Page 1


VACA CIO NES! Llegaron las vacaciones y en ILORI ¡hay diversión para todos! Los niños/as de preescolar tuvieron una gran fiesta con globos, helado, queque y pintacaritas. Además, pintamos una gran manta en la que cada uno/a puso su nota creativa en una gran sinfonía de color. Con los chicos/as de primero y segundo grado visitamos el Parque del Este y disfrutamos un maravilloso día de juegos y piscina. Además, en Casa ILORI, tuvimos un taller sobre empatía, solidaridad y diversidad en el que utilizamos la técnica “pintura de acción”, que los/las animó a desplegar toda sus energía artística. ¡Vamos a acampar! se oía en los pasillos de Casa ILORI días antes de iniciar las vacaciones. Y es que con los niños/as de tercero a sexto grado nos fuimos a acampar. En medio de fogatas, tiendas de campaña y la piscina, alentamos la creatividad, la expresión corporal y la sana convivencia a través con juegos, teatro y danza. En nuestra próxima edición le contaremos más detalle de estas emocionantes vacaciones que nos dejaron a todos/as muchas enseñanzas y alegría en el corazón. Le recordamos que si desea contribuir a nuestra misión de brindar un espacio seguro, de crecimiento, aprendizaje y diversión a los niños y niñas de la Carpio, visite nuestra página para mayor información. ¡Hay varias formas de colaborar!


editorial: la identidad Tener identidad es tener conciencia. Tener conciencia es creer en uno mismo. Creer es la capacidad de crear y realizar sueños e ideas. Crear es crecer. ¡Crecer es vivir! –Mauricio Reyna Ante una situación particular ¿qué pienso?, ¿qué siento?, ¿cómo actúo?, ¿cómo reacciono? Todo esto es parte de nuestra identidad. En ILORI, desde el inicio del año escolar hemos trabajado con los niños y niñas el tema de la identidad de una forma lúdica, orgánica y respetuosa de la diversidad, tomando en cuenta que la Carpio es una comunidad fundamentalmente binacional, en la que se tejen historias, vivencias y experiencias que crean y recrean su identidad. Ha sido maravilloso el progreso de los niños y niñas ILORI. Ellos y ellas han tomado conciencia de su sentido de identidad y han hecho conexiones importantes que les generan sentimientos de autoestima, seguridad, confianza y valía. Esta experiencia también les ha ayudado a reconocer y profundizar sus fortalezas y habilidades. Le invitamos a explorar nuestra experiencia en las páginas que siguen, en las que relatamos la

Equipo de Trabajo

forma en que desarrollamos este importantísimo tema en ILORI y que puede servirle de guía para replicar una experiencia similar con los cambios y adecuaciones que requiera su propio contexto.

Redacción:

Diseño: Fotografía: Facilitadoras Círculo de Amor:

Laura Delgado Amanda Méndez Maritza Ulate Laura Delgado Laura Delgado Amanda Méndez Amanda Méndez Ercy Méndez

Para conocer más de nuestro trabajo también le invitamos y a visitarnos en nuestra página www.iloriworld.com y en nuestro Facebook https://www.facebook.com/iloriworld


Círculo de amor En ILORI llamamos “círculo de amor” al espacio donde los niños/as exploran quienes son y la forma en que se relacionan con los demás y con su entorno. Con herramientas como el teatro, la danza, la música, el yoga, las artes plásticas y los juegos, este espacio favorece que los niños/as avancen hacia su autoconocimiento, construyan un autoconcepto positivo y desarrollen autoestima. En el “circulo de amor” se anima a que los niños/as se expresen con el cuerpo, la palabra y las emociones. El abordaje es holístico pues se trabaja desde la integralidad del cuerpo, el alma y la mente. Identidad Así las cosas, el tema de la construcción de la identidad y personalidad es un eje esencial en este espacio. Para trabajarlo, utilizamos conceptos básicos y cotidianos para que los niños/as incorporen herramientas y

