Issuu on Google+

semanariolared@iglesiapotosina.org www.iglesiapotosina.org

Asombra la gran cantidad de

espectadores indiferentes

P

iero Ostellino es un conocido periodista italiano. En los años 80’s fue director del Corriere della Sera. Ayer este importante periódico publicó en primera página un editorial escrito por él titulado “Una defensa laica del Papa” Benedicto XVI ante la campaña mediática que difama al Santo Padre. En el texto el hombre de prensa alaba la gran labor y tolerancia cero del Pontífice ante los abusos sexuales cometidos por algunos miembros del clero. Al iniciar su artículo, Ostellino explica que el ataque a la Iglesia y al Papa se origina en un “prejuicio racionalista” que no entiende la diferencia entre “pecado y delito, que pretende asimilar, ‘homologar’, los comportamientos de la Iglesia a los de la sociedad civil, negándole la especificidad espiritual, codificada en el derecho canónico, muy distinto al positivo del estado secularizado”.

Año 2 No.65 Semana del 25 de abril al 01 de mayo de 2010

Si escurre

sangre, .

es noticia La virtud tiene poco rating

Para el ex director del Corriere della Sera, “no se le puede pedir a la Iglesia que renuncie a un espacio autónomo de análisis y juicio, que es muy distinto a la presteza de colocar a sus propios miembros al imperio de la ley. El Estado y la Iglesia tienen misiones diferentes y la búsqueda de cancelar esta fecunda diferencia dañaría a ambos. Se manifiesta así, además, una vistosa paradoja”. Ostellino comenta luego que es “objeto de los ataques el actual Pontífice, que tiene el mérito indudable de haber obrado la transparencia al interior de la Iglesia sobre un fenómeno omitido, y de haber buscado definir, y distinguir, los ámbitos de los tribunales civiles, reconociéndoles las prerrogativas en el tema de la persecución del delito de pedofilia, según las leyes civiles, y las propias de la Iglesia, reivindicándole la autonomía en la condena de los pecados y en la redención de los pecadores, según el derecho canónico y la propia predicación (que se llama caridad cristiana)”.

¿Quién me ha robado el mes de abril? Pág. 16

“La distinción ente pecado y delito es parte integrante de nuestra cultura y de nuestra civilidad, a la que no podemos renunciar”, enfatiza. Finalmente Pietro Ostellino resalta que “ante el espectáculo inquietante al que estamos asistiendo, asombra, finalmente, la gran cantidad de espectadores que permanecen silenciosos en una aparente indiferencia. Como si nuestra democracia liberal no fuese deudora del mensaje cristiano que ha colocado al centro la sacralidad y la inviolabilidad de la persona”.

¿Noviazgo infantil? Pág. 05

¡Que vivan los niños! Pág. 09


02

ABRIL 25 DE 2010

¡Aleluya

el Señor Resucitó!

E

Editorial

ste es nuestro canto, este es el canto de la alegría, es el canto con el que la Iglesia celebra el triunfo sobre la muerte. ¡Aleluya. Cristo Resucitó! Creer y hablar de la resurrección de Cristo, celebrar al Vencedor de la muerte es fuente y culmen de la fe del cristiano. Pues como afirma el P. José Luis Martín Descalzo, en su libro Vida y misterio de Jesús de Nazaret: “ni la encarnación sería el nacimiento del Hijo de Dios. Ni su muerte sería una redención, ni sus milagros serían milagros, ni su misterio existiría verdaderamente, si Jesús no hubiera resucitado. Sin ese triunfo final, Jesús quedaría reducido a un simple aventurero, a un genio del espíritu, por no decir a un loco iluminado ”. La muerte y la vida ¿Y nosotros? ¿Qué sería de nosotros, creyentes, sin esa Resurrección? ¿Qué sentido tendría nuestra fe? ¿Para qué serviría nuestra Iglesia? La palabra de Dios, por boca del apóstol San Pablo, plantea con agudeza y claridad estas y otras preguntas frente al tema que nos ocupa, la primera carta a los Corintios dice: “Si Cristo no resucitó, vana es nuestra fe, vana nuestra predicación. Seremos falsos testigos de Dios… si sólo mirando a esta vida tenemos al esperanza puesta en Cristo, somos los más miserables de todos los hombres. ¡Pero no! Cristo resucitó de entre los muertos como primicia de los que murieron. Porque Él debe reinar hasta que ponga a todos sus enemigos bajo sus pies. El último enemigo en ser destruido será la muerte (1Cor 15, 14-27)”. No queremos ver la muerte. Tratamos de imaginarla como una especie de accidente inevitable, como algo que no tiene nada que ver con nosotros. Y sin embargo la muerte estuvo tan clavada en las entrañas en una cultura como la nuestra. Basta encender la televisión, abrir el periódico o escuchar la radio, todos los noticieros y los grandes eventos sociales tienen olor a muerte. Proclamamos y celebramos la vida Nosotros los cristianos creemos, proclamamos y celebramos la vida nueva, la vida que da sentido a nuestra existencia cotidiana, esa vida que Cristo ha conquistado para nosotros al resucitar de entre los muertos. Cristo ha vencido a la muerte. Él es nuestra gran esperanza. En ÉL tenemos la vida. Celebrar la resurrección de Cristo y la esperanza de que cada persona y toda la historia humana será un día revestida con la fiesta de la resurrección puede parecer una locura. Hablar de la vida futura, en un mundo que pone en entre dicho el sentido de la vida humana puede sonar a locura. En efecto hablar de la resurrección y la vida que Cristo nos ha traído implica mirar de frente y trascender una simulada cultura de la muerte que hoy amenaza personas y pueblos, es decir al futuro de la humanidad. Entonemos el Aleluya Durante cincuenta días en la liturgia de la Iglesia resuena el Aleluya. Aleluya quiere decir: Alabemos al Señor. Sí, celebremos al vencedor de la muerte. Al que ha Resucitado. Al que nos ha traído la esperanza de la vida nueva. Alabémosle con el corazón y con la boca, con las voces y con las costumbres. Como dice San Agustín: concuerden por tanto en nosotros la lengua con la vida y la boca con la conciencia, al celebrar al Resucitado. Aleluya, aleluya, de esta forma cantamos aquí y ahora al Viviente. De esta forma lo alabaremos en la vida futura.

Santo Domingo de Guzmán Por Pacco Magaña

Segunda de dos partes

Queridos hermanos y hermanas: Ante todo, Domingo y los Frailes Predicadores se presentaban como mendicantes, es decir, sin grandes propiedades de terrenos que administrar. Este elemento los hacía más disponibles al estudio y a la predicación iti-nerante y constituía un testimonio concreto para la gente. Los dominicos, como predicadores de la verdad de Dios, debían ser coherentes con lo que anunciaban. La verdad estudiada y compartida en la caridad con los hermanos es el fundamento más profundo de la alegría. En segundo lugar Domingo, con un gesto valiente, quiso que sus seguidores adquirieran una sólida formación teológica, y no dudó en enviarlos a las universidades de la época, aunque no pocos eclesiásticos miraban con desconfianza a esas instituciones

cultu-rales. Las Constitu-ciones de la Orden de Predicadores dan mucha importancia al estudio como preparación al apostolado. Domingo quiso que sus frailes se dedicasen a él sin reservas, con diligencia y piedad; un estudio fundado en el alma de cada saber teológico, es decir, en la Sagrada Escritura, y respetuoso de las preguntas planteadas por la razón. El desarrollo de la cultura exige que quienes desempeñan el ministerio de la Palabra, en los distintos niveles, estén bien preparados. Exhorto, por tanto, a todos, pastores y laicos, a cultivar esta “dimensión cultural” de la fe, para que la belleza de la verdad cristiana pueda ser comprendida mejor y la fe pueda ser verdaderamente alimentada, fortalecida y también defendida. En este Año sacerdotal, invito a los seminaristas y a los sacerdotes a estimar el valor espiritual del estudio. La calidad del mi-nisterio sacerdotal depende también de la generosidad con que se aplica al estudio de las verdades reveladas. Domingo, que quiso fundar una Orden religiosa de predicadoresteólogos, nos recuerda

que la teología tiene una dimensión espiritual y pastoral, que enriquece el alma y la vida. El lema de los Frailes Predicadores nos ayuda a descubrir, además, un anhelo pastoral en el estudio contemplativo de esa verdad, por la exigencia de comunicar a los demás el fruto de la propia contemplación. Cuando Domingo murió, en 1221, en Bolonia, la ciudad que lo declaró su patrono, su obra ya había tenido gran éxito. La Orden de Predicadores, con el apoyo de la Santa Sede, se había difundido en muchos países de Europa en beneficio de toda la Iglesia. Domingo fue canonizado en 1234, y él mismo, con su santidad, nos indica dos medios indispensables para que la acción apostólica sea eficaz. Ante todo, la devoción mariana, que cultivó con ternura y que dejó como herencia preciosa a sus hijos espirituales, los cuales en la historia de la Iglesia han tenido el gran mérito de difundir la oración del santo rosario, tan arraigada en el pueblo cristiano y tan rica en valores evangélicos, una verdadera escuela de fe y de piedad. En segundo lugar, Domingo, que se hizo cargo de algunos monasterios femeninos en Francia y en Roma, creyó hasta el fondo en el valor de la oración de intercesión por el éxito del trabajo apostólico.

Los sacerdotes, los consagrados y también todos los fieles pueden encontrar una profunda “alegría interior” al contemplar la belleza de la verdad que viene de Dios, verdad siempre actual y siempre viva.


