Page 1

semanariolared@iglesiapotosina.org www.iglesiapotosina.org

Año 2 No.73 Semana del 20 al 26 de junio de 2010

L

a joven de origen dominicano Benny Abreu ha conmovido a los pobladores de Florida por su testimonio de amor maternal. Ella padecía serios problemas cardiacos y prefirió morir antes que abortar al hijo que esperaba. Benny, de 25 años de edad, se graduó en la Universidad de Florida Central a principios de mayo, decidió proseguir con su embarazo, sabiendo que padecía una severa condición cardiaca que podría causarle serias complicaciones.

Pág. 05

Según informó el diario La Prensa de Florida, la joven nunca consideró la posibilidad de un aborto y aseguraba que su embarazo era una bendición. “El doctor le dijo que tenía que abortar si quería vivir, pero ella le dijo que no, que ella no podía matar a su hijo y que iba a seguir su embarazo”, relató su madre a la prensa local. El 17 de mayo dio a luz a su hijo pero su condición empeoró, la trasladaron al Shands Hospital de Gainsville, un centro especializado en cardiología, donde falleció el pasado 30 de mayo. “Yo sabía que ella tenía una condición médica con su corazón, incluso la llevé al médico varias veces, pero nunca imaginé que iba a morir, ellos (los médicos) dijeron que el bebé debía venir temprano y que podría sufrir un poco, pero nunca esperé que esto sucediera”, explicó Jovan Toliver, padre del bebé. Toliver señaló sentir que “he perdido un pedazo de mí mismo, pero lo único que me mantiene es saber que ella nunca querrá que yo deje solo a nuestro bebé y por eso debo ser fuerte”. “Ella fue muy valiente y nunca dudó en tener a su bebé, aunque para eso tuviera que pagar el precio más alto. Yo sé que ahora ella está en las manos de Dios y cuando mire hacia abajo verá la mejor parte de ella con nosotros y sabrá que siempre lo cuidaremos”, agregó la madre de Jovan, Martha Motley.

Pág. 10


02

JUNIO 20 DE 2010

Las Palabras y el

L

Editorial

a palabra la producimos todos, la necesitamos para todo y la usamos todos. El hombre es por naturaleza un ser en comunicación: desde la madre de familia que enseña a su pequeño, que lleva en brazos, a decir “papá” o “mamá”, hasta el político que arenga a sus partidarios y el sabio maestro de literatura, filología, semántica y otras ciencias que permiten a los alumnos bajar al misterioso mundo de las palabras. En estos días escuchamos palabras como futbol, bicentenario y centenario; nos inundan con ellas comentaristas en mesas de discusión, historiadores, admiradores y aficionados. La palabra en la historia humana A san Juan, uno de los obispos del siglo V, famoso por el dominio de la palabra, le apodaron el Crisóstomo, que quiere decir: “boca de oro o lengua de oro” (literalmente según algunos: pico de oro). Del Crisóstomo se afirma que cuando quisieron cambiarlo a otra diócesis se opusieron sus feligreses aduciendo que no tendrían otro que les predicara como su Obispo. A Napoleón se le atribuye la siguiente frase: “por donde pasan las ideas a los cincuenta años pasan los cañones”; sin discutir, por ahora, la veracidad de esa sentencia sí podemos afirmar que las ideas no pueden transitar por ninguno de nuestros pueblos y no pueden pasar por las líneas telefónicas o los campos virtuales a no ser que estén encarnadas en palabras. A raíz del Bicentenario de la Independencia, del Centenario de la Revolución, son muchos los historiadores, estudiosos y comentaristas de radio y televisión que nos abren y cierran puertas con palabras para acercarnos a estos acontecimientos. Para ensalzar a los protagonistas de estos eventos o para criticarlos; sin que falten incluso detractores. El campeonato mundial de futbol con sus intereses económicos, sus símbolos, y el sentido lúdico que genera para muchos da ocasión a que anuncios, programas de televisión e internet, así como artículos periodísticos inunden, literalmente, el espacio de la comunicación y de la convivencia. Las palabras cambian, o quizás son las mismas pero lo que cambia es su significado: fuera de lugar, salvador, héroe, oso, lo negro, aficionado, amante, el esférico, el campo, el juez, el tri, la verde, y un largo etcétera. La palabra esconde y manifiesta ¿Qué tiene de especial la palabra humana? ¿De qué secreta fuente se alimenta la palabra del poeta o del campesino? ¿Dónde encuentra su fuerza y su gracia lo que dice el científico o la persona que ama? ¿Cuál es la función específica de las palabras que usamos a cada momento, para qué nos sirven? ¿Qué relación existe entre la palabra y quien la dice? ¿a quién se le puede atribuir responsabilidad por el infinito número de palabras que nos transmiten los medios de comunicación o por aquella que alguien plasmó en la pared abandonada? Muchas son las funciones de la palabra: la usamos para crear, pero también para destruir. Con ella revelamos la verdad pero también nos sirve para ocultarla y para confundir. Cada palabra esconde y al mismo tiempo expresa el profundo misterio del hombre. Muchas palabras con las que se exalta el equipo de futbol o el campeonato mundial o los héroes “que nos dieron patria y libertad” sirven o son ocasión para ocultar algunas verdades que necesitamos conocer urgentemente.

Hugo y Ricardo de San Víctor Por Pacco Magaña

(Segunda parte) hermanos Queridos y hermanas:

mediatamente al corazón de los hombres.

Para nuestro autor, el estudio de la Sagrada Escritura y de su significado histórico-literal hace posible la teología verdadera, es decir, la explicación sistemática de las verdades, conocer su estructura, la explicación de los dogmas de la fe, que presenta en sólida síntesis en el tratado De Sacramentis christianae fidei (Los sacramentos de la fe cristiana), donde se encuentra, entre otras cosas, una definición de “sacramento” que, perfeccionada después por otros teólogos, contiene rasgos aún hoy muy interesantes. “El sacramento —escribe— es un elemento corpóreo o material propuesto de forma externa y sensible, que representa con su parecido una gracia invisible y espiritual, la significa, porque con este fin ha sido instituido, y la contiene, porque es capaz de santificar” (9, 2: PL 176, 317). Por una parte, la visibilidad en el símbolo, la “corporeidad” del don de Dios, en el que, sin embargo, por otra parte, se esconde la gracia divina que proviene de una historia: Jesucristo mismo creó los símbolos fundamentales. Tres son, por tanto, los elementos que concurren a definir un sacramento, según Hugo de San Víctor: la institución por parte de Cristo, la comunicación de la gracia, y la analogía entre el elemento visible, material, y el elemento invisible, que son los dones divinos. Se trata de una visión muy cercana a la sensibilidad contemporánea, porque los sacramentos se presentan con un lenguaje lleno de símbolos e imágenes capaces de hablar in-

Un discípulo digno de Hugo de San Víctor es Ricardo, procedente de Escocia. Fue prior de la abadía de San Víctor de 1162 a 1173, año de su muerte. También Ricardo, naturalmente, asigna un papel fundamental al estudio de la Biblia pero, a diferencia de su maestro, privilegia el sentido alegórico, el significado simbólico de la Escritura con el que, por ejemplo, interpreta la figura veterotestamentaria de Benjamín, hijo de Jacob, como símbolo de la contemplación

y cumbre de la vida espiritual. Ricardo trata este tema en dos textos, Benjamín menor y Benjamín mayor, en los que propone a los fieles un camino espiritual que invita ante todo a practicar las diversas virtudes, aprendiendo a disciplinar y a ordenar con la razón los sentimientos y los movimientos interiores afectivos y emotivos. Sólo cuando el hombre ha alcanzado equilibrio y madurez humana en este campo, está preparado para acceder a la contemplación, que Ricardo define como “una mirada profunda y pura del alma dirigida a las maravillas de la sabiduría, asociada a un sen-

tido estático de asombro y de admiración”(Benjamin Maior 1, 4: PL 196, 67).

La contemplación es, por tanto, el punto de llegada, el resultado de un arduo camino, que implica el diálogo entre la fe y la razón, es decir —una vez más— un discurso teológico. La teología parte de las verdades que son objeto de la fe, pero trata de profundizar su conocimiento con el uso de la razón, apropiándose del don de la fe. Esta aplicación del razonamiento a la comprensión de la fe se practica de modo convincente en la obra maestra de Ricardo, uno de los grandes libros de la historia, el De Trinitate (La Trinidad). En los seis libros que lo componen reflexiona con agudeza sobre el Misterio de Dios uno y trino. Según nuestro autor, dado que Dios es amor, la única sustancia divina conlleva comunicación, oblación y amor entre dos Personas, el Padre y el Hijo, que se encuentran entre sí con un intercambio eterno de amor. Pero la perfección de la felicidad y de la bondad no admite exclusivismos y cerrazones; al contrario, requiere la presencia eterna de una tercera Persona, el Espíritu Santo. El amor trinitario es participativo, concorde, y conlleva sobreabundancia de delicia, goce de alegría incesante. Es decir, Ricardo supone que Dios es amor, analiza la esencia del amor, qué es lo que implica la realidad llamada amor, llegando así a la Trinidad de las Personas, que es realmente la expresión lógica del hecho de que Dios es amor.


03

JUNIO 20 DE 2010

4 LA MEJOR DISCÍPULA DE JESÚS Por Pbro. Lic. Juan José Torres Galván

El encuentro con Cristo lleva al discípulo a una conversión personal y comunitaria, al descubrimiento de una vida nueva que viene del Señor Jesús. La Virgen María, madre de Jesús, es al mismo tiempo la primera seguidora del Hijo de Dios hecho hombre en su seno virginal. Ella es el modelo perfecto para todo aquel que quiera seguir a Jesucristo. Como discípula perfecta estuvo siempre atenta a todos los signos y enseñanzas de Jesús, con los cuales va dando a conocer el misterio infinito del Dios de la vida, el Dios-Misericordia, el Dios que se descubre ante nosotros como Padre. A todos aquellos que en nuestra Iglesia leen y oran con la Palabra de Dios, la Virgen María se les presenta como el perfil ideal de cómo hay que recibir la Palabra, pues ella estuvo siempre atenta a la Palabra de Dios y su corazón se disponía a llevar a cabo lo que Dios le pedía. El santo Evangelio nos dice que ella “meditaba todas esas cosas y las guardaba en su corazón” (Lucas 2, 19.51) A veces los cristianos tenemos una idea equivocada de la experiencia que vivió la Virgen María, pensamos que para ella todo fue fácil y que por estar llena de bendiciones y gracias espirituales, se le hacía la vida muy cómoda. Nada de eso. El proceso de fe que tuvo que pasar la Virgen María parte del reconocimiento humilde de su pequeñez, a la contemplación alegre y abierta del misterio del Dios-Amor y a la entrega total de su vida para realizar el Proyecto del Padre, el Reino de Dios. Esa respuesta generosa y definitiva de María al plan de Dios es un modelo para nuestra vida cristiana. La presencia de la Virgen María junto a los discípulos en la etapa posterior a la crucifixión, fue definitiva en la consolidación de la Iglesia primitiva, la constancia en la oración, la perseverancia en la fe y la búsqueda de la unidad han sido en gran parte su aporte para que la comunidad de seguidores de Jesús no se dispersara y esperara pacientemente el don del Espíritu, que vino a afirmar a la Iglesia naciente. En María encontramos de manera eminente y perfecta, las actitudes que deben caracterizar a todos los seguidores de Jesús: la atención, el servicio, la entrega y la gratuidad. Dios quiera que el amor y la devoción que tenemos por la Virgen María nos lleve a conocerla más como discípula y seguidora fiel de Jesucristo, especialmente a través del Evangelio, para que, conociéndola, la imitemos y la tomemos como nuestra Abogada, Intercesora y Maestra. NOTA: Puedes leer los números 153-160 del IV Plan Diocesano de Pastoral.

