__MAIN_TEXT__
feature-image

Page 1

Año 15. Enero de 2014

HACIENDOCAMINO Boletín mensual de la Parroquia de Nuestra Señora de los Ángeles y Santa Ángela de la Cruz (Sevilla).

Sumario José A. Pagola Recuperar la frescura del Evangelio (Pág. 1-2) Félix González Más sobre la nueva Evangelización (pág. 3-4) J. B. Catequesis de la misa (pág. 4) J. A. Pagola Oración para la Nochevieja (Pág. 5) Cáritas Parroquial Campaña de Navidad (Pág. 6) Jornada Mundial del Inmigrante y el Refugiado (Pág. 7) MiguelÁngel Moreno La fraternidad, fundamento y camino para la paz (Pág. 8-9) José Mª Olaizola Repercusión mediática (Pág. 10) Critianismo y justicia Aires del Sur en la Iglesia (Pág. 11)

Recuperar la frescura del Evangelio por José Antonio Pagola

En el prólogo del evangelio de Juan se hacen dos afirmaciones básicas que nos obligan a revisar de manera radical nuestra manera de entender y de vivir la fe cristiana, después de veinte siglos de no pocas desviaciones, reduccionismos y enfoques poco fieles al Evangelio de Jesús. La primera afirmación es ésta: “La Palabra de Dios se ha hecho carne”. Dios no ha permanecido callado, encerrado para siempre en su misterio. Nos ha hablado. Pero no se nos ha revelado por medio de conceptos y doctrinas sublimes. Su Palabra se ha encarnado en la vida entrañable de Jesús para que la puedan entender y acoger hasta los más sencillos. La segunda afirmación dice así: “A Dios nadie lo ha visto jamás. El Hijo único, que está en el seno del Padre, es quien lo ha dado a conocer”. Los teólogos hablamos mucho de Dios, pero ninguno de nosotros lo ha visto. Los dirigentes religiosos y los predicadores hablamos de él con seguridad, pero ninguno de nosotros ha visto su rostro. Solo Jesús, el Hijo único del Padre, nos ha contado cómo es Dios, cómo nos quiere y cómo busca construir un mundo más humano para todos. Estas dos afirmaciones están en el trasfondo del programa renovador del Papa Francisco. Por eso busca una Iglesia enraizada en el Evangelio de Jesús, sin enredarnos en doctrinas o costumbres “no directamente ligadas al núcleo del Evangelio”. Si no lo hacemos así, “no será el Evangelio lo que se anuncie, sino algunos acentos doctrinales o morales que proceden de determinadas opciones ideológicas”.

1


HACIENDOCAMINO

La actitud del Papa es clara. Solo en Jesús se nos ha revelado la misericordia de Dios. Por eso, hemos de volver a la fuerza transformadora del primer anuncio evangélico, sin eclipsar la Buena Noticia de Jesús y “sin obsesionarnos por una multitud de doctrinas que se intenta imponer a fuerza de insistencia”.

“recuperar la frescura original del Evangelio” como lo más bello, lo más grande, lo más atractivo y, al mismo tiempo, lo más necesario”, sin encerrar a Jesús “en nuestros esquemas aburridos”. No nos podemos permitir en estos momentos vivir la fe sin impulsar en nuestras comunidades cristianas la conversión a Jesucristo y a su Evangelio a la que nos llama el Papa. Él mismo nos pide a todos “que apliquemos con generosidad y valentía sus orientaciones sin prohibiciones ni miedos”.

El Papa piensa en una Iglesia en la que el Evangelio pueda recuperar su fuerza de atracción, sin quedar obscurecida por otras formas de entender y vivir hoy la fe cristiana. Por eso, nos invita a

HACIENDO CAMINO Boletín mensual de la Parroquia Nuestra Señora de los Ángeles y Santa Ángela de la Cruz. c/ Cueva de Menga, S/N. 41020 - Sevilla

2


Más sobre la Nueva Evangelización por Félix González

Aunque es algo obvio que no necesita apoyos para mantenerlo, sí quiero dejar como punto de partida, una frase de Pablo VI, en la “Evangelii n u n t i a n d i ” ( 1 4 ) : “ L a I g l e s i a ex i s t e p a r a evangelizar”.  Y yo añado:”solo” para evangelizar. Porque evangelizar es construir el Reino o reinado de Dios; y esa es la única misión de la Iglesia, como instrumento, como medio, y nunca como fin. Y podemos afirmar por la experiencia, que, como afirma el dimisionario Obispo de Cádiz,  “es más fácil evangelizar a gentes que nunca oyeron hablar de Jesucristo, que a estos hermanos que están ya algunos de vuelta del cristianismo y de la Iglesia”.  Por eso, la nueva evangelización requiere un esfuerzo y una clarividencia mayor para evangelizar nuevamente a Europa principalmente (“País de misión”, en boca del Pontífice. Incluida, claro está, España, en boca de la Conferencia Episcopal).