4

ABRIL 25 DE 2010

03

La injusticia social: Cristo, nuestra esperanza Por Pbro. Lic. Juan José Torres Galván

o se necesita ser un profesional de las cienN cias sociales para darnos cuenta de que vivimos en una sociedad injusta, que produce

un empobrecimiento creciente: nuestro Plan Dio-cesano nos lo recuerda donde dice: “…La gente que menos tiene va a seguir teniendo menos; los pobres son cada vez más pobres y los ricos cada vez más ricos. La responsabilidad corresponde en parte al sistema económico que se ha impuesto en el mundo, mediante la globalización económica. Esta situación hace casi imposible que los pobres asciendan en la escala social…” (Párrafo 69) La crisis económica internacional vino a agravar mucho la situación que estamos viviendo actualmente, provocando un empobrecimiento creciente, carestía en los productos de consumo básico y grandes índices de desempleo. Los pocos empleos que hay, ofrecen condiciones muy injustas a los trabajadores. En el área rural las condiciones no son mejores: el abandono del campo, la falta de apoyos a la producción agrícola y la falta de protección para comercializar las cosechas, hunden al campesino y lo hacen emigrar en busca de mejores condiciones de vida. Tanto en la ciudad como en el campo se dan tales condiciones sociales y económicas que hacen que las personas no vivan, sino que más bien se conformen con sobrevivir en condiciones cada vez más inhumanas y angustiantes. Muchas veces se descubre que la falta de competencia de los gobernantes y la corrupción que reina en sectores de nuestra sociedad son causantes de otros factores que vienen a empeorar el panorama, tales como: la falta de servicios públicos, insuficientes servicios de salud y la creciente inseguridad. Sin embargo, no podemos omitir que también en el pueblo pobre se manifiesta un desinterés por transformar estas condiciones de vida, somos apáticos y, sobre todo, muy desorganizados. Ante este panorama social, nuestro pueblo experimenta una sensación de desesperanza. No son pocos los que buscan soluciones fáciles y falsas que no hacen más que empeorar sus condiciones de vida. La violencia e inseguridad de este desorden económico y social, unida a la barbarie que se vive en las calles, representan una amenaza a la vida de tantas personas y familias de bien, que, no nos olvidemos, son la mayoría. Ante esta situación nuestro Plan Diocesano nos invita a todos a ser discípulos y misioneros de Jesucristo, para que, con alegría y entrega generosa, comuniquemos vida y esperanza al pueblo potosino (Objetivo General). NOTA: puedes leer en nuestro IV Plan Diocesano de Pastoral los números 87-96.

Apreciados lectores y lectoras: ME GUSTA MUCHO LA FRASE: “El Seminario es el corazón de la Diócesis” del Concilio Vaticano II. En el Decreto sobre la formación sacerdotal la frase completa dice: “Todos los sacerdotes consideren el Seminario como el corazón de la diócesis y préstenle con gusto su personal colaboración” (OT 5).

la necesaria disciplina que forja los futuros sacerdotes, bajo la guía del Espíritu Santo; sacerdotes que hoy necesita el mundo, la iglesia y nuestra Arquidiócesis, sacerdotes, según el corazón de Dios, que “sean capaces de transparentar en su persona el modo de vida y estilo pastoral del mismo Jesucristo” (Objetivo general del Proyecto Formativo del Todos sabemos que el corazón comunica Seminario, 2004). vida al organismo pero también recibe vida de él; es el órgano central de la circulación Sentí más viva la urgencia de la Iglesia para de la sangre. La palabra corazón es sinónimo que el Seminario sea una escuela del Evande espíritu o, mejor, de alma, voluntad, amor, gelio donde se viva el seguimiento de Cristo centro de algo, implica toda la vida íntima como los Apóstoles, donde se eduque para tanto espiritual como sensible. el servicio de Dios y de los hombres, donde los alumnos se configuren con Cristo, Buen “El Seminario es el corazón de la Diócesis”. Pastor, para un mejor servicio sacerdotal en Recuerdo esta hermosa frase porque el 1º. de la Iglesia, donde el futuro sacerdote dé la resMayo, fiesta de San José Obrero, es el día de puesta del don total de su vida, para siempre. nuestro Seminario Guadalupano-Josefino; es más, el mes de mayo es, en esta Arquidióce- El Seminario es, además, una comunidad sis, MES DEL SEMINARIO. Este corazón co- educativa en camino, donde se busca el trato munica vida a toda la comunidad diocesana, íntimo y prolongado con Jesús; es una expesu fecundidad sacerdotal no se ha agotado. riencia original de la vida de la Iglesia donde De nuestro Seminario, a lo largo de sus 155 cada uno colabora, según su propio don, al años de historia, han egresado cientos de crecimiento de todos; es una comunidad que sacerdotes, muchos de ellos santos e ilustres forma fieles discípulos y audaces misioneque ha enriquecido la vida eclesial y social: ros; es, en fin, una comunidad educativa, toda don José María Guillén, don Primo Feliciano ella intensamente dedicada a la formación, Castro, don José María Guajardo, don Jesús humana, espiritual, intelectual y pastoral. de la Mora, Mons. Joaquín Antonio Peñalosa, Mons. Rafael Montejano Aguiñaga, Mons. Queridos lectores y lectoras: el corazón da Guillermo Dip Ramé, Mons. David Palomo vida pero también recibe vida de todo el orSolís, por mencionar sólo algunos. Además, ganismo. El Año Sacerdotal es también año ha dado a la Iglesia siete Obispos, si no me del Seminario, año de comunicarle mucha equivoco. Nuestro querido Seminario sigue vida, año de oración para que el Señor nos siendo una esperanza sacerdotal. conceda abundantes vocaciones en medio de un mundo que valora sólo el éxito humano, Durante las tardes del 8,9 y 11 de marzo social, recreativo, profesional y económico pasado, experimenté gran alegría al realizar como las máximas opciones y proyectos de la Visita Pastoral al Seminario y tuve la opor- vida para los jóvenes. Acompáñenos tamtunidad de reunirme con el Equipo Forma- bién con su ayuda material. La mayoría de dor, con un buen número de alumnos en dia- nuestros seminaristas provienen de familias logo personal, y en reunión comunitaria, con pobres. Yo recuerdo agradecido que me forlos alumnos de las Facultades de Filosofía mé, gracias a la generosidad de muchas pery Teología, por separado. Tanto los forma- sonas que no conocí pero por las que pido a dores como los alumnos me presentaron Dios frecuentemente. ¡Gracias por su amor sus inquietudes, preocupaciones y anhelos. al Seminario! Ruego al Señor que les recomEn los sacerdotes pude ver la entrega ge- pense, en abundancia. nerosa a esta tarea que es ardua y compleja pero hermosa y gratificante; en los alumnos percib�� mucha riqueza humana, transparen+Luis, Arzobispo de S. Luis P. cia, madurez y una vocación sólida abierta a


04

Nuestra historia

¿Es correcto llamar

matrimonio a las uniones gays?

Parte 4

El Clero Potosino y la Independencia

3a. de 4 partes Por Pbro. Lic. Rubén Pérez Ortiz

Por Pbro. Lic. Héctor Colunga Rodríguez colunga46561@hotmail.com

E

l artículo 130 del Código Civil del Estado, define el matrimonio como “la unión consensual de un hombre y una mujer que con igualdad de derechos, deberes y obligaciones, hacen vida en común, para ayudarse y promoverse mutuamente, guardarse fidelidad recíproca y perpetuar la especie formando una familia”. De esta definición sobresale que el matrimonio tiene dos fines muy importantes, uno de ellos es ayudarse y promoverse mutuamente para establecer una comunidad; y por otro lado, perpetuar la especie. Fundamentalmente, es siempre entre un hombre y una mujer. Sin embargo, no todos pueden cumplir estos fines del matrimonio; y aquí les presento, según nuestro Código Civil algunos impedimentos. En nuestra legislación civil hay impedimentos que existen para el matrimonio, van en orden a la procreación, como por ejemplo:

1

La edad. El hombre debe tener 16 años cumplidos y la mujer 14 (artículos 132 y 140,I).

2

El parentesco, por consanguinidad legítima, natural o legal sin limitación de grado en línea recta, ascendente o descendente. En línea colateral igual, el impedimento se extiende a los hermanos y medios hermanos. En la colateral desigual, el impedimento se extiende solamente a los tíos y sobrinos, siempre que estén en el tercer grado y no hayan obtenido dispensa (art. 140, III).

3

na.

El clero se divide

El parentesco de afinidad en línea recta, sin limitación algu-

En orden a formar una comunidad estable para ayudarse mutuamente, existen los siguientes impedimentos: a) La falta de consentimiento (art. 140, II), o el obtenido por violencia o miedo grave (art. 140, VI). b) La privación de la vida de algunos de los casados, para contraer ma-trimonio con el que quede libre (art. 140, V). c)Padecer alguna enfermedad crónica e incurable, que sea además infectocontagiosa. d) La incapacidad permanente. De todos los impedimentos, sólo son indispensables la falta de edad y el parentesco de consanguinidad en línea colateral desigual. Y volvemos a lo mismo, todo en orden a la procreación. En el artículo 4 de nuestra Constitución se dice: “el hombre y la mujer son iguales ante la ley. Ésta protegerá la organización y el desarrollo de la familia”. Y yo me pregunto, la Carta Magna, ¿no está hablando de una familia heterosexual? En el siguiente párrafo dice: “Toda persona tiene derecho a decidir de manera libre y responsable e informada sobre el número y el esparcimiento de hijos”. Y vuelvo a preguntar ¿Quiénes? Y la respuesta está al inicio del artículo 4: “el hombre y la mujer”. Así que, con todo lo anteriormente dicho concluyo: Matrimonio, solamente es entre un hombre y una mujer. Las demás uniones, aún legítimas, no pueden llamarse matrimonio. Hasta la próxima.

