Page 1


Carta del Director

Antonio Garrido de la Torre vicariodecomunicacion@diocesisdejaen.es

FIESTA DE LA EUCARISTÍA, COMPROMISO DE CARIDAD Celebrar la fiesta del Corpus Christi es uno de los momentos más entrañables y significativos del año por todo lo que esta celebración conlleva. En primer lugar está la vertiente de devoción popular que se manifiesta de un modo

hermoso en la decoración de las calles por las que pasa el Santísimo Sacramento. Desde la más pequeña aldea hasta las ciudades más importantes viven con especial intensidad esta fiesta a la que el torbellino de secularización que vivimos en nuestra sociedad actual parece que no ha hecho mella. Puede parecer una consideración sin importancia pero no lo es. Pasear la custodia con la Sagrada Eucaristía por las calles y plazas de nuestros pueblos se convierte en una magnífica catequesis sobre la presencia del Señor entre su pueblo. Es Cristo, realmente presente en el Santísimo Sacramento, el que se acerca a visitar a todos aquellos que le abren las puertas de su casa y de su corazón. Tan sólo el gesto de una madre que con su hijo en brazos señala la custodia y le dice que ahí está el Señor y el pequeño con espontaneidad le lanza un beso, es suficiente para comprobar que así, desde niños y con sencillos detalles, es como se transmite la fe. Muchas estampas entrañables de devoción popular recoge esta festividad del Corpus Christi que tan arraigada está en nuestra diócesis de Jaén. Nuestras calles y plazas se decoran para que pase el Señor, el Amor de los amores, Aquel que da sentido a nuestras vidas. Esta celebración eucarística también, y sobre todo, nos lanza un mensaje claro de fraternidad. La adoración a la Eucaristía nos lleva necesariamente al compromiso de la caridad con los hermanos que más necesitan nuestra ayuda. La celebración del día de la Caridad nos deja un mensaje nítido: los seguidores de Jesús tenemos en la Eucaristía el alimento de nuestra fe y la fuerza que nos lleva a compartir con los hermanos. El lavatorio de pies en la última cena va íntimamente unido a la institución del sacramento eucarístico. Y Cristo nos dejó un ejemplo supremo y admirable de entrega para que nosotros nos esforcemos en seguirlo.

2


En estos momentos, nuestra sociedad está padeciendo una terrible crisis económica que se nota especialmente en nuestra tierra de Jaén. A los índices preocupantes de paro se une una inquietante falta de expectativas que está influyendo muy negativamente en la marcha económica de las familias. En nuestras Cáritas parroquiales nos esforzamos en ayudar a personas que podían vivir con más o menos solvencia hace unos meses y, al perder el empleo, se enfrentan con angustia a la falta de perspectivas para conseguir un nuevo trabajo. Los jóvenes, tras todo el proceso de su formación, se encuentran con un mercado laboral que le cierra las puertas y que ofrece niveles de paro en este sector de la población que son realmente alarmantes. Personas a las que se les acaba el subsidio de desempleo ven como no hay horizontes para poder conseguir un trabajo con el que sacar adelante sus

familias. E inmigrantes, que hace unos años tenían garantizado el empleo, ahora se encuentran en una situación absolutamente precaria. En nuestras Cáritas parroquiales estamos comprobando diariamente la magnitud de esta crisis y cómo afecta tan duramente a las personas que se acercan a buscar ayuda. Y como hacemos las cosas en la Iglesia, con austeridad y aprovechando al máximo los recursos, intentamos ayudar en todo lo que se puede. También ahí, en los grupos de voluntarios de nuestras Cáritas parroquiales se vive de un modo especial esta fiesta del Corpus Christi. Porque cada vez que ayudamos a un hermano necesitado, ahí está el Señor.

Sigue la actualidad diocesana en:

www.diocesisdejaen.es 3

3


CORPUS CHRISTI: DÍA DE LA CARIDAD En la fiesta del Corpus Christi celebramos en España la jornada en favor de Cáritas No se trata de una respuesta oportunista, urgidos a paliar los efectos de la crisis económica que afecta a no pocas personas cercanas a nosotros, sino porque durante los veinte siglos de historia de la Iglesia ha sido así, desde sus inicios. La caridad siempre ha formado parte constitutiva de la Iglesia, como la Palabra y los Sacramentos, por existir una relación directa entre Eucaristía y Caridad. «Cada celebración eucarística –dice Benedicto XVI- actualiza sacramentalmente el don de la propia vida que Jesús ha hecho en la Cruz por nosotros y por el mundo entero. Al mismo tiempo, en la Eucaristía, Jesús nos hace testigos de la compasión de Dios por cada hermano y por cada hermana. Nace sí, en torno al misterio eucarístico, el servicio de la caridad hacia el prójimo.» Participar de la Eucaristía es participar en un mismo y único Cuerpo y, de este modo, todos que-

4

damos convertidos en ese único Cuerpo: el Cuerpo eclesial de Cristo. La participación eucarística, para que sea completa, debe tener siempre repercusiones sociales, en base al amor concreto con el que Cristo nos enriquece para trasladárselo luego a los demás. Los cristianos sabemos que hemos recibido de nuestro Maestro, Jesucristo, la misión de salir a todos los caminos para curar a los hombres y mujeres maltratados por la enfermedad, la pobreza, el hambre, la marginación. No podemos quedarnos impávidos, o mirar a otro lado, ante vecinos, familiares, amigos, personas cercanas a nosotros que carecen de lo necesario para sobrevivir, para pagar la hipoteca, el alquiler del piso y no encuentran trabajo. Más allá de cifras, hemos de estar al lado de esos rostros doloridos, angustiados y tristes. En ellos hemos de descubrir el rostro de Jesucristo, hoy también entre nosotros, pues bien claro nos dijo: «Lo que hicisteis a uno de éstos, a Mí me lo hicisteis.» La Comisión Episcopal de Pastoral Social nos invita, en su Mensaje para la presente Jornada, a acrecentar y apoyar la labor del voluntariado en las Cáritas. Ruego a los sacerdotes y Presidentes de las respectivas Cáritas que pongan en manos de este voluntariado sus contenidos. Se trata de un resumen muy completo y exacto de la doctrina social de la Iglesia en este campo esencial de la pastoral, partiendo siempre desde la Eucaristía. En nombre de esta Iglesia de Jaén, gracias a la siempre eficaz y callada respuesta de Cáritas diocesana, de las Cáritas parroquiales e interparroquiales. Multiplican, cada día, los recursos que ponemos en sus manos, para, sobre todo, regalar mucha ilusión, su tiempo y amor a cada vez más rostros innominados. Día del Corpus, día de la Eucaristía, día de la Caridad, siempre unidos para los cristianos. Con mi saludo y bendición.


