Issuu on Google+

semanariolared@iglesiapotosina.org www.iglesiapotosina.org

Año 2 No.71 Semana del 06 al 12 de junio de 2010

Modelo de pasarela, modelo de vida Amada Rosa Pérez llegó a ser una de las modelos de pasarela más cotizadas del país pero hace cinco años desapareció de la escena pública sin dejar rastro. Hace unas semanas volvió a ser noticia al compartir su testimonio de conversión en una entrevista concedida al diario El Tiempo.

.

Amada confesó que padeció una enfermedad que le quitó el 40 por ciento de la audición en el oído izquierdo y empezó a cuestionar toda su vida. “Me sentía inconforme, insatisfecha, sin rumbo, sumergida en satisfacciones pasajeras, pero siempre buscaba respuestas y el mundo jamás me las dio”, indicó. “Antes era una persona afanada, estresada, me alteraba fácilmente. Ahora vivo en paz, no me afana el mundo, disfruto cada momento que me ofrece el Señor. Voy a Misa y rezo el Santo Rosario diariamente, al igual que la coronilla de la Divina Misericordia a las 3:00 p.m. Me confieso con frecuencia ante un sacerdote”, agregó. Ahora se llama Amada Rosa de Jesús y María, es devota de la Virgen y una activista incansable de la comunidad religiosa Lazos de Amor Mariano. Amada afirma que “ser modelo significa ser un punto de referencia, alguien cuyas actitudes son dignas de reproducir y yo me cansé de ser una modelo de superficialidad. Me cansé de un mundo de mentiras, apariencias, falsedad, hipocresía y engaños, una sociedad llena de antivalores, en la que se resalta la violencia, el adulterio, la droga, el alcohol, las peleas, un mundo que exalta las riquezas, los placeres, la inmoralidad sexual y el fraude”. “Quiero ser modelo de promoción de la verdadera dignidad de la mujer y no de su utilización comercial”, concluyó.

Yo te lo pido,

levántate Pág. 02

por favor


02

JUNIO 06 DE 2010

Yo te lo pido, levántate…. por favor

E

Editorial

n una ocasión, al leer un artículo que hablaba sobre las reacciones de los adolescentes, explicaba el por qué, en su vida se da un constante y radical cambio de carácter. Comentaba el texto las conclusiones hechas a partir de un estudio con cientos de adolescentes. Se decía que las razones por las cuales se daba este tipo de reacciones hostiles, no era tanto por los cambios hormonales o por esa metamorfosis en la que ya no son niños, pero tampoco son jóvenes; sino que la falta de sueño es lo que causa el mal humor en el que continuamente se encuentran. Podría ser esto, una explicación fabulosa, pero poco nos aporta a las tesis que durante mucho tiempo hemos considerado y que siguen siendo fehacientes para explicar las conductas ásperas de los adolescentes. Tuve la oportunidad de encontrarme con un grupo de jóvenes adolescentes, todos ellos detenidos en un centro juvenil para menores. Tal vez algunos de ellos encerrados por delitos no tan graves en contraste con otros detenidos, incluso por homicidio o por violación. Me parecía que no era el trasnocharse una causa de su violencia, sino la lucha por emanciparse, por la cual llegaron a cometer faltas que justificaron su encierro; aunado a los bombardeos constantes que reciben a través de los medios de comunicación con escenas de violencia y de otras tantas cosas que poco control se tienen de ellas; sin pasar por alto la violencia que se vive en sus hogares, o que son parte de una familia disfuncional o están inmersos en la pobreza o falta de medios. Leyendo el texto evangélico de Sn. Lucas, que meditamos este domingo, se nos relata el momento en el que Jesús estaba por entrar al poblado de Naím, allí se encontró con una muchedumbre que sacaban a enterrar un muerto: era un joven, hijo único de una viuda. El Evangelio habla sobre la compasión con la Jesús se refiere a la madre. La compasión de Jesús, sin duda, también se manifestó al joven que yacía en su ataúd: “Yo te lo mando, levántate”. Este es un imperativo que puede calar al orgullo de los jóvenes, pero es la orden de Jesús que en este caso, va cargada de una fuerte dosis de compasión. Aquel grupo de jóvenes adolescentes, con los que me encontré, no precisamente yacen en un ataúd, pero son vulnerables. Muchos de ellos son el resultado del abandono, no sólo de sus familias sino también de las instituciones, incluyendo nuestra Iglesia que somos todos. Me di cuenta que mis palabras caían al vacío o se estampaban contra aquel muro construido por sus miradas perdidas; pero también me di cuenta, que al hablarle a un joven adolescente, sobre todo en estas circunstancias, no es el momento para ataques de furia, que tal vez no sea el momento más adecuado para decir “te lo dije”, cuando la mirada no refleja mas que frustración y enfado; no es el momento de la comparación, cuando sus sentimientos son de desprecio y humillación….es simplemente decirle “Yo te lo pido, levántate….por favor”.

Guillermo de Saint Thierry cantor del amor Por Pacco Magaña

Queridos hermanos y hermanas:

Guillermo, amigo y estimador de Bernardo de Claraval, nació en Lieja entre 1075 y 1080. De familia noble, fue a las escuelas más famosas de su tiempo e ingresó en los benedictinos de Saint-Nicaise de Reims. Llegó a ser abad del monasterio de Saint- Thierry, comunidad que no obstante sus deseos no pudo reformar. Por eso, la abandonó para entrar en la abadía cisterciense de Signy, en la que escribió obras de espiritualidad importantes en la historia de la teología monástica.

En De natura et dignitate amoris

(La naturaleza y la dignidad del amor), se encuentra una de las ideas fundamentales de Guillermo, válida también para nosotros: “La energía principal que mueve el ánimo humano es el amor. (...) En definitiva cada ser humano tiene una sola tarea: aprender a amar sincera, gratuita y auténticamente. Pero solamente en la escuela de Dios se puede cumplir esta tarea y el ser humano puede alcanzar el fin para el que fue creado”.

“Para aprender a amar es nece-sario un camino arduo y largo. En este itinerario la persona debe imponerse una ascesis eficaz para eliminar cualquier afecto desordenado y unificar su vida en Dios, fuente, meta y fuerza del amor, hasta llegar a la cumbre de la vida espiritual que Guillermo define: “sabiduría”. Al final de este itinerario ascético, se experimentan gran serenidad y dulzura”. Guillermo atribuye también “una notable importancia a la dimensión afectiva” porque “en el fondo, nuestro corazón es de carne y, cuando amamos a Dios, que es el Amor mismo, no podemos dejar de expresar en esta relación con el Señor nuestros sentimientos humanos. El Señor mismo, haciéndose hombre, nos quiso amar con un corazón de carne”. El amor, para el monje cisterciense, “ilumina la inteligencia y hace que conozcamos mejor y más profundamente a Dios y, en Dios, a las personas y

los hechos. El amor produce atracción y comunión hasta el punto de que hay una asimilación entre el sujeto que ama y el objeto amado. Y esto es válido ante todo en el conocimiento de Dios y de sus misterios que superan la capacidad de comprensión de nuestra inteligencia: ¡Conocemos a Dios si lo amamos!”. Cito ahora la Epístola Aurea, dirigida a los Cartujos de MontDieu, síntesis del pensamiento de su autor sobre la ciencia del amor y en la que escribe que “la imagen de Dios presente en el ser humano lo empuja a la similitud, es decir a una identidad cada vez más plena entre la voluntad propia y la divina. A esta perfección, que Guillermo llama “unidad de espíritu”, no se llega con el esfuerzo personal, sino por la acción del Espíritu Santo que purifica y transforma en caridad todo empuje y deseo de amor presente en el ser humano. De ese modo el ser humano llega a ser, por gracia, lo que Dios es


03

JUNIO 06 DE 2010

4 EL ENCUENTRO MÁS IMPORTANTE

Por Pbro. Lic. Juan José Torres Galván

E

n las últimas semanas hemos repasado diversos retos que se presentan en la vida de la Iglesia que peregrina en San Luis Potosí. Muchos podrían pensar que es muy poco lo que la Iglesia pueda aportar para solucionar una realidad tan compleja. Este desafío hace que la Iglesia (es decir, todos los bautizados) descubra la urgente necesidad de renovarse en su ser y quehacer para que, con la fuerza del Espíritu Santo, profundice su encuentro con Cristo y renueve su entusiasmo para transmitir la Buena Nueva. El Papa Benedicto XVI al inaugurar la Conferencia de Obispos de América Latina en Aparecida, Brasil nos decía: “Si no conocemos a Dios en Cristo y con Cristo, toda la realidad se convierte en un enigma indescifrable; no hay camino y, al no haber camino, no hay vida ni verdad” (Discurso Inaugural, 3). Con estas palabras el Papa describe el gran drama de la humanidad que pretende enfrentar, con sólo sus fuerzas, una maraña de problemas y se siente impotente ante ella. Sólo en Dios encontramos la fuerza, la gracia y la luz que necesitamos para salir adelante en situaciones adversas. En la persona de Jesucristo, el Hijo de Dios hecho hombre, “el Dios invisible toma rostro y carne, el Dios eterno se hace historia, el Dios santo asume nuestra fragilidad, se acerca a nosotros y nos ofrece su amistad” (Plan Diocesano de Pastoral, 148). Jesucristo se manifiesta así como el rostro humano de Dios y el rostro divino del hombre. Nuestros obispos latinoamericanos nos dicen: “Conocer a Jesucristo por la fe es nuestro gozo; seguirlo es una gracia, y transmitir este tesoro a los demás es un encargo que el Señor, al llamarnos y elegirnos, nos ha confiado” (DA 18). ¿Conocemos a Jesucristo? ¿Lo seguimos? ¿Comunicamos a los demás, con nuestras palabras y obras, la hermosa experiencia de Jesucristo? Recordemos que a Cristo lo conocemos en su Palabra, en la Eucaristía, en la comunidad cristiana y en los pobres. Es necesario que pongamos nuestro esfuerzo para corresponder al regalo que Dios nos ha hecho en su Hijo para comunicarnos su vida divina. No hay nada que sea más importante que eso. Estamos llamados a encontrarnos con Jesús, para seguirlo e identificarnos con su persona y su misión, de manera que podamos llegar a decir como San Pablo: “Ya no vivo yo, es Cristo el que vive en mí” (Gal 2,20). Eso es lo que significa ser discípulos y misioneros de Jesucristo. Arriesguémonos a hacer la experiencia que transforme nuestra vida: ¡Cristo cuenta con cada uno de nosotros! NOTA: ¿Deseas ampliar esta reflexión? Te sugiero leer la carta a los Colosenses 1, 15-20 y el IV Plan Diocesano de Pastoral, 143-149

