Issuu on Google+

Materiales/TechnoTextiles por Marie O’Mahony Es consultora en textiles y tecnología con base en Londres. Es co-autora de TechnoTextiles 2 recientemente publicado por Thames y Hudson.

iF 01

1

Pieles tridimensionales Nuevos géneros, producto de sofisticadas tecnologías como la nanotecnología y biotecnología, se convierten en un nuevo campo de investigación y trabajo para diseñadores de productos e indumentaria.

Los albores del siglo veinte fueron una época de gran innovación en las telas, y el principio de este siglo veintiuno sigue esta misma tendencia. En los primeros años del 1900 se vio la aparición de las fibras sintéticas elaboradas por el hombre. Estas telas inicialmente fueron consideradas una alternativa de bajo costo para las fibras naturales más costosas como la seda, y fue recién casi cien años después que comenzaron a ser explotadas y apreciadas por sus propias cualidades únicas. Hoy las fibras fabricadas por el hombre son de alta sofisticación, a veces con un costo muy superior al de los géneros naturales. Estos sintéticos se inician como productos de laboratorio en la cápsula de Petri pero no tardan en irrumpir en el mercado como telas altamente buscadas con calidades táctiles y estéticas que con frecuencia igualan su desempeño. Las nuevas capacidades permiten que los paños se utilicen como solución en muchas aplicaciones en las que anteriormente se utilizaban plásticos o incluso metales. La creación de nuevas estructuras de telas y de géneros tridimensionales comenzó en el sector industrial pero lentamente comienza a trasladarse hacia aplica-

2

ciones de productos e indumentaria. Para el arquitecto o para el diseñador de moda o productos que busca trabajar con telas, este es un período muy interesante, y su respuesta es un paso hacia un diseño enfocado más hacia los géneros, donde la variedad de telas disponibles afecta al diseño desde las primeras etapas del proceso. Los nuevos desarrollos que se producen a nivel molecular incluyen fibras con trabajo de ingeniería, nanotecnología y biotecnología. Las fibras con alto nivel de trabajo de ingeniería incluyen los monofilamentos, o sea fibras sintéticas hechas con procesos como la extrusión a partir de un único polímero y microfibras. Estos son finísimos tejidos de un denier o menos, y ahora están muy difundidos. Los fabricantes japoneses también están produciendo numerosas variaciones sobre la base de fibras huecas rellenas de aire que ofrecen una aislación liviana para indumentaria deportiva y sport. Muchas de estas fibras inicialmente se desarrollaron como respuesta a la competencia de otros países asiáticos donde los fabricantes japoneses no podían competir en los precios. Su idea fue producir telas tan sofisticadas


palmente debido al costo. No sólo el costo propio sino el costo de producir telas tridimensionales acolchadas o en capas con la manera convencional de corte y confección sigue siendo relativamente económico para los fabricantes de ropa de moda e indumentaria deportiva. Mientras continúen utilizando mano de obra barata para manufacturar estos productos con requerimiento intensivo de tiempo, habrá poco incentivo para introducir estas nuevas tecnologías para ahorrar en mano de obra. Sin duda existen excepciones. El diseñador de modas Issey Miyake se hizo famoso con sus prendas tridimensionales en su línea de indumentaria A-Poc. Estas son prendas tridimensionales tejidas que emergen planas pero con áreas sugeridas para el corte de la sisa y otras aberturas. La idea original era que los clientes pudieran dirigirse a la tienda de Miyake y cortar sus propias prendas del rollo de tela. Incluso creó tiendas especiales para este propósito con mesas largas donde se pudiera estirar la tela para cortar los moldes. Sin embargo, el mercado no estaba preparado para un paso de este tipo, y los clientes no se animaban a correr el riesgo de realizar sus propios cortes, por lo que en la actualidad las prendas se encuentran a la venta previamente cortadas. Miyake, como siempre, adelantado al tiempo en que vive. La reciente Exposición de géneros avanzados en la feria IFAI 2005 (Industrial Fabrics Association International / Asociación Internacional de Géneros Industriales) en San Antonio, Texas, consideró la forma en que la moda, los diseñadores de productos y los arquitectos utilizan los textiles avanzados. Entre las personas que visitaron la exposición se encontraban representantes del fabricante líder de membranas arquitectónicas Taiyo Birdair codo a codo con personas de la NASA y de Cirque du Soleil. También había pequeños productores que fabricaban elementos ecuestres, instalaciones de arte y mochilas a pedido. Esta es buena indicación de quién se interesa por los géneros avanzados en general y quién los utiliza. Es el artesano solitario en su estudio pero también es el gran centro de investigación y desarrollo corporativo o gubernamental. Los nuevos géneros son accesibles para todos.