En las orientaciones para el próximo Sínodo de Obispos, se dice:”Nueva evangelización quiere decir: una respuesta adecuada a los signos de los tiempos, a las necesidades de los hombres y de los pueblos de hoy, a los nuevos escenarios que diseñan la cultura a través de la cual contamos nuestras identidades y buscamos el sentido de nuestras existencias. Nueva Evangelización significa, por lo tanto, promover una cultura más profundamente enraizada en el Evangelio, quiere decir descubrir al hombre nuevo que existe en nosotros gracias al Espíritu que nos ha dado Jesucristo y el Padre”.

Como decía en mi anterior post sobre el mismo tema, sabemos que muchos de los métodos y formas de evangelizar hoy día, no sirven, o sirven menos. Pero no se tiene una idea suficientemente clara de cómo hacerlo. Falta imaginación creativa, falta valentía para innovar y correr ciertos desafíos; y falta clarividencia a la hora de actuar. El destinatario de la evangelización  (el hombre actual) es muy distinto del de hace, incluso, pocos años. Por eso el Papa , Beato Juan Pablo II, decía en uno de sus Discursos, hace unos años:”Hay que estudiar a fondo en qué consiste esta Nueva Evangelización, ver su alcance, su contenido doctrinal e implicaciones pastorales; determinar los métodos más apropiados para los tiempos que vivimos; buscar una expresión que la acerque más a la vida y a las necesidades de los hombres de hoy, sin que por ello pierda nada su autenticidad y fidelidad a la doctrina de Jesús y a la tradición de la Iglesia”.

“Esta nueva evangelización, escribe el hasta ahora Obispo de Cádiz, ya citado, va resultar durante unos cuantos años, especialmente difícil. Nuestros cristianos y nuestras instituciones se encuentran incómodos en este clima social y aún eclesial… Nosotros no podemos dejar de atenderlos tal y como ellos lo quieren y lo necesitan…”. Es verdad que habrá que tener mucha prudencia y mucha ha caridad con aquellas personas de cierta edad, a quienes les puede costar un cambio tan fuerte, y hacer lo que se pueda para que no se vean desplazados y se pueda enriquecer su vida cuanto podamos, sin violentar sus convicciones y tradiciones. Teniendo esto claro, sin embargo, urge comenzar la nueva evangelización porque, independientemente del ateísmo teórico que niega la existencia de Dios, existe otro ateísmo práctico, de quienes sin negar su existencia, han organizado su vida como si no existiera, como si estuviera ausente. Es muy clara la afirmación de Monseñor Fernando Sebastián:  “Se diría que el pueblo español ha aprendido a vivir como si fuera ateo, sin dejar de ser creyente”.

El mismo Pontífice da algunas pistas, que hay que tratar de traducir a la práctica. Dice que esa nueva evangelización que se necesita ahora, tiene que ser “nueva” “por su ardor, sus métodos y su expresión”.

3

HACIENDOCAMINO

Es bueno que la misma Iglesia, a través de sus representantes los Obispos, reconozcan que el modos de actuar hoy día, no es el más adecuado para evangelizar. Es un acto de humildad y de sinceridad que los honra, y el primer paso para intentar cambiar.


HACIENDOCAMINO

En la Constitución “Los gozos y esperanzas”, del Concilio Vaticano II, se dice:”En el origen de este ateísmo puede corresponder a los creyentes una parte no pequeña, en cuanto que, por descuido en la educación de la fe, por una exposición falsificada de la doctrina, o también por los defectos de su vida religiosa, moral y social, puede decirse que han velado el verdadero rostro de Dios y de la religión, más que revelarlo” (GS,19).

Iglesia, no lo hacemos por falta de amor a la misma, sino por un deseo creciente de que el evangelio de Jesús llegue a todos, empezando por nosotros. Termino estas líneas expresando mi esperanza de que toda la Iglesia (pueblo de Dios) se ponga en actitud de una nueva evangelización, con la ayuda del Espíritu, volviendo a recordar las palabras de Pablo VI:”La Iglesia existe para evangelizar”. Para ello, hay que partir del Evangelio, que es “Buena Noticia” para todos.

Cuando desde estas líneas u otras, algunas personas denunciamos ciertas maneras de actuar en la

Catequesis de la misa por J. B.

