Page 1

De “embarazo no deseado” a genio

Steve Jobs nació el 24 de febrero de 1955 y fue dado en adopción por su madre biológica, Joanne Simpson, debido a que su padre se opuso a su relación con Abdulfattah John Jandali, de origen sirio y padre biológico de Steve. Joan y Abdulfattah se casaron tras la muerte del abuelo de Steve. La pareja tuvo una hija e intentó recuperar al niño, pero legalmente fue imposible. Jobs, criado por una pareja de clase trabajadora, fundó la empresa Apple con Steve Wozniak en 1976 en el garaje de su casa. “En sólo diez años la sociedad llegó a los dos mil millones de dólares facturados”, recuerda LOR. Apple lanzó el 24 de enero de 1984 el Macintosh 128K, el primer ordenador personal que se comercializó exitosamente, que usaba una interfaz gráfica de usuario (GUI) y un ratón (mouse) en vez de la línea de comandos. En el año 2001 Jobs lanzó el Ipod, una herramienta “que entró en el corazón y la mente de miles de personas”. “Talento, puro talento”, agrega el texto. Sobre el legado de Steve Jobs, el nuevo director de la revista Civiltá Cattolica y experto en nuevas tecnologías de la comunicación, el sacerdote jesuita Antonio Spadaro, señaló que su mayor contribución está “en el hecho que la tecnología, para él, es parte de la vida” ya que ésta “no es algo reservado sólo a los técnicos” sino para “nuestra vida de todos los días”. El P. Spadaro recordó que la comprensión temprana del Papa Pío XI sobre el fenómeno de la comunicación. Consideró que tanto Jobs como el Pontífice comprendieron “que la comunicación es el mayor valor que hoy tenemos a disposición y debemos hacer dar fruto. En él se unió así una gran capacidad innovadora y una gran capacidad creadora”. “En el fondo, el mensaje más importante de Steve Jobs es: ‘Stay hungry, stay foolish’, mantente hambriento, mantente tonto; es decir, siempre ten la capacidad de ver la vida en nuevos términos”, agregó el sacerdote en alusión al histórico discurso que ofreció Jobs en la Universidad de Stanford en 2005. Esta manera de ver las cosas, concluye el experto jesuita, tiene que ver con la capacidad de ver más allá de los límites. “Esta tensión más allá del límite y a la superación de una condición de estática, de adecuación a lo existente, es muy importante y, para nosotros, es algo que tenemos que aprender”, concluyó.

Año 3

No. 141

Semana del 16 al 22 de octubre de 2011

5 Yo siempre me acuerdo

de mis promesas… y a veces hasta las cumplo ...“Glafira, recibe estas arras como prenda del cuidado que tendré de que no falte lo necesario en nuestro hogar”, pero, ¿Qué sucede en muchos casos?, el viejo esconde el gasto, no da lo suficiente por gastárselo con los amigos …

4

Hay que tomarle sabor a la existencia La vida tiene un buen sabor, pero pocos la saborean, ya que para disfrutar la vida se necesita sabiduría. Vivir es un arte, y el que sabe vivir…

Su humildad venció la guerra mediática pág. 15

En una entrevista, el periodista católico alemán Peter Seewald, amigo del Papa Benedicto XVI y autor del libro-entrevista con el Pontífice “La Luz del Mundo”, señaló que el reciente viaje Alemania fue una victoria de la humildad y el mensaje del Papa sobre la guerra mediática.

NIÑOS A LA CARTA

13

«¡Qué ojos más bellos tiene!», dice la madre al punto de las lágrimas cuando la enfermera le muestra a su hijo por primera vez. Si el niño hubiera nacido con otro color de ojos, igual los habría encontrado bellos: son los ojos de su hijo. El padre también los mira con esa sorpresa tan parecida al estupor: -¿A quién los sacó? -pregunta con la esperanza de que una voz todavía desmayada le responda desde la cama: «A ti, mi amor. Los sacó a ti»...


OCTUBRE 16 DE 2011

Ante la pretendida despenalización del aborto

C

Editorial

uando vemos a las personas como “recursos utilizables” para obtener fines económicos, la MISERIA MORAL se establece en el alma de las personas y de los sectores sociales y políticos, y de esta manera ingresamos a la absoluta PERMISIVIDAD que lleva a hacer del hombre y de la mujer un MEDIO, un RECURSO MANIPULABLE.

Por Pacco Magaña

El hombre en oración

Los secuestros, la tortura y los 35 cadáveres con los cuales los asesinos tapizaron una de las Avenidas en Veracruz son una prueba palpable de cómo se ha perdido todo sentido de sacralidad de la vida sustituyéndolo por la miseria moral de obtener bienes económicos sin importar costos humanos.

(El “oasis” del espíritu)

Queridos hermanos y hermanas:

En cada época, hombres y mujeres que consagraron su vida a Dios en la oración —como los monjes y las monjas— establecieron sus comunidades en lugares particularmente bellos, en el campo, sobre las colinas, en los valles de las montañas, a la orilla de lagos o del mar, o incluso en pequeñas islas. Estos lugares unen dos elementos muy importantes para la vida contemplativa: la belleza de la creación, que remite a la belleza del Creador, y el silencio, garantizado por la lejanía respecto a las ciudades y a las grandes vías de comunicación.

La reacción en Baja California y en la Ciudad Capital de nuestro Estado de San Luis Potosí, mediante la oposición a la DESPENALIZACIÓN DEL ABORTO, por una parte habla bien de la lucha por el CUIDADO DE LA VIDA pero por otra, pone al descubierto otra dolorosa realidad: en nuestro Estado, según estadísticas, con despenalización o sin ella, continúa desfilando desde la clandestinidad del aborto una multitud de personas que han atentado, que atentan y seguirán atentando contra la vida aún no nacida. Estos dos hechos lamentables ya no tan sólo manifiestan la búsqueda de bienes económicos sino también eliminan posibles “intrusos” que vengan a complicar el bienestar personal y económico de las personas.

El silencio es la condición ambiental que mejor favorece el recogimiento, la escucha de Dios y la meditación. Ya el hecho mismo de gustar el silencio, de dejarse, por decirlo así, «llenar» del silencio, nos predispone a la oración. El gran profeta Elías, sobre el monte Horeb —es decir, el Sinaí— presencia un huracán, luego un terremoto, y, por último, relámpagos de fuego, pero no reconoce en ellos la voz de Dios; la reconoce, en cambio, en una brisa suave (cf. 1 R 19, 11-13). Dios habla en el silencio, pero es necesario saberlo escuchar. Por eso los monasterios son oasis en los que Dios habla a la humanidad; y en ellos se encuentra el claustro, lugar simbólico, porque es un espacio cerrado, pero abierto hacia el cielo.

Aunque el camino está oscurecido por espesas sombras, quiero invitarte a tomar conciencia del carácter sagrado de la vida humana y el sentido de solidaridad y corresponsabilidad en el trabajo común, valores que ya existían en las culturas precolombinas desde antes de la venida de Cristóbal Colón y que siguen enriqueciendo el alma de nuestro pueblo (Doc. Santo Domingo 17). Démonos cuenta también que en este CAMBIO DE ÉPOCA (Doc. APARECIDA 44) somos desafiados por la aparición de NUEVOS VALORES: El valor fundamental de LA PERSONA, la búsqueda DE SENTIDO DE LA VIDA (Doc. Aparecida No. 52); y somos desafiados también por los ANTIVALORES: El INDIVIDUALISMO, entre otros, que debilita los lazos comunitarios y con Dios y sobrevalora la SUBJETIVIDAD INDIVIDUAL que da paso a la realización de nuevos y, muchas veces, arbitrarios derechos individuales (Doc. Aparecida, 44). Las consecuencias de este individualismo exacerbado las estamos sufriendo y las tenemos a la vista: No hay preocupación por el BIEN COMÚN, vivimos sin PROGRAMAS A LARGO PLAZO, nos importa tan sólo el presente, vivimos sin APEGOS FAMILIARES y las relaciones afectivas son SIN COMPROMISO RESPONSABLE Y DEFINITIVO (Doc. Aparecida No. 46). Y como sólo se necesita lo inmediato, la felicidad se pretende alcanzar con bienestar económico y satisfacción hedonista (Doc. Aparecida No. 50). Una línea de acción para todo cristiano es intensificar el trabajo en la formación cristiana de las conciencias y rescatar de entre los valores perdidos u oscurecidos, el valor fundamental de la PERSONA y la búsqueda del SENTIDO DE LA VIDA (Doc. APARECIDA 52).

Me complace recordar uno de estos «oasis» del espíritu apreciado de manera especial por la familia franciscana y por todos los

-

La RED no necesariamente apoya a la publicidad de nuestros anunciantes.

cristianos: el pequeño convento de San Damián, situado un poco más abajo de la ciudad de Asís, en medio de los olivos que descienden hacia Santa María de los Ángeles. Junto a esta pequeña iglesia, que san Francisco restauró después de su conversión, Clara y las primeras compañeras establecieron su comunidad, viviendo de la oración y de pequeños trabajos. Se llamaban las «Hermanas pobres», y su «forma de vida» era la misma que llevaban los Frailes Menores: «Observar el santo Evangelio de nuestro Señor Jesucristo» (Regla de santa Clara, I, 2), conservando la unión de la caridad recíproca (cf. ib., X, 7) y observando en particular la pobreza y la humildad vividas por Jesús y por su santísima Madre (cf. ib., XII, 13). El silencio y la belleza del lugar donde vive la comunidad monástica —belleza sencilla y austera— constituyen como un reflejo de la armonía espiritual que la comunidad misma intenta realizar. El mundo está lleno de estos oasis del espíritu, algunos muy antiguos, sobre todo en Europa, otros recientes, otros restaurados por nuevas comunidades. Mirando las cosas desde una perspectiva espiritual, estos lugares del espíritu son la estructura fundamental del mundo. Y no es casualidad que muchas personas, especialmente en los períodos de descanso, visiten estos lugares y se detengan en ellos durante algunos días: ¡también el alma, gracias a Dios, tiene sus exigencias!


OCTUBRE 16 DE 2011

REINO DE DIOS Y DIGNIDAD HUMANA

L

a Buena Nueva de la salvación tiene un destino universal. La misión de la Iglesia nos incluye a todos. Todo signo que nos hace conocer la verdad, el bien y la belleza viene de Dios y a Él nos orienta. El Reino de Dios anunciado por Jesús se inicia con su Persona. La palabra, la acción de Jesús y su Persona nos indican aquellos caminos donde podemos encontrarnos con Dios y descubrir la realización de nuestra existencia. Por esa razón el Reino de Dios debe ser la “brújula” que oriente nuestra vida. Ese Reino anunciado por Jesús se hace presente cuando se conoce y se vive la voluntad de Dios, cuando se evangeliza a los pobres, cuando nos perdonamos mutuamente y luchamos contra el pecado en todas sus dimensiones. Porque somos discípulos y misioneros de Jesucristo, asumimos desde la perspectiva del Reino de Dios la tarea de dignificar a todos los seres humanos. El amor nos mueve a socorrer a los hermanos en necesidad, pero al mismo tiempo nos impulsa a colaborar con organismos o instituciones para establecer nuevas estructuras más justas, que promuevan en la sociedad una auténtica convivencia humana. De otro modo, la ayuda asistencial perjudica, pues sostiene situaciones de injusticia. En la vida cristiana se encuentran la misericordia y la búsqueda de la justicia social, por eso un verdadero seguidor de Jesús, será siempre alguien que siente inconformidad e indignación cuando descubre que algunas situaciones sociales no están respetando a los ciudadanos, ofreciéndoles un mejor nivel de vida y promoviéndolos como sujetos de su desarrollo. La Iglesia “no puede ni debe quedarse al margen en la lucha por la justicia” (S.S. Benedicto XVI, “Deus Caritas est”, 28). Las acciones desarrolladas por la Iglesia deben buscar siempre la promoción de las virtudes sociales, pues hay que dar testimonio del amor a Dios y al prójimo con obras concretas y no sólo con palabras. Dios es el autor y el dueño de la vida. El ser humano es imagen de Dios y es sagrado desde su concepción hasta su muerte natural. En Dios la vida humana encuentra sentido, fecundidad y dignidad. Por esto la Iglesia, y con ella cada uno de los bautizados, considera como valor supremo el respeto a la vida y a la dignidad humana. Caminando en fidelidad al Evangelio proclamamos la verdad sobre el ser humano y la dignidad de toda persona. ¿Has procurado que tus acciones vayan siempre encaminadas a la realización del Reino de Dios en el “aquí” y “ahora”? ¿Somos cada uno de los cristianos promotores permanentes de vida digna para todos? NOTA: Puedes ampliar esta reflexión leyendo los párrafos 380-390 del Documento de Aparecida.