conocimientos que les ayuden en este proceso permanente. Algunos de los principios de los que partimos para abordar el tema de la identidad con los niños son: • La identidad como la relación con nosotros/ as mismos/as. Nos reconocemos como seres particulares y únicos, con nuestra propia historia y personalidad. • La identidad individual dialoga y se construye en conjunto con las demás personas, como familiares, amigos/as, maestros/as, pares, etc. • Nos construimos en comunidad y por lo tanto el tema de la identidad comunal es otra arista en nuestro proceso de construcción de la identidad. Vivimos en relación con un entorno que influye en nosotros/as y en el que también influimos. Identidad y máscaras La palabra máscara en griego significa persona, nuestra cara y nuestra personalidad son parte de


nuestra identidad, de nuestra singularidad. De esta manera, se utiliza la máscara como elemento concreto para trabajar la identidad. Todo el proceso se realiza de forma lúdica y a través de la pedagogía teatral que fomenta el juego dramático y el trabajo con el cuerpo como herramientas esenciales para el proceso de aprendizaje. Se dialoga con el cuerpo, con la palabra y con imaginación, para así fortalecer desde lo lúdico y artístico nuestro propio ser. En la construcción de la identidad es importante conocer de dónde venimos, las raíces ancestrales que dieron paso a nuestra propia existencia. Esto, además de fortalecer nuestro autoconocimiento, genera un sentimiento de respeto y agradecimiento por nuestros antepasados. En diversos pueblos indígenas se utiliza la máscara como forma de representar y representarse. Las comunidades indígenas Boruca y Térraba de la zona sur de Costa Rica, conservan tradiciones que involucran este elemento, como por ejemplo el juego El toro y los diablitos.

La región sur de Costa Rica, además de ser una zona rica en recursos naturales, alberga la mayoría de grupos indígenas del país. En el juego El Toro y los diablitos, se utilizan coloridas máscaras tradicionales. Las máscaras de los diablillos representan al pueblo, que es correteado por el toro, que representa al colonizador. Al final del juego, los diablitos logran vencer al toro, que los ha perseguido y molestado durante todo el juego.

Máscaras en el “círculo de amor” La creación, decoración y uso de máscaras en el “círculo de amor” propició una reflexión sobre la propia identidad, tema que puede ser difícil de abordar ya que implica mirar hacia dentro. Los niños y niñas de primero y segundo grado, en un primer momento, recrearon el juego El toro y los diablitos con mucho entusiasmo y alegría. Luego, a través de materiales audiovisuales, conocieron la relación del juego con la cultura

indígena del sur de Costa Rica y detalles sobre las máscaras que se utilizan en este juego. Durante varias sesiones, cada uno construyó su propia máscara bidimensional (más detalles en la pág. 13) inspirados por las máscaras indígenas, pero añadiendo elementos propios con los que se identifican.


POSTURAS DE

YO GA


ACTIVIDAD NIÑO SALVAJE: Puedes escuchar la canción en https://www.youtube.com/watch?v=8ZrENhiJg8s LETRA:

MI-

DO

RE

MI-

MI-

DO

RE

MI-

MI-

DO

RE

MI-

MI-

DO

RE

MI-

MI-

DO

RE

MI-

MI-

DO

RE

MI-

Soy un niño salvaje Inocente, libre y silvestre tengo todas las edades mis abuelos viven en mí soy hermano de las nubes sólo se compartir se que todo es de todos y que todo está vivo en mí mi corazón es una estrella

NIÑO SALVAJE CANCIONES

ESPIRAL HACIA EL CENTRO

y soy hijo de la tierra viajo a borde de mi espíritu y camino a la eternidad. EN ESPIRAL HACIA EL CENTRO Puedes escuchar la canción en https://www.youtube.com/watch?v=SkxLdLael84 LETRA: MI- DO

En espiral hacia el centro, RE

MI-

el centro del corazón. MI- DO

En espiral hacia el centro, RE

MI-

el centro del corazón. MI- DO

Soy el tejido, soy la tejedora, RE MI-

yo soy el sueño y la soñadora. MI- DO

Soy el tejido, soy el tejedor, RE MI-

yo soy el sueño y el soñador.