En las últimas eucaristías, las correspondientes al tiempo de Navidad, he venido observando y, me refiero a la misa de 12,30, una pequeña incorrección por parte de la asamblea durante la plegaria eucarística, corazón de esta liturgia y concretamente en la doxología, palabra proveniente del griego doxa, que significa gloria. Doxología por tanto significa glorificación. Es la conclusión de la plegaria eucarística. Como todos sabéis la plegarían comienza con el prefacio, levantando los corazones hacia el Padre. Continúa con el Santus, proclamando la santidad de Dios y su gloria que llena el universo. Al final de la plegaria eucarística, el SACERDOTE recita esta doxología final, alabanza de la Trinidad. En ella, el sacerdote eleva la Víctima sagrada y sosteniéndola en alto, por encima de todas las realidades temporales, dice: «Por Cristo, con Él y en Él, a ti, Dios Padre omnipotente, en la unidad del Espíritu Santo, todo honor y toda gloria por los siglos de los siglos». La Iglesia existe para la glorificación de Dios, para eso precisamente ha sido congregado el pueblo cristiano sacerdotal: para elevar a Dios en la Eucaristía la máxima alabanza posible y para atraer en ella, a favor de toda la humanidad innumerables bienes materiales y espirituales. Por eso, es en la Eucaristía donde la Iglesia se expresa y manifiesta totalmente. Es éste un buen momento para señalar que la participación activa de los fieles, no consiste en recitar juntamente con el sacerdote esta fórmula doxológica. Según la Ordenación General del Misal Romano, “la doxología final de la Plegaria eucarística la pronuncia solamente el sacerdote principal y, si parece bien, juntamente con los demás concelebrantes, pero no los fieles”. (OGMR, 233). El pueblo cristiano hace suya la plegaria eucarística, y completa la gran doxología trinitaria diciendo: Amén. Es el Amén más solemne de la Misa. Con este Amén, el pueblo rubricaba el santo Sacrificio.

4


Oración para la Nochevieja por J. A. Pagola

Nuestro amigo Sebastián Chacón, me envía un texto de Pagola que algunos de vosotros habréis recibido: “Oración para noche vieja”. Tras su lectura percibes que en realidad es una oración para cualquier noche, cualquier noche vieja, esa en la que encuentras la necesidad de encontrarte con Dios y, como diría nuestro cura Pepe, tabaquear con Él; pedirle fuego, sincerarte, sentirte su Amigo, hablarle sin miedos, su Amor lo tenemos, solo necesitamos creerlo ponernos de acuerdo para vivir nuevos y luminosos amaneceres y olvidar los días tenebrosos. (J. B.)

Señor, antes de entrar en el bullicio y el aturdimiento del fin de año, quiero esta tarde encontrarme contigo despacio y con calma. Son pocas las veces que lo hago. Tú sabes que ya no acierto a rezar. He olvidado aquellas oraciones que me enseñaron de niño y no he aprendido a hablar contigo de otra manera más viva y concreta. Señor, en realidad, ya no sé muy bien si creo en Ti. Han pasado tantas cosas estos años. Ha cambiado tanto la vida y he envejecido tanto por dentro. Yo quisiera sentirte más vivo y más cercano. Me ayudaría a creer. Pero me resulta todo tan difícil... Y sin embargo, Señor, yo te necesito. A veces me siento muy mal dentro de mí.

Van pasando los años y siento el desgaste de la vida. Por fuera todo parece funcionar bien: el trabajo, la familia, los hijos. Cualquiera me envidiaría. Pero yo no me siento bien. Ya ha pasado un año más. Esta noche comenzaremos un año nuevo, pero yo sé que todo seguirá igual. Los mismos problemas, las mismas preocupaciones, los mismos trabajos. Y así, ¿hasta cuándo? Cuánto desearía poder renovar mi vida desde dentro. Encontrar en mí una alegría nueva, una fuerza diferente para vivir cada día. Cambiar, ser mejor conmigo mismo y con todos. Pero a mi edad no se pueden esperar grandes cambios. Estoy ya demasiado acostumbrado a un estilo de vida. Ni yo mismo creo demasiado en mi transformación. Por otra parte, Tú sabes cómo me dejo arrastrar por la agitación de cada día. Tal vez por eso no me encuentro casi nunca contigo. Tú estás dentro de mí y yo ando casi siempre fuera de mí mismo. Tú estás conmigo y yo ando perdido en mil cosas. Si al menos te sintiera como mi mejor Amigo. A veces pienso que eso lo cambiaría todo. Qué alegría si yo no te tuviera esa especie de temor que no sé de dónde brota pero que me distancia tanto de Ti.

