Page 1

Textos: Rodrigo Miranda Fotos: Edson Mananí

TAYACAJA TAMBIÉN TIENE UN PEDACITO DEL CIELO

Un lugar de ensueño

A

escasos 10 kilómetros de la cataciones para alojar entre tres y ocho Opinión pital de la provincia de Tayacaja personas, un restaurante donde se sir(Pampas) en Huancavelica, exisven deliciosas comidas típicas como la Huancavelica tiene te un lugar de ensueño donde uno crema de zapallo o la sopa de habas, puede encontrar paz y tranquilidad. La casa innumerables atractivos además de un bar, cuatro salones de eshacienda de San Juan de Pillo, es sinónimo turísticos, debemos tar, una zona de pachamanca y un esde admiración, ahí se aprecia la belleza del sentirnos orgullosos y tacionamiento en el que se puede alberpaisaje andino con total comodidad, además gar hasta veinte autos. El lugar perfecto promocionar lo nuestro. este lugar es famoso por ser escenario de los para descansar. derivados lácteos porque es productora de En esta zona maravillosa también es maciste diaz abad PRESIDENTE REGIONAL HUANCAVELICA estupendos ejemplares vacunos. Es perfecto posible hacer fogatas y visitar el establo para el contacto directo con la naturaleza. del centro de producción lácteo. Se pueToda la belleza circundante se complementa con la mode comprar manjar blanco, leche, crema de leche, mantequiderna infraestructura de la casa hacienda que tiene habilla, ‘fudge’ y queso de la marca Bazo Velarde.

Detalles - Desde Lima: 398 km. - Desde Huancayo: 65 km. - Desde Pampas: 10 km. - Altitud: 3250 msnm. - Temperatura: 20º a 8° c promedio - Área: 10,000 hectáreas - Deportes: trekking o ciclismo. - Idiomas: Quechua y castellano


Textos y fotos: ALCIDES LÓPEZ DE LA CRUZ

“Tijeras” mágicas eL GobieRno ReGionaL de HuancaveLica pRoyecta cReaR La pRimeRa escueLa nacionaL de danzantes La danza de las tijeras ha logrado ser reconocida como “Patrimonio Inmaterial de la Humanidad”, es la más impresionante del Perú y considerada como la mejor de América del Sur. El Gobierno Regional de Huancavelica, proyecta crear la primera escuela nacional de danzantes dedicados a promocionar y difundir esta expresión cultural.

S

i existe una maravilla artística y cultural que vislumbra a nivel mundial, es la “Danza de las Tijeras”. La música, el traje y la coreografía tienen influencia española, pero lo andino ha puesto elementos de su interpretación del mundo y se puede interpretar que es una expresión surgida de la resistencia frente a la violencia que generó la conquista española. Es una danza que sorprende a propios y extraños, muchos admiran a quienes cultivan este arte porque tienen gran dominio corporal y mental que sobrepasa la concepción humana del dolor, además tiene una infinidad de pasos


Danza ancestral

Las tijeras

Vestimentas

El primer grupo de danzantes de tijeras llegó, entre 1945 y 1950, a Ica y Lima. En los años de violencia política 1980-1993, Lima fue el refugio de las danzas de tijeras, así como de otras tradiciones musicales andinas.

El danzante utiliza un guante para agitar las tijeras porque da más resonancia al sonido que sigue exactamente el ritmo de la melodía ejecutada por los instrumentos de cuerda. Las tijeras tienen un peso de 700 gramos.

