Page 1

TRABAJO DE SUIZA Vila-real INTERCAMBIO IES PROFESSOR BROCH I LLOP – KANTONSCHULE AARAU


Urbanismo y medio ambiente 多dos realidades incompatibles?


Vila-real Ciudad antigua, ciudad moderna


Toponimia La denominación tradicional de esta ciudad es Villarreal en castellano, y Vila-real en valenciano. Durante siglos y hasta 1960, su denominación oficial había sido Villarreal, pasándose desde entonces a la forma equívoca Villarreal de los Infantes. En 1983, se sustituyó ésta por el uso bilingüe Villarreal/Vila-real, que duró hasta febrero del 2006, cuando el Ayuntamiento optó por la oficialidad exclusiva de la forma valenciana (Vila-real).


Geografía Situada a 8 Km al sur de la capital de la provincia, tiene una elevación de 42 m sobre el nivel del mar, con la mayor parte de la población viviendo en el núcleo urbano, que ocupa un 10,72% de los 55,4 Km² de su término municipal. Por cantidad de habitantes, es la segunda población de la provincia (después de la capital), y la decimocuarta de la Comunidad Valenciana.


Ocupa una buena parte de la orilla derecha de la cuenca baja del Mijares, esto es, la parte más característica de la plana, entre las últimas colinas de Onda y Bechí y las tierras más bajas del litoral de Burriana. El término es un plano inclinado hacia levante.


Sus aguas son drenadas hacia el mar directamente en sentido NO-SE por el Mijares y los barrancos del Hospital, de Ràtils y de l'Espaser; por el sector meridional pasa el río de Sonella (o río Seco de Bechí), procedente de las montañas de Onda y Artana. El clima se caracteriza por medias invernales elevadas (10ºC en enero) y veranos templados. Las lluvias no sobrepasan generalmente los 400 mm anuales.


Historia En los alrededores de la ciudad son bastante frecuentes los testimonios de la cultura eneolítica (Villa Filomena), ibérica y de la dominación romana. La larga ocupación musulmana de la Plana de Burriana dejó una rica herencia de topónimos que todavía permanecen vivos y de pequeños núcleos rurales (alqueries) esparcidos por la huerta.


Fue fundada el 20 de febrero de 1274 por el rey Jaime I de Aragón (de ahí su nombre de Vilareal), para afianzar la reconquista de la zona, y situada estratégicamente sobre la antigua Via Augusta romana a 65 Km de Valencia, y en las cercanías de Burriana, hasta ese momento villa en manos de los musulmanes y en cuyo término municipal fue fundada Villarreal. Desde su fundación contó con representación en las Cortes y en la Diputación del Reino y tuvo el privilegio de usar como insignia propia el pendón real cuatribarrado.


Formó parte del brazo real en las Cortes Valencianas y participó muy activamente en las mismas. Desde el siglo XIII la ciudad tiene forma de planta hipodámica: un rectángulo amurallado cruzado por dos calles principales (cardo y decumano) que en su intersección central determinan una Plaza Mayor porticada (Plaça de la Vila / Plaza de la Villa). En el siglo XIV, el aumento de la población obligó a construir fuera de las murallas (arrabal de Valencia o del Carme y de Castellón o Sant Pasqual)


La villa, rodeada de murallas, se expandió extramuros a partir del siglo XIV, en los llamados arrabales de Castellón y de Valencia, llamados después de Sant Pasqual y del Carme, por estar el antiguo convento carmelita y el santuario-monasterio donde reposan los restos del santo patrón. Los desequilibrios demográficos y económicos que caracterizan el siglo XV se traducen, a inicios del XVI, en constantes conflictos con los mudéjares de los señoríos vecinos y en una participación corta, pero muy activa, a favor de las Germanías.


En el siglo XVI muere en el convento del Rosario el fraile alcantarino Pascual Baylón, cuyo sepulcro en la ciudad será un foco de fuerte influencia religiosa al construirse su capilla con la protección de Carlos II. Entre 1566 y 1675 se amplía la huerta tradicional regada por la Sequía Major, Sequiola, Sobirana y Jussana y se rotura la mayor parte del secano (Madrigal, Pinella y Pla Redó).


