Page 1

¿Es correcto llamar matrimonio a las uniones gays?

La gente habla todo el día, hablan de todo, para bien y para mal.

No tengo tiempo de hacerte feliz

Derecho canónico Pág. 04

Contrapunto

Juan Jesús Priego Pág. 15

Pág. 16

semanariolared@iglesiapotosina.org www.iglesiapotosina.org

Basta su sonrisa leve para desbaratar un ejército de adversarios En una carta dirigida al director del diario Il Corriere della Sera, el connotado político y filósofo italiano, Marcello Pera, explica que las calumnias y mentiras que intentan presentar al Papa Benedicto XVI como un encubridor de clérigos que cometen abusos sexuales, cuando no lo es, son sólo parte de una guerra emprendida por el laicismo contra el cristia-nismo, que no lo soporta y que busca su destrucción, y con ello y sin darse cuenta, la destrucción social.

Año 2 No.62 Semana del 04 al 10 de abril de 2010

.

En el texto titulado “Una agresión al Papa y a la democracia”, el también ex Presidente del Senado italiano señala que esta guerra no es “propiamente contra la persona del Papa, porque, en este terreno, es imposible. Benedicto XVI es inexpugnable en su imagen, su serenidad, su limpidez, su firmeza y doctrina. Basta su sonrisa leve para desbaratar un ejército de adversarios. No, la guerra es entre el laicismo y el cristianismo”. Con los ataques contra el Papa y los sacerdotes en general, explica el político italiano, “bastaría sustituir en otros ámbitos ‘sacerdotes’ por ‘maestros’ o por ‘políticos’ o por ‘periodistas’ para ‘minar la legitimación’ de la escuela pública, de los parlamentos o de la prensa. Lo que importa (a los laicistas) es la insinuación, incluso a expensas de lo grosero del argumento: los sacerdotes son pedófilos, entonces la Iglesia no tiene autoridad moral, entonces la educación católica es peligrosa y por ello el cristianismo es un engaño y un peligro. Esta guerra del laicismo contra el cristianismo es total”. “La guerra de los laicistas continuará, aunque sólo sea por un Papa como Benedicto XVI que sonríe pero que no retrocede ni un milímetro. Pero si se entiende por qué uno no se mueve, entonces se toma la situación entre manos y no se espera el próximo golpe. Quien se limita sólo a solidarizarse con él o es alguien que entra en el huerto de los olivos de noche y se esconde o es alguien que no ha entendido por qué está allí”, concluye.

Dejemos atrás la oscuridad del pasado y con alegría volvamos a vivir. ¡FELICES PASCUAS! Pág. 2


02

ABRIL 04 DE 2010

Editorial

San Francisco de Asís

N

uestro vivir es fruto del amor del padre. Lo que más importa en nuestra vida, es la existencia de las personas que amamos. La presencia de nuestros seres queridos es importante para ayudarnos a vivir. Pero esas vidas, no tienen precio, se nos han dado gratuitamente por amor. El don de la existencia sólo puede darlo el ser que ama perfectamente y sin reservas; ese amor divino tiene poder para dar vida. Ese ser tan poderoso como generoso solamente puede ser Dios. Si vivimos es porque somos amados, todo lo vivo ha venido a la existencia por amor. Los hombres fuimos amados, aún antes de existir. Alguna vez Dios nos tuvo en su mente y nos amó y por ese amor es que quiso darnos la vida. Y si seguimos vivos es porque Dios nos sigue amando. Como desearíamos que la vida de los que amamos nunca se acabara. Pero nosotros no tenemos poder para retener la vida, ese poder solamente lo tiene Dios, que es el dueño de nuestra existencia. Somos la obra de arte más perfecta que Dios haya hecho en el universo. Solamente el hombre, ha sido hecho directamente por Dios. Dios nos hizo con sus manos, somos hechura de los dedos divinos. Cada uno de nosotros ha sido hecho a mano. Y lo que Dios hace con tanto cuidado no puede permitir que se pierda. Cuando Dios da la vida, es para siempre. Dios nos confió el cuidado de nuestra propia existencia, y Cristo muere por nosotros para destruir la muerte y devolvernos una vida nueva. Jesús hoy nos invita a volver a la vida. Estamos celebrando la PASCUA y ello significa que Jesús ha dado el paso de la muerte a la vida, de la oscuridad a la luz. Estamos llamados a la eternidad, somos invitados a amar nuestra vida y tener cuidado de ella. Dejemos atrás la oscuridad del pasado y con alegría volvamos a vivir. ¡FELICES PASCUAS!

Por Pacco Magaña

Tercera parte

Queridos hermanos y hermanas: Francisco y sus frailes, cada vez más numerosos, se establecieron en “la Porciúncula”, o Iglesia de Santa María de los Ángeles, lugar sagrado por excelencia de la espiritualidad franciscana. También Clara, una joven de Asís, de familia noble, se unió a la escuela de Francisco. Así nació la Segunda Orden franciscana, la de las clarisas, otra experiencia destinada a dar insignes frutos de santidad en la Iglesia. También el sucesor de Inocencio III, el Papa Honorio III, con su bula Cum dilecti de 1218 sostuvo el desarrollo singular de los primeros Frailes Menores, que iban abriendo sus misiones en distintos países de Europa, incluso en Marruecos. En 1219 Francisco obtuvo permiso para ir a Egipto a hablar con el sultán musulmán Melek-el-Kâmel, para predicar también allí el Evangelio de Jesús. Deseo subrayar este episodio de la vida de san Francisco, que tiene una gran actualidad. En una época en la cual existía un enfrentamiento entre el cristianismo y el islam, Francisco, armado voluntariamente sólo de su fe y de su mansedumbre personal, recorrió con eficacia el camino del diálogo. Las crónicas nos narran que el sultán musulmán le brindó una acogida benévola y un recibimiento cordial. Es un mo-delo en el que también hoy deberían in-

spirarse las relaciones entre cristianos y musulmanes: promover un diálogo en la verdad, en el respeto recíproco y en la comprensión mutua (cf. Nostra aetate, 3). Parece ser que después, en 1220, Francisco visitó la Tierra Santa, plantando así una semilla que daría mucho fruto: en efecto, sus hijos espirituales hicieron de los Lugares donde vivió Jesús un ámbito privilegiado de su misión. Hoy pienso con gratitud en los grandes méritos de la Custodia franciscana de Tierra Santa. A su regreso a Italia, Francisco encomendó el gobierno de la Orden a su vicario, fray Pietro Cattani, mientras que el Papa encomendó la Orden, que recogía cada vez más adhesiones, a la protección del cardenal Ugolino, el futuro Sumo

Pontífice Gregorio IX. Por su parte, el Fundador, completamente dedicado a la predicación, que llevaba a cabo con gran éxito, redactó una Regla, que fue aprobada más tarde por el Papa. La muerte de Francisco —su tránsito— aconteció la tarde del 3 de octubre de 1226, en “la Porciúncula”. Después de bendecir a sus hijos espirituales, murió, recostado sobre la tierra desnuda. Dos años más tarde el Papa Gregorio IX lo inscribió en el catálogo de los santos. Poco tiempo después, en Asís se construyó una gran basílica en su honor, que todavía hoy es meta de numerosísimos peregrinos, que pueden venerar la tumba del santo y gozar de la visión de los frescos de Giotto, el pintor que ilustró de modo magnífico

E

n 1224, en el eremitorio de la Verna, Francisco ve el Crucifijo en la forma de un serafín y en el encuentro con el serafín crucificado recibe los estigmas; así llega a ser uno con Cristo crucificado: un don, por lo tanto, que expresa su íntima identificación con el Señor.


4

03

ABRIL 04 DE 2010

LA IGLESIA, VIVE DENTRO DE LA REALIDAD DEL MUNDO Por Pbro. Lic. Juan José Torres Galván

N

uestra Iglesia potosina enfrenta nuevos desafíos que brotan de la realidad donde vivimos. Muchos estudios sociales hablan de que nuestra época no es una “época de cambios”, sino que más bien vivimos un “cambio de época”. Esta realidad desafiante se caracteriza por 3 fenómenos actuales que están muy relacionados entre sí: el individualismo, el hedonismo y la globalización. La globalización es resultado de la revolución tecnológica que se ha realizado en el mundo de la comunicación. Ahora los acontecimientos del mundo se conocen en segundos de un lado al otro del mundo. El intercambio de información ha traído como consecuencia una economía mundial en la que el dinero y el deseo de ganancia material se colocan en el primer lugar, incluso sobre el bien de los seres humanos. Esta forma de organización a partir de la economía da origen a procesos de injusticia, de competencia y una pésima distribución de la riqueza y del poder. Se da entre nosotros el fenómeno de la marginación, tal como nos la explican los Obispos: Una globalización sin solidaridad afecta negativamente a los sectores más pobres. Ya no se trata simplemente del fenómeno de la explotación y opresión, sino de algo nuevo: la exclusión social. Con ella queda afectada en su misma raíz la pertenencia a la sociedad en la que se vive, pues ya no se está abajo, en la periferia o sin poder, sino que se está afuera. Los excluidos no son solamente “explotados” sino “sobrantes” y “desechables” (Documento de Aparecida, 65). Otra característica de nuestra época es el individualismo: hay un predominio del interés personal y egoísta por encima de la búsqueda del bien común. Nuestras relaciones humanas son funcionales, utilizamos a los demás, nos relacionamos con otros de manera no responsable y no comprometida. Con este panorama es fácil descubrir que la Iglesia se enfrenta en nuestros días a un nuevo contexto social. Hoy muchos sociólogos advierten que estamos ya dentro de un proceso de descomposición social que resulta muy peligroso para el ser humano, para la familia y para el mundo en general. Nota: Si deseas ampliar este comentario te invito a leer nuestro Cuarto Plan Diocesano de Pastoral, capítulo dos, párrafos del 44 al 49.