Apreciados lectores y lectoras: EN PENTECOSTÉS, NACIO LA IGLESIA. Hace quince días celebramos esta solemnidad del Espíritu Santo y recordamos nuestro nacimiento como Iglesia: familia de Dios, pueblo santo, pueblo enviado por Dios, pueblo al servicio del Reino de Dios y del Evangelio, Iglesia servidora y forjadora de historia, promotora de justicia, de paz y reconciliación en medio de las naciones, pueblo peregrino en la historia. En Pentecostés, la Iglesia surgió como un pueblo nuevo que, aunque está formado por gentes que hablan lenguas diferentes y pertenecen a distintas razas y culturas, todos se entienden y se comprenden guiados por el Espíritu del Señor; nació como pueblo universal por derecho, en medio de una humanidad dividida, incapaz de entenderse. En Pentecostés, comenzó, hace dos mil años, el tiempo de la Iglesia, el camino del Espíritu, el camino de la Iglesia peregrina. Tomando en cuenta el aspecto peregrinante de la Iglesia, hoy les comparto una pequeña reflexión sobre lo que en nuestra Diócesis hemos llamado “la espiritualidad del camino”, desde el Plan de Pastoral de 2001. Decíamos entonces: “Este Plan de Pastoral es una invitación a vivir una espiritualidad del camino, a mantenernos en marcha, a seguir al Señor por lo más arduo del camino de la cruz, a repetir la experiencia peregrinante del pueblo de Israel por el desierto, privilegiado lugar de encuentro con Dios”.

vayan a todos los pueblos. El Espíritu del Señor nos impulsa ante los obstáculos y las muchas fuerzas de resistencia, ante la seducción de la pereza, del desaliento y la dura realidad del cansancio. Siempre hemos recordado que caminar es la vocación del hombre. La vida es un camino. El hombre y la mujer del Evangelio son peregrinos… caminan siguiendo a Aquél que es el Camino, la Verdad y la Vida. El camino tiene nombre: Cristo Jesús. Quien camina no se mira a sí mismo sino a los demás, vive el encuentro y camina. Quien camina es pobre en palabras pero rico de espíritu: observa el horizonte, escucha, recibe con gusto al recién llegado, comparte sus pensamientos y sus bienes, perdona, ayuda, soporta, canta… se detiene para descansar, no se preocupa de que lo amen, desea que todos los caminantes se amen, pone señales en el camino, escribe en los árboles palabras de su corazón. Quien camina sabe que viajar es la meta. En su viaje, la meta está en cada paso que da. Quien camina ve más allá del ocaso y lo transforma en una nueva aurora. San Agustín dice que ésta es la condición del cristiano, a lo largo de su vida: “¡Canta y camina!”

El cristiano no es un turista, es un peregrino. Para el turista todo es superficial, pasajero y efímero; para el peregrino todo tiene sentido profundamente humano, todo lo hace en la fe y la esperanza, todo está iluminado por la luz de Dios, todo se orienta hacia al estación terminal de la eternidad Esta espiritualidad del camino nos ha acompa- de Dios. Es fácil viajar, no tanto peregrinar. ñado estos diez años. Nuestros lemas diocesanos así lo han expresado: “¡Caminemos con Cristo!”; El peregrino tiene un peculiar modo de vida: el “¡Caminemos con Cristo, anunciando el Evange- silencio orante, la escucha de la Palabra de Dios, lio!”; “¡Caminemos con Cristo, viviendo la Euca- la cruz como bastón de caminante, el alimento de ristía”; “Discípulos y misioneros, ¡caminemos la Eucaristía, la fraternidad, hospitalidad y genecon Cristo!”; “¡Recomenzar desde Cristo, cami- rosidad; va ligero de equipaje por las renuncias, la nando juntos, en misión permanente!” pobreza y la abnegación; sabe que ser peregrino conlleva inseguridad y riesgo, por tal motivo, deSer comunidad diocesana en camino, al ritmo de cide seguir al Camino, y el Camino, Cristo Jesús, la Iglesia peregrina, ha sido nuestra convicción y lo guía y sostiene cada día. nuestro compromiso para ser fieles al mandato del Señor que nos dice: Pónganse en camino; +Luis, Arzobispo de S. Luis P. Queremos conocer su opinión, escríbanos a: semanariolared@iglesiapotosina.org semanariolared@hotmail.com Hola, sólo quiero felicitar a todos los que hacen posible el periódico La Red, los artículos que ponen son muy interesantes y semana tras semana nos sorprenden con cosas que son muy interesantes como el testimonio del Seminarista Miguel. Miguel, quiero felicitarte por todo lo que nos compartiste a nosotros los jóvenes de como fue tu vida dentro de la Iglesia, es muy valiente de tu parte compartir como fue el llamado de Dios hacia tí y cómo pudo la fuerza de Dios llamarte. Dicen que Dios tiene muchas designios para todos y más para los hombres que son llamados a servirle. Ojalá que sigas así de entusiasta para que el día de mañana seas un sacerdote entregado. HAA


Nuestra historia

¿Cómo es el yerno Luis del Refugio o la nuera en la F casa de la suegra? Fray

Por Pbro. Lic. Rubén Pérez Ortiz

ray Luis del Refugio de Palacio y Basave nació en la Cd. de Guadalajara, Jal., el 19 de agosto de 1868. El nombre que recibió al ser bautizado fue el de Manuel José Alonso. Sus padres Don Benito de Palacio y Valois y doña Jacoba Basave y Treviño.

Aprendió sus primeras letras en su propio hogar y posteriormente en el Seminario donde realizó sus estudios. Embebido por el ideal franciscano vistió el hábito en 1887 en Cholula. En julio de 1889 profesó los votos temporales. Exclaustrada toda la comunidad al poco tiempo, llega a Zapopan. En 1893 fue envidado al noviciado de San Luis Rey, Alta California, y a Guadalupe, Zacatecas. El 21 de diciembre de 1894 en California, recibió la Ordenación sacerdotal. Trabajó como incansable misionero en diversos lugares, de entre los que destaca: Maestro de novicios en San Luis Potosí. En 1906 fue envidado a Roma con la intención de interceder ante la Santa Sede para evitar que se suprimieran los colegios de Propaganda Fide, sin éxito volvió a la patria, pues fueron extinguidos en 1908.

Por Pbro. Lic. Héctor Colunga Rodríguez colunga46561@hotmail.com

U

na persona de la Colonia San Antonio, me pidió por favor que tratara este tema y con mucho gusto lo hago. Aunque no es una causal de nulidad matrimonial, a veces sí puede influir para mal, el hecho de que el matrimonio viva en la casa de su suegra, cuando el matrimonio no colabora en lo que le corresponde. ¿Cómo es la nuera en la casa de su suegra? Quiero destacar que hay nueras que son acomedidas, serviciales, atentas; tienen más disposición que las propias cuñadas; tratan de ayudar en lo pueden y se llevan muy bien con su suegra y a veces mejor que con su mamá. Este modo de ser se da, cuando se entiende que en una casa, todos debemos y tenemos que cooperar. Hay un principio que dice: “No todos servimos para todo, pero sí todos servimos para algo”. Yo estoy convencido, que cuando la nuera está bien con su suegra, también lo está con su marido. Hay otro tipo de nueras que son flojas, atenidas, no levantan ni un plato, no se acomiden para nada; están viendo que la pobre suegra anda atareada y por no dejar preguntan ¿qué necesita? Prefieren seguir viendo la tele o leer el periódico que molestarse en algo, por más mínimo que sea. Pien-

san que son las reinas de la casa y se merecen que las traten como tales. El problema que veo, cuando se vive con la suegra, me refiero en la casa de los papás del esposo, es que a veces no hay privacidad ni independencia; al marido lo siguen viendo como hijo de familia; todas las atenciones y tratos son para él; el hijo al estar en la casa de su madre, prefiere su comida que la de su esposa, y que le lave y le planche; además, el gasto para la casa, se lo da a su mamá y no a su esposa. La nuera a veces es un cero a la izquierda, no hay consideraciones con ella, e incluso la consideran como la “chacha de la casa”. En resumen, parece que hay más problemas cuando la nuera vive en la casa de su suegra que cuando vive en la casa de su mamá. ¿Y el yerno? Hay yernos que son buenos, acomedidos, aportan para la casa, etc. También hay el lado opuesto: los mantenidos, los inútiles, a los que les “vale” cualquier problema material de la casa, porque no es de ellos; los atenidos porque ahí hay todo, los “barbarazos” que acaban con todo lo que hay en la mesa, sin dar un cinco para la comida, ni para nada. ¿Y usted qué tipo de nuera o yerno es?

Al volver de la Cd. Eterna se volcó a los archivos y crónicas de los franciscanos en la Nueva España, por lo cual se nutrió y llenó de conocimientos históricos sobre sus hermanos, esto lo capacitó para escribir con honesta pluma y curioso ingenio. Además de escribir, dice Montejano y Aguiñaga en un trabajo monográfico hablando de Charcas, S.L.P., que «incursionó – con mal gusto- en los terrenos de la arquitectura, a él se le deben los feos altares del templo de San Francisco de San Luis Potosí». De entre los escritos que destacan de la obra de este franciscano son: Santuario Convento-Parroquia de Charcas, donde el tema principal es un estudio detallado de la venerada imagen de Santa María de las Charcas, aborda ampliamente la vida de tan importante y célebre convento y cómo llega la santa imagen a este pueblo del desierto potosino. Como ya le hemos aclarado, Fray Luis no sólo se dedicó con empeño a la vida religiosa, también fue dibujante y arquitecto, era conocedor de la arquitectura franciscana; tenía conocimientos de música, de antropología y de otras ciencias y artes; además fue un gran historiador y cronista. Estudió casi todos los archivos de su orden. Entre otras obras se encuentran: Historia del convento de Santa Anita (Santa Anita Atliztac), publicado en el Boletín Eclesiástico del Arzobispado de Guadalajara; Historia breve de la milagrosa imagen de Nuestra Señora de Zapopan... (1918); Historia breve y compendiosa del Colegio Apostólico de Popaganda Fide de Nta. Sra. De Zapopan... (1925); Fray Antonio Tello, padre y cronista de la Provincia de Santiago de Jalisco (1935); Monseñor Orozco y la Sociedad de Geografía (1937); Visita de curioso al convento de Huexotzingo y Cholula (1937); Joyas franciscanas en Puebla y Tlaxcala; Necrologio de la Provincia de Santiago de Jalisco; Sobre imágenes notables célebres y milagrosas; La Catedral de Guadalajara; Descripción del Sagrario Metropolitano de Guadalajara. Sus obras publicadas e inéditas son impresionantes, J. Ignacio Dávila Garibi, su biógrafo, estima en más de un centenar los artículos y folletos. Hizo los diseños de las joyas de la fiesta de la Coronación de la Virgen de Zapopan, la corona y la peana, además diseñó y dibujó los altares de la parroquia de Etzatlán, Jalisco, de San Francisco, en San Luis Potosí, el Santuario de Guadalupe de Aguascalientes y el templo de San Francisco en Guadalajara. Sobre su vida varios personajes abordan su persona, destacan sobre todo José Cornejo Franco, Ignacio Dávila Garibay, el jesuita Luis Medina Ascencio y Ángel Ochoa. Murió en Guadalajara el 18 de julio de 1941. Le gustaba repetir constantemente: «Pierde si quieres ganar, baja si quieres subir, pena si quieres gozar y muere si quieres vivir…».