Apreciados lectores y lectoras: LA PIEDRA DE SAN JERÓNIMO. ¿Han oído hablar de ella? Está en la mano derecha de la antigua y hermosa imagen de san Jerónimo que se venera en el templo parroquial de Moctezuma, S.L.P. En esa imagen aparece semidesnudo, con el pecho sangrante. El 30 de septiembre fue su fiesta. Acompáñenme a recordar la vida de este gran santo que fue filósofo, retórico, gramático, dialéctico, capaz de pensar y escribir en latín, en griego y en hebrero; fue un escritor fecundo, puro y robusto al mismo tiempo. En fin, todo lo que podía ofrecer Roma en ese momento. A él se le debe la traducción de la Biblia que llegó a ser, con el título de Vulgata, la Biblia oficial del Cristianismo. El siglo IV después de Cristo está repleto de grandes figuras de santos: Atanasio, Hilario, Ambrosio, Agustín, Crisóstomo, Basilio, Gregorio Nacianceno y Jerónimo. San Jerónimo (su nombre completo es Eusebio Jerónimo Sofronio) nació en Dalmacia, actual Croacia, junto al mar Adriático y cerca de las actuales ciudades de Split y Dubrovnik. Su padre tuvo buen cuidado de que se instruyese en todos los aspectos de la religión y en los elementos de las letras y las ciencias, primero en el propio hogar, y luego en las escuelas de Roma. Ahí recibió el bautismo. Era de una personalidad fortísima: en cualquier parte a donde iba suscitaba entusiasmos o polémicas. Este hombre extraordinario era consciente de sus limitaciones y de sus propias faltas. Las remediaba dándose golpes de pecho con una piedra. Él mismo nos dice que, cuando dejó Roma para trasladarse a Antioquía enfermó gravemente y en medio de su fiebre tuvo un sueño y se vio ante el trono de Jesucristo para ser juzgado. Al preguntársele quién era, repuso que un cristiano. “¡Mientes!, le replicaron. Tú eres un pagano”. Aquella experiencia produjo un profundo efecto en su espíritu y, como consecuencia, Jerónimo se retiró al desierto, cerca de Antioquía, donde pasó cuatro años en diálogo con su alma. Oigámoslo a él mismo: “En el rincón remoto de un árido y salvaje desierto, quemado por el calor de un sol tan despiadado que asusta hasta a los monjes que allá viven, a mí me parecía encontrarme en medio de los deleites y las muchedumbres de Roma … En aquel exilio y prisión a los que, por temor del infierno, yo me condené voluntariamente, sin más compañía que los escorpiones y las bestias salvajes, muchas veces me imaginé que contemplaba las danzas de las bailarinas romanas. Tenía el rostro escuálido por el ayuno y, sin embargo, mi voluntad sentía los ataques del deseo. A solas con aquel enemigo, me arrojé en espíritu a los pies de Jesús, los bañé con mis lágrimas. Al fin, pude domar mi carne con los ayunos durante semanas enteras. No me avergüenzo al revelar mis tentaciones. Con mucha frecuencia velaba del ocaso al alba entre llantos y golpes en el pecho con una piedra, hasta que volvía la calma”. Con el fin de contener las rebeliones de la carne, agregó a sus mortificaciones corporales el trabajo del estudio constante y absorbente. Se hizo amigo de un monje que había sido judío a fin de que le enseñara el idioma hebreo. Y nos cuenta: “¡Cuánto

trabajo me costó aprenderlo y cuántas dificultades tuve que vencer! ¡Cuántas veces dejé el estudio, desesperado, y cuántas lo reanudé!” Jerónimo regresó de Antioquía a Constantinopla en donde estudió las Sagradas Escrituras bajo la dirección de san Gregorio Nacianceno. San Gregorio abandonó Constantinopla y Jerónimo regresó a Roma. El Papa san Dámaso lo empleó como su secretario. A solicitud del Pontífice revisó la versión latina de los Evangelios. En sus dos años de actuación pública, había causado una profunda impresión en Roma por su santidad personal, su ciencia y su honradez pero, precisamente por eso, se había creado antipatías entre los envidiosos, entre los paganos y gentes de mal vivir, a quienes había condenado vigorosamente. Sus críticas causaron resentimientos y, en consecuencia, su propia fama fue atacada con violencia hasta llegar a la calumnia. Decidió abandonar Roma y buscar un retiro tranquilo en el oriente no sin antes escribir a santa Asela: “Diles que todos compareceremos ante el trono de Jesucristo para ser juzgados, y entonces se verá en qué espíritu vivió cada uno”. Se estableció en Belén en una amplia caverna, vecina al sitio donde nació Jesucristo. ¿Para qué sirvió la piedra de san Jerónimo? Hay una anécdota que lo explica todo. En cierta ocasión en la que el Papa Sixto V contemplaba una pintura donde aparecía san Jerónimo cuando se golpeaba el pecho con una piedra, el Papa le dijo al santo: “Haces bien en utilizar esa piedra, porque sin ella, la Iglesia nunca te hubiese canonizado”. Por otro lado, el Papa Clemente VIII no tuvo escrúpulos en afirmar que Jerónimo tuvo la asistencia divina al traducir la Biblia. Además, la pureza de corazón y toda una vida de penitencia y contemplación prepararon a Jerónimo a recibir esa gracia. Murió el 30 de septiembre del año 420, cuando su cuerpo parecía una sombra, extenuado por el trabajo y la penitencia, agotadas la vista y la voz. En su honor la Iglesia ha declarado a septiembre como “Mes de la Biblia”. Él mismo acuñó esta inquietante frase: “Ignorar las Escrituras es ignorar a Cristo”. Nosotros no podemos imitar a san Jerónimo, dándonos golpes de pecho con una piedra, pero tenemos una piedra mejor, una piedra hermosísima y eficaz: LA SAGRADA ESCRITURA. Con ella podemos golpear cada día nuestro duro y distraído corazón para pedir perdón, purificarnos, convertirnos de verdad; para conocer más a Jesucristo y más amarlo en nuestra vida. San Jerónimo dedicó gran parte de su vida a la Sagradas Escrituras y nosotros, ¿no podremos dedicar, al memos, una hora a la semana a escuchar y meditar la Palabra de Dios?

“Y, hasta que nos volvamos a encontrar, que el Señor los guarde en la palma de su mano”. +Luis, Arzobispo de S. Luis P.

Queremos conocer su opinión, escríbanos a: semanariolared@iglesiapotosina.org ó semanariolared@hotmail.com Quiero felicitarlos por la red, todo esta muy interesante, mis respetos para todos los escritores, y quiero invitar a todos los lectores , para que lo compartamos en nuestras casas, con nuestros amigos, y vecinos, ya que es muy importante que nuestra sociedad en estos momentos se alimente espiritualmente. Y quiero preguntarles en donde puedo encontrar al padre Juan Jesus Priego ya que me gustaría conocerlo en persona y platicar con el. Gracias!!! Patricia Longoria


Nuestra historia

Hay que MANUEL tomarle sabor LÓPEZ SERVÍN a la existencia L N SR. PBRO.

Por Pbro. Lic. Rubén Pérez Ortiz

(Primera parte)

ació en Querétaro, Qro., el 30 de octubre de 1924 y a los pocos días de nacimiento, sus padres Don Rafael López y Doña Damiana Servín de López lo llevaron a bautizar en la Parroquia de Santa Rosa de Lima, sus estudios elementales los realizó allá en su misma ciudad de nacimiento. Desde muy temprana edad quiso ingresar al Seminario primeramente con los Misioneros del Espíritu Santo y, pasando después, al Seminario Conciliar de San Luis Potosí.

Fue ordenado Sacerdote por el Excmo. Sr. Obispo Don Gerardo Anaya y Díez de Bonilla en la S. I. Catedral potosina el día 29 de abril de 1951. Su Cantamisa la celebró en el templo de la Congregación en la Ciudad de Querétaro. El 25 de diciembre de 1955 fue nombrado Vicario Fijo del Templo de Nuestro Señor del Saucito, ahora ParroquiaSantuario, tomando posesión al día siguiente el 26 de diciembre. Su principal prioridad fue la de mantener el culto y veneración al milagroso Señor del Saucito, así mismo el lograr tener un templo siempre digno de tan querida imagen. A su llegada se encontró el P. López Servin a su nueva Vicaría con la urgente necesidad de reconducir muchas cosas iniciadas con inmenso amor y entrega de sus antecesores: un ejemplo de ello es, el cambio de la fecha de la fiesta litúrgica del Señor del Saucito la cual se celebraba el mismo día del Sagrado Corazón de Jesús y creyendo conveniente y, con la debida autorización de la Sagrada Mitra, cambió al viernes primero de marzo. El P. Montejano al hablar de ello, así lo apunta: “Desde 1955 se observa esta costumbre, en reali-

a vida tiene un buen sabor, pero pocos la saborean. Ya que para disfrutar la vida se necesita sabiduría. Vivir es un arte, y el que sabe vivir, es verdaderamente un artista.

Antes que otra cosa, lo primero que debemos pedir, es la sabiduría; así lo hizo Salomón, y él si supo vivir. La sabiduría es fundamental, para tener una existencia en equilibrio, es decir para vivir con arte. La sabiduría, viene de saborear, y el que prueba el buen sabor de la existencia, ya tiene algo de la misma. El sabio extrae lo bueno de la vida, y aprende a gozar con ello; tiene ciencia, para distinguir lo bueno de lo malo. Y sabe aprovechar lo bueno, para ser mejor persona; mientras que a la maldad, la mira desde lejos, y no se deja envolver por ella. El hombre que tiene sabiduría, no carga con el dolor de su pasado. Para el sabio, el pasado ya se fue. Quien saborea la vida, no sufre anticipadamente por el futuro. Porque sabe, que lo que aún no llega, posiblemente nunca suceda. dad vienen a ser dos días consagrados al Señor del Saucito, además de la novena, el primer viernes de mes de marzo, en el que hay una Misa solemne y, el domingo siguiente, se celebraba la subida de la santa imagen a su nicho central con solemnes y gigantescas procesiones…” El P. Manuel se caracterizó por su modestia, sencillez y sonrisa fácil para con sus feligreses, particularmente los niños y los ancianitos a quienes cada domingo después de la Misa de 8:00am., le entregaba limosnas que recibía de los distintos lugares, nada se guardaba para sí, todo lo compartía. Así lo recuerdan muchos de sus amados feligreses a quienes con particular amor atendía y cuidaba. Fundó a su llegada la Acción Católica en todas sus ramas: ACJM, JCFM, UFCM Y UCM. Igualmente fundó la cofradía de nuestra Señora del Carmen. Reorganizó la Vela perpetua, manifestando un verdadero interés porque la vida de la comunidad se centrara en Jesús Eucaristía, alimento para el camino.

