Page 1


Como ´ Ensenar La

Biblia Este folleto está basado del libro: Powerful Bible Teaching (Enseñanza Poderosa de la Biblia) Originalmente Publicado por Church Strengthening Ministry


Church Starts International P.O. Box 177, Henrietta, TX 76365 Phone: (940) 538-5665 Espa単ol: (972) 547-4319 Email: tedlindwall@churchstarts.com (espa単ol) Email: billdavis@churchstarts.com Web site: www.laiglesiaenmarcha.com


CONTENIDO LECCIÓN 1 El Poder de Enseñar

1

LECCIÓN 2 Trabajando con el Espíritu Santo

3

LECCIÓN 3 Las Leyes de Aprendizaje

8

LECCIÓN 4 Prepárese para Ser un Buen Maestro

12

LECCIÓN 5 Prepare a los Estudiantes para Aprender

15

LECCIÓN 6 Enseñe la Biblia

16

LECCIÓN 7 Ayude a los Estudiantes a Entender la Biblia

23

LECCIÓN 8 Ayude a los Estudiantes a Obedecer la Biblia

27

LECCIÓN 9 Metas de Aprendizaje

31

LECCIÓN 10 Prepárese para Enseñar

36


INTRODUCCIÓN ualquier miembro de la iglesia tiene la oportunidad de beneficiarse de este estudio. Este libro le ayudará a ser un fuerte maestro de la Biblia. Debe comprender mejor dos puntos que serán expuestos en todo el estudio. Primero, la oración. Un poderoso maestro de la Biblia debe orar para que el Espíritu Santo trabaje en su vida y en la vida de sus alumnos. Esto ocurre solamente cuando alguien ora. Segundo, los alumnos obedecen la Biblia. El enseñar el significado de la Biblia no es adecuado. La prueba de un poderoso maestro de la Biblia es que tiene un estudiante que obedece la Biblia. Este curso le dará una dirección valiosa de cómo guiar a sus alumnos a obedecer la Biblia. Cuando este curso ya ha sido enseñado, puede de verdad empezar a aprender “a cómo enseñar”. Guarde su libro y revíselo seguido. Aprenda a hacer una parte bien y luego agregarla a sus aptitudes. El aprender a ser un poderoso maestro de la Biblia es un proceso de crecimiento. Tomando este curso puede ser su “nacimiento” como un poderoso maestro de la Biblia.


Lección 1: EL PODER DE ENSEÑAR A. ¿Cómo Conocemos un Poderoso Maestro de la Biblia? Un poderoso maestro de la Biblia guía a sus alumnos a obedecer la Biblia. El sólo compartir al estudiante algún conocimiento es una enseñanza débil. Una enseñanza fuerte y directa le da deseo y la oportunidad al estudiante a hacer lo que la Biblia dice. Un maestro de escuela dominical tiene una clase de niños. El les enseñó el versículo que dice, “Sean buenos los unos con los otros.” (Efesios 4:32) ¿Cómo podría él ser un maestro poderoso? ¿Cuál es la mejor respuesta? 1. Que los niños se aprendan el versículo de memoria. 2. Ayudando a los niños a obedecer el versículo y a ser buenos los unos con los otros. B. ¿Cuáles Tres Cosas le Provee Dios a un Poderoso Maestro de la Biblia? 1. La Biblia 2. Nueva vida 3. El Espíritu Santo 1. ¿Por qué debe el maestro leer la Biblia? Cuando me hablabas, yo devoraba tus palabras; ellas eran la dicha y la alegría de mi corazón porque yo te pertenezco, Señor y Dios Todopoderoso. Jeremías 15:16. ¿Qué cree que es la comida de la vida cristiana? Un jugador de baloncesto necesita comer, dormir y practicar. Un maestro también necesita cosas que le hagan fuerte. Necesita la Biblia, una nueva vida, y el Espíritu Santo.

1


2. ¿Por qué debe un poderoso maestro de la Biblia tener una nueva vida? Un maestro que no tiene una nueva vida no puede obedecer a la Biblia. Un hombre muerto no puede obedecer a su amo. El debe tener vida antes de que pueda obedecer. La Biblia cuenta sobre la vida nueva de este modo: Dios dio la vida. (Génesis 2:7) Los hombres rechazaron la vida. (Romanos 3:10-12; 6:23ª) Dios da una vida nueva en Cristo. (Romanos 6:23) Los hombres deben recibir una vida nueva. (Juan 1:12) La vida nueva debe ser vista en los hombres. (1 Cor. 5:17) ¿Qué tal usted? Deja que los estudiantes escojan lo correcto para ellos. 0 Estoy seguro de que tengo nueva vida. 0 Yo creo que tengo vida nueva, pero no estoy seguro. 0 Yo no tengo nueva vida. 3. ¿Qué Hará el Espíritu Santo en Un Maestro? El Espíritu Santo nos enseñará “pero el Espíritu Santo, el Defensor que el Padre va a enviar en mi nombre, les enseñará todas las cosas y les recordará todo lo que les he dicho”. (Juan 14:26). Podemos leer la Biblia y tener la nueva vida pero debemos confiar en el Espíritu Santo. Los poderosos maestros de la Biblia necesitan orar para que el Espíritu Santo trabaje en el corazón de ellos y en el corazón de sus alumnos. Un estudiante que obedece la Biblia es una señal de un poderoso maestro de la Biblia. Un poderoso maestro de la Biblia lee la Biblia, tiene vida nueva y confianza en el Espíritu Santo para hacer que la enseñanza funcione en la vida de cada estudiante. Preguntas de Repaso: 1. ¿Cómo se conoce un poderoso maestro de la Biblia? 2. ¿Cuáles son las tres cosas que le puede dar Dios para volverle en un poderoso maestro de la Biblia? 3. ¿Cómo puede cada una de éstas ayudar al maestro a tener poder? ¿Cuál es la más importante? ¿Por qué?

2


Lección 2: TRABAJANDO CON EL ESPÍRITU SANTO El poderoso maestro de la Biblia ayuda a los estudiantes a obedecer. Dios da la Biblia, vida nueva, y el Espíritu Santo para que tengamos poder en la enseñanza. A. ¿Cuáles dos cosas debemos hacer para trabajar con el Espíritu Santo? 1. Debemos trabajar fuertemente. Debemos estudiar y prepararnos tan bien como podamos. Juan está muy cansado para preparar su lección. El dice, “Yo dejaré que el Espíritu Santo enseñe esta lección.” ¿Es Juan un poderoso maestro de la Biblia? Sí o No, ¿Por qué? 2. Debemos confiar en el Espíritu Santo. Rodolfo, es un maestro bien entrenado con muchos años de experiencia en la escuela. EL dice, “No necesito del Espíritu Santo para ayuda. Yo soy un buen maestro.” ¿Será el Señor “sabelotodo” un poderoso maestro de Biblia? Sí o No, ¿Por qué? Se le pide a Benjamín que enseñe una clase de escuela dominical. El comienza a estudiar su lección el lunes. El piensa sobre la lección. El ora por ella todos los dias. El le pide al Espíritu Santo métodos que le ayuden para que el estudiante obedezca. El observa las vidas de los estudiantes para ver cómo el Espíritu Santo los está ayudando a obedecer. ¿Qué tipo de maestro es Benjamín cuando trabaja tan duro y confía en el Espíritu Santo? B.

