Page 1

Surco Publicación mensual de la Iglesia Evangélica Metodista en Mar del Plata y Balcarce. Año XXIII - Nº 281

Mayo / 18

24 de Mayo Día del Metodismo

“Estoy harto de opiniones. Dame un humilde, pacífico, amante de Dios y del hombre, un hombre lleno de misericordia y buenos frutos; sin parcialidad ni hipocresía. Que mi alma esté con tales cristianos dondequiera que estén y cualquiera sea su opinión. Quien hace la voluntad de mi Padre, ése es mi hermano.” John Wesley (1703 - 1791)


“Yo amo a mis hermanos los trabajadores como a mí mismo. Yo odio la tiranía, la maldad y la injusticia.” Samuel Fielden, pastor metodista fue uno de los protagonistas de los sucesos que llevaron a establecer el 1º de mayo como el Día Internacional del Trabajador. El 1° de mayo de 1886 miles de trabajadores se declararon en huelga para obtener este beneficio: La jornada laboral de 8 horas. Durante los días siguientes se sucedieron episodios de protesta represión y violencia. En uno de ellos un artefacto explosivo detonó entre los hombres de la policía matando a uno de ellos e hiriendo a otros. La policía abrió fuego sobre los obreros matando a un número indeterminado de ellos. Se declaró el estado de sitio y se produjeron decenas de arrestos y posteriores denuncias de tortura. Ocho de ellos fueron sometidos a un juicio que la historia rápidamente calificó como una farsa. Durante el falso juicio, Fielden se defendió con un extenso discurso. Esta es la parte final del mismo: “Yo amo a mis hermanos los trabajadores como a mi mismo. Yo odio la tiranía, la maldad y la injusticia. El siglo XIX comete el crimen de ahorcar a sus mejores amigos. Hoy el sol brilla para la humanidad; pero, puesto que para nosotros no puede iluminar más dichosos días, me considero feliz al morir, sobre todo si mi muerte puede adelantar un solo minuto la llegada del venturoso día en que aquel alumbre mejor para los trabajadores. Yo creo en que llegará un tiempo en que, sobre las ruinas de la corrupción, se levantará la venturosa mañana del mundo emancipado libre de todas las maldades, de todos los monstruosos anacronismos de nuestra época y de nuestras caducas instituciones…”.

2


Lo distintivo de un metodista Mayo, mes de la iglesia metodista

Juan Wesley (fragmentos)

Las marcas distintivas de un metodista no son sus opiniones sobre cualquier asunto. Su aprobación de tal o cual esquema de religión, su aceptación de cualquier conjunto de nociones, su adhesión a un juicio sobre otros seres humanos, son todos elementos muy alejados del tema. Creemos, ciertamente, que toda Escritura es producida por inspiración de Dios. Asimismo, creemos que esta Palabra de Dios escrita es la única y suficiente norma para la fe y la práctica cristianas. Creemos que Cristo es el Eterno y Supremo Dios. Pero, en cuanto a las opiniones que no atacan los fundamentos del cristianismo, «pensamos y dejamos pensar». De manera que, sean lo que sean, ciertas o equivocadas, no constituyen «marcas distintivas» de un metodista. Tampoco lo son las palabras o frases de cualquier tipo. Preferimos las palabras más obvias, fáciles y comunes que mejor expresen lo que deseamos transmitir, tanto en lo corriente como cuando hablamos de las cosas de Dios. Tampoco deseamos ser reconocidos por nuestras acciones, costumbres, o usos de naturaleza indiferente. Nuestra religión no se basa en hacer lo que Dios no ha impuesto, o en abstenerse de lo que no ha prohibido. Finalmente, tampoco se distingue el metodista por hacer recaer toda la fuerza de la religión en una sola parte de la misma. «¿Cuál es entonces, el sello? ¿Quién es metodista, según tu propia convicción?» Yo contesto: Metodista es quien tiene el amor de Dios derramado en su corazón por el Espíritu Santo que le fue dado; quien ama al Señor su Dios con todo su corazón y con toda su alma y con toda su mente y con toda sus fuerzas. En verdad ora siempre sin cesar y sin desmayar. Esto no significa que esté siempre en la iglesia, aunque no pierde oportunidad alguna de estar allí. De acuerdo con éste, su único deseo, el propósito fundamental de su vida es no hacer su propia voluntad, sino la del que le envió. Por último, hace el bien a todos: a vecinos, a extranjeros, a enemigos y amigos. Lo practica de todas las maneras posibles: atendiendo no sólo a sus cuerpos sino también alimentando al hambriento, cubriendo al desnudo, visitando a los que están enfermos o en la cárcel. Estos son los principios y las prácticas de nuestra «secta»; es decir, las marcas de lo que es un verdadero metodista. Y yo os ruego, hermanos, por las misericordias de Dios, que no haya divisiones entre nosotros. «¿Es recto tu corazón así como el mío es recto con el tuyo?» No hago más preguntas. «Si lo es, dame tu mano.» No destruyamos la obra de Dios por opiniones o palabras. ¿Amas tú a Dios y le sirves? Es suficiente. Te doy la mano derecha de la fraternidad. 3