Apreciados lectores y lectoras: YA SE TERMINÓ EL AÑO SACERDOTAL. Esta es mi última reflexión sobre la vida y el ministerio de los sacerdotes que me propuse ofrecerles cada mes para cumplir lo que el Papa pidió a los Obispos: mantener vivo el Año Sacerdotal. El Papa clausuró este año de bendición, de gracia y de alegría espiritual, en la pasada Solemnidad del Sagrado Corazón de Jesús, 11 de junio; nosotros lo clausuramos el 16 de junio, al concluir nuestra 15ª. Asamblea Diocesana de Pastoral.

Luego, el Santo Padre nos hace un apretado recuento de lo que pretendíamos en este año: Queríamos despertar la alegría de que Dios esté tan cerca de nosotros, y la gratitud por el hecho de que Él se confíe a nuestra debilidad… Queríamos también enseñar de nuevo a los jóvenes que esta vocación, esta comunión de servicio por Dios y con Dios, existe; más aún, que Dios está esperando nuestro “sí”… Pedimos trabajadores para la mies de Dios, y esta plegaria a Dios es, al mismo tiempo, una llamada de Dios al corazón de jóvenes que se Quiero compartirles algunos pensamientos y consideren capaces de eso mismo para lo que sentimientos de la maravillosa y sentida homi- Dios los cree capaces. lía que el Papa pronunció al clausurar el Año Sacerdotal. Fue una homilía hermosa, clara, Y después de hablar de todo lo que se dijo en llena de esperanza, de certeza, de amor por los medios de comunicación por las infidelilos sacerdotes, nacida de su corazón de sac- dades de sacerdotes y de pedir perdón a Dios y erdote y Pastor Supremo de la Iglesia; en ella a las personas afectadas, el Papa aclara: Si el vuelve a brillar la belleza y la grandeza del sac- Año Sacerdotal hubiera sido una glorificación erdocio. Ojalá les llegara completa a sus ma- de nuestros logros humanos personales, habnos. La enviaremos a todos los sacerdotes; a ría sido destruido por estos hechos. Pero, para nosotros, se trataba precisamente de lo conellos se la pueden pedir. trario, de sentirnos agradecidos por el don de Dice el Papa: “El Año Sacerdotal que hemos Dios, un don que se lleva en “vasijas de barro”, celebrado, 150 años después de la muerte y que una y otra vez, a través de toda debilidel Santo Cura de Ars, modelo del ministerio dad humana, hace visible su amor al mundo. sacerdotal en nuestros días, llega a su fin. Nos Así consideramos lo ocurrido como una tarea hemos dejado guiar por el Cura de Ars para de purificación…; de este modo el don (del comprender de nuevo la grandeza y la belleza sacerdocio) se convierte en el compromiso de responder al valor y la humildad de Dios con del ministerio sacerdotal. nuestro valor y humildad. El sacerdote no es simplemente alguien que detenta un oficio, como aquellos que toda so- Luego, contemplando el Corazón de Jesús, ciedad necesita para que puedan cumplir en dice: El sacerdocio de Jesús está arraigado en ella ciertas funciones. Por el contrario, el sa- lo íntimo de su corazón; de este modo, nos incerdote hace lo que ningún ser humano puede dica el criterio válido de todo ministerio, que hacer por sí mismo: pronuncia en nombre de debe estar siempre anclado en el corazón de Cristo la palabra de la absolución de nuestros Jesús y ser vivido a partir de él. Y en seguida, pecados, cambiando así, a partir de Dios, la hace esta exhortación a los sacerdotes: ¿Cómo situación de nuestra vida. Pronuncia sobre no alegrarnos de estar invitados cada día a las ofrendas del pan y el vino las palabras de la misma mesa de Dios y habitar en su casa? acción de gracias de Cristo, que son palabras ¿Cómo no estar alegres por haber recibido de Él de transubstanciación, palabras que lo hacen este mandato: “Haced esto en memoria mía”? presente a Él mismo, el Resucitado, su Cuerpo Alegres porque Él nos ha permitido preparar la y su Sangre, transformando así los elementos mesa de Dios para los hombres, de ofrecerles del mundo; son palabras que abren el mundo a su Cuerpo y su Sangre, de ofrecerles el don precioso de su misma presencia. Dios y lo unen a Él. Por tanto, sigue diciendo el Papa, el sacerdocio no es un simple “oficio”, sino un sacramento: Dios se vale de un hombre con sus limitaciones para estar, a través de él, presente entre los hombres y actuar en su favor. Esta audacia de Dios que se abandona en las manos de seres humanos; que, aún conociendo nuestras debilidades, considera a los hombres capaces de actuar y presentarse en su lugar; esta audacia de Dios es realmente la mayor grandeza que se oculta en la palabra “sacerdocio”.

Termina el Papa con esta oración: Señor, te damos gracias porque nos has abierto tu corazón; porque en tu muerte y resurrección te has convertido en fuente de vida. Haz que seamos personas vivas, vivas por tu fuente, y danos ser también nosotros fuente, de manera que podamos dar agua viva a nuestro tiempo. Te agradecemos la gracia del ministerio sacerdotal. Señor, bendícenos y bendice a todos los hombres de este tiempo que están sedientos y buscando”.

+Luis, Arzobispo de S. Luis P.


Palabra de Dios

Nuestra historia

Sr. Pbro.

DON RICARDO B. ANAYA E

2ª. de 2 partes

l 23 de diciembre de 1922 el cardenal Achilles Ratti, que tomó el nombre de Pío XI promulgaba para el mundo entero la Encíclica Ubi Arcano Dei «La paz de Cristo en el Reino de Cristo», y así, pronto se comenzó a implementar en el mundo las nuevas líneas para el trabajo apostólico; al P. Anaya se le encomendó de esta manera, la organización de la Acción Católica en la Iglesia potosina, en 1929 recibe también el encargo de la Capilla de Guadalupe. Con su carácter sumamente organizativo dio un nuevo impulso al Comité de la JCFM, al de la ACJM y la UFCM y, sobre todo, relanzando el trabajo de la Junta Diocesana como organismo coordinador.

¿Que tipo de Papás me encuentro en el Por Pbro. Lic. Héctor Colunga Rodríguez colunga46561@hotmail.com

Muy estimados lectores: Este mensaje lo quiero dedicar a los papás. Quiero reconocer el empeño y dedicación, de aquellos papás que en verdad son un ejemplo a seguir en la casa, dan consejos, regañan con razón, expresan su cariño, son leales y sinceros; trabajadores y sobre todo acercan a su familia a Dios y a la iglesia. Hay papás enfermos, que están en la cárcel injustamente, que no tienen trabajo y tienden a emigrar, que son acusados falsamente, que sí cumplen con sus deberes y obligaciones de padres y esposos. Pero también, hay otro tipo de Me gusta oír tu risa cuando ríes, papás: Los que no han sido bue- porque eso me da mucha confiannos, los que son infieles, los que za; saber que tú eres tan humano se enojan de todo y por nada, re- como yo, eso para mí, sí es de imgañan sin sentido; los que se em- portancia. Sentirte como yo, de borrachan o se drogan; los que carne y hueso, saber que eres cagolpean a su esposa y a sus hijos; paz de levantarte, eso para mí, sí los defraudadores, los holgazanes, es de importancia. Quisiera verte mantenidos y los machistas. Hago como padre y amigo, para poder oración para que este tipo de platicar contigo. papás no se den en las familias. He logrado saber de tus desvelos y Les voy a compartir un pensamien- te he visto pensando en mi futuro, to que encontré en un libro, para ahora sé que de tanto que me quieaquellos papás que sí cumplen res tú sufres más que yo cuando con sus deberes y honrosamente eres duro. se les puede llamar PADRE: Papá… linda palabra me enseñaste a decir cuando era niño y hoy me Papá: gusta decirla con cariño. Entre más humano te veo, papá, ¡más te quiero! me gusta que tu Espero que sean del tipo de papás risa me acompañe cuando río, me que cumplen con sus comprogusta ver que tú corres cuando misos y sean un ejemplo bueno corro, me gusta saber que tú eres para sus hijos. mío porque así yo no sufro cuando Hasta la próxima. lloro.

Desde el Corazón de la Diócesis

Un hogar para los sacerdotes ancianos y enfermos

Evangelio según San Lucas 9, 18 -24

Él les dijo: “Y ustedes, ¿Quién dicen que soy yo?”. Respondió Pedro: “El mesías de Dios”. El les ordenó severamente que no lo dijeran a nadie. Después les dijo: “Es necesario que el Hijo del hombre sufra mucho, que sea rechazado por los ancianos, los sumos sacerdotes y los escribas, que sea entregado a la muerte y que resucite al tercer día”.

El sábado 29 de marzo de 1952, después de arduas gestiones realizadas por el P. Anaya, bendecía nuevamente el obispo Don Gerardo Anaya y Díez de Bonilla, la antigua casona que ocupó el Seminario el cual después de que las hordas revolucionarias de 1914 lo ocuparon y le dieron diversos usos. Por fin veía Don Ricardo un anhelo que llevó en su corazón cuando él junto con los demás seminaristas tuvieron que abandonar el viejo edificio, un logro acrisolado en su corazón se cumplió, devolviendo lo que en justicia correspondía; ya habían pasado algunos años de intenso trabajo buscando bienhechores para la reconstrucción del lugar y por fin volvía a su vocación inicial tan memorable edificio: centro de formación y articulación de la Iglesia potosina, la hoy espléndida y majestuosa Casa de la Acción Católica.

La experiencia más hermosa y profunda es conocer, amar y seguir a Jesús.

Una profunda impresión guardan de la persona de Don Ricardo Basilio todos aquellos que lo trataron. Un sacerdote de una intensa vida interior. Sacrificado, sumamente disciplinado y con una mente organizadora. Repetía constantemente «las grandes batallas se ganan de rodillas», sus Eucaristías en completo silencio en medio de la sobriedad y la gravedad de su voz permitían escuchar con más claridad el Mensaje Evangélico. Se recuerdan aún los Ejercicios anuales y los Retiros mensuales que impartía con especial dedicación en la Capilla de Guadalupe. Desde su regreso de los estudios de Europa, mantuvo con especial dedicación sus cátedras en el Seminario potosino: Sociología, Acción Católica, Historia de la Iglesia y Oratoria Sagrada. Publica en 1955 el libro: El Seminario Conciliar de San Luis Potosí. De 1930 a 1958 publicó muchos artículos en la Ga-ceta Eclesiástica potosina. El Boletín de la Junta Diocesana lo redactaba casi en su totalidad. Famoso por sus Sermones predicados en diversos púlpitos tanto de la capital potosina como de diferentes lugares a los que fue invitado. Publicó Memorias de un viaje. Lejano Oriente y España (junio de 1958 a mayo de 1959) publicado por la Editorial Jus. De forma póstuma se publicó el texto Doctrina Social de la Iglesia y apostolado seglar. El cual fue presentado por el P. Salvador Guillén y apoyado por el Círculo Ricardo B. Anaya. Hoy en día continúan con interesantes acción a favor de la cultura y la formación a través de la rica Biblioteca que dejó el P. Anaya y que está abierta al público en la Casa de la Acción Católica. Continúan así mismo con diversas publicaciones. Hombre infatigable que recorrió innumerables caminos, todos ellos fecundos y llenos de satisfacciones y logros, por fin encontró el descanso que necesitaba. Murió en la Cd. de México en el Sanatorio Español el 11 de marzo de 1962, fue trasladado a la capital potosina donde se velaron sus restos en su amada Capilla de Guadalupe, sus honras fúnebres fueron asistidas por el obispo Cabrera Cruz en la SI Catedral y después de permanecer durante algún tiempo sus restos en el Panteón del Saucito donde se mandó construir su cripta fueron trasladados a la Capilla de Guadalupe en donde reposa para la Eternidad.