05

¿No estaba muerto? ¿Andaba de parranda? T

al vez alguno de los lectores, en algún momento de su vida ha sentido que al estar dormido sucede un fenómeno “terrorífico”: “La subida del muerto”. La Iglesia nos dice que cuando una persona ha fallecido, su cuerpo se queda en la tierra aguardando la resurrección, pero su alma ya por sus buenas obras puede estar gozando de Dios. Entonces si no es el muerto el que se sube, ¿Quién se sube? ¿Acaso será el vivo? ¿O el moribundo? O de plano ¿No estaba muerto sino que andaba de parranda? Afortunadamente ya se pude dar una explicación de esta realidad. Sin meterme a lujo de detalles, puedo decir que éste fenómeno se presenta en una fase del sueño conocida como la fase MOR, (Movimientos Oculares Rápidos) donde el cerebro está activo, es la fase donde soñamos y captamos información de nuestro alrededor. El cerebro está despierto pero el cuerpo dormido, ocasionándose la mencionada sensación. Cuando frecuentemente “se te sube el muerto” (algunos dicen que dos o tres veces por semana), antes de buscar un chaman, una imposición de manos, un remedio contra un maleficio, lo mejor es ir con algún médico, neurólogo, psicólogo, porque puede haber alguna causa que lo esté provocando.

¿Cómo puedo “bajar al muerto”? Primero es no alarmarse y evitar la angustia, cerrar los ojos, respiración profunda, tratar de ir moviendo las zonas de cuerpo poco a poco, comenzando con los dedos de manos y pies. Los muertos están vivos con Dios, y si en ocasiones se llegaran a manifestar, no sería de esa forma, sino de otras maneras, por ejemplo las apariciones de la Virgen María o de algún santo que la Iglesia acepta, tienen un sentido, un objetivo muy específico, y siempre con mensajes de alegría y esperanza. Lc.16,23-31. … 23 En la morada de los muertos, en medio de los tormentos, levantó los ojos (El rico Epulón) y vio de lejos a Abraham, y a Lázaro junto a él. Entonces exclamó: “Padre Abraham, ten piedad de mí y envía a Lázaro para que moje la punta de su dedo en el agua y refresque mi lengua, porque estas llamas me atormentan”. “Hijo mío, respondió Abraham, recuerda que has recibido tus bienes en vida y Lázaro, en cambio, recibió males; ahora él encuentra aquí su consuelo, y tú, el tormento. Además, entre ustedes y nosotros se abre un gran abismo. De manera que los que quieren pasar de aquí hasta allí no pueden hacerlo, y tampoco se puede pasar de allí hasta aquí”.

L

a agencia televisiva internacional Rome Reports acaba de lanzar al mercado el reportaje “La manzana podrida” en el que se “documenta por primera vez el alcance real” de los abusos sexuales cometidos por algunos miembros del clero, el rol del Papa Benedicto XVI con su política de tolerancia cero y de no encubrimiento. También se muestra diversos testimonios de las distintas partes involucradas. El documental de 45 minutos de duración, producido en inglés y castellano, señala la nota de prensa, “analiza la confusión inicial en la Iglesia sobre quién y cómo debía resolver estos casos, y explora en detalle la actuación de Joseph Ratzinger, como cardenal hasta el 2005 y ya como Papa Benedicto XVI desde entonces, para hacer frente a este grave problema”. En declaraciones, Javier Martínez-Brocal de Rome Reports explica que el documental “nació porque recibimos muchas consultas de espectadores sobre lo que estaba pasando, y decidimos afrontarlo honestamente, sin esconder los hechos, para poder valorar correctamente lo que ocurre y facilitar la puesta en marcha de soluciones”. Este reportaje, prosigue la nota de prensa, “se remonta a los años 80, cuando algunas víctimas comienzan a denunciar a obispos por encubridores. Viaja a Estados Unidos, donde la política de ‘tolerancia cero’ está dando buenos resultados; y a Irlanda, donde la pésima respuesta a los abusos ha provocado un auténtico shock a los católicos y ciudadanos en general”. “La manzana podrida” también presenta diversos testimonios de las víctimas de los abusos sexuales cometidos por algunos miembros del clero, como el de Lawrence de Malta, quien confiesa cómo logró perdonar la agresión sufrida tras su reciente encuentro con el Papa Benedicto XVI en su reciente visita, pues “él ha tenido el coraje de dar la cara por otros que nos han hecho mucho daño”. Otro de los testimonios que se puede apreciar en el documental es el del connotado psicólogo jesuita Hans Zollner, quien ha trabajado con víctimas de abusos para ayudarles a reencontrar la paz, y traza un retrato robot de los agresores. En el capítulo de prevención y soluciones, “La Manzana Podrida” visita un seminario americano para mostrar cómo se seleccionan los futuros sacerdotes. Los candidatos deben superar exámenes de madurez de su personalidad y test psicológicos para evaluar si serán capaces de vivir el celibato. “Si descubrimos comportamientos inapropiados, pedimos al seminarista que se marche”, explica uno de los psicólogos. Martínez-Brocal también indicó que el video puede ser adquirido en DVD y se está ofreciendo a “canales de televisión, comerciales y también católicos, de todo el mundo”. Este reportaje, explica, será promovido a través de una campaña especial de marketing ya que “nos interesa que el tema de abusos no quite protagonismo al año de los sacerdotes”.


06

Este hogar es católico

Festividad del La Palabra de Dios nos enseña que debemos de orar siempre. Si aquí en la tierra debemos de orar siempre intercediendo unos por otros, entonces con mayor razón será así en el cielo. Y el Apóstol Santiago nos dice: “La oración del justo tiene mucho poder” (St 5,16).

APOLOGÉTICA: Defendiendo mi fe

MARÍA Y LOS SANTOS, grandes intercesores Por Pbro. José Antonio Martínez Ortiz.

M

uchos hermanos separados argumentan que no se debe pedir a los santos o a la Virgen, pues ya están muertos y que al único que hay que pedir es a Dios. Pero esto es totalmente erróneo, pues la Biblia nos invita a tener como intercesores a los santos y a la Virgen. Y nunca lo prohíbe. ¿En que se basan las sectas fundamentalistas para decir que es malo pedirle a los santos? Es una mala interpretación de la Biblia, sobre todo del pasaje bíblico donde dice que hay un solo mediador entre Dios y los hombres (1 Tim 2,4-5) Allí se está hablando de “mediador” de salvación. En este sentido solamente Jesucristo nos da la salvación. Los católicos no creemos que los santos nos salvan, sino que solamente interceden por nosotros. La Biblia no la hicieron los protestantes sino la Iglesia Católica. En el año 393 y 397 hubo reuniones de obispos en Hipona y Cártago. Allí definieron cuales iban a ser los libros que la Biblia debería de tener y fijaron el Canon Bíblico. Es por eso que los hermanos separados facialmente la interpretan a su modo.“Sepanlo bien que ninguna profecía de la Escritura puede ser interpretada por cuenta propia” (2 Pe 1,20). María también intercedió por los hombres: María como una persona llena de amor, ante una necesidad, acudió a Jesús intercediendo por las personas que celebraban una boda. To-

das las Biblias del mundo lo dicen con mucha claridad: «Tres días después se celebraba una boda en Caná de Galilea y estaba allí la madre de Jesús. Fue invitado también a la boda Jesús con sus discípulos. Y, como faltaba vino, porque se había acabado el vino de la boda, le dice su madre a Jesús: «No tienen vino.» Jesús le responde: «¿Qué tengo yo contigo, mujer? Todavía no ha llegado mi hora.» Dice su madre a los sirvientes: «Hagan lo que él les diga.» (Jn 2,1ss). María no solamente intercedió, sino que, gracias a su intercesión, Jesucristo adelantó la hora de manifestar que él era el Mesías. Los apóstoles también intercedían: “Había allí, sentado, un hombre tullido de pies, cojo de nacimiento y que nunca había andado. Este escuchaba a Pablo que hablaba. Pablo fijó en él su mirada y viendo que tenía fe para ser curado, le dijo con fuerte voz: «Ponte derecho sobre tus pies.» Y él dio un salto y se puso a caminar”. (Hch 14,8ss). Pablo oró por el tullido, no lo mandó a que le pidiera directamente a Jesús. El resultado de esta intercesión de Pablo fue la sanación del tullido. Así que cuando iban con ellos nunca salieron con la barbaridad de que no les pidieran a ellos. Ellos nunca pensaron ni actuaron así. Para ellos, como ya lo vimos en la Biblia, era normal el interceder por los demás. De hecho la biblia nos invita a todos a ser intercesores:

SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS

S

4 de junio

i retomamos un poco los diversos elementos de este culto veremos cuánto se justifica. El objeto propio y directo es el corazón físico. Este corazón es, en efecto, digno de adoración. ¿Por qué? Porque forma parte de la naturaleza humana y porque el verbo se unió a una naturaleza perfecta. La misma adoración que damos a la persona divina del Verbo alcan-za a todo lo que le está unido personalmente, todo lo que subsiste en ella y por ella. Esto es acierto acerca de la naturaleza humana de Jesús entera, es verdad en lo relativo a cada una de sus partes que la componen. El corazón de Jesús es el corazón de un Dios. Pero este corazón que honramos, que adoramos en esta humanidad unida a la persona del Verbo, sirve aquí de símbolo. ¿Símbolo de qué? Del amor. En el lenguaje usual, el corazón es aceptado como el símbolo del amor. Cuando Dios nos dice en la Escritura: “Hijo mío, dame tu corazón”, comprendemos que el corazón significa aquí el amor. Se puede decir de alguien: le estimo le respeto, pero no puedo darle mi corazón; se destaca por esas palabras que la amistad, la intimidad y la unión son imposibles. En la devoción al Corazón Sagrado de Jesús, honramos, pues, el amor que nos alcanza el Verbo encarnado. Primeramente amor creado. Cristo Jesús, simultáneamente, Dios y Hombre, Dios perfecto: es el misterio mismo de la encarnación. En su Calidad de “Hijo del hombre”, Cristo tiene un corazón como el nuestro, un corazón de carne, un corazón que late por nosotros con el amor más tierno, más verdadero, más noble, más fiel que pueda haber. ¡Qué extensas perspectivas nos abre esta devoción! ¡Cómo está en su naturaleza atraer al alma fiel! Porque ella suministra el medio de honrar lo que hay de más grande y más elevado, de más eficaz en Cristo Jesús, Verbo encarnado: el amor que entrega al mundo y cuyo horno es su corazón.

