etc. Muchas de sus fotos toman como actores improvisados a los participantes de las “quedadas”. Son importantes en su repertorio temático la naturaleza en clave colorista. Sus encuadres y composiciones son llamativas ya que siempre tratan de salir de lo habitual para aportarnos su especial visión y así mostrar el contenido destacando lo que le interesa. Se prodiga en retratos tanto en los viajes como de las personas que conoce. En este ámbito hace gala del humor (que reserva para los conocidos y amigos) y de una actitud entre distante y reservada para las personas con las que se topa. Para terminar este semblante he de mencionar que cuando lo conocí tenía una cámara “bridge” con las que ha hecho innumerable y venerables fotos. Ahora luce una esplendida D90 de Nikon. En sus fotos se aprecia una evolución de contarnos lo que ve a contarnos como lo ve. Un saludo a todos los lectores y no dejéis de visitar y ver sus craciones.

metaefezeta 10


metaefezeta 11


metaefezeta 12


metaefezeta 13


metaefezeta 14


metaefezeta 15


metaefezeta 16


metaefezeta 17


metaefezeta 18


metaefezeta 19


metaefezeta 20


metaefezeta 21


metaefezeta 22


metaefezeta 23


metaefezeta 24


metaefezeta 25


metaefezeta 26


metaefezeta 27


metaefezeta 28


metaefezeta 29


metaefezeta 30


metaefezeta 31


metaefezeta 32


metaefezeta 33


metaefezeta 34


metaefezeta 35


metaefezeta 36


metaefezeta 37


metaefezeta 38


metaefezeta 39


metaefezeta 40


metaefezeta 41


metaefezeta 42


metaefezeta 43


Fotoreportajes

Por: Carlos García Gómez

Naturaleza a un paso de la ciudad En muchas ocasiones, fotografía es sinónimo de viajes; todo un mundo de imágenes exóticas e interesantes, que llenan de recuerdos nuestros álbumes. Un retrato interesante de una persona que expresa demasiado en la India, el bostezo aterrador de un león en Serengueti, o una gran puesta de sol que llena el horizonte y el cielo en las islas Seychelles...

metaefezeta 44


metaefezeta 45


Para mí, como para tantos amantes de la fotografía, no siempre es posible viajar tan a menudo ni tan lejos como nos gustaría, pero cuando algo realmente te interesa ¿vas a permitir que los kilómetros sean un impedimento para conseguir que tu cámara cobre vida?

metaefezeta 46


metaefezeta 47


metaefezeta 48


Aquí, a un paso de Zaragoza, al igual que en cualquier otra ciudad, los entusiastas de los paisajes tenemos fantásticos lugares en los cuales este tipo de fotografía se hace posible, si bien lo más seguro es que echando un vistazo alrededor, no encontraremos la grandeza de un valle del Pirineo o de una playa de arena cristalina.

metaefezeta 49


Por eso, es importante observar con calma, pues mirando más allá de lo que realmente nos rodea podemos conseguir composiciones que r rados para cuando llegue el momento de realizar ese viaje que siempre hemos soñado, en el cual las prácticas que hemos estado realizando o qué objetivo y filtros debes utilizar en ese lugar concreto, para captar fielmente lo que estás viendo.

metaefezeta 50


revisten de gala los aledaños de nuestra urbe, haciendo que sea posible practicar nuestra técnica fotográfica favorita y así estar bien prepao nos ayudarán a visualizar las instantáneas antes de mirar siquiera por el visor, y a saber exactamente qué le tienes que pedir a tu cámara,

metaefezeta 51


Cada amanecer es diferente, y cada atardecer distinto. Los días de niebla, de lluvia, incluso de sol intenso, ayudan con el cambio de luz y climático del entorno a multiplicar las posibilidades de repetir una fotografía que a pesar de tener el mismo encuadre, será completamente diferente a la que hice ayer. Por eso creo en la importancia de no dar nada por sentado, en observar el entorno e imaginarlo en la hora y el día adecuados para poder sacar mayor partido a lo que mis ojos están viendo.