Por P. Efraín Moreno Aguirre

n día en que Jesús, acompañado de sus discípulos, había ido a un lugar solitario para orar, les preguntó: “¿Quién dice la gente que soy yo?”. Ellos contestaron: “Unos dicen que eres Juan el Bautista; otros que Elías, y otros, que alguno de los antiguos profetas que ha resucitado”.

Reorganizó el P. Anaya con hondo sentido social y evangelizador el Círculo Cultural Obrero, la Unión de las Obreras de la Aguja, la Unión de Empleadas Católicas a las que anexó la de Profesoras, la Unión de Cargadores y Molineras, el Patronato de la Obreras, Los y las estudiantes y las Sociedades Parroquiales de Auxilio Mutuo. Todo ello buscaba la formación de verdaderos apóstoles seglares en los diversos ámbitos de la sociedad. Dada la urgencia de tocar temas palpitantes de actualidad inició en 1932 las «Semanas de Estudio» en las cuales buscaba difundir especialmente el mensaje social del Evangelio y los documentos pontificios que se emanaban.

Recorriendo el amplio territorio de la diócesis potosina ya que abarcaba las actuales diócesis de Matehuala y Cd. Valles, impulsó el P. Anaya en la vida parroquial los grupos de la Acción Católica que eran según consta en los informes verdaderos grupos de formación y acompañamiento del apóstol laico. Mantenía una constante comunicación con los grupos enviando el Boletín mensual de la Junta Diocesana. Frecuentemente se encontraba al erudito Dr. Anaya en pleno altiplano potosino como en la fecunda huasteca, atendiendo con especial solicitud a todos aquellos que se acercaban a participar de los diversos encuentros.

Casa

PABLO DE TARSO

¿Quién dicen que soy yo? U

17

Luego, dirigiéndose a la multitud les dijo: “Si alguno quiere acompañarme, que no se busque a sí mismo, que tome su cruz de cada día y me siga. Pues el que quiera conservar para sí mismo su vida, la perderá; pero el que la pierda por mi causa, ése la encontrará”. Palabra del Señor.

Los sinópticos ( Mt 6,13 y Mc 8, 27) narran una pregunta que por primera vez Jesús dirige a sus apóstoles que lo acompañaban y eran testigos de su palabra. Es una pregunta determinante y radical porque se trata de su propia persona y de su menaje. Pues también ahora Jesús nos plantea este mismo interrogante a cada uno de nosotros: “Y tú, ¿quién dices que soy yo?”. Aquí no se valen las respuestas evasivas, ambiguas o de mero “compromiso”. Ni tampoco espera Cristo respuestas teóricas, académicas y doctrinales. 
De verdad, ¿quién es Jesucristo para nosotros? Es un interrogante existencial, que hay que responder desde el fondo de nuestra conciencia, a solas con Cristo, mirándole directamente a los ojos. Y hay que darla con el corazón. La vida de la Iglesia tiene su centro impulsor en la persona y en el acontecimiento de Jesús: “Conocer a Jesucristo por la fe es nuestro gozo; PDP 145. Ser discípulo de Cristo es un proceso vital, pues no es una mera tradición, una costumbre, o recibir algunos sacramentos, más bien, se trata de encontrar nuestra identidad en la persona de Jesús y de tener la voluntad de hacer lo mejor de nuestra vida para poder llegar a ser como Él. Encontrarlo y seguirlo lleva a una identificación con Él, hasta compartir la misión que el Padre le encomendó, PDP 146. Seguir a Jesús cuesta y requiere un compromiso constante porque muchas veces nos exige ir “contra corriente” y plantar de cara a la mentalidad relativista la verdad del Evangelio. En ocasiones, Dios nos desconcierta y sus modos de actuar no son como los de los hombres, ni siempre inteligibles para nuestra razón.

E

l próximo martes 22 de junio, a las nueve de la mañana, será bendecida e inaugurada la “Casa Pablo de Tarso”.

El Sr. Nuncio Apostólico en México D. Christophe Pierre, acompañado de nuestro Sr. Arzobispo D. Luis Morales Reyes, entregará esta magnífica obra para la Iglesia Potosina. La “Casa Pablo de Tarso” fue construida junto al Seminario Menor, sobre la avenida Seminario, en la colonia Las Mercedes. Será una casa destinada para aquellos sacerdotes ancianos y enfermos de nuestra Diócesis, que no cuentan ya con una familia que pueda acompañarlos. En este lugar, los sacerdotes que han desgastado generosamente su vida en el servicio a la Iglesia, tendrán la oportunidad de estar dignamente atendidos, en medio de un clima de oración y descanso que requieren para su espíritu. Es justo y necesario agradecer al señor Arzobispo D. Luis Morales Reyes, el empeño que puso para la realización de esta casa. Los sacerdotes de la Arquidiócesis de San Luis Potosí le estamos infinitamente agradecidos. Muchas gracias al equipo de sacerdotes encargados para la construcción de la Casa Pablo de Tarso. Gracias a todas las personas que con su trabajo y su cooperación hicieron realidad este sueño.

1.- Confesar la fe en Jesús. Pedro no se queda en silencio como los demás, sino que proclama: «El Mesías de Dios.». 2.- Compartir la vida con Cristo. La vida del cristiano no es un caminar “especial”, exenta de las dificultades propias de todo ser humano. El cristiano sabe afrontar todo con Cristo y en Él encuentra la respuesta última de todo. 3.- Es una renuncia. Cuando se elige y se toma la decisión de seguir a Jesús, se está dispuesto a dejar todo aquello que impide vivir y estar con Cristo. Jesús pide el día de hoy, él pregunta ahora: “¿Quién decís que soy yo?” Es una cuestión merece la pena contestar de nuevo.

“Oremos por los sacerdotes ancianos y por los que sufren enfermedad, que no pueden proveer a sí mismos, sino dependen totalmente de los cuidados de los demás: que cada uno de ellos experimente, en la soledad de quien le está al lado, el poder del amor de Dios y la riqueza de su gracia que salva”. ¡María, salud de los enfermos, ruega por nosotros!

Por P. Pedro S.S

(Benedicto XVI, Angelus, 8.02.2009)

Ser discípulo de Cristo, ser auténtico cristiano, no siempre es cosa fácil porque requiere al menos de estos tres ejes fundamentales.


05

“¡Felicidades, papá!”

A los papás jóvenes hoy les toca abrir un paquete, tal vez envuelto en papel de seda, con un corazón donde el pequeño de la casa ha escrito lo mejor que ha sabido “Te quiero mucho, papá”. Si digo que el día del padre es todos los días, no miento. El mismo argumento se utiliza para pasar por alto el día de la madre, el día de los enamorados, el día de la mujer trabajadora, el día del estudiante… y el del maestro, el día de los abuelos ¡dos veces padres!... Pero no es menos cierto que los seres humanos nos servimos de este estilo de eventos, resaltados con colores en el calendario, para mantener vivo el recuerdo… por lo menos una vez al año. “¡Felicidades, papá!”. A los papás jóvenes hoy les toca abrir un paquete, tal vez envuelto en papel de cualquier tipo, con un corazón donde el pequeño de la casa ha escrito lo mejor que ha sabido “Te quiero mucho, papá”. Te ha costado disimular la emoción y tragas saliva. Quizá hayas dicho “me voy al baño” para llorar a gusto sin que nadie te vea. Y el pequeño aporrea la puerta porque le falta el beso. Desaparecido en combate. Dicen que los hombres también lloran, pero menos. A las mamás, en cambio, no nos importa ser el escaparate de nuestras emociones y que se nos escape una lágrima en público.

En nuestro mundo se sigue dando lo que los especialistas llaman narcisismo. Esta manera de actuar se distingue esencialmente por un patrón de grandiosidad, necesidad de admiración y falta de empatía.

S

e cuenta que el superior de un mo-nasterio franciscano no podía morir, las razones las externaba en su lecho de muerte “si me muero ¿quién los va a guiar?; ¿quién dirigirá correctamente la congregación? ¿Quién les preparará para las adversidades de la vida religiosa?, en fin “se echaba flores” a más no poder. De pronto un hermano lego, cansado de escuchar tantos “autopiropos” del agonizante exclamó: “Si murió nuestro padre Francisco y para la falta que hizo…” De repente nos sentimos tan indispensables para que gire el mundo, y aunque todos somos importantes nadie es indispensable. Tal vez en alguna ocasión hemos escuchado de la mitología griega el nombre de narciso. Joven bello que se enamoró de su imagen reflejada en el agua, y acabó por arrojarse en ella al no resistir su belleza queriéndola asir y se ahogó. Tienden a sobrevalorar sus capacidades y exagerar conocimientos y cualidades, son presumidos y esperan que los demás les reconozcan sus regalos celestiales. Su

autoestima es frágil, ya que se preocupan de cómo los ven los demás. Quieren continua atención y admiración así como un trato especial y si no se les da se molestan. Se sienten merecedores de privilegios. No reconocen los deseos y sentimientos del prójimo. Envidian a los demás, pues creen que ellos son más merecedores de privilegios que los otros, o también pueden creer que los demás los envidian. Tal vez al estar leyendo este pequeño artículo te vengan a la mente muchas personas con estas características, tal vez tu jefe, tal vez tu superior, ¿tal vez tú…? Olvidaba decir, el narcisista es ciego, no se encuentra defectos, los demás pueden ser narcisistas, él no. Si él llegase a fallar, buscará culpables, hasta Walter Mercado puede ser el causante de su fracaso, por no alinear bien los astros… Qué diverso es el mensaje de Jesús de Nazaret, Él nos invita a dejar nuestro narcisismo, nuestras envidias. Aunque el jefe de la empresa o Pastor de la Iglesia, no vea lo que hacemos en la empresa, o en la Diócesis, etc., no por eso dejemos de trabajar con humildad por lo que consideramos valioso… “Y tu padre que ve lo secreto te recompensará” (Mt 6,18).