La vestimenta de los danzantes es impresionante por sus colores, bordados. El sombrero pesa entre 5 y 6 kilos y está profusamente adornado; lleva bordado el nombre del artista que viste una camisa, un chaleco y un pantalón con blondas.

y tonadas. Debido a la complejidad de la danza se necesita contar con una escuela especializada para conservar y difundir la “Danza de las Tijeras”, según refiere el presidente regional de Huancavelica, Maciste Diaz Abad. En 1995 la “Danza de Tijeras” fue declarada como “Patrimonio Cultural de la Nación” por el Instituto Nacional de Cultura (INC) y desde el año pasado es considerado como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad, distinción otorgada por el Comité Intergubernamental de la Unesco y directamente favorece a las regiones de Huancavelica, Ayacucho, Apurímac y parte de Arequipa. El reconocido danzante de tijeras Damian De la Cruz (Ccarccaria), quien ha paseado su arte mítico por todo Perú y el mundo, respalda el proyecto de abrir una escuela nacional de danzantes de tijeras. “Ccarccaria”, que es el mejor danzaq de Huancavelica y de Perú, está motivado por el proyecto y asegura que sería una buena alternativa para continuar difundiendo el arte andino por América, Europa y Asia. “Es un proyecto interesante porque nuestro arte siempre atrae a numerosos turistas extranjeros, que nos hacen sentir estrellas de Hollywood porque nos piden tomarnos fotos con ellos. Recibimos a los extranjeros con los brazos abiertos y orgullosos de que se sientan atraídos por todo el misticismo y el colorido de la danza de las tijeras”, explica el popular danzante. Según Ccarcaria, en la danza se pueden contabilizar cerca de 124 tonadas y 300 tipos de pasos. Él ya transmite sus conocimientos a su hijo. “Pero una cosa es enseñar los pasos y otra difundir este baile de manera sistemática”, dice. Ccarcaria sabe que la danza no puede seguir restringida solo para quienes la heredan. “Debe trascender más y llegar a todos los interesados, es por eso la dura tarea de crear una escuela” sostiene. un poco de HistoRia. Durante la transculturación Hispano-Chanca, la “Danza de las Tijeras” era considerada pagana, idolatría, herejía, cosa de demonios. Los cultores fueron perseguidos por ser ateos o “anticristos”, eran sojuzgados, castigados y ejecutados. Según la historia, en 1564 más de ocho mil Layqas fueron condenados como consecuencia de la tenaz campaña de extirpación de idolatrías ajenas a la Católica, pero muchos continuaron bailando clandestinamente. Al cristianismo no le quedó más remedio que aceptar la danza, condicionándola a la adoración del Niño Jesús en las festividades religiosas. Los sacerdotes cristianos, les dieron “legalidad” y admitieron su presencia y los llamaron Galas, condicionándolos

Autoridades pretenden preservar y difundir el arte de la milenaria danza considerada como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad. a participar cada 25 de diciembre para adorar al Niño Dios. Antes de iniciar sus representaciones, los danzantes debían escuchar atentamente a los “copleros”, encargados de adoctrinarlos en la religión Cristiana. Así se adecuaron las danzas autóctonas con la Navidad. Los danzantes son llamados Galas por la semejanza de sus trajes con los de Galicia, en España. La danza de Tijeras se llama así desde 1810. GRan destReza. El violín y el arpa son fundamentales para ejecutar la “Danza de las Tijeras”. Los protagonistas generalmente se engarzan en un ritual donde ponen a prueba toda su destreza física, habilidad y resistencia. Al ganador se le atribuye poderes mágicos de los Apus y las divinidades andinas, representados por los dioses de las montañas. La Danza de las Tijeras, es una manifestación y expresión cultural que a través del baile y canto expresan las costumbres del hombre andino con un carácter “divino” en los quehaceres del campo, el trabajo de la comunidad y fiestas religiosas. La danza tiene su propio estilo y música, antiguamente fue llamada “Supay Huapasi Tusak”, que significa “danzante en la casa del diablo”. Los danzantes de tijeras llamados Layqas o Ayras de Huancavelica, son descendiente de la cultura Anqara y su Pacarina es la laguna de Choclococha. La cordillera de los Andes (Qapaq Anti Orqo Apu), constituye el Olimpo de los dioses Qechuas.

Revista Bitacora Huancavelica  
Revista Bitacora Huancavelica  

Parte dela revista Bitàcora - Huancavelica

Advertisement