Page 1

Hoja Parroquial  Parroquia de Nuestra Señora de la Encarnación de Cuevas del Almanzora 

Año III ∙ Número 3 | 16 de Enero de 2011 

CON PALABRAS SABIAS MENSAJE DE S. S. BENEDICTO XVI PARA LA CELEBRACIÓN DE LA  importante aún es la contribución ética de la religión en el ámbito político.  No  se  la  debería  marginar  o  prohibir,  sino  considerarla  como  una  XLIV JORNADA MUNDIAL DE LA PAZ (1 DE ENERO DE 2011) 

aportación válida para la promoción del bien común. En esta perspectiva,  hay que mencionar la dimensión religiosa de la cultura, que a lo largo de  los siglos se ha forjado gracias a la contribución social y, sobre todo, ética  UN PATRIMONIO COMÚN  de  la  religión.  Esa  dimensión  no  constituye  de  ninguna  manera  una  5.  Se  puede  decir  que,  entre  los  derechos  y  libertades  fundamentales  discriminación  para  los  que  no  participan  de  la  creencia,  sino  que  más  enraizados  en  la  dignidad  de  la  persona,  la  libertad  religiosa  goza  de  un  bien refuerza la cohesión social, la integración y la solidaridad.  estatuto especial. Cuando se reconoce la libertad religiosa, la dignidad de  la  persona  humana  se  respeta  en  su  raíz,  y  se  refuerzan  el  ethos  y  las  LA  LIBERTAD  RELIGIOSA,  FUERZA  DE  LIBERTAD  Y  DE  CIVILIZACIÓN:  instituciones  de  los  pueblos.  Y  viceversa,  cuando  se  niega  la  libertad  LOS PELIGROS DE SU INSTRUMENTALIZACIÓN  religiosa, cuando se intenta impedir la profesión de la propia religión o fe    y  vivir  conforme  a  ellas,  se  ofende  la  dignidad  7.  La  instrumentalización  de  la  libertad  religiosa  humana, a la vez que se amenaza la justicia y  la  para  enmascarar  intereses  ocultos,  como  por  paz,  que  se  fundan  en  el  recto  orden  social  ejemplo  la  subversión  del  orden  constituido,  la  construido  a  la  luz  de  la  Suma  Verdad  y  Sumo  acumulación de recursos o la retención del poder  Bien.  por  parte  de  un  grupo,  puede  provocar  daños  La  libertad  religiosa  significa  también,  en  este  enormes  a  la  sociedad.  El  fanatismo,  el  sentido,  una  conquista  de  progreso  político  y  fundamentalismo,  las  prácticas  contrarias  a  la  jurídico. Es un bien esencial: toda persona ha de  dignidad  humana,  nunca  se  pueden  justificar  y  poder ejercer libremente el derecho a profesar y  mucho  menos  si  se  realizan  en  nombre  de  la  m a n i f e s t a r ,   i n d i v i d u a l m e n t e   o  religión. La profesión de una religión no se puede  comunitariamente,  la  propia  religión  o  fe,  tanto  instrumentalizar  ni  imponer  por  la  fuerza.  Es  en público como en privado, por la enseñanza, la  necesario,  entonces,  que  los  Estados  y  las  práctica,  las  publicaciones,  el  culto  o  la  diferentes  comunidades  humanas  no  olviden  observancia  de  los  ritos.  No  debería  haber  nunca que la libertad religiosa es condición para la  obstáculos si quisiera adherirse eventualmente a  búsqueda  de  la  verdad  y  que  la  verdad  no  se  otra  religión,  o  no  profesar  ninguna.  En  este  ámbito,  el  ordenamiento  impone con la violencia sino por «la fuerza de la misma verdad». En este  internacional  resulta  emblemático  y  es  una  referencia  esencial  para  los  sentido, la religión es una fuerza positiva y promotora de la construcción  Estados, ya que no consiente ninguna derogación de la libertad religiosa,  de la sociedad civil y política.  