Así que desde aquí te animo a seguir buscando, a recorrer tu propia ciudad palmo a palmo, a sacrificar unas horas de sueño para poder conseguir la luz que estabas buscando y a disfrutar de cada momento.

metaefezeta 52


metaefezeta 53


metaefezeta 54


metaefezeta 55


metaefezeta 56


metaefezeta 57


metaefezeta 58


metaefezeta 59


metaefezeta 60


metaefezeta 61


metaefezeta 62


metaefezeta 63


metaefezeta 64


metaefezeta 65


metaefezeta 66


metaefezeta 67


metaefezeta 68


metaefezeta 69


metaefezeta 70


metaefezeta 71


metaefezeta 72


metaefezeta 73


metaefezeta 74


metaefezeta 75


metaefezeta 76


metaefezeta 77


metaefezeta 78


metaefezeta 79


Personaje destacado

Susana Vera Coordina: Raquel Serrano y Nuria Lluva/Fotos: Susan Vera

Navarrica de nacimiento y universal en su mirada fotográfica. Susana Vera participó en las pasadas conferencias sobre el fotorreportaje que tuvieron lugar en Zaragoza y que organizó la Asociación Fotógrafos de Zaragoza. Junto con Arturo Rodriguez dió una magistral clase de humildad fotográfica y altisimo nivel solidario y gráfico. Hemos tenido el placer de entrevistarla y ahora te presentamos el resultado.

¿Cómo te convertiste en fotógrafa aficionada y más tarde en profesional?

¿Cuál es el trabajo que te ha resultado más difícil a lo largo de tu carrera?

En la universidad. Iba para redactora y me recomendaron tomar un curso de fotoperiodismo para aprender a trabajar con fotógrafos y para hacer que mi redacción fuera más visual, más rica en matices. Acabé cambiando el boli y la grabadora por la cámara.

Quizá el más duro, porque me impliqué muchísimo emocionalmente y tuvo un final dramático, fue documentar la lucha contra la leucemia de Megan White. Le diagnosticaron la enfermedad un par de meses después de dar a luz a su primera hija. Murió con apenas 30 años.

¿Cuál consideras que es tu logro fotográfico más importante?

¿Y el más gratificante?

¡No tengo ni idea!!!! Espero que sea el que está por venir, porque eso significa que seguiré teniendo más posibilidades de hacer el trabajo que me llena.

Muchos. Incluso los más duros a nivel emocional me resultan gratificantes. Siempre aprendo algo.

metaefezeta 80


agencia eso es un plus. En reportajes más reflexivos en los que el tiempo no es tan primordial funcionan igual de bien tanto la analógica como la digital. Eso sí, ¡tengo que decir que no echo nada de menos escanear las fotos!!!!!

¿Qué equipo usas normalmente? Canon digital. Un 20mm, un 50 mm y un 70-200 mm. ¿Cómo abordas la fotografía de personas en la calle? ¿Hablas con las personas, les explicas para qué son o esperas el momento y “cazas”? Hago ambas cosas. Si se presenta una foto delante de ti no puedes pedir permiso, porque la magia desaparece. Saco la foto y después hablo con la persona. En general hay más personas que reaccionan positivamente que viceversa. Aunque también hay que acostumbrarse al rechazo, porque existe. Si te dicen que no quieren ser fotografiados y la foto te interesa particularmente, ¿has llegado a ofrecer dinero? Nunca. ¿Algunas veces tocas o retocas el escenario a fotografiar? Nunca.

¿Hace falta ser muy técnico para ser un buen fotógrafo? Está claro que tienes que aprender los fundamentos del equipo que manejas para hacer fotografías correctas técnicamente. Pero lo que realmente hace falta es tener un ojo y un corazón bien abiertos. Has recibido numerosos premios, Esto es algo importante para ti? Los premios ayudan a que tu trabajo tenga más salida y por tanto haya más gente que se entere de las realidades que fotografías, que es el objetivo principal del fotoperiodismo; sensibilizar a la gente de cómo se vive a 100 metros de su casa o en el otro lado del mundo. En muchos casos son una recompensa económica que te ayuda a financiar proyectos que de otra manera igual no podrías hacer porque no interesan a la prensa tradicional. También son una alegría y un incentivo para seguir trabajando en lo que crees. A su juicio, ¿puede mezclarse en un fotoreportaje color y b/n? ¿Esto no se salta de algún modo la coherencia visual?