¿Qué les da el Espíritu Santo a las personas que tienen vida nueva? Dones espirituales.

Un hombre puede cantar, bailar, contar historias, y usar una máquina de escribir. Este hombre no es cristiano. El no tiene un don espiritual. Hay una cosa que éste hombre no puede hacer. ¿A quién no puede él ayudar? Claro, él no puede ayudar a la iglesia.

3


Un don espiritual es una capacidad especial que el Espíritu Santo le da para servir al Señor. La Biblia dice que cada cristiano tiene por lo menos un don Espiritual (entonces cada uno de nosotros tiene por lo menos un don espiritual) cuando nacemos de nuevo (recibimos una vida nueva). Debemos usar nuestro don para el trabajo apropiado. C. ¿Quiénes Reciben los Dones Espirituales? Todos los cristianos tienen dones espirituales. (1Cor. 12:7,11) Los dones espirituales son dados por el Espíritu Santo. (Lea 1Cor. 12:4-11) El Espíritu Santo da los dones a las personas y Cristo da a las personas con dones a la iglesia. (Lea Efes. 4: 11-12) Usted tiene un don especial del Espíritu Santo. ¿Por qué le dio el Espíritu Santo ese regalo? (Recuerde Efes. 4:11-12) D. ¿Qué Don Especial del Espíritu Santo Necesita un Poderoso Maestro de la Biblia? El don de la enseñanza. Vea la lista de dones espirituales encontrados en Romanos 12:6-8. Un poderoso maestro de la Biblia necesita el don de la enseñanza. El necesita conocimiento especial del Espíritu Santo. Esto significa que él no sólo enseña según su propio conocimiento. El don de la enseñanza le da poder y conocimiento especial. Nosotros sabemos de que alguien tiene el don de la enseñanza cuando ayuda a sus estudiantes a obedecer la Biblia. Aquí hay dos maestros: David esta trabajando duramente. El no ayuda a sus estudiantes a obedecer la Biblia. El sólo les imparte conocimiento de las cosas de la Biblia. José también está trabajando fuertemente. El no pudo ir a alguna escuela de entrenamiento de maestros. El ayuda a sus estudiantes a obedecer la Biblia. ¿Qué maestro tiene el don de la enseñanza? A veces necesitamos más maestros de la Biblia en nuestras iglesias. Siempre necesitamos más maestros bíblicos para trabajar con grupos y familias fuera del templo. En la comunidad necesitamos poderosos maestros de la Biblia. ¿Cómo puede saber si una persona tiene el don de la enseñanza?

4


No deje las clases o grupos a solas con nuevos maestros muy luego. Puede dejar que la persona trabaje con un maestro más experimentado por un tiempo. El puede enseñar a veces o turnándose. Usted puede observarlo. Puede ver a sus estudiantes. Puede ver si él tiene el don de la enseñanza. E. ¿Cómo Puede Mantener El Don de la Enseñanza Vivo? Hay dos metodos de mantener el don de la enseñanza vivo: 1. Use el don de la enseñanza. “Por eso te recomiendo que avives el fuego del don que Dios te dio cuando te impuse las manos”. 2 Tim. 1:6. Timoteo tiene un don y Pablo le ordena a que “avive” el don que Dios le ha dado. El hermano Santos tenía el don de la enseñanza. El era una vez un poderoso maestro de la Biblia, pero él ya no enseña. Su don se está muriendo. A Mario le ha sido dado el don de la enseñanza. El no descuida el don. El está enseñando y manteniendo el don vivo. El está ayudando a los estudiantes a obedecer la Biblia. 2. Aprenda más sobre la enseñanza. El director de una escuela dominical quería ayudar a sus maestros. Estas son unas de las cosas que hizo:  El tenía una reunión de maestros todas las semanas en donde se preparaban para la lección de la próxima semana.  El llevó a sus maestros a un taller de escuela dominical.  El le pidió a sus maestros a tomar un curso intensivo sobre la enseñanza. El director quería que los maestros de la escuela dominical mantuvieran su don vivo.

5


Lección 3: LAS LEYES DEL APRENDIZAJE Vamos a estudiar cuatro leyes de aprendizaje. Estas son:  Ayudar a los estudiantes a querer aprender  Ayudar a los estudiantes a disfrutar el aprendizaje  Mostrarle a los estudiantes cómo la Biblia puede ayudarlos con sus problemas  Pedirle al Espiritu Santo a ayudar a los estudiantes a querer estudiar Si un campesino no obedece las leyes de sembrar no tendrá una buena cosecha. Lo mismo es cierto para un maestro. Un maestro conoce las leyes de aprendizaje. Un maestro obedece las leyes de aprendizaje ¿Qué maestro tiene ese don poderoso? A. ¿Como puede ayudar a los estudiantes a querer aprender? 1. Ser su amigo y amarlos. 2. Hacer cosas en la clase que ellos quieran hacer. 3. Hacer cosas que los mantenga viendo y oyendo. 4. Preguntarles sobre sus problemas. 5. Decirles cómo la lección les puede ayudar. Aquí hay un dicho: “Manda al niño a donde quiere ir y él correrá.” En este dicho, ¿por qué corre el niño? Un estudiante que quiera aprender, aprenderá rápido. Podemos usar muchos métodos para que los estudiantes puedan aprender. B. ¿Cómo puede ayudar a los estudiantes a disfrutar el aprendizaje? Un poderoso maestro de la Biblia ayuda a los estudiantes a disfrutar el aprendizaje pensando en cuáles son las necesidades del estudiante. ¿Cree que a Jesús le importó las necesidades de sus estudiantes? ¿Por qué? Comparta varios ejemplos: Piense en los diferentes tipos de necesidades del estudiante: Necesidades físicas: ¿Están comodos? ¿Le pueden escuchar? ¿Pueden ver lo que quiere?

6


Educacional:

¿Pueden entender las palabras que usa? ¿Pueden hacer el trabajo que usted les pide?

Material:

¿Tienen ellos los materiales necesarios para trabajar? (Biblia, lapicero, papel, etc.)

Aparte de este estudio y su líder, ¿Quién le enseñará a usted cómo ayudar a sus estudiantes a disfrutar el aprender? El Espíritu Santo le enseñará (Dios y Jesús son buenas respuestas también pues son uno con el Espíritu Santo). Lea los siguientes ejemplos. ¿Cuál obedece la segunda ley de “ayudando a los estudiantes a disfrutar el aprendizaje”? 1. Manuel está enseñando una clase bíblica para jóvenes. El se está riendo con los jóvenes. El trajo una historia del periódico. El a veces deja que los jóvenes digan cosas en la clase. 2. José está enseñando una clase de niños. La clase se reúne afuera. José no quiere que el sol le dé en los ojos. Así que él se para con la espalda al sol. Pero esto significa que los niños miran hacia el sol. Les lastima los ojos. A ellos no les gustan mirar hacia el sol. 3. A Nicolás le gustan los niños. El se ríe con ellos. El dibuja fotos en el pizarrón. El cuenta buenas historias. Los niños le cuentan a Nicolas sus problemas. C. ¿Por qué debe enseñarle a los estudiantes cómo la Biblia puede ayudarlos con sus problemas? Si se les enseña a los estudiantes cómo la Biblia puede ayudarlos con sus problemas, entonces el estudiante va a querer aprender. Una pequeña niña tiene un problema. Está preocupada de que Dios no le va perdonar sus pecados. ¿De qué va querer aprender? 1. Aprender sobre los dones espirituales. 2. Aprender sobre el amor de Dios y el perdón. Un poderoso maestro debe mostrar que la Biblia tiene las respuestas para los problemas más profundos del hombre. Un poderoso maestro debe saber los problemas de los estudiantes. Si el maestro muestra a los estudiantes cómo la Biblia los puede ayudar con sus problemas entonces los estudiantes van a querer aprender. D. ¿A quién le puede pedir ayuda para que los estudiantes aprendan?