Pero también es muy cierto, que el sabio goza con anticipación, de lo bueno que le pueda suceder; porque sabe, que Dios siempre nos da lo mejor. Y aquello que Dios permite, va a nuestro favor. Saboreamos la vida, cuando la vivimos con paciencia; cuando no queremos beberla en un solo trago. Tomar gusto por la vida, es hacer las cosas a su debido tiempo. No se goza la vida, cuando pretendemos hacer todo en el mismo instante. El hombre sabio aprende a usar correctamente el tiempo. El sabio no es apresurado. Porque sabe que tiene por futuro la eternidad.


05

Yo siempre me acuerdo de mis promesas… y a veces hasta las cumplo Por P. Kino

Mt 21, 28 – 32, nos presenta la historia de dos hermanos, que ante una petición del padre para ir a trabajar al campo uno dice “si voy”, pero no fue, el otro por el contrario dice “no voy”, pero se arrepintió y fue. La enseñanza principal es que no solo basta decir con la palabra, sino con los hechos. Pondré algunos ejemplos. Vida matrimonial: En una parte del rito del matrimonio el novio dice por ejemplo: “Glafira, recibe estas arras como prenda del cuidad que tendré de que no falte lo necesario en nuestro hogar”, pero, ¿Qué sucede en muchos casos?, el viejo se esconde el gasto, no da lo suficiente por gastárselo con los amigos y las coronas (y no de la virgen); de plano, no se vale. La novia responde: “Yo las recibo en señal del cuidado que tendré de que todo se aproveche en nuestro hogar”, pero ¿Qué pasa? Se lo gasta en tupperware, aunque vacíos porque no hay ni de comer; los niños sin zapatos, con ganas de decirle que les amarre un tupperware en cada pie con un mecate, pero creo que se puede molestar. Vida sacerdotal: Cuando un varón va a ser ordenado sacerdote, el obispo pregunta al susodicho: “¿Prometes obediencia y respeto a mí y a mis sucesores?”, a lo cual se responde: Prometo. Pero ¿qué sucede? (en otras diócesis), cuando el Obispo se dispone a cambiar al sacerdote de parroquia, él no se quiere ir. No faltarán algunos feligreses “alcahuetes” que quieran levantar firmas y hacer plantones para que no se lleven a su pastor, eso tampoco se vale. Vida religiosa: Cuando una persona (fémina o varón) promete solemnemente vivir los votos religiosos de pobreza, castidad y obediencia, y de repente, (en otras diócesis) “se afresa”, y no se junta con “la chusma”, pues ya ha pasado a otra élite. Tiene muy bonitos conceptos y definiciones de estos votos, e incluso los encuentra en la Bíblia fundamentados, ¿y?... Niños: Me he enterado de que hay niños que leen mi artículo, así que un ejemplo también para ellos. Cuando su papá o mamá les piden el favor de ir a la tienda, esa expresión “ya voy”, pero no van… o cuando les piden que tiendan su cama responden “ya voy” pero no lo hacen, es el mismo caso, puro rollo. Cumplamos nuestras promesas (las buenas obviamente), y no seamos como el primer hijo del evangelio mencionado que dijo “voy” pero no fue. PD: No puse promesa o ejemplo de Obispo porque no se ninguno, y aunque lo supiera ya se acabó el espacio que concede a mi columna el periódico “La Red”.

Nulidad matrimonial, justicia con verdad y caridad (3a. parte)

Evitar heridas Felipe de J. Monroy González

C

on todo, los juicios de nulidad siempre dejan heridas, advierten los jueces. En este tema, incluso el Santo Padre Benedicto XVI en varios de sus discursos a los jueces de la Rota Romana ha expresado su preocupación sobre la atención a las parejas que deciden llevar un proceso de nulidad matrimonial. Los padres Franceschi y Ortiz coinciden en que, en todo caso, es mejor prevenir para que las parejas se casen en plena consciencia —Parecería que hay un incremento en los procesos de nulidad matrimonial en los últimos años, ¿no sería mejor evitar celebraciones de matrimonios nulos desde un inicio? —Sin duda. Con la experiencia que se tiene de los tribunales, los jueces podríamos ayudar mucho más en el ámbito de la preparación del matrimonio. Si nosotros nos damos cuenta de cuáles son los motivos involuntarios por donde cojea el matrimonio, se podría trasladar al ámbito de la preparación del matrimonio, para preve-

nir. Un matrimonio nulo, aunque sea de verdad nulo, deja siempre una gran herida; es mucho mejor prevenir los matrimonios nulos, es necesario ser muy claro y profundo en la preparación de los futuros matrimonios; que no sea un simple requisito las charlas los sábados sino con un esquema de estudio —propone el P. Franceschi y relata una anécdota que vivió en Venezuela. Una feligrés que acudió a una preparación al matrimonio, le dijo al P. Franceschi que después de reflexionar y conocer a profundidad el sentido del matrimonio decidió no casarse porque se dio cuenta de que, aunque se llevaba muy bien con su novio, aquello que ella quería con él no podría funcionar y que no sería un matrimonio íntegro, le dijo: “Fue una decisión muy difícil pero agradezco a Dios cada día por iluminarme en esta situación”. —Nosotros decimos que es mejor prevenir que curar, que restituir una verdad— finaliza el juez Franceschi.


Los trabajos minuciosos

H

ay trabajos que necesitan mucha paciencia, una gracia especial y amor para cumplir con la misión o profesión que Dios da. Como son los trabajos, desvelos y cuidados de una madre para sus hijos pequeñitos; la misión del sacerdote confesor; de los químicos farmacobiólogos y de los estudiantes. ¿Quién ha contado los trabajos, desvelos y cuidados de una madre? ¿Quién ha contado todas las personas que se confiesan? ¿Quién ha contado los millones de bacterias y microbios que cuenta un farmacobiólogo? ¿Quién ha contado las horas de estudio de un estudiante o un profesionista?

¿Y ustedes quién dicen que soy yo?

ÁREA INTELECTUAL

Los contadores del mundo no pueden hacerlo; sólo un contador Divino sabe. Pero lo importante no es el número sino el amor con que se han desempeñado los trabajadores. Ni siquiera podemos contar el número de nuestros pecados, que son muchos, a lo mejor millones. Siempre pedimos a Dios un pan de cada día. ¿No deberíamos pedir a Dios el pan de la fortaleza y paciencia y abnegación, para todos nuestros semejantes; pero en especial para los que tienen trabajos minuciosos, para los estudiantes y profesionistas?

(La identidad de Jesús) Por Pbro. José Antonio Martínez Ortiz

“S

alió Jesús con sus discípulos hacia los pueblos de Cesarea de Filipo, y por el camino hizo esta pregunta a sus discípulos: ¿quién dice la gente que soy yo? Ellos le dijeron: Unos, que Juan el Bautista; otros, que Elías; otros, que uno de los profetas. Y Él les preguntaba: Y ustedes, ¿quién dicen que soy yo? Pedro le contesta: Tú eres el Cristo” (Mc 8,27-29). Mientras vamos de camino como Iglesia Potosina, aprendemos tantas cosas acerca de Jesús e incluso al unísono pregonamos hoy en día nuestra gran consigna: “Recomenzar desde Cristo” (cf. PDP 2). Pero hoy Jesús nos pregunta ¿y ustedes quién dicen que soy yo? ¿A qué Jesús estamos siguiendo? No es suficiente para ser verdaderos cristianos (seguidores de Cristo Jesús) un conocimiento genérico y superficial, rutinario, sentimental o simplemente teórico sobre Jesús. El Concilio Vaticano II en su Constitución Pastoral sobre la Iglesia en el mundo actual, advirtió, que los cristianos podemos contribuir al ateísmo de la gente con “una parte no pequeña de responsabilidad”, cuando, “por el descuido en educar bien la propia fe o por la exposición deficiente de la doctrina que induce al error, o también por las deficiencias de nuestra vida religiosa, moral o social, en vez de mostrar el rostro

auténtico de Dios, más bien lo ocultamos” o lo desfiguramos (cf. GS 15). Para conocer a Dios tenemos que mirar y escuchar a Jesús, porque sólo manteniendo fijos los ojos en Jesús, conoceremos fielmente a Dios. El Dios de Jesús, que nos lo revela en su misma persona y con el que tiene una relación filial: • Es el Dios de la alegre misericordia (cf. Lc 15,11-22). El Dios que celebra el perdón con la fiesta; el Dios que le interesa nuestro corazón y no tanto nuestras acciones; el Dios que no nos pide la perfección sino la apertura a un cambio de mentalidad. • Es el Dios del amor incondicional. El Dios que nos ha querido aún cuando éramos pecadores (cf. Rom 5,8) y nos ama y nos prefiere justo por ello (cf. Mc 2,16-17). Nos quiere por lo que somos y no por lo que hacemos. El Dios que nos busca más cuando estamos más lejos. Entre conocer a Jesús y seguirle, se crea un círculo virtuoso. Nuestro conocimiento de Jesucristo es un proceso tan permanente y abierto, deseosos siempre de conocer mejor a Jesús y en Jesús a Dios y su Reino. Jesús es un “misterio inefable”, porque no conoce como objeto desde fuera, sino sólo entrando en Él por la fe, la amistad, el amor radical y el seguimiento. Dice Moltmann: “Quien recorra el camino de Cristo, sabrá quién es Jesús; y quien crea realmente en Jesús como el ungido de Dios, lo seguirá en su camino”.

¡Tú si estás desquiciado!

S

encillamente Quicio, para no entrar en detalles de prefijos o sufijos. Es muy común al exasperarnos decir: estoy fuera de quicio, o me tienes fuera de quicio, o me sacas de quicio. Quicio es una bisílaba de origen desconocido o incierto, pero lo que si es cierto es que el quicio es el extremo o soporte de las puertas y ventanas que las sostiene consolidadas con firmeza a su marco, una especie de madre bisagra o “médula”; así que salirse de quicio o desquiciarse, plantea inestabilidad y desequilibrio en el todo que nos compone, por ello al decir que alguien esta desquiciado, es sinónimo de que esta delirante.


07

Los libros y sus autores Norman Longworth

Ciudades centradas en el aprendizaje para un siglo orientado hacia el aprendizaje Barcelona Paidós 2003, 312 págs.

El aprendizaje a lo largo de la vida

E

l aprendizaje continuo ha dejado de ser una simple filosofía. Como bien demuestra Norman Longwort en esta obra vívida y brillante, el aprendizaje a lo largo de la vida se ha convertido en una realidad que avanza con rapidez. Por todo el mundo aparecen comunidades de aprendizaje, en las empresas y en la industria, en las escuelas y universidades, éstas cooperan para construir un entorno nuevo y dinámico con el fin de estimular el hábito de aprender. El futuro del aprendizaje, como una realidad que abarca toda la existencia humana, está iniciando una nueva fase apasionante. Con ejemplos concretos de comunidades de aprendizaje Longwort describe las circunstancias en que el aprendizaje continuo ayuda a las ciudades y regiones para desarrollar y poner en práctica estrategias de cambio. La virtud de este libro radica en datos y experiencias de comunidades pioneras de aprendizaje, como en un profundo conocimiento de carácter multifacético del aprendizaje continuo. Norman Longworth Ocupó una de las primeras cátedras de la UNESCO en 1990, y hoy es profesor invitado de la Universidad Napier de Edimburgo y de la Universidad de Hallam de Sheffied. Ésta última está organizando un centro para la ciudad del Aprendizaje. Por su trabajo innovador en las escuelas, las universidades, la industria y la Iniciativa Europea de Aprendizaje Continuo, cuya presidencia ostenta, ha adquirido fama mundial tanto en el ámbito académico como en el de aprendizaje continuo. Su libro anterior Lifelong Learning, del que es coautor Keith Davies, recibió elogios de la crítica.

