Issuu on Google+

cables de acero + eslingas + accesorios

Política de Copyright - Las publicaciones de IPH SAICF están protegidas por derechos de Propiedad Intelectual.

Catálogo General Edición 2005

- IPH SAICF autoriza la reproducción parcial o total de estas publicaciones, con la condición expresa de que sea citada la fuente IPH SAICF (y la fuente original, si IPH la mencionara) y aplicado su logotipo siempre que sea materialmente posible - Asimismo IPH SAICF agradecería el envío de una copia de la publicación donde este material hubiera sido utilizado ã IPH SAICF, 2005


Indice de tablas (continuación)

Los Comienzos________________________________________________________ Producción__________________________________________________________ La Planta___________________________________________________________ Certificaciones_________________________________________________________ Investigación y Desarrollo___________________________________________________ Comercial___________________________________________________________ Exportación____________________________________________________________ Iph do Brasil_ __________________________________________________ Reporte IPH__________________________________________________________ Capacitación_________________________________________________________ Cables de acero: Marcas y líneas de producto:____________________________________________ Advertencias_________________________________________________________ Definición de cable de acero____________________________________________ Tipos de cordones en los cables convencionales____________________________ Tipos de alma en los cables convencionales________________________________ Nomenclatura básica de los cables convencionales__________________________ Clasificación de los cables convencionales_________________________________ Torsión_____________________________________________________________ Preformado__________________________________________________________ Diámetro nominal / real________________________________________________ Terminación superficial____________:____________________________________ Flexibilidad y Resistencia a la abrasión____________________________________ Resistencia a la tracción_______________________________________________ Resistencia al aplastamiento____________________________________________ Alargamiento________________________________________________________ Cuidados con el cable_________________________________________________ Condiciones propias del equipo__________________________________________ Mantenimiento_______________________________________________________ Inspección y retiro de servicio___________________________________________ Factores que afectan la vida útil del cable__________________________________ Proceso de fabricación_________________________________________________ Solicitud de compra___________________________________________________ Algunos cables específicos: cables antigiratorios____________________________ Algunos cables específicos: cordones galvanizados__________________________


Los comienzos

hitos en la historia de IPH. Con la instalación de la nueva planta de San Miguel se inició un camino de constante inversión en tecnología de punta, con más de 20 años de vigencia. A su vez, con el establecimiento de nuestra firma subsidiaria IPH do Brasil, consolidamos nuestra política exportadora. Simultáneamente, la calidad de nuestros productos nos permitió acceder a las más reconocidas certificaciones internacionales. Hoy, la permanente incorporación de equipamiento y el desarrollo de procedimientos, posibilitan una creciente especialización y un alto grado de competitividad a nivel mundial.

Nacimos en la década del ´40, signados por la determinación y el empuje arrollador de nuestro fundador, Don Italo Percossi. Nuestro primeros pasos los dimos trefilando barras de acero de demolición en el marco de carencias de todo tipo, propias del período de posguerra, y siguiendo las modalidades de la incipiente industria que comenzaba a surgir en nuestro país. En aquellos años, la problemática empresarial y su estructura organizacional eran muy distintas de las actuales. Sin embargo, con una clara vocación de anticipo, la firma sentó sus bases sobre una política de crecimiento, capaz de adaptarse a los vertiginosos cambios que ocurrían en el mundo, en todos los ámbitos. Esto nos encaminó muy pronto a la expansión de nuestra línea de productos, comenzando entonces, a fabricar cables de acero, producto que, pronto, sería nuestra indiscutible especialidad. A fines de 1960, IPH se convirtió en una sociedad anónima, delineando, a partir de allí, su actual perfil: una empresa que, manteniendo su sesgo familiar, imprime en su accionar un espíritu profesional y renovador.

Planta Industrial San Miguel, entrada principal.

En las décadas del ´80 y ´90 se producen nuevos y fundamentales 1

2


Producción De alambrón a cable de acero. Un proceso con diferentes operaciones íntegramente llevadas a cabo en nuestra fábrica. Comprende: decapado, patentado, galvanizado, trefilación, cordoneado y cableado. Así, el alambrón, materia prima básica, se transforma, en una primer etapa en alambre, y finalmente en cable de acero.

La Planta

Máquina de cableado

Planta Industrial San Miguel, vista parcial de la cablería.

Localizada en San Miguel, en la provincia de Buenos Aires, Argentina, nuestra casa central abarca 30.000 m2 cubiertos incluidas oficinas centrales y almacenes, sobre una superficie total de 44.000 m2. Cuenta con un staff altamente especializado de más de 250 personas, entre ingenieros, técnicos, operarios, personal de ventas y administración.

Todo este completo proceso de fabricación se realiza en nuestra planta integrada, y se efectúa acorde con la más moderna tecnología disponible a nivel mundial en la materia. La producción integrada de esta forma posibilita: · Mayor flexibilidad en la misma, · Optimización de diseño, · Control de proceso y del material semi terminado por nuestro propio Departamento de QA.

3

Al mismo tiempo, IPH posee también una planta en la localidad de San Martín, División Plásticos, donde se realiza el procesamiento de rafias e hilos de polipropileno, y otra en Tortuguitas, División Madera, donde se producen carreteles de madera para cables de acero. Entre las tres plantas se logra el proceso de producción integrado que IPH se propone como política de trabajo.

4


En el departamento de Aseguramiento de Calidad de IPH, tenemos laboratorios dotados de moderno instrumental técnico para realizar ensayos físicos, químicos y metalográficos. Estas instalaciones y nuestro altamente calificado personal, certifican la calidad de nuestros productos realizando todos los controles que las normas solicitan para tal fin.

Certificaciones

Certificaciones internacionales.

Investigación y desarrollo En IPH, la Calidad y la Satisfacción de nuestros Clientes son las metas que nos proponemos cumplir día a día. Así, nuestro Sistema de Calidad, elaborado conforme a los requerimientos de un mercado cada vez más exigente, está certificado de acuerdo a las normas ISO 9001:2001 y de API (American Petroleum Institute) Q1 7ma edición. IPH es licenciataria del uso de monograma API para cables de acero acordes con la Norma API Std 9a (licencia nro. 0018). Al mismo tiempo, contamos con la certificación del Lloyds Register of Shipping para cables de uso naval y poseemos la aprobación de importantes empresas internacionales del rubro, para la fabricación de cables de ascensores. Somos también, el representante Oficial en Argentina de la prestigiosa y mundialmente reconocida línea de accesorios para izaje y movimiento Crosby, como así también de cadenas grados 8 y 10 Gunnebo.

5

Laboratorio central de la planta.

Las palabras Investigación y Desarrollo, son un concepto central para IPH. Por tal razón, gran parte de nuestros equipos de Laboratorio, está asignada a tareas programadas o emergentes de: desarrollo de nuevos productos, implementación de mejoras de diseño, atención de postventa en situaciones particulares, entre otras. Participamos también activamente en congresos, exposiciones, actividades normalizadoras, tanto a nivel nacional como internacional. Toda esta actividad de Investigación y Desarrollo está registrada en nuestro Manual de Calidad, por lo cual también está sujeta a auditoria interna y externa, lógicamente dentro de los adecuados marcos de confidencialidad.

6


Producción del cable de acero

Comercial

Oficinas centrales, en San Miguel, Buenos Aires, Argentina.

Gracias a nuestra política de producción, en los depósitos centrales adyacentes a la planta, disponemos de un importante stock de cable en sus principales construcciones y diámetros. Logramos de esta forma, contar con material disponible para nuestros clientes en el momento que lo requieran. Respondiendo a las necesidades del mercado, en IPH también producimos eslingas de cables de acero en diferentes dimensiones sobre diseños estándar y a medida. En su fabricación se utilizan accesorios de la línea Crosby, líder mundial en el rubro. Depòsito central

El portafolio de productos se completa con la comercialización y distribución de una amplia gama de accesorios para izaje y movimiento de cargas.

7

8


Exportación Sin fronteras. La exportación y el desarrollo de nuevos mercados externos son actividades altamente prioritarias. La apertura hace ya nueve años de nuestra filial IPH do Brasil, y su posterior consolidación, ha posibilitado afianzar más nuestra presencia en el MERCOSUR.

SOUTH TLANTIC OCEAN A

Buenos Aires

Montevideo

ARGENTINA BRAZIL

IPH ARGENTINA Bras’lia

Sucre

PARAGUAY Strait of Asunci—n Falkland Magellan

Islands

Este moderno centro funciona en un predio de 2.000 m2 cubiertos y cuenta con un stock permanente de aproximadamente 500 Ton, para atender las necesidades de los diferentes sectores y rubros en los cuales la empresa se desarrolla. Cuenta con tecnología de avanzada para la preparación y fraccionamiento de cables de acero y eslingas, y con equipamiento completo de Laboratorio, incluyendo ensayos de tracción de hasta 50 Ton.

URUGUAY

Santiago

IPH do Brasil Nuestra filial comercial está localizada en San Pablo y comprende un moderno Centro de Servicios y Ventas de cables de acero en bobinas enteras y fraccionadas, atendiendo así las necesidades de nuestros clientes en el vecino país. También fabrica eslingas para diferentes usos y aplicaciones y comercializa accesorios para movimiento e izaje de cargas.

