Page 1

ILORI WORLD tomo 3 | mayo 2016


¡DE VUELTA A ILORI! El día de matrícula es un espacio lleno de emociones para los niños. Después de un descanso en Navidad y Año Nuevo, ILORI vuelve a abrir sus puertas con una propuesta diferente: los talleres de verano. Estos talleres ofrecen experiencias nuevas que apoyan la expresión de sentimientos, pensamientos y emociones que las niñas y los niños experimentan al iniciar el nuevo curso lectivo. La propuesta de los talleres fue variada y muy artística: movimiento creativo y español --que llevaron todos los niños-- percusión, guitarra, origami, atrapasueños, arte, y forrado de cuadernos. Cada niño y niña era completamente libre de escoger el taller que llamara su atención. Para celebrar el regreso a ILORI, les esperaba una sorpresa: ¡un festival de baile! Deborah Portilla, nuestra amiga y líder comunitaria, coordinó para que los niño y niñas pudieran disfrutar en vivo un muestrario de movimiento creativo, desde breakdance, pasando por danza moderna hasta belly dance. Tras un sonoro aplauso, cada bailarín le ofreció a los niños y niñas un espacio para que aprendieran un poco de la técnica de cada baile. Además tuvieron una deliciosa merienda y una talentosa pintacaritas; todo esto resultó en una fiesta de matrícula ¡inolvidable!


editorial

¡Vacaciones! Los niños y niñas ILORI atienden más de cuatro escuelas de San José, donde cada uno de ellos hace exámenes, entrega tareas, recibe clases y pone su mayor esfuerzo, soñando que el trabajo de hoy sean los éxitos de más adelante. Tras un arduo trabajo en el año escolar, en ILORI celebramos que 156 niños y niñas pasaron al siguiente nivel. Una generación de niños de sexto grado se han graduado de ILORI y empiezan llenos de ilusión la etapa de colegio. Una generación del grupo de kinder de Círculo de Amor comienza primer grado, creciendo ante nuestros ojos. Cerramos el año con una hermosa fiesta de Navidad -Son de la Tierra- en que los niños corrieron, jugaron, nadaron, se tiraron en toboganes, flotaron sobre el agua en bolas inflables, bailaron danzas africanas y se llevaron unos hermosos regalos de Navidad. Ante tantos logros, no queda más que celebrar. ¿Y qué mejor forma de celebrar que recargando las energías por medio de unas merecidísimas vacaciones? Esta comprobado que el período de vacaciones afecta positivamente el rendimiento tanto de los niños y niñas en su rol de estudiante, como de los facilitadores. Un periodo de descanso aumenta los niveles de satisfacción, su disposición para el trabajo y estudio será positiva, sentirán un mayor compromiso con su labor y su productividad aumentará. Por eso este periodo de vacaciones significa para todos un respiro, en que podemos relajarnos, disfrutar y cambiar la rutina con los talleres de vacaciones ILORI.

Equipo de Trabajo Edición

Aine Ni

Diseño

Laura Delgado

Fotografía

Laura Delgado Ercy Méndez

Facilitadores Redacción

Gabriel Flores

Diana Betancourt

Melvin Cruz

Amanda Méndez

Dada Muktesh

Laura Delgado

Claudia Víquez

Marco Obando

Mario Arias

Andres Blen


O T N E VO I I M I T V A O E M CR a ian

Be

rt

ou

c tan

rD

Po

La danza ejercita la creatividad, la voluntad, la cooperaci贸n, la perseverancia y la escucha, permitiendo al ser humano amar el esfuerzo, el ritmo y la vida misma e ir viendo los frutos paulatinamente.