7


Debe pedirle al Espíritu Santo que ayude a los estudiantes a que aprendan. 1. Ya hemos aprendido que Dios nos da tres cosas para ayudarnos a tener poder en la enseñanza. A. La Biblia B. Vida Nueva C. El Espíritu Santo 2. ¿También hemos aprendido dos cosas para trabajar con el Espíritu Santo? A. Debemos trabajar esforzadamente; B. Debemos confiar en el Espíritu Santo. Para poder trabajar con el Espíritu Santo debemos trabajar fuertemente, y debemos confiar en él. La cuarta ley de aprendizaje dice: Pídale al Espíritu Santo que ayude a los estudiantes a querer aprender. Hno. Pablo está preocupado. El dice, “Mis estudiantes no creen que tienen problemas. No están interesados en estudiar la Biblia.” ¿De la cuarta ley de aprendizaje quién ayudaría al Hno. Pedro con esto? E. ¿Como podremos conseguir que el Espíritu Santo ayude a nuestros estudiantes a querer aprender? Un poderoso maestro de la Biblia debe orar para que el Espiritu Santo lo ayude a él y a sus alumnos. Cada estudiante necesita una nueva vida en Cristo. Ellos no saben que tienen este problema. Los estudiantes deben ver sus problemas por ellos mismos. Cuando vean sus problemas ellos van a querer aprender. El Espíritu Santo puede hacer lo que nosotros no podemos hacer. El puede trabajar en las mentes y en los corazones de las personas. Esto es lo que nos hace poderosos maestros de la Biblia. Preguntas de Repaso: 1. Explique las cuatro leyes de aprendizaje. a) b) c) d) 2. ¿Cómo puede ayudar a los estudiantes a querer aprender? a) b) c) d)

8


Lección 4: PREPARESE PARA SER UN BUEN MAESTRO Hay cosas que un poderoso maestro de la Biblia hace para sus estudiantes. Pero, en este estudio vamos a aprender sobre las cuatro cosas que debemos hacer para prepararnos. 1. Ser un buen ejemplo. 2. Conocer a cada estudiante bien. 3. Hablar de tal modo que los estudiantes entiendan. 4. No enseñar demasiado en cada ocasión. A. ¿Cómo podemos ser un buen ejemplo? Un buen ejemplo hace lo que le dice a otros que hagan. Enseñamos por lo que hablamos y hacemos igualmente. 1. Un buen ejemplo hace lo que le dice a otros que hagan. Otro proverbio dice: “Ver es mejor que oir.” Enseñamos por lo que decimos y por nuestro ejemplo. Tal vez recuerde que Jesús le lavó los pies a sus discípulos. Mire lo que les dijo a ellos. Yo les he dado un ejemplo, para que ustedes hagan lo mismo que yo les he hecho. Juan 13:15. 2. Un poderoso maestro de la Biblia va a enseñar con su ejemplo. Samuel estaba enseñando sobre el evangelismo en la escuela dominical. El le dijo a sus estudiantes que fueran testigos. El se juntó con los estudiantes durante la semana. Todos fueron al mercado para evangelizar. Los estudiantes vieron a Samuel evangelizar. Los estudiantes aprendieron a evangelizar también. Maestro, pare y piense sobre su vida. ¿Está mostrando un buen ejemplo? Si no es así, no debería ser un maestro, o debe comenzar a dar un buen ejemplo. B. ¿Cómo puede conocer bien a un estudiante? Hay dos modos de conocer bien a cada estudiante. 1. Dividiendo las grandes clases o grandes grupos en dos. Si una clase es muy grande el maestro talvez ni se recuerde de los nombre de todos. En una clase de

9


más de 12 alumnos, es difícil que haya la intimidad y la confianza que debe existir entre los alumnos y el maestro. 2. Visitando a los estudiantes en sus casas. Talvez dice, “Yo soy un buen maestro. Fácilmente puedo enseñar a 70 personas.” Pero, mire lo que Jesús hizo. Marcos 3:14. Jesús a veces enseñó a grandes números de personas. Pero, él pasó la mayoría de su tiempo enseñando a sus discipulos escogidos. ¿Con cuántos discípulos se la pasó Jesús la mayoría del tiempo? C. ¿Cómo puede hablar para que los estudiantes le entiendan? Hay varias razones por las cuales los estudiantes no entienden lo que el maestro les está diciendo. 1. Los maestros a veces hablan muy callado. 2. Los maestros a veces hablan muy rápido. 3. Los maestros a veces usan palabras muy grandes. 4. Los maestros a veces usan el lenguaje no apropiado. A veces hay ruidos de afuera (tráfico de carros, otras clases, bebés llorando, etc.) Piense en maneras de cómo solucionar estos problemas. Mueva la clase, cuelgue una cortina entre las clases, hable despacio y suficientemente fuerte para poder ser entendido. D. ¿Por qué no debe enseñar mucho en una lección? Esto es bien importante. Si tratas de enseñar demasiado, el estudiante no se va a recordar de nada. Es mejor enseñar dos cosas bien, que diez cosas mal enseñadas. A veces cuando un maestro estudia fuertemente y se prepara para enseñar, muchas buenas lecciones vienen a la mente del maestro. Los maestros quieren enseñarlo todo. No caiga en esta trampa. Conozca los problemas de sus estudiantes bien. Oren para que el Espíritu Santo le muestre qué es lo más importante a enseñar. Preguntas de Repaso: 1. ¿Cuáles son los cuatro medios para prepararse y para ser un buen maestro? 2. ¿Cuáles son los dos medios para aprender a conocer bien a cada estudiante? 3. Señale varias razones por las cuales los estudiantes no pueden entender lo que el maestro les está diciendo. 4. ¿Por qué no se debe enseñar demasiado en una lección?

10


Lección 5: PREPARE A LOS ESTUDIANTES A APRENDER El enseñar y el trabajo de la agricultura tienen mucho en común. Hay cuatro pasos básicos en cada uno: Un campesino debe: 1) 2) 3) 4)

Preparar la tierra. Sembrar las semillas. Quitar la mala hierba Cosechar la comida.

Un maestro debe: 1) 2) 3) 4)

Preparar a los estudiantes para aprender Enseñar la Biblia. Ayudar a los estudiantes a entender la Biblia. Ayudar a los estudiantes a obedecer la Biblia.

