Issuu on Google+

34567 15 DE FEBRERO DE 2011

´ EDICION DE ESTUDIO ´ ART ICULOS DE ESTUDIO: 4-10 de abril

´ El espıritu santo: ´ ´ la fuerza detr as de la creacion ´ PAGINA 6

´ C ANTICOS: 110, 112

11-17 de abril

´ La aprobacion de Dios nos conduce a la vida eterna ´ PAGINA 13

´ C ANTICOS: 106, 51

18-24 de abril

´ Amemos la justicia de todo corazon

´ PAGINA 24

´ C ANTICOS: 22, 40

25 de abril –1 de mayo

¿Odiamos la maldad?

´ PAGINA 28

´ C ANTICOS: 61, 120


34567

FEBRUARY 15, 2011

6

´ ´ EL PROPOSITO DE LA ATALAYA es honrar a Jehova Dios, el Soberano del universo. En el pasado, las ´ ´ atalayas, o torres de vigilancia, permitıan descubrir lo que sucedıa a lo lejos. De igual modo, esta revista ´ ´ ´ nos ayuda a descubrir la relacion entre las profecıas bıblicas y los sucesos de nuestro tiempo. La Atalaya consuela a la gente anunciando que el Reino de Dios —un gobierno de verdad que se halla en los ´ ´ ´ ´ cielos— pronto acabara con la maldad y transformara la Tierra en un paraıso. Ademas, promueve la fe ´ ´ en el Rey reinante de dicho gobierno, Jesucristo, quien murio para que pudieramos alcanzar la vida ´ ´ ´ ´ eterna. Esta publicacion, editada sin interrupcion desde 1879 por los testigos de Jehova, es polıticamente ´ neutral y reconoce la Biblia como maxima autoridad. ´ ´ ´ Esta publicacion se distribuye como parte de una obra mundial de educacion bıblica que´ se sostiene con donativos. Prohibida su venta. A menos que se indique ´ ´ lo contrario, las citas bıblicas se han tomado de la version en lenguaje moderno Traduccion del Nuevo Mundo de las Santas Escrituras (con referencias).

´ ´ PROP OSITO DE LOS ART ICULOS DE ESTUDIO

´ OTROS ART ICULOS

´ ´ ARTICULO DE ESTUDIO 1 PAGINAS 6-10 ´ ´ ´ Examinemos como utilizo Dios su espıritu para ´ crear los cielos y la Tierra. Ası nos convencere´ ´ ´ mos aun mas de que Jehova es un Creador sabio y todopoderoso. ´ ´ ARTICULO DE ESTUDIO 2 PAGINAS 13-17 Mucha gente vive obsesionada con la idea de ´ conseguir seguridad economica. Sin embargo, ´ de acuerdo con la Biblia, lo que mas debe ´ preocuparnos es obtener la aprobacion de Dios. Repasemos la forma de lograrlo y la importancia de fortalecer nuestra confianza en ´ Jehova. ´ ´ ARTICULOS DE ESTUDIO 3 Y 4 PAGINAS 24-32 ´ La Biblia dice sobre Jesus: “Amaste la justicia, y ´ odiaste el desafuero” (Heb.1:9). Veamos como ´ podemos imitar su ejemplo y por que es tan importante cultivar amor por la justicia y odio por la maldad.

˜ 3 Ensenemos a nuestros hijos a ser respetuosos 11

El esfuerzo bien vale la pena

12

Preguntas de los lectores

18

¿Sabemos valorar nuestras bendiciones? )

21 “Obedecer es mejor que un sacrificio” )

The Watchtower (ISSN 0043-1087) is published semimonthly by Watchtower Bible and Tract Society of New York, Inc.; M. H. Larson, President; G. F. Simonis, Secretary-Treasurer; 25 Columbia Heights, Brooklyn, NY 11201-2483, and by Watch Tower Bible and Tract Society of Canada, PO Box 4100, Georgetown, ON L7G 4Y4. Periodicals Postage Paid at Brooklyn, NY, and at additional mailing offices. POSTMASTER: Send address changes to Watchtower, 1000 Red Mills Road, Wallkill, NY 12589-3299. 5 2011 Watch Tower Bible and Tract Society of Pennsylvania. Todos los derechos reservados. Printed in Canada. Vol. 132, No. 4

Semimonthly

SPANISH


˜ Ensenemos a nuestros hijos a ser respetuosos ´ ˜ AY un refran espanol ´ ´ que reza ası: Cortesıa de sombrero, hace amistades y no cuesta dinero. En muchas culturas, los hombres acostumbraban quitarse el som´ brero al entrar en algun hogar o al intercambiar saludos. Este gesto se consideraba una ´ muestra de educacion y les ganaba el respeto de los de´ ´ ´ mas. Ası pues, la idea detras ´ del citado refran es que la gente tiende a ser ´ mas considerada y amable con quien es cor´ tes. ˜ ´ Da gusto ver a ninos y jovenes comportarse ´ con cortesıa. Un superintendente de circuito de Honduras que predica con hermanos de todas las edades comenta: “He visto muchas ve´ ces que las personas quedan mas impresiona˜ das con la conducta respetuosa de los ninos que con cualquier cosa que yo pueda decir”. ´ ´ ´ Aunque hoy la cortesıa esta en vıas de extin´ ´ cion, es muy practico y beneficioso saber ´ ´ como tratar a quienes nos rodean. Ademas, la propia Biblia nos anima a comportarnos “de una manera digna de las buenas nuevas acerca del Cristo” (Fili. 1:27; 2 Tim. 3:1-5). Por eso ˜ es vital que ensenemos a nuestros hijos a res´ ´ petar a los demas. ¿Como podemos lograrlo? ´ ¿Y que debemos hacer para que les salga del ´ corazon?1

H

1 Claro, los padres deben ayudar a sus hijos a distinguir entre ser respetuosos con los adultos y ceder ante ´ ellos si se acercan con malas intenciones. Vease ¡Desper´ tad! de octubre de 2007, paginas 3 a 11.

Los modales se inculcan con el ejemplo ˜ ´ ´ Los ninos aprenden por imitacion. Ası que ˜ una de las mejores maneras de ensenarles buenos modales es mediante el ejemplo (Deu. 6:6, 7). Aunque es necesario que los padres hablemos continuamente con nuestros hijos sobre la importancia de ser corteses, es mucho ´ mas importante que nosotros mismos lo seamos. Veamos el caso de Paula, que fue criada ´ como testigo de Jehova en un hogar monopa´ rental.1 El respeto se convirtio en parte esen´ ´ cial de su personalidad. ¿Por que? “Mama nos ´ puso el ejemplo —responde ella—, ası que la ´ cortesıa era algo natural para nosotros.” Por su parte, un padre cristiano llamado Walter ´ ´ explica como inculco en sus hijos desde pe˜ quenos una actitud considerada hacia su es˜ ´ posa no creyente: “Les ensene a respetar a su madre, y lo hice con el ejemplo, pues nunca ´ hablaba mal de ella”. Walter crio a sus hijos en 1 Se han cambiado algunos nombres. L A ATAL AYA ˙ 15 DE FEBRERO DE 2011

3


la verdad, pidiendo constantemente la ayuda de Jeho´ ´ va. ¿Que resultados obtuvo? Hoy, uno de ellos sirve en una sucursal de los tes´ tigos de Jehova y el otro es precursor. Y ambos aman y respetan a sus dos padres. La Biblia indica que Jeho´ va “no es Dios de desorden, sino de paz” (1 Cor. 14:33). ´ ´ El siempre actua de manera ordenada. Los cristianos debemos esforzarnos por imitarlo en nuestro hogar. Algunos padres acostumbran a sus hijos a hacer la cama antes de ir a la escuela, recoger su ropa y ayudar con ´ ´ las tareas domesticas. Algo que los animara a ´ conservar en buen estado su habitacion y sus ´ pertenencias sera ver que el resto de la casa ´ esta limpio y ordenado. ´ ¿Que piensan nuestros hijos so´ bre lo que estan aprendiendo en la escuela? ¿Les dan las gracias a sus maestros por la labor que realizan? ¿Lo hace˜ mos nosotros? Los ninos tienden a asimilar tanto la actitud de sus padres hacia las tareas escolares como ´ su opinion sobre los pro˜ fesores. Debemos ensenarles a expresar su agradecimiento por la ayuda que les dan, pues es una excelente manera de mostrarles respeto. Por supuesto, hay que reconocer la labor de todo aquel que nos preste un servi´ cio, sea medico, empleado de una tienda u ´ otra persona (Luc. 17:15, 16). Los jovenes cris˜ tianos que se distinguen de sus companeros de escuela por ser amables y comportarse bien ´ merecen nuestras mas sinceras felicitaciones. En realidad, todos los miembros de la ´ congregacion deben ser ejemplares al tratar ´ ´ a los demas. ¡Que bonito es ver en el Sa4

L A ATAL AYA ˙ 15 DE FEBRERO DE 2011

´ ˜ lon del Reino a los ninos pe´ dir las cosas con educacion y dar las gracias! Durante las reuniones, los mayores debemos mostrar respe´ to por Jehova escuchando ´ ´ con atencion. Ası los pe˜ ´ quenos tendran un ejemplo que imitar. Los actos de cor´ ´ tesıa que observen en el salon ˜ ´ les ensenaran a tratar con respeto a los vecinos cuando vuelvan a casa. Este es el caso de Andrew, quien, con tan ˜ solo cuatro anos, ya ha aprendido a pedir permiso cuando va a pasar entre dos adultos. ´ ´ ¿Que mas debemos hacer para inculcar buenos modales en nuestros hijos? Dedicar tiempo a hablar con ellos de los muchos ejemplos de buena conducta que contiene la Palabra de Dios (Rom. 15:4).

Utilicemos ´ ejemplos bıblicos Un personaje del que podemos hablar es Samuel. La Biblia indica que su pa´ ´ dre se inclino ante Jehova en muestra de agradecimiento y respeto (1 Sam. 1:28). Y seguramente cuan´ do su madre lo llevo al ta´ bernaculo, con apenas tres o ˜ ´ ˜ cuatro anos, ya le habıa ensenado que era apropiado inclinarse ´ delante del sumo sacerdote, Elı. ¿Po´ drıamos hacer algo similar con nuestros hi´ jos? Una buena meta serıa acostumbrarlos a ´ dar los buenos dıas, las buenas tardes, las bue´ ´ nas noches y otros saludos. Ası seran como el ˜ pequeno Samuel, quien era “[muy] agrada´ ble, tanto desde el punto de vista de Jehova como del de los hombres” (1 Sam. 2:26). ´ ´ La Biblia tambien puede ser util para mostrar la diferencia entre el respeto y la descor-


´ tesıa. Podemos hablar, por ´ ejemplo, de lo que sucedio ´ cuando Ocozıas, el infiel ´ rey de Israel, mando lla´ mar al profeta Elıas. Pri´ mero envio a “un jefe de cincuenta con sus cincuenta [soldados]”. Al llegar ante ´ ´ Elıas, el oficial le exigio que ˜ lo acompanara, pero esa no era manera de dirigirse a un repre´ ´ sentante de Jehova. ¿Como reaccio´ no el profeta? Dijo: “Si soy hombre de Dios, que baje fuego de los cielos y se los coma a ti y ´ a tus cincuenta”. Y ası fue: “Vino descendien´ ´ do fuego de los cielos y procedio a comerselos ´ a el y a sus cincuenta” (2 Rey. 1:9, 10). ´ ´ Ocozıas envio a un segundo oficial, y ´ ´ este tambien llego con exigencias. De nue´ ´ ´ vo, bajo fuego del cielo y acabo con el y sus cincuenta hombres. Enton´ ces llego un tercer oficial, pero con una actitud muy distinta. ´ En vez de darle ordenes al profeta, respetuosamente le ´ suplico de rodillas: “Hombre del Dios verdadero, por favor permite que mi alma y el alma de estos cincuenta siervos tuyos sea preciosa ´ ´ a tus ojos. He aquı que bajo ´ fuego de los cielos y procedio a comerse a los dos jefes de cincuenta anteriores y a sus cincuentenas, pero ahora permite que sea preciosa ´ ´ ´ mi alma a tus ojos”. ¿Que harıa Elıas con aquel hombre, que seguramente se encontra´ ba atemorizado? ¿Le pedirıa a Dios que envia´ ´ ra fuego contra el cuando le habıa hablado con tanto respeto? ¡Claro que no! De hecho, ´ ´ mediante un angel recibio instrucciones de ˜ acompanarlo (2 Rey. 1:11-15). ¿Verdad que este pasaje demuestra la importancia de ser respetuoso?

Otro buen ejemplo es el ´ del apostol Pablo. Cuando fue arrestado en la zona del templo por soldados romanos, no dio por sentado ´ que tenıa el derecho de dirigirles la palabra. En vez de ´ eso, le pregunto con respeto al oficial a cargo: “¿Se me permite decirte algo?”. Como ´ resultado, se le concedio la oportunidad de hablar en su defensa (Hech. 21:37-40). ´ Tambien podemos hablar de Jesucristo. Cuando fue abofeteado durante su juicio, pro´ ´ testo, pero supo como hacerlo. Dijo: “Si ha´ ble mal, da testimonio respecto al mal; pero ´ ´ si [hable] bien, ¿por que me pegas?”. Nadie pudo acusarlo de haber dicho algo incorrecto (Juan 18:22, 23). Hay otros relatos de la Palabra ´ de Dios que muestran como debemos reaccionar cuando al´ guien nos corrige energicamente o cuando tenemos que reconocer una equivo´ ´ cacion o un descuido (Gen. 41:9-13; Hech. 8:20-24). Por ejemplo, Abigail se dis´ culpo ante David por la ´ insolencia con que lo habıa tratado su marido, Nabal. Pero ´ ´ ´ no solo eso; ademas, le regalo vı´ veres en abundancia. David quedo tan impresionado por lo que hizo esta pru´ dente mujer que, cuando Nabal murio, deci´ dio tomarla por esposa (1 Sam. 25:23-41). Es primordial que eduquemos a nuestros hijos para que sean corteses y respetuosos en ´ toda ocasion: tanto en el diario vivir como en ´ ´ las circunstancias mas difıciles. De esta forma dejaremos que “resplandezca [nuestra] luz” delante de la gente y daremos “gloria al Pa´ dre [...] que esta en los cielos” (Mat. 5:16). L A ATAL AYA ˙ 15 DE FEBRERO DE 2011

5


´ EL ESPIRITU SANTO: LA FUERZA ´ ´ DETR AS DE LA CREACION ´ “Por la palabra de Jehova los cielos mismos fueron hechos, ´ ´ y por el espıritu de su boca todo el ejercito de ellos.” (SAL. 33:6) ´ N 1905, cuando Albert Einstein publico ´ su teorıa de la relatividad especial, tanto ´ ´ el como la comunidad cientıfica en general ´ pensaban que el universo consistıa en una ´ ´ ´ ´ sola galaxia: la Vıa Lactea. ¡Que poco sabıan sobre la verdadera magnitud del cosmos! ´ ´ Hoy dıa se cree que existen mas de cien mil millones de galaxias, compuestas en muchos casos por miles de millones de estrellas. Y a medida que se usan mejores observato´ ´ rios y se ponen en orbita telescopios mas ´ potentes, mas galaxias se descubren. 2 A principios del siglo XX no solo eran muy limitados los conocimientos sobre el ´ universo en general, sino tambien sobre nuestro planeta en particular. Es cierto que ´ ´ ´ los cientıficos sabıan mucho mas que sus antecesores, pero hoy comprendemos mucho mejor que ellos la belleza y complejidad de la vida y los ecosistemas terrestres. Y en el ´ futuro veremos contestadas muchas mas preguntas acerca de los cielos y la Tierra. ´ Ahora bien, hoy mismo deberıamos plan´ ´ tearnos la siguiente cuestion: ¿de donde ´ ´ salio todo lo que existe? El unico que puede darnos la respuesta es el Creador, y la ha revelado en las Santas Escrituras.

