Issuu on Google+

semanariolared@iglesiapotosina.org www.iglesiapotosina.org

Año 2 No.67 Semana del 09 al 15 de mayo de 2010

"Gracias por

no abortarme"

M

auricio tiene 23 años y tras haber creado en Facebook un grupo llamado “Busco a mi mamá” finalmente la encontró y pudo reunirse con ella, que lo había abandonado al nacer. Sus primeras palabras a la mujer que ahora tiene 50 años fueron: “Gracias por haber tenido la valentía de soportarme siete meses y no haberme abortado”.

Existe un rol, que no significa mucho... significa. todo:

Madre Pág. 12

El sábado por la tarde Mauricio conversó por teléfono con su madre. Ella, muy emocionada, le dijo: “Hijo mío; soy yo, tu mamá. No me odies. Perdóname. Te recordé siempre, nunca me olvidé de tí”. El emotivo encuentro en Córdoba, lleno de abrazos y silencios, se dio al día siguiente. En declaraciones al diario Clarín, el joven comentó: “me sentí pleno, nunca había experimentado la serenidad del alma. Por fin pude cerrar mi historia”. “Lo único que atiné a decirle fue que estaba todo bien y que la perdonaba”, dijo Mauricio. En el encuentro, explica el joven de 23 años, la madre le contó que no tenía otros hijos, que su padre fue “un accidente” en su vida y que había reconstruido su vida con otra pareja. Sin resentimiento, él le dio un mensaje de gratitud: “Gracias por haber tenido la valentía de soportarme y por haber decidido no abortar” Al relatar la historia que finalmente llevó a este esperado encuentro, en medio de sus “nuevos parientes”, Mauricio señala que “me contaron que mi mamá estaba viviendo en Córdoba capital. Les dije que no quería problemas, sólo necesitaba agradecerle que me dejó nacer”. Ahora, comenta el joven, el grupo de Facebook se va a llamar “Ya la encontré”.

Al maestro con cariño Pág. 05


02

MAYO 09 DE 2010

Te seguiré a donde quiera que vayas S

Editorial

eguir a Jesús implica carácter. Precisa un estilo. El estilo que pide Jesús. No se sigue a Jesucristo a nuestro modo. No. Sino al estilo de Él. Con las exigencias del maestro. Porque es muy cómodo decir: te seguiré Señor, pero… los peros son querer imprimir nuestra manera, es imponer comodidad al seguimiento. Y Jesús pide otra cosa.

Seguir a Jesús sin renunciar a las cosas o a los apegos es no seguirlo. Qué fácil es hacer eso. Andar con Jesús tiene serias implicaciones. Andar con Jesús es lo más incómodo que se pueda imaginar. Es el desinstalarse completamente para tener la verdadera libertad que Cristo ofrece. Jesucristo no prometió comodidades a quienes lo seguían; sí éxitos, pero también persecuciones. Sí el triunfo de la vida y del espíritu, pero también cárceles y tribulaciones. Sí la gloria, pero también el sufrimiento y la cruz. Qué fácil decirle a Cristo, como aquellos hombres del Evangelio “te seguiré a dondequiera que vayas”; “te seguiré, pero déjame ir primero enterrar a mi padre”; o “déjame primero despedirme de mi familia”. Esto supone que primero están los otros y nosotros mismos y en segundo lugar Jesús; y el mandamiento es muy claro: “amarás a Dios sobre todas las cosas”. Seguir a Cristo es dejarlo todo. Claro que no se trata de abandonar a su suerte a la familia; el que dice seguir a Cristo y deja de procurar a los suyos se parece también a aquellos fariseos a quienes Jesús reprochaba porque decían a su padre: “todo aquello con lo que podría ayudarte es corbán, así que discúlpame por no hacer nada por ti”; y enseñaba Jesús: así cumplen la ley y las tradiciones pero dejan de lado la justicia; y los llama hipócritas. No. No se trata de esto. La enseñanza del Evangelio consiste en que Dios está primero que todo y que seguir a Jesús implica una gran disposición a no tener nada personal tan valioso como el reino de Dios en nuestro corazón. Al mostrar Jesús estas exigencias a los discípulos y a quienes desean serlo, Él quiere dejar bien claro que no se trata de una nueva doctrina ni de un nuevo culto o religión, o de una moda o tradición novedosa, puesto que si el mensaje del reino fuera entendido así, se caería muy pronto en los vicios de los antepasados y se desvirtuaría el plan de Dios. Jesús quiere que el plan y el reino de Dios, que el Evangelio y la salvación, se tomen en serio, con plena conciencia y con responsabilidad, con verdadera entrega; que cada uno de los que crean esté convencido que comienza a vivir en la alegría del Reino y en las dificultades para construirlo. Sí amigos míos. Seguir a Jesús es tarea de alto riesgo; hay que apostar por el reino, por la vida; hay que creer que estando con Jesús nada falta.

San Antonio de Padua Por Pacco Magaña

Segunda de tres partes

Queridos hermanos y hermanas:

En el último periodo de su vida, san Antonio puso por escrito dos ciclos de “Sermones”, titulados respectivamente “Sermones dominicales” y “Sermones sobre los santos”. En ellos comenta los textos de la Escritura presentados por la liturgia, utilizando la interpretación patrístico-medieval de los cuatro sentidos: el literal o histórico, el alegórico o cristológico, el tropológico o moral y el anagógico, que orien-ta hacia la vida eterna. Estos sermones de san Antonio son textos teológicohomiléticos, que evocan la predicación viva, en la que san Antonio propone un verdadero itinerario de vida cristiana. La riqueza de enseñanzas espirituales contenida en los “Sermones” es tan grande, que el venerable Papa Pío XII, en 1946, proclamó a san Antonio Doctor de la Iglesia, atribuyéndole el título de “Doctor evan-

gélico”. San Antonio nos recuerda que la oración necesita un clima de silencio, el cual es una experiencia interior, que busca liberarse de las distracciones provocadas por las preocupaciones del alma, creando el silencio en el alma misma. Según las enseñanzas de este insigne Doctor franciscano, la oración se articula en cuatro actitudes indispensables: 1 abrir confiadamente el propio corazón a Dios; este es el primer paso del orar, no simplemente captar una palabra, sino también abrir el corazón a la presencia de Dios; luego, 2 conversar afectuosamente con él, viéndolo presente conmigo; y después, algo muy natural, 3 presentarle nuestras necesidades; por último, 4 alabarlo y darle gracias. En esta enseñanza de san Antonio sobre la oración observamos uno de los rasgos

Y qué bien están esas respuestas de Jesús a cada uno de ésos entusiasmados que expresan su voluntad de seguirlo: “las zorras tienen madrigueras, los pájaros nidos, pero el hijo del hombre no tiene en donde reclinar la cabeza; deja que los muertos entierren a sus muertos; el que empuña el arado y mira atrás no es para el Reino”. El Reino de Dios es para valientes y emprendedores; para verdaderos discípulos y misioneros; el Reino de Dios es para hombres convencidos; el Reino de Dios es para los vivos. Que los muertos entierren a sus muertos; los vivos sigamos a Jesús.

En estos sermones, san Antonio habla de la oración como de una relación de amor, que impulsa al hombre a conversar dulcemente con el Señor, creando una alegría inefable, que suavemente envuelve al alma en oración.

específicos de la teología franciscana, de la que fue el iniciador, a saber, el papel asignado al amor divino, que entra en la esfera de los afectos, de la voluntad, del corazón, y que también es la fuente de la que brota un conocimiento espiritual que sobrepasa todo conocimiento. De hecho, amando conocemos. Escribe también san Antonio: “La caridad es el alma de la fe, hace que esté viva; sin el amor, la fe muere” (Sermones Dominicales et Festivi II, Messaggero, Padua 1979, p. 37). Sólo un alma que reza puede avanzar en la vida espiritual: este es el objeto privilegiado de la predicación de san Antonio. Conoce bien los defectos de la naturaleza humana, nuestra tendencia a caer en el pecado; por eso exhorta continuamente a luchar contra la inclinación a la avidez, al orgullo, a la impureza y, en cambio, a practicar las virtudes de la pobreza, la generosidad, la humildad, la obediencia, la castidad y la pureza. San Antonio invita repetidamente a los fieles a pensar en la verdadera riqueza, la del corazón, que haciéndonos ser buenos y misericordiosos nos hace acumular tesoros para el cielo. “Oh ricos —así los exhorta— haced amigos... a los pobres, acogedlos en vuestras casas: luego serán ellos, los pobres, quienes os acogerán en los tabernáculos eternos, donde existe la belleza de la paz, la confianza de la seguridad, y la opulenta serenidad de la saciedad eterna” (ib., p. 29).


03

MAYO 09 DE 2010

4 EL “SUEÑO AMERICANO”… SE VOLVIÓ PESADILLA Por Pbro. Lic. Juan José Torres Galván

a migración es un fenómeno que golpea, y mucho, a nuestro pueblo potosino. L Nuestro Estado ocupa el 7º lugar nacional en

cuanto a expulsión de migrantes hacia Estados Unidos y otros países desarrollados. Las recientes leyes anti-migrantes aprobadas en Arizona, son una muestra del racismo y endurecimiento de algunos y de su falta de sensibilidad hacia aquellos que emigran de su país de origen en calidad de “damnificados” por el sistema económico internacional que genera pobres cada vez más pobres. Las causas del fenómeno migratorio son conocidas de sobra: la pobreza, la falta de empleos bien remunerados, la falta de oportunidades de estudio y trabajo, especialmente para los jóvenes, falta de oportunidades para el desarrollo profesional de los que egresan de los centros de estudio. Por si fuera poco, a esas causas ahora se añade la inseguridad y la violencia que atemoriza a muchos pueblos de nuestro país y de nuestro estado de San Luis Potosí. La persona que se ve obligada a emigrar experimenta un gran dolor y tristeza al sentirse arrancado del pueblo y la familia a los que pertenece, y que le ha dado abrigo y seguridad. Sale a enfrentar la soledad, el rechazo, la discriminación, con el ansia de encontrar una mejor calidad de vida para él y sus familiares. Las consecuencias que viven las familias y las comunidades son muchas: inicialmente un mejoramiento material que alienta el famoso “sueño americano”, pero al mismo tiempo se dan otros efectos nocivos: el abandono de las familias, entrecortado al principio, permanente después; el distanciamiento entre padres e hijos, la pérdida de valores culturales y de la fe cristiana. Hay comunidades que se están quedando vacías y hay tierras productivas abandonadas, porque el trabajo del campo resulta muy costoso y mal retribuido. “Ante esta difícil realidad que cada vez se agrava más, los gobiernos en sus tres niveles: federal, estatal y municipal deben crear lo necesario para que a los paisanos les convenga regresar, más aún para que no salgan del país, creando fuentes de empleo bien remunerado. El gobierno mexicano debe esforzarse por promover convenios bilaterales con el gobierno de Estados Unidos para favorecer el desarrollo equilibrado del pueblo de México sin menoscabo de su dignidad, de sus derechos y de su integridad”.

