Page 1

GENTILEZA DESIGNMATTERS ARTCENTER COLLEGE OF DESIGN, COOPERATIVA DE DISEÑO, M4ID

90

f

3 3X3—SERVICIO DE EMERGENCIAS AMATULLO/COOP/BLUGUERMANN 1. ¿QUÉ URGENCIAS MUNDIALES INTERPELAN AL DISEÑO HOY? 2. ¿QUÉ TEMAS INMEDIATOS DEMANDA LA SOCIEDAD? 3. ¿QUÉ DISEÑO ELEGIR EN UNA SITUACIÓN DE EMERGENCIA? La edición número 11 de revista IF podría resumirse en el par “comunidad y conflicto”. Al final del número, se agregó este segundo planteo: “diseño y emergencia”. Y para ilustrarlo, IF recopiló situaciones de California, Buenos Aires y Finlandia, a través de la voz de reconocidos referentes. Mariana Amatullo, la Cooperativa de Diseño y Verónica Bluguermann describen sus diseños urgentes: el film Preparedness Now, el Manual de mapeo colectivo, de Iconoclasistas, y el desarrollo de herramientas digitales para salas de maternidad en distintas zonas de África. Otra arista de problemáticas urgentes —menos explorada y más incómoda— es la que se tratará en enero de 2017 en un encuentro, en la Universidad de Tasmania, convocado por el provocativo Tony Fry, uno de los teóricos que más estudió la relación entre política y diseño. Fry propuso un tema caliente: las cárceles. Desde su observatorio Studio at the Edge of the World (thestudioattheed90

IF–Nº11

geoftheworld.com) se ocupa de monitorear el colapso demográfico, la urbanización vertiginosa, el desplazamiento de personas y el cambio climático. Pensar en la población que vive en las cárceles es ocuparse de los grupos más vulnerables: “hay que humanizar estas instituciones”, dice Fry. En Tasmania, se tratará de buscar soluciones y de repensar la concepción tradicional que han tenido las cárceles y los campos de refugiados. El 3x3 de este año exploró las posibilidades de un diseño “urgente”, pero también fue la excusa para traer a escena la idea de “crisis”. El sentido común entiende a la crisis como un sinónimo del caos. Sin embargo, es más que eso, es la posibilidad genuina para un replanteo. Es una oportunidad para lograr un cambio ético que se ocupe de las asimetrías. Los próximos años deberemos cuestionar nuestro accionar en este mundo. Lo que es urgente hoy es enfrentar esas múltiples facetas del conflicto.


Diseño urgente Preparedness Now nació como parte del proyecto The Great California ShakeOut. El film fue un trabajo interdisciplinario —dirigido por Theo Alexopoulos— y mostró las consecuencias de un hipotético pero posible terremoto en la falla de San Andrés de 7,8 en la escala Richter. El objetivo fue preparar a la audiencia mediante pautas de comportamiento frente a la emergencia.

1

Mariana Amatullo Cofundadora y vicepresidenta de Designmatters, del ArtCenter College of Design, Pasadena. Allí, coordina proyectos de educación en diseño y arte e investigaciones acerca del impacto del diseño en la innovación social. Con una licenciatura en Letras de la Universidad de la Sorbona, obtuvo un doctorado en Administración de la Universidad de Case Western Reserve.

Las urgencias que nos tocan vivir tienen una característica transversal: tienden a ser problemáticas interdependientes y complejas. Problemáticas que generalmente no pueden resolverse desde la perspectiva y el conocimiento de una sola disciplina —Rittel y Weber (1973) las designaron wicked problems— y que nos colocan en situaciones en las que debemos actuar en contextos de incertidumbre donde no siempre se tiene un panorama completo o la información necesaria para guiarnos. Por ejemplo, temáticas como el cambio climático, la crisis mundial de refugiados, la situación de alto riesgo del terrorismo internacional y epidemias como la del virus del Zika o del Ébola. En todas, el diseño de innovación social, tiene un impacto real y positivo con sus herramientas prácticas y metodologías que contribuyen a nivel estratégico y sistemático en situaciones ambiguas: urgencias que demandan agilidad y una modalidad de intervención empática y centrada en necesidades humanas. El diseño se presenta como una fuente de acción para idear soluciones concretas.

2

Para que el diseño, como disciplina de conocimiento, siga consolidándose con la credibilidad que merece, es importante atender dos imperativos del campo social. El primero, desarrollar mecanismos y recursos para que el diseñador esté involucrado de alguna forma en la etapa de implementación e intervención del proyecto. A menudo surgen complicaciones y necesidades que requieren adaptar ideas con ingenio y creatividad. Lamentablemente, si en esa etapa crucial el diseño o el diseñador están ausentes, perderán su centralidad como interlocutores viables entre el equipo-organización a cargo del proyecto o entre sus destinatarios-usuarios.