A

l llegar la noticia a tierras potosinas del levantamiento del Cura Hidalgo en Dolores y lo ocurrido en Querétaro, San Miguel de Allende y Guanajuato, sirvió para alertar a Félix María Calleja, quien se encontraba en la Hacienda de Bledos, logrando mantener en resguardo a la comunidad peninsular que vivía tanto en la Capital como en las importantes haciendas que componían el actual territorio potosino. El Lego juanino Fray Luis Herrera quien había servido de cirujano en el ejército de Hidalgo por un tiempo, fue hecho prisionero en Jaral por una de las partidas apostadas por Calleja, fue conducido como prisionero al Convento del Carmen, que ya albergaba, según nos dice Don Primo Feliciano, dieciséis sediciosos entre los que se encontraban el alférez Nicolás Zapata y el oficial Francisco Lanzagorta. Desde su llegada al Convento, Fray Luis Herrera era visitado por Fray Gregorio de la Concepción quien desarrollará una importante labor al tomar parte de la insurgencia. Así mismo, en otro lugar muy cercano al mismo convento carmelita, frecuentará, el mismo Fray Gregorio, el convento hospital de San Juan de Dios, con el buen pretexto de visitar al intendente Acevedo, pero que aprovechaba como una magnífica oportunidad de entablar comunicación de primera mano en los movimientos insurgentes dada la gran simpatía que despertó en los juaninos la lucha armada y de la cual tomaron parte la mayoría de sus integrantes. Comenzaba la masa del pueblo a simpatizar con la lucha armada y circulaban panfletos y pasquines en los cuales se pedían las cabezas, de entre otros, la del Prior del Convento del Carmen Fray José María de Cristo, español peninsular y la del Cura de San Sebastián el Padre Mateo Braceras. Así se comenzaba a dividir tanto el clero regular como el secular ante tan complicada situación.


05

Medios honestos denunciarían todos los casos de pedofilia, no sólo de la Iglesia Católica

E

l periodista irlandés David Quinn publicó un artículo en el que critica a los medios por la campaña difamatoria contra el Papa y la Iglesia. Basándose en la perspectiva de un judío y un ateo, el columnista demuestra que los grandes medios de comunicación como el New York Times o Associated Press ya no está interesados en combatir la pedofilia en todos los ámbitos ni en informar la verdad, sino simplemente en la agresión gratuita anticatólica.

Esta novia mía, va a ser mi tormento Tips para novios

H

ace unos meses se acercó una joven y

“ágape”, es decir, dos almas que se buscan

me dijo que si tener novio era pecado,

y se encuentran, que no queda todo reducido

antes de responder le cuestioné su edad, y

a belleza física, a instinto sexual, sino que se

me dijo: “tengo 13 años”. Obviamente tener

fija en las virtudes del ser amado, y busca

novio no es pecado, pero ¿a esa edad? Le dije

hacer feliz al otro. Es un amor más duradero,

que estaba en una etapa de dedicarse más al

maduro, sincero, fiel, que no cae en celos en-

estudio, de tener muchos amigos y amigas,

fermizos.

de convivir en familia y que el noviazgo en su debido momento se daría, pero que desde mi

Ya desde el punto de vista de la fe, estos dos

opinión no era aún conveniente.

“flechazos” tendrán que añadir, un elemento esencial, el de la Gracia de Dios, el que es ca-

Esta situación dió pie a que escribiera algu-

paz de ver en la persona amada la presencia

nos tips, que desde mi punto de vista pueden

de Dios, un noviazgo que no sólo me santifica

servir a aquellos que tienen novio (a), y que

sino que me santifico con el otro. Tres cora-

desean un día formar una familia...

zones latiendo al unísono, el tuyo, el de tu novia y el de Dios.

¿Qué es el noviazgo? Yo lo definiría como un estado transitorio durante el cual dos personas de distinto sexo, mantienen una relación amorosa para conocerse mejor, y poder llegar al matrimonio, esto ¿se podrá dar a la edad de 13 años? Desde mi punto de vista creo que no. El primer “flechazo” del noviazgo es el amor físico, sensible, atracción natural hacia el sexo opuesto, un amor básico que si se queda estancado aquí, no se pronostica buen futuro, pues se corre el peligro de sólo querer una compañera sexual y no una novia. Si alguien llegara al matrimonio sólo por la belleza física de la novia o novio, el matrimonio en pocos años puede sucumbir, porque el “90,60, 90”, se convirtió en “90, 60, revienta”. El segundo “flechazo” es una atracción

El primer “flechazo” del noviazgo es el amor físico, sensible, atracción natural hacia el sexo opuesto, un amor básico que si se queda estancado aquí, no se pronostica buen futuro

En un artículo publicado el viernes 16 de abril en el diario irlandés Independent. ie, Quinn cita al ex alcalde judío de Nueva York, Ed Koch, quien califica estas agresiones como “manifestaciones de anticatolicismo” escritos “con malicia” en un artículo que escribió en el Jerusalem Post; y al ateo Brendan O’Neill, quien en la revista Spiked pide a otros ateos no unirse a los constantes “ataques a la Iglesia”. Para O’Neill, la reacción actual a los escándalos “es informada más por el prejuicio (…) más que cualquier otra cosa parecida al secularismo con principios; es algo que amenaza con dañar a los individuos, las familias, la sociedad y la libertad”. “Koch y O’Neill están en lo cierto”, sentencia Quinn. Para el periodista irlandés este masivo ataque a la Iglesia se comprueba en el casi absoluto silencio de los medios sobre las “interminables historias de abusos contra niños en las escuelas públicas de Estados Unidos ahora mismo, hoy”. Quinn cita luego un estudio de la profesora Charol Shakeshaft de la Virginia University realizado para el Departamento de Educación de Estados Unidos, el cual reveló que hubieron 290 mil casos en las escuelas de Estados Unidos entre 1991 y 2001. De un grupo de 225 de estos maestros que admitieron haber abusado de algún alumno, sólo el uno por ciento perdió su licencia para enseñar. Si los medios “estuvieran verdaderamente preocupados por el abuso de niños per se, esto habría sido una noticia enorme. No lo fue y eso es una dura crítica a los medios. Un informe de la oficina independiente de los Obispos de Estados Unidos dio a conocer hace unas semanas que de las 398 acusaciones que recibieron el año pasado, sólo seis eran contemporáneas. “El resto pertenecía a casos de sacerdotes ya acusados antes de abuso sexual que pertenecían a décadas pasadas. Esto, tampoco recibió casi nada de cobertura”, explica Quinn. “Ahora pregúntese por qué no sabe nada de esto y trate de convencerse de que Ed Kock no tiene razón cuando dice que muchos de los actuales ataques a la Iglesia son ‘manifestaciones de anticatolicismo’”, concluye.


06

Este hogar es católico

Hablemos de Misa

El Acto Penitencial

Por P. Efraín Moreno Aguirre

“P

ara disponernos a celebrar dignamente estos Sagrados Misterios, reconozcamos con humildad nuestros pecados…” Con estas o semejantes palabras el sacerdote, en el inicio de la celebración, nos invita a reconocer nuestros pecados. Es un llamado en el que todos quedamos incluidos, nadie queda fuera, ni siquiera el sacerdote celebrante se excluye del compromiso de reconocerse pecador. La finalidad es despertar en nosotros la conciencia de que estamos muy necesitados de todo lo que el Señor quiera ofrecernos: Su perdón, Su amistad, Su paz, Su Palabra y su Pan, que nos ayudan a recobrar las fuerzas y a superar nuestras miserias; existe gente a la que le cuesta reconocerlas; lleva mucho tiempo escon-diéndolas de los demás para evitar ser criticada, juzgada, abandonada, y vive en constante tensión y temor de ser descubierta.

APOLOGÉTICA: Defendiendo mi fe

Celibato, un regalo de Dios al mundo Por Pbro. José Antonio Martínez Ortiz.

A

nte el mundo moderno, que predica la libertad sexual y el erotismo asfixiante, parece ser un disparate hablar de la castidad religiosa. La televisión, el cine, la literatura y la propaganda callejera pro-claman todo lo contrario, y es motivo de burla y debate que el sacerdote viva plenamente el celibato. Pero la Biblia nos da toda una catequesis sobre la riqueza del celibato. Nosotros somos hijos del Nuevo Testamento, y ahí hay claras indicaciones a favor de la virginidad religiosa. Además Jesús mismo no se casó para así poder entregarse totalmente a su Padre y anunciar su Mensaje. También tenemos el ejemplo del apóstol Pablo y otros más. Y en el Nuevo Testamento encontramos el estado de virginidad por motivos religiosos: Jesús mismo, que permaneció sin casarse, fue quien reveló el sentido y el carácter sobrenatural de la virginidad «Hay hombres que se quedan sin casar por causa del Reino de los Cielos. El que puede aceptar esto, que lo acepte» (Mt 19,12). La expresión «por causa del Reino de los Cielos» confiere a la virginidad su carácter religioso y es así un signo de la Nueva Creación que irrumpe ya en este mundo, es decir, es un signo anticipado del mundo que vendrá. El Apóstol Pablo hace entender que en su tiempo ya había algunos creyentes que vivieron como vírgenes por un tiempo para dedicarse a la oración. (1Co 7, 5)

También dice el Apóstol que el cuerpo no está sólo destinado para la unión sexual, sino también para dar testimonio de Dios: «El cuerpo es para el Señor, y el Señor para el cuerpo. Y así como Dios resucitó al Señor, nos resucitará también a nosotros por su poder... ¿No sabéis que vuestros cuerpos son miembros de Cristo?» (1 Co 6,13-15). Y en otra parte Pablo habla de la virginidad como un estado mejor que el matrimonio, porque este estado de vida expresa más claramente la entrega total al Señor: «El hombre casado está dividido, y tiene que agradar a su mujer; pero los que permanecen vírgenes no tienen el corazón dividido, sino que están consagrados a Dios tanto en cuerpo como en espíritu: ellos viven sirviendo al Señor con toda dedicación». (1 Co 7, 32-35). Esto no es un mandato del Señor, dice Pablo (1 Co 7, 25), sino un llamado personal de Dios, un carisma o un don del Espíritu Santo (1 Co 7,7) y, como dice Jesús, esto no todos lo pueden entender.