El arte del movimiento puede despertar en los niños y niñas nuevos lenguajes que pueden integrarlos en su cotidianidad. Para esto, la profesora Diana Betancourt, directora del programa de Danza Moderna de la Universidad de Costa Rica impartió a los niños y niñas el taller de Movimiento Creativo. A través de actividades como juegos de rítmica, ejercicios de respiración, estiramientos y desplazamientos, acompañados de música tanto pregrabada como interpretada en vivo, se integró el canto y el movimiento como una forma para integrar el orden y la libertad en los niños y niñas. “Los participantes tuvieron el reto de compartir con otros sin violencia, de aceptar propuestas y retos, de conectar consigo mismos y los otros a través del canto, el movimiento. Fueron capaces de estar presentes, de habitar el silencio, de perder la vergüenza y atreverse a ser, a comunicarse. Sonreían, disfrutaban, abrazaban, compartían esa soledad de estar en el propio cuerpo conscientes con los otros. Sería bueno preguntárselo a los niños y niñas, tal vez ellos nos puedan dar más luz en como darle continuidad a este proceso”, comenta Diana. El aprendizaje no fue sólo para los niños y niñas sino también para Diana. “Pude observar la diferencia cuando la música es en vivo y cuando se integra el canto en los niños, aprendí a escuchar desde un lugar mas abierto, aceptar sus propuestas y llevarlas al lugar pedagógico que proponía, me di cuenta de como estos niños y niñas a pesar de su entorno son amorosos y capaces de crear, confiar y ser sin violencia.” Al final del taller, un gran momento de éxito, tanto para Diana como para los niños y niñas fue presentar sus coreografías “Quién” y “La Plaza Tiene una Torre” frente al equipo de Visión Mundial, que venía a entregar una donación de útiles escolares y quedaron maravillados por esta presentación. “Fue un éxito escucharlos cantar con tanto amor y moverse al mismo tiempo.” Esta experiencia inspiró a Diana a considerar otros talleres que le gustaría impartir con nosotros, por ejemplo el taller Danza Contacto entre los padres de familia y sus hijos. “A través de la danza podemos mejorar las relaciones familiares”, dijo Diana.

Durante el taller de Movimiento Creativo, los chicos y chicas ILORI aprendieron a bailar varias canciones. Acá les dejamos algunas de nuestras favoritas. ¿Quién?

(María Elena Walsh)

¿Quién pinta, quién pinta la flor con rocío y el cielo con tinta? ¿A quién se le pierde encima del árbol su pintura verde? ¿Quién mueve, quién mueve la cola del viento y la de la nieve? ¿Quién marcha, quién marcha con gorro de nube, con capa de escarcha?

La plaza tiene una torre

(Antonio Machado)

La plaza tiene una torre, la torre tiene un balcón, el balcón tiene una dama, la dama una blanca flor. ha pasado un caballero -¡ quién sabe por qué pasó !-, y se ha llevado la plaza, con su torre y su balcón, con su balcón y su dama su dama y su blanca flor. Para tu ventana un ramo de rosas me dio la mañana. Por un laberinto, de calle en calleja, buscando, he corrido, tu casa y tu reja. Y en un laberinto me encuentro perdido En esta mañana de mayo florido.


MÚSICA Por Mario Arias y Dada Muktesh

Los talleres de música son un espacio donde los niños y niñas ILORI pueden aprender conceptos ritmo, armonía y la escala de notas a través de la guitarra o el tambor. El profesor Mario Arias impartió los talleres de guitarra y percusión. “En los talleres de tambores, exploramos unos primeros ritmos, la importancia del tiempo, la sincronización y cómo hacer una base para combinar diferentes ritmos”, explica. Para contextualizar el uso de los tambores en distintas culturas, los niños y niñas vieron varios videos de danzas y ritmos africanos. Para el profesor Mario, la actitud de los niños y niñas fue un incentivo: “El ánimo de los niños en estas sesiones me motivó y estimuló mi creatividad”. Él da clases de percusión durante el curso lectivo y durante el taller se percató del avance que se ha tenido durante el último año, no sólo en los niños sino en él