Tr

IPH BRASIL

Así, la exportación de nuestros productos se extendió prácticamente a todo el continente americano (Brasil, Uruguay, Paraguay, Bolivia, Chile, Perú, Ecuador, Colombia, Venezuela, Panamá, República Dominicana, Cuba, México, Canadá y Estados Unidos), al mismo tiempo que en los últimos años se han abierto nuevos destinos como España e Italia.

IPH do Brasil tiene una participación significativa en los mercados automotor, petrolero, siderúrgico y de ascensores, entre otros, en nuestro país vecino. El Manual de Gestión y Calidad de IPH do Brasil está certificado bajo ISO 9001:2000, y por sistema Qplus del grupo UTC, siendo la primera empresa latinoamericana en obtener tal certificación en un nivel 3.

Depósitos de IPH do Brasil

9

10


Reporte IPH Capacitación

El Reporte IPH nace como respuesta a la creciente necesidad de brindar a nuestros distribuidores, revendedores y usuarios finales, información útil respecto a todos los temas relacionados al mundo del movimiento e izaje.

Seminario en Antofagasta, Chile

Cuando hablamos de un izaje seguro, no nos referimos solo a la confiabilidad de nuestros productos. El cable de acero es un insumo crítico con el cual el usuario muchas veces, debe realizar operaciones complejas que no admiten márgen de error. Por tal motivo, desde 1999 contamos con un área de capacitación y comunicación externa dedicada a difundir los conocimientos y las herramientas técnicas necesarias para minimizar los riesgos y proteger a las personas y los equipos que intervienen en las operaciones de izaje.

14 Ediciones del Reporte IPH

Es una publicación editada por IPH SAICF e incluye entre otras secciones, temas de actualidad, entrevistas, nuevos productos, capacitación y servicios.

Con un amplio programa de cursos y seminarios destinados a operadores de todos los niveles, estudiantes y profesionales, entre los que se pueden resaltar:

Se distribuye directamente a nuestros clientes, se puede suscribir al mismo escribiendo a: reporte@iph.com.ar

11

12


- curso “La Técnica del Cable de Acero y la Seguridad en el Izaje”, destinado a ingenieros y personal de supervisión con el objetivo de brindar al asistente las herramientas necesarias para seleccionar adecuadamente un cable de acero, eslinga o accesorio, como también implementar un plan de izaje, mantenimiento, inspección y retiro de servicio, aplicando los criterios de seguridad apropiados;

De esta manera, nuestro Departamento de Comunicación Externa desarrolla una intensa actividad de capacitación tanto en nuestro país como en el exterior. Nuestros cursos han sido dictados hasta el momento, en más de 100 eventos de capacitación, entre charlas técnicas y seminarios. Nuestro interés y dedicación arroja como resultado, a la fecha, aproximadamente 2500 personas capacitadas a nivel nacional e internacional.

- curso “La Práctica diaria de la Seguridad en el Izaje”, dirigido a personal de supervisión y operario, con el objetivo de que los mismos puedan identificar y evitar las condiciones y acciones inseguras en maniobras con cables de acero y eslingas, aplicando, lógicamente, los criterios de seguridad adecuados. Este curso puede dictarse en su versión completa, o dividido en 8 módulos cortos;

- curso “Introducción al Cable Petrolero”, destinado a ingenieros y personal de supervisión de compañías de perforación y extracción de petróleo, estableciendo la especificidad de los cables de perforación, explicando fundamentos y las operaciones básicas del programa de corrida y corte;

- curso “El cable de acero en la industria del ascensor”, destinado a dar a conocer las características específicas de los cables para dicha actividad.

Para solicitar cualquiera de estos cursos puede contactarnos llamando al 4469 - 8100, o por m@il a info@iph.com.ar

13

14


Cables de acero

Tipos de cordones en los cables convencionales:

Definición de cable de acero: Un cable de acero es un conjunto de alambres de acero, retorcidos helicoidalmente, que constituyen una cuerda de metal apta para resistir esfuerzos de tracción con apropiadas cualidades de flexibilidad.

Las características como la resistencia a la fatiga y la resistencia a la abrasión, están directamente afectadas por el diseño de los cordones. Como regla general, un cable que tiene cordones hechos con poca cantidad de alambres grandes, va a ser más resistente a la abrasión y menos resistente a la fatiga.

El cable de acero esta formado por tres componentes básicos. Aunque pocos en número, estos varían tanto en complejidad como en configuración de modo de producir cables con propósitos y características bien específicas.

En cambio un cable del mismo diámetro pero construido con cordones con muchos alambres pequeños, va a ser menos resistente a la abrasión y más resistente a la fatiga. Las construcciones básicas de los cordones se muestran a continuación:

Los tres componentes básicos del diseño de un cable de acero normal son: - los alambres que forman el cordón. - los cordones. Cable - el alma. Cordón

Cordón común de capa simple:

Alambre Alma

Los alambres son las unidades básicas de la construcción del cable de acero. Los mismos se arrollan alrededor de un centro en un modo específico en una o más capas, de manera de formar lo que se denomina un “cordón”. Los cordones se arrollan alrededor de otro centro llamado “alma” y de esta manera se conforma el cable de acero. La forma más simple de representar un cable de acero es por su sección transversal:

El ejemplo más común de construcción de capa simple es el cordón de siete alambres. Tiene un alambre central y seis alambres del mismo diámetro que lo rodean. La composición más común es 1+6= 7.

Cordón Seale:

Sección transversal de un cable de acero

Es aquella construcción en la que la última capa tiene los alambres de gran diámetro y por lo tanto, posee una gran resistencia a la abrasión. La composición más común es 1+9+9= 19. 3

4


Cordón Filler:

Es una combinación de las mencionadas anteriormente y conjuga las mejores características de ambas: la conjunción de alambres finos interiores aporta flexibilidad, mientras que la última capa de alambres relativamente gruesos, aportan resistencia a la abrasión. La construcción más usual es: 1+7+7/7+14 = 36.

Tipos de almas en los cables convencionales: Se distingue por tener entre dos capas de alambres, otros hilos más finos que rellenan los espacios existentes entre las mismas. Este tipo de cordón se utiliza cuando se requieren cables de mayor sección metálica y con buena resistencia al aplastamiento. La composición más común es: 1+6/6+12= 25.

Cordón Warrington:

Se caracteriza por tener una capa exterior formada por alambres de dos diámetros diferentes, alternando su colocación dentro de la corona. El tipo de cordón más usado es: 1+6+6/6= 19.

Cordón Warrington Seale:

La principal función del alma de los cables es proveer apoyo a los cordones. Gracias a ello el cable se mantiene redondo y los cordones apropiadamente posicionados durante la operación. La elección del alma del cable tendrá un efecto en la performance del cable de acero en operación. Las almas más comunes son las llamadas almas textiles o de fibra. Existen dos tipos de almas de fibra: - alma de fibras sintéticas (polipropileno). - alma de fibras naturales (sisal). Lubricada de modo conveniente durante el proceso de fabricación, el alma de fibra aporta al cable la lubricación adecuada contra el desgaste ocasionado por el frotamiento interno y protección contra el ataque de agentes corrosivos. Debido a las grandes presiones que los cordones ejercen sobre el alma, en necesario, en ciertos casos, que la misma sea de tipo metálico en lugar de textil, evitándose así las deformaciones por aplastamiento. También se utiliza este tipo de alma en aquellos casos en que el cable deba trabajar en un ambiente sometido a elevada temperatura, lo que podría ocasionar deterioros en almas textiles. Existen dos tipos de almas de acero: - alma de acero de un cordón. - alma de acero de cable independiente. El alma de cordón de acero es utilizada solamente en los cables de diámetro de hasta 6 mm y en los cables antigiratorios. El alma de acero de cable independiente es, literalmente, un cable independiente que funciona como alma del cable principal. La mayoría de los cables denominados “con alma de acero” tienen un alma de cable independiente.

5

6


Nomenclatura básica de los cables convencionales: 6x25F + 7x7 o Los cables de acero se identifican mediante la nomenclatura que hace referencia a:

6x25F + 1 AA

- la cantidad de cordones. - la cantidad (exacta o nominal) de alambres en cada cordón. - una letra o palabra descriptiva indicando el tipo de construcción. - una designación de alma, cualitativa o cuantitativa. Ejemplo:

19x7

6x7+1 AT - 6 cordones - 7 alambres por cordón - 1 alma textil

Principales abreviaturas:

Esta nomenclatura simple es sumamente práctica y está internacionalmente normalizada de modo bastante uniforme para los cables convencionales. También es útil, y está consagrada por la costumbre del mercado, para otros tipos de cable. En los cables cuyo diseño es más moderno, por ejemplo los de la línea FuniPlus, puede usarse un modo similar de designación, pero normalmente será necesaria alguna aclaración adicional.