CREATIVIDAD ILORI: UN VIAJE CON LA IMAGINACIÓN En un viaje imaginario, los niños y niñas ILORI de edad preescolar se sumergieron en un río de colores. Estas son algunas de las representaciones que estos

pequeños artistas hicieron de su mágico viaje (ver visualización guiada en la pág. 8.


Moviéndonos al son de la música: Comandos con instrumentos, movimientos libres y baile • Se enseñan comandos con algún instrumento, como maracas: 1 toque: caminar, 2 toques: tocar hombro de un compañero 3 toques: hacer tríos y decirle algo positivo sobre otra persona. 4 Toques: hacer parejas y mirarse a los ojos. 5 toques: hacer tríos y expresar una característica propia

Dejar volar la imaginación Visualización con música

• Con música relajante de fondo, los niños y niñas imaginan que están en un río de su color favorito. Imaginan que nadan y se mueven en ese río de color. Posteriormente, se dividen por grupos según el color escogidos y cada uno(a) en una hoja pinta solo con ese color que escogió, expresando lo que quieran en relación a los acontecimientos del día.

Variación: • Con otro instrumento, como una pandereta, un mismo comando se modifica para significar varias cosas: 1 golpe: se da un paso. 1 golpe: se hace una estatua. 1 golpe se hace un gesto facial o mueca distinta. Movimientos libres: En el espacio disponible, de forma libre, se realizan movimientos improvisados al ritmo de la música.

Estatuas en movimiento

• En un primer momento los niños y niñas escogen una posiciones corporal que evoca un ser viviente, como un árbol, una flor, un pájaro, etc. • En un segundo momento se ponen estas imágenes corporales en movimiento.

!

!

VAMOS A DIVERTIRNOS

Desde nuestra experiencia el tema de la identidad se puede trabajar en un periodo de tres meses. En ILORI los niños y niñas asisten una vez por semana al espacio “círculo de amor” que es donde sucede la magia. Agrupados por nivel escolar, las actividades se conducen en un flujo orgánico a través de distintas herramientas y recursos. Algunos de los momentos presentes en cada sesión del “círculo de amor”: ¡A despertar el cuerpo! En este momento se busca calentar, desinhibir el cuerpo, alentar al movimiento y al desarrollo de la expresividad corporal. Alguna de las herramientas que utilizamos son el yoga, los bailes y la combinación de movimientos con instrumentos musicales. ¡Me animo a expresarme! Alentar la expresión es el énfasis que tiene este momento. El teatro, los


Individualidad y colectividad con instrumentos

Transformación de objetos

Los niños y niñas tienen instrumentos y se mueven libremente. Se idea un comando para ir incorporar un instrumento. Se van incorporando instrumentos de uno en uno, y cada niño y niña da un comando con el sonido de su instrumento. Entre los comandos se incorpora también uno para bailar y expresarse con el cuerpo. Se cierra con una danza africana. Se puede utilizar el recurso audiovisual “Percusiones africanas - sunu diansa” disponible aquí.

• De forma individual, en parejas o grupos los niños y niñas transforman un objeto, como por ejemplo una pandereta. Los demás niños/as tienen que adivinar, mediante pistas en que se transformó la pandereta. • Variante: en forma grupal, se recrea una situación dramática para que los demás adivinen qué situación fue la que se creó con el objeto

Representaciones teatrales

Cada uno hace una presentación teatral circense con accesorios de vestuario, como sombreros y máscaras. Cada uno hace una presentación de un personaje inventado y da pistas de ese personaje a manera de adivinanzas, algunos favoritos son: un gato, un mago, una ballena.