Muchos maestros piensan que sólo hay un paso. Ellos creen que el enseñar es sólo contar la lección. Un maestro, como el campesino debe pasar por los cuatro pasos para obtener buenos resultados. Léalo otra vez y recuerde los cuatro pasos que un maestro debe pasar cuando está preparando una lección. En esta lección vamos a aprender sobre el primer paso básico para enseñar. ¿Cómo podemos preparar a los estudiantes para aprender? 1. 2. 3. 4.

Empezar con algo que estén pensando los estudiantes. Hacer preguntas sobre los estudiantes. Contarles a los estudiantes la razón por la cual deben aprender. Guiar a los estudiantes para estudiar la Biblia.

A. ¿Cómo puede comenzar la clase con algo que están pensando los estudiantes? Para saber lo que los estudiantes están pensando, hay que:  estarlos viendo.  hablar con ellos.  hacerles preguntas.  oírlos. Hemos aprendido que debemos conocer bien a los estudiantes.

11


Un ejemplo de Jesús. En Juan 4, Jesús le enseñó a una mujer Samaritana. ¿Cómo comenzó El a enseñarle? Los discípulos habían ido al pueblo a comprar algo de comer. En eso, una mujer de Samaria llegó al pozo a sacar agua, y Jesús le dijo: “Dame un poco de agua”. Juan 4:7. Jesús quería comenzar a enseñarle. El comenzó con algo que estaba pensando la mujer. El le pidió de beber, y la guió a aceptar el “agua de vida.” ¿Dónde debe comenzar cada lección? B. ¿Por qué debe hacer preguntas sobre los estudiantes? 1. Los estudiantes están a veces pensando en ellos mismos. Empiece con lo que los estudiantes están pensando. Luego pregúnteles de ellos mismos. 2. Comience la lección con preguntas sobre los estudiantes. A muchos maestros les gusta comenzar haciendo preguntas sobre la última lección, o sobre la Biblia. ¿Cuáles serían unas buenas preguntas para comenzar la clase? Eduardo, ¿Qué cosas le molestan en la escuela? Juan, ¿Cuál fue el versículo de memoria del domingo pasado? Teodoro, ¿Cuándo tienes miedo? C. ¿Por qué les debes decir a los estudiantes la razón por la que vale la pena aprender? Un estudiante que tiene una razón de aprender va a trabajar más duro. 1. La meta de aprender. La razón para aprender es a veces llamada la meta para aprender. Un estudiante que sabe que estudiar sobre el rey David lo hará más fuerte, tiene una meta. Para ser fuerte es su razón de aprender sobre el rey David. 2. Ejemplo de Jesús. Lea Juan 4:13-15. La mujer quería “Agua de Vida.” El agua de vida fue su razón (meta) para aprender. Ella aprendió rápidamente. Carlos era un maestro de la Biblia para jóvenes. El estaba preparando a sus estudiantes para aprender. El dijo, “Les diré un secreto. Pueden ser muy felices aunque no tengan mucho dinero. ¿Quieren aprender este secreto? Abran sus Biblias al libro de Fillipenses.” Los estudiantes estaban listos para aprender. ¿Qué le dio Carlos a sus estudiantes para prepararlos para aprender?

12


D. ¿Cuándo es que guía a los estudiantes a la Biblia? Cuando los lleva al principio de la lección. No pase demasiado tiempo preparando a los estudiantes para aprender. 1. No pase demasiado tiempo en la introducción. Rebeca estaba enseñando una clase de la escuela dominical. Ella comenzó la clase con algo que estaban pensando los estudiantes. Ella hizo preguntas sobre los estudiantes. Ella les dijo la razón para aprender. Pero luego se acabó el tiempo. Ella no tuvo tiempo para enseñar la Biblia. ¿Era Rebeca una poderosa maestra de la Biblia? 2. Guíe de la meta a la Biblia a los estudiantes cuidadosamente. Carlos estaba enseñando a los hombres. El hizo tres cosas para empezar la clase. El comenzó con lo que estaban pensando los hombres. El dijo, “No es fácil ser feliz cuando hay tanto problema en el mundo.” El hizo una pregunta: “¿Cuántos de sus amigos están verdaderamente felices?” El le dijo a los hombres la razón de aprender “Hoy vamos a aprender a ser verdaderamente felices. Abramos nuestras Biblias al libro de Fillipenses. Miremos lo que hizo a Pablo tan feliz.” Preguntas de Repaso: 1. Nombre cuatro modos de preparar a los estudiantes para aprender. a) b) c) d) 2. ¿Es bueno pasar mucho tiempo en la introduccion? ¿Por qué ?

13


Lección 6: ENSEÑE LA BIBLIA Sembrando la Semilla. Después de preparar la tierra, el campesino siembra la semilla. El maestro también siembra la semilla. Jesús nos dijo qué es la semilla. “Un sembrador salió a sembrar su semilla. Y al sembrar, una parte de la semilla cayó en el camino, y fue pisoteada, y las aves se la comieron”. “Esto es lo que quiere decir la parábola: La semilla representa el mensaje de Dios”. Lucas 8:5 y 11. Otro ejemplo de buena enseñanza de la Biblia está en Nehemías 8:2, 7-8. A. ¿Cuáles son los dos tipos de enseñanza? Los dos tipos de enseñanza son: 1. Enseñanza que hace al maestro trabajar. Aquí hay algunos métodos por los cuales el maestro trabaja. A. Leyendo el versículo de la Biblia. B. Contando la historia. C. Predicando un sermón. D. Haciendo preguntas y respondiéndolas él mismo. 2. Enseñanza que hace que el estudiante trabaje. A. Dejar que los estudiantes canten y lean la Biblia. B. Dejar que hablen sobre la lección. C. Mostrar la historia como una obra de teatro. D. Hacer algo novedoso para mostrarles la verdad de la lección. E. Dejar a los alumnos preguntar y resolver sus dudas. F. Dejarlos que escriban los puntos más importantes de la lección. Nota: No se debe usar un sólo método. Mire la siguiente lección Bíblica que va a enseñar. Piense en métodos de enseñanza que lo mantendrán trabajando. Piense en métodos que mantendrán a los estudiantes trabajando. B. ¿Cómo lograr que los estudiantes trabajen? (Esta lección puede hacer un gran cambio en cómo usted enseñe. Esta es una lección muy importante. Pídale a Dios ahora que lo ayude a entederla y aprenderla.) Considere algunos métodos para dejar que los estudiantes trabajen en la clase. Debería usar algunos de estos en cada clase. Trate de no usar siempre los mismos.

