Issuu on Google+


El día a 5 del mes x, Atahualpa, inspirado por un sueño convocó al escribano y le dio instrucciones para que se confeccionara un mapa del Imperio. El escribano envió mensajeros a los diferentes gobernadores de las provincias, solicitando que representasen y describiesen sus territorios. Los gobernadores se sintieron agobiados por la tarea y se preguntaban: ¿cómo representar las montañas, el amarillo del maíz, la belleza de las mujeres? Enviaron entonces al Emperador las plumas más deslumbrantes, los cristales más transparentes y las bailarinas más bellas de cada provincia. De cualquier modo, pidieron a los astrónomos que subiesen a las cima de sus observatorios y suplicasen a las estrellas —pues sólo ellas podían ver el territorio— que les revelasen el color y la forma que debería tener cada provincia en el mapa del Imperio. Roland Da Motta (fragmento de El territorio y el mapa)


número ocho enero - marzo 2011 Ec. Gustavo Baroja Narváez Prefecto de Pichincha Dra. Marcela Costales P. Viceprefecta de Pichincha

Consejeros Provinciales Ing. Ramiro Alcocer Presidente de la Junta Parroquial de Rumipamba Consejero Provincial de Pichincha Sr.Virgilio Andrango Alcalde de Pedro Moncayo Consejero Provincial de Pichincha Dr. Augusto Barrera Alcalde del Distrito Metropolitano de Quito Consejero Provincial de Pichincha

Sr. Hilario Morocho Presidente de la Junta Parroquial La Esperanza Consejero Provincial de Pichincha Ing. Alonso Moreno Delegado Permanente del Alcalde del DMQ Consejero Provincial de Pichincha Sr. Raúl Oña Presidente de la Junta Parroquial de Otón Consejero Provincial de Pichincha

Ing. Diego Bonifaz Alcalde de Cayambe Consejero Provincial de Pichincha

Sra. Narcisa Párraga Alcaldesa de Puerto Quito Consejera Provincial de Pichincha

Sr. Marco Calle Alcalde de Los Bancos Consejero Provincial de Pichincha

Sr. Miguel Patiño Presidente de la Junta Parroquial de Mindo Consejero Provincial de Pichincha

Ab. Pacífico Égüez Alcalde de Pedro Vicente Maldonado Consejero Provincial de Pichincha

Sra. Lourdes Quijia Presidenta de la Junta Parroquial de Nayón Consejera Provincial de Pichincha

Sr. Fabián Iza Presidente de la Junta Parroquial de La Merced Consejero Provincial de Pichincha Ing. Héctor Jácome Alcalde de Rumiñahui Consejero Provincial de Pichincha

Sr. Wilson Rodríguez Presidente de la Junta Parroquial de Alóag Consejero Provincial de Pichincha Sr. Edwin Yánez Alcalde de Mejía Consejero Provincial de Pichincha


Ec. Gustavo Baroja Narváez Prefecto de Pichincha

Consejo Editorial María Pilar Vela Dirección de Gestión de Cultura y Deportes Raúl Pérez Torres Asesor de la Prefectura

René Espín Dirección de Comunicación Social Manuel Chávez Asesor de la Prefectura

Antonio Correa Losada Asesor-Editor General

Luis Verdesoto Asesor de la Prefectura

Colaboradores

Edwin Miño Luis Verdesoto Margarita Rojas Vega María Dolores Ponce Fotografía de Portada e interiores Dirección de Comunicación Social Miguel Flores

Alejandra Ocles Giovanna Tassi Raúl Naranjo Pablo Yang

Diseño Gráfico Ernesto Proaño Vinueza

Revisión de textos Ivanova Córdova • Revista Imaginaria La Revista de Cultura Imaginaria es una publicación del Gobierno de la Provincia de Pichincha Página WEB: www.pichincha.gob.ec

Correo-e: acorrea@pichincha.gob.ec

Imaginaria es una publicación sin fines de lucro y de distribución gratuita.


CONTENIDO PRESENTACIÓN página 6 • Ciudadanía, cultura y desarrollo en Pichincha Gustavo Baroja Narváez PICHINCHA DIALOGA CIUDADANÍA Y DESARROLLO página 10 • Competencias y ciudadanía en Pichincha Luis Verdesoto página 32 • Dirección de Apoyo a la Producción Diez años de crecimiento y vitalidad página 38 • Entrevista a Gustavo Abdo María Dolores Ponce página 42 • Acercamiento a la economía social y solidaria Edwin Miño página 50 • Entrevista a José Luis Coraggio María Dolores Ponce LA PROVINCIA TRAS LA CULTURA página 54• La cultura ancestral viva Antonio Correa Losada DOSSIER página 62• Minga y belleza en La Esperanza Fotografías de Miguel Flores


CIUDADANÍA UNIVERSAL Y MOVILIDAD HUMANA página 73 • ¿Migrantes o ciudadanos universales? Margarita Rojas página 77 • Ciudadanía universal Alejandra Ocles página 80 • El encuentro con el Ecuador me ha enriquecido Giovanna Tassi página 82 • Movilidad humana, ciudadanía diferenciada y ciudadanía universal Raúl Naranjo LITERATURA INFANTIL PREMIO ALICIA YÁNEZ COSSÍO página 89 • Tsakela, el Tigre de la Oscuridad Leonor Bravo página 95 • La Francisca que se hunde Miguelángel Zambrano página 105 • El padre encantado Graciela Eldredge CULTURA EN MARCHA página 110 • Mejía eScultura Viaje a la semilla IMAGINARIA 8 página 118 • Ocho números imaginando Pablo Yang


Ciudadanía, cultura y desarrollo en Pichincha

L

os imaginarios forman y moldean la realidad que está en el espíritu de nuestro pueblo y de su territorio. Pichincha es una región excepcional por el dinamismo de sus gentes y el esplendor de sus paisajes, a pesar de postergadas desigualdades y exclusiones. Esto es lo que la Revista Imaginaria muestra desde su primer número para evidenciar lo que a nuestro alrededor significa esfuerzo y trabajo: identidad con lo que hacemos y con lo que soñamos. Para afrontar los retos y parámetros que establecen la nueva Constitución y el Código Orgánico de Organización Territorial, Autonomía y Descentralización (COOTAD), la Dirección de Apoyo a la Producción del Gobierno de Pichincha, continua afinando su política de servicio a los pequeños y medianos empresarios del sector agropecuario, cumpliendo ahora diez años de actividad, período en el cual se han ido generando instrumentos para garantizar el vínculo efectivo y los necesarios consensos para un trabajo más productivo. Empresas que demandan una gran inversión como el Canal de Riego Tabacundo, por nombrar uno de los proyectos más estratégicos para la producción a toda escala, evidencian la ruta trazada por el Gobierno Provincial. Las nuevas competencias establecidas en el COOTAD, nos llevará a ampliar nuestra capacidad de trabajo con acciones creativas, viables y sustentables. En la sección PICHINCHA DIALOGA, se exponen y manifiestan varios criterios acerca de los espacios que se deben asumir en relación a las nuevas competencias de la Institución y, por otro lado, se nos invita a profundizar sobre la problemática económica de Nuestra América y la necesidad de reflexionar sobre nuevas alternativas de economía social y solidaria. Estas reflexiones se complementan con la autorizada opinión del especialista argentino, José Luis Coraggio. En un espléndido dossier con el trabajo fotográfico de Miguel Flores, volvemos a la cultura viva de nuestra provincia, donde en un evento con motivo de los 110 años de la parroquia La Esperanza, se realizó un concurso donde la belleza de las participantes y el conocimiento de la variedad y riqueza de la tradición popular, fue lo preponderante de la programación. Todos conocemos que la migración ha marcado a la sociedad ecuatoriana. Hombres y mujeres salen de pueblos y ciudades, en busca desesperada de un porvenir mejor. Esta situación con profundas


implicaciones humanas y su carga de exclusión y desarraigo, ha determinado un nuevo comportamiento social que nos obliga a reflexionar sobre sus causas y alcances. Así, en un encuentro realizado en el Salón de la Provincia el 15 de noviembre de 2010, se dieron cita Margarita Rojas, Presidenta del Patronato de Pichincha, Alejandra Ocles, ex Secretaría de Pueblos y Nacionalidades y, Giovanna Tassi, Directora de la Radio Pública, para conversar sobre el tema. Raúl Naranjo, a su vez, aborda el concepto de migración desde el punto de vista jurídico. Testimonios y reflexiones que buscan la identidad humana en quienes pertenecen a «esa tierra de nadie que habita en todos, esa permanente y acechante sensación de extranjeridad que toca de cerca con su polvo cuanto nos rodea», en palabras del cineasta argentino Christian Kupchik. La cultura como un hecho transversal de la vida de la Provincia, aparece algunas de las esculturas en maderas realizadas por artistas del país y del exterior, dentro del proyecto del Parque de las Esculturas de Machachi y, como señala Raúl Pérez Torres, «En este Parque que se volverá histórico y un sitio privilegiado de encuentro de las culturas, el espíritu del árbol está latente, diáfano, nuevo. Y son los artistas de América quienes le han dado y seguirán dando la savia del águila y el cóndor a esta región mágica de Machachi, donde el árbol continuará agitando el viento». Para los niños y jóvenes lectores se presentan tres cuentos premiados en el Concurso de Literatura Infantil Alicia Yánez Cossío, que convoca el Patronato Provincial y que para su 8ª versión invita a todos los escritores y escritoras a participar con un cuento que resalte las tradiciones y leyendas de nuestra provincia. Finalmente, se recopilan los índices de los ocho volúmenes bellamente editados que conforman la historia de la Revista Imaginaria, como un gran trazado de ideas, logros y creatividad.

GUSTAVO BAROJA NARVÁEZ Prefecto del Gobierno de Pichincha


Pichincha dialoga Ciudadanía y Desarrollo

Entrevistas María Dolores Ponce Fotografías Dirección de Comunicación Social Miguel Flores


L

os siguientes textos conforman una serie de puntos de vista sobre la productividad de Pichincha. Empezamos por el análisis global sobre el tema que realiza Luis Verdesoto, en que desmonta la estructura de producción, las competencias de parroquias, cantones, provincias, regiones y del gobierno central, basadas en los mandatos de la Constitución y el COOTAD.

El siguiente texto parte del documento elaborado por Víctor Hugo Balarezo y Azucena Villalba, se refiere a la labor de la Dirección de Apoyo a la Producción que desde su fundación se ha enfocado en el desarrollo de la Provincia. Gustavo Abdo, recuerda los inicios de la DAP, las relaciones con la comunidad y señala la importancia que debe tener la comunicación en los temas de desarrollo productivo. Sigue un «acercamiento» de Edwin Miño a la economía social y solidaria, uno de los valuartes de la gestión del Gobierno de la Provincia para el desarrollo. Cerramos este dossier con una entrevita a José Luis Coraggio, profesor argentino, invitado por el Gobierno de Pichincha para dictar el curso «Economía solidaria y sus relaciones con las políticas públicas». Imaginaria ha recopilado estos textos para visualizar la labor que lleva a cabo el Gobierno de la Provincia, y las múltiples repercusiones de una acertada política pública donde lo fundamental es el desarrollo solidario y sustentable de las iniciativas de los ecuatorianos.


Competencias y ciudadanía en Pichincha Por Luis Verdesoto

Pichincha Dialoga Ciudadanía Y Desarrollo

Asesor del Gobierno Provincial de Pichincha

Introducción

L

os siguientes párrafos tienen un propósito metodológico y de estímulo para abrir áreas de gestión en el Consejo Provincial de Pichincha. Tratan de localizar nudos de cambio en el Plan Provincial congruentes con la Constitución, generar lineamientos y diseñar las políticas públicas provinciales de interés general, dirigidas hacia la redistribución de recursos hacia los más vulnerables. Inicialmente se inscribe en los instrumentos tendientes a facilitar la transición institucional del Consejo Provincial, de acuerdo con las nuevas competencias asignadas por la Constitución y el COOTAD, las cuales pueden resumirse básicamente en vialidad, producción y gestión ambiental, que no excluyen a otras. Las condiciones de una transición institucional exitosa son: conocer los sistemas productivos del territorio, así como las alternativas de inversión y de gestión pública, tanto mixtas como privadas/sociales, realizadas por una moderna administración pública. Dicho rápidamente y adecuado con nuestros propósitos, el fomento productivo se refiere a la infraestructura y servicios productivos ligados al incremento de la productividad y redistribución de recursos en el territorio de Pichincha. El desarrollo local1 El desarrollo local sólo puede basarse en la activación de las capacidades de concertación

entre los diversos actores, que canalizan sus energías sociales y productivas —el capital social acumulado desde sus diversas prácticas— hacia la institucionalidad y las metas de desarrollo. Se trata de propuestas de desarrollo y acuerdos limitados pero viables.2 En consecuencia, los pactos en torno al desarrollo local pueden presentar mejores condiciones de sustentabilidad para lograr impactos más prolongados de políticas contra la pobreza. La gama de relaciones que se despliegan alrededor del desarrollo local permiten un registro de los cambios que se operan. En el Ecuador, a nivel local pueden valorarse las modificaciones en los patrones sociales, como las introducidas por las remesas de los migrantes; de relaciones territoriales como las que se dan en la reconformación de las redes urbanas o de roles de las provincias; o, de relaciones políticas y de aportes a la democracia, como el procesamiento intercultural de la justicia. En una afirmación más amplia, podemos sostener que a nivel provincial, las políticas públicas pueden alcanzar niveles mejores de concreción y adaptación, por lo que es insustituible la rectoría subnacional de las políticas públicas.3 Los cambios en la economía local/regional no son ni tienen que ser linealmente correspondientes con la situación de la economía nacional. La articulación de factores en la economía local (por ejemplo, demanda laboral, disponibilidad de recursos naturales, tipo de producción, articulaciones a los mercados regional, nacional o internacional) crean situaciones particulares con tiempos 10


sociedad civil y solidez de la implantación de políticas públicas descentralizadas. En general, capacidad de autogobierno de la sociedad para la implementación de servicios públicos donde se ejerce plena corresponsabilidad. Veamos un caso concreto. En varias provincias del Ecuador con grados diferentes de desarrollo social, medido luego de la crisis de fin de siglo,6 se estableció que a mayor sinergia entre Estado, mercado y sociedad civil correspondía mejores grados de desarrollo social.

La «densidad de la sociedad civil» (número y En varios países de América Latina se ha calidad de actores organizados, y la complejidad mostrado que las probabilidades de éxito de y transparencia en el flujo las políticas públicas, en de la trama de relaciones especial contra la pobreza, son sociales) así como la «densidad mayores cuando se implantan El fomento del aparato público local» en territorios con un menor productivo se (número y calidad de grado de asimetría en la refiere a la reparticiones estatales de los distribución de ingresos dentro infraestructura diversos niveles de gobierno de la localidad/región. No nos y servicios y calidad de la autoridad referimos a la posición relativa productivos ligados pública y del control social) en la distribución nacional al incremento de asociados a diversos incentivos de ingresos. Posiblemente, la productividad y efectivo flujo de elementos estas situaciones de mayor y redistribución mercantiles generaban «saltos» democratismo económico, de recursos en el o «estancamientos» en el permiten relaciones de territorio de grado relativo del desarrollo cohesión y colaboración Pichincha en las provincias ecuatorianas, sociales superiores a hechos de especialmente, en una polarización y confrontación, situación postcrisis con baja que convierten a la política presencia del gobierno nacional.7 4 pública en un escenario de enfrentamientos. Incluso, se puede tener una correlación positiva entre más posibilidades de concertación local mientras sea mayor la calidad de activos potencialmente distribuibles o ya distribuidos en la localidad. Sin embargo, la cuestión a resolver sigue presentándose en ¿cómo hacer sostenible el proceso de redistribución y de concertación territorial? En el libro «Concertación para la descentralización educativa»5 sostuvimos que existe una alta correlación entre densidad de la 11

Disposición al cambio Muchas variables confluyen en el desarrollo local, entre las cuales incide decisivamente la disposición al cambio y la modernización de los actores locales. Esto implica, tanto a la producción agrícola como a las pequeñas y medianas empresas manufactureras. También al nivel de formación ciudadana, que permita la comprensión de los alcances, derechos y responsabilidades, que actúa a lo largo del proceso de desarrollo local, sin que pueda

Pichincha Dialoga Ciudadanía Y Desarrollo

económicos e institucionales distintos, a los de espacios mayores o de relaciones más amplias. Esto genera una gama de experiencias exitosas, que apuntalan a los procesos de descentralización. De esta forma, la transferencia de capacidades públicas del centro a los territorios logra su cometido cuando se encuentra con un adecuado despliegue de capital social; o, formulado de otro modo, la descentralización debe efectuarse sobre la base de una amplia disponibilidad social y económica local/regional.


Pichincha Dialoga Ciudadanía Y Desarrollo

establecerse si el desarrollo ciudadano es una condición o una consecuencia del desarrollo local. Un falso supuesto del desarrollo local es que los actores son siempre tradicionales, «relegados» de la modernización y, en general, sujetos de varios tipos de asistencia pública. Es un lugar común en ciertos analistas del país, suponer que los campesinos (a los cuales se refiere pero no exclusivamente el desarrollo local) son siempre los mismos. Esto es, desprovistos de tierra, capital, tecnología y acceso al mercado. Martínez ha mostrado, reiteradamente, que los campesinos interlocutores del desarrollo local ecuatoriano hoy, no corresponden a la visión estereotipada tradicional y que, al contrario, son sujetos de ondas de transformación agrícola y que participan desde distintos ángulos en diversas formas de relaciones urbano/rural («ruralidades»). Por un lado, el campesinado andino se inserta cada vez más en la economía mundial y en la aplicación de las políticas de ajuste de los ochenta, que en un contexto de rigidez de la estructura de propiedad de la tierra. En corto, que «la globalización afecta a las sociedades campesinas, desgarrando lo local, lo inmediato, las prácticas tradicionales de reproducción de las familias, para dar vía libre a procesos que ya no pueden ser controlados desde dentro (proletarización, migración, descampesinización)…» «La mayor parte de productores agropecuarios (menores a 5 hectáreas) no pueden levantar solos el «edificio campesino». Además, la agricultura ha perdido centralidad como actividad, apareciendo nuevas actividades que compensan la falta de tierra agrícola (migración, trabajo doméstico, comercio, artesanía) y se crean otras actividades con estrategias más familiares e individuales. La mayor novedad es la presencia de un «proletariado rural de origen indígena».

Quizás, el tema central del desarrollo local resida en la dotación de condiciones de producción y reproducción, para que se equiparen las oportunidades entre actores locales. Pero, fundamentalmente consiste en la disponibilidad que adquieren esos actores para intervenir efectivamente en los escenarios de las decisiones. De este modo, el desarrollo local apunta a mejorar las condiciones de los productores pero su vocación última es la conversión de esos sujetos sociales mejor dotados económicamente, en sujetos ciudadanos con capacidad para influir en decisiones públicas y asumir responsabilidades, en forma que sustentan a la nación o construyen democracia «desde abajo». Dicho rápidamente, la finalidad última del desarrollo local no es «engordar campesinos» sino de convertirlos en ciudadanos. Alburquerque define a los objetivos del desarrollo local en los siguientes términos: «Asegurar mejores condiciones de vida de la población local, tratando de centrarse fundamentalmente (aunque no siempre en forma exclusiva) en la mejor utilización de los recursos locales, para promover nuevas empresas y puestos de trabajo locales. Para ello, deben utilizarse las oportunidades que ofrecen las nuevas tecnologías de la información, así como la reorganización de los procesos productivos locales según la orientación hacia los mercados. La construcción de una oferta territorial apropiada de servicios de apoyo a la producción, es parte esencial de dicha estrategia de desarrollo local.» Para ello, la estrategia de desarrollo económico local debe buscar, esencialmente, la diversificación del sistema productivo y la creación de nuevas empresas y empleo en el territorio, a partir de una valorización mayor de los recursos internos y el aprovechamiento de las oportunidades de dinamismo externo existentes. Los principales instrumentos consisten, al decir de Alburquerque,8 por un lado, la 12


Canal de riego Tabacundo, 2011.


Pichincha Dialoga Ciudadanía Y Desarrollo

creación de infraestructuras y equipamientos básicos productivos y ambientales, hidráulicos, energéticos u otros. El estímulo a las microempresas y pequeñas empresas con acceso al crédito y asesoramiento financiero para proyectos de inversión. La dotación de un marco fiscal favorable para las microempresas, pequeñas y medianas empresas; y, la valorización del patrimonio natural y cultural.

los productos y a la eficiencia de las redes de empresas territoriales—), al sistema productivo local (relaciones y eslabonamientos productivos y comerciales, innovaciones), a la eficiencia productiva y competitividad con base en el territorio (que incluyen la formación de recursos humanos), al desarrollo rural (insumos, maquinaria, manufacturas y servicios suministrados desde el medio urbano/mercados urbanos para la venta de productos), al desarrollo urbano (abastecimientos de recursos naturales —agua potable, materias primas, y otros bienes y servicios que se producen en el medio rural).

De modo complementario, debe generarse redes de cooperación empresarial territorial con el objetivo de mejorar la competitividad. Crear un Sistema de Información Territorial: recursos locales (humanos, productivos, El desarrollo local no sólo sociales, ambientales, etc.), consiste en desarrollo endógeno La cuantitativos y cualitativos, sino en el aprovechamiento de descentralización tangibles e intangibles. oportunidades de dinamismo debe efectuarse Identificar y capacitar exógeno. Además, precisa de sobre la base recursos humanos para movilización y participación de de una amplia estimular la demanda de los actores locales (construcción disponibilidad innovación de cada territorio: de «capital social», fomento social y económica Desarrollar alianzas para de una cultura emprendedora local/regional elevar la capacidad de la alejada de la lógica del subsidio, asesoría técnica. Intervenir en registro de las historias locales y la comercialización mediante la conformación de elementos alianzas y acuerdos para culturales de identidad retener localmente el mayor territorial), de una actitud valor agregado; e, incorporar proactiva del gobierno local adaptaciones sociales e institucionales así como en fomento productivo y empleo (más allá del nuevas formas de regulación. urbanismo), y de liderazgo local con espacios de cooperación entre actores públicos y privados en El concepto fundamental de la propuesta los planes y proyectos de desarrollo. anterior es la «competitividad sistémica territorial», que plantea que no deben competir Una estrategia territorial de desarrollo, las empresas aisladas sino el conjunto de consensuada y basada en recursos internos eslabonamientos de las cadenas productivas, y la diversificación de la base productiva así como el territorio, en la medida que se dota local, no puede perder de vista la observación del capital social e institucional favorable a la permanente de los requerimientos de empresas introducción de innovaciones.9 y características del mercado de trabajo (instancias técnicas de apoyo en cada territorio), Además, de temas relativos a condiciones la coordinación de programas e instrumentos productivas (eficiencia tecnológica y de fomento, así como la creación de una organizativa de los sistemas productivos locales institucionalidad para el desarrollo económico —innovaciones para mejorar la producción, local. En particular, crear condiciones para impulso a la calidad y diferenciación de 14


Algunos avances constitucionales La nueva Constitución produjo un importante cambio en las categorías tradicionales del orden territorial ecuatoriano. Progresivamente, se han desplazado las referencias urbano/rurales, para la determinación de las competencias reducidas a sus ámbitos de aplicación. También, gradualmente, las competencias han asumido una orientación y sentido funcional.10 La Constitución señala la diferencia entre fomento productivo y fomento agropecuario, haciendo visible la necesidad de normativas y políticas en los dos sentidos, evitando, en todo caso, que los estímulos productivos se reduzcan a los estímulos agropecuarios de aplicación rural. En materia sectorial, la Constitución se «reglamenta» mediante «Decretos Ejecutivos», potestad del Presidente de la República. Mientras las normas territoriales que reglamentan al COOTAD —desarrollo normativo de las disposiciones territoriales de la Constitución— son atributo de los cuerpos colegiados de los gobiernos subnacionales, las que se complementan con resoluciones necesarias surgidas del Consejo Nacional de Competencias —instancia colegiada de representantes de todos los niveles de gobierno— que en su ámbito emite normas de cumplimiento obligatorio.11 Las regiones deberán crearse mediante la voluntad asociativa de las provincias (varias provincias colindantes se juntan para formar una región) y de modo obligatorio al cabo de ocho años, luego de expedida la nueva Constitución.12 Las provincias son una 15

realidad perenne que no desaparecerá con la formación de regiones. La Constitución prevé que las regiones y las provincias son realidades institucionales permanentes, mutuamente complementarias, cada una en su definición de competencias exclusivas y compartidas. Las Juntas Parroquiales Rurales forman parte, de modo directo, de los Consejos Provinciales, representatividad y cualidad de gobierno que antes no tenían. Esta capacidad de incidencia y toma de decisiones no se pierde con la formación de las regiones. Sin embargo, cabe recordar que las Juntas Parroquiales Rurales no forman parte corporativamente del Consejo Regional, pues los Consejeros Regionales se eligen directamente. Paralelamente se ha previsto un nuevo gobierno subnacional —los Consejos Regionales— que formarían parte de las instituciones intermedias del país y que serían correspondientes a las necesidades de reordenamiento territorial. A su vez, también se formaliza la existencia de Concejos Metropolitanos, originados en cantones que por razones de crecimiento demográfico, deban constituirse en Distritos. Se regirán además mediante «Estatutos Autonómicos». Los Estatutos son normas que establecen un orden o régimen en el territorio. Tienen una jerarquía superior a la legislación ordinaria. Deben tener plena sujeción a la Constitución y se aprueban directamente por consulta popular ya que instituyen un nuevo orden. Los distritos metropolitanos se pueden conformar por un número considerable de parroquias rurales, con los que integran una unidad territorial. Las parroquias rurales pueden permanecer como expectativas de incorporación urbana o, en su defecto, formar parte del hinterland rural del cantón y conformar, a su vez, a la provincia, con cuyo gobierno se articulan directamente.