Yoga - Figuras y números

Se trabaja la memoria corporal al asociar números con imágenes, según las posiciones de yoga de la pág. 6. • Se utilizan técnicas de memoria para asociar las imágenes de cada posición con un número. • Se dice un número y los niños y niñas hacen la posición asociada a ese número • En otro momento, se puede mencionar la posición de yoga y ellos y ellas indican el número correspondiente • Con las posiciones anteriores se puede hacer una partitura corporal como variantes del “saludo al sol”.

conversatorios y la reflexión orientada por recursos audiovisuales son algunas de las herramientas que se utilizan para que los niños y niñas se atrevan y aprendan a expresar sus sentimientos y opiniones de forma clara, reafirmando así su identidad. ¡A volar la imaginación! La imaginación cumple la función de anticipar y explorar situaciones de la vida real a manera de “simulación” y también ayuda a compensar carencias y frustraciones que ya son una realidad en la vida. Estas dos funciones contribuyen a crear la identidad. Así las cosas, a través del teatro, la multiplicación dramática, las visualizaciones, ideaciones, narraciones y canciones se estimula la imaginación de los niños y niñas. También se recurre a las transformaciones, en las que se trabaja la improvisación de situaciones simples con objetos que

Miramos y conversamos: recursos para conversar y reflexionar El punto de H. Reynolds • Se lee y/o ve el cuento • Se hace un conversatorio sobre la temática del cuento, subrayando la importancia de reconocer las potencialidades y habilidades individuales Se hace un dibujo colectivo y/o individual de puntos. Video / PDF

se transforman con la imaginación y la creatividad. ¡A crear! La creatividad plástica, es entre otras cosas, una forma de expresión y comunicación. El desarrollo de la creatividad plástica contribuye a que niños y niñas se adapten al mundo que les rodea y a ser imaginativos y autónomos. En el tema de la identidad, se desarrollan actividades plásticas, de acuerdo a la edad, que les ayuda en la interiorización de conceptos y a la vez a expresar y comunicar sus sentimientos, pensamientos y emociones, de una forma creativa y significativa. La construcción de máscaras en dos y tres dimensiones, y de “cajitas de la personalidad”, son las actividades centrales de los talleres alrededor de nuestro tema principal: la identidad. Estas creaciones hacen converger los conceptos, ideas, pensamientos, y valores que se desarrollan en todas las demás actividades.


La máscara como identidad: con los niños y las niñas de cuarto, quinto y sexto grados se crean mascaras de una forma cooperativa). La máscara significa persona, y reconocemos nuestra propia persona en la máscara creada, nuestro propio ser y también reconocemos a las demás personas. Mientras se realizan las máscaras se hacen conversatorios sobre la identidad a distintos niveles, como la identidad personal y comunal. Se busca responder a las preguntas ¿Quién soy? y ¿qué significa ser parte de mi comunidad? Se resalta que la identidad individual se construye en comunidad. Nos construimos en relación al contexto en el que vivimos: familia, barrio, escuela, amigos, etc.


Máscaras en 2 dimensiones para niños y niñas de preescolar a 3º grado

Materiales: Papel bond, papel construcción, lápices de color, tijeras, escarcha, retazos de tela coloridos, paletas de madera

• Niños y niñas juegan de forma guiada el juego del Toro y los diablitos. • Se proyecta el video de los diablitos de Boruca. • Proyección de imágenes de máscaras indígenas y

explicación de cómo los indígenas las hacen y los materiales que usan. • Los niños dibujan y colorean sus máscaras, interpretando algunas de las máscaras que vieron en los videos e

introduciendo elementos propios. •Recortan las máscaras y las pegan en paletas • Las decoran con telas y escarcha.

Máscaras de yeso en 3 dimensiones para niños y niñas de 4to, 5to y 6to grado

Materiales: Pasta para superficies, gaza de yeso, pintura acrílica, lija fina, elástico delgado, escarcha, abalorios y otros elementos decorativos.