(IV Plan Diocesano de Pastoral, párrafo 103)

NOTA: Puedes ampliar esta reflexión leyendo los números 97-111 del Plan Diocesano de Pastoral.

Apreciados lectores y lectoras: EN OCASIÓN DEL DIA DE LAS MADRES, he escuchado en la televisión este comercial: “Todos los días son de mamá”; y en la promoción de un artículo de consumo, dice otro comercial: “Tan suave como el amor de mamá”. No cabe duda que la mercadotecnia es creativa. Sabe explotar lo más noble que se anida en el corazón humano. De verdad, el amor de las madres de familia es tierno y delicado. Así lo hizo Dios para asegurar el cuidado de los hijos. En verdad, “EL DIA DE LAS MADRES”, deberían ser todos los días del año, porque ellas son, como les decía yo el año pasado, en esta misma columna,“perfume de fidelidad, ternura, servicio generoso, fortaleza y alegría de la familia; tienen la sonrisa espontánea, son fuertes en la fe y la esperanza, son maestras y modelos de oración, son el sol que ilumina a la familia…”

La recuerdo con frecuencia. Creo que, de tanto mirarla, y guiado por mi devota madre, aprendí a amarla de niño, cuando llegué a ser sacerdote y más ahora de obispo. Creo que es tiempo de volver a descubrir la ternura de la Virgen Santísima en tiempos de tanta violencia y de inseguridad pública. Se dice que el corazón del mexicano es mariano y guadalupano, pero eso no aflora en la vida social para bajar el tono de la ofensa y de la confrontación nacional. Necesitamos aprender de María, necesitamos hacerla presente cada día en el hogar y en la vida social. Vale la pena volver al mes de mayo como “EL MES DE MARIA”. Esta es mi humilde propuesta, quizás ingenua ante los grandes y complejos problemas, pero la hago con amor y profunda convicción. Las flores de mayo, ahora, deben ser las virtudes cristianas de la fe en Dios, la esperanza, el amor, la oración, las devociones marianas; las flores de mayo deben ser las virtudes sociales del respeto a toda persona, la verdad, la honradez, la responsabilidad individual y social, la justicia, la paz y la reconciliación. Esas, pienso yo, son las flores del moderno “MES DE MARIA”, las flores que ella espera de sus verdaderos hijos. ¡Volvamos a ser niños para ofrecerlas a la Virgen Santísima!

Pienso que, si eso, y mucho más, se puede decir de una madre de la tierra, ¿qué no se podrá decir de nuestra Madre del cielo? Por tal motivo, al celebrar y felicitar a las madres de familia, hoy quiero invitarles a festejar también a la Madre de Jesucristo y Madre nuestra. Les invito a honrarla, con alegría filial, todo el mes de mayo. Sí. Les invito a volver a esa hermosa tradición mariana: que el mes de mayo vuelva a ser “EL MES DE MARIA”. Muchos tenemos recuerdos de ese mes mariano, de las flores en el altar de la celestial Les dejo con este profundo pensamiento del Papa Señora, del rosario cantado, de la alegría infantil. Pablo VI, expresado en un santuario mariano, en La modernidad también acabó con esto. abril de 1970, para que lo mediten y lo guarden en su corazón: “Si queremos ser cristianos, debeCasi todos, desde niños, aprendimos a amar, a mos ser marianos, es decir, debemos reconocer mirar y a invocar a la Virgen Santísima, siguiendo el vínculo esencial, vital, providencial que une a la el ejemplo de mamá, ante la imagen de María en Virgen con Jesús y que nos abre el camino que a el hogar. Yo recuerdo que la vi por primera vez, y él conduce. ¿Cómo vino Cristo a nosotros? Él vino la conocí en una imagen de Nuestra Señora del a nosotros por María, lo hemos recibido de ella; Carmen que colgaba de la pared principal de mi es hombre como nosotros, es nuestro hermano pequeña y pobre casa paterna. Estaba sentada por la función materna de María. Ella no fue un en un trono, con su Hijo en brazos, y el escapu- instrumento puramente pasivo en las manos de lario en la manos de ambos; y en la parte inferior, Dios, sino que cooperó a la salvación de los homestaban representadas, entre llamas de fuego, las bres con fe y obediencia libres”. almas del purgatorio con su mirada fija en María y sus manos levantadas hacia ella. Nunca he olvi+Luis, Arzobispo de S. Luis P. dado esa imagen. La veía a todas horas del día. Les quiero felicitar por el esfuerzo que hacen para publicar el periódico la red, por los muchos temas que nos ayudan y nos hacen reflexionar. Ojalá y nunca dejen de hacerlo. Me gustaría que en las parroquias se pueda evangelizar utilizando la nueva tecnología, es decir, usando computadoras y cañones de video para proyectar películas sobre la vida de Jesús a los niños, por ejemplo, además de que las pláticas se hagan interactivas. De antemano gracias por todo y que sigan evangelizando por este medio, ¡Felicidades! “ama y haz lo que quieras” Ulises Ricardo López Gómez


04

Nuestra historia

Sr. Pbro. Moisés Montes

(1913-1959) -Sacerdote poeta-

Por Pbro. Lic. Rubén Pérez Ortiz

N

ació en San Ciro de Acosta, SLP, el 4 de septiembre de 1913, era la época de la revolución y fue lo primero que probó: lo amargo de la guerra civil, la cual lo dejó huérfano. Su padre uno de los principales agricultores de la región, aprendido por las hordas cedillistas, fue asesinado en la Estación San Bartolo, SLP, y echado con otras víctimas ino-centes en una fosa común, tal como nos lo afirma Mons. Montejano y Aguiñaga en su artículo sobre él publicado en la extinta Revista Estilo.

¿Está el sacerdote en la mira de los medios masivos de comunicación? Por Pbro. Lic. Héctor Colunga Rodríguez colunga46561@hotmail.com

T

engo que reconocer el trabajo de aquellos periodistas que tienen una vocación para ser instrumentos en la trasmisión de la noticia, incluso de aquellos que han muerto en el cumplimiento de su deber. En este artículo quiero compartir que el sacerdote sí está en la mira de los medios, sobre todo en los momentos más importantes de su vida, como por ejemplo: en el día de su ordenación, cantamisa, toma de posesión a los que nombran párrocos; la publicación de los cambios de párrocos y vicarios, o la muerte de uno de ellos; así como cuando un presbítero es elegido para el episcopado. También se cubre la nota, cuando nos visita el Nuncio Apostólico o alguna otra autoridad de la Iglesia, en los aniversarios sacerdotales o episcopales. Algunos otros periodistas, sí buscan la noticia del sacerdote, pero aquella que llama la atención, la amarillista, la que difama, la que lo pone en evidencia aún sabiendo que lo que está proyectando, no le consta. Este tipo de personas no son honestas en su trabajo y no buscan una verdad subjetiva, sino que la vende. Me gustaría que los medios en general, hablen de aquellos sacerdotes que viven en las comunidades rurales, los que tienen que caminar largos kilómetros o andar en mulas para anunciar el Evangelio y celebrar la misa debajo de

un mezquite, sufriendo las inclemencias del tiempo. Ojalá reconocie-ran el trabajo de quienes se pasan horas en el confesionario, sobre todo en las vigilias de la adoración nocturna; o de aquellos que están por mucho tiempo en los hospitales, y no se diga de los que se dedican a la enseñanza, asilos, hospicios, y asistencia social por medio de Cáritas, de los sacerdotes ancianos que no tienen quien los asista, o de los enfermos que sufren en el dolor. No dudo que en algún momento se haya hablado de la entrega al servicio y la fidelidad a la Iglesia de algunos presbíteros, pero ciertamente no se ha hecho de manera constante y “ruidosa”, como cuando un hermano sacerdote comete un ilícito. Si por ejemplo, un sacerdote quiere trabajar por los ancianos y fundar una casa hogar para los que no tienen un techo donde estar o algo que comer ¿por qué no cubren esta noticia todos los días y a todas horas, en todos los medios masivos e incluso los internacionales como lo hacen con algunos sacerdotes que son acusados? Me da la impresión que para algunos actos sí se difunde mucho una noticia y por desgracia, es aquella que mancha la figura del sacerdote y no se proyecta preponderantemente la de aquellos que con su ejemplo, se esfuerzan por construir un mundo más humano y cristiano. Hasta la próxima.

Huyendo de la delicada situación que asolaba la extraordinaria región media, su familia se vino a vivir a la capital potosina, después de radicar en esta ciudad por un tiempo, ingresó al Seminario Conciliar, en donde en 1925 empezó a estudiar humanidades. La persecución religiosa le impidió seguir su formación sacerdotal por ese entonces; luego pasó a la Cd. de México y con los Misioneros del Espíritu Santo y en el Seminario de Veracruz, concluyó las humanidades y la filosofía. En 1933 volvió a San Luis Potosí, al Seminario donde inició sus estudios y donde en 1938, los concluyó. El 27 de diciembre del mismo año fue ordenado Sacerdote por el Excmo. Sr. Dr. Guillermo Tritschler y Córdova, pastor potosino. Su primer destino como sacerdote fue la Huasteca, dió sus iniciales frutos de febrero de 1939 a mayo de 1941, como Vicario de Cd. Valles, en los momentos en que aquella próspera región consolidaba su desarrollo. En mayo de 1941 fue nombrado párroco de Cerritos, SLP, y un año después con la misma encomienda como párroco de Cd. del Maíz. De ahí pasó a Venado y finalmente a Cedral del mismo territorio potosino, donde permaneció durante cinco años. En enero de 1951 ingresó al recién fundado Seminario Mexicano para las misiones Extranjeras en Tlalpan, D.F. En una experiencia de dar a conocer dicha obra, recorrió buena parte de la República. En uno de estos viajes sufrió un accidente automovilístico que después lo postraría en cama y lo llevaría a la muerte. En noviembre de 1952, estando en Monterrey, NL y tomando parte activa del II Congreso Misionero Nacional, asomó el oculto trauma de la espina dorsal, teniendo que dejar para siempre el Seminario de Misiones. Con el fin de atender su salud, se quedó en la Arquidiócesis de México. Murió de un furtivo derrame cerebral el día 4 de noviembre de 1959 y fue sepultado en el cementerio de San Antonio Huixquilucan, su último destino terrenal. Moisés Montes empezó a escribir desde muy joven, desde los años de Seminario, sin embargo, no le dio importancia a ninguna de las obras de su juventud, la cual, por otra parte, se han perdido. Sus primeros años de ministerio, no le dieron oportunidad para cultivar a fondo las letras. En 1946, en la tranquila placidez de Cedral, es cuando volvió a escribir. La revista Estilo, dirigida por el Dr. Peñalosa, recogió sus primeros versos. Así mismo, después de sucesivas publicaciones en la misma revista, escribió para Letras potosinas y Ábside. Recibió una excelente bienvenida por parte de la crítica conocedora y así con el perfil de Estilo y un prólogo del mismo Peñalosa, apareció su primer libro en septiembre de 1947 titulado: Cántaro Rojo. Luego vendría, en la misma colección de Estilo: Tiempos del Verbo que salió en junio de 1949, al año siguiente publicaba Adivinanzas Catequísticas, libro que pronto conoció dos ediciones, lo último que publicó fue un folleto en el que meditaba las Siete Palabras de Nuestro Señor. Su poesía es la que mayormente recoge los mejores comentarios a su obra, ya que caminó por el mundo con los ojos abiertos, y tomando de lo abstracto y lo concreto que conoció de la vida, los motivos para cantar sus poemas. De la soledad inquebrantable del semidesierto potosino, cantó sus mejores notas como un himno a la esperanza.