¿Qué es lo que más y menos te gusta de tu profesión? Lo que más me gusta es la oportunidad que me brinda de aprender de personas que vienen de mundos y experiencias muchas veces radicalmente distintas a las mías. Lo que menos me gusta es la tendencia a la superficialidad y a los temas banales del periodismo de hoy día. Tenemos que recuperar el periodismo como bien social, no como producto. ¿Qué sensaciones tuviste al publicar tu primer trabajo? Emoción, nervios y un sentido de responsabilidad enorme. La gente a la que fotografías pone su imagen en tus manos. Cualquier fallo o mal interpretación puede tener unas consecuencias muy serias. ¿Te costó dar el cambio de fotografía analógica a digital?

A mí la verdad es que no me gusta nada. Me parece una decisión absolutamente estética que efectivamente rompe la coherencia, pero no sólo visual, sino de contenido. ¿Sale muy tocada anímicamente después de ver y trabajar en zonas afectadas por desastres humanitarios como los que muestra en sus reportajes? Sí, por supuesto, y si no fuese así me preocuparía. ¿Se busca lo artístico además de la imagen que transmita la realidad de las situaciones que vive? ¿Es fácil? ¿Se corre el riesgo de perder una foto esclarecedora por buscar una mejor composición de la fotografía?

¿Cuál de los dos tipos te parece que tiene más ventajas, analógica o digital?

Mi trabajo es contar en imágenes las vidas de las personas que comparten conmigo su situación. Cuanto mejor sea la foto desde el punto de vista artístico más posibilidades tendrá de comunicar más y mejor a los lectores, pues les llegará tanto al corazón como al intelecto. Pero si esas fotos son sólo bonitas “postales” no aportarán nada más que lo estético, y por lo tanto no habrán cumplido su función. Una buena imagen tiene que tener ambas cosas; contenido y estética.

Para el trabajo de rabiosa actualidad la digital tiene sus ventajas, pues el factor tiempo es fundamental en el periodismo diario. Con una cámara digital y conexión a la red puedes mandar las fotos segundos después y en nuestro trabajo en la

Dijo en la conferencia de AFZ que "ONGs y periodistas tienen la función de sensibilizar"¿En estas empresas solo trabaja el fotógrafo que realmente lo siente, o también hay fotógrafos que se dedican a esto sólo por dinero?

Sí, como también me costó mucho cambiar del blanco y negro al color. No soy muy amiga de los cambios, pero en el mundo de hoy día o te adaptas pronto o “mueres” ¡rapidito!

metaefezeta 81


Eso es una pregunta que yo no puedo responder, pues desconozco la motivación de otros fotógrafos. La realidad es que el fotógrafo que quiere ganar dinero no se dedica al fotoperiodismo, es una profesión con una precariedad laboral tremenda. Así que me sorprendería que alguien se metiera en este oficio por motivaciones económicas. Pero, ¡nunca se sabe! Tras un reportaje del estilo de desastres humanitarios, ¿se te quitan las ganas de volver a estas zonas conflictivas? Al principio no dejas de darle vueltas al coco pensando en lo mal que hacemos los humanos las cosas y cómo repetimos los mismos errores de manera continuada. Sientes una rabia interior que acogota. Luego empiezas a recordar todos los encuentros que has tenido con gente que tiene la capacidad de sobreponerse a lo indecible y la rabia va dejando paso a la esperanza. Me figuro que si algún día dejo de sentir esa esperanza tendré que dejar de hacer este tipo de trabajo. ¿Por qué es tan habitual ver fotografía en B/N en fotorreportajes, sobre todo cuando transmiten pobreza o penurias? El blanco y negro va a lo esencial, a lo más hondo. Como nosotros vemos el mundo en color el blanco y negro tiene el aliciente de que le prestamos más atención de entrada. Con