¿Cuál es el motivo fundamental para optar por una vida sin casarse? Después de todo, podemos decir que el celibato religioso brota de una experiencia muy especial de Dios. El no casarse en sentido evangélico es fruto de una profunda fe y de una experiencia de que Dios entra en la vida del hombre o de la mujer. Es el Dios vivo, que deja huellas en una persona. Es el Dios, Padre de Jesucristo, que ha seducido a algunas personas de tal manera, que ellos dejan todo atrás y van

En el Acto Penitencial de la Misa, tenemos la oportunidad de soltar todas las cargas, para descansar en Aquél que ni nos juzga ni nos condena, ante Aquél que dijo: “No necesitan médico los que están sanos, sino los que están enfermos; no he venido a llamar a los justos sino a los pecadores” (Mc 2,17). Hay muchas personas que dicen: “yo no tengo pecados”, quizá porque tienen una idea equivocada de lo que es el pecado. La palabra “pecado” significa fallar en aquello que Jesús nos pide. Pecamos cada vez que nuestros pensamientos no están inspirados en el amor sino en el rencor, en el juicio, la sospecha, la envidia; cada vez que nuestras palabras no son fruto del amor sino de la ira, el sarcasmo, la crítica, la difamación, la mentira; cada vez que nuestra obras han estado motivadas por la avaricia, el egoísmo, la injusticia, y cada vez que nuestras omisiones se deben a la pereza, a la indeferencia hacia los otros. El Acto Penitencial, es un momento en el cual podemos descansar con la seguridad de que nadie nos condena, sino saber que estamos en medio de hermanos que también están necesitados de perdón y misericordia. El Acto Penitencial concluye con una triple petición de piedad, que no es palabrería vana, sino que expresa nuestra conciencia de que somos capaces de caer una y otra vez, y también nuestra seguridad de que una y otra vez el Señor tiene piedad de nosotros. como enamorados detrás de Jesús. El hombre célibe religioso es una persona «seducida por Dios»: «Tú me sedujiste, Señor, y yo me dejé seducir» (Jr 20, 7). Desde el momento que llega Dios a la vida del religioso todo cambia. El hombre religioso deja todo atrás, aun el amor humano, porque simplemente ha llegado el Amor. Dios vuelve a ser el «único amor», es como si de improviso apareciese el sol y se apagasen las estrellas... Dice la Escritura: «Tú eres mi bien, la parte de mi herencia, mi copa. Me ha tocado en suerte la mejor parte, que Dios mismo me escogió» (Salmo 16, 5-6). La religiosa y el religioso hacen aparecer a Dios como «amor». Con su oración y su silencio quieren llegar a la fuente de todo amor que Dios ha manifestado en su Hijo Jesucristo. Quieren permanecer en celibato a fin de estar más disponibles para servir a sus hermanos y para entregarse totalmente al amor de Cristo. No hay nada más bello, nada más profundo, nada más perfecto que Cristo. He aquí el último núcleo de una vida célibe por el Reino de los Cielos.

La castidad consagrada no es una vida sin amor El religioso es sobre todo un hombre de Dios, un hombre para Dios, un hombre que ve en todas las cosas la presencia amorosa de Dios. Es un «especialista de Dios». Desde el comienzo de la Iglesia apareció este carisma del celibato consagrado en la historia humana. Estos carismas del celibato religioso han sido expresiones de la libertad del Espíritu Santo que durante 2000 años ha enriquecido la historia de la Iglesia. Por inspiración del Espíritu de Dios, los religiosos se sienten empujados a ser testigos del amor divino, y sólo el amor de Dios puede amar más libremente a todos los hombres, y especialmente a los más humildes. Sin embargo el celibato religioso nunca ha manifestado un desprecio por el matrimonio. El celibato no es un valor mayor al del matrimonio, es simplemente una manera radical de vivir el amor cristiano; de otra forma la castidad consagrada perdería su significado.


07

Los libros y sus autores

Infancia John Maxwell Coetzee Barcelona Ed. Mondadori, 2000. 171pp. Por Luis Marino Moreno

L

a infancia, dice la Enciclopedia de los niños, es un tiempo de dicha inocente, que debe pasarse en los prados entre ranúnculos dorados y conejitos, o bien junto a una chimenea, absorto en la lectura de un cuento. Para J.M. Coetee esta visión de la infancia le es completamente ajena. Nada de lo que experimenta en Worcester, ya sea en casa o en el colegio, lo lleva a pensar que la infancia sea otra cosa que un tiempo en el que se aprietan los dientes y se aguanta. En este libro, J. M. Coetzee, vuelca sus dotes de narrador sobrio, mesurado y elegante lleno de fuerza en el que evoca su infancia en los años cincuenta. Worcester, es una localidad ubicada al norte de la ciudad del Cabo, en la que recuerda los momentos que pasó en la escuela, y resultan dolorosos; es que ahí golpean a los muchachos y eso sucede todos los días, y para ello se les ordena que doblen la espalda hasta tocarse la punta de los pies, y los azotan con una vara. Resulta ser una autobiografía. Hay situaciones ambiguas, pues adora y detesta a su madre a la vez; estos motivos hacen que tenga duplicidad en su comportamiento: en el colegio un alumno modelo, el primero que da la clase; en casa un pequeño déspota. Aparecen secretos, engaños y algunos miedos que le persiguen. Encuentra un atractivo por la granja familiar y por el veled, las macetas sudafricanas. Se dibujan en este periodo de tiempo escenas de una provincia donde la inocencia aparece en su estado más puro junto a la violencia. Acerca del autor El sudafricano John M. nace el 9 de febrero de 1940, en la ciudad del Cabo (provincia del Cabo Occidental, Sudáfrica), nacionalizado australiano, país donde reside actualmente; cuarto africano que recibe el premio Nobel. Lic. En matemáticas e inglés en la universidad del Cabo, trabajo como programador informático. Se doctoró en lingüística computacional. Su obra fue considerada como una crítica frente al poder y la opresión, premio nobel de la literatura 2003. Otras bibliografías: Cosas extrañas 2005, Desgracia 2001, Infancia 2000, Juventud bárbaros 2002, Elizabeth Costello 2004, hombre lento 2006.

Iglesia Universal LUQA, MALTA.- En su discurso en la ceremonia de bienvenida en el aeropuerto internacional de Luqa en Malta, ante miles de fieles y dirigiéndose a las miles de personas presentes encabezadas por el Presidente, George Abela, el Papa Benedicto XVI explicó que este viaje apostólico se realiza en el 1950º aniversario del naufragio de San Pablo en la isla. Esta visita sirve para confirmar en la fe al pueblo maltés, alentar la defensa de la vida, la familia fundada en el matrimonio entre un hombre y una mujer, así como el respeto a la libertad religiosa. LA VALETA, MALTA.- En el encuentro que sostuvo con unos 15 mil jóvenes en este Puerto Grande La Valeta, el Papa Benedicto XVI, los exhortó a no tener miedo en el anuncio de Cristo al mundo, llevando el Evangelio a todos, el Pontífice advirtió que seguramente encontrarán oposición en un mundo cada vez más hostil a la fe: “la cultura de hoy, como cualquier cultura, promueve ideas y valores que contrastan en ocasiones con las que vivía y predicaba nuestro Señor Jesucristo. A veces, estas ideas son presentadas con un gran poder de persuasión, reforzadas por los medios y por las presiones sociales de grupos hostiles a la fe cristiana. Cuando se es joven e impresionable, es fácil sufrir el influjo de otros para que aceptemos ideas y valores que sabemos que no son los que el Señor quiere de verdad para nosotros. Por eso, os repito: No tengáis miedo, sino alegraos del amor que os tiene; fiaos de él, responded a su invitación a ser sus discípulos, encontrad alimento y ayuda espiritual en los sacramentos de la Iglesia”, alentó el Santo Padre. ROMA.- La agencia de noticias del Episcopado italiano SIR y los 186 semanarios católicos de este país expresaron su gratitud y alegría por el 83 cumpleaños del Papa Benedicto XVI que se celebra hoy. En un mensaje publicado hoy por SIR se señala que “la jornada de hoy comienza con un pensamiento de gratitud y alegría por el Papa que cumple 83 años. También los periodistas de los 186 semanarios católicos italianos se unen a los deseos de la Iglesia y el mundo por este aniversario que anticipa otro en los próximos días”, el del 5° año del pontificado del Santo Padre. La nota concluye asegurándole “al humilde obrero de la viña del Señor” como se definió a sí mismo Benedicto XVI el día de su elección en 2005, el esfuerzo de los miembros de la prensa católica italiana “en la tarea de servir a la verdad con el ejercicio de su profesión”.

Iglesia en México MÉXICO.- Al finalizar su asamblea plenaria, la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM) dirigió un mensaje en el que alienta a sus compatriotas, entre otras cosas, a trabajar y rezar incesantemente por el fin de la violencia en el país. En el texto, los obispos expresan su cercanía a la población de este país ante los problemas actuales como la “desbordante ola de violencia e inseguridad que se ha desatado, desde hace varios años, en México, y que ha cobrado numerosas víctimas, muchas de ellas inocentes”. “No obstante los grandes esfuerzos, que las diversas instancias gubernamentales están realizando, persisten el miedo y la inseguridad que destruyen la vida de las comunidades, las aíslan y las exponen a nuevas expresiones de violencia. La impunidad provoca desconfianza en las instituciones”, prosiguen. Los obipos piden a los mexicanos rezar para que “como nación, podamos alcanzar la paz, cultivar los grandes ideales de nuestros antepasados, pedir por la santificación de los sacerdotes y el aumento de las vocaciones consagradas, y que acabe, de raíz, la violencia”.


08

Del entrenamiento al campo de juego A

l inciar el capítulo 8 de San Lucas, entramos al cuarto capítulo del entrenamiento de Jesús a sus discípulos, pues los tres primeros (Pedro, Santiago y Juan) fueron elegidos al abrir el c. 5 y los Doce serán enviados terminado el c. 8. En este “periodo” se distingue la elección de los Doce, a principios del c. 6, pues ahí Jesús, no sólo los elige, sino que también los nombra apóstoles, anunciando justamente el propósito de su llamado y de su elección: ser enviados. Lo dicho en el primer versículo del c. 8 es un recordatorio del entrenamiento que Jesús está dando a sus discípulos antes de enviarlos: “Y sucedió a continuación que iba por ciudades y pueblos, proclamando y anunciando la Buena Nueva del Reino de Dios; le acompañaban los Doce”.

