Issuu on Google+


El Centro Botín, que se inaugurará en junio de 2014, será un centro de arte privado pionero en España, que contribuirá, a través de las artes, a desarrollar la creatividad para generar riqueza económica y social.

El Centro de Arte

El proyecto, tiene como objetivo crear un espacio para el arte, la cultura y la actividad formativa y generar un nuevo lugar de encuentro en Santander que acerque el centro de la Ciudad a la bahía.

El arquitecto

Objetivos

El elegido para el diseño de este centro es el italiano Renzo Piano, por ser uno de los arquitectos más importantes del mundo, que cuenta con numerosos premios, entre ellos el Pritzker de Arquitectura, concedido en 1998, o la Medalla de Oro del Instituto Americano de Arquitectos en 2008.

El Centro será parte de la vida diaria de los habitantes de Santander y contribuirá a fortalecer el tejido social y cultural de la ciudad. Será sobre todo un lugar de encuentro que con el arte, la música, el cine, el teatro o la literatura dinamizará la vida de la ciudad. Se continuará y potenciará el programa de Artes Plásticas que la Fundación Botín lleva desarrollando desde hace más de 25 años. Su Comisión de Artes Plásticas, responsable de la programación, la preside el exdirector de la Tate Modern, Vicente Todolí.

Renzo ha sabido escuchar y conocer a esta ciudad y a sus habitantes. Planteando en línea con el centro del Mercado del Este e incluyendo soterrar el tráfico, gana para los Jardines de Pereda un total de 19.000 metros cuadrados que permitirán su unión con el mar, en una integración Puerto-Ciudad.

Tres son los ejes de este programa: Formación, a través de becas y talleres internacionales dirigidos por artistas de primer nivel. Investigación del dibujo de los grandes artistas españoles de todas las épocas. Exposiciones internacionales, producidas por la propia Fundación fruto de sus programas de investigación y formación.


Ascensores instalados NUEVO EDIFICIO FUNDACIÓN BOTÍN

Los ascensores que serán próximamente instalados en el nuevo edificio de la Fundación Botín han sido el resultado de una estrechísima colaboración entre la propiedad, la empresa constructora, el estudio de arquitectura y la empresa encargada de su diseño, fabricación e instalación, IMEM Ascensores. Una larga experiencia en la planificación y ejecución de proyectos de alto valor añadido por los cinco continentes permitió a IMEM Ascensores adjudicarse esta importante y espectacular obra. Desde el primer momento, la propiedad transmitió la necesidad de dotar al edificio de ascensores extremadamente especiales, tanto por su elevada capacidad de carga como por sus singulares dimensiones y sus acabados únicos. Fueron necesarias muchos cientos de horas de ingeniería hasta llegar al especial concepto de diseño buscado por la propiedad para este proyecto.

Ascensor principal El ascensor principal, cuya finalidad fundamental será el transporte de pasajeros y obras de arte, estará instalado en el epicentro del nuevo edificio. Se trata de un ascensor sin cuarto de máquinas preparado para transportar 6.500 Kg de carga (86 personas) . Es de destacar que son pocas las empresas capaces de desarrollar una solución sin cuarto de máquinas para una carga de esta magnitud. No en vano, IMEM Ascensores fue la primera empresa española y la segunda europea en desarrollar ascensores sin cuarto de máquinas con tecnología de tracción gearless de imanes permanentes y ello le ha permitido especializarse de forma clara en este tipo de soluciones de elevación y desarrollar productos tan especiales como éste; el ahorro energético y también el de espacio propiciado por la no necesidad de construir un cuarto de máquinas fueron sin duda uno de los puntos más importantes de la propuesta técnica realizada por IMEM Ascensores. El ascensor dará servicio a 4 plantas y un recorrido de 20.300 mm a 1m/s de velocidad. Una de las características más llamativas del equipo será su cabina acristalada de 5 m de altura. Dicha cabina estará equipada con puertas de cabina y planta de acero inoxidable y apertura central de cuatro hojas de dimensiones 3.600x4.000 mm (ancho x alto). Tanto la cabina como las puertas serán fabricadas a la medida debido a sus inusuales dimensiones. Otros elementos de las puertas, tales como las pisaderas macizas de acero inoxidable y anclaje especial serán también fabricadas especialmente para esta instalación.


El ascensor dispondrá de un techo que replicará estéticamente al techo del edificio, incorporando una tela diseñada para la ocasión. El suelo de la cabina será también una réplica del que podrá encontrarse en el edificio, una tarima de madera calculada para soportar las grandes cargas que habrá de transportar el ascensor. El diseño del hueco del ascensor incluye unas aperturas al exterior cuya función consistirá en posibilitar que la temperatura en el interior sea diferente a la del edificio; las puertas exteriores dispondrán de sistema de aislamiento smokeproof, que servirá de aislante al tránsito de aire entre el hueco y el interior del edificio. Además, la cabina será equipada con cristales calefactados y elementos de climatización propios. Por su parte, el foso del ascensor presenta la peculiaridad de estar ubicado por debajo del nivel del mar; en previsión de que pudiesen producirse filtraciones de agua se ha contemplado un dispositivo de detección de agua en el foso cuyo cometido es accionar unas bombas de evacuación mientras se realiza una maniobra de parada intermedia del ascensor. En materia de dispositivos de seguridad, el ascensor estará equipado con las últimas tecnologías existentes, como por ejemplo un sistema especial antiderivas en cabina y maniobra especial orientados a impedir que se produzcan movimientos en cabina en el momento de su carga. Asimismo, las puertas dispondrán de barreras electrónicas en toda su altura para facilitar la carga de obras de arte de grandes proporciones.

Ascensores secundarios El edificio estará dotado de un segundo ascensor también sin cuarto de máquinas, (modelo Silens-Pro Mega), preparado para el transporte de hasta 2.000 Kg de carga a 1 metro por segundo de velocidad y equipado con una cabina de diseño especial acorde con las preferencias de la propiedad guardando la misma línea estética que la prevista para el ascensor de 6.500 Kg. Este segundo ascensor dispondrá de puertas preparadas para intemperie por conducir directamente al exterior del edificio. También se instalará un elevador unifamiliar para posibilitar el movimiento de personas con discapacidad en el interior del edificio, salvando de esta manera pequeñas barreras arquitectónicas. Finalmente y en complemento a los anteriores, se instalarán dos montaplatos para dar servicio al restaurante del edificio. Estos elevadores presentarán unas características especiales de longitud de última parada para minimizar el impacto visual de dichas instalaciones.


res )

nd

)

am

(Lo

h ing

rap hic

ott (N

og

ge an

Ge

xch tE

al

Ar

on

w Ne

cio la Pa

Na ti

o) ba

de

de

Bil

la

Se

a( dig 贸n Al h

n ale gd Ma

Sa a(

er) nd nta

in lou eB uis es) Lo ndr (Lo

ati

nd

u Fo

Otros ejemplos muse铆sticos

on



Caso de éxito Centro Botín