14


A. Hacer preguntas para que descubra verdades. B. Cante y lea la Biblia. C. Encuentre cosas en la Biblia. D. Hable sobre la lección. E. Estudiante. Hacer preguntas. F. Escriba en el pizarrón. G. Dramatice una historia. H. Que digan lo que sepan de la lección. Cada maestro debe dejar a los alumnos trabajar en clase. Cuando los estudiantes trabajan en la clase, piensan en la lección. Si el maestro no deja que los estudiantes trabajen, no están haciendo nada por la clase. No están haciendo nada sobre la lección. Edmundo está enseñando una clase de adultos. El piensa que es un buen maestro. Miremos a los estudiantes por un momento. Un hombre está viendo afuera por la ventana. Una mujer tiene sus ojos cerrados. Otro está leyendo una carta. Sólo unos cuantos están pensando sobre la Biblia. Si usted hace todo el trabajo en la clase mire el efecto en sus estudiantes. C. ¿Cómo permite que los estudiantes trabajen con sus mentes y cuerpos? 1. Los estudiantes hacen trabajo de cuerpo con el cuerpo. ¿Se ha cansado de estar sentado en la iglesia? Mientras más jóven y pequeño sea el estudiante, más trabajo de cuerpo debe estar incluído en la lección. Todos los estudiantes necesitan algo de trabajo corporal. A. Algunas razones por las cuales hay que hacer trabajo de cuerpo: 1) la gente se cansa de estar sentada; 2) la gente se cansa de estar oyendo; 3) hay que hacer un cambio en las actividades de la clase. B. Tipos de trabajo de cuerpo: Piense en cosas que se puedan hacer en la clase, vea las actividades en la parte “B” anteriormente. 2. Los estudiantes hacen el trabajo mental al pedirles pensar. Haga preguntas de la clase. Deje que todos piensen como responder a la pregunta. Entonces, llame a uno de los estudiantes que comparta su respuesta. A veces un estudiante puede hacer a la vez trabajos mentales y corporales al mismo tiempo por ejemplo, al escribir respuestas en el pizzarón.

15


¿Cuáles son los dos tipos de trabajo que le puede dar a los estudiantes en la clase? D. ¿Cuáles son los dos tipos de preguntas que utiliza para enseñar la Biblia? Hay dos tipos de preguntas que puede preguntar cuando enseña la Biblia. 1. Preguntas sobre cosas que hay que saber. La Biblia nos dice muchas cosas que el estudiante necesita saber. Nuestros estudiantes tienen que responder a preguntas de las cosas que saben. Ejemplos de preguntas sobre las cosas que hay que saber. ¿Quién mató al gigante, Goliat? ¿Qué fue lo que pasó a consecuencia de lo que hizo? 2. Preguntas sobre las cosas que hay que hacer. Este tipo de pregunta hace al estudiante pensar en qué es lo que va a hacer. Aquí hay dos preguntas que podemos hacer: 1) “¿Qué dice la Biblia que deben hacer los niños con sus padres?” Esta es una pregunta de “conocimiento”. Recuerde que uno no es un cristiano fuerte sólo por tener conocimiento. 2. “¿En qué manera puede obedecer usted a sus padres?” Esta es una pregunta de “hacer”. El estudiante tiene que pensar sobre qué es lo que va hacer. Repaso: Hemos aprendido. A. Tipos de enseñanza. 1. Enseñanza que hace al maestro trabajar. 2. Enseñanza que hace al estudiante trabajar. B. Trabajo para usar en la enseñanza. 1. Los estudiantes pueden hacer trabajo de cuerpo. 2. Los estudiantes pueden hacer trabajo de la mente. C. Preguntas para usar en la enseñanza. 1. Haga preguntas sobre las cosas que hay que saber. 2. Haga preguntas sobre las cosas que hay que hacer. Dé por lo menos un ejemplo de cada uno de lo anterior.

16


Lección 7: AYUDE A LOS ESTUDIANTES A ENTENDER LA BIBLIA Este es el tercer paso en la poderosa enseñanza de la Biblia. Primero preparamos a los estudiantes para aprender (Lección 5). Segundo, enseñe la Biblia (Lección 6). Tercero, ayude a los estudiantes a entender la Biblia (Lección 8). Después de que el finquero haya preparado la tierra y haya plantado la semilla, viene el trabajo duro para quitar todas las malas hierbas. Hay malas hierbas en el aprendizaje también. Estas son cosas que el estudiante no entiende. Estas detienen el crecimiento en el aprendizaje. El tercer paso en enseñar es el ayudar a los estudiantes a entender la Biblia. Para hacer esto estudiaremos tres métodos para ayudar a los estudiantes a entenderla. 1. Ayudar a los estudiantes a entender las palabras. 2. Ayudar a los estudiantes a entender lo enseñado. 3. Ayudar a los estudiantes a entender cómo obedecer. A. ¿Por qué necesitamos que los estudiantes entiendan las palabras? (Palabras en la Biblia y palabras usadas en la clase.) Hay dos razones: 1. Las palabras son usadas para decirle a las personas lo que está pasando y lo que queremos. 2. A veces las palabras son muy difíciles. Un maestro fue bien educado y le gustaba hablar. Le gustaba oírse a sí mismo hablar. El dijo: “Hoy estamos desesperadamente presentando la propiciación global.” Los estudiantes no entendieron a este maestro. Los maestros de niños deben tener cuidado al usar palabras que los niños conozcan y entiendan.

17


B. ¿Cómo podemos ayudar a los estudiantes a entender la enseñanza de la Biblia? Al explicar las palabras de la Biblia. Los estudiantes pueden entender las palabras y aún así todavía no entienden lo que se está siendo enseñado. Tono leyó Mateo 5:39 a sus estudiantes: “si alguien te pega en una mejilla, ofrécele también la otra.” Tony explicó las palabras “pegar” y “mejilla”. Los estudiantes todavía no entendían lo que el versículo significaba. Ellos necesitaban a alguien que les dijiera “Este versículo nos enseña a no pelear cuando alguien nos provoca.” C. ¿Cómo podemos aprender a explicar las palabras de la Biblia correctamente? Podemos aprender mejor en cómo explicar las palabras de la Biblia cuando: 1. Usa la Biblia para explicarla. A. Cuando tiene dificultad en entender un versículo de la Biblia, busque en otros versículos. Busque versículos que hablen del mismo tema. Busque versículos que sean casi iguales. Otros versículos le pueden ayudar a entender el versículo que le causa problema. B. Cuando tiene dificultad en entender un versículo, lea antes y después del versículo. Busque el tema general y vea si éste se encuentra en el versículo. C. Use el Nuevo Testamento para ayudarle a explicar el Antiguo Testamento. 2. Explique las costumbres de las personas. Muchas de las costumbres en la Biblia son diferentes a las de ahora. Sabiendo esto puede ayudar al estudiante a entender. 3. Lea otros libros sobre la Biblia. Libros de lecciones de la escuela dominical son buenos porque los escritores incluyen material para ayudar a los maestros y a los estudiantes a entender. Se puede además, introducir los estudios bíblicos interactivos de la Iglesia en Marcha, retando a los alumnos a enseñarlos después a personas en su vecindad, en su colegio o trabajo. 4. Ore y pídale al Espíritu Santo que lo ayude a entender la Biblia. “… pero el Espíritu Santo, el Defensor que el Padre va a enviar en mi nombre, les enseñará todas las cosas y les recordará todo lo que les he dicho”. Juan 14:26.