Susana Wesley, una mirada femenina del Metodismo

Susana Wesley (1669 - 1742), madre de John y Charles Wesley, iniciadores del Movimiento Metodista.

“Dame gracia, oh Señor, para ser una cristiana verdadera”. “Ayúdame, Señor, a recordar que religión no es estar confinada en una iglesia o en un cuarto, ni es ejercitarse solamente en oración y meditación, sino que es estar siempre en tu presencia”. Susana nació en Inglaterra, en una familia piadosa, ella era la mayor de 25 hijos. Fue una mujer inteligente y estudiosa, su padre, el pastor Samuel Annesley, le dio una instrucción excelente. De joven aprendió griego, latín y francés, y su padre le permitía quedarse en su oficina cuando muchos hombres famosos de la época se reunían para discutir temas teológicos y de filosofía. Algunos la consideran la “madre del metodismo”, por los métodos aplicados para la crianza de sus hijos. A los 19 años se casó con Samuel Wesley con quien tuvo diecinueve hijos (9 murieron en su infancia y 10 lograron sobrevivir). Susana era una mujer de naturaleza frágil, pero muy fuerte espiritualmente, que mantenía la casa y administraba las finanzas. Encontraba fuerzas para criar a sus hijos y administrar el hogar porque cada mañana y cada tarde dedicaba momentos para estar a solas con Dios, orando y meditando. Esta decisión la tomó cuando ya tenía nueve hijos: apenas se despertaba buscaba la comunión con Dios. Sólo así pudo afrontar los problemas del hogar, (tuvo que pasar por muchas pruebas: la muerte de sus hijos, deudas que crecían y el dinero que no alcanzaba), sin embargo, en el aspecto espiritual, tuvo una vida de riquezas y de victoria. Se cuenta que frente a una dura prueba escribió: “Todos mis sufrimientos, por el cuidado del Dios omnipotente, cooperaron para promover mi bien espiritual y eterno ¡Gloria sea a Ti, oh Señor!” Daniel La Moglie

 "Trátame como quisieras ser tratado” (John Wesley. Sermones, Tomo I, Prefacio, 9-10. Trad. por Justo L. González) “¿Estás seguro de que ves más claramente que yo? No sería nada extraño. En tal caso, trátame como quisieras ser tratado en circunstancias análogas. Muéstrame un camino mejor que el que conozco. Muéstramelo con pruebas claras de las Escrituras. Y si acaso me demoro por algún tiempo en el camino por donde estoy acostumbrado a andar, y no me muestro dispuesto a dejarlo, ten conmigo un poco de paciencia. Tómame de la mano, y guíame según la medida de mi capacidad. No te enojes si te ruego que no me abrumes a golpes para que apresure el paso. Apenas puedo caminar lenta y débilmente; y si me maltratas, no podré dar un solo paso. Te pido además que no me apliques calificativos duros para traerme al buen camino. Aun cuando yo esté muy equivocado, no creo que ese método me llevaría por buen camino. Más bien me haría huir de ti, y por tanto me apartaría cada vez más del camino. Si te enojas, posiblemente yo también me enoje, y entonces no habrá gran esperanza de encontrar la verdad"