San Lucas parece concebir una respuesta plena, no a medias, a la Palabra de Dios, la cual implica perseverancia.

En su preparación ellos pudieron atestiguar cosas increíbles (cf. 5,26) y conocer los misterios de la Palabra de Dios (cf. 8,10.11; 6,20).

Los cuatro milagros siguientes muestran la grandeza de Jesús mientras ejerce su poder sobre el mar, los demonios, largas enfermedades y la muerte misma (8,2256).

Hasta el momento han atestiguado la profunda compasión de Jesús que sana a los afilgidos por el mal, buscando al que está perdido, en contraste con las reglas fariseas de convivencia. La salvación y la paz que proporciona son señales de su identidad como salvador (cf. 7,50). Lo han visto en noches de oración (cf. 5,16; 6,12) y, sobre todo, han escuchado la Palabra de Dios que brota de sus labios (cf. 5,1.3.5); de cerca han escuchado su novedoso Sermón del Llano, síntesis de su predicación evangélica (cf. 6,20.47-49), y también sus parábolas sobre los misterios de la Palabra de Dios (cf. 8,10.11).

La breve serie de dichos parabólicos, centrados en la lámpara, concluye también con el tema de la escucha y el prestar atención, el cual conducen a la llegada de la madre y hermanos de Jesús. Este evento, aunque tomado de Marcos, adquiere nuevo sentido en Lucas, pues no existe contraste desfavorable entre la familia natural y la familia de discípulos. La declaración de Jesús se convierte en una alabanza a su madre y sus hermanos, como aquellos que escuchan la palabra de Dios y la cumplen; así, ellos ejemplifican la buena semilla y cumplen los criterios del discipulado.

En este capítulo 8, en cuanto a las parábolas se refiere, particularmente interesante es la simplificación de la parábola del sembrador, concretamente en relación con la semilla que cayó en tierra buena, de la cual sólo se menciona una cosecha del céntuple (no treinta ni sesenta), y esta semilla es interpretada como los que conservan la Palabra con corazón bueno y recto, y dan fruto con perseverancia (8,15), esto parece ser una descripción del discipulado. De esta manera

Habiendo manifestado su palabra y su poder, ahora Jesús lo comparte en el envío de los Doce. La finalidad principal del envío es clara: proclamar el Reino/Evangelio y curar enfermedades (cf. 9,2.6). Los envía con indicaciones claras sobre el desapego a fin de que nada los distraiga de su misión; igualmente los prepara para el rechazo, fenómeno que no ha de afectar su misión, pues bastará sacudirse el polvo de sus pies. Este envío es sólo un preludio del gran envío al final del Evangelio, así como su entrenamiento fue sólo un anticipo de la preparación que tendrán durante el gran viaje a Jerusalén que iniciará poco más adelante.


ABRIL 25 DE 2010

Estas situaciones que nos llenan de dolor y tristeza nos marcan un camino de penitencia, conversión y purificación en la verdad para alcanzar la justicia Lo expresado por el Papa Benedicto XVI en la carta dirigida a la Iglesia de Irlanda resuena en toda la Iglesia Universal, quien dolida por todos estos actos, ha pedido perdón a las víctimas y sus familias, e invita también, aún en tan difícil situación, a perdonar y a reconciliarse con la Iglesia. También nosotros, hoy como Pastores, queremos pedir perdón a aquellos que han sido víctimas de abusos por parte de sacerdotes deshonestos, que con sus abominables acciones han dañado a niños inocentes, traicionado su ministerio, ensuciado a la Institución y manchado la figura sacerdotal. Estas situaciones que nos llenan de dolor y tristeza nos marcan un camino de penitencia, conversión y purificación en la verdad para alcanzar la justicia. La verdad es un método de vida cuya premisa es el reconocimiento de la realidad. Con ello queremos expresar que no nos opondremos a que las autoridades civiles intervengan y hagan cumplir la ley en estos y otros casos en que se haya infringido.

Queremos pedir

perdón

La valentía con que se ha expresado Su Santidad Benedicto XVI, no siempre ha sido comprendida. Son muchos los ataques que se hacen virulentos e injustos, no solamente en el álgido tema del abuso y maltrato a menores, sino también en la malinterpretación de su mensaje en el impulso por la vida y los vaMéxico tiene ante sí muchos desafíos a la fe, lores de la familia. Parece que se le quisiera debido al vertiginoso cambio social y cultural, hacer fracasar en su lucha por la dignidad del y la pérdida gradual de los valores y prácticas ser humano. religiosas. Durante esta Asamblea decimos una palabra sobre el problema de los abusos Nos encomendamos a María Santísima de sexuales de menores, aunque no es el tema Guadalupe, que nos cuide y proteja y nos acerque a su Hijo Jesucristo para ser sus central de nuestra Asamblea. discípulos y misioneros en fidelidad al EvanEn cuanto a los casos de pederastia clerical, gelio. asumimos lo expresado por el Sr. Cardenal Norberto Rivera Carrera en la Misa Crismal Por los Obispos de México de Semana Santa, donde reitera, de una forma clara y decidida que en caso de pedofilia, + Carlos Aguiar Retes “tolerancia cero”. Si bien en un pasado se Arzobispo de Tlalnepantla cometieron errores no actuando con pronPresidente de la CEM titud ante estas situaciones que tanto ayer como hoy denigran el nombre de Cristo y su + Víctor René Rodríguez Gómez Iglesia, hoy ninguno de nosotros se prestará Obispo Auxiliar de Texcoco “a hacer arreglos o componendas en perjuicio Secretario General de la CEM de la víctimas”.

Por aquellos que han traicionado su ministerio, ensuciado a la Institución y manchado la figura sacerdotal

H

ace un año los Obispos de México, preocupados por el clima de inseguridad y violencia que se ha venido dando en nuestro país, imploramos la Misericordia de Dios Padre Todopoderoso y la protección de Santa María de Guadalupe, consagrando a México al Espíritu Santo, Señor y dador de Vida. Esta fuerza del Espíritu nos llevó a elaborar la Exhortación Pastoral “Que en Cristo nuestra paz, México tenga Vida Digna”, documento que analiza y propone acciones inspiradas en el mensaje de Jesús de Nazaret y en la Doctrina Social de la Iglesia ante la situación de inseguridad y violencia que azota a México. Nos propusimos alentar el desarrollo integral y ser constructores de paz, intensificar la evangelización y formar en el respeto a los demás, desde la familia, la escuela, la Iglesia y los medios de comunicación.

El camino por el que ha optado el Papa es la purificación en la verdad, y esto remonta sus orígenes a la predicación y testimonio de Cristo; es la ruta de la penitencia que parte del reconocimiento del pecado, la reparación y justicia para las víctimas y agresores, de cambio radical de vida y de reconciliación para reconstruir por la caridad una comunidad de hermanos.


10

Derechos de

1. Recibir educación e ir a la escuela, escuela. 2. Recibir atención médica, médica. 3. Recibir protección y buen trato: nadie tiene derecho a lastimarlos, lastimarlos.

4. No trabajar antes de tener la edad especificada por la ley, ley. 5. Contar con nombres y apellidos que los distingan de los demás, demás. 6. Vivir con una familia que los cuide, los alimente y les dé de cariño, cariño. 7. Descansar, jugar y divertirse en un ambiente sano y feliz, feliz. 8. Decir Decidir lolo que que piensan, piensa,sienten sientenyyser serescuchados. escuchados.

Pa Pa


ABRIL 25 DE 2010

Colorea el Padre Padrenuestro Nuestro

Yo soy el buen pastor, yo conozco a mis ovejas y ellas me conocen a mĂ­.


P

robablemente esta interrogante que suena en la voz de Joaquín Sabina (cantante español), sea la más aguda y cosquillante en nuestra conciencia. No hace mucho tiempo, niño y sonrisa eran un análogo y escuchar de infancia, era escuchar de inocencia, pureza, y verdad; quizás de ahí el dicho “los niños y los borrachos siempre dicen la verdad”. Lamentablemente ya no aplica hablar de que en todos los niños radique la verdad; ya que hoy el entorno y circunstancias que viven en su mayoría los niños de la calle y algunos más, olvidados por sus padres, es deplorable y atormentado. Escuchamos a niños y niñas que hábilmente maldicen y mienten en demasía, hay quienes a una corta edad piensan en robo o noviazgo, etc.… la figura materna y/o paterna sólo les ha de funcionar de sirvienta o de mina; “sucede hasta en las mejores familias”. Así que: ¡Cristianos o no, evangelicemos! (tomemos en cuanta que evangelizar es anunciar la buena noticia, la noticia de que hay quien los ama; y desea ayudar: casas-alberges, el hogar del niño, casa Don Bosco, Casa de Jesús). La culpa, obviamente no es de

las calles o mercados en donde anidan; lo cierto es que algunos niños se han convertido en jefes del hogar, trabajando arduamente por un miserable sueldo, que por situaciones económicas, socialesfamiliares no les quedó más alternativa. ¡Políticos o no, reaccionemos! Estamos sobrepasados por esta situación, reflejo es todo ello de nuestra pequeña alma, que deja entrever la “inteligencia del hombre que sabiamente acaba con un mes del calendario”. Los niños necesitan su mes, nosotros su alegría, ellos necesitan vivir su etapa, nosotros convivir en su etapa. ¡Papás o no, instruyamos

¿Quién me ha robado el mes de Por Ricardo Gromero

abril?

“Dejen que los niños vengan a mí; y no se lo impidan, porque de los que son como éstos es el Reino de los Cielos”. Mt 19, 13.

amando!