Según el Apóstol San Pablo todos debemos ser intercesores: “Vivan orando y suplicando. Oren en todo tiempo según les inspire el Espíritu. Velen en común y perseveren en sus oraciones sin desanimarse nunca. Oren unos por otros, intercediendo a favor de todos los santos” (Ef 6,18). ¿Escucha Jesucristo la intercesión que los santos hacen por nosotros? Por supuesto. Si Jesucristo escuchó y respondió a la oración del malhechor por un momento de fe cuando estaba en la cruz (Lc 23,42), con mayor razón escuchará a su madre (Lc 2,16) que hizo en perfección la voluntad de Dios y dijo: “he aquí la esclava del Señor. Hágase en mi según tu Palabra” (Lc 1,38). Si por un minuto de fe escuchó y respondió al malhechor, ¿Qué no hará Jesús por sus amigos los santos que tuvieron una vida de fe y obediencia? “Y todo lo que pidan en mi nombre, yo lo haré, para que el Padre sea glorificado en el Hijo. Si me pedís algo en mi nombre, yo lo haré”. (Jn 14,13-14).


07

Los libros y sus autores

FARENHEIT 451 RAY BRADRURY

Por Luis Marino Moreno

“No es necesario quemar libros para destruir la cultura. Basta con que la gente deje de leerlos”

T

iene tres secciones: en la primera descubrimos que Montag es un bombero, incendiario profesional de libros que debe provocar incendios en lugar de apagarlos. Sin embargo se le ordena quemar los libros de una tal Sra. Hudson, quien prefiere morir que abandonar su biblioteca, Montag, se guarda algunos libros de la Sra., atormentado por abandonar por la idea por la idea de que quizá no merezca vivir sin libros.

Pero a medida de que Montag comienza a leer con profundidad por primera vez en su vida, la segunda sección de Fahrenheit 451, describe su creciente insatisfacción con la sociedad quien le paga por defender. Busca el consejo de un anciano llamado Faber, a quien le perdonó una multa por leer. Ambos se ponen de acuerdo en copiar un biblia que han salvado de la quema en caso de que le pase algo a la original. La última sección de Fahrenheit 451,nos presenta a Montag apoderándose por primera vez de su propio destino. Se venga de Beatty y se marcha al campo. Ahí encuentra un grupo de resistencia de lectores, cada uno responsable de memorizar, y por lo tanto de conservar el contenido de un libro diferente. Mientras esperan el momento oportuno con la esperanza del futuro mejor, aparece una luz en el horizonte: mientras la sociedad mira pantallas de televisión que ocupan paredes enteras y se medica para mantenerse en estado de cómo, comienza el mayor de los incendios hasta entonces. El lector puede indagar como se expanden los tres holocaustos. Sobre el autor. Ray Douglas Bradbury nació el 22 de agosto de 1920 en Waukegan, Illinois, en 1934, la familia de Douglas atravesó el país en automóvil hasta los Ángeles, con el pequeño Ray que en cada parada salía del coche para saquear la biblioteca en busca de los libros de Oz de I. Frank Baum. En 1936, descubre la “Sociedad de ciencia ficción de los Ángeles”, se unió un grupo que se citaban todos los jueves por la noche y que terminaría atrayendo a leyendas de la ciencia ficción como Rober A. Heinlein, Leigh Brackeer y I. Ron Hubbard. Bradbury escribió Fahrenheit 451 con una máquina de escribir alquilada, en el sótano de la biblioteca Lawrence Clark Powell de UCLA, donde se refugiaba de una casa pequeña, alejada de las distracciones ocasionadas por la niñez. El libro recibió excelentes críticas. Hasta la fecha, vende al menos 50,000 copias por año y se ha convertido en punto de referencia en todo el mundo para los lectores y escritores que viven bajo regímenes represivos.

Iglesia Universal

CIUDAD DEL VATICANO.- Benedicto XVI ha pedido rezar durante el mes de junio para que las instituciones, nacionales y supranacionales, se comprometan en el respeto de la vida humana. Es la propuesta que hace en las intenciones de oración para el mes que comienza, contenidas en la carta pontificia que ha confiado al Apostolado de la Oración, iniciativa que siguen cerca de 50 millones de personas en los cinco continentes. El obispo de Roma presenta dos intenciones, una general y la otra misionera. La intención general para el mes de junio es: “Para que todas las instituciones nacionales y transnacionales se comprometan a garantizar el respeto de la vida humana, desde la concepción hasta su fin natural”. PARÍS.- El filme “De Dioses y Hombres”, del director francés Xavier Beauvois, obtuvo el último fin de semana el “Grand Prix” del Festival de Cannes, el segundo más alto galardón del evento cinematográfico. La cinta narra el martirio de un grupo de monjes cistercienses en la década del ‘90. “De Dioses y Hombres” cuenta la historia real de ocho monjes cistercienses tomados como rehenes y asesinados por fundamentalistas islámicos en 1996. Según explica Religión en Libertad, “aunque se les pide a los monjes que regresen a su Francia natal, el grupo se negó y optó por permanecer en la conflictiva región de las montañas de Argelia, a sabiendas de que serían martirizados”. La película fue galardonada el domingo con el “Grand Prix” (gran premio) de honor, que es el segundo más alto galardón del festival. BOGOTÁ.- El Centro RIIAL de Formación y Desarrollo “Nuestra Señora de Guadalupe” organiza un nuevo webinar (seminario web gratuito) sobre el portal Intermirifica.Net, creado recientemente por el Pontificio Consejo de las Comunicaciones Sociales con el objetivo de “convertirse en las páginas amarillas de los medios de comunicación de la Iglesia”. Según señalan los mismos organizadores, la importancia del webinar es formar a los interesados en el uso del “Intermirifica. Net”, el Directorio Global de las Obras de Comunicación Católicas, que responde al “pedido del Papa Benedicto XVI en orden a la utilización de las nuevas tecnologías para el anuncio del Evangelio”.

Iglesia en México MÉXICO.- Un estudio de opinión pública realizado por la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (FLACSO) reveló que en cuatro países de la región, la mayoría de ciudadanos se opone a despenalizar el aborto. Las cifras de FLACSO –entidad que tienen entre sus líneas de acción la promoción de la ideología de género y apoya la legalización del aborto– revelan que en Brasil, Chile, México y Nicaragua no hay respaldo ciudadano a una legalización total del aborto. Según las cifras, presentadas en el segundo Congreso Latinoamericano de Ciencias Social, los ciudadanos sólo aceptan el aborto bajo ciertas causas, usualmente por violación, y muestra que los latinoamericanos son conscientes de que el aborto deja secuelas negativas a la mujer. MÉXICO.- El Arzobispo Primado de México, Cardenal Norberto Rivera Carrera, afirmó que es la conversión del corazón a Cristo lo que cambiará al mundo y no los sistemas sociales o las ciencias. Durante la Misa que ofició ante los estudiantes, religiosos y laicos del Instituto Superior de Estudios Eclesiásticos, el Cardenal Rivera dijo que la desesperanza y el ambiente de tristeza que existe en la actualidad motiva a los hombres a tener “el deseo y la esperanza en que el mundo cambie”. Sin embargo, recordó que la esperanza cristiana “no consiste en dejar que pasen las cosas, sino en provocar el cambio desde un ambiente que tenga como centro a Cristo”.


08 En tercer lugar, el que Jesús sea rechazado en el primer movimiento de su viaje, nos hace pensar también en el drama del misionero, el cual está marcado por rechazos y aceptaciones, así lo hace notar Jesús enseguida, en el envío de los 72 discípulos, a los cuales les advierte de posibles rechazos (cf. 10,10). En cuarto lugar, es significativo que en el Libro de los Hechos de los Apóstoles, obra escrita también por San Lucas, como una continuación del tercer Evangelio, la primera incursión misionera de los apóstoles, fuera de Jerusalén y Judea, será precisamente en Samaria, más notoriamente con la presencia de Felipe el evangelizador (cf. Hch 1,8; 8,1.5.14.25).

Entrada de Cristo en Jerusalén, (detalle) Pietro Lorenzetti, 1330, fresco

¿Rechazo

samaritano? ¿Q

ué elementos constituyen la partida o inicio del camino de Jesús a Jerusalén? Se requiere máxima atención para percibir lo que el escritor bíblico coloca al inicio de las grandes secciones. Pues si la sección tiene un carácter deliberadamente central, igualmente su inicio es por naturaleza estratégico. Después del “encabezado”, que da el título y sentido a toda la sección, el cual dramatiza que Jesús, al irse cumpliendo los días de su asunción mostró un semblante decidido-endurecido

para ir a Jerusalén, encontramos su intento por entrar en Samaria: y envió mensajeros delante de sí, que fueron y entraron en un pueblo de samaritanos para prepararle posada pero no le recibieron porque tenía intención de ir a Jerusalén. El que Samaria sea el primer lugar identificado en el viaje que Jesús está iniciando no es un dato menor ¿cómo podríamos explicar ese “privilegio”? Ciertamente, la impresión que deja Samaria no es muy buena, al contrario, pues los samaritanos no están dispuestos a recibirlo.

En primer lugar, dicho rechazo no parece implicar un rechazo a su persona o a su predicación, sino un conflicto con el destino de ese viaje, es decir: no lo recibieron porque se dirigía a Jerusalén. San Lucas no da más información sobre las relaciones históricas entre judíos y samaritanos, como lo hará el cuarto Evangelio. En segundo lugar, el motivo del rechazo de los samaritanos, tal como lo presenta San Lucas, vuelve a subrayar el propósito de su gran viaje: llegar a Jerusalén. Para San Lucas, ése es un dato que el lector no debe perder.

En quinto lugar, en este Evangelio los samaritanos vuelven a ser mencionados en dos ocasiones más y, a diferencia de este pasaje, son presentados de manera muy positiva: uno en la parábola del buen samaritano (10,33) y luego en la curación de los diez leprosos (17,16). Ambos casos se dan también en el contexto del viaje de Jesús a Jerusalén. Considerando esos cinco elementos, comprendemos que la jerarquía de Samaria no es una jerarquía en el rechazo a Jesús, sino que sirve a varios propósitos: para subrayar nuevamente a Jerusalén como destino, como emblema de primer lugar de misión fuera de Judea, para ilustrar a los 72 misioneros sobre la realidad del rechazo y, finalmente, incluso a efecto de contraste, hace destacar las otras dos ocasiones en que los samaritanos son presentados de modo muy positivo.


JUNIO 06 DE 2010

Fiesta Patronal en la Parroquia de

María Auxiliadora en la Tercera Chica Por LCC Angélica Maldonado Morales

Llegamos al broche de oro de estas Fiestas Marianas, al celebrar a María Auxiliadora

La nombramos María Auxiliadora, porque es nuestro auxilio ante los peligros, dificultades y penas.