E

´ El milagro de la creacion 3 Las palabras de apertura de la Biblia ´ 1, 2. a) ¿Como ha ido aumentando el conocimien´ to acerca de la Tierra y el universo? b) ¿Que impor´ ´ tante cuestion deberıamos plantearnos? ´ ´ 3, 4. ¿Como fue creado el universo, y de que forma alaba a Dios? 6

L A ATAL AYA ˙ 15 DE FEBRERO DE 2011

´ ´ muestran de donde salio el universo: “En el ´ principio Dios creo los cielos y la tierra” ´ ´ (Gen. 1:1). Partiendo de la nada, Jehova em´ pleo su poderosa fuerza activa para crear “los ´ cielos y la tierra”, sı, todo el cosmos. Dios se ´ ´ valio del espıritu santo para realizar sus imponentes obras, tal como el hombre se vale de sus manos y sus herramientas para elaborar hermosas creaciones. 4 Utilizando lenguaje figurado, las Escritu´ ras llaman al espıritu santo el “dedo de Dios” (Luc. 11:20; Mat. 12:28). Y todo lo que Jeho´ va ha logrado mediante dicha fuerza —toda “la obra de sus manos”— canta su grandeza. ´ ´ El salmista exclamo: “Los cielos estan declarando la gloria de Dios; y de la obra de sus ´ ´ manos la expansion esta informando” (Sal. ´ 19:1). Como vemos, la creacion da testimo´ nio del espectacular poder del espıritu de ´ Jehova (Rom. 1:20). Veamos algunos ejemplos. El poder infinito de Dios La inmensidad del universo evidencia ´ ´ que el poder y la energıa de Jehova son ina´ ´ ´ gotables (lease Isaıas 40:26). Los cientıficos han aprendido que la materia se puede con´ vertir en energıa, y viceversa. Y nuestra estrella, el Sol, es un ejemplo de esta transforma´ cion. Gracias a las reacciones que tienen lugar en su interior, cada segundo 4.000.000 de toneladas de materia solar se convierten ´ en luz y otras formas de energıa radiante. 5

´ ´ 5. De un ejemplo del poder creativo del espıritu de ´ Jehova.


Estrellas: Anglo-Australian Observatory/David Malin Images

´ ˜ ¿Que nos ensena el orden que existe en el universo?

˜ ´ Aunque solo nos llega una pequenısima frac´ ´ ´ cion de dicha energıa, es mas que suficiente para sostener la vida en la Tierra. Obviamen´ te, se necesito una formidable cantidad de ´ ´ poder y energıa para crear el Sol y los demas ´ miles de millones de estrellas. Jehova posee ´ ´ ´ toda esa energıa y muchısima mas. ´ 6 El orden que observamos en la creacion demuestra que Dios intervino mediante su ´ espıritu. Para ilustrarlo, imagine que introduce bolitas de colores en una caja y luego ´ las mezcla bien y las arroja al suelo. ¿Caeran agrupadas por color: las azules por un lado, ´ las amarillas por otro y ası por el estilo? ¡Claro que no! Los objetos que se someten a una ´ accion incontrolada no tienden al orden, sino al desorden. Esta es una reconocida ley fundamental de la naturaleza.1 7 Sin embargo, ¿que´ ha encontrado el ´ hombre al observar el cielo a traves de sus telescopios? Un inmenso sistema de galaxias, ´ ´ 1 Veanse las paginas 24 y 25 del libro ¿Existe un Creador que se interese por nosotros?

´ 6, 7. a) ¿Que demuestra que Dios intervino en la ´ ´ ´ creacion mediante su espıritu? b) ¿Como sabemos ´ que el universo no surgio por casualidad?

´ estrellas y planetas moviendose con extraor´ ´ dinaria precision. ¿Podrıa ser ese orden producto de la casualidad ciega o de un acciden´ ´ te cosmico? De ningun modo. Entonces, ´ ´ ¿que fuerza llevo a que existiera un universo ´ ´ tan organizado? Ningun metodo de observa´ ´ ´ cion y experimentacion cientıfica es capaz ˜ de identificarla. Pero la Biblia senala que se ´ ´ trata del espıritu santo, la fuerza mas poderosa del universo. Bien lo dijo el salmista: “Por ´ la palabra de Jehova los cielos mismos fue´ ron hechos, y por el espıritu de su boca todo ´ el ejercito de ellos” (Sal. 33:6). Al recorrer con la mirada el firmamento nocturno, po˜ ´ demos ver una pequena porcion de este gran ´ “ejercito” de estrellas. ´ El espıritu santo y nuestro planeta ´ 8 La informacion que tenemos sobre la ´ ´ creacion no es nada en comparacion con lo que nos falta por descubrir. El fiel Job desta´ co nuestra ignorancia al decir que tan solo conocemos de Dios “los bordes de sus caminos”, o sea, de sus obras creativas. Y a conti´ ´ ´ nuacion exclamo: “¡Y que [leve] susurro [...] ´ ´ se ha oıdo acerca de el!” (Job 26:14). Siglos ´ despues, un sagaz observador del mundo na´ ˜ ´ tural, el rey Salomon, senalo acerca de Jeho´ va: “Todo lo ha hecho bello a su tiempo. Aun el tiempo indefinido ha puesto en el cora´ zon de ellos, para que la humanidad nunca descubra la obra que el Dios verdadero ha hecho desde el comienzo hasta el fin” (Ecl. 3:11; 8:17). 9 Con todo, Jehova´ ha revelado importantes detalles relacionados con sus obras. Por ejemplo, las Escrituras indican que en tiem´ pos remotos el espıritu santo estuvo muy ac´ ´ tivo en nuestro planeta (lease Genesis 1:2). ´ 8. ¿Cuanto conocemos realmente sobre las obras ´ de Jehova? ´ ´ 9, 10. ¿Que fuerza uso Dios para crear la Tierra, y ´ que acontecimientos tuvieron lugar durante los pri´ meros tres dıas creativos? L A ATAL AYA ˙ 15 DE FEBRERO DE 2011

7


´ En aquel entonces no habıa tierra seca ni luz ni, al parecer, aire respirable. 10 La Biblia describe luego la labor que rea´ ´ ´ lizo Dios en una sucesion de dıas creativos, ´ los cuales no fueron perıodos de veinticuatro horas, sino enormes espacios de tiempo. ´ En el primero de ellos, Jehova hizo que empezara a percibirse la luz sobre la superficie ´ terrestre. Ası dio inicio a un proceso que cul´ mino en una etapa posterior, cuando el Sol y la Luna se hicieron visibles desde la Tierra ´ ´ ´ (Gen. 1:3, 14). En el segundo dıa comenzo a ´ ´ formarse la atmosfera (Gen. 1:6). Como con´ secuencia, el planeta disponıa ya de agua, luz ´ ´ y aire. Sin embargo, aun no habıa tierra seca. ´ ´ A principios del tercer dıa creativo, Jehova ´ ´ uso su espıritu para producir las masas conti´ ´ nentales. Quizas logro que se elevaran sobre ´ ´ el vasto mar que cubrıa el planeta valiendose

´ ´ de poderosas fuerzas geologicas (Gen. 1:9). ´ ´ Mas tarde, tanto en ese dıa como en los si´ guientes, tendrıan lugar otros acontecimientos de gran magnitud. ´ El espıritu santo y los seres vivos ´ ´ 11 El espıritu santo tambien produjo las ´ complejısimas formas de vida que habitan la ´ ´ Tierra. Del tercer al sexto dıa, Dios uso su fuerza activa para crear una asombrosa va´ riedad de animales y plantas (Gen. 1:11, 2025). Entre ellos encontramos innumerables ´ ´ ejemplos de organizacion, simetrıa y belleza ˜ ´ que revelan un diseno del mas alto nivel. ´ 12 Tomemos por caso el ADN (acido desoxirribonucleico), uno de los compuestos ´ ´ quımicos que transmiten de una generacion ´ a otra las caracterısticas propias de cada especie. El ADN es imprescindible para que se re´ ´ ´ 11. ¿Que revela la organizacion, simetrıa y belleza de los seres vivos? ´ ˜ 12. a) ¿Que funciones desempena el ADN? b) ¿De ´ que es prueba la eficiencia del ADN?

El ADN interviene en todos estos seres vivos


produzcan todas las formas de vida del pla´ neta, desde los organismos microscopicos y la hierba, pasando por el ser humano, hasta el elefante y la enorme ballena azul. Aunque ´ todos ellos son muy distintos, el codigo que controla gran parte de sus rasgos hereditarios es sumamente estable. Esto ha permitido conservar las diferencias entre los grupos ´ ´ basicos de criaturas a lo largo del tiempo. Ası, ´ de acuerdo con el proposito divino, cada especie puede realizar las funciones que le corresponden dentro de la compleja red de la vida (Sal. 139:16). Este sistema tan eficien´ te es una prueba mas de que la naturaleza es ´ obra del espıritu santo, el “dedo de Dios”. ´ La obra cumbre de la creacion terrestre 13 Jehova´ dedico´ incontables milenios a realizar innumerables obras, tanto animadas como inanimadas. Gracias a ello, la Tierra ´ dejo de estar “sin forma y desierta”. Sin em´ bargo, Dios no habıa terminado de usar su ´ espıritu para crear. De hecho, estaba a punto ´ de realizar la obra maestra de la creacion ´ ´ terrestre. Hacia el final del sexto dıa se valio ´ de su espıritu para formar al hombre a partir ´ ´ de elementos extraıdos del suelo (Gen. 2:7). ´ ˜ 14 Genesis 1:27 senala: “Dios procedio´ a crear al hombre a su imagen, a la imagen de ´ ´ Dios lo creo; macho y hembra los creo”. Como estamos hechos a la imagen de Dios, tenemos la capacidad de amar, de decidir libremente e incluso de entablar amistad con ´ el. Por eso no nos sorprende que nuestro cerebro sea tan distinto al de los animales. Fue ˜ ´ disenado para que tuvieramos la dicha de ´ aprender acerca de Jehova y sus obras por toda la eternidad. 15 En el comienzo de la historia humana, ´ ´ Dios les entrego la Tierra a Adan y su esposa, ´ ´ 13. ¿Como creo Dios al hombre? ´ 14. ¿Que diferencia fundamental existe entre el ser humano y los animales? ´ ´ ´ ´ 15. ¿Que panorama tenıan ante sı Adan y Eva?

Eva, para que la exploraran y disfrutaran de ´ todas sus maravillas (Gen. 1:28). Les dio ali´ mentos en abundancia y un hogar paradisıa´ ´ co. Ademas, les brindo la oportunidad de vivir eternamente y gozar de la estima de miles de millones de descendientes perfectos. Por desgracia, las cosas resultaron de otro modo. Reconozcamos el papel ´ del espıritu santo 16 En una terrible muestra de ingratitud y ´ ´ egoısmo, Adan y Eva se rebelaron contra su Creador. Como resultado, todos sus hijos hemos nacido imperfectos y condenados al su˜ frimiento. Pero la Biblia ensena que Dios ´ ˜ reparara los danos causados por nuestros ´ ´ primeros padres y llevara a cabo su proposito ´ ´ original. Hara de la Tierra un paraıso habita´ do por personas que gozaran siempre de sa´ lud y felicidad (Gen. 3:15). Sin duda, todos queremos mantener viva esa alentadora es´ peranza, y para ello necesitamos espıritu santo. ´ 17 Para obtener espıritu santo, debemos pedirlo en nuestras oraciones (Luc. 11:13). ´ ´ Ası se fortalecera nuestra fe y nos convence´ ´ remos aun mas de que el universo es obra ´ ´ ´ de Jehova. Hoy dıa sufrimos un autentico bombardeo de ideas evolucionistas y ateas. No podemos dejarnos intimidar ni confundir por esos razonamientos sin base. Todos debemos estar preparados para resistir esa ´ ´ propaganda, ası como la presion social para ´ aceptarla (lease Colosenses 2:8). 18 Nuestra fe en Dios y en la Biblia se forta´ lecera si examinamos con objetividad los ar´ gumentos que apoyan la creacion. Hay quienes, al analizar el origen del universo y ´ ´ 16. ¿Que esperanza tenemos a pesar de la rebelion de nuestros primeros padres? ´ 17. ¿Que clase de ideas debemos evitar? 18. Al analizar el origen del universo y el hombre, ´ ´ ¿por que serıa un error descartar la existencia de un Creador inteligente? L A ATAL AYA ˙ 15 DE FEBRERO DE 2011

