Issuu on Google+


El plan divino para el pacto y las ofrendas especĂ­ficas


1

Diezmo “Dios reclamaba como propiedad suya una décima parte de todas las ganancias... ” (Consejos sobre mayordomía cristiana, p. 75).


Destino de los diezmos División Sudamericana 10% Unión 10% Nuevo Tiempo (variable) % Publicaciones SALT

(variable) %

Escuelas (variable)% Campo local promedio 75%

Predicación del evangelio (Sudamérica y el mundo) Predicación del evangelio dentro de una región Predicación del evangelio (comunicación) Predicación del evangelio (Ministerio de publicaciones) Predicación del evangelio (Teología y educación) Predicación del evangelio (Educación religiosa) Predicación del evangelio (Pastores y evangelismo en Asociación/Misión)


2

Ofrenda/Pacto “Pero cuando el corazón se conmueve por la influencia del Espíritu Santo, y se hace un voto de dar cierta cantidad, el que ha hecho el voto no tiene ya ningún derecho a la porción consagrada.” (Hechos de los apóstoles, p. 61).


Destino de las ofrendas sueltas y pactos Pacto y ofrendas sueltas Proyectos misioneros

10%

Proyecto de desarrollo

10%

Escuela Sabática

20%

Iglesia local

60%

Ofrendas al Señor, programadas y no específicas

Adquisición de Biblias, estudios bíblicos, folletos y materiales de Escuela Sabática. Compras de terrenos, construcciones, remodelaciones y alquiler de salones. Misiones mundiales (predicación del evangelio en todo el mundo) Gastos generales y proyectos locales


Además de las ofrendas de los pactos, también están las donaciones específicas, o sea, donaciones esporádicas con fines determinados, por un período definido.


Destino de las ofrendas específicas Ofrenda delsacrificio (especial y específica) Iglesia local: 100%

Ofrenda extra No necesita de una base porcentual y puede tener un período definido


Cuando entregamos los diezmos y las ofrendas (sueltas o pactos), el dinero de Dios circula por el mundo, posibilitando la predicaci贸n del evangelio en todos los lugares de la Tierra.


Ofrenda pacto y ofrenda específica: ¿Cuál es la diferencia?


Después de devolver al Señor los diezmos y entregar los pactos, el cristiano tiene la libertad y el derecho de presentar al Señor sus donaciones específicas. Estas donaciones también son conocidas como ofrendas especiales, ofrendas de sacrificio u ofrendas específicas.


Ofrenda pacto

Ofrenda específica

1° Diferencia El adorador no ofrenda con un fin específico, deja la decisión a criterio de la iglesia. (60% para la iglesia local), (20% para la Asociación/Misión), (20% para los campos misioneros mundiales). El donante especifica cómo usar el 100% de lo ofrendado.


Ofrenda pacto Ofrenda específica

2° Difrerencia Tiene objetivos mundiales. Tiene objetivos locales y específicos.


3° Diferencia Ofrenda pacto Tiene como base el porcentaje (%), proporcional a las bendiciones. Ofrenda específica Tiene como base la cantidad o el valor ($), proporcional a las necesidades.


4° Diferencia Ofrenda pacto Permanece para siempre en la vida del creyente, como resultado natural de su experiencia cristiana. Ofrenda Es momentánea, existe por un período de específica tiempo, mientras persiste la necesidad, o hay algún apelo específico.


Ofrenda pacto Ofrenda específica

5º Diferencia Debe ir después del diezmo. Cuando ocurre, debe ir después del pacto.


6° Diferencia Ofrenda pacto Es administrada de acuerdo a la definición y propósitos de la iglesia local (60%), de las iglesias cercanas (Asociación/Misión 20%), y de la iglesia mundial (Campos misioneros 20%). Ofrenda Es administrada solo de acuerdo a la definición específica y propósitos de la iglesia local y/o del donador (100%).


7掳 Diferencia Ofrenda pacto Se enfoca en la gratitud y en la Misi贸n mundial. Ofrenda espec铆fica Se enfoca en la necesidad y en la Misi贸n local.


“El único medio que Dios ha dispuesto para hacer progresar su causa consiste en bendecir a los hombres con propiedades. [...] En retribución, quiere él que los hombres y las mujeres manifiesten su gratitud devolviéndole una porción en diezmos y ofrendas” (Joyas de los testimonios, t. 2, p. 41).


Nos queda poco tiempo antes de la segunda venida de Cristo y de la conclusi贸n del gran conflicto entre el bien y el mal. Debemos estar siempre alerta, porque el enemigo de Dios, sabiendo que tiene poco tiempo, usa todas sus fuerzas para apartar a los hijos de Dios de la verdad y debilitar la proclamaci贸n del evangelio.


Debemos estar dispuestos a entregar nuestra vida por completo en las manos de Cristo. Cuando así lo hagamos podremos estar tranquilos, todo lo demás estará dentro de las bendiciones y salvación en Cristo, porque “el plan de salvación fue establecido por el infinito sacrificio del Hijo de Dios”.


El gran conflicto tendrá su fin y la Palabra de Dios nos anima diciendo “Mas nuestra ciudadanía está en los cielos, de donde también esperamos al Salvador, al Señor Jesucristo” (Fil. 3:20).



Seminario 10 esp