Iglesia Universal LAMEZIA IT.-Durante el rezo del Ángelus dominical desde el barrio industrial de la región italiana de Lamezia Terme, el Papa Benedicto XVI pidió tomar ejemplo de los santos de para renovar el mundo. El Santo Padre invitó a renovar la fe en la oración constante a la Virgen María, “a la luz de las enseñanzas del Concilio Vaticano II, de la Sede Apostólica y de sus pastores”. Se dirigió a los fieles de Calabria para animarlos a confiar en María, para que la comunidad diocesana “camine unida en la fe, en la esperanza y en la caridad. Les ayuda la Madre de la Iglesia a tener siempre en el corazón la comunión eclesial y el compromiso misionero”. LAMEZIA IT.- El Papa Benedicto XVI animó a los jóvenes a apoyarse en la fe para no ceder a la tentación del pesimismo en la Visita Pastoral a Lamezia Terme de la región italiana de Calabria bajo el lema “En nombre de Jesucristo, el Nazareno, ¡camina!”. “Estoy seguro de que sabrán superar las dificultades de hoy para preparar un futuro mejor. No ceder jamás a las tentaciones del pesimismo y de la resignación en ustedes. Esfuércense en crecer en la capacidad del amor, de cuidar del otro y de todos los bienes públicos, custodien el hábito nupcial del amor; perseveren en el testimonio de los valores humanos y cristianos tan profundamente radicados en la fe y en la historia de su población”, exhortó el Papa. ROMA.- Benedicto XVI, a través del consejo Pontificio Cor Unum, dona una ayuda inicial de 400 mil dólares para paliar la dramática situación en el Cuerno de África. Una ayuda que se añadirá a la también comprometida participación de la iglesia local de Somalia, Etiopía y Djibuti, que además han ofrecido acogida y ayuda a las víctimas. Es el anuncio realizado esta mañana por el Cardenal Robert Sarah en la sala Juan Pablo II de la Oficina de Prensa de la Santa Sede.

Iglesia en México

CIUDAD DE MÉXICO.- “Por un México sin hambre” es el nombre de la campaña organizada por la Arquidiócesis de México para el próximo 15 de octubre, que beneficiará a más de 30 mil personas que viven en extrema pobreza. El Banco de Alimentos de la Arquidiócesis de México realiza esta campaña de recolección de donativos de productos no perecederos por noveno año consecutivo en el Distrito Federal (México), en el marco del Día Mundial de la Alimentación. Con el lema “No te vamos a dar lata, te la vamos a pedir”, cientos de jóvenes que realizan el Servicio Militar Obligatorio se sumarán a esta cruzada. OAXACA.- Encabezadas por una larga procesión, las reliquias del beato Juan Pablo II arribaron a esta capital. El convoy con las reliquias del beato llegó por la parte sur de la ciudad, al templo parroquial de Consolación, desde donde partió al corazón del Centro Histórico. En ambiente festivo de miles de católicos acompañó al cortejo encabezado por el Arzobispo de Oaxaca-Antequera, José Luis Chávez Botello, y la grey católica de la capital. Adultos en plenitud, niños en brazos, jóvenes, mujeres de todas las edades y condición social, personas en muletas o silla de ruedas, vitoreaban la presencia de Karol Wojtyla en la llamada Verde Antequera. TORREÓN.- Con el Objetivo de Promover y fortalecer las COMISIONES DIOCESANAS PARA LA PASTORAL DE LA COMUNICACIÓN, se llevó a cabo el XXI Encuentro Nacional de responsables de la comunicación diocesanos. El sentido del encuentro es que una Iglesia comunicada y comunicadora lleve el mensaje de Jesucristo a todos los rincones, formando verdaderos y auténticos comunicadores discípulos-misioneros de Jesús.


Al César lo que es del César… Los fariseos se reunieron entonces para sorprender a Jesús en alguna de sus afirmaciones. Y le enviaron a varios discípulos con unos herodianos, para decirle: «Maestro, sabemos que eres sincero y que enseñas con toda fidelidad el camino de Dios, sin tener en cuenta la condición de las personas, porque tú no te fijas en la categoría de nadie. Dinos qué te parece: ¿Está permitido pagar el impuesto al César o no?». Pero Jesús, conociendo su malicia, les dijo: «Hipócritas, ¿por qué me tienden una trampa? Muéstrenme la moneda con que pagan el impuesto». Ellos le presentaron un denario. Y él les preguntó: «¿De quién es esta figura y esta inscripción?». Le respondieron: «Del César». Jesús les dijo: «Den al César lo que es del César, y a Dios, lo que es de Dios». Al oír esto, quedaron admirados y, dejando a Jesús, se fueron. (Mt 22, 15-22). Los discípulos de los fariseos junto los herodianos es el primero de tres grupos que intentan envolver a Jesús con una pregunta capciosa. Después de ellos vendrán los saduceos y en seguida un legista fariseo. Cuando Mateo habla de los discípulos de los fariseos, podría tener en mente a los judíos de su tiempo que eran discípulos de la corriente farisea, única secta judía sobreviviente después de la destrucción del templo; pues los saduceos desaparecieron de la historia con la destrucción del templo. Es muy incierto cuál era el perfil del grupo que acompañaba a los fariseos: los herodianos. Lo más elemental que se puede afirmar de ellos es su simpatía con el poder civil gobernante. La pregunta no es ficticia, pues las divergencias entre fariseos y herodianos de frente al poder extranjero dominante eran claras. Los fariseos habrían defendido la autonomía nacional, mientras que los herodianos habrían favorecido al gobierno romano. Los primeros atacarían el pago del tributo al césar, mientras que los segundos lo aprobarían. Tanto un sí o un no de Jesús, habrían causado polémica y le habrían puesto en su contra faccio-

nes importantes entre el pueblo o del poder civil gobernante. La comitiva comienza adulando a Jesús, preparando el terreno para lanzar una pregunta sobre la cual cada quien tiene una postura ya definida, es decir, no tienen interés real en conocer el parecer de Jesús. Su único interés es hacerlo quedar mal. El asunto se le propone: Dinos qué te parece: ¿Está permitido pagar el impuesto al César o no? Dicho impuesto implicaba tanto el fruto de la cosecha (tributum soli) como las propiedades personales (tributum capitis). Este último probablemente consistía en un denario al año. La historia adquiere mayor drama cuando Jesús pide la ayuda visual de una moneda. Al estar en un lugar público, los partidarios de un grupo y de otro debieron estar atentos al cuestionamiento, al igual que a la respuesta de Jesús. La pregunta que él les hace «¿De quién es esta figura y esta inscripción? Obtiene una respuesta breve y austera: al César. La réplica de Jesús se ha vuelto quizá la más clásica respuesta de Jesús a sus adversarios: “Den al César lo que es del César, y a Dios, lo que es de Dios”. Concluir diciendo que Jesús está separando el ámbito civil del ámbito religio-

so, es perder el verdadero sentido de la historia. Jesús no está proponiendo un divorcio entre lo secular y lo religioso, sino de darle a Dios lo que verdaderamente le corresponde. Así, con su respuesta, Jesús se distancía de aquellos que se oponen al apoyo a Roma. Al mismo tiempo, la inclusión de dar a Dios lo que es suyo, relativiza la obligación política del impuesto. No hay un firme principio de sumisión al poder civil. Mientras que la obediencia a Dios puede, como en el caso presente, coexistir con lo que el estado requiere, la obligación con el primero obviamente opaca la obligación con el segundo. Así pues, no existe un sí o un no, no hay regla directa, sino el imperativo de sopesar las exigencias de ambas autoridades, una de las cuales permanece y otra de las cuales es pasajera. Cuando las exigencias no se oponen (como aquí), las obligaciones para con ambos pueden cumplirse. Sin embargo, en casos de conflicto, es claro cuál autoridad requiere sumisión. Dios, finalmente, es quien determina lo que es del César y lo que no le pertenece. Por otro lado, nadie puede servir a dos Señores (cf. Mt 6.24).


V CONGRESO EUCARÍSTICO NACIONAL Se llevó a cabo el V Congreso Eucarístico Nacional, con la presencia de 25 obispos, 150 sacerdotes, 200 religiosas y un millar de laicos del país y por supuesto para la clausura la participación de más de 25 mil feligreses de la Arquidiócesis de Tijuana. El presidente del Comité Pontificio para los Congresos Eucarísticos Internacionales, Piero Marini, manifestó que México es un país rico con una historia milenaria que ha encontrado sus expresiones más completas en la fe cristiana. En el V Congreso Eucarístico Nacional, que se celebró del 5 al 9 de octubre, también estuvo presente el director general de Asociaciones Religiosas de la Secretaría de Gobernación (Segob), Paulo Tort Ortega.

Durante el Congreso, una velada con Jesús Eucaristía

Una Velada a Jesús Eucaristía La noche del sábado vivió un ambiente por completo diferente sobre las calles de nuestra ciudad, en lo que fue la Procesión del Santísimo como parte de las actividades del Congreso Eucarístico Nacional 2011, en lo que fue el punto cumbre de este encuentro de la comunidad católica de todo el país. Don Lucas Martínez Lara, Obispo de Matehuala participando en el Congreso Eucarístico

Los Obispos participantes en el congreso, entre ellos el Potosino Don Juan Manuel Mancilla Sánchez, Obispo de Texcoco

Paticipantes en el Congreso Nacioanl, escuchando las reflexiones en torno a la Eucaristía

Fue incalculable el número de personas que fueron parte de esta procesión que inició alrededor de las 17:00 horas con la celebración de la eucaristía en las afueras de la Catedral de Tijuana, sobre la explanada de la Plaza Bicentenario, en calle Segunda. Fue punto de reunión para sacerdotes, catequistas, adultos, jóvenes y todo aquel que se fuera sumando al contingente. El acto final fue una breve pero sustanciosa celebración religiosa, en donde los obispos fueron uno mismo con los fieles, que se apostaron sobre las gradas del recinto. Diez minutos después, se dio inicio al espectáculo de fuegos artificiales que iluminaron la noche en la Zona Río, que a las 22:30 del sábado, dieron final a un recorrido de 4 kilómetros.

Más de un millar de laicos de todo el país se congregaron para celebrar el Congreso Nacional Eucarístico

Cierran Congreso Eucarístico en el monumental de Tijuana Cerca de 25 mil personas se congregaron la mañana del domingo en la celebración masiva de una misa con la que se dio fin al V Congreso Nacional Eucarístico y que Tijuana fue sede desde el pasado miércoles 5 de octubre, donde se realizaron talleres, pláticas, una procesión el sábado por la tarde para finalizar con esta celebración.

Cerca de 25 mil personas se congregaron la mañana del domingo en la celebración masiva de una misa con la que se dio fin al V Congreso Nacional Eucarístico

El evento comenzó a las 10:30 de la mañana y que además de los feligreses que abarrotaron la Monumental se encontraban 31 Obispos, 200 sacerdotes y cerca de 500 religiosas, fieles y religiosos escucharon las palabras del Obispo Piero Marini, representante del Vaticano y presidente de los Congresos Eucarísticos Internacionales, quien indicó que estos congresos tienen como finalidad unir más al catolicismo.