9


´ ´ ´ con Jehova se estrecha aun mas al ´ ´ ´ ver dıa a dıa como nos dirige, nos protege, nos da lo que necesitamos y bendice nuestros esfuerzos por servirle. Todo esto nos confirma clara´ ´ mente que el existe y que su espıritu ´ esta muy activo. ´ 20 Otro magn ıfico ejemplo de ´ ´ como usa Jehova su fuerza activa es la Biblia, pues sus escritores “hablaron de parte de Dios al ser llevados ´ por espıritu santo” (2 Ped. 1:21). Si la ˜ estudiamos con empeno, se fortale´ ´ cera nuestra fe en que Jehova hizo to¿Estamos preparados para defender nuestra fe? das las cosas (Rev. 4:11). Fue el amor, ´ su cualidad mas atrayente, lo que lo ´ el hombre, descartan de entrada cualquier impulso a crear (1 Juan 4:8). Por lo tanto, ha´ tipo de intervencion sobrenatural. Pero esta gamos todo lo posible por ayudar a la gente a ˜ postura es muy parcial, pues no tiene en conocer a nuestro carinoso Padre celestial y ´ cuenta todas las pruebas. Ademas, pasa por Amigo. Y no dejemos de guiarnos por su es´ ´ alto el hecho indiscutible de que hay orden y pıritu, pues ası tendremos el honor de seguir ´ ´ ´ proposito detras de las “cosas maravillosas aprendiendo acerca de Jehova por toda la ´ ´ ´ eternidad (Gal. 5:16, 25). Esforcemonos cada sin numero” que existen en el cosmos (Job ´ dıa por conocer mejor su personalidad y sus 9:10; Sal. 104:25). Los cristianos estamos ´ maravillosas obras, y por imitar el inmenso convencidos de que en la creacion intervino ´ ´ ´ ´ amor que demostro al crear con su espıritu el espıritu santo bajo la direccion inteligente ´ los cielos, la Tierra y la humanidad. de Jehova. ´ El espıritu santo y nuestra fe en Dios 19 Claro, no necesitamos saber cada deta´ lle de la creacion para tener fe en Dios ni ´ para amarlo y respetarlo de todo corazon. ´ De hecho, para que nazca la fe hace falta mas ´ que disponer de frıos datos. Tal como la amistad entre dos personas crece al ir cono´ ´ ciendose mejor, ası mismo se fortalece nues´ tra fe a medida que aprendemos como es ´ Dios. En realidad, nuestra conviccion de que ´ ´ el existe crece al ver como responde nuestras oraciones y al comprobar lo beneficiosos ´ que son sus principios. Y nuestra relacion ´ 19. ¿Que lo convence a usted de que Dios existe y ´ ´ de que su espıritu esta muy activo? 10

L A ATAL AYA ˙ 15 DE FEBRERO DE 2011

´ ´ 20. a) ¿Por que creo Dios el universo y la humani´ dad? b) ¿Que lograremos si nos guiamos a diario ´ por el espıritu santo?

´ ¿Podrıa explicarlo?

˙ ˙ ˙ ˙

´ ˜ ¿Que nos ensenan los cielos y la Tierra sobre la forma en ´ que Dios usa su espıritu? ´ ¿Que cosas podemos hacer gracias a que estamos hechos a la imagen de Dios? ´ ¿Por que debemos repasar las prue´ bas que apoyan la creacion? ´ ¿Como podemos fortalecer nuestra ´ amistad con Jehova?


El esfuerzo bien vale la pena ´ A NOCHE DE ADORACION EN FAMILIA y el estudio de la Biblia son herramientas esenciales para educar a los hijos “en la disciplina ´ ´ y regulacion mental de Jehova” (Efe. 6:4). ˜ No obstante, sabemos que los ninos se aburren ´ con mucha facilidad. ¿Como pueden los pa´ dres mantener su atencion? Veamos lo que han hecho un par de matrimonios de Estados Unidos. ´ ˜ “Cuando mis hijos eran mas pequenos —comenta George, que reside en California—, mi ´ esposa y yo procurabamos que las sesiones de estudio fueran amenas. En ocasiones nos dis´ frazabamos para representar relatos de Mi libro ´ ´ de historias bıblicas. Hasta elaborabamos objetos para las escenas, como espadas, cetros y ca´ ´ nastas. Tambien organizabamos juegos en los ´ que uno asumıa el papel de un personaje de las ´ ´ Escrituras y los demas tenıamos que adivinar ´ quien era. Incluso hicimos un juego de mesa en ´ ´ el que planteabamos preguntas bıblicas con di´ ferentes grados de dificultad. Realizabamos diversas tareas, como construir una maqueta ´ del arca de Noe o confeccionar una tabla cro´ ´ ´ nologica de algunos sucesos. Ademas, dibujabamos personajes y relatos de la Biblia. En estos ´ dıas planeamos dibujar la armadura espiritual ´ de Efesios 6:11-17. Luego cada uno explicara lo que representa una de sus piezas. Ideas como ´ estas nos han ayudado a disfrutar mas del estudio en familia.” Debi, de Michigan, recuerda: “A mi ´ esposo y a mı nos costaba mucho ´ captar el interes de nuestra hija

L

´ ˜ ´ cuando tenıa tres anos. Cierto dıa, mientras le ´ leıa el relato de Isaac y Rebeca de Mi libro de his´ ´ ˜ torias bıblicas, se me ocurrio tomar dos munecos ´ ´ y usarlos como tıteres. ¡Por fin conseguı que me ˜ hiciera caso! En los meses siguientes, los munecos cambiaron muchas veces de identidad. ´ Y cuando terminabamos de leer un relato, mi hija se iba por toda la casa buscando juguetes y ´ otras cosas para escenificarlo. ¡Parecıa que estaba buscando tesoros escondidos! Bastaba con una caja de zapatos y un lazo rojo para representar la casa de Rahab y la cuerda escarla´ ´ ta. Enrollabamos en un palo de escoba una vıbora de peluche de cinco pies [metro y medio] ´ de largo, y ya tenıamos la serpiente de cobre de ´ ´ Numeros 21:4-9. Guardabamos todos los objetos en una bolsa grande de lona. Nos encanta´ ba ver cuanto le gustaba a la nena sentarse en ´ la sala a revolver en su ‘bolsa de historias bıblicas’ y luego hacer sus versiones —un tanto libres— de los relatos”. ´ La crianza de los hijos no es nada facil, y ´ ´ hace falta mas que una sesion semanal de estu´ dio para infundirles el deseo de servir a Jehova. ´ Con todo, la adoracion en familia y el estudio ´ de la Biblia son parte esencial de su formacion espiritual. No cabe duda de que el esfuerzo bien vale la pena.

11


Preguntas de los lectores ´ ´ ´ ¿Por que se indigno Moises con Elea´ ´ zar e Itamar, los hijos de Aaron, despues de la muerte de sus hermanos Nadab y ´ ´ ´ ´ Abihu, y como se aplaco la colera del profeta? (Lev. 10:16-20.) ´ Poco despues de establecer en su cargo a ´ ´ los sacerdotes que oficiarıan en el tabernacu´ ´ ´ lo, Jehova ejecuto a Nadab y Abihu, hijos de ´ ´ Aaron, por haberle ofrecido “fuego ilegıtimo” ´ ´ (Lev. 10:1, 2). Moises les prohibio a los otros ´ dos hijos de Aaron, Eleazar e Itamar, que hicieran duelo por sus hermanos. No mucho ´ ´ despues, se indigno con ellos porque no ha´ ´ bıan comido del macho cabrıo que se dio como ofrenda por el pecado (Lev. 9:3). ¿Por ´ ´ ´ que reacciono ası? ´ ´ La Ley que Jehova dio a Moises mandaba que el sacerdote que presentara una ofrenda por el pecado comiera parte de ella en el pa´ tio de la tienda de reunion. Se considera´ ba que de este modo respondıa por los pe´ cados de quienes ofrecıan el sacrificio. Sin ´ embargo, no debıa participar de la ofrenda si ´ parte de la sangre del sacrificio se habıa llevado al Santo, el primer compartimento del san´ tuario. En este caso, la ofrenda tenıa que quemarse (Lev. 6:24-26, 30). ´ Debido a los tragicos sucesos que tuvieron ´ ´ lugar aquel dıa, parece que Moises quiso asegurarse de que se hubieran obedecido todos los mandamientos divinos. ´ Al enterarse de que se habıa ´ quemado el macho cabrıo de la ofrenda por el pecado, les ´ pregunto indignado a Eleazar ´ ´ e Itamar por que habıan desobedecido las instrucciones y ´ no habıan comido parte del sacrificio, algo que debieron haber hecho en vista de que la

12

´ ´ sangre no se habıa presentado ante Jehova en el Santo (Lev. 10:17, 18). ´ ´ ´ Quien le respondio a Moises fue Aaron, probablemente porque Eleazar e Itamar ha´ ´ ´ bıan actuado ası con su autorizacion. Como ´ sus otros dos hijos habıan sido ejecutados, ´ ´ puede que el se preguntara si ese dıa los ´ sacerdotes podıan participar con buena con´ ciencia de la ofrenda por el pecado. Quizas ´ ´ ´ penso que a Jehova no le habrıa agradado que lo hicieran, aunque en realidad no eran ´ culpables de la conducta de Nadab y Abihu (Lev. 10:19). ´ ´ Lo mas probable es que Aaron razonara ´ que como aquel era el primer dıa en que los ˜ miembros de su familia desempenaron sus la´ bores sacerdotales, deberıan haberlo hecho con especial cuidado para complacer a Dios ´ ´ hasta en los mas mınimos detalles. Sin embar´ go, Nadab y Abihu profanaron el nombre de ´ ´ ´ Jehova, lo que les acarreo la ira divina. Aaron debe haber concluido que los otros sacerdo´ tes no podıan participar de una ofrenda santa, pues eran familia de los culpables. ´ ´ ´ ´ Esta claro que Moises acepto la explicacion ´ ˜ de Aaron, pues el relato senala: “Cuando Moi´ ´ ´ ´ ses llego a oır aquello, entonces resulto satisfactorio a sus ojos” (Lev. 10:20). Y, por lo vis´ ´ ´ to, Jehova tambien quedo satisfecho con la ´ respuesta de Aaron.


´ LA APROBACION DE DIOS NOS CONDUCE A LA VIDA ETERNA ´ ´ ´ “Tu mismo bendeciras al justo, oh Jehova; como con un escudo grande, ´ ´ con aprobacion lo cercaras.” (SAL. 5:12) ´ A VIUDA de Sarepta y su hijo estan ham´ brientos, y lo mismo le sucede a Elıas. Cuando la pobre madre se dispone a encender el fuego para cocinar, el profeta le pide pan y ´ agua. Ella no tiene ningun inconveniente en ´ darle de beber, pero los unicos alimentos que ˜ posee son “un punado de harina en el jarro grande y un poco de aceite en el jarro peque˜ no”. Por eso, cree que no puede ofrecerle nada ´ ´ a Elıas, y ası se lo explica (1 Rey. 17:8-12). 2 Pero el profeta es insistente: “De lo que ´ ˜ hay allı, hazme primero una pequena torta re´ ´ donda, y tienes que traermela aca fuera, y para ´ ti y tu hijo puedes hacer algo despues. Porque ´ esto es lo que ha dicho Jehova el Dios de Israel: ‘El jarro grande de harina mismo no se ´ ˜ agotara, y el jarro pequeno de aceite mismo ´ no fallara’ ” (1 Rey. 17:13, 14). ´ ´ 3 La decision que debıa to´ mar la viuda tenıa que ver con ´ algo mucho mas importante ´ que el empleo de sus ultimas ´ provisiones. ¿Se preocuparıa ´ mas por cubrir sus necesidades materiales y las de su hijo, o ´ por obtener la aprobacion y la ´ amistad de Dios? ¿Confiarıa

L

´ ´ en que Jehova podıa salvarlos? Nosotros nos enfrentamos hoy a un dilema semejante. ´ ¿Nos interesa mas conseguir seguridad mate´ ´ rial, o recibir la aprobacion de Jehova? Sin duda, tenemos sobradas razones para confiar ´ ´ en Dios y servirle. Y el nos ha explicado cuales son los pasos que debemos dar para gozar de su favor. ´ ´ Jehova es digno de recibir adoracion ´ 4 Jehova tiene el derecho de exigirnos a los seres humanos que lo adoremos de la forma ´ como el desea. En el cielo, un coro de siervos ´ suyos confirmo este hecho al proclamar con ´ ´ una sola voz: “Digno eres tu, Jehova, nuestro Dios mismo, de recibir la gloria y la honra y el ´ poder, porque tu creaste todas las cosas, y a ´ ´ 4. ¿Por que merece Jehova que lo adoremos?

´ ´ 1, 2. ¿Que le pide Elıas a la viuda ´ de Sarepta, y que promesa termina ´ haciendole? ´ ´ 3. ¿A que importante cuestion nos enfrentamos?

´ ´ ¿Que importante cuestion ´ planteo un profeta ante una madre muy pobre? L A ATAL AYA ˙ 15 DE FEBRERO DE 2011

13


causa de tu voluntad existieron y fueron crea´ das” (Rev. 4:11). El es el Hacedor del universo, ´ y por ello merece recibir nuestra adoracion. ´ ´ 5 Tenemos otra razon para servir a Jehova: el inigualable amor que nos ha demostrado a todos los seres humanos. Para empezar, la Bi´ blia indica que formo “al hombre a su ima´ gen, a la imagen de Dios lo creo; macho y ´ ´ ´ hembra los creo” (Gen. 1:27). Tambien, nos ´ hizo el regalo del libre albedrıo, o sea, la capacidad de razonar y tomar nuestras propias decisiones. Al habernos dado la vida, es nuestro Padre (Luc. 3:38). Y como buen padre que es, nos proporciona todo lo necesario para ser fe´ lices. En efecto, “el hace salir su sol [...] y hace llover”, lo que permite que los campos no solo nos brinden comida en abundancia, ´ sino que tambien sean un deleite para la vista (Mat. 5:45). ´ ´ 6 Ademas, Jehova nos ha rescatado de las terribles consecuencias del pecado. Cuando ´ ´ ´ Adan se rebelo, actuo como el jugador que le quita dinero a su familia para apostarlo. ¿Por ´ ´ que? Porque al desobedecer a Dios, les quito a sus hijos la herencia a la que hubieran tenido derecho: ser felices por toda la eternidad. Con ´ ´ su egoısmo, vendio a la humanidad como es˜ ´ clava a una duena muy cruel: la imperfeccion. Este es el motivo por el que estamos condenados a enfermarnos, sufrir penas y tristezas y fi´ nalmente morir. ¡Cuanto necesitamos que se nos libre de esa terrible esclavitud! Claro, la ´ liberacion de un esclavo exige un pago a cam´ bio, y Jehova se ha encargado de efectuarlo ´ (lease Romanos 5:21). Lo hizo al disponer ´ que su Hijo, Jesus, viniera a “dar su alma en rescate en cambio por muchos” (Mat. 20:28). Dentro de poco, las personas que cuentan con ´ el favor divino obtendran plenamente los beneficios del rescate.

