Page 1


La mejor temporada para el avistamiento de estos cetáceos es de junio a diciembre. Desde Puerto Pirámides, único poblado de la península, zarpan las embarcaciones para poder ver de cerca el espectáculo de los centenares de ejemplares que llegan cada año para reproducirse o parir.

Las habitaciones del Hotel Los Nostros tienen espectaculares vistas sobre el glaciar Perito Moreno.

34

Neuquén El escenario costero de Península Valdés cambia dramáticamente al viajar a la provincia de Neuquén. Esta zona forma parte de la llamada zona de lagos de la Patagonia. El trayecto de 900 kilómetros que supone llegar a este nuevo destino se puede realizar vía aérea mediante el alquiler de avionetas privadas, uniendo así los aeropuertos de Trelew y San Carlos de Bariloche. Una vez allí, podrá desplazarse a la pequeña ciudad de Villa La Angostura si-

tuada en el corazón del Parque Nacional Nahuel Huapi y cerca del Parque Nacional Los Arrayanes, donde se encuentra el único bosque natural de esta especie de árboles del mundo. Villa La Angostura es un ejemplo de conciliación entre turismo y medio ambiente. Las estrechas calles con sus típicas casas de piedra y madera, y la naturaleza de los alrededores y una oferta hotelera de alto nivel atraen a visitantes de todo el mundo. Perteneciente a la cadena Relais & Châteaux, el Hotel Las Balsas ofrece al visitante la posibilidad de disfrutar de la vista del lago Nahuel Huapi desde sus 23 habitaciones y 3 suites. Durante el verano austral –a partir del mes de diciembre–, la cercanía de varios de los lagos más bellos de Argentina permite la práctica de deportes como el esquí acuático o el piragüismo. Sin embargo, en esta zona

‹ Per Se ›

la mayor atracción es la pesca deportiva en la desembocadura del río Correntoso, como en los lagos Espejo y Nahuel Huapi. El Calafate Para conocer las tierras de los glaciares, son necesarias casi dos horas de vuelo desde San Carlos de Bariloche a El Calafate. Conocido como la capital de los glaciares, este pueblo se ubica en el Parque Nacional Los Glaciares. En sus 600.000 hectáreas de extensión descansan los cerros Fitz Roy y Torre, el gran desafío de los escaladores, parte del Hielo Continental, y los glaciares Upsala, Spegazzini y Perito Moreno, donde es posible ver el desprendimiento de enormes bloques de hielo sobre el lago. Este espectáculo, que la naturaleza brinda periódicamente, puede admirarse desde cualquier punto del Hotel Los No-

‹ Deer Valley ›

tros, que cuenta con sólo 26 habitaciones. La conjunción de paredes de colores vivos y techos de madera, las cortinas de piel o las alfombras mapuches define la identidad única de unos espacios que destacan, además, por sus impresionantes vistas. Tanto es así, que desde las amplias bañeras de hidromasaje puede divisarse el mismo Perito Moreno. El Hotel Notros es consciente del gran potencial paisajístico que tiene la zona. Por este motivo organiza diversas actividades, que van desde salidas diarias hacia el mirador frente al glaciar, a safaris náuticos de una hora de duración a bordo de un catamarán por el Brazo Rico del Lago Argentino, pasando por una sesión de minitrekking sobre el Perito Moreno, consistente en una caminata por una superficie de hielo firme guiada por especialistas.

El Hotel Las Balsas de Ralais & Château ofrece la posibilidad de disfrutar del lago Nahuel Huapi.

35


Tierra del Fuego Para llegar a la última estación del viaje por tierras patagónicas hará falta un vuelo con destino a la indómita Tierra del Fuego y su capital Ushuaia, la ciudad más austral del mundo. El origen del nombre de esta isla proviene del siglo XIX, cuando los primeros navegantes españoles llegaron a sus costas y encontraron a varias tribus de indígenas alrededor de fogatas para protegerse del frío. El Parque Nacional Tierra de Fuego, creado en 1960, destaca por una vegetación rica en especies arbóreas como la lenga o el guindo, pero también por su fauna silvestre, definida por la presencia del zorro colorado fueguino, el guanaco y demás especies curiosas como el murciélago orejas de ratón. Ushuaia es el punto de partida para visitar esta provincia. Si el tiempo lo permite es posible navegar hasta el mítico Cabo de

36

‹ Per Se ›

‹ Patagonia ›

Hornos o recorrer los canales fueguinos del oeste, donde es posible ver los glaciares colgantes erigiéndose sobre las frías aguas del atlántico. También a bordo de un velero, es posible atravesar el Canal de Beagle para conocer las colonias de pingüinos patagónicos y de lobos marinos. El nombre de este pasaje marino es un homenaje al HMS Beagle, el navío de la Marina Real Británica que avistó estas frías tierras en 1832. A bordo de la nave iba el sorprendido biólogo Charles Darwin, quien escribió en sus memorias: “Al evocar imágenes de lo pasado veo cruzar a menudo ante mis ojos las llanuras de la Patagonia. ¿Por qué estos áridos desiertos han echado tan profundas raíces en mi memoria?”. Tras recorrer parte de la Patagonia argentina y conocer sus lagos, bosques y glaciares, es probable que le suceda algo similar al viajero, cuando regrese del fin del mundo.

El Cerro Torre constituye un gran reto para expertos escaladores.

37

La Patagonia Argentina  

Una de las últimas regiones del mundo donde la naturaleza prevalece ante el hombre.

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you