Señor, se me va pasando la vida y, a veces, pienso que mi gran pecado es no terminar de creer en Ti y en tu amor. Por eso, esta noche yo no te pido cosas. Sólo que despiertes mi fe lo suficiente para creer que Tú estás siempre cerca y me acompañas Que a lo largo de este año nuevo no me aleje mucho de Ti. Que sepa encontrarte en mis sufrimientos y mis alegrías. Entonces tal vez cambiaré. Será un Año Nuevo.

5

HACIENDOCAMINO

Señor, graba bien en mi corazón que Tú hacia mí sólo puedes sentir amor y ternura. Recuérdame desde dentro que Tú me aceptas tal como soy, con mi mediocridad y mi pecado, y que me quieres incluso aunque no cambie.


HACIENDOCAMINO

Campaña de Navidad Una vez más desde el equipo de Cáritas agradecemos a toda la Comunidad Parroquial la generosidad con la que respondéis a nuestros llamamientos, en esta ocasión con motivo de la Campaña de Navidad, resaltando en particular la respuesta de las familias en la fiesta organizada por las catequistas de Comunión, y en la recogida de alimentos que se realizó el 20 de diciembre. Con respecto a la fiesta de Comunión, se recogieron un total de 885 euros, 105 en la colecta que se hizo y 780 en el bar. Junto a la generosidad de las familias, que aportaron también todo lo que se consumió en el bar, excepto las bebidas, debemos significar el esfuerzo y dedicación de todas las catequistas, y el trabajo de jóvenes y otros no tan jóvenes pero con el mismo espíritu solidario. En cuanto a la recogida de alimentos, se cumplieron ampliamente las expectativas iniciales, superando la campaña realizada el pasado año. Agradecemos la generosa colaboración de la Cafetería EVA, que ofreció una tapa gratis por la entrega de un kilo de comida, y especialmente el esfuerzo realizado por los jóvenes que llevaron adelante esta iniciativa, propuesta y liderada por Pablo, catequista de Confirmación, en la que se han recogido 334 kilos de garbanzos, lentejas, alubias y arroz; 203 litros de leche, 229 paquetes de pasta, 221 latas de conserva y 117 paquetes de galletas, más distintas cantidades de aceite, azúcar, harina, batidos, cacao, zumos, y productos de Navidad. Como veis, una campaña que nada tiene que envidiar a otras que se han publicitado en los medios de comunicación. Estos alimentos se han destinado al Comedor de la Parroquia de San Antonio de Padua, de Torreblanca, y a la Cáritas de la Parroquia del Inmaculado Corazón de María, también de Torreblanca. Muchas gracias en nombre de estas Parroquias y en el de todas las familias que van a recibir la ayuda. Equipo de Cáritas Parroquial

"Una sola familia humana. Alimentos para todos" El presidente de Caritas Internacionales, el cardenal Óscar Rodríguez Maradiaga, ha alentado a todos a apoyar la campaña "Una sola familia humana. Alimentos para todos", mediante una carta en la que invita a todos a fortalecer su compromiso "frente al escándalo que supone que casi mil millones de personas pasen hambre hoy en día, en un mundo con recursos para alimentar a todos": “Inspirados por la fe cristiana y los valores del Evangelio, Caritas ve el mundo como una familia humana, caracterizada por el amor, la solidaridad y la compasión. Miramos la parábola de la alimentación de la multitud, con abundancia de alimentos que es nuestro deber compartir........ La labor de las organizaciones de Cáritas contra el hambre van desde el suministro de ayuda alimentaria en época de crisis a los programas a largo plazo para la mejora de la agricultura a pequeña escala, la cría de ganado, las infraestructuras, la agrosilvicultura y la reforestación. Cáritas también promueve la participación ciudadana en los asuntos sociales y económicos, tales como el acceso a los mercados, la nutrición, el agua y el saneamiento para las comunidades vulnerables........ La campaña “Una sola familia humana. Alimentos para todos" reclama a los gobiernos garantías de alimentación y nutrición adecuadas para todo el mundo, como señaló el Papa Francisco en su mensaje de apoyo a la campaña: "Invito a los gobiernos, a las Naciones Unidas y a cada uno de nosotros a actuar como una sola familia humana, para dar voz a todas las personas que están sufriendo en silencio por el hambre, para que esta voz se convierta en un rugido que sacuda el mundo"”. “Es necesario encontrar la manera de que todos puedan beneficiarse de los frutos de la tierra” (Papa Francisco)