´ Ciertamente, el Creador ha hecho mas que nadie por proporcionarnos una vida feliz y llena de significado. Si obtenemos su apro´ ´ bacion, lograremos ver como repara los estragos que ha sufrido la humanidad. De manera ´ ´ directa y personal, Jehova nos mostrara que es ´ el “remunerador de los que le buscan solıcitamente” (Heb. 11:6). ´ “Tu pueblo se ofrecera de buena gana” 8 Jehova´ nunca obliga a nadie a servirle. Permite que cada persona haga uso de su libre ´ ´ albedrıo. Y concede su aprobacion a quien ´ toma la sabia decision de servirle. En tiempos ´ ´ ´ de Isaıas planteo esta pregunta: “¿A quien en´ ´ ´ viare, y quien ira por nosotros?”. Como ve´ mos, reconocio el derecho del profeta a tomar ´ ´ su propia decision y respeto su dignidad. Sin ´ ´ duda, Isaıas se sintio muy satisfecho de poder ´ ´ ´ responderle: “¡Aquı estoy yo! Envıame a mı” (Isa. 6:8). 9 Cada uno de nosotros es libre de rendir ´ culto a Dios o de negarse a hacerlo. Jehova quiere que lo adoremos por voluntad propia ´ ´ ´ (lease Josue 24:15). Nunca aprobara nuestro servicio si lo realizamos de mala gana o simplemente para complacer a otras personas ´ (Col. 3:22). Tampoco lo aceptara si se lo ofrecemos “con titubeo”, es decir, si actuamos ´ con indecision al dejar que algunas actividades cristianas´ sufran por culpa de los intereses ´ mundanos (Exo. 22:29). El sabe que cuando le servimos con toda el alma, los primeros bene´ ficiados somos nosotros. Esta es la razon por la ´ ´ que Moises exhorto a los israelitas a elegir la ´ ´ ´ vida. ¿De que modo harıan esa eleccion? ´ “Amando a Jehova [...], escuchando su voz y ´ ´ adhiriendo[se] a el.” (Deu. 30:19, 20.) ¨ ´ 10 En la antiguedad, el rey David canto a ´ ´ Jehova: “Tu pueblo se ofrecera de buena gana

´ ´ 5. ¿Por que deberıa impulsarnos a servir a Dios el ´ amor que el nos demuestra? ´ ´ ´ 6, 7. a) ¿De que manera perjudico Adan a sus des´ ´ cendientes? b) ¿Como beneficiara el sacrificio de ´ Cristo a quienes buscan la aprobacion de Dios?

´ ´ 8. Al repasar la experiencia de Isaıas, ¿que aprendemos sobre el servicio a Dios? ´ 9, 10. a) ¿Con que actitud debemos servir a Jeho´ ´ ´ va? b) ¿Por que es la mejor decision servir a Dios con toda el alma?

14

L A ATAL AYA ˙ 15 DE FEBRERO DE 2011

7


´ en el dıa de tu fuerza militar. En los esplendores de la santidad, desde la matriz del alba, tie˜ ´ ´ nes tu companıa de hombres jovenes justa´ mente como gotas de rocıo” (Sal. 110:3). Hoy, mucha gente solo se preocupa por el dinero y las diversiones. Sin embargo, quienes aman a ´ Jehova comprenden que el servicio sagrado siempre viene primero. Y el celo con el que ´ predican las buenas nuevas deja claro cuales ´ son sus prioridades. Confıan plenamente en ´ ´ que Jehova cubrira sus necesidades cotidianas (Mat. 6:33, 34).

Sacrificios que Dios aprueba ´ El pacto de la Ley establecıa que, para ´ conseguir el favor de Dios, habıa que hacerle ´ ofrendas que fueran gratas a sus ojos. Ası, lee´ ´ mos en Levıtico 19:5 que los israelitas debıan ´ presentar el “sacrificio de comunion a Jeho´ va” de tal modo que les permitiera “granjear´ se [su] aprobacion”. Y ese mismo libro indica ´ que tenıan que ofrecerle el “sacrificio de ac´ cion de gracias” de tal forma que pudie´ ran “granjearse [su] aprobacion” (Lev. 22:29). Cada vez que los israelitas presentaban sobre el fuego del altar un sacrificio animal digno, ´ el humo que se elevaba era para Jehova como un “olor conducente a descanso” (Lev. 1: 9, 13). Dicho de otro modo, aquellas expresiones de amor de sus ´ siervos le producıan sosiego y pla´ cer (Gen. 8:21, nota). Estos deta˜ lles de la Ley nos ensenan un principio aplicable hoy: recibire´ ´ mos la aprobacion de Jehova si le ofrecemos los sacrificios que le ´ agradan. Pero ¿cuales son estos sa11

´ crificios? Centremonos en dos facetas: nuestras acciones y nuestras palabras. ´ ´ 12 El apostol Pablo escribio a los cristianos de Roma: “Presenten sus cuerpos como sacrificio vivo, santo, acepto a Dios, un servicio sagrado con su facultad de raciocinio” (Rom.12:1). Como vemos, si deseamos recibir el favor divino, debemos mantener nuestro ´ ´ cuerpo en un estado que Jehova acepte. El lo ´ ´ rechazarıa como sacrificio si lo estuvieramos contaminando con el abuso del alcohol o el consumo de tabaco, hojas de coca, nueces de ´ betel u otras drogas (2 Cor. 7:1). Tambien lo ´ ´ considerarıa ofensivo si tuvieramos una conducta inmoral, pues “el que practica la forni´ cacion peca contra su propio cuerpo” (1 Cor. 6:18). Ciertamente, es preciso que los hombres y mujeres que desean agradar a Dios sean “santos [...] en toda su conducta” (1 Ped. 1: 14-16). 13 Otro sacrificio que Jehova´ recibe con gus´ to tiene que ver con la facultad del habla. Ası es, las personas que aman a Dios siempre ´ ´ 12. Si no quieren ofender a Dios, ¿que practicas deben evitar quienes le “presenten sus cuerpos como sacrificio”? ´ ´ 13. ¿Por que es apropiado que alabemos a Jehova?

´ ´ 11. ¿Que bendicion esperaban obtener los israelitas al hacer sacrificios a ´ Jehova?

´ ¿Que beneficios obtenemos al ofrecerle a Dios sacrificios de alabanza? L A ATAL AYA ˙ 15 DE FEBRERO DE 2011

15


´ ´ hablan bien de el, dentro y fuera de casa (lease Salmo 34:1-3). Al leer los Salmos 148 a 150, ´ observamos con cuanta frecuencia se nos invita a alabarlo. No hay duda: “la alabanza ´ [a Jehova] es propia”, siempre y cuando venga “de parte de los rectos” (Sal. 33:1). Una excelente manera de glorificar a nuestro Padre ce´ lestial es participando en la predicacion de las ´ buenas nuevas, obra a la que concedio gran ´ importancia Jesus, nuestro Modelo (Luc. 4:18, 43, 44). 14 Al trabajar con celo en el ministerio, damos prueba de que amamos a Dios y anhe´ lamos su aprobacion. Pensemos en la exhor´ ´ tacion que dirigio Oseas a los israelitas que ´ habıan perdido el favor divino por practicar la ´ religion falsa (Ose. 13:1-3). El profeta los invi´ ´ ´ to a rogarle a Jehova: “Dıgnate perdonar el error; y acepta lo que es bueno, y ciertamente ´ ofreceremos en cambio los toros jovenes de nuestros labios” (Ose. 14:1, 2). ´ 15 ¿Que´ simbolizan “los toros jovenes de nuestros labios”? Dado que el toro era el ani´ ´ mal mas valioso que podıa sacrificar un israe´ lita, esta expresion se refiere a las palabras sinceras y bien meditadas con las que se alaba al ´ ´ ´ Dios verdadero. ¿Como respond´ ıa Jehova a ´ ´ quienes le hacıan tales dadivas? El mismo dio ´ la respuesta: “Los amare de mi propio albe´ drıo” (Ose. 14:4). Como vemos, por su propio ´ ´ 14, 15. ¿Que tipo de sacrificios animo a ofrecer ´ ´ ´ Oseas, y como los recibıa Jehova?

¿Recordamos estos puntos?

´ ´ ˙ ¿Por que merece Jehova que lo ´ adoremos de todo corazon? ´ ´ ˙ ¿Que sacrificios acepta hoy Jehova? ´ ´ ˙ ¿Que son “los toros jovenes de nues´ tros labios”, y por que se los debe´ mos ofrecer a Jehova? ´ ˙ ¿Por que tenemos que buscar el favor de Dios?

16

L A ATAL AYA ˙ 15 DE FEBRERO DE 2011

´ deseo y voluntad, Dios brindaba su perdon, su ´ ´ aprobacion y su amistad a quienes le hacıan dichos sacrificios de alabanza. 16 Los verdaderos siervos de Dios siempre se ´ han distinguido por alabarlo publicamente. Para el salmista era tan importante darle ´ ´ gloria que le dirigio esta suplica: “Por fa´ vor, complacete en las ofrendas voluntarias ´ ´ de mi boca, oh Jehova” (Sal. 119:108). ¿Que ´ puede decirse de la actualidad? Refiriendose ´ al sinnumero de adoradores de nuestros tiem´ ´ pos, Isaıas predijo: “Las alabanzas de Jehova ´ ´ ´ anunciaran” y “con [la] aprobacion [de el] su´ biran [sus ofrendas] sobre [su] altar” (Isa. 60: 6, 7). Hoy, millones de cristianos cumplimos estas palabras al ofrecerle el “sacrificio de alabanza, es decir, el fruto de labios que hacen ´ ´ declaracion publica de su nombre” (Heb. 13:15). 17 ¿Que´ hay de usted? ¿Esta´ haciendo ofren´ das que complacen a Dios? Si no es ası, ¿rea´ ´ lizara los cambios precisos y comenzara a ´ alabarlo en publico predicando las buenas ´ nuevas? Ese sacrificio de alabanza sera una ´ ´ muestra de fe, por lo que le resultara “mas gra´ ´ to a Jehova que un toro” (lease Salmo 69: 30, 31). Tenga la seguridad de que el “olor conducente a descanso” de esa ofrenda llega´ ´ ´ ra hasta su trono, y el le concedera su aproba´ ´ ´ cion (Eze. 20:41). ¡Que gozo sin par podra sentir entonces! ´ ´ “Tu mismo bendeciras al justo” 18 Hoy, muchos llegan a la misma conclu´ sion equivocada que algunos israelitas del ´ ´ tiempo de Malaquıas: “¿De que vale servir a ´ Dios? ¿Que hemos ganado con obedecer sus mandamientos[?]” (Mal. 3:14, Nueva Traduc´ cion Viviente). Cegados por el materialismo, ´ creen que las promesas de Jehova nunca se ´ ´ 16, 17. ¿Como recibe Jehova la alabanza de quienes comienzan a predicar movidos por la fe? ´ ´ ´ 18, 19. a) ¿Que opinion tiene la mayorıa de la gen´ te sobre el valor de servir a Dios? b) ¿Que implica perder el favor divino?


Si confiamos plenamente ´ en Jehova, nunca quedaremos decepcionados

´ realizaran y que las leyes divinas se han quedado anticua´ das. Piensan que lo unico que logran quienes van a predicarles es perder el tiempo y perturbar la paz de los hogares. 19 Esa forma de pensar se re´ monta en realidad al jardın de ´ ´ ´ Eden. ¿Quien convencio a Eva de que no era suficiente la ma´ ravillosa vida que Jehova le ´ ´ habıa dado? ¿Quien le insi´ ´ nuo que no valıa la pena esforzarse por conseguir la aproba´ cion de su Padre celestial? Fue ´ Satanas, el mismo que hoy induce a la gente a creer que no se consigue nada haciendo la voluntad de Dios. Pero Eva y su esposo terminaron comprobando que perder el favor divino implica perder la vida. Y esa es la amarga lec´ ´ cion que aprenderan dentro de poco todos los ´ que siguen su mal ejemplo (Gen. 3:1-7, 17-19). 20 Alguien que actuo´ de manera mucho ´ mas sabia que nuestros primeros padres fue la ´ viuda de Sarepta. ¿Que hizo al escuchar las alentadoras palabras del profeta? Se puso a ´ ´ ´ hornear el poco pan que tenıa y le sirvio a el ´ primero. Pero Jehova fue fiel a la promesa que ´ ´ le habıa hecho mediante Elıas, como bien se˜ ´ nala el relato: “Continuo comiendo, ella jun´ ´ to con el y con su casa, por dıas. El jarro ´ grande de harina mismo no se agoto, y el jarro ˜ ´ pequeno de aceite mismo no fallo, conforme ´ ´ ´ a la palabra de Jehova que el habıa hablado ´ por medio de Elıas” (1 Rey. 17:15, 16). 21 La viuda de Sarepta hizo algo que hoy ˜ solo una pequena parte de los miles de millo´ nes de habitantes del planeta estan dispuestos ´ ´ 20, 21. a) ¿Que hizo la viuda de Sarepta, y como le ´ ´ beneficio? b) ¿Por que debemos imitar su ejemplo, ´ y como podemos hacerlo?