El segundo, desarrollar una mayor capacidad para codificar y medir con técnicas cualitativas y cuantitativas el impacto del diseño en estas iniciativas. Mis colegas identifican a estas necesidades tanto en el campo de la práctica como en el de las teorías emergentes de la innovación social. Algunas de ellas fueron abordadas en el libro LEAP Dialogues, que acabamos de editar con mi equipo en Designmatters. A este enfoque, se suman los resultados de mi investigación doctoral en la que se demuestra cómo algunas organizaciones internacionales, como Unicef, integran cada vez más a los diseñadores en sus divisiones de innovación.

3

En 2008, participé en un proyecto de comunicación con colegas de California cuyo objetivo era que nuestra comunidad estuviera preparada para afrontar, con mayor resistencia, la eventualidad de un sismo catastrófico. Para diseñar una estrategia efectiva, trabajamos de manera multidisciplinaria con científicos, expertos en comunicación, profesionales y agencias de Gobierno a nivel estatal y local. El resultado fue The Great California ShakeOut. Por su parte, Preparedness Now, la película que diseñamos para el proyecto, alcanzó un gran impacto mundial. Mi participación me permitió comprobar tangiblemente el poder del diseño gráfico y audiovisual en situaciones de emergencia. Desde que lanzamos ShakeOut, el ejercicio de prevención antisísmica se volvió una tradición anual: todos los meses de octubre, más de 8,7 millones de californianos participan de él. Esta adhesión generalizada comprueba la importancia que tiene el diseño de verdad en el campo social. 91


Diseño urgente Desde 2008, Iconoclasistas documenta las prácticas colaborativas que se dan en un territorio determinado. En 2013, publicó su Manual de mapeo colectivo, en el que sistematizó los resultados del estudio, de la observación de campo y de la investigación etnográfica de cada lugar que fue relevado. Ya va por su segunda edición de 2015.

1

Cooperativa de Diseño Una agrupación de seis diseñadoras egresadas de la Universidad de Buenos Aires. Desde 2011, trabajan para fábricas recuperadas, pueblos originarios y distintos sectores de la economía social. Su trabajo autogestionado se ocupa de las necesidades locales para brindar servicios de diseño industrial, gráfico y audiovisual. Su oficina está en la fábrica recuperada IMPA.

92

IF–Nº11

Existen intereses contrapuestos que se expresan a nivel mundial, que interpelan tanto al diseño como a otras disciplinas. Vivimos en un mundo complejo, en el que ciertos países tienen un rol dominante y otros, uno dependiente. La sociedad se divide en clases sociales y cada una persigue distintos intereses. Irónicamente, las clases dominantes son minoritarias, pero tienen influencia y decisión sobre la mayoría de nosotros. Y son sus intereses los que dirigen el sistema de producción capitalista-imperialista. De esta forma, entendemos que el diseño es una parte de este engranaje productivo, global e imponente, y como tal, su orientación e intereses también están en lucha. Si analizamos la situación de los pueblos oprimidos, evidenciaremos múltiples problemáticas que son “urgencias” y que por su gravedad deben resolverse de inmediato. Pero estos problemas no son externos, sino una consecuencia directa de la lógica de producción. Hambre, guerra, explotación desmedida y saqueo de recursos, desastres “naturales”, falta de vivienda, femicidios, trabajo precario o incluso esclavo, entre tantos otros. Resolver estas urgencias sin abordar la cuestión de fondo es encarar el problema desde el síntoma. A partir de este análisis, consideramos que no es posible responder a estas urgencias desde una sola disciplina como el diseño. Tampoco ofrecer soluciones a nivel mundial de forma homogénea. Las causas de estos problemas radican en el modo de producción, en los intereses de clase contrapuestos y en la opresión de unos países sobre otros. Entonces, el camino para que los diseñadores aborden estas problemáticas es la confluencia: que en cada lugar del mundo, el diseño

se acerque a los sectores populares que luchan por mejores condiciones de trabajo, de vivienda, de salud y de educación; por el desarrollo de una producción nacional y de una comunicación que no esté al servicio de los intereses de las mayorías.

2

Intereses contrapuestos interpelan al diseño: podemos diseñar para los intereses dominantes o desde los intereses subalternos del campo popular. Siguiendo el segundo, creemos que es necesario desarrollar una metodología propia, inclusiva, que considere las necesidades reales de las mayorías para dar respuestas con productos, piezas gráficas y audiovisuales desde un punto de vista popular. Se trata de integrar procesos de trabajo participativos, que involucren a diversos actores —comitentes, productores, destinatarios— y a disciplinas que brinden soluciones integrales y contextualizadas. Consideramos urgente que seamos cada vez más los que tomemos posición, que intentemos confluir en las necesidades y las luchas de los trabajadores, las mujeres, los pueblos originarios y todos los sectores oprimidos de Latinoamérica y del mundo. Somos mayoría, juntos podemos transformar la realidad.