6


Jornada Mundial del Inmigrante y el Refugiado El domingo 19 de enero se celebró la Jornada Mundial del Emigrante y el Refugiado. Resumimos a continuación la información publicada por Caritas Diocesana en su página web (www.caritas-sevilla.org) con motivo de la Jornada: “Toda persona pertenece a la humanidad y comparte con la entera familia humana de los pueblos la esperanza en un futuro mejor”. De esta constatación, surge el lema “Emigrantes y refugiados: hacia un mundo mejor”, que el Papa Francisco ha elegido para esta Jornada. Como recuerda el Papa en su mensaje, “emigrantes y refugiados no son peones sobre el tablero de la humanidad; son niños, mujeres y hombres que abandonan o son obligados a abandonar sus casas por muchas razones”. La Iglesia, señala Francisco, tiene la obligación de acompañarlos en su camino, comprender las causas de los movimientos migratorios -violencia, miseria, persecución - y, sobre todo, trabajar para acabar con el rechazo, exclusión y marginalidad que muchas veces sufren en las comunidades de tránsito y destino. Se trata, en definitiva, de pasar de una “cultura del rechazo” hacia los emigrantes, los prófugos, los refugiados y los que piden asilo, a una “cultura del encuentro”. Cáritas Española, como miembro de la Iglesia, se suma a este llamamiento del Papa Francisco y denuncia la tragedia que viven los 14,5 millones de personas que se han visto obligadas a abandonar sus hogares y buscar refugio en otros países, así como los 28,8 millones de desplazados internos dentro de las fronteras de sus propios estados y el millón de personas que ha pedido asilo en todo el mundo.

ne, combustible para calefacciones…) y asistencia médica y psicosocial para los desplazados internos y los refugiados en situación más vulnerable. Asistencia a los refugiados centroafricanos Otra crisis que está provocando un gran número de desplazados y amenaza con convertirse en una catástrofe humanitaria es la de la República Centroafricana, por el riesgo de genocidio que existe en el país debido al aumento de la tensión entre las comunidades en conflicto. ACNUR estima en más de un millón el número de personas que han tenido que abandonar sus hogares.

La principal causa de estos movimientos forzosos de población sigue siendo los conflictos armados en países como Siria, Afganistán, Iraq, República Centroafricana, Colombia o Sudán.

La Cáritas Centroafricana ha puesto en marcha un amplio programa de atención médica y alimentaria a los desplazados, que cuenta con el apoyo de Cáritas española.

Con los refugiados sirios En los últimos años, Cáritas española ha ido respondiendo a las sucesivas llamadas de emergencia de las Cáritas nacionales de Siria y de los países vecinos para responder a la enorme emergencia humanitaria que ha causado la guerra en ese país, que ha obligado, desde el inicio del conflicto, a más 8,5 millones de personas a abandonar sus hogares, de las cuales 6,5 millones son desplazados internos y otros dos millones refugiados en Jordania, Líbano, Iraq y Turquía.

Cáritas Española continúa apoyando a los millones de refugiados, desplazados y emigrantes que ha provocado el conflicto armado más largo de América Latina, el de Colombia, que dura ya cinco décadas. Así lo hace en Ecuador, donde viven alrededor de 450.000 colombianos con necesidades de protección internacional, y en el interior de Colombia con las comunidades de desplazados internos que residen en las zonas más remotas del país, en condiciones de gran precariedad.

El apoyo de Cáritas Española a las Cáritas de Siria, Líbano y Turquía ha dado prioridad a proyectos de distribución de ayuda humanitaria básica (alimentos, material de refugio, mantas, artículos de higie-

7

HACIENDOCAMINO

Activa presencia en el conflicto de Colombia


HACIENDOCAMINO

La fraternidad, fundamento y camino para la paz por Miguel Ángel Moreno

daridad. Las nuevas ideologías, caracterizadas por un difuso individualismo, egocentrismo y consumismo materialista, debilitan los lazos sociales, fomentando esa mentalidad del ‘descarte’, que lleva al desprecio y al abandono de los más débiles, de cuantos son considerados ‘inútiles’”. 3. “La fraternidad está enraizada en la paternidad de Dios. No se trata de una paternidad genérica, indiferenciada e históricamente ineficaz, sino de un amor personal, puntual y extraordinariamente concreto de Dios por cada ser humano. Una paternidad, por tanto, que genera eficazmente fraternidad”.

El mensaje del papa Francisco para la 47ª Jornada Mundial de la Paz es un documento breve que no se detiene en la denuncia de la violencia que asola el mundo y la preocupación por las guerras o la persecución religiosa, sino que ahonda en las causas que para el Pontífice son claves en esta situación, tales como la pobreza, la desigualdad, la injusticia, la falta de una cultura de la solidaridad o la no redistribución de los recursos alimentarios en un planeta donde millones.