´ ´ a hacer. Cifro su fe en el Dios de la salvacion, y ´ ´ el no le fallo. Esta y muchas otras narraciones ´ ´ bıblicas nos confirman que Jehova mere´ ´ ce toda nuestra confianza (leanse Josue 21: ´ 43-45 y 23:14). Y en la actualidad tambien ve´ mos numerosas pruebas de que el nunca ´ abandona a quienes gozan de su aprobacion (Sal. 34:6, 7, 17-19).1 ´ 22 El dıa de juicio “sobre todos los que moran sobre la haz de toda la tierra” es inminente e inevitable (Luc. 21:34, 35). De poco van a ´ ´ servir los lujos y las riquezas. Nada tendra mas ´ valor que oır al Juez designado por Dios di´ ciendonos: “Vengan, ustedes que han sido bendecidos por mi Padre, hereden el reino preparado para ustedes” (Mat. 25:34). Entonces veremos hacerse realidad estas palabras: ´ ´ ´ “Tu mismo bendeciras al justo, oh Jehova; ´ como con un escudo grande, con aprobacion ´ lo cercaras” (Sal. 5:12). Sin duda, ahora es el ´ momento de buscar la aprobacion de Dios. ´ ´ 1 Vease La Atalaya del 15 de marzo de 2005, pagi´ ´ na 13, parrafo 15, y del 1 de agosto de 1997, paginas 20 a 25.

´ ´ 22. ¿Por que es urgente buscar la aprobacion de Dios ahora mismo? L A ATAL AYA ˙ 15 DE FEBRERO DE 2011

17


¿Sabemos valorar nuestras bendiciones? ´ EHOVA acababa de liberar milagrosamente a los israelitas de la esclavitud en Egipto. ´ ¡Que contentos estaban de poder adorarle ´ sin ninguna traba! (Exo. 14:29–15:1, 20, 21.) ˜ Pero, de la noche a la manana, cambiaron de actitud y comenzaron a quejarse. En vez de re´ ´ cordar lo que Jehova habıa hecho por ellos, se concentraron en las incomodidades de vivir ´ en una tierra arida. De modo que “[dijeron] ´ ´ contra Dios y Moises: ‘¿Por que nos han hecho subir de Egipto para morir en el desierto? Pues no hay pan y no hay agua, y nuestra ´ alma ha llegado a aborrecer el [mana, ese] ´ pan despreciable’” (Num. 21:5). ´ ´ En cambio, el rey David se expreso ası si´ glos mas tarde en un himno a Dios: “En cuan´ to a mı, en tu bondad amorosa he confia´ ´ ´ do; este gozoso mi corazon en tu salvacion. ´ ´ Ciertamente cantare a Jehova, porque me ha tratado recompensadoramente” (Sal. 13:5, 6).

J

Aquel rey del antiguo Israel no se olvidaba de ´ las muchas veces en que Dios le habıa demos´ trado su fiel amor. Por el contrario, tenıa la costumbre de reflexionar sobre tales ocasiones (Sal. 103:2). Nuestro Padre celestial tam´ ´ bien nos ha hecho a nosotros muchısimos favores, pero corremos el peligro de darlos por ´ ´ sentados. Algo que nos ayudara a evitarlo sera repasar varias bendiciones de las que disfru´ tamos hoy en dıa. ´ “Intimidad con Jehova” ´ El salmista canto: “La intimidad con Jeho´ va pertenece a los que le temen” (Sal. 25:14). ´ ¡Que privilegio es para nosotros, simples ´ mortales, disfrutar de una amistad tan ıntima ´ con el! Lamentablemente, las ocupaciones ´ ´ del dıa a dıa tal vez nos lleven a descuidar la ´ comunicacion con nuestro Padre celestial. ´ En tal caso, deberıamos pensar en los efectos ´ ´ que eso podrıa tener en nuestra relacion con

´ Jehova nos bendice con ayuda espiritual para afrontar los problemas

18


´ ´ el. Como Jehova es nuestro amigo, espera que le demostremos ´ confianza y le abramos el corazon ´ contandole nuestros temores, deseos e inquietudes (Pro. 3:5, 6; Fili. 4:6, 7). Ciertamente, vale la pena examinar la calidad de nuestras oraciones. Cuando un joven Testigo llamado Paul se puso a reflexionar sobre su forma de orar, se dio cuenta de ´ ´ que tenıa que mejorar.1 Explico: ´ ´ “Habıa caıdo en la costumbre de repetir siempre las mismas expre´ siones”. Decidi o buscar informa´ ´ cion en el Indice de las publicaciones Watch ´ Tower y descubrio que en las Santas Escrituras aparecen unas ciento ochenta oraciones. En ellas, los siervos de Dios del pasado mani´ festaron sus sentimientos mas profundos. ˜ ´ “Al meditar en estos ejemplos —senalo Paul—, ´ ´ ´ aprendı a ser mas especıfico, lo que me ha ´ ayudado a hablarle a Jehova desde el cora´ ´ ´ zon. Ahora me encanta acercarme a el a traves ´ de la oracion.”

“Alimento al tiempo apropiado” ´ Otra bendicion es el extenso conjunto de ´ verdades bıblicas que nos ofrece Dios, un ˜ verdadero banquete. No es de extranar que “clam[emos] gozosamente a causa de la bue´ ´ na condicion de corazon” (Isa. 65:13, 14). Pero debemos tener cuidado, pues no queremos que ninguna influencia nociva nos lleve a perder el entusiasmo por la verdad. Por ejemplo, ´ ´ si prestaramos atencion a la propaganda de ´ ´ los apostatas, podrıamos confundirnos y perder el aprecio por el privilegio de recibir “alimento [espiritual] al tiempo apropiado” a ´ ´ traves del medio establecido por Jehova: “el esclavo fiel y discreto” (Mat. 24:45-47). ´ Esta fue la triste experiencia de Andre, ˜ ´ ´ quien llevaba anos sirviendo a Jehova. Cayo 1 Se han cambiado los nombres.

´ ´ vıctima de los razonamientos de los apostatas ´ ´ porque creyo que no serıa peligroso echarle ´ un vistazo a una de sus paginas de Internet. “Al empezar a leerla —recuerda—, me llama´ ron la atencion las supuestas verdades que de´ ´ ´ ´ ´ fendıan. Cuanto mas leıa, mas me convencıa de que lo mejor era abandonar la organiza´ ´ ´ cion. Pero luego analice con mas cuidado los razonamientos que presentaban contra los ´ testigos de Jehova y me di cuenta de que aquellos renegados eran maestros falsos y muy astutos. Sus ‘pruebas irrefutables’ contra ´ nosotros no eran mas que informaciones sa´ cadas de contexto. De modo que decidı volver a leer nuestras publicaciones y asistir a las ´ reuniones. Enseguida me di cuenta de cuanto ´ me estaba perdiendo.” Felizmente, Andre re´ ´ greso a la congregacion.

“Toda la hermandad” Ser parte de una familia internacional tan ´ ´ amorosa y unida es una autentica bendicion ´ ´ ´ de Jehova (Sal. 133:1). Con razon escribio Pedro: “Tengan amor a toda la hermandad” (1 Ped. 2:17, nota). En efecto, al formar parte ´ de la congregacion, disfrutamos del cari˜ no y la ayuda de nuestros padres, madres, hermanos y hermanas espirituales (Mar. 10: 29, 30). L A ATAL AYA ˙ 15 DE FEBRERO DE 2011

19


No obstante, las relaciones con nuestros hermanos en la fe pueden volverse tirantes ´ por diversos motivos. Por ejemplo, es facil molestarse por los defectos ajenos y adoptar una actitud criticona. Si alguna vez descubri´ ´ mos que nos esta sucediendo eso, serıa con´ veniente recordar que Jehova ama a sus siervos con todas sus imperfecciones. Tampoco ´ deberıamos olvidar que “si hacemos la decla´ racion: ‘No tenemos pecado’, a nosotros mismos nos estamos extraviando y la verdad ´ no esta en nosotros” (1 Juan 1:8). Es mucho ´ ´ mas sabio aplicar este consejo: “Continuen ´ ´ soportandose [...] y perdonandose liberalmente unos a otros” (Col. 3:13). ´ Una joven llamada Ann aprendio a las malas lo valiosa que es nuestra hermandad. ´ ´ ´ Como el hijo prodigo de la parabola de Jesus, ´ ´ se aparto de la organizacion, pero luego reca´ ´ pacito y volvio a la verdad (Luc. 15:11-24). ´ ´ ´ ´ ¿Que leccion aprendio? “Desde que regrese ˜ ´ —senala—, aprecio mas a todos los hermanos, a pesar de sus defectos. Antes los criticaba sin pensarlo dos veces, pero ahora no voy a per´ mitir que nada me prive de la bendicion de ´ estar con ellos. En la congregacion disfruta´ mos de un paraıso espiritual. No tiene sentido abandonarlo, pues nada de lo que ofrece el mundo vale la pena.”

Nunca dejemos de agradecer las bendiciones La esperanza de que el gobierno de Dios so´ lucionara todos los problemas del hombre es ´ un tesoro inigualable. Cuando oımos por pri´ mera vez las promesas del Reino, ¡que agradecidos nos sentimos! Actuamos como el mer´ cader de la parabola, quien, para comprar ´ “una perla de gran valor, [...] vendio todas las ´ ´ ´ cosas que tenıa” (Mat. 13:45, 46). ¿Perdio mas tarde el aprecio por su tesoro? No hay nada ´ en las palabras de Jesus que nos lleve a creer´ lo. Nosotros tampoco deberıamos perder ja´ mas la gratitud por una esperanza tan maravillosa (1 Tes. 5:8; Heb. 6:19). 20

L A ATAL AYA ˙ 15 DE FEBRERO DE 2011

´ Fijemonos en el ejemplo de Jean, quien lle´ ´ ´ va sirviendo a Jehova mas de seis decadas. Ella explica: “Algo que me ayuda a mantener siempre presente el Reino es mencionarlo en mis conversaciones con la gente. Me siento ´ muy bien cuando veo como se iluminan los ojos de mis oyentes al entender lo que es el ´ Reino. Y cuando observo como cambia la vida de un estudiante de la Biblia gracias al mensaje cristiano, no puedo menos que pen´ sar: ‘¡Que verdades tan extraordinarias estamos difundiendo!’ ”. Como vemos, tenemos amplias razones para dar las gracias a Dios por las bendiciones espirituales. Es cierto que hoy nos enfrenta´ mos a problemas como la oposicion, la enfer´ ´ medad, la vejez, la depresion, la perdida de ´ un ser querido o las dificultades economicas. Pero sabemos que estas situaciones son temporales. En el nuevo mundo, el Reino de Dios ´ eliminara para siempre los sufrimientos actuales y podremos gozar no solo de bendicio´ ´ nes espirituales, sino tambien fısicas (Rev. 21:4). ´ Entretanto, concentremonos en las bendiciones que ya tenemos, con el mismo aprecio ´ que demostro el salmista al decir: “Muchas ´ ´ cosas has hecho tu mismo, oh Jehova Dios ´ mıo, aun tus maravillosas obras y tus pensamientos para con nosotros; no hay nadie que pueda ser comparado a ti. Si me inclinara a informar y hablar de ellos, han llegado a ser ´ mas numerosos de lo que yo pueda relatar” (Sal. 40:5).


“Obedecer es mejor que un sacrificio” ´ L PRIMER rey de Israel se llamaba Saul. ´ Aunque habıa sido elegido por Dios, ter´ ´ mino volviendose desobediente. ´ ´ ¿Que errores cometio? ¿Pudo haberlos evi´ ˜ tado? ¿Que lecciones nos ensena su historia?

E

´ ´ Jehova anuncia quien es el elegido ´ Antes del reinado de Saul, el profeta Samuel era el principal representante de Dios en Is´ rael. Pero habıa envejecido, y sus hijos no eran ´ ´ ´ fieles a Jehova. Ademas, la nacion se encontraba bajo el acoso constante de sus enemigos. ´ Por eso, cuando los ancianos del paıs le pidieron al profeta que designara un rey para que ´ los guiara en las batallas y los juzgara,´ Jehova ´ ´ dispuso que ungiera a Saul, y dijo: “El tendra que salvar a mi pueblo de la mano de los filisteos” (1 Sam. 8:4-7, 20; 9:16). ´ ´ Saul era “joven y bien parecido”. Pero tenıa otras excelentes cualidades. Para empezar, era ´ humilde. Por este motivo le pregunto a Sa´ muel: “¿No soy yo un benjaminita de la mas ˜ pequena de las tribus de Israel, y no es mi fa´ milia la mas insignificante de todas las fami´ ´ lias de la tribu de Benjamın? ¿Por que, pues, me has hablado semejante cosa?”. Es evidente que no daba demasiada importancia ni a su persona ni a su familia, y eso que su padre, Quis, era “poderoso en riquezas” (1 Sam. 9:1, 2, 21). ´ ´ La humildad de Saul tambien se ve por la ´ forma en que reacciono cuando fue procla´ mado publicamente rey de Israel. Antes de ´ esto, habıa sido ungido en privado por Sa´ muel, quien le habıa dicho: “Haz [...] lo que tu mano halle posible, porque el Dios verdadero ´ ´ esta contigo”. Pero ¿que hizo luego, cuando el

´ profeta convoco al pueblo para transmitirle la ´ ´ decision de Jehova? En el momento en que se ´ ´ hizo el anuncio, no aparecıa por ningun lado. ´ ´ Era tan tımido que se habıa escondido. Jeho´ ´ va tuvo que revelarle al profeta donde se ha´ ´ ´ bıa metido Saul, y ası pudo proclamarlo rey (1 Sam. 10:7, 20-24).

En el campo de batalla ´ Si algunos pensaron que Saul no estaba a la altura de su cargo, enseguida pudieron ver lo ´ equivocados que estaban. En cierta ocasion, cuando los ammonitas amenazaron una ciu´ ´ dad de Israel, “el espıritu de Dios entro en ´ ´ ´ operacion” en el y le infundio poder. Con au´ toridad, el rey mando llamar a los guerreros ´ ´ ´ de la nacion, los organizo y los guio a la victo´ ria. No obstante, atribuyo el triunfo a Dios ´ Saul fue en sus comienzos un dirigente humilde

L A ATAL AYA ˙ 15 DE FEBRERO DE 2011

21


´ con estas palabras: “Hoy Jehova ha ejecutado ´ [un acto de] salvacion en Israel” (1 Sam. 11:113). ´ ´ Saul tenıa muy buenas cualidades y conta´ ´ ba con la bendicion del cielo. Tambien re´ conocıa a Dios como la fuente del poder. ´ ´ No obstante, para que el y sus subditos siguie´ ´ ran obteniendo exitos, debıan cumplir con ´ ´ una condicion esencial, tal como indico Samuel a los israelitas: “Si ustedes temen a Jeho´ va y realmente le sirven y obedecen su voz, y ´ no se rebelan contra la orden de Jehova, tanto ustedes como el rey que tiene que reinar sobre ´ ustedes ciertamente resultaran ser [fieles] se´ guidores de Jehova su Dios”. El profeta men´ ´ ciono luego la garantıa divina para quienes ´ ´ fueran leales: “Jehova no abandonara a su pueblo, por causa de su gran nombre, porque ´ Jehova ha tomado a su cargo hacerlos pueblo suyo” (1 Sam. 12:14, 22). ´ La obediencia siempre ha sido y sera la cla´ ve para conseguir la aprobacion de Dios. ´ Cuando los siervos de Jehova cumplen sus ´ mandamientos, el los bendice. Pero el resultado es muy distinto si no lo hacen.