el blanco y negro te preocupas de la cualidad de la luz, pero en color tienes que preocuparte también del color de la luz y de los colores de las personas y cosas que fotografías. En el blanco y negro hay menos distracciones. Trabajar en color es, hasta cierto punto, más complicado. ¿Es importante tener bien pensado el tema y la forma del fotorreportaje antes de hacerlo? Fundamental, si no te encuentras con centenares de fotografías individuales que no cuentan una historia coherente. Me ha parecido que evitas mostrar los rostros en muchas de tus fotografías, si es así, ¿por qué? Perdona que discrepe. No creo que no muestre los rostros de las personas que fotografío, si realmente es así más vale que me dedique a otra cosa y deje de aburriros en esta entrevista. Creo que estás confundiendo “mostrar un rostro” con sacar una fotografía estilo retrato con teleobjetivo medio de alguien mirando a la cámara. En general no respondo a ese tipo de fotografías. Me gusta fotografiar a la gente haciendo cosas… trabajando, descansando, queriendo, peleando, riendo, llorando… porque son esos momentos los que más dicen de nosotros. Es así como yo muestro rostros.

metaefezeta 82


Si un día no te sale una foto como tú querías, ¿buscas hacer una similar pero mejorándola otro día?

¿Cómo compaginas laboralmente los reportajes para ONGs con tu trabajo en Reuters?

Sólo si me lo permiten las circunstancias. Las más de las veces se quedan en el saco de las oportunidades perdidas, que por desgracia es mucho más grande que el saco de las oportunidades bien aprovechadas.

En Reuters apoyan mi trabajo con las ONGs porque se dan cuenta de que es importante para mí. Cuanto más satisfecha está una persona, mejor hacer su trabajo, y ellos son conscientes de eso, así que intentamos compaginar agendas para que me pueda marchar.

¿Cuanto tiempo dura un viaje cuando va a este tipo de situaciones de desastres humanitarios? ¿Vas para aclimatarte un poco antes o es algo contrarreloj y tienes que comenzar el trabajo nada mas llegar? Es contrarreloj total, para cuando te quieres aclimatar muchas veces ya estás de vuelta. El tiempo medio de esos viajes son unos diez días, así que aprendes a trabajar más rápido de lo que desearías.

¿Cuál es el principal consejo que darías a un aficionado que quiere hacer de la fotografía su medio de vida? Que tenga mucha pasión, porque el camino es difícil, pero interesantísimo, y que la fuerza le acompañe.

metaefezeta 83


Fotoreportajes

Por: Nuria lluva y raquel Serrano Vergara

Ladrón de recuerdos Alzheimer, una enfermedad que roba la vida El Alzheimer es una enfermedad neurológica que deteriora de forma progresiva e irreversible las capacidades de memoria, pensamiento, lenguaje y conducta, siendo la forma más frecuente de demencia. Este mal afecta aproximadamente a más de 25 millones de personas en todo el mundo y debido al aumento de la esperanza de vida se estima que el año 2030 el número de afectados se puede haber incrementado en 70 millones de nuevos casos. En España unas 800.000 personas padecen esta enfermedad neurodegenerativa, siendo su prevalencia mas alta en mujeres ( 11,1 %) que en hombres (7,5%). Se estima que pueden haber unos 200.000 casos aún sin diagnosticar. La mayoría de las personas afectadas son mayores de 65 años; sin embargo, también puede aparecer precozmente a personas más jóvenes (solamente un 10% de los casos).

Lo más característico de Miguel es que mantiene el puño cerrado y en tensión la mayor parte del día. metaefezeta 84


Miguel Amoros sufre Alzheimer, debido a la enfermedad permanece en una silla de ruedas durante todo el dĂ­a.