4. “Quien acepta la vida de Cristo y vive en Él reconoce a Dios como Padre y se entrega totalmente a Él, amándolo sobre todas las cosas. El hombre reconciliado ve en Dios al Padre de todos y, en consecuencia, siente el llamado a vivir una fraternidad abierta a todos. En Cristo, el otro es aceptado y amado como hijo o hija de Dios, como hermano o hermana, no como un extraño, y menos aún como un contrincante o un enemigo. En la familia de Dios, donde todos son hijos de un mismo Padre, y todos están injertados en Cristo, hijos en el Hijo, no hay ‘vidas descartables’. Todos gozan de igual e intangible dignidad. Todos son amados por Dios, todos han sido rescatados por la sangre de Cristo, muerto en cruz y resucitado por cada uno. Esta es la razón por la que no podemos quedarnos indiferentes ante la suerte de los hermanos”.

En un mensaje estructurado en diez puntos, el papa Bergoglio también alude a asuntos y expresiones que ya podemos considerar un leitmotiv de su pontificado, como es la “cultura del descarte”, y no repara en pedir responsabilidad a los políticos y a los dirigentes de las naciones para que pongan fin a situaciones de pobreza y desigualdad. 1. “El corazón de todo hombre y de toda mujer alberga en su interior el deseo de una vida plena, de la que forma parte un anhelo indeleble de fraternidad, que nos invita a la comunión con los otros, en los que encontramos no enemigos o contrincantes, sino hermanos a los que acoger y querer”.

5. “En muchas sociedades experimentamos una profunda pobreza relacional debida a la carencia de sólidas relaciones familiares y comunitarias. Asistimos con preocupación al crecimiento de distintos tipos de descontento, de marginación, de soledad y a variadas formas de dependencia patológica. Una pobreza como esta solo puede ser superada redescubriendo y valorando las relaciones fraternas en el seno de las familias y de las comunidades, compartiendo las alegrías y los sufrimientos, las dificultades y los logros que forman parte de la vida de las personas”

2. “La globalización, como ha afirmado Benedicto XVI, nos acerca a los demás, pero no nos hace hermanos. Además, las numerosas situaciones de desigualdad, de pobreza y de injusticia revelan no solo una profunda falta de fraternidad, sino también la ausencia de una cultura de la soli-

8


6. “Se necesitan también políticas eficaces que promuevan el principio de la fraternidad, asegurando a las personas –iguales en su dignidad y en sus derechos fundamentales– el acceso a los ‘capitales’, a los servicios, a los recursos educativos, sanitarios, tecnológicos, de modo que todos tengan la oportunidad de expresar y realizar su proyecto de vida, y puedan desarrollarse plenamente como personas. También se necesitan políticas dirigidas a atenuar una excesiva desigualdad de la renta”.

trata de seres humanos, en los delitos y abusos contra los menores, en la esclavitud que todavía difunde su horror en muchas partes del mundo, en la tragedia frecuentemente desatendida de los emigrantes con los que se especula indignamente en la ilegalidad”. 9. “Las sociedades actuales deberían reflexionar sobre la jerarquía en las prioridades a las que se destina la producción. De hecho, es un deber de obligado cumplimiento que se utilicen los recursos de la tierra de modo que nadie pase hambre. Las iniciativas y las soluciones posibles son muchas y no se limitan al aumento de la producción. Es de sobra sabido que la producción actual es suficiente y, sin embargo, millones de personas sufren y mueren de hambre, y eso constituye un verdadero escándalo. Es necesario encontrar los modos para que todos se puedan beneficiar de los frutos de la tierra, no solo para evitar que se amplíe la brecha entre quien más tiene y quien se tiene que conformar con las migajas, sino también, y sobre todo, por una exigencia de justicia, de equidad y de respeto hacia el ser humano”.