“Has obrado tontamente” ´ Prosigamos con la historia de Saul. Su si´ ´ guiente accion militar llevo a que los filisteos respondieran lanzando un ataque con un ´ ejercito comparable a “los granos de arena ´ que estan a la orilla del mar por multitud [...]. Y los hombres de Israel mismos vieron que estaban en grave aprieto, pues el pueblo se hallaba en severa estrechez; y la gente fue escon´ diendose en las cuevas y en los huecos y en los ˜ ´ penascos y en las bovedas y en las cisternas” ´ ´ (1 Sam. 13:5, 6). ¿Que harıa el rey? ´ Samuel le habıa dicho que lo esperara en ´ Guilgal, donde ofrecerıa sacrificios a su favor. ´ El rey ası lo hizo, pero el profeta no llegaba y el ´ ejercito se estaba dispersando. De modo que se puso a hacer las ofrendas por su cuenta. ´ Acto seguido llego Samuel, y al enterarse de lo 22

L A ATAL AYA ˙ 15 DE FEBRERO DE 2011

´ que habıa hecho, le dijo: “Has obrado tontamente. No has guardado el mandamiento de ´ ´ ´ Jehova tu Dios que el te mando, porque, si lo ´ hubieras guardado, Jehova hubiera hecho firme tu reino sobre Israel hasta tiempo indefi´ ´ nido. Y ahora tu reino no durara. Jehova cier´ tamente se hallara un hombre agradable a su ´ ´ ´ corazon; y Jehova lo comisionara como cau´ dillo sobre su pueblo, porque tu no guardaste ´ ´ lo que Jehova te mando” (1 Sam. 10:8; 13:8, 13, 14). ´ ´ La falta de fe habıa llevado a Saul a cometer la insolencia de violar la ley de Dios en vez de esperar a que Samuel llegara para ofrecer el sa´ ´ crificio. ¡Que diferente habıa sido su proceder ´ ´ ´ del de Gedeon, quien tiempo atras habıa co´ ´ mandado los ejercitos de Israel! Jehova le dio instrucciones de que redujera sus efectivos ´ ´ de 32.000 a 300, y Gedeon ası lo hizo. ¿Por ´ ´ ´ que obedecio? Porque tenıa fe. Y gracias a la ´ ayuda divina, derroto a 135.000 invasores ´ (Jue. 7:1-7, 17-22; 8:10). Es obvio que Jehova ´ ´ tambien pudo haber ayudado a Saul. Pero como el rey fue desobediente, no lo hizo. Como resultado, los israelitas sufrieron los saqueos de las tropas filisteas (1 Sam. 13:17, 18). ´ ¿Y nosotros? ¿Que hacemos cuando nos ve´ mos bajo presion y tenemos que tomar deci´ siones? Para la persona que no tiene fe, lo mas ´ practico es dejar de lado los principios divi´ ´ nos. Ası lo hizo Saul, quien tal vez pensara que ´ ´ su actuacion habıa sido sensata en vista de que Samuel estaba ausente. Sin embargo, para ´ la persona que busca la aprobacion de Dios, el ´ unico camino correcto es seguir los principios ´ bıblicos pertinentes. ´ ´ Jehova rechaza a Saul ˜ ´ En una campana contra Amaleq, Saul vol´ ´ ´ vio a cometer una grave falta. Jehova ya habıa ´ condenado a aquella nacion por haber atacado sin motivo alguno´ a los israelitas durante ´ su exodo de Egipto (Exo. 17:8; Deu. 25:17, 18). Para colmo, en el tiempo de los jueces, los ´ amalequitas se habıan unido a otros reinos en


´ ´ ¿Por que le dijo Samuel a Saul que “obedecer es mejor que un sacrificio”?

sus ataques al pueblo elegido (Jue. 3:12, 13; 6: ´ ´ 1-3, 33). Por eso, Dios ordeno a Saul que les diera su merecido (1 Sam. 15:1-3). Pero en vez de obedecer la orden de aniqui´ lar a aquella nacion hostil junto con sus pose´ ´ siones, Saul le perdono la vida al rey y conser´ ´ vo los mejores animales. ¿Que hizo cuando ´ ´ Samuel le recrimino su conducta? Trato de echarles la culpa a otros diciendo: “El pueblo ´ ˜ le tuvo compasion a lo mejor del rebano y de ´ la vacada, con el proposito de hacer sacrificios ´ ´ ´ a Jehova”. Da igual si Saul tenıa de veras la in´ tencion de sacrificarlos o no. El hecho es que ´ ´ ´ desobedecio. Aunque en su dıa habıa sido ˜ ´ “pequeno a [sus] propios ojos”, perdio la hu˜ ´ ´ mildad. Por eso, el profeta le senalo que habıa ofendido a Dios y le dijo: “¿Se deleita tanto ´ Jehova en ofrendas quemadas y sacrificios ´ como en que se obedezca la voz de Jehova? ¡Mira! El obedecer es mejor que un sacrifi´ cio [...]. Puesto que tu has rechazado la palabra ´ ´ de Jehova, el [...] te rechaza de ser rey” (1 Sam. 15:15, 17, 22, 23). ´ ´ ´ Ademas, Jehova le retiro su fuerza activa ´ ´ y su bendicion, de modo que “un espıri´ tu malo” —o sea, una mala disposicion—

´ ´ se apodero de el. Lo invadieron las sospechas y la envidia hacia David, el hom´ ´ bre al que Jehova confiarıa ´ mas tarde el reino. De hecho, ´ ´ ´ en mas de una ocasion trato ˜ de matarlo. La Biblia senala ´ que al ver que “Jehova estaba ´ ´ con David”, Saul “llego a ser [su] enemigo [...] siempre” y ´ ´ lo persiguio con la intencion ´ de eliminarlo. Incluso mando ejecutar a 85 sacerdotes, entre otras personas. No es de extra˜ nar que Dios lo abandonara (1 Sam. 16:14; 18:11, 25, 28, 29; 19:10, 11; 20:32, 33; 22:1619). ´ Mas tarde, cuando los filisteos volvieron a ´ atacar, el primer rey de Israel demostro una ´ vez mas lo desobediente que era, pues re´ currio al espiritismo en un intento de conse´ guir ayuda. Pero fue en vano, pues al dıa si´ guiente cayo gravemente herido en combate ´ ´ y termino suicidandose (1 Sam. 28:4-8; 31: ´ ´ ´ 3, 4). La Biblia explica ası la razon de tan tragi´ ´ co desenlace: “Murio Saul por su infidelidad ´ con que habıa obrado infielmente contra ´ ´ Jehova respecto a la palabra de Jehova que ´ ´ no habıa guardado, y tambien por pregun´ tar a una medium espiritista para inquirir. ´ ´ ´ Y no inquirio de Jehova” (1 Cro. 10:13, 14). ´ ˜ Su pesimo ejemplo nos ensena que obede´ ´ cer a Jehova es mas importante que ofrecerle ´ cualquier sacrificio. Bien lo dijo el apostol Juan: “Esto es lo que el amor de Dios significa: que observemos sus mandamientos; y, sin embargo, sus mandamientos no son gravo´ sos” (1 Juan 5:3). Jamas olvidemos esta verdad fundamental: si queremos seguir siendo amigos de Dios, tenemos que obedecerle. L A ATAL AYA ˙ 15 DE FEBRERO DE 2011

23


AMEMOS LA JUSTICIA ´ DE TODO CORAZON “Has amado la justicia.” (SAL. 45:7) ´ ´ ALIENDOSE de su Palabra y su espıritu, ´ ´ Jehova nos guıa a sus siervos por “los senderos [...] de la justicia” (Sal. 23:3). Sin embargo, como somos imperfectos, tenemos la tendencia a desviarnos de tales caminos. Para tomar de nuevo el rumbo correcto, se ´ necesita hacer un gran esfuerzo. ¿Que nos ´ ´ ayudara a lograrlo? Ser como Jesus, quien ver´ daderamente amaba la rectitud (lease Salmo 45:7). ´ ´ 2 Fijemonos en la expresion “los senderos [...] de la justicia”. Los senderos son cami˜ nos pequenos y estrechos. Ahora bien, ¿por ´ ´ que se dice que estos caminos simbolicos son ´ “de la justicia”? Porque estan trazados de ´ acuerdo con la justicia divina. Los terminos hebreos y griegos que se traducen por “justicia” transmiten la idea de rectitud e implican el fiel seguimiento de principios morales. ´ ´ Dado que Jehova es “el lugar de habitacion de la justicia”, sus siervos acudimos con gusto a ´ ´ ˜ el para que sea nuestro guıa moral y nos senale el camino que debemos seguir (Jer. 50:7). ´ 3 Si deseamos agradar a Jehova, es impres˜ cindible que sigamos con empeno sus rectas ´ normas (Deu. 32:4). Claro esta, primero tenemos que aprender todo lo que podamos acer´ ca de el en su Palabra inspirada, la Biblia. ´ Cuanto mejor conozcamos a Dios, mas cerca ´ lo sentiremos y mas amaremos su justicia (Sant. 4:8). Como consecuencia, cuando de-

V

´ ´ 1. ¿Que nos ayudara a seguir por “los senderos [...] de la justicia”? ´ 2. ¿Que son “los senderos [...] de la justicia”? ´ 3. ¿Como podemos conocer mejor la justicia de Dios? 24

L A ATAL AYA ˙ 15 DE FEBRERO DE 2011

bamos tomar decisiones importantes, dejare´ mos que nos guıe mediante su Palabra.

Busquemos la justicia de Dios ´ ´ (Lease Mateo 6:33.) ¿Que significa bus´ car la justicia de Jehova? ¿Se trata tan solo de predicar las buenas nuevas? No. Hace falta ´ ´ mucho mas. Para que el acepte nuestro servicio sagrado, hay que obedecer a diario sus elevadas normas. Quienes buscan la justicia divina “deben vestirse de la nueva personalidad que fue creada conforme a la voluntad de Dios en verdadera justicia y lealtad” (Efe. 4:24). 5 No obstante, por mucho que nos esforcemos por obedecer a Dios, es inevitable que co´ ´ metamos errores. ¿Que nos ayudara a no desanimarnos y seguir amando y practicando la ´ justicia? (Pro. 24:10.) Algo que nos fortalecera ´ en nuestra resolucion es orar a diario “con corazones sinceros” y con “la plena seguridad de la fe” (Heb. 10:19-22). Ciertamente, todos los cristianos —sea que vayamos a vivir en el cielo o en la Tierra— tenemos que recordar que es imprescindible demostrar fe en Cristo como nuestro Redentor y gran Sumo Sacerdo´ te (Rom. 5:8; Heb. 4:14-16). En el primer nu´ ´ mero de la edicion en ingles de esta revista ´ (julio de 1879) se hablo del poder de la sangre ´ que vertio Cristo como rescate (1 Juan 1:6, 7). ´ ´ ´ En la pagina 6 de aquel numero aparecio esta ´ comparacion: “Un hecho singular es que los ´ objetos de color escarlata o carmesı parecen ´ blancos cuando se los mira a la luz a traves de 4

´ 4. ¿Que significa buscar la justicia de Dios? ´ ´ ´ 5. ¿Que nos ayudara a vencer el desanimo?


un cristal rojo. De igual modo, aunque nuestros pecados sean tan intensos como la escar´ lata o el carmesı, cuando los vemos como los ´ ve Dios, a traves de la sangre de Cristo, se ´ tornan blancos”. ¡Que maravilloso es saber ´ que Jehova ha tomado medidas para salvarnos mediante el sacrificio de su Hijo amado! (Isa. 1:18.)

Revisemos nuestra armadura espiritual 6 Siempre debemos llevar puesta una pieza clave de la armadura espiritual: “la coraza de la justicia” (Efe. 6:11, 14). Sea que nos haya´ ˜ mos dedicado a Jehova en anos recientes o ´ que tengamos a nuestras espaldas decadas de ´ servicio, es vital revisar todos los dıas la arma´ dura que Dios nos ha dado. ¿Por que? Porque ´ Satanas ha sido arrojado a la Tierra junto con ´ sus demonios (Rev. 12:7-12). Esta furioso y sabe que le queda poco tiempo. Por eso ha recrudecido sus ataques contra el pueblo de ´ Dios. Sin duda, esta es una poderosa razon para usar en todo momento “la coraza de la justicia”. ´ 6. ¿Por que es vital revisar nuestra armadura espiritual?