5


L A ADORACIÓN AL SEÑOR: UNA ACTITUD, UNA MANERA DE VID A CRISTIANA VIDA

Miguel José Cano López Párroco de La Asunción de Jódar

«Moisés pastoreaba el rebaño de su suegro Jetró; un día llegó más adentro trashumando con el rebaño por el desierto hasta llegar al monte Horeb, el monte de Dios. El Ángel de Dios se le manifestó en una llamarada entre las zarzas. Moisés se fijó: la zarza ardía sin consumirse. Moisés dijo: Voy a acercarme más a contemplar este prodigio tan admirable: a ver cómo es que no se consume la zarza. Viendo el Señor que Moisés se acercaba para mirar, lo llamó desde la zarza !Moisés, Moisés! Respondió él: Aquí estoy. Dijo Dios. No te acerques. Descálzate. Quítate las sandalias de los pies, pues el sitio que pisas es terreno sagrado. Y añadió: Yo soy el Dios de tu Padre, el Dios de Abrahán, el Dios de Isaac, el Dios de Jacob. Moisés se tapó la cara, temeroso de mirar a Dios. (Éxodo 3, 1-12) En la vida cristiana tenemos el peligro de vivir desde afuera (celebraciones, lectura de la biblia o libros de espiritualidad o formación, normas, prácticas…): todo eso se puede hacer «a la perfección» sin implicar nuestra vida en nada. El Señor llama a Moisés por su nombre (y a cada uno de nosotros), para que entremos en lo más profundo de nosotros mismos, y allí en la hondura de nuestro corazón y de nuestra alma, descalzos de todo, entremos en comunión con Él. Allí en nuestra propia realidad tenemos que preguntarnos: ¿Qué hay aquí, en lo más profundo de mi corazón? · Dentro de mi alma, puedo encontrar el dolor (físico, psíquico, moral…) el sufri6

miento, el dolor, mis problemas, mis pecados… (que puedo no perdonarme, recordar continuamente…) y todo eso produce en mí, un bloqueo espiritual (muchas veces físico), que produce un continuo mirarme, contemplarme, compadecerme, justificarme, en definitiva, me impide adorar a Dios, porque sólo estoy preocupado por lo mío. Mis cosas, mis problemas, mi situación…sólo lo mío. ¿lo más importante: lo mío? · Dentro de mi alma, es desde donde Dios me llama y me invita a saborear y a gustar de sus cosas, de su consuelo, de su amor, de su esperanza, de su misericordia, de su perdón… es el clima de la Adoración.


Por tanto la Adoración, no es otra cosa, que la actitud del cristiano, que a pesar de los problemas y circunstancias de su historia, le da la autoridad de toda su vida al Señor, le entrega todos esos problemas y circunstancias y lo reconoce como el único Señor de su historia. - «…Moisés se postró rostro en tierra…» Esta es, precisamente la actitud de adoración: el que doblega su vida y sus cosas ante Dios. Por eso la adoración, no se improvisa, no se entra en ella de manera forzosa, sino que es una actitud de vida. - «El Señor dijo: No te acerques más y quítate las sandalias porque el terreno que pisas es sagrado…». Quitarme las sandalias es abandonar todo aquello que me da seguridad, y confianza en mí mismo. Es acoger tu plan y no el mío. Dejar que sea Él, quien de seguridad, confianza y estabilidad a mi vida. He de quitar todo lo mío, para entrar en el terreno sagrado. Ante Dios, me despojo y me descalzo de todo lo mío: mis problemas, mis sufrimientos, mis dolores… - ¿Cuál es la respuesta de Moisés, a la iniciativa de Dios?: «Aquí estoy Señor… Heme aquí…» Esta es la búsqueda de nuestra vida: Poder decir al Señor «sí», Aquí estoy, en todos los momentos y situaciones de la vida. Esta es la Adoración: «Señor, haz de mí lo que quieras, sea lo que sea, te doy las gracias, lo acepto todo, con tal que tu voluntad se cumpla en mí… (Beato Charles de Foucauld) Pero también la Adoración se vive con el cuerpo: Getsemaní, es la adoración de Jesús al Padre con su cuerpo y con su vida. «…Al llegar Jesús al sitio conocido como Getsemaní, les dijo: ¡Orad para no ceder ante la tentación! Jesús se alejó de ellos la distancia de un tiro de piedra. Se llevó a Pedro, a Santiago y a Juan, empezó a sentir miedo y angustia y les dijo: ¡Me muero de tristeza, quedaos aquí y estad en vela! Y adelantándose un poco cayó de rodillas en la tierra y llegando con la cabeza en el suelo decía: ¡Padre mío, si quieres, aparta de mí esta hora; sin embargo, que no se haga lo que yo quiero, sino lo que tú quieras! Oraba con intensidad. Llegó a angustiarse tanto, y tan fuerte era su oración, que empezó a sudar mucho, con un sudor como de goterones de sangre. Después levantándose de la oración fue adonde estaban los discípulos; los encontró dormidos a causa

de todos esos acontecimientos y les dijo: ¿Estás durmiendo Pedro? ¿No habéis podido velar conmigo siquiera una h o ra ? Ve l a d y orad para no caer en la tentación. El Espíritu es fuerte pero la carne es débil. Se apartó de nuevo y oró repitiendo las mismas palabras…» - La Adoración es también, orar con el cuerpo, descubriendo la realidad que vivo y entregándosela a Dios. Aceptar la Voluntad Divina, aunque eso nos cueste «sudar sangre». Algunas veces no son nuestros labios los que rezan sino nuestro cuerpo (lugar de nuestro encuentro con Dios). - La adoración es reconocer a Dios detrás de cada situación, de cada circunstancia, de cada acontecimiento. Adoro si detrás de lo que ocurre en mi vida, encuentro siempre a Dios. No hay nada dentro de mí, que escape al poder y a la misericordia del Señor. - La adoración es poner delante de Dios todo lo que tengo, lo que soy, lo que vivo, lo que sufro, amo y siento; y decir como Pablo: «…Para mí la vida es Cristo…» (Flp 1, 21). - La adoración es sentir como nuestro corazón late al ritmo del corazón de Cristo, por cada hermano, por cada situación, por cada sufrimiento…en comunión con todos. Nada de lo que hay a nuestro alrededor nos es ajeno, o indiferente, porque detrás de todo Cristo está con los brazos abiertos en la cruz. - La adoración es presentarnos delante de Dios: · Con pobreza absoluta. · Con interiorización (algunas veces estamos dispersos aunque sea en cosas buenas). · Con confianza, porque hay Alguien, que me ama mucho más, de lo que yo merezco. · Con deseo (la sociedad vive en el «reino del deseo», todo lo deseamos y queremos): Deseo y quiero buscar y encontrar a Cristo.