En 1706, durante la Guerra de Sucesión, ante la resistencia ofrecida por algunos vecinos de la villa, partidarios del archiduque Carlos de Austria, las tropas borbónicas del conde de las Torres de Acorrin asaltan sus murallas y se produce un combate con más de quinientos muertos entre ambos bandos, a la vez que el incendio de algunos edificios. El ascenso de la dinastía borbónica favoreció la vida económica de la villa, haciendo que a lo largo del siglo su población se cuadruplicara.


En la segunda mitad del XVIII nacen las primeras industrias de transformación textil, al tiempo que la población se involucra en los distintos conflictos y revueltas que sacuden a España, sufriendo sucesivos ataques e incendios durante las guerras carlistas. En la segunda mitad del siglo XIX, gracias a personalidades como José Polo de Bernabé, se introduce el cultivo comercial de la naranja, que le da un gran impulso económico a la ciudad, al tiempo que se excavan pozos de riego y se ponen en activo grandes extensiones de tierras de secano.


Ya en el siglo XX, tras la Guerra Civil Española, los beneficios obtenidos en el comercio de la naranja facilitaron a algunos empresarios la instalación de fabricas de losetas cerámicas, con el fin de diversificar el entramado productivo. Este tipo de industria ha seguido en expansión hasta nuestros días, siendo la industria cerámica la principal fuente de ingresos de la economía local en la actualidad.


Demografía Durante el mes de abril de 2007, la ciudad de Vila-real sobrepasó el listón de los 50.000 habitantes censados en la ciudad. En los últimos años ha crecido demográficamente en parte debido a la inmigración foránea; un 8,85% de su población era de procedencia extranjera según el censo de 2005. Los principales países de procedencia de estos inmigrantes son Rumania, Marruecos, Argelia, Colombia y Ecuador, tal y como ocurre en muchas otras localidades españolas en la actualidad.


La ciudad antigua Hoy en dĂ­a no queda mucho de la ciudad medieval. De aquella, podemos observar una de las cuatro torres, la que se encontraba en el sureste de la ciudad amurallada y conocida como Torre Mocha, parte de la muralla oriental y lo que queda de lo que fue la antigua Plaza Mayor porticada, centro neurĂĄlgico de la villa.


Vila-real


Vila-real


Vila-real


Casas del pasado TodavĂ­a se pueden observar, tanto dentro de la ciudad como en sus inmediaciones, casas antiguas que reflejan otro tipo de vida, mĂĄs simple, en el pasado.


Vila-real


Vila-real


Vila-real


Vila-real


Casas del pasado rehabilitadas Para aquellos que no desean vivir en modernos bloques de pisos o viviendas unifamiliares en la periferia de la ciudad, siempre existe la posibilidad de comprar una casa antigua en la villa para rehabilitarla o bien hacer una nueva en su lugar.


Vila-real


Vila-real


Vila-real


Vila-real


Vila-real


Restauración de edificios antiguos Ha sido un deseo expresado por el pueblo insistentemente en los últimos tiempos el que la corporación municipal hiciese todo lo posible por restaurar los escasos edificios antiguos con un cierto valor arquitectónico o emotivo que aún quedan en Vila-real. Algunos ejemplos de este interés son el antiguo cine Real Cinema, ahora reconvertido a Auditorio Municipal, el Trinquete Municipal, el antiguo Colegio Cervantes, el Mercado Central o el Templo de San Pascual, siendo las obras de restauración de este último costeadas principalmente por fondos privados.


Vila-real


Vila-real


Vila-real


Vila-real


Vila-real


Edificaciones modernas Apoyado por el incremento de la renta per capita de los habitantes de Vila-real, en gran parte debido al espectacular crecimiento de la industria cerรกmica en la zona, y al notable crecimiento demogrรกfico, grandes bloques de pisos y viviendas unifamiliares modernas se han construido para satisfacer una demanda de viviendas en rรกpido ascenso.


Vila-real


Vila-real


Vila-real


Vila-real


Vila-real


Vila-real


Economía y urbanismo Construidos en un principio en las afueras de la población, pero incluidos ahora dentro del paisaje urbano al haber sido engullidos por el rápido crecimiento de la ciudad, podemos ver aún algún que otro almacén de confección de naranjas, riqueza primigenia de la villa, junto con alguna de las primeras fábricas de azulejos cerámicos, principal riqueza de los vila-realenses en la actualidad.