Pichincha Dialoga Ciudadanía Y Desarrollo

una cultura emprendedora local, para la cooperación entre niveles de gobierno y la concertación público-privada. Además, es un enfoque territorial de «abajo-arriba» que busca, cabe reiterarlo, intervenciones (coordinación/ colaboración/respeto/planificación) de todos los niveles de gobierno.


Cosechadora de papa, cant贸n Mej铆a 2010.


de las regiones13

Un primer paquete de competencias de las regiones, consiste en convertirse en instancias de planificación articulada de los niveles de gobierno y de «último» nivel subnacional previo al nacional. Además, las regiones gestionan cuencas hidrográficas; planifican, construyen y mantienen el sistema vial de ámbito regional; fomentan las actividades productivas regionales; y, gestionan la cooperación internacional. En este primer paquete de competencias regionales, las regiones y las provincias comparten la planificación; la gestión del sistema vial; el fomento de actividades productivas; y, la gestión de la cooperación internacional, cada una en su nivel.

Las competencias de las provincias

La Constitución precisa para las provincias las siguientes competencias: planificar el desarrollo provincial; ejecutar obras en cuencas y micro cuencas; planificar, construir y mantener el sistema vial de ámbito provincial (que no Además de la incluya las zonas urbanas); representación fomentar las actividades territorial, las productivas provinciales; provincias deben y, gestionar la cooperación cumplir las internacional. funciones de

intermediación, coordinación y canalización hacia los cantones y parroquias rurales

En el segundo paquete de competencias exclusivas, está la de planificar, regular y controlar el tránsito y el transporte regional (y el cantonal en tanto no lo asuman las municipalidades); otorgar personalidad jurídica, registrar y controlar las organizaciones sociales de carácter regional; determinar las políticas de investigación e innovación del conocimiento; y, fomentar la seguridad alimentaria.

Como se puede observar, en este segundo grupo de competencias existen dos segmentos. De un lado, aquellas que tienen algún vínculo entre provincias y regiones, como seguridad alimentaria y fomento agropecuario. De otro lado, están aquellas de «plena» exclusividad y distinción regional como el tránsito y transporte; otorgamiento de personalidad jurídica; y, políticas del conocimiento. Mientras 17

que son de «plena» exclusividad y distinción provincial, las competencias de ambiente, riego y agropecuarias.14

Cabe recordar, que las provincias son solamente ejecutoras de la gestión global de cuencas y microcuencas a cargo de las regiones. En ese mismo plano de exclusividad, las provincias hacen gestión ambiental, planifican, construyen, operan y mantienen sistemas de riego; y, fomentan la actividad agropecuaria. Examinemos ahora la conformación del nivel intermedio desde las funciones. El nivel intermedio desempeña varias funciones respecto del territorio, llámese región o provincia. La primera es la representación, que sería compartida para el cumplimiento de las competencias específicas por el Gobernador Regional o el Prefecto (y el Viceprefecto como subrogante con funciones) en su caso, los dos elegidos por votación popular directa. Sin embargo, los cuerpos legislativos de las dos instancias se diferencian, pues en el caso de la región, los Consejeros Regionales serán

Pichincha Dialoga Ciudadanía Y Desarrollo

Las competencias


Pichincha Dialoga Ciudadanía Y Desarrollo

elegidos de modo directo, mientras que los consejeros provinciales serán tanto todos los alcaldes (o los concejales delegados) de los cantones comprendidos en la provincia, cuanto un número variable, según la provincia, de presidentes de juntas parroquiales, hasta un máximo de siete.15

De este modo, además de la representación territorial, las provincias deben cumplir las funciones de intermediación, coordinación y canalización hacia los cantones y parroquias rurales. Es evidente, que la racionalidad administrativa necesaria para un país con un alto número de cantones y parroquias rurales implica un sólido nivel intermedio provincial, que represente a la población y las relaciones socio-económicas asentadas en el territorio y coordine a los gobiernos subnacionales comprendidos en el espacio provincial.

La conformación del consejo provincial es un indicador de las funciones, que la Constitución aspira a que el consejo provincial pueda cumplir. Esto es, que además de representante territorial de la La Constitución provincia, pueda encargarse modifica la de la relación con los definición de los cantones y parroquias rurales consejos comprendidas en su territorio. provinciales Esta relación tiene varios como responsables sentidos. 1. De «coordinación» de y entre las municipalidades y juntas parroquiales rurales para agregar esfuerzos de desarrollo y optimizar gestiones e intervenciones en escalas económica y administrativamente razonables y óptimas.

de la totalidad de variables del desarrollo del área rural de las provincias, en un muy saludable reconocimiento de que los municipios están formados por unidades urbano/rurales

2. De «intermediación» de las municipalidades y juntas parroquiales rurales ante instancias territoriales y nacionales más amplias, ya que como es obvio, un Estado conformado por varios centenares de municipalidades y juntas parroquiales rurales, no puede sostener una relación bilateral eficiente con cada uno de ellos. 3. De «canalización» de las propuestas y formas de gestión de los niveles regional, distrital y nacional hacia los cantones y parroquias rurales que conforman una provincia para lograr las escalas de objetivos de la planificación.

Las competencias de los cantones

La Constitución también avanzó en la definición de competencias de los cantones. Se clarificó la jurisdicción municipal en los siguientes campos:

La planificación del desarrollo cantonal incluye el control, regulación, uso y ocupación del suelo rural. La planificación, construcción y mantenimiento de la vialidad urbana. La prestación de los servicios públicos de agua potable, alcantarillado, depuración de aguas residuales, manejo de desechos sólidos y actividades de saneamiento ambiental. La planificación, regulación y, control del tránsito y el transporte público. La planificación, construcción y mantenimiento de la infraestructura física y los equipamientos de salud y educación, así como de los espacios públicos. La preservación, mantenimiento y difusión del patrimonio arquitectónico, cultural y natural. 18


La delimitación, regulación y uso de playas de mar, riberas y lechos de ríos, lagos y lagunas. La garantía del acceso a playas de mar, riberas de ríos, lagos y lagunas. La regulación de la explotación de materiales áridos y pétreos. Los servicios contra incendios y, la gestión de la cooperación internacional. Del anterior resumen de la enumeración constitucional de competencias municipales, podemos colegir: Primero. La Constitución modifica la definición de los consejos provinciales como responsables de la totalidad de variables del desarrollo del área rural de las provincias, en un muy saludable reconocimiento de que los municipios están formados por unidades urbano/rurales. La Constitución solamente apela a definiciones rurales específicas para optimizar un servicio. De este modo, las competencias de los consejos provinciales ya no tienen una definición espacial —rural— sino funcional. Segundo. La referencia a planificación y cooperación internacional en el nivel cantonal, es absolutamente clara y precisa, pues, incluye explícitamente al área rural de los cantones. Tercero. La Constitución fue sumamente cuidadosa para evitar la sobreposición de funciones, ya que delimita con precisión el alcance cantonal, por ejemplo, de los servicios en educación, salud, cultura y espacio público, lo que incluye a los espacios urbanos y rurales de los cantones. Cuarto. La Constitución insiste en la atribución de los consejos provinciales de tomar a su cargo la «vialidad rural», como históricamente lo han realizado, al fijar como competencia municipal solamente a la vialidad urbana.

19

Quinto. Establece un «puente» para el manejo del tránsito y transporte público entre el cantón y la región, en la que no participa la provincia, lo que no tendría ninguna dificultad si ya estuviesen vigentes las regiones. Se presume, que ese vínculo pueda realizarse directamente por el nivel nacional de gobierno o ser canalizado por las provincias, hasta que las regiones tengan plena vigencia. Sexto. Se establece con fuerza constitucional que los catastros, regulaciones y controles de acceso a playas, ríos y lagunas, explotación pétrea e incendios son campos de competencia plenamente municipales. Como se puede derivar de lo anterior, la Constitución no establece en ninguna de sus partes que las juntas parroquiales rurales, que representan a las parroquias rurales de los cantones, y que como institución representativa no forman parte de los concejos cantonales (pues existen concejales cantonales originados en circunscripciones rurales diferenciados de los que provienen de las parroquias urbanas de los cantones), deban observar una línea de jerarquía o de canalización necesaria de sus gestiones de gobierno. Las juntas parroquiales rurales, tienen como punto institucional de referencia a los consejos provinciales como integración corporativa, mientras la población asentada en áreas rurales tiene, además, como canal representativo a los concejales cantonales originados en su circunscripción. En suma, la población rural canaliza su representación a través de dos vías: el Concejo Cantonal y el Consejo Provincial, cada uno con competencias específicas; y, a través de dos autoridades representativas: los concejales cantonales y los concejales provinciales, cada uno de ellos elegidos directamente por la población rural, con roles y responsabilidades específicas.

Pichincha Dialoga Ciudadanía Y Desarrollo

La formación y administración de los catastros inmobiliarios urbanos y rurales.


Pichincha Dialoga Ciudadanía Y Desarrollo

Las competencias de las juntas parroquiales rurales

provinciales, además de la planificación del desarrollo, la planificación y mantenimiento de la vialidad rural. Esto no implica que puedan establecer vínculos facultativos para el cumplimiento de otras competencias.

Las especificidades de las competencias de las juntas parroquiales rurales en su concepción general, trascienden la definición como meras instancias de participación (organización y Como se mencionó antes, a las juntas vigilancia) a ejecutores de varias atribuciones de parroquiales se les crea una relación política las competencias subnacionales (planificación «especial» con un segmento de concejales y gestión) por mandato constitucional y cantonales, quienes tienen origen en el mismo no solamente por delegación municipal. electorado rural que las eligió y otorgó su Obviamente, esto implica mandato. A su vez, las juntas responsabilidad directa de parroquiales rurales tendrán las juntas como ejecutivos de una pertenencia «destacada» su nivel. En consecuencia, en el consejo provincial, la se especifica el papel de las que se incrementa conforme La Constitución juntas parroquiales rurales con al volumen de la población insiste en la un rol de «vigilancia» de la definida como rural. Como atribución de los ejecución de servicios y obras, se puede entender, respecto consejos junto con la promoción de las de los consejos provinciales, provinciales «organizaciones territoriales de las juntas parroquiales rurales de tomar a base». no presentan ningún campo su cargo la potencialmente conflictivo «vialidad rural», La Constitución establece a en la administración de las como las juntas parroquiales rurales competencias de origen históricamente como un nivel de gobierno constitucional. lo han realizado no pleno porque carecen de competencia normativa Los vínculos institucionales completa, ya que solamente de las juntas parroquiales pueden emitir acuerdos y rurales se diversifican en varios resoluciones en el ámbito de sentidos. sus competencias referidas a Inicialmente conviene insistir en que la su territorio. Las juntas parroquiales rurales ciudadanía asentada en las áreas rurales asume tienen la posibilidad de recibir la «delegación» una representación especial pues, como se para el ejercicio de competencias por cualquier remarcó antes, actúa como circunscripción para nivel de gobierno o recibir competencias elegir (en elección directa) concejales rurales que se descentralicen. En este sentido, dentro de los concejos cantonales, concejos pueden vincularse directamente con el nivel metropolitanos, e incluso, se puede prever, en correspondiente sin la intermediación de las los consejos regionales, además de los consejos municipalidades. provinciales (por elección indirecta). Igualmente, la Constitución señala Esta representación es una suerte de explícitamente vínculos necesarios con «discriminación positiva» para la población algunos niveles subnacionales para el ejercicio rural frente a su tradicional exclusión y de competencias determinadas, tales como desventajas en el desarrollo. Sin embargo, no relaciones con los concejos cantonales para la implica, simultáneamente, especialidades de planificación del desarrollo y con los consejos 20


Don テ]gel Vera, productor de naranjas, 2011.


Pichincha Dialoga Ciudadanía Y Desarrollo

competencias rurales en los organismos en los que participa sino que intervienen en todas sus definiciones, lo que multiplica su capacidad de incidencia.

menos densamente poblados y de fuerte acento demográfico y productivo agrario antes que urbano, se ha denominado a este tipo de municipios como «Municipios productivos».

Asimismo, las juntas parroquiales rurales adquieren un estatuto particular en el conjunto de niveles de gobierno. De un lado, las juntas parroquiales rurales, al formar parte de las municipalidades pero con un mandato originado en una circunscripción electoral precisa y diferente del resto de concejales, generan un «desequilibrio» con la representación «urbana» de los concejales, quienes además no tienen referencia en parroquias urbanas, que no son circunscripción electoral. Esto supone una situación de transición respecto de la representación cantonal. De otro lado, en su actual diseño, las juntas parroquiales rurales tienden a modificar a la misma conformación institucional del concejo cantonal, que generalmente observa un modelo desconcentrado. También entran con un estatuto particular en la conformación mixta del consejo provincial.

En el caso ecuatoriano, pretendemos corregir los vacíos que presenta esta clasificación, mediante los mecanismos de «delegación de competencias».

Visión estratégica de la Provincia Como hemos visto, la Constitución realiza una gruesa clasificación de competencias donde señala como competencia exclusiva de los concejos cantonales, la prestación de servicios, especialmente urbanos y de infraestructura de salud, educación y espacio público/tiempo libre. Y como competencia exclusiva de los consejos provinciales, el fomento productivo y el fomento agropecuario. Esta clasificación que pretende establecer claros límites constitucionales para evitar la sobreposición de funciones y la dilución de las responsabilidades, puede crear vacíos en torno a la aptitud productiva y de contribución que puedan realizar los concejos asentados en cantones de clara vocación agrícola. En otros países, con diferente configuración territorial,

La conformación territorial para la producción generalmente rebasa al espacio cantonal e incluso provincial. Los circuitos de producción y reproducción en los que se asientan las cadenas productivas y de valor rebasan o no quedan comprendidos exactamente por las circunscripciones administrativas. La intención constitucional de generar nuevas capacidades de planificación y reordenamiento territorial, se pueden asociar con la necesidad de producir una reconversión productiva que involucre tanto a los objetivos de calidad de vida/buen vivir para la población, así como a la necesidad de incrementar la producción y la productividad, cuya unidad territorial fundamental se localiza en los territorios/ región, que en términos de la actual estructura administrativa correspondería a las provincias. Se perseguiría una adecuación sostenible de la economía «provincial» y de la organización social incluida en un contexto de competitividad nacional e internacional. Las parroquias pueden vincularse de modo más o menos eficiente con esos núcleos de competitividad para satisfacer las necesidades básicas, junto a la observación y cumplimiento de los derechos humanos y territoriales de la población. Las nuevas competencias destinadas al fomento productivo (que aquí definimos como infraestructuras y servicios productivos territoriales ligados al incremento de la productividad sistémica como al fomento productivo) previstas en la Constitución ecuatoriana, suponen la vigencia de nuevos y 22


y, cooperación entre empresas y niveles de gobierno.

Los objetivos son mejorar la calidad de la localización; crear economías de escala El desarrollo estratégico de la provincia debe provincial; generar relaciones externas positivas; tener en cuenta la localización de las inversiones, crear infraestructura; y, movilizar recursos tanto los factores de producción (trabajo, capital, de fuera como de dentro. Para ello, es necesario mercado), la infraestructura, la calificación actualizar y adecuar el Plan de Desarrollo requerida del trabajo, la oferta de servicios Provincial en relación con el nuevo contexto productivos y empresariales existente y un socio-político; las nuevas condiciones de diagnóstico del grado de articulación interna y externa; desarrollo de la sociedad civil. las condiciones institucionales surgidas de la Constitución La misión del gobierno y del COOTAD; y, las nuevas provincial está en gestionar potencialidades provinciales. estratégicamente la En esta tarea jugará un reconversión productiva, lo La conformación papel especial el Consejo que supone articular a las territorial para de Planificación Provincial, municipalidades y juntas la producción especialmente, en determinar parroquiales rurales en función generalmente una matriz productiva que de las competencias exclusivas rebasa al espacio surja de un diagnóstico de la y concurrentes, así como en cantonal e incluso productividad. promover los sectores clave provincial del desarrollo productivo Las estrategias básicas e impulsar inversiones surgen de un diagnóstico provinciales. de las ventajas comparativas (capital natural, cultural y Los resultados buscados patrimonial, capital social, son, de un lado, lograr la capital humano), de las disminución de costos de dimensiones microeconómica producción en la provincia; y territorial del capital y, de otro lado, amortiguar el económico (infraestructuras, impacto social y ecológico de la reconversión servicios a la producción, fomento territorial de productiva. Estos productos deberán buscarse, la innovación productiva y empresaria). además en una activa relación con otras provincias dispuestas a asumir mancomunidades La coordinación sectorial y territorial permitirá de propósitos múltiples y específicos. eficiencia institucional y la conformación de pactos territoriales en torno a la producción. El Consejo Provincial debe generar instituciones Deberá utilizarse la potestad legislativa económicas (estímulos de desarrollo) para provincial, los estímulos para mejorar las proveer servicios económicos directos e condiciones de la economía pública, mixta y indirectos (planificación-reconversión privada, generar alianzas público/privadas para productiva); sistemas de información; estímulos lograr formas de autorregulación y acatamiento a la creación de empresas; conocimiento proactivo de la normatividad y de las políticas organizacional; capital de riesgo; planificación; públicas nacionales y subnacionales. fomento del comercio interior y exterior; 23

Pichincha Dialoga Ciudadanía Y Desarrollo

potentes instrumentos de cooperación pública y privada, nacional e internacional, que permitan obtener y/o canalizar recursos internos y externos.


Trabajadora, cant贸n Cayambe, 2010.


importante destacar a los sectores medios. La economía social y solidaria existente y a desarrollarse en la Provincia debe fijarse mercados-objetivo entre los cuales pueden estar los ingresos medios de Quito. A ellos también puede ofrecerse una red de festividades (turísticas, religiosas o productivas), en coordinación con las parroquias rurales y tendiendo al encadenamiento de servicios.

Información para la especialización cantonal

Para el mejoramiento de la productividad y competitividad de Pichincha, la cercanía a Quito no constituye la ventaja comparativa exclusiva y decisiva. La ubicación de la Provincia como paso internacional y cuyos territorios agropecuarios más productivos están vinculados también a economías portuarias importantes del país como Esmeraldas y Manta. Sin embargo, su oferta exportable está necesariamente vinculada al aeropuerto de la capital, ciertos productos de consumo —especialmente de segmentos de altos ingresos— vienen de aquí, y ciertamente Pichincha es un destino turístico y vacacional de Quito, así como de los remanentes del turismo receptivo internacional que atrae la ciudad.

Se debe responder a la pregunta central: ¿Cuál es el potencial productivo y el nicho productivo de la provincia? ¿De cada actor productivo? Esto es: ¿Qué producen y dónde venden? ¿Qué proyectos desarrollan y cómo los financian? ¿Con qué recursos humanos cuentan y cómo los emplean? ¿Cuál es la imagen que tienen de sí mismas y cómo la promueven? ¿Qué redes (productivas) públicas y privadas dispone la provincia? En el caso de la provincia de Pichincha, se debe buscar y estimular, en forma fundamental aunque no exclusiva, a las siguientes redes o cadenas: Red productiva (tratada con más profundidad más adelante). Red de comercialización. Red vial. Red turística. Red agraria/riego. Red ambiental/agroecológica y Red de gestión de cuencas hidrográficas. Estas redes pueden complementarse con la determinación consensuada de «especialidades cantonales». La red vial de la Provincia tiene un aceptable nivel de desarrollo, siendo importante repensarla desde varias dimensiones: nudos de conectividad, red de servicios, comunicación fluida alrededor del volcán Pichincha (armonizado con las zonas estratégicas del desarrollo provincial). En esta línea de especialidades cantonales, es preciso reconocer en el «mercado objetivo», que para ciertos productos puede ser Quito, el estrato de ingresos al cual se dirige, siendo 25

En la línea de (re)pensar en especialidades productivas cantonales, Cayambe y Pedro Moncayo podrían ligarse además de flores y servicios de la aerotrópoli a la cuenca turística de la provincia de Imbabura. Rumiñahui, cada vez se establece como perspectiva administrativa de la renta urbana armónica con Quito. La creación de zonas residenciales distritales, probablemente el asentamiento de una nueva oleada industrial, con el desarrollo habitacional correspondiente. Mejía, además de dormitorio laboral, debe desarrollar la producción de bienes de consumo inmediato y relacionarlos especialmente, con la oferta agropecuaria (por ejemplo, pequeñas pasteurizadoras destinadas hacia mercados locales) y producción de verduras para exportación y consumo interno.

Pichincha Dialoga Ciudadanía Y Desarrollo

Estos pactos territoriales deberán buscar el establecimiento de servicios económicos directos e indirectos, sistemas de información, estímulos a la creación de empresas y conocimiento organizacional. Además, mediante planificación, la cooperación entre empresas y la ubicación de oportunidades de comercio exterior se logrará la presencia de capital de riesgo.


Pichincha Dialoga Ciudadanía Y Desarrollo

Los Bancos y Puerto Quito son plazas vacacionales y de turismo ecológico que requieren de infraestructuras y promoción, a los que se suman la producción de una gama de pisos ecológicos próximos (saborizantes, olores) y, en general, producción agrícola de calidad.

industrial, de comercio, servicios y organización social y cultural. Como materia específica de la política productiva provincial de Pichincha, está la producción ecológica con responsabilidad ambiental y social. Se busca gestar un modelo de desarrollo ecológico basado en la alianza estratégica entre el Estado y los productores agrícolas y urbanos industriales, que acepten La producción solidaria el modelo. No excluye a las grandes empresas y ecológicamente sustentable16 que puedan generar efectos de arrastre en los encadenamientos productivos, especialmente La Provincia tiene todas las condiciones para en productividad. La organización territorial convertirse en sede de una propuesta piloto ecuatoriana promueve de producción solidaria y el intercambio justo y ecológicamente sustentable. solidario interprovincial Cuenta con potencialidades (mancomunado) creando un en recursos naturales, espacio de coordinación entre La Provincia todos los pisos ecológicos, emprendedores asociados al tiene todas las infraestructura y capacidades modelo. condiciones emprendedoras. Un proyecto para convertirse solidario y ecológico presenta También, se deben buscar en sede de una más ventajas en una provincia mecanismos de asociación propuesta piloto como Pichincha, que en otras pública (Consejo Provincial)/ de producción de características «más verdes». privada (emprendedores). La solidaria y Se trata de asociar desarrollo promoción de empresarios ecológicamente productivo, producción modernos dispuestos a asumir sustentable ecológica, solidaridad y «buen el riesgo y el desafío de vivir». producir dentro de parámetros regulados para los recursos Probablemente tiene menor humanos, económicos, «vistosidad» macropolítica, tecnológicos y culturales, y pero ofrece mejores la generación de condiciones resultados de desarrollo. Se para la instalación de deberá, entonces, ejecutar empresas corporativas que superen los modelos las competencias provinciales de fomento convencionales de organización económica. productivo y agropecuario con la protección ecológica. Esta propuesta no excluye a La provincia de Pichincha debe convertirse otras formas de producción (especialmente en «provincia piloto» con la combinación de agropecuaria) pero fomenta preferentemente los distintos tipos de propiedad previstos en esta línea. El Consejo Provincial debe emitir la la Constitución. Se deben crear mecanismos legislación y políticas para articular las distintas de promoción de inversiones, consecución vertientes productivas, entendiendo a la de financiamiento de promoción productiva Provincia como una unidad. e incluso inversión directa, que contemple incluso, la emisión de títulos y acciones Se debe estimular un modelo de desarrollo comercializables en bolsa. El principal desafío provincial orientado estratégicamente por puede ser la articulación entre emprendedores políticas ecológicas en la producción agrícola, 26


Cosechadores de hortalizas, cant贸n Mej铆a, 2010.