Fiestas en honor a

C

San Francisco

Villa de Reyes

ada 4 de octubre celebramos a San Francisco de Asís, por ello, en el municipio de Villa de Reyes, prepararon su fiesta. Este acontecimiento atrae a los fieles seguidores de este santo italiano. Los habitantes de la comunidad junto con su párroco el padre Gabriel Rodríguez Montante y el Vicario Jesús Omar Salazar Martínez hicieron de esta fiesta una verbena de alegría y color. Este día que el Arzobispo Luis Morales presidió la

Por Carlos Cuéllar

San Luis Potosí Eucaristía e invitó a todos los fieles a aumentar su fe y descubrir en Cristo un verdadero significado de plenitud. Este mismo día, en el Templo de San Francisco, ubicado en el Centro Histórico de nuestra capital, en solemne Concelebración Eucarística, Mons. Arturo Antonio Szymanski Ramírez, acompañado de un gran número de Sacerdotes Religiosos Franciscanos encabezados por su Superior y por algunos

Sacerdotes Diocesanos pertenecientes al Decanato de Nuestra Señora de la Expectación, invitó a los fieles a reflexionar en torno a la vida de este santo, “Trabajemos y pidamos por la paz, todos debemos estar comprometidos a buscarla por diversos caminos, porque es asunto de todos; seamos promotores de la paz y de la justicia social, pero como nadie dá lo que no tiene, preocupémonos primeramente por tener paz en nuestro interior”.

El Pbro. Tomás Ramírez Álvarez tomó posesión de la Parroquia del Sagrario Metropolitano Por LCC Angélica Maldonado Morales

E

l pasado 5 de octubre del 2011, el Pbro. Tomás Ramírez Álvarez fue recibido por los fieles de la Parroquia del Sagrario Metropolitano, también conocido como Templo Parroquial de “La Compañía”. En solemne Concelebración Eucarística, presidida por el Vicario General de la Arquidiócesis Potosina, Mons. Antonio Torres Herrera, se efectuó la Toma de Posesión del ahora Párroco del Sagrario Metropolitano. El Padre Tomás Ramírez renovó sus votos Sacerdotales e hizo su Profesión de Fe, comprometiéndose a la vez a velar por su nueva Comunidad Parroquial. En este solemne acto, le fueron entregados los libros de los Bautizados y los sellos que significan la historia espiritual de esta Parroquia y tocó el Evangeliario comprometiéndose a dar su vida misma por el Evangelio de Cristo; firmó el acta que lo acredita como Párroco del recinto, la cual mostró gustoso a los fieles.


OCTUBRE 16 DE 2011

Puerta del Cielo es el Rosario, Puerta de Gloria, Nuestra Madre Prados segunda

E

n la parroquia Nuestra Señora del Rosario Puerta del Cielo, en la colonia Prados II, cientos de devotos a la advocación de María Puerta del Cielo, celebraron en su honor la Eucaristía, que fuera presidida por el Vicario General de Nuestra Arquidiócesis, Mons. Antonio Torres, que en compañía del párroco custodio en la fe de esta comunidad festejaron en unión con sus parroquianos, la ya menciona liturgia en honor a Santa María. Por medio de la homilía el Antonio Torres resaltó el invaluable amor que Santa María tiene a sus hijos y la gran ayuda que pueden tener los devotos al rezo del Rosario. Mencionó el Vicario General que María Madre de Dios, es el medio más fiel y rápido de llegar hasta el Reino de Dios, pues una mirada, una palabra de Santa María Madre, basta para que Cristo tome parte y tome el alma de quien María haya implorado su perdón. Pues afirmó, Cristo, no negará las peticiones de su Santa Madre. En esta celebración se recordó por medio de signos, y palabras que el rezo del Rosario es el medio e instrumento de todo buen cristiano, que busque el auxilio de Dios, pero sobre todo es un momento de oración que llena el alma de paz, rezar el Rosario no es un acto repetitivo de rezos y nada más, es más bien, un hecho de fe, donde imploramos y recordamos el poder de Dios al escoger a una mujer para entregarnos a su Hijo, y es a la vez una oración al Padre Celestial, pues con la oración del Padre Nuestro, pedimos y reconocemos a Dios Como Padre y creador. Dentro del mismo marco festivo, en la Parroquia de Nuestra Señora del Rosario, en la colonia Nueva Progreso se llevó a cabo una solemne concelebración Eucarística, el 7 de octubre, presidida por el Padre Erasmo Valero, rector del Seminario Potosino así como del párroco, Alfredo Aguilar Ruiz y de su vicario, padre Gabriel Villalobos Fernández y algunos sacerdotes invitados. La invitación por parte del Padre Erasmo Valero a los fieles de esta parroquia, fue a vivir en familia el rezo del Rosario, contemplar la vida de Cristo por medio de los ojos de la Virgen Santísima, y obtener así, todas sus bendiciones.

Nueva progreso


La Basílica de San Juan de Letrán, Catedral del Papa

ez

da Lóp

so Aran

on Por Alf

SOMEWHERE: en un lugar del corazón

D

esde el año 2010, la directora Sofia Coppola –hija del legendario Francis Ford Coppola y quien ha firmado cintas ya consideradas de culto como “Vírgenes Suicidas” y “Perdidos en Tokio” – ha estado presentándo su 4° largometraje titulado “Somewhere: En Un Lugar Del Corazón” ( Somewhere. 2010), protagonizado por Stephen Dorff, Elle Fanning, Chris Pontius, Michelle Monaghan y en una breve aparición, Benicio Del Toro. Es una verdadera pena que, aún con el León de Oro obtenido en el Festival de Venecia, esta interesante película haya pasado desapercibida y sido ninguneada por muchos otros.

Por Pbro. Efraín Moreno Aguirre

E

n esta ocasión quiero hablarles de la Catedral del Papa, es decir, de la Basílica de San Juan de Letrán. Esta Basílica era un palacio que pertenecía a una familia que llevaba ese nombre, Letrán. El emperador Constantino, que fue el primer gobernante romano que concedió a los cristianos el permiso para construir templos, le regaló al Sumo Pontífice el Palacio Basílica de Letrán, que el Papa San Silvestre convirtió en templo y consagró el 9 de noviembre del año 324. La Basílica de Letrán es la “Madre y Cabeza de toda las iglesias de la ciudad y del mundo”, así nos lo recuerda una leyenda inscrita en su fachada principal. También se le llama Basílica del Divino Salvador, porque cuando fue nuevamente consagrada, en el año 787, una imagen del Divino Salvador, al ser golpeada por un judío, se dice que derramó sangre, y en recuerdo de ese hecho se le puso ese nuevo nombre. Se llama Basílica de San Juan (de Letrán) porque tiene dos capillas dedicadas la una a San Juan Bautista y la otra a San Juan Evangelista, y era atendida por los sacerdotes de la parroquia de San Juan. Durante mil años, desde el año 324 hasta el 1400, época en que los Papas se fueron a vivir a Avignon, en Francia, la casa contigua a la Basílica y que se llamó “Palacio de Letrán”, fue la residencia de los Pontífices, y allí se celebraron cinco Concilios. En este palacio se celebró en 1929 el tratado de paz entre el Vaticano y el gobierno de Italia. Cuando los Papas volvieron de Avignon, se trasladaron a vivir al Vaticano. Ahora en el Palacio de Letrán vive el Vicario de Roma, o sea el Cardenal al cual el Sumo Pontífice encarga de gobernar la Iglesia de esa ciudad. La Basílica de Letrán ha sido sumamente venerada durante muchos siglos. Y aunque ha sido destruida por varios incendios, ha sido reconstruida de nuevo, y la construcción actual es muy hermosa.

En su interior, llaman la atención las cabezas de San Pedro y San Pablo cubiertas de plata, que se hallan sobre el altar. También se encuentran preciosas y enormes esculturas de cada apóstol (que son el modelo original de donde se mandaron hacer las réplicas que se encuentran, a menor escala, en la fachada principal de nuestra Catedral Potosina), y distintas capillas en sus laterales. Su decoración y arquitectura son obra del genial arquitecto Borromini. Es de gran importancia el altar papal, que busca el máximo realce de la figura del papa, y se dispone frente a la puerta lateral de la iglesia, que es la más usada. En su ábside encontramos un llamativo mosaico, copia del original medieval, que simboliza mediante el agua, el acto sacramental del bautismo. Además hay importantes frescos, como el del papa Bonifacio VIII que incluyó Borromini. Su fachada es de estilo barroco y de grandes dimensiones, lo que nos hace ver la grandiosidad que quiere representar la misma. A su vez, hay una gran estatua representando a Cristo, con San Juan Evangelista a un lado y San Juan Bautista al otro. Al salir de ella por el baptisterio, nos topamos con el gran obelisco egipcio, que trajo el emperador Constantino en el siglo IV de Egipto.

“Somewhere” describe una exploración intimista sobre el significado de ser una celebridad importante, un retrato sobre la madurez, la soledad y el crecimiento personal de un padre y su hija. Coppola brinda una meditación interior y muy notable sobre vidas en melancolía y sus respectivas nostalgias. Es el relato actual de Johnny Marco, un afamado astro de Hollywood que vive en medio de excesos y banalidades. Su refugio es el Hotel Chateau Marmont- hogar de celebridades de enorme éxito en California- . Cuando Cleo, su hija de 11 años, aparece sorpresivamente, Johnny Marco tendrá que poner su mejor cara, convivir con ella y atenderla de la mejor manera posible. La llegada de Cleo traerá para Johnny un momentum de estabilidad y de una posible autoevaluación a su existencia. “Somewhere: En Un Lugar Del Corazón” es una cinta poco convencional y que no sigue esquemas ya establecidos de un Hollywood carente de ideas originales. Sofia Coppola opta por mostrarnos un ejercicio fílmico experimental, de ritmos lentos pero con solvencia, en donde hay pocos diálogos y las expresiones faciales-corporales dicen más que un “te necesito”. Sus largas pausas y secuencias extensas tienen justificación para denotar el hastío de su personaje central y hacernos testigos de los ciclos vivenciales que debe cerrar bien a bien su protagonista central. Tanto Stephen Dorff como la linda actriz Elle Fanning, tienen actuaciones excepcionales y perfectas. Logran transmitir cada sentimiento, recuerdo y anhelo como un padre y su hija, ansiosos de una vida menos glamorosa y de recuperar lo perdido emocionalmente. ¡Hasta la próxima! Espero sus comentarios, aplausos o rechiflas en: ponchoaranda@hotmail.com En Facebook: Poncho Aranda L.