7. “Deseo dirigir una encarecida exhortación a cuantos siembran violencia y muerte con las armas: redescubran, en quien hoy consideran sólo un enemigo al que exterminar, a su hermano y no alcen su mano contra él. Renuncien a la vía de las armas y vayan al encuentro del otro con el diálogo, el perdón y la reconciliación para reconstruir a su alrededor la justicia, la confianza y la esperanza”. 8. “Un auténtico espíritu de fraternidad vence el egoísmo individual que impide que las personas puedan vivir en libertad y armonía entre sí. Ese egoísmo se desarrolla socialmente tanto en las múltiples formas de corrupción, hoy tan capilarmente difundidas, como en la formación de las organizaciones criminales, desde los grupos pequeños a aquellos que operan a escala global, que, minando profundamente la legalidad y la justicia, hieren el corazón de la dignidad de la persona. Estas organizaciones ofenden gravemente a Dios, perjudican a los hermanos y dañan a la creación, más todavía cuando tienen connotaciones religiosas. Pienso en el drama lacerante de la droga, con la que algunos se lucran despreciando las leyes morales y civiles, en la devastación de los recursos naturales y en la contaminación, en la tragedia de la explotación laboral; pienso en el blanqueo ilícito de dinero así como en la especulación financiera, que a menudo asume rasgos perjudiciales y demoledores para enteros sistemas económicos y sociales, exponiendo a la pobreza a millones de hombres y mujeres; pienso en la prostitución que cada día cosecha víctimas inocentes, sobre todo entre los más jóvenes, robándoles el futuro; pienso en la abominable

HACIENDOCAMINO

10. “El necesario realismo de la política y de la economía no puede reducirse a un tecnicismo privado de ideales, que ignora la dimensión trascendente del hombre. Cuando falta esta apertura a Dios, toda actividad humana se vuelve más pobre y las personas quedan reducidas a objetos de explotación. Solo si aceptan moverse en el amplio espacio asegurado por esta apertura a Aquel que ama a cada hombre y a cada mujer, la política y la economía conseguirán estructurarse sobre la base de un auténtico espíritu de caridad fraterna y podrán ser instrumento eficaz de desarrollo humano integral y de paz”.

9


HACIENDOCAMINO

Repercusión mediática por José Mª Rodríguez Olaizola, sj

Tres noticias copan estos días muchos titulares. Michael Schumacher se debate entre la vida y la muerte por un accidente de esquí. La ex-miss Venezuela Mónica Spears muere, junto con su marido, tiroteada por unos asaltantes en Venezuela. La infanta Cristina es imputada como cómplice de un delito fiscal. Como los tres son personajes públicos, la repercusión de la noticia se vuelve nacional o mundial. Tal vez ahora la seguridad de las pistas de esquí, y la prudencia o imprudencia de los esquiadores se someta a debate. Tal vez ahora Nicolás Maduro tomará medidas contra una violencia que, desgraciadamente, lleva mucho tiempo golpeando Venezuela -solo que matando a personajes anónimos... Tal vez la imputación de la infanta abra la puerta a que desaparezcan otras impunidades. No pretendo yo entrar a analizar cada uno de esos casos, lo que tienen de mediáticos, lo que reflejan de igualdad o desigualdad o el trasfondo de cada caso. Pienso, más bien, en las consecuencias tan distintas que tiene un acontecimiento si afecta a un famoso o a alguien que no lo es. Y constatar eso lleva a lanzar un grito por la igualdad. Porque vivimos en un mundo desigual. Desigual en oportunidades y en situaciones. Desigual en contextos y circunstancias. Probablemente hay una desigualdad inevitable. Es más, hay mucha diferencia que es muy saludable, es diversidad, pluralidad y es lo que hace que el mundo sea un lugar interesante, complejo y a menudo fascinante. Pero debería haber una igual dignidad. Cada vida importa. Importa mucho. Importa todo. Cada historia importa. Tal vez es parte de nuestra cultura el tener iconos de éxito, de poder, de belleza, de moda. Tal vez no hay forma de evitar que exista el famoseo, con más o menos mérito. Pero eso es tan solo una fachada. Hay una igualdad básica de todos los seres humanos, en dignidad, en importancia, en valor, que no puede obviarse. Y mientras las cosas solo cambien a base de estallidos mediáticos, estamos atascados.

10


Aires del Sur en la Iglesia

Curiosamente, este año la esperanza y la sorpresa nos ha llegado desde el ámbito eclesial. Cuando pensábamos que no podíamos esperar ningún cambio de la cúpula de la Iglesia, cuando veíamos a Benedicto XVI superado por las intrigas de la Curia, el Papa sorprendía al mundo con su renuncia el 28 de febrero, abriendo un período de incertidumbre hasta la aparición de Jorge Mario Bergoglio en los balcones de la plaza de San Pedro. El nombre escogido, Francisco, ya auguraba cambios profundos en la Iglesia, tal vez los mayores desde el Concilio Vaticano II. El rechazo de toda pompa en su presentación pública y sus constantes signos proféticos fueron confirmando que no estábamos simplemente ante una nueva estrategia de comunicación sino ante un verdadero intento de volver al Evangelio. Quedaba así inaugurada una primavera eclesial que ilusionaba a cristianos y no cristianos, incluso a musulmanes y judíos, y que ha hecho levantar de nuevo la cabeza a los que seguían creyendo, a veces a pesar de la Iglesia misma.