salvo  la  legítima  exigencia  del  justo  orden  público.  El  ordenamiento  internacional, por tanto, reconoce a los derechos de naturaleza religiosa el  ¿Cómo  negar  la  aportación  de  las  grandes  religiones  del  mundo  al  mismo  status  que  el  derecho  a  la  vida  y  a  la  libertad  personal,  como  desarrollo de la civilización? La búsqueda sincera de Dios ha llevado a un  prueba de su pertenencia al núcleo esencial de los derechos del hombre,  mayor respeto de la dignidad del hombre. Las comunidades cristianas, con  de  los  derechos  universales  y  naturales  que  la  ley  humana  jamás  puede  su  patrimonio  de  valores  y  principios,  han  contribuido  mucho  a  que  las  personas y los pueblos hayan tomado conciencia de su propia identidad y  negar.  dignidad,  así  como  a  la  conquista  de  instituciones  democráticas  y  a  la  La  libertad  religiosa  no  es  patrimonio  exclusivo  de  los  creyentes,  sino  de  afirmación de los derechos del hombre con sus respectivas obligaciones.  toda la familia de los pueblos de la tierra. Es un elemento imprescindible  de un Estado de derecho; no se puede negar sin dañar al mismo tiempo  También  hoy,  en  una  sociedad  cada  vez  más  globalizada,  los  cristianos  los  demás  derechos  y  libertades  fundamentales,  pues  es  su  síntesis  y  su  están  llamados  a  dar  su  aportación  preciosa  al  fatigoso  y  apasionante  cumbre.  Es  un  «indicador  para  verificar  el  respeto  de  todos  los  demás  compromiso  por  la  justicia,  al  desarrollo  humano  integral  y  a  la  recta  derechos  humanos».  Al  mismo  tiempo  que  favorece  el  ejercicio  de  las  ordenación  de  las  realidades  humanas,  no  sólo  con  un  compromiso  civil,  facultades humanas más específicas, crea las condiciones necesarias para  económico  y  político  responsable,  sino  también  con  el  testimonio  de  su  la realización de un desarrollo integral, que concierne de manera unitaria  propia  fe  y  caridad.  La  exclusión  de  la  religión  de  la  vida  pública,  priva  a  ésta de un espacio vital que abre a la trascendencia. Sin esta experiencia  a la totalidad de la persona en todas sus dimensiones.  primaria  resulta  difícil  orientar  la  sociedad  hacia  principios  éticos    universales,  así  como  al  establecimiento  de  ordenamientos  nacionales  e  internacionales  en  que  los  derechos  y  libertades  fundamentales  puedan  LA DIMENSIÓN PÚBLICA DE LA RELIGIÓN  ser reconocidos y realizados plenamente, conforme a lo propuesto en los  6. La libertad religiosa, como toda libertad, aunque proviene de la esfera  objetivos de la Declaración Universal de los derechos del hombre de 1948,  personal, se realiza en la relación con los demás. Una libertad sin relación  aún hoy por desgracia incumplidos o negados.  no es una libertad completa. La libertad religiosa no se agota en la simple  dimensión  individual,  sino  que  se  realiza  en  la  propia  comunidad  y  en  la  Benedicto XVI, PP.  sociedad, en coherencia con el ser relacional de la persona y la naturaleza  (continuará)  pública de la religión.   