Vila-real


Vila-real


También pertenece ya al paisaje urbano la Acequia Mayor, construida en un principio en las afueras de la población para llevar el agua del río Mijares a los naranjales del este de la ciudad y que ahora, aún en uso, es contemplada como elemento decorativo y seña de identidad de un pueblo.


Vila-real


De construcción muy reciente son, sin embargo, algunos centros comerciales que han sido construidos en las afueras de la ciudad pero que rápidamente están siendo engullidos por ésta, así como el Hotel Vilareal Palace, también construido en la periferia para satisfacer la necesidad de un número mayor de visitantes en la ciudad.


Vila-real


Vila-real


Vila-real


Calles estrechas Como ciudad antigua que es, Vila-real posee multitud de calles estrechas. Desde la estrechísima calle de La Judería, hasta aquellas de la villa medieval y muchas otras en las primeras zonas de expansión de la ciudad así como en las construidas en las inmediaciones de las primeras industrias azulejeras.


Vila-real


Vila-real


Vila-real


Vila-real


Vila-real


Vila-real


Calles anchas A medida que la población fue creciendo, mucho tiempo atrás, se fue construyendo un número mayor de calles con una anchura más desahogada, como ocurre con la calle y camino de la Ermita, la calle de la Soledad, o la calle popularmente conocida como El Barranquet aprovechando el antiguo cauce de un barranco, posteriormente soterrado, o calles de reciente construcción.


Vila-real


Vila-real


Vila-real


Vila-real


Avenidas Una ciudad próspera y moderna ha de disponer de amplias avenidas que permitan un rápida comunicación entre puntos distantes de la población o como descongestionante del tráfico de entrada o salida de la ciudad. A tal efecto se construyó hace ya mucho tiempo la Avenida del Cedre, y en época ya más reciente las avenidas de Alemania, Italia, Francisco Tárrega, Francia y Europa.


Vila-real


Vila-real


Vila-real


Vila-real


Vila-real


Coches, coches ...más coches. Popularmente, y en un tono jocoso, se dice que Vila-real tiene 50.000 habitantes y 70.000 coches. Esto no es ni mas ni menos que una exageración que pretende reflejar el enorme parque automovilístico censado en la ciudad. Por donde quiera que uno vaya es prácticamente imposible encontrar un lugar donde poder aparcar el coche.


La escasez de plazas de aparcamiento, una ausencia de transporte urbano y el mal hábito adquirido por gran parte de la población de dirigirse a cualquier parte de la ciudad en su coche particular ha llevado a esta población a una situación de saturación de tráfico como nunca antes la había conocido.


La rotonda, solución a la congestión del tráfico Hasta los años ochenta se controlaba el moderado tráfico de vehículos a motor por la ciudad por medio de una serie de semáforos en aquellos cruces con mayor actividad automovilística. Sin embargo, a partir de entonces, y respondiendo al fuerte incremento del número de vehículos en la ciudad, se empezó a sustituir los semáforos por rotondas y a construir más en las principales vías de la ciudad, tanto antiguas como modernas. Ésta parece ser la única manera de evitar los constantes colapsos de tráfico en la ciudad.


Vila-real


Vila-real


Vila-real


¿Dónde aparco mi coche? Ésta es la pregunta que constantemente se hacen los habitantes de Vila-real. Como respuesta a este problema, el consistorio municipal ha emprendido una serie de obras con el fin de crear aparcamientos subterráneos para un gran número de vehículos, como así hizo en su día en la Avenida de la Murà y como ahora está haciendo en la Plaza Mayor, donde se encuentra el Ayuntamiento de la ciudad.


Vila-real


Vila-real


Centro peatonal, no a los coches. También como se ha venido haciendo en las principales ciudades de España y del extranjero, se acotó en su día una zona libre de tráfico en el centro de la ciudad. Esto se llevó a cabo para que los vila-realenses pudiesen pasear, ir de compras o simplemente sentarse en una terraza y descansar en un ambiente relajado sin tener que soportar los inconvenientes de un tráfico congestionado en unas calles estrechas.