Cuando nació el “moco” de la casa ya nada fue como antes. Descubriste que, a partir de ahora, la noche tiene fases; que tu mujer ya no es tan tuya y debes compartirla con un biberón cada tres o cuatro horas, con pañales húmedos que hay que cambiar, con llantos imprecisos que estallan previa y que sólo tu mujer sabe descifrar- “le duele la barriga o tiene hambre o no concilia el sueño”-; que se acabaron las cenas románticas e interminables porque el bebé tose y el aparato este que se han inventado delata todo lo que sucede en su dormitorio pintado de azul o rosa o amarillo o verde… ¡se acabaron los estereotipos!; que ya no hay sábado de cine sin programar, ni escapadas aunque sean de dos días. Quizá llegaste a pensar que tres son multitud y no entendías el arrebato de tu mujer que, a pesar de sus ojeras violetas que le llegaban hasta los pies, miraba embobada al bebé. La cuestión es que el instinto materno arraiga enseguida. Porque lleva una ventaja de nueve meses; los que ha llevado al hijo en su vientre. El instinto paterno ha de superar esa ausencia física y sensorial. Se desarrolla más despacio. Dicen los psicólogos que no alcanza su plenitud hasta que el niño cumple 4 ó 5 años. No deja de ser un alivio saberlo, pero alguno puede pensar que podrían habérselo explicado con antelación. Se hubiera sentido menos marciano en su propia casa. El pequeño “intruso” ya camina, ya se destrozó varios ceniceros de cristal y aquella figurilla de porcelana que compraste en el viaje de novios, ya come solo y ya va a la escuela. Hoy es la primera vez que has leído algo escrito por él, de su puño y letra; un garabato en el que se intuye el mensaje que cambia radicalmente la vida de los seres humanos: “Te quiero mucho…”. Y yo también te quiero; te he querido primero. Antes de que nacieras. Contigo y por ti he descubierto que “la mejor escuela de la ciudad no compensa los mejores momentos de silencio de dos personas que crecen en escalas diferentes”; que “los niños no quieren ser hijos de un director general, sino de un padre que les enseñe el funcionamiento de los hormigueros, el nombre de las estrellas, el control de los músculos, la exactitud de las palabras, la riqueza de la duda, las normas de la tolerancia, las primeras canciones, los límites del poder y el poder de la alegría” (Joan Barril) A todos los padres:¡Felicidades!. Por intentar ser mejores padres, por haber aprendido a cambiar pañales, dar biberones, por llegar a casa temprano para hacer los deberes juntos o darme un beso de buenas noches, por cerrar el periódico o apagar la tele cuando intuyes que necesito hablar, por los madrugones de los sábados para acompañarme a los partidos, por jugar conmigo al Play Station o al Xbox en lugar de tumbarte en el sofá, por explicarme por qué no cuando me dices que no … ¡por querer a mamá!... por todo lo que queda aún por llegar pero sé que cuento contigo.


06

Este hogar es católico

Hablemos de la misa

Por Pbro. José Antonio Martínez Ortiz.

D

ios hace surgir a los santos, la Iglesia reconoce a quienes vivieron la santidad en heroica virtud. El profeta Isaías escribió: “Santo, santo, santo es el Señor” (6,3). El llamado a la santidad es un decreto divino, así por ejemplo en el libro del Lev 19,2; encontramos el siguiente enunciado: “Sean ustedes santos, pues yo, el Señor su Dios, soy santo” Los cristianos que están en gracia de Dios participan de este privilegio de ser santos, y por eso San Pablo en sus epístolas usa la palabra “santo” para referirse a los fieles (2Cor 13,12; Ef 1,1; Fil 1,1); ya que por el bautismo somos liberados del pecado y unidos en Cristo Jesús, quien es el “Santo de los santos” (Heb 7,26). Cada domingo en el credo profesamos nuestra fe en la Iglesia como Una, Santa, Católica y apostólica. Santos en sumo grado son aquellos que son reconocidos por la Iglesia Católica y se presentan como modelos de conducta e intercesores ante el Jesucristo. Totalmente contrario a los que las sectas proclaman, el proceso para reconocer que una persona vivió plenamente en santidad es bastante profundo y no tiene nada de nuevo. Con la reforma del Código de Derecho Canónico en 1983 bajo el pontificado de Juan Pablo II, se facilitó el camino de beatificación y canonización. Este proceso consta de tres partes: La primera es la confirmación de las virtudes heroicas del postulante tales como las teologales: fe, esperanza y caridad; así como también los frutos del Espíritu Santo: el amor, la fe, la prudencia, la justicia, la templanza, la fortaleza y demás (Gal 5,22-23); que se hace después de cinco años de su muerte, y es llevado a cabo por un promotor (persona o grupo) quien se dirige al obispo de la respectiva diócesis. Este eleva una propuesta oficial a la Santa Sede, haciendo llegar toda la documentación recolectada que puede incluir cualquier carta, sermón, alocución, artículo, ensayo o libro escrito por aquél, así como comentarios importantes de él o ella que hayan merecido en el transcurso de su vida; y se le da el título de “Siervo de Dios”. Cuando los tribunales de Roma verifican que la vida cristiana del postulado fue heroica, y por lo menos dos teólogos hayan examinado con lupa de detalles cada palabra, de a cuerdo con la ortodoxia doctrinal, lo denominan “Venerable”. Para esta primera parte no existe una ceremonia especial

El segundo paso es la “beatificación”, que se cumple en un lapso de tiempo no menor de veinte años, y es realizado en la Curia Romana por la Congregación destinada para tal fin, quienes nombran a su vez un “promotor de la fe” del Vaticano, más conocido como el “abogado del Diablo” porque tratara de mostrar que no es merecedor de tal reconocimiento. Así como también un postulador o “abogado de Dios”; en compañía de varios cardenales y teólogos consultores. En esta etapa es necesario distinguir las dos categorías de santos que existen: los mártires y los confesores; los primeros que fueron los que derramaron su sangre por Cristo, no necesitan inicialmente de un milagro, mientras que para los segundos si se cumple esta norma, que tiene que ser autorizado por un grupo de científicos y médicos destacados de diferentes universidades e institutos, muchos de los cuales no son católicos. Ya después de cumplidos todos los requisitos es llamado “bienaventurado”, y puede recibir un culto restringido de su imagen y reliquias en ciertas iglesias o regiones, aunque en algunas ocasiones específicas esta autorización tiene un alcance a todo el mundo católico. En la ceremonia de beatificación se pinta un retrato del candidato(a), o también representando el milagro que se le atribuye; igualmente, se imprimen folletos y estampas de su persona, si se hayan reliquias personales se pondrán en un relicario y se le ofrecerá al Papa, al lado de una semblanza biográfica especialmente encuadernada y un ramo de flores. La tercera fase es la “canonización”, que se da después de una revisión general de la vida del beato(a), más la confirmación de un nuevo milagro que es obligatorio para ambas categorías. Posteriormente, el Papa como jefe supremo de la Iglesia de Cristo, y haciendo uso del derecho de la infalibilidad pontificia, lo eleva a los altares a la categoría de “santo”, muchas veces en la propia basílica de San Pedro del Vaticano, y lo anota en el catálogo del libro de los santos. El Romano Pontífice también destina la fiesta litúrgica del santo(a), que se da el día de su muerte, pues teológicamente es el paso de esta vida terrenal a la recompensa final en el reino de los cielos Hay que dejar claro que existen tres clases de culto sagrado: a. Latría (o adoración), es exclusividad de Dios (Ex 20,3;Dt 6,13) b. Hiperdulía (o veneración especial), se le da a la Virgen María (Lc 1,28.42.48)

Por P. Efraín Moreno Aguirre

C

uando los creyentes hablamos sobre la “Palabra”, nos estamos refiriendo a la Sagrada Escritura, es decir, a la Biblia. Así pues, la “Liturgia de la Palabra” incluye como parte importantísima la lectura de textos tomados de la Biblia. Ante un Dios que habla no cabe otra actitud que la de la escucha. No en balde el primero de los mandamientos que dio al pueblo judío empezaba diciendo: “Shemá, Israel”, es decir, “escucha, Israel” Deut 6,4. Si tomamos en cuenta que el cristianismo está en continuidad con el judaísmo, se comprende que los miembros de las primeras comunidades cristianas, muchos de los cuales eran cristianos convertidos del judaísmo, preservaran tradiciones judías, y así como los judíos se reunían el sábado en las sinagogas a escuchar la Palabra de Dios, los cristianos incorporaron, como parte importante de su celebración eucarística, la escucha de la Palabra. Se puede decir que desde sus orígenes la comunidad de creyentes ha sido alimentada por Dios no sólo con el Pan sino también con la Palabra. “La Palabra de Dios es viva, eficaz y más cortante que una espada de dos filos: penetra hasta la división del alma y del espíritu, hasta lo más profundo del ser y discierne los pensamientos y las intenciones del corazón” Heb 4,12. El que entra en contacto con la Palabra de Dios no puede quedar igual. Ninguna otra palabra tiene esa fuerza, esa coherencia. No hay otra palabra que sea consuelo, bálsamo, guía y alimento. Sólo la Palabra de Dios sacia.


07

Los libros y sus autores

Hombres

La masculinidad en crisis Anthony Clare Buenos Aires, Taurus Pensamiento, 2006, 366 págs. Por Luis Marino Moreno

A

nthony Clare, afirma que los hombres ahora tienen la oportunidad de recuperar la confianza y el orgullo de género que han perdido, y propone que lo hagan no sólo en la competencia implacable de la esfera pública, sino en la intimidad de las relaciones personales.

Critica el fracaso masculino en sus funciones tradicionales de principal proveedor, protector y líder. Con las nuevas reglas de la sociedad contemporánea, lo que se promovería ahora es el uso de la inteligencia. Antes era la fuerza física lo que permitía a los varones apoyar su pretendida superioridad sobre las mujeres. Las nuevas tecnologías reproductivas, los hombres ni siquiera son necesarios para la procreación. Explora las raíces de la inseguridad masculina contemporánea y examina la división psicológica de muchos hombres entre sus deseos, sentimientos e inseguridades personales y su preocupaciones y actuaciones públicas. Recurre a las investigaciones recientes en biología, psicología, psiquiatría y relaciones sociales para poner en tela de juicio las ideas masculinas contemporáneas de la virilidad y defiende a los hombres en tanto que amigos, amantes y padres. Sobre el autor Clare nació en Dublín, en la República de Irlanda . Estudió en la Universidad Gonzaga. En 1966, se graduó de la University College de Dublín (UCD), donde fue un auditor de la Literary and Historical Society. A raíz de la formación inicial en psiquiatría en el Hospital de San Patricio, en Dublín, se trasladó al Instituto de Psiquiatría del Hospital Maudsley, en Londres, donde estudió con el profesor Michael Pastor. Clare obtuvo un doctorado en medicina y una maestría en filosofía, y fue un miembro del Colegio Real de Psiquiatras. Autor de varios libros populares sobre la psiquiatría, Clare ocupó los cargos de Profesor de Psiquiatría Clínica en el Trinity College de Dublín y Director Médico del Hospital de San Patricio, en Dublín. Iba a retirarse de su puesto ac- tual como Consultor General de Adultos en San Edmundsbury Psiquiatra Hospital de Lucano, en el condado de Dublín cuando murió repentinamente de un ataque al corazón en París a la edad de 64 años. En los años 1980 y 1990, Clare fue el psiquiatra más conocido en Gran Bretaña. Su primera aparición en los medios estaban en la alegre BBC Radio. También fue durante muchos años la voz del popular programa de ciencias de la BBC QED. Clare se hizo famoso por sus entrevistas en la radio y la televisión con figuras de renombre. Clare se casó con Jane Hogan en 1966 y tuvieron siete hijos.