El Padre Antonio Huerta, recibe las ofrendas florales que los fieles ofrecen a la Virgen María

En este mes celebramos a la LLENA DE GRACIA, como la saluda el Arcángel San Gabriel: “Salve María, llena de gracia”, y es que TODA ELLA ES DE DIOS, la Virgen Madre, sólo puede estar llena de Dios, de nadie más”. Así lo señaló Mons. Luis Morales Reyes, el pasado lunes 24 de mayo, durante la solemne Concelebración Eucarística oficiada en la Parroquia de María Auxiliadora, ubicada en el fracc. de la Tercera Chica, donde estuvo acompañado del Párroco, Pbro. Antonio Huerta García, y de otros Sacerdotes que integran el Decanato Juan Pablo II, quienes evidenciaron el profundo fervor Mariano de numerosos fieles, que quisieron festejar a su Santa Patrona, asistiendo a la Santa Misa, elevando sus oraciones y súplicas a María Auxiliadora. Afirmó Don Luis: “Que siempre que atravesemos por momentos difíciles María sea el modelo para creer firmemente en Dios. Animémonos a ser como Ella, aunque nuestra Fe aveces se marchite y pensemos que se nos puede morir, pero con Ella tengamos una FE ALEGRE, TRABAJADORA, CREYENTE”.

De Fiesta el templo de María Auxiliadora en el

Barrio de San Miguelito Por LCC Angélica Maldonado Morales

El templo de María de Auxiliadora, perteneciente a la Parroquia de San Miguelito, no fue la excepción y también celebró a su Santa Patrona el pasado Lunes 24 de mayo, con una solemne Concelebración Eucarística, presidida por el Pbro. Lic. Tomás Ramírez Álvarez, quien estuvo acompañado del encargado del templo María Auxiliadora, el Pbro. Salvador Guillén Uribe y del Pbro. José Nicasio Torres Cruz.

El P. Salvador Guillén acompañó a los fieles que acudieron a celebrar a Nuestra Madre

Cabe señalar que el día de la Festividad hubo un desfile Mariano por las calles cercanas al templo, antes de la Misa solemne, y finalmente se quemó la pólvora.

Días antes de la fiesta, hubo triduo de misas, primeras comuniones, Rosario, ofrecimiento de flores, sin faltar las “Mañanitas” a la Santísima Virgen.

12 segundos, una segunda oportunidad

El 26 de mayo, se llevó a cabo en el Club La Loma, la conferencia “12 Segundos: Una Segunda Oportunidad”, la cual impartió la señora Luisa Fernanda Khalil Jacott sobreviviente a un incendio

A beneficio de la Casa Sacerdotal de la Capilla, “María Madre de la Divina Gracia” se impartió esta conferencia. En la foto, el Capellán Pbro. LCC Juan Jesús Priego Rivera con Luisa Fernanda Kahalil

La conferencia abordó temas como: ¿Por qué Dios permite el dolor?, ¿Cómo ser felicies sin contrariedades?, ¿Cómo educar en el sufrimiento? ¿Por qué no cambiar el rumbo de nuestra vida?


10

¡Gloria al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo! Fiesta Patronal en la

Divina Providencia Por Pbro. Lucio Zarazúa

Por LCC Angélica Maldonado Morales

E

n esta magna festividad, en la que celebramos a Jesucristo como Sumo y Eterno Sacerdote, fijamos nuestra mirada en ese Pontífice fiel y compasivo que es Cristo Jesús, y le pedimos dé fortaleza física y espiritual a nuestros Sacerdotes, y que nos conceda muchas y Santas Vocaciones. Mirémoslo de verdad como Sacerdote, Jesús es Sacerdote para nosotros y es víctima en favor de nosotros”. Con estas palabras inició su homilía nuestro Pastor, Mons. Luis Morales Reyes, el pasado Jueves 27 de Mayo, durante solemne Concelebración Eucarística que presidió en la Parroquia de Jesucristo Sumo y Eterno Sacerdote, ubicada en la colonia Ricardo B. Anaya, donde se festejó con gran regocijo la fiesta patronal en honor a Jesucristo Sumo y Eterno Sacerdote y donde estuvo acompañado del Párroco, Pbro. José Santana Rivera Carranza y de otros Sacerdotes concelebrantes. Dijo nuestro Pastor: “Tengamos una vida fecunda en frutos de obras buenas, una vida de servicios fructíferos a favor del pueblo de Dios, por eso les invito a que recen por nosotros, recuerden que un Sacerdote es una bendición para el pueblo. Recen con gran fervor para que de verdad cada uno de nosotros seamos una bendición de ustedes. Así sea”.

“Esta solemnidad de la Divina Providencia es la fiesta de Dios y del hombre, porque nos permite descubrir la SOBERANÍA DE DIOS TRINO Y UNO, presente en la FRAGILIDAD DEL HOMBRE al decir Gloria al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo, al Dios que es, que era y que vendrá. Podemos contemplar y amar a un Dios soberano que lo abarca todo”. Así lo afirmó nuestro Pastor, Mons. Luis Morales Reyes, durante la homilía de la solemne Concelebración Eucarística que presidió con motivo de la Fiesta Patronal en la Parroquia de la Divina Providencia, donde estuvo acompañado del Pbro. Lic. Valentín Ruiz Flores y de Sacerdotes invitados. Afirmó Don Luis: “Yo los invito a buscar a Dios porque Él primero nos busca, porque nos ama, porque quiere salvarnos. “¿Pero dónde está

Dios? Es una invitación a encontrarlo porque nuestro mundo lo ha desplazado, lo ha arrinconado, se le ha corrido de la escuela, de la política, del deporte, de los negocios, Dios ha sido desplazado”. “la realidad es que muchos jóvenes por eso no han tenido una experiencia de Dios, porque no hay quien les hable de Él”. “Chismeamos por Internet, vemos y leemos artículos obscenos, crudos, vulgares que circulan libremente por el espacio, pero la conversación de Dios en público se suprime hasta en el mismo hogar. “No nos engañemos, para amar a ese Dios, que es el único que puede ayudarnos a salir de nuestras lágrimas, debemos decirle que se quede con nosotros”.


JUNIO 06 DE 2010

Clausura del Año Sacerdotal

a nivel parroquial en la Parroquia de San Miguelito Por LCC Angélica Maldonado Morales

Solemne Concelebración Eucarística de Clausura del Año Internacional Sacerdotal a nivel Parroquial en la Parroquia de San Miguelito, nuestro Pastor, Mons. Luis Morales Reyes, el pasado jueves 27 de mayo, quien estuvo acompañado del Párroco, Pbro. Lic. Tomás Ramírez Álvarez y de otros Sacerdotes invitados

“He evaluado nuestra vida, en el espejo de la fidelidad de Cristo y en base a ésta revisamos nuestra propia fidelidad”. “Muchos Sacerdotes han hecho un esfuerzo por adquirir alguna virtud interior, por ser mejores en su vida y servicio pastoral. He visto como un fruto grande del Año Sacerdotal, una intensa unión y comunión de los Sacerdotes.” Mons. Luis Morales

Les dijo Don Luis “Hoy le pedimos a Jesucristo Sumo y Eterno Sacerdote que cuide, acompañe, vele y sea presencia amorosa, benéfica y consoladora de nuestros Sacerdotes, que los consuele, los sostenga y los guíe, que esta sea nuestra súplica a nuestro Único Sacerdote y Pontífice fiel y compasivo”.

Don Luis les dijo a los sacerdotes: “Recordarán estas palabras de cristo: EN EL MUNDO TENDRÉIS TRIBULACIOENS PERO TAMBIÉN VALOR, YO HE VENDIO AL MUNDO PARA CONSOLARLOS, PERO NO SE PUEDE SER SACERDOTE SIN LÁGRIMAS, SUFRIMIENTOS Y TRIBULACIONES”.

Fiesta Patronal en la Parroquia de la

Santisima Trinidad

Por Carlos Cuéllar

E

l misterio de la Santísima Trinidad es el misterio central de nuestra fe y de la vida cristiana. Es un misterio tan grande y a la vez tan hermoso de Dios verdadero y único, Padre, Hijo y Espíritu Santo uno en trino. En la colonia San Antonio esta fiesta es celebrada por todos los fieles . El padre H. Mascorro fue el encargado de organizar a su comunidad parroquial y bajo una hermosa oración que invocaba a la Satisima Trinidad las actividades se fueron desarrollando de una manera muy participativa. El novenario comenzó el día 22 de mayo con los Rosarios de Aurora y las peregrinaciones fueron día a día llevándose a cabo con un verdadero ambiente de alegría y el templo fue un auténtico recinto de fe. Las peregrinaciones de cera estuvieron a cargo de los grupos que participan y apoyan en la parroquia. El padre Herculano al frente del altar recibía con mucho cariño a sus feligreses. El día 30 de mayo se distinguió principalmente por las primeras comuniones y una procesión en donde participaron todas las asociaciones. Finalizaron con la Solemne Celebración Eucarística.


Templo del

Segunda de tres partes

Conjunto Arquitectónico

E

l Templo del Espíritu Santo, el cual también fue conocido mucho tiempo como “Capilla de Nuestra Señora de la Salud”, muestra un interesante conjunto arquitectónico, que describo a continuación: La fachada muestra acceso en arco de medio punto con clave decorada con querubín al centro en relieve. Las enjutas están decoradas con relieves fitomorfos; flanquean el acceso, pilastras con estrías cuyo capitel está decorado con aves de alas abiertas desangrándose del pecho con su propio pico (esto tiene un simbolismo muy especial), que en otra ocasión, -si Dios es servido, explicaré a detalle--. El entablamento muestra relieves de caritas de infantes, floreros y ele-mentos con motivos vegetales y es interrumpido al centro por una corona real calada realizada en cantera. Sobre el entablamento, la cornisa muestra molduras de relieves geométricos y ménsulas. Más arriba y al centro podemos apreciar nicho con venera y peana decorada con querubín y relieves fitomorfos sobre la que descansa la imagen escultórica de Nuestra Señora de la Salud. Flanquean el nicho pilastras decoradas y sobre ellas pequeño entablamento sobre el que se aprecia la leyenda “ESTA CASA DE NTRA. SRA. SALUD”.

Del lado derecho se aprecia una pequeña y bella torre ochavada, decorada en los ochavos con esculturas religiosas que descansan sobre peanas. El interior es de una sola nave, formada por arcos fajones y formeros sobre los que descansan las cubiertas de bóveda de arista con lunetos; el entablamento a lo largo de toda la nave decorado con elementos geométricos y flores de liz en dorado. Los muros del recinto están adornados con varias pinturas al óleo entre las que podemos mencionar la Última Cena, Santa Teresita del Niño Jesús, Divina Providencia, Virgen de Guadalupe y doce medallones con pinturas de pasajes religiosos. En el presbiterio se aprecia un nicho realizado en mármol blanco que alberga la exposición del Santísimo, más arriba relieve del Espíritu Santo representado por la palomita, en los laterales del presbiterio, se aprecia la imagen escultórica del la Inmaculada Concepción y de nuestro Sr. San José. Sin duda este bello y acogedor recinto nos invita al recogimiento, a la oración, a estar en comunicación directa con el Señor, a la meditación, a la elevación del espíritu y a la paz.