Al César lo que es del César… Los fariseos se reunieron entonces para sorprender a Jesús en alguna de sus afirmaciones. Y le enviaron a varios discípulos con unos herodianos, para decirle: «Maestro, sabemos que eres sincero y que enseñas con toda fidelidad el camino de Dios, sin tener en cuenta la condición de las personas, porque tú no te fijas en la categoría de nadie. Dinos qué te parece: ¿Está permitido pagar el impuesto al César o no?». Pero Jesús, conociendo su malicia, les dijo: «Hipócritas, ¿por qué me tienden una trampa? Muéstrenme la moneda con que pagan el impuesto». Ellos le presentaron un denario. Y él les preguntó: «¿De quién es esta figura y esta inscripción?». Le respondieron: «Del César». Jesús les dijo: «Den al César lo que es del César, y a Dios, lo que es de Dios». Al oír esto, quedaron admirados y, dejando a Jesús, se fueron. (Mt 22, 15-22). Los discípulos de los fariseos junto los herodianos es el primero de tres grupos que intentan envolver a Jesús con una pregunta capciosa. Después de ellos vendrán los saduceos y en seguida un legista fariseo. Cuando Mateo habla de los discípulos de los fariseos, podría tener en mente a los judíos de su tiempo que eran discípulos de la corriente farisea, única secta judía sobreviviente después de la destrucción del templo; pues los saduceos desaparecieron de la historia con la destrucción del templo. Es muy incierto cuál era el perfil del grupo que acompañaba a los fariseos: los herodianos. Lo más elemental que se puede afirmar de ellos es su simpatía con el poder civil gobernante. La pregunta no es ficticia, pues las divergencias entre fariseos y herodianos de frente al poder extranjero dominante eran claras. Los fariseos habrían defendido la autonomía nacional, mientras que los herodianos habrían favorecido al gobierno romano. Los primeros atacarían el pago del tributo al césar, mientras que los segundos lo aprobarían. Tanto un sí o un no de Jesús, habrían causado polémica y le habrían puesto en su contra faccio-

nes importantes entre el pueblo o del poder civil gobernante. La comitiva comienza adulando a Jesús, preparando el terreno para lanzar una pregunta sobre la cual cada quien tiene una postura ya definida, es decir, no tienen interés real en conocer el parecer de Jesús. Su único interés es hacerlo quedar mal. El asunto se le propone: Dinos qué te parece: ¿Está permitido pagar el impuesto al César o no? Dicho impuesto implicaba tanto el fruto de la cosecha (tributum soli) como las propiedades personales (tributum capitis). Este último probablemente consistía en un denario al año. La historia adquiere mayor drama cuando Jesús pide la ayuda visual de una moneda. Al estar en un lugar público, los partidarios de un grupo y de otro debieron estar atentos al cuestionamiento, al igual que a la respuesta de Jesús. La pregunta que él les hace «¿De quién es esta figura y esta inscripción? Obtiene una respuesta breve y austera: al César. La réplica de Jesús se ha vuelto quizá la más clásica respuesta de Jesús a sus adversarios: “Den al César lo que es del César, y a Dios, lo que es de Dios”. Concluir diciendo que Jesús está separando el ámbito civil del ámbito religio-

so, es perder el verdadero sentido de la historia. Jesús no está proponiendo un divorcio entre lo secular y lo religioso, sino de darle a Dios lo que verdaderamente le corresponde. Así, con su respuesta, Jesús se distancía de aquellos que se oponen al apoyo a Roma. Al mismo tiempo, la inclusión de dar a Dios lo que es suyo, relativiza la obligación política del impuesto. No hay un firme principio de sumisión al poder civil. Mientras que la obediencia a Dios puede, como en el caso presente, coexistir con lo que el estado requiere, la obligación con el primero obviamente opaca la obligación con el segundo. Así pues, no existe un sí o un no, no hay regla directa, sino el imperativo de sopesar las exigencias de ambas autoridades, una de las cuales permanece y otra de las cuales es pasajera. Cuando las exigencias no se oponen (como aquí), las obligaciones para con ambos pueden cumplirse. Sin embargo, en casos de conflicto, es claro cuál autoridad requiere sumisión. Dios, finalmente, es quien determina lo que es del César y lo que no le pertenece. Por otro lado, nadie puede servir a dos Señores (cf. Mt 6.24).


Consejos dados por Don Quijote a Sancho Panza Por Mtro. José Ricardo García López

Mira, Sancho: si tomas por medio a la virtud y te precias de hacer hechos virtuosos, no hay para que tener envidia a los que los tienen príncipes y señores; porque la sangre se hereda y la virtud se aquista (se conquista), y la virtud vale por si sola lo que la sangre no vale.

(segunda parte)

P

rimeramente ¡oh hijo! Has de temer a Dios; porque en el temerle está la sabiduría, y siendo sabio no podrás errar en nada. Lo segundo, has de poner los ojos en quien eres, procurando conocerte a ti mismo, que es el más difícil conocimiento que puede imaginarse. Del conocerte saldrá el no hincharte como la rana que quiso igualarse con el buey (se refiere a la fábula del buey y la rana que narran tanto Esopo como Fedro); que si esto haces, vendrá a ser feos pies de la rueda de tu locura (Alude a la ostentosa rueda que hace el pavo real abriendo su cola, la cual le llena de orgullo; mas luego, mirándose las patas, que son muy feas, la deshace lleno de confusión y desengaño. Mirando, como el pavo, la cosa más fea que en ti tienes, pronto desharás la rueda de tu vanidad) la consideración de haber guardado puercos en tu tierra. Así es la verdad, respondió Sancho; pero fue cuando muchacho; pero después, algo hombrecillo, gansos fueron los que guardé que no puercos. Pero esto paréceme a mí que no hace al caso; que no todos los que gobiernan vienen de casta de reyes. Así es verdad, replicó don Quijote; por lo cual los que no son de noble origen, deben acompañar a la gravedad del cargo que ejercitan una blanda suavidad que, guiada por la prudencia, los libre de la murmuración maliciosa, de quien no hay estado que se escape. Haz gala, Sancho, de la humildad de tu linaje, y no te desprecies de decir que vienes de labradores; porque viendo que no te corres (que no te avergüenzas o te afrentas), ninguno se pondrá a correrte, y préciate más de ser humilde virtuoso que pecador soberbio. Innumerables son aquellos que de baja estirpe nacidos, han subido a la suma dignidad pontificia e imperatoria; y de esta verdad te pudiera traer tantos ejemplos, que te cansaran.

Siendo esto así, como lo es, que si acaso viniere a verte cuando estés en tu ínsula alguno de tus parientes no le deseches ni le afrentes; antes le has de acoger, agasajar y regalar; que con esto satisfarás al cielo que gusta que nadie se desprecie de lo que él hizo y corresponderás a lo que debes a la naturaleza bien concertada. Si traes a tu mujer contigo (porque no es bien que los que asisten a gobiernos de mucho tiempo estén sin las propias), enséñala, doctrínala, y devástala de su natural rudeza; porque todo lo que suele adquirir un gobernador discreto suele perder y derramar una mujer rústica y tonta. Si acaso enviudares (cosa que puede suceder), y con el cargo mejorares de consorte, no la tomes tal que te sirva de anzuelo y de caña de pescar, y del no quiero de tu capilla (Alude al refrán que dice: No quiero, no quiero; pero echádmelo en la capilla o en el sombrero. Es decir, la corrupción); porque en verdad te digo que de todo aquello que la mujer de juez recibiere ha de dar cuenta el marido en la residencia universal [en el juicio final], donde pagará con el cuatro tanto en la muerte las partidas de que no se hubiere hecho cargo en la vida. Nunca te guíes por la ley del encaje, que suele tener mucha cabida con los ignorantes que presumen de agudos. Hallen en ti más compasión las lágrimas del pobre, pero no más justicia, que las informaciones del rico. Procura descubrir la verdad por entre las promesas y dádivas del rico como por entre los sollozos e importunidades del pobre. Cuando pudiere y debiere tener lugar la equidad, no cargues todo el rigor de la ley al delincuente; que no es mejor la fama del juez riguroso que la del compasivo. Si acaso doblares la vara de la justicia, no sea con el peso de la dádiva, sino con el de la misericordia. Cuando te sucediere juzgar algún pleito de algún enemigo, aparta las mientes (no tomes en consideración la injuria que recibiste) de tu injuria, y ponlas en la verdad del caso. No te ciegue la pasión propia en la

causa ajena; que los yerros que en ella hicieres, las más veces serán sin remedio; y si le tuvieren, será a costa de tu crédito, y aún de tu hacienda. Si alguna mujer hermosa viniere a pedirte justicia, quita los ojos de sus lágrimas y tus oídos de sus gemidos, y considera de espacio la sustancia de lo que pide, si no quieres que se anegue tu corazón en su llanto y tu bondad en sus suspiros. Al que has de castigar con obras no trates mal con palabras, pues le basta al desdichado la pena del suplicio, sin la añadidura de las malas razones. Al culpado que cayere debajo de tu jurisdicción considérale hombre miserable, sujeto a las condiciones de la depravada naturaleza nuestra, y en todo cuanto fuere de tu parte, sin hacer agravio a la contraria, muéstrate piadoso y clemente; porque aunque los atributos de Dios todos son iguales, más resplandece y campea, a nuestro ver, el de la misericordia que el de la justicia.

Si estos preceptos y estas reglas sigues, Sancho, serán luengos tus días, tu fama será eterna, tus premios colmados, tu felicidad indecible, casarás tus hijos como quisieres, títulos tendrán ellos y tus nietos, vivirás en paz y beneplácito de las gentes, y en los últimos pasos de la vida te alcanzará el de la muerte en vejez suave y madura, y cerrarán tus ojos las tiernas y delicadas manos de tus terceros netezuelos. Esto que hasta aquí te he dicho son documentos que han de adornar tu alma; escucha ahora los que han de servir para adorno del cuerpo. En lo que toca a cómo has de gobernar tu persona y casa, Sancho, lo primero que te encargo es que seas limpio, y que te cortes las uñas, sin dejarlas crecer, como algunos hacen a quien su ignorancia les ha dado a entender que las uñas largas les hermosean las manos, como si aquel excremento y añadidura que se dejan de cortar fuese uña, siendo antes garras de cernícalo lagartijero (Ave de rapiña): puerco y extraordinario abuso. No andes, Sancho, desceñido y flojo; que el vestido descompuesto da indicio de ánimo desmazalado, si ya la

descompostura y flojedad no cae debajo de socarronería, como se juzgó en la de Julio César. Toma con discreción el pulso a lo que pudiere valer tu oficio, y si sufriere que des librea a tus criados, dásela honesta y provechosa más que vistosa y bizarra, y repártela entre tus criados y los pobres: quiero decir que si has de vestir seis pajes, viste tres y otros tres pobres, y así tendrás pajes para el cielo y para el suelo; y este nuevo modo de dar librea no le alcanzan los vanagloriosos. (Librea, esta palabra deriva del francés y se refiere al vestido que obsequia el amo a sus criados. Aquí el consejo es que vista a sus criados pero también a los pobres para que éstos intercedan por él en el cielo). No comas ajos y cebollas, porque no saquen por el olor tu villanería. Anda despacio; habla con reposo; pero no de manera que parezca que te escuchas a ti mismo; que toda afectación es mala. Come poco y cena más poco; que la salud de todo el cuerpo se fragua en la oficina del estómago. Se templado en el beber, considerando que el vino demasiado ni guarda secreto, ni cumple palabra. Ten cuenta, Sancho, de no mascar a dos carrillos, ni de erutar delante de nadie.( Mascar a dos carrillos es comer con rapidez y voracidad). También, Sancho, no has de mezclar en tus pláticas la muchedumbre de refranes que sueles; que puesto que los refranes son sentencias breves, muchas veces los traes tan por los cabellos que más parecen disparates que sentencias. Cuando subieres a caballo, no vayas echando el cuerpo sobre el arzón postrero, ni lleves las piernas tiesas y tiradas y desviadas de la barriga del caballo, ni tampoco vayas tan flojo, que parezca que vas sobre el rucio; que el andar a caballo a unos hace caballeros; a otros caballerizos. Sea moderado tu sueño; que el que no madruga con el sol no goza del día; y advierte ¡oh Sancho! Que la diligencia es madre de la buena ventura; y la pereza, su contraria, jamás llegó al término que pide un buen deseo”. Hasta aquí dejamos el texto porque consideramos que el seguirlo comentando supone perder el buen sabor de los consejos dados por don Quijote a Sancho Panza.