Iglesia Universal

CIUDAD DEL VATICANO.- En la Plaza de San Pedro, se celebró una vigilia de oración con motivo de la clausura del Año Sacerdotal, en la que participaron 15.000 presbíteros de 97 países. En la primera parte de la vigilia hubo testimonios en directo y video-conexiones sobre las experiencias de vida de una familia alemana con seis hijos, un diácono, un sacerdote argentino que ejerce su ministerio pastoral en un barrio pobre de su país, un cura anciano, un párroco de Hollywood y una religiosa de clausura. Tras la llegada del Santo Padre a la Plaza de San Pedro en papamóvil, comenzó la segunda parte de la vigilia. El cardenal Cláudio Hummes, OFM, prefecto de la Congregación para el Clero, dijo en su saludo al Papa que este Año Sacerdotal ha servido para “promover el compromiso de renovación interior de todos los sacerdotes, para un testimonio evangélico más fuerte e incisivo en el mundo actual”. ROMA.- En la Eucaristía que presidió en la Basílica de San Pablo de Extramuros en Roma con los miles de sacerdotes llegados de diversas partes del mundo que se reúnen en la ciudad eterna por la clausura del Año Sacerdotal, el Secretario de Estado Vaticano, Cardenal Tarcisio Bertone, señaló que la oración y el celibato libremente vivido son fundamentales para todo sacerdote. El Cardenal señaló que “es fundamental y prioritaria la dimensión orante de nuestro ministerio y de nuestro mismo ser. Somos constituidos en el sacerdocio ministerial primero que nada para elevar plegarias a Dios, a favor de todo el pueblo confiado a nosotros”. Esta dimensión, dijo, “no es sólo una tarea, sino la misma ‘esencia’ de nuestra existencia, su alma y su respiración”. NUEVA YORK.- El Observador Permanente de la Santa Sede ante la ONU en Nueva York, Arzobispo Celestino Migliore subrayó que para hacer frente al VIH y al SIDA es necesario evaluar honestamente las políticas puestas en práctica hasta el momento y una acción decidida que respete la dignidad humana, al tiempo que promueva el desarrollo integral de la persona y de la sociedad. El representante del vaticano subrayó que la Delegación de la Santa Sede recomienda firmemente una mayor atención y mayores recursos, que además deben tener como fundamento un enfoque basado en la dimensión humana de la sexualidad, es decir, una renovación espiritual y humana que conduzca a una nueva forma de comportamiento hacia los demás. SAN CRISTÓBAL DE LAS CASAS.- El Obispo de San Cristóbal de las Casas, Mons. Felipe Arizmendi, llamó a los mexicanos a no caer en la campaña de la organización abortista autodenominada “Católicas por el Derecho a Decidir (CDD)”, que manipula tendenciosamente el Código de Derecho Canónico para hacer creer que “la Iglesia no condena el aborto en muchos casos”. En un comunicado, el Obispo se sumó al llamado de la Arquidiócesis de México para que los fieles no caigan en el juego de esta organización que, tomando el nombre de “católica”, ha iniciado una campaña publicitaria para confundir a los fieles y “animar a las mujeres a abortar”.

Iglesia en México

SAN LUIS POTOSÍ.- Durante el mes de junio, la Iglesia Potosina vive con intensidad muchos acontecimientos. En el contexto del Año Sacerdotal, tendremos la clausura del mismo; por tal motivo recordaremos durante este mes, a muchos de los sacerdotes que han sido ordenados en estas fechas. Otros acontecimientos, como la XXV asamblea diocesana, así como la bendición de la Casa “Pablo de Tarso”, las “Bodas Episcopales de Don Arturo A. Szymanski y las bodas sacerdotales del Padre José Robledo, verdaderamente son signos de una Iglesia en Camino.


08

De los 12…a los 72 A

comenzar el capítulo diez de San Lucas, nos encontramos con un relato muy parecido al narrado en el inicio del capítulo nueve. El tercer Evangelio narra primero el envío de los doce Apóstoles, en el que Jesús les confía una tarea muy semejante a su mi-nisterio: “los envió a proclamar el Reino de Dios y a curar” (9,2). Poco después narra el envío de 72 discípulos. Este último, es un grupo desconocido que no había sido identificado antes, lo cual contrasta con el grupo de los doce, a quienes, antes de ser enviados, ya habían identificado incluso por nombre (6,13ss), pero de este nuevo grupo, así de numeroso, no habíamos tenido noticia. La ubicación de este nuevo grupo, del cual sólo Lucas hace referencia, es estratégica. Aparece al inicio de la subida de Jesús a Jerusalén, una etapa bien definida y, en la mente de San Lucas, quizá el momento más significativo del ministerio de Jesús. Con esa ubicación privilegiada, el envío de los 72 es precedido únicamente, y de alguna manera preparado, por dos eventos: el envío de mensajeros a Samaria y las advertencias a los que quieran subir con él a Jerusalén. De esa manera, podemos notar que el tema dominante al inicio de la subida a Jerusalén parece estar bien definido: discipulado y envío, seguimiento a Jesús y colaboración en su misión. Así, al comenzar a caminar, Jesús no va solo, para este momento sus seguidores ya se han multiplicado y, así como les da advertencias radicales de lo que significa ir tras él, también les confía una tarea claramente misionera. Los estudiosos hacen notar que, a pesar de la preocupación geográfica de San Lucas, éste nunca indica a qué pueblos son enviados los misioneros ni a donde regresan, la única certeza es

El envío de los 72 es precedido únicamente, y de alguna manera preparado, por dos eventos: el envío de mensajeros a Samaria y las advertencias a los que quieran subir con Él a Jerusalén.

que salen de Jesús y a Él vuelven. El contexto y la extensión del relato implica que San Lucas, al menos en la narración, le da más relevancia al envío de los 72 y, al mismo tiempo, le favorece al lector identificarse con esa multitud de seguidores que también son enviados. En el envío de los 72 discípulos podemos destacar lo siguiente: son enviados a pueblos que Jesús recorrerá enseguida, por tanto, ellos sólo preparan la llegada de Jesús, no son ellos el fin de la misión, sino el que los envió. La primera indicación es doble: en primer lugar se les pide orar; segundo, su oración es una súplica a fin de que los colaboradores (discípulos y misioneros) se multipliquen; así queda claro que el ser misionero es un don de Dios, no una mera disponibilidad humana. Las indicaciones de austeridad son más radicales que las dadas a los doce apóstoles, pues a los 72 se les prohíbe incluso llevar sandalias. Las indicaciones llegan a ser tan específicas, que inclusive les proporciona la fórmula del saludo al entrar a una casa: “paz a esta casa”. Por otro lado, la proximidad del Reino de Dios es el mensaje fundamental y urgente, al grado de que no debe negarse ni a los que rechazándolo se niegan a escuchar. Esa proximidad es una realidad en la persona de Jesús. El regreso de los 72, después de su misión (cf. 10,17-24), es mucho más entusiasta que el regreso de los Doce (9,10); el número de versículos que le dedica la narración es notoriamente superior. Así, conforme avanza la historia, el acento se pone cada vez más, no sólo en el discipulado, sino, sobre todo, en la misión; siendo éste un rasgo de la subida de Jesús a Jerusalén.


JUNIO 20 DE 2010

El pasado mes de mayo fueron exhibidas las reliq uias del Santo Cura De Ar La Asamblea reunida no s en El Santuario de San dejó pasar un minuto sin José y El Señor de Los Tr contemplar, agradecer abajos. y pedir por las vocacione mismo por medio de un a hora santa se reflexio s y por nuestros sacerdot nó sobre nuestro papel es, así como creyentes.

PAC, se s a ANS e t ivil n ie c iación c d c rtene o e s p a s a a es un , dam ualida de junio tólica. ANSPAC stos la espirit a n a m é e a s iendo a cción C gunda des. En la se n la Casa de A de la mujer, un cial. nualida a e m n s n e e e r s o d r e reunie los valo como parte talleres mueve des con a id il b que pro sus ha arrollan s e d o p gru En este

El Pasado viern es 11 de junio, de en honor al Sa grado Corazón ntro de las festividades de Jesús, en el tiene esta adv templo que ocación, se con ce le b ró u na solemne Eu ristía a la que caasistieron cien tos de fieles.

pbro. l festejo en unión con el ua an su a s elo or M a ni de la colo palabras chaba atentamente las ompañó a la comunidad ac cu , es es e al nt or ge M La is o. Lu ist D. Cr o, de sp cación Nuestro Arzobi ia cobijada por esta advo tibarlas en su corazón. qu es rro y pa da vi la s en rla o, ce ell ha gu ra Ar pa rá Alfonso Hdz. seguramente las guarda de nuestro Arzobispo y


10

XXV Asamblea

Diocesana de Pastoral

La información y la conversión es el binomio, que con algunas líneas de acción se busca intensificar esta primera etapa del Plan Diocesano.

En esta Asamblea participan las 107 parroquias, grupos y movimientos, así como las comisiones y dimensiones de nuestra Arquidiócesis.

Sacer laic son

Queremos ponernos en camino, pero antes ne aprender del Maestro como discípulo Queremos caminar juntos en Misión Perma


JUNIO 20 DE 2010

Decanato Santo Cura de Ars

CLAUSURA DEL AÑO SACERDOTAL

Sacerdotes, seminaristas, laicos, laicas y nuestro Sr. Arzobispo son parte de la XXV Asamblea Por Pbro. CP. Oswaldo Esquivel Castillo.

L

“Quédate con nosotros, por que atardece y el día ya ha declinado” (Lc 24, 29) Quédate con nosotros, Señor, Acompáñanos aunque no siempre hayamos sabido reconocerte. Quédate con nosotros, porque en torno a nosotros se van haciendo más densas las sombras, y tú eres la Luz; en nuestros corazones se insinúa la desesperanza, y tú los haces arder con la certeza de la Pascua. Quédate con nosotros Señor, cuando en torno a nuestra fe católica surgen las nieblas de la duda, del cansancio o de la dificultad; ilumina nuestras mentes con tu Palabra; ayúdanos a sentir la belleza de creer en ti.

Quédate en nuestras familias, ilumínalas en sus dudas, sosténlas en sus dificultades, consuélalas en sus sufrimientos y en la fatiga de cada día. Tú que eres la amino, pero antes necesitamos vida, quédate en nuestros hogares, para que sigan siendo nidos donde nazca la vida humana abundante y generosamente, estro como discípulos. donde se acoja, se ame, se respete la vida desde su ntos en Misión Permanente. concepción hasta su término natural. Quédate, Señor, con aquéllos que en nuestras sociedades son más vulnerables; quédate con los pobres y humildes, que no siempre han encontrado espacios y apoyo para expresar la riqueza de su cultura y la sabiduría de su identidad. Quédate, Señor, con nuestros niños y con nuestros jóvenes, que son la esperanza y la riqueza de nuestro continente, protégelos de tantas insidias que atentan contra su inocencia y contra sus legítimas esperanzas. ¡Oh buen pastor, quédate con nuestros ancianos y con nuestros enfermos! ¡Fortalece a todos en su fe para que sean tus discípulos y misioneros!

a clausura fue el día 1 de junio del presente año, en la parroquia de Villa de Ramos. Se comenzó, desde unas cuadras antes con una peregrinación, en donde participaron: los laicos y representantes de grupos y movimientos y los sacerdotes del decanato. Antes de iniciar la Eucaristía, la adoración nocturna del decanato, presentó como ofrenda los ornamentos para esta celebración, los cuales bendijo nuestro Pastor, Don Luis Morales Reyes, en la concelebración, nos compartía de una manera muy rica su caminar en este año sacerdotal, sus regalos y los retos que se tienen. Nos invitaba a orar por los sacerdotes de una manera permanente, en especial por los de este decanato: (P. Salvador Rivera (Decano), P. Juan Martínez, P. Julián Jiménez, P. Gilberto Alvarado y P. Oswaldo Esquivel). Terminando la celebración, pasamos a una convivencia con algunos laicos, los sacerdotes y nuestro Señor Arzobispo. Damos gracias a Dios, por el regalo, Don maravilloso del Sacerdocio y el poderlo compartir con toda la gente.


CONJUNTO ARQUITECTÓNICO La sencilla fachada ostenta en el nicho la imagen de nuestra Señora de los Remedios, titular original del Templo; y arriba, un escudo del Sagrado Corazón de Jesús. Primera de tres partes Por LCC Angélica Maldonado Morales

S

u construcción se debe al cronista Fray José de Arlegui, quién la inicio en 1728, dedicándolo a la Santísima Virgen de los Remedios; se terminó en 1731. Formaba parte del convento franciscano y fue confiscado cuando la Reforma y vendido con las obras artísticas que integraban el inmueble. Se destruyó el hermoso altar barroco sobredorado. Por años sirvió de bodega y de taller de marmolería. El Canónigo Agustín M. Jiménez lo rescató y lo dedicó al Sagrado Corazón el 4 de agosto de 1894, previa una total restauración. Lo decoró Jesús L. Sánchez. En 1908 se volvió a decorar, y nuevamente en 1949.