05

Vocaciones

para Nuestro Seminario

L

as malas noticias que implican a parte del clero no deben hacer callar el testimonio de fidelidad del sacerdocio, considera el arzobispo de Sao Paulo. Según el cardenal Odilo Scherer, es preciso seguir hablando sobre las vocaciones sacerdotales, además de difundir los buenos ejemplos y testimonios de sacerdotes que ejercen con esmero su ministerio.

Al maestro con cariño Educar no sólo es, enseñar, adoctrinar, instruir; también significa desarrollar o perfeccionar las facultades intelectuales y morales. Kant decía, que El hombre es la única criatura que debe ser educada. Pero ¿quiénes son los responsables de la educación del ser humano?, la respuesta es Todos. Comenzando por la Familia, y como auxiliares el Estado, la Iglesia, la Escuela. Cada institución contribuye con su granito de arena para que la persona crezca educadamente. No podemos descartar el protagonismo del educando. l maestro es parte importante en la educación de los niños y jóvenes, es un auxilio para los padres de familia. Un buen maestro continúa formándose, actualizándose.

E

despertar la curiosidad de los jóvenes espíritus para satisfacerla inmediatamente; la curiosidad no es vida más que en las almas felices. Para digerir el saber es preciso haberlo engullido con apetito.

Es el hombre de la educación, pero a la vez debe seguirse educando. El novelista francés, autor de la famosa novela Madame Bovary, Flaubert (18211880), dice y con mucha razón que La vida debe ser una incesante educación. Un autor anónimo mencionó que el despecho, la envidia y el malhumor nos proporcionan ocasión de comprobar hasta qué punto hemos progresado en nuestra educación y en el dominio de nosotros mismos. De ahí que es Bienaventurado el que comienza a educarse antes de dedicarse a perfeccionar a los demás.

La educación debe engendrar felicidad, y si el maestro es el hombre de la educación su trato con él debe ser agradable, ameno, feliz, de ahí la importancia de tener maestros que antes de conocimientos intelectuales, deben tener un trato humano con sus alumnos, pues un título, licencia o maestría no es garantía de un buen educador, Si tienes un título universitario, puedes estar seguro de una cosa... ¡que tienes un título universitario! (anónimo).

Jesucristo es el maestro por excelencia, Él es el hombre que con su palabra y su testimonio instruye a sus discípulos para que sean fieles a su mensaje. Instruye a tu hijo en su recto camino; ni cuando llegue a viejo se apartará de él, (Prov, 22), el maestro no pocas veces hace las veces de padre, a causa de que los niños o jóvenes no cuentan con un punto de referencia por la realidad de familias disfuncionales. Y ser educador, no es fácil, El novelista fránces A. France(1844-1925), en su obra Le crime de Silvestre Bonnard, menciona: solamente se instruye deleitando. El arte de enseñar no es sino el arte de

Considero que tiene mucha razón lo que el novelista francés Victor Hugo, (1802-1885) en su obra los miserables mencionó: El porvenir está en las manos del maestro de escuela. Por eso en el día del maestro felicitamos a aquellos que con sus conocimientos, y con su testimonio buscan que los niños y jóvenes se formen para responder mejor a las exigencias que presenta nuestra sociedad posmoderna. Que Cristo Maestro sea su modelo, el cual con paciencia instruía a sus discípulos, y en determinados momentos incluso los reprendía, no humillándolos, sino con caridad, para que reaccionaran y formaran su carácter ante las adversidades que se les presentarían en la misión.

En un artículo de la semana pasada en el periódico diocesano O Sao Paulo, Don Odilo recuerda que el domingo pasado se celebró la 47ª Jornada Mundial de Oración por las Vocaciones, en la que la Iglesia “reza y pide para que no falten continuadores auténticos del mensaje del Buen Pastor”. El cardenal recuerda que el Mensaje de Benedicto XVI para esta ocasión está relacionado con el Año sacerdotal: “El testimonio suscita vocaciones”. “Aunque la llamada sea, por encima de todo, fruto de la acción gratuita de Dios, también está favorecida por la cualidad del testimonio personal y comunitario de aquellos que ya son sacerdotes y ejercen el ministerio sacerdotal”, afirma Don Odilo. “¡Cuántos despertaron para la vocación sacerdotal porque quedaron marcados por el ejemplo y el testimonio de otro sacerdote! Cuántos siguieron el ejemplo de Ignacio de Loyola, de Don Bosco, de Felipe Neri, de San Juan de la Cruz...”. El cardenal enfatiza que “el testimonio de vida sacerdotal suscita nuevas vocaciones. Y esto también sucede hoy en día”. Don Odilo explica que Benedicto XVI, en su Mensaje, enumera algunos “elementos fundamentales” que deben marcar la vida sacerdotal. Se trata de la “amistad con Cristo, con quien se aprende a ‘estar en compañía de Dios’; la entrega total de la vida a Dios, que se traduce, después, en entrega total y jubilosa a los hermanos, confiados en el ministerio pastoral del padre; y el testimonio de sincera comunión fraterna con los demás sacerdotes, que es la característica de los discípulos de Cristo”. “Todo eso puede despertar en otros jóvenes el deseo de vivir de manera semejante también”, afirma. Según el cardenal, “en tiempos de divulgación de escándalos sobre comportamientos sacerdotales, podría haber la tentación de callar, de no hablar más sobre la vocación sacerdotal...”. “Con tanta mala noticia sobre ‘sacerdotes’, ¿qué efecto podría tener una reflexión sobre la vocación sacerdotal? Ésta sería la lógica derrotista...” Sin embargo, prosigue Don Odilo, “no debemos dejar de hablar, vivir y testimoniar de forma alegre y humilde la fidelidad del sacerdocio, haciendo conocidos los ejemplos de santos sacerdotes”. “No olvidemos que la vocación es, por encima de todo, fruto de la gracia de Dios; y recordemos también: en la historia de la Iglesia, fueron justamente los tiempos de crisis los más fecundos en el surgimiento de nuevas vocaciones e iniciativas fructíferas para la formación sacerdotal”.


06

Este hogar es católico

Hablemos de Misa

APOLOGÉTICA: Defendiendo mi fe

EL PAPA, sucesor de Pedro

El canto del gloria Por P. Efraín Moreno Aguirre

C

uando nos congregamos para celebrar la Eucaristía tenemos la opor-

tunidad de alabar a Dios con un himno que nos llega desde los primeros tiempos de la vida de la Iglesia: el Gloria.

Por Pbro. José Antonio Martínez Ortiz.

Y

a que nos ha quedado claro que Jesucristo es el fundamento de su única Iglesia, dejemos claro cuál es el origen y la finalidad del sucesor de Pedro, el cual Jesucristo quiso que fuera la piedra visible de su Iglesia. «Tú eres Pedro, o sea, piedra, y sobre esta piedra edificaré mi Iglesia» (Mt 16, 18). Así, Jesús eligió a Pedro para que sea para siempre la base visible de su Iglesia. Pero Pedro tenía que morir. Entonces, en adelante, los sucesores de Pedro (los Papas) serán, uno tras otro, cabeza visible de la Iglesia. Lo mismo que Pedro fue la cabeza visible para los apóstoles y para la Iglesia primitiva, así el Papa Benedicto XVI es hoy la cabeza visible de la Iglesia. Ahora bien, la Iglesia Católica se distingue de las demás Iglesias cristianas porque está fundada sobre los apóstoles de Jesús. Solamente la Iglesia Católica durante dos mil años ha permanecido fiel y unida en torno a sus legítimos sucesores, los obispos. Mantener esta unidad y continuidad ha sido algo único y providencial. A algunos católicos les cuesta a veces esta comunión con el Papa y les parece más práctico fundar una nueva iglesia reformada al lado de la Iglesia Católica. Esto es lo que ha pasado siempre en su largo caminar a través de estos dos mil años y de ahí han nacido los cismas, los protestantes, las sectas, entre otros problemas, que aún continúan hasta nuestros días. Es por eso que, la Iglesia Católica en su conjunto es la única que puede decir que ha permanecido fiel a las enseñanzas de Jesús desde su fundación hasta hoy. ¿A quién puso Jesús como principio de la unidad de la fe? Jesús puso al apóstol Pedro como fundamento visible de la Iglesia (Hoy el Papa Benedicto XVI) y le prometió su asistencia hasta el final de los tiempos. ¿Cómo instituyó Jesús a los apóstoles? El Señor Jesús, después de haber hecho oración

al Padre, llamando a sí a los que Él quiso, eligió a los Doce para que viviesen con Él y los envió a predicar el Evangelio. (Mc 3, 13) Los instituyó a modo de colegio, es decir, de grupo estable, y puso al frente de ellos a Pedro, elegido de entre ellos mismos (Jn 21, 15). ¿Cómo realizan esta tarea los apóstoles? Los apóstoles, predicando en todas partes el Evangelio (Mc 16, 20), reúnen a la Iglesia universal que el mismo Señor fundó y edificó sobre el bienaventurado Pedro, poniendo como Piedra angular del edificio a Cristo Jesús. (Ap 21, 14)

Decimos que Dios es glorificado cuando manifiesta su grandeza, pero también cuando nosotros la reconocemos. El canto del “Gloria” es, ante todo, un canto de alabanza. Se trata de un canto que alaba, suplica y vuelve a alabar, con gran alegría, humildad y confianza.