´ ¿Para que sirve una coraza? Para cubrir el ´ pecho y de este modo proteger el corazon. ´ ¿Por que tenemos que proteger nuestro cora´ ´ ´ zon simbolico? Porque esta inclinado al mal, ´ dado que somos imperfectos (Gen. 8:21). De hecho, es traicionero y desesperado (Jer. ´ 17:9). De ahı que sea esencial educarlo y tenerlo bajo control. Comprendemos que “la coraza de la justicia” es vital, por lo que no nos la quitamos ni un minuto. En efecto, no nos entretenemos con cosas que Dios odia ´ ni nos entregamos con la imaginacion a fan´ tasıas pecaminosas. Tampoco malgastamos nuestro valioso tiempo dedicando demasia´ ´ das horas a la television. Mas bien, nos esfor´ zamos siempre por agradar a Jehova con ´ nuestra conducta. Pero ¿y si caemos en algun mal pensamiento o acto? No nos daremos por vencidos, sino que seguiremos luchan´ do con la ayuda de Dios (lease Proverbios 24:16). ´ 8 La armadura espiritual tambien incluye “el escudo grande de la fe”, pieza indispensable para “apagar todos los proyectiles encendidos” del Diablo (Efe. 6:16). La fe nos permite seguir en el camino de la rectitud, el cual ´ nos lleva a la vida eterna. Pero tambien ne´ cesitamos amor ferviente por Jehova, pues ´ ´ cuanto mas lo amemos, mas amaremos su ´ justicia. Contamos, ademas, con la ayuda de ´ nuestra conciencia. ¿Como contribuye esta a que demostremos amor por la justicia divina? 7

Mantengamos una buena conciencia ´ 9 El dıa que nos bautizamos presentamos ´ ante Jehova nuestra “solicitud [...] para una buena conciencia” (1 Ped. 3:21). Gracias a ´ la fe en el rescate, la sangre de Jesus cubre ´ 7. ¿Como nos comportaremos si comprendemos lo necesaria que es “la coraza de la justicia”? ´ 8. ¿Por que necesitamos “el escudo grande de la fe”? ´ 9. ¿Que beneficios conseguimos al mantener una buena conciencia? L A ATAL AYA ˙ 15 DE FEBRERO DE 2011

25


nuestros pecados, lo que nos permite reconciliarnos con Dios. No obstante, para seguir ´ en el camino de la salvacion necesitamos mantener limpia la conciencia. Cuando esta ´ nos avisa o nos muestra que algo esta mal, de´ ´ berıamos estar agradecidos. ¿Por que? Porque ´ eso demuestra que no esta encallecida, sino que funciona como debe y sigue sensible a ´ los rectos principios de Jehova (1 Tim. 4:2). ´ Pero la conciencia tambien nos ayuda de otro modo a cultivar amor por la justicia. 10 Si obramos mal, la conciencia puede ´ acusarnos e incluso mortificarnos. Ası le su´ ´ cedio a un joven que se descarrio de “los senderos [...] de la justicia” cuando apenas comenzaba a andar por ellos. Se hizo adicto a la ´ pornografıa y a la marihuana. En las reunio´ nes tenıa remordimientos, y en la predica´ ´ ´ ´ cion se sentıa hipocrita. Por eso, abandono por completo las actividades cristianas. “Poco ´ me imaginaba —explica el— que la concien´ cia iba a seguir pidiendome cuenta de mis ac´ ´ tos. Aun ası, me comporte como un necio ˜ ´ durante cuatro anos.” Luego comenzo a plantearse la idea de regresar a la verdad. Aunque ´ pensaba que Jehova no iba a querer escuchar´ ´ ´ lo, le oro de todos modos y le pidio perdon. ´ No habıan pasado ni diez minutos cuando su ´ madre fue a visitarlo y lo animo a volver a las ´ reuniones. Hizo caso del consejo y le pidio a un anciano ayuda para estudiar la Biblia. Con ´ el tiempo se bautizo, y hoy da gracias a Jeho´ va por haberle salvado la vida. 11 ¿Verdad que nada reporta tantas ale´ grıas como llevar una vida recta? Si amamos los principios justos y procuramos aplicarlos ´ cada dıa mejor, sentiremos la gran satisfac´ cion de complacer a Dios con nuestra con´ ´ ducta. ¡Imagınese! Viene el dıa en que todas ´ ´ las personas reflejaran a la perfeccion la ima10, 11. a) Ilustre con una experiencia los beneficios de escuchar la voz de nuestra conciencia cristia´ ´ na. b) ¿Por que reporta gran alegrıa llevar una vida recta? 26

L A ATAL AYA ˙ 15 DE FEBRERO DE 2011

Para resolver dudas referentes al trabajo, hace falta tener educada la conciencia

gen de su Padre celestial, por lo que su con´ ciencia estara libre de sentimientos de culpa. Pero ahora es el momento de cultivar en ´ ´ nuestro corazon amor por la justicia y ası re´ gocijar a Jehova (Pro. 23:15, 16). ´ 12 ¿Como educamos la conciencia? Estudiando la Palabra de Dios y las publicaciones ´ bıblicas y aplicando el siguiente principio: ´ “El corazon del justo medita” (Pro. 15:28). ´ Pensemos, por ejemplo, en lo util que es la ´ meditacion cuando nos surgen preguntas sobre un empleo. Ciertamente, hay casos en los que el esclavo fiel y discreto ha mostrado que un trabajo entra en conflicto directo con las ´ Escrituras, por lo que la mayorıa de los cristianos lo rechazaremos sin dudar. Ahora bien, cuando no hay una respuesta tan clara, cada ´ uno debera pedirle a Dios que lo ayude a ana´ lizar los principios bıblicos pertinentes antes ´ de tomar cualquier decision.1 Uno de estos principios es no herir las conciencias ajenas ´ 1 Los principios bıblicos aplicables al empleo se ana´ lizan en La Atalaya del 15 de abril de 1999, paginas 28 a 30.

´ 12, 13. ¿Como podemos educar la conciencia?


(1 Cor. 10:31-33). Pero sobre todo, nuestro ´ principal interes es conservar una buena rela´ ´ cion con Dios. Si vemos a Jehova como nuestro amigo, nos preguntaremos en primer lu´ gar: “¿Le causare tristeza y dolor si acepto este trabajo?” (Sal. 78:40, 41). 13 Cuando preparamos las lecciones de ´ La Atalaya o del Estudio Bıblico de la Congre´ gacion, no nos olvidemos de meditar. ¿Andamos siempre subrayando a toda velocidad las ´ ´ respuestas, parrafo tras parrafo? Esa prepara´ cion no puede ayudarnos a formar bien la conciencia ni a fortalecer nuestro amor por la justicia. Para lograr este objetivo, debemos ´ dedicarnos en serio al estudio y la reflexion sobre la Palabra de Dios. No hay atajos si queremos que los principios rectos se graben en ´ nuestro corazon.

Demostremos hambre y sed de justicia 14 Jehova´ y su Hijo desean que al realizar nuestro servicio sagrado experimentemos ´ ´ gozo. ¿Que contribuira a ello? Nuevamente, ´ el amor a la justicia. Bien lo dijo Jesus en el ´ Sermon del Monte: “Felices son los que tienen hambre y sed de justicia, puesto que ellos ´ ´ seran saciados” (Mat. 5:6). ¿Que implican estas palabras para quienes aman los rectos caminos de Dios? ´ 15 El mundo esta´ dominado por Satanas ´ (1 Juan 5:19). Sin importar donde vivamos, ´ ´ los periodicos contienen cada vez mas noticias de actos crueles y violentos. Todo el que ama la justicia no puede menos que horrorizarse ante el salvajismo del hombre para con el hombre (Ecl. 8:9). Claro, quienes aman a ´ Jehova y sus justas normas comprenden que ´ ´ el es el unico capaz de saciar su hambre y sed espiritual. Dentro de poco, los malvados de´ ´ sapareceran. La gente recta ya no tendra que ´ ´ 14. ¿Como quieren Jehova y Jesucristo que nos sintamos al realizar nuestro servicio? ´ ´ 15, 16. ¿Como saciara Dios nuestra hambre y sed de justicia?

´ soportar mas a los pecadores y su mala con´ ducta (2 Ped. 2:7, 8). ¡Que alivio! 16 Los que seguimos a Cristo y servimos a ´ Jehova sabemos que quienes anhelan la justi´ ´ cia “seran saciados”. En efecto, quedaran plenamente satisfechos gracias a los nuevos cie´ los y la nueva tierra donde “la justicia habra de morar” (2 Ped. 3:13). Por eso, no nos desconcierta ni desanima el hecho de que en este ´ mundo satanico predominen la violencia y la ´ ´ opresion (Ecl. 5:8). El Altısimo lo ve todo y ´ pronto libertara a quienes aman la rectitud.

Cosechemos bendiciones por amar la justicia 17 “Jehova´ esta´ amando a los justos”, dice ´ Salmo 146:8. ¿Ha notado en este versıculo ´ cual es uno de los mayores beneficios de seguir la senda de la rectitud? La certeza de ser ´ queridos por el Soberano universal. ¡Que privilegio! Por este motivo, no tenemos ningu´ ´ na duda de que el cubrira nuestras necesidades si ponemos el Reino en primer lugar ´ (leanse Salmo 37:25 y Proverbios 10:3). ´ Al final, el planeta entero sera de quienes anhelan la justicia (Pro. 13:22). La gran ma´ ´ yorıa de los siervos fieles de Dios seran recompensados con la dicha eterna de vivir en ´ un nuevo mundo paradisıaco. De hecho, hoy ´ dıa ya disfrutan de una paz interior que los ayuda a llevarse bien con sus familiares y sus hermanos espirituales (Fili. 4:6, 7). ´ 17. ¿Que bendiciones cosechamos por amar la justicia?

´ ´ ¿Que respuesta darıamos?

´ ˙ ¿De que manera nos ayuda a seguir amando la justicia comprender el valor del rescate? ´ ˙ ¿Por que es vital llevar siempre puesta “la coraza de la justicia”? ´ ˙ ¿Como educamos la conciencia? L A ATAL AYA ˙ 15 DE FEBRERO DE 2011

27


´ 18 Mientras esperamos el gran dıa de Jeho´ va, debemos seguir buscando la justicia de Dios (Sof. 2:2, 3). Tenemos que demostrar que amamos de verdad sus rectos caminos. No podemos quitarnos nunca “la coraza de la ´ justicia”, ya que dejarıamos desprotegido el ´ ´ corazon. Tambien es necesario que manten´ gamos una buena conciencia, pues solo ası lograremos vivir satisfechos y hacer feliz a nuestro Padre celestial (Pro. 27:11). 19 Jehova´ tiene su mirada “discurriendo por toda la tierra”, ya que desea “mostrar su ´ ´ 18. ¿Que debemos hacer mientras esperamos el dıa ´ de Jehova? ´ ´ ´ 19. ¿Cual debe ser nuestra firme decision, y que ve´ ´ remos en el proximo artıculo?

´ fuerza a favor de aquellos cuyo corazon es ´ ´ ´ completo para con el” (2 Cro. 16:9). ¡Cuanto nos consuelan estas palabras a quienes nos esforzamos por vivir rectamente en medio de ´ ´ este mundo cada dıa mas inestable, violento y malvado! Quienes viven alejados de Dios ´ ´ quizas se sorprendan de que aun respetemos las normas divinas, pero sabemos que estas son siempre para nuestro provecho (Isa. 48:17; 1 Ped. 4:4). Por eso estamos decididos a seguir demostrando en nuestra vida que amamos la justicia con toda el alma. Pero debe´ mos hacer algo mas. Para probar que nuestro ´ ´ corazon es completo para con Dios, tambien hemos de odiar el desafuero. En el siguiente ´ ´ ´ artıculo veremos que esta implicado en ello.

¿ODIAMOS LA MALDAD? “Odiaste el desafuero.” (HEB. 1:9) ´ ´ ´ ´ N CIERTA ocasion, Jesus indico a sus discı´ ´ ´ pulos cual debıa ser la cualidad mas importante para ellos: “Les doy un nuevo man´ damiento: que se amen unos a otros; ası como ´ yo los he amado, que ustedes tambien se amen los unos a los otros. En esto todos cono´ ´ ceran que ustedes son mis discıpulos, si tienen ´ amor entre sı” (Juan 13:34, 35). Con estas palabras les estaba mandando que se demostraran mutuamente amor abnegado, un amor ´ que los identificarıa como sus verdaderos se´ ´ guidores. Y en otra ocasion tambien los exhor´ ´ to: “Continuen amando a sus enemigos y orando por los que los persiguen” (Mat. 5:44). ´ ˜ ´ ´ 2 Pero Jesus no solo enseno a sus discıpulos ´ ´ lo que debıan amar, sino tambien lo que te´ ´ nıan que odiar. Una profecıa dijo lo siguiente

E

´ ´ ´ ´ 1. ¿Que clase de amor indico Jesus a sus discıpulos ´ que deberıan demostrar? ´ 2. ¿Que debemos odiar los cristianos? 28

L A ATAL AYA ˙ 15 DE FEBRERO DE 2011

sobre Cristo: “Amaste la justicia, y odiaste el desafuero”, o, lo que es lo mismo, “la iniquidad” o maldad (Heb. 1:9; Sal. 45:7). Su ejem´ plo nos muestra que, ademas de cultivar amor por la justicia, tenemos que cobrarle ´ odio al pecado, a todo lo que esta en contra ´ ˜ ´ de la ley de Jehova. Cabe senalar que el apostol Juan dijo claramente: “Todo el que peca viola la ley de Dios, porque todo pecado va en contra de la ley de Dios” (1 Juan 3:4, Nueva ´ Traduccion Viviente). 3 Cada cristiano hace bien en preguntarse: ´ “¿Odio las cosas que prohıbe la ley de Dios?”. ´ ´ Veamos a continuacion como debemos manifestar odio por la maldad en estos cuatro campos: 1) el abuso del alcohol, 2) el ocultismo, 3) la inmoralidad y 4) el trato con quienes aman el pecado. ´ 3. ¿Que cuatro campos en los que debemos manifestar odio por la maldad vamos a analizar?


Seamos prudentes con el alcohol ´ ´ En diversas ocasiones, Jesus tomo vino, sabiendo que es un regalo de Dios (Sal. 104: ´ 14, 15). Sin embargo, nunca cayo en excesos con la bebida (Pro. 23:29-33). Por eso pudo ´ recomendar sin ninguna hipocresıa que se ´ evitaran tales abusos (lease Lucas 21:34). El consumo inmoderado de alcohol puede ´ conducir a otros graves pecados. De ahı que ´ Pablo escribiera: “No anden emborrachando´ se con vino, en lo cual hay disolucion [o con´ ducta desenfrenada], sino sigan llenandose ´ ´ ´ de espıritu” (Efe. 5:18). Ademas, exhorto a las hermanas de edad avanzada a que no estuvieran “esclavizadas a mucho vino” (Tito 2:3). 5 Si nuestra conciencia nos permite con´ sumir alcohol, deberıamos preguntarnos: ´ “¿Tengo la misma actitud que Jesus frente a los excesos con la bebida? Si me viera en la necesidad de aconsejar a un hermano sobre ´ este asunto, ¿podrıa hacerlo con franqueza? ¿Bebo para olvidar los problemas y rela´ jarme? ¿Cuanto alcohol consumo semanal4

´ ´ 4. ¿Por que pudo Jesus recomendar con franqueza que se evitaran los excesos con la bebida? ´ ´ 5. ¿Que preguntas deberıa hacerse el cristiano que ´ consume bebidas alcoholicas?

´ ¿Que factores debe sopesar el cristiano que ha decidido consumir alcohol?

