Page 1

LA ALMERIA ASIMETRICA Ignacio Ortiga Escritor Para comprender esta ciudad es preciso  subir a la Alcazaba. Desde allí  se planea  la "Almería forma urbis", antigua y moderna, y se visualiza la  querencia de los almerienses hacia la rigurosa imposición de la asimetría,  hasta que Trinidad Cuartara impuso tozudamente la línea recta de El Zapillo, la  simetría poligonal de la plaza de toros o la nueva geometría de La Rambla. A los pies de La Alcazaba  el intríngulis callejero de quiebros reinventa  una variedad de placetas cromáticas, patios y porches en La Chanca, siempre  ocupada intentando hacerse a sí misma,   rompe la matemática precisa,  se  desgaja de la otra parte de la ciudad y se abre en fugas visuales hacia el mar,  pero  se la ignora obstinadamente  desde el contrasentido de los  “tour  operador”, que evidencian  falta de imaginación para retener la corriente  turística.   Desconozco por qué se aleja a los turistas de la belleza de este barrio  que no es de los que se aprecian en admiraciones reposadas, sino en la visión  impresionista de la intuitivo que se impregna para siempre en el recuerdo de  quien lo visita. La cultura de este barrio se manifiesta en su trazado, a través de  su modo singular de construir, donde la matemática, el álgebra y la geometría  no están sujetos a los números  sino al azar y la probabilidad. A su lado se desparrama el delicioso laberinto del Casco Antiguo, que es  como una rebelión contra la razonable estética de Trinidad Cuartara que viene  a ser, precisamente, lo que se supone  punto de llegar y nunca llega. Las calles  son toda una exaltación de las enrevesadas estrecheces, de un callejuelismo  que promete sorpresas  en el más allá de cada revuelta a cada esquina, que  dejan en Semana Santa un rastro medieval de cera y letanía y, en el aire, un  aroma de incienso confundido de saetas almibaradas por el aguardiente, que  se trocan en popular poema la noche del Santo Cristo del Perdón por el Paseo  de Almería.   Es la cultura viva de esta otra Almería asimétrica que se manifiesta en el  trazado de sus casas, a través de un modo particular de construir,  y de unos  materiales, elementos decorativos  esgrafiados y colores propios, que les da  identidad y al tiempo las diferencia del resto de la ciudad, que es tanto como  otra  forma de concebir la vida. Cada casa tiene su historia que arrastra  consuetudinarias tradiciones, tradiciones que sus vecinos intentan transmitir  de  generación en generación,  . No he visto barrios de otras ciudades andaluzas donde se produzca esa  relación entre la asimetría con las revoladuras de las esquinas. Las esquinas  de la Almería asimétrica, al tiempo que impiden cualquier posible supremacía 


de la línea recta, nos muestran a cada paso el nuevo pequeño universo que  nos aguarda de inmediato. Toda una asimetría que, a pesar del tiempo,  persiste aún en la mayor parte de las retinas de sus vecinos, que ni Trinidad  Cuartara, ni López Rull  continuaron.

             

 .

la Almeria asimétrica  

Articulo de opinión sobre la ciudad de Almería.

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you