Basándose en el testimonio del Nuevo Testamento, la Iglesia Católica enseña, como doctrina de fe, que el Obispo de Roma es el Sucesor de Pedro en su servicio primacial en la Iglesia universal; esta sucesión explica la preeminencia de la Iglesia de Roma, enriquecida también por la predicación y por el martirio de San Pablo.

La oración de alabanza refresca el es-

En el Plan Divino sobre el Primado como “oficio concedido por el Señor a Pedro de modo singular, el primero de los Apóstoles y para transmitirse a sus sucesores”, se manifiesta ya la finalidad del carisma petrino, o bien «unidad de fe y de comunión» de todos los creyentes. El Romano Pontífice de hecho como Sucesor de Pedro, es «perpetuo y visible principio y fundamento de la unidad tanto de los Obispos como de la multitud de los fieles», y por ello él tiene una gracia ministerial específica para servir esa unidad de fe y de comunión que es necesaria para el cumplimiento de la misión salvífica de la Iglesia.

de olvidarnos del yo y volver los ojos hacia

Con esta breve información acerca del servicio tan importante, y a veces poco comprendido, del sucesor de Pedro, debemos amar y pedir más por nuestro Santo Padre, de manera especial en este tiempo en el que ha sido víctima de toda una ola frenética de ataques hacia su persona y su servicio. Con una oración brindémosle nuestro apoyo.

obras a la otra, y le cuenta tus hazañas”

píritu porque nos hace salir de nosotros mismos: no se trata de pedir algo (intercesión o perdón) ni de agradecer favores específicos que nos haya hecho. Se trata Dios para sumergirnos en su grandeza, contemplar y apreciar sus maravillas. Que nuestro corazón resuene con los mismos sentimientos que inspiraron al salmista a decir: “Grande es el Señor y muy digno de alabanza…es incalculable su grandeza. Una generación comunica Tus Sal 145. “Alabad al Señor en su templo, alabadlo en su augusto firmamento. Alabadlo por su inmensa grandeza…Todo ser que alienta alabe al Señor” Sal 150.


07

Los libros y sus autores

Mujeres

que corren con los lobos Clarissa Pinkola Estés Barcelona, ensayo Zeta, 2007, 726 pp Por Luis Marino Moreno

U

no de los ensayos profundos y revolucionarios escritos respecto a la mujer, en los últimos tiempos es justamente este. La psiquiatra norteamericana Clarissa Pinkola Estés, invita a la reflexión; desautoriza al prototipo de la mujer postmoderna, sofisticada, que compite con el hombre en la política, en el mundo empresarial, en la ciencia y en la tecnología, por mencionar algunas de las áreas conquistadas por la mujer contemporánea. Clarissa Pinkola estimula a las mujeres a conocerse mejor y desde sus raíces más interiores: la intuición y la creatividad. Xrisi Athina Tefrikiris nos explica estos dos aspectos. Intuición que permita ir a lo más profundo del ser y la creatividad expresada a través de la escritura, danza, pintura y todas las artes que ayuden a sacar nuestro yo profundo de su escondite; de esta manera vivir en equilibrio con nuestra materia y nuestro espíritu. Clarissa Pinkola amalgama los relatos que escuchó en su infancia con aquellos que recoge a través de su experiencia vivencial, al tomar contacto con numerosas congregaciones aborígenes del Norte y Sudamérica. Escuchó las voces primarias de la naturaleza femenina para ofrecer un testimonio auténtico de su rol, de su sexo y sus correspondientes complejidades. El libro recoge la sabiduría de la mujer de antaño y de la mujer primitiva que circunda la tierra, y su lectura obliga a observar la naturaleza para respetar sus ciclos y los nuestros. Además de venerar los tiempos de gestación, vida y resurrección, como lo hace la naturaleza. La mujer aparece aparejada en este texto, al comportamiento de los lobos: salvaje pero crucial para el desarrollo de la personalidad humana. Sobre el autor: Clarissa Pinkola Estés. Psicoanalista jungiana, poeta, contadora y guardiana de antiguos cuentos de la tradición latinoamericana. Doctora en Estudios Intelectuales y Psicología Clínica; desde hace 23 años se dedica a la práctica privada de Psicología. Directora ejecutiva del C.G. Jung Center for Education and Research. Por sus escritos y su activismo ha sido distinguida con numerosos galardones. La doctora Estés empezó a escribir este libro en 1970 y le ha dedicado más de veinte años. Mujeres que corren con los lobos, ha sido traducido a 18 idiomas y ha recibido el Premio de Honor Abby, el premio Gadivia de la National Association for the Avancement of Psychoanalisis. En 1994 fue galardonada con la Medalla del Presidente en el apartado de Justicia Social por el Union Institute y obtuvo una beca del Rocky Montain Women´s Institute. Ha sido además artista residente del estado de Colorado a través del Ars and Humanities Council. También galardonada con el primer premio del festival anual Joseph Campbell “Keeper of the Lore”.

Iglesia Universal

TURÍN ITALIA.- Benedicto XVI mantuvo un encuentro festivo con los jóvenes de esa ciudad y de la región en el que les alentó a vivir la vida plenamente, y no simplemente vegetar. “¡Sean testigos de Cristo en nuestro tiempo!”, les exhortó, bajo la lluvia, en una Plaza de San Carlos salpicada por los multicolores paraguas de los miles de chicos y chicas presentes. Pocos minutos antes de ir a venerar el lienzo que, según la tradición envolvió el cuerpo de Cristo tras ser crucificado, les dijo: “Que la Sábana Santa sea de manera totalmente particular para vosotros una invitación a imprimir en vuestro espíritu el rostro del amor de Dios, para ser vosotros mismos, en vuestros ambientes, con los de vuestra edad, una expresión creíble del rostro de Cristo”. El Papa dio cita a los muchachos en agosto de 2011 en Madrid, donde tendrá lugar la próxima edición de las Jornadas Mundiales de la Juventud. “Deseo de corazón que ese acontecimiento extraordinario, en el que espero que podáis participar en gran número, contribuya a hacer crecer en cada uno el entusiasmo y la fidelidad en el seguimiento de Cristo y en la acogida con alegría de su mensaje, fuente de vida nueva”, reconoció el pontífice.

Iglesia en México GUADALAJARA.- La semana pasada, en la Sala Tolsá del Instituto Cultural Cabañas, fue inaugurada la IV Jornada Iglesia-Independencia, organizada por la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM), a través del Comité Estatal para los Festejos de los Centenarios del Inicio de la Independencia y de la Revolución en México. Como anfitrión del evento, el Arzobispo de Guadalajara, Cardenal Juan Sandoval Íñiguez, dio la bienvenida a los asistentes y señaló que “Al celebrar estas fechas memorables de nuestra historia patria, se trata de recordar agradeciendo, de rectificar la historia con la verdad de los hechos y de reconciliarnos como pueblo en la verdad que nos hace libres”. Lamentó que el pueblo mexicano conoce muy poco de su historia, porque quienes la han escrito, se han dado a la tarea de mutilarla o deformarla, “es muy de desear –dijo- que en estas fechas del Bicentenario del inicio de la Independencia y del Centenario del inicio de la Revolución, se investigue y salga a la luz la verdad sobre hechos y personas”. Se pronunció porque las investigaciones que realizan distintas personas y colegios, así como la que realiza el Episcopado Mexicano, a través de estas Jornadas, contribuyan a “la historia verdadera de nuestro pueblo, con sus luces y sombras y nos dibujen a los actores de la vida nacional en su verdadera dimensión”. MÉXICO.- El Santo Padre ha nombrado nuevos obispos para México: 1.- Nuevo Obispo de la vacante Diócesis de Atlacomulco al Sac. Juan Odilón MARTINEZ GARCIA, Rector del Seminario Mayor de Toluca. Nació el día 29 de abril de 1949 en Sta. Ana Ixtlahuatzingo, Mpio. de Tenancingo, Méx. El día 16 de enero de 1964 ingresó en el Seminario de Toluca, en donde llevó a cabo todos los estudios de formación eclesiástica, recibiendo la ordenación sacerdotal el 29 de junio de 1974, de manos del primer Obispo de Toluca S.E. Mons. Arturo Vélez Martínez. 2.- Nuevo Obispo de la vacante Diócesis de Celaya a Mons. Benjamín CASTILLO PLASCENCIA, al presente Obispo de Tabasco. Nació el 9 de septiembre de 1945, en Ixtlahuacán del Río, Jalisco (actualmente Diócesis de San Juan de los Lagos). Cursados los estudios eclesiásticos de Filosofía y Teología en el Seminario de Guadalajara, recibió la ordenación sacerdotal el 14 de abril de 1974. Nombrado Obispo Auxiliar de Guadalajara por Su Santidad Juan Pablo II, el 17 de noviembre de 1999, recibió la ordenación episcopal el 8 de enero del 2000 de manos del Cardenal Juan Sandoval Iñiguez, Arzobispo de Guadalajara. El 8 de febrero de 2003 el Santo Padre lo trasladó a la Diócesis de Tabasco.


08

Con semblante decidido

Teológicamente, Lucas presenta a un Jesús que conoce su destino y lo acepta de parte de Dios, sabe que se acerca el tiempo en el que ha de ser elevado (a los cielos), y decide orientar con firmeza su rostro hacia Jerusalén donde debe morir.

L

legamos a lo que algunos llaman la parte más lucana del Evangelio de San Lucas. Se trata del gran viaje de Jesús a Jerusalén. San Lucas da por terminado el ministerio de Jesús en Galilea con el segundo anuncio de su Pasión y ahora lo muestra internándose con rostro decidido en un camino que lo conducirá a su Éxodo, es decir, su partida, pero también a su Asunción en Jerusalén. Estos términos no corresponden a los conceptos teológicos modernos, es la terminología del evangelista para expresar el término de su vida terrena: Éxodo y Asunción (cf. 9,31.51), partida y tránsito a la gloria del Padre. Esta densa terminología le da un valor teológico al viaje a Jerusalén, el cual se suma a su valor literario o estructural.