El interior consta de una sola nave, ampliada hacia el sur en 1906, bajo la dirección del Ing. Guillermo Reiter. Entrando, a la derecha, la capilla de las Tres Ave Marías; en seguida, la del Amor Misericordioso; arriba, una pintura: Jesús entre los doctores; enfrente, el Sagrado Corazón y la vidente Santa Margarita María Alacoque cuando se le aparece el Sagrado Corazón. Más allá en el muro izquierdo, El Buen Pastor, y abajo, el sepulcro, del M.I. Sr. Jiménez; a continuación, del mismo lado, La Aparición del Señor a los Apóstoles; enfrente, el Descendimiento. Estas cinco pinturas son de Vela. En el ábside, el Altar Mayor, goticoide, obra de los Hnos. Biagi, con la escultura del Sagrado Corazón.


JUNIO 20 DE 2010

«En lo íntimo de todo hombre existe siempre la angustia de estar solo en el mundo, de haber sido olvidado por Dios en este enorme gobierno de millones y millones», escribió Sören Kierkegaard en una de las páginas de su Diario. Se trata, a fin de cuentas, de la misma angustia de Régine: ¿y si Dios, por ocuparse de los otros seis mil millones que andan por ahí en el universo pateando latas, acabara olvidándose de mí?

El ejemplo

Nicolás de Cusa

de

Por Juan Jesús Priego

«H

ay demasiados elegidos. Demasiadas santas. Hubiera sido necesario que Dios me quisiera sólo a mí», dice Régine en Todos los hombres son mortales, la novela de Simone de Beauvoir (1908-1986). Sólo a mí. Régine se niega a amar a un Dios que ame también a los otros. Quiere un Dios para ella sola, un Dios que piense sólo en ella, que sólo tenga ojos para ella. Por eso decide conquistar a Raymond Fosca, el señor de Carmona, hacerse amar por él cueste lo que cueste, pues él es el único hombre en el mundo que ha bebido el elíxir de la vida y que ahora es inmortal... Se dice Régine a sí misma, mordiéndose los labios de satisfacción: «Se acordará de mí siempre… Dentro de diez mil años se acordará todavía de mí... Me llevará en su memoria por los siglos de los siglos». «-Te olvidará –le advierte uno de sus amigos. «-Dice que tiene una memoria implacable –responde Régine, obstinada. «-Entonces quedarás clavada de un alfilerazo en sus recuerdos, como una mariposa en una colección. Créeme, es mejor ser amada por un mortal que sólo te ame a ti». Régine sabe que va a morir cuando menos lo piense –cuando menos

lo quiera-, pero cree que si logra hacerse amar por Raymond Fosca vivirá eternamente en su memoria: habitará en los recuerdos de un semidiós. El Inmortal (con mayúscula) no reúne para ella todos los requisitos: Él ama a todos. La solución es encontrar a alguien que sea de su exclusiva propiedad y que al mismo tiempo viva para siempre. Este alguien es Raymond Fosca. Él sí que le interesa. ¿Qué clase de monstruo es Régine? ¡Un Dios para ella sola! ¡Como si fuese el centro del universo, el ombligo del mundo! Al leer Todos los hombres son mortales uno se exaspera ante las pretensiones desmedidas de este ser insignificante. Y, sin embargo, de alguna manera, en cierta medida, todos somos Régine, pues todos queremos ser para los otros, para el Otro, lo absoluto. ¿Qué son los celos, por ejemplo, si no el deseo de que el tú, es decir, la persona amada, no tenga ojos, sentimientos, corazón y tiempo más que para el yo que los siente?

Con todo, Régine se equivocaba. Es cierto que Dios ama la humanidad; es cierto que ama a todos los hombres, pero esto es sólo una manera de decir, una abstracción, un recurso para simplificar el discurso. Decimos que ama a todos para ahorrarnos los nombres de los seis mil millones, de la misma manera que decimos 2310 para evitar tener que repetir 2310 veces el número 1. En realidad, Dios ama a la humanidad no en cuanto

13

que ama a todos, sino en cuanto que ama a cada uno. Cada uno tiene la obligación de sentirse exclusivamente amado por Él.

plicó Nicolás de Cusa: Él mira a todos, pero en realidad no hace más que mirar a cada uno. ¡Admirable pedagogía!

«En el Credo profesamos que Dios por nosotros y por nuestra salvación bajó del cielo –escribió Katerina Lachmanova en uno de sus libros-. Esta profesión, sin embargo, tendría poca importancia si la percibimos siempre en plural, si comprendemos al individuo nada más que como un número en el vasto plan salvífico de Dios. Cuando el Credo dice por nosotros, lo hace porque esto es válido en primer lugar para cada ser humano individualmente: tal es el valor de cada ser humano a los ojos de Dios. Tal es el valor concedido a cada uno de ellos por el amor de Dios, que les llamó a existir personalmente y que nunca cesa de atraerlos hacia sí».

«Yo quisiera que cada cosa me perteneciera como si no amara más que a ella en el mundo», vuelve a decir Régine. Pues bien, había Alguien que la amaba precisamente de ese modo. ¡Había un Dios que sólo tenía ojos para Régine, y ella no lo sabía! ¡Hay un Dios que sólo tiene ojos para cada uno de sus hijos, y sus hijos no lo saben, o a menudo lo olvidan! ¿Cómo hacer para experimentar el amor particular de esta mirada? Lo sugiere el ejemplo del famoso cardenal: caminando en su presencia, buscando su rostro. Pues así como sólo mirando el cuadro mientras camina se da uno cuenta de que hay dos ojos que nos siguen, así sólo el que busca el rostro de Dios está en grado de descubrir la particularidad sorprendente de su amor.

Para explicar este misterio del amor personal de Dios, el cardenal Nicolás de Cusa (1401-1464) utilizó el ejemplo de una técnica muy de moda entre los pintores del Renacimiento. Dicha técnica consistía en hacer que los ojos de los rostros pintados miraran fijamente al espectador dondequiera que éste se encontrara. Si caminaba a la derecha, hacia allá miraban los ojos; si a la izquierda, la mirada iba con él. Si dos espectadores se movían en direcciones opuestas, cada uno podía sentirse particularmente seguido por aquellas pupilas brillantes como soles. Pues bien, así es como hay que entender el amor de Dios, ex-

«El sol no deja de ver una rosa como si fuera la única por el hecho de ver otras mil flores. Así Dios amando infinidad de almas derrama su amor en cada una como si sólo a ella amara. La fuerza de amor no disminuye por la multitud de rayos que esparce, sino que permanece entera en su inmensidad». ¿Y quién dijo estas palabras verdaderas? Nada menos que Francisco de Sales (15671622), a comienzos del siglo XVII. Sí, las cosas más importantes de la vida se saben ya desde tiempos inmemoriales...


El narco 14

Contrapunto

Por Luis Ricardo Romero

Por Damaris González 15 años

Ú

ltimamente he notado cuan seguido han aparecido en mi vida pláticas sobre drogas, narcotráfico, adicciones, problemas con la ley y esos rollos y aunado a ello los problemas de quienes viven alrededor de los implicados. Las novias, los primos, amigos, padres, hijos, familias en si que sufren por las malas decisiones que todo ese tipo de gente tomó. Todo esto me ha hecho pensar en tantas cosas.... Antes, cualquiera de estas historias me habrían hecho temblar, y temer más que ahora sobre el futuro, pero ahora me extraña el que no me asusten, que incluso me parezcan parte de lo cotidiano, lo que me lleva a pensar en que si eso me pasa a mi, ahora, y en tan poco tiempo qué pasará con mis hijos...es decir, será mas común que ahora hablar de esos temas. Imagino a mi hijo diciéndome: “mamá, se me cayó el diente, el señor que vende tachas en la escuela, me dijo que se lo lleve y que me lo puede cambiar por droga...” ¡Maldita sea! ¡Es aterrador imaginar la ironía del asunto, imaginar que eso podría suceder si no hacemos algo! y no sólo puede sucederle a el primo de Chihuahua, al amigo de Michoacán, si no que podría pasarle a mi hijo, a mi nieto, al hijo o al nieto de cada uno de los que lean esto. Debo aceptar que me tocó conocer la otra cara de la moneda, no la parte de la que se habla en los periódicos, si no la parte que viven en “carne viva” algunos implicados en el problema. Me di cuanta que tras cada drogadicto o vendedor de droga hay una

historia difícil, algo que nadie de los “indignados del país” se han puesto a pensar. Historias por las que gracias a Dios no he pasado: familiares en la cárcel, padres y madres ausentes, golpes, droga y alcohol como parte de la herencia. Y me pongo a pensar en qué momento comenzó esa cadena, dónde se formo esa herencia, dónde se quebró la historia de mi país. Y es necesario conocer el problema de raíz para saber que debemos cambiar. México: en qué momento tus familias se rompieron de tal manera que ahora tantos sufrimos por lo mismo, cuándo se perdieron tus valores, cuándo dejaste caer los pilares de una civilización que prometía erguirse como una de las mejores. Todo esto me hace pensar en la trascendencia de la familia en la sociedad mexicana, y aparte la importancia de las actitudes que tomen las personas que tienen en sus manos las riendas de mi país. Algunas personas me dicen que soy un tanto madura para mi edad; no lo soy del todo, pues se que aún me falta mucho camino por andar, y me he dado cuenta de la labor que mis padres, mis hermanos mayores, mis maestros y mis amigos han hecho por mi formación y desarrollo emocional y moral, y no me queda mas que agradecerle a todos lo que han hecho por mi, Principalmente a mis padres, a quienes debo los principios que hoy me rigen y que a final de cuentas es lo mejor que me han dado, y lo único que nadie va a poder arrebatarme.

Yo lo miro desde lejos, pero somos tan distintos; es que creció con el siglo con tranvía y vino tinto. Mi viejo, Piero

…D

esde lejos así de pronto se mira al que es el padre, tal vez porque la en la familia se estila de esa manera, o pudiera ser por el mismo papá que actúa recio y muy “rigorosamente”; en el peor de los casos por no estar con los hijos engendrados. Aun así “del modo que sea el padre es el padre” y a él también le debemos la vida, y agradecemos que exista o que tuviera el acierto de crear por amor. Es una gran brecha la que existe entre un padre y un hijo, por eso es que se canta “somos tan distintos”. El padre, es una figura esencial de toda la vida humana, él es quien acompaña y juega al fuerte en una familia. Aun viviendo en otro tiempo asume la realidad del tiempo de sus hijos e hijas. Del padre no se habla mucho, es etiquetado como el insensible por su género, rudo, pero los hay alegres y susceptibles a la lágrima de sus retoños. Festejar pues el día del padre, no debe pasar como un evento más, porque sólo tenemos una vida para amar, agradecer, llorar, reflexionar, y redundando, sólo una vida para vivirla con los demás, así que como cada año que nuestro corazón se alegre por la dicha de saber que somos hijos de un padre, y una madre, y que esto siempre este en nuestras vidas como un gesto del amor de Dios que también es Padre. Según nuestro proceso de vida, vemos a papá de la siguiente manera: 4 años: Mi papá puede hacer de todo. 5 años: Mi papá sabe un montón. 6 años: Mi papá es más inteligente que el tuyo. 8 años: Mi papá no sabe exactamente todo. 10 años: En la época en que mi papá creció, las cosas seguramente eran distintas. 12 años: Oh, bueno, claro, mí padre no sabe nada de eso. Es demasiado viejo para recordar su infancia. 14 años: No le hagas caso a mi viejo. ¡Es tan anticuado! 21 años: ¿Él? Por favor, está fuera de onda, sin recuperación posible. 25 años: Papá sabe un poco de eso, pero no puede ser de otra manera, puesto que ya tiene sus años. 30 años: No voy a hacer nada hasta no hablar con papá. 40 años: Me pregunto cómo habría manejado esto papá. Era inteligente y tenía un mundo de experiencia. 50 años: Daría cualquier cosa por que papá estuviera aquí para poder hablar esto con él. Lástima que no valoré lo inteligente que era. Podría haber aprendido mucho de él.