7


LA FIESTA DEL

CORPUS CHRISTI EN JAÉN

Antonio Carrascosa Anguita Prioste de la Cofradía Sacramental de San Ildefonso Estamos inmersos en la celebración de la fiesta del Corpus Christi. Es la fiesta cristiana por antonomasia. La exaltación de Dios llevada al paroxismo. El Hijo de Dios Vivo pasea por nuestras calles para ser adorado por el pueblo de Jaén. La ciudad se engalana fastuosamente; sus balcones se llenan de banderas y mantos bordados; las calzadas de sus calles, por donde efectúa su recorrido procesional, se cubren de juncia y otras hierbas aromáticas que impregnan de olores serranos nuestras pituitarias, que estarán más estimuladas cuando pase la Custodia envuelta por nubes de incienso. Olor, color y sabor especialísimo que siempre ha tenido el día del Corpus en Jaén. Si hacemos un poco de historia, la primera procesión se celebró por la calles de Roma, el año 1447, y fue el papa Nicolás V el que portó la Hostia Consagrada. Previamente, en el año 1263, el papa Urbano IV había instaurado la festividad del Corpus Christi. Vemos, por tanto, que esta fiesta religiosa data de tiempos lejanos. La primera procesión del Corpus en España fue en Barcelona y se fue extendiendo al resto de provincias españolas. Alrededor del año 1492 es cuando llega a Jaén, aunque en la época del condestable Don Miguel Lucas de Iranzo, año 1464, se publicaba «a la fiesta del Corpus Cristo, el repostero de estados del señor Condestable facia barrer toda la calle delante de su pasada e echar muchos ramos e juncia. E colgava en las paredes de la dicha calle, por do avia de pasar el Corpus Cristo quantos paños franceses tenia. E su merced yva a la iglesia mayor, muy bien vestido acompañado de muchos cavalleros e otras gentes. E desque avia oydo misa, yva con las andas en la procesión. E después que venia, asentavase a comer con algunos convidados. Y todo el octavario yva a las oras y a la iglesia mayor, por onra de la fiesta a por ganar los perdones». Toma auge especial esta fiesta a partir de mediados del siglo XVI por el impulso dado por la Contrarreforma. Es precisamente en dicho siglo cuando se le encarga al orfebre Juan Ruiz «El Vandalino» la realización de una hermosísima custodia procesional, de estilo plateresco, que labra en plata maciza. Ésta sería destruida en la guerra civil española de 1936. Posteriormente (en los 80) se realizó una 8

réplica en alpaca plateada donde actualmente procesiona. A excepción de momentos puntuales, siempre coincidentes con períodos bélicos, la fiesta del Corpus Christi ha lucido esplendorosa desde su instauración. Después de este pequeño esbozo histórico del origen de la fiesta del Corpus Christi, debemos resaltar la verdadera esencia de un día tan señalado para la Iglesia católica. Escribía Juan Pasquau en el diario «Jaén» en 1959: «Nunca como en el Corpus, la sensación de <<plenitud católica>> se muestra más a lo vivo. La idea religiosa, ciertamente, lo presupone todo: anhelo, vigor, zozobra, esperanza. Dios, es Dios de nuestra alegría, pero no desdeña la ofrenda de nuestra tristeza. Quiere nuestra canción y acepta nuestra lágrima. En el Corpus, el Señor asume, de manera solemne, la integridad del Misterio – Cuerpo, Sangre, Alma y Divinidad – para, agotando la capacidad del asombro del hombre, mostrarse en la verdad total de su humildad». La Hostia Santa, en su paseo triunfal, representa el misterio del Cuerpo y la sangre de Cristo; es el misterio del Sacrificio del Calvario; es el misterio de la Redención del pecado; y es el misterio del alimento de la inmortalidad y de la presencia de Dios en medio de los hombres. En Jaén capital, la organización de la procesión del Corpus corresponde al cabildo catedralicio, presidido por el deán Don Francisco Juan Martínez Rojas. Con él colaboran las cofradías sacramentales de Jaén: la cofradía Sacramental de San Ildefonso, la Real Hermandad Sacramental del Santísimo Cristo de la Buena Muerte, la Real Hermandad Sacramental del Cristo de la Expiración, la Hermandad Sacramental de Jesús Salvador en su Santa Cena, la Ilustre Hermandad del Santísimo Sacramento de Jesús del Perdón y otras instituciones de carácter religioso. La cofradía de la Buena Muerte organiza además, junto al Deán, la Octava del Corpus. El domingo del Corpus todo el pueblo católico de Jaén está acompañando a nuestro Dios y Salvador en la Santa Misa que se celebra en la catedral y a la posterior salida procesional por sus principales calles. Estamos obligados a manifestar abiertamente nuestra fe en el Sumo Hacedor y demostrar nuestro amor al que es todo Amor.


ACTOS Y CULTOS CON MOTIVO DE LA FESTIVIDAD DEL CORPUS CHRISTI EN LA CATEDRAL DE JAÉN Viernes 1, Sábado 2 y Domingo 3 de julio 19,00 horas

TRIDUO EUCARÍSTICO El último día, al finalizar la Eucaristía, solemne procesión claustral con el Santísimo Sacramento 9


RAÍCES HISTÓRIC AS DE L A FIESTA DEL CORP US EN VILL AC ARRILLO

La fiesta del Corpus Christi, con su procesión, comenzó a celebrase en España a partir del s. XIV. En Barcelona en 1319, y en Valencia, por primera vez, en 1355. Parece que esta fiesta se transmitió pronto a nuestra comarca de las Villas, celebrándose primero en Iznatoraf y trasladándose más tarde por el resto de Las Cuatro Villas. En el año 1364, en los Estatutos de la Catedral de Jaén aparece una relación de fiestas en la que se nombra a la Torre de Mingo Priego (actual Villacarrillo), relacionándola con la festividad del Corpus Christi. Los documentos más antiguos que se conservan en Villacarrillo y que hacen referencia a esta devoción eucarística de nuestro pueblo, aluden siempre a su antigüedad «(…) de tiempo inmemorial (…)», frase repetida una y otra vez por los Cabildos del Concejo, lo que evidencia esta antigüedad de la celebración del Corpus Christi en Villacarrillo. En el siglo XVI, en un documento del Obispo de Jaén, Don Francisco Sarmiento de Mendoza (1580-1595), se hace referencia a que se ha elaborado una Custodia de plata dorada para Villacarrillo, lo que refleja la tradicional devoción villacarrillense al Santísimo Sacramento desde tiempos inmemoriales. Durante el reinado de Felipe III se multiplicaron en España las congregaciones, archicofradías e instituciones piadosas en honor y reverencia a la veneración de la Eucaristía. A comienzos del s. XVIII, 10

sin poder precisar más, se erigió en la Parroquia de Santa María del Castillo de Villacarrillo, la Cofradía del Santísimo Sacramento. El Archivo Municipal de Villacarrillo conserva los Libros de Actas Capitulares, desde el año 1670 hasta nuestros días. En ellos se comprueba cómo Villacarrillo ha sido un pueblo eminentemente eucarístico, apoyado desde siempre en el quehacer de su Ayuntamiento, que, desde tiempos remotos, se desvela año tras año por que la festividad del Corpus Christi sea la fiesta reina de esta ciudad.