mismo como profesor. “Me dejó reflexiones maduras sobre pedagogía, me inspiró a consultar con mis compañeros cómo actuarían ellos en alguna situació en especial, a darle tiempo al tiempo y a focalizar mi atención sin dejar de mirar alrededor”. Uno de los desafíos fue recibir niños de distintos niveles de habilidad, desde aquellos que recibieron percusión con él durante el ciclo lectivo, hasta quienes que tuvieron mayores dificultades: “Una niña, Hilary, empezó sin saber llevar ni el ritmo mas básico, de 4/4, y para mi sorpresa, continúa asistiendo a clases y mejorando cada vez más.” En los talleres de guitarra, los niños y niñas aprendieron a relacionarse con la guitarra, sus partes, la correcta forma de asirla y tocarla; asi como la forma de escribir la música, la diferencia entre acordes y notas. Para algunos niños esto significó conocer las


CANCIONERO El profesor Mario enseña a tocar guitarra aprendiendo una a una las notas musicales para aprender una canción. El profesor Dada Muktesh enseña las posiciones de la mano primero, para crear una memoria física. Con ambos métodos, la primera canción que aprenden es “Estrellita donde estás”. Aprendamos juntos como tocarla:

notas por primera vez, mientras que para otros fue un repaso. “En estos primeros talleres, mi primer experiencia como profesor de guitarra, comprobé el método que me había propuesto utilizar. Primero enseñé las notas, antes que los acordes. Esto nos ayuda a comprender la relación entre las partes (las notas) y el conjunto (los acordes). Se trata de un instrumento complicado, que requiere activar y trabajar con los dos hemisferios del cerebro a la vez; se requiere más aproximación previa para esperar poder ejecutar una canción completa en grupo. Aprendí a enfocarme más en el proceso y menos en el resultado final.” Algunos niños sorprendieron al profesor con su habilidad, como fue el caso de Sheylin, quien rápidamente aprendió de memoria todas las notas y en una sola sesión pudo aprender a ejecutar la canción “Estrellita donde estás” completa.

Fa

Re

Re

Estrellita, donde estás Fa

Re

me pregunto Sol

Re

quien serás.


DIBU PorAndrés Blen, Laura Delgado,

Acercar a los niños y niñas al arte, fomentar el pensamiento creativo y el desarrollo de un nuevo pasatiempo, enseñar distintas técnicas de dibujo. promover el autoestima y la expresión personal a través del dibujo. Con estos objetivos, cuatro profesionales en arte y diseño y casi 50 niños y niñas comenzaron la aventura que fue el taller de dibujo. Bajo el nombre de “Líneas y Colores”, los niños y niñas ILORI aprendieron a expresarse a través del arte con ejercicios como experimentar con diferentes texturas y técnicas, crear un amigo imaginario e inventar historias con sus propias ilustraciones. Más allá de las técnicas aprendidas, el taller fue una lección en autoconfianza. Los niños y niñas comparaban sus dibujos con los de sus compañeros e incluso el de los profesores y declaraban que su propio dibujo era “feo” o no estaba bien. “Promover el autoestima fue muy importante durante todas las lecciones, para que los niños pudieran interiorizar el valor de tener confianza, amor y perseverancia en cualquier actividad”, dijo Marco, uno de los facilitadores. “Una de las mayores enseñanzas es

que el arte es algo lograble y hasta las obras más complicadas se pueden lograr poquito a poquito y con perseverancia,” comentó Melvin, otro de los facilitadores. Además de enseñar perseverancia, el dibujo es

El amigo imaginario es una ejercicio de c

El amigo imaginario de Mi nombre es _______________. yo tengo _____________ hermanos. Mi animal favorito es ___________ Mi color favorito es ________________ Mi paseo favorito es _______________ Me gusta jugar a ________________ Mi comida favorita es _____________ Mi juguete favorito es _____________

¡Su nombre es __


UJO Marco Obando, y Melvin Cruz

una forma de autoexpresión. “La expresión personal es sumamente importante para una vida plena. A través de una historia corta o un simple dibujo, un niño (o un adulto) puede desahogar sentimientos nocivos, imaginar realidades distintas, soñar con

creatividad para crear un personaje original.