Apreciados lectores y lectoras: HOY CELEBRAMOS LA MAXIMA FIESTA DE LA FE CRISTIANA. Hoy celebramos la SANTA PASCUA. “Cristo el Señor, como la primavera, como una nueva aurora, resucitó”.

Nuestra fe en Cristo resucitado se apoya en la fe de los Apóstoles y despierta en nosotros una exigencia que San Pablo planteaba a los Colosenses de esta manera: “Ya que han resucitado con Cristo, busquen las cosas de arriba, donde está Cristo sentado a la derecha de Dios. Piensen en las cosas de arriba, no en las de la tierra”. Esta exigencia consiste, no en despreciar la tierra, sino en una vida que se eleva a los más altos valores, que se entrega sin descanso a transformar el mundo y está alimentada por la esperanza de que el amor es más fuerte que la muerte; no se trata de despreciar la tierra sino de tener los ojos y la esperanza fijos en el rostro de Cristo resucitado.

“Si Cristo no hubiera resucitado, entonces todo el mundo se habría vuelto completamente absurdo. Si Cristo no hubiera resucitado, todas las cosas más preciosas se habrían vuelto indefectiblemente cenizas, la belleza se habría marchitado de manera irrevocable. Si Cristo no hubiera resucitado, el puente entre la tierra y el cielo se habría hundido para siempre. Y nosotros habríamos perdido la una y el otro, porque no habríamos conocido el cielo, ni habríamos podido defendernos de la aniquilación de la tierra” (P. Florenskij, 1999). Con la resurrección de Cristo hay fe, hay esperanza, hay futuro, es decir, certeza del triA lo largo de dos mil años, desde la ma- unfo del bien sobre el mal que parece ahogañana de Pascua, los creyentes, como este rnos en nuestros días. Claro, esta esperanza autor moderno, han cantado apasionada- debe ser activa, nos compromete, no nos deja mente la Resurrección de Jesús de Nazaret tranquilos y satisfechos frente a una realidad con muchas y variadas expresiones que ar- que desafía el proyecto de Dios, su proyecrojan abundante luz sobre esta verdad cen- to de vida digna y vida plena para todos, en tral del Cristianismo. San Pablo explica a los Cristo Jesús. Corintios que la sabiduría eterna y salvadora de Dios se ha hecho presente en un Cristo Creer en la resurrección es creer que, así crucificado, pero que ha resucitado, y ahora como Jesús ha resucitado, también nosotros a-rrastra tras de sí a toda la humanidad: “Si participaremos, y ya comenzamos a particiCristo no ha resucitado, tanto mi anuncio par, de su vida nueva y definitiva. Esta es la como la fe de ustedes no tienen sentido… Si gran misión de la Iglesia: anunciar el testinuestra esperanza en Cristo no va más allá monio de la resurrección, la salvación y el de esta vida, somos los más miserables de perdón de los pecados; esta es la misión de todos los hombres” (1Cor 15, 14 y 19). cada bautizado. ¡Vivamos como resucitados! El mensaje bíblico del Domingo de Resurrección nos enseña que la Iglesia se apoya en el testimonio de los Apóstoles, como sólido cimiento. Ellos fueron testigos de cómo Jesús de Nazaret pasó haciendo el bien y también fueron testigos de su resurrección que proclamaron, hasta el martirio.

Con estos pensamientos, a todos deseo: ¡FELICES PASCUAS DE RESURRECCION!

+Luis, Arzobispo de S. Luis P.

«Cantaré eternamente del Señor las bondades, y anunciará mi boca tu lealtad por todas las edades. Pues el Señor ha dicho: “Mi amor es un amor eterno y mi fidelidad, más firme que los cielos”» (Sal 88). Con este salmo saludo al padre Juan Flores Díaz, al cumplir sus bodas de oro Sacerdotales, para que Dios le siga bendiciendo, que este testimonio que usted da de fidelidad y amor al señor por medio de su vocación sacerdotal sea ejemplo para que mas jóvenes se animen a seguir al Señor. ¡Muchas felicidades! MÁXIMO ALEJO RAMIREZ ROSALES.


04

Nuestra historia

¿Es correcto llamar

matrimonio a las uniones gays? Parte 1 Por Pbro. Lic. Héctor Colunga Rodríguez colunga46561@hotmail.com

Muy estimados lectores: Tal vez este tema ya está muy trillado, sin embargo, quiero dar mi opinión en razón a las uniones de hombres o mujeres, que tienen preferencias por personas de su mismo sexo. Antes que nada, tenemos que ser muy respetuosos de la diversidad sexual y no crear un clima de discriminación por aquellos que han elegido a uno de su mismo sexo. Creo que el problema no es si se casan o no, sino que le llamen matrimonio a esas uniones. Si nos vamos a los orígenes de las palabras, descubrimos que ma-trimonio viene del latín matrimonium, que a su vez se compone de dos palabras latinas: matris (madre) y monium (cargas), es decir, matrimonio significa etimológicamente, las cargas de la madre. Gregorio IX, en sus famosas Decretales del año 1227, estimaba el matrimonio en función de la maternidad antes, durante y después del parto. Al padre, etimológicamente hablando, le correspondía preocuparse por la adquisición, conservación y administración de los bienes, aún los de la madre; por esta razón al conjunto de bienes de la familia, se le llama patrimonio.

establecidas en las distintas leyes del derecho civil, tanto en el orden privado como en el público. En lo que respecta al derecho privado, gozaba del conubium y del commercium. El primero se refiere a la facultad de contraer matrimonio civilmente, de realizar iustae nuptiae. Como consecuencia de este acto, se tenía además, la posibilidad de ejercer la patria potestad sobre los hijos nacidos dentro del matrimonio y de que éstos siguiesen la condición del paterfamilias. El commercium, consistía en el derecho de adquirir y transmitir la propiedad. En la época del emperador Justiniano I, El Grande (527-565 a.c), Modestino que era un jurisconsulto, o sea los que opinaban sobre la ley, decía que “el matrimonio es la unión del hombre y de la mujer, implicando igual de condición y comunidad de derechos divinos y humanos”. Con esta definición, en la sociedad romana se tenía gran interés en la conservación de la institución del matrimonio, cuyo fin primordial era la procreación. Por lo tanto, otras uniones no pueden llamarse matrimonio.

Independientemente del origen etimológico de la palabra matrimonio, hay que tener en cuenta el tríptico amor, matrimonio y maternidad que provienen de la raíz hebrea am, que traducido al latín significa amor; igualmente la transposición de esa palabra como ma en la raíz indoeuropea, resulta nuestra palabra madre, mater en latín y matrimonio. En la primera época de Roma, el ciudadano romano gozaba de todas las prerrogativas (privilegios)

Hasta la próxima semana. Continuará…

FRAY GREGORIO DE LA CONCEPCIÓN -Religioso Carmelita Insurgente-

última parte

Por Pbro. Lic. Rubén Pérez Ortiz

D

on Primo Feliciano Velázquez atribuye a Fray Gregorio una intervención muy oportuna al cambiar un mensaje enviado por Calleja al coronel Joaquín Vidal de Lorca, que viniera inmediatamente a resguardar la plaza de San Luis ya que él se aprestaba a combatir a los insurgentes de Hidalgo. Al parecer sí logró su objetivo y permaneció en la Hacienda de Pozo del Carmen, propiedad de los Carmelitas, en el que se decía que en San Luis todo estaba en paz y no había ningún peligro. Así la ciudad sin fuerzas militares que la guardaran, la noche del 10 de noviembre de 1810 fue una oportunidad única. Cuando el lego juanino Luis Herrera fue hecho prisionero como conspirador, fue enviado por Calleja a una de las celdas del convento Carmelita, Fray Gregorio, aprovechando su cargo administrativo del Convento, lo visitaba frecuentemente, lo mismo con el oficial Francisco Lanzagorta, que también se encontraba recluido. Así, moviéndose libremente por las calles de la capital potosina en su condición de sacerdote, sirvió de intermediario entre los presos del convento Carmelita y el de San Juan de Dios, empezando a servir a la causa insurgente. En la noche del 10 de noviembre de 1810 colabora para el asalto del convento Carmelita desde dentro liberando así a los presos. Se une Fray Gregorio al ejército insurgente de Hidalgo y aparece en Saltillo el 8 de enero de 1812, según lo menciona L. Alamán en su Historia de México, fecha en la que se hace elección de Allende como generalísimo y de Mariano Jiménez como capitán general. Allí con ellos, en los oficios religiosos nos encontramos a Fray Gregorio, formando parte prominente del ejército insurgente. Fue hecho prisionero el 21 de marzo de 1812, en Acatita de Baján, junto con todos los acompañantes de Hidalgo, con él también los franciscanos Carlos Medina y Bernardo Conde, así como el mercedario Pedro Bustamante, todos ellos relacionados con los conventos potosinos. A diferencia de la mayoría de los presos que murieron fusilados, Fray Gregorio vivió un largo proceso, estando encarcelado en San Luis y siendo condenado a destierro a Ceuta. Al terminar la guerra de independencia, este carmelita pudo volver al país, retirándose de la vida religiosa y el año de 1828, pidió y se le concedió una plaza de general del ejército ya que había colaborado con la causa insurgente siendo compañero de Hidalgo y Allende. Murió en Toluca en 1843.