Pues el hecho de que San Lucas haya potenciado este viaje de Jesús, que ya poseía Marcos, no fue sólo para “vaciar” las fuentes ajenas a Marcos, sino que revelan una clara intención teológica. Este deliberado recurso literario y geográfico, con fines teológicos, tiene también un alcance misionero, pues este periodo servirá para dar el entrenamiento definitivo a sus discípulos con el fin de que, después de su éxodo y asunción, sean los testigos de cuanto él haya dicho y hecho. Esta intención literaria, geográfica, misionera y teológica de San Lucas, por otro lado, no significa que San Lucas se haya preocupado por reconstruir de-

talladamente la ruta geográfica seguida por Jesús de Galilea a Jerusalén. En este sentido, a decir verdad, el contenido del gran viaje, no parece tener armonía en su estructura interna, sólo lo sostienen las tres referencias, que deliberadamente aparecen en puntos estratégicos señalando el objetivo del viaje (9,51; 13,22; 17,11). No obstante que el Sermón del Llano se ubica en Galilea, la enseñanza de Jesús se concentra en su mayor parte en este gran viaje. Es aquí donde Lucas se desenvolvió con mayor libertad, siendo más autónomo respecto a Marcos. Aquí incorporará gran parte del material que no proviene de Marcos, el cual recopila abundancia y diversidad de piezas de la predicación de Jesús, historias de pronunciamiento y pocos milagros. Una señal estadística sobre dicha enseñanza, es la de las parábolas, pues de las treinta y tres parábolas que se cuentan en este Evangelio, veinticinco se encuentran en esta sección, es decir, sólo ocho están fuera de la misma. Es interesante cons-

tatar también que en Marcos haya sólo ocho parábolas y en el primer Evangelio veinticuatro, entre ambos suman todavía un número menor al del tercer Evangelio. De ellas, más de la mitad no se encuentran ni en Marcos ni en Mateo. Geográficamente, Lucas orienta todo hacia Jerusalén, la ciudad del destino, pues es la ciudad del ungido, “se sentará en el trono de David padre” le había dicho el ángel Gabriel a María sobre Jesús, por eso será la ciudad pivote de la salvación. Desde la apertura de su Evangelio, San Lucas coquetea con esta ciudad varias veces, pues es para él como el ombligo del mundo. Literariamente, esta estructura del viaje le sirve también a San Lucas para introducir todo el abundante material que encontró más allá de Marcos. Material que le permite hacer destacar a Jesús de modo original y darle un sabor original a su Evangelio, al grado de que algunos han llamado a este viaje: la sección central.


MAYO 09 DE 2010

Alegre fiesta en honor a

Nuestra Señora del Buen Consejo en la Garita de Jalisco

Por LCC Angélica Maldonado Morales

La solemne Concelebración Eucarística en honor a Ntra. Sra. del Buen Consejo fue presidida por Don Luis Morales Reyes.

“C

ada año nuestra Fiesta Patronal está a la puerta del mes de Mayo, de algún modo abre ese hermoso mes dedicado a la Virgen: Después de celebrar en la Pascua Florida a Cristo que vence el pecado, el mal y la muerte, somos invitados ahora a regocijarnos con nuestra Madre Santísima, nuestra Madre del Cielo. Desgraciadamente ya no tiene tanta importancia este hermoso mes”. Esto dijo durante su homilía Mons. Luis Morales Reyes, quien presidió la solemne Concelebración Eucarística, en la Parroquia de Ntra. Sra. del Buen

Preparó con gran entusiasmo esta celebración, el Pbro. José Luis Guzmán Pérez, Párroco de Ntra. Sra. del Buen Consejo.

Consejo, ubicada en la Garita de Jalisco, el pasado lunes 26 de Abril, en la que estuvo acompañado del Párroco, Pbro. José Luis Guzmán Pérez y de otros Sacerdotes invitados. Don Luis afirmó con énfasis: “Recurramos a la VIRGEN OYENTE que tiene oídos para Dios, que se complace en dejar que la Palabra de Dios toque Su corazón. Ella tiene un oído suave porque Dios habla en el silencio, en lo sencillo, con suavidad, y es escuchado por aquellos que hacen un poco de silencio en su corazón, Él nunca nos violenta con su palabra”.

Es evidente el profundo amor mariano de los fieles de la Garita de Jalisco.

“Hay que ser oyentes de la Palabra Divina y no sólo humana, y dejemos estos resentimientos, tantas palabras que nos preocupan, como por ejemplo qué piensan o dicen de mí, dejamos que la palabra humana nos hiera, sin embargo Dios nos trae buenas noticias y todo el consuelo que necesitamos”. “Pidámosle que nos encuentre cerca de Ella, invocándola, refugiándonos en Ella, que es poderosa, que puede interceder por nuestro México. Que en este mes de mayo nos llenemos de Dios,

Consagración del altar en San Marcos Evangelista Por Carlos Cuéllar

S

e consagra algo o alguien para un servicio especifico, así tenemos por ejemplo, la madre que se consagra al servicio de los hijos, el campo que se consagra para dar frutos, la vida consagrada para amar. En esta ocasión hablamos de la consagración del altar del Templo de San Marcos Evangelista , ubicado en San Marcos Carmona, el 18 de abril.

En un rito propio de la Iglesia se lleva a bien la bendición del altar, para destinarlo al servicio del sacramento eucarístico; dicho rito es exclusivo del Obispo, por ello fue Don Luis Morales el que condujo esta bendición acompañado del párroco Pbro. Juan de Dios. Ligada a esta consagración celebraron los fieles parroquianos en posteriores días, su fiesta patronal

como cada 25 de abril, pero esta ocasión fue triple el festejo ya que además de la consagración y la fiesta, también se confirmaron jóvenes y niños que reiteraron su sí a nuestro credo católico. Reconocemos la cooperación de los fieles que en unión con su párroco lograron la restauración del templo y dieron un a nueva imagen y nuevas alegrías en esta alegre ocasión.


10

El momento especial del Día del Seminario, si duda la Eucaristía, que como en cada año preside el Sr. Arzobispo

Cientos de amigos y bienhechores, se dieron cita para celebrar el día del Seminario el 1 de mayo

Jardines y pasillos de nuestro Seminario acogieron a sus numerosos visitantes

“El Corazón de la Arquidiócesis estuvo de fiesta” Por Luis Ricardo Guerrero Romero

Nuestra Arquidiócesis celebra, en este mes de mayo, al Seminario

E

Entre los visitantes figuran personas que a los largo de la historia de nuestro Seminario, han sido sus bienhechores

l 1ro de mayo, día del trabajo, celebramos en la Iglesia Católica el día de San José; aquí en San Luis este día lo festejamos en el Seminario mayor ¡en el corazón de la Diócesis!

Marco Luna. La celebración además de ser un motivo de agradecimiento es también una alabanza al buen Dios que permite crecer y fortalecer a los futuros presbíteros.

Año tras año fielmente una multitud asiste a dar gracias a Dios porque sigue motivando corazones de jóvenes que escuchan su llamado a la vida consagrada, y es por ello que también en gesto de gratitud se realiza por manos del Sr. Arzobispo la Eucaristía, con el apoyo y servicio de los formadores del seminario. Es menester reconocer la labor del actual rector del seminario Pbro. Erasmo y del ec��nomo Pbro.

Dentro del marco de la celebración, nuestro Arzobispo Luis Morales, consciente de la escases que a todos nos afecta, se mostró completamente agradecido porque la gente como siempre es desprendida y aun de lo poco que hay se despoja para compartirlo con los jóvenes del Seminario. Don Luis también invitó a los jóvenes a que sigan de cerca el camino de Cristo, su ejemplo de fidelidad a su Padre, que no

se desvíen por ninguna otra cara de las que ofrece el mundo; a ser como el varón justo y santo, José el padre adoptivo de Jesús. Al término de la Eucaristía el Seminario se convirtió en un enorme comedor, donde se compartieron distintos guisados que la gente llevó. Mas tarde se dio a conocer al ganador de la rifa en pro del Seminario Potosino. Así se agradeció a los fieles benefactores del semillero diocesano, pidiéndo a Dios los colme de abundantes bendiciones.


MAYO 09 DE 2010

Dos Nuevos Sacerdotes para nuestra Iglesia Potosina Por LCC Angélica Maldonado Morales

“A

l recibir el Sagrado Ministerio del Sacerdocio, respóndanse las preguntas: ¿Cuál es su ideal de Sacerdote?, ¿Qué proyecto de Sacerdote quieren realizaren su vida?, ¿Qué modelos de Sacerdote van a seguir?, ¿Cómo quieren responder a lo que hoy pide de los Sacerdotes la Iglesia Universal y esta Iglesia Particular?, ¿Cómo van a responder a las fuertes exigencias de los hombres y mujeres de este mundo potosino?”. Así lo preguntó durante la solemne Concelebración Eucarística, Mons. Luis Morales Reyes, a los dos Diáconos que recibieron el Sacramento del Ministerio Sacerdotal en la Santa Iglesia Catedral Metropolitana Potosina, el pasado viernes 30 de abril en punto de las 11:00 horas. Ellos son: Baulio Álvarez Torres y Gabriel Villalobos Hernández a quienes les propuso dos sencillas pero fundamentales respuestas a estas preguntas: SER SACERDOTE AL ESTILO DE CRISTO, BUEN PASTOR, es decir, ser su transparencia en medio de la gente; y dar un claro, creíble y estimulante TESTIMO-

NIO SACERDOTAL que suscite las Vocaciones Sacerdotales entre los jóvenes”. “El Evangelio nos presenta a Jesús Buen Pastor por excelencia, que no daña a sus ovejas, sino que está a su servicio, da su vida por ellas, las conoce individualmente con un conocimiento amoroso. ¿Qué nos dice la Palabra de Dios a nosotros los Sacerdotes que hemos sido constituidos Pastores de la Iglesia en el marco espiritual que celebramos?”. El Papa señalaba tres aspectos de la vida del Presbítero, como esenciales para un testimonio eficaz que suscite Vocaciones Sacerdotales: 1.LA AMISTAD DEL SACERDOTE CON CRISTO, elemento fundamental y reconocible de toda vocación al Sacerdocio. Si el Sacerdote es el “Hombre de Dios”, no puede dejar de cultivar la INTIMIDAD CON ÉL a través de la Oración”. 2.EL DON TOTAL DEL SACERDOTE A DIOS. El Sacerdote debe esforzarse en dar testimonio del don total de sí mismo a Dios. De ahí brota

su capacidad de darse con entrega plena, continua, constante y fiel, y con la alegría de hacerse compañero de camino de innumerables hermanos para que se abran al encuentro de Cristo. 3.EL SACERDOTE DEBE VIVIR LA COMUNIÓN FRATERNA, UNA PROFUNDA COMUNIÓN DE AMOR. Debe ser hombre de Comunión, abierto a todos, capaz de caminar unido a toda la grey que la bondad del Señor ha confiado, ayudando a superar divisiones, a reparar fracturas, a suavizar constantes e incomprensiones, a perdonar ofensas y a transmitir la alegría de servir a Cristo. “Con su ejemplo y sus obras, Jesús nos dice que el Pastor Bueno es el que conoce la vida de sus ovejas desde el corazón, y sabe tratarlas; las defiende de los ataques y peligros, como su tesoro más preciado, nunca las abandona a su suerte. NO EXIGE PODERES SABE QUE ES PASTOR Y OVEJA AL MISMO TIEMPO, reúne y convoca a las ovejitas dispersas y alejadas, y a las que están fuera, para hacer un solo rebaño bajo el único Pastor: Cristo Jesús”.