De esta forma la festividad del Corpus Christi ya era tradición en Villacarrillo y gozaba, pues, de enorme raigambre. Era tal el esplendor que alcanzaba ya en el siglo XVII la celebración del Corpus en la villa de Villacarrillo que muchos forasteros, atraídos por la solemnidad litúrgica y la religiosidad que vivía la villa, acudían ya entonces solícitos a ella: «(...) y en atención a que a las fiestas grandes concurren muchas personas forasteras (...), acuerda la villa se haga la fiesta del Cristo Divino (...)».(Libro Capitular de 1677. Folios 26 vto. y 27. Archivo Municipal de Villacarrillo ). Con el paso del tiempo la afluencia de turistas fue aumentando. Estos desvelos por la festividad del Corpus por parte del Cabildo se vieron compensados en 1685, pues la villa obtenía por Real Provisión la gracia de librar doscientos ducados del propio Concejo para poder celebrar el Corpus con todos los honores: Por estos años se describe la procesión de la siguiente forma:«(...) como Guión va el estandarte de la Cofradía del Santísimo Sacramento y en su seguimiento otras enseñas parroquiales no menos antiguas: la Cofradía de las Ánimas, de Nuestra Señora de la Soledad. Del Santísimo Cristo de la Vera-Cruz, la de la Asunción y por último, la de Nuestra Señora del Carmen (...)». Desde estos años hasta nuestros días, los Libros de Actas Capitulares del Ayuntamiento dan cuenta de los acuerdos del Cabildo en torno a la celebración de la festividad del Santísimo Sacramento. Se sigue celebrando las tradicionales fiestas y procesión del Corpus a pesar de las penurias económicas de algunos años de estas centurias. Poco a poco, y conforme nos acercamos al siglo XX, se va haciendo tradicional en la festividad del Corpus Christi la organización de ferias, mojigangas y corridas de toros, que acompañan y completan el ambiente lúdico-religioso-profano. Con los albores del Siglo XX se vislumbra un nuevo y también venturoso futuro a la festividad del Corpus. En 1907, con la inauguración de una Sección de la Adoración Nocturna Española en Villacarrillo, pilar fundamental de la festividad del Corpus Christi en este último siglo, se pone en marcha la maquinaria que marcará la trayectoria de esa inmemorial religiosidad eucarística, que, innata, se da en Villacarrillo.


EL CARDENAL AMIGO PREGONA EL CORPUS DE VILLACARRILLO Año tras año, el fin de semana que precede al de la festividad del Cuerpo de Cristo, se celebra en Villacarrillo, organizado por la Sección Adoradora Nocturna de la ciudad, el Pregón del Corpus Christi. La idea de organizar un Pregón que anunciara la llegada de la fiesta del Corpus en Villacarrillo, surge en la primavera de 1968. Desde entonces los Adoradores nocturnos, y villacarrillenses en general, tendrían como pregoneros de la Eucaristía a los mejores poetas de España. El primer pregón corrió a cargo de D. Manuel Martell López. En el año 1969 lo haría D. Conrado Blanco, que sería el primero del grupo poético de «Alforjas para la Poesía». Posteriormente han pregonado el Corpus villacarrillense personalidades como Federico Muelas, José García Nieto, Francisco Garfias López, Fray Justo Pérez de Urbel, Ramón Cue, José Javier Aleixandre, José Luís Martín Descalzo, Paloma Gómez Borrero o Miguel Castillejos Gorraiz. El pregón de este año corrió a cargo del Cardenal Fray Carlos Amigo Vallejo, que fue presentado por el sacerdote D. Juan Rubio Fernández. 11


EUCARISTÍA: LUGAR DE ENCUENTRO

Hna Mª Soledad Ferrero Misionera Eucarística de Nazaret Voluntaria en la llegada de la Cruz y el Icono de la JMJ

¡Damos gracias a Dios porque es bueno, porque es eterna su misericordia! ¡Damos gracias a Dios por su gran amor derramado hasta el extremo por nosotros! ¡Damos gracias a Dios porque quiso hacerse cercano, compañero de camino, presencia real permanente en nuestras vidas! ¡Damos gracias a Dios porque desde el madero nos ha venido la alegría al mundo entero! No podemos mirar a Jesús Eucaristía si no damos ese paso hacia atrás, si no nos encontramos con el amor consumado y entregado en la Cruz. «¡Oh, que gran locura de amor, que derroche inmensurable». Eucaristía: lugar de encuentro, presencia siempre nueva y renovada; sacrificio, victima, banquete, cordero inmolado. Cruz: árbol de la vida, savia fecunda de eternidad; silencio que envuelve, soledad que acompaña, amor que se da a si mismo. No podemos mirar a Jesús Eucaristía sin mirar a la cruz; ambas son una sola, son el mismo

12

Jesús que se nos hace presencia, camino, verdad, vida. La Cruz y la Eucaristía son dos realidades que se unen para dar sentido de pertenencia a la vida cristiana de toda persona, se unen para salvar, redimir al hombre de hoy y de siempre; son fuerza motora, aliento en el duro trabajo, en el vivir de cada día. En nuestra diócesis de Jaén hemos sido agraciados con la llegada de la Cruz y del Icono de la Virgen María que acompañarán a miles de jóvenes de todo el mundo que se encontraran en Madrid para celebrar las Jornadas Mundiales de la Juventud. Con esta llegada de la Cruz a nuestra tierra, hemos podido experimentar la gracia derramada por medio de estas dos presencias que se unen para salir al encuentro del hombre. En una vigilia en la Plaza de Toros, miles de seguidores de Jesús, hemos podido orar, rezar unidos, saborear la fuerza derramada de la Cruz que a tantos ha cautivado, conmovidos en estos más de 20 años que va recorriendo todo el mundo haciéndose la cruz peregrina, la cruz cercana, amiga, encontradiza en la vida del hombre. Y junto a la Cruz, Jesús glorioso, presencia real permanente, traspasado, transfigurado, inmolado, eternamente entre nosotros. Al susurro del canto: enciende una luz, déjala brillar, la luz de Jesús brille en todo lugar. La vida ha vencido, ha salido victoriosa, y se nos ha regalado como don para que nosotros podamos también vencer a las tinieblas de este mundo para encontrar luz en la vida de Jesús. Con el paso de la Cruz y del Icono por nuestra Iglesia particular de Jaén podemos ver a Jesús, encontrarnos con él y seguirle.