Mercado, cant贸n Mej铆a, 2010.


Para articular distintas vertientes y actores productivos, con participación desigual en el producto provincial y con diferentes estructuras organizativas y propósitos, la propuesta podría consistir en vincular empresas de desiguales niveles de productividad (criterio central de la economía social y solidaria), armonizar diversas visiones culturales (presentes en productores de variadas estrategias económicas y pisos ecológicos) orientadas hacia mercados internos y externos, y basadas en diferentes niveles tecnológicos. En suma, se trata de empresas de alta rentabilidad, pequeñas, medianas y de baja productividad, economías campesinas comunitarias o individuales y economías informales urbanas. La producción agroalimentaria debe estar vinculada con la seguridad alimentaria, competencia a cargo del gobierno regional y producir una oferta amplia de alimentos ecológicos (granos, leguminosas, tubérculos, frutas, hierbas aromáticas y medicinales, maderas de bosques certificados, cacao, etc.) para convertir a la Provincia en una unidad productiva —dentro de los parámetros fijados— que apoye las propuestas nutricionales de los sectores de menores ingresos. En esta perspectiva, se buscará desarrollar mecanismos financieros, estímulos a la reinversión y a la capacitación (por ejemplo, universidades), promoción, instrumentos institucionales de fomento productivo y, especialmente, la legislación provincial específica.

29

Notas Ver: Verdesoto, Luis y Ardaya, Gloria, «Continuidad y cambios en el desarrollo local y regional —una aproximación al caso ecuatoriano—», Revista Polemika No. 6, Universidad San Francisco, Quito, 2011. 1

En la economía y la ciencia política norteamericana de los años setenta y ochenta tuvieron peso las propuestas ligadas a los libros «Small is beautiful» (E. F. Schumacher) y «Small is possible» (L.Estill), que además de inspirar a varios movimientos sociales de la época han pervivido en planteamientos actuales de relaciones económicas y sociales solidarias. 2

Seguramente, a corto plazo, este tema —la rectoría subnacional de las políticas públicas— se convierta en el escenario de tensiones con el gobierno nacional, que reclama, pese a la expresa disposición legal, una rectoría nacional que va más allá de los temas y competencias nacionales y aspira a asumir, a través de la planificación, la conducción de todas las decisiones de la vida local. 3

Desde una perspectiva similar, Evans P.: State-Society Synergy: Government and Social Capital in Developmen, Berkeley: Institute for International Studies, 1996, citado por Bebbington, Anthony: «Los espacios públicos de concertación local y sus límites en un municipio indígena: Guamote, Ecuador», plantea que puede haber una mayor posibilidad de relaciones sinérgicas entre entidades estatales y actores sociales cuando existe una distribución relativamente equitativa del ingreso porque una mayor desigualdad en la distribución de activos (y de poder) crea una mayor disputa por captar el Estado. www.cepes.org.pe. 4

Verdesoto, Luis: Concertación para la descentralización educativa. Propuesta conceptual y análisis de un caso, Quito, ABYA YALA, 1999. 5

Ver Martínez, Luciano: «El campesino andino y la globalización a fines de siglo. Una mirada sobre el caso ecuatoriano», en Revista Europea de Estudios Latinoamericanos y del Caribe 77, octubre de 2004. 6

Alburquerque, Francisco: Teoría y práctica del enfoque del desarrollo local, Madrid, Instituto de Economía y Geografía, Consejo Superior de Investigaciones Científicas, 1997. 7

8

Ibíd., Alburquerque.

Desde esta dimensión también la categoría «capital social» es central en la definición del desarrollo local. 9

10

Las Juntas Parroquiales Rurales son, virtualmente, una

Pichincha Dialoga Ciudadanía Y Desarrollo

de toda dimensión y especialmente los campesinos, en los casos específicos. El vínculo debe estar en la capacidad de liderazgo del emprendedor con la participación comunitaria campesina.


Pichincha Dialoga Ciudadanía Y Desarrollo

de las pocas definiciones territoriales de la Constitución en torno a la ruralidad. Este tema —las competencias definidas por un ámbito de aplicación— no fue especialmente considerado en el COOTAD, el que detuvo el avance conceptual producido en la Constitución. También existen «ordenanzas distritales» o «regionales», que reglamentan a los Estatutos Autonómicos, norma específica de los territorios que hayan adoptado la forma autonómica, las que podrán tener modalidades específicas que no afecten el grado de autonomía, competencias exclusivas y la composición de los gobiernos subnacionales vinculados. 11

En un acto administrativo de dudosa constitucionalidad se ha puesto limitaciones a las regiones (número, sentido espacial, asentamiento en pisos ecológicos) para limitar la tendencia surgida de la asociación natural de provincias en mancomunidades organizadas con propósitos específicos. 12

Un tema de importancia es que no se puede producir un desarrollo armónico de competencias de los niveles de gobierno si, durante la transferencia de competencias, no existe un nivel de gobierno que asuma provisionalmente las competencias de las regiones que no se hayan constituido. 13

Otro tema, que hace relación específica a las Juntas Parroquiales Rurales es la gestión del sistema vial a cargo simultáneamente de las regiones y las provincias en las zonas rurales, ya que será muy difícil diferenciar los espacios de cada una, cuando las regiones estén formadas por la agregación de provincias. Es un caso de evidente sobreposición de competencias. Lo propio ocurrirá con el sistema vial en las zonas urbanas respecto de los municipios. 14

Este diseño supone una grave asimetría en la conformación de los consejos provinciales, que están conformados por números variables de consejeros (por el número de cantones de cada provincia) y por consiguiente en cada provincia existen diferentes balances entre representación cantonal y parroquial. 15

Los siguientes párrafos resumen planteamientos formulados en otros países y que pueden estimular la reflexión local. Están inspirados en los planteamientos realizados por Javier Medina para Bolivia. En esta propuesta no trabajamos específicamente a la producción industrial, no agropecuaria de competencia provincial. 16

Bibliografía de referencia Alburquerque, F., Desarrollo económico local y distribución del ingreso técnico, ILPES, 1996. Banco Interamericano de Desarrollo, Descentralización fiscal: la búsqueda de equidad y eficiencia, en Progreso económico y social en América Latina, Informe 1994. Bird, Richard M., Decentralizing infrastructure: for good or for ill?, Policy research working paper, No.1258, s.f. Boisier, Sergio. El difícil arte de hacer región. Las regiones como actores territoriales del nuevo orden internacional. Conceptos, problemas y métodos, Centro de Estudios Regionales Andinos Bartolomé de las Casas, Cusco, 1992. En busca del esquivo desarrollo regional: entre la caja negra y el proyecto político, ILPES, Santiago de Chile, 1995. Borja, Jordi, Estado y ciudad: descentralización política y participación, PPU, Barcelona, 1988. Ciudades, planeamiento estratégico y gobierno de la ciudad, ponencia Seminario Regional sobre Alternativas de Cooperación Público-Privada para el Desarrollo Urbano en América Latina, Quito, 1995. Bresser Pereira, Luiz Carlos; Cunill Grau, Nuria, Lo público no estatal en la reforma del Estado, CLAD, Paidós, Caracas, 1998. Burky Shahid, Perry Guillermo; Dillinger, William et. al. Más allá del centro. La descentralización del Estado, Banco Mundial, Washington, 1999. CAAP,

Centro Andino de Acción Popular, La reforma del Estado, en Ecuador Debate No.28, CAAP, Quito, 1993. Campbell, Tim, Innovations and risk taking: the engine of reform in local government in Latin America and the Caribbean, World Bank discussion paper No.357, 1997. Campbell, Tim, et al, Descentralización hacia los gobiernos locales en los países latinoamericanos: estrategias nacionales y respuesta local de la planificación, gastos y administración, s.e., s.l., 1991. Coraggio, José Luis, La propuesta descentralizadora: límites y posibilidades, Revista Ciudad Alternativa No.10, CIUDAD, Quito, 1995. Cunill Grau, Nuria, Repensando lo público a través de la sociedad, nuevas formas de gestión pública y representación social, Centro Latinoamericano de Administración para el Desarrollo, Nueva sociedad, Caracas, 1997.

30


Documentos de Centro Latinoamericano de Administración para el Desarrollo (CLAD), Una nueva gestión pública para América Latina; El control social sobre la administración pública; Modelos de institucionalización orgánica del control social sobre los resultados de la administración pública; El control social sobre la administración pública, Caracas, 1997. Estache, Antonio; Sinha, Sarbajit, Does decentralization increase spending on public infrastructure?, Policy research working paper, No.1457, s.f.

31

Finot, Iván, Descentralización en América Latina, cómo conciliar eficiencia con equidad, artículo publicado por el CLAD en Reforma y Democracia No.10, 1998. Frank, Jonas, Descentralización y relaciones intergubernamentales en Europa. ¿Lecciones para Ecuador?, Revista Íconos No.8, FLACSO, Quito, 1999. Gray Molina, George (editor), Construyendo políticas públicas locales en Bolivia, UDAPSO, La Paz, 1997. Putnam, Robert, Para hacer que la democracia funcione. La experiencia italiana en descentralización administrativa, Galac, Caracas, 1994. Rojas Fernando. La descentralización fiscal en América Latina, Revista del CLAD No.3, Caracas, 1995.

Pichincha Dialoga Ciudadanía Y Desarrollo

Di Gropello, Emanuela; Cominetti Rosella (comps), La descentralización de la educación y la salud: un análisis comparativo de la experiencia latinoamericana, CEPAL, Santiago, 1998.


Dirección de Apoyo a la Producción

Diez años de crecimiento y vitalidad

Pichincha Dialoga Ciudadanía Y Desarrollo

Este texto ha sido elaborado a partir del documento de Víctor Hugo Balarezo y Azucena Villalba

S

i volvemos la mirada tan lejos como podamos, sin duda logremos vislumbrar lo que significa una década, es decir, 10 años, 120 meses, 480 semanas, 3650 días, 87.600 horas, 5´356.000 minutos 321´360.000 segundos, y valorar la magnitud del tiempo transcurrido, pues, se dice fácil una década pero ya vemos lo que representa. Una celebración temporal no puede ser cuantificada como un compartimiento de acumulación de tiempo, pues cada espacio de vida de una persona o una institución tiene que estar medido por su crecimiento y su vitalidad. La Dirección de Apoyo a la Producción (DAP) se ha mantenido y crecido en el tiempo. No ha sido sólo un crecimiento cuantitativo sino cualitativo, lo cual nos permite desde la perspectiva actual hacer una retrospectiva que nos lleve a reconocer nuestros logros y errores, y, sobre todo, la proyección hacia el futuro en forma que recoja la experiencia acumulada desde ese enero del 2001 hasta hoy, y nos facilite generar un nuevo accionar para beneficio de la población. En enero del 2001, estábamos llegando al máximo desmantelamiento institucional que arrancó en el país por los años noventa con la llamada política de Modernización del Estado, política impulsada por el neoliberalismo privatizador, en beneficio de grandes grupos empresariales y en desmedro de la población más vulnerable del país.

En ese año el Consejo Provincial de Pichincha culminaba un período de endeudamiento agresivo con la banca internacional para dos programas impulsados en el Occidente y en el Noroccidente de Pichincha.1 Ramiro González, entonces Prefecto de Pichincha, planteó algunos cambios en la Institución, suspendió la política de endeudamiento y apoyó al agro con la creación de la «Dirección de Apoyo a la Producción».2 Inicios Al principio se conformaron tres departamentos: Fomento de la Producción Primaria, Desarrollo Turístico y Fomento y Artesanal y Agroindustrial. La producción primaria, es decir, los pequeños y medianos productores agropecuarios,3 fueron la principal prioridad. Así mismo, el desarrollo turístico se orientó hacia iniciativas comunitarias. Se buscaba generar propuestas para evitar la intermediación, impulsar la venta directa de productor a consumidor, para lograrlo el Municipio de Quito fue nuestro aliado. Como primer paso se logró comercializar los productos en el exterior del Mercado de Andalucía los sábados. Pero la oposición de la Asociación de Vendedores Minoristas frustró la iniciativa. Entonces, nos trasladamos a los exteriores del Centro Agrícola Cantonal de Quito, igualmente los sábados, y con gran entusiasmo se adhirieron 25 organizaciones de productores, manteniéndose por 9 años.4 32


Metalmecรกnica de Tabacundo, 2011.


Pichincha Dialoga Ciudadanía Y Desarrollo

A partir de esta experiencia se impulsaron las ferias agro-artesanales en los cantones y parroquias con motivo de las fiestas patronales o de fundación.5 La idea era diversificar el proceso, para lo cual era imprescindible la capacitación y la planificación integral. Como parte de esta iniciativa se crearon Unidades Productivas especializadas en metalmecánica, piscicultura, viveros y madera.6

Producción y competitividad

El 2003 fue considerado el año de la producción y la competitividad, y con este nombre se presentaron nuevas propuestas para los productores de Pichincha. A partir del 2004 se inicia el Plan de Salud Animal, con el programa de Clínicas Veterinarias Móviles,8 la hacienda San Marcos, ubicada en el cantón Pedro Vicente Maldonado, pasó a ser administrada por nuestra Dirección con el objetivo de transformarla en Con los años estas unidades crecieron y se un gran Centro de Capacitación y Transferencia transformaron. Así, la Fábrica Metalmecánica Tecnológica. A partir del Tabacundo se convirtió en año 2006 se fortalecieron una empresa. El Centro de estos proyectos y programas,9 Capacitación y Transferencia La producción y se inició una serie de Tecnológica San Marcos primaria, es decir, publicaciones de documentos cambió a Unidad Operativa los pequeños y técnicos necesarios para los Desconcentrada y los viveros medianos productores como Guía del pasaron a ser administrados productores cuy, Guía de la tilapia, Guía por la Dirección de Gestión agropecuarios, de la Mastitis, Manual del Ambiental del Gobierno fueron la principal Emprendedor y Pichincha a la Provincial. prioridad; y el carta. desarrollo turístico La Central Maderera Andoas, se orientó hacia En 2007 se lanzó la Primera debido a la poca madera que iniciativas Feria de Oportunidades quedaba en sus bosques, se comunitarias Comerciales y de Producción, transformó en la Central donde participaron cerca de del Bambú (articulada con 150 expositores y se recibió la cadena del bambú que se está fomentando cerca de 5000 visitantes. Como parte del en el noroccidente de Pichincha) para fabricar proyecto se inició la elaboración del catálogo en un futuro inmediato mobiliario escolar. El Productivo de Pichincha, con el objeto Centro Piscícola Nanegal se convirtió también de posicionar a los emprendedores y sus en Centro de Investigación y Producción de iniciativas, así como a los pequeños y medianos alevines de tilapia de alta calidad, con el fin de productores. El catálogo fue entregado al mejorar no sólo la producción de carne sino la público en la Feria del 2009. Otra iniciativa línea genética de los alevines. similar es la Feria Navideña: Vive la navidad en En el 2009 y el 2010, se manejaron y Pichincha, que en el 2010 cumplió su tercera comercializaron en forma bimensual cerca de versión en colaboración con el Municipio de 150 kilos de carne de tilapia de alta calidad. Se Quito y otras instituciones. proyectaron programas de exportación, avícolas, Por disposición del Prefecto Gustavo Baroja, se difusión y asesoría empresarial, muchos de los proyecta una feria de artesanías, que consolida cuales se han desarrollado y enriquecido a lo las ya institucionalizadas, y se articula en forma largo de los años.7 coherente con el turismo.

34


La cooperación internacional El Programa Desarrollo Rural del Norte del Ecuador, en cooperación con Bélgica, se ejecuta en cinco provincias y ha generado cerca de 650.000 euros.10 Así mismo, se ha fomentado un intercambio de técnicos y especialistas de otros países. Los profesionales ecuatorianos viajan a dar asesoramiento y/o recibir capacitación en el exterior.11 Estimular y capacitar el talento humano ha sido una de nuestras preocupaciones fundamentales. Se han dictado cursos y talleres en donde la premisa básica es «aprender haciendo»12, dirigidos para el personal de la Institución como para los productores de la Provincia. Las alianzas estratégicas Desde el 2006, se ha establecido alianzas estratégicas mediante convenio con instituciones públicas como privadas. El programa Universidad Emprende se vinculó con la propuesta Mi Primer Empleo, un número significativo de estudiantes universitarios realizan pasantías y elaboran sus tesis en las instalaciones del Gobierno de la Provincia sobre proyectos en beneficio de la población productiva de Pichincha.13

35

Se han consolidado proyectos con los Gobiernos Autónomos Descentralizados, ministerios y secretarías del Gobierno Central, con el fin de articular la ejecución de planes y programas. Se han firmado convenios de apoyo mutuo para fortalecer la producción de los pequeños y medianos productores rurales, especialmente, para el fomento productivo y agropecuario de la Provincia.14 Las nuevas competencias En el año 2008 se aprueba la nueva Constitución de la República del Ecuador, que asigna competencias exclusivas a los gobiernos provinciales tanto en fomento productivo como en fomento agropecuario, competencias ampliadas y desarrolladas en el Código de Ordenamiento Territorial, Autonomías y Descentralización COOTAD. Este marco jurídico vincula la labor que el Gobierno Provincial ha venido ejerciendo a las nuevas competencias, parte del actual modelo de organización del Estado, que busca el desarrollo equitativo, justo y solidario del país.15 En el año 2009 y 2010 se establecieron cinco estrategias operativas como ejes dinámicos y articuladores del trabajo: Pichincha produce, Pichincha emprende, Pichincha innova, Pichincha atrae, Pichincha turística. Nuestro actual reto es potenciarnos como una nación agropecuaria, que garantice la seguridad y la soberanía alimentaria de su población. Creemos que es necesario generar estructuras operativas que administren con eficiencia y solidaridad el desarrollo territorial de Pichincha.

Pichincha Dialoga Ciudadanía Y Desarrollo

Al establecer una relación directa entre los pequeños productores rurales y los consumidores, se creó la canasta básica de productos hortícolas de gran contenido alimenticio y de fácil acceso, bajo el proyecto piloto denominado Ñucanchi Micuna. Inicialmente el proyecto estuvo dirigido a los empleados y trabajadores del Consejo Provincial. Desde el 2011, será relanzado bajo los conceptos de la economía social y solidaria para la población en general.


Pichincha Dialoga Ciudadanía Y Desarrollo

Notas: Nos referimos a «UDRI» (Unidad de Desarrollo Rural Integral) y al Programa de Desarrollo Regional de Occidente de Pichincha (Unidad Coordinadora) que sumaron cerca de 150 millones de dólares. 1

El Consejo en pleno aprueba esta estructura orgánico funcional, en segunda discusión el día 20 de diciembre del 2000, la cual es sancionada legalmente por el Ministerio de Gobierno, con el Acuerdo N° 0002 del 11 de enero del 2001. 2

Equipos de trabajo: Dirección: Manuel Jaramillo, Luis Flores, Gonzalo Bustos, Macarena Carrera, Miguel Aguilar, Luis Rodríguez, Byron Sánchez, Diego Andrade, Fernando Ocaña, José Miranda. Posteriormente se integró María Antonieta Andrade. Unidad Coordinadora: Patricio Díaz, Édgar Égüez, Víctor Hugo Balarezo, Aníbal Jácome, Oswaldo Guevara, Rommel Espinoza, Julia Robert, Carlos Morán y Raimundo Gavilánez. En esta etapa también colaboraron los asesores de la Prefectura: Gustavo González y los doctores Sáenz y Cabezas. Con estos equipos se trabajaba en nueve cantones de Pichincha (Santo Domingo de los Colorados era aún cantón de nuestra provincia), 65 parroquias, más de 13.000 kilómetros cuadrados de superficie y una población de productores cercana a las 100.000 personas. Se priorizó el trabajo con grupos asociados y con personería jurídica. Se realizaron asambleas participativas para conformar asociaciones de productores, luego ampliadas en asociaciones agro-artesanales, se conformaron cerca de veinte. Empezaron su vida jurídica junto al trabajo de la Dirección: Asociación San José de Guarumal, Asociación La Perla, Asociación Niño Loma, Asociación Congomita-CONADU, Asociación Cutuglagua, CELAGROP, Asociación San Antonio del Río Blanco, Asociación Patria, entre otras. 3

Un grupo de organizaciones pequeñas se reunieron por cuenta propia con el nombre de Asociación Agropecuaria Semilleros del Pueblo. Se elaboró una encuesta de demanda tanto de locales comerciales como de hogares, así como un plan de promoción por perifoneo y distribución de hojas volantes. Se realizó el Plan Métrico del espacio a utilizar y se distribuyeron los puestos para cada organización hasta su inauguración en febrero de 2002. 4

La primera feria que se realizó fue en Santo Domingo de los Colorados (hoy Santo Domingo de los Tsáchilas) en las instalaciones del coliseo del Colegio Julio Moreno. Luego, vendrían las ferias de Mindo, Los Bancos, Mar de la Tranquilidad (Alluriquín), Congomita CONADU, entre otras. 5

En septiembre de 2002, Gustavo Abdo López fue nombrado director de Apoyo a la Producción, y el arquitecto Fabricio Moncayo, Director de Planificación, ocupa el cargo de Coordinador General. Se crearon las llamadas Unidades Productivas, que funcionaban dentro de la estructura orgánica de la Coordinación General o directamente con la administración de un consejero. Las Unidades fueron las siguientes: Central Metalmecánica Tabacundo, Centro Piscícola Nanegal, Vivero San Antonio y la Central Maderera Andoas. 6

Los programas propuestos fueron: Jóvenes Emprendedores Exportadores de Pichincha, Incubadora de Empresas con Base Tecnológica, Ventanilla Única Empresarial, Portal Pichincha Compite, entre otros. 7

Equipo de trabajo: Gustavo Abdo, Pedro Sánchez, Cinthya Hervás, Tatiana Cepeda, Mauricio Trujillo, Teresa Romero, Olmedo Cano y Luis Macas. Equipo de trabajo: Ec. Jaramillo, Gonzalo Bustos, Luis Jaramillo, Édgar Égüez, María Antonieta Andrade, Byron Sánchez, Víctor Hugo Balarezo, Aníbal Jácome, Oswaldo Guevara, Patricio Díaz, Julia Robert, Carlos Morán, José Miranda, Raimundo Gavilánez, Miguel Aguilar, Rommel Espinoza, Oswaldo Guevara. En el año 2003, se plantean dos grandes componentes de trabajo a los que se les denomina: Componente de Competitividad Industrial, al que se integra el sector turístico, aunque sin una clara orientación, fue coordinado por Pedro Sánchez y el Componente de Competitividad Rural, coordinado por Cinthya Hervás.