OCTUBRE 16 DE 2011

La frustración del mal absoluto

H

Por José Andrés Gallego

abía asistido en Munster a un seminario sobre la represión en la guerra civil española y que me sorprendió que se empleara en él el concepto de “mal absoluto”. Uno estaba seguro de que el mal absoluto ni existe ni puede existir. Es metafísica y ontológicamente imposible. El mal necesita del bien para existir. Comprendo que esta última idea haga zozobrar a más de uno (y eso, precisamente, entre la gente bondadosa). Si la existencia del bien es requisito para que exista el mal, a lo mejor se arregla todo sin hacer el bien (ni tampoco el mal, claro). Pues bien, el problema es que nadie -absolutamente nadie- puede vivir tomando decisiones que no sean buenas ni malas. Es imposible hasta el extremo de que no hay forma de encontrar un caso de alguien que, por lo menos, lo intentara. Lo que intentan, en una guerra, los de ambos bandos, es ganar la guerra. Para unos y otros, el bien es vencer. Y unos y otros saben que, para lograrlo, tienen que derrotar (o sea hacer el mal) a los contrarios. ¿Y si no se conforman con vencer y lo que quieren es exterminarse mutuamente? Para que eso sea posible, es necesario que todos los militantes del bando que lo intenten sean unánimes en el deseo de exterminar al otro. Si no se da esa unanimidad, siempre podrá haber alguien que haga lo que esté en su mano para impedir el exterminio. Pondré un ejemplo. Durante unas semanas de la guerra civil española, la ciudad valenciana de Sagunto se convirtió en tierra de nadie. Los nacionales la asediaban por el norte y los republicanos la defendían desde el sur. Y hubo momentos en que no fue de unos ni de otros. Cuando unos lograban entrar en ella, conseguían los otros rechazarlos y obligarlos a abandonarla. Pero no podían quedarse porque, enseguida, sucedía lo contrario. En una de esas, apareció un camión, se detuvo en el centro de la ciudad y todo el mundo se dio cuenta de que eran milicianos los que iban en él. Había una diferencia tan grande entre los uniformes de uno y de otro ejército, que no hacía falta preguntar. Se bajaron y comenzaron a gritar que hacían falta más soldados para impedir que los nacionales entraran. Se trataba de defender Sagunto como bastión de izquierdas. La apelación dio resultados y comenzaron a presentarse voluntarios (por supuesto, de izquierdas). Entre ellos, dos muchachos de 15 y 18

años muy conocidos por la militancia izquierdista de toda la familia. Subieron a la caja del camión, dispuestos a ir al frente, y he aquí que, de pronto, llegó una mujer de la casa vecina a la suya y, con enorme energía, ordenó a los dos chicos que se bajasen de inmediato. Y ellos -perplejos- la obedecieron. La perplejidad se comprende. Era la abuela de una familia de derechas, a la que los de izquierdas le habían matado ya al marido y a un hijo. Vivían junto a ellos, en un camino de Sagunto al que sólo daban tres casas: las de esas dos familias enemistadas de una manera radical (casi el mal absoluto) y la de otra familia que era también de izquierdas, pero que endulzaba la vida elaborando turrón. Es sorprendente desde luego que los dos jóvenes de izquierdas hicieran caso a la mujer de una familia odiada, de derechas, que les daba la orden insólita de bajar del camión que iba a llevarles a defender su propia causa (la de “izquierdas”). Pero la psique humana es así. A veces, percibimos algo que no sabemos explicar y que nos lleva, sin embargo, a obedecer a verdaderos despropósitos. Tiene que ver, seguramente, con los gestos, más que con las palabras. Pero dejo la explicación a los psicólogos, que saben, de esas cosas, mucho más que este historiador. Hubo, además, otro hecho curioso, y es que los de la camioneta no increparon a la mujer. Arrancaron y desaparecieron del lugar. Fue entonces cuando la odiada vecina de derechas recurrió a la mediación de la vecina del turrón y quiso hablar con los padres de aquellos dos muchachos. Les explicó que los que acababan de marchar en el camión llevaban botas del Ejército Nacional. Le había parecido que eran “nacionales” disfrazados de “milicianos”. Habían ido a reclutar gentes de izquierdas, pero no era para llevarlos a defender Sagunto, sino para matarlos. Comprenderán ustedes que, con mujeres del temple de aquella viuda saguntina a la que le habían matado al marido y un hijo y no quería que ocurriera lo mismo a sus vecinos (y enemigos), no hay manera de exterminar al enemigo y lograr el mal absoluto. Usted puede decir que esa historia (real) sólo demuestra que hay gente buena en todas partes, pero que el exterminio es cosa de los jefes y que los jefes son los que tienen el poder (de exterminar, entre otras cosas) con mayor eficacia que una viuda con buenos sentimientos que sólo salva a un par de jóvenes. A eso replicaría que salvar a dos jóvenes basta para que el mal no sea absoluto.

El Papa triunfó con su humildad sobre guerra mediática:

Peter Seewald

E

Por Aci-prensa

n la entrevista, Seewald describe la visita del Papa como “un pequeño milagro”, porque “poco antes hubo un muy agresivo ataque mediático de tipo anticlerical, muchas condenas adelantadas y un verdadero terrorismo de opinión. Todo hace recordar a la obra de George Orwell ‘1984’ en que se construye un enemigo imaginario, una pesadilla, para azuzar a la gente”. “Y sin embargo”, continúa Seewald “a pesar de toda este increíble trabajo mediático se puso de pie una innumerable cantidad de gente, que no se dejó engañar”. “Se decía que los alemanes le darían la espalda. Nada parece más ofensivo en nuestros tiempos que permanecer católicos. Como escribía la revista ‘Stern’ ‘a la breve euforia de los inicios siguió para la mayoría de alemanes un irreparable distanciamiento de su connacional’. Es como si se dijera que el mundo estaría muy bien y en orden, si es que el Vaticano dejara de existir”. Sin embargo, dice el periodista, cuya conversión al catolicismo se debió a un encuentro con el entonces Cardenal Ratzinger, “todos fuimos testigos de algo mucho mejor. ¿Dónde quedaron las masas de críticos y de los que protestarían? Nunca aparecieron. En cambio más de 350 mil personas sobrellevaron grandes sacrificios con tal de poder escuchar personalmente al Papa y participar con él en la Misa”. “Millones le siguieron por televisión. Los libros del Papa son solicitados como nunca antes. El programa ‘La palabra del domingo’ esta vez dirigida por el Papa, se convirtió por primera vez en la historia en un verdadero éxito de rating. Y de seguro pocas veces antes se ha escuchado en Alemania tanto de inteligente, sabio y verdadero, tanto de lo fundamental”. Según Seewald hoy en día “ya no es posible pasar por alto estas palabras. Son la medida, la piedra de toque para los subsiguientes debates y para la renovación de la Iglesia católica en Alemania”. Interrogado sobre las “sombras” del viaje del Papa a Alemania el periodista insistió en la masiva campaña de los medios en su contra. “No pocas veces se recordó al pueblo de Nazaret, que no deseaba escuchar al Profeta de su propia tierra. ‘Es que no hace ningún milagro’, fue el lamento de muchos medios. Ellos trabajan como locos en una indisposición anímica contra el Papa, predican una nueva fe sin valores, y al mismo tiempo vienen con quejas de que las personas le están dando las espaldas a la Iglesia Católica. Cuando en realidad sucede que son porcentualmente bastante menos los que se separan de ella, si lo comparamos con los partidos, industrias, asociaciones. O incluso con la Iglesia protestante”. Fue impresionante, en cambio, según Seewald, ver a Benedicto XVI “atravesar la brava jauría mediática, sin perder si quiera por un segundo la compostura”. “Antes se consideraba al hombre de Roma el anti-Cristo, hoy se le considera el anti-moderno. Sin embargo mucho más significativo es esto: que después del encuentro con el Papa se mostraron sumamente contentos nos solo los representantes ortodoxos, judíos y musulmanes, sino también el presidente de la Iglesia evangélica en Alemania, quien luego del encuentro con Benedicto XVI, afirmó textualmente: ‘Estoy satisfecho’”. Seewald califica al Papa de alentador y un constructor de puentes, pero también uno que advierte. Todo cristiano necesita siempre nuevos impulsos para no detenerse en su desarrollo, en su camino, su testimonio, su conducta cristiana”. “El Papa dio las pautas apropiadas. La suerte de la fe y de la Iglesia, dijo claramente, se decide en el contexto de la liturgia y la Eucaristía. El verdadero cambio es posible solo mediante la transformación del corazón”. “Para decirlo de manera simple: el Sucesor de Pedro quiere conducir a las fuentes. Y estas no son las suyas propias o las del Vaticano, sino aquellas en las que mana el ‘agua viva’. Y que exista una Iglesia que protege y cuida estas fuentes nos debe hacer sentir felices y seguros”.


¿Por qué los niños se suicidan?

16

H

ace unos días se publicó en las noticias de un pequeño que decidió suicidarse porque no pudo resistir la violencia escolar, el famoso acoso llamado bullying. Él estaba desesperado. Era víctima de demasiados abusos.

“Los encomiendo a la Palabra”

E

Por Pbro. Margarito de la Torre

n un mundo lleno de palabras, en donde todos queremos hablar y tal vez poco estamos dispuestos a oír, en ambientes con ruidos a veces estruendosos y también ruidos interiores, se hace difícil escuchar la Palabra. En Hechos 20, Pablo, encadenado, se despide de la comunidad de los Presbíteros de Éfeso diciéndoles que no lo volverán a ver. En Hechos 20,32 les dice: “Ahora los encomiendo a Dios y a la Palabra de su gracia, que tiene poder para construir el edificio y darles la herencia con todos los santificados”. No les dice que les encomienda la Palabra, los encomienda a ella. No es que Pablo desestime su ministerio, tampoco se ve que apenas comiencen un discipulado, pues antes les ha dicho: “Tengan cuidado de ustedes y de toda la grey, en medio de la cual los ha puesto el Espíritu Santo como vigilantes para Pastorear la Iglesia de Dios” (Hechos 20,28). Es necesario dejarse formar por la Palabra; ¿pero dónde, cómo? En Jeremías 1,5 encontramos: “Antes de haberte formado yo en el seno materno, te conocía”. En la matriz de una mujer se va formando el ser humano, en el seno de la Iglesia el cristiano. Hay distintos ámbitos de la Iglesia en donde se puede recibir esta formación, no sólo para quienes se sienten llamados a la vida consagrada, si no también para todo cristiano. En el caso del sacerdocio ministerial, en el seminario se recibe una formación académica, científica, en donde se estudia la Palabra; esto es necesario, son los cimientos de la formación; sin cimientos una casa no tiene consistencia. Sin embargo, el sacerdote ministro no termina su formación con la imposición de manos del Obispo. El legado que la Iglesia le ofrece es de tal modo abundante que es inagotable. Hay otra faceta igualmente necesaria, la asidua meditación de la Palabra para todo fiel cristiano; no es posible haber sido alimentado de una vez por todas, comemos todos los días; si esto es así, con cuánta mayor razón debemos alimentarnos continuamente de la Palabra a fin de ser instruidos, iluminados, transformados, conformados con Cristo y confirmados en la fe. Admiro la tenacidad de algunos hermanos separados y creyentes de otras confesiones para anunciar lo que llevan, mientras que muchos cristianos dormimos en los laureles y otros, tal vez lo seamos sólo porque estamos bautizados, pero nos falta la Fuerza de la Palabra. No olvidemos que “la Palabra es viva y eficaz”, que es “como la lluvia y la nieve que bajan del cielo y no vuelven allá sin dar su fruto abundante”. No digo que dediquemos largas jornadas a meditar la Palabra; es mejor poco tiempo pero frecuente que mucho de vez en cuando. Si en tiempo seco cae una lluvia intensa en media hora, corren los arroyos, el agua se va y otra se evapora; poca es aprovechada por la tierra; pero si durante una semana llueve suave, la lluvia transforma los campos. Meditemos con frecuencia la Palabra, dejémosla orar en nosotros y a su tiempo dará los frutos esperados.