la prioridad de cercanía con la gente. Éstos son los criterios que siguen los nuncios para proponer obispos y que supondrán un cambio de rostro eclesial a medio plazo. En segundo lugar, ha decidido gobernar en diálogo, algo de lo que él mismo ha reconocido que careció durante los difíciles años de dictadura cuando fue Provincial de los jesuitas de Argentina. Por ello eligió una comisión consultiva de cardenales de todos los continentes para la reforma de la Curia y por ello ha enviado una encuesta a todas las diócesis sobre el tema de la familia. Esto supone hacer del Sínodo de obispos un verdadero órgano consultivo y no simplemente un lugar donde los obispos dicen lo que el Papa quiere escuchar, como ha sido hasta ahora.

Especialmente importante es el hecho de que el Papa Francisco no está movido por la ideología, sino por su propia experiencia espiritual de haberse identificado con el Mateo recaudador de impuestos llamado por Jesús, y por la cercanía a la gente. Por ello, en una de sus primeras homilías dirigidas a los sacerdotes lanzaba esta advertencia, ya famosa, contra los sacerdotes-funcionarios de despacho o de sacristía: “Todos conocemos la diferencia: el intermediario y el gestor ya tienen su paga, y puesto que no ponen en juego la propia piel ni el corazón, tampoco reciben un agradecimiento afectuoso que nace del corazón. De aquí proviene la insatisfacción de algunos, que terminan tristes y convertidos en una especie de coleccionistas de antigüedades o bien de novedades, en vez de ser pastores con ‘olor a oveja’, pastores en medio de su rebaño, y pescadores de hombres”.

¿Cómo decir al pobre y al “insignificante” que Dios lo ama?, esta era la pregunta que se hacía hace un tiempo Gustavo Gutiérrez y con él buena parte de lo que conocemos como teología de la liberación. Hoy podemos preguntarnos también cómo mantener la esperanza en tiempos tan recios. Sin duda esta esperanza no se haya en ninguna seguridad ni en ningún razonamiento definitivo, sino en la compasión respecto al sufrimiento de tantos. Se habla mucho hoy y, es comprensible, de la salida de la crisis económica. No estaría mal que hablásemos y buscásemos una salida a nuestra crisis de humanidad. Por eso no creemos que esta reflexión sea negativa ni apocalíptica. Simplemente nos recuerda (como el libro bíblico del Deuteronomio) que tenemos ante nosotros la muerte y la vida; y que a nosotros nos toca elegir. ¡Pasemos del pesimismo a la responsabilidad!

Pero, Francisco, ¿ha hecho algo más que bellos discursos y gestos proféticos? Primeramente, ha cambiado de arriba a abajo los criterios para nombrar obispos centrados ahora en la austeridad y en

11

Publicado en Cristianismo y Justicia.

HACIENDOCAMINO

Ahora bien, nos podemos preguntar si puede llevarnos muy lejos el diálogo y el intento de consenso con una estructura eclesial tan envejecida y conservadora. El tiempo nos dirá si su pontificado se quedará en pura ilusión o si realmente imprimirá un verdadero cambio en la estructura de la Iglesia. Si fue esta misma la que le escogió hay motivos para la esperanza.


HACIENDOCAMINO

Horario de cultos

Caritas

De martes a viernes: 19’30 h. Sábados y vísperas de festivos: 20’30 h. Domingos y festivos: 11’00, 12’30, 20’00 y 21’00 h. Misa para niños: sábados a las 13’00 h.

Lunes: 18’30 a 19’30 h. Miércoles: 18’30 a 19’30 h.

Bautismo Secretaría De lunes a viernes: 11’30 a 13’30 h.

Despacho parroquial De lunes a viernes: 18’30 a 20’30 h..

A. V. I. S. A. Concesionario Wolkswagen y Audi C/ Alhami 2 y 4 41020 - Sevilla Tfno.: 955 034 600 Fax: 955 034 648.

Todos los sábados, salvo Sábado Santo. Horario de invierno: 19’00 h. Horario de verano (julio. agosto y septiembre): 19’30 h. El último sábado de cada mes puede celebrarse también a las 12’00 h, salvo el mes de mayo. La sesión de catequesis se desarrollará el correspondiente jueves programado a las 20,30 h. Previamente, se concertará el día de la reunión.

Profile for Ignacio Marin Caffarena

Boletin enero 2014  

Boletin enero 2014  

Advertisement

Recommendations could not be loaded

Recommendations could not be loaded

Recommendations could not be loaded

Recommendations could not be loaded