36


En enero de 2006, el prefecto Ramiro González nombró como directora de Apoyo a la Producción a María Soledad Salvador. La nueva Dirección llegó con la idea de mantener y fortalecer los programas y proyectos ya emprendidos. Se dio estructura a los departamentos, cada uno con su jefatura y personal correspondiente. Así, el Departamento de Desarrollo Turístico toma nueva vida y empieza a tener autonomía de acción. El resultado visible de esta política fue la estabilidad de los programas con el consecuente crecimiento de la demanda y por lo tanto de la oferta institucional. Como se ha dicho, las Clínicas Veterinarias Móviles pasaron de dos a nueve, los Centros de Gestión pasaron de cinco a ocho, el rendimiento de las Unidades Productivas adquirió gran importancia por lo que se decidió transformarlas en jefaturas independientes. 9

A partir de abril del 2008 y gracias a la labor de la DAP, su manejo se hace desde nuestra provincia (inicialmente estaban siendo manejados desde el Gobierno de Imbabura). Es de señalar, que dificultades propias de la reglamentación y los requisitos internos de la cooperación, han impedido una ejecución rápida y eficiente del programa. 10

Por el Convenio de Cooperación Internacional con Argentina, vinieron al país dos técnicos en fomento pecuario, especializados en manejo del hato ganadero, cuyas magníficas recomendaciones están siendo ya aplicadas. De igual forma se desplazaron dos técnicos de la DAP a Argentina para afianzar los conocimientos y conocer nuevas experiencias. Se ha solicitado la presencia de un especialista mexicano en acuacultura, para que capacite y asesore el cultivo, producción y manejo de tilapia y otras especies. 11

37

En alianza con el CONCOPE y la CORPEI, en el año 2008 se dictó el curso Metodología de Cadenas de Valor (Valué LINK), dirigido por la GTZ, (Cooperación Alemana para el Desarrollo), con el objetivo de definir e impulsar cadenas de valor promisorias en los territorios marginados y teniendo presente sus posibilidades de mercado. Se definieron las siguientes cadenas de valor por terriorio: Noroccidente: cacao, bambú, leche, café. (Puerto Quito, Los Bancos, Pedro Vicente Maldonado). Norte: ecoturismo, hortalizas, agave, granos secos. Así mismo, leche, cuy, uvilla, artesanías (Cayambe, Pedro Moncayo). Sur: Cuy. (Mejía y Rumiñahui). 12

Se han consolidado lazos con la CAPEIPI, en donde hemos instalado un centro de Gestión Empresarial. De igual forma con las Cámaras de la Producción de Pichincha. Otro aliado estratégico en la Gestión Empresarial ha sido el Municipio del Distrito Metropolitano de Quito, especialmente, la Secretaría de Desarrollo Económico a través de CONQUITO. 13

Se firmó con el MAGAP un convenio de apoyo mutuo para impulsar la estrategia del programa CADERS y fortalecer la producción de los pequeños y medianos productores rurales. También, con el IICA y el CONCOPE, para consolidar las propuestas encaminadas al cumplimiento de las competencias, especialmente, para el fomento productivo y agropecuario de la Provincia. Se están impulsando convenios con la Secretaría de Economía Social y Solidaria del Ministerio de Inclusión Económica y Social. 14

El Gobierno de la Provincia implementó un nuevo Manual Orgánico de Funciones mediante la creación de Secretarías, la Dirección de Apoyo a la Producción forma parte de la Secretaría de Desarrollo Económico. 15

Pichincha Dialoga Ciudadanía Y Desarrollo

Se inició con una Clínica Piloto en el cantón Pedro Vicente Maldonado y en la actualidad cuenta con nueve clínicas veterinarias. 8


Pichincha Dialoga Ciudadanía Y Desarrollo

Dirección de Apoyo a la Producción recibe Premio a Mejores Prácticas Seccionales

Entrevista:

La información base para el desarrollo productivo Economista Gustavo Abdo

La Asociación de Municipalidades del Ecuador entregó a la Dirección de Apoyo a la Producción del Gobierno de la Provincia de Pichincha, el Primer lugar del Premio Mejores Prácticas Seccionales IV Edición, en la categoría Desarrollo Económico, por su programa Clínicas Veterinarias Móviles (CMV). El galardón fue entregado por el trabajo de las CVM referente al apoyo primario que brindan para la producción, la posibilidad de réplica en otros gobiernos secciones y la gestión solidaria que han realizado en varias provincias del país. Este concurso fue auspiciado por CONCOPE, CONAJUPARE, USAID, PROMUNI, SENESCYT, entre otras.

L

a Dirección de Apoyo a la Producción (DAP) fue creada una vez que se tomó la decisión de desaparecer la Unidad de Desarrollo Rural (UDRI) ¿Nos puede decir cómo se desarrolló el proceso de formación de esa nueva entidad? En la administración del prefecto Ramiro González, se tomó la decisión de apoyar vigorosamente al sector productivo. La Unidad de Desarrollo Rural (UDRI) había desaparecido, y lo que funcionaba para esa época era la Unidad Coordinadora del Proyecto BID que estaba ya en la fase de cierre del proyecto. 38


Las capacidades que había desarrollado la Unidad Coordinadora se fueron institucionalizando dentro del Gobierno de Pichincha, y se estructuró básicamente un equipo para trabajar por el desarrollo económico con varios enfoques alternativos: el primero consistió en no continuar discutiendo temas relacionados con las empresas, sino tener una confrontación con las capacidades y posibilidades del territorio como tal, destacando sus recursos, capitales y posibilidades existentes para impulsar procesos de desarrollo económico. En esa línea, se definieron dos grandes conceptos: el desarrollo económico rural y el desarrollo económico urbano; y sobre esa base se estructuró la propuesta de la creación de la Dirección de Apoyo a la Producción. ¿Con qué programas funcionaron en ese entonces? Originalmente se transfirieron las capacidades de la UDRI y de la Unidad Coordinadora del Proyecto BID, en razón de que existía un esfuerzo sistemático de más de diez años. Para tener una aproximación con el territorio, se realizaron importantes estudios de uso actual y potencial de suelo, capacidades productivas, sistemas productivos, que se convirtieron en importantes insumos para el desarrollo de una propuesta que fue mucho más global. Los programas fueron planteados desde la idea central de territorio, concebido como lugar de encuentro de capacidades, posibilidades, capitales, conocimientos y educación, que se van reproduciendo y que permiten avances específicos. Con este marco se identificaron cuáles eran las falencias y cuáles las oportunidades que se debían impulsar. En esta medida, la posibilidad de conocer las capacidades territoriales permitieron generar las líneas de acción básicas. Se definieron programas, como por ejemplo, los sistemas de planificación PACA, que son mecanismos para identificar problemas y soluciones en los diferentes niveles, así como la posibilidad de incorporar desarrollos de cadenas productivas dentro de las cuales se identificaron varias líneas de productos como la palma, el palmito, el café, el cacao, entre otros, así como productos cárnicos, que sirvieron para establecer las líneas de acción, tomando 39

siempre como referencia los dos conceptos: el desarrollo económico urbano y el desarrollo económico rural. Dentro de la planificación que se estableció, ¿cuáles fueron los logros alcanzados? Varios. Primero conocer cuál era el contexto en el que se trabajaba y cuáles eran los actores. Creo que Pichincha tiene un potencial enorme en todas las organizaciones campesinas y urbanas. Y nuestro paso inicial fue determinar las limitaciones existentes para impulsar el desarrollo. Desde luego, estamos hablando del inicio de la década del 2000, en donde la constante era la carencia impresionante de recursos y de posibilidades, y no olvidemos que en estos años fue cuando se produjo el gran proceso migratorio del campo ecuatoriano al campo de España, y de la ciudad a las ciudades de otros países, lo que obviamente cercenó las capacidades territoriales y limitó las posibilidades de desarrollo. Fue en ese contexto que se creó la DAP y a partir de allí, se comienzan a plantear esquemas para minimizar los impactos y mejorar las condiciones para el desarrollo. Cuando estuvo al frente de la Dirección de Apoyo a la Producción, ¿cuáles eran los activos humanos, materiales y sociales con los que contaba? Antes de ingresar a la DAP, mi equipo y yo nos encontrábamos desarrollando macro proyectos institucionales desde la Coordinación General del Consejo Provincial, y allí ocurrió algo curioso porque ya habíamos elaborado varias propuestas de desarrollo productivo y económico para la Provincia, y cuando se nos planteó la posibilidad de asumir la DAP, se fusionaron las capacidades de las dos dependencias, lo que significó un proceso enriquecedor en cuanto en la DAP se había trabajado mucho en el tema rural y muy poco en el tema urbano. A partir de ese momento, se trabajó a nivel rural con instrumentos como las unidades de atención móvil, los programas de mejoramiento de la competitividad, y a nivel urbano incorporamos los centros de gestión empresarial.


Recolectando agua, cant贸n Pedro Moncayo, 2010.


¿Cuál era el público objetivo de estos programas, y cómo fueron variando? Originalmente tuvimos la misma disposición que me parece está teniendo el Gobierno de Pichincha actualmente ¿Cuál fue nuestro target de trabajo? Asumimos todo un proceso de discusión con la Dirección de Desarrollo de la Comunidad, ellos tenían una unidad de desarrollo económico con micro finanzas, allí se estableció una clave de diferenciación entre programas de apoyo a economías viables y programas de apoyo a economías de subsistencias. Para entonces, la DAP se encargaba de apoyar las economías viables ¿Qué quería decir eso? Que el instrumental que se debía privilegiar era un instrumental para impulsar el desarrollo económico. La idea era incorporar crédito, así como agregar técnica y tecnología a procesos que eran claramente viables dentro del mercado, y que la posibilidad de insertarse en mercados internacionales debía primar. Dejamos explícitamente de lado trabajar en economías populares ya que ese debía ser un target de la Dirección de Desarrollo Comunitario.

¿Cuáles fueron las relaciones productivas que se generaron con las comunidades en ese período? El desarrollo de las comunidades estaba puesto precisamente en lo que había sido su tradición en la producción: maíz en la sierra, café en la costa; pero no había una identificación clara de cuál era la relación de los sistemas productivos con el mercado. Esto significaba una limitación casi estructural dentro de la producción a nivel nacional, por lo que se puso mucho énfasis en el mejoramiento de las condiciones de producción, pero muy poco en lo referente a la producción y su relación con el mercado; eso implica los procesos cíclicos que tenemos, por ejemplo, años en los que los precios son buenos y años en que los precios caen por exceso de producción.

41

La relación con las comunidades fue básicamente con la intención de privilegiar su acceso a la información. Con esto podían contar con datos sobre sistemas productivos, áreas cultivadas, precios existentes en el mercado para garantizar la toma de decisiones en las condiciones más favorables. Esta información permitía conocer cuáles debían ser sus expectativas de ingresos en cuanto a lo que habían incorporado, tantas hectáreas a tal tipo de cultivo, y cuando ellos cosechaban sabían de las posibilidades que iban a tener. Entonces, se hizo mucho énfasis en esas posibilidades para garantizar la capacidad de los productores organizados y no organizados.

¿Cuál fue el mayor escollo que se presentó durante su gestión en la DAP? El acceso al financiamiento de programas siempre fue una limitante. Se definió, por ejemplo, la creación de centros de gestión empresarial en todos los cantones, incluido Quito y las parroquias, pero tan sólo se pudo iniciar en cinco centros. Se propuso la creación de una red de atención y mejoramiento de la producción ganadera de la Provincia y sólo contamos en aquel tiempo con cinco unidades de atención a los productores y ganaderos. Es decir, siempre tuvimos que trabajar con esa restricción, pero yo creo que se logró la variación de modelos, prueba de ello es que se ha seguido en línea y se han consolidado los procesos. Hubo proyectos que no se lograron consolidar como el del acceso a la información que habría sido el aporte más importante. Creo que uno de los roles más importantes que deben cumplir los gobiernos es garantizar que los ciudadanos —independientemente de su condición económica— tengan acceso a la información, porque a partir de ella pueden formar sus expectativas para el desarrollo de sus temas productivos, por lo que considero que ese fue un tema que quedó pendiente.


Acercamiento a la economía social y solidaria Por Edwin Miño

Pichincha Dialoga Ciudadanía Y Desarrollo

Secretario Sectorial de Desarrollo Económico

E

ste artículo se inscribe en el debate sobre la construcción de una alternativa al sistema capitalista, y no por el simple hecho de mantener la esperanza que el sistema mejorará. Lo que está en juego aquí es la reproducción de la civilización como una forma de existencia acorde con el desarrollo humano y tecnológico que alcanzó la humanidad. El presente artículo es una sucinta introducción al tema, aún faltan muchos aspectos específicos a ser tratados sobre la economía social y solidaria, pero lo que se busca es determinar elementos para iniciar un debate e impulsar una construcción social en la que seamos todos responsables. Los elementos expuestos tienen que ver con la necesidad y los requisitos mínimos para la construcción de una alternativa a la formación social capitalista. Se da una breve explicación sobre la diversidad de la economía existente, no desde un modelo de producción sino desde la formación social y por último, se hace un rápido acercamiento a lo que sería la economía solidaria y a los elementos básicos que la constituyen. El debate está abierto. El pensamiento crítico heredero de Marx, Lenin, la escuela de Frankfurt, Mariátegui, Agustín Cueva, Bolívar Echeverría deberán ser las guías en este proceso de transformación revolucionaria del Ecuador. Una alternativa al neoliberalismo No hay un momento exacto en el que una propuesta ideológica, económica, política se

pueda declarar como fracasada. Al ser una construcción social ésta se deberá ir decantando poco a poco, sobre todo para quienes sembraron más expectativas en su aplicación y fueron los principales desatendidos o decepcionados. Sin embargo, hay otros factores más allá del intento que determinan que una ideología (o una propuesta) no cuajó y es lo que llamamos el Pensamiento Crítico. Cuando se tiene una visión crítica del conjunto —esto incluye a nuestras propias actuaciones— se puede iniciar el análisis de una propuesta, desagregando sus partes y luego, proyectando sus alcances hasta llegar a la conclusión de que el planteamiento no es factible. Estas dos dimensiones (el pensamiento crítico y el fracaso real de una propuesta) van determinando la inviabilidad de un planteamiento. Sin embargo, estas se traducen en determinaciones objetivas y subjetivas que en última instancia darán una visión negativa de su supervivencia. La determinación objetiva, se da básicamente cuando no se han cumplido las metas, propuestas, deseos o promesas emitidas tanto en la construcción teórica como en la aplicación práctica de dicha propuesta. Es decir, su fracaso se debe a su no aplicabilidad o a la imposibilidad de aplicarla —que son dos cosas distintas sobre todo en la política y en economía—, así que se podría decir que objetivamente el proyecto fracasó.

42


Metalmecรกnica de Tabacundo, 2011.


Pichincha Dialoga Ciudadanía Y Desarrollo

La determinación subjetiva la podemos identificar por tres causas fundamentales: 1. En su construcción no hubo suficiente debate y no fue consensuada. Generalmente esto sucede cuando las propuestas son construidas desde las individualidades (personas como individuos o como miembros de colectividades concretas —grupos, asociaciones, comunidades, movimientos etcétera—)1 y no son debatidas y mucho menos aprobadas por los supuestos beneficiarios de la propuesta económica o política. La razón para que una propuesta no sea debatida es inidentificable, básicamente porque puede nacer de las mismas posiciones ideológicas o de su imposibilidad de ser realizada debido a lo impopular de la propuesta, o por último, porque no tiene el suficiente soporte teórico.

los condicionantes antes enunciados— esta se vuelve inaplicable. Como veremos más adelante el neoliberalismo cumplió con todas y cada una de las condicionantes arriba enunciadas, pero la inviabilidad de este sistema económico-político no es un consenso aún establecido en todos los países, por lo menos en América Latina. La teoría única y el sistema único

Si queremos poner una fecha o un hecho de referencia histórica para la consolidación de la propuesta neoliberal, este fue el llamado consenso de Washington3, momento en que se definieron políticas económicas de aplicación mundial para superar la crisis de la deuda y consolidar al mercado como la mano La dogmatización invisible —en reemplazo de o casi divinización un Estado en retirada— que de toda o algunos regularía las economías de los de los elementos países y de los individuos. de la propuesta

2. La segunda subjetividad por la cual se puede hablar de inaplicabilidad de una propuesta económica o la hacen inviable política, viene dada por el De lo que podemos ver a partir o inaplicable estancamiento de su base de nuestras determinaciones teórica, lo que lleva a que no subjetivas que se aplican a se dé una nueva producción este caso para determinar su para la construcción dialéctica inaplicabilidad, esta fue una del conocimiento. Así construcción desde un grupo llegamos a que la propuesta —para nuestro caso minúsculo de teóricos y políticos, y sobre todo el neoliberalismo— no construyó pensamiento marcada por el evidente interés de apoyar a político ni económico, más allá de lo ya dicho. sus empresas transnacionales y, al no ser una Ese estancamiento aporta a la deslegitimación construcción consensuada y colectiva, su de una propuesta. destrucción (como diría Lenin) está en la misma esencia que la creó. 3. Por último, la dogmatización o casi divinización de toda o algunos de los elementos Las condicionantes subjetivas segunda y de la propuesta la hacen inviable o inaplicable, tercera de nuestra propuesta se cumplen a pues, las realidades sociales son distintas y deben partir del análisis —superficial por supuesto ser analizadas antes o durante su propuesta2. (no se necesita más) de la construcción teórica del neoliberalismo y sus mejores exponentes El desarrollo de las posibles causales de la (el vienés Hayek [1899-1992], Fridman y inviabilidad de una propuesta económica o la Escuela de Chicago como sus mejores política, se debe que a partir de ella —y una exponentes). vez que se hayan cumplido uno o varios de 44


Por último —ya que nuestro objetivo no es demostrar lo innegable sobre la liquidación del modelo neoliberal— su imposibilidad objetiva de superar la pobreza y de mejorar la calidad de vida de los seres humanos no se han cumplido. Sobran razones para decir que no ha sido viable su aplicación. Lo importante a partir de ahora es intentar no cometer los mismos errores y superar las propuestas que en el vertiginoso inicio de siglo nos demandan a los ecuatorianos y ciudadanos del mundo. La construcción de una propuesta alternativa e integradora

Por las razones tanto objetivas como subjetivas anotadas antes, sobre todo por la falta de legitimidad en su construcción y los nefastos resultados de su aplicación, el neoliberalismo se agota. Esto no significa que habrá que reemplazarlo de inmediato. En las sociedades los cambios no son mecánicos, siempre hay algo que se resiste a morir y algo que no termina de nacer. Pero lo que sí debemos buscar son alternativas, porque este modelo basado en el mercado y en la libertad individual está llegando a su fin. Para evitar los mismos errores, las propuestas deben ser construcciones colectivas que contengan características de permanente cuestionamiento a su accionar teórico-práctico, con su aplicación de orden incremental, pero 45

sobre todo, sin olvidar que la crítica construye y le imprime legitimidad a la propuesta. Una propuesta integral Un elemento básico a considerar es que si la propuesta en construcción de una economía solidaria y popular (o comunitaria) debería cubrir todos los accionares de la vida social o sólo remitirse al tema del desarrollo económico. Así mismo, deberíamos dilucidar si es una alternativa para destruir el capitalismo o para mejorarlo. Entonces, desde los movimientos sociales, desde la sociedad, se han ido construyendo propuestas que tienen una integralidad relativa y que cubren los aspectos más importantes de la vida de las sociedades. • Desde lo político se plantea la búsqueda de la democracia, entendida no sólo como el origen legítimo y legal del gobierno en función de elecciones libres y voluntarias, sino la extensión de la democracia a la sociedad. Democratizar la escuela, la familia, la empresa. Mientras más espacios sean democráticos mejor será la calidad de la democracia. Este proceso debe enmarcarse en el uso legítimo de instrumentos y medios; es decir, no se trata que sea democrático el gobierno sino que los procedimientos también los sean. El maquiavélico fin justifica los medios ya no rige para esta democracia, así los medios justifiquen el fin. • En lo social, la propuesta debe propender a la construcción de una sociedad incluyente e integradora, con espacios para todo tipo de manifestación y de movimientos sociales, que no necesariamente deben inscribirse en la movilización política sino en la reivindicación sectorial, gremial, de minorías y en exclusión. • En lo ambiental-ecológico, sabemos que si el ritmo de consumo del mundo continúa con la misma tendencia necesitaríamos cuatro planetas

Pichincha Dialoga Ciudadanía Y Desarrollo

A los principios liberales de los siglos XVIII y XIX no se les sumó mayores aportes sino consideraciones políticas sobre todo por la inviabilidad del socialismo y su supresión de la libertad individual, es decir que teóricamente sus principios y fundamentos eran los mismos que fracasaron estruendosamente en la crisis de los treinta, cuando políticas Keynesianas tuvieron que salir en rescate del «dejar hacer y dejar pasar».


Vendedora, cant贸n Pedro Moncayo, 2010.


• En lo económico, se centra la propuesta de una economía basada en el trabajo, en el valor de uso antes que en el valor de cambio. Es a partir de la nueva visión sobre la economía la que construye la propuesta que hoy nos interesa exponer. Esto es, una economía concebida en la existencia real de tres dimensiones: la pública, la privada o de las empresas, y la economía solidaria, popular y comunitaria. Las tres economías

que generar sociedades de propietarios era entregar a la comunidad, era privatizar. Que quitar de la mala administración pública las empresas para entregarlas a la eficiencia privada era la moda y corriente mundial. Sin embargo, las más agresivas políticas privatizadoras (como en el Cono Sur) así como en las tibias aguas de la privatización ecuatoriana (gracias a la resistencia de los movimientos sociales entre otros), nunca la propiedad se democratizó, los monopolios de grupos de poder económico fueron la tónica; es decir, se utilizó la posibilidad de hacer una sociedad de propietarios para hacer una economía de monopolios.

• Hoy la propuesta es separar lo privado que corresponde a la economía de las empresas, de lo solidario, comunitario y popular. Al ganar identidad propia surge la economía solidaria como En las sociedades una construcción necesaria los cambios no que rompe con la economía son mecánicos, caracterizada por: siempre hay algo

• La separación de la economía privada con la pública se dio a partir de la comprensión que la esfera pública y sus bienes y relaciones eran distintos a las relaciones del mundo que se resiste a › Una constitución accionaria. privado, cuando la divinidad morir y algo de los gobernantes cayó › Basada en la búsqueda del que no termina junto con sus cabezas en las lucro. de nacer guillotinas revolucionarias. › Que se rige por el mercado Cuando se separó el interés y el valor de cambio de las común del interés individual mercaderías. surgió la administración pública y varias instituciones › Que exigía la menor estatales. La economía como una ciencia social normatividad y regulación posible. creó sus respectivas leyes y la gran división entre la macroeconomía y la microeconomía La economía solidaria y popular (o economía de las personas, las familias y las empresas) que afianzaban la historia capitalista. Avanzar en la construcción de un concepto sería el ideal de esta propuesta. Sin embargo, • Para el neoliberalismo la economía pública se ve como una meta difícil de lograr. Para existe y debe reducirse a la mínima expresión facilitar la comprensión de los elementos y al igual que el Estado, las competencias que lo conforman, debemos acercar varias fundamentales son de las personas, las familias metodologías que nos permitan llegar a una y las empresas. Cuando en la década pasada se conceptualización válida. quería justificar las privatizaciones, se afirmaba 47

Pichincha Dialoga Ciudadanía Y Desarrollo

para poder cubrir las necesidades de todos. Esta propuesta debe plantearse desde otra sociedad y desde un proceso que revalorice el valor de uso antes que el valor de cambio. Debemos trabajar emergentemente sobre temas como remediación y conservación del planeta.


Pichincha Dialoga Ciudadanía Y Desarrollo

Para construir un concepto, Juan Hessen estableció un procedimiento basado en tres pasos: 1. Recurrir al significado idiomático del término. 2. Analizar en forma comparativa varios conceptos ya elaborados. 3. Realizar un recorrido histórico sobre el tema a ser conceptualizado. De los tres pasos propuestos por Hessen, el primero tiene algunas dificultades. El uso indistinto que se ha dado a términos que sin ser iguales u homogéneos se presentan como tales, como es el caso de economía solidaria, popular o comunitaria. Esta discrecionalidad voluntaria dificulta encontrar un término exacto y buscar su significado idiomático. No se intenta definir solidaridad ni economía, sino todo un sistema y subsistemas que se agrupan en torno y a partir de ellos. El mismo razonamiento sirve para entender lo popular o comunitario. En definitiva, debemos puntualizar un sistema complejo y no una categoría. Así el método planteado nos es útil de manera parcial. Precisamente, eso es lo que pasa con nuestro concepto de economía solidaria, que entendemos como emprendimientos personales, o el trabajo doméstico y también las cooperativas de ahorro y crédito.4 En este saco hemos puesto a los artesanos de tagua y a quienes hacen pintura en las calles de Quito. Se incluyen los formales (artesanos inscritos) y los informales (vendedores ambulantes), es decir es una construcción amplia, que más temprano que tarde tendrá que tener límites e identificar tendencias. El tercer paso ya fue esbozado en páginas anteriores.

