Issuu on Google+

“La imaginación es la herramienta más eficaza y maravillosa, sólo para aquellos que la utilizan” DIRECTOR GENERAL: YAMIL ALI PACHECO ROMERO EDITOR: TANIA RODRÍGUEZ MIRAFUENTES

DOMINGO 16 de Junio DE 2013 TAXCO DE ALARCÓN. GRO. AÑO III, NÚMERO 53

Asiste Omar Jalil a la Segunda Reunión Ordinaria del Consejo Político Estatal Chilpancingo, Gro. El Legislador Omar Jalil Flores Majul, asistió el día de ayer a la Segunda Reunión Ordinaria del Consejo Político Estatal, en la que se tomó protesta a 220 consejeros políticos, al nuevo Coordinador Estatal de Procesos Internos, se eligió el método de selección de la nueva dirigencia estatal, así como los montos de campaña para los aspirantes a los cargos de Presidente Estatal y Secretario General del partido. Siguiendo los procedimientos plasmados en los estatutos y los artículos 59 y 60 del reglamento de integración y funcionamiento del Consejo Político Estatal, el coordinador del CPE, Constantino Cisneros García, desarrolló la orden del día en la que se puso a consideración a los 510 de los 836 consejeros que conformaron el quórum que com-

ponen el Consejo Político para votar por mayoría la aprobación de los nombramientos y la toma de protesta respectivas de los nuevos delegados que se integraron y tomaron protesta este día ante el delegado especial con funciones de presidente del CDE del PRI, Cuauhtémoc Salgado Romero. Al término del evento el Diputado Local Omar Jalil, comento que los priistas de Guerrero demuestran que si se puede con la unidad de un solo frente para triunfar en las elecciones, como lo han hecho muchos de los alcaldes que hoy gobiernan municipios, diputados locales, diputados federales y senadores.

Trabajando juntos y en unidad es como se está haciendo la diferencia.

Al evento asistieron: los presidentes municipales del PRI y los diputados locales de la fracción tricolor, sí como el Notario Público Número 3, Hugo Pérez Ruano, quien dio fe y legalidad al Consejo.

Congreso local contribuye al reconocimiento del pueblo afro mexicano en Guerrero: Luisa Ayala CHILPANCINGO, GRO., 13 DE JUNIO DE 2013 En la 60 Legislatura existe la disposición de contribuir al reconocimiento del pueblo afro mexicano en Guerrero, aseguró la diputada Luisa Ayala Mondragón, durante la inauguración Encuentro Afro-Mexicanos, que organizan la Universidad Autónoma Metropolitana y el Congreso de Guerrero. Dicho encuentro, que se lleva a cabo en el Biblioteca del Congreso local, se suma a un complejo entramado de esfuerzos sociales que abona el camino en la construcción de la democracia en el país, dijo la legisladora. Aseguró que el reconocer la existencia de las minorías étnicas, es una tarea impostergable y un reto en la construcción de la democracia, que significa también reducir paulatina pero permanentemente la brecha de la desigualdad. Refirió que la comunidad afro mexicana reclama legítimamente su derecho a vivir su diversidad sin discriminación y a eliminar actos de racismo. En su intervención, el rector de la Universidad Autónoma Metropolitana, Javier Ve-

lázquez Moctezuma señaló que el objetivo de este encuentro es recuperar la dignidad, el arte, y la cultura de los pueblos afro descendientes para atraer a estos pueblos el desarrollo a través de las nuevas tecnologías. Dijo que es necesario el reconocimiento de este pueblo para que se pueda acceder a proyectos productivos que permitan utilizar los recursos naturales de su región, para su beneficio y se logre sacar de la marginación a estas comunidades y tengan una vida digna. Al evento asistieron en representación de los gobernadores de Guerrero y Oaxaca, los secretarios de Asuntos Indígenas, Filemón Navarro Aguilar y Adelfo Rodríguez López, respectivamente; la diputada federal Teresa de Jesús Mojica Morga y el embajador de Nigeria en México, Shiri James Gana. En el evento se firmó una Carta de Intensión propuesta por la Universidad Autónoma Metropolitana, por los representantes de los gobiernos de Guerrero y Oaxaca y la Universidad Autónoma de Guerrero.