05

Si tienes entre 14 y 16 años… La Iglesia no puede entonces tienes 15 renunciar a última parte

E

n el artículo anterior escribía sobre los cambios físicos en la adolescencia y un poco las causas de la muerte en esta edad. Pero ¿cómo piensan los adolescentes? He ahí el dilema, el pensamiento del adolescente no es como el del adulto, ocasionando constantes fricciones entre los padres y los hijos, e insisto como dije en el artículo anterior, no es falta de amor, de los padres y los hijos, sino falta de entendimiento. Ahora me referiré al pensamiento inmaduro del a-dolescente, según el psicó-logo David Elkind (nacido en 1931). Sabiendo cómo piensa el adolescente, tal vez pueda ser el primer paso por parte de los padres y maestros, hacía una adecuada enseñanza de aprendizaje. Según Elkind, la inmadurez de pensamiento se puede manifestar al menos en seis formas: 1) Idealismo y carácter crítico: Están convencidos de que saben mejor que los adultos cómo funciona el mundo. Con frecuencia encuentran defectos en sus padres. 2) Tendencia a discutir: Reúnen argumentos con cierta lógica para construir un caso para, digamos, llegar tarde. 3) Indecisión: Pueden tener problemas para

decidir algo tan simple por la infinidad de alternativas que tienen. 4) Hipocresía aparente: No reconocen la diferencia entre la expresión de un ideal y los sacrificios que es necesario hacer para estar a la altura del mismo. 5) Autoconciencia: Suponen que todos están pensando en lo que ellos piensan, por ejemplo, “todos han de estar pensando que mi ropa no combina en esta fiesta”. Elkind le llama “audiencia imaginaria”. En la vida adulta disminuye pero puede continuar por ejemplo cuando creo que todos me vieron que tiré un tenedor. 6) Suposición de ser especial e invulnerable: Elkind usa el término “fábula personal”, cuando creen que su experiencia es única ejemplo: “nadie ha estado tan enamorado como yo”. Una vez que este psicólogo nos ha planteado en base a sus estudios la mentalidad de los jóvenes, podemos ser más comprensivos con ellos, (sin darles el “avionazo”). Buscando lo mejor para ellos, sabiendo que todo es parte de un proceso de desarrollo, y que con paciencia y caridad tanto de padres como de hijos adolescentes, se puede convivir bien, para hacer de cada hogar, un lugar donde se vivan los valores hu-

ser quien es

G

iuliano Ferrara es el director del diario italiano Il Foglio. Se declara liberal y agnóstico. En estos días ha escrito un artículo titulado “La carne y el Padre Murphy” en el que comenta la campaña mediática del New York Times contra el Papa Benedicto XVI y explica que la Iglesia no puede renunciar a ser quien es, a sus criterios ni a su manera de actuar ante el pecado del hombre, que el mundo no comprende. Ferrara comienza el artículo relatando algo del caso del Padre Lawrence C. Murphy que en Estados Unidos abuso de varios menores sordos a su cargo en Milwaukee. Explica cómo el entonces Cardenal Ratzinger, Prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe, no encubrió el caso sino que lo trató como debía, al igual que su secretario, el entonces Arzobispo Tarcisio Bertone; y sin embargo se ha usado de “modo simplemente escandaloso, como escandalosa es la síntesis del artículo y los comentarios del New York Times”. El director de Il Foglio explica luego que estos ataques buscan “transformar a la Iglesia Católica, secularizarla a fondo e inducirla a comportarse en pleno acuerdo con criterios mundanos que le son en parte extraños”. Si el caso no se usase así, afirma, “podría ser utilizado para entender cómo están realmente las cosas, sin perderse en detalles inútiles”. “Los radicales quieren una Iglesia democratizada y sometida plenamente por las leyes del estado. Los liberales, por lo menos de tono y método, como buscamos ser nosotros en Il Foglio, creen en una Iglesia y un Estado libre, en una Iglesia que tiene derecho a la palabra, de acción, de educación y de autogobierno. Y que sobre todo tiene derecho también al propio punto de vista al distinguir, sagrado principio liberal, entre pecado y delito”, dice Ferrara. Para el director de Il Foglio, “la Iglesia hace bien, en el marco de la carta del Papa al clero irlandés, en poner hoy el acento sobre la culpa también legal constituida por los comportamientos pedófilos, y a proclamar con mucha asertividad que los sacerdotes que traicionan la confianza de los niños o muchacho o muchachas deben responder ya sea a Dios o a los tribunales civiles”. Ferrara señala que “la Iglesia tiene su modo de castigar, juzgar, considerar y ver al hombre en el pecado y el pecado en el hombre: un modo peculiar al que en ningún caso puede renunciar. Se trata de la tutela y la defensa de un criterio, medio humano y medio divino, que es la piedra angular del cristianismo que ya tiene dos milenios. La Iglesia no puede renunciar a la noche del Innominato: no quedaría de ella piedra sobre piedra”.


06

Este hogar es católico

APOLOGÉTICA: Defendiendo mi fe

EL BAUTISMO, un regalo de Dios Por Pbro. José Antonio Martínez Ortiz.

P

or el bautismo entramos a formar parte de la gran familia de los hijos de Dios (1 Co 12,13), por eso entre más pronto se bauticen las personas es mejor. De ahí que la Iglesia recomiende que seamos bautizados desde niños. Y seguramente hemos escuchado muchas objeciones como estas: ¿Por qué se bautizan los niños si no tienen pecados? ¿Por qué no se bautizan grandes, para que ellos mismos decidan? ¿es válido bautizarse varias veces?. Aquí aclararemos cada una de estas dudas.

Siempre es mejor que nos bauticemos desde niños:

Los hermanos separados dicen que los niños no se deben bautizar, pues Jesús se bautizó ya siendo adulto, y que a demás, el bautizo debe ser en un río. Y nos mencionan algunas citas bíblicas tomadas de los Evangelios para justificar sus argumentos; Obviamente Jesús inició su ministerio siendo ya un adulto pero el bautizo que recibió fue solo de penitencia, y lo verdaderamente importante en este pasaje es que Jesús recibió al Espíritu Santo (Mc 1,10). El verdadero bautismo y el mandato de bautizar quedó en manos de sus apóstoles: “Id pues y haced discípulos a todas las gentes bautizándolas en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo” (Mt 28,19); Y el testimonio de las primeras comunidades cristianas nos muestra que los apóstoles bautizaban a toda la

familia, incluyendo a los niños: “…e inmediatamente se hizo bautizar con toda su familia” (Hch 16,33). Y eso de que los niños no tienen pecado actual, es cierto; pero la Palabra de Dios nos enseña que hay Pecado original: “Mira que nací culpable, pecador me concibió mi madre” (Sal 51,7). Y San Pablo reafirma esta palabra: “Así como que por la desobediencia de un hombre, todos fueron constituidos pecadores, así también por la obediencia de uno todos serán constituidos justos” (Ro 5,19). El bautismo es un regalo de Dios, que nos transmite al Espíritu Santo (Mc 1,8) y nos otorga el perdón de nuestros pecados (Hch 2,38). Por ello tampoco se vale decir que es mejor bautizarse de grande para decidir, pues como el bautismo es un regalo de Dios, nadie puede decir que se merece ser bautizado y además el mejor regalo que los papás pueden darle a sus hijos es Jesús, y comienzan a hacerlo desde el bautismo: “Pues la promesa es para ustedes y para sus hijos…” (Hch 2,39). Y tampoco debemos caer en la trampa de que es válido y mejor bautizarse varias veces, o que no tiene nada de malo volverse a bautizar. Pues el que ya ha sido bautizado, no tiene necesidad de volver a bautizarse: “Un solo Señor, una sola fe, un solo bautismo” (Ef 4,5).

De Liturgia

El Cirio Pascual

D

el latín “cereus”, de cera, el producto de las abejas. El cirio más importante es el que se enciende en la Vigilia Pascual como símbolo de la luz de Cristo, y los cirios que se reparten entre la comunidad, para significar nuestra participación en esa misma luz. El Cirio Pascual es ya desde los primeros siglos uno de los símbolos más expresivos de la Vigilia. En medio de la oscuridad (toda la celebración se hace de noche y empieza con las luces apagadas), de una hoguera previamente preparada se enciende el Cirio, que tiene una inscripción en forma de Cruz, acompañada de la fecha y de las letras Alfa y Omega, la primera y la última del alfabeto griego, para indicar que la Pascua de Cristo, principio y fin de el tiempo y de la eternidad, nos alcanza con fuerza siempre nueva en el año concreto en que vivimos. En la procesión de entrada se canta por tres veces la aclamación al Cirio: “Luz de Cristo. Demos gracias a Dios”, mientras progresivamente se van encendiendo los cirios de los presentes. Luego se coloca en la columna o candelero que va a ser su soporte, y se entona en torno de él, después de incensarlo, el solemne Pregón Pascual. Además del símbolo de la luz, se le da también el de la ofrenda: cera que se gasta en honor de Dios, esparciendo su luz: “Acepta, padre santo, el sacrificio vespertino de esta llama, que la Santa Iglesia te ofrece en la solemne ofrenda de este cirio, obra de las abejas. Sabemos ya lo que anuncia esta columna de fuego, ardiendo en llama viva para gloria de Dios... Te rogamos que este Cirio, consagrado a tu nombre, arda sin apagarse para destruir la oscuridad de esta noche...” Lo que van anunciando las lecturas, oraciones y cantos, el Cirio lo dice con el lenguaje humilde pero diáfano de su llama viva. La Iglesia, la esposa, sale al encuentro de Cristo, el Esposo, con la lámpara encendida en la mano, gozándose con él en la noche victoriosa de su Pascua.
El Cirio estará encendido en todas las celebraciones durante las siete semanas de la cincuentena, al lado del ambón de la Palabra, hasta terminar el domingo de Pentecostés. Luego, durante el año, se encenderá en la celebración de los bautizos y de las exequias, el comienzo y la conclusión de la vida: un cristiano participa de la luz de Cristo a lo largo de todo su camino terreno, como garantía de su definitiva incorporación a la luz de la vida eterna.