-S -W -F - WS - AT - AA

Seale Warrington Filler Warrington-Seale Alma textil Alma de acero

Clasificaciones de los cables convencionales: Las clasificaciones son grupos de construcciones de cables. Dentro de cada grupo, todas las construcciones tienen casi idéntico peso por metro, casi idéntica resistencia a la tracción y un rango bastante similar de flexibilidad. Este agrupamiento es las clasificaciones es muy común en multitud de normas y catálogos

Algunos ejemplos de nomenclatura:

1x37

Las diferentes construcciones dentro de cada clasificación ofrecen distintas características de trabajo. Estas características deben ser consideradas siempre que se esté seleccionando un cable para una aplicación específica.

6x19 + 1AT

Las principales clasificaciones son mostradas en la siguiente tabla:

7

8


Las diferentes torsiones: Principales Clasificaciones:

Sobre pedido

Clasificación

Casos especiales poco usadas Lang izquierda

Alambres Observaciones por cordón

6x7

7 - 15

6x19

16 - 26

6x37

27 - 49

6x61

50 - 74

La construcción más usual es 6x7 Las construcciones más usuales son 6x19S, 6x19W, 6x25F e 6x26WS Las construcciones más usuales son 6x36WS e 6x41WS

De stock

Lang derecha

Casos especiales Regular izquierda

El más usado Regular derecha

La construcción más usual es 6x61WS

Preformado: Torsión: Hay dos aspectos relacionados con la torsión del cable. El primero de ellos se refiere específicamente al sentido de la torsión, es decir si se está hablando de una hélice de sentido derecho o una hélice de sentido izquierdo.

El preformado es un proceso que se lleva a cabo en la etapa de cableado y que consiste en darles a los cordones la forma helicoidal que van a tener en el cable terminado. Este proceso facilita el manipuleo del cable y mejora significativamente muchas de sus propiedades.

El segundo aspecto, es una distinción descriptiva de la posición relativa de los alambres en el cordón y de los cordones en el cable. En la torsión llamada “regular”, los alambres están torcidos en sentido opuesto al del cordón en el cable. En la torsión llamada “lang”, los alambres respecto a los cordones y los cordones respecto al cable, tienen en mismo sentido de torsión.

Las cualidades superiores de los cables preformados son el resultado de que tanto los cordones como los alambres, están en una posición de “descanso” en el cable, lo cual minimiza las tensiones internas. Hoy en día, el preformado es un proceso prácticamente estándar en la fabricación de cables y los cables no preformados se fabrican solamente bajo pedido especial.

Los cables de torsión “lang” resisten mejor la abrasión, pero tienen varias limitaciones de uso, principalmente una marcada tendencia a destorcerse, por lo cual deben trabajar siempre con cargas guiadas (que no pueden girar). La selección de cables “lang” se recomienda que sea hecha con el asesoramiento de personal especializado.

Diámetro:

Excepto en ciertas instalaciones específicas, los cables de torsión regular derecha son el estándar mundialmente aceptado.

9

El diámetro nominal de un cable es aquel que se encuentra en las tablas, con la correspondiente tolerancia. El diámetro real, es el de la circunferencia que lo rodea. De esta forma, el cable debe ser medido conforme al gráfico:

X

Incorrecto

Correcto 10


Terminación superficial (lubricación y cincado): La terminación superficial está relacionada con la resistencia a la corrosión. El cable puede ser: - galvanizado, apropiado para cables estáticos o relativamente estáticos, sometidos a la acción de un medio agresivo como humedad, etc. - lubricado, apropiado para la mayoría de las aplicaciones que combina propiedades anticorrosivas con lubricantes. Existen distintos tipos de lubricación según el uso del cable.

Flexibilidad y Resistencia a la abrasión: Todos los cables de acero implican, en su diseño, características de compromiso técnico. En la mayoría de los casos, un cable no puede aumentar al mismo tiempo su resistencia a la fatiga y su resistencia a la abrasión. Por ejemplo, cuando se aumenta la resistencia a la fatiga seleccionando un cable con más alambres, posiblemente el cable vaya a tenermenos resistencia a la abrasión debido al menor tamaño de los alambres exteriores. Esta es la razón por la cual es necesario elegir el cable de acero del mismo modo en que se lo haría con cualquier otra máquina: muy cuidadosamente. Deben ser consideradas todas las condiciones operativas y todas las características del cable. Mientras que la clasificación 6x19 da un énfasis primario a la resistencia a la abrasión, la clasificación 6x37 es importante para su resistencia a la fatiga. Esta resistencia a la fatiga se hace posible por el mayor número de alambres en cada cordón.

Mayor resistencia a la abrasión

Mayor flexibilidad

Aunque hay excepciones para aplicaciones especiales, los cables de acero convencionales están diseñados básicamente para ser los más eficientes en cada diámetro de cable. Por ejemplo, a medida que el diámetro del cable aumenta, se pude usar un mayor número de alambres para adquirir resistencia a la fatiga, y estos alambres serán todavía lo suficientemente gruesos como para brindar adecuada resistencia a la abrasión. De esta manera se determinan las construcciones que se fabrican como estándares para cada diámetro de cable.

Resistencia a la tracción: La palabra resistencia denota según el caso, tres cosas diferentes: - la resistencia específica del acero con el cual el cable fue fabricado. - la resistencia total, o carga de rotura del cable. - la resistencia en trabajo, o carga segura de trabajo.

Resistencia específica: Debido a la materia prima utilizada (acero de alto carbono) y al proceso de fabricación, los alambres de los cables de acero alcanzan altas resistencias específicas (tensiones de rotura). Estos valores están normalizados por distintos organismos normalizadores, o bien adoptados por el uso y aplicación. Los términos más usuales para referirse a la resistencia específica son:

11

12


- resistencia nominal de los alambres a la tracción. - grado (cuando tiene influencia de la lengua inglesa).

Aquí es importante tener en cuenta dos aspectos:

Las resistencias más usuales en distintos ámbitos se muestran en la siguiente tabla: Ambito de aplicación, organisamos normalizadores y unidades de referencia Argentina, América del sur, IRAM, ABNT, etc. Kgf/mm2

Comunidad Europea ISO, DIN, etc. N/mm2

EEUU, API, ASTM, etc.

Un cable nunca debería operar ni siquiera cerca de su resistencia nominal. Durante su vida útil, un cable va perdiendo resistencia gradualmente debido a causas naturales tales como el desgaste superficial y la fatiga del metal.

Carga de Trabajo:

80 100 120

SM HS

140 140 160 180 200 220

EHS 1370 1570 1770 1960 2160

Observaciones

- las Cargas Mínimas de Rotura especificadas en tabla corresponden a valores de carga estática y en condiciones de tracción pura. - la Carga Mínima de Rotura se aplica a un cable nuevo, sin uso.

MPS PS IPS (175/190 kg/mm2) XIPS (195/210 kg/mm2) XXIPS (215/235 kg/mm2)

Es la carga o peso que se debe aplicar sobre el cable en condiciones de trabajo con seguridad. Se abrevia C.T. (Carga de Trabajo).

Solamente aplicado para cables monocordones. La mayoría de los cables fabricados por IPH son de alta resistencia (180 kg/mm2 o mayor).

La carga de rotura es siempre mayor que la carga de trabajo. La relación entre CMR (Carga Mínima de Rotura) y CT (Carga de Trabajo) se llama Factor de Seguridad (FS). Por ejemplo: si el FS (Factor de Seguridad) es de 5 a 1, esto significa que la CMR (Carga mínima de Rotura) es 5 veces mayor que la CT (Carga de Trabajo).

Factores de Seguridad: Carga de Rotura: La carga de rotura es la carga final efectiva a la cual un cable rompe durante un ensayo de tracción en el banco de prueba. En la práctica, para la elección de un cable se utilizan valores tabulados que indican lo que se llama la “Carga Mínima de Rotura”, en cuyo cálculo intervienen la resistencia específica del material, el tipo de alma, el tipo de construcción, la sección, etc. Todo cable en estado nuevo, colocado en el banco para un ensayo de tracción, romperá a un valor superior a la Carga Mínima de Rotura especificada en las tabla para dicho cable. La selección de un cable basa sus cálculos en estos valores tabulados.

13

El FS (Factor de Seguridad) lo adopta el usuario pero debe tener en cuenta las recomendaciones del fabricante y las Normas. Valores más usuales: - cables estáticos: 3 a 4. - elevación de cargas en general, grúas, eslingas, etc: 5 a 6. - casos con altas temperaturas u otras condiciones extremas: 8 a 12. - elevación de personas: 12 a 22.

14


Resistencia al aplastamiento:

los 3 o 4 meses.

El aplastamiento es el efecto de la presión externa radial, la cual distorsiona la sección transversal del cable, de los cordones, del alma o de los tres a la vez.

Es conveniente, para contrarrestar este alargamiento, disponer en las instalaciones de adecuados mecanismos que regulen la longitud de los cables, con lo cual se pueden evitar las constantes interrupciones del servicio que originaría la necesidad de acortarlos.