EUC ARISTIA, EUCARISTIA, PLENITUD QUE D A VID A DA VIDA

Hna. Mª del Carmen Gil Misionera Eucarística de Nazaret

Todos estamos llamados a vivir y como cristianos a vivir en plenitud la vida que Dios nos ha dado. «Esta es la vida eterna, que te conozcan a ti, único Dios verdadero» (Jn. 17,3) Bien dice el dicho que «solo se ama aquello que se conoce», y la pregunta del millón es: ¿conozco tanto a Cristo como lo amo? ó bien ¿amo a Cristo tanto como lo conozco? Durante un tiempo pensé que si quería vivir en plenitud mi vida era necesario empezar a tomarla en serio. Y como Dios ayuda a quien se lo propone, un gran empuje fueron estas palabras de Benedicto XVI de su homilía de la solemnidad del Corpus Christi: «El amor divino es lo que transforma: el amor con que Jesús acepta con anticipación entregarse totalmente por nosotros. Este amor no es sino el Espíritu Santo, el Espíritu del Padre y del Hijo, que consagra el pan y el vino y cambia su sustancia en el Cuerpo y la Sangre del Señor, haciendo presente en el Sacramento el mismo sacrificio que se realiza luego de modo cruento en la cruz.» He conocido el amor de Dios en mi propia vida, como mucho de vosotros. Hay muchísimos momentos en los que ha estado allí… sin esperar nada a cambio. Las palabras del Santo Padre me invitaban a dejar que ese amor divino me trasformara. Cristo por amor acepto el sacrificio de entregarse totalmente por nosotros, por mí. Es hora de que esta vida que

puso en mí, sea vida. Vida que de vida. Es necesario conocerle para imitarle, para amarle, para vivir; solo así se puede comprender, cuál es la anchura y la longitud, la altura y la profundidad, en una palabra, conocer el amor de Cristo, que supera todo conocimiento, para ser colmados por la plenitud de Dios. (ef. 3,18). El camino seguro que me ha llevado a conocerle es el trato frecuente y la lectura del Evangelio a la luz de la lámpara del Sagrario. Es camino seguro para encontrar vida, no solo lo he experimentado en mí, sino en personas que he seguido de cerca, y sobre todo en esas personas mayores que son garantía, de que este camino ha valido la pena y a llenado su vida de alegría y paz. Ahora puedo decir que tengo vida y la tengo en abundancia, porque en su Presencia Eucarística, he encontrado: compañía, consuelo, ayuda, alimento, fortaleza, ejemplo, paz, alegría, en una palabra, encontré la Vida. Este año Cristo ha vuelto a salir hecho Eucaristía por nuestras calles, derramando su gracia sobre cada uno de nosotros. Hagámonos a su paso Eucaristía, pan partido y repartido, amor entregado, don que se da a cada hermano. Recordad que hay mayor alegría en dar que en recibir y Él antes se nos ha dado. Creer en la Eucaristía, es tener plenitud de vida, es vivir. 13


CORPUS CHIRISTI EN SAN JOSÉ OBRERO, DE BAILÉN De diez años a esta parte, cada Parroquia de las tres Comunidades establecidas en Bailén, cada año le corresponde a una de ellas organizar todo lo referente a la Santa Misa y Procesión de la gran fiesta del Corpus Christi. La Parroquia de San José Obrero ha organizado para este año (como en los anteriores que ha sido la encargada de llevar a cabo esta preparación), unos actos preparatorios para sensibilizar al barrio y a todos los colectivos, Hermandades y Cofradías de P e n i tencia y de Gloria, y animarlos para que con su colaboración la Fiesta tenga el relieve que le corresponde. El pasado día 11 de Junio se celebró el Pregón del Corpus Christi en la Casa de la Cultura. Antes de la proclamación se presentó el cartel oficial que había sido ideado y realizado por el miembro más joven del Consejo Parroquial Don Sebastián Lijarcio Medina. Descubrió el cartel la recién nombrada alcaldesa de la ciudad Doña Simona Villar y le acompañaron el Presidente de la Agrupación de Cofradías Don Juan Carlos López y el autor del mismo Don Sebastián Lijarcio. Presentado el cartel actuó la Banda Municipal Asociación Unión Musical Bailenense interpretando algunas marchas de carácter religioso con la participación de la soprano Doña Marta Alba Barranco. El Pregón lo pronunció Don Miguel Ángel Alonso Roa que proclamó con profundidad teológica y sentido religioso el amor de Cristo presente en el Sacramento después de ser presentado por Don Francisco Linares Lucena, feligrés de la Parroquia. Cerró el acto el Párroco Don José Antonio Balboa Gómez. La Parroquia ha organizado también un Triduo como preparación a la Fiesta del Corpus Christi y la posterior procesión que tuvo lugar el Domingo día 26 de junio. Esta Eucaristía del día del Corpus fue concelebrada por los tres Párrocos de la ciudad.

Más información en: www.sanjosebailen.com 14


NO LE BASTÓ A TU AMOR JUAN DE PANO MAYNAR (Huesca)

Ganador del Certamen Literario Corpus Christi de Villacarrillo 2010

No le bastó a tu Amor pagar mis penas abrazado a la cruz de mis agravios, que aún quiso hacerse Pan para mis labios y Vino que corriera por mis venas. ¿Qué locura te dio para amarme, Señor, de tal manera? ¿Qué impensable misterio?, ¿qué ceguera de entrega te movió a pagar con tu muerte lo que hubiera debido pagar yo? ¿Por qué no te bastó con perdonar mi herida? ¿Por qué tu Amor no se rindió jamás? ¿Por qué, Señor, sacrificó tu vida en pago de mi culpa y mi demencia, y cuando ya no pudo darme más -despojo humano muerto de inclemencia-, para seguirme amando todavía, me dio en la Eucaristía el regalo inmortal de tu Presencia? Si fui quien te vendió a tus asesinos, quien blasfemó en tu rostro a salivazos, quien coronó tu frente con espinos y mancilló tu espalda a latigazos…, ¿cómo pudo tu Amor, mi Cristo Amante, no enmudecer mi boca babeante ni cercenar la ira de mis brazos? Tanto me amó tu Amor, que amando en su dolor mi cobardía –abierto el corazón de par en par–, quiso buscar mi pecho por altar para hacer su primera Eucaristía. Tú, Señor de las ansias infinitas, que en la angustia cruel de tu Pasión dejaste en el metal de mi alma escritas tus palabras de Sed y de Perdón,