La relacionalidad es un componente decisivo de la libertad religiosa, que  impulsa a las comunidades de los creyentes a practicar la solidaridad con  vistas  al  bien  común.  En  esta  dimensión  comunitaria  cada  persona  sigue  siendo  única  e  irrepetible  y,  al  mismo  tiempo,  se  completa  y  realiza  plenamente.  Es  innegable  la  aportación  que  las  comunidades  religiosas  dan  a  la  sociedad.  Son  muchas  las  instituciones  caritativas  y  culturales  que  dan  testimonio  del  papel  constructivo  de  los  creyentes  en  la  vida social.  Más 


PÁGINA 2 

PALABRAS DE VIDA COMIENZO DE LA PRIMERA CARTA DEL APÓSTOL SAN PABLO  A LOS CORINTIOS (1, 1‐3) 

LECTURA DEL LIBRO DE ISAÍAS  (49, 3. 5‐6) 

El Señor me dijo: 

Yo, Pablo, llamado a ser apóstol de Cristo Jesús por de‐ signio de Dios, y Sóstenes, nuestro hermano, escribimos  Y ahora habla el Señor, que desde el vientre me formó  a la Iglesia de Dios en Corinto, a los consagrados por Cris‐ siervo suyo, para que le trajese a Jacob, para que le re‐ to Jesús, a los santos que él llamó y a todos los demás  uniese a Israel ‐‐tanto me honró el Señor, y mi Dios fue mi  que en cualquier lugar invocan el nombre de Jesucristo,  fuerza‐‐:  Señor de ellos y nuestro. La gracia y la paz de parte de  Dios, nuestro Padre, y del Señor Jesucristo sean con vo‐ ‐‐Es poco que seas mi siervo y restablezcas las tribus de  Jacob y conviertas a los supervivientes de Israel; te hago  sotros.  luz de las naciones, para que mi salvación alcance hasta el  confín de la tierra.  ‐‐Tú eres mi siervo, de quien estoy orgulloso. 

LECTURA DEL SANTO EVANGELIO SEGÚN SAN JUAN  

SALMO RESPONSORIAL 39 

(1, 29‐ 34) 

R.‐ AQUÍ ESTOY, SEÑOR, PARA HACER TU VOLUNTAD 

Yo esperaba con ansia al Señor;   él se inclinó y escuchó mi grito;   me puso en la boca un cántico nuevo,   un himno a nuestro Dios. R.‐ 

En aquel tiempo; al ver Juan a Jesús que venía hacia él,  exclamó:  ‐‐Éste es el Cordero de Dios, que quita el pecado del  mundo. Éste es aquél de quien yo dije: "Tras de mí viene  un hombre que está por delante de mí, porque existía  antes que yo." Yo no lo conocía, pero he salido a bautizar  con agua, para que sea manifestado a Israel. 

Tú no quieres sacrificios ni ofrendas,   y en cambio me abriste el oído;   no pides sacrificio expiatorio,   entonces yo digo: «Aquí estoy.» R.‐ 

Y Juan dio testimonio diciendo:  ‐‐He contemplado al Espíritu que bajaba del cielo como  una paloma, y se posó sobre él. Yo no lo conocía, pero el  que me envió a bautizar con agua me dijo: "Aquél sobre  quien veas bajar el Espíritu y posarse sobre él, ése es el  que ha de bautizar con Espíritu Santo." Y yo lo he visto, y  he dado testimonio de que éste es el Hijo de Dios. 

Como está escrito en mi libro:   «para hacer tu voluntad.»   Dios mío, lo quiero,   y llevo tu ley en las entrañas. R.‐  He proclamado tu salvación  ante la gran asamblea;   no he cerrado los labios:   Señor, tú lo sabes. R.‐ 

           

Lecturas de la Misa para la Semana  Lunes          Martes         Miércoles    Jueves        Viernes       Sábado      

17 18  19  20  21  22 

San Antonio Abad    Santa Beatriz     Santa Mario      Santos Fabian y Sebastián  Santa Inés      San Vicente, diácono 

         

           

         

          

Heb 5,1‐10 / Sal 109 / Mc 2,18‐22   Heb 6,10‐20 / Sal 110 / Mc 2,23‐28   Heb 7,1‐3.15‐17 / Sal 109 / Mc 3,1‐6   Heb 7,25‐8,6 / Sal 39 / Mc 3,7‐12   Heb 8,6‐13 / Sal 84 / Mc 3,13‐19   Heb 9,2‐3.11‐14 / Sal 46 / Mc 3,20‐21  

© Parroquia Ntra. Sra de la Encarnación ‐ Plaza de la Encarnación, s/n. 04610 Cuevas del Almanzora (Almería) ‐ Tlf. 950 45 60 78  www.iglesiadecuevas.com / e‐mail: parroco@iglesiadecuevas.com 


PÁGINA 3 

CON PALABRAS DE VIDA ‐ Domingo II del Tiempo Ordinario   AQUÍ ESTOY SEÑOR  “Yo lo he visto y he dado testimonio”. Con estas palabras de Juan el Bautista, el  hijo de Isabel y de Zacarías, aquel de quien María en su visita tras el anuncio del  Arcángel  Gabriel,  afirmó  que  era  el  profeta  del  Altísimo,  la  Iglesia  nos  vuelve  a  invitar  en  este  Domingo  del  Tiempo  Ordinario  a  recordar  y  a  renovar  nuestro  Bautismo.  Si  el  Domingo  pasado,  celebrábamos  el  Bautismo  del  Señor,  y  renovábamos nuestro Bautismo, nuestro compromiso de vida cristiana. La vida de  seguimiento  de  Redentor,  no  es  un  simple  dejar  pasar  le  vida,  sino  que  es  una  apuesta; una apuesta que Dios ya ha hecho por cada uno de los cristianos y que  cada  cristiano  ha  de  hacer  por  vivir  su  vida  en  serio,  haciendo  de  su  fe  el  fundamento de todo lo que le rodea. 