• Se aplica vaselina en la cara de los niños y niñas • Se venda la cara de cada niños y niña con las gazas de yeso, que previamente se han recortado en tiras delgadas (la gaza debe humedecerse en un tazón de agua y luego aplicarse inmediatamente). La aplicación puede hacerse de forma cooperativa: unos a otros se ponen el vendaje. • El vendaje se deja secar unos 20 minutos sobre la cara y luego se desprende con

cuidado de las orillas hacia el centro. El desprendimiento de la máscara puede hacerse de forma cooperativa: unos a otros se retiran la máscara. • Los niños y niñas aplican pasta para superficies (añadir el agua que sea necesaria para un terminado fino) a la máscara y esperan a que la pasta se seque. • Lijan la máscara • Segunda aplicación de pasta, secado y lijado • Se da a los niños y niñas tiempo (puede ser una

asignación para pensar en casa) cómo quieren pintar su máscara, guiándose con preguntas como: ¿cómo soy?, ¿cómo me ven los demás?, ¿cómo quiero que me vean? También, crear una explicación o historia sobre su máscara y su relación consigo mismo. • Cada uno pinta su máscara. • Le ponen elástico a la máscara y la decoran con materiales como escarcha, plumas, orejas, cuernos, abalorios, etc.


Lo que esperábamos lograr Al crear las máscaras a partir de la propia cara del niño o niña y animarlo después a que se exprese creativamente acerca de la máscara, se desencadena un proceso que le permite analizar su propia identidad desde una perspectiva externa. A lo largo del proceso los niños y niñas no siempre están del todo conscientes de lo que están desarrollando, sin embargo a través de la forma en que los niños dibujan, pintan y decoran la máscara, expresan cómo se ven a sí mismos, de qué forma se identifican y cómo les gustaría ser vistos. Asimismo, la forma en que

tratan la máscara —unos con más cuidado, otros golpeándola o dejándola caer— podría reflejar la forma en que ellos y ellas se relacionan consigo mismos. Darles completa libertad a la hora de decorar la máscara, permite que expresen en ella, de forma figurativa o abstracta, aquello que perciben— o desean que sea percibido por los demás—, en sí mismos/as. La última etapa del proceso consistió en que cada niño y niña creara una historia alrededor de su máscara y la contara a los demás. En esta historia el niño/a puede aclarar la intención detrás de cada detalle de su obra, así como los conceptos y valores con los que asocia el proceso. De forma


metafórica, a través del personaje de la máscara, ellos y ellas pueden expresar cómo son, lo que sienten, su vivencia y también lo que desearían hacer y/o ser. En resumen, de forma natural y no forzada, ellos crean sus propios simbolismos y metáforas para expresar su identidad. Reflexiones • El proceso propicia el respeto, valoración y acercamiento a los pueblos originarios, superando así las distancias espaciales. • Es un proceso que respeta el contexto, las necesidades y las especificidades de la comunidad y quienes la habitan, y que contribuye al

desarrollo cultural y el fortalecimiento de valores. • El proceso inspira en los niños y niñas el respeto a la singularidad y a las diferencias, y propone un aprendizaje que fomenta la diversidad y el dialogo entre culturas. • El fortalecimiento de la identidad en niños y niñas contribuye a una mejor calidad de las relaciones con su familia, sus pares y otros • El fortalecimiento de la identidad comunal contribuye a la identificación y valoración de las características positivas de la comunidad y a despertar la esperanza y el deseo de realizar acciones para el mejoramiento de la propia comunidad.