A propósito de los derechos de los niños… Los niños que duermen en las calles pocas veces van a la escuela; cada diez que trabajan sólo tres de ellos asisten. La mayoría sufre algún tipo de deficiencia nutricional y carece de acceso a los servicios médicos. Son maltratados continuamente por la gente y especialmente por los policías. Cada vez empiezan a trabajar niños que tiene menos edad. Muchos de ellos, sobre todo los que viven en la calle, son indocumentados en su propio país. Muchos abandonaron sus hogares porque fueron víctimas de maltrato o violencia intrafamiliar. Los que trabajan en la calle destinan su labor a muchas horas que deberían dedicar a su esparcimiento. Las opiniones y demandas de estos grupos infantiles


ABRIL 25 DE 2010

Por LCC Angélica Maldonado Morales

S

u Conjunto Arquitectónico presenta exquisita fachada cuya portada muestra acceso en arco medio punto flanqueado por columnas que sostienen sencilla cornisa. Ventana coral rectangular enmarcada en cantera. Más arriba pequeño nicho con peana que alberga una escultura religiosa. El remate de la portada es mixtilíneo. Del lado izquierdo se aprecia un cubo que alberga un reloj circular y del lado derecho pequeña torrecilla de un cuerpo con arcos de medio punto flanqueados por columnas de fuste liso. Coronan este cuerpo florones flamígeros y cupulín con cruz de hierro forjado. El interior es de planta de cruz latina con bóvedas de arista decoradas con elementos fitomorfos, en el sotocoro arco escarzano. A lo largo de los muros de la nave esculturas religiosas descansando sobre peanas. Los muros al igual que las cubiertas están decorados con elementos fitomorfos sobre fondo ocre. En el crucero a lo alto, bella cúpula sobre tambor de base octagonal mostrando decoración igual que el resto del recinto, en las pechinas se aprecian los siguientes textos: Muerte, Juicio (Sentencia), Infierno y Gloria.

13

Templo Parroquial de

San José de Villa Hidalgo, SLP

1a. parte

En los cruceros esculturas sobre repisas, de un lado un crucifijo flanqueado por las esculturas de la Virgen y de San Juan y del otro lado bella imagen de la Santísima Virgen de Guadalupe flanqueada por las esculturas de Jesús Nazareno y de San Juan Diego. En el presbiterio al centro sobre peana descansa la imagen escultórica estofada de nuestro Señor San José enmarcado en un gran arco de medio punto que descansa sobre pilastras con estrías en el fuste y capitel decorado con guirnaldas en dorado. A los lados sobre la repisa, se aprecian las imágenes escultóricas del Sagrado Corazón de Jesús y de la Virgen María, en la parte superior del ábside pequeña escultura de un crucifijo.


14

En opinión de

Si escurre sangre,

es noticia

Contrapunto

¿Nos gustan los regalos? Por Cango. José Ma. Ortega Robles.

L

a pregunta sale sobrando, porque a todos nos gustan los regalos, siempre aumentan nuestra alegría, y cuando nosotros regalamos algo y lo hacemos con amor, también nos da felicidad. Pero no sólo debemos de pensar en los que ahora están con nosotros, sino, en los que Dios ha llamado de este mundo. Si el que está lejos, digamos en otro país, se olvidara de aquellos que dejó, ¿se podrá decir acaso que tiene cariño por estos?

Lic. Javier Algara

E

stoy seguro que pocos mexicanos ignoran lo que pasó a la pequeña Paulette Gebara. La TV se encargó de que nadie en el país, y fuera de él, se quedara sin saber del asunto, sin interesarse en él, sin hacer de él el tema único de conversación. Todos esperábamos la hora de los noticieros para ponernos al día sobre las últimas versiones de los detectives acerca del misterio. Twitter, Facebook y otras redes sociales se convirtieron en punto de debate sobre los motivos y los protagonistas del drama. La madre de la niña, sin haber sido aún juzgada, y mucho menos declarada culpable, en tribunal alguno, se convirtió en objeto de los epítetos más sucios de parte de cientos de internautas. La trama del “blockbuster” Paulette se hizo de su propio “cast” de buenos y malvados. Como dijera un cínico reportero de Estados Unidos: “Si escurre sangre, es noticia”. Es noticia y entretenimiento, como bien descubrieron los emperadores romanos cuando mandaban construir sus arenas donde peleaban los gladiadores y los cristianos eran echados a las bestias. A primera vista podría pensarse que los mexicanos, siempre solidarios, compartíamos el dolor de los familiares de la pequeña víctima. Pero no tratemos de engañar-

nos. La realidad es que Paulette se convirtió póstumamente en la estrella de un drama dirigido y producido, exitosamente, por las empresas de comunicación, los medios, porque éstos conocen muy bien nuestra curiosidad natural por el morbo. Es mucho más atractivo para la mayor parte de nosotros entrometernos en las vidas -ay, y muertes- ajenas, cuando en ellas podemos encontrar, o simplemente sospechar, elementos de inmoralidad, de posibles crímenes, que cuando la vida ajena se distingue por la virtud. La virtud tiene muy poco rating. Recordemos simplemente cómo, habiendo muerto la Madre Teresa de Calcuta, ejemplo de caridad sin límites, en los mismos días que falleció la Princesa Diana, de reconocida fama de infidelidad, fue esta última la que se llevó las primeras páginas de los diarios durante semanas, y los detalles de su muerte siguen siendo fuente inagotable de artículos periodísticos, mientras que de la primera sólo se habla en corrillos católicos. Se trata simplemente de la aplicación por los informadores de la ley de la oferta y la demanda. Ellos ofrecen un producto del que están seguros que tendrá gran demanda. Nos sentimos abrumados por la forma tan amarillista en que Javier Alatorre, por ejemplo, entrevistó a las nanas de Paulette, buscando a como diera lugar sacarles una acusación en contra de su patrona. Pero no apagamos la

No olvidemos que todos somos forasteros, y que siempre debemos de pensar en los nuestros, aunque Dios los haya llamado de este mundo a la eternidad. Ellos nos quisieron, nosotros debemos quererlos también. Los mismo debemos hacer con las almas del purgatorio, “la cárcel de la justicia divina”. Si aquí en esta vida, un ser querido estuviera privado de su libertad y necesitara de un auxilio para liberarse y nosotros pudiendo dárselo no lo hiciéramos, ¿no sería una ingratitud? Es lo que debemos hacer con las almas del purgatorio; ya que el amor del Padre Misericordioso nos da los medios para que podamos hacerlo, como la Santa misa, los sufragios, las oraciones. De esto nos pedirá cuenta Dios, porque una falta de amor, sería una falta contra el primer mandamiento. Haya que sembrar ahora para cosechar mañana. Nunca olvidemos a los difuntos. Oremos por ellos. Pidamos por nuestros seres queridos y por las almas de nuestros pastores, porque ellos siempre nos han dado mucho.

TV; en el fondo también teníamos curiosidad en ese sentido. Cuando criticamos a los medios de comunicación por sus patentes faltas de ética, sus deformaciones de la verdad, su énfasis en la violencia y el sexo, siempre nos olvidamos que ellos no podrían vender nada si nosotros no estuviéramos siempre dispuestos a comprar sus periódicos o ver sus programas televisivos. Se dice, y no sin razón, que los informadores constituyen el cuarto poder. Ese cuarto poder, comentaba alguien, es el que le dice al ciudadano qué y cómo pensar; establece los criterios de interés público. A los otros tres poderes de la Nación los elegimos por medios sancionados en la ley; al cuarto lo elegimos y reelegimos cada vez que compramos sus productos. La doctrina de la Iglesia pide que los católicos tengamos un papel

más activo en la evangelización de nuestra sociedad y sus valores. ¿Qué nos tocará hacer para imprimir los valores evangélicos en el mundo de la información? Los periodistas católicos, claro, tienen claras las reglas del juego, por lo menos las contenidas en el decálogo: evitar la mentira, no matar con la difamación o la crítica infundada, abstenerse de colaborar en la difusión de materiales que puedan incitar a los lectores al pecado, etc. ¿Y los demás católicos? Abrir los ojos en el sentido cristiano es algo básico. Distinguir la maldad y la bondad de las noticias; saber apagar la tele; enviarles a los comunicadores mensajes diciéndoles que no veremos más sus programas si continúan ofreciéndonos solamente sangre para saciar nuestro morbo. Y orar para que el Señor nos ayude a ponerlo a Él en el centro de nuestro interés, y a ellos se les haga encontradizo.


Contrapunto

ABRIL 25 DE 2010

Las malas compañías «No me siento con gente falsa, ni voy con los que se ocultan; detesto las bandas de malhechores, no tomo asiento con los malvados» (v. 4).

E

n sus Reflexiones sobre los salmos, C. S. Lewis (1898-1963), el famoso autor de las Crónicas de Narnia, se preguntaba cómo era posible, sobre todo hoy, llevar a la práctica aquello del salmo 26 (25) que dice así: «No me siento con gente falsa, ni voy con los que se ocultan; detesto las bandas de malhechores, no tomo asiento con los malvados» (v. 4). La primera dificultad para imitar al salmista consiste en saber si alguien es o no un malvado. ¿Cómo puedo juzgarlo? ¿Quién soy yo para negarme a tomar parte en sus banquetes, si me invita a ellos? Y, por lo demás, ¿cómo podría estarle diciendo siempre que no? ¿No sería esto incurrir en ese grave pecado que Jesús tanto condenó y que se llama fariseísmo? ¡Después de todo, el Señor no se negó a comer con publicanos, pecadores y gente de mal vivir! Supongamos, por ejemplo, que sé de buena tinta que aquel banquero o funcionario público es un bribón que explota a quien puede y extorsiona a quien se deja. ¡Yo lo sé! ¡No ignoro el nombre de algunas de sus víctimas! Ahora bien, ¿debo por eso rechazar de plano su amistad e incluso su trato por superficial y diplomático que éste pueda ser? Según el salmista, sí, pues se lee también en los salmos 50-51 (49-50) el siguiente reproche: «Cuando ves un ladrón, corres con él, te mezclas con los adúlteros (v. 18), como si ya aparecer en su compañía equivaliese de hecho a ser parte de su pandilla. ¿Tratarlos, pues, aunque sólo sea de lejos, es ya una forma de complicidad? Sí, sí, eso es. Todas estas cuestiones angustiaban mucho a C. S. Lewis, y tanto que escribió así en su libro: «Oímos una y otra vez que el editor de tal periódico es un granuja, que tal político es un mentiroso, que tal funcionario es un tirano e incluso alguien poco honrado, que aquel ha tratado a su mujer de forma abominable, que algún famoso (estrella de cine, autor o qué sé yo) lleva una vida vil y maliciosa… Y la regla en la sociedad moderna es que nadie rehúsa conocer a esas personas y comportarse con ellas del modo más cordial y amis-