e ____________________ El amigo imaginario de _______________. tiene _____________ ojos, orejas de ________________, y cuerpo color _____________________. El amigo vive en __________________. Le encanta jugar a ___________________. Sólo come _____________________ y comparte su comida con _________________

___________________!

grandes metas y expandir sus horizontes.”, comentó el facilitador Andres. “Una niña dibujó una historia que simbolizaba muy elocuentemente el sentimiento de felicidad de tener un amigo después de estar muy sola; la emoción de poder compartir con alguien luego de haber estado triste. Creo que fue algo muy valioso para ella, y al mismo tiempo le permitió comunicar un sentimiento que tal vez no habría podido expresar de otra forma.” Fascinados con la imaginación libre y pura de los niños, los facilitadores conservan una hermosa lección para sus vidas: “Pienso que es sumamente importante que todos procuremos conservar siempre esa parte de nosotros, y no dejar que se quede nuestra imaginación en la cabeza.” Al final muchos niños quedaron motivados para continuar creando historias y dibujos propios: “Uno de los niños empezó el taller con mucho entusiasmo, conforme avanzamos con la creación de historias se motivó todavía más para escribir y dibujar sus propios cuentos. Tuvo muchísima dedicación para hacer las cosas, y hacia el final del taller nos contó lo mucho que disfrutó de imaginar y crear sus propios personajes.”


LECTOESCRITURA Durante el curso lectivo, el profesor Gabriel recibe más de 200 niños y niñas para darles apoyo académico en español. Durante las vacaciones, el profesor continúa con su vocación de impulsar la lectoescritura entre los niños y niñas, de forma más creativa y lúdica. Utilizando herramientas innovadoras como el caligrama y apoyado en recursos tecnológicos, los niños y niñas no sólo mejoraron su nivel de lecturoescritura sino que aprendieron que la escritura creativa puede ser un divertido método de autoexpresión. Entre los ejercicios utilizados figuró el caligrama. En esta actividad, los niños y niñas dibujaron su mano sobre el papel y escribieron sobre las líneas un pensamiento hacia alguien especial en su vida. Muchos de los niños y niñas expresaron sentimientos vinculados al valor de la vida, de las personas que


le rodean y de la armonía en la comunidad. Las

Fue tan provechoso el taller que, poco después en una actividad con las madres de familia en que ellas debían hacer un dibujo para sus hijos, una de las

expresiones demuestran que

madres dibujó su propia mano e hizo un caligrama.

poseen la libertad de expresión

Claramente, su hijo le había contado de la actividad

con respeto y con un sentido de

con tanta ilusión que la madre decidió utilizar esta

pertenencia. Los pensamientos que los niños

técnica para la imagen dedicada a él. Como profesor de español, Gabriel siente gran

plasmaron en su primer caligrama le

entusiasmo por la lecto-escritura, por lo que de

permitieron al profesor Gabriel

dar otro taller recalca que le gustaría continuar

entender más profundamente a

impartiendo talleres relacionados con esta materia,

sus alumnos. “Una de las chicas

siempre de forma lúdica, creativa y llamativa.

le dedicó su pensamiento a su primo el cual falleció en febrero del año

“Considero de suma importancia que mediante estas metodologías de taller se puedan experimentar distintas formas de expresión.”, dice el profesor.

pasado, esa experiencia me permitió poder tomar conciencia de mi actitud ante distintas

ayudarles a trabajar situaciones difíciles en su vida.

im

e

(

c

ma

é Qu es

auto-expresión creativa y divertida, que incluso puede

¿

taller aprendieron que la escritura es un método de

un cali

ama? gr

obligaciones y aburrimiento. Sin embargo a través del

at a

“redacción”, o “escritura” suele significar tareas,

tr

Para los niños y niñas, conceptos como

oema, el p

colectivo y menos individual.”