¡Qué padre día de la madre! Por Luis Ricardo

D

e todas las palabras que se han oído en esta tierra y de todos los roles que desempeñamos nosotros, seres mortales de polvo y corazón, existe una palabra y un rol que no significa mucho... significa todo; Madre, mamá, mami, mamita etc.… Son tan importantes, tan colosalmente indispensables y necesarias; para abrochar un zapato o hasta para pedir a la novia de un hijo casadero. Son primordiales en la educación y la enseñanza del respeto; pues bien se sabe que al sujeto mal portado, o a una persona mala leche se les califica aduciendo que carecen de ella. Pero, qué tal las madres-varones, las mamás plus, las mamis solteras; las que a pesar de todo y el mucho que dirán de ellas en la sociedad, cuidan y forjan una o más creaturas con el amor duplo de padre y madre. Una mamá con marido es digna de honores, una madre sin esposo es motivo de vítores y cumplidos: Que si enviudó, que si se separaron, que si esto o que lo otro, lo plausible es que solas y sin el apoyo

de alguien, han sabido no sólo educar, ni dar alimento a sus chiquillos, sino ser para ellos también un padre. La mamá soltera no es sólo un sentimiento de paso, es toda una realidad que agigantadamente crece, por razones como: falta de compresión del padre de sus hijos, abusos, maltrato, violencia intrafamiliar, en fin cosas feas. “Un estudio de la Cámara de Diputados reveló que en México existen 4.5 millones de madres solteras, separadas o viudas, quienes al igual que sus hijos son sujetos de discriminación.”

la tercera parte vive en condiciones de pobreza. Esta proporción es ligeramente menor al promedio nacional de madres con hijos en el hogar, que es de 35.4 %

Se recurre al término de madre soltera de forma ofensiva, sobre todo contra aquellas mujeres, especialmente jóvenes, que sin el papel o acta del matrimonio ni el apoyo de un hombre entran al mundo de la maternidad. El Conapo indica que las madres solas por separación o divorcio son 1.7 millones y que seis de cada 10 han asumido la jefatura de su hogar, aunque 27.6 % de ellas Esas mujeres muchas veces son segrega- vive con al menos uno de sus padres. das cuando solicitan servicios médicos, de vivienda o seguridad social. Como se muestra, no es una ocurrencia, no es una sola voz, son miles de mujeres que Cifras del Consejo Nacional de Población maternizándose se vuelven más femeninas (Conapo) apuntan que sólo 880 mil mu- mostrando a todo el mundo su lado mascujeres se consideran madres solteras, de lino, a ellas señores y por supuesto señoras las cuales nueve de cada 10, tienen hijos un doble aplauso por ser doble pilar de una menores de 18 años, mientras que seis sola pieza. de cada 10 viven con su padre o madre. Además 71.8 % de ellas trabaja, aunque ¡¡Dichoso día de la madre!!


13

MAYO 02 DE 2010 Por LCC Angélica Maldonado Morales

L

a Parroquia de San Juan Nepomuceno de Villa de Ramos, SLP, cuenta con un bello conjunto arquitectónico antecedido por un atrio, la fachada trabajada en cantera muestra portada principal en varios planos, decorada con elementos de marcada influencia barroca y neoclásica. Compuesta por tres cuerpos, en el primero acceso en arco de medio punto que descansa en haz de columnillas de capitel corintio. Flanquean el acceso pares de columnas en diferente plano de fuste liso y capitel decorado con hojas de acanto. En el segundo cuerpo destaca la ventana coral de medio punto con clave. Los tres cuerpos de la portada están divididos por cornisas pronunciadas interrumpidas al centro por guardamalletas. Las columnas del primer cuerpo se repiten en el segundo y tercer cuerpo pero son más esbeltas; el tercer cuerpo muestra al centro un nicho vacío. Delimitan la portada grandes columnas de media caña que van desde el primer cuerpo y se prolongan hasta el tercer cuerpo. El conjunto muestra también en una de sus fachadas laterales una portada con acceso bellamente trabajada en cantera, sobre todo en la parte superior sobre el acceso, sobresaliendo guardamalleta, roleos y nicho central con pequeña escultura en cantera de la Virgen de Guadalupe, que a criterio personal no corresponde al conjunto pues hay una desproporción muy marcada respecto al nicho que la alberga. Se puede apreciar también la casa parroquial bien cuidada. Del interior se hablará en una segunda parte. Aprecie usted las bellas imágenes del Sagrado Recinto que es digno de valorarse detalle a detalle en todo su conjunto arquitectónico.

Parroquia de San Juan Nepomuceno de Villa de Ramos, SLP 1a. parte


14

Contrapunto

Monólogo de una madre

En opinión de

¿Qué Madre celebramos? Por P.Kino

antes de irse a dormir No planché el uniforme, ni le subí la bastilla… Dios mío, ya no queda leche para mañana y ya son casi las diez, deberías estar ya en la cama. Qué cansada me siento. No tengo la menor idea de por qué los cangrejos caminan hacia atrás… Olvidé la cita con el dentista, ¡eh, no te lavaste los dientes! Apaga la tele de una vez. Buscar en el bolso de una madre, supone siempre toda una experiencia. Además del celuluar, un chocolate y una pomadita de árnica, se puede encontrar un tenedor de postre o hasta un frasco de jarabe para la tos. Así somos las mamás, nos movemos de un lado al otro con una buena carga de “por si se ofrece”; nos anticipamos a la caída con todo y raspones, llevamos a cuestas los remedios para el dolor de muelas, para quitar el hambre, o para detener una pelea.

Por Malú Meave

Qué bueno sería, que así como los magos sacan conejos de sus sombreros, pudiéramos encontrar en el bolso las respuestas a todas las preguntas, bueno sería que calmáramos frustraciones y angustias. Sería ideal que el árnica curara también las heridas de nuestras propias equivocaciones. No hay remedio para todo, los pañuelos desechables no siempre se llevan todas las lágrimas ni sus respectivos dolores.

uardé tu sacapuntas en mi bolsa, búscalo y no saques nada más. ¡Pobre, lo que le costará encontrarlo entre la jungla que traigo dentro! Cuando era niña, cómo me gustaba meter las manos en el bolso de mi madre para tomar lo que fuera, era como si quisiera sacar dentro de ella misma su mas profunda esencia. Quería saber por ejemplo, porqué se quedaba mirando al horizonte sin parpadear por mas de diez segundos, me preguntaba el porqué de sus silencios, o porqué eligió este nombre para mi. El bolso de mi mamá conserva el olor a sopa de fideo y las conversaciones que no hemos tenido aún, tal vez por el miedo a no tener nada que decirnos.

Por fortuna se inventaron los bolsos. ¿Qué haríamos con las manos siempre ocupadas con los tiliches que cargamos? Para ser una buena madre, hay que despojarnos de todo, del tiempo, del cansancio, de la desesperanza. Hay que tener las manos vacías, para dar un buen abrazo, para pellizcar una mejilla, para señalar el camino, o algunas veces para dar una nalgada a tiempo. Para ser una buena madre no son necesarios ni los bolsos, ni el jarabe de la tos, ni tener todas las respuestas. No es necesario ser el hada del norte o la bruja del cuento. Basta con A M A R ,con todas sus letras, aunque se nos acaben las palabras.

G

E

l día 10 de mayo se celebra el día de la madre en muchos países, México es uno de ellos, FELICIDADES MAMÁ… pero ¿qué madre celebramos? Hace algunas décadas no había ningún problema responder esta pregunta, celebramos aquella que nos dio la vida, que nos llevó en su vientre y que gracias a ella estamos aquí. Pero ahora la situación es distinta, pues tal vez una mamá sea aquel científico que fecundó en el laboratorio un nuevo ser, “dándonos la vida”, (fecundación artificial). Otra madre (metafóricamente hablando), puede ser aquel que inseminó dentro del cuerpo de la mujer una nueva vida, con el espermatozoide previamente tomado de la pareja y no fue fruto de relación de amor (inseminación artificial). Una nueva realidad, aquella que presta su vientre para desarrollar la vida y dar a luz, pero que no es de ella biológicamente (madres de alquiler), y que luego tienen que entregar “a su hijo”. Y finalmente, como se dice popularmente, “madre y padre no son los que engendran sino los que educan”, entonces podemos también rendir honor a muchas personas que se preocupan más por los niños y su desarrollo, incluso más que los mismos padres, por ejemplo, los abuelitos, los maestros, los vecinos, ya que papá y mamá no tienen tiempo para atenderlos, delegando la educación a otras personas. Y aunque estas situaciones mencionadas requieren un serio análisis moral, no quiero hacerlo ahora, simplemente me cuestionaba ¿Qué madre celebramos?, y creo que cada uno de nosotros se la podrá responder desde su experiencia.


MAYO 09 DE 2010

En muchos hogares me ha tocado ver niños jugando solos, hablando con el aire, conversando con entes imaginarios, sólo porque papá y mamá han decidido no tener más hijos («La vida es muy cara y muy difícil, cariño»). Me pregunto si esa multiplicación de enfermedades mentales a la que estamos asistiendo no se deberá, más que a otra cosa, a la soledad en la que están creciendo los niños de hoy.