07

Los libros y sus autores

La Doctrina del Shock El auge del capitalismo del desastre

Noami Klein Barcelona Paidós 2007, 708 páginas Por Luis Marino Moreno

N

o estamos acostumbrados a leer libros densos, sin embargo, este libro no autorizado del libre mercado, merece la pena examinarlo, algunas razones para hacerlo: Noami Klein nos relata la historia que han padecido ciertos países desde Chile hasta Rusia, desde Sudáfrica hasta Canadá; y que la implementación del mercado responde a un programa de ingeniería social y económico que Noami Klein identifica como “Capitalismo del desastre”. Su investigación tarda cuatro años, tiempo suficiente para explorar el mito según el cual el libre mercado y global obtuvo su triunfo democrático, y que el capitalismo sin restricciones va de la mano de la democracia. Todo lo contrario, Klein sostienen que ese capitalismo utiliza constantemente la violencia, el choque, y pone al descubierto los hilos que mueven las marionetas tras los acontecimientos más críticos de las cuatro últimas décadas. La autora demuestra que el capitalismo emplea constantemente la violencia, el terrorismo contra el individuo y la sociedad. Lejos de ser el camino hacia la libertad, se aprovecha de la crisis para introducir medidas antipopulares, de choque económico a menudo acompañadas de otras estrategias de shock no tan metafóricos: el golpe de porra de los policías, las torturas con electro shocks, o a la picana en las celdas de las cárceles. En el relato apasionante, narrado con pulso firme, Klein repasa la historia reciente mundial (de la dictadura de Pinochet a la reconstrucción de Beirut; de la Katrina al tsunami; del 11S al 11-M, para dar la palabra al único protagonista: las poblaciones civiles diezmadas a la voracidad despiadada de los nuevos dueños del mundo, el conglomerado industrial, comercial y gubernamental para quienes los desastres, las guerras y la inseguridad del ciudadano son el siniestro de la economía del shock. SOBRE LA AUTORA Nació en Montreal en 1970. Periodista galardonada con varios premios y colaboradora habitual en The Nation y en The Guardian. Noami Klein es autora del no-logo, el poder de las marcas (Paidós), con más de un millón de ejemplares vendidos en todo el mundo y que ha sido traducido a 28 idiomas. Noami Kleine ha sido titular de la cátedra Milband en la London Scholl of Economics y es doctora honoris causa en Leyes por la Universidad Kings´s College, de Nova Scotia. Alcanzó el puesto undécimo, el más alto logrado por una mujer, en el Sondeo Global de Intelectuales, un listado de intelectuales más relevantes del mundo que confecciona la lista Prospect junto con la revista Forign Policy.

Iglesia Universal

CIUDAD DEL VATICANO.- El Papa recordó que en 1985, en coincidencia con el Año Internacional de la Juventud convocado por la ONU, Juan Pablo II instituyó la Jornada Mundial de la Juventud, que se celebra todos los años el Domingo de Ramos y a la que cada tres años se añade el encuentro mundial de los jóvenes. “Hace 25 años Juan Pablo II invitó a los jóvenes a profesar su fe en Cristo”, dijo Benedicto XVI. “Yo renuevo hoy este llamamiento a las nuevas generaciones para que den testimonio con la fuerza suave y luminosa de la verdad, para que a los hombres y a las mujeres del tercer milenio no les falte el modelo más auténtico: Jesucristo”. El Papa volvió a dirigirse a los jóvenes. “No tengan miedo cuando seguir a Jesucristo comporte incomprensiones y ofensas”, afirmó. “Vean a Cristo en las personas más frágiles y vulnerables. PARÍS.- El Presidente de la Conferencia Episcopal Francesa, Cardenal André Vingt-Trois, en la clausura de la asamblea plenaria de los obispos de este país realizada en Lourdes y que ha concluido hoy, deploró la “campaña de difamación y calumnias organizada para ensuciar la figura del Papa Benedicto XVI”. El Cardenal recordó el vigor con el que el Santo Padre ha actuado “primero como Prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe y luego como Sumo Pontífice, para poner a disposición de los obispos los modos para actuar enérgica y claramente ante situaciones delictuosas”. Los obispos franceses también enviaron al Papa una carta en la que le expresan su solidaridad y apoyo, uniéndose a sus “palabras fuertes” y rigurosas medidas sobre los casos de abusos sexuales cometidos por algunos miembros del clero.

Iglesia en México MÉXICO.- La Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM) dio a conocer un comunicado de prensa en el que alientan a todos sus compatriotas a trabajar por el fin de la violencia, la restauración de la dignidad humana y la promoción en el país de la paz y la reconciliación. En el texto titulado “Sedientos de las estructuras que garanticen la Paz en México”, los prelados denuncian el “grave deterioro del tejido social mexicano” debido al “crecimiento de la violencia, que se manifiesta día tras día en robos, asaltos, secuestros, corrupción y extorsión, y lo que es más grave, en asesinatos que cada día destruyen más vidas humanas y llenan de dolor a las familias y a la sociedad entera”. SAN LUIS POTOSÍ.- Cientos de jóvenes, así como familias enteras, han llevado a cabo su experiencia de Misión en algunas parroquias de nuestra Arquidiócesis. Parroquias, en la serranía, como San Antón de los Martínez y San José en San José Alburquerque, recibieron a muchos de ellos quienes se aventuraron a los lugares más recónditos de éstas comunidades parroquiales. La vivencia de la Misión es retroalimentarse a la vez, de la fe que tiene esta gente, pues en muchos de los casos nos dejan admirados por la manera como viven y conservan su experiencia de Dios. Todas estas comunidades tienen la característica de ser sumamente Eucarísticas, de tener una devoción hacía la Virgen María y un respeto por el sacerdote, especialmente cuando este les acompaña comprometidamente.


08

T

odos dudan en San Lucas, todos necesitan “algo más” para creer en Jesús resucitado. El último capítulo del Evangelio, de gran densidad teológica, así lo muestra. Cinco son las escenas que componen el capítulo 24: junto a la tumba vacía, en camino a Emmaús, al interior de una pieza, cerca de Betania y en el Templo. Las tres primeras integran, cada una, tres elementos: primero, que lo sucedido a Jesús en la corte judía y romana, así como en el calvario, es decir, su Pasión, era necesaria, no cayó de sorpresa sino que forma parte de un plan divino. Segundo, todos habrían estado a la expectativa de dichos eventos si hubieran entendido las Escrituras, porque todas ellas lo anuncian. Tercero, ningún discípulo cree en la re-surrección, todos necesitan una prueba, pero esa prueba les servirá posteriormente para ser testigos de la resurrección. La primera escena, referida a las mujeres, dice: “estas palabras les parecían como desatinos y no les creían” (24,11). La segunda escena, en el intercambio de los discípulos de Emmaus con Jesús, dice: Fueron también algunos de los nuestros al sepulcro y lo hallaron tal como las mujeres habían dicho, pero a Él no le vieron. Él les dijo: ¡Oh insensatos y tardos de corazón para creer todo lo

que dijeron los profetas! (24, 2425). La tercera escena, al interior del sitio donde se escondían los discípulos, dicen sobresaltados y asustados, creían ver un espíritu. Pero Él les dijo: ¿Por qué os turbáis, y por qué se suscitan dudas en vuestro corazón? Mirad mis manos y mis pies; soy yo mismo. Palpadme y ved que un espíritu no tiene carne y huesos como véis que yo tengo. Y diciendo esto, les mostró las manos y los pies. Como ellos no acabasen de creerlo… (24:37-41).

Aún así, a pesar de una duda evidenciada, ellos reciben la misión de ser

testigos (Lc 24, 46-48; Hch 1,8). Pues así como la Pasión de Cristo fue fue una necesidad dictada por la voluntad del Padre, así lo será el testimonio misionero. La historia de la vida terrena de Jesús concluye, pero el plan salvífico de Dios continúa a través del testimonio de los disicípulos. Su testimonio se dará naturalmente a través de la predicación oral, pero también por medio de la vida eclesial de la comunidad cristiana, por los dones del Espíritu y por el sufrimiento. Entre los elementos más originales de San Lucas se encuentra

la segunda escena, la cual en el intercambio verbal entre Jesús y los discípulos en desesperanza, destaca que sus corazones ardían al escuchar su palabra y experimentan un gozo colmado al partir el pan, esta será la experiencia semanal de la comunidad que les brinde la solidez a la que se refería San Lucas al abrir su Evangelio. Los relatos del Resucitado concluirán con el anuncio de la misión, la promesa del Espíritu, una bendición y la espera gozosa en oración continua en el templo. Así, el Evangelio no es una conclusión definitiva, sino una espera abierta a una nueva


ABRIL 04 DE 2010

Mas festividades en honor a San José La Noria de San José Por Diana Soto, J. Antonio, Bernardino.

E

Una semana anterior a la fiesta se llevaron a cabo los Rosarios de Aurora, procesiones al templo con la imagen del Señor San José.

n solemne concelebración Eucarística el Señor Arzobispo Emérito, Monseñor Arturo Antonio Szymanski Ramírez fue acompañado por párroco José Antonio Torres Moreno. En su homilía Don Arturo dirigió unas palabras a niños y jóvenes que recibieron el sacramento: “lean y pongan en práctica lo que dice el Compendio del Catecismo de la Iglesia Católica ya que es un tesoro para cada uno de nosotros”.

El sábado 20, 28 niños, jóvenes y adolescentes recibieron el SACRAMENTO DE LA PRIMERA COMUNION presidiendo la Celebración Eucarística el Señor Cura José Antonio Torres Moreno, por la noche se llevó a cabo la vigilia en honor a nuestro Santo Patrono.

Culminada la Eucaristía se prosiguió con lo tradicional de la comunidad juegos pirotécnicos como son toritos, pólvora, cámaras, juegos mecánicos, danza, banda etc. Finalmente todos convivimos, nos divertimos y se respiró un ambiente de armonía y paz.

