Page 1

Benemérita Escuela Normal “Manuel Ávila Camacho” ENSAYO: LA EDUCACIÓN BÁSICA: UN SIGLO DE EDUCACIÓN EN MÉXICO Por Ilse María Ovalle Robles Primer Semestre En Licenciatura en Educación Preescolar Materia: Panorama de la Educación Básica en México Maestra: Luz del Carmen Sánchez Olazo 07 de Noviembre de 2013


LA EDUCACIÓN BÁSICA: UN SIGLO DE EDUCACIÓN EN MÉXICO La educación es un elemento fundamental para el progreso de la humanidad. En México, se ve regido por el artículo tercero constitucional, que lo establece como un derecho para todos los habitantes de este país; sin embargo, es obligatorio acreditar las etapas básicas de esta educación, que son: preescolar, primaria y secundaria. La educación descrita en éste artículo posee un carácter gratuito y laico, que garantiza un respeto a todo tipo de divergencias culturales que presenten los participantes en las instituciones públicas. Tenderá a fomentar en ellos el amor a su patria, el respeto a los derechos humanos y el conocimiento de la importancia de aspectos como solidaridad, independencia y justicia. Sin embargo, aún cuando el artículo 3° ofrece una oportunidad para la sociedad mexicana en materia educativa, hay quienes la rechazan, y a pesar de tener un carácter gratuito, hay quienes no han podido costearla. Sobra decir que, a pesar de las buenas intenciones de muchas leyes existentes y vigentes,

la realidad pone un alto importante al cumplimiento de éstas. Las

condiciones de la población del país en materia económica y el desinterés del Estado por hacer cumplir y favorecer las leyes vigentes hacen parecer utópicas nuestras disposiciones nacionales. Pero dejando de lado la problemática actual de los externos a la educación, ésta ha venido sufriendo problemas internos también, que han dejado una huella negativa permanente en las diferentes épocas. La escuela tradicional que se caracteriza por una manera rígida de llevar a cabo la enseñanza mediante castigos, un excesivo orden y autoritarismo por parte del profesorado fue un modelo que predominó durante muchos años; el modelo lancasteriano favorecía a la clase popular, y hacía que los alumnos más avanzados apoyaran a los que se retrasaban; después de estos llega la escuela nueva, que ya fija más su atención en estrategias que favorezcan la


calidad. A pesar del avance en los métodos educativos, hoy en día persisten instituciones que mantienen los modelos de épocas anteriores. Hay un aspecto relevante en la educación que ocasiona que haya mayor desinterés por educarse formalmente, y este es la obligatoriedad de la educación. En la antigüedad la educación era obligatoria sólo para los esclavos, pues normalmente se hacía en espacios libres, donde podían expresarse y reflexionar, un espacio donde ellos deseaban compartir sus ideas. El hecho de volver algo obligatorio, nos hace sentir una predisposición negativa a dicha cosa. Sin embargo, se ha implementado esta obligatoriedad con la visión de un progreso de los seres humanos, de la sociedad y con ella, de los países donde viven, pues se sabe qué los que están más educados serán capaces de adaptarse a los cambios y condiciones que la globalidad va provocando. La escuela moderna sitúa a los alumnos ahora de acuerdo a sus capacidades, acto en e l cual se ve involucrado el docente. Antes se creía que quienes fracasaban eran los alumnos, ahora se toma el principio de que el éxito educativo recae además en la forma de proveer la educación. La educación obligatoria compete dentro de sí la educación general, la especialización de escuelas, herramientas básicas para actuar dentro de la cultura social y se encarga además de apoyar la autonomía de los estudiantes y la calidad de los profesores. Las personas que se desarrollan ya dentro de las instituciones como estudiantes, sufren otro tipo de situaciones desfavorables para desarrollar un gusto por aprender, pues se les enseña más a obedecer indicaciones que a pensar soluciones. Los alumnos frente a la globalización pasan de ser considerados seres humanos a cifras medibles mediante la estadística; les exigen aprender y hacer lo mismo, al mismo tiempo y con ello esperan obtener los mismos resultados en el mismo


grado. Convierten la educación en una actividad reproductora y no generadora de conocimiento. Además se estimula a los estudiantes a competir por ser el más apto, hacen sentir a muchos como perdedores. Otra situación es la enorme barrera que existe entre la relación de los temas vistos dentro de las aulas y la realidad del mundo, es decir que, las cosas que se enseñan en la escuela no se ven en la vida cotidiana, esto ocasiona desinterés y crea un sentimiento de como si la escuela estuviera aislada del mundo exterior. Los alumnos no necesitan aprender cosas que no les interesan para superar barreras que ajenos les ponen. Philippe Merieu, un pedagogo francés, nos menciona que se necesita acompañar al alumno durante toda su formación, para evitar o remediar las dificultades posibles. Afirma que uno de los mayores problemas de la educación es el no personalizar la enseñanza, pues brinda seguridad a los alumnos, lo que podría motivarlos a querer aprender más. Sin embargo, el personalizar la enseñanza no significa hacer individualista al alumno, pues hace falta además ayudarlo a desenvolverse en su singularidad y en colectivo. Con todo esto, pareciera que Merieu pretende aumentar el esfuerzo del trabajo del docente minimizando el del alumno, pero no es así, él opina que hace falta crearles dudas y darles la oportunidad de responderlas bajo sus propios métodos o procesos. Los maestros deberían pues, saber la manera de motivar a sus estudiantes y exigirles

en

cuanto

la

ayuda

que

se

les

ofrece,

no

más.

La escuela se convierte en causa de estrés cuando no se logran los objetivos que plantea, pero una parte del cambio está en manos de los docentes, y el tener capacidad de mejorar algo, marca una obligación moral de lograrlo, o al menos intentarlo.


Aunque la educación es un sector prioritario en muchos países, en México no es motivo de gran cuidado ni atención, no se le asignan los recursos necesarios para mejorarla. No se lleva seguimiento ni investigación de lo que realmente ocurre dentro de las aulas, desatienden los tipos de relación y trabajo entre docentes y alumnado, no hay participación ni apoyo de parte del Estado y familia por la educación de los jóvenes, sólo sigue siendo una puerta de oportunidades que permanece abierta a todos los individuos, quienes después de cruzar por ella son los únicos responsables de su propio éxito o fracaso.

LA EDUCACIÓN BÁSICA: UN SIGLO DE EDUCACIÓN EN MÉXICO  

Ensayo

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you