Antonio Jesús Martín Acuyo  Párroco de Cuevas del Almanzora 

La vida  cristiana  implica  un  cambio  de  modo  de  actuar,  de  modo  de  pensar  de  modo de vivir. Este mismo cambio tuvo que vivirlo el mismo Bautista. Sin duda, al encontrarse a Cristo en la  fila de los pecadores, su corazón sufrió un gran vuelco. ¿Qué hace ESTE aquí?. El profeta que tenía que venir  delante, el que tenía que prepara el camino a Cristo, no se imaginaba que él Señor, se iba a colocar en la fila  como  uno  más,  que  se  iba  a  poner  en  la  cola  como  un  pecador  más  para  que  Juan  el  bautizará.  Juan,  observó tras expresar quien era aquel que estaba en la fila, que los signos por los que sabría que Él era el  Salvador, se cumplían. Este es el Cordero que quita el pecado del  mundo.  Este  es  el  que  se  inmolará  por  todos  y  cada  uno  de  los  hombres  de  todos  los  tiempos.  Este  es  el  que  da  verdadero  sentido a la vida del hombre. Este es el que había de venir; y Juan  diría ¡y yo lo tengo delante!  Cuantas  veces  los  cristianos  hemos  sentido  envidia  de  los  apóstoles,  de  los  contemporáneos  del  Señor,  del  Bautista,  de  aquellos fariseos a los que tanto reprochaba el Señor, de aquellos  que sin esperarlo se encontraban con el Señor… pero lo podemos  encontrar  en  los  sacramentos.  Cada  Domingo,  cada  celebración  de la Eucaristía podemos comprobar, podemos palpar, podemos  sentir esa cercanía del Señor, ese amor de Cristo que transforma  nuestra vida, que transforma nuestra existencia, que le da sentido  a nuestra vida, que nos hace ver las cosas de un modo distinto.  El apóstol San Pablo, el apóstol de las gentes, aquel que conocía  bien  la  ley,  que  conocía  las  profecías,  aquel  que  pasó  de  ser  perseguidor a ser perseguido, desea en el comienzo de sus cartas  gracia y paz. Gracia que es don de Dios y paz que es fruto de ese  don. No podemos obviar que el saludo de sus  cartas, San Pablo,  pretende  animar  y  ayudar  a  las  distintas  comunidades  que  el  ha  fundado.  Cada  cristiano  tendríamos  que  desear esa gracias y paz a para todo aquel que nos rodea, para aquellos que conviven con nosotros, nuestro  deseo ha de ser  de llenar de gracia y de paz a aquellos que nos rodean. No solo es un saludo, sino un deseo.  Ojalá al participar este Domingo en la Eucaristía afiancemos nuestra vida de seguimiento en el Cordero, en  el único que es capaz de dar verdadero sentido a nuestra vida. 

© Parroquia Ntra. Sra de la Encarnación ‐ Plaza de la Encarnación, s/n. 04610 Cuevas del Almanzora (Almería) ‐ Tlf. 950 45 60 78  www.iglesiadecuevas.com / e‐mail: parroco@iglesiadecuevas.com 