Al siguiente día domingo 21, 24 niños y jóvenes recibieron el SACRAMENTO DE LA CONFIRMACION recibiendo así los siete dones del Espíritu Santo: SABIDURIA, ENTENDIMIENTO, CIENCIA, CONSEJO, PIEDAD, SANTO TEMOR DE DIOS Y FORTALEZA.

San José Alburquerque

El Capulín

Por el seminarista: Carlos Palomares

L

a comunidad del Capulín le da las más sinceras gracias porque con sus constantes visitas y sus palabras de padre y pastor nos animaron para que algo que veíamos muy lejano se hiciera realidad, nos damos cuenta que este trabajo no se acaba, que seguimos en esta lucha día a día en reconstruir ahora nuestro templo espiritual para que el Espíritu Santo viva en él. Don Luis el Capulín es su casa. El pasado domingo 21 de marzo la comunidad parroquial del Capulín se alegró con la visita de nuestro Señor Arzobispo, el motivo de su visita fue para dar conclusión y bendición a las obras de restauración del templo y la casa parroquial.

Por Pbro. Ruben Pérez Ramos Pbro. Eduardo Díaz Espinoza

V

enidos de todas las comunidades que componen nuestra parroquia, con grande fe y amor lo hemos honrrado con nuestras peregrinaciones y carritos alegóricos, ofrendas, música, juegos pirotécnicos y claro lo mas importante participando del sacramento de la reconciliación y de la Eucaristia. y en el aspecto cultural la presentacion de la Casa de la Cultura de Santa María del Río y sin faltar el tradiconal jaripeo. De San José unicamente sabemos los datos historicos que San Mateo y San Lucas nos narran en el Evangelio. Su mas grande honor es que Dios le confió sus dos mas preciosos tesoros: Jesús y María.

A unas cuantas calles antes de llegar al templo, se dieron cita para darle la bienvenida a nuestro pastor el Sr. Cura Emiliano Loredo, los niños del catecismo, jóvenes y adultos de la parroquia y caminar junto con el Sr. Arzobispo hacia el templo parroquial para celebrar la Santa Misa de acción de gracias por los trabajos realizados. El Sr. Arzobispo en su homilía invitó a todos los asistentes a darle gracias a Dios por todos los beneficios que recibimos de su parte y agradeció a todos el apoyo que le dieron al Padre Emiliano y al patronato para que se llevaran a cabo estos trabajos, que a pesar de la crisis económica se reflejo más el amor que tienen a su parroquial y cooperaron para darle una bella vista al templo y a la casa parroquial.

La Iglesia ha celebrado con gran alegría y entusiasmo, desde varios siglos su fiesta el 19 de marzo, porque una muy antigua tradición dice que en este dia sucedió la muerte de nuestro santo y el paso de su alma de la tierra al cielo.


ABRIL 04 DE 2010

M

isiones es la experiencia mas enriquecedora ya sea para quien la comparte como para quien la recibe. Todas las actividades que se realizan en esa Semana Santa se resumen en una verdadera fiesta

P

or otra parte dentro de las actividades de los jóvenes en semana Santa se llevaron a cabo las tradicionales Pascuas, las cuales se celebraron en muchos municipios de nuestra Arquidiócesis, el Padre Javier Pacheco fue el encargado de compartir temas y apoyar a los mas de 700 jóvenes que vivieron pascuas.

s Pacuas urreción

Aún en la lejanía, nuestra gente vive su fe y su preparación a la celebración de la Pascua del Señor

Durante la Semana Santa se celebra la Misa Crismal, se bendicen los Santos Óleos y se consagra el Santo Crisma, que son utilizados para la administración de los Sacramentos

Don Luis comparte el fuego nuevo en la Vigilia Pascual Durante la Cuaresma, especialmente en Semana Santa, nos hemos preparado para celebrar a Cristo Resucitado


Nuevos Ministros

Extraordinarios de la Comunión Por: Carlos Cuéllar

L

a Iglesia sigue trabajando para que los fieles se acerquen con frecuencia a recibir la Sagrada Comunión y con esto acrecentar en ellos el amor a Cristo, y como todos sabemos la vida en Cristo encuentra su En la Iglesia Catedral, con la aufundamento en el banquete eu- torización del Arzobispo Luis carístico. Morales Reyes y de algunos párrocos, el sábado 13 de marzo Dada la numerosa participación más de 100 nuevos ministros de los fieles en las celebraciones fueron invitados para repartir el eucarísticas dominicales, o en Pan Sagrado. Estos laicos ahora otras misas, y el número creci- deben distinguirse por su vida ente de enfermos y ancianos se cristiana, su fe y buenas costumnecesita un mayor número de bres. Todos ellos deberán estar ministros para la distribución suficientemente instruidos para de la Comunión. cumplir su oficio y se esforzarán por ser dignos de el, cultivarán En razón de esa necesidad, la devoción a la Sagrada Eucapara que la Sagrada Comunión ristía y dará ejemplo de respeto pueda llegar a todos los que al Cuerpo de Cristo. la necesitan y pidan, la Iglesia sigue trabajando para lograr D. Luis Morales Reyes adornó el la institución de más Ministros pecho de los nuevos ministros Extraordinarios de la Comunión con una hermosa cruz y a toy estos ayuden a su párroco en dos les recordó algo esencial “El tan importante servicio. ministro al distribuir la comunión a sus hermanos procurará acrecentar su caridad fraterna de acuerdo al mandamiento del Señor que dijo: “Lo que yo les mando es que se amen los unos a los otros”.

La gracia de comunicarnos con Dios en el silencio Por: José de Jesús Piña Arriaga

M

uchas veces decimos que para En nuestra Arquidiócesis Potosina hablar con Dios es necesario existe la Acción Católica de Sorel canto, la alabanza con música. dos que nos reunimos los viernes a las 17:00 hrs para clases y los Otros prefieren rezar diversas ora- domingos a las 11:00 am en esta ciones escritas. Otros afirman que casa para Catecismo y luego la para lograr la oración, es necesa- Celebración de la Santa Misa a las rio el silencio, la contemplación, 13:00 hrs. en la Capilla de Guaver la custodia con el Santísimo dalupe de la calle Independencia expuesto sin decirle nada, porque en el Centro de nuestra ciudad, de antemano Él sabe lo que nos acompañados de su director, el hace falta. Dr. Manolo Montes de Oca y la Arq. Mariana Cabrero, directora de ¿Haz pensado en aquellas perso- Acción Católica de Sordos, que nas privadas de audición y habla interpretan las lecturas, los candesde su nacimiento, o que se han tos, la Homilía y otras partes de la quedado sordos con el tiempo, Misa que dice el sacerdote y todos cómo se comunican, cómo hablan los del grupo contestan con señas; con Dios? Recuerdo que un buen de esta forma se logra la particifraile franciscano que conozco, le pación activa dentro de la asamdaba Catecismo a un niño sordo blea litúrgica de los sordos, en su en el convento, cuando le preguntó mayoría jóvenes. al niño cómo le hablaba a Dios, el niño contestó: “Yo le hablo con se- Somos pocos los que vamos; por ñas y Él me contesta igual”. Es así esto te invito a que si tienes pacomo una persona con discapacid- rientes, familiares, amigos, hijos, ad auditiva entra en comunicación padres o vecinos que sean sordos, con Dios: a través de su idioma les digas que existe este grupo materno de “Lengua de Señas”. para que se integren, y participen dentro de la Iglesia. En mi experiencia que he tenido de contacto y comunicación con personas sordas, me he dado cuenta de que esto es posible. La Lengua de Señas es la forma más directa de poder entender a una persona sorda, claro que se requiere de práctica. Quiero precisar que cada país tiene su propio sistema de Lengua de Señas; aún en nuestro país, cada Estado de la República Mexicana tiene su particular modo de expresarse la Lengua de Señas Mexicana (LSM).


13

ABRIL 04 DE 2010

Parroquia del

Sagrario Metropolitano

de la Iglesia Catedral También llamada Iglesia de la Compañía de Jesús Por LCC Angélica Maldonado Morales

Localizada en el corazón de la ciudad, pertenecía a la Orden de los Jesuitas; se construyó bajo la dirección de un indio manco que era maestro albañil. Se terminó en 1675. La fachada es sencilla, sin torre, (a diferencia de la Capilla de Loreto, que cuenta con una torrecita). Arriba, en el centro existió un escudo, posiblemente de la Compañía de Jesús, que se borró cuando ésta fue expulsada en 1767. Su portada es de dos cuerpos; en el primero: acceso con arco de medio punto, flanqueado por pares de columnas dóricas, y entre ellas, un nicho; arriba, entablamento móvil; el segundo cuerpo: ventana del coro, enmarcada y flanqueada por pares de columnas de fuste estriado; entre las columnas, nicho con peana y venera, remate de la portada con roleos.

Interior de la Compañía Planta de cruz latina, bóvedas de arista con cordones vegetales, cúpula de media naranja y pechinas con relieves; arcos de medio punto encasetonados; retablo principal neoclásico, neogótico en los transeptos y neoclásicos en los muros laterales; pintura de Miguel Cabrera: Virgen de Guadalupe y de Margarita Vela la muerte del justo y la muerte del pecador (1891); un Cristo de caña; al parecer, del siglo XVI. Como bien se sabe este templo se comunica con el interior con la Capilla de Loreto, por medio de una puerta con un bello cancel de madera; entre las fachadas de éstas, se aprecia una cruz de piedra, único monumento en memoria de la fundación de la ciudad.


14

Contrapunto

Rifa de dote

Contrato celebrado a finales del siglo XVIII en San Luis Potosí que prueba que la Iglesia Católica siempre ha procurado la integración y conservación moral, religiosa y social de la familia. 3 de 4 partes Por Ricardo García López

Ante el constante ataque

de los medios de comunicación

al sacerdocio

Q

uerido lectores:

Desde hace semanas se está informando intensamente sobre la respuesta de la Santa Sede y del Papa al doloroso escándalo de los casos de abusos sexuales cometidos por sacerdotes en varios países. Son noticias terriblemente trágicas, que nos entristecen profundamente como hijos de la Iglesia. Después de este bombardeo informativo, algunos lectores se sienten abrumados y lo reconocemos, nosotros también. Parece haberse convertido en el único tema informativo.