Elementos de la economía solidaria Tenemos dos grandes grupos de elementos que constituyen la economía solidaria: 1. Elementos naturales: a. La gente b. La naturaleza y sus recursos c. Los apoyos públicos y/o privados d. Principios (ver la Ley) 2. Elementos operativos: a. La asociatividad b. La planificación c. La formación y/o capacitación d. El financiamiento e. La ejecución del proyecto f. El control o veeduría g. La evaluación y su retroalimentación Dos tendencias Cuando una teoría o ciencia está en construcción es difícil identificar tendencias, pero es lo que intentaremos mirar superficialmente. Una primera tendencia es la que plantea que los informales y toda su economía se formalice, y se exija su incorporación al sistema capitalista. Por ejemplo, desde los elementos constitutivos operativos tenemos la asociación, que no debe ser de hecho sino de derecho. Todo lo previsto debe estar escrito en un proyecto según una metodología ya desarrollada, hay una tendencia a la especialización en la formación. Pero sobre todo se deben cumplir ciertas condicionantes para acceder al crédito o sistemas de financiamiento. En definitiva son formas que buscan adaptarse al sistema. Ideológicamente este es un reconocimiento que el sistema capitalista con todas sus fallas funciona y acoge a los excluidos5.

48


El autor reconoce la existencia desde la ilegalidad de los informales; entonces la visión de rescatar el capitalismo «con todo lo loable que pueda parecer» significa legalizar su economía y recibir a los informales —ilegales en el sistema capitalista. Toda su obra y la del Instituto Libertad versan sobre esta temática, muy interesante para quienes quieran desarrollar el tema.

sociedad de mercado sino con mercado, en donde reconocemos la existencia de esa construcción social (el mercado), pero que debe ser controlado y regulado7, sin entrar aún en la temática conflictiva sobre si es posible mejorar el capitalismo o es necesaria la construcción de una alternativa. Sobre esta posición los trabajos de José Luis Coraggio recogen de manera didáctica, crítica el pensamiento alternativo. Por ser tratado a extensión, inclusive con una entrevista exclusiva para esta revista, no creo necesario extendernos sobre el tema.

Para terminar, la construcción de una alternativa al sistema Al ganar implica una variedad identidad propia de consideraciones y surge la economía diagnósticos, la simplicidad solidaria como de la explicación unicausal una construcción para los problemas sociales necesaria no existe (o es muy cómoda y genera engaño), así que lo que he querido con esta exposición es dejar elementos para el debate y ojalá este continúe con el desarrollo más específico sobre los aportes, expectativas de una construcción Otra tendencia es la que busca ser una alternativa al sistema capitalista. La construcción económica alternativa al sistema capitalista. de otra economía no en función de una Notas: Sztompka, Piotr. Sociología del Cambio Social, Alianza Editores, España, 1993, p. 239. Es decir, que cuando hablamos de individualidades nos referimos a expresiones solas o grupales pero basadas en los mismos intereses y con fines lo más homogéneos posibles. 2 Al igual que al neoliberalismo, esta argumentación podría ser atribuida al llamado socialismo real de Europa del este. 1

En 1973 se dio el llamado trilateralismo, que fue una reunión de empresarios, políticos e intelectuales de Europa, Estados Unidos y Japón para hacer planteamientos contra la arremetida comunista y la pobreza del tercer mundo. Se llama consenso porque algunos países de América Latina coincidieron con los planteamientos aperturistas de Estados Unidos en 1990, según cuenta su autor el economista John Williamson. 3

49

Algunas con mejores indicadores que algunos bancos en el Ecuador. 4

No viene al caso aquí analizar lo dicho pero para el lector interesado está toda la propuesta de Hernando del Soto y su «otro sendero», así como sus propuestas a través del Instituto Libertad del Perú. 5

6

Ibíd.

Hay un autor inglés que dice «el mercado es el mejor esclavo pero el peor amo». 7

Pichincha Dialoga Ciudadanía Y Desarrollo

«Solo con esa clase de información en mano estaremos en condiciones de crear reformas institucionales que nos permitirán fusionar estas dos economías paralelas en un esquema legal adecuado para una economía moderna. Asimismo, se creará un sistema de memoria pública inclusiva que recibirá con los brazos abiertos a todos los ciudadanos que desean participar, incluyendo a los sectores más pobres. Debido a que este nuevo esquema incorporará normas y prácticas familiares para los extralegales es más probable que el nuevo sistema sea más atractivo para ellos»6.


Pichincha Dialoga Ciudadanía Y Desarrollo

Entrevista a José Luis Coraggio Especialista en Economía Social y Solidaria

J

¿Cuál es su conceptualización sobre la economía solidaria y a quién está orientada?

En aquel evento se trataron temas relacionados con la ética, principios, normas e instituciones económicas en el marco de la inserción de la economía de mercado, la economía social y la economía mixta en el desarrollo de una economía popular y solidaria.

Economía solidaria se basa en la cooperación que no es individualista sino asociativista ya que implica valores de preocupación por el otro y no egocéntricos que se producen. Esto va de la mano de la responsabilidad con el medio ambiente y con los consumidores, es decir quienes consumen con responsabilidad. Se ubica en la economía como un sector orgánico y no como actualmente se encuentra fragmentada.

osé Luis Coraggio, economista argentino, impartió en Quito el taller denominado Marco conceptual de la Economía Social y Solidaria, y sus relaciones con las políticas públicas, organizado por el Gobierno de Pichincha.

Coraggio tiene una experiencia prolongada como investigador en temas sobre economía popular urbana, desarrollo local, economía del trabajo y políticas sociales. También ejerce la docencia universitaria y profesional en los campos de la economía y la planificación regional y urbana, metodologías de la investigación y la planificación, y análisis de políticas sociales, en cinco países como: Argentina, México, Nicaragua, Ecuador y Estados Unidos.

Esta propuesta va dirigida a toda la sociedad, pero poniendo énfasis a quienes necesitan de la economía popular y que requiere que una parte de las políticas sociales se conviertan en este sector de la economía, incluso va a hacer falta mucho menos asistencialismo, mucho menos gasto público en asistir y más en invertir. ¿Se puede considerar a la economía solidaria como una antítesis de la economía de mercado? Sí. Me refiero a la economía de mercado como sistema basado en el mercado en sí, con esto no se quiere desconocer al mercado. Por un lado está la economía de mercado y por otro la economía con mercado; entonces, la economía 50


JosĂŠ Luis Coraggio, 2011.


Pichincha Dialoga Ciudadanía Y Desarrollo

solidaria no va a ser una economía de puro intercambio directo, existirá mercado, siempre estará presente la posibilidad de que se produzca y no se conozca bien quién lo va a consumir, y esa es una de las características del mercado. Para que esto se efectúe tiene que existir un precio por lo que el dinero es indispensable.

¿Cuáles son las principales líneas de tensión en el proceso de transición de una gestión orientada por la economía de mercado hacia la implementación de una gestión orientada desde la ética de la economía solidaria?

¿Qué tan beneficioso sería para nosotros?

¿Cuál sería el rol del gobierno provincial para la que la economía solidaria se posicione en la gestión del Estado?

Bueno como usted bien dice hay un cambio de ética, un cambio de los valores superiores. Como ejemplo se podría generar una red de Inicialmente se debería luchar por primar la monedas sociales que incluso vida de la gente y la dignidad de sean intercambiables, y como la vida de la gente por encima el dólar es intercambiable por de la ganancia de unos pocos; el euro —por decirlo así— para esto es importante colocar se permitiría que la política la mancomunidad por encima Esta propuesta monetaria y de crédito sea del individualismo. Claro va dirigida a toda controlada por la gente. El que este proceso no se puede la sociedad, pero dólar seguiría funcionando imponer, debe nacer y resultar poniendo énfasis —por supuesto— como de la misma comunidad. Esta a quienes moneda franca que sirve en transición no puede ser de un necesitan de la todas partes, sin embargo, momento a otro porque debe economía un núcleo de productores iniciarse con el reconocimiento popular y consumidores asociados de la existencia de este sector tendría una moneda con políticas pensadas en él, de intercambio propia lo que obviamente afectará al emitida por ellos. Esto está sector empresarial porque se funcionado en muchos abrirá una competencia no solo lugares como en Brasil a través del Banco de por recursos, sino también por valores, y allí Palmas. serían inevitables las tensiones.

Para cualquier pueblo latinoamericano sería altamente beneficioso porque estaríamos acabando con lo que actualmente existe: una economía popular fragmentada, sumamente competitiva, individualista que no respeta el medio ambiente.

El rol es muy importante porque está más cerca del territorio, de la gente, de sus relaciones, de sus instituciones, y de sus prácticas; todo lo mencionado representa una ventaja para aprovecharla. Muchas veces en las cúpulas nacionales se simplifica mucho la realidad, y sin duda que el Gobierno Provincial de Pichincha tiene una

52


¿Es posible la articulación de la economía pública, la economía empresarial privada y la economía popular, qué actores deberían participar y cuál debería ser el resultado de esta articulación?

Las unidades domésticas son organizaciones económicas cuyo manejo de los recursos y del trabajo está orientado a sostener y mejorar la vida de los miembros de una comunidad tomando como punto de partida a la familia para posicionar emprendimientos productivos. Hay que tener Aquí se pueden asociar presente que la conjuntos de familias que se solidaridad nos afilian a una cooperativa con el ayuda a vivir propósito de mejorar el estilo mejor, por ello de vida de los miembros de esta la importancia cooperativa, y de esa manera de asociarse para consolidar un proceso solidario comercializar interno, ya sea por relaciones de parentesco, vecindad o afinidad étnica.

Yo creo que sí se pueden articular estas tres economías en segmentos, es decir con la articulación de un proyecto compartido en donde puede participar un sector del empresariado —sobre todo de la pequeña y mediana empresa— y que esté de acuerdo con una política de este tipo. El Estado que es heterogéneo tiene sectores que están de acuerdo y otros que se van a oponer. Por ejemplo, uno podría esperar que un Ministerio de Industrias esté orientado hacia el sector empresarial y que el Ministerio de Desarrollo Social o Integración Social esté más inclinado a la economía popular, entonces la articulación va a ser parcial, en la economía popular no todos van a incursionar, no van a decidir asociarse, pero otros sí, entonces va a ser una articulación parcial.

53

Usted ha profundizado en la necesidad de reconocer las unidades domésticas, ¿nos puede ayudar con la conceptualización y definir los principios activos, que estas tienen en el desarrollo humano?

El individuo sólo podrá sobrevivir peleando por esta sobrevivencia y así construir este sector de la economía solidaria. Hay que tener presente que la solidaridad nos ayuda a vivir mejor, por ello la importancia de asociarse para comercializar y para demostrar las ventajas de la economía solidaria, porque hoy la sociedad es muy pragmática, pretende hacer cosas que tengan beneficios inmediatos. Es la presión que nos impone el sistema.

Pichincha Dialoga Ciudadanía Y Desarrollo

gran heterogeneidad en su territorio por lo que habrá que tener en cuenta que las políticas deben variar con cada punto de partida, no pueden ser las mismas en todas partes, pero el sentido estratégico debe mantener su esencia mediante el desarrollo de la producción popular, el desarrollo del asociativismo, las redes de crédito, auto gestionadas por la comunidad, así como el desarrollo del poder de compra.


la ProvinCia tras la CUltUra

La cultura ancestral viva

(Reinas, tradiciones, gallos y gastronomĂ­a criolla) Por Antonio Correa Losada


J

usto a la entrada de Guayllabamba y yendo desde Quito hacia el norte, dos carreteros llevan al viajero, el de la derecha, hacia el poblado y las «viandas humeantes» de la cocina serrana, el de la izquierda hacia el olor de los aguacates y las chirimoyas de las granjas agrícolas de la zona. Este valle cálido, surcado por el río homónimo, es rico en frutales de variada índole y sabor. Y en la gastronomía propia de la Sierra central ecuatoriana. Pero no nos dejamos tentar por los olores que llenan el aire ni por los sápidos sabores que se aglomeran en mesas y cocinas de tiendas, casas, restaurantes y puestos callejeros. Así que pasamos de largo y hacemos ganas mientras aparece el destino propuesto por Margarita Rojas de Baroja, la activa y dinámica Presidenta del Patronato del Consejo Provincial de Pichincha: La celebración de los 110 años de la parroquia La Esperanza.

o sea en pleno Paralelo 0— cae a plomo sobre la cabeza desprovista de sombrero… y de cabello. Pero nos aguantamos la resolana porque en un rato más habrá candidatas populares que se disputarán el título de reina de los barrios, y todo lo demás que acompaña siempre las fiestas populares en el Ecuador: comidas típicas que ya describiremos para tormento de las papilas gustativas de los lectores, desfile de las candidatas, chamizas, juegos de plaza y, a manera de cúspide festiva, toros de pueblo y el arranque del gallo, para dolor de los acuciosos defensores de la fauna que no soportan una corrida de toros ni una riña de gallos pero saborean con Las guambras gusto un buen bistec de carne candidatas de vaca asesinada en el camal a se preparan mansalva y sobreseguro. Porque para lucir sus así es la hipocresía clase media galas… y sus moralista cuasi universitaria. saberes El pueblo es otra cosa y respeta culinarios sus tradiciones, sean propias o asimiladas.

Las candidatas.

La pequeña población se recuesta en las faltas del Nudo de Mojanda-Cajas, una de cuyas lagunas, Yanacocha, la menor en tamaño de las tres que conforman el paisaje lacustre de este nudo montañoso, pertenece al cantón Pedro Moncayo, asiento de la parroquia La Esperanza. Las mayores, Huarmicocha y Caricocha, pertenecen a la jurisdicción de la provincia de Imbabura. Pero tan arriba no iremos esta vez. De modo que seguimos camino sin siquiera detenernos para echarle un vistazo a las ruinas arqueológicas de Cochasquí, unos minutos antes de la población a donde vamos en este medio día de un sábado en el que el sol ecuatorial —estamos a 0 grados y unos pocos minutos de latitud sur, 55

El centro de la fiesta es la gastronomía. Tanto que las candidatas tienen que lucir no tanto su belleza física cuanto sus conocimientos de las tradiciones culinarias de esta población que hace muchos, muchos años, era conocida por una endemia derivada de la falta de yodo: el bocio. La endemia fue combatida y erradicada y de aquello sólo queda el amargo regusto de los malos recuerdos. Hoy se apresta a celebrar su fiesta anual y las guambras candidatas se preparan para lucir sus galas… y sus saberes culinarios. En esta fiesta de vitalidad y colorido para celebrar los 110 años de la parroquia La Esperanza, el jurado, presidido por Margarita Rojas, Antonio Correa y Sergio Salvador, acompañados por María Dolores Ponce y Omar Ospina, participaron


La lluvia persistente que se mantuvo hasta la media noche del sábado 11 de diciembre del 2010, no logró reducir la alegría del numeroso público asistente. Cada barrio de La Esperanza recreó con el espíritu creativo de sus comunidades, las escenas más significativas de la vida cotidiana y de la tradición cultural de la Provincia. Las candidatas junto con el comité barrial representaron de la manera más expresiva escenas de la tradición y la vida en comunidad y, de la mejor escena representada, se eligió a la reina ganadora. La Revista Imaginaria aplaude este tipo de programaciones creativas, donde se valore la sabia tradición de nuestros ancestros, ejemplo que se debe seguir en todos los cantones y parroquias: incluir nuestra rica herencia cultural como elemento esencial para el disfrute y goce de sus habitantes. el entierro del GUaGUa Katerin Toapanta es la representante de la Liga Parroquial. Cuenta que hace 25 años, cuando fallecía un niño o guagua por variadas razones, generalmente por falta de asistencia médica, la tradición imponía comunicar la desgracia a los padrinos de matrimonio por parte de los padres del guagua. Los padrinos acudían a la casa del triste acontecimiento para averiguar qué había sucedido o por qué razones había muerto el niño. Y como primera reacción, los padrinos recriminaban a los taitas por no haber sido responsables en el cuidado del infante. Y si se trataba de su primer hijo, les halaban las orejas. Luego venía el momento del velorio y se acostumbraba velar al fallecido con alegría, cantando, bailando al son de las guitarras, y con juegos

como el pichilingo, el morochito, el cuitre y el borrego, con el afán de mantener despiertos a los acompañantes. Durante el velorio se brindaba zambo de dulce, morocho, tortillas o tostado en tiesto. Cumplido el velorio se dirigían al cementerio, durante el traslado los padrinos castigaban a los taitas del guagua y con alegría lo enterraban. Finalmente, se retornaba a la casa para retirar el altar en el que había sido velado el difunto. PreParaCiÓn del GUaranGo Según Eliana Loachamín, candidata del barrio El Rosario, desde hace muchos años la bebida del guarango ha sido tradicional para los campesinos de la parroquia La Esperanza, Otón y sus alrededores. Esta bebida se extrae de una mata de penco (agave mexicano) cuando tiene diez años de madurez. El procedimiento consiste en escoger dos hojas del penco, se retiran con una barra, se hace un hueco en el tronco, se le vierte agua, y luego se tapa con los mismos restos del penco y una piedra durante siete días. Posteriormente, se procede a lavar el hoyo con agua y a partir de esto empieza ya a salir la sabia del penco, dulce y con muchas propiedades medicinales. Cuentan los antepasados que servía para curar la parálisis facial, la artritis y, fermentada, curaba la próstata, los riñones, etc. La bebida hoy en día es muy cotizada y apetecida por propios y extraños.   sieMbra Y CoseCHa de PaPas En épocas remotas, según relata Miriam Gallegos del Grupo Agroecológico, la siembra de papas era una fiesta. El dueño de la chacra preparaba sus cuyes y chicha de jora para los peones que ayudaban, y luego de la siembra se bailaba y se realizaba el ritual con el fin de augurar buena producción para el próximo año. Se cavaba un hoyo en la parcela y en él se enterraba por algunos minutos al dueño del terreno. En esos tiempos en el campo existía el rande, es decir, yo te ayudo hoy y tú me ayudas cuando lo necesite. 56

Preparación del guarango.

con asombro y entusiasmo de este singular reinado y encuentro cultural, organizado por Hilario Morocho, Presidente de la Junta Parroquial de La Esperanza y Consejero Provincial, así como con el dinamismo de Jaqueline Lema y de todos los esperanzeños.


Observando los rituales.

 arranqUe del Gallo

vo de augurarse buena suerte para la casa nueva. A esta tradición se la llama el huasipichay.

Yadira Sánchez, Reina de Guaraquí, informa que en época de hacienda los indígenas del sector traCHiCHa de jora bajaban todo el año para comprarse sus mejores trajes: anaco, fachalina, blusa, alpargatas. Los Jessica Quitio, del barrio 6 de Enero, nos dice peones usaban zamarro, diabluma, campanillas que para fabricar la chicha de jora, se comieny flautas. Luego salían a la toma de la plaza y se za escogiendo el maíz, y luego se hace un hoyo procedía con el tradicional arranque del gallo, en el cual se colocan hojas de quilluar chilca y el que consistía en colgar una soga de lado a lado, y maíz y se le vuelve a tapar con las mismas hojas. se procedía a arrancarle la cabeza a un gallo dona- Se deja todo enterrado durante ocho días. Cuando por alguno de los dueños de parcela. Una vez do está lista la jora, se pone a secar durante 15 logrado el propósito, el dueño del gallo salpicaba días. Del tiempo de secado depende la dulzura y de sangre a los curiosos y amigos y les ponía una el sabor de la chicha. Al pasar un mes, se muele pluma en la cabeza, lo cual sigla jora en la piedra macho con nificaba que para el próximo la piedra hembra, se procede año, ellos deberían ofrecer los a cocinar en una paila grande. gallos. Por cada gallo decapiEn agua tibia se vierte la jora En cada tado, se debebían ofrecer doce y se bate hasta que esté como minga los gallos. un caldo de gallina. El maíz es esperanzeños muy rico en vitaminas y proteíEl ritual se realizaba como un ponen todo nas, tiene aceites que hacen de tributo de sangre a la Pachaesfuerzo la chicha de jora una bebida de mama. y voluntad inigualable sabor. para conseguir   el progreso aCabe de Casa Y CaiÑabiso baUtiZo del GUaGUa de la región Cuenta Erika Toapanta, canPara Diana Acosta, del barrio didata de San Luis de GuaraVicente Solano, los antepasados quí, que entre los tapialeros o eran muy responsables en albañiles constructores de los el aspecto religioso. Los padres del guagua tapiales que demarcaban las parcelas, se escogían celebraban el bautizo a los ocho días de nacido los mejores para la construcción de alguna casa o, a más tardar, un mes. Se debía escoger a comunitaria o de alguna de los campesinos. Las los padrinos llevando alimentos de la tierra o mujeres eran las encargadas de recoger la paja del Pachamama. La bebida era la chicha de jora. Una páramo para los tapiales y el techo. La casa nuevez escogidos los padrinos, se fijaba la fecha para va se barría con hierbas tales como ruda, chilca, el bautizo, ellos daban la cuna, el paño, el pupero, eucalipto, etc., para que llegaran buenas energías. la faja, la gorrita para el niño, y a los padres les Al terminar la casa, se bailaba con alegría, se haentregaban una batea, un tiesto, molino, cedazos, cían tortillas de trigo en tiesto, se recogían flores, pala, azadón, para el trabajo en la casa. Como se regalaban caramelos. Todo ello se ataba y así la madre aún no cumplía la dieta, el guagua era se componía el carpillo. Pero antes de la consentregado a los padrinos quienes esperaban en la trucción de la vivienda, se debía ver la luna para iglesia. Luego del bautizo iban a la casa de los cortar los chaulqueros o carrizos en buen tiempo, padres y empezaba la fiesta en agradecimiento de a fin de que no se pudran. Por último colocaban que el niño era ya hijo de Dios. una teja adornada de varios colores con el objeti59


Según Patricia Molina, de Empresa Comunitaria Tomalon Frams, en las comunidades del sector (en el contexto de las haciendas) se hacían compromisos verbales, ya sea por amistad o compadrazgos, para entregar a los hijos en matrimonio. La mujer debía tener algunas destrezas y conocimientos como moler en piedra, sembrar, ser una buena cocinera, cualidades que eran apreciadas por los padres del novio. Este debía saber arar con yunta, trabajar el campo, y ser todo un varón. En estos compromisos no importaba el amor sino la palabra de los padres. Como muestra de respeto, durante el pedido de la mano, se acostumbraba a obsequiar a los padres una canasta de pan, borrego, frutas, alimentos cosechados en la Pachamama, chicha de jora. Luego se fijaba la fecha, se casaban y tenían hijos. Las parejas se unían más por compromiso entre familias que por amor entre ellas.   PreParaCiÓn de la Colada Con CUY Jeymi Cucuango, de barrio Mojanda, informa que la parroquia La Esperanza es un pueblo lleno de costumbres y tradiciones. Una de ellas es la colada con cuy. Este delicioso plato se prepara en ocasiones especiales, tales como matrimonios, huasipichay, bautizos, y en especial en el Inti Raymi. Para la preparación de este plato las mujeres se alistaban con días de anticipación, tostando los granos y moliéndolos con la piedra guagua. También se preparaban cuyes que se mataban aplastándoles la cabeza contra el piso. Luego se introducían en una olla con agua hirviendo para pelar su lana, y se los aliña hasta el día siguiente. En el gran día la dueña de casa, desde la madrugada, se apura con sus ayudantes, mientras unas

ponen las ollas con agua en la tulpa y agregan todo lo necesario, principalmente la cebolla, la carne de borrego para dar sabor al caldo, y por último las papas. Luego se bate harina de haba con un poco de agua, se le añade a la cocción y se deja hervir hasta que todo esté bien cocinado. Otras se encargan de asar los cuyes en carbón hasta que estén dorados y crujientes. Acabado este proceso, la dueña de casa espera la llegada de los comensales para encender la fiesta. Se reparte la colada acompañada de huevo, queso y la pieza del cuy.   las MinGas de la esPeranZa Para Abigail Cuzco, candidata de la parroquia La Esperanza, históricamente se han llevado a cabo mingas en esta localidad. La más importante ha sido para la construcción del ramal de agua potable, que permitió traer el agua desde las vertientes del Potosí hasta la Parroquia. En cada minga los esperanzeños ponen todo esfuerzo y voluntad para conseguir el progreso de la región, única manera de satisfacer las necesidades básicas de la gente. Hombres y mujeres unidos en trabajo comunitario, han contribuido al desarrollo y progreso de la parroquia. La minga es el pregón del pueblo, pues cuando alguna se organiza, siempre hay alguien que grita: ¡minga! ¡tenemos minga! Es el grito primigenio, jubiloso, que repiten al unísono muchas voces, como un eco en la hondonada y la altura, y la buena nueva llega al pueblo como si fuera una primera lluvia. Las mingas de la Parroquia se hacen sin el favor oficial, sin egreso del erario nacional. En La Esperanza nace y florece la entrega de su pueblo, y se nutre de sudor, de júbilo y hombría.