MI HISTORIA La Naturaleza. La Reina Naturaleza mueve las plantas las hace crecer todos los días sin parar las mueve. Cuando las cortan se pone muy triste. La naturaleza tiene sentimientos es como la raíz que tiene un árbol. Por eso nunca hay que cortarlos y dejarlo que crezca para siempre para que respiremos el aire de él. Fin. Britney, 5to grado

La máscara de Mariposa. Hace unas semanas yo estaba en el corredor de mi casa y miré posar una hermosa mariposa de muchos colores. Color rojo, azul, negro, verde y además tenía unas hermosas alas color café claro que la hacían volar libremente y como ese día era martes, el lunes la profesora Amanda había pedido de que pensáramos de que dibujo hiciéramos la máscara entonces pensé que yo iba a hacer mi máscara de una mariposa porque me enseñaba a volar libremente como una de ellas. Una mariposa / De muchos colores Se oye la luna / Cantando canciones Contu brillo y reflejo / Mi futuro veo yo

El transformer triste Había una vez un transformer llamado Kenneth, era muy triste y estaba en el parque sentado en una silla e iba pasando tres niños que se llamaban Axel, Jafeth, Marvin y me dijeron: queremos ser tus amigos y dije esta bie. Primero fuimos a juegos eléctricos y me monté a los carros chocones y mi amigo me chocó, y en segundo lugar fuimos a ver las peleas de gallos y yo dije: me aburrí y cruzamos la calle y venía un carro y me chocó y me llevaron al hospital y era muy mal y me recuperé muy rápido. Fin. Kenneth 4to grado

Fanny, 6to grado


Cajitas de personalidad para niños y niñas de 2ndo y 3er grado

Materiales: cajas pequeñas usadas (puede ser de diferentes tamaños), cartón y papel maché, pintura de agua y acrílicos, tela, tijeras, piedras de fantasía.

• Se utilizan cajas recicladas de diferentes tamaños. •Cada uno escoge una caja. • Se cubren las cajas con papel maché. • Los niños y niñas escogen sus colores favoritos y pintan la caja ya forrada, con pinturas de agua y acrílicas. Se pueden decorar con papel de scrapbooking • Se forra por dentro con tela. • Se sostienen conversatorios con los niños y niñas sobre lo que les gusta, hacer, vestir, disfrutar, jugar, etc. Se abordan aspectos como: ¿cómo me veo?, ¿cómo me ven los demás?, ¿cómo me gusta que me vean? • Los niños y niñas escogen y escriben 5 valores o características en cartoncitos pequeños y de ellos eligen el que sienten que les cuesta más y que les gustaría incorporar (por ejemplo puntualidad), a este le colocan una perla para distinguirlo y apreciarlo, de esta manera a este valor o característica se le da un significado positivo y se desarrolla con él una relación amistosa. • Todos los valores o características escogidas se colocan dentro de la cajita. • Cada niño y niña observa la caja y comparte cómo se siente de haberla hecho y cuál es el valor o característica al que le asigno la perla. Nota: En nuestra experiencia los niños y niñas decidieron pegar afuera de la caja el valor que querían incorporar y/o reforzar


LO QUE APREN DIMOS Los niños y niñas lograron expresar su identidad, a través de un proceso muy lúdico y libre. Amanda, quien facilita el espacio “círculo de amor” considera que: —la actividad fue de mucho provecho (…) tuvo muchos frutos porque los niños y niñas lograron expresar su forma de ser, su forma de ver las cosas. Amanda comenta que sus historias se referían a ellos/ ellas mismos/as pero los hacían a través de metáforas, como en el caso de un niño que dijo: “no soy yo, es un transformer triste”. —Es una abstracción, es algo simbólico entonces es bonito como ellos hablan de ellos