Vila-real


Vila-real


Vila-real


Vila-real


Zonas verdes , necesarias. En una ciudad tradicionalmente carente de zonas verdes, los habitantes han visto con buenos ojos cualquier proyecto procedente del consistorio municipal conducente a crear jardines y parques en la ciudad, por pequeĂąos que ĂŠstos sean, para poder tener mejor calidad de vida.


Vila-real


Vila-real


Vila-real


Vila-real


Vila-real


La Ermita, pulmón de Vila-real Para contrarrestar el exceso de hormigón y ladrillo de la ciudad, los vila-realenses siempre han tenido y aprovechado la posibilidad de ir a la Ermita de Nuestra Señora de Gracia. Éste es un paraje a tan solo dos kilómetros al oeste de la ciudad junto al río Mijares donde existe un gran pinar, zonas ajardinadas y de ocio al que los ciudadanos suelen ir para respirar algo de aire puro, relajarse y pasar un buen rato en compañía de amigos o familiares.


Vila-real


Vila-real


Vila-real


Vila-real


Vila-real


Vila-real


Expansión urbanística Vila-real tiene su capacidad de expansión urbanística limitada por distintos factores en casi todas las direcciones excepto por el este. Fábricas, empresas, casas de campo, el cauce del río... todo ello hace que esta ciudad no pueda emprender grandes proyectos urbanísticos como así está ocurriendo en otras ciudades limítrofes que no tienen estos impedimentos.


Aún así, Vila-real no ha dejado de crecer considerablemente en los últimos veinte años ni dejará de hacerlo, aunque a veces sea a costa de antiguos edificios, como así ocurrirá casi con toda seguridad con el viejo molino de agua del Barranquet.


Vila-real


Vila-real


Vila-real


Vila-real


La economía de nuestra ciudad La industria cerámica y todas las empresas accesorias que la acompañan es uno de los pilares de la economía de nuestra ciudad y de la zona de la Plana. La agricultura ha sido desplazada de forma definitiva por la industria.


La ventaja es que proporciona gran cantidad de trabajo, siendo un foco de atracci贸n de trabajadores de otros lugares de Espa帽a y de inmigrantes. Como desventajas debemos considerar la contaminaci贸n que origina y el impacto en el paisaje que los grandes pol铆gonos industriales producen.


Porcelanosa Vila-real está en proceso de convertirse en una gran ciudad y en parte es gracias a las industrias azulejeras, y especialmente Porcelanosa, que es una de las más importantes de Europa. Porcelanosa es un grupo de empresas que engloban: Porcelanosa, Venis, Noken. Esta empresa tiene tiendas de venta en las principales ciudades del mundo como: New York, Londres, París, Sydney, etc. Su centro logístico es de los mejores y más grandes de Europa.


Vila-real


Vila-real


Vila-real


Vila-real


Vila-real


Vila-real


Los alumnos visitan Porcelanosa


Vila-real


Vila-real


Vila-real


Vila-real


Vila-real


Agricultura En nuestra provincia existe una considerable diferencia en la disposición de recursos hídricos. Dependiendo de la zona geográfica podemos distinguir los cultivos de secano, en el interior, y los de regadío en la llanura costera. En el secano, el almendro sobre todo, y también el olivo o la vid, son los cultivos tradicionales, pero se han ido introduciendo árboles de regadío que se han implantado en determinadas comarcas y entre los cuales están los melocotoneros, los cerezos, etc.


Almendros


Olivos


En la llanura costera predomina el cultivo de los cítricos, especialmente la naranja, siendo la Comunidad Valenciana uno de los mayores productores de cítricos de España. El cultivo de cítricos es un cultivo de regadío, tradicionalmente se regaba “a manta” pero en la actualidad el sistema de riego es “riego por goteo” con lo que se consigue un importante ahorro de agua.


Mediterrรกneo


INTERCAMBIO IES PROFESSOR BROCH I LLOP – KANTONSCHULE AARAU

IES PROFESSOR BROCH I LLOP-KANTONSCHULE AARAU II  

TRABAJO DE SUIZA. Vila-real