Page 1

CRONOGRÁFICA CLARA TAPIA

t

Muñeca brava

Marcelo Morán

i

Según la teoría del big bang, el tiempo comenzó junto con el espacio en una explosión de energía que dio origen al universo. Pero recién en el siglo XX los relojes se hicieron de portación personal y permanente.

—1920 Cartier CARTIER

—1931 Rolex Oyster Perpetual rolex

—1972 Pulsar Hamilton

—1973 Seiko 06LC SEIKO

Si bien en este período prima el uso de relojes de aguja, la joyería francesa Cartier diseñó el primer reloj en mostrar la hora en números. Utilizó para esto una tecnología simple en la que un mecanismo de ruedas numeradas gira y por debajo de los visores muestran el tiempo correcto. Este tipo de relojes eran una rareza para la época, pero por la década del 60, esta forma mecánica de mostrar la hora en dígitos sería bastante explorada. El diseño de geometrías simples y superficies lisas presentó una nueva mirada del lujo mediante el uso de la técnica y de la joyería que comenzó en 1847 y se incorporó al mercado de los relojes en 1888 con el diseño del primer reloj pulsera para mujer.

La novedad de este reloj es un mecanismo de péndulo que aprovecha los movimientos de la muñeca para darle cuerda al reloj. Así, incluye un aporte funcional significativo en el diseño de relojes, ya que libera al usuario de la engorrosa y fácilmente olvidable tarea de dar cuerda al reloj y provee el tiempo correcto eternamente. Este desarrollo técnico de Rolex se suma al desarrollo previo del reloj Oyster, hermético al polvo y al agua. Para confirmar su resistencia, fue utilizado por la nadadora Mercedes Gleitze para atravesar el Canal de la Mancha en el año 1927: la prueba fue superada y después de las diez horas de travesía el reloj seguía funcionando.

Inspirado en un reloj que diseñó la empresa estadounidense Hamilton para la película 2001, de Stanley Kubrick. Unos años después, la firma decide comercializar dicha mirada del futuro con un reloj electrónico de formas ovoides, bien características de la era espacial. El reloj tiene una pantalla negra tipo TV, y al pulsar un botón se ven las luces rojas de LEDs comunicando la hora en números. El éxito duró poco debido a que la tecnología del LED fue superada pocos años después por la pantalla de LCD. Este producto marcó el quiebre más significativo en la manera de medir el tiempo desde el medioevo, debido al paso de un sistema mecánico a un sistema electrónico y digital.

Japón comienza a ganar el mercado con el diseño de un reloj con pantalla LCD que consume mucha menos energía que los LEDs y permite mostrar la hora en dígitos todo el tiempo, robándole el mercado al Pulsar de Hamilton, que sólo mostraba la hora al pulsarlo. Los relojes digitales y el uso de nuevas tecnologías ponen a Japón como líder del mercado de relojes con marcas como Seiko y Casio, quitándole a Suiza el liderazgo que había mantenido por siglos.

20

IF–Nº8


En la historia de la humanidad el tiempo se midió de diferentes formas. Pensemos por ejemplo en el Stonehenge o, más tarde, en el medioevo, en los relojes de sol, de arena o de agua. Todos ellos planteaban una lectura orgánica del tiempo. Su fraccionamiento era consecuencia de una marca producida por el transcurrir continuo del tiempo, se tratara de una sombra, de arena cayendo o de agua goteando por una clepsidra. Con el nacimiento del reloj mecánico, en el siglo XIII, el tiempo comenzó a ser controlado y cuantificado por elementos artificiales

diseñados por el hombre: la mecánica permitió construir fracciones de partes iguales a las que se le adjudicaron números. Y es en este período donde los mecanismos comenzaron a impactar en la vida de las personas. El modo de lectura espacial del tiempo utilizado en los relojes de agujas es el más reconocido actualmente. Partiendo de los relojes de sol como antecedente de esta tipología, los primeros relojes mecánicos tomaron este modo de cuantificar el tiempo mediante el desplazamiento por el espacio y lo materializaron en un giro de 360 grados.

La portabilidad de los relojes comenzó en los bolsillos y llegó definitivamente a las muñecas después de la Primera Guerra Mundial, cuando el reloj pulsera ganó la batalla por funcionalidad y confort. Una de las empresas visionarias que comenzó con la producción de este tipo de relojes fue la marca Rolex, creada en 1905 por el británico Hans Wilsdorf, quien perfeccionó esta tipología mediante la incorporación de mecanismos que mejoraron la precisión. Este fue el primer paso del camino que recorrería la empresa en búsqueda de exactitud y funcionalidad.

—1983 Swatch SWATCH

—1984 Casio Databank casio

—2012 Reflex Ritmo Mundo

—2012 Qlocktwo Biegert & Funk

La estocada de Suiza para recuperar el mercado que Japón le había quitado fue cambiar la idea de consumo de un reloj de lujo o de alta tecnología por la de muchos diferentes, económicos y con una impronta fuerte de diseño. El reloj personalizado y barato, un ejemplo de la posmodernidad. El Swatch es un reloj plástico que cuenta con la precisión del cuarzo y se presenta en una gran variedad de colores y motivos que se renuevan cada temporada, motivando al consumidor a tener variedad de diseños. Con ediciones limitadas numeradas cual obra de arte, estos relojes se sumaron al fenómeno del coleccionismo, donde algunos modelos llegan a valer miles de dólares.

El Casio Databank incorpora calculadora y agenda telefónica inaugurando una era de relojes gadgets, que empiezan a aparecer con TV, radio, control remoto y, posteriormente MP3, celular, GPS, etc. La empresa ingresa al diseño de relojes en 1974 con el lanzamiento del Casiotrón y durante la década del 80 se especializa en relojes digitales. En 1984 lanza el Casio F 91-W, copiando la estrategia de Swatch pero con pantalla de LCD. El reloj de bajo precio se presenta en una gran variedad de colores. Posteriormente, en 1994 lanza al mercado los famosos relojes todoterreno Baby-G, icónicos de los 90, que comienzan utilizándose en deportes e identificaron a la cultura juvenil de la década.

Inspirado en las pulseras de los noventa, combina una novedosa manera de comunicar el tiempo (mediante LEDs que indican las horas, minutos y segundos) junto con un sistema de ajuste que permite colocarlo de un golpe para que se adapte automáticamente a cualquier muñeca. Esta innovación es destacada, ya que más allá de las pulseras de eslabones, las mallas de cuero, de plástico o textiles con sistemas de ajuste, no se registran grandes cambios en el sistema de pulsera. Realizado por una joven marca de relojes de lujo, Ritmo Mundo, con sede en Beverly Hills, se presenta como la empresa que combina diseño italiano con tecnología suiza y marketing hollywoodense.

El tiempo es representado en palabras, una nueva concepción en su lectura. Mediante una interfaz tipográfica el reloj combina el tiempo con las palabras escritas para mostrar la hora tal cual la decimos: “Son las dos y cuarto pasadas”. Es parte de un sistema de comunicación que incluye una aplicación para iPod y Android y para relojes de pared. Es realizado por la empresa de comunicación alemana Biegert & Funk de publicidad, de branding y contenidos interactivos que abarcan diferentes sectores de la industria. Este sistema ya cuenta con varios premios de diseño, entre los que se destactan el Red Dot Design Award 2013 y el Good Design, Premio del Chicago Athenaeum Museum of Architecture. 21

Muñeca brava  

por Clara Tapia

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you