La resistencia al aplastamiento es la capacidad que tiene el cable para resistir a las fuerzas externas en el sentido radial. Cuando un cable está dañado por aplastamiento, los alambres, los cordones y el alma están impedidos de movimiento y de ajustarse normalmente durante la operación. En general, los cables con alma de acero son más resistentes al aplastamiento que aquellos con alma textil. Los cables de torsión regular son más resistentes al aplastamiento que los de torsión Lang. Los de seis cordones son más resistentes al aplastamiento que los de ocho cordones o que los de diecinueve cordones. Los de cordón compactado son más resistentes que cualquiera de los anteriores.

Alargamiento:

Podemos, por lo tanto, decir que en general, los cables se alargan y se acortan elásticamente, infiriéndose que los tirones del cable serán mucho mejor absorbidos cuanto más débil sea su módulo de elasticidad aparente. En cambio en instalaciones fijas (como cables estructurales, tirantes para hormigón pretensado, etc) se debe procurar utilizar cables cuyo módulo de elasticidad aparente sea elevado, con el fin de obtener, bajo la acción de una carga, la menor elongaciónposible.

Módulo de elasticidad aparente de los cables de acero: Construcción

Todos los cables se alargan cuando son sometidos a un esfuerzo de tracción. Este alargamiento está integrado por dos elementos: - el primero despende de la elasticidad del acero empleado. - el segundo es originado por el efecto del asentamiento de los alambres y cordones en el cable. El alargamiento elástico es transitorio; desaparece al cesar la acción de la carga que lo producía, y puede calcularse si se conoce el módulo de elasticidad aparente del cable. El alargamiento de asentamiento, llamado también de puesta en servicio, es un alargamiento permanente que puede ser estimado en un 2 por mil a 4 por mil, dependiendo de los tipos de cable y de su construcción. Ese alargamiento continua hasta alcanzar valores comprendidos entre el 5 por mil y el 8 por mil de su longitud total, cuando se retira el cable de servicio.

1x7 1x19 1x37 6x7+1AF 7x7 6X25F+1AF 6X25F+7X7 6X36 WS+1AF 6X36 WS+7X7

E = módulo de elasticidad aparente en kg/mm2 Cable nuevo

Cable usado

18000 16000 15000 10500 13500 9500 12000 8500 11000

21500 19000 18000 12500 16000 11500 14500 10000 12500

Estos valores son aproximados y pueden presentar variaciones según el cordoneado, cableado y otros parámetros de fabricación. Recomendamos adoptarlos a título referancial.

Ordinariamente el alargamiento de puesta en servicio se completa a

15

16


Cuidados con el cable: Transporte:

Si por algún motivo se debiera cambiar el embalaje, se debe seguir con cuidado las indicaciones de manipuleo del material.

Muchas veces se considera al cable de acero, simplemente como una cargo “pesada”, “incómoda” o poco importante, que puede ser tratada con desaprensión y sin ningún cuidado.

Almacenamiento:

Esto no es para nada así, pues la integridad de los alambres y su perfecta disposición en la sección del cable, puede verse afectada por los golpes o movimiento durante el transporte. Por lo tanto los cables y eslingas se deben acomodar y fijar al camión u otro transporte cuidando de evitar dichos riesgos. Muy especialmente se debe tener cuidado al transportar bobinas de cable con autoelevadores. La operación debe realizarse de modo de evitar absolutamente el contacto de la uña del autoelevador con el cable de acero.

Correcto

Incorrecto

X X

Las bobinas pueden guardarse tanto en posición vertical como horizontal. En este último caso no debe olvidarse colocar tacos para poder tomarlas por debajo con las uñas del autoelevador. Los rollos pueden colgarse de perchas o apoyarse en estantes. En todos los casos es altamente recomendable el almacenamiento bajo techo. Si se prevé que se va a guardar un cable sin servicio por un tiempo prolongado, es conveniente hacerle una re-lubricación. Otro aspecto fundamental en el almacenamiento es el cuidado de la identificación, no solamente de las características del cable, sino también del numero de bobina, a efectos de la trazabilidad del producto. IPH entrega todos sus productos con una completa etiqueta de identificación. El numero de bobina remite al los archivos de “Aseguramiento de Calidad”, donde se encuentran todos los ensayos y controles de proceso que se efectuaron sobre cada etapa de la fabricación y sobre el cable terminado.

Manipuleo del cable de acero: El principal cuidado que se debe tener es el de no provocar torsiones en el cable al desenrollarlo. Incorrecto

Correcto

Embalaje: Recomendamos mantener los envases originales, que pueden ser: - bobinados: en carreteles de madera abiertos o cerrados con tablas de madera (pedido especial). - enrollado: simplemente enrollado sujeto con una atadura adecuada. 17

X 18


Sentido de arrollamiento Correcto

Incorrecto

Correcto

X

Incorrecto

X

Instalación:

Operación, los “Sí” y los “No”:

Al pasar el cable de una bobina a la otra, o de una bobina al tambor de equipo debe cuidarse:

Sí:

- mantener el sentido de la curvatura (si el cable sale por arriba, hacer que entre por arriba, y viceversa). - mantener el cable bajo tensión, frenando suavemente la bobina que entrega el cable al sistema. Si el pasado por el sistema se hace tirando del cable nuevo con el viejo, la conexión entre ambos debe tener la posibilidad de girar. En tambores lisos, se debe cuidar muy especialmente el devanado de la primera camada. Para ayudar a juntar la espiras se puede utilizar una maza de madera, o maza común con una tabla de madera intermedia. Una vez completada la instalación, es conveniente hacer algunos ciclos de asentamiento con baja carga.

19

- Sí, opere con suavidad. - Sí, use señales específicas normalizadas - Sí, use eslingas auxiliares para guiar la carga y/o impedir su rotación. No:

- No acelere bruscamente. - No frene bruscamente. - No sacuda la carga. - No hamaque la carga. Estas recomendaciones son de fácil cumplimiento cuando se trabaja con conciencia de seguridad. El tiempo que se invierte en hacer cada operación correctamente, se lo recupera con creces al evitarse accidentes y paradas imprevistas.

20


Condiciones propias del equipo La relación D/d; diámetros de poleas y tambores:

Ubicación del punto muerto del tambor con relación al sentido de torsión del cable:

Esta es una relación de extrema importancia en muchos aspectos del estudio de los cables de acero. Mide la curvatura del eje de un cable en relación con su propio diámetro.

El sentido de torsión del cable (izquierdo o derecho) tiene relación directa con algunas condiciones de la instalación, de las cuales la más importante es la ubicación del punto muerto del tambor en los tambores lisos.

Los diámetros de poleas y tambores deben ser proporcionados al tipo de construcción y diámetro del cable que será instalado en ellos, de manera que no exista peligro de daños durante su servicio y se obtenga el máximo rendimiento del cable:

Si bien la mayoría de las instalaciones están preparadas para trabajar con cables de torsión derecha, que es el de fabricación normal, es conveniente conocer la influencia de este factor. En caso de que se efectúe un enrollamiento inadecuado sobre un tambor de accionamiento de superficie lisa, el cable de la primera capa tendrá una tendencia a alejarse del borde del anclaje lo cual ocasionará espacios abiertos entre las vueltas, cuando cese la tensión. Al reanudar el accionamiento, sucesivas vueltas se interpondrán en estos espacios originando el aplastamiento y la deformación del cable.

D= diámetro de la polea

d= diámetro del cable de acero

Para evitar estos inconvenientes deberá elegirse un sentido de torsión del cable tal que tienda a girar juntándose contra las vueltas anteriores, resultando así una capa de enrollamiento apretada y lisa.

Tamaño mínimo que deberían tener las poleas y tambores para optimizar la prestación del cable: Cable

Regla práctica:

Diámetro Veces el diámetro del cable

“ “ “ “ “

Dorso mano derecha:

Para cables con torsión a la izquierda corresponde enrollamiento de Izquierda a derecha. 21

22


Ángulos de desviación admisibles: La máxima desviación admisible en la línea de accionamiento de un cable, entre el tambor de enrollamiento y la primera polea, no podrá exceder de un grado y medio cuando se trate de tambores lisos, sin ranuras, y de dos grados cuando se trate tambores ranurados.

Palma mano derecha:

Para cables con torsión a la derecha corresponde enrollamiento de derecha a izquierda.

Ángulo de desvío

Ángulo de desvío

Dorso mano izquierda:

Para cables con torsión a la izquierda corresponde enrollamiento de derecha a izquierda.

Dimensión de gargantas: Existen distintas normas y estándares de poleas y tambores, por ejemplo: AISE, API, ISO. Como criterio general, las canaletas de poleas deberán ser perfectamente lisas y con las dimensiones adecuadas para que los cables puedan trabajar sobre ellas sin dificultad. Diámetro de la garganta Diámetro del cable de acero

Palma mano izquierda:

Para cables con torsión a la izquierda corresponde enrollamiento de izquierda a derecha.

23

24


El diámetro de la garganta deberá ser de 1,05 a 1,10 veces superior al diámetro del cable.

Para controlar el estado de las canaletas se utilizan galgas:

La línea de contacto del cable con el fondo de la ranura será de aproximadamente la tercera parate de su circunferencia , es decir, el arco abarcado por un ángulo entre 120 y 150 grados.