18


Explique lo que es un comentario bíblico, concordancia, diccionario bíblico. Explique cómo se debe utilizar estos libros. D. ¿Cómo podemos ayudar a los estudiantes a entender como obedecer? A veces los poderosos maestros de la Biblia hacen ésta pregunta a sus estudiantes, “¿Qué les dice este versículo que hagan?” Para ayudar a los estudiantes a entender la Biblia, debe ayudar a los estudiantes a entender las palabras, la enseñanza y cómo obedecerla. Las mujeres de una clase están aprendiendo un versículo de memoria. “No se aflijan por nada, sino preséntenselo todo a Dios en oración; pídanle y denle gracias también”. Fillipenses 4:6. Estas mujeres saben las palabras del versículo. Ellas saben lo que el versículo enseña. Pero ellas necesitan entender cómo obedecer el versículo. Si usted fuera el maestro, ¿qué le diría a los estudiantes que hicieran para obedecer el versículo? E. ¿Cómo podemos ayudar a los estudiantes a obedecer? Puede ayudar a un estudiante a querer obedecer de muchos modos: 1. Les puede decir por qué deben obedecer. 2. Les puede decir cómo Dios los bendecirá si obedecen. 3. Les puede decir cómo Dios los castigará sino obedecen. Lea Juan 15:10-14. Todavía estamos estudiando el tercer paso en la enseñanza para ayudar a los estudiantes a entender la Biblia. Después que los estudiantes entiendan, debe ayudarlos a querer obedecer la Biblia. Debe orar y pedirle al Espíritu Santo que ayude a los estudiantes a querer obedecer. Romy enseñó una lección en cómo darle a Dios. Los estudiantes encuentran difícil el recibir esta lección. Ellos no quieren obedecer. Romy los está ayudando a entender por qué le deben dar a Dios. El les está mostrando que Dios los bendecirá si ellos le dan.

19


Lección 8: AYUDE A LOS ESTUDIANTES A OBEDECER LA BIBLIA El campesino prepara la tierra, planta la semilla, quita la mala hierba, y luego viene el tiempo para la cosecha. El poderoso maestro de la Biblia también prepara a los estudiantes, planta la semilla de la Palabra de Dios, quita la “mala hierba” de ignorancia, y ahora viene la “cosecha” de los estudiantes que obedezcan la Biblia. No sólo es suficiente saber o aún creer. Lea Santiago 2:18-20. En estos versículos, ¿cómo le llama Santiago al hombre que no obedece la palabra de Dios? Vamos a aprender tres métodos para ayudar al estudiante a entender. 1. Ayude a los estudiantes a planificar métodos para obedecer. 2. Ayuda a los estudiantes a practicar o intentar obedecer. 3. Ore por cada estudiante todos los días. A. ¿Cómo podemos ayudar a los estudiantes a planificar métodos para obedecer? Después de enseñar la lección, un poderoso maestro de la Biblia debe tomar tiempo para hacer preguntas como : a. b. c. d.

¿Cuándo pondrá en práctica esta lección? ¿Cuándo va a ser más difícil para usted el obedecer? ¿Qué hará para obedecer? ¿Dónde estará cuando obedezca ésta lección?

El maestro no puede obligar a los estudiantes a obedecer. El planificar nos ayuda a estar listos, para decidir lo que haremos, para ser fuertes y para resistir el camino equivocado. El próximo domingo. Nathalia está enseñando una lección sobre cómo mantener tus pensamientos limpios. Ella esta usando como texto: “Por último hermanos, piensen en todo lo verdadero, en todo lo que es digno de respeto, en todo lo recto, en todo lo puro, en todo lo agradable, en todo lo que tiene buena fama. Piensen en todo lo que es bueno y merece alabanza”. (Filipenses 4:8) ¿Cuáles

20


serían unas preguntas que ella podría hacer? Ella puede preguntar ¿Cuándo es difícil el obedecer esta lección? ¿Qué puede hacer si le vienen malos pensamientos? ¿En qué cosas debería pensar? ¿Qué hará para ayudarle a pensar buenos pensamientos? B. ¿Cómo podemos ayudar a los estudiantes a practicar la obediencia? El mejor modo para ayudar a los estudiantes a practicar la obediencia y es necesario tomar tiempo de la clase para dejar a los estudiantes a ensayar. 1. Deje a los estudiantes ensayar en clase. 2. Notar sus errores en clase. Rudy estaba practicando como hablarle a un musulmán de Cristo. Un estudiante pretendió ser un musulmán. Rudy intentó decirle cómo podría aceptar a Cristo. Rudy cometió muchos errores. A veces paró y comenzó de nuevo. ¿Cuándo es mejor cometer errores, cuándo se habla con un verdadero musulmán o cuando se ensaya en la escuela dominical? 3. La práctica hace a los estudiantes más fuertes. Manuel está enseñando a hombres. El quiere que los hombres ayuden a otros hombres de la ciudad a encontrar a Jesús. Ellos ensayan. Un hombre es un cristiano. El otro hombre pretende no ser cristiano. El cristiano aprende como decirle a otros sobre Jesús. Los hombres se motivan a actuar después porque ven que no es difícil. C. ¿Por qué debemos orar por cada estudiante todos los dias? Un poderoso maestro de la Biblia puede: 1. 2. 3. 4.

Preparar bien la lección, ¡pero eso no es suficiente! Enseñar del mejor modo, ¡pero eso no es suficiente! Poner a los estudiantes a practicar en clase, ¡pero eso no es suficiente! ¡Orar por cada estudiante todos los días para que el Espíritu Santo obre en ellos. ¡Eso sí es suficiente!

Un poderoso maestro de la Biblia usa una página para cada estudiante en un pequeño cuaderno. El nombre del estudiante se encuentra en la parte superior de la página. El resto de la página está dividida en partes iguales (de arriba hacia abajo). En la derecha el maestro escribe “Problema.” En el lado izquierdo

21


“Respuesta.” Tal vez un estudiante tiene miedo de hablar con sus amigos de Cristo. En la página de ese estudiante escribe así en el lado de “Problema”. No escriba nada en el lado de “Respuesta”. Ora todos los dias por el problema de este estudiante. Muy pronto va a poder escribir en el lado de la respuesta de que el estudiante le habló a un amigo de Cristo. Sería bueno poner la fecha a la par de cada problema y respuesta. Repaso: 1. Prepare a los estudiantes para aprender. A. B. C. D.

Empiece con algo que los estudiantes estén pensando. Haga preguntas sobre los estudiantes. Dígales a los estudiantes la razón para aprender. Guíe a los estudiantes a la Biblia. Enseñe la Biblia.

A. Use enseñanza que haga a ambos maestros y estudiantes trabajar. B. Dé a los estudiantes trabajo de cuerpo y mente. C. Haga preguntas sobre las cosas que hay que saber y las que hay que hacer. Ayude a los estudiantes a entender la Biblia. A. Ayúdelos a entender las palabras. B. Ayúdelos a entender la enseñanza. C. Ayúdelos a entender a cómo obedecer. Ayude a los estudiantes a obedecer la Biblia. A. Ayude a los estudiantes a planificar para obedecer. B. Ayude a los estudiantes a practicar cómo obedecer. C. Ore por cada estudiante todos los días.