60

Arranque del gallo.

Pedido de Mano


DOSSIER

Minga y belleza en La Esperanza Las fotografías de este dossier han sido seleccionadas por Imaginaria para configurar un portafolio visual sobre las fiestas por los 110 años de la parroquia La Esperanza. En un sui generis concurso de belleza, las candidatas a reinas debían mostrar sus conocimientos sobre las tradiciones de su región. De allí que las imágenes de esta sección nos muestren —con la acertada técnica de Miguel Flores— un compendio de rituales y conocimientos ancestrales que se conservan vivos en La Esperanza.

Bautizo del guagua.


El cuy, plato tradicional.


Una bella candidata.


Compartiendo el cuy.


Chicha de jora.


Preparaci贸n del guarango.


Una candidata se prepara.


Extrayendo la sabia del penco para preparar el guarango.


Arranque del gallo.


Ciudadanía Universal y movilidad humana

D

esde mediados del siglo XX, el fenómeno de la migración ha marcado a la sociedad ecuatoriana. Hombres y mujeres salen de pueblos y ciudades, en busca desesperada de un porvenir mejor. Esta situación de profundas implicaciones humanas, con su carga de exclusión y desarraigo, ha determinado un nuevo comportamiento social que nos obliga a reflexionar sobre sus causas y alcances. La Revista Imaginaria presenta en esta edición, tres puntos de vista convergentes sobre el tema, en un encuentro excepcional convocado por la Logia Comuna de París No.5 del Gran Oriente de Ecuador, realizado en el Salón de la Provincia el 15 de noviembre de 2010. Testimonios personales y reflexiones que buscan la identidad humana en quienes pertenecen a «esa tierra de nadie que habita en todos, esa permanente y acechante sensación de extranjeridad que toca de cerca con su polvo cuanto nos rodea», como dice el escritor y cineasta argentino Christian Kupchik.

Así, Margarita Rojas, Presidenta del Patronato de Pichincha, valora la presencia de ciudadanos médicos de otros países como Cuba y Venezuela, que en forma solidaria apoyan el programa «Una luz en tus ojos» que dirige el Gobierno de Pichincha. Alejandra Ocles, desde su experiencia en la Secretaría de Pueblos, señala la necesidad de ser ciudadanos universales, como categoría esencial de nuestra época. Giovanna Tassi, italiana radicada en Ecuador, resalta la importancia de conocer otros modos y formas de sentir diferentes a los nuestros, que necesariamente amplían la riqueza de la condición humana. Y, Raúl Naranjo, responsable del programa que establecerá en breve el Gobierno de Pichincha en beneficio de los migrantes, aborda el tema desde la legitimidad jurídica y de nuestra propia Constitución, así como de las fuentes esenciales del pensamiento occidental. Una realidad fundamental que a todos nos atañe. Antonio Correa Losada 72


¿Migrantes o ciudadanos universales? Por Margarita Rojas Presidenta del Patronato

No, no me llames extranjero, traemos el mismo grito, el mismo cansancio viejo que viene arrastrando el hombre desde el fondo de los tiempos, cuando no existían fronteras, antes que vinieran ellos, los que dividen y matan, los que roban, los que mienten, los que venden nuestros sueños, ellos son, ellos son los que inventaron esta palabra: extranjero. Rafael Amor

E

l tema de Ciudadanía Universal nos lleva indefectiblemente a pensar en el término utopía —acuñado por Tomás Moro— que consiste en la proyección humana de un mundo idealizado como alternativa a uno existente. Joaquín Salvador Lavado, Quino, nos decía desde el entrañable personaje de Mafalda, que no se puede escribir sin manchones con tantos codos rozando el tintero, pero el concepto de Ciudadanía Universal merece todo el cuidado para re-pensar en el ser humano, como poblador de un mundo que a pesar de tantos pesares, es nuestro hogar universal y el único espacio donde podremos construir la casa grande donde habite el hombre libre, con su dignidad, sus derechos y deberes y, en 73

especial, su solidaridad, pero ajeno a cualquier fundamentalismo e intolerancia. Sobre la Ciudadanía Universal hay muchas voces que ponen el dedo sobre la llaga, así Luiz Bassegio, de la Secretaría Continental del Grito de los Excluidos, puntualiza: «El fenómeno migratorio señala la necesidad de repensar el mundo, ya no basado en la competitividad sino en la solidaridad; no en la concentración sino en la redistribución; no en el cierre de las fronteras sino en una Ciudadanía Universal. En fin, un mundo basado no en el consumo desenfrenado sino en una sociedad sostenible, donde haya lugar y vida digna para todos». Cuando parecería elemental ver que la salida a todas las formas de la inequidad —que su-


leyes que eliminen la explotación del trabajo y combatan el racismo. Ella recuerda la contradicción de los países que viven la escasez de mano de obra, pero temen la «invasión» de los extranjeros, y los discriminan. En Estados Unidos, el promedio de edad de la población, alcanzó los 50 años. El derecho a jubilación subió de 62 a 65 años; y puede ser aumentado a 70 años. Eso demandará trabajo de mano de obra foránea pero, al menos, deberían tener las mismas condiciones ofrecidas a los nativos. A esa propuesta se opone, en el caso específico de Estados Cada ser humano interacUnidos, el pensamiento contúa con la sociedad que lo servador, hoy más en boga Un estudio hecho alberga. La forma como se que nunca. en un Estado de da esta interacción está mela Costa Oeste En el ámbito político existe dida por cómo el Estado estadounidense, la percepción de que el inanfitrión entiende la condemostró que migrante es un invasor, que dición del hombre o de la los migrantes viene a destruir el medioammujer que llega. Así pues, si indocumentados biente, que es un delincuenson criminalizados o se les aportaban a los te. Ese pensamiento siempre etiqueta de ilegal y, por otro cofres públicos existió allí, pero ahora es más lado, la conducta social de US$ 90 millones peligroso porque se comienlos nativos de ese lugar los y recibían en za a legislar de acuerdo a obliga a la marginación, se servicios este ideario: en 2001, la Ley US$ 9 millones está convirtiendo a esos sede Inmigración fue todavía res humanos en individuos más endurecida. Los estadovulnerables, que a costa de unidenses defensores de la la pérdida de su dignidad, intentarán sub«América para los americanos» alegan que los sistir dentro de las precarias y casi inexistentes oportunidades que el Estado anfitrión le inmigrantes representan gastos para el Estado, ofrece, hace que el migrante no tenga otra sin considerar que los migrantes indocumenalternativa que resignarse a su recién estre- tados en Estados Unidos no tienen acceso a nada condición de un ser descartable en un servicios públicos, excluyéndose únicamente la atención de emergencia. Mónica Santana país inhumano. rescata un estudio hecho en un Estado de la La dominicana Mónica Santana, miembro Costa Oeste estadounidense, en el que se dedel Centro de Trabajadores Latinos, de Nue- mostró que los migrantes indocumentados va York, afirma que la movilidad humana aportaban a los cofres públicos US$ 90 minunca va a terminar, es parte de la historia. llones y recibían en servicios US$ 9 millones. Por eso, es necesario trabajar para que haya pone determinar a los seres humanos por el lugar de su nacimiento como de primera o de tercera clase— está en eliminar y desestimar las fronteras. La concreción de esta premisa es echada abajo por la triste necedad de las naciones que viven de subsumir a otras naciones. El uso de deberes y derechos forja una brecha a salvar, entre lo que consideramos una ciudadanía como la que soñamos y otra que lamentablemente alimentamos, cuando hacemos diferenciaciones entre seres humanos incluidos y excluidos.

74


Pero la retórica es que son saqueadores, que las mujeres van al país para tener hijos.

de pertenencia a un Estado para tener como premisa inmutable al ser humano.

Son los adalides de este mismo discurso ama- La Ciudadanía Universal dista mucho de ser ñado, quienes con sus actos nos dan mues- tan sólo una herramienta discursiva. Es una tras de hechos que sólo con adjetivos como actitud de vida frente al mundo y a los seres indignante o inconsecuente, calificarían la humanos, que pasan a convertirse en cotegran ironía que permeabiliza su intoleran- rráneos de un mundo nuevo. Pero, el supocia al demostrarse que varios políticos del nerlo de tal manera, implica poner el acento Partido Republicano, que ocuparon puestos en el hombre, como diría Mario Benedetti. importantes en la administración Bush, tu- Significa, reconocer al mundo como un esvieron que renunciar a sus cargos porque en pacio de interacción cultural donde, desde la sus fichas constaba la contratación de mano tolerancia y el respeto, se interrelacionan disde obra ilegal. Eso muestra tintas ópticas con sus idiola hipocresía de un país que sincrasias y cosmovisiones, necesita del inmigrante, pero en forma que se genere un que lo rechaza y sataniza. nuevo constructo social que hará sostenible un mundo La salida a todas Eduardo Galeno, en su libro que evolucione de la antrolas formas de la Bocas del Tiempo, con el título pofagia a la solidaridad. inequidad está «Mano de Obra» nos cuenta: en eliminar y El camino, por supuesto, desestimar las es largo y no está allanado fronteras Mohammed Ashraf no va a la pero en cambio, tiene hitos escuela. bien cimentados en la talla Desde que sale el sol hasta que asoma de personajes como Simón la luna, él corta, recorta, perfora, Rodríguez, Eloy Alfaro, arma y cose pelotas de fútbol, que Francisco de Miranda, Simón Bolívar y en salen rodando de la aldea paquistaní de Umar Kot hacia los estadios del mundo. su sueño aún en ciernes de la Gran Colombia, que suponía la generación de una patria Mohammed tiene once años. Hace esto desde los cinco. Si supiera leer, y leer en inglés, podría entender la grande intercultural, donde la teoría eduinscripción que él pega en cada una de sus obras: Esta cativa de Simón Rodríguez adquiriría una pelota no ha sido fabricada por niños. importancia relevante, que en el siglo XIX se declaraba enemiga de la imitación educativa La globalización, en tanto se refiere a circu- que había anquilosado el pensamiento de los lación de capitales, promueve la interrelación jóvenes americanos. Su programa educativo libre y ágil entre países pero por otro lado, era heredero de la Ilustración y surgía contra señala de ilegal al hombre que viaja fuera de la opinión colonial que dominaba y lastraba sus fronteras para trabajar y generar capita- las nuevas repúblicas. les. La otra cara de la moneda la propone el concepto de lo que entendemos como Ciu- En nuestro tiempo resulta clarividente hablar dadanía Universal, que trasciende los límites de la Ciudadanía Universal, al proponer la 75


invención de una razón republicana fundada en la Libertad, el Bien Común y la Inmanencia del Derecho. La sumatoria de estos preceptos generaría hombres y mujeres humanistas, a quienes les cabría orgullosamente el calificativo de ciudadanos universales. Sería, entonces, solamente el trabajo mancomunado de personas de pensamiento nuevo el que pueda generar un espacio físico de ciudadanía universal concreto. El panorama no es tan desesperanzador como podríamos suponer. En nuestra práctica como Patronato del Gobierno de la Provincia de Pichincha, se ha sumado el trabajo de muchas personas que dejando el concepto pobre y mezquino de una sola nacionalidad, nos han visitado para brindarnos con su mejor trabajo, el ejemplo de que la patria grande, no es sólo un sueño posible sino el ingrediente necesario de crear días donde la solidaridad sea la única manera de concebir al ser humano como compatriota del mundo. Nuestro trabajo en el Patronato del Gobierno de la Provincia de Pichincha, ha podido brindar la ayuda que la gran mayoría conoce, gracias precisamente a ciudadanos universales de la talla del equipo de médicos cubanos y venezolanos que nos acompañan en la empresa grandiosa de restituir la salud visual a los ecuatorianos más desprotegidos, quienes no preguntarían jamás al restaurador del milagro de la visión si tiene pasaporte o no para trabajar en un país lejano del que nacieron.

Si la pregunta de la nacionalidad apareciera, será solamente para colmar de gratitudes a los gobiernos que los enviaron a trabajar por el bienestar de esa patria grande que es América Latina. Sabemos que el camino es largo, pero sabemos también que solo el hombre solidario y capaz de ver a su hermano como su igual, podrá construir un mundo distinto porque las naciones se fundan no por sus fronteras sino por hombres libres y solidarios. El proceso de nacionalización universal es largo y debe estar sustentado en la niñez. Justamente, esa niñez de la que se despreocupan los países que desarrollaron su industria en la misma proporción como humillaron la dignidad del trabajador y la inocencia de sus niños. Que nunca verán a su prójimo como el amigo sino como el competidor despiadado al cual es preferible destruir como única forma de defensa. Pero la solución está en cada uno de nosotros y en el grado de observancia de nuestros deberes y derechos. Pero sobre todo, el respeto para con los derechos de los demás será el examen cotidiano a rendir. Un examen cuyos evaluadores serán los ojos con los que nos ven nuestros niños, pues, la Ciudadanía Universal, es el regalo para los hombres del mañana que son hoy nuestros hijos y mañana los jueces más implacables.

76


Ciudadanía universal Por Alejandra Ocles

L

a existencia de los derechos inherentes a la ciudadanía implica siempre una llamada dirigida a las autoridades políticas que pueden hacer efectivos dichos derechos. Para los derechos universales, estas instituciones no pueden ser solo las de los estados soberanos individualmente considerados. La efectividad de los derechos humanos necesita claramente instrumentos más sólidos de derecho internacional. En el caso de Ecuador, asumimos la Ciudadanía Universal como un principio constitucional, desde el cual planteamos que la Ciudadanía Universal debe ser entendida como «un tema de derechos humanos», si la humanidad avanza en un mundo globalizado la discusión no debe centrarse solamente en el tráfico de mercancías, sino en el de personas, de hecho esta propuesta fue presentada por la OEA. Bajo este argumento el gobierno de Rafael Correa desea que se aplique para los 77

migrantes sin permiso de trabajo y residencia en el mundo, el derecho de quedarse en otro país y volver al propio de forma voluntaria. Algo propuesto como «una propuesta migratoria integral con pleno respeto a los derechos humanos en el marco de la movilidad humana». En otras palabras el retorno debe ser «ordenado, planeado y sostenido» para evitar situaciones en las que un inmigrante indocumentado sea detenido por una infracción menor y «de la noche a la mañana», sea deportado, destruyendo su proyecto de vida. —Propuesta de SENAMI. La profundización de la pluralidad jurídica y la pluralidad en general, en su sentido más amplio, así como las reivindicaciones de reconocimiento jurídico de las diferencias e identidades etnoculturales exigen un esfuerzo por


buscar nuevos modelos o nuevas estructuras Ecuador y que, debidamente estudiado y que permitan dar una respuesta adecuada a entendido en todas las geografías del mundo, dicha problemática. Puesto que, el concepto está llamado a relaciones internacionales. teórico de los derechos humanos, así como el concepto de ciudadanía, mediante el cual se Parto de un proceso importante para los accede a la titularidad de aquellos, han sido el ecuatorianos que fue la Asamblea Constituinstrumento de democratización de los esta- yente y los ocho meses de discusión conjunta dos modernos, a la vez que estos últimos han con la ciudadanía sobre este nuevo pacto de ido buscando vías de institucionalización po- convivencia que es la Constitución de Monlítica y jurídica de aquellos, se hace necesario, tecristi. también, repensar esas conquistas en la mo- Uno de los temas polémicos, fue precisadernidad, bajo fórmulas más coherentes con mente el de la Ciudadanía Universal. El la etapa de postmodernidad, 416 numeral 6 , propugna en la que ya vivimos, y con la la libre movilidad de todos específica problemática que los habitantes del planeta y en ella se da. el progresivo fin de la conCiudadanía dición de extranjero, como Universal: libre Esta visión que preside el elemento transformador movilidad de accionar de nuestra política todos los habitantes de las relaciones desiguales internacional, contiene prindel planeta y el entre países, norte-sur. A cipios ideológicos que están progresivo fin partir de esto, las relaciones designados a revolucionar el de la condición internacionales del Ecuador mundo de las relaciones inde extranjero, se encuentran enmarcadas ternacionales, es un rescate como elemento dentro de principios básicos, del viejo principio de derecho transformador fundamentales que, a más de las relaciones de gentes que, en las horas de responder a todo tipo de desiguales entre más sombrías del medioevo garantías, responden sobre países, norte-sur inspiraron el renacimiento, todo a la vigencia plena de fortalecieron el humanismo todos los derechos humanos y, ahora, se proyecta hacia el universales. futuro; hacia el mundo globalizado no exclusivamente Los principios como los de para los negocios; sino funla Ciudadanía Universal, hacen de nuesdamentalmente para la solidaridad, para la tra carta fundamental una Constitución de unidad en la variedad que es la verdadera ri- vanguardia, no solamente de actualidad, que queza del ser humano. recoge las experiencias sociales del convivir Las relaciones norte-sur han de modificarse mundial, el aporte de las distintas culturas sustancialmente a través del concepto de que han moldeado la interrelación de pueCiudadanía Universal que nuestra patria lo blos y naciones y que han constituido, en propugna en el numeral sexto del artículo definitiva, la civilización a la que asistimos 416 de la Constitución de la República del todos los pueblos el orbe. 78


Pero nosotros hemos ido más lejos todavía puesto que, propugnar el principio de Ciudadanía Universal implica un gran salto adelante en el desarrollo mismo de las relaciones humanas al interior de los estados, entre todas las naciones y pueblos y entre las distintas organizaciones internacionales, las supraestatales y, en fin, la vigencia plena de los derechos de hombres y mujeres, de niños y jóvenes, adultos y ancianos a movilizarse dentro del planeta, sin autorización previa de nadie y a fijar su residencia donde mejor le convenga o simplemente quiera. La Ciudadanía Universal es la respuesta humanista y contemporánea, inspirada en una ética funcional a la vivencia plena del derecho, una ética laica que no fundamenta el altruismo en premios y castigos sobrenaturales, sino en la conciencia libre, responsable y solidaria del ser humano como tal, como habitante del planeta y con verdadera proyección cósmica. Condición que permite identificar a todos los seres humanos como miembros de una misma comunidad política.

79

Los atributos de la ciudadanía vienen generalmente determinados por el vínculo existente entre los individuos y un estado determinado. Sin embargo, los derechos humanos pueden entenderse como una forma universalizada de ciudadanía, que trasciende los límites de la pertenencia al estado tanto en sentido nominal como territorial. Los derechos humanos deben incluir, así un derecho básico a la ciudadanía, que actualmente se formula solo negativamente como el derecho a no ser privado de la nacionalidad. Este derecho podría reformularse como un derecho positivo, como el derecho de acceso a la «ciudadanía sustancial», es decir, el derecho a la no discriminación de los miembros de la sociedad que residen en ella de manera permanente. No sólo con respecto a sus derechos humano universales, sino también con respecto a derechos de ciudadanía más específicos en la sociedad en la que residen.


El encuentro con el Ecuador me ha enriquecido Por Giovanna Tassi

P

ermitan que me presente. Me llamo Giovanna Tassi, soy italiana y ecuatoriana y también soy la directora de la Radio Pública de Ecuador. Cuando hablamos de Ciudadanía Universal inmediatamente pensamos en nuestros compatriotas emigrantes, que legal o ilegalmente han dejado a este país en búsqueda de algo diferente. Eso de moverse no tiene nada de malo, también porque todos tenemos derecho a conocer, viajar y eventualmente, quedarnos en el país donde nos sentimos a gusto. Yo soy, y disculpen que hable en primera persona, un ejemplo de esto. No reniego de mis raíces, pero Ecuador es el espacio físico y cultural donde mi ser se ha hallado. Sin embargo, en esta era de la globalización nos damos cuenta que el mundo se vuelve cada vez más estrecho y cerrado. Resurgen con fuerza las barreras físicas, el muro en la frontera entre México y Estados Unidos o también, el que se construye entre palestinos e israelitas. También resurgen los nacionalismos xenófobos, la discriminación y el racismo. Parece que este libre mercado humano ha hecho que los valores universales de justicia, hermandad e igualdad, se hayan venido a menos, dejando espacio a una humanidad 80


que crece aplastando a los demás, a los que considera diferentes. Pienso que para ser Ciudadanos Universales debemos tener unas raíces muy profundas. Debemos tener una conciencia clara de lo que somos y de dónde venimos, para poder enfrentar a la universalidad de manera especifica y sin ahogarnos en el mar de las generalidades.

una puerta increíble a nivel de mi consciente e inconsciente y, hacia un mundo desconocido para mí pero que me ha aceptado.

Entonces, Ciudadanía Universal no se refiere solamente al tema de los emigrantes  que he conocido bien en mi paso por Estados Unidos. Creo que la Ciudadanía Universal es parte de nuestro ser, porque aquí en Ecuador coexistimos pero no convivimos. Vivimos cerca a personas que se manejan sobre otros El camino de la vida siempre códigos, valores morales y te confronta con nuevas vino hacemos ningún esfuerzo siones, con nuevas cosmovipor conocernos. Propongo que siones y debemos aprender a empecemos a Por lo tanto, propongo que ser permeables para incorpopracticar una empecemos a practicar una rarlas a nuestra humanidad y ciudadanía ciudadanía intercultural, así enriquecernos. intercultural, paso paso fundamental para pracfundamental para Mi encuentro con este país ticar la Ciudadanía Unipracticar la me ha enriquecido. Mi enCiudadanía versal. No es suficiente que cuentro con el pensamiento Universal los indígenas, montubios o indígena, ha hecho tambaafroecuatorianos estén «prelear mi formación lógica, sentes». Lo importante es basada sobre los fundamenincorporar a nuestro pensatos de la filosofía griega, matriz cultural del miento individual y colectivo, aquellos códiconocimiento europeo. gos que permitirán que todos nos encontreMi encuentro con los garifunas de Honduras, mos en este país. De otra forma las especifilos cholos de Venezuela, los desplazados de cidades pueden generar guetos, que en vez de Colombia me han ayudado a enriquecer mi unir separan profundamente a la sociedad en visión y pensamiento. Conocer que los árbo- su conjunto. les hablan, que no debo botar basura en los ¿Cómo hacerlo? este es el reto. Sólo ríos porque los TZUMI —los habitantes de atreviéndonos a dar el primer paso, podremos las profundidades— se vuelven ciegos, que la llegar. NUNGULI es la madre de la yuca; ha abierto

81


Movilidad humana, ciudadanía diferenciada y ciudadanía universal Por Raúl Naranjo Naranjo

C

uando hablamos de movilidad humana, estamos refiriéndonos a diversas situaciones en que personas, voluntaria o forzadamente, trasladan su domicilio y residencia a un lugar distinto al que son originarios, y así tenemos: emigrantes, inmigrantes, asilados, refugiados, desplazados, migrantes internos, así como también víctimas de trata de personas. Hablar de movilidad humana nos lleva necesariamente a reflexionar sobre otros conceptos, como el de ciudadanía diferenciada y de ciudadanía universal. El universalismo jurídico, así como el individualismo metodológico, propios de la modernidad, han generado un sujeto de derechos individualista, despojado de identidad, listo para una igualdad formal ante la Ley, que elimina la pluralidad y construye una ficción jurídica que en la práctica provoca exclusión. El modelo de Estado-Nación, así como el derecho soberano o la ciudadanía como instrumento para acceder a los derechos fundamentales, se van deconstruyendo y dan paso a la posmodernidad. El sujeto de derecho pasa de ser un ente individual y descontextualizado 82


a estar inmerso en sus raíces comunitarias en una «subjetividad plural», que avanza hacia una integración y cohesión social sin exclusión y marginación. Es indispensable conjugar el concepto de «diferencia» con el de «igualdad», que nos lleve a una complementariedad y nos permita afirmar que todos tenemos un igual derecho a ser diferentes.

bién social, que reclama al mismo tiempo el desarrollo de una democracia también económica y social aparte de política. El concepto moderno de ciudadanía creó una diferencia marcada entre quienes están «dentro» y quienes están «fuera», con el objetivo de unir en una misma organización política, llamada Estado-Nación, a los que considera supuestamente semejantes. El problema actual es que los «diferentes» o los que estaban «fuera», ya no están fuera sino que están «dentro», principalmente por el fenómeno de la movilidad humana.