4


Ataque a Siria: El peligro del uso ideológico de la Biblia

PERÚPor Juan Fonseca“Todo el reino de Siria dejará de existir, al igual que la ciudad de Damasco; además, las ciudades del norte, que son el orgullo de Israel, se quedarán sin murallas. Yo soy el Dios todopoderoso, y juro que así será” (Isaías 17:3 – Traducción en Lenguaje Actual). En estos días, las redes sociales han sido inundadas por este versículo bíblico con el fin de sostener la alucinante idea de que la agresión de las potencias occidentales a Siria fue predicha hace siglos por el profeta Isaías y que, en ese sentido, es un cumplimiento de la voluntad de Dios. La debilidad de esta postura ha sido sólidamente rebatida por varios teólogos y exégetas, por lo que no pretendo hacer una nueva refutación. Recomiendo en particular la reflexión del teólogo Gabriel Gil. Este incidente me plantea más bien una reflexión sobre los peligros que plantea el uso ideológico que hace el fundamentalismo de la Biblia, en particular en contextos de expansión imperial. Esto no es nada nuevo, por supuesto. Desde que el cristianismo se alió con el poder, los teólogos y exégetas han utilizado la Biblia para justificar procesos como las Cruzadas (siglos XI al XIII), la invasión europea a América (siglo XVI) o el reparto imperialista de África, Asia y Oceanía (siglo XIX). Al respecto, uno de los mejores trabajos que he leído es el de R. S. Sugirtharajah (La Biblia y el Imperio. Exploraciones poscoloniales. Madrid: Akal, 2009). En dicho trabajo, este biblista indio muestra cómo los procesos hermenéuticos construidos en las comunidades cristianas de la Inglaterra victoriana se apropiaron, reapropiaron y hasta mutilaron los pasajes bíblicos, no solo para justificar la expansión imperialista, sino también para construir identidades confesionales y nacionales. Pero también muestra cómo, desde la naciente comunidad cristiana en la India, aparecieron también intérpretes nativos de la Biblia que también se apropiaron de ella para contrarrestar el discurso bíblico imperialista. En Latinoamérica contemporánea han ocurrido ambos procesos, pero principalmente el primero. El fundamentalismo evangélico ha sido uno de los principales propulsores de ese uso colonialista de la Biblia. Recuerdo que cuando de adolescente empecé a interesarme en la teología, encontré en la biblioteca de mi padre los libros de la denominada “literatura profética” (Hal Lindsey, David Wilkerson y otros) que se dedicaban a relacionar los textos bíblicos con los procesos geopolíticos contemporáneos, asumiendo que todo lo que ocurría ahora había sido predicho hace siglos por los autores bíblicos. Incluso recuerdo que en los institutos bíblicos evangélicos de la época existía el curso de “Profecía bíblica”, en los que los estudiantes eran entrenados para sostener este pintoresco acercamiento a la historia y la política mundial. Como los estudiosos de las “profecías” 5


eran fundamentalistas norteamericanos y cristianos sionistas fervientemente republicanos, todas sus lecturas asociaban a los actores malos con la Unión Soviética (Gog y Magog en Ezequiel 38 y 39), El Vaticano (la “gran ramera” de Apocalipsis 17 y 18), la Unión Europea (la bestia con “diez cuernos”, pues entonces la Comunidad Europea tenía solo diez miembros, Daniel 7:7-8) y China (el “ejército de Oriente” en la batalla del Armagedón, Apocalipis 16:12-16). Luego de la caída del muro de Berlín, “adaptaron” sus interpretaciones para asociar a los “malos” del simbolismo apocalíptico con el mundo islámico (la denominada Ventana 10-40). En contraste, los “buenos” eran siempre Israel y Estados Unidos. Recuerdo en particular una clase en la que me explicaron el pasaje de Apocalipsis 12:14: “Y se le dieron a la mujer las dos alas de la gran águila, para que volase de delante de la serpiente al desierto, a su lugar, donde es sustentada por un tiempo, y tiempos, y la mitad de un tiempo”. El profesor afirmó que la mujer encinta representaba a Israel (luego hallé otra interpretación que la asociaba con la Iglesia) y que la “gran águila” era Estados Unidos, el poder político que salvaba a Israel y/o a la Iglesia de la amenaza del “gran dragón” (¿China?). Todos estos recuerdos se me vinieron ahora luego de ver cómo el fundamentalismo evangélico y el sionismo cristiano, aliados inquebrantables, siguen vitales en su esfuerzo por manipular el mensaje bíblico para ponerlo al servicio de la política exterior norteamericana. Hace unos años, Kevin Phillips, en su libro American Theocracy (2005) denunció cómo esta alianza ultraconservadora había sido uno de los factores más influyentes en la política exterior estadounidense. Parece que siguen siéndolo ahora, y han recuperado enorme fuerza en la era Trump. Como creyente, no deja de parecerme desalentadora la vitalidad de una corriente que destruye la esencialidad del mensaje bíblico para ponerlo al servicio del poder. El fundamentalismo es realmente una de las mayores amenazas de la fe cristiana, pues su enfoque debilita enormemente la posibilidad de que la Biblia siga siendo relevante para el mundo en el futuro. Si algo ha quedado claro en la historia cristiana, es que una de las razones por las que el mensaje bíblico ha mantenido su relevancia ha sido por su capacidad de “traducirse” a las distintas culturas y tiempos, de ser interpretada desde la experiencia y ser releída desde la opresión para ser instrumento de liberación. Así lo hicieron los cristianos afroamericanos en Estados Unidos o las comunidades de base latinoamericanas. El fundamentalismo es en cambio una lectura que congela la vitalidad de la Biblia para convertirla en un instrumento de opresión religiosa o política. Y lo hace desde la rigidez de la ignorancia, pues si algo caracteriza a los fundamentalistas de todos los tiempos es creer que la memorización y la lectura literal son las únicas habilidades para demostrar que se “sabe de Biblia” y que, además, eso es suficiente para “leer los tiempos”. Así lo hacían los fariseos de la época de Jesús y así lo hacen sus herederos contemporáneos en los seminarios fundamentalistas. Hasta hablan de política, ciencia, cultura o arte desde la estrecha mirada de los versículos bíblicos que leyeron mal o que mutilaron para acomodarlo a sus intereses. Lo otro que caracteriza a los fundamentalistas es la tendencia al dualismo en sus visiones del mundo: ellos los “buenos” y el resto los “malos”, “perdidos”, “herejes”, etc. En ese sentido, para quienes no compartimos esa visión, conviene siempre recuperar el sentido cristocéntrico de la hermenéutica: el mensaje de amor de Jesús como paradigma que ilumina (o debería iluminar) toda interpretación de la Biblia. Entonces podríamos recuperar esa virtud del texto sagrado de los cristianos: narrar cómo Dios ha actuado en medio de distintos tiempos y culturas, a través de personas de diversas identidades y creencias con el fin de reconciliar al ser humano con sí mismo, con el prójimo, con la Tierra y con Dios. Para ello, hay que ir más allá de la letra y buscar la impronta de amor que está detrás de ella. Si no hay amor en la letra, entonces la letra deja de ser relevante para la fe y se aleja del espíritu liberador de las enseñanzas de Jesús. Y en este momento no hay nada más carente de amor que justificar guerras y bombardeos con la Palabra de Dios. Alc-noticias.net 6