22


Lección 9: METAS DE APRENDIZAJE Un día un monito decidió irse de viaje. El no sabía hacia dónde estaba viajando pero salió muy de madrugada. El brincó a través de los árboles hasta que se quedó muy cansado. Entonces conoció al señor Toro. El Señor Toro le preguntó, “¿A dónde vas monito?” El monito le respondió “No lo sé, pero estoy muy cansado.” El Señor Toro le dijo, “Súbete en mi espalda y te llevaré.” El monito viajó muy despacio en la espalda del Señor Toro. Luego se apareció una gran Aguila. La Señora Aguila preguntó, “¿Monito a dónde vas?” El monito le respondió, “Yo no sé pero la verdad es que voy muy despacio.” La Señora Aguila le dijo, “Entonces déjame levantarte y viajaremos bien rápido.” El monito le dijo, “Eso sería grandioso.” Entonces la Señora Aguila se llevó al monito y viajaron bien rápido al nido de la Aguila. La Señora Aguila y sus niños estaban tan felices de ver al monito. Que se lo comieron para la cena. De esta historia tal vez se da cuenta de algo importante. Si no sabes hacia dónde vas, seguramente llegarás a donde no quieres ir. A. ¿Qué muestran las metas? Las metas muestran hacia dónde vamos. Un poderoso maestro de la Biblia debe tener una meta para cada lección. Hay dos razones por la cual debe tener una meta. 1. Debe tener una meta para saber hacia dónde va con su enseñanza. Su meta dice lo que quiere que sus estudiantes hagan después de la lección. Jaime está enseñando una lección sobre el pecado de David. Jaime quiere que sus alumnos digan ¡no! a la tentación al pecado y que no sean como David quien pecó. Jaime sabe hacia dónde va. El tiene una meta. 2. Debe tener una meta para hacer lo correcto cuando enseña. No es suficiente saber hacia dónde va con la lección. Debe hacer las cosas correctas para llegar allí. Sonia quería enseñar una leccion sobre el rey Saúl. Ella trató de preparar preguntas para la lección. Ella trató de pensar en métodos de preparar a los estudiantes para aprender. Ella parecía

23


irse por muchos rumbos a la vez. Al fin Sonia se recordó que tenía que tener una meta para la lección. Ella decidió que quería que los estudiantes dijeran por qué no deben desobedecer como lo hizo Saúl. Entonces fue mucho más fácil para Sonia preparar su lección. B. ¿Qué dicen las metas? Una meta dice lo que el estudiante va a hacer. Algunos maestros creen que una buena meta nos dirá lo que el maestro hará. Eso es incorrecto. Una verdadera meta habla sobre el estudiante. ¿Cuál de las siguientes es una verdadera meta? * *

El maestro explicará el primer mandamiento de Moisés. El estudiante obedecerá el primer mandamiento de Moisés. ¿Cuál habla sobre el estudiante? (La segunda es la verdadera meta)

Un niño tenía una meta de aprendizaje. El vio a sus amigos en bicicletas. El los vió paseando un buen rato. El quería aprender a manejar una bicicleta. Su meta era el manejar una bicicleta. Nosotros vamos a saber que alcanzó su meta cuando lo veamos manejando una bicicleta. En la enseñanza bíblica, la meta nos dirá qué harán los estudiantes para obedecer la Biblia. C. ¿Cómo escribimos buenas metas de aprendizaje? Cada meta debe usar palabras de hacer o palabras de acción. 1. A continuación hay unas palabras para usar en las metas. Orar, Decir, Actuar, Escribir, Leer, Ir, Dar, Pedir. Hay muchas más. ¿Quién debe hacer estas cosas, el maestro o el estudiante? ¡Sí, el estudiante! 2. Buenas metas de aprendizaje utilizan palabras que dicen lo que el estudiante hará. 3. Algunas palabras no son palabras de hacer. * *

Conocer la Biblia. Entender el versículo de memoria.

24


Estas palabras no dicen lo que el estudiante va a hacer. No podemos saber cuándo los estudiantes han alcanzado estas metas. ¿Cuál de las siguientes metas usan palabras de hacer? ____ ____ ____ ____

1. 2. 3. 4.

Los estudiantes dirán una razón por la que deben orar. Los estudiantes entenderán cómo se debe orar. Aprendan el Salmo 23. Digan el Salmo 23 de memoria.

(Las respuestas de la 1 y la 4 dicen lo que el estudiante va a hacer.) D. ¿Cómo ayudan las metas de aprendizaje a los estudiantes? Una buena meta de aprendizaje usa palabras de acción las cuales ayudan al estudiante en su vida. Recuerde el proverbio: “Manda a un joven a donde quiere ir y le verás correr.” Nita enseña una clase de mujeres. Un día visitó a una alumna. Hablaron por un rato, Nita le dijo que deberían orar. Ella le pidió a la alumna que orara. La mujer le dijo que no sabía como orar. D. ¿Cómo podemos hacer las metas de aprendizaje mejor? Aprende más sobre ellas. Haz el siguiente trabajo. 1. ¿Cuáles de las siguientes son buenas palabras de acción o de hacer? ___a. ___b. ___c.

Escribir Escuchar Entender

___d. ___e.

Aprender Dar

(¿En cuál de ellas aprende un estudiante por medio de acciones?) 2. ¿Cuáles de las siguientes son buenas metas? a. b. c. d.

El estudiante orará todos los días. El maestro va a saber todo sobre la oración. Los estudiantes dirán tres razones del por qué deben orar todos los días. Los estudiantes entenderán muchas buenas razones del por qué deben orar todos los días.

25


Para marcar sus respuestas circule las palabras de acción en las metas anteriores. Debería haber circulado “a” y “c”. 3. La meta de abajo no es una buena meta. Cámbielo para que sea una buena meta. Los estudiantes van a entender el significado del bautizo. Esto puede ser hecho de varios modos. ¿Cuál es la necesidad del estudiante? Cambie la palabra “entender” a “decir”. Re-escríbalo completamente. El estudiante va a: (a) explicar el significado de la palabra bautismo. (b) Que digan por qué deben ser bautizados. Son muy importantes las metas de aprendizaje. ¿Recuerda el monito? Si no sabe a donde va seguramente, llegará a donde no quiere ir.

26


Lección 10: PREPÁRESE PARA ENSEÑAR No es fácil ser un poderoso maestro de la Biblia. Si usted tiene el don de la enseñanza, necesita usarla. No sea como Jonás y trate de huir de lo que Dios quiere que haga. A. ¿Por qué debe querer ser un poderoso maestro de la Biblia? Hay por lo menos dos razones: 1. Porque es agradecido con Jesús Hay tantas cosas por las que hay que dar gracias a Jesús. Por perdonar nuestros pecados. Porque murió por nuestros pecados y tomó nuestro castigo. Por su amor hacia nosotros. Por nuestra salvación. Deberíamos de estar tan agradecidos con Jesús que queremos decirle a los demás. Un modo de hacerlo es enseñar una clase bíblica. 2. Porque ama a sus estudiantes A. No podemos hacer que amemos a las personas nosotros mismos. Debemos pedirle ayuda a Dios para querer a nuestros estudiantes. Lea I Cor. 13:1-3. ¿Cuál es la palabra más importante de éstos versículos? B. Sin el amor nada de este estudio puede volverlo en un poderoso maestro de la Biblia. B. ¿Qué debo hacer con todo lo que he aprendido? Usarlo. Como el don de la enseñanza, si no usa lo que ha aprendido lo perderá. C. Escriba una Hoja de Planificación. Vamos a pasar juntos a través de las partes de una hoja de planificación. Asegúrese de hacer preguntas de lo que no entienda. Vamos a aprender juntos en cómo utilizar las enseñanzas de este estudio. La hoja de planificación se puede usar con todo texto bíblico. Consiste sólo de las preguntas a la mano izquierda. Al preparar la lección, se la escribe a la derecha.