1


Opinión

IMAGINA 16 de Junio 2013

Directorio

El Candigato Morris ganará la elección en Xalapa el próximo 7 de julio. Un voto por Morris es un voto de protesta en contra de la añeja y corrupta clase política mexicana. El descontento crece y la sociedad se organiza.

Cuando los gobiernos se apoyan en valores retoña la confianza Por: Oscar Diego Bautista

Cuando se ausentan los valores éticos en los asuntos de Estado aparecen diversas conductas antiéticas. Cada uno de los diversos antivalores participa, de manera directa o indirecta, en la corrupción o alteración de las funciones básicas de gobierno, situación que a su vez genera el incumplimiento de las metas establecidas en los programas de gobierno, lo que equivale a decir que no se logran los resultados. Cuando gobernantes y funcionarios públicos, en servicio o en calidad de aspirantes, son tocados por los antivalores, se olvidan del objetivo de todo gobierno que es la justicia y el bien común de la comunidad política. Actualmente hay un desvío de los objetivos originales de la política, los intereses de muchos políticos ya no son los intereses de los ciudadanos, lo que se busca de éstos es el voto para llegar al poder, legitimarse y mantenerse en él. El fin ha sido sustituido por el medio. En el ámbito público existen numerosas oportunidades y espacios donde ni siquiera el más estricto conjunto de controles, normas y sanciones institucionales puede garantizar que los servidores públicos actúen de forma éticamente correcta y eviten un acto de corrupción. La sola implementación de controles externos al individuo, las novedosas y sofisticadas medidas anticorrupción, no disminuyen las acciones corruptas, de hecho, el incremento es mayor. La permanencia de este fenómeno en la historia es tal que sugiere la idea de que la corrupción es algo inherente al ser humano, que existirá siempre cualquiera que sea el sistema político y la época histórica. Ha llegado incluso a ser calificada de endémica en todas las formas de gobierno. Su freno y control implica, por un lado, un análisis exhaustivo de la misma para comprender sus causas y, por otro, el desarrollo de un conjunto de herramientas que permitan contener sus efectos, sirvan de dique a su actuación y contribuyan al fortalecimiento de valores en el servicio público. No obstante, a pesar de que la corrupción es constante en la historia es esperanzador saber que también desde las antiguas civilizaciones, tanto en Occidente como en Oriente, se encuentran repetidas expresiones de aversión y censura hacia ella, es decir, las prácticas corruptas y la falta de honradez han sido objeto de recriminación en todas las culturas. Pero ¿hay algo que

2

Editor Tania Rodríguez Mirafuentes Director General Yamil Ali Pacheco Romero Corrección de Estilo Ilse Naomi Jaime Tanamachi Relaciones públicas Priscilla Pacheco Romero Jefe de Circulación Juan Pablo García Muñoz Colaboradores

Diseño

Bethzait Becerra Birrueta

Oficinas Tlachichilpan No. 25 Taxco de Alarcón Gro. Laguna de Athabasa 213, Edo. de México Email imagina_periodico@hotmail.com Facebook: /imaginaperiodico Twitter: @imaginaperiodico

José Enrique Rojas González Analí Dazi Tania Hernández Ramírez

Ética Pública

Los antivalores y las prácticas corruptas han invadido cada ámbito de la vida pública. Las sociedades contemporáneas viven sumergidas, de manera generalizada, en una crisis de valores, situación que genera una gran confusión y desorientación en los individuos que las integran, es decir, tanto en gobernantes como en gobernados. Dicha confusión genera una mente híperpermisiva la cual se refleja en conductas nocivas que afectan a las sociedades contribuyendo al incremento de los problemas mundiales. Esta situación afecta a los gobiernos al incubarse en su interior individuos que realizan prácticas corruptas lo que ha generado que la corrupción haya alcanzado el grado de pandemia.