Mis ovejas oyen mi voz, y yo las conozco, y me siguen (Juan 10:27) "Su voz es la vida” Su voz es paz Su voz es vida Su voz es amor Su voz es sentido

Su voz es mi vida Su voz es tu luz Su voz es despertar Su voz es alegría

Su voz es ternura Su voz es espacios Su vos es rebaños Su voz es acogida

Su voz es un llamado Su voz es reclamo Su voz es justicia Su voz es cuidados

Su voz es caminos Su voz es salud Su voz es comida Su voz es cobijo

Su voz es la tuya Su voz es la mía Su voz es la nuestra Su voz es la vida Jorge Daniel Zijlstra

¿Cuánto sabemos de la Biblia?

Primera parte

1. ¿Quiénes escribieron los primeros cuatro libros del Nuevo Testamento? 2. ¿Quién escribió los primeros cinco libros del Antiguo Testamento? 3. ¿Cuáles dos libros del Antiguo Testamento llevan nombres de mujeres? 4. ¿Cuáles son los Diez Mandamientos? 5. ¿Cuál es el Gran Mandamiento? 6. ¿Cuál es el segundo mandamiento más importante? 7. ¿Cuál es la Regla de Oro? 8. ¿Cuál es la Gran Comisión? 9. ¿Cuál era la prueba de un profeta, para saber que era verdaderamente de Dios? 10. ¿A quién le dio Dios los Diez Mandamientos?

Respuestas en pág. 9

Aporte de Darío Ferrari 7


El pan nuestro Danos, Dios de la tierra y de los trigales, el pan nuestro de cada día. Ese pan que no nos pertenece, que es tuyo y que es generoso, que es pan para compartir, que es pan que se hace bendito cuando alcanza a cada persona, cuando sacia hambres y soledades, cuando no se acapara ni se esconde. Pero no nos des sólo el pan, danos también la dignidad que se nos niega en estos mundos nuestros donde los muros y las guerras y las grietas y las ambiciones y los neoliberalismos y los fundamentalismos excluyen, marginan, condenan, expulsan, matan. Danos mesas donde poder encontrarnos para celebrar nuestras humanas diversidades. Danos la capacidad del abrazo, de la mirada cálida, de la mano tendida, del corazón sensible, del compromiso con la plenitud de la vida. Danos palabras que animen, acciones que incluyan, gestos que esperancen, canciones que dibujen mañanas de panes tiernos y justos y de copas rebosantes del vino de la equidad. Gerardo Oberman

Primeros y terceros domingos

Estudios Bíblicos en hogares: En casa de Elisabeth: los Jueves, 17 hs. En casa de Teresita: los Miércoles, 18 hs. 8


¿Cuánto sabemos de la Biblia?