´ mente? ¿Como reacciono cuando alguien da a entender que me estoy excediendo? ¿Me pongo a la defensiva o incluso me enojo?”. Si dejamos que el vino nos esclavice, se ve´ ran afectadas las facultades que nos permiten razonar con claridad y tomar decisiones sabias. Y eso es algo que, como cristianos, no podemos permitir, pues siempre debemos proteger nuestra capacidad de pensar (Pro. 3: 21, 22).

Evitemos el ocultismo ´ Durante toda su vida en la Tierra, Jesus se ´ opuso con firmeza a Satanas y sus demonios. ´ Cuando el Diablo lanzo ataques directos con´ tra el, se mantuvo leal a Dios (Luc. 4:1-13). ´ Y tambien supo resistir cuando el Enemi´ ´ go intento de forma mas velada corromper su pensamiento y conducta (Mat. 16:21-23). ´ Ademas, a muchas personas necesitadas de su ´ ayuda las libro del cruel dominio de los es´ pıritus malignos (Mar. 5:2, 8, 12-15; 9:20, 25-27). ´ ´ 7 Despues de ser coronado en 1914, Jesus li´ bro a los cielos de la contaminante presencia ´ de Satanas y sus demonios. Por este motivo, ´ ´ ˜ el Diablo esta mas empenado que nunca en ˜ seguir “extraviando [con sus enganos] a toda ´ la tierra habitada” (Rev. 12:9, 10). Con razon ´ ´ hay cada vez mas interes por el ocultismo. Ciertamente, es una plaga muy extendida de ´ la que debemos protegernos. La cuestion es: ´ ¿como podemos hacerlo? 8 La Biblia nos previene claramente contra ´ los peligros del espiritismo y las demas for´ mas de ocultismo (lease Deuteronomio 18: ´ 10-12). Hoy, Satanas y sus demonios influyen en la forma de pensar de la gente ´ ´ a traves de pelıculas, libros y videojuegos 6

´ ´ ´ ´ 6, 7. a) ¿Como reacciono Jesus ante Satanas y sus ´ ´ demonios? b) ¿Por que estan tan extendidas las artes ocultas? ´ ´ 8. ¿Que preguntas deberıamos hacernos sobre las diversiones que elegimos? L A ATAL AYA ˙ 15 DE FEBRERO DE 2011

29


´ ¡Cuidado con la influencia satanica en las diversiones!

´ que promueven las practicas ocultistas. Por eso es conveniente analizar el tipo de en´ tretenimiento que seleccionamos. Pregunte´ monos: “En los ultimos meses, ¿he elegido ´ ´ pelıculas, programas de television, juegos ´ electronicos, libros o historietas que giran en torno a la magia o lo sobrenatural? ¿Comprendo la importancia de rechazar el ocultismo, o les resto gravedad a sus peligros? ¿He ´ ´ pensado en como ve Jehova mis diversiones? ¿He bajado la guardia ante estas influencias ´ satanicas? En ese caso, ¿estoy decidido a cerrarles de una vez por todas las puertas de ´ ´ mi mente y ası demostrar amor por Jehova y sus justos principios?” (Hech. 19:19, 20).

´ Sigamos las advertencias de Jesus contra la inmoralidad ´ ´ 9 Jesus siempre respaldo las normas divinas sobre moralidad sexual. Dijo: “¿No leyeron ´ que el que los creo desde el principio los hizo macho y hembra y dijo: ‘Por esto el hombre ´ ´ dejara a su padre y a su madre y se adherira a ´ su esposa, y los dos seran una sola carne’? De modo que ya no son dos, sino una sola carne. Por lo tanto, lo que Dios ha unido bajo ´ un yugo, no lo separe ningun hombre” (Mat. ´ ´ 19:4-6). Cristo sabıa, ademas, que lo que en´ tra por los ojos llega hasta el corazon. Por eso, ´ ´ 9. ¿Como podrıa una persona alimentar en su cora´ zon amor por la maldad? 30

L A ATAL AYA ˙ 15 DE FEBRERO DE 2011

´ ˜ ´ en el Sermon del Monte senalo: “Oyeron ustedes que se dijo: ‘No debes cometer adulterio’. Pero yo les digo que todo el que sigue mi´ rando a una mujer a fin de tener una pasion por ella ya ha cometido adulterio con ella en ´ su corazon” (Mat. 5:27, 28). La persona que ´ ´ no hace caso de estos consejos de Jesus esta alimentando en su interior amor por la maldad. 10 A fin de fomentar la inmoralidad, Sata´ ´ nas ha inundado la sociedad actual de image´ nes pornograficas. Una vez que se contem´ plan, son difıciles de borrar de la mente, y ´ ´ ´ llegan a crear adiccion. Ası le sucedio a un cristiano, quien confiesa: “Miraba pornogra´ ´ fıa en secreto. Habıa creado mi propio mun´ ´ do de fantasıa, y lo veıa como algo aparte del ´ ´ ´ mundo donde servıa a Jehova. Sabıa que lo ´ ´ ´ que hacıa estaba mal, pero aun ası me decıa ´ ´ que Dios seguıa aceptando mi adoracion”. ´ ´ ¿Que le ayudo a cambiar de actitud? “Aunque ´ ´ fue lo mas difıcil que he tenido que hacer ´ —explica—, decidı hablar del problema con ´ los ancianos.” Con el tiempo, logro vencer ´ ´ aquel sucio habito. “Una vez que me libre de ˜ ´ ese pecado —senala—, sentı por fin que mi conciencia estaba limpia de verdad.” No hay ´ duda: solo se puede odiar la pornografıa si se ha aprendido a odiar la maldad. ´ 11 La musica y la letra de las canciones pueden dejar una profunda huella en nuestros sentimientos y, por consiguiente, en nuestro ´ ´ corazon. Es verdad que la musica es un don de Dios y que´ se ha utilizado por siglos en su ´ adoracion (Exo. 15:20, 21; Efe. 5:19). Pero no es menos cierto que las canciones de este mundo ensalzan la inmoralidad (1 Juan 5: ´ 19). ¿Como podemos determinar si lo que es´ cuchamos nos esta corrompiendo? 10. Relate una experiencia que ilustre que es posible ´ dejar el vicio de la pornografıa. ´ 11, 12. ¿Como podemos mostrar odio por la mal´ dad a la hora de seleccionar la musica que escuchamos?


´ ´ ´ ¿Que esta alimentando en su corazon ´ la persona que ve pornografıa?

´ ´ Pudieramos preguntarnos: “¿Que dicen las canciones que escucho? ¿Exaltan el asesi´ nato, el adulterio, la fornicacion y el lenguaje obsceno? Si le leyera la letra a otra persona, ´ ¿pensarıa ella que detesto la maldad o, por ´ el contrario, que tengo el corazon contaminado?”. No podemos afirmar que odiamos el pecado y al mismo tiempo escuchar ´ canciones que lo alaban. Jamas olvidemos ´ lo que dijo Jesus: “Las cosas que proceden ´ de la boca salen del corazon, y esas cosas contaminan al hombre. Por ejemplo, del ´ corazon salen razonamientos inicuos, asesinatos, adulterios, fornicaciones, hurtos, testimonios falsos, blasfemias” (Mat. 15:18, 19; ´ comparese con Santiago 3:10, 11). 12

´ Tengamos el mismo criterio de Jesus sobre quienes aman la maldad ´ ˜ ´ ´ 13 Jesus senalo que habıa venido a invitar al arrepentimiento a quienes estaban violando la ley de Dios (Luc. 5:30-32). Ahora bien, ´ ´ ´ ¿como veıa el a la gente que se negaba a aban´ donar el pecado? Advirtio a sus oyentes que tales personas eran una influencia peligrosa ´ (Mat. 23:15, 23-26). Yafirmo: “No todo el que ˜ ˜ ´ me dice: ‘Senor, Senor’, entrara en el reino de los cielos, sino el que hace la voluntad de mi ´ ´ Padre que esta en los cielos. Muchos me diran ´ ´ ´ 13. ¿Como veıa Jesus a las personas que se negaban a abandonar el pecado?

´ en aquel dıa [en que Dios traiga el juicio]: ‘Se˜ ˜ nor, Senor, ¿no profetizamos en tu nombre, y en tu nombre expulsamos demonios, y en tu nombre ejecutamos muchas obras poderosas?’ ”. A esos individuos, que en realidad ´ no estan arrepentidos ni han dejado de prac´ ´ ticar el pecado, Cristo les dira: “Apartense de ´ ´ ´ mı” (Mat. 7:21-23). ¿Por que los juzgara con tanta severidad? Porque con sus malas acciones han estado deshonrando a Dios y hacien˜ do dano a sus semejantes. 14 La Palabra de Dios manda sacar de la ´ ´ congregacion a quienes rehusan arrepentirse ´ de sus pecados (lease 1 Corintios 5:9-13). Esta medida es necesaria al menos por tres razones: 1) para que no se ensucie el nombre de ´ Jehova, 2) para que no se contamine la con´ gregacion y 3) para animar al propio pecador a arrepentirse. ´ 15 ¿Compartimos el criterio de Jesus sobre ˜ las personas que se empenan en violar la ley de Dios? Todos hacemos bien en preguntarnos: “Si alguien fuera expulsado o decidiera ´ ´ desasociarse de la congregacion, ¿intentarıa ´ yo mantener un trato frecuente con el? ¿Y si se tratara de un pariente cercano que ya no vive en mi hogar?”. Sin duda, situaciones como estas someten a prueba nuestro amor por la justicia y nuestra lealtad a Jeho´ va.1 16 Examinemos un caso de la vida real. ´ Cierta cristiana vio como su hijo adulto iba ´ 1 Este asunto se analiza con mas detalle en La Atala´ ya del 15 de noviembre de 1981, paginas 20 a 25.

´ ´ 14. ¿Por que se expulsa de la congregacion a quienes se niegan a arrepentirse? ´ ´ 15. ¿Que serias preguntas deberıa hacerse todo el ´ que desee ser leal a Jehova? ´ ´ ´ ´ 16, 17. ¿A que difıcil situacion se enfrento una cris´ ´ tiana, y que le ayudo a respetar las medidas disciplinarias? L A ATAL AYA ˙ 15 DE FEBRERO DE 2011

31


´ perdiendo el amor por Jehova y se entregaba ´ al pecado sin demostrar ningun arrepentimiento, de modo que tuvo que ser expulsado ´ de la congregacion. La hermana amaba a ´ ´ Jehova, pero tambien amaba a su hijo, y por ´ ´ ello se le hacıa muy difıcil aplicar el manda´ ´ miento bıblico de no relacionarse con el. ´ 17 ¿Que´ le habrıamos dicho a esta herma´ na? Pues bien, un anciano la ayudo a ver que ´ ´ ´ Jehova comprendıa su tristeza. Tambien la in´ vito a pensar en el dolor que tuvo que sentir Dios al ver rebelarse a algunos de sus hijos ce´ lestiales. Le recordo que, aunque nuestro Padre sabe lo duro que puede resultarnos, ordena expulsar a quienes no se arrepienten. La hermana supo valorar aquellos consejos y ´ demostro respeto por las medidas disciplinarias.1 Esa lealtad sin duda complace mucho a ´ Jehova (Pro. 27:11). ´ 18 Si afrontamos una situacion tan dura como la anterior, haremos bien en recordar ´ que Jehova se compadece de nuestro dolor. ´ Al cortar la relacion con la persona expulsada o desasociada, demostramos que odiamos las actitudes y la conducta que la llevaron a estar ´ ´ fuera de la congregacion. Pero tambien indicamos que amamos al pecador y que sabemos que las medidas disciplinarias son para su bien. De hecho, si las apoyamos por leal´ ´ tad a Jehova, es mas probable que la persona se arrepienta y vuelva a la verdad. ´ 19 Una hermana que fue expulsada y mas ´ tarde readmitida escribio: “Me alegra saber ´ ´ que Jehova ama tanto a su organizacion que se encarga de mantenerla limpia. A la gente de fuera puede parecerle una medida muy dura, pero realmente es necesaria y amoro´ ´ sa”. ¿Habrıa llegado ella a esa conclusion si ´ ´ 1 Vease tambien La Atalaya del 15 de enero de 2007, ´ paginas 17 a 20.

´ 18, 19. a) Cuando cortamos la relacion con quie´ nes practican el pecado, ¿a que cosas demostramos ´ ´ odio? b) ¿Que pudieramos conseguir siendo leales a Dios y sus disposiciones?

www.watchtower.org/s

´ los miembros de la congregacion —entre ellos sus propios familiares— hubieran man´ tenido tras la expulsion un trato frecuente con ella? Si apoyamos las medidas disciplinarias que establecen las Escrituras, demostramos amor por la justicia y reconocemos el ´ ´ derecho de Jehova a decirnos como debemos actuar.

“Odien lo que es malo” ´ El apostol Pedro nos hace esta advertencia: “Mantengan su juicio, sean vigilantes”. ´ ´ ¿Por que razon? Porque “[nuestro] adversario, el Diablo, anda en derredor como ´ leon rugiente, procurando devorar a alguien” (1 Ped. 5:8). ¿Estaremos nosotros entre las ´ ´ presas que el lograra atrapar? Mucho depen´ ´ dera de cuanto nos hayamos esforzado por odiar el mal. ´ 21 Cultivar odio por la maldad no es facil. Somos imperfectos y vivimos en un mundo ´ que apela a los deseos egoıstas (1 Juan 2:1517). Pero si imitamos a Jesucristo y nutrimos ´ nuestro amor por Jehova, lograremos aborrecer el pecado. Es preciso que todos los cristianos “odien lo que es malo”. Por lo tanto, ´ adoptemos la resolucion de obedecer ese ´ mandato, con la seguridad de que Jehova “[guarda a] los que le son leales; de la mano de los inicuos los libra” (Sal. 97:10). 20

´ 20, 21. ¿Por que es tan necesario aprender a odiar la maldad?

´ ´ ¿Que responderıamos?

´ ´ ˙ ¿Que nos ayudara a examinar nuestra actitud frente al alcohol? ´ ˙ ¿Que medidas podemos tomar contra el ocultismo? ´ ´ ˙ ¿Por que es peligrosa la pornografıa? ˙ Cuando un ser querido es expulsado, ´ ¿como demostramos que odiamos la maldad?

w11 02/15-S


prueba