toso. La gente incluso se vuelve loca por que se las presenten. No dejará de comprar el periódico del granuja, y por tanto de pagar al propietario de las mentiras, de las detestables intrusiones en la vida y tragedias privadas, las blasfemias y la pornografía, que ellos pretenden condenar». ¡Dios mío, qué cierto es esto! ¿Piensan acaso las fans en la vida que lleva su cantante favorito antes de lanzarse a pedirle un autógrafo? El tal cantante –y sus adoradoras lo saben- vive de manera bastante disipada; cada noche –según han oído éstas en la radio- sale con una pareja distinta y hasta ha confesado en voz alta que sus preferencias sexuales «no tienen nada de convencionales»; también ha dicho que en ciertos momentos de su vida ha consumido drogas y que siente por la fe cristiana una jurada antipatía pues le parece que su moral es demasiado mojigata y gazmoña… ¡Pero es tan famoso que las pobres niñas del coro de la Misa de 12 le perdonan eso y más! Apenas se enteran de que ha venido a la ciudad, corren en bandada para verlo, aunque sólo sea de lejos, y gritarle los piropos que se merece por ser tan guapo y tan inalcanzable. Dice también el salmista: «¿No aborreceré, Señor, a los que te aborrecen? ¿No me repugnarán los que se rebelan contra ti? Los odio con odio implacable, los tengo por enemigos» [139 (138), 21-22]. ¿Cómo puedo yo –se pregunta el salmistaamar a los que desprecian al Dios que amo y blasfeman contra su santo nombre? ¡No! –gime, ¡no puedo hacerlo! Y, si lo hiciera, Dios sería justo si me golpeara con la misma vara con que golpeará a ellos el día de la Justicia. Pero, por otra parte –se pregunta C. S. Lewis-, ¿no nos mandó el Señor que amáramos a nuestros enemigos? Sí, hay que amarlos –se responde al instante-, pero no participando de su cháchara ni aplaudiendo sus desagradables audacias. «Y no –aclara poco después- porque seamos demasiado buenos, sino, en cierto sentido, porque no lo somos. No somos lo suficientemente buenos para lidiar con todas las tentaciones, ni lo suficientemente inteligentes para capear todos los prob-

lemas que una noche en compañías así nos puede traer. La tentación es la condonación, la connivencia con ello y, a través de nuestras palabras, nuestras miradas o nuestra risa, el consentimiento… ¿Qué hemos de hacer? Porque, por una parte, es cierto que existe un grado de participación sin protesta en conversaciones de este tipo, lo que es muy malo: estamos fortaleciendo las armas del enemigo; le estamos animando a creer que “esos cristianos”, una vez cogidos con la guardia baja y alrededor de una cena, en realidad piensan exactamente como él. Con nuestra implicación estamos negando a nuestro Maestro, comportándonos como si no lo conociéramos. Pero, por otra parte, ¿hemos de comportarnos como la reina Victoria, “como si no le viéramos la gracia”? ¿Hemos de ser contenciosos e interrumpir el flujo de la conversación diciendo: “No estoy de acuerdo, no estoy de acuerdo”? ¿O levantarnos e irnos? Pero mediante estos comportamientos quizá también confirmemos algunas de las peores sospechas adjudicadas a “esos cristianos”. Pues seremos este tipo de mojigatos enfermos que ellos siempre han pensado». ¿Qué hacer, pues? La respuesta, según nuestro autor, es clara: evitar tales compañías. «Lo que hace tan difícil este contacto con las malas personas es que manejar la situación no sólo requiere buenas intenciones; pueden hacer falta talentos sociales e incluso intelectuales que Dios no nos haya dado. Por eso no es fariseísmo sino mera prudencia evitarlas en la medida de lo posible… No nos dejes caer en la tentación a menudo significa, entre otras cosas: Niégame esas invitaciones gratas, esos contactos interesantes que, con tanta frecuencia, deseo». ¿No aborreceré, Señor, a los que te aborrecen? ¡No puedo tolerarlos! Por eso, cuando algún periodista, líder de opinión o conductor de noticias habla mal de ti, Señor, o lanza contra tu Iglesia palabras llenas de odio o de sarcasmo, yo ya no me siento a su mesa y, con un solo movimiento enérgico, aprieto el botón rojo y lo hago callar.


16

Contrapunto

La oración y sus frutos En oración se pide. Se pide de todo, tantas cosas... Se piden bienes de distintos órdenes: salud, trabajo, dinero, comida, éxito.

H

de Dios en cuanto a los dones que él quiere dar, sino lo verdaderamente esencial: el Espíritu Santo. Sí amigos, esto es lo que el Señor quiere dar, así que el fruto de la oración es el Espíritu de Dios, y seguramente junto con Él todas las demás cosas que necesitamos y pedimos; algo parecido había expresado Jesús al decir “busquen primero el Reino de Dios y todo lo demás se les dará por añadidura” (Mt 6, 33).

ay quienes se han sentido decepcionados al suplicar a Dios, al pedirle algo que se necesitaba; y es que dicen: “el Señor no da; he pedido esto y aquello y no me es dado”. Piensan que es inútil pedir algo a Dios, porque rara vez lo da. Se enojan con Él porque no se somete a los caprichos de su voluntad o porque no ven llegar a sus manos lo que fervorosamente piden. Se pide por ejemplo que la selección nacional de fútbol no falle en los tiros de penalti; que gane el primer lugar en una competencia y que lo haga bien; que el “ya merito” se termine por fin. Se pide por la salud de un enfermo o de uno mismo; se pide para que las tareas que se emprenden salgan perfectamente y con sabor a triunfo; se pide que los objetivos y buenos propósitos lleguen a término; a veces se pide sabiduría para dirigir la vida conforme a la voluntad de Dios o para aprobar los exámenes de la escuela o la facultad en tiempos de evaluación; se pide ayuda extrema que venga del cielo; por ejemplo: Que el abogado pueda solucionar un problema legal o penal de algún pariente en dificultad o de uno mismo; que nos libre el Señor de nuestros enemigos cuando hemos caído en sus garras; se pide una rendija para salir de la cárcel o de una tribulación o de algún peligro inminente o patente. Se pide. Se suplica al Todopoderoso que se acuerde de nosotros en todo momento; es decir, se pide que la gloria de Dios se manifieste abiertamente en nuestra persona. Se sabe pedir; se hace constantemente. Cuando los discípulos de Jesús le pidieron que les enseñara a orar ellos no se esperaban que les aconsejara hacer lo que segu-

En efecto, Dios sabe, según enseña Jesús, lo que cada uno necesita; entonces lo que importa no es solamente lo que se pide, ni la solución de los problemas, sino la manera de pedirlo, lo que importa es la gloria de Dios, su Reino; por eso Jesús enseña a decir: “venga tu Reino” y el Reino de Dios es lo que ocurre allí donde se mueve el Espíritu de Dios. Allí no hace falta nada.

ramente de continuo hacían: pedir. Y así lo hizo Jesús. La novedad estriba en que antes de cualquier petición y en primerísimo lugar se hable a Dios con la confianza de un hijo a su padre. En segundo lugar o juntamente con esto, que se glorifique el nombre de Dios, que se exprese un sometimiento generoso al cumplimiento de su voluntad; y entonces sí, hacer la lista de necesidades, sobre todo las más urgentes y que convienen a la salud espiritual y a la salvación. Esto es el Padre Nuestro. Y por si pareciera poco, Jesús enseña más: las cosas que pedimos no son la prioridad

Entonces, ¿por qué enojarse cuando no se obtiene aquello que se pidió con todo el corazón? No nos damos cuenta, pero el Señor, que es todo amor, sí respondió cuando pedimos; a cambio de lo que no vimos resuelto nos dio el Espíritu Santo ( cf. Mt 7, 11) y no lo supimos ni valorar ni emplear; no lo dejamos moverse; no dejamos que ocurriera el Reino, la voluntad del Padre. Hoy lo sabemos; la oración tiene como centro, no al que la hace, no al que pide, sino a quien va dirigida, al Padre, y Él sabe lo que nos es menester, y también sabe y da lo que a esto consuela y conviene. Pidamos, pidamos lo que sea, y tendremos en abundancia algo que nunca imaginamos: el Señor en nosotros, su Espíritu, que soluciona todo.