José Alberto Gómez Navarro Oscar Diego Bautista Francisco Lenin Figueroa Guevara

pueda realizarse para detener la corrupción que anida en los gobiernos y administraciones públicas contemporáneas? Sin lugar a dudas la respuesta es afirmativa. Una medida viable es idewntificar y desarrollar aquellos instrumentos que permitan construir un marco ético institucional que llegue a políticos y funcionarios. La identificación de instrumentos relacionados con la ética pública, algunos ya existentes en el escenario internacional, resultan fundamentales a la vez que necesarios para atajar los problemas de corrupción en claro ascenso. En España, el 24 de septiembre de 2007 el diario El País hizo público en primera plana el informe del Fiscal de Medio Ambiente de la provincia de Cádiz en el que declaró lo siguiente: “En Cádiz el problema de la corrupción está fuera de control” Para gobernar, pero gobernar bien, es necesaria la máxima capacidad, lealtad y excelencia de quienes ocupan los cargos en el Estado. Personas que, además de demostrada capacidad, posean integridad acompañada de un conjunto de valores hechos principios, una filosofía que contenga la idea de bien común así como un espíritu de servicio. Personas que comprendan que el deber está por encima del poder. Es posible avanzar hacía este tipo de perfil de conducta mediante el desarrollo de instrumentos que fomenten la Ética Pública. Hoy en día, muchos gobiernos carecen de un área de ética pública, de profesionales especialistas en la materia, y mucho menos de un programa dirigido al fomento de una política en valores para el servicio público. Aunque de forma aislada, existen en distintos países, sobre todo en aquellos considerados como los más transparentes (Suecia, Noruega, Finlandia, Dinamarca), instrumentos que sirven de apoyo a la ética pública. Hace falta identificar, fortalecer y potenciar estos instrumentos en aquellos países donde no se conocen mediante una política pública en materia de ética. El conjunto de valores en el servicio público permite que los servidores públicos dispongan de parámetros que sirvan de referentes en su comportamiento. Son los principios y los valores los que motivan o impiden actuar de determinada manera a una persona, y la Ética es la disciplina que los muestra. Los valores en el servicio público, que no buscan adoctrinamientos ni ideologizaciones ni son propiedad de religión alguna, tienen sus fundamentos en las disciplinas Ética, Filosofía y Teoría Política. Cuando la ética se aplica al ámbito público se denomina Ética Pública o Ética para la Política y la Administración Pública. Todo gobierno cuando opera bajo elevados principios contribuye a generar una mejor eficiencia en la operación de las instituciones públicas en todos sus aspectos. A su vez, el adecuado funcionamiento de las instituciones genera buenos resultados en las tareas o deberes públicos. Los buenos resultados son un factor clave para que los ciudadanos vuelvan a otorgar confianza en su gobierno.

Teléfono 762-623-76-10 722-566-27-77 Circula los domingos de cada quincena en los municipios de Taxco Tetipac y Pilcaya del estado de Guerrero y en Toluca, Estado de México

el cartón

Registros de titulo: En tramite El contenido de las diferentes colaboraciones no refleja precisamente la opinión de esta casa editorial. No se devuelven originales.

Algo más que palabras EL ÚLTIMO CICLO DE LA VIDA Víctor Corcoba Herrero/ Escritor Español corcoba@telefonica.net Sé que un mundo materialista y hedonista como el nuestro, trata muchas veces de comerciar con vidas indefensas; pero, a pesar de esa falta de cariño y comprensión, de aislamiento y reclusión, siguiendo las directrices del refranero popular, en ocasiones es mejor estar solo que mal acompañado. Ciertamente, un buen pacto de convivencia con la soledad suele traer instantes de plenitud, que no sólo nos transforman, también nos transportan a un universo de excelentes abecedarios. Pienso que es una buena manera de huir del calvario de este mundo salvaje, al que venimos solos y solos nos vamos (o nos vemos) en tantos momentos. Por desgracia para todos, porque al final todos llegamos (o queremos llegar) a viejos, esta sociedad que desprecia a los ancianos, se desecha también ella misma, al desmembrarse de sus raíces. En cualquier caso, no se pueden cerrar los ojos a situaciones que requieren un cuidado especial. Indudablemente, la realidad es tan dura para algunas personas de avanzada edad, o de edad madura, que deberíamos replantearnos el escenario de la vejez en la sociedad de hoy, tan disgregada e interesada como violenta y mezquina. Al percibir la situación real de millares de seres humanos, próximos a nosotros, que no sólo sufren abandono, también todo tipo de ofensas, debe disponernos a promover un cambio en sus vidas. El abuso y maltrato a las personas que se encuentran en el último ciclo de sus vidas es más frecuente de lo que puede parecernos, en parte porque es un tema bastante abandonado por todas las culturas, que suele estar ahí, desatendido, oculto para que pase inadvertido, y lo peor de todo es que al vivir en una sociedad profundamente deshumanizada, este problema social lejos de decrecer, va en aumento. Sin duda, estas inhumanas actuaciones contra las personas mayores, tanto en el hogar como en las instituciones, deben erradicarse por completo. De nada sirve que, alarmados por esta cuestión cada vez más

