Issuu on Google+

48

DEPORTES

REMO

BANDERA DE LA CONCHA

Martes 11.09.12 EL DIARIO VASCO

:: GAIZKA LASA

Éxito. José Luis Korta celebró en la redacción de DV el triunfo de Kaiku con la bandera ganada el domingo. :: USOZ

SAN SEBASTIÁN. Con la Bandera aún húmeda envuelta en su cuerpo, afirma que «parezco el papa». «El papa del remo», le bautizan en la redacción de DV. No calla. No importa recepcionista, fotógrafo, redactor, director o técnico de la rotativa. La misma cuerda para todos. Larga, espontánea, sincera y sonora. La decimosexta tampoco le ha cambiado. Tratamos de domar al pura sangre y empezamos. – ¿Mucha juerga? – Suficiente. Comimos en Agiña y nos saltamos el menú. Cayeron bacalao, chuletas, sidras, cervezas... más de la cuenta. – ¿Hasta tarde? – A las once estaba en la cama. Y eso que me di una vuelta por Sestao para controlar a ver si quedaba alguno de los nuestros. Les mandé para casa porque estaban mojados y todavía nos quedan dos regatas. – ¿Hasta en la celebración sacó el látigo? – Ya hicieron bastante. Querían fiesta pero van a entrenar el doble. Van a sudar. Quedan dos jornadas y les dije que había que olvidarse ya de La Concha. Me acuerdo de que cuando llegué a Orio había costumbre de desmadrarse el día de La Concha. Conmigo, se acabó. – ¿Lo quiere ganar todo? – Si tienes una tripulación como la que tengo, tienes que ir a ganar. Otra cosa es que lo consigas. No se puede ganar la Liga haciendo el último en la regata. Eso no es de Korta. Hay que dar imagen. – ¿Qué tal ha llevado la semana pasada con el 3,92 en mente? – Sabía que la tripulación iba de maravilla. Entrenamos con la alineación titular en Zierbena, para aprovechar las olas, y la trainera corría mucho. Cada día lucía una remada más asentada a esas 36-37 paladas que me gustan. Los remeros también ganaron confianza bogando juntos. Sólo lo habían hecho dos días antes del campeonato de Bizkaia y dos antes del campeonato de Euskadi además de los dos días previos a la clasificatoria. Eso sí, tenían la ventaja de ser el mismo bloque del año pasado. – ¿No era mucho arriesgar? – Este año he querido hacer lo contrario a lo que hice en 2009. Entonces entrenaba con el equipo titular y cambiaba remeros cada fin de semana de Liga. ¿Cómo iba a hipotecer al año por La Concha viendo que otros me han pasado por encima los dos últimos años? No tenía ninguna garantía. Algunos dan el salto a estas alturas. Tenía miedo a que hicieran algo fuera de lo normal. – Hasta su presidente le llamó la atención en Hondarribia. – Ya dije en aquel momento que, si decía eso, se había equivocado con el entrenador. Entiendo perfectamente a la directiva. Quieren ganar. Lo de aquel día no les dolió más que a mí. Los remeros lo dieron


Entrevista a Korta en DV. 11.09.2012 (I)