¿cómo pudiste estar de mí sediento?, ¿cómo, en la impiedad de tu tormento, pudiste perdonarme mi traición? Tanto me amó tu Amor, que en el injusto horror de tu agonía –cuerpo deshecho y sangre derramada–, quiso tomar mi pecho por morada para hacer en mí su Eucaristía. Que no bastó a tu Amor pagar mis penas abrazado a la cruz de mis agravios, y aún quiso hacerse Pan para mis labios y Vino que corriera por mis venas. II Eucaristía. Encuentro con Dios vivo. Abrazo con Jesús resucitado. Sacramento en el pan transubstanciado. Evangelio en el vino colectivo. Amor del Salvador, para el esquivo desamor de los hombres que ha salvado. Nueva alianza de Cristo enamorado Eterno Don de Cristo compasivo. . Portón abierto del casal hermano. Complicidad tramada mano a mano. Eternidad que cabe en un segundo. Invitación perpetua al sacrosanto cenáculo en que Dios, un Jueves Santo, quiso ser alimento para el mundo. III «Tomad. Comed mi cuerpo en este pan y bebed de mi sangre en este vino que serán entregados por vosotros…». …Y Cristo nos legó su terco afán por entregarse entero, Uno y Trino, para quedarse siempre entre nosotros.

15


Eucaristía. Cenit del amor. Canto a la unión en Cristo consagrado: «Como el Padre me amó, yo os he amado. Permaneced unidos en mi Amor». Evocación, preludio y profecía. Alimento en que Cristo se nos da: «Quien coma de este pan no morirá. Haced esto en conmemoración mía». Y yo, Señor, levanto cada día el pan de mi trabajo en el altar de mi honradez y mi cristiana hombría, y levanto tu cáliz en mi hogar para beber contigo su alegría. Y en el diario encuentro familiar, ante el humilde pan de nuestra mesa, evoco el pan de tu postrer festín y bendigo en mi vino tu promesa de estar entre nosotros hasta el fin. Y en este santo y delicioso orgullo de acercar a mis hijos tu presencia, el alma se me llena de inocencia y me imagina sacerdote tuyo, que en ese comulgarte en casa, intuyo mi vocación de apóstol y testigo, y aspiro al compromiso redentor de que desees comulgar conmigo: yo, en la sagrada hostia de tu Amor, Tú, en la bendita hostia de mi trigo. Y así, en trueque de amistad preciosa, me has querido colmar de maravillas: cuatro hijos que son cuatro capillas y el corazón amante de mi esposa. –A cambio de tu Gracia generosa, unas migajas mías de lealtad–. Acepta en tu divina caridad que ante el sagrario en que tu amor humillas, ponga mi matrimonio de rodillas y mi certeza de fidelidad. Señor, yo no soy digno del Amor que al comulgar en ti tu Amor me ofrece: viril custodio, el pecho se me acrece y se siente evangelio en derredor. Indigno a tu derroche abrumador recibo más que doy en el proceso, que en desigual balanza añades peso y en comunión fraterna con tus santos, me acercas en tus labios sacrosantos el beso de mis padres en tu beso. IV Tu Don de Eucaristía el orbe encierra en abrazo divino y fraternal, Cristo y hombre te ofreces por igual, Gloria y cruz nos hermanas cielo y tierra. Tu Eucaristía es luz que se destierra al mundo para hacerlo su fanal, es cáliz y panera en memorial de remisión que a tu Pasión se aferra, reja de amor con que tu mano labra en nuestro pecho el surco más fecundo para que en él germine tu Palabra y cuando aprenda a bendecir tu Nombre, seas Tú: Pan de vida para el mundo y eterna Eucaristía para el hombre. 16

Juan Raya Marín Delegado Episcopal de Caridad «Una sociedad con valores es una sociedad con futuro» es el lema de la campaña que lleva adelante Cáritas y que por tercer año consecutivo apela a nuestra conciencia de ciudadanos, de personas, para invitarnos a construir un modelo de sociedad basado en valores que favorecen la dignidad de todos los seres humanos. La comunión, la participación, la diversidad, la gratuidad y la fraternidad se suman ahora al compromiso como una opción de vida que nos hace estar plenamente presentes en la realidad que nos toca vivir, con la conciencia abierta al mundo y a los demás, invitando a la corresponsabilidad como un talante que nos impulsa y nos lleva a crear nuevas alianzas a través del voluntariado, la participación, el servicio y la cooperación. En este tiempo de Caridad en el que Cáritas celebra el Amor con mayúscula, queremos comunicar a esta sociedad, que en muchas ocasiones parece ir a la deriva con rumbos de desesperanza y crisis, que las cosas importantes se hacen con corazón. Los gestos sencillos que provocan sonrisa, afecto, entrega, servicio, cercanía, gratuidad… son los gestos humanos, voluntarios, libres, que hacen que otro estilo de vivir, otro mundo mejor, sea posible para todos. · Porque creemos que vivir con estos valores es posible: Apuesta y atrévete a llevar humanidad a tu barrio, a tu pueblo, a tu ciudad. · Borra las barreras que te rodean y amplía tu universo de relaciones desde la confianza para descubrir la riqueza de las personas que te rodean. · Haz gestos sencillos, como reducir el consumo, cuidar el medio ambiente, que mejoran el entorno para todos. · Comparte tu tiempo y tu generosidad, porque así se siembra utopía y esperanza.


LAS CUENTAS DE CÁRITAS DIOCESANA DE JAÉN NÚMEROS CON ROSTRO RESUMEN DE LOS RECURSOS EMPLEADOS EN LAS CÁRITAS DE LA DIÓCESIS DE JAÉN DURANTE 2010 Rafael López-Sidro Jiménez