extendida, la Asamblea General de las Naciones Unidas proclame el día mundial de su toma de conciencia (15 de junio), si luego el maltrato físico, financiero o emocional, a las personas ancianas se sigue produciendo con total impunidad. Tenemos que pasar de las conmemoraciones a los hechos, a la denuncia de los casos escandalosos de negligencia o violencia, para que realmente se tome conocimiento de estas situaciones de desmedida dominación real o potencial. Es hora de activar una sociedad globalizada para todos los ciclos de la vida, dispuesta a entenderse y a comprenderse, que deteste comportamientos abusivos, y al tiempo, realce la vida de los ancianos para reorganizar la propia existencia, confluyendo la experiencia vivida con las capacidades adquiridas por los años. La cátedra de la vida no se obtiene en ninguna universidad y sobre pasa con creces la sabiduría que se enseña. De ahí la importancia de trasladar una imagen positiva del envejecimiento a esta sociedad caótica. Desde luego, la solidaridad entre las generaciones es fundamental para la cohesión de un mundo tan fraccionado. Por consiguiente, la ancianidad ha de merecer el máximo respeto y la máxima estima para poder seguir avanzando en un clima de convivencia, participando plenamente en las decisiones que afectan a sus vidas. Y cuando falte esa consideración, la respuesta debe ser contundente. De lo contrario, el maltrato a los ancianos seguirá pasando desapercibido y seguirá estando semioculto. Es preciso, por tanto, que las asociaciones internacionales como los gobiernos en particular estén atentos a estos tipos delincuenciales, para proteger a la víctimas y hacer justicia a los agresores más pronto que tarde. Evidentemente, no hay nada más injusto que una justicia a destiempo. Triste época la nuestra, que no sólo excluye de la escena social a la gente mayor, sino que también atropella hasta sus sentimientos. En esto no se puede ser permisivo.


Cultivarte

IMAGINA 16 Junio 2013

LAS DELICIAS DE LA CARNE

LA REGLAMENTACIÓN DE LA PROSTITUCIÓN DURANTE EL PORFIRIATO Marcelino Romero Galindo José Enrique Rojas González

Tenía un primo algo mayor que yo que me dijo un día -¿oye, tú no conoces a las mujeres? -No, mano. -Pues vente. -Pero no me van a dejar entrar porque llevo pantalón corto. -Yo te doy unos largos, vente. Y entonces fuimos la primera vez. La muchacha se llamaba María Pérez, de Yucatán [era] muy blanca por cierto, con un acento muy yucacteco. Fue una de las cosas mas tristes que pude haber imaginado. Debería escribirlo en lugar de contarlo: me dio tanta tristeza, que los domingos la visitaba y le daba un poco de dinero. Ella tenía un niño que estaba ciego […]. Un día me senté a platicar con ella, me dijo: “Oye, a donde vas a ir tú, te vas a quedar en este pueblo?” Le contesté que no sabía, a lo que agregó: “¿por qué no te vas a Nueva Orleans? Allá hay muchas muchachas, mujeres como yo”. Creo que ella quería decirme algo cariñoso, halagarme. “Sí, vete para allá-me dijo-, tú podrías ser un buen padrotito” El ejercicio de la prostitución puede considerarse como uno de los trabajos físicos más añejos de la humanidad, pues su acción está ligada a una necesidad fisiológica en el cuerpo del individuo. El contacto carnal se deriva del deseo erótico, físico, que una persona tiene sobre otra. Este deseo se busca satisfacer de una manera transgresora, pues este fenómeno social es llevado a cabo tanto por personas que buscan un primer acercamiento con la práctica del sexo; así como por individuos que están casados pero que intentan llevar su experiencia erótica a niveles que contravienen las convenciones sociales del momento, de su época y de su espacio histórico. La llegada política de Porfirio Díaz y de su administración ocurrió paral lamente al arribo al país de la filosofía positivista, que impactó en México no sólo en las metodologías de las ciencias sociales y duras; sino también en las relaciones sociales entre los mexicanos (entre la administración, los representantes de la administración y los gobernados). En este sentido, la filosofía positivista repercutió en el enfoque del gobierno hacia las prostitutas y la prostitución; ante el ideal “civilizador”, “ordenador” y “progresista” de tal corriente de pensamiento, las medidas prácticas del Estado se centraron en la identificación y control de las meretrices y de sus lugares de acción pública: burdeles, cantinas, bares, casas de regocijo corporal en el cual los clientes asiduamente derrochaban su dinero en alimentar y satisfacer su vicio interno. Para la época porfirista, se identifican dos perspectivas de análisis desde las que se pueden efectuar una serie de interpretaciones sobre la problemática anterior: la perspectiva sanitaria (en relación con las enfermedades que se eran proclives a expansión por medio de las relaciones sexuales, y los controles sanitarios y de revisión médica periódica) y la perspectiva jurídica (en relación con la reglamentación hacia las prostitutas por parte del gobierno, los controles sanitarios que al mismo tiempo