Por LCC Angélica Maldonado Morales


13

JUNIO 06 DE 2010

Oración

para pedir Por Juan Jesús Priego

sueño

«S

eñor, dame sueño». Así comienza el diario de un amigo entrañable, de un amigo que se ha ido lejos, muy lejos, a otro mundo. ¿No te parece, Señor, que es una oración bella y simple al mismo tiempo, una oración como no sabrían hacerla los fariseos, esos derrochadores de palabras? Sí, danos sueño. Dánoslo a todos. Danos hoy el sueño de cada día, de cada noche. Acabo de leer en alguna parte que, hoy día, los que menos duermen son los japoneses: en promedio unas 5 horas por habitante, lo cual quiere decir que por uno que duerme las ocho horas de rigor, hay otro muy cerca de él –acaso su vecino de cuarto- que sólo duerme dos. ¿Cómo hace este último para mantenerse en pie? Ah, ya lo sabemos, y Tú lo sabes mejor que yo: gracias a esas drogas que... En la misma revista donde leí esto, se aseguraba también que el sueño es una actividad humana en trance de extinción. Lo creo, lo creo. Como los habitantes del Japón, yo tampoco duermo lo que debería. Por eso, con mi amigo, te suplico: «Señor, dame sueño». Danos a todos esa santa inocencia que sabe cerrar los ojos, relajar el cuerpo y abandonarse. Danos la humildad de retirarnos, de aceptar que, al menos por hoy, el tiempo se nos ha acabado. ¿Es el insomnio un inconfesado miedo a la muerte, un cierto temor de caer en el vacío? ¿Y qué acto hay de mayor humildad, Señor, que irse serenamente a la cama cuando hay tantas cosas por hacer, tantos libros que leer y tantas páginas que escribir? En realidad, reclinar la cabeza sobre una almohada es ya un acto de esperanza: es creer que si Tú nos ha hecho abrir los ojos al sol de este día, nos los harás abrir también al sol del día de siguiente, a la luz de mañana. Atlas no puede descargarse del peso del mundo; Sísifo teme que la piedra se le escape de las manos y empiece, sin él, a rodar colina abajo. Dormir: dejar que la piedra ruede; que el mundo, aunque sólo sea por unas horas, nos dispense de cargarlo. La mejor manera de imaginarse a Sísifo feliz es imaginárselo dormido: ¿cómo es que de esto Albert Camus (1913-1960) no dijo de esto absolutamente nada? Admiro, Señor, a los que pueden decir de corazón: «Mañana será otro día». Lo decía mi padre, lo decía –por lo que sé- mi abuelo, lo decían los antiguos, pero el hombre posmoderno no puede decirlo ya. Le falta esa confianza, ese abandono que deposita lo hecho y lo inconcluso en las ma-

nos de Dios: en tus manos, Señor, donde se halla guardado también lo que soñamos hacer y no pudimos. ¡Ah, al final de nuestra vida no sólo nos juzgarás, Señor, por nuestras obras! ¡También nos juzgarás por nuestros sueños!

«Ahora, Señor –parece decir Simeón, el anciano que te pide sueño-, puedo despedirme en paz, irme ya de este mundo, de esta historia que jamás se repetirá, pues mis ojos han visto ya lo que anhelaban ver».

La Iglesia aconseja a sus hijos que antes de entregarse al descanso nocturno reciten la plegaria de Simeón, aquel anciano bíblico que, una vez que ha visto lo esencial, sin apegarse a la luz del crepúsculo, pide humildemente ir a su lecho para dormir de una vez por todas el sueño de la muerte:

¿Y qué es dormirse, Señor, sino morir un poco? Tal vez por eso se dice a menudo que el sueño es lo que más se parece a la muerte: porque hay en ambos una especie de abandono que los asemeja. Morir, como dormir, significa abandonarse. Pero el que duerme no se muere: parte solamente del mundo real para irse a vivir por unas cuantas horas al universo de los recuerdos y los sueños, allí donde las cosas flotan y los muertos viven todavía.

Ahora, Señor, según tu promesa, puedes dejar a tu siervo irse en paz, porque mis ojos han visto a tu Salvador, a quien has presentado ante todos los pueblos: luz para alumbrar a las naciones y gloria de tu pueblo Israel. Comentando esta oración –bella y simple como la de mi amigo-, otro de tus siervos, el filósofo Jean Guitton (1901-1998), ha escrito lo siguiente: «Ésta es la oración que podemos hacer con la Iglesia cuando las sombras se extienden sobre nuestras calles, cuando ya no es posible corregir y ni si-quiera perfeccionar nada de lo que ha sido hecho, sino sólo confiarlo a la Misericordia; cuando incluso las cosas parecen recogerse; cuando llega la noche y los invitados abandonan el festín de bodas; cuando los esposos se encuentran solos y las vírgenes prudentes se han ido a abastecer de un nuevo aceite».

Haz, Señor, que no sea tan soberbio como para pensar que el mundo se desplomará si por unas horas me aparto de él y cierro los ojos. Hazme humilde, esperanzado y alegre: alegre con esa alegría que sólo puede irradiar el que ha dormido bien. Concédeme creer que lo que no ha sido hecho hoy, ya será hecho, si Tú lo permites, mañana mismo. Dame unos ojos capaces de ver lo esencial de cada día para que luego no lo añore despierto por la noche. Y, sobre todo, Señor, dame sueño. Danos a todos sueño con la misma generosidad con la que nos das tu pan. Así sea.


14

En opinión de

Contrapunto

Lo cotidiano y lo espiritual Por Azucena Ramos de Madrigal

El cristiano:

un enamorado de la belleza Por Lic. Javier Al-

La belleza de Dios manifestado en Cristo también puede apreciarse en el dolor, propio y ajeno. Fue en la Cruz donde el rostro de Cristo reflejó más claro la belleza de Dios. En el Traspasado se reconcilió la justicia con el amor.

F

edor Dostoyevki, en su obra “El Idiota”, dijo que el mundo sería salvado por la belleza. Y ahí mismo también afirmó, categórico, que no se trataba de cualquier belleza sino la de Cristo. Es lógico ¿no? Cristo es la imagen más perfecta de Dios, fuente de toda belleza. Quien conoce y ama a Cristo, conoce y ama la belleza. Sin embargo, los cristianos, los que decimos que conocemos y amamos a Cristo, no siempre parecemos preocupados por la belleza. Hay un dicho inglés que afirma que la belleza existe en el ojo de quien mira. La belleza, según eso, es cosa de gustos, de personalidades, culturas, tradiciones y todo eso. Y los cristianos nos aprovechamos de eso para hacernos cada uno un Cristo a nuestro gusto. Porque eso nos permite también hacernos un evangelio y una iglesia a la medida de nuestras necesidades. Pero, ¿es Cristo algo que dependa de nosotros? Si es así, entonces la belleza que salva al mundo puede expresarse de muchos modos. Pero entonces también la fe es cosa de gustos. Cada quien escoge cómo creer, en quién creer. Y también cómo vivir la fe.

formas en que los hombres expresan a esa Belleza única. Hay que saber reconocer y atesorar las obras de arte –literatura, pintura, escultura, música, etc.- en las que esa belleza nos acerca al verdadero Dios. No estaría mal que durante la formación catequética se nos enseñara a distinguir y apreciar el verdadero arte cristiano. Es lastimoso ver cómo a veces preferimos lo sentimentalero y empalagoso a las obras de arte genuinamente cristiano. Hay templos católicos, espacios litúrgicos, convertidos en monumentos a la cursilería por las imágenes que los “adornan”; por la música que seleccionan (sobre todo en las bodas) que nada tiene de cristiana; por la ropa que llevan puesta los fieles que no distinguen entre el club deportivo y el recinto sagrado. La liturgia, presencia continuada de Cristo en la historia humana, debe ser un lugar por excelencia de veneración por la belleza. Sin embargo, basta asistir a una boda para darse cuenta que los aspectos litúrgicos siempre serán una consideración menor frente a los detalles de la fiesta, de los vestidos y peinados, de los regalos.

¿No hay un Cristo único, que sea testimonio de la belleza única del Dios único? La belleza que salva al mundo no puede ser sino la del Cristo que enseña la Iglesia. Es más, el único Cristo verdadero es el que es anunciado por la Iglesia. Y consecuentemente, la belleza que salva es exclusivamente la que contemplamos en el Cristo del Evangelio, escrito y proclamado por la Iglesia. Los cristianos somos, o deberíamos ser, unos enamorados de esa única Belleza salvadora… y de todas las

Claro que la mejor forma cristiana de mostrar el amor por la Belleza es conservar el recinto sagrado que es nuestro cuerpo – nuestra persona- con toda la belleza posible, como novia que espera al Esposo engalanada con las ropas más hermosas, sin arruga ni mancha. “Eres hermoso, Señor, el más hermoso de los hombres. Por las calles y las plazas buscaré al amor de mi alma“.

A

ntes no hubiera creído en la posibilidad de experimentar gusto por cumplir con el trabajo de casa ni pensé poder llegar a alegrarme significativamente por finalizar las interminables tareas del barrer o planchar. Y nunca como hoy me apunto aciertos por entretenerme en la cocina preparando con empeño los alimentos. No poder permanecer sentada en la mesa y especialmente limpiarla, me da la satisfacción de haber manejado correctamente la labor ineludible de un servicio que, apenas se termina, implica volver a disponer lo necesario para encontrarse en breve tiempo ante las mismas circunstancias. Y el verbo lavar me conduce a encontrar su sinónimo con depurar y purificar esmerada y constantemente todo aquello de lo que hacemos uso, ya sea una prenda de vestir o la forma de mirar o pronunciar las palabras. Y el día de la semana me indica como prioridad la faena con la que corresponde comenzar las actividades. Y terminar con cualquiera de estos quehaceres es dar paso al siguiente obligado compromiso doméstico; pero he aprendido que cuando las manos han realizado su trabajo físico, es cuando puede pensarse en el corazón, pues el esfuerzo y cansancio que de todo esto se deriva es como haber pagado un precio por tener la oportunidad de ingresar en el invaluable espacio del espíritu. Y no había encontrado la razón justificada para permanecer en casa en vez de ir a misa o aprender sobre la “Cuenta de Conciencia”. Organizando la primera es como podré comprender lo otro, ya que imprimir orden en el hogar es un verdadero prefacio para prepararse a recibir lo verdaderamente valioso. Si bien es cierto que “el deber de Marta es secundario, también es necesario para llegar a experimentar el gozo de María”. Ser madre y esposa es un “Y” interminable sin embargo, dividir el tiempo equilibradamente entre afán Y oración Y ofrecer ambas con la misma devoción, tiene que ser lo que una mano es a la otra: complemento Y parte del mismo todo.