E

l documento que aquí analizamos también expresa que don Juan Antonio Sánchez, mayordomo caja de dichas Santas Archicofradías entregaría los 800 pesos, o sea que Antonio Sánchez fue el tesorero de las Archicofradías. También dice: la primera en el mes de junio a la buena memoria de don Melchor de Terreros y la segunda a la [memoria] del Sargento mayor don Gabriel de Reátegui por el mes de agosto del propio año. Esto significa que don Melchor y don Gabriel al morir señalaron en su testamento una determinada cantidad de bienes y dinero para que se celebraran misas y responsos por su alma y además 400 pesos para que se asignaran a una joven casa-dera que no pudiera otorgar dote por su pobreza. Los sorteos se llevaron a cabo en el mes de junio y agosto respectivamente. El resto del dinero se prestaba a rédito, como ya se mencionó, a una taza del 5% anual, este producto, para dar cumplimiento a la voluntad de ambos testadores, se empleaba en: el pago a los ministros celebrantes, en algunas necesidades de la cofradía a la que se le asignaban dichos bienes y en otras obras de ayuda a los pobres. En este caso los testadores especificaron que 400 pesos serían para que se rifaran entre las jóvenes casaderas que no tuvieran dote que aportar al matrimonio. El contrato también menciona algunas leyes

como son: la non numerata pecunia, esto quiere decir que el que reclama, en un juicio, una cantidad de dinero debe aportar pruebas de que realmente entregó ese dinero a manera de préstamo a quien se lo estaba reclamando. En este contrato se está renunciando a esa ley, por lo tanto se entiende que basta con que el acreedor afirme que entregó esa cantidad para que el juez obligue al deudor (en este caso a Villalobos) a devolverla sin necesidad de prueba alguna. En este documento también se lee: y se obliga a tenerlos siempre de pronto sobre lo más bien parado de sus bienes, los que expresamente hipoteca para que gocen del privilegio de los mismos dotales, lo que significa que garantiza el dinero que se le entrega con sus bienes más preciados y en caso de mal comportamiento con su esposa o hijos, o la dilapidación de ese dinero, la Archicofradía puede exigirle la devolución de los 800 pesos y si ya los gastó puede apropiarse, la cofradía, de los bienes que están en garantía. Otra ley que se menciona es la ley si convenerit que significa que toda persona debe ser juzgada por un juez que sea de la jurisdicción de su domicilio y no por otro. Al renunciar a esta ley, como se expresa en esta escritura, Villalobos se someterá a la jurisdicción de cualquier juez del lugar donde la Archicofradía lo demande.

Y sin embargo, no podemos dejar que estos crímenes atroces encierren en el olvido a ese conjunto de cientos de miles de sacerdotes y religiosos, la gran mayoría, que día a día están dando su vida por Dios y los hermanos en tantos hospitales, escuelas, parroquias, misiones... Hoy muchos de ellos son señalados como pederastas por el dedo acusador de una información superficial. Ante esta situación no les podemos abandonar. Seguiremos informando inquebrantablemente sobre la actitud de la Iglesia en respuesta a los abusos, pero no desfalleceremos en nuestro compromiso por ofrecer un panorama global y objetivo que hoy desaparece de algunos medios al hablar del sacerdocio. Creemos que nuestra misión en este preciso momento es todavía más necesaria que nunca. Creemos que es aún más urgente que profesionales laicos, desde un punto de vista independiente, sigan ofreciendo todas las claves de la información para que se pueda comprender mejor la verdad, pues sólo la verdad nos hará libres. Nos ha inspirado profundamente la oración que Benedicto XVI elevó ante la estatua de la Inmaculada Concepción, en el centro de Roma, el 8 de diciembre. El Papa rezaba así: “Cada día, a través de los periódicos, la televisión, la radio, el mal es narrado, repetido, amplificado, acostumbrándonos a las cosas más horribles, haciéndonos insensibles y, en cierto sentido, intoxicándonos, pues lo negativo no se digiere plenamente y día tras día se acumula”. El Papa rindió homenaje “a todos aquellos que, en silencio, sin palabras pero con hechos, se esfuerzan por practicar esta ley evangélica del amor, que saca adelante al mundo. Son tantos, incluso aquí, en Roma, y pocas veces hacen noticia. Hombres y mujeres de todas las edades, que han comprendido que no sirve de nada condenar, quejarse, echar la culpa, sino que es mejor responder al mal con el bien. Esto es lo que cambia la realidad; o mejor dicho, cambia a las personas, por consiguiente, mejora la sociedad”.


C

Contrapunto

uando yo era niño y me enfermaba, un ejército de tías asaltaba mi cama. Una, gorjeando como un pajarito, me ofrecía de comer; otra, la cronista e historiadora de la familia, me contaba cuentos, y otra más se llegaba hasta mí con una taza hirviente que contenía cierta infusión misteriosa preparada con hojas y raíces traídas de alguna montaña inaccesible por un escalador osado. Una vez que el brebaje se quedaba allí, humeando sobre el buró, la tía regresaba corriendo a la cocina para volver cinco minutos más tarde con otro remedio tan milagroso como el anterior. ¡Con qué gusto se enfermaba uno entonces! ¡Estábamos en los tiempos en que enfermarse era un placer! Pero no nos hagamos ilusiones: hoy en día estos seres solícitos se hallan ya en vías de extinción, como los ornitorrincos y los osos polares. ¿Dónde están esos seres cuya única misión en la vida parecía ser la de quedarse noches enteras cuidando al pariente enfermo, al familiar en agonía? No, esas mujeres no existen más. Hoy el imperativo categórico es que cada quien viva su vida y deje que los demás vivan la suya arreglándoselas como puedan. ¿De dónde sacaban aquellas mujeres tanta disponibilidad, tanta paciencia, tanto tiempo? No lo sé. Y no hay que pensar que fueran todas ellas unas solteronas desocupadas: eran simplemente mujeres, como aquella Marta del Evangelio que apenas vio llegar a Jesús se puso a remover en la cocina platos, ollas y cazuelas. Recuerdo que cuando leí Una muerte muy dulce, libro en el que Simone de Beauvoir (1908-1986) cuenta los últimos días de su madre, me sorprendió muchísimo saber que la novelista filósofa no dormía –ni durmió nunca- en el hospital acompañando a la enferma, sino que, llegada la noche, tranquilamente se iba a su casa. -¡Cómo! –pensé-. ¿Se va? ¿Por qué no se queda con ella? ¡Después de todo es su madre! ¡Después de todo su deber es estar allí! Nacido en una familia de provincia, semejante actitud me parecía de una frialdad inconcebible. La idea de que uno pudiera marcharse mientras un ser tan querido agonizaba, literalmente me sacaba de mis casillas. Y es que yo estaba habituado a la creencia de que era un deber sacrosanto «estar al pie

ABRIL 04 DE 2010

sobre todo, ¿cómo vamos a quedarnos con los demás si ni siquiera tenemos tiempo ni para hacerles una breve visita? El antiguo sabía una cosa: que si se esforzaba por estar con los que sufrían, siempre habría alguien que estaría con él cuando se presentara la ocasión o llegara la oportunidad; pero el moderno, de esto, no sabe absolutamente nada. ¿Quién se preocupa hoy por el otro?, ¿quién le da aunque sólo sea una migaja de su tiempo?

Las cosas que extraño de la cama», como se decía entonces, todo el tiempo que fuera necesario: de noche y de día, a media mañana y a media tarde, hasta que el éste saliera de su cuarto bien vivo o bien muerto; hasta que el médico lo diera de alta o la vida lo diera de baja. En La muerte de Iván Illich, uno de los más bellos relatos de León Tolstoi (1828-1910), el único que soportaba los gritos del funcionario moribundo era un criado de origen campesino llamado Guerasim. Era él quien lo llevaba al baño, lo cambiaba de posición en la cama y secaba con paciencia sus lágrimas, pues ni su mujer ni su hija quisieron nunca hacerlo. «¿Por qué nos atormenta papá de esa manera?», se preguntaba esta última cuando los gritos de su padre llegaron a parecerle demasiado desgarradores e insistentes. Sí, Guerasim era el único que estaba allí, y no por servilismo, sino porque era un murik familiarizado con el dolor y los tormentos. Una noche en que Iván Illich quiso mandarlo a dormir, Guerasim protestó diciendo: «¿Y por qué no he de tomarme esta molestia?»,

dando a entender con ello que el trabajo que se tomaba por su amo no le era de ningún modo pesado, pues «esperaba que, cuando le llegase la ocasión, habría otro que también lo haría por él». Hoy por ti, mañana por mí: tal era la lógica que imperaba en aquel remoto entonces, y de esta manera la enfermedad se temía menos, pues cuando ésta llegaba el paciente no estaba nunca solo para combatirla.