servían como campo de acción de la corrupción, cuando la prostituta no estaba registrada ante los funcionarios públicos encargados de llevar su registro, era proclive a caer en estos lazos de corrupción). El vocablo prostituta alude a la mujer pública, aquella que vende su cuerpo y que obtiene remuneración económica por ello; María Razgado menciona que el vocablo prostituta es el más empleado dentro de la norma culta para denominar a la mujer que convierte en oficio la relación genital. Procede del latín prostituere, de pro “frente a”, y stuare “colocar” (López Razgado, 2002:74). Por otro lado, Marcela Lagarde menciona que “ideológicamente se identifica puta como prostituta, pero putas son además, las amantes, las queridas, las edecanes, las modelos, las artistas, las vedettes… todas las mujeres son putas por el hecho de evidenciar deseo erótico, cuando menos en una época o en circunstancias específicas de sus vidas” (Lagarde y de los Ríos, 2003: 559). Pues bien, se identifica como prostituta a aquella mujer que recibe un beneficio económico del uso de su cuerpo y que sostiene relaciones íntimas no formales con varias personas. En el periodo colonial y en buena parte del siglo XIX, el gobierno tomó una actitud ambivalente para con la prostitución, pues lo identificaban como un “mal necesario” que permitía la relación carnal de individuos fuera del matrimonio. La prostitución, por otra parte, era una oportunidad para la sociedad de ejercitar la “piedad”, por lo que se daba licencia para el establecimiento de casas tanto de prostitución así como también casas de recogimiento para las muchachas que fuesen huérfanas y evitar así que cayeran en este oficio; estas casas aceptaban también el ingreso de mujeres públicas que querían dejar atrás el oficio que ejercían. De esta forma las autoridades de la época porfiriana buscaron una tolerancia y un control como medios para una regulación del oficio, más que en la erradicación del mismo y de los espacios donde se ejercía. la tolerancia hacia el ejercicio de la prostitución no se dio hasta el siglo XIX, cuando Aquilés Bazaine, promulgó el 17 de febrero de 1865, un reglamento basado en el sistema francés creado por el doctor Alexandre Paret Duchâtelet (especialista en drenaje y alcantarillado), so pretexto de proteger la salud de los soldados invasores. (Núñez Becerra 2002, 29-30). Este reglamento creó la oficina de Inspección de Sanidad, centro administrativo dependiente del Consejo Superior de Salubridad, que era el encargado de llevar el registro de las prostitutas que habitaban los burdeles, de las casas de cita y de asignación, y del cobro de impuestos fijados por el Estado para autorizar el ejercicio de la prostitución. De acuerdo con estas disposiciones, las mujeres dedicadas a ese oficio quedaron obligadas a ser revisadas médicamente una vez a la semana y a pagar, con la misma frecuencia, una determinada cantidad al Estado por el permiso para ejercer su trabajo. Las mujeres eran clasificadas según su juventud, edad y atractivo y así existían mujeres calificadas como