metaefezeta 85


La enfermedad, descrita por primera vez por el médico alemán Alois Alzheimer en 1907, sigue siendo de origen desconocido, sin embargo los científicos han hallado factores de riesgo como la edad, los antecedentes familiares y variables genéticas, creyendo probable que no haya una sola causa, sino varios factores que afectan a cada persona de forma diferente. Los científicos se encuentran investigando el papel que podrían desempeñar la educación, la alimentación y el ambiente en el desarrollo de la misma La mayoría de enfermos de Alzheimer son atendidos en sus domicilios, sin embargo actualmente está aumentando su ingreso en centros geriátricos. La enfermedad de Alzheimer es devastadora tanto para los enfermos como para sus familiares y se la ha denominado "el mal del siglo." Entre los síntomas de la enfermedad de Alzheimer se incluyen la perdida gradual de la memoria, la disminución de la capacidad para desempeñar tareas rutinarias, el deterioro de la capacidad de juicio y razonamiento abstracto, la desorientación en el tiempo y el espacio, el deterioro del lenguaje, modificaciones de la personalidad, el humor y la conducta. La velocidad con que se producen estos cambios varía de unas personas a otras, provocando progresivamente la imposibilidad para cuidar de sí mismas. Hemos conocido tres casos de esta enfermedad en distintos grados. Dependiendo de la etapa en que se encuentre el paciente los síntomas son diferentes. Estadio grave, todas las áreas relacionadas con la función cognitiva de paciente se encuentran afectadas. Pierde la capacidad para hablar correctamente. No puede reconocer a sus familiares y amigos. La desorientación es constante. Los pacientes más graves en general pierden el control sobre sus funciones orgánicas. Se olvidan de hechos recientes y lejanos. Permanecen horas inmóviles sin actividad, y generalmente no pueden andar. Dejan de ser individuos autónomos y necesitan que les alimenten y les cuiden. En su epata más grave surgen rigideces y contracturas en flexión.

lugares familiares. Además se muestran visiblemente apáticos y deprimidos.

Estadio moderado, la enfermedad ya resulta evidente para familia y allegados. El paciente presenta dificultades para efectuar tareas como hacer la compra, seguir un programa de televisión, o planear una cena. Ya no es solo una pérdida de memoria sino también la capacidad de razonamiento y comprensión. En esta etapa el deterioro avanza con bastante rapidez y los afectados pueden llegar a perderse en

Estadio leve, el daño de la enfermedad todavía pasa desapercibido, tanto para el paciente como para los familiares. El enfermo olvida pequeñas cosas, o tiene dificultad para encontrar una palabra. En esta etapa todavía pueden desempeñar pequeñas tareas, aunque es posible que empiece a experimentar falta de espontaneidad, de iniciativa y ciertos rasgos depresivos

metaefezeta 86


Joaquina ayuda las auxiliares con la higiene personal de Miguel.

metaefezeta 87


Joaquina Tesan en su casa nos cont贸 an茅cdotas de su vida en com煤n con Miguel y como se desarroll贸 su enfermedad.

metaefezeta 88


Miguel Amoros sufre la enfermedad en un nivel avanzado.

ayudara, porque no tenemos hijos.”

Un nueve de junio del 2009, mientras Joaquina Tesan nos ofrecía en su habitación un refresco, nos contaba como Miguel, después de 55 años de matrimonio y toda una vida trabajando en el campo, había empezado a enfermar. Notaba como su marido había comenzado a olvidarse de pequeñas cosas cotidianas como escribir su nombre o dónde había dejado las llaves: “¿A quién no le ocurre alguna vez?” -nos decía-.

Debido a la situación y aconsejada por la familia, ambos ingresaron hace 17 meses en la misma residencia. “

El tiempo fue pasando y cada vez sus despistes eran mas frecuentes. Decidieron ir al médico, quien les diagnosticó que Miguel sufría una demencia tipo Alzheimer. “Con cada disgusto que sufríamos empeoraba su enfermedad, cuando su hermano murió dio un bajón muy fuerte, de poder pasear con el andador por el pueblo, pasó a no poder moverse de la cama.” Tres días a la semana una trabajadora de la seguridad social, acudía al domicilio para ayudar a Joaquina. Debido a la degeneración progresiva que sufría Miguel, tuvo que contratar a otra persona para que diariamente le levantara y le acostara. “Más de una vez tuve que pedir ayuda en la calle para levantarlo. Recuerdo con dolor una Noche Vieja que al desnudarlo me cayó encima y tuve que llamar a mi sobrino para que me

Recuerdo el día que entré en la residencia con un nudo en el estómago, pensando que entraba en la cárcel sin haber hecho nada.”Pasado el tiempo, la considera como su casa: limpia su habitación, la decora, le da de comer a su marido, ayuda a las auxiliares en la higiene personal. “Me tendrían que pagar por estar aquí” -nos dice Joaquina bromeando-. Todos los días, dando un paseo va a su antigua casa, que todavía mantiene. La limpia, arregla el jardín, lava la ropa... es el único momento del día que se separa de él. Al marcharse, se despide: “ Te dejo con las de blanco, porque las quieres más a ellas”. Cuando Joaquina regresa, Miguel se emociona al verla y le agarra fuertemente las manos para que no se vuelva a ir. Cuando ella regresa le trae un recuerdo, un trofeo de cuando él jugaba a la petanca, se lo enseña, pero Miguel no recuerda nada…La constancia y dedicación de Joaquina en el día a día consigue que Miguel la reconozca, llamándola por su nombre y apellido.

