Page 1

PRIMEROS ACERCAMIENTOS A LA GEOMETRÍA EN EL JARDÍN DE NIÑOS FORMA, ESPACIO Y MEDIDA

PROFESOR: RODOLFO CALVILLO PONCE SEGUNDO SEMESTRE DE LA LICENCIATURA EN EDUCACIÓN PREESCOLAR Ilse María Ovalle Robles 05/03/2014 BENEMÉRITA ESCUELA NORMAL “MANUEL ÁVILA CAMACHO”


INTRODUCCIÓN

“La geometría es una ciencia de lo que siempre es.” (Platón) Este ensayo tiene como propósito explicar los primeros acercamientos y procesos que los niños tienen en el jardín de niños respecto a la geometría, y las demandas cognitivas que implican las indicaciones y consignas que los docentes les comunican en las diversas actividades que realizan en el día a día. Las siguientes perspectivas e ideas tienen base en las recientes observaciones realizadas en dos jardines de niños ubicados en la comunidad de Villa Nueva, dentro del estado de Zacatecas. Es importante recalcar que la geometría es un elemento intelectual necesario para el desarrollo pleno de los individuos en su contexto. Con la evolución y paso del tiempo, el ser humano fue transformando la naturaleza, creando figuras simétricas, utilizando líneas rectas, bien definidas que, la naturaleza no proporciona en su basto inventario y que sin embargo, estas sí se pueden estudiar y analizar con la utilización de la geometría. Actualmente, las figuras geométricas se encuentran en todas partes y objetos que nos rodean, y es necesario la comprensión de propiedades y características de estas. He aquí la importancia de la instrucción y orientación de este campo desde las primeras etapas de desarrollo de los seres humanos, para garantizar o facilitar un avance intelectual y físico, donde el niño pueda relacionarse con su medio, con el espacio y dimensiones inmediatas, e irlas ampliando conforme crece. La geometría es esencial además para desarrollar un pensamiento lógico; es un cimiento para el desarrollo de habilidades y destrezas de otras áreas, como las artes. Con todo lo dicho anteriormente, se puede confirmar la necesidad latente del conocimiento de las formas y figuras que construyen la infinidad de herramientas y objetos que se han construido y creado a partir de estas, utilizando las características y propiedades prácticas que poseen según fines y propósitos determinados; además de que otorgan dimensiones mentales a los individuos acerca de distancias, espacios y formas de medición mediante la interacción con su contexto próximo. Es una ciencia versátil, que se vive, que se comprueba y confirma en la vida cotidiana, ideal y básica del desarrollo del niño.

PRIMEROS ACERCAMIENTOS A LA GEOMETRÍA


EN EL JARDÍN DE NIÑOS El primer jardín que visité fue el “Francisco González Bocanegra”, ubicado en la comunidad de Villa Nueva. Es un jardín de carácter unitario, eso quiere decir que posee únicamente un docente encargado de impartir los tres grados. Al entrar al aula el maestro dictó una consigna a sus alumnos, ubicar sus sillas formando un círculo. Esto implicaba poner en uso conocimientos previos a sus alumnos, como lo sería saber qué forma tiene un círculo; además implicaba reconocer la ubicación de sus compañeros y de acuerdo a esta, encontrar su lugar para cumplir con lo indicado. Después, el docente les invitó a realizar una rutina física, antes de comenzar con la clase. Ellos debían bailar. Para esto, se puede reconocer que los niños ya poseen nociones de su esquema corporal, el espacio que ocupa su cuerpo y el alcance que este tiene. Los niños no se encontraban amontonados, no chocaban tampoco entre ellos, de manera que conocían el espacio que les correspondía. Enseguida les pidió organizarse en grupos, distribuir las mesas dentro del aula y sentarse. Los niños comenzaron a mover los objetos que obstaculizaban el cumplimiento de la consigna, para hacer más espacio, jalaron y ubicaron mesas y sillas dentro del aula, de manera que evitaban colocarse muy cerca unas de otras, para no chocar o golpearse con otros equipos. Aquí se puede observar que los niños dominan su espacio, conocen el espacio que ocupan los objetos dentro de su aula, el lugar que ocupan ellos también. Cuando el grupo comenzó a descontrolarse, el docente los sacó al patio, donde jugaron pato, pato, ganso. Para esto formaron nuevamente un círculo tomándose de las manos. Mientras permanecían así, el profesor les indicaba cuándo acercarse todos al centro y cuándo extenderse. Aquí ponía mediante el juego el conocimiento del espacio por el movimiento, además de distancias. La respuesta por parte de sus alumnos fue efectiva. En un determinado momento, les indicó que cada uno debía subirse a las llantas pintadas de colores que estaban enterradas en el suelo, de modo que probaba no sólo su equilibrio, sino el conocimiento de las propiedades del círculo y las curvas. Aumentó la dificultad cuando les indicó que se sostuvieran en un solo pie. Estaban trabajando el tema de los oficios y profesiones, y aunque al inicio parece irrelevante a la identificación de figuras, estas fueron de gran utilidad para desarrollarlo. Les pidió dibujar herramientas que utilizaban maestros, mecánicos, doctores y carpinteros. Aquí es donde las figuras aparecieron, siendo las bases de todos estos instrumentos especializados. Fueran estetoscopios, lápices, tijeras, serruchos, etc., fueron líneas rectas, círculos y rectángulos los protagonistas de esos dibujos. Además, estos dibujos fueron realizados con gis en el piso del patio, lo que implicaba que estos