de primera, de segunda, de tercera y de ínfima categoría y de acuerdo a esta división era la tasa para el pago de impuestos. Estaban además obligadas a vestir con “decencia”, abstenerse de permanecer en puertas y balcones de burdeles y casas de citas, saludar a señores acompañadas de señoras “decentes” o niños, vivir a menos de cincuenta metros de los establecimientos de educación y culto y visitar familias “honradas”. Aquellas que no se registraran serían consideradas como clandestinas o insometidas y estaban sujetas a un castigo consistente en tres a seis días de arresto. Con el tiempo se modificó este reglamento, con la intención de ampliar el control del Estado: en el año de 1871 se autorizó a la policía a encarcelar a las meretrices que no cumplieran con su cuota, (González Armenda de 1967, 369-370) y hubo otra modificación en 1872. En el último cuarto del siglo XIX se presenta un recrudecimiento de las medidas de control de la prostitución por parte de las autoridades del ayuntamiento. El libro o libreta de registro era un método eficaz de control de las mujeres publicas durante el porfirato, éste daba licencia para ejercer la prostitución a las personas que lo poseyesen. Ésta libreta contenía una fotografía de la persona que se apadronaba, así como sus datos personales y un ejemplar del reglamento de mujeres públicas. En cuestión de las enfermedades transmisibles a causa de esta actividad, la sífilis fue la principal enfermedad que se transmitía en la época producto de los encuentros entre las prostitutas y sus asiduos clientes; era ésta la que más se trataba de erradicar y por la que se trataba de delimitar el espacio en donde se establecerían los burdeles y los prostíbulos. Pero la sífilis, y el tratamiento de ella no es como el de la otra enfermedad; los médicos se convierten en partícipes del miedo del paciente y de su familia de que la enfermedad se haga pública, se vuelven parte del secreto de aquellos, pues “…en las condiciones en las que generalmente se contrae, se hace de ella una enfermedad secreta , que el enfermo trata de disimular , de ocultar, y por lo que no acude al médico, sino cuando ha tomado un gran incremento, después de haber usado muchos remedios vulgares más o menos ineficaces” (Cicero, citado en Estrada Urroz, 2002: 23). De acuerdo con los valores en boga, la sexualidad sucia e ilegítima habría que esconderla, tolerarla, ocultarla. La sociedad mexicana a lo largo de su historia siguió y sigue vigilando el ejercicio de la prostitución e hizo surgir, como en tiempos pasados, la creencia de que el hombre estaba al abrigo del contagio. Se comprueba con los documentos revisados el hecho de que las autoridades siguieron persiguiendo con más rigor a las prostitutas que salían de la zona de tolerancia. Así, las mujeres que caían bajo la vigilancia de la Inspección de Sanidad y de los policías de burdeles estaban obligadas a ejercer su actividad dentro de las redes de corrupción.

Gustavo Fierros. Op. Cit. P. 38-39, citado en; Trueba lara, José Luis. “La vida y La muerte en tiempos de la revolución”, Taurus historia, INAH, México, 2010, 343 pp. BIBLIOGRAFÍA •Agosti, Claudia. “Las delicias de la limpieza: la higiene en la Ciudad de México” en: Gonzalbo, Pilar (coord.) Historia de la vida cotidiana en México. Vol. IV. México, 2005. Fondo de Cultura Económica. 563-597. •Estrada Urroz, Rosalina. “¿Público o Privado? El control de las enfermedades venéreas del profiriato a la revolución” en Estudios de Historia moderna y contemporánea de México. ISSN 0185-2620, número 33, enero-junio 2007. Versión Pdf consultada el 22 de mayo 2013. •-------------------------------.”control sanitario o control social: La reglamentación prostibularia en el profiriato” en Boletín Mexicano de historia y filosofía de la medicina. Mayo 2002, número 2. Versión PDF consultado 20 de mayo 2013. 21-26 pp. •Figueroa Guerrero, Leovigildo. La prostitución y el delito de lenocinio en México y los artículos 207 y 339 del Código Penal del Distrito Federal y Territorios. Facultad de Derecho/ Universidad Nacional Autónoma de México. [Licenciatura]. • Franco, Ricardo. La prostitución en México. México, Diana. 1973.