Celeste

y sus hermanos U

nos esposos amigos míos tienen tres hijos: uno de 20 años, Luis; otro de 17, Juan; y una de 9, Celeste. Los tres son simpatiquísimos, pero Celeste lo es mucho más. Una noche en que mis amigos me invitaron a cenar en su casa, a la hora del postre precisamente, la conversación dio un salto inesperado y de girar en torno al calentamiento global, la caída de la bolsa de Nueva York, el alza inexplicable del dólar y el nuevo par de zapatos de Paris Hilton, fue a parar –como un balón que nadie pudiera detener- a lo caro que se había puesto todo. La madre, por lo pronto, hacía cuentas: restaba, dividía –nada de sumas ni de multiplicaciones-, hasta que por último exclamó: -¡Si hubiéramos tenido sólo dos hijos, no lo pasaríamos tan mal! Y los tres jovencitos, al escuchar tan terribles palabras, se lanzaron miradas escrutadoras. Yo quería morirme allí mismo de la pena, pues aquellas palabras impensadas contenían un mensaje oculto dirigido a sus hijos, una flecha apuntada al centro mismo de su corazón. Yo sé que la buena señora no había medido el alcance de lo que acababa de decir, pero sus palabras, aun para un interlocutor poco inteligente, no podían significar más que esto: «Uno de ustedes, hijitos, está de más. Hay aquí, en esta mesa, por lo menos uno que nunca debió nacer». Los muchachos guardaron durante un buen rato un silencio casi luctuoso. Y así se hubieran quedado el resto de la noche si Celeste no se hubiera levantado de la silla para decir: -Mamá, supongamos que hubieras tenido sólo dos hijos; supongamos que así hubiera sido; pero, entonces, ¿qué hubiera sido de Luis? ¿Qué habría pasado con Juan? Uno de los dos no estaría aquí. ¡Y yo los quiero mucho, mamá! Todos nos reímos: la situación estaba salvada. Y todo por la ingenuidad de esa niña, Celeste,

que como quiera que sea se apuntaba en la lista de los vivos. A la pobre ni siquiera le pasó por la cabeza que la ausente eterna bien hubiera podido ser ella, y que lo habría sido con toda seguridad, pues el orden de los nacimientos lo exigía así. De no haber habido un tercer hijo, ella hubiera tenido que pagar los platos rotos. ¡Qué bueno que sus papás decidieron tener tres hijos en vez de dos! Aquella cena me hizo pensar en lo paradójicos que son los hombres de esta época que, por un lado, dicen amar a los niños y hasta redactan declaraciones para defender sus derechos, pero que, por el otro, los odian al grado de no querer ya tenerlos; por un lado todos confiesan adorarlos, pero al mismo tiempo hacen todo lo posible para evitarlos. «Examínese la literatura especialmente amorosa –escribe Gustave Thibon (1903-2001), el filósofo francés- desde la historia de Tristán e Isolda hasta las novelas rosa que deleitan a las modistillas; sorprende constatar el pequeño lugar que en ella ocupa el hijo. Los héroes de esta literatura viven, se unen, sufren y se separan como si el hijo no fuera la consecuencia natural y común del amor: leyendo esto, se piensa en unos trabajos botánicos en los cuales se describieran extensamente los árboles sin hablar nunca de los frutos». -Es que la vida es muy cara -dicen unos. -Es que no hay tiempo para cuidarlos como se debe -dicen otros. Pero, uno se pregunta, ¿cómo hacían entonces los hombres y las mujeres del pasado para tener hasta cinco o seis?, ¿cómo se las arreglaban para vestir, calzar y dar de comer a tanta panza aventurera? ¿Es que eran más ingenuos que los hombres y las mujeres de hoy? He aquí, por ejemplo, lo que un gran historiador del siglo XX, Pierre Chaunu (1923-2009), profesor durante muchos años en la Sorbona, es-

cribió en el libro de sus Memorias: «La infancia sola con adultos es triste. El único regalo válido que se le puede hacer a un niño es el de darle hermanos y hermanas». Más que cosas con qué jugar, lo que el niño necesita es un compañeros con quién estar; ¿y qué mejor compañero que un hermano? Quien no ha tenido hermanos ni hermanas – explica Chaunu- no podrá más tarde ni nunca relacionarse con los otros de manera adecuada y desenvuelta. «No se recalcará jamás bastante el papel de la fratría. Me basta comparar este recuerdo con el espectáculo que me ofrecen cotidianamente mis hijos. Yo no he conocido la fratría. Huérfano de madre a los nueve meses, recogido por un matrimonio cuadragenario, sin hijos, una tía y un tío político, he tenido una pequeña infancia feliz, pero una infancia que no me preparaba para el encuentro con los otros». El historiador no había tenido hermanos, y ya en la vejez los echaba de menos, reconociendo con honestidad que la niñez sola con adultos es una niñez desdichada. La inquietud de Celeste, mi amiga, era, pues, legítima: ¿qué hubiera sido si en vez de tres hijos sus padres sólo hubieran tenido dos? Beethoven, según dicen sus biógrafos, se interrogaba a menudo acerca del misterio de su nacimiento de la siguiente manera: «Dado el caso de una familia cuyo padre es sifilítico, el primer niño ciego, el segundo cojo, el tercero tuberculoso, el cuarto disminuido mental... ¿Hay que suprimir al quinto que se anuncia?». -Sin duda –le respondió una vez un médico amigo suyo. -Entonces –respondió el artista- habréis suprimido a Ludwig van Beethoven. Elocuente respuesta.


16

E

Contrapunto

stas son las palabras que Jesús dirigió a Zaqueo aquella ocasión en que lo ve trepado a un árbol. Zaqueo lo recibió en su casa y según el Evangelio, “muy contento”. Sí. Él estaba feliz de que Jesús lo hubiese escogido y le hubiera dado tan gran distinción. Recibió a Jesús en su casa y en su vida. Arriesgó su reputación. No pensó en lo que dirían los demás publicanos de quienes era jefe. Sólo estaba lleno de alegría por recibir a Jesús. Es interesante que sólo bastara esto para que Zaqueo se convirtiera desde lo más profundo de su corazón. Es sorprendente cómo se siente tocado por Jesús, por la gracia; inmediatamente se pone en el camino del Reino de Dios y da signos de ello. Estuvo dispuesto a dar a los pobres la mitad de sus bienes y de restituir a los que hubiera defraudado. ¡Y cuatro veces más! Eso es estar tocado por el Señor. Ciertamente que se trata de un amor a primera vista; amor automático a Dios. Esto es cierto, pues el evangelio no declara que Jesús le haya dicho como a aquel otro: “sólo te falta una cosa, reparte todos tus bienes entre los pobres, después ven y sígueme” (Lc 18, 22); no, el mismo Zaqueo espontáneamente decide tomar su lugar en la vida verdadera. Él mismo tiene la determinación de hacer el bien y vivir la justicia; no se lo sugirió Jesús. Es más, ni siquiera le expresó a Jesús que quisiera seguirlo. Sencillamente su alegría era tan grande que, viendo en Jesús un verdadero tesoro, sus muchísimas riquezas le parecieron poca cosa y decidió adquirir para sí ese invaluable oro, el del Reino de los cielos. Por otro lado está también lo maravilloso del relato. Es Zaqueo quien quería conocer a Jesús, “verlo cuando pasara por ahí”. Ese deseo de ver a Jesús seguramente fue puesto por el mismo Señor de la gloria. Para aquel publicano debió ser exqui-

sitamente sorprendente que si bien era él quien quería ver al Maestro cuando pasara, fue el Maestro quien le expresara que quería verlo, y quedarse con él esa tarde. Tal vez se quedó estupefacto pensando, “vaya, ¿no era yo quien quería estar cerca de este hombre?, ¿cómo es ahora que este hombre quiera que yo verdaderamente esté con él?” Él, Jesús está siempre de paso, está cerca. Sabe de nuestros muchos pecados y desea que le sigamos, desea comer con nosotros, sentarse a nuestra mesa, pero más que eso, él desea invitarnos a la suya, donde está el verdadero pan de la vida.

La salvación que llega a casa

“Hoy tengo que hospedarme en tu casa” (Lc 19, 5)

Así se las gasta el Señor. Pone en nosotros el deseo de lo eterno, de lo maravilloso; pone en nosotros el deseo de la vida, de lo valioso y, cuando menos lo esperamos, nos invita a vivir con Él o nos incita a invitarlo a vivir con nosotros

Abramos el corazón, como aquel pecador, al que es la Vida. Abrámoslo entero, todo. Como aquel chaparrito trepador de árboles, ingenioso buscador de Jesús. Pongamos en juego toda nuestra imaginación para ver a Jesús. Tengamos siempre en mente esta consigna: “ver a Jesús”. No importa hasta donde tengamos que escalar para verlo; Él seguro nos verá primero y nos dirá: “baja de ahí, que hoy me quedo en tu casa”; baja de ahí y sube conmigo más alto, hasta donde está mi Padre. Y una vez que encontremos a Jesús todos los días y habiendo sido encontrados por Él, hagamos algo por los que sufren, practiquemos la justicia; hagamos un compromiso muy serio, libre y espontáneo con el Reino de Dios, como lo hizo aquel publicano de baja estatura, al cual seguramente el Señor Jesús lo hizo grande en el reino de los cielos; hagamos el bien, sabiendo que “la salvación ha llegado a nuestra casa” o a nuestro árbol y que el Señor ha venido a buscarnos y salvarnos, pues estábamos perdidos y nos habrá entonces encontrado.