reconocieran y definieran su espacio, para que sus trazos no llegaran a cruzarse con los de otro compañero. Finalmente, les pidió que representaran las herramientas mediante modelado de plastilina. Este era un proceso más complicado: se debía conocer las herramientas, se debía tener una representación mental de estas, luego analizar las partes con que estaban compuestas, moldearlas y unirlas en la misma ubicación que el objeto original. La mayoría de los niños poseía capacidades normales para modelar, pero hubo uno que por tener una capacidad de observación más desarrollada, pudo modelar las herramientas de manera más realista que minimalista. El otro jardín, era bidocente. Me tocó observar a tercer año. La maestra dictó la primera actividad: recortar de un pedazo de fomi un personaje, de la imaginación del niño, el que este quisiera, y después con los productos, realizar un cuento. La mayoría del grupo recortó figuras geométricas, como el rectángulo y el triángulo. Esto demostró que los niños conocen las figuras y cómo construirlas, a pesar de que no había mucha diversidad para lo que estaba planteado después. Luego los niños vieron temas que involucraban los valores. Identificaron personas en situaciones conflictivas y debían recrearlas dibujándolas en una hoja de papel utilizando crayones. Esto demandaba que los niños debían trabajar sobre un espacio limitado. El niño con el que trabajé más cercanamente realizó tres dibujos dentro de su hoja. Hubo otros que hicieron sólo uno. Ahí pude percatarme de que aquellos que realizaron sólo uno habían ubicado su dibujo al centro, usaban las dimensiones que les daban, haciendo un dibujo más acorde al tamaño del lienzo, a comparación del niño con el que trabajé, que realizó dos dibujos después de notar que aún existía espacio en su hoja de trabajo, de manera que debía llenar este. Su última clase fue de educación física. Esta planteaba desarrollar la coordinación y equilibrio de los niños, mediante la utilización de palos de escoba. Ubicaban éstos en diferentes partes de su cuerpo, y trataban de que no se les cayeran. Con esto debían identificar las propiedades físicas de las diferentes partes de su cuerpo, y los movimientos a realizar para mantener un equilibrio. Además, les pidió patear los palos en una dirección específica, correr de un lado para otro, identificar la izquierda y derecha, entre otras cosas. Todo esto requiere y demuestra que hay conocimiento del entorno, que poseen un control del espacio y su cuerpo, que identifican longitudes y distancias.

CONCLUSIÓN


Con las diversas actividades realizadas en los dos jardines de niños, fue posible observar las primeras experiencias que los niños tienen con su espacio y con la geometría. Todas las aulas poseían material que exponía las figuras en las paredes y algunos patios contaban con bebeleche y figuras geométricas pintadas en el suelo. La asimilación de objetos con las figuras geométricas es una de las primeras relaciones que los niños tienen con la geometría, haciéndolas parte de lo que conocen dentro de la cotidianidad de sus vidas. Los niños observados ya poseían conocimiento de las diferentes figuras, por lo que ya las utilizaban para cumplir con las consignas asignadas por los profesores en las diversas actividades. El espacio inmediato que conocen los niños es su aula, porque es donde pasan la mayor parte de su horario escolar; así dominan cualquier manera de organización y desplazamiento dentro de este. Rápidamente los niños adaptan sus esquemas mentales a terrenos más amplios, incluyendo al final todo lo que abarca su escuela. En actividades como la que implicaba a los niños permanecer de pie sobre las llantas enterradas en el suelo, se observó que los niños se ubicaban en el punto más alto de éstas, ya que era ahí donde encontraban un mejor equilibrio. Sabían, al menos de manera inconsciente que, si sus piernas formaran un ángulo más abierto ubicando sus pies en las curvas más bajas, era más sencillo caer y más complicado mantener el equilibrio, puesto que podían resbalar. Esta es una manera de identificar las propiedades de un círculo: no poseen líneas rectas, que darían más estabilidad para permanecer de pie, como la da el patio. Los niños saben cómo están integradas las cosas ubicadas a su alrededor, pero es en el desarrollo de actividades dentro del jardín donde se dan cuenta de esto. En la recreación de objetos, es muy importante la utilización y reconocimiento de figuras. Al dibujar, constituyen bases, pero al modelar se involucra el volumen, se añade una dimensión a la tarea inicial, para lo cual es indispensable primero dominar las figuras planas. Los niños experimentan el espacio con su andar y acción; es mediante el movimiento que perciben distancias. Cuando se les pide cerrar o abrir un círculo, mientras se encuentran tomados de las manos, notan que al abrir la distancia entre ellos es mayor, y cuando cierran. Así desarrollan nociones de “cerca” y “lejos”. Además se ubican como un punto dentro de la figura que se les pide formar, ubicando su propio cuerpo y su alcance, y el lugar que le corresponde. Aprenden mediante las propias acciones.

Primeros acercamientos a la geometría en el jardín de niños  
Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you