JUNIO 20 DE 2010

No es suficiente un Por Malú Meave

E

Por Ricardo García López

Primera parte

scucharte contar que alguna vez encontraste los regalos de navidad colgados de un árbol en el patio de tu casa, dejaba en mi mente infantil un “si yo hubiera estado ahí”…, o que caminabas a lo largo de la tarde por las calles de San Pedro con la compañía de un perro, o cómo perdías el equilibrio en la rama de un mezquite y el suelo te recibía con los brazos abiertos…“si yo hubiera estado ahí, si yo hubiera estado ahí”…, Imagina que buenos amigos hubiéramos sido tú y yo, si mi llegada a este mundo estuviera agendada veinte años antes. Entonces tal vez entendería el porqué de tu fobia al desorden, a la desidia o al fracaso. Descifraría esas anchas, muy anchas lagunas silenciosas de tus tardes. Cuántas veces me sumergí en ellas sin comprender lo intempestivo de sus aguas. A mis escasos cinco, lo único que podía entender era que Tú eras mi papá, y que mi vida estaba cobijada por tu espalda; para lo que fuera necesario, para un regaño, una canción de los Beatles, y una eterna caminata colgada de tu mano.

Documentos que prueban que la Iglesia siempre ha coadyuvado al establecimiento de centros de educación y superación en las comunidades que más lo necesitan.

E

l título de este artículo es una de esas frases, proverbios o refranes, o como decían nuestras abuelas dichos, que surgieron del modo de hablar de nuestro pueblo y que entrañan una filosofía popular o demosofía (sabiduría del pueblo) como diría Mons. Joaquín Antonio Peñalosa, y que desafortunadamente es de las muchas buenas costumbres que se han ido perdiendo, y con ellas nuestra identidad, merced a la famosa globalización. Este dicho, como es obvio, significa que cuando una persona o conjunto de personas se proponen realizar una obra no importan las circunstancias de pobreza, imposibilidad física o personal, entorno social u otro tipo de dificultades, basta con tener una voluntad firme para llevarla a cabo. En el caso concreto de que me voy a ocupar la persona y personas que serían los gallos son: el Ayuntamiento de Tancanhuitz; quien fue gobernador de nuestro Estado don Ildefonso Díaz de León y principalmente Fr. Manuel Sánchez, Misionero Apostólico.

Todo este preámbulo es para explicar como al cotejar el trabajo de clasificación de la Srita. Consuelo Muñiz Blanco (clasificadora de documentos en el Archivo Histórico del Estado), encontré varios documentos que me llamaron la atención por el tema de que tratan y por la forma en que se tratan. Creo que su simple transcripción es suficiente y por tanto no agrego comentario alguno. Por lo que a continuación literalmente reproduzco el texto de dichos papeles:

se enseña a los loros, como lo han hecho en estos pueblos, sino por principios y sólidos fundamentos, tanto para el arte de hablar, leer y escribir, cuanto para la doctrina y misterios de nuestra santa cristiana religión, celebró junta este Ayuntamiento en que concurriendo el vecindario y cura párroco, les propuso para maestro de escuela al R. Padre Fray Manuel Sánchez, cura interino de Huehuetlán, cuya aptitud y eficacia son bien conocidas de todos por haber servido otra igual en San Martín de este partido, y con cuyo consentimiento se contaba, siempre y cuando se le señalase la dotación de seiscientos pesos anuales por la enseñanza de los niños de este pueblo y de su doctrina, se consignase la aprobación de Vuestra Excelencia, el beneplácito o permiso de la mitra y el de su prelado respectivo [al religioso superior de la provincia a donde correspondiera]. La primera condición se allanó por el vecindario [es decir que los vecinos se comprometieron a pagar los seiscientos pesos anuales del sueldo del maestro], ofreciendo cada uno gustoso un tanto cada mes a proporción de sus facultades [posibilidades], cuya suma cubre aquella dotación, y queda un corto sobrante que se destinó [el presidente debió decir se destinará, porque con este escrito está apenas pidiendo el permiso para establecer la escuela], de común acuerdo, para muebles, libros, y otros menesteres de la escuela. Y lo informa así a Vuestra Excelencia este ayuntamiento para que tenga la dignación, si le pareciere bien, de aprobar tan útil establecimiento.

“Excelentísimo Señor Gobernador de este Estado Libre de San Luis Potosí.

Dios y libertad, Sala Capitular de Tancanhuitz, 15 de febrero de 1827.

Excelentísimo Señor: con el grande objeto de establecer una buena escuela de primeras letras, en que se instruya la juventud, no del modo en que

José Ygnacio de Oyarvide, Presidente [rúbrica]. José Antonio Velarde, Secretario. [rúbrica]”. (continuará)

Cierto es que poco entendía de tu cansancio diario para que nada faltara en nuestra casa, para que no pasáramos frío, o para que pudiéramos ver la lluvia estrellarse contra la ventana sin que nada más nos preocupara; Lo único que esperábamos mi hermano y yo era tu llegada a media tarde porque por centésima vez escucharíamos Peter Pan de tu voz grave y cansada. ¿Se puede pedir algo más? Sabíamos que podíamos dormir tranquilos, y que no iba a haber monstruos ni fantasmas debajo de la cama, porque tú estabas ahí. Si, tú estabas ahí, a veces sin estarlo, porque la vida apremia, apremian los pagos de la luz, el agua, los libros y los uniformes. Las horas de trabajo asfixian y dejan poco aire para la vida, y aún así, sabíamos que el poco oxígeno que te quedaba era nuestro, tan nuestro como los patines, la bicicleta y los libros de cuentos. Siempre has estado, con tus bromas y regaños, en los largos desvelos universitarios preparándonos el café, estuviste en el desencanto del primer noviazgo, estuviste en la puerta cuando nos marchamos de casa y nos soltamos de tu mano. Incluso en las horas de ausencia has estado. Dicen que infancia es destino. No tuve la oportunidad de estar en tu niñez, pero tú si que has estado en la mía, porque así lo quiso Dios. Dejas por tanto en mi vida no sólo a Peter Pan o el aire que te faltó, dejas más que un colchón sin fantasmas para amortiguar las caídas, te quedas tú, con todo y ejemplo, con todo y consejo, con todo y regaño, te quedas tú con tu mano extendida siempre, siempre, siempre.


16

“S

i tu mano es ocasión de pecado córtatela” (Mc 9, 43). Cuando Jesús hace esta enseñanza a sus discípulos quiere ante todo dejar en claro el no ser ocasión de pecado, es decir causa de división, de malentendido, de escándalo; quiere que los que son elegidos para el Reino corten con todo lo que pueda contradecir el plan de Dios para los elegidos. Es que el Reino de Dios no puede ser compatible con ninguna clase de escándalo.

Contrapunto

Por otro lado, esta enseñanza es la continuación de otra reflexión de Jesús a sus discípulos: “el que reciba a un niño como este en mi nombre a mí me recibe” (Mc 9, 37). Ahora enseña: “el que sea ocasión de pecado para esta gente sencilla que cree en mí más le valdría que le pusieran al cuello una de esas enormes piedras de molino y lo arrojaran al mar (Mc 9, 42)”. Esto quiere decir que si el Reino está a favor de los pequeños, es decir, los sencillos, los perseguidos, los hambrientos, los sin voz, entonces hay que procurar que dicho Reino no se les sea arrebatado por ningún mal ejemplo nuestro. Es que quizá a los pequeños les sea muy fácil adquirir la fe y confiarse a Dios y sus planes divinos, pero tal vez de igual manera la falta de testimonio de los demás pueda generar en estos la falta de credibilidad en ese proyecto de Dios para ellos. Así que a proteger a los pequeños y a cuidar que su fe no se venga abajo por causa nuestra. Y bien, es cierto que dice muy claro el evangelio: “si tu mano, o tu pié, o tu ojo...” sin embargo esta enseñanza nunca se ha tomado literalmente, ni antes ni ahora. De ser así el mundo cristiano estaría anegado de mancos, cojos y ciegos. El reino de Dios sería mejor llamado el reino de los ciegos, mancos y cojos. No es esa la idea central de Jesús al hacer esta enseñanza tan radical. Además le faltaron algunos miembros u órganos con los que suele pecarse más o ser más ocasión de pecado. Por ejemplo la lengua, los oídos. Recordemos las muchas herejías que se han dado en diferentes etapas; y muchas maldades se suelen dar por falsos testimonios y mentiras; por ejemplo, Juan Bautista murió porque Herodes no cuidó la lengua al prometer dar a su hijastra lo que ésta le pidiera; por falta de prudencia el cristianismo, al principio único se ha convertido en cientos de sectas y credos que sólo han traído división entre los hermanos que creen en Jesús. Por no mantener los oídos atentos se hace mucho caso a calumnias y falsas acusaciones y con ello los pobres han sido despojados de sus derechos más elementales; por prestar oídos a murmuraciones muchas personas han perdido su buena fama o lo han perdido todo. Vaya que es urgente hacer caso a estas palabras de Jesús. Los cristianos necesitamos guardar en el corazón muy bien estas enseñanzas y cor-

La mutilación que hace

hombres íntegros

Quizá valdría más cortarse la lengua, pues mucho se desacredita a los demás por el mal uso de la misma, y mucho se ha desacreditado el proyecto del Reino de Dios a través de la historia por la poca prudencia con que se procede al hablar de unos y otros o incluso de la misma fe. tar con el mal, cortar con lo que pueda alejarnos de Jesús y de su plan de salvación. Cortar las manos, los pies, sacar los ojos, cortar los oídos, o la lengua significa cortar con la maldad; es decir, mantener la integridad; al Reino se puede entrar mutilados, pero con el corazón entero. Estamos llamados a eso. Esta-

mos obligados a eso. Es más fácil cortar con el mal que perder nuestros miembros, ¿no es cierto? ¡Vaya que Jesús nos puso barato esto de entrar al Reino de los cielos! O bien; quizá para muchos sería más fácil vivir mutilados que cambiar el corazón. Escojamos. O cortamos con el mal, o estaremos mutilados del alma.


Palabra de Dios

Desde el Corazón de la Diócesis

Casa

PABLO DE TARSO

¿Quién dicen que soy yo? U

17

Un hogar para los sacerdotes ancianos y enfermos

Evangelio según San Lucas 9, 18 -24

Por P. Efraín Moreno Aguirre

n día en que Jesús, acompañado de sus discípulos, había ido a un lugar solitario para orar, les preguntó: “¿Quién dice la gente que soy yo?”. Ellos contestaron: “Unos dicen que eres Juan el Bautista; otros que Elías, y otros, que alguno de los antiguos profetas que ha resucitado”. Él les dijo: “Y ustedes, ¿Quién dicen que soy yo?”. Respondió Pedro: “El mesías de Dios”. El les ordenó severamente que no lo dijeran a nadie. Después les dijo: “Es necesario que el Hijo del hombre sufra mucho, que sea rechazado por los ancianos, los sumos sacerdotes y los escribas, que sea entregado a la muerte y que resucite al tercer día”. Luego, dirigiéndose a la multitud les dijo: “Si alguno quiere acompañarme, que no se busque a sí mismo, que tome su cruz de cada día y me siga. Pues el que quiera conservar para sí mismo su vida, la perderá; pero el que la pierda por mi causa, ése la encontrará”. Palabra del Señor.