Sin embargo, este igual derecho de todos a ser diferentes, no se lo puede tratar desde una neutralidad cómplice, o desde una tolerancia soberbia, así como tampoco desde un Este fenómeno pone al orprocedimentalismo demoden del día la discusión de crático como el propuesto una «ciudadanía diferenEl concepto por Habermas en su teoría ciada» como proponen Wil moderno de del «patriotismo constituKymlicka e Iris Young, en ciudadanía creó cional», sino que debe resdonde la inclusión e integrauna diferencia ponder a una negociación y ción de los «diferentes» no marcada entre quienes están discusión pública de las dise la vea como una amenaza «dentro» ferencias. Esto es, a una visino como una fortaleza para y quienes sualización que derive en reuna mayor cohesión social, están conocimiento y en medidas contribuyendo de esta ma«fuera» para preservar la «diferencia» nera a la solución de varios cuando ello sea necesario, conflictos sociales, políticos pues la integración social de y jurídicos presentes en la una comunidad distinta no actualidad. se logra por asimilación u Esta diferenciación en el homologación, sino por reconocimiento y aceptación, sin expresiones concepto de ciudadanía, siempre bajo el parámetro de la igualdad, implica que estos grude exclusión, marginación o inferioridad. pos diferenciados tengan un reconocimiento Este nuevo paradigma, la igualdad de todos y preservación de su propia identidad desde a ser diferentes, plantea un reto de grandes lo político, así como una garantía de sus dedimensiones para el concepto de ciudada- rechos y libertades desde lo jurídico. nía, entendida esta como un estatus común e igualador de los seres humanos, haciéndose Un concepto íntimamente relacionado con indispensable un nuevo análisis no solo jurí- el de la ciudadanía diferenciada es el de la dico y político de dicho concepto sino tam- ciudadanía universal o «ciudadanía cosmopolita» como propone Rawls. Este concepto 83


acuñado inicialmente por Kant en su «cosmopolitismo», donde deja de ver al ciudadano como un miembro aislado de un Estado y por el contrario lo inscribe en una lógica cosmopolita, nos hace pensar en un «derecho público de la humanidad» como mecanismo para la paz perpetua. Kant sostiene así mismo la necesidad de una constitución según el derecho cosmopolita, en cuanto considera a hombres y estados en sus relaciones externas, como ciudadanos de un Estado universal de la humanidad. Los trabajos de Kant nos permiten concebir un salto cualitativo en el concepto de ciudadanía y nos obliga a pensar en esta nueva posibilidad, que podría conducir a la constitución de una «ciudadanía universal», como globalizadora de las ciudadanías fragmentadas, lo que Rawls concibe dentro de un nuevo derecho de gentes, cuyos principios se aplicarían también a pueblos no organizados liberal y democráticamente, sino a pueblos organizados «jerárquicamente», con un sistema jurídico orientado por una concepción de justicia basada en el bien común. Creo por tanto, que el inevitable proceso de pérdida de soberanía nacional, en favor de instancias supra o subnacionales, así como la globalización económica, nos ha colocado en

un camino sin retorno hacia la universalización, debiendo ser la ciudadanía y los derechos humanos la principal preocupación de este proceso. La ciudadanía diferenciada se la puede concebir como un vehículo en este camino pero al mismo tiempo como un fin en cuanto al respeto del igual derecho de todos a ser diferentes. Nuestro país ya ha tomado partida en esta discusión, la Constitución de Montecristi de 2008 propugna claramente el principio de ciudadanía universal en su art. 416 n. 6, convirtiéndose en un referente mundial para este tema, así como también para el reconocimiento de principios y derechos absolutamente vanguardistas en el área de movilidad humana. Queda aún mucho por hacer, debemos adecuar la legislación interna a esta nueva concepción filosófico-política, implementar políticas públicas y llevar adelante acciones para garantizar los derechos de personas en condición de movilidad, como bien lo establece el art. 40, para lo cual es indispensable el trabajo conjunto y mancomunado entre diferentes niveles de gobierno establecido en el art. 392 de la Carta Magna.

biblioGraFia Kant, Immanuel, Sobre la paz perpetua, Madrid, Alianza, 2004. Rawls, John, «El derecho de gentes» en Isegoría, n. 16, 1997. Habermas, Jurgen, Identidades nacionales y postnacionales, Madrid, Tecnos, 1989. Fariñas, María José, Globalización, ciudadanía y derechos humanos, Madrid, Dykinson, 2004. Kymlicka, Will, Ciudadanía multicultural, Barcelona, Paidós, 1996.

84


86


Literatura Infantil Premio Alicia Yánez Cossío Desde el año 2002 el Patronato Provincial viene impulsando el Concurso de Literatura Infantil Alicia Yánez Cossío, que llegará este año a su octava edición. Los cuentos ganadores, además del reconocimiento, son publicados en cuidadas ediciones ilustradas por prestigiosos artistas. Imaginaria ha seleccionado a tres autores que en diferentes años ganaron el certamen. Leonor Bravo que se atribuyó el primer premio en la tercera convocatoria; Miguelángel Zambrano que obtuvo el segundo premio en el cuarto concurso; y Graciela Eldredge que alcanzó el primer lugar en la sexta edición. Hemos incluido además algunas de las ilustraciones que acompañan las ediciones originales.

87


Tsakela, el Tigre de la Oscuridad 1er Premio 2005

Leonor Bravo Velásquez Ilustraciones de Bladimir Trejo

E

sta es una historia de los tiempos antiguos, cuando toda la Tierra estaba protegida por el manto verde de la selva, y los árboles —siempre frondosos— rozaban las nubes con sus altas copas. En ellos vivían tucanes, colibríes, loros y guacamayos y en sus ramas se paseaban monos y ardillas, y dormían su largo sueño los perezosos. Cobijados por su sombra, crecían arbustos y matas pequeñas, en las que convivían guatusas, dantas, venados y jaguares. Esas eran las que daban el alimento diario y las que proveían las hojas y bejucos sagrados que, preparados en forma ritual, permitían a los humanos conversar con los espíritus. El aire era transparente y el olor que despedía la selva, a palo santo, copal y frutas, era dulce y espeso. Los ríos, correntosos y cristalinos, estaban cubiertos de peces, algunos tan grandes como una casa. En esos tiempos, la selva daba todo lo que necesitaban los seres humanos para vivir. Los tsáchilas, o verdaderos hombres, vivían en ese territorio bañado por el Toachi. Eran un pueblo espiritual y de grandes poderes que vivía en permanente comunión con la naturaleza y con todos los seres que la habitaban. Entre ellos no había guerreros; sin embargo, sus vecinos tenían mucho cuidado en no ganarse su enemistad por temor a ser víctimas de la poderosa magia, que durante cientos de años habían desarrollado. Pero ocurrió que un día esa tierra, comúnmente cálida y luminosa, se volvió lúgubre y fría. El Sol perdió su brillo y el cielo se empezó a oscurecer. El aire se enfrió, las sombras crecían sobre la selva, y nadie —ni los más poderosos ponés o chamanes— podía explicar lo que ocurría. Como compañera de las tinieblas llegó una ceniza gris y pegajosa que empezó a cubrirlo todo. Primero, como un leve manto casi imperceptible, pero luego, como la pata de un enorme animal, que volteaba con su peso los arbustos pequeños y los techos de las casas. Los animales de alas y los de cuatro patas empezaron a morir y los peces flotaban sobre los ríos, ahora 89


ennegrecidos y sucios. El aire era pesado y difícil de respirar. Todo —hasta los árboles más altos— se manchó con la ceniza. Los tsáchilas perdieron sus casas y se refugiaron en cuevas. Debido a la oscuridad, que cada día era mayor, ya no iban a cazar, a pescar ni a cosechar la yuca. La gente también empezó a enfermar y a morir. Como la humedad era tan grande no podían encender fuego para calentarse y para cocinar los pocos alimentos que aún tenían. A duras penas lograban prender unos palos llamados camachos y con ellos se alumbraban. Con las sombras cubriendo la Tierra, los ratones —que siempre se escondían en estrechos túneles— lo invadieron todo y aprovecharon las tinieblas para roer los codos y las rodillas de los tsáchilas. También aparecieron los ciempiés que, aunque diminutos, tenían un agudo veneno y eran vistos por ellos como portadores de malos augurios. Entonces, los hombres sabios y los ponés se reunieron e hicieron un ritual para dialogar con el espíritu de la naturaleza y consultarle lo que tenían que hacer para poner fin a tantas desgracias. Por las visiones de las plantas sagradas, supieron que el Sol estaba en peligro y que debían enviar un emisario en su ayuda. Los ponés conversaron entre ellos y escogieron a un joven chamán, para que ayudara al Sol a enfrentar el mal que lo amenazaba. El joven se preparó varios días con cantos y ayuno, sabía que esta era la prueba máxima que se pedía a un poné: sacrificar su vida para ir en ayuda de su pueblo. Lo vistieron con una hermosa túnica y una corona de algodón, y lo acostaron sobre un altar de plata que brillaba en la oscuridad. Los ponés, que habían venido de diversos lugares, encendieron los palos de camacho e iniciaron el ritual. Todos bebieron las plantas sagradas y se comunicaron con los espíritus de la selva. Cada uno cantó la canción que lo había convertido en chamán, aquellos sonidos propios, únicos en el mundo, que le daban el poder para transformar la energía y volverse parte del Todo, mientras el oloroso humo de la vainilla, del palo santo y el copal los envolvía. El volumen de los cantos y de los tambores creció, y todos los sonidos de la selva fueron cubiertos por ellos. Entonces, el joven emisario empezó a elevarse; luego avanzó por una escalera de plata creada por los ponés, y buscó el camino que le llevaría a su encuentro con el Sol. Subió más allá de los árboles más altos y más arriba de las frías montañas que, a varios días de camino, se encontraban hacia el este. A medida que ascendía, la oscuridad empezó a disiparse y se volvió menos densa. Entonces, vio que el enorme jaguar Tsakela, el Tigre de la Oscuridad, estaba devorando al Sol y era él quien escupía la ceniza. 90


Al ver aquello, el joven chamán sintió un profundo dolor y empezó a llorar. Su llanto, convertido en lluvia luminosa, limpió el aire y ahuyentó poco a poco a las tinieblas. La lluvia descendió hasta la Tierra y le ayudó a comunicarse con los ponés, quienes, allá abajo en la tupida selva, continuaban en la ceremonia. En medio de los cantos escucharon su voz pidiendo ayuda para combatir al jaguar Tsakela. Con el poder del humo de las plantas sagradas y de su voz, los ponés enviaron su energía hasta el cielo, donde el mensajero de los tsáchilas luchaba para salvar al Sol. Tres días y tres noches duró la pelea; durante ese tiempo el cielo, aunque más claro, continuaba sombrío. Al cuarto día el joven logró ahuyentar al Tigre de la Oscuridad, que se escondió detrás de unas nubes. Sin embargo, cuando el gigantesco jaguar se marchó, el Sol, liberado de su opresor, brilló con una intensidad que nunca había tenido, y su calor lo inundó todo. Entonces, una de las montañas cabeza de nieve se despertó de un largo sueño de siglos, abrió su boca de fuego y lanzó una enorme llamarada que empezó a quemar todas las plantas de la selva. Los pocos animales que quedaban empezaron a huir hacia otros lugares porque hasta la Tierra parecía arder. Los ponés, al ver que el fuego de la montaña destruía todo, se reunieron otra vez para preguntar a los espíritus del bosque qué debían hacer y enlazaron su conciencia con la naturaleza. Entonces, esta les habló y les dijo que hicieran una enorme lanza y que la arrojaran hacia el cielo.Toda la noche entonaron sus cantos mágicos hasta que el arma fue forjada. A medida que la lanza subía, se fortalecía con la energía que le enviaban las plantas y los animales de la selva, y se hacía cada vez más fuerte y más grande. Así la lanza llegó hasta una nube y la rompió; de ella cayó tanta nieve y granizo que apagó la boca de fuego de la montaña. La montaña volvió a cubrir su cabeza de nieve y la enorme llamarada desapareció. Desde ese día, el Sol colocó en el cielo muchas trampas atrapa-perdices para entregarlas a Tsakela el Tigre de la Oscuridad. Dicen que cuando llovizna a mediodía, es el Sol quien llora porque no ha logrado cazar ninguna y teme ser atacado por el jaguar Tsakela, quien está siempre con las enormes fauces abiertas, listo para devorarlo. Leonor Bravo Velásquez. (Quito, Ecuador, 1953). Escritora y promotora de la lectura y la literatura infantil. Es presidenta y miembro fundadora de Girándula, Asociación Ecuatoriana del Libro Infantil y Juvenil. Entre sus obras más importantes están: Cuentos de medianoche (2002), Viaje por el país del sol (2003), ¿Y ahora qué hiciste, Valentina? (2004), ¿Te gustan los monstruos? (2005), El secreto de los colibríes (2008). Bladimir Trejo. Ha ilustrado numerosas obras infantiles y juveniles para importantes editoriales ecuatorianas. 93


La Francisca que se hunde 2do Premio 2007

Miguelángel Zambrano Ilustraciones de Roger Icaza A Francisca Anahí, mi sobrina preferida, sin sonrisa. A Miguel Ángel Zambrano Romero, mi padre, que cuenta en mí, desde mi sangre, mi memoria y mi amor.

1

E

stoy haciendo así con todos los dedos de mi mano y con uno de la otra, porque hoy cumplo seis años. También puedo contar otras cosas que no son números. Por ejemplo, que mi Abue me llamó por mi cumple y yo le canté di di di, do do do, y giragira, girasol, que siempre le canto cuando le veo o le oigo, desde que era más pequeña. No me aguanto, también les voy a contar lo que pasó antes de dormirme y despertarme con más años: ayer escribí en las paredes de la casa y en los pisos la efe de Francisca, y mi papi se puso bravo, muy bravo, y me estuvo retando mucho, mucho tiempo (mi hermano dice que dos horas). Yo le decía ya papi discúlpame, pero me hablaba más. «Ya estás grande. No puedes hacer eso». Es lo que más me decía. Cuando me quedaba callada no me decía nada, pero si hablaba volvía a decirme todo de nuevo. Hoy día le dije papi, ya no voy a rayar las paredes, y, tal vez porque es mi cumpleaños, se sonrió y se levantó los lentes. También le conté que el otro día el Escubidú le dijo papá al Shagui; le pregunté: Papi, ¿un perro puede tener un papá humano? Me quedó viendo como si hubiera vuelto a rayar las paredes y no me respondió; parece que hablo mucho. Y hago preguntas que ya no se hacen a esta edad. Pero es la única forma de que mi papá me diga algo. A veces no resulta.

95


2 En mi casa se mueren mucho, o se van, que es lo mismo. Ya sé que los niños no sabemos o no debemos hablar de la muerte; eso dicen ustedes los grandes. Pero nosotros sí sabemos. Es cuando alguien, un conejo o un tío, está saltando o hablando y al otro día ya no. Y cuando preguntas, te dicen mira mi amor algunos seres maravillosos no pueden vivir en la tierra y deben subir al cielo. Entonces tú sabes que se murieron. Cuando viajan es parecido. Porque, igual, no los vuelves a ver. Aunque sigan en la tierra. Pero yo creo que están muriendo o viajando por culpa del volcán.

3 Ustedes saben que se llama Pichincha. Si yo fuera como mi profesora clavaría la punta de la tiza sobre el pizarrón y mis ojos sobre ustedes y diría anoten en sus cuadernos: «Alguna vez los hombres quitus o quitumbes se salvaron de un diluvio trepándose hasta la cumbre del Pichincha, esperaron que descendieran las aguas y, ahí, donde la laguna se secaba, bajaron .y fundaron el Quito de la Mitad o Quitu-Pajtá, que le decían en kichwa»; luego se arrepentiría, no, no, ya no anoten. Esta historia está en duda. Para ella, todo el pasado está en duda. Contar así no vale, ¿no es cierto? Mejor les cuento lo que pasa en mi casa. Quizá me crean. No es justo en mi casa, sino en el jardín. En una esquina del jardín, atrás de un árbol viejo que ya no da ni sombra, porque no tiene hojas, y, por eso, las hierbas abajo crecen igualito a las cobijas en la cama de la Seven, mi gata: desordenadas pero suavecitas. Estaba un día hablándole a mi conejo que se murió y lo enterramos por ahí, y ya me cansé de estar sentada en mi silla roja y me paré y me puse a dar vueltas como la gente cuando tiene problemas. Entonces, poco a poco, en una de las vueltas sentí que me hacía más chiquita. ¡De veras! Fue como si se me saliera el taco, pero de los dos zapatos. Qué susto. Me vi a los pies y ya no estaban. Otro susto. y seguía bajando y bajando, y no podía gritar ni valía la pena. ¿Quién me iba a oír? ¿No digo que en mi casa cada vez hay menos gente? Además, no era para tanto el susto. No era como hundirse en la piscina, cuando todavía no sabes nadar, sino parecido a lo que sería volar; volar —en este caso— para abajo. No era desesperante. Al principio, un poco. Luego, parecido a bajar por el tobogán; te da miedo, pero al mismo tiempo mucha emoción. Adentro no estaba oscuro sino rojo transparente, háganse a la idea de estar bajando por una manguera de bomberos, muy resbalosa, y llena de curvas, y subidas y bajadas y ardiente. 96


Como si me hubieran empequeñecido y estuviese deslizándome por el intestino de alguien que come mucho ají. Era distinto a todo, por eso no puedo comparar bien.

4 Llegué hasta una lagunita tibia y con muchas burbujas. Era igual a un sauna que en lugar de agua tuviera Güitig, de naranja. Pero se ondulaba un poco más; si han montado en los caballos de La Carolina pueden entenderme. Ya no tenía miedo. No me lo creen, ya les veo. Pero es cierto. Es que no soy tan miedosa. Tengo un acuario de ratones. Sí, en serio. Mi hermano me regaló dos peces en una bola de cristal. Sólo duraron una noche, algo les hizo mal y al día siguiente estaban flotando con la barriga al aire, como gordos. Les saqué, se los di a mi papi en una fundita. Boté el agua y limpié la pecera y esperé que se me ocurriera algo. Una tarde estaba en el CCI y vi que vendían unos ratoncitos blancos lindos, lindos. Le rogué a mi papi que me los comprara. Hasta lloré. Yo que no lloro mucho. Y le convencí. Les traje a mi cuarto y les metí en la pecera. Todos se ríen cuando los ven y también se asustan. Pero ellos pasan bien, se divierten tratando de subir y no pueden y se revuelcan. Y con mi hermano nos morimos de la risa. Por eso les digo que no tengo miedo ni pena. Sólo los tuve cuando mi madre se fue a España, pero de eso no quiero hablar.

5 Yo ya no era la misma. ¿Cómo les explico? No sé. Era parecidísimo a cuando una sueña antes de dormirse y se inventa el sueño y hace cosas increíbles. Así, más, o menos. Estaba en la laguna que les digo y no me quemaba ni nada. ¿Era que tenía superpoderes? No creo. Pero ahí abajo pasaba así. Estaba entre las burbujas de lo más bien. Un poco preocupada, sí. A nadie le pasa eso todos los días. ¿O a ustedes sí? Me preguntaba cómo iba a salir, si me estarían buscando, por qué me pasaba esto. Pero no así qué bestia qué preocupada. Un poco, muy poco. Es que era tan lindo todo, tan tibio. Y aunque era sorprendente, una se iba acostumbrando. Hasta creí que soñaba. Pero no era un sueño. No vayan a leer pensando que de un rato a otro me despierto y esto no ha estado pasando de verdad. No había nadie más ahí. Ni monstruos ni dragones ni nada. Unas como mariposas, pero que nunca había visto. Con chispitas. Nada más, y huecos en el techo de la cueva. Porque la laguna estaba bajo una cueva. Y vapor. Mucho vapor.

98


6 Sobre mi cabeza estaba el hueco más enorme. Una chimenea, pero a lo bruto. No se veía el final. Casi no se veía nada, sólo la luz que salía del agua, el vapor, las chispas. A ratos, bajo mi cuerpo, en esa colada de burbujas, pasaba un río, más parecía una enorme boa, pero para no asustarme me hacía a la idea de que era un río. Revoloteaba por entre mis piernas. Me hacía gracia y me ponía un poco nerviosa también. No tanto como debía estar, si no fuera porque ahí dije —ya les dije ¿no?—, una ya no era la de acá arriba. Ya se vino una comparación mejor. Era estar dentro de una licuadora gigante. Sí, como eso. Pero, claro, sin cuchillas. Y cada vez daba más botes. Se retorcía más. Daba vueltas y vueltas la sopa esa. Hacía remolinos. Pero no me hundía ni me mareaba. Seguía así, flotando, las burbujas eran las boyas en una poza que hervía. Chisporroteaba. No sé por qué no me quemaba. Si me pongo a entender y a explicarles hasta que me crean, mejor ya no les cuento. Es como la tristeza, una se siente así y no sabe qué es ni la puede tocar ni sacársela. Y te hundes en ella, como yo en el jardín.

7 ¿Está largo lo que les cuento? Es que yo hablo mucho. Hasta mis ratones se duermen cuando les cuento cosas. No sé por qué soy así. Dicen que soy como mi mami. Pero de cómo era ella no me acuerdo. Entonces, la laguna se puso más alborotada todavía. Era estar en el tagadá. Vueltas y revueltas y sacudones, y adentro peleándose un montón de elefantes acuáticos. No sabía qué hacer. Pensaba, pensaba tanto, pero todo desordenado, igual al agua que me hacía todo eso. Lo que más me decía era: ¿y, ahora, qué irá a pasar? El agua se puso más inquieta, me hacía muchas cosquillas en los pies, y, al mismo tiempo, me empujaba. Era estar en un cohete que ya estaba cerca del lanzamiento. Seis cinco cuatro tres dos uno ¡cero! Y hace zum y burg, burg. Y brugzum. Pero no salgo de una, sino lentito, como en la rueda moscovita cuando empieza. Y salgo del agua y el agua me sigue pero ya no completa, parece que todo se había roto al salir detrás de mí, quedaban sus burbujas y otras cosas en pedazos y algo de lodo. Yo era la cabeza de un cometa y lo demás la cola. Subo y subo, cada vez a más velocidad. Igual a la rueda que les dije. Y entro por el hueco más grande del techo de la cueva, que se alumbra cuando paso, porque lo que sigue detrás lanza muchas chispas. Deben ser esas mariposas que se vienen todas. Creo que huimos de ese sonido del fondo, un brummm de cientos de aviones.

99


Comienza a darme muchísima angustia, pero muchísima, como que ya mismo me fuera a orinar. No, no se compara, como que me fuera a hacer todo y estuviera lejísimos de mi casa, más o menos así. Entonces algo se abre delante, haciendo un ruido que no puedo decir a qué se parece y se hace la luz y siento el aire, el viento, tanto viento como los que se ven en la tele que se llevan los techos, y me lleva a mí fuera del hueco. Me arranca igual que a una flor las manos de un gigante. Justo a tiempo, porque atrás de mí sale todo lo que les venía diciendo, y mucho más. Algo que no se puede explicar porque no se sabe cómo. Pero parecido a lo que nos hizo leer en un libro nuestra profe, la que duda. A ver si me acuerdo algo: decía que esta montaña se hundió así, de un día para otro. Y vino la oscuridad y se quedó siete años. ¿No ven?, antes pasaban cosas más raras que las que me pasan y nadie se volvía loco. Siete años de noches y ni un día de día. No se podía hacer nada. En esos tiempos, ustedes saben, no existía la luz, ni el fuego creo que había, bueno sí, pero el que salía por el volcán. Qué se podía hacer. Imagínense, todos estirando los brazos y jugando a la gallinita ciega. Así no se puede vivir. Jugando sí, pero ciegos ¿cómo? Una cosa es que haya ciegos, pero que todos estén así es otra cosa. Entonces se cansaron de andar tropezándose y sin reconocerse, y dijeron (en el idioma que hablaban) vayámonos nomás. Pero adónde, preguntaría alguien. Allá, atrás del Cotopaxi, se ve un poquito de luz, contestaría otro, o el jefe o el brujo o el hechicero, y fueron donde ahora es Riobamba y ahí hicieron Quito, pero sólo hasta mientras. De todas maneras querían regresar, pero antes tenían que poner una piedra sagrada al filo de una montaña y esperar que saliera el sol. Entonces la piedra salía expulsada. Así dicen que pasó. Reventó la piedra y vino a caer acá, al pie del Pichincha. Y ahí le vuelven a poner a Quito. Tiene razón mi profe, la historia es bastante dudosa.