Joaquina recuerda con nostalgia los viajes que realizaron antes de que a Miguel le diagnosticaran la enfermedad.

metaefezeta 89


Joaquina le da de comer a su marido todos días.

Pasado el tiempo, considera la residencia como su casa, limpia su habitación, la decora, “Me tendrían que pagar por estar aquí” -nos dice Joaquina bromeando-.

metaefezeta 90


Joaquina cuida mucho el aspecto de su marido, quiere que siempre esté bien arreglado.

Todos los días dando un paseo va a su antigua casa, que todavía mantiene, la limpia, arregla el jardín, lava la ropa, es el único momento del día que se separa de él.

metaefezeta 91


Bromean entre ellos y ella le pregunta: “¿A quién quieres más, a mí o a las de blanco?” – refiriéndose a las auxiliares -. Él dice entrecortado: “A las de blanco” y se le ilumina la cara con una sonrisa.

metaefezeta 92


metaefezeta 93


Al marcharse, se despide: “ Te dejo con las de blanco, porque las quieres más a ellas”. Cuando Joaquina regresa, Miguel se emociona al verla y le agarra fuertemente las manos para que no se vuelva a ir.

metaefezeta 94


Ella le trae un recuerdo, un trofeo de cuando él jugaba a la petanca, se lo enseña, pero Miguel no recuerda nada…

Miguel aunque habla poco, sabe que Joaquina es su mujer y todavía recuerda su nombre.

metaefezeta 95


Dos días a la semana Miguel ejercita sus músculos con ayuda del fisioterapeuta y Joaquina. No todos los días Miguel tiene fuerzas para caminar.

metaefezeta 96


El fisioterapeuta siempre anima a Miguel despuĂŠs del esfuerzo.

metaefezeta 97


El Alzheimer es una enfermedad cuya evolución sólo se puede combatir con un amor tan fuerte y desinteresado como el que Joaquina le procesa a Miguel. En la habitación contigua conocimos un caso similar. Natalia sufre Alzheimer en un grado moderado.

a mis hijos”, también nos cuenta que sus nietos la llamaban mama “yo soy la yaya.”

Alfonso, su marido, la cuidaba en casa ambos ingresaron en la residencia cuando el no pudo hacerse cargo por motivos de salud.

Nos invitan a su habitación para enseñarnos orgullosos un collage de fotos de la familia que le regalaron sus hijos y nietos estas Navidades.

Alfonso nos cuenta su vida desde que empezó a trabajar en 1941 hasta que su mujer enfermó. “Hemos tenido una vida plena y muy feliz.” Natalia permanece absorta en sus pensamientos, cuando él nombra a sus dos hijos y a sus nietos a los que criaron ella reacciona y dice “Dios mío que no me separen

Mientras estuvimos con ellos, Natalia no dejaba de colocarse el vestido para que quedara perfecto una y otra vez. Amelia Quibus sufre una demencia tipo Alzheimer en grado leve.

metaefezeta 98


En la habitaci贸n contigua conocimos un caso similar.

Natalia permanece absorta en sus pensamientos.