Pieles tridimensionales | Marie O´Mahony

Imágenes de la Exposición de Géneros Avanzados, IFAI 2005, San Antonio, Texas. 1. Bolsos Tally Ho y Bally Ho de Hybrid+Fusion, Holanda. Son prototipos de una línea de bolsos deportivos en los que se utilizan telas tridimensionales que son fabricadas para indumentaria para viajes espaciales. 2. Sillón Eudora, de Critz Campbell, E.E.U.U. Realizado en fibra de vidrio con estructura de resina de poliéster e iluminado desde adentro.

50 | 51

que la competencia en Taiwán o China tardaría una década en alcanzarlas. De hecho, tardaron la mitad del tiempo. La nanotecnología opera a nivel molecular combinando algunos de los principios de la química y física molecular con la ingeniería y las ciencias de la computación. La tecnología cuenta con el potencial de producir bienes y servicios a costos muy bajos. Desde el punto de vista textil, estamos comenzando a ver algunos productos actuales que emergen básicamente como revestimientos o terminaciones más que nuevas estructuras. Inspirándose en la superficie de la hoja de la flor de loto, el fabricante suizo Schoeller desarrolló un revestimiento que evita que se pegue la tierra y facilita el lavado. El diseño ya se encuentra disponible y se utiliza para indumentaria deportiva y sport. La biotecnología es el nombre que se da a cualquier aplicación técnica que utiliza sistemas biológicos, organismos vivos, o sus derivados, para crear o modificar productos o procesos para usos especializados. Las aplicaciones para la biotecnología incluyen el reciclado y el tratamiento de desechos, además de la producción de agentes de guerra biológica. No siempre se utilizan organismos vivos, ya que se pueden usar chips (fragmentos) de ADN en la genética y rastreadores radioactivos en la medicina. Quizás el ejemplo más dramático de biotecnología proviene de Australia donde los artistas Tissue+Culture (Tejido+Cultivo) Oron Catts y Oinat Zurr crearon una chaqueta sin costuras semiviviente. Su trabajo explora el área del cultivo del tejido, utilizándolo para crear trabajos de arte que incitan a cuestionamientos sobre el futuro de la industria de la biotecnología. Esta pequeña chaqueta se cría sobre un polímero biodegradable dentro de una bomba de perfusión especialmente diseñada. Las células utilizadas incluyen tejido conectivo de ratón y células humanas. Estas últimas son células pre-osteoblásticas que pueden convertirse en músculos o huesos. La chaqueta es diminuta, sólo unas pulgadas de largo. Incluso envuelta en su microclima especial y alojada en su campana de protección, la chaqueta no puede sobrevivir una semana antes de contaminarse con bacterias. Se está transformando además la construcción básica de las telas. Se producen textiles tridimensionales directamente en el telar o la máquina de coser. Los géneros planos también se moldean o forman con calor gracias a las propiedades termoplásticas que responden al calor. Fueron surgiendo nuevas estructuras que crean sus propias reglas, como géneros sin trama –una matriz de fibras agrupadas prácticamente sin cohesión y unidas por hilvanes, chorros de agua, fusión de calor y compuestos–. Incluso el bordado se ha transformado, pasando de ser algo meramente decorativo a una técnica que se puede utilizar por sus características avanzadas de desempeño en la industria. Esto implica un impacto enorme en prácticamente todas las industrias, desde la moda e interiores hasta las aeronaves y las aplicaciones en medicina. Todo parece ser factible. El uso de tramas y tejidos tridimensionales se restringe por lo general a áreas reducidas –nichos del mercado– princi-


Pieles tridimensionales