8 Total que ya estaba en el aire, envuelta en un montón de nubes, pero oscuras, revoltosas, agitadas, secas, quemadas. No de lluvia, sino de polvo, un polvo picante, como la ceniza que una se traga cuando salta chamizas en San Pedro. Y flotaba. Ya nada me parecía impresionante. Después de tanto estar flotando me parecía casi un paseo normal por tierra. Ya no me preguntaba nada. Sólo me di vuelta, porque estaba boca arriba y me dolían los ojos de tanto sol y polvo, cerré los ojos mientras viraba y ya cuando creí que me había dado la vuelta completa, los abrí de nuevo y comencé a ver, y vi. Era la ciudad. Era mi ciudad. Quito. La reconocí desde ahí. Estaba arribísima, pero era ella. Ahí estaba el parque de La Carolina como un limón al que le hubiera pasado un camión, rodeado de agujas color ladrillo que, seguro, eran los edificios. Y al fondo los valles, quebrados como anteojos de viejito, y a la izquierda el huevo kinder del Observatorio, y más al sur, los juegos de té del centro histórico, las lombrices de las avenidas, el helado de coco del Cotopaxi, 101


el helado de crema del Antisana. Más cerca, porque iba bajando, no tan rápido como si me cayera, sino más bien como una hoja o un copo de nieve o de ceniza, ya se veía lo que parecía la gente: no eran las hormigas con las que les comparan siempre. Parecían granos de arena de la playa, cuando se mojan y cuando se secan: un rato oscuros, otro, brillantes. Y los autos y los buses parecían las olas que los mojan o los arrastran de un lado para otro. Ahí, mientras bajaba y bajaba, también me di cuenta de que las personas no se van ni se mueren. Encuentran el hueco que yo encontré y se hunden. El hueco que sale al volcán. Antes se hundía el volcán, ahora nosotros. Y volamos, vuelan y se hacen miles de copos de ceniza o gotas de lluvia y bajan por toda la ciudad que aman. Por eso una las ve en todas partes cuando llueve. O cuando el Pichincha nos regresa a donde nos quieren.

Miguelángel Zambrano. Escritor y poeta. Ha ganado el Premio Nacional de Literatura 2008 por su obra poética Del hombre que te bailaba yaravíes. Ha sido editor de la revista Eskeletra y director de la revista Mango. Roger Ycaza. Ilustrador, diseñador gráfico, guitarrista y vocalista de la banda de rock Mamá Vudú. Ha ilustrado cerca de 45 cuentos y novelas infantiles y juveniles para las más importantes editoriales del Ecuador, sus obras han sido publicadas en Estados Unidos, España, México, Perú y Colombia.

102


El padre encantado 1er Premio 2009

Graciela Eldredge Ilustraciones de Santiago González

A mis padres que enriquecieron mi infancia con las historias más bellas que he escuchado. A Jeannine, Erik y Mikaela, prolongación de mi vida, que heredarán el extraordinario acervo cultural de nuestro pueblo. A mis amados Erik e Irina, que me concedieron el privilegio de ser su madre. Para mis hermanos y sobrinos, que comparten conmigo el amor por la cultura. y por supuesto, al cómplice de mis sueños.

N

o importa quién soy. Vengo desde la niebla del ensueño y la distancia, para relatarles una hermosa leyenda, casi olvidada por nuestro pueblo, que tiene que ver con uno de los hermosos montes de la provincia de Pichincha. Pichincha es también el nombre del volcán protector de Quito. Se encuentra formado por un macizo de elevaciones: el Ruco Pichincha, el Guagua Pichincha, el Cundur Huanchana y El Padre Encantado. El nombre de este último siempre me ha intrigado. Cuando supe por qué a esta montaña se la conoce como Padre Encantado, quedé asombrada. Esta es la leyenda: Hace muchos años, cuando la tecnología todavía no había invadido nuestras vidas, las personas se transportaban a pie o a lomo de asnos y mulas. Tal hicieron los personajes de esta historia, tres religiosos: Floresmilo, Saturnino y Floreano, que prestaban su servicio en las poblaciones ubicadas detrás de las faldas del Pichincha. Cuando llegaban a estos sitios, celebraban la santa misa, matrimonios, bautizos y hasta administraban los santos óleos. Una mañana salieron del convento y se dirigieron con rumbo a la población de Lloa. Comenzaron su camino, cada uno en su mula, y enfilaron hacia la montaña. Antes de la puesta del sol, los tres religiosos llegaron al punto más alto que se podía alcanzar. Bajaron de sus cabalgaduras, les soltaron las riendas para que regresaran a su cuadra y emprendieron el recorrido a pie.

105


Rojizas chuquiraguas, fragantes valerianas, almohadillas y otras plantas propias del páramo andino, adornaban el sendero en ambos lados. El frío intenso a veces cedía ante la presencia del sol, que rompía las nubes y les regalaba momentos de tibieza, antes de desaparecer por completo. Las tormentas de las noches anteriores habían sido tan fuertes, que no se veía ni rastro del camino. Los monjes, desorientados, trataban de reconocer el espesor de la nieve, acumulada en una hondonada que debían atravesar para alcanzar la cumbre del Ruco Pichincha. La idea era llegar a una hacienda situada mucho más abajo de Lloa. La noche les sorprendió, y juzgaron conveniente refugiarse en un machai o especie de cueva excavada en la roca por los aborígenes, que servía de refugio a los viajeros cuando eran atrapados por un temporal. Floresmilo, Saturnino y Floreano recogieron leña, prendieron fuego y prepararon una frugal pero caliente merienda, que les reanimó un poco. Luego, tendieron sus mantas y se acostaron. Afuera gemía el viento y se escuchaban en medio de los truenos, rugidos de pumas y aullidos de lobos de páramo que, hambrientos, buscaban a sus presas. Era una noche oscura, fría y de tormenta; los religiosos rogababan a Dios protección y misericordia. Finalmente, el cansancio y el sueño pudieron más que el temor, y quedaron profundamente dormidos. Pero no todos reposaban. Uno de ellos, Saturnino, pensó que mejor era adelantarse para ir en busca de socorro. Salió del machai y se dirigió hacia donde consideraba que estaba el camino de decenso a la hacienda. Había escampado un poco, pero la niebla era tan espesa, que le fue imposible encontrar el rumbo. En medio de la oscuridad, penetró en un pantano y a cada paso que daba, rodaba por el suelo. Aprovechando la breve claridad de la luna, Saturnino vio una cruz de piedra que había en la cima, hizo un esfuerzo sobrehumano para llegar hasta allí, con la esperanza de que desde ese lugar le sería más fácil orientarse. De pronto, la niebla aumentó y comenzó a llover. El farile se detuvo en el centro de un montón de hierba y se acurrucó. Su estado era calamitoso: mojado, totalmente entumecido por el frío y hasta perdido. Se arrodilló, juntó sus manos y se postró para elevar sus plegarias al Creador. Se arropó con su capa y con el cuerpo empapado y los pies en la nieve fundida, decidió esperar a que amaneciera. Poco a poco fue sintiendo que una dulce paz lo invadía. A la mañana siguiente, con los primeros rayos de luz, Floresmilo y Floreano despertaron, y al no ver a Saturnino junto a ellos, comenzaron a buscarle y llamarle a gritos: —¡Hermano Saturninooo! ¡Saturninoo…! Sólo el eco respondía a sus voces angustiadas. Caminaron varios metros y de pronto, vieron algo que les estremeció: en lo alto de una roca, la figura de su hermano religioso parecía petrificada. En su desesperación, este había caminado durante la noche y había llegado a 106


la base de un cinturón de rocas, de las que sobresalía un cerro cercano al cráter del Guagua Pichincha. Desde allí divisaron aterrorizados la boca redonda del volcán, donde se veían el fuego y las fumarolas, y se percibía un fuerte olor de azufre. El viento glacial les congelaba los pies y las manos. Cuando se acercaron a rescatar a su compañero, no pudieron hacerlo, pues se había convertido en piedra y aparentemente formaba parte de la estructura del monte. Decidieron bajar a la hacienda de inmediato. Al verles llegar cubiertos de escarcha y con los ojos desorbitados por la desesperación, el mayordomo y su mujer salieron corriendo despavoridos. Cuando lograron explicar lo que había sucedido, la gente del lugar les acompañó para rescatar al tercer sacerdote, pero constataron que era imposible moverle: se había transformado en roca. —El espíritu del cerro le ha embrujado —dijeron. Cuenta la leyenda que desde entonces, la elevación que queda entre el Ruco y el Guagua Pichincha es conocida con el nombre de Padre Encantado, en memoria del fraile que quedó allí, hechizado por el espíritu del monte.

Graciela Eldredge. (Quito, Ecuador, 1947). Catedrática y escritora de literatura infantil. Entre sus obras más importantes están: Leyendas infantiles ecuatorianas (1983), La edad encantada (1985), Carmen en la ciudad de los espantos (2002), Miguel busca a su papá (2003). Santiago González. Ilustrador y artista visual autodidacta. Ha trabajado para el Grupo Santillana Ecuador, y como catedrático de ilustración infantil en la Universidad San Francisco de Quito.

109


El Concurso Internacional de Escultura Monumental en Madera convocó a los ecuatorianos: Paulina Baca, Dolores Andrade, José Antonio Cauja, Luis Viracocha, Jorge Pazzo, Milton Estrella, Gabriel Castañeda, Francisco Proaño, Carlos Pozo, Orlando Rodríguez, al peruano Humberto Hoyos y a Mauricio Pichuante de Chile, quien participó fuera de Concurso. La iniciativa de Ramiro Caiza y Hugo Proaño se realizó en Machachi del 4 al 13 de noviembre de 2010, en el marco de la Celebración por los 190 años de Independencia del Cantón. El Jurado de Premiación, integrado por Manuel Esteban Mejía, Hernán Rodríguez Castelo y Hugo Proaño, dictaminó un primer premio compartido para Paulina Baca, por su obra «Eucalipto», y Milton Estrella, por «Semilla»; además se otorgaron dos menciones honoríficas a Jorge Pazzo, por «Cuyabeno» y a Gabriel Castañeda, por «Memoria».


Mejía eScultura

Viaje a la semilla Por Raúl Pérez Torres

M

ejía eScultura es una de las más brillantes ideas acordadas y ejecutadas por una colectividad que siempre está pensando en la necesidad de construir la memoria histórica de su gente, y que ha convocado a los mejores artistas plásticos de nuestro país y países hermanos, para que nos den su mensaje de solidaridad y amor a la naturaleza, devolviendo a la vida aquellos árboles que un día cobijaron nuestro dolor y nuestra esperanza. María Dolores Andrade, una de las escultoras participantes, alude al árbol como el guardián del viento y nos recuerda un maravilloso poema que dice: «El árbol vivo de pie/ es poesía,/ el árbol talado/ tumba vertical». Y bajo esa idea de vida nuevamente han florecido sus troncos, sus

ramas y sus hojas. Cada uno de los artistas han marcado su acento con símbolos y signos donde la semilla emprende nuevamente su viaje interminable, su ruta dialéctica de principio y fin de la vida, su regreso a la armonía, su gesto de amor perdurable, ese coito fulgurante donde lo femenino y lo masculino se unen para una misma cosecha, para labrar un nuevo destino perdido en el viento del tiempo. En este Parque de las Esculturas que se volverá histórico y un sitio privilegiado de encuentro de las culturas, el espíritu del árbol está latente, diáfano, nuevo, y son los artistas de América quienes le han dado y seguirán dando la savia del águila y el cóndor a esta región mágica de Machachi, donde el árbol continuará agitando el viento.


Eucalipto, Paulina Baca Alonso, Primer Premio.


Semilla, Milton Estrella Gavidia, Primer Premio.


Cuyabeno, Jorge Pazzo, Menci贸n.


Memoria, Gabriel Casta帽eda, Menci贸n.


Esperanza contra esperanza, Mauricio Pichuante (Chile).


El parque de las esculturas, Machachi, Ecuador.


Fragmento de Cambio climĂĄtico, obra de Pablo Amargo, Imaginaria no. 5, 2010.

Ocho nĂşmeros imaginando Por Pablo Yang


I

maginaria cumple cuatro años y 8 números publicados, un esfuerzo que ya de por sí es interesante en un medio donde es tan difícil mantener una revista cultural. Ocho números, cada uno diferente y original, cada uno lleno de materiales distintos y novedosos, fáciles de leer y de ver pero no por ello superficiales, porque durante este tiempo la Revista se ha preocupado de exponer de una forma amena pero profunda las diferentes facetas de la cultura de Pichincha, más no sólo se ha limitado a la Provincia, sino que a través de una serie de artículos, reportajes, ensayos, dossiers gráficos y literarios, ha vinculado el quehacer artístico, político, económico y social de los ecuatorianos y de nuestra América Latina. Desde su primer número —siempre bajo el cuidado del poeta Antonio Correa, y prologado por el Prefecto Gustavo Baroja—, Imaginaria apostó por la calidad de las imágenes y los textos, pero buscando la mayor riqueza que tiene Pichincha: su gente. Y es así como ha llegado a buen puerto de los lectores quienes en todos los cantones la han leído y enviado sus colaboraciones.

La número Uno

En abril de 2007 Imaginaria se lanzó con la portada de Peter Oxford Chagra y ganado, en su interior venía un dossier a todo color del fotógrafo sobre los llamados centauros del páramo. La revista contenía un ensayo sobre cultura y política de Raul Pérez Torres, una reflexión sobre el cine de Juan Martín Cueva, un artículo sobre el rock y Bacerola Mosh de Sergio Salvador con fotografías de Danilo Vallejo, indagaciones sobre el patrimoDesde su nio intangible de Paúl Witt y primer número Freddy Simbaña, un acercaImaginaria miento a la tecnocumbia de apostó por Eduardo Puente, un reportaje la calidad sobre las míticas pirámides de de las Cochasquí de Álex Chionetti, imágenes y y un dossier con los cuentos los textos, de Verónica Jarrín, José de la Cuadra, Pedro Lemebel y Rapero buscando ymond Carver. la mayor

riqueza que tiene Pichincha: su gente

Aquellos que la hemos seguido paso a paso, podemos darnos cuenta que ha evolucionado pero manteniendo sus secciones, así siempre nos encontramos con extraordinarias portadas (obras visuales de prestigiosos artistas), y en su interior un dossier gráfico y otro literario, los números 3, 6/7 y 8 se han enriquecido con secciones dedicadas al pensamiento, con temas tan importantes como las políticas culturales, el debate sobre el Código Orgánico de Organización Territorial COOTAD, así como la producción de la Provincia.

Y es que los temas son inagotables, como infinita es la creatividad humana, desde la Tarde de rock con Bacerola Mosh hasta los atractivos de Tandayapa, en el Noroccidente, desde los fantásticos cómics 119

de Wilo Ayllón hasta las serenatas bolivarianas de Diego Pombo, Imaginaria no ha parado de ofrecer a sus lectores un material tan heterogéneo como diversas son las culturas del Ecuador.

La segunda En agosto de 2007 Imaginaria dedicó su edición a la Banda Sinfónica del Gobierno de la Provincia de Pichincha, con expresivas fotografías de Esteban Cuesta.

Los artículos hablaban de diversos temas: el cine independiente de Freddy Heredia en el sur de Quito, la labor del Coro Pichincha que cumplía 25 años de actividad. Edward Mayorga analizaba la influencia de la televisión en la cultura, y Roberto Gómez lo simbólico en el arte precolombino del Ecuador. María Pilar Vela descifraba la Ruta de las políticas culturales, y una entrevista al Prefecto Baroja, indagaba sobre la iniciativa de fomentar un diálogo con todos los sectores de Pichincha, para llevar planteamientos a Montecristi, donde se reunía la Asamblea Constituyente.


El dossier de literatura contenía tres cuentos de Liliana Lara, Roberto Martínez y Fredos Santaella, con una introducción sobre la literatura venezolana de Raúl Pérez Torres. Además Gladys Jaramillo contaba las incidencias del Concurso de Literatura Infantil Alicia Yánez Cossío. Y Omar Ospina hablaba sobre la Revista, empezando así su fructífera colaboración con textos y fotografías en Imaginaria. La 3

La cuarta Con motivo del Bicentenario la Revista apareció en marzo de 2009 con los ensayos de Hugo Alemán, sobre la Batalla de Pichincha, y de Juan Paz y Miño, sobre el 10 de Agosto de 1809. Además, el pintor colombiano Diego Pombo colaboró con una serie donde es protagonista el libertador Simón Bolívar y sus amores, siendo Manuela Saénz un leiv motiv fundamental de la obra.

En marzo de 2008 Imaginaria salió a la luz Con entrevistas a Fausto Jarrín y Vicente Hidalgo, reproduciendo el minucioso mural que Wilo por O. E. García y J. A. Correa, se abordó las Ayllón creó para el Museo del Agua Yaku, en problemáticas de los cantones de Cayambe y Pedro Vicente Maldonado. su interior se incluía el cómic Dos textos sobre el rock, «La línea» del mismo autor. de nuevo con fotografías de Alfredo Espinosa elaboró un Danilo Vallejo, en momentos artículo sobre el Proyecto en que existía una polémica Imaginaria hidroeléctrico Toachi-Pilatón, en torno al género músical y María Edith Sánchez exponía no ha parado y la tragedia de la discoteca las nuevas tecnologías usadas en de ofrecer Factory. El arquitecto Guido la educación en Pichincha. a sus lectores Díaz colaboró con un un material tan El dossier «Políticas culturales ensayo sobre Diseño, y su heterogéneo e integración regional», inclucontribución en la calidad de como diversas yó las ponencias sobre el tema vida. Y Sergio Salvador abordó son las culturas de Guillermo Cortés Carcelén la problemática LGBT con el y Diana Guerra Chirinos, preartículo «Jaime, el otro». del Ecuador sentadas en Lima en el 2007. El dossier de literatura contenía El dossier de literatura contaba un brillante ensayo del peruacon una introducción del esno Mario Montalbetti y una critor Francisco Proaño Aranselección de poesía del propio di sobre el Premio Casa de las Montalbetti, Piedad Bonnett, Américas, y reproducía las obras de Samanta Margarita Feliciano y Raúl Pérez Torres, todos Schweblin (ganadora del certamen en ese año), participantes en el Encuentro Internacional de Pía Bouzas e Ignacio Padilla. Escritores de Quito. Completaban el número un reportaje sobre el proyecto de escultura pública «Toros de colores» de Alfredo Espinosa, y una serie de artículos sobre: Chapana, el torero bufo por Sergio Salvador, el cine ecuatoriano y la Ley de Cine desde el punto de vista de Jorge Luis Serrano, el centenario de Alfredo Pareja Diezcanseco por Raúl Pérez Torres, la moda según Verónica Buitrón, cómo se hace un lector según Edward Mayorga, y sobre el Centro Cultural Huasipungo por Paúl Witt.

La número 5 Este número contó con la obra excepcional de Pablo Amargo, diseñador español de gran prestigio internacional. Una entrevista a Ramiro Caiza, gestor cultural e intelectual del cantón Mejía, por Antonio Correa. Dos artículos sobre los chagras de Pichincha, una crónica sobre Tandayapa, de Klaus Müller, y una reseña sobre la compañía de teatro infantil «Guagua Pichincha», de Irina Gamayunova. 120


Richard Ant贸n, director de la Banda Sinf贸nica, fotograf铆a de Esteban Cuesta (fragmento), Imaginaria no. 2, 2007.


Fragmento de Baby Rock, de Danilo Vallejo, Imaginaria no. 4, 2009.


Además una serie de textos de Omar Ospina, Antonio Correa, Sergio Salvador y María Dolores Ponce, sobre el proyecto de asistencia médica «Pichincha Solidario», la «Campaña Odontológica Kiru», y la campaña oftalmológica «Una luz en tus ojos», todos llevados adelante por el Patronato del Consejo Provincial. El dossier de literatura recogió los cuentos de Juan Montaño, César Silva Santiesteban, Miguel Antonio Chávez, Carlos Eduardo Zabaleta y Patricio Viteri de la antología ecuatorianoperuana de Gabriela Falconí y Carlos Yushimito. Y una entrevista al ganador del Premio José María Arguedas 2010, Francisco Proaño Arandi. El número doble En septiembre de 2010 se publicó una edición especial que correspondía a los números 6 y 7. El punto central lo constituía un dossier sobre los debates y propuestas en torno al Código Orgánico de Organización Territorial (COOTAD), que ocupó una parte extensa de la publicación, con textos de Luis Verdesoto, Virgilio Hernández, María Esther del Campo y Carlos Romero. La casi totalidad de fotografías de la revista fueron de Miguel Flores, de la Dirección de Comunicación Social del Gobierno de la Provincia, incluyendo la portada. Se abordaron los temas de la alfabetización digital y el «Programa Pichinchanet», la profesionalización de los trabajadores del Consejo, el proyecto de escultura pública de Machachi, y la población de Calacalí, cuna de Carlota Jaramillo. El dossier gráfico constituyó una interesante compilación, de Lucía Chiriboga, sobre la Provincia en los siglos XIX y XX. Además se elaboró una selección de las recientes obras ganadoras de los «Premios Pichincha de Poesía y Cuento 2010», que incluyó a César Eduardo Carrión, Santiago Vizcaíno, Juan José Rodríguez, Patricio Viteri, Solange Rodríguez

123

y Edwin Alcarás, que configuraron un inédito dossier de literatura. El 8 Para este número, como el lector ha podido constatar, se ha incluído un dossier sobre la producción y el desarrollo de la Provincia, con artículos de Luis Verdesoto y Edwin Miño, una entrevista a Gustavo Abdo y José Luis Coraggio por María Dolores Ponce, y una reseña sobre la Dirección de Apoyo a la Producción. Una reseña sobre la inciativa de Hugo Proaño y Ramiro Caiza: Mejía eScultura. Se reproducen tres cuentos ganadores del Premio Alicia Yánez Cossío, de Leonor Bravo, Miguelángel Zambrano y Graciela Eldredge. Un interesante artículo de Antonio Correa y dossier fotográfico de Miguel Flores, sobre el singular certamen de la parroquia La Esperanza. Y cuatro ensayos sobre Ciudadanía Universal y movilidad humana de Margarita Rojas, Alejandra Ocles, Giovanna Tassi y Raúl Naranjo, completan esta octava edición. Coda Han sido ocho números, acompañados en la primera página por frases que, casi siempre, se refieren a su nombre, Imaginaria, de Alfredo Gangotena, Raúl Pérez Torres, César Dávila Andrade, Jorge Enrique Adoum, Marcel Proust, Man Ray y Roland Da Motta. El diseño gráfico, a cargo de Ernesto Proaño, ha mantenido su buena factura y creatividad. No se ha descuidado su calidad de impresión y sigue siendo una revista gratuita de excelente data, por lo cual sus ocho números ocupan un lugar especial en mi biblioteca, como un ejemplo de lo que se puede hacer bien en nuestra Provincia. Que siga imaginando Imaginaria su destino.


Gobierno de la Provincia de Pichincha PĂĄgina WEB: www.pichincha.gob.ec Correo-e: acorrea@pichincha.gob.ec Manuel Larrea N13-45 y Ante Quito, Ecuador Para este nĂşmero se han usado caracteres Garamond creados por Claude Garamond (1490-1561) y Gill Sans de Eric Gill (1882-1940).



imaginaria8