Su Santidad el Papa Benedicto XVI, en su alocución a la 60 Asamblea General de Cáritas Internacionalis, ha manifestado, entre otras cosas, lo siguiente: «…tanto su acción humana y de caridad como el contenido de los documentos que difunde (Cáritas), deben estar en plena sintonía con la Sede Apostólica y con el Magisterio de la Iglesia, y para que se administre con competencia y de modo transparente» Poner en práctica esta sintonía es la que nos lleva a manifestar que, después de atender a las personas necesitadas de ayuda, la segunda obligación de Cáritas es dar a conocer a la comunidad cristiana qué ha hecho esta institución de la Iglesia con los bienes, dinero y enseres que han entregado todas las personas con un corazón fraterno, con un corazón de compromiso con los más necesitados, entre los que se encuentran muchas personas que, si bien es cierto no comparten nuestra fe, tienen un profundo sentido de la solidaridad. También ante ellos estamos obligados a dar cuenta de nuestro trabajo. Para todos, y en nombre de las

personas que han sido atendidas, nuestro más sincero agradecimiento y cariño en el Señor. Empecemos por explicar qué son los NÚMEROS CON ROSTRO. Denominamos así a los números, las cifras que explican los gastos y los ingresos que Cáritas ha tenido durante un ejercicio económico. En este caso nos referimos al año 2010, y que damos a conocer coincidiendo con la cercanía de una fiesta tan especial para Cáritas como es la del Corpus Christi. Pero es muy importante señalar que estos NÚMEROS no son cantidades frías como las de una empresa, sino que tienen detrás unas personas, muchas personas con nombre y apellidos, muchas personas con ROSTRO, con un rostro especialmente querido por Dios Nuestro Señor. De ahí la importancia de cómo se utiliza el dinero y a quien va destinado. En el cuadro que se adjunta a este artículo se resume la rendición de cuentas y se explicitan los gastos realizados en los diferentes Programas de ayuda y la procedencia de los ingresos. En cuanto a los gas17


tos, es importante destacar que el desarrollo de estos programas ha permitido que hayamos podido atender a 47.190 personas entre todas las Cáritas de la Diócesis. De esta cantidad tan elevada, resultado de la gravísima crisis económica que padecemos, hay que resaltar las siguientes cifras: - 21.908 personas han sido atendidas en ayudas de acogida y asistencia (alimentación, recibos, alquileres, gastos sanitarios, ropa, transporte, mobiliario, ayudas a fondo perdido, becas, préstamos, etc…). - 11.870 personas han sido atendidas en la campaña temporera de la aceituna. En esta campaña se han dado 1.719 mantas, 2.456 piezas de ropa, 54.264 comidas, 44.018 cenas, 5.337 alojamientos y 894 billetes de autobús. Toda esta tarea no hubiese sido posible sin la encomiable labor realizada por un importante número de extraordinarios voluntarios y voluntarias. - 5.604 personas inmigrantes se han beneficiados de este Programa, con el que pretendemos facilitarles su integración en nuestra sociedad, formarlos profesionalmente, encontrar un empleo y conocer el idioma español. - De las 2.099 personas que han participado en el Programa de Reclusos, 166 eran internos de la prisión y el resto familiares de los mismos que han participado en actividades y cursillos de formación. - 359 personas han participado en los cursos del Programa de Empleo e inserción sociolaboral (orientación laboral, formación e inserción) en los centros de Jaén y La Carolina. Es muy importante destacar que de las 247 ofertas de empleo que se han recibido en Cáritas, 229 se han cubierto. Junto a estos significativos datos, hay que destacar las siguientes actuaciones: - Hogar Diocesano para personas sin techo. Han sido atendidas 70 personas, de las 56 han sido usuarios directos y 26 han residido en el centro durante el año. - Casa Hogar «Andrés Cristino» de Andújar. Se han atendido y acogido a 11 personas mayores carentes de toda clase de recursos. - Guarderías de Villacarrillo y Andújar. Han estado escolarizados 75 y 41 niños, respectivamente, durante el pasado curso escolar. - Plataforma de atención a la mujer embarazada. Constituida en julio del año pasado, con una clara postura de actuar contra el aborto, junto con la Delegación Diocesana de Familia y Vida, la Asociación Adevida, las Hermanas de la Consolación de Linares y la Asociación Derecho a Vivir, ha permitido atender a 21 mujeres que tenían dificultades para continuar su embarazo. En esta Plataforma Cáritas participa con un piso de acogida y una pedagoga. - La extraordinaria colaboración de toda la sociedad jienense en el campo de la cooperación internacional. Los 642.698,86 euros recaudados para aliviar los desastres de Haití, Pakistán y Chile son dignos de toda clase de agradecimientos, que se materializaron con la venida del Director de Cáritas Haití a la ciudad de Jaén, que quiso agradecer personalmente la gran ayuda recibida desde Jaén. - La apertura de la Casa de la Iglesia en la ciudad de Úbeda, gracias a un enorme es18


fuerzo de sus Cáritas, y que ha permitido duplicar el número de comidas que pueden servir, y disponer de una magnífica instalación para el reparto de ropa y alimentos. - La apertura del Centro Jordán en Jaén, con un fuerte compromiso de Cáritas Interparroquial y que en los tres últimos meses de 2010 de funcionamiento ha servido unos 3.150 desayunos y ha facilitado la ducha y aseo a 1.440 personas. - La apertura de las nuevas sedes de Cáritas Interparroquial de Baeza y de Cáritas Parroquial de La Asunción de Jódar, que redunda en una mejor atención y cuidado de la privacidad de las personas que acuden a nuestra institución. - El funcionamiento durante todo el año del Comedor Social de la Parroquia de Ntra. Sra. de Belén y San Roque de Jaén, en el que se han servido 27.420 cenas. - El acuerdo suscrito con Proyecto Hombre, y que ha permitido que en la segunda mitad del año hayan podido ser atendidos en régimen de internado 14 personas. Esta relación, en la que se señala lo más significativo, no es exhaustiva de todo lo realizado, pues habría que destacar la labor de todas y cada una de la Cáritas de la Diócesis, sin las que hubiese sido imposible llegar a atender a las 47.190 personas, con un incremento presupuestario de gastos de 724.761,97 euros (el 25,92%) respecto al año 2009. Por lo que se refiere a los ingresos, lo más significativo es el altísimo porcentaje que supone la participación y colaboración de todos los bienhechores, tanto donantes como voluntarios. El 71,37% de los ingresos son gracias a las colectas, donativos legados y socios. Y es muy importante destacar este dato con toda la gratitud de Cáritas, pero también para pedir que continúen ayudando, pues las ayudas públicas son cada vez más reducidas y tardan mucho en abonarlas. Sirva de prueba el hecho de que durante el año 2010 los ingresos han sido 148.199,50 euros inferiores a los gastos, pues éstos se han incrementado respecto al año 2009 en un 29,65%.

Programa Desarrollo de Cáritas: Comprende las inversiones realizadas en El Centro Jordán de Jaén, Acondicionamiento del Albergue de Santa Clara y La Casa de la Iglesia de Úbeda y la instalación de duchas en la Parroquia de Peal de Becerro.

Programa Desarrollo institucional: Incluye la terminación de la sede de Cáritas Diocesana, la nueva sede de C. I. de Baeza, la nueva sede de C. P. la Asunción de Jódar.