JUNIO 06 DE 2010

La Señora del

Espejo

El amor materno en la historia del mundo y de San Luis Potosí

Testamento de María de León Viuda de Aguado, una mujer pobre que vivió y murió durante el siglo XVII (1640) en San Luis Potosí (1a. parte) Por Ricardo García López

L

Por Malú Meave Yo soy, tu causa perdida y tu perdición dispuesta a lastimar tu pobre corazón. Yo soy la fiebre que nubla tu voluntad, la audacia y la cureldad, con intención, Yo soy

En otro mundo, Olvido Gara

A

ella definitivamente le gustan las uvas, tanto como las palabras que viven enredadas en la garganta. Lo que no le gusta del sabor a uva, es ese color espeso que le han impuesto a las paletas de caramelo, porque lo artificial le causa escalofrío, tanto como la sopa deshidratada o las flores de seda. Hoy, como cada día, tengo una cita obligada con la Señora del Espejo. La imagino esperándome aburrida, enojada, alguna vez triste. La veo con los reclamos bajo el brazo… me reprocha las incontables acciones que he comprado en el mundo bursátil de los amores mal correspondidos y el tiempo no retornable. Me echa en cara las infructuosas inversiones, será porque siempre lo perdemos todo. Y ahí me tienes, escuchándola en las nubes, como acostumbro; a veces con este big-bang constante que tengo por alma; a veces como una membrana subsistente en esos mundos paralelos que dicen

las noticias, nos rodean. Hoy abandono mi cita con la señora que vive en el espejo. Sólo quiero sentarme a su lado para no verle las canas y las rencorosas líneas de expresión. Sólo quiero percibir la luz que sale de su casa, quiero platicar con ella sin estar frente a frente, quiero hablar de las breves olas que dice que soy, esos fuertes y constantes fragmentos de mar en los que pudiera sumergirme sin correr peligro. Quiero hacerla entender de una vez por todas, que no soy estos cabellos blancos, esta piel que comienza a agrietarse, no soy el desesperado discurso de unos ojos apagados y marchitos. No somos cuadrados como el espejo que la alberga, llevamos formas orgánicas, como una hoja de maple, con las nervaduras tatuadas en la piel, como si fueran las líneas de la mano y su narración de quienes somos y a dónde vamos. Somos ríos, somos campos, somos aire. Somos las verdaderas ciudades. No somos los seres que nos esperan cada día tras el espejo.

o normal es pensar que todas las madres del mundo aman a sus hijos y ese amor lo demuestran sacrificándose por ellos hasta lo indecible. La madre que odia, o cuando menos, desprecia a sus hijos, sin duda es una desquiciada. Por ello es que los hijos vemos en nuestras respectivas madres belleza física y moral y la personificación de todas las virtudes, así tenemos, por ejemplo a San Agustín que fue obispo, nacido en Tagaste el año 354 y muerto en Hipona en 430. Santo y todo no le desplacía que su madre hubiera sido hermosa sobre ser honesta y le atribuye el verso del poeta Virgilio al momento de ser desposada por su padre: Tal era el rostro de la bella virgen y tales las colores que ahí tuvo cuales se mezclan cuando resplandece sobre marfil de la India roja grana o cuando a una multitud de blancos lirios se mezclan muchas coloradas rosas. (Lorenzo Riber en el prólogo a las Confesiones de San agustín, Aguilar, Madrid 1957. p. 82).

Juan Luis Vives, el filósofo, lingüista, psicólogo y pedagogo, nacido en Valencia el año de 1492 y muerto en Brujas en 1540, al referirse a su madre ya muerta decía: “…Y ahora su memoria es para mi la más sagrada de las memorias, y todas las veces que me asalta su recuerdo, dado que no puedo físicamente, la abrazo y beso en espíritu con la más sabrosa de las dulzuras…” San Francisco de Sales, Serafín con corazón de carne, nacido en 1567 y muerto en 1622, al contemplar el prematuro cadáver de su madre escribe a Santa Francisca de Chantal: “La muerta más hermosa que haya visto jamás”.

Volver a ser pequeño y acercarme a mi madre, tal como la imagino. Sí, sí, a mi madre, a la que nunca pude dar ese nombre, porque yo no sabía hablar todavía cuando ella murió... Ella es mi más alta representación del puro amor, no del frío amor divino, sino del cálido amor terrestre, maternal... Tú mamá, tómame, mímame... Todo esto es locura, pero todo esto es verdad (USLAR, Pietri Arturo, Prólogo a La muerte de Ivan Ilich, de León Tolstoi, Salvat Editores, BBS. No.21, 1982, p. 14.)”. En el protocolo (mutilado) del Escribano Francisco Santos García, se encuentra, entre otros, el testamento de María de León Viuda de Aguado, quien lo otorgó el día 23 de febrero del año de 1640 y comprende las fojas de la 89 a la 92 (Protocolo que resguarda el Archivo Histórico del Estado en el fondo de Alcaldía Mayor).

En la siguiente edición, transcribiré solamente algunas de sus cláusulas en donde nos revela que se trata de una mujer profundamente cristiana y piadosa como la mayoría de los habitantes de la Nueva España durante el virreinato; por sus comentarios podemos deducir la calidad social a la que pertenecía y en consecuencia su situación económica por un lado y por el otro, el amor que sentía por sus hijos en general, y en especial por su hija que quedaría desprotegida y sola luego que ella muriera, porque a más de ser mujer era la menor de todos sus hijos, así que en una de las cláusulas de ese testamento, demuestra el deseo manifiesto, de que su hija, al quedar sola fuera amparada por sus hermanos mayores.

Al leer este documento, no hemos podido evitar hacer una evocación de los escritos de San Agustín, Juan Luis Vives, San Francisco de Sales, Tolstoi y Luis Coloma S.J., por lo que transcribimos parte del pensamiento de los tres primeros al iniciar nuestro artículo y de Coloma al León Tolstoi que no conoció a su terminarlo. madre, la añoraba con gran ternura, y así lo dejó escrito en sus memo- No se incluyen en estos comentarias, cuando expresa lo siguiente: rios las primeras cláusulas del docu“Todo el día he sentido una im- mento que nos ocupa porque no son presión estúpida y triste. Hacia la otra cosa que las formalidades connoche este estado de ánimo se ha sagradas en estos actos solemnes, transformado en un deseo de cari- es decir, expresan lo mismo que cias, de ternura. Hubiera deseado, en cualquier otro testamento, como en mi infancia, apretarme además de que ya en otros de nuescontra un ser amante y compasivo, tros artículos las hemos dado a conllorar con dulzura y ser consolado... ocer.


16

L

a palabra es como una semilla. Eso lo sabe bien el Dios creador; cada vez que Él habla su palabra produce el bien, cosas buenas. Re-cuerdo eso que dice la Escritura acerca de la voz de Dios creando el universo; nada puede quedar en silencio mientras habla el Dios de la vida: “hágase la luz, háganse las aguas, háganse los cielos, haya un sol, una luna y millones de estrellas, hayan animales que pueblen el cielo las aguas y la tierra. Hagamos al hombre a nuestra imagen y semejanza” (Gn 1, 1-27). Hagamos un pueblo, hagamos que el hombre se salve, “hágase en mí según tu palabra” (Lc 1, 38)… Y la Palabra se hizo carne y puso su morada entre nosotros. “Vayan y anuncien que ya está cerca el Reino de Dios” (Mt 10, 6s). “Vayan y anuncien a todas las naciones bautizándolas en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo” (Mt 28,19).

Contrapunto

La palabra de Dios es magnifica, hace cosas grandes, lindas, maravillosas. La palabra de Dios es productiva, “no se mueve la hoja del árbol si la Palabra no lo permite”. La Palabra de Dios es como una semilla que germina, brota, crece, da fruto. Por eso Jesús anuncia la palabra de Dios como una semilla que el sembrador arroja por el camino, aunque sus escuchantes no sean agricultores, sino pescadores, según lo que se lee en el Evangelio. Sí. La Parábola del Sembrador, la semilla y la tierra es realmente sencilla (Lc 8, 4-15). Es sencilla y profunda, los discípulos escogidos necesitaron una explicación para entender el fondo de la enseñanza de Jesús. Y el maestro de la palabra y la semilla, el verdadero Sembrador les ayuda a los sencillos a comprenderla. El sembrador es Dios, Él habla y siembra la palabra, pero ésta se llega a distintos tipos de terreno. Y lo que realmente quiere el sembrador es que su palabra crezca y dé mucho fruto. Prefiere la tierra buena, es decir, un corazón bien dispuesto y resistente a las tentaciones, preocupaciones, desesperanzas y al mal. Es cierto que la Palabra de Dios se ha anunciado a todas las naciones de la tierra, pero no todos han tenido esta capacidad de aceptación de la voz y voluntad de Dios. Ellos son los terrenos donde la semilla del sembrador no produce frutos. Pero desde aquellos tiempos hasta los nuestros ha habido quienes de buena gana han recibido el mensaje de Cristo y han perseverado en el amor y en la esperanza; hay los que no se rinden, los que se empeñan en apostar su vida por el mensaje de Jesús y han marcado la historia con rojas letras y palabras; han dado su vida a Cristo, porque ninguna expectativa humana llena sus anhelos de vida y de triunfo. En la actualidad se conocen personas que prometen una salvación próxima, cercana, cómoda; muchos que envuelven de mágica negrura la esperanza de los sencillos; se les llama psíquicos, tarotistas, ocultistas. Estos hechiceros modernos parecen gente normal, y hasta parece que sus intenciones son buenas, visten a la moda o se inventan sus vestuarios, hacen crecer en confianza a su auditorio, su público; por un lado estos seres de la magia antigua y nueva son falsos profetas, falsos sembradores de la palabra; hablan, para ganar

clientela, palabras de la Escritura, notoriamente manipuladas o interpretadas tendenciosamente, y miles y millones pueden acceder a sus servicios por muchos medios: entrevistas personalizadas, llamadas de teléfono, por Internet, por mensajería telefónica; todos los medios de comunicación social están en sus manos para tener también en sus manos el dinero y las esperanzas de los que llegan a creerles; y los que creen en ellos, son personas tristes, pobres personitas con una fe muy empequeñecida, son pésima tierra para la verdadera semilla, para la verdadera Palabra de Dios; ellos no dan fruto, porque el poco fruto que tienen lo regalan a los discípulos de la mentira; son pobres seres humanos hambrientos de verdad, pero consolados con la fantasía.