metaefezeta 99


Amelia sufrió una caída hace cuatro años que desencadenó la pérdida de memoria, no reconocía a sus hijas ni familiares. Le diagnosticaron demencia senil tipo Alzheimer, médicamente no aseguran que la demencia fuese causada por la caída. A partir de entonces Amelia requiere cuidados especiales. Desde el siete de marzo vive con su hija Teresa de forma permanente. Aunque su grado de enfermedad es leve, sus despistes pueden acarrear graves consecuencias. Hace poco, nos cuenta su hija, encendió el horno por error, Amelia dice “no se me ocurrirá más”. Teresa organiza el día creándole a su madre pequeñas obligaciones para que ella se sienta útil y el día se le haga más corto. Amelia se empeña en fregar los platos aún teniendo lavavajillas “Estando yo –le responde a su hija- para que vas a gastar.” Aprovechando el buen tiempo pasa muchas horas en el corral de la casa donde su hija cocina. Por las noches sale a la plaza del pueblo pero no habla con las vecinas porque hablan de cosas que no recuerda, se pone triste y nos dice “más vale que se me olviden las cosas a hacer de reir, prefiero estar callada.” Recuerda cosas de su niñez, de pequeña aprendió un cuento baturro y hoy día todavía lo recita de memoria. Sin embargo cuando su hija le pregunta sobre algo de su vida ella responde con resignación y buen humor “no, de eso no me acuerdo.” Cuando su hija nos cuenta cosas del día a día, Amelia permanece con la mirada perdida porque no recuerda nada.

Más de 1.100 cuidadores de personas con demencia de cinco países europeos fueron objeto de una encuesta para analizar la situación de este tipo de asistencia, el modo de actuación de los cuidadores y los servicios a su alcance. Los resultados (hechos públicos en el documento Who cares?) The state of dementia care in Europe ponen de manifiesto que la mitad de los cuidadores pasan por lo menos 10 horas al día ocupándose de su familiar o persona querida, creen que recibieron una información inadecuada al hacerse el diagnóstico y quieren más información sobre los medicamentos disponibles. Cuatro de cada cinco encuestados quieren más información sobre los servicios de ayuda y asistencia (sólo dos de cada cinco sabían de la existencia de alguna asociación de Alzheimer). Es muy preocupante que más de la mitad no tengan acceso a la asistencia a domicilio, los centros de día o la asistencia en hogar de ancianos y que, cuando existen, estos servicios sean muchas veces de pago. En conjunto, sólo el 17% de los encuestados consideran que su país ofrece un buen nivel de asistencia a los ancianos. Los cuidadores (generalmente mujeres de entre 45 y 55 años, con estudios medios) pasan 732 horas al mes al cuidado del familiar enfermo, lo que supone 8 veces más que lo que trabaja un asistente profesional en una residencia. Menos de un 5% de las familias acuden a una asociación en busca de ayuda......

Nos invitan a su habitación para enseñarnos orgullosos un collage de fotos de la familia que le regalaron sus hijos y nietos estas Navidades.

metaefezeta 100


Mientras estuvimos con ellos, Natalia no dejaba de colocarse el vestido para que quedara perfecto una y otra vez.

metaefezeta 101


Amelia Quibus posa orgullosa delante de la foto de su boda.

metaefezeta 102


Aunque su grado de enfermedad es leve, sus despistes pueden acarrear graves consecuencias. Hace poco, nos cuenta su hija, encendió el horno por error, Amelia dice “no se me ocurrirá más”.

Teresa organiza el día creándole a su madre pequeñas obligaciones para que ella se sienta útil y el día se le haga más corto.

metaefezeta 103


Amelia insiste en fregar los platos aún teniendo lavavajillas “Estando yo –le responde a su hija- para que vas a gastar.”

metaefezeta 104


Aprovechando el buen tiempo pasa muchas horas en el corral de la casa donde su hija cocina. Recuerda cosas de su niñez, de pequeña aprendió un cuento baturro y hoy día todavía lo recita de memoria.

Cuando su hija nos cuenta cosas del día a día, Amelia permanece con la mirada perdida porque no recuerda nada.

metaefezeta 105


metaefezeta 106


metaefezeta es un publicación gratuita, sin publicidad y la cual no se hace responsable de las opiniones de los autores que publican sus trabajos. Todas las fotografías son propiedad de sus autores y los mismos tienen todos los derechos sobre sus obras excepto en los casos que así se describa explícitamente por los propios autores. metaefezeta está editada por la Asociación de Fotógrafos de Zaragoza FZ sin ánimo de lucro, siendo de publicación gratuita y de libre distribución. Inscrita en el Catálogo de la Biblioteca Nacional de España con el ISSN 1989-2438

metaefezeta 107


metaefezeta



metaefezeta nº10