27


Vea el Ejemplo siguiente:

Hoja de Planificación Tipo de clase: Fecha: Necesidades del estudiante: Meta de Aprendizaje:

Escuela Dominical para hombres 21 de Abril Dos grupos de hombres de la iglesia están enojados, el uno con el otro. Muchos están diciendo palabras de enojo. Los hombres dirán cuatro modos en que sus lenguas les da problemas.

1. Prepare a los estudiantes para aprender. ¿Qué están pensando los estudiantes? Los hombres quieren irse a juicio. Ellos quieren quejarse de otros hombres de la iglesia. Preguntas para hacer:

¿Qué puede herir a un hombre más; las piedras o las malas palabras?

2. Dígale a los estudiantes la razón para aprender: Dígales a los hombres que aprenderán cuatro modos en que su lengua los pueden meter en problemas. Guíe a los estudiantes a la Biblia: Este problema no es nuevo en nuestra iglesia. La Biblia habla sobre el mismo problema. La gente tuvo este mismo problema en el Nuevo Testamento. 3. Enseñe la Biblia. Versículos de la Biblia para ser enseñados: Trabajo para el maestro:

Santiago 3:1-12

Deje que los hombres lean el versículo. Deje que ellos digan cómo entrenan a los animales, cómo guían a un barco, cómo le prenden fuego al monte.

28


Trabajo de cuerpo:

Deja que un hombre muestre como darle vuelta a un caballo.

Trabajo de la mente:

Deje que los hombres piensen cómo tienen veneno en sus lenguas. Somos como culebras peligrosas.

Preguntas sobre cosas que hay que saber: ¿Cuáles dos cosas salen de nuestras bocas en el versículo 3 y el 10? Preguntas sobre cosas que hay que hacer: ¿Qué hay sobre los hombres de la iglesia? ¿Qué cosas vienen de nuestra boca? ¿Qué debemos hacer sobre estas cosas? 4. Ayude a los estudiantes a entender la Biblia. Entienda las palabras:

Explique lo que es un timón (versículo 4), puede quemarse (versículo 5), nuestros miembros (versículo 6), mismo manantial (versículo 11).

Entienda lo enseñado:

Ponga a un hombre que explique el versículo 2 en sus propias palabras. Deje que alguien encuentre la palabra “lengua” en un diccionario bíblico.

Entienda como obedecer:

Deje que los hombres digan cómo estos versículos pueden ayudar a los problemas de la iglesia.

Ayude a los estudiantes a querer obedecer: Pregunta: ¿Qué cuatro problemas nos habla estos versículos? ¿Qué problemas tenemos por culpa de nuestra lengua? 5. Ayude a los estudiantes a obedecer la Biblia: Planifique métodos para obedecer:

Deje que los hombres digan exactamente cómo pueden controlar su lengua.

29


¿Cuándo es que la mayoría de los problemas vienen? Practique obedeciendo:

Deje que un par de hombres hagan una obra. Están enojados el uno con el otro. Se conocen en la carretera. Uno de ellos quiere controlar su lengua. Deje que cuatro o cinco hombres lo practiquen.

6. Ore por cada estudiante todos los días. Cosas especiales por las cuales orar: Ore especialmente por José. El está diciendo muchas cosas feas. Encuentre la lección bíblica que va a enseñar esta semana. Lea los versículos. Ore por esta lección. Piense sobre sus estudiantes y su lección bíblica. En su cuaderno haga un formulario de la lección para llenarlo. Escriba sus planes para cada parte de la lección. D. Enseñe la lección que ha preparado. Debe enseñar la lección que ha preparado. Estudie los versículos de la Biblia otra vez. Estudie sus planes de la lección. Mejórelos si puede. Escríbalos en otro papel para meterlo en su Biblia. Prepare la pequeña plática que dará. Pídale a alguien que lo ayude escuchando lo que va a enseñar. Deles un papel con éstas preguntas. Deje que la persona responda éstas preguntas mientras enseña. 1. 2. 3. 4. 5. 6. 7. 8. 9.

¿Cómo comenzó este maestro? ¿Cuál fue la meta de la lección? ¿Dejó el maestro que los estudiantes trabajaran durante la clase? ¿El maestro hizo más preguntas sobre las cosas que hay que saber o las que hay que hacer? ¿Cómo ayudó el maestro a los estudiantes a entender la lección? ¿Sabe lo que tiene que hacer para obedecer la lección? ¿Qué debe hacer? ¿Cómo sabe lo que tiene que hacer después de la lección? ¿Qué debe cambiar o hacer diferente este maestro? ¿Cómo puede él o ella ser mejor al enseñar la Biblia?

30


Su Iglesia Puede Entrenar Un Equipo Misionero Poderoso Cristo dio la Gran Comisión a toda iglesia con sus miembros. Mientras que Cristo habló de todo el mundo, nuestro mundo comienza en nuestro ¨Jerusalén¨ y se extiende de allí. Se necesitan misioneros de la iglesia para salir y entrar en la misma comunidad de la iglesia, discipulando a los inconversos. Esto promoverá el crecimiento de la iglesia y las iglesias crecientes son las mejores para enviar a misioneros al mundo. Con su experiencia en casa, los miembros llegan a ser obreros valiosos en abrir nuevas obras. Esto sólo sucede, sin embargo, cuando la iglesia tiene miembros quienes están entrenados como misioneros. Esto ya es posible por medio del nuevo Instituto Misionero Bautista Internacional, un programa que se puede instalar en toda iglesia con sólo una o dos horas de estudio cada semana bajo la dirección del pastor o personas que el nombre. Usted tiene en sus manos uno de los libros de texto del instituto. Hay otros mas de gran importancia pero de muy poco costo. Los cursos requeridos se mencionan abajo, juntamente con el número de horas de clase necesitadas por cada curso. El programa ofrece, sin costo a la iglesia, dos certificados: El Certificado de Estudios (60 horas) y el Certificado de Preparación Misionera (120 horas.) El instituto no requiere tareas fuera de clase ni exámenes, pero, si, requiere una asistencia fiel y, en poco tiempo, un esfuerzo normal para poner en práctica sus enseñanzas en la comunidad. Textos Requeridos para el Instituto Misionero Bautista Internacional Horas

Textos

Contenido del Curso

12 12 6 6 6 12 6 6 6 12

MegaDiscipulado Mensaje Bautista Para el Mundo Liderazgo Espiritual Dinámico Tu Prosperidad Agrada a Dios Poder Espiritual Predica la Palabra Pastores Que Dios Usa Intro. Al Nuevo Testamento Intro. Al Antiguo Testamento Enseñando Biblia a los No Alcanzados Como Enseñar la Biblia

Evangelismo, Discipulado, Misiones Doctrina Cristiana Principios del Liderazgo Cristiano Mayordomía Financiera La Plenitud del Espíritu Santo Homilética Bíblica Ministerio pastoral en grupos Nuevo Testamento Antiguo Testamento

12

Enseñanza Bíblica Evangelística Pedagogía Bíblica (optativo)

Reciba mas información contactando a La Iglesia en Marcha en su área.


Como enseñar la biblia  
Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you