¿Qué haría

falta para regresar a ese pasado que nos parece mucho más humano que nuestro presente? Ante todo, dos cosas: disponibilidad y tiempo. ¿Cómo va a haber gente junto a uno si ésta no hace más que moverse apresurada de una ofi-cina a otra y de un piso al siguiente? Y,

«Yo era una molestia para ti, sobraba –dice a su madre la protagonista de Le rendez-vous, esa desgarradora novela escrita por Justine Lévy, la joven escritora francesa-. ¿Alguna vez me acompañaste al médico, o me llevaste de vacaciones a algún lugar adecuado para mí y en el que no montases tu numerito, o me diste un consejo; alguna vez me escuchaste, me oíste siquiera?... No estoy de acuerdo contigo, Minina, no tengo tiempo de acompañarte al colegio, no tengo tiempo de enseñarte a nadar, no tengo tiempo de hacerte feliz. Eso era todo lo que decías... ¿Es que no hemos vivido juntas también momentos de ternura? Sí, claro que sí. Pero mi memoria, ya lo ves, no tiene buen gusto. Creo que he olvidado esos momentos”. Cuando Dios giró la orden, por decir así, de guardar el sábado seguramente pensaba en la necesidad de que el hombre tuviera tiempo: tiempo para estar con los demás, para conversar amistosamente con ellos, para orar y estudiar e incluso para recordar. «Porque en seis días hizo el Señor el cielo, la tierra, el mar y lo que hay en ellos y el séptimo descansó. Por eso bendijo el Señor el sábado y lo santificó» (Deuteronomio 5,15). Pareciera, a la luz de este texto, que el sábado fue hecho sobre todo para recordar. Para recordar las hazañas que hizo el Señor en favor de su pueblo, pero también los rostros desaparecidos nunca más vueltos a ver. Tiempo para cantar viejas melodías olvidadas, tiempo para la compañía, el amor y la sana nostalgia. Tiempo, tiempo. Lo que tanto extraño es que los hombres volvamos a tener tiempo para realizar estas pocas cosas, sencillas e improductivas, que quizá, además, sean las únicas que cuentan.


16

L

Contrapunto Y también se habla por convicción. No es lo mismo hablar que opinar. Y es una cosa totalmente otra el manifestar, lo que verdaderamente se cree y, sobre todo, cuando aquello que se cree está realmente vinculado con la verdad. El que expresa lo que cree es un hombre de gran valor. No es lo mismo expresar lo que se piensa que expresar lo que se cree.

a gente habla. Siempre lo hace. Hablar no siempre compromete, por eso se habla,

a veces de más; hablar todos lo hacemos. Sin embargo probablemente la mayor parte del tiempo lo hacemos por hablar. Gastamos palabras en tonterías, en conversaciones climatéricas, en chismes, en puntos de vista; gastamos el tiempo en hablar de los demás, en contestar preguntas que no conducen a ningún lado; a veces preguntamos por necesidad, manejamos mucha información; unas veces pensamos en lo que decimos, otras no. Hablamos imprudentemente. La mayor parte del día hablamos. Es lo que hacemos más. Hablamos para trabajar, para estudiar, para enseñar. Nuestra vida es hablar. El hombre es un ser parlante. Y todos los progresos científicos y humanísticos tienen como base la palabra, ya hablada o ya escrita. Gracias a la palabra el desarrollo llegó al mundo. Esto es genial. Dios es genial. El hombre es un ser parlante porque es imagen de Dios. Es imagen de Dios porque habla. Dios es la Palabra. Jesús es la Palabra. Se habla, pues, todo el día. Se habla de todo, para bien y para mal. La gente habla. Y al hablar se corre el riesgo de caer en el error, pero también en el engaño, en la difamación, en la mala intención; se corre el riesgo de hablar a la ligera, de tomar a la ligera aquello de que se habla. Y esto es un problema grave que rara vez se piensa: el uso de la palabra implica su adhesión a la verdad, a la creación de una verdadera sociedad, más madura, más humana, más semejante a Dios. Al abusar de la palabra, el don de la comunicación -que es una acción vital- puede permanecer hueco. El hablar de los demás a la ligera supone un desconocimiento de aquellos de quienes se habla. El hablar de las cosas a la ligera supone una ignorancia total. El que habla de los demás con mala intención o sin conocimiento cierto es un cobarde, porque con facilidad queda exento de represalias, protegido por las cómodas delicias del anonimato. Es cómodo ser un hablador. Se habla para opinar. Le preguntan a alguno que opina de la lluvia de estrellas de hace unos días, de la de inseguridad en el país,

Dichosos

los confesores de cualquier acción social, se le pregunta

es un confesor y sus palabras nunca salen so-

qué opina del desequilibrio ecológico, de la

brando; construyen la verdadera humanidad

moda, de los mensajes de los astros en la

y la verdadera raza de los hijos de Dios. Di-

vida de las personas, se le preguntan tantas

chosos los confesores porque de ellos es el

cosas al individuo y las respuestas son fáciles,

Reino de los Cielos.

cada uno puede inventar su propia opinión, sin tener qué saber exactamente de lo que se

Jesús, que es la Palabra encarnada, sabe

trata y sin preocuparle si es correcto, cierto

mejor que nosotros estas cosas. Por eso al-

o válido lo que diga. Expresar la opinión tam-

guna vez preguntó a sus discípulos, y esto

bién deja manifiesta una clara ignorancia con

dos veces, quien se dice que es él. La prime-

respecto a lo que se opina, aunque pueden

ra vez lo hace para que quede de manifiesto

haber además interesantes puntos de vista,

lo que dicen los habladores y los opinantes,

pero estos pueden ser muy variados depen-

estirpe de ignorantes que dicen palabras que

diendo de cada opinante. La opinión no siem-

siempre sobran y que se dicen con facilidad.

pre tiene correspondencia con la realidad,

La segunda vez que pregunta es para dejar

pero a nadie se juzga por tener su propio

manifiesta la única verdad absoluta: “Tú eres

punto de vista. Es cómodo ser un opinante.

el Mesías, el Hijo de Dios vivo” (Mt 16, 16). Y como premio a esta confesión le dice a Pedro

Decir lo que se piensa no involucra siempre

otra verdad: “dichoso tú, Simón” porque esto

la voluntad, ni el corazón. Decir lo que se

no lo dijiste repitiendo a los habladores u opi-

cree es poner al frente aquello por lo que se

nantes, “esto te lo ha revelado mi Padre que

está dispuesto a ser juzgado con la seguri-

está en el cielo”.

dad de salir triunfador. Decir lo que se cree, manifestar convicciones, quita al ser humano

Y dichosos seremos nosotros siempre que

del nivel tan miserable del hablador o de la

repitamos convencidos con nuestros labios y

posición cómoda del opinante; lo coloca muy

nuestras palabras esta verdad que salva: “Tú,

por encima de ellos; el que dice lo que cree

Jesús, eres el Hijo de Dios”.


Palabra de Dios

Desde el Corazón de la Diócesis

17

“De veras ha resucitado el Señor y se le ha aparecido a Simón” E

Evangelio según San Lucas (Lc 24,13-35)

l mismo día de la resurrección, iban dos de los discípulos hacia un pueblo llamado Emaús, situado a unos once kilómetros de Jerusalén, y comentaban todo lo que había sucedido. Mientras conversaban y discutían, Jesús se les acercó y comenzó a caminar con ellos; pero los ojos de los dos discípulos estaban velados y no lo reconocieron. Él les preguntó: “¿De qué cosas vienen hablando, tan llenos de tristeza?”. Uno de ellos, llamado Cleofás, le respondió: “¿Eres tú el único forastero que no sabe lo que ha sucedido estos días en Jerusalén?”. Él les preguntó: “¿Qué cosa?”. Ellos le respondieron: “Lo de Jesús, el nazareno, que era un profeta poderoso en obras y palabras, ante Dios y ante todo el pueblo. Cómo los sumos sacerdotes y nuestros jefes lo entregaron para que lo condenaran a muerte, y lo crucificaron. Nosotros esperábamos que Él sería el libertador de Israel, y, sin embargo, han pasado ya tres días desde que estas cosas sucedieron. Es cierto que algunas mujeres de nuestro grupo nos han desconcertado, pues fueron de madrugada al sepulcro, no encontraron el cuerpo y llegaron contando que se les habían aparecido unos ángeles, que les dijeron que estaba vivo. Algunos de nuestros compañeros fueron al sepulcro y hallaron todo como habían dicho las mujeres, pero a Él no lo vieron”. Entonces Jesús les dijo: “¡Qué insensatos son ustedes y qué duros de corazón para creer todo lo anunciado por los profetas! ¿Acaso no era necesario que el Mesías padeciera todo esto y así entrara en su gloria?”. Y comenzando por Moisés y siguiendo con todos con todos los profetas, les explicó todos los pasajes de la Escritura que se referían a Él. Ya cerca del pueblo a donde se dirigían, Él hizo como que iba más lejos; pero ellos le insistieron , diciendo: “Quédate, con nosotros, porque ya es tarde y pronto va a obscurecer”. Y entró para quedarse con ellos. Cuando estaban a la mesa, tomó un pan, pronunció la bendición, lo partió y se los dio. Entonces se les abrieron los ojos y lo reconocieron, pero Él se les desapareció. Y ellos se decían el uno al otro: “¡Con razón nuestro corazón ardía, mientras nos hablaba por el camino y nos explicaba las Escrituras! Se levantaron inmediatamente y regresaron a Jerusalén, donde encontraron reunidos a los Once con sus compañeros, los cuales les dijeron: “De veras ha resucitado el Señor y se le ha aparecido a Simón”. Entonces ellos contaron lo que les había pasado en el camino y cómo lo habían reconocido al partir el pan. Palabra del Señor