Presencia de vibraciones anormales: En cuanto a las ranuras de los tambores, serán de sección circular, de diámetro igual 1,05 veces el diámetro del cable a instalar, con una línea de apoyo igual al arco abarcado por un ángulo de 120 a 150 grados. Estarán separadas a una distancia equivalente a 1,15 veces el diámetro del cable, tomando esta medida de eje a eje de las acanaladuras.

Mantenimiento Estado de poleas y tambores: El estado de mantenimiento de poleas y tambores es uno de los factores más importantes, si no el que más, que influyen en el rendimiento del cable de acero. Los mismos deben inspeccionarse periódicamente controlando los siguientes puntos: - diámetro de la canaleta. - excentricidad (ovalización). - superficie de la canaleta. - alineación con el cable y resto del equipo. - libertad de giro (rodamiento). - presencia de bordes filosos, especialmente en tambores.

La presencia de vibraciones anormales deteriora muchas partes del equipo, y entre ellas el cable de acero, principalmente por someterlo a un esfuerzo de fatiga y posibles rozamientos innecesarios.

Lubricación: Un cable perfectamente lubricado es capaz de resistir un número de flexiones sensiblemente mayor que uno que no lo está. El coeficiente de rozamiento que interviene en estos movimientos oscila, desde un valor de 0,05 para un cable perfectamente lubricado, hasta 0,30 para uno seco, de aquí la importancia que tiene un adecuado mantenimiento de la lubricación del cable. El cable de acero es lubricado durante su fabricación con un proceso especial en caliente que garantiza la llegada del lubricante a toda la superficie de cada uno de los alambres. Pero con el uso muchas veces esta lubricación se va perdiendo, sobre en el exterior de cable, y es necesario establecer una rutina de lubricación, con registro escrito. Antes de procederse al re-lubricado, el cable de acero debe ser cuidadosamente limpiado mediante cepillos de cerdas metálica sin usar solventes, para eliminar los restos de grasa anteriores, adheridas de suciedad,

25

26


cuerpos extraños, polvillos, etc. Los métodos de aplicación del lubricante son varios, pero el más usado es el pincel.

Niveles de inspección

Es muy importante que el lubricante sea específico para cables de acero. Por ejemplo el lubricante FuniLub, de IPH, es una grasa liviana con aditivos anti-corrosión, mejoradores de adherencia y estabilizadores a amplio rango de temperaturas, que una vez aplicado toma una consistencia delgada y cerosa. Este lubricante protege al cable de acero de un modo integral, y es compatible con los lubricantes de primera línea que se emplean en su fabricación. Los lubricantes no específicos, pueden incluso ser perjudiciales para el cable, por ejemplo los que contienen compuestos sulfhídricos.

Inspección y retiro de servicio Información general:

Criterios de descarte

A medida que un cable acumula tiempo de servicio se va reduciendo su resistencia inicial como consecuencia de procesos de desgaste y fatiga. Por lo tanto conviene examinarlos periódicamente, observando cuidadosamente sus modificaciones exteriores para deducir de éstas su estado interior y poder evaluar la capacidad de carga remanente. Existen diversas normas que determinan tipos y frecuencias de inspección y criterios para el retiro de servicio. Algunos ejemplos de ellas son: IRAM 3923, NBR 13543, ISO 4903. DIN 15020, ANSI B.30, ANSI A.17.2.

Etapas para implementar un Sistema de Inspección: - relevar las instalaciones, identificando cada posición del cable de acero. - determinar las rutinas a seguir (periodicidad, calificación de personal, etc). - adoptar una planilla para el registro de las inspecciones. 27

Por anomalías localizadas: -aplastamiento -roturas de alambres concentradas -deformaciones de cualquier tipo -colapso del alma -evidencias de quemado o soldadura Por desgaste del diámetro: -máximo admisible para cables de 6 cordones: 6 a 8% -máximo admisible para cables antigiratorios: 3 a 4% Por alambres rotos (IRAM/ASME): -máximo admisible para cables de 6 cordones: 6 alambres rotos en una longitud de 6 diámetros (no más de 3 de ellos en el mismo cordón) -máximo admisible para cables antigiratorios: 2 alambres rotos en una longitud de 6 diámetros o 4 alambres rotos en una longitud de 30 diámetros. Los criterios aquí mencionados son de carácter orientativo. La implementación del plan de inspección debe tener en cuenta en detalle todos los criterios de una Norma específica cuidadosamente estudiada (p. ej. ASME B.30, IRAM 3923, ISO 4309, etc)

28


Factores que afectan la vida útil de un cable: Es imposible especificar la vida útil de un cable medida en una unidad de tiempo únicamente. El final de la misma debe ser marcado por los resultados de las inspecciones o bien por las experiencias previas. Para optimizar la duración de un cable y las condiciones de seguridad, es necesario ser conscientes de todas las condiciones del entorno que afectarán la performance del mismo. Debemos conocer y verificar que las siguientes variables estén dentro de los valores o condiciones recomendados: Variables relacionadas con el diseño del equipo:

- relación D/d. - localización del punto muerto del tambor, en relación al sentido de torsión del cable. - ángulos de desvío entre las poleas y entre tambor y polea. - diseño de las canaletas de poleas y tambor en concordancia con el diámetro del cable. Variables relacionadas con el ambiente y la operación:

- condiciones ambientales. - condiciones desfavorables propias de la operación.

Las condiciones de mantenimiento son fundamentales y, puesto que son resorte exclusivo del usuario, no deberían descuidarse bajo ningún concepto. En cuanto a las condiciones ambientales y de operación, las mismas deben mejorarse en todo lo posible. Algunas condiciones tales como carga térmica, materias en suspensión en el aire, fluídos agresivos, etc, son perjudiciales para el cable. Tal como de mencionó antes, si bien algunas de ellas son inevitables, otras pueden reducirse si se tiene la conciencia de su efecto perjudicial. Por ejemplo, si se trabaja con fluidos agresivos, puede diseñarse el modo de que los mismos no salpiquen sobre el tambor del cable. Lo mismo ocurre con las condiciones desfavorables de operación (ver pag 29: operación los “Sí” y los “No”), tales como las altas velocidades, altas aceleraciones (de aceleración o freno), cargas dinámicas, descargas bruscas, rotación inducida, etc. No es admisible que aquellas se produzcan por descuido en la maniobra. El tiempo que se invierte en hacer cada operación correctamente, se lo recupera ampliamente al evitarse accidentes y paradas imprevistas. Sin embargo, los casos puntuales donde algunas de las condiciones antedichas resulta inherente a la operación, deben tratarse con detenimiento y darán origen a establecer cuidados adicionales.

Variables relacionadas con el estado de mantenimiento:

- estado de las poleas y tambores. - presencia de vibraciones anormales. Todos los factores mencionados en los puntos anteriores afectan la vida útil del cable de acero. Las condiciones de diseño del equipo deben optimizar muchas variables contrapuestas, una de las cuales es la vida útil del cable de acero. Es un hecho que no siempre las relaciones D/d son las óptimas para el cable. Por esto es que las condiciones de diseño se deben verificar atentamente para conocer sus efectos, y seleccionar siempre el cable más apropiado.

29

En general podemos decir, para todos estos factores perjudiciales, que su detección y corrección mejorarán las condiciones de productividad y seguridad, y en los casos en que no puedan ser corregidos, su conocimiento llevará a contrarrestarlos con plena conciencia. Para ello, las acciones a tomar pueden ser divididas en tres categorías: - especificidad en la selección del tipo de cable. - adopción de factores de seguridad altos. - frecuencia y rigurosidad en las inspecciones. 30


Proceso de fabricación:

alambre adquiere la resistencia a la tracción final exigida por el cable de acero del cual irá a formar parte posteriormente.

El proceso de fabricación del cable en IPH se efectúa acorde con las más moderna tecnología disponible a nivel mundial en la materia. La planta es “integrada”.Esto significa que el componente fundamental del cable de acero, que es el alambre, también es fabricado por IPH. La producción integrada de esta forma posibilita: - mayor flexibilidad en la producción. - optimización del diseño. - control del proceso y del material semiterminado conducido por nuestro propio Departamento de QM. Todo el proceso se desarrolla según nuestros “Manuales de Procedimiento y Calidad”. El Sistema de Calidad está certificado por importantes entidades como el TUV bajo ISO 9001, API y Lloyd´s.

Todos los lotes de alambre se controlan en nuestro laboratorio, verificándose todas sus características de acuerdo con el diseño del cable del cual irán a formar parte. Este es un proceso clave para la calidad final del cable de acero. El “patentado” es un tratamiento térmico que se efectúa sobre los alambres en su diámetro intermedio (antes de la trefilación final). Su característica diferencial es una fase isotérmica, la cual se efectúa por inmersión en un baño de plomo fundido. Los alambres al patentar se calientan por encima del punto crítico (915ºC) para luego enfriarse a unos 550ºC, y permanecer en esta temperatura unos segundos antes de su enfriamiento final. Este tratamiento acondiciona la estructura molecular del acero, llevándolo a un estado de sorbita extremadamente fina y pareja, casi invisible al metalógrafo.El acero está así preparado para su última trefilación en la cual alcanza las características definitivas.