Cuidado con los falsos testigos de la verdad,Jesús nos invita a ser buena tierra, a recibir la Palabra creadora de Dios con gusto y con intención de perseverar, y con decisión para hacer frente a todas las fuerzas del mal que ofrezcan una salvación más barata que la suya; barata porque se compra con dinero, cara porque cuesta el gasto cotidiano y el trabajo. Jesús es claro; no es fácil su seguimiento, hay que estar dispuestos a dar incluso la vida si es necesario, hay que cargar la cruz. Que Jesús nos mantenga en su amistad y nos conceda aceptarlo a Él, que es la Palabra eterna del Padre, que nos dé el escuchar sus palabras y ponerlas en práctica, para dar mucho fruto.


Palabra de Dios

Desde el Corazón de la Diócesis

17

El seminarista ¿Quién es?

Joven

Yo te lo mando, levántate Evangelio según San Lucas 7, 11-17

E

n aquel tiempo, se dirigía Jesús a una población llamada Naím, acompañado de sus discípulos y de mucha gente. Al llegar a la entrada de la población, se encontró con que sacaban a enterrar a un muerto, hijo único de una viuda, a la que acompañaba una gran muchedumbre.

Cuando el Señor la vio, se compadeció de ella y le dijo: “no llores”. Acercándose al ataúd, lo tocó, y los que lo llevaban se detuvieron. Entonces dijo Jesús: “Joven yo te lo mando levántate”. Inmediatamente el que había muerto se levantó y comenzó hablar. Jesús se lo entregó a su madre. Al ver esto, todos se llenaron de temor y comenzaron a glorificar a Dios, diciendo: “Un gran profeta a surgido entre nosotros. Dios ha visitado a su pueblo”. La noticia de este hecho se divulgo por toda Judea y por las regiones circunvecinas. Palabra del Señor

¡Levántate! El Evangelio de hoy nos presenta la imagen de un Dios misericordioso para con los hombres y nos reafirma que Jesús busca y quiere el bien de todos. El Evangelio de hoy es un ejemplo de su actitud compasiva y misericordiosa, llena de ternura con los que sufren. En este relato, nadie pide nada a Jesús como ha sucedido en otros casos. Al encontrarse el Señor Jesús con el dolor, con aquella tragedia humana, actúa compasivamente invitando a la madre a que no llore y devolviéndole vivo a su hijo. El llanto se transforma en alegría y las lágrimas en gozo. En una sociedad en la que la seguridad de la mujer dependía de los hombres, esta viuda que ha perdido a su hijo se encuentra indefensa, pertenece al grupo de los pobres y pequeños que Jesús había declarado dichosos. Por eso al entregarle vivo a su hijo, Jesús provoca en su pueblo, no en sus jefes, una confesión de Dios en Él, en la misericordia infinita de Dios. Jesús le ofrece a aquel joven una vida nueva, un nuevo comenzar, y el consuelo a su Madre viuda, esto hace brotar la admiración en todos los que presencian el acontecimiento, si duda “Dios ha visitado a su pueblo” . Este acontecimiento extraordinario, es también una llamada para todos nosotros. Al joven muerto Jesús le dice: “Joven, yo te lo mando: levántate”, y el muchacho, aceptó la invitación de Jesús. Hoy, en todos los días leemos noticias crueles y contemplamos imágenes escalofriantes de muerte, asesinatos, secuestros, chantajes, catástrofes, víctimas inocentes, Jesús nos dice: Levanta tu mirada, levanta tu ánimo, levanta tu confianza en el Dios de la Vida; colabora y da testimonio de tu fe en Cristo, Salvador y dador de la vida; no te limites a ver llorar, comprende tu misión. Por eso el Señor da la vida al joven muerto, y la sigue dando a todos los que confían en Él y tienen fe en su palabra. Cuando aceptemos este mensaje, como lo hizo el joven del Evangelio, volveremos a la vida, saborearemos lo que significa vivir. Por Pbro. José de Jesús Cruz

Por Hugo Silva Padrón II de Teología

L

a vocación es siempre una llamada gratuita, un don de Dios. Dios nos ha hecho sus hijos por medio de Jesucristo. Pero Él ha escogido a unos de entre los hombres para consagrarlos sacerdotes, no tanto por lo que son, lo que tienen o lo que saben, sino gratuitamente como un regalo, porque Dios escoge al que llama para hacerlo su amigo (Jn 15, 14-16). Al joven tan humano como todos, con sus defectos y virtudes y que del común del pueblo es tocado en su corazón y tomado por Cristo para servir a su Iglesia en una vocación específica, a este hombre es al que se le llama “seminarista”. Y que como el alfarero moldea el barro para hacer una gran obra, así el joven seminarista se deja moldear por Jesús Buen Pastor, que va formando su corazón a su imagen y semejanza en la escuela de amor, que es el Seminario. El seminarista no camina sólo, es acompañado por el mismo Jesús, que por inspiración del Espíritu Santo pone a un grupo de sacerdotes que conforman el “Equipo Formador” que lo acompañan en su formación. El seminarista acompaña a Jesús como seguidor en su camino, pero también es Jesús quien lo acompaña a él, en el camino de la formación (Cfr. Jn 15, 16). Jesús lo lleva a una unión íntima y personal con Dios, en la cual experimenta su amor, su cercanía, su humildad, su servicio y que lo invita a vivir como Él, en la entrega total, no sólo dando, sino dándose él mismo como

persona (Cfr. Jn 1, 38-39). Ese encuentro con Dios moldea el corazón del seminarista en el servicio y en la caridad, en la cual debe vivir el día de mañana cuando sea llamado para el sacerdocio ministerial. Caridad que ya en el camino de la formación va viviendo unido a Cristo Jesús. La practica de la caridad va configurando al seminarista con Cristo vivo al que lleva en su persona y transmite con alegría a sus hermanos, invitándolos a amar más y mejor con el amor de Dios cada día. Con humildad y sencillez, a ejemplo de la Virgen María que escucha la Palabra y la medita en su interior, el seminarista va siguiendo su formación. María, como primera discípula misionera nos enseña a ser fieles en la misión de su Hijo Jesús: evangelizar a todas las gentes. Este acompañar de parte de Jesús y de Maria en el camino de la formación y en el ministerio, tienen su cúlmen en la santidad de la persona que es el último fin de todo cristiano. Ser discípulos misioneros de Jesús implica vivir con el Maestro, compartir con el Maestro, aprender las enseñanzas del Maestro, dejarse formar por el Maestro. Para después dar testimonio de esta experiencia. Ahora en estas mareas en las cuales nos ha tocado navegar, sólo con la compañía de Jesús, la intercesión de la Virgen María y la oración de toda la Iglesia se podrá remar mar adentro como lo ordena Jesús a sus Discípulos (Lc 5, 4)… Gracias por tu oración.


18

Dimensiones

Católicos

defensa

a la de la

vida

se ha convertido en una necesidad ante las diferentes circunstancias que se presentan

no sólo a los jóvenes sino a la familia en general. Recalcó el papel de los laicos católicos en la sociedad y la importancia de que su fe

Dra. Ma. del Pilar Calva Conferencista Por Carlos Cuéllar

U

na vez más la Dimensión de Pastoral Familiar organizó el curso de Bioética, éste

se llevó a cabo en el edificio del CCUE los días 29 y 30 de mayo y tuvo una gran respuesta y participación por parte de laicos comprometidos con inquietud de aprender acerca de esta rama de la Biología y medicina comprometida con los valores éticos del ser humano hacia la vida. El padre Pedro Sánchez Solís recordó cómo el tema de la bioética ha estado fuertemente presente durante los últimos 30 años, este

esté fundamentada en conocimientos y sobre todo en el amor de Dios. Impartió este curso la Doctora Pilar Calva, con gran conocimiento sobre los temas del aborto, la vida artificial, la eutanasia, la clonación, la ingeniería genética, la donación de

El Sr. Arzobispo D. Luis Morales Reyes y la comunidad Arquidiocesana de San Luis Potosí, en ocasión de las

Bodas de Oro hace a usted una fraterna invitación para unirse a la Solemne Concelebración Eucarística en la Catedral Metropolitana de San Luis Potosí, el 26 de Junio de 2010, a las 11:00 hrs., en la cual contaremos con la presencia del Presbiterio Potosino.

órganos. Más de 100 participantes escucharon los temas referentes impartidos por la Doctora durante dos días. Esperemos que estos conocimientos sean aplicados para el bien de nuestra Iglesia y sobre todo construyan los valores del ser humano a la luz de la fe.

Su presencia será muy significativa como expresión de fraterno reconocimiento y gratitud.


JUNIO 06 DE 2010

Ordena las palabras enredadas ERDAM ARTSEUN AIRAM SODI SELEGNA ED ED OGIMA SOL SUSEJ AID ETSE ROP SAICARG SOID AVLAS ZURC AL Contemos a los JUANES Juan y juan y juan, juan y juan y medio, cuatro medios juanes y dos juanes y medio.

¿Cuántos Juanes son?


JUNIO 06 DE 2010

El Decanato Santo Cura De Ars, conformado por las Parroquias de: Nuestro Padre Jesús en Salinas de Hidalgo, Inmaculada Concepción en Los Hernández, La Santa Cruz en Salitral de Carrera y San Juan Nepomuceno en Villa de Ramos; y la Adoración Nocturna Decanal tiene el honor de invitar a su

CONGRESO EUCARÍSTICO

que se llevará a cabo en la Comunidad del Zacatón, Villa de Ramos SLP, de la Parroquia de la Santa Cruz, el día 19 de junio de 2010, comenzando a las 9:00 am.

¡Esperamos a todos los amantes de Jesús Eucaristía y a todos los feligreses parroquianos! ¿¿¿Inquietud por la Vida Sacerdotal??? ¿Ingresar al Seminario yo? TE INVITAMOS A LOS PRE-SEMINARIOS PARA LOS QUE ACABARON SECUNDARIA:

DEL 12 AL 17 DE JULIO

PARA LOS QUE ACABARON PREPARATORIA, BACHILLERATO O PROFESIONAL

DEL 19 AL 25 DE JULIO.

No esperes más, ponte en contacto inmediatamente con el Padre Noé Fco. Estrada, quien es el promotor vocacional y él te dará más información al respecto. En la oficina de Vocaciones al tel. 811 86 85 o en el correo electrónico vocacionalslp@hotmail.com

¿Le duelen mucho las rodillas?

¿Le han dicho que el único tratamiento es la cirugía?

El padecimiento en donde se desgasta el cartílago se llama artrósis Homeopatia y productos naturales

Aquí tenemos la solución a su problema hasta desaparecer esos dolores y regenerar (volver a formar) el cartílago. Con un tratamiento natural, además de curar osteoporósis, artrítis y otros problemas de huesos y músculos.

Plaza El Pocito Av. Constituyentes Pte. 49 local 3(carr. Librea Celaya) Querétaro, Qro. Tels. (01 442) 216 99 23 y 196 80 94

Sucursal: Plaza Galerias Constituyentes Ote. No. 34 local 18-B Mercurio, Querétaro, Qro. Tel (01 442) 213 69 60


Edición 71