PÁGINA 4 

TESTIMONIO DE VIDA Santa Inés  (291‐304),  mártir  cristiana  patrona  de  las  adolescentes.  Los  detalles  de  su  martirio  llegan a nosotros a través de una obra llamada Actas escrita en el siglo V, es decir, más de un siglo  después de ocurridos los hechos que relata.  Según este texto, Inés era una bella joven proveniente de una noble familia romana. Tuvo varios  pretendientes, a los que rechazó por declararse fiel amante de Cristo. Entre ellos se contaba el hijo  del  prefecto  de  Roma,  quien  la  denunció  a  su  padre  por  ser  cristiana.  En  aquellos  tiempos,  los  cristianos se encontraban bajo la persecución de Diocleciano y se les condenaba con la muerte si se  negaban a sacrificar a los dioses romanos.  Fue  juzgada  y  sentenciada  a  vivir  en  un  prostíbulo,  donde,  según  cuenta  la  tradición,  milagrosamente permaneció virgen. Según las Actas de su martirio, aunque fue expuesta desnuda,  los  cabellos  le  crecían  de  manera  que  tapaban  su  cuerpo.  Según  la  misma  tradición,  el  único  hombre que intentó desflorarla quedó ciego, pero Inés lo curó a través de sus plegarias. Más tarde  fue condenada a muerte, y, cuando iba a ser decapitada, el verdugo intentó que abjurase, a lo que  ella respondió:  Injuria  sería  para  mi  Esposo  que  yo  pretendiera  agradar  a  otro.  Me  entregaré  sólo  a  Aquél  que  primero me eligió. ¿Qué esperas, verdugo? Perezca este cuerpo que puede ser amado por ojos que detesto.  Fue sepultada en la Vía Nomentana. Pocos días después de su muerte se encontró a su mejor amiga y hermana de leche, una chica  de su edad llamada Emerenciana, rezando junto a la tumba; cuando una furiosa Emerenciana increpó a los romanos por matar a su  amiga, fue muerta a pedradas por la turba.  Aun cuando la veracidad de la fuente histórica que narra los detalles del martirio es puesta en duda por los historiadores cristianos,  hay menciones a la mártir en otros escritos del tiempo, como por ejemplo, la Depositio Martirum del año 354 y los Epigramas del  Papa Dámaso. El poeta Prudencio se hizo eco de la leyenda áurea en su recopilación de actas (que fue atribuida erróneamente por  mucho tiempo a Ambrosio de Milán.  La hija de Constantino, Constanza, mandó construir la basílica que lleva su nombre en la Vía Nomentana. Numerosas vidas de esta  santa  y  obras  de  arte  se  realizaron  durante  la  Edad Media:  existen  relicarios  y  estatuas  en  la  ciudad  de  Roma,  especialmente  la  realizada por Hércules Ferrata (Santa Inés en las llamas).  Debido a la raíz de su nombre (Agnus, "cordero" en latín), el 21 de Enero, día de su fiesta, se bendicen los corderos con cuya lana se  tejerán los palios de los arzobispos. El palio es un ornamento de lana blanca con seis cruces negras, que se pone sobre los hombros  y  tiene  dos  bandas  que  caen  sobre  el  pecho  y  la  espalda.  Lo  llevan  el  Papa  y  los  arzobispos  metropolitanos.  Es  un  símbolo  que  manifiesta la estrecha unión con el romano pontífice y la misión del pastoreo, razón por la cual se confeccionan de la lana de los  corderos. Los nuevos arzobispos reciben el palio el 29 de junio, solemnidad de los Santos Pedro y Pablo. 

NOTICIAS Y AVISOS   El día 21 (viernes) están convocados a las 17’00h los jóvenes que se preparan para recibir le Sacramento de la Confirmación. Tanto  los que comenzaron el curso pasado como los jóvenes que comenzarán este curso y están estudiando 3º de ESO.   El pasado día 14 se ha hecho pública la noticia de que el Papa Benedicto XVI presidirá el próximo 1 de mayo, en el Vaticano, II Do‐ mingo de Pascua de la Divina Misericordia, el rito de beatificación del Venerable Siervo de Dios Juan Pablo II (Karol Wojtyla). 

FOTO CD’s DE NUESTRA PARROQUIA 

Editado con la colaboración de 

Si deseas tener cualquier álbum  de fotos de nuestra parroquia en  formato CD solicítalo a través de  nuestro e‐mail  parroco@iglesiadecuevas.com o  en el Despacho Parroquial en su  horario habitual.  © Parroquia Ntra. Sra de la Encarnación ‐ Plaza de la Encarnación, s/n. 04610 Cuevas del Almanzora (Almería) ‐ Tlf. 950 45 60 78  www.iglesiadecuevas.com / e‐mail: parroco@iglesiadecuevas.com 

Buenas Nuevas Año III - Nº 3  

Año II - Nº 3 de nuestra hoja parroquial

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you