La material prima es el “alambrón”, un producto de laminación en caliente, de acero no aleado, de alto carbono. El mismo se recibe en rollos bajo una rigurosa especificación propia y de proveedores calificados. Previo a su ingreso al proceso de “trefilación”, el alambrón pasa por un decapado (sucesión de baños químicos que lo limpian y preparan para la trefilación 1) .La “trefilación” es un proceso en frío, por el cual un alambrón o almbre es forzado a pasar por una matriz (trefila), estirándose y dando por resultado un alambre de menor diámetro. Las tolerancias de salida de los alambres trefilados pueden ser sumamente estrictas. En la “trefilación 1” (gruesa), se lleva al alambrón a un diámetro intermedio, mientras que la “trefilación 2” (fina), lleva este alambre a su diámetro final. Por el propio proceso de deformación plástica, el 31

El galvanizado se hace por inmersión en cinc fundido, generalmente en línea continua con el patentado. En algunos productos el cincado se efectúa al final de la última trefilación (especialmente en cordones galvanizados). Los alambres que no son galvanizados pasan por un baño de fosfato que los prepara para la trefilación. El control de calidad del alambre es fundamental para garantizar la calidad del cable de acero. De cada carretel fabricado se extraen muestras que se controlan en nuestro laboratorio, verificándose: - diámetro, ovalización y estado superficial. - resistencia a la tracción en máquinas digitalizadas con capacidades de hasta 2000 kg. - ductilidad por torsiones o por flexiones alternas. - espesor y centrado de la capa de cinc en los alambres galvanizados. - adherencia de la capa de cinc en los alambres galvanizados. 32


Por otra parte, si bien no es exigido por normas, practicamos numerosos ensayos metalográficos para monitorear la marcha de los procesos y aportar datos al desarrollo y mejora de los productos.

Por otra parte son realizados numerosos ensayos de rotura total y de envejecimiento artificial por fatiga, que aportan importantes datos para el desarrollo y mejora de los productos.

Una vez obtenido el alambre, el mismo se lleva al sector de cablería, cuya secuencia operativa se muestra en el siguiente gráfico:

Solicitud de compra Instrucciones:

Las máquinas cordoneadoras son básicamente de dos tipos: - tubulares, el sistema tradicionalmente más conocido. - de doble torsión, el sistema más moderno de alta productividad. IPH es uno de los pioneros en la aplicación de la tecnología de doble torsión en la fabricación de cables de acero. Las cableadoras retuercen los cordones helicoidalmente para formar los cables, o sea que conceptualmente son muy parecidas a las cordoneadoras, aunque en general son más grandes.

Para especificar con exactitud las características de un cable de acero, se recomienda seguir el siguiente orden: - longitud del cable en metros. - terminación superficial (negro, galvanizado, etc). - diámetro del cable en mm. - construcción del cable. - composición del alma (textil o acero). - construcción de los cordones. - tipo de torsión (si no fuera especificado en el pedido, se entenderá como de torsión derecha). - uso a que se lo destinará.

Ejemplo de solicitud de compra: 2.000 metros de cable de acero, natural, diámetro 13.00 mm, construcción 6x25F+1 alma textil, torsión regular derecha, resistencia a la tracción 180 kg/mm2.

Un aspecto fundamental en el proceso de cableado es el preformado, cuyo perfecto ajuste es objeto de sumo cuidado durante el proceso de fabricación. Sobre el producto terminado se efectúa un control visual y dimensional, y un control de resistencia según la Norma aplicable a cada caso. Una vez aprobado el producto se emite su etiqueta de identificación definitiva, asignándose el numero de bobina. El sistema computarizado que la emite impide hacerlo si faltara cualquiera de los datos y controles necesarios. Este sistema verifica automáticamente, en esta etapa, la cantidad, controlando por medio de una balanza digital los datos del cuentametros. 33

34


Algunos cables específicos: los cables antigiratorios. Información general:

Existen otras posibles construcciones, todas basadas en el mismo principio. La construcción 34x7 es más flexible y más eficiente como antigiratoria, aunque también es algo menos estable.

El cable de acero bajo la acción de una carga gira sobre su propio eje. Este fenómeno se debe al arrollamiento en hélice de los alambres y cordones, y al sentido de giro, que es opuesto al sentido de arrollamiento del cable, de modo que tiende siempre a desenrollarse.

Construcciones antigiratorias usuales:

Cuando la altura del izaje es considerable (dependiendo del diámetro del cable y otros factores), este problema comienza a adquirir importancia y en los sistemas de dos o más líneas, es muy probable que los cables se enrosquen entre si. Esto genera una condición altamente dañina para el cable y peligrosa para la seguridad de las personas. Hay instalaciones que resuelven este problema utilizando cables de torsión derecha e izquierda, trabajando en pares, haciendo la salvedad de que en general los cables de torsión izquierda se fabrican solamente sobre pedido. En la mayoría de los casos, en cambio, la solución consiste en utilizar cables de acero del tipo antigiratorios. En resumen estos cables se emplean para levantar cargas no guiadas (que pueden rotar libremente), con alturas de izamientos considerables. El diseño y tipo constructivo de estos cables se basa en componer elementos cuyos momentos torsores se equilibren unos a otros, produciendo una resultante prácticamente nula. Los diseños más utilizados son los llamados multicordones, entre los cuales el más popular es el 18x7+ 1x7, usualmente llamado “19x7”. En este diseño se componen dos capas de 6 y 12 cordones respectivamente, sobre un alma de un cordón, siendo todos estos cordones prácticamente iguales, de 7 alambres cada uno. El resultado es un cable de propiedades altamente antigiratorias, con una excelente resistencia a la tracción, con mediana flexibilidad y resistencia al aplastamiento.

35

Selección de cables antigiratorios: No existen reglas precisas para determinar cuando utilizar un cable antigiratorio. En primera instancia es conveniente considerar la experiencia obtenida con cables usados anteriormente en la misma instalación o equipo. Cuando no existe tal experiencia, o en caso de dudas, existen algunos diagramas y fórmulas aplicables, aunque sus resultados son solamente de carácter orientativo. La variables que inciden en la determinación son las siguientes: - altura de izaje. - diámetro del cable. - diámetro de las poleas. - numero de líneas. - disposición de las poleas. - torque específico del cable. Se recomienda no utilizar cables antigiratorios cuando la carga está guiada (impedida de rotar).

36


Precauciones específicas e instalación:

instalación de cualquier otro cable, con el agregado de las siguientes:

Debido a su particular diseño, los cables antigiratorios presentan marcadas diferencias en comparación con los cables de 6 cordones. La forma en que se comportan, se desgastan y se rompen, difiere respecto a las construcciones convencionales. Esto trae aparejada la necesidad de utilizar criterios de manipuleo, uso e inspección específicos.

Manipuleo de cables antigiratorios: Deben ser consideradas todas las recomendaciones mencionadas para el manipuleo de cualquier cable, con especial atención en que el cable antigiratorio debe mantenerse siempre acondicionado en bobinas y no en rollos. Cuando es inevitable hacer un rollo, el mismo debe ser debidamente sunchado o atado, y al desenrollarlo se debe hacer rodar el rollo en forma vertical hasta que el cable esté completamente en línea recta en el piso. Se debe prestar especial atención a no introducir torsión en el cable durante el manipuleo o la instalación. Todos los extremos deben llevar una, dos o tres sólidas ataduras con alambre, según el diámetro, excepto que los mismos se encuentren soldados.

Instalación de cables antigiratorios: Los cables de acero antigiratorios son propensos a anudarse, aplastarse y desbalancearse, en las caraterísticas formas de “colapso de alma” y “jaula de pájaro”.

- en todo momento mantener el cable bajo tensión, frenando suavemente la bobina que entrega el cable al sistema. - si el pasado por el sistema se efectúa tirando del cable nuevo con el viejo, la conexión entre ambos debe tener la posibilidad de girar.

Condiciones de entorno de la instalación y operación: Para la construcción 19x7, el diámetro mínimo de enrollamiento debería ser de 30 a 40 veces el diámetro del cable, aunque es un hecho que muchos equipos se fabrican con relaciones menores. En las instalaciones con diámetros menores es preferible adoptar un cable de construcción 34x7 o verificar a fondo si se puede emplear un cable de construcción convencional. Los cables antigiratorios deben permanecer siempre bajo tensión. Las descargas, sobre todo si son bruscas, son perjudiciales para el cable. Si no se cuenta con una pasteca suficientemente pesada, se recomienda usar contrapesos adicionales o bolas de contrapeso, en los casos de una sola línea. No debe inducirse rotación alguna sobre la carga. Dicha rotación podría producir un desbalanceo de los momentos torsores de los cordones de hélices contrapuestas, provocando deformaciones en el cable. Una práctica desacertada es colocar uniones giratorias o destorcedores en el anclaje del extremo muerto. La libre rotación del cable causará una reducción de la resistencia, desequilibrio de la carga y el posible desbalanceo del torque del cable.