Primera parte

Respuestas: 1. Mateo, Marcos, Lucas y Juan 2. Muchos estudiosos conservadores sostienen que el Pentateuco fue escrito por Moisés. 3. Ester y Rut 4. 1. Yo soy el Señor tu Dios. No adorarás a otros dioses. 2. No te harás escultura ni imagen alguna ni de lo que hay arriba en los cielos, ni de lo que hay abajo en la tierra, ni de lo que hay en las aguas debajo de la tierra. 3. No tomarás el nombre de Dios en vano. 4. Santificarás el día del Señor. 5. Honrarás a tu padre y a tu madre. 6. No matarás. 7. No cometerás adulterio. 8. No robarás. 9. No dirás falso testimonio ni mentirás. 10. No codiciarás la casa de tu prójimo, no codiciarás la mujer de tu prójimo - los bienes ajenos. (éxodo 20:2-17) 5. "Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma y con toda tu mente" (Mateo 22:37,38). 6. "Amarás a tu prójimo como a ti mismo"(Mateo 22:39). 7. "Así que todas las cosas que quieras que los hombres hagan con vosotros, así también haced vosotros con ellos" (Mateo 7:12). 8. "Por tanto id y haced discípulos a todas las naciones, bautizándolos en nombre del Padre, y del Hijo y del Espíritu Santo; enseñándoles que guarden todas las cosas que os he mandado; y he aquí yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo" (Mateo 28:19,20). 9. Sus profecías tenían que ser 100% correctas. La penalidad para un profeta falso era morir apedreado (Deuteronomio 18:20-22). 10. Moisés (éxodo 20).

9


Leccionario #

Mayo

Domingo 6: 6º Domingo de Pascua Hechos 10:44-48 Salmo 98 1ª Juan 5:1-6 Juan 15:9-17

Domingo 20: Pentecostés Ezequiel 37:1-14 Salmo 104:24-34, 35 Hechos 2:1-21 Juan 16:4-15

Domingo 13: 7º Domingo de Pascua Hechos 1:15-17, 21-26 Salmo 1 1ª Juan 5:9-13 Juan 17:6-19

Domingo 27: Trinidad Isaías 6:1-8 Salmo 29 Romanos 8:12-17 Juan 3:1-17

Nuestros cumples #

Quiénes

surco

Mayo

Es una publicación mensual de la Iglesia Evangélica Metodista Argentina en Mar del Plata y Balcarce

1 - Horacio Morrell (Balcarce) 3 – María Paula Roubicek 4 – Emanuel Martínez 5 - Sebastián Villarreal (Balcarce) 6 – Victoria Bonasi Martinez (Balcarce) 7 - Dante Jeremías Zelaya Montenegro 8 – Lucía Levis 8 – Marina Martínez 9 – Valentina Blanco 10 – Gastón Van Benthem 14 - Blanca Esther Battaglia (Brasil) 15 – Miriam Roubicek 15 – Laura Martínez 19 – Alanis Amarilla 20 - Fernando Bakker (Balcarce) 21 – Miqueas Di Clemendo 22 – Daniel De Mattey 23 – Franco Alessandría 25 – Nancy Costanzo 25 - Lidia Barragán de Morrell (Balcarce) 27 – Mariela Farace (Balcarce) 29 - Any Mc Cargo (Balcarce) 30 – Sofía Vazquez Baccaro 31 – Santiago y Sebastián Sende

Dónde y Cuándo

Aniversario de Boda:

Para comunicarse con la dirección de este periódico: viviummdp@gmail.com.ar

Directora: Viviana Baccaro Redacción y colaboración: Domingo Ferrari Darío Ferrari Mayo de 2018 Año XXIII - Nº 281

HORARIOS DE CULTOS En Mar del Plata: - Domingos 11:00 hs. Belgrano 3333 - Tel.: 473-5808 Cultos en Balcarce: - Domingos 10:30 hs. Calle 15 N 677 - Tel.: 43-2668

26 - Lidia Barragán y Horacio Morrell (Balcarce) 10

En Facebook: Darío Ferrari


11

Boletin mar del plata 2018 05  

“Estoy harto de opiniones. Dame un humilde, pacífico, amante de Dios y del hombre, un hombre lleno de misericordia y buenos frutos; sin parc...

Boletin mar del plata 2018 05  

“Estoy harto de opiniones. Dame un humilde, pacífico, amante de Dios y del hombre, un hombre lleno de misericordia y buenos frutos; sin parc...

Advertisement