¿Dónde estaban sus padres? No me refiero a aquel día funesto en que él decidió arrojarse al vacío. ¿Dónde estaban sus padres todo el tiempo? ¿Dónde toda su corta vida? ¿Y su familia y hermanos? ¿Dónde estaban las autoridades escolares, que permiten estas conductas agresivas? ¿Por qué el pequeño tal vez pensó que era menos dolorosa la muerta que los innumerables daños en la escuela? ¿Acaso pensó? ¿Pensó el pequeño en el día de su nacimiento? ¿Recordó sus pasados cumpleaños, sus juguetes, sus amigos? ¿Tuvo acaso en su mente las horas bellas de su vida frente al ordenador, su juego de video, sus navidades? Tal vez sí. Tal vez suspiró recordando pequeñas cosas hermosas. Tal vez pensó en su madre, o en su padre o en sus hermanitos. En nuestros días no se tiene tiempo para darlo a los hijos. El trabajo nos absorbe de tiempo completo. Las preocupaciones de esta vida nos limitan para dedicar tiempo de calidad a los pequeños y a los jóvenes. Pero eso no debería impedirnos el escucharlos. Ellos solamente necesitan esto, atención. Frecuentemente me llegan padres o madres de familia que están desesperados porque alguno de sus hijos ha caído en adicciones. Lo malo es que ellos se enteran cuando ya los jóvenes hijos están profundamente atrapados en la droga. Y ¿Dónde estaban ustedes, papás? ¿Por qué se dieron cuenta hasta ahora? Si un padre o una madre están cercanos a sus hijos, no se encuentra la razón de la adicción. La pregunta es: ¿Dónde estaban ustedes? ¿Conocen a sus amigos? ¿Saben en qué compañías andan ellos? ¿Saben qué música les gusta, que lecturas, películas, juegos? ¿Saben con quienes se juntan sus hijos? ¿Qué amistades, noviazgos? ¿Saben de sus tendencias, de su temperamento, de sus necesidades? ¿Saben cómo les pinta la escuela? ¿Saben si cuando llegan a casa frustrados, tristes, con amargura, es porque tienen problemas académicos o problemas de relación? Las buenas notas importan, pero no es lo único. La escuela forja a los jóvenes en la cultura y en los valores, por lo

menos en teoría. Pero no solo eso. El ambiente escolar está viciado, porque es un entorno vital, y allí se llevan todas las cargas emocionales y vivenciales de la familia y de los demás entornos. Entonces ya sabemos por qué ellos actúan así. En casa no encuentran quien les escuche. Y es donde aparecen los falsos gurúes. Los ídolos, los falsos amigos, la soledad y sus malos consejos. Entonces van a donde sí les escuchan. El hombre es un ser sociable. Nace dentro de una sociedad, crece dentro de ella, se alimenta de ella, vive de ella. Lo que importa es: cuál es la sociedad en que nuestros hijos crecen. Démosle a nuestros jóvenes motivos de esperanza. Demos a ellos el regalo de la confianza, el del amor con el que a la mayoría de ellos les recibimos cuando los concebimos y cuando los tuvimos en nuestros brazos en el principio. No los descuidemos. No los dejemos solos. Hagamos que ellos encuentren un refugio seguro y cálido cerca de nosotros. Para que no ocurran estas desgracias tan tristes. Los niños no deben morir. El mundo les espera. No les dejemos solos. No permitamos que ni de broma ellos contemplen la posibilidad de huir del hermoso mundo al que los hemos traído. Seamos sonrisa para ellos. Que cuando su vida en otros entornos les haga llorar, sepan que hay un lugar y unas personas, que siempre le darán una sonrisa, un abrazo, comprensión, confianza, amor… y vida.


17

Palabra de Dios

La violencia en américa latina

Por Redacción

«Den al César lo que es del César, y a Dios, lo que es de Dios»

Evangelio según San Mateo 22,15-21 En aquel tiempo, los fariseos se retiraron y llegaron a un acuerdo para comprometer a Jesús con una pregunta. Le enviaron unos discípulos, con unos partidarios de Herodes, y le dijeron: -Maestro, sabemos que eres sincero y que enseñas el camino de Dios conforme a la verdad; sin que te importe nadie, porque no te fijas en las apariencias. Dinos, pues, qué opinas; ¿es lícito pagar impuesto al César o no? Comprendiendo su mala voluntad, les dijo Jesús: -¡Hipócritas!, ¿por qué me tentáis? Enseñadme la moneda del impuesto. Le presentaron un denario. Él les preguntó: ¿De quién son esta cara y esta inscripción? Le respondieron: -Del César. Entonces les replicó: -Pues pagadle al César lo que es del César, y a Dios lo que es de Dios. Palabra del Señor Gloria a ti Señor Jesús

Coherencia cristiana

E

l Santo Padre ha recibido en audiencia a la Presidencia del Consejo Episcopal Latinoamericano y del Caribe CELAM. El grupo de prelados estaba encabezado por el presidente Mons. Carlos Aguiar Retes, Arzobispo de Tlalnepantla (México), junto con los vicepresidentes: Mons. Rubén Salazar Gómez, Arzobispo de Bogotá (Colombia); y Mons. Dimas Lara Barbosa, Arzobispo de Campo Grande (Brasil); el secretario general del CELAM Mons. Santiago Jaime Silva Retamales, Auxiliar de Valparaiso (Chile); así como el presidente del Comité Económico Mons. Carlos María Collazzi Irazábal, Obispo de Mercedes (Uruguay) y al padre Leónidas Ortiz, secretario general adjunto. Los dirigentes del CELAM examinaron con el Pontífice algunos de los asuntos más importantes para la Iglesia en la región, entre ellos el incremento de la violencia en algunos países. Los obispos manifestaron sus inquietudes sobre temas de actualidad en el continente como la legalización del aborto, el matrimonio entre homosexuales y la adopción de niños por parejas del mismo sexo. Estos directivos permanecerán en Roma hasta el próximo 12 de octubre para mantener reuniones con diferentes dicasterios de la Santa Sede. La agenda

El Evangelio nos describe la escena cuando fariseos y herodianos se juntaron para poner un dilema a Jesús y tener una razón para condenarle. Si aceptaba que había que pagar el impuesto al César, Jesús estaría contra el pueblo. Si lo negaba, entonces estaría contra el César. de los obispos latinoamericanos incluye reuniones con representantes de la Congregación para la Doctrina de la Fe, del Clero, con el Concejo Pontificio para la Justicia y la Paz. Les recordamos que Benedicto XVI celebró en mayo del 2007 su primer viaje a América Latina, a Brasil, para inaugurar la quinta asamblea general del CELAM, celebrada en Aparecida. La asamblea definió la nueva estrategia pastoral de la Iglesia para la región -como se puede leer en el documento final- en el espíritu de “un nuevo Pentecostés”. Los miembros del episcopado latinoamericano están llamados a ser discípulos y misioneros de Jesucristo, Camino, Verdad y Vida, para que nuestros pueblos tengan vida en Él. Ellos expresan, junto con Benedicto XVI, que el patrimonio más valioso de la cultura de nuestros pueblos es “la fe en Dios Amor”. Reconocen con humildad las luces y las sombras que hay en la vida cristiana y en la tarea eclesial. Quieren iniciar una nueva etapa pastoral, en las actuales circunstancias históricas, marcada por un fuerte ardor apostólico y un mayor compromiso misionero para proponer el Evangelio de Cristo como camino a la verdadera vida que Dios brinda a los hombres.

Es de notar que la forma se realiza a través de un halago: “Maestro, sabemos que eres amador de la verdad, y que enseñas con verdad el camino de Dios…” sin duda, dicen algo cierto sin darse cuenta. Pero Jesús no cae en esa adulación al expresar que es una hipocresía porque en realidad se trataba de una trampa. Pocas frases de Jesús han sido tan citadas como éstas. Y ninguna, tal vez, tan distorsionada desde intereses ideológicos o laicistas. No se trata de una contradicción, entre lo divino y lo terrenal, entre lo civil y lo religioso, o entre la Iglesia o el estado. La respuesta de Jesús es muy ajena a esas interpretaciónes tan pobres. Jesús no está pensando en Dios y el César como dos poderes que pueden exigir cada uno sus derechos a sus súbditos. Más bien Cristo nos enseña la dinámica del Reino de Dios: «Pagad al Cesar lo que es del César, y a Dios lo que es de Dios». Jesús vive totalmente entregado a preparar el «camino de Dios» para que nazca una sociedad más justa. Cristo ha venido para establecer el reino de la justicia, del amor y de la palabra. 1. Dios es el valor supremo y la prioridad el Reino de Dios. 2. Nosotros todos somos imagen de Dios, no somos imagen de ningún César 3. Colaborar por la verdad, la paz y la justicia en la sociedad Busca el Reino de Dios y su justicia. Por P. Pedro S.S.


18

OCTUBRE 16 DE 2011


OCTUBRE 16 DE 2011


SEMANA DE LA FAMILIA Del 16 al 23 de octubre Celebración Eucarística domingo 23 de octubre, 12:00 hrs Catedral Metropolitana Presidida por el Señor Arzobispo Don Luis Morales Reyes Los invitamos a la conferencia

La Paz se construye en la familia

Sábado 22 de octubre, 12:00 hrs. Impartida por el Lic. en Ciencias de la Familia Francisco Javier Peralta Dávalos Casa de Acción Católica, Auditorio Montes de Oca, Dimensión de la Pastoral Familiar Mayores informes en Galeana 325 Tel 8 12 67 14 Y 8 12 05 64

MOVIMIENTO DE CURSILLOS DE CRISTIANDAD

Te invita a vivir un encuentro vivo con Jesucristo Nuestro Señor Te invitamos a vivir esta experiencia de cursillos

para Mujeres del 18 al 21 de noviembre

del 2011 en la Casa de Cursillos de Cristiandad, la cita es en Amado Nervo #456, A las 18:30 hrs. Nota: Sólo se recibirán solicitudes de admisión hasta el día 5 de noviembre de 2011. Mayores informes: Tel. 813.20.93 y 812.14.34

¿Le duelen mucho las rodillas?

¿Le han dicho que el único tratamiento es la cirugía?

El padecimiento en donde se desgasta el cartílago se llama artrosis Homeopatia y productos naturales

Aquí tenemos la solución a su problema hasta desaparecer esos dolores y regenerar (volver a formar) el cartílago. Con un tratamiento natural, además de curar osteoporosis, artritis y otros problemas de huesos y músculos.

Plaza El Pocito Av. Constituyentes Pte. 49 local 3(carr. Libre a Celaya) Querétaro, Qro. Tels. (01 442) 216 99 23 y 196 80 94

Sucursal: Plaza Galerias Constituyentes Ote. No. 34 local 18-B Mercurio, Querétaro, Qro. Tel (01 442) 213 69 60

Edición 141  

Semanario La Red

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you