Palabra de Dios

Desde el Corazón de la Diócesis

17

Llamados a ser de la Resurrección

testigos

“Mis ovejas escuchan mi voz; yo las conozco y ellas me siguen”

Por Rubén Omar

Evangelio según San Juan (10, 27-30)

En aquel tiempo, Jesús dijo a los judíos: “Mis ovejas escuchan mi voz; yo las conozco y ellas me siguen. Yo les doy la vida eterna y no perecerán jamás; nadie las arrebatará de mi mano. Me las ha dado mi Padre, y Él es superior a todos y nadie puede arrebatarlas de la mano del Padre. El Padre y yo somos uno”. Palabra del Señor

El Buen Pastor Dentro de la Fiesta de Pascua, acertadamente la Iglesia nos invita a contemplar a Jesucristo resucitado como el “Buen Pastor” que cuida a sus ovejas y da la vida por ellas. El Señor Jesús nos manifiesta en la lectura que hacemos del Evangelio de hoy, de una manera muy sintética pero precisa y clara las tareas de un buen pastor: Conoce a sus ovejas, las orienta y las guía, las lleva a buenos pastos, no huye ni se echa para atrás en el momento del peligro, de los lobos o de las tormentas, expone su vida, incluso la entrega de verdad para librarlas del peligro y que se salven. Nos queda claro que el Señor Jesús es quien nos orienta al Reino de Dios, es quien nos ayuda a evitar los peligros que nos salen al paso, o las asechanzas de los enemigos en las que pudiéramos caer. Necesitamos que le dejemos actuar prestando atención a su voz, escuchando su palabra. El hombre contemporáneo, necesita urgentemente recuperar el silencio, la capacidad de escucha y no quiere ver su vida y su fe ahogarse progresivamente en la trivialidad de este mundo. Que quede claro que lo que cambia el corazón del hombre y lo convierte , no son sólo las palabras, las ideas y razones, si no la escucha sincera de la voz de Dios. Esa escucha sincera es capaz de transformar la soledad interior en una comunión que vivifica y es fuente de nueva vida. Por eso el Señor Jesús insiste diciendo que , quien le acepta y escucha su voz y sigue sus pasos, tiene vida. Él como buen pastor va delante de nosotros, nos conoce y nos llama por nuestro nombre; nos está orientando, no va detrás ni empujando ni forzando. Pastor y ovejas estamos en perfecta armonía, porque el pastor orienta, alimenta y defiende hasta el propio sacrificio. Es importante que escuchemos su voz, porque lejos de Jesús, nuestro buen pastor, no encontraremos ni alimento, ni sosiego; y la seguridad, la esperanza y la paz, desaparecerán de nuestra vida. Ante los escándalos y ataques contra nuestros pastores podremos concluir lo siguiente: sin juzgar a nadie y ayudados de la fe y del amor al sacerdocio de Jesucristo, -hoy más que nunca constatamos que la iglesia es obra de Dios, no de los hombres, si fuera de los hombres, desde hace mucho hubiera desaparecido, razón por la cual, debemos amar mucho a la iglesia. Tenemos el urgente deber de cuidar apoyar y orar por nuestros buenos pastores, porque hay muchos y excelentes sacerdotes de los que nunca se dice nada, y han sido los grandes benefactores de la humanidad. Todo esto es un llamado para que todos juntos pueblo de Dios y sus pastores busquemos la santidad. Por José de Jesús Cruz Rodríguez

U

nidos por la respuesta al mismo llamado, y congregados por el gozo del resucitado, el pasado sábado, nuestro Seminario Mayor celebró su IV convivencia Pascual. Dicha convivencia se plantea el objetivo de compartir las experiencias de la formación sacerdotal y religiosa, no sólo del Seminario Diocesano sino en una visión eclesial. A dicha reunión asistieron las novicias y postulantes de diversas casas de formación: Misioneras Catequistas de San José, Misioneras de la Caridad de María Inmaculada, Diocesanas del Carmelo y también los hermanos novicios Misioneros del Espíritu Santo y los Discípulos de Jesús, además de el Seminario Menor y el Curso Introductorio de nuestro Seminario Mayor quien fue el anfitrión.

rismas de la Iglesia, cada una de las casas de formación presentes compartimos un elemento distintivo en el proceso formativo. Celebramos la Pascua del Señor por medio del a Eucaristía, la cual inicio con el signo de la luz. La Eucaristía fe presidida por el Rector del Seminario Pbro. Erasmo Valero Sánchez, estuvieron presentes los sacerdotes formadores de las tres casas del Seminario y los Padres Misioneros del Espíritu Santo. La reflexión la compartió el Padre Jorge Aurelio, quien nos invitaba a reconocer la amistad de Jesús y la fidelidad a esa amistad.

Concluimos con un convivio para compartir la cena y algunas experiencias, el Espíritu de Dios nos motivo a vivir intensamente este encuentro a pesar de la bendición La dinámica de este año fue por de la lluvia que estuvo presente en medio de la proyección de un film toda nuestra jornada. cuyo título es; “Rojo como el Cielo” el cual nos dio una riqueza en el Todos los que estamos en proceso campo de la formación, posteri- de formación nos encomendamos a ormente, con el fin de conocernos sus oraciones para ser en el mundo más y valorar la riqueza de los ca- testigos de la Resurrección.


18

Dimensiones

¿Olvidamos a Haití con el paso del tiempo? Por Helen Mounkoro

Potosinos por Haití

A

unque ya no es noticia -por así decirlo- queremos darles a conocer que aún hay quienes siguen luchando incansablemente con el objetivo de alcanzar mejores condiciones de vida para los hermanos haitianos. Hoy volvemos a hacer presente la situación y es para compartirles sobre un paso importante que se ha dado, y que refleja el empeño de todos ustedes y la providencia de Dios ante la constatación de lo que la unión puede lograr, al abrir las metas, sueños y caminos para las personas. Es con júbilo que les informamos de los frutos que se han dado: a través de una gran cantidad de apoyos y gestiones, ha sido posible que “Potosinos por Haití” en Puerto

Príncipe sea apoyado por Cáritas de ese país, recibiendo 137 casas de campaña, proyecto que se vislumbra a ser mucho más grande y trascendente.

“Potosinos por Haití” en Puerto Príncipe, ha sido apoyado por Cáritas de ese país, recibiendo 137 casas de campaña, proyecto que se vislumbra a ser mucho más grande y trascendente.

Se ha instalado un campamento que lleva el mismo nombre, en una ciudad llamada Gressier, a 40 km. de la capital devastada. Todavía se están colocando más tiendas y fosas sépticas a familias seleccionadas. Ya se encuentran instaladas más de 300 personas. La aportación de cada uno de ustedes, es una prueba de lo que se puede lograr siendo instrumentos que favorecen a los más necesitados. ¡Muchas gracias por su invaluable apoyo!

Con todo nuestro cariño y reconocimiento, el equipo de La Red felicita al Padre Roger Méndez por haber cumplido 86 años de vida y 61 de Sacerdote.

Gracias a su generosa ayuda, se ha instalado un campamento que lleva el mismo nombre, en una ciudad llamada Gressier, a 40 km. de la capital devastada.

Esperamos que Dios lo llene de abundantes bendiciones. Gracias Padre Roger, por toda su generosidad y buena disposición.

¡Felicidades!


ABRIL 25 DE 2010

Educando con excelencia: Colegio Miguel Ángel

Jóvenes de Santa María del Río se encontraron con Jesús Por Ruth Jasso Padrón

Por Carlos Cuéllar

E

l colegio Miguel Ángel ubicado en la calle Ignacio Montes de Oca 750 col. Tequisquiapam, basa su educación en una formación católica, rica en valores, y virtudes y formando en cada aula a los niños que serán luz para el mañana de la sociedad. Su misión específica consiste en colaborar con la Iglesia en la educación, formando a los alumnos cristiana y eucarísticamente, para que se comprometan en la transformación de la sociedad y vivan auténticos valores humanos y evangelicos. La alegría, formación y sobre todo la espiritualidad son ali-

adas principales del colegio Miguel Ángel pues con diferentes acti-vidades se busca el amor a la Divina Eucaristía, es por eso que como cada mes el pasado jueves se realizó una de las actividades principales que es la adoración de Jesús Eucaristía y con esta actividad se trata de reunir a todas las familias de los alumnos. Las responsables y directoras del colegio: Ma. De Lourdes Quiroga y María del Carmen Muñoz Escobar siguen invitando a todos los padres de familia a que se sumen a esta importante oración que es pilar en el desarrollo integral de los niños.

E

n la Casa de Retiros de Villela, Parroquia de Santo Domingo, Santa María del Río, SLP, convivieron del 5 al 8 de abril , 106 jóvenes y adolescentes en un retiro espiritual dirigido por el Padre Cesáreo Paulin Hernández, en donde los jóvenes pudieron tener un encuentro vivo con Jesús Resucitado. Los acompañaron El matrimonio de Ester y Maximino Jasso Padrón y coordinado por el matrimonio joven de Aurelia y Jesús Flores.

¡Mujeres en Acción!… Católica D Por Ricardo Gromero

entro del programa de formación de la UFCM “Unión Femenina Católica Mexicana”, se efectuó el 15 de abril una asamblea con las dirigentes, de las 36 parroquias donde se encuentra el apostolado de la mencionada unión. Su objetivo fue: “reconocer la misión, programación y trabajo apostólico de la Acción Católica, como preparación a las próximas asambleas, para fundamentar nuestro quehacer en la evangelización ante los retos que nos presenta el mundo de hoy”.

Dirigidas por el Pbro. Daniel Márquez Garza y la presidenta de las mujeres en acción Prof. Sra. Matilde Cervantes; llevaron con tiempo y forma sus actividades comenzando con la recepción de estas entusiastas señoras . Luego de la calorosa bienvenida estudiaron y reflexionaron sobre temas como la Pastoral Diocesana, Misión Católica; Celebraron la Eucaristía como una buena fraternidad para compartir después la sal y el pan.


ABRIL 25 DE 2010

CÁLIZ COPONES CUSTODIAS CANDELEROS FLOREROS IMÁGENES EN BULTO RELICARIOS CRISMERAS LAVABOS SAGRARIOS VINAJERAS RECLINATORIOS INCIENSARIOS ALCANCÍAS MANTELES ORNAMENTOS

Salvador González Guzmán

ENTREGAMOS A DOMICILIO Francisco Villa No. 221 Tel. (444) 822 41 17 Col. 21 de Marzo (444) 822 66 71 C.P. 78437 Cel. (48) 29 34 82 San Luis Potosí, S.L.P.

¿Le duelen mucho las rodillas?

¿Le han dicho que el único tratamiento es la cirugía?

El padecimiento en donde se desgasta el cartílago se llama artrósis Homeopatia y productos naturales

Aquí tenemos la solución a su problema hasta desaparecer esos dolores y regenerar (volver a formar) el cartílago. Con un tratamiento natural, además de curar osteoporósis, artrítis y otros problemas de huesos y músculos.

Plaza El Pocito Av. Constituyentes Pte. 49 local 3(carr. Librea Celaya) Querétaro, Qro. Tels. (01 442) 216 99 23 y 196 80 94

Sucursal: Plaza Galerias Constituyentes Ote. No. 34 local 18-B Mercurio, Querétaro, Qro. Tel (01 442) 213 69 60


Edición 65