Otros gastos: Son casos excepcionales: Embargos, hipotecas, etc… 19


CÁRITAS DIOCESANA DE JAÉN

NÚMEROS CON ROSTRO 2010 (Resumen recursos empleados en las Cáritas de la Diócesis durante 2010) PROGRAMA Acogida y asistencia Formación y voluntariado Desarrollo de Cáritas Animación comunitaria rural y urbana Empleo e Inserción Sociolaboral Inmigrantes Transeúntes y Campaña temporera Familia Infancia Juventud Mujer Mayores Personas sin hogar Desarrollo de la comunidad gitana Reclusos y ex reclusos Drogodependencias Minusvalías Cooperación Internacional Desarrollo Institucional Comunicación Cristiana de Bienes Cáritas Española y Regional Administración y Servicios Generales Otros gastos TOTALES

ORIGEN DE LOS RECURSOS Subvenciones con cargo al IRPF Subvenciones administración autonómica Subvenciones administraciones locales Subvenciones del fondo social europeo Recursos propios (colectas, donativos, legados y socios) TOTALES 20

TOTAL INVERTIDO 374.518,51 27.888,47 139.157,54 21.738,39 163.179,36 37.960,64 172.243,41 48.595,60 282.332,89 21.559,96 49.150,38 212.148,35 136.718,62 25.252,60 61.434,23 36.236,87 23.604,98 642.698,86 120.464,27 93.102,,64 21.656,77 119.051,43 114.208,69 2.944.903,46

% 12,72 0,95 4,73 0,74 5,54 1,29 5,85 1,65 9,59 0,73 1,67 7,20 4,64 0,86 2,09 1,23 0,80 21,82 4,09 3,16 0,74 4,03 3,88 100 %

316.987,02 400.325,38 14.000,00 111.919,28

10,76 13,59 0,48 3,80

2.101.671,78 2.944.903,46

71,37 100 %


JORNADAS DE LA CARIDAD EN LA PARROQUIA DE EL SALVADOR, DE JAÉN Como en años anteriores, la Parroquia de El Salvador de Jaén ha celebrado unas Jornadas de la Caridad, este año ya las undécimas, en las que se han incluido momentos de reflexión, de oración y de convivencia en torno a la caridad cristiana. En el Año Europeo del voluntariado, el párroco D. Francisco Rosales, ofreció un perfil del voluntario de Cáritas, que incluye características comunes a otros tipos de voluntariado, pero que aporta una identidad original, fruto de la fe en Cristo. Esta reflexión hoy se hace necesaria cuando se vive en tiempos en que se encuentra dificultad en la propia identidad cristiana, y en los que los obispos alertan continuamente para que Cáritas no se reduzca meramente a una ONG asistencial o promocional. Después del espíritu del 15 M, con las principales plazas de nuestras ciudades ocupadas por jóvenes insatisfechos por la situación laboral y política que se les está ofreciendo, parece importante pararse a escuchar el mensaje que Rafael López-Sidro López, joven cristiano y trabajador en temas de juventud realizó sobre las nuevas pobrezas en la juventud de hoy. Las jornadas no se reducen solamente a momentos de reflexión. También se incluyen encuentros intensos de oración. Una de ella en torno a la Palabra de Dios con el método de la Lectio Divina, y otra en adoración en Vigilia a la Eucaristía, esta última dirigida por el sacerdote D. Bernardo Velasco. La comunidad parroquial celebró en torno a su equipo de Cáritas el amor de Cristo Eucaristía en la tarde del Día del Corpus Christi. Un año más, fieles al compromiso social y caritativo, la parroquia de El Salvador ofreció estas jornadas a toda la Iglesia de Jaén.

21


Conferencias sobre la caridad en la acción social, en Baeza Cáritas Interparroquial de Baeza, en colaboración con la Asociación Arciprestal de Cofradías, ha convocado las cuartas jornadas sobre ‘La Caridad en la Acción social’. Estas jornadas, organizadas conjuntamente por las comunidades parroquiales del San Andrés, El Salvador y San Pablo, han tenido lugar en el Balcón del Concejo, que es la sede de la Agrupación Arciprestal de Cofradías. El lunes, 20 de junio, D. Pedro Pedrero Granaro, Director de Proyecto Hombre- Fundación Ángaro, impartió la conferencia sobre «Adicciones y los Adolescentes». El martes fue D. Juan-Alonso Cózar Olmo, del Secretariado de Migraciones de la Diócesis, quien trató el tema «Inmigración: Dios nos sigue hablando». Desde Cáritas recuerdan que no son una organización más de la Iglesia. Es la presencia significativa de la Iglesia allí donde hay pobreza y exclusión. Cáritas es la propia Iglesia sirviendo a los pobres. Con este programa, Cáritas hace patente, una vez más, su trabajo en pro de la dignidad de la persona y manifiesta el compromiso de la Iglesia con las realidades de pobreza y exclusión de la ciudad de Baeza.

22


Para contemplar y rezar a pie de calle... Martín Santiago Fernández Hidalgo Párroco de la Santa Cruz, de Jaén

TU PRESENCIA ROMPE SOLEDADES Con tu Presencia rompe las negras soledades, Que, como olas gigantes de un mar embravecido, inundan el alma, hacen nublo y turbio el sentido, sembrando, en ella, tan espesas oscuridades que la hunden y sumen en vacías oquedades y la alejan de su destino por Ti ofrecido, desviándolas de tu camino otrora emprendido, haciendo de ella un reducto de agrias sequedades. Dale, mi Señor, tu Luz diáfana, tu Agua viva, Que, siempre en ella, esté tu aliento y así reviva, en el alma, el fuego vivo de tu hoguera que, un día abrasándola, se lleno de tu limpia alegría y puso, en Ti, Señor, solamente, su esperanza y se hizo esclava de tu Amor, que todo lo alcanza.

EDITA: OBISPADO DE JAÉN VICARÍA de COMUNICACIÓN DIRECTOR: Antonio Garrido de la Torre vicariodecomunicacion@diocesisdejaen.es

SUBDIRECTOR: Manuel Jesús Casado Mena SUSCRIPCIONES: Jesús Jiménez Jiménez Obispado de Jaén Plaza Santa María, 2. Apartado 039 - 23080 Jaén.

CORREO ELECTRÓNICO: iglesiaenjaen@diocesisdejaen.es

MAQUETACIÓN: José Carlos Ruiz Mariscal

Teléfono 953.230.036 Fax 953.230.039.

Depósito Legal J-121-1990

COLABORADORES: Vanessa Muñoz Pedro Criado Manuel López Juan Raya Ildefonso Rueda Julio Segurado Seminario Diocesano de La Inmaculada y San Eufrasio

IMPRESIÓN Gráficas La Paz, s.l. Avda. de Jaén, s/n Torredonjimeno Teléfono: 953.571.087 23


Iglesia en Jaén 483: Segunda quincena de Junio  

ESPECIAL CORPUS CHRISTI

Advertisement