Un caligra

y de esta forma acercarme más y más al aprendizaje

re

d

de lo que

de vida que notablemente demuestran la resiliencia

do n a

ac e rc a

escrita. Además aprendí a no estar lejos de situaciones

de

n ra lf

fi g ur a

las expresiones, me permitió conocer el potencial que posee cada niño y niña en cuanto a la expresión

s

sobre ellos a través de esta experiencia. “Al leer

fo rm a

cal ligram

labra

profesor Gabriel pudo aprender un poco más

es ta

de los niños y niñas participantes, el

es form a r un a

experiencia y su conocimiento previo

pa

A pesar de sus años de

sito pó

el profesor Gabriel.

ou

nto de palabras cu yo pr o

, frase, me ema n po ) u e s a l ). g is u a en visual (poesía v

realidad de la niña.” expresó

onju nc

una de

situaciones vividas en la


ATRAPA SUEÑOS

Un atrapasueños es un objeto étnico compuesto por un aro circular sobre el que se teje una red en forma de tela de araña, y que suele estar decorado con plumas y cuentas. Como tal, es un objeto propio del pueblo ojibwa, uno de los pueblos nativos de América del Norte. Algunas personas le otorgan propiedades mágicas relacionadas con los sueños, alejando energías negativas, que al ser atrapadas en su malla se disipan por su agujero central con los primeros rayos del sol. Para los ojibwa, un atrapasueños es capaz de filtrar los sueños dejando pasar solo los positivos, siendo que los malos sueños quedan atrapados en la red y desaparecen con la primera luz del alba. Otros los usan como amuleto o talismán de protección. En algunas ocasiones, hay personas que le otorgan un significado diferente, pues interpretan la palabra “sueños” en el sentido de “aspiraciones” y “anhelos”, de modo que creen que los atrapasueños ayudan a conseguir lo que uno se propone.


El aro representa la rueda de la vida, la malla son los sueños que tejemos, no solamente los que tenemos en el Tiempo de los Sueños, incluyen también los del alma y la energía en movimiento generada en las actividades cotidianas. El centro de la red es el vacío, el espíritu creador, el “Gran Misterio”. La palabra, como tal, procede del inglés dreamcatcher o dream catcher, de allí que en español también se lo conozca como “cazador de sueños”. En lengua ojibwa, no obstante, se llama asabikeshiinh, que significa ‘araña’, o bawaajige nagwaagan, que traduce ‘trampa o cepo de sueños’. Durante los talleres, elaborados en el escenario de ILORI, se le permitió a los niños sentarse en el piso sobre cobijas y ponerse cómodos. Juntos, leyeron y meditaron sobre las diferentes tradiciones indígenas relacionadas con el atrapasueños, como la leyenda de Iktomi. Acompañados por música, la profesora Amanda, facilitadora de Círculo de Amor, guió a los niños en el proceso. Sin embargo, era muy importante que cada niño tuviera la libertad de crear su propio atrapasueños, aprender a resolver las complicaciones que encontrase, cometer sus propios errores y enmendarlos; también ayudarse entre ellos. “Trabajamos en conjunto, esperando a quienes lo hacían más lento y a quienes se les facilitó se les daba el espacio para ayudar a sus compañeros y compañeras.” El taller fue importante para obtener introspección sobre el amor, los sueños, dejarlos ser, dormir y pensar en los sueños y compartir. Además, en ILORI buscamos crear espacios para aprender sobre otras culturas, y a través del atrapasueños aprendimos sobre los indígenas americanos. Algunos comentaron que ya sabían hacer atrapasueños, pues sus madres también fueron parte de un taller de atrapasueños para las fechas del día de la madre nicaragüense el año pasado. “Nos alegra mucho saber que las madres enseñan a sus hijos e hijas las cosas que comparten ellas en el espacio Reuniones de Madres ILORI.” “El entusiasmo y la felicidad con que los niños y las niñas realizaron sus proyectos y como a pesar de dificultades y enredos de telarañas lograron tejer sus sueños en un aro que representaba sus vidas fue muy inspirador”, dijo Amanda.