La experiencia más hermosa y profunda es conocer, amar y seguir a Jesús. Los sinópticos ( Mt 6,13 y Mc 8, 27) narran una pregunta que por primera vez Jesús dirige a sus apóstoles que lo acompañaban y eran testigos de su palabra. Es una pregunta determinante y radical porque se trata de su propia persona y de su menaje. Pues también ahora Jesús nos plantea este mismo interrogante a cada uno de nosotros: “Y tú, ¿quién dices que soy yo?”. Aquí no se valen las respuestas evasivas, ambiguas o de mero “compromiso”. Ni tampoco espera Cristo respuestas teóricas, académicas y doctrinales. 
De verdad, ¿quién es Jesucristo para nosotros? Es un interrogante existencial, que hay que responder desde el fondo de nuestra conciencia, a solas con Cristo, mirándole directamente a los ojos. Y hay que darla con el corazón. La vida de la Iglesia tiene su centro impulsor en la persona y en el acontecimiento de Jesús: “Conocer a Jesucristo por la fe es nuestro gozo; PDP 145. Ser discípulo de Cristo es un proceso vital, pues no es una mera tradición, una costumbre, o recibir algunos sacramentos, más bien, se trata de encontrar nuestra identidad en la persona de Jesús y de tener la voluntad de hacer lo mejor de nuestra vida para poder llegar a ser como Él. Encontrarlo y seguirlo lleva a una identificación con Él, hasta compartir la misión que el Padre le encomendó, PDP 146. Seguir a Jesús cuesta y requiere un compromiso constante porque muchas veces nos exige ir “contra corriente” y plantar de cara a la mentalidad relativista la verdad del Evangelio. En ocasiones, Dios nos desconcierta y sus modos de actuar no son como los de los hombres, ni siempre inteligibles para nuestra razón.

E

l próximo martes 22 de junio, a las nueve de la mañana, será bendecida e inaugurada la “Casa Pablo de Tarso”.

El Sr. Nuncio Apostólico en México D. Christophe Pierre, acompañado de nuestro Sr. Arzobispo D. Luis Morales Reyes, entregará esta magnífica obra para la Iglesia Potosina. La “Casa Pablo de Tarso” fue construida junto al Seminario Menor, sobre la avenida Seminario, en la colonia Las Mercedes. Será una casa destinada para aquellos sacerdotes ancianos y enfermos de nuestra Diócesis, que no cuentan ya con una familia que pueda acompañarlos. En este lugar, los sacerdotes que han desgastado generosamente su vida en el servicio a la Iglesia, tendrán la oportunidad de estar dignamente atendidos, en medio de un clima de oración y descanso que requieren para su espíritu. Es justo y necesario agradecer al señor Arzobispo D. Luis Morales Reyes, el empeño que puso para la realización de esta casa. Los sacerdotes de la Arquidiócesis de San Luis Potosí le estamos infinitamente agradecidos. Muchas gracias al equipo de sacerdotes encargados para la construcción de la Casa Pablo de Tarso. Gracias a todas las personas que con su trabajo y su cooperación hicieron realidad este sueño.

1.- Confesar la fe en Jesús. Pedro no se queda en silencio como los demás, sino que proclama: «El Mesías de Dios.». 2.- Compartir la vida con Cristo. La vida del cristiano no es un caminar “especial”, exenta de las dificultades propias de todo ser humano. El cristiano sabe afrontar todo con Cristo y en Él encuentra la respuesta última de todo. 3.- Es una renuncia. Cuando se elige y se toma la decisión de seguir a Jesús, se está dispuesto a dejar todo aquello que impide vivir y estar con Cristo. Jesús pide el día de hoy, él pregunta ahora: “¿Quién decís que soy yo?” Es una cuestión merece la pena contestar de nuevo.

“Oremos por los sacerdotes ancianos y por los que sufren enfermedad, que no pueden proveer a sí mismos, sino dependen totalmente de los cuidados de los demás: que cada uno de ellos experimente, en la soledad de quien le está al lado, el poder del amor de Dios y la riqueza de su gracia que salva”. ¡María, salud de los enfermos, ruega por nosotros!

Por P. Pedro S.S

(Benedicto XVI, Angelus, 8.02.2009)

Ser discípulo de Cristo, ser auténtico cristiano, no siempre es cosa fácil porque requiere al menos de estos tres ejes fundamentales.


18

Dimensiones

COURAGE LATINO EN SAN LUIS POTOSÍ,

Una situación que pudiéramos

vivir

nosotros

porque todos somos hermanos.

El caso de HERNÁNDEZ CHARQUEÑO

L

lega al Área de Trabajo Social referida a nuestras oficinas por el sacerdote de la comunidad “Peregrina de Abajo”, Su familia nos solicita que lo demos a conocer, con objeto de solicitar apoyo. Teresita lucha por salvar su vida. Al igual que otras jovencitas, también tiene metas por alcanzar, pero por desgracia en su camino se han presentado inconvenientes por los cuales éstas son inciertas. A sus 18 años de edad, no le fue posible terminar sus estudios de nivel Bachillerato, ya que los recursos económicos de sus padres no son suficientes. Ellos se dedican al campo. Vive con su familia en la Calle de Jaime Torres Bodet # 13, Comunidad de “Peregrina de Abajo”, Ojo Caliente, perteneciente al Municipio de Santa María del Rio.

U

no de los grandes desafíos que nos presenta la sociedad, es la atención pastoral a quienes sufren de atracción hacia personas de su mismo sexo (AMS). En la búsqueda de alternativas para atenderles, se ha iniciado este apostolado de la Iglesia Católica: Courage Latino en San Luis Potosí. Fue fundado en 1980 por el Rev. P. John Harvey, OSFS. Se pretende dar un acompañamiento espiritual a personas con “AMS”, que por circunstancias de la vida han tomado decisiones diferentes al común de los demás. Aprobado el mes de marzo por nuestro Arzobispo Dn. Luis Morales Reyes, en este apostolado que inicia en la Diócesis se destaca la sanación moral para ayudar a estas personas a vivir de acuerdo a las leyes de Dios y a las enseñanzas de la Iglesia. Además de México, Courage cuenta con más de 100 grupos en distintas partes del mundo: Estados Unidos, Canadá, Ingla-

terra, Irlanda, Polonia, Australia, Filipinas, Nueva Zelanda. Quien vive con “AMS” busca llenar algún vacio de su vida. Uno de los integrantes de este equipo habla contundentemente al decir, “en Courage tenemos varones y mujeres, que desean vivir plenamente; y para vivir plenamente es necesaria la vida espiritual”. Una de las plataformas sustanciales en este grupo de vida es el respeto. Se respeta al que decide agregarse al grupo, se respeta al que no lo desea y se respeta el comentario de externas instancias.

¡Bienvenido Courage a esta tu casa San Luis Potosí! INFORMES: www.courage-latino.org courage-sanluispotosi@hotmail.com Tel. 152 79 90 Cel. 44-41-52-79-90

Teresita tiene aproximadamente tres meses internada en el Hospital Central, dada su situación crítica. Padece meningitis, que se caracteriza por inflamación de las delgadas membranas que rodean y protegen el cerebro y la médula espinal. Ya es posible darla de alta para mantenerla en observación, sin embargo requiere de 72 cajas de medicamento cuyo precio unitario es de $2,000.00. Respecto a gastos de hospitalización, estudios y medicamentos, la deuda contraída asciende a la fecha a $120.000.00. La familia ha acudido a algunas dependencias de gobierno y no gubernamentales que le han ayudado simbolicamente, pero todavía no reúne ni la mitad de lo que por el momento lleva. Ella requiere del apoyo de su familia y amigos pero también de nosotros como católicos. ¡Ayudémosla! Su colaboración será recibida en Cáritas Diocesana, Álvaro Obregón 626 Zona Centro. Tels 812 23 51 y 8 12 76 15 caritasacslp@yahoo.com.mx. Extendemos recibos deducibles de impuestos.


JUNIO 20 DE 2010

Completa la frase con las claves que aparecen aquí: 0= A 1= J, 2=O, 3=R, 4=U, 5=S, 6=Q , 7=V, 8=E, 9=I, 11=D, 12=F, 13=L, 14=P, 15=C, 16=Z ¡¡¡ _ _ _ _ _ 1 8 5 4 5

_ _ _ _ _ _ 6 4 9 8 3 8

_ _ _ _ _ 13 8 1 2 5

_

_ _ _ _ _ _ _ 6 4 8 7 9 7 0

_ _ _ _ _ 12 8 13 9 1 6

_ _ _ _ _ _ _ _!!! 11 8 13 14 8 15 0 11 2

Aprende

con la ayuda de tus papás Instrucciones: 1. Lee atentamente las preguntas y palomea en la respuesta elegida. 2. Responde TODAS las preguntas. 3. Si no lo supieron chequen las respuestas abajo y verás cuántas respuestas correctas obtuviste 4. ¡Prueba tus conocimientos! Menciona un efecto del Sacramento del Bautismo ___Refuerza la identidad cristina ___Infunde la Gracia Santificante y los dones del Espíritu Santo ___Reconcilia a la persona librándola de todo pecado ¿Qué es el Catecumenado? ___Catequesis que reciben los confirmados ___Retiro espiritual ___Preparación que debe recibir el que será bautizado ¿Cuándo se debe recibir la Confirmación? ___A los tres años de edad ___Al estar totalmente convencido del cristianismo ___Después de la primera comunión Menciona uno de los fines por qué se ofrece la Eucaristía ___Pedir a la Virgen por todos ___Agradecer y festejar a Dios Creador ___Agradecer y rezar a todos los santos del templo


JUNIO 20 DE 2010

Pre-Seminario VEN ! Responde al llamado de

¿QUÉ CAMINO TOMAR?

No lo pienses demasiado, Jesucristo es la mejor opción

¡¡¡¡¡Esta invitación es para ti Mujer!!!

PRE- VIDA, para jóvenes con inquietud por la vida religiosa. Ven y conoce los carismas de los institutos de vida consagrada.

¿Cuándo?

26 Y 27 DE JUNIO

¿Dónde?

Casa de las Madres de la Cruz, Cerrada de la Cruz # 190, Fracc. San Pedro Tel. 813 24 90 ¿Qué necesito llevar? • Cosas de uso personal • Ropa de cama • Libreta y pluma • Biblia • Y muchas ganas de orar, reflexionar y conocer a Jesucristo Mayores informes en la oficina de vocaciones: Pbro. Noé Francisco Estrada Hernández Iturbide # 920, Centro 01 (444) 8 11 86 85 vocacionalslp@hotmail.com

¿Le duelen mucho las rodillas?

¿Le han dicho que el único tratamiento es la cirugía?

El padecimiento en donde se desgasta el cartílago se llama artrósis Homeopatia y productos naturales

Aquí tenemos la solución a su problema hasta desaparecer esos dolores y regenerar (volver a formar) el cartílago. Con un tratamiento natural, además de curar osteoporósis, artrítis y otros problemas de huesos y músculos.

Plaza El Pocito Av. Constituyentes Pte. 49 local 3(carr. Librea Celaya) Querétaro, Qro. Tels. (01 442) 216 99 23 y 196 80 94

Sucursal: Plaza Galerias Constituyentes Ote. No. 34 local 18-B Mercurio, Querétaro, Qro. Tel (01 442) 213 69 60

Edición 73  

Semanario La Red

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you