•Lagarde y de los Ríos, Marcela. Los cautiverios de las mujeres: madresposas, monjas, putas, presas y locas. México. 2003. UNAM. PP. 559-639. •López Razgado, María Irma. Las meretrices de Colima durante el porfiriato y la revolución 1876-1917. Tesis para obtener el grado de Maestra en Historia regional. Versión PDF consultada el 22 de mayo de 2013. 138 pp. •Trueba lara, José Luis. “La vida y La muerte en tiempos de la revolución”, Taurus historia, INAH, México, 2010 •Jiménez Gómez, Juan Ricardo. “Diversiones, fiestas y espectáculos en Querétaro” en: Gonzalbo, Pilar (coord.) Historia de la vida cotidiana en México. Vol. IV. México, 2005. Fondo de Cultura Económica. 334-335 pp. • Núñez Becerra, Fernanda. La prostitución y la represión en la ciudad de México (siglo XIX). México, Gedisa. 2002. • González, Armida de.“Los ceros sociales” en: Historia Moderna de México, México, Hermes. 1967.

3


Toluca

IMAGINA 16DE JUNIO 2013

Opción práctica para estudiantes, el Club de Tareas del Ayuntamiento de Toluca Toluca, Estado de México, Municipio Educador, martes 28 de mayo de 2013.-Español, ciencias naturales, historia universal y matemáticas son las materias que 990 alumnos de nivel básico y medio solicitan de manera más frecuente, dentro del programa Club de Tareas, de la Dirección de Desarrollo Social del Ayuntamiento de Toluca. La titular de la dependencia, Evelyn Osornio Jiménez, explicó que esta labor de apoyo extraescolar inició el 16 de abril de este año y concluirá el próximo 31 de junio, en 12 bibliotecas municipales, donde niños y jóvenes pueden resolver dudas y hacer sus deber con la asesoría de personal calificado; resaltó que el número de estudiantes atendidos puede variar con base en las necesidades de los educandos. El programa de apoyo a la tareas escolares se lleva a cabo de lunes a viernes, de 15 a las 17 horas, en las bibliotecas ubicadas en las colonias Independencia,

El Seminario Sección I, Jardines de la Crespa, San Cayetano Morelos, Santiago Tlacotepec, Santiago Tlaxomulco, San Pedro Totoltepec, Tecaxic, Tlachaloya Sección I, San Lorenzo Tepatitlán, San Mateo Oxtotitlán y Capultitlán, bajo la supervisión del Departamento de Educación Alternativa, dijo la servidora pública. Adicionalmente, Osorinio Jiménez precisó que en las bibliotecas municipales de Calixtlahuaca y Santiago Tlaxomulco, se han presentado los cuentacuentos Elí Estrada Rivera y Renata Nava Gutiérrez, respectivamente, el cual tuvo una amplia aceptación por los padres de familia y sus hijos quienes asistieron a esa actividad didáctica. Para más información, la Dirección de Desarrollo Social de Toluca se ubica en palacio municipal, con teléfonos 2761900 y 7735000, extensión 676

Prepara Ayuntamiento de Toluca recorrido turístico de Aeropuerto al Centro Histórico. Toluca, Estado de México, Municipio Educador, miércoles 12 de junio de 2013.- Con una visita por los lugares más representativos de la capital mexiquense, el Ayuntamiento de Toluca prepara un recorrido en los Turibuses toluqueños, antes Huarachas, destinado a quienes llegan al Aeropuerto Internacional de Toluca. De la terminal aérea se trasladará a los visitantes al Centro Histórico del municipio, con la finalidad de promoverlo como destino turístico; entre los principales atractivos de este recorrido, se encuentra el Jardín Botánico Cosmovitral, que cuenta con una majestuosa obra de Leopoldo Flores; el Palacio de Gobierno, donde se aprecian cinco murales de reconocidos artistas mexiquenses, como Luis Nishizawa, Ulises Licea, Leopoldo Flores e Ismael Ramos, así como museos y por supuesto los típicos Portales de Toluca.

4


Imagina