Palabra de Dios

Desde el Corazón de la Diócesis

17

María madre,

“Me voy

pero volveré a su lado”

patrona de nuestro seminario

Evangelio según San Juan (14,23-29)

E

n aquel tiempo, Jesús dijo a sus discípulos: “El que me ama, cumplirá mi palabra y mi Padre lo amará y vendremos a él y haremos en él nuestra morada. El que me ama no cumplirá mis palabras. La palabra que están oyendo no es mía, sino del Padre, que me envió. Les he hablado de esto ahora que estoy con ustedes; pero el paráclito, el Espíritu Santo que mi Padre les enviará en mi nombre, les enseñará todas las cosas y les recordará todo cuanto yo les he dicho. La paz les dejo, mi paz les doy. No se las doy como la del mundo. No pierdan la paz ni se acobarden. Me han oído decir; “Me voy pero volveré a su lado”. Si me amaran se alegrarían de que me vaya al Padre, porque el Padre es más que yo. Se lo he dicho ahora, antes de que suceda, para que cuando suceda, crean.” Palabra del Señor

No pierdan la paz Este texto pertenece al discurso de despedida del Señor Jesús, viene en el género literario bíblico como de un “testamento” del Padre antes de morir. La herencia que el Señor Jesús nos deja es esta: Primero, la invitación insistente a cumplir su palabra por amor, no por obligación; en el cumplimiento de esta palabra está la certeza de la presencia de Dios en el corazón de cada creyente. Nos promete también su Espíritu Santo, el Espíritu de la verdad, el paráclito que nos recordará a todos, este paráclito es la asistencia que viene de Dios, la ayuda y la defensa en nuestras vidas, es el guía perfecto, que nos llevará a la verdad, lo importante es abrir su corazón a su presencia y dejarnos conducir por él. El tercer regalo es la paz: en medio de un mundo tan conflictivo, con situaciones tan adversas el Señor Jesús nos propone la paz que brota del corazón del creyente; la paz que nos ofrece es su propia paz no como la ofrecen unos; no se trata de una paz exterior al hombre, política o social. Es una paz interior que nace en quien ama a Dios con todo el corazón y al prójimo como a si mismo. Una paz así hace feliz a quien la pose, aún en medio de contrariedades y violencias; y se extiende a su alrededor por que es la paz cimentada en la paz del Señor y de Jesucristo el Señor. Cuando hay paz todo se entiende mejor. Por José de Jesús Cruz Rodríguez

Por Antonio Francisco Casillas Rodríguez 1° de Teología

L

a maternidad de la Santísima Virgen en la vocación sacerdotal es fundamental, tiene la consigna y la tarea de que el Seminario sea lo que el Pueblo de Dios necesita. El proyecto que nuestro Seminario invita a vivir engloba toda una espiritualidad mariana, de modo que el Seminario toma la figura de Juan que ante la cruz recibió a María como su madre: “Ahí tienes a tu Madre” (Jn 19,27). Cada vocación que en el seminario se forma para el sacerdocio vive desde su conciencia lo que María Madre es para cada cristiano. Es muy común escuchar el dicho: “Lugar donde se reza el Rosario, no falta lo necesario”. Es sin duda una expresión popular religiosa. Pero podríamos decir, paralelo a esto: “Hogar donde se reza el Rosario salen vocaciones al sacerdocio”. El rezo del santo Rosario nos identifica fuertemente con lo que María es para cada bautizado, una esperanza de vida. Y no pueden faltar las diversas jaculatorias que las familias manifiestan a favor de los sacerdotes y de los semina-ristas: “María, Madre de las vocaciones, ruega por ellos”. La devoción mariana ha sido dada como herencia de nuestros padres, antecesores y presentes, aquellos que en su tiempo vieron nacer la fe en nuestros pueblos y comunidades. Las madres recuerdan y veneran su propia maternidad, pues en ella encuentran sentido a lo que su ser de madre significa. Es María la Madre que las mamás de las vocaciones tienen como modelo a seguir. Es María a quien encomiendan la vocación de su hijo e hijos. Y es a María a quien nuestras madres enseñan a amar, pues el papel de la madre es único e irrepetible, inconfundible y especial.

afirma que en María ve reflejado el retrato de su madre, descubre que es María la que vela y anima su vocación. María Madre o la Santísima Virgen María, es por ello la patrona de nuestro Seminario, ya que cada uno de los seminaristas forma la familia que la Virgen ha hecho suya. San Luis María Grignon de Monfort decía: “Ha nacido en mí una confianza sin limites en Nuestro Señor y en su Madre Santísima”. Estas palabras han sido vividas también por el párroco de Ars, por el Papa Juan Pablo II, por el Papa Benedicto XVI, por nuestro Arzobispo Luis Morales Reyes y por todo nuestro Seminario, además de todo el Pueblo de Dios. María constituye parte importante de nuestro ser sacerdotal, en ella encuentra el sacerdote el consuelo a sus flaquezas, fortaleza a sus virtudes y amor Jesucristo. En la escuela de María, el sacerdote aprende la contemplación del rostro de Cristo, encuentra consuelo en su misión y fuerza para anunciar el Evangelio. La intercesión de María acompaña la oración confiada del sacerdote. El amor materno de María le anima en su entrega apostólica. María, “mujer eucarística”, enseña al sacerdote a ofrecer cada día su vida en la Misa. Toda vocación ha salido del vientre de una madre, recibe el llamado por su madre y en ella tiene valor la Palabra que se ha hecho carne, Cristo Jesús. Pues, sólo una madre entiende lo que significa lo profundo, el dolor y el gozo. Por ella es posible que Cristo llegue a nosotros.

¡Qué dichosa la madre que tiene hijos y entre ellos hay un sacerdote! Es expresión de que María siempre está cerca de quien le Quien se forma para el sacerdocio ama como Madre y le venera


18

Dimensiones

cidan por él. Queremos vivir el propósito y voluntad de Dios para nuestras vidas • Creados para Adorar a Dios • Formados para pertenecer a la Comunidad y Familia de Dios • Desarrollados para tener un crecimiento espiritual y ser santos como Jesús • Modelados con talentos y habilidades para servir en nuestra Iglesia. • Hechos para una misión y dar testimonio de nuestras vidas a otros.

Courage Latino es un apostolado de la Iglesia Católica para brindar atención espiritual a personas que viven una condición de atracción al mismo sexo y que buscan vivir en castidad encontrando un sentido para su vida. Courage Latino es reconocido por el Pontificio Consejo para la Familia de la Santa Sede y la Conferencia del Episcopado Mexicano; somos el brazo hispano de Courage International fundado en 1980 por el Padre John Harvey en la arquidiócesis de Nueva York. Las 5 metas de Courage 1.Tener vidas castas de acuerdo con las enseñanzas de la Iglesia Católica acerca de la homosexualidad. (Castidad desde el corazón). 2. Dedicar la propia vida a Cristo a través del servicio a otros, la lectura espiritual, la oración, la meditación, la dirección espiritual individual, asistencia frecuente a Misa y la recepción asidua de los sacramentos de la Reconciliación y la Santa Eucaristía. (Crecimiento Espiritual). 3. Fomentar un espíritu de compañerismo en el cual todos puedan compartir pensamientos y experiencias y así asegurar que nadie tenga que enfrentar los problemas de la homosexualidad solo. (Comunidad). 4. Estar consciente de la verdad de que amistades castas no son solamente posibles pero necesarias en una vida cristiana casta y obrando así proveer ánimos al formarse y sostenerse unos a otros. (Servicio). 5. Tener vidas que puedan servir como buenos ejemplos para otros. (Testimonio y Misión).

¿En qué creemos?

Somos un apostolado de la Iglesia Católica Apostólica y Romana. Courage Latino fue fundado por hombres y mujeres con una condición de vida hacia la atracción al mismo sexo y que buscaban una alternativa al estilo de vida homosexual que fuera en sintonía con sus valores, su fé y su proyecto de vida. Creemos que Dios tiene un propósito para nuestras vidas y el nos invita descubrirlo. Castidad Creemos que vivir en una vida en castidad es posible. La iglesia Católica enseña que todo hombre y mujer está llamado a vivirla: para los laicos(as) en abstinencia, para los matrimonios manteniendo relaciones sexuales sólo dentro del matrimonio, y para los religiosos, sacerdotes y consagrados viviendo en celibato. Catecismo Católico: Homosexualidad ES POSIBLE. Aunque apoyamos a nuestros miembros, que por decisión propia, busquen este camino, no es nuestra meta ni nuestro objetivo. Courage sólo es una comunidad de oración y espiritualidad de personas que buscan vivir la Castidad del Corazón. La reorientación sexual es un proceso psicológico y terapéutico y debe estar en manos de los profesionales en el campo. Viviendo la Castidad Creemos en la castidad como un estado de gracia que emana del corazón como un regalo de Dios. La castidad no es un estado de represión sino al contrario un estado de libertad en donde el hombre puede decidir y no que sus impulsos de-

Pertenecer Courage Latino quiere que formes parte de nuestra comunidad y que te sientas conectado en la Iglesia con hombres y mujeres que entenderán tu vida, sin crítica y con aceptación quiere mostrarte el amor mi-

sericordioso de Jesús. Sin importar tu estado de vida, tenemos siempre algo para tí. Revisa las distintas formas de servir y pertenecer a nuestra comunidad cristiana. Pertenecer Grupos de Varones Grupos de Mujeres Grupos para Amigos, Padres y Familiares Apoyar y Servir Sacerdotes y Religiosos(as) Courage Grupo de oración e intercesión Fuente: http://www.courage-latino.org

con


MAYO 09 DE 2010

SANTO CURA DE El cura de Ars, tenía un don de profecía, o una intuición maravillosa... un día detuvo a un hombre...

El hombre creyó que el cura se refería a alguna persona malvada... Pero en mi casa no hay nadie

Y a la hora de abrir su cama para dormir... ¡Cielos! Una serpiente venenosa

¡ Cuidado! en su casa hay una serpeinte

Encuentra el camino, para llegar hasta Jesús

Cada día, la famma de Juan Bautista Vianney era mayor... Todo el mundo contaba maravillas de él

Y los viajeros que iban a otras ciudades, llevaban noticias de aquel hombre humilde y amoroso...

Pronto comenzaron a llegar visitantes a Ars Yo tengo que conocer a ese cura extraordinario

Colección Vidas Ejemplares, Buena Prensa.

CONTINUARÁ…


MAYO 09 DE 2010

CÁLIZ COPONES CUSTODIAS CANDELEROS FLOREROS IMÁGENES EN BULTO RELICARIOS CRISMERAS LAVABOS SAGRARIOS VINAJERAS RECLINATORIOS INCIENSARIOS ALCANCÍAS MANTELES ORNAMENTOS

Salvador González Guzmán

ENTREGAMOS A DOMICILIO Tel. (444) 822 41 17 (444) 822 66 71 Cel. (48) 29 34 82

Francisco Villa No. 221 Col. 21 de Marzo C.P. 78437 San Luis Potosí, S.L.P.

¿Le duelen mucho las rodillas?

¿Le han dicho que el único tratamiento es la cirugía?

El padecimiento en donde se desgasta el cartílago se llama artrósis Homeopatia y productos naturales

Aquí tenemos la solución a su problema hasta desaparecer esos dolores y regenerar (volver a formar) el cartílago. Con un tratamiento natural, además de curar osteoporósis, artrítis y otros problemas de huesos y músculos.

Plaza El Pocito Av. Constituyentes Pte. 49 local 3(carr. Librea Celaya) Querétaro, Qro. Tels. (01 442) 216 99 23 y 196 80 94

Sucursal: Plaza Galerias Constituyentes Ote. No. 34 local 18-B Mercurio, Querétaro, Qro. Tel (01 442) 213 69 60


Edición 67