Se debe poner énfasis en evitar las prácticas operativas que posibiliten llegar a dichas situaciones. Un aspecto fundamental es el método de instalación, pues muchos de los problemas se manifiestan cuando el cable está recién instalado.

El ángulo de desvío entre las poleas y el tambor no debe exceder de 1,5º. Es altamente preferible utilizar tambores ranurados y con la menor cantidad de camadas de cable.

En general valen las mismas recomendaciones que se dan para la

Los extremos del cable deben estar firmemente anclados con la 37

38


sección transversal completa y sólidamente retenida.

Algunos cables específicos: cordones galvanizados.

El método ideal es con terminales de relleno. Si se usan terminales con cuña, es recomendable soldar las puntas del cable o adquirir el mismo con los extremos ahusados. Las grampas prensacable si bien son muy utilizadas, no son el mejor método de fijación.

Debido a su poca flexibilidad se los utiliza siempre en aplicaciones relativamente estáticas, ya que no son aptos para trabajar sobre poleas ni tambores. Construcciones básicas:

1x7

1x19

1x37

Otras construcciones con mayor numero de alambres se utilizan para diámetros superiores a 30 mm. Los cordones se comercializan siempre con terminación galvanizada, siendo ésta la característica de mayor exigencia. Los usos principales de estos cordones son: - como cables de comando. - como tensores de estructuras (riendas o riostras de torres). - en instalaciones de líneas de energía y comunicaciones. - como alma de cable conductor.

Inspección de cables antigiratorios: Los criterios de inspección del cable de acero antigiratorio también difieren de los convencionales. Cualquier pequeña reducción del diámetro debe ser atendida con sumo cuidado.

Para cada una de estas aplicaciones existen diversas normas, diferenciadas de las normas generales de cables. Las tablas presentan los valores según alguna de dichas normas, debiendo estos ser adaptados en caso de aplicarse otras.

El criterio de recuento de los alambres rotos también difiere y una vez alcanzado el punto de retiro de servicio, los cables antigiratorios dejan menos tiempo disponible hasta su rotura que los cables convencionales.

Algunas normas muy utilizadas son : IRAM 722/777 (Argentina), NBR 5908, 5909 e 7270 (Brasil), ASTM A4575, B498, etc.

39

40


Las resistencias especĂ­ficas usuales son diversas, variando entre 80 daN/mm2 y 160 daN/mm2 para las riendas. En cambio los cables de comando se fabrican en resistencias de 180 daN/mm2 o mayores.

41


Construcción de eslingas Funiling: Las eslingas Funiling, se construyen con ojal entrelazado (tipo flemish) y casquillo de acero al carbono original Crosby (Cold-Tuff ), prensado en frío según norma IRAM 5221 tipo A.

Eslingas Definición de eslinga: Una eslinga es un tramo relativamente corto de un material flexible y resistente (típicamente cable de acero), con sus extremos en forma de “ojales” debidamente preparados para sujetar una carga y vincularla con el equipo de izaje que ha de levantarla, de modo de constituir una versátil herramienta para el levantamiento de cargas.

Este sistema, que ofrece la máxima performance en ensayos de tracción y fatiga, es explícitamente recomendado por una multitud de normas internacionales como ABNT 2200 (Brasil), OSHA (E.U.A.), Departamento de Trabajo de los EE.UU., Asociación de Seguridad en la Construcción de Canadá, etc. Este tipo de construcción brinda una absoluta seguridad, al punto que muchos organismos mundiales no aceptan otro tipo de eslinga. La secuencia de construcción es mostrada en los siguientes gráficos:

Los ojales pueden estar munidos de otro tipo de accesorios, y combinarse de múltiples formas, generando distintas configuraciones o modelos de eslingas. En un sentido más amplio, las eslingas pueden llevar en sus extremos otras terminaciones distintas del ojal, tales como terminales de vaciado (”sockets”), de prensado, etc. También muchas veces una eslinga se usa para transmitir esfuerzos de tracción distintos del izaje de cargas, por ejemplo en elementos de máquinas, remolques, etc.

1

Una vez armado el ojal se prensa el casquillo en una prensa de hasta 1200 Ton, con matrices y procedimientos rigurosamente controlados.

2


Codificación de las eslingas Funiling: IPH utiliza un código inteligente formado por tres partes, separadas por guiones, que indican: - 1ra parte: cantidad de ramales. - 2da parte: conformación de un extremo. - 3ra parte: conformación del otro extremo. En estos códigos son utilizados los siguientes símbolos: - F: cantidad de ramales. - O: ojal simple. - L: extremo libre. - A: argolla circular. - AP: argolla pera. - AE: argolla eslabón. - GU: guardacabo - GUM: guardacabo macizo. - GA: gancho sin traba de seguridad. - GAT: gancho con traba de seguridad. - GAC: gancho corredizo. - GAG: gancho giratorio. - SA: socket abierto. - SC: socket cerrado. Ejemplo:

3

4


Otros ejemplos de eslingas Funiling con sus códigos:

Además de las mostradas, son importantes las configuraciones triple y cuádruple. En este catálogo los ángulos de izaje de las configuraciones doble, triple y cuádruple están tomados entre la eslinga y la vertical. La carga de trabajo nominal de una eslinga, salvo otra indicación, se refiere a la configuración vertical simple.

Configuración de carga: Llamamos configuraciones de carga a las distintas maneras en que puede sujetarse la o las eslingas a la carga. Las más comunes son las mostradas en el dibujo, o bien derivadas de ellas.

5

En la tabla siguiente damos las cargas de trabajo de las eslingas Funiling en diferentes configuraciones de carga:

6


Cargas de trabajo:

Dimensiones y tolerancias:

6x36 AF 180 kgf/mm

2

Clase 6x19 AF 180 kgf/mm

2

Las dimensiones principales de una eslinga son las que se muestran en la figura de la página 1, pero cabe hacer algunas aclaraciones sobre restricciones y tolerancias de las mismas.

** ***

mm 6,3 8 9,5 11 13 14 16 19 22 26 28 32 35 38 44 51 64 70

kgf 464 748 1060 1410 1970 2280 3000 4220 5660 7900 9160 12000 14300 16900 24400 32800 50200 61800

kgf 348 561 795 1060 1480 1710 2250 3170 4250 5930 6870 9000 10700 12700 18300 24600 37700 46400

kgf 928 1500 2120 2820 3940 4560 6000 8440 11300 15800 18300 24000 28600 33800 48800 65600 100400 123600

Kgf 804 1300 1830 2440 3410 3950 5200 7300 9800 13700 15900 20800 24800 29300 42300 56800 86900 107000

Kgf 656 1060 1500 1990 2790 3220 4240 5970 8000 11200 13000 17000 20200 23900 34500 46400 71000 87400

Kgf 464 748 1060 1410 1970 2280 3000 4220 5660 7900 9160 12000 14300 16900 24400 32800 50200 61800

Las cargas de esta tabla corresponden a una resistencia de los alambres de 180 kgf/mm2, con cables de alma textil en las construcciones indicadas al margen, con un coeficiente de seguridad de 5 y con los criterios generales de la norma IRAM 5221.

La tolerancia de fabricación en el largo de la eslinga es de +/- 0,5% o 2 veces el diámetro del cable, la que resulte mayor. Para eslingas de un mismo lote, la diferencia entre una y otra eslinga no excede del 0,25% o 1 diámetro de cable, lo que sea mayor. Por tolerancias más estrictas (“eslingas hermanadas”), rogamos consultar. La tolerancia de fabricación en el largo del ojal es de +/ - 10% Para cada diámetro de eslinga hay un ojal que el uso ha consagrado como “estándar”, si bien pocas normas lo mencionan. En la tabla siguiente se dan dichos largos de ojal de acuerdo con los estándares de IPH. Cuando se utiliza guardacabo, el largo de ojal no es definible por el usuario, pues queda determinado por el guardacabo que es una pieza estandarizada por su fabricante. En la misma tabla se encuentran datos sobre los ojales con guardacabo, basados en las dimensiones del guardacabo Crosby de servicio pesado, G-414. Si bien el usuario puede elegir en general el largo de la eslinga y el del ojal, esto tiene ciertas restricciones, que también se consignan en la tabla siguiente. Para situaciones no contempladas por la tabla, rogamos consultar.

(*) Los ángulos se miden entre la eslinga y el vertical 2 (**) Estas medidas se construyen con cables 6x36 AA 180 kgf/mm 2 (***)Estas medidas se construyen con cables 6x61 AA 180 kgf/mm

7

8


Datos necesarios para efectuar un pedido:

Tamaños de ojal y otras dimensiones útiles (mm):

- cantidad. - código Funiling. - diámetro del cable. - longitud de la eslinga(*). - longitud del ojal(*) (**). - tipo de cable y construcción (***). - en caso que lo crea conveniente, indicar el uso y/o carga de Trabajo. (*) según dibujo de página 1. (**) en caso de no especificarlo, se fabricará el ojal estándar según tabla. (***) en caso de no especificarlo, se fabricará con cable natural, de alma textil, y en clasificaciones 6x19 ó 6x37 según el diámetro.