3

El Manual de mapeo colectivo, desarrollado por Iconoclasistas, es una herramienta para la creación de paneos, aproximaciones, enfoques y proyección de miradas colectivas sobre situaciones que permiten desplegar una “reflexión situada” acerca de un territorio común. El manual muestra un potencial crítico y político de los dispositivos gráficos y artísticos. Y se publicó como una herramienta libre para impulsar el activismo creativo con inserción territorial.


Diseño urgente Verónica trabajó durante varios meses junto con Nazalius, un partero de Uganda, para el desarrollo de herramientas digitales destinadas a equipar salas de maternidad localizadas en entornos de bajos recursos. Al proyecto se sumaron un creativo en tecnología y un diseñador interactivo. En la imagen, Verónica y Nazalius testean un prototipo.

1

Verónica Bluguermann Diseñadora industrial egresada de la Facultad de Arquitectura, Diseño y Urbanismo de la Universidad de Buenos Aires. Magíster en Diseño Estratégico por la Universidad de Aalto, Finlandia. Cuenta con diez años de experiencia en el campo del diseño. En la actualidad, lleva adelante proyectos focalizados en el diseño de servicios desde la oficina finlandesa M4ID.

Cualquier problema social es una oportunidad para el diseño. En principio, deberíamos comprometernos a abordar los problemas que este último generó en su corta historia. Por ejemplo, el planeamiento urbano que priorizó los automóviles sobre los peatones y los espacios de recreación públicos. Además, los diseñadores somos responsables por ciertos comportamientos consumistas devenidos de una producción no sustentable. El diseño debe aportar a los desafíos globales: la integración de los inmigrantes a las nuevas sociedades, la escasez de recursos públicos frente a una creciente población mundial y la desigualdad de género. El diseño tiene mucho para ofrecer en el ámbito de la innovación social. Usamos procesos y métodos creativos para explorar problemáticas y proponer oportunidades diversas. Generamos visualizaciones que ayudan a comunicar realidades que todavía no existen.Y sobre todo, nuestro proceso iterativo, de testeo rápido centrado en las personas, propone soluciones que se ajustan mejor a las necesidades de la gente.

2

Los problemas de la sociedad son multidimensionales, y deben ser abordados de esa forma. Sin embargo, estudiamos de una manera compartimentada. Por eso, debemos revisar nuestra educación y promover modelos de trabajo interdisciplinarios. La integración de disciplinas —el diseño, los negocios y la tecnología— son clave para la innovación social. Los diseñadores tienen que integrar conocimientos diferentes y comunicarse con los no diseñadores. Se trata de diversificar la educación para ampliar los procesos de diseño, el conocimiento y sus métodos en lugar de centrarnos en el perfeccionamiento de las técnicas tradicionales.

El diseño necesita repensar su rol para generar un genuino impacto social. En general, nos consideramos “creadores”, pero somos siete mil millones de personas en el mundo a las que el diseño tiene que “servir”. Es preciso aportar valor en la creación de plataformas para involucrar y empoderar a los ciudadanos. Hay personas inteligentes y creativas en todo el mundo y vemos cómo las nuevas formas de comunicación y producción permiten que los problemas se traten a nivel global y se solucionen a nivel local. Los diseñadores deben transferir las capacidades del diseño y no solo entregar soluciones ya hechas.

3

El diseño es un proceso, no un resultado. Debemos utilizar nuestra particular manera de hacer —que es propia del diseño— para explorar problemas y generar oportunidades independientemente de la forma que tomen las soluciones. Trabajo en M4ID, una oficina de diseño y comunicación especializada en el desarrollo social y la salud. La mayoría de nuestros proyectos apuntan a trabajar con poblaciones vulnerables de la India y de países africanos. Nos focalizamos en situaciones de emergencia con una elevada tasa de mortalidad materno-infantil. Comenzamos por hacer investigación de diseño basada en un tipo de exploración, participativa y centrada en las personas. El resultado de esta dará cuenta de las oportunidades de solución que luego se desarrollarán en cada disciplina de diseño. O incluso mejor: tratamos de ofrecer soluciones que integren no solo las diferentes disciplinas del diseño, sino también otras, como la medicina y el software. Los diseñadores en la actualidad deben abrirse a otros campos para proveer soluciones integrales. 93

3x3 - Servicio de emergencias  

Mariana Amatullo / Cooperativa de Diseño / Verónica Bluguermann

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you