ORIGAMI El taller de Origami fue uno de los más populares a la hora de realizar la matrícula, tanto así que tuvimos que abrir dos horarios extra y hacer cupo adicional en cada uno para satisfacer la curiosidad de los niños y niñas por aprender el antiguo arte japonés del papel doblado. Para Claudia Viquez, facilitadora del taller, el origami no se trata tan sólo de aprender a crear hermosas figuras a partir de una simple hoja de papel. El Origami propicia el desarrollo de la motora fina y además enseña a seguir instrucciones en secuencia, disciplina, escucha y atención al detalle. Para Claudia, la lección principal que aprendieron los niños y niñas fue la tolerancia, tanto para sí mismos como para sus compañeros. El taller implicaba cometer errores, corregirlos y esperar a ver el resultado final: “La belleza de la imperfección, ya que varios niños y niñas cometían errores pero que al final del producto era simplemente bello por que lo hicieron ellos y ellas y no la profesora,” comentó Karina Sánchez, profesora de matemáticas y facilitadora del taller. Al terminar las figuras que las facilitadoras traían listas, una niña del taller manifestó que ella sabía hacer cruces y cajas, y ofreció enseñarle a los y las demás. Este fue un momento muy especial, ya que una niña tomo un rol de liderazgo como facilitadora. Al final del taller, los niños y niñas desearon convertir sus creaciones en regalos para sus amigos y familiares, por lo que con papeles de colores y lapiceros, imprimieron aún más creatividad en su obra. Ver este entusiasmo inspiró a la profesora Karina, quien en el periodo lectivo imparte matemáticas en ILORI, a dar un taller de origami más enfocado en su materia, ya que es una forma divertida y creativa de vivir las matemáticas.


FORRADO DE CUADERNOS Desde hace 4 años, Enilda Méndez es una voluntaria en el Programa Educativo ILORI, los niños y niñas la conocen como “Hermana E”. Su rol es el apoyo académico con énfasis en los trabajos extra clase, asi como la preparación extraordinaria para exámenes. Su amor por las manualidades y el scrapbooking la ha llevado también a impartir varios talleres para crear tarjetas para varias ocasiones, así como el ya tradicional álbum de sexto grado. En vacaciones, junto con las niñas y niños ILORI se propusieron a personalizar los cuadernos para el siguiente año lectivo, utilizando materiales reciclados. Tomando revistas donadas para este propósito, los niños y niñas se dieron gusto buscando las imágenes que les llamaban la atención, que después incorporaron en un collage personalizado para sus cuadernos. “El taller tiene varios objetivos”, explica Hermana E, “en primer lugar, que los niños y niñas aprendan a forrar y cuidar sus cuadernos. Además, que aprendan que no es necesario comprar y utilizar materiales nuevos y caros, sino que se pueden crear cosas hermosas con el material reciclado. Pero principalmente, lo que esperábamos fue crear en ellos un amor por los cuadernos y una ilusión por el ciclo lectivo que comienza. Espero que este año, al ver los cuadernos tan lindos y a su gusto, se sientan orgullosos e inspirados a estudiar y a tener sus cuadernos ordenados.” Al final de las vacaciones, las niñas que asistieron a todas las fechas del taller se encontraron con una sorpresa: un desayuno especial para ellas, seguido de un día de diversión donde la Hermana E llevó varios premios para rifar entre ellas. “Fuimos como un pequeño club de amigas”, manifestó la facilitadora.


El Programa Educativo ILORI es una inciativa de la fundación WWD-F/Biendemujer, que crea espacios seguros que contribuyen al desarrollo físico, académico y psicoemocional de niños y niñas en la comunidad marginal de la Carpio, en San José, Costa Rica. Si usted quiere colaborar con nuestra misión de crear oportunidades para 200 niños y niñas en riesgo social, puede donar por medio de Paypal aquí.

Revista ILORI World - Tomo 3  

El Programa Educativo ILORI es un espacio creado por la fundación WWDF/BIENDEMUJER para brindar educación neohumanista a los niños y niñas d...

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you