Uso y mantenimiento de eslingas Funiling: La seguridad del personal y de las cargas, dependen del cuidado y mantenimiento preventivo que se brinde a eslingas y accesorios. Cuando no estén en uso deberán ser siempre guardadas en sitios secos y cubiertos, protegidos de arena o polvos abrasivos que puedan penetrar entre sus cordones, y convenientemente colgadas para evitar enredos. Las eslingas deben ser inspeccionadas de forma periódica, poniéndolas fuera de servicio cuando el numero de alambres quebrados visibles, alcance a 10 alambres en un largo igual a 6 veces el diámetro del cable. Las eslingas no deben doblarse sobre formas inferiores a 6 u 8 veces el diámetro del cable empleado. También es necesario cuidar el contacto de las mismas con artistas o áreas cortantes, siendo conveniente colocar protectores adecuados.

9

10


Por que elegir una eslinga Funiling? - certificado de calidad original. - certificado ISO 9001. - proceso de control de calidad y trazabilidad. - garant铆a IPH. - construcci贸n sobre pedido. - configuraciones especiales.

11


Cord贸n galvanizado 1x19 Construcci贸n del cord贸n 1+6+12

Usualmente en stock

3


140 Kgf/mm2 kN

30,5 43,8 63,0 85,8 122,0 153,0 199,0 281,0


(6x19)

(*) Valores promedios medidos

(7x19)


Cables FuniPes Combinados y Malletas: Estos cables fueron diseñados en base a una equilibrada conjunción de acero y polyesteel.

Respondiendo a las exigencias de la industria pesquera, IPH desarrolló una línea específica de cables de acero. Los cables FuniPes son el resultado de un desarrollo exhaustivo y de la cuidadosa fabricación que caracteriza a todos nuestros productos. Todos los cables de la línea tienen una mayor protección contra la corrosión, obtenida a través de una pesada capa de cinc (según los tipos) y de una exclusiva lubricación externa, que ha sido formulada especialmente para soportar los efectos del agua con elevado contenido salino. Esta lubricación tiene una resistencia a la inmersión superior a la lubricación convencional en un 70%, y además presenta una alta adherencia y muy bajo goteo, que minimizan la suciedad y manchas.

Su mayor ventaja frente a los cables convencionales consiste en una menor densidad y por lo tanto un mejor deslizamiento por el suelo marino, acompañando las irregularidades del mismo y evitando que el cable se clave sobre cualquier condición. Debido al perfecto equilibrio de sus componentes, estos cables presentan bajo alargamiento y una excelente estabilidad y torsión.

Cables FuniPes Compactados: Estos cables poseen un conjunto de virtudes exclusivas que se traducen en beneficios fundamentales para el usuario. Cada una de las decisivas ventajas con que los cables compactados suplantan a los cables convencionales ha sido comprobada tras el sometimiento a duras pruebas en nuestros laboratorios, en toda la gama posible de situaciones propias de la actividad pesquera: - menor alargamiento durante el uso, debido al proceso de compactado. - mayor resistencia al roce, ofrecida una superficie exterior totalmente plana de los cordones. - mayor vida útil que los cables convencionales, obteniendo una performance que los supera en un 30 a 45%. - mayor seguridad operativa, respaldo y garantía IPH, un prestigio consolidado en base a nuestra superación constante.

1

2


AF


- Pruebas de fatiga: Simulan condiciones reales de trabajo sometiendo al cable a duras y exigentes pruebas continuas, lo cual permite el monitorear permanente la calidad final

Cables para ascensores de alta velocidad: IPH ha conformado una especificación propia para el cable de ascensor de altísima exigencia, basada en la Norma ISO 4344 y en la experiencia de recoger requerimientos y especificaciones técnicas de otras diversas fuentes. El cable de acero para ascensores FuniAs se exporta regularmente a varios mercados de las Américas, donde lo distinguen con su homologación varios de los principales fabricantes de ascensores del mundo.

Existen diversos tipos de cables para ascensores de alta velocidad, presentándose en las tablas el tipo 8x19 con alma metálica compuesta. Está especialmente desarrollado para esta función, donde se requiere una sección lo más circular posible y una gran uniformidad de diámetro. Estos cables tienen incrementada su resistencia a la fatiga y también presentan menor alargamiento permanente y elástico.

La construcción 8x19S+1 AFN: Es la construcción más usada mundialmente para cables de tracción. Las características principales del cable FuniAs 8x19 con alma de fibra de IPH son: - Alma de fibra natural fabricada por IPH en su propia Planta, que asegura su densidad y contenido de lubricante, y garantiza la estricta tolerancia del diámetro del cable - Lubricación de base mineral con aditivos inhibidores de corrosión prolongan notablemente la vida útil del cable y minimizan su desgaste. La cantidad precisa y características específicas del lubricante también aseguran evitar el deslizamiento en las poleas tractoras. - Resistencia nominal de los alambres “dual”: Cada cordón tiene alambres interiores de alta resistencia que elevan la resistencia total a la tracción y alambres exteriores más blandos que reducen al mínimo el desgaste de las poleas. - Regularidad del diámetro, que garantiza un suave funcionamiento, libre de vibraciones. - Estrictos controles sobre las características superficiales y el grado de preformado, que incrementan la vida útil a la fatiga.

1

2


Aplicaciones: - instalaciones con trabajo intensivo. - perforación petrolera - múltiples capas de arrollamiento sobre el tambor.

FuniPlus Compac AG: “FuniPlus” es una familia completa de cables basados en las más modernas tecnologías de fabricación. Su versatilidad y la posibilidad de combinación de estas tecnologías permite crear cables a medida de las necesidades específicas más exigentes. El objetivo de la línea FuniPlus es satisfacer los requerimientos de los Clientes con aplicaciones de alta exigencia, en equipos e instalaciones donde la prolongación de la vida útil es un imperativo en condiciones de máxima seguridad.

El cable FuniPlus Compac AG representa una importante innovación en la técnica de los cables antigiratorios. Su construcción básica es del tipo 35x7, con cordones compactados, pero incorpora además un diseño de cableado paralelo (de igual paso). Estas características constructivas le otorgan las siguientes grandes ventajas:

La línea FuniPlus se compone de tres familias principales: FuniPlus Compac, de cordones compactados, FuniPlus ATP, con alma termoplastificada y FuniPlus Octal, de cables de ocho cordones.

- carga de rotura muy superior a un 35x7 convencional de igual diámetro - menor fricción interna, por ende mayor vida útil. - mayor estabilidad. - excelentes propiedades antigiratorias.

FuniPlus Compac:

FuniPlus ATP:

El FuniPlus “Compac“ es un cable de cordones compactados. Sus versiones más comunes son 6x26WS Compactado y 6x36WS Compactado, ambos con alma de acero y en resistencia 200 kg/mm2. La tabla presenta la construcción 6x26, pero pueden fabricarse otras construcciones.

El FuniPlus “ATP” (que significa “alma termo plastificada”) posee el alma de acero revestida en material termoplástico, lo cual le da grandes ventajas en vida útil con respecto a los cables convencionales. Las cargas de rotura también son mayores a igualdad de diámetro. Las tablas dan los valores de cargas para la construcción 6x36WS ATP, pero pueden fabricarse otras construcciones, inclusive de 8 cordones, combinando así las características del “ATP” con las del “Octal” o con cordones compactados, combinando así las características del “ATP” con las del “Compac”. La resistencia específica usual en estos cables es 200 kg/mm2

Ventajas y características: - mayor área metálica. - menor alargamiento. - resistente a la abrasión. - mayor carga de rotura. - mayor resistencia al aplastamiento.

Ventajas y características: - reduce esfuerzos de contacto entre alambres. - provee excelente transferencia de carga entre cordones y alambres. 1

2


- mayor carga de rotura. - mantiene la lubricación. - evita la penetración de humedad y polvos abrasivos.

FuniPlus Octal: Los cables FuniPlus “Octal” tienen 8 cordones sobre un alma de fibra o de acero. Se pueden fabricar en diámetros desde 13mm en adelante. La tabla presenta la construcción 8x31, pero pueden fabricarse o recomendarse otras construcciones, dependiendo del diámetro. La resistencia específica más usual es 200kg/mm2. En general los cables de 8 cordones tienen mayor redondez y mejor resistencia a la fatiga que los de 6 cordones. Por el contrario, a igualdad de otros factores, su resistencia al aplastamiento y en ciertos casos a la tracción son menores. No obstante, esto queda compensado por la mayor resistencia específica del acero que se usa. También se pueden combinar las características del cable de 8 cordones con las de los cables de cordones compactados (“Compac”) o con el alma termoplastificada (“ATP”). Estos cables se diseñan y fabrican para aplicaciones determinadas, en las cuales brindan un excelente rendimiento. Aplicaciones: - grúas y aparejos de trabajo pesado. - perforación petrolera. - grúas para containers. - grúas de almeja

3


AG

AA



/8ff0e8cf97503f