El sepulcro está vacío RESUCITÓ.- Ya pasaron las oscuras nubes de la muerte, ya se disipó el negro horizonte que oprimía el corazón del hombre. Las cadenas se han roto, el humo de la tristeza se ha esfumado. Ha nacido la luz, ha brotado la esperanza. Cristo ha resucitado. Él es prenda segura de nuestra propia resurrección... Señor, si difícil nos resulta entender tu muerte, más difícil aún resulta entender tu resurrección. Y si, incomprensible es aceptar el valor del dolor y la muerte, más, casi imposible, es aceptar la resurrección. Sin embargo, Cristo ha resucitado y nosotros también resucitaremos: la vida no se acaba con la muerte. Con la muerte es cuando realmente comienza. Una vida sin lágrimas, sin penas, sin dudas, sin angustias, sin prisas, sin dolores, sin miedo a nada... Su mandato fue categórico. Serán mis testigos desde Jerusalén hasta los confines de la tierra, hasta los límites finales del tiempo. Un pregón vivo que se repite vibrante a lo largo y a lo ancho del mundo y de la historia. Sin apagarse jamás esa luz fuerte de la fe en la resurrección. Una vez más el amor realiza el prodigio maravilloso de una profunda esperanza y de una fuerte fe en el amor de Dios hacia la humanidad. El Evangelio se refiere con detalle lo que allí vieron, María Magdalena, los apóstoles Pedro y Juan. Es tan precisa la narración, que desecha cualquier explicación fantástica. El realismo del relato hace inadmisible cualquier interpretación no histórica. La gran sábana que había envuelto el cuerpo de Jesús estaba plegada. Esto bastó para que Juan comprendiera que Jesús había resucitado. Si el cuerpo de Cristo hubiera sido robado, la sábana no estaría doblada como la encontraron, ni tampoco el sudario de la cabeza estaría sin desenrollar. Según el rito funerario judío, el cadáver era envuelto con lienzos en forma de una sábana grande. Por eso al verla plegada, como vacía y aplanada, no desliada sino todavía plegada, Juan comprendió que el cuerpo de Jesús había salido de ella de forma milagrosa, sin romperla y casi sin tocarla. De todas formas, es la fe la que apoya nuestra persuasión en que Cristo ha resucitado. Es cierto que tanto san Juan, como los demás evangelistas, nos hablan con claridad de las apariciones de Jesús y de cuánto les costó a los apóstoles aceptar esta verdad. Es decir, tenemos fundamento más que suficiente para sostener que Jesús resucitó; pero, en definitiva, sólo por la fe se puede aceptar este hecho y todas las consecuencias que se derivan. Por Por Antonio García-Moreno

¿Eres capaz

de ver más allá…? Por Por Ramiro Hernández Herrera II de Teología.

¿H

as visto sufrir a la que te ha dado a luz? ¿Acaso tu mano se ha levantado contra ella? ¿Eres tú el motivo de sus sufrimientos? ¿Eres tú quién la ultraja, la humilla y la maldice? Querido lector, quizá te preguntes qué tienen que ver estas preguntas contigo, sin embargo la respuesta es sencilla. En estos últimos días se ha dado un fenómeno absolutamente desconcertante en la vida de la Iglesia, y lo digo así, en la vida de la Iglesia. Pues ahora, se levantan manos contra ella. Baste ver cómo los medios se ensañan en contra de ella y la reducen a la imagen más vil, miserable y la confinan a la irrisión. Lo mas despreciable de esto, es que como ha sucedido en todos los tiempos, son los propios, más que los extraños, los que levantando su voz llena de mentira hacen mofa de aquella que gimiendo les parió para una vida nueva que aun no han podido descubrir. Es bueno recordarles a éstos que han perdido la conciencia de ser hijos, que el pasado de la Madre como su presente, ha sido ensombrecido por sus hijos, que el deber de honrar a tu padre y madre se aplica también a la Madre espiritual que es al mismo tiempo sacramento (presencia real) de Cristo en el mundo; que su pasado y su presente, como lo será su futuro también, manifiestan en general la belleza y la gloria de Dios que se hace presente en medio del mundo.

¿Quién alimentó a los pobres? ¿Quién les socorrió en la adversidad? ¿Quién procuro el consuelo, la ayuda y el auxilio a los despreciados del mundo? ¿Quién se convirtió en la gran mecenas del mundo para preservar el arte, la ciencia, las diversas culturas, todo lo mejor de que ha sido capaz el espíritu humano? ¿Quién ha consolado y ha tenido palabras de aliento para el que llora por la violencia, el terror y la muerte, para quien ha sido victima del odio y la disgregación? ¿Quién ha sido la voz de los sin voz silenciados por los mundanos intereses? ¿Quién ha procurado la libertad de los cautivos ? ¿Quién ha llorado por ellos, por ti, por mí? Ha sido ella, la bien amada por Jesucristo. Somos ciegos y sordos, hemos olvidado y nos hemos conformado con lo que unos cuantos nos dan como aspirinas que contienen un veneno mortífero que mata nuestra esperanza y nos condena a las sombras. Hemos dejado de amarla a ella y a los otros. No es ni retrógrada, ni conservadora, solo es el fiel testigo del plan de Dios que el mundo prefiere ignorar, pero el mundo ha olvidado que lo que no se construye según el querer de Dios esta condenado al fracaso y por ende a la ruina.

¿la amas o te conformas con sólo presenciar o unirte a las críticas?

Estimado lector: y tú

Tú en realidad ¿eres capaz de ver más allá…?


18

Dimensiones

Misa de Acción de Gracias por el XXV Aniversario de “Techo Seguro No. 1” agradeció también al Canónigo, Pbro. Lic. Roger Méndez Jiménez, quien junto con el Arzobispo Emérito, Mons. Arturo Antonio Szymanski Ramírez ayudaron en demasía para que este proyecto fuera aceptado ante la Santa Sede. Cabe señalar que “Techo Seguro” forma parte de la PASTORAL SOCIAL, pues es un proyecto que surgió cuando nuestro estimado Padre Roger, estuvo de titular en Cáritas. Después de la Santa Misa, las Por LCC Angélica Maldonado Morales

“U

n techo seguro debemos tender al que no tiene, porque es al mismo Cristo a quien se lo ofrecemos, y más que un acto de caridad es un ACTO DE JUSTICIA abrirle las puertas al que nos toca como forastero o peregrino, pues todos debemos contar con una vida digna como seres humanos que somos”. Así lo señaló el Presbítero Darío Pedroza Martínez, durante la Homilía de la Misa de Acción de Gracias del XXV Aniversario de “Techo Seguro No. 1”, quien presidió la Celebración en la Parroquia de la Sagrada Familia de la colonia General I. Mtz,. y en la que dijo que muchas veces no se vive ni se practica la justicia ni en el ámbito de la misma Iglesia, lo cual es muy triste porque no damos testimonio de ser buenos cristianos, preocupados por los demás, sobre todo por los más pobres entre los pobres.

bispado dijo a las Voluntarias que hacen posible la existencia de “Techo Seguro”: “La justicia de Dios es misericordiosa e infinita, por eso nosotros, los que decimos creer en Él, debemos actuar conforme a Su corazón, y ustedes lo hacen así y por eso las felicito, porque al darle techo a quien lo necesita, es actuar con justicia y misericordia”. “Yo las felicito por su loable labor y las exhorto para que sigan adelante, con el mejor de sus empeños, sirviendo a quien más necesita de “Techo Seguro”.

Por su parte, la Señora Cony Velázquez Vera, Coordinadora de “Techo Seguro” y la Señora Ma. de Jesús Aguilar Jiménez, agradecieron a la Señorita Lupita Torre López, el haber fundado esta gran obra que ha hecho mucho bien a las mujeres necesitadas de un techo, así como a todos las voluntarias que hacen posible que esta obra siga laEl También Vocero del Arzo- tente, y de manera especial se

voluntarias y las damas que viven en “Techo Seguro” compartieron el pan y la sal ante la grata presencia del Padre Roger, a quien le agradecieron su apoyo para este proyecto que ya arribó exitosamente a su XXV aniversario, dado que ha dado grandes frutos; asimismo se le agradeció a Lupita Torre, a la Sra. Cony Velázquez, a Mary Chuy Aguilar Jiménez y a todas las voluntarias que desinteresadamente ayudan a esta labor altruista.


ABRIL 04 DE 2010

SOPA DE LETRAS La La Resurrección resurrección

SANTO CURA DE ARS Cuando llegó el domingo, Juan Bautista Vianney vio con satisfacción como acudía la mayoría del pueblo a los oficios

Por fin, el buen espíritu comienza a imponerse...

Los organizadores del baile se quedaron esperando la asistencia de las jóvenes...

La orquesta se quedó sin tocar, aguardando inútilmente...

Y al fin los de la fiesta se dispersaron

¡ Qué fracaso! El Cura de Ars, había obtenido su primer gran triunfo... Mis aldeanos han abierto ya sus ojos, ahora todo será más fácil.

Encuentra las siguientes palabras: primer semana mañana María Magdalena

seplucro piedra cubría entrada Pedro

discípulo Jesús ángeles blanco cuerpo

Señor mujer buscas Padre hermanos

Colección Vidas Ejemplares, Buena Prensa.

CONTINUARÁ…


ABRIL 04 DE 2010

CÁLIZ COPONES CUSTODIAS CANDELEROS FLOREROS IMÁGENES EN BULTO RELICARIOS CRISMERAS LAVABOS SAGRARIOS VINAJERAS RECLINATORIOS INCIENSARIOS ALCANCÍAS MANTELES ORNAMENTOS

Salvador González Guzmán

ENTREGAMOS A DOMICILIO Tel. (444) 822 41 17 (444) 822 66 71 Cel. (48) 29 34 82

Francisco Villa No. 221 Col. 21 de Marzo C.P. 78437 San Luis Potosí, S.L.P.

¿Le duelen mucho las rodillas?

¿Le han dicho que el único tratamiento es la cirugía?

El padecimiento en donde se desgasta el cartílago se llama artrósis Homeopatia y productos naturales

Aquí tenemos la solución a su problema hasta desaparecer esos dolores y regenerar (volver a formar) el cartílago. Con un tratamiento natural, además de curar osteoporósis, artrítis y otros problemas de huesos y músculos.

Plaza El Pocito Av. Constituyentes Pte. 49 local 3(carr. Librea Celaya) Querétaro, Qro. Tels. (01 442) 216 99 23 y 196 80 94

Sucursal: Plaza Galerias Constituyentes Ote. No. 34 local 18-B Mercurio, Querétaro, Qro. Tel (01 442) 213 69 60

Edición 62  

Semanario La Red

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you