La historia de Brayan Brayan es un niño de sexto grado que a lo largo de las sesiones de “círculo de amor” ha mostrado anuencia a trabajar temas de profundidad emocional, como la autoestima. Él fue llevando el proceso de la máscara muy bien y creó una máscara muy dura, maciza, gruesa y también muy auténtica. Cuando llegó el momento de contar la historia fue interesante el hecho de que Brayan no se describió de forma simbólica, sino más bien se describió físicamente: “…por dentro tengo sangre

roja y tengo huesos…”. Sin embargo, cerca del final del proceso, se le preguntó por su máscara, para sorpresa de todos Brayan dijo “ahí está” y la tiró al piso. Al parecer Brayan no estaba siendo cuidadoso ni cariñoso con su máscara, sin embargo todo se aclaró cuando agregó: “no, es que mi máscara no se quiebra, yo la puedo tirar, yo la hice muy dura y no se quiebra. Es como yo, yo soy duro, me pegan y no me duele, me golpeo y no me duele”. Brayan había hecho una conexión simbólica entre las características de la máscara y su propia identidad, y él sólo había llegado a esa conclusión.


mismo a través de otras cosas, de dibujar, del arte, de pintar, de cantar, de escribir una historia —afirma Amanda. Para Amanda, las historias fueron muy reveladoras, ya que fue posible identificar lo que tenían en mente a la hora de crear su máscara. El proceso no estuvo libre de obstáculos. Las máscaras de yeso permitían crear un molde casi exacto de la cara de los niños pero son muy delicadas, por lo que la manipulación constante causó que algunas se deterioraran en el proceso. Además para crear el molde los niños debían

semana para este tipo de actividad, para poder incluir en cada sesión una reflexión final. Otras recomendaciones incluyen trabajar en grupos pequeños, de no más de 10 niños/as, para que el proceso sea más personalizado. También asignar papeles a los chicos/as, de forma que quienes tengan más facilidad, puedan ayudar a dirigir alguna parte del proceso y así colaborar con sus compañeros/as. Amanda reflexiona sobre lo satisfactorio que fue para los grupos comenzar con un proyecto propio y darle continuidad hasta que

ponerse una capa gruesa de vaselina sobre la cara para más tarde facilitar el desprendimiento del yeso, y algunos niños/as se resistían principalmente porque les daba vergüenza frente a sus compañeros/as o porque no les agradaba la sensación. Más adelante en el proceso creativo, los niños que avanzaban de forma más rápida se sentían aburridos al tener que esperar a los demás. Sin embargo, esto lo resolvieron ellos/ ellas mismos/as ofreciéndose a ayudar a los/las niños/as que estaban teniendo dificultades. Para quienes deseen realizar una experiencia similar, Amanda recomienda dos horas a la

estuviera finalizado. Los niños y niñas fueron perseverantes, siguieron hasta el final, lograron terminar. La experiencia de desprender la máscara de la cara, observarla y poder transformarla de la forma en que quisieran, les dio el espacio para poder hablar de sí mismos sin la necesidad de decir “yo” o sentirse señalados/as. —A partir del juego ellos lograron expresarse sobre sí mismos y creo que esto es muy rescatable —dice Amanda. Otro aspecto positivo es que las máscaras se pueden utilizar para futuras actividades y juegos.

“Mi máscara es color amarillo y color negro y rayadas y tiene un lazo de color blanco porque me gustan los leones por el color. Yo hice mi máscara con pasta blanca y la lijé. La pinté color negro y color amarillo y con rayas. Yo soy Brayan soy color piel y tengo pelo negro y tengo y tengo orejas color piel y soy macho. Yo tengo corazón dentro del cuerpo y tengo venas por dentro tengo sangre roja y tengo huesos.”


El Programa Educativo ILORI es una inciativa de la fundación WWD-F/Biendemujer, que crea espacios seguros que contribuyen al desarrollo físico, académico y psicoemocional de niños y niñas en la comunidad marginal de la Carpio, en San José, Costa Rica. Si usted quiere colaborar con nuestra misión de crear oportunidades para 200 niños y niñas en riesgo social, puede donar por medio de Paypal aquí.

Revista ILORI World Tomo 1  

El Programa Educativo ILORI es un espacio creado por la fundación WWDF/BIENDEMUJER para brindar educación neohumanista a los niños y niñas d...

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you