Page 1

Hoja Parroquial

Año II · Número 35

Parroquia de Nuestra Señora de la Encarnación de Cuevas del Almanzora

29 de Agosto de 2010

EDITORIAL En este ultimo número del mes de agosto vamos a concluir nuestra reflexión sobre la parroquia. Hemos aclarado que es la parroquia, no le hemos identificado única y exclusivamente con un edificio, sino que hemos profundizado sobre el verdadero sentido de parroquia; sobre la necesidad de la parroquia, sobre su importancia en una localidad... Pero debemos concluir esta reflexión haciendo hincapié en la importancia de todos los que forman una parroquia. Con frecuencia al hablar de la parroquia nuestra mente asocia parroquia con párroco. Y así es. No puede haber parroquia sin párroco, sin sacerdote que rija, que guíe, que gobierne esa parroquia. Pero la función del párroco no es la única. Tanto los catequistas, como los animadores de la liturgia (lectores, cantores, personas que dirigen el Santo Rosario), los monaguillos, las encargadas de la limpieza, el personal de mantenimiento, los visitadores de enfermos, los benefactores de la parroquia, los encargados de la difusión (internet, revistas parroquiales....), los encargados de la caridad, las religiosas que sirven en esa comunidad parroquial... todos son necesarios e imprescindibles para que una parroquia funcione y haga realidad su misión en medio del mundo. De nuevo os volvemos a invitar a sentirse parroquia, a mirar a nuestra comunidad con el corazón de los hijos de Dios y a dejarse interpelar por el Señor para que nos indique que podemos o debemos hacer para que nuestra parroquia sea una comunidad acogedora y transmisora del Evangelio en medio de nuestra sociedad.

CON OJOS SABIOS ¿QUÉ ES NECESARIO PARA SER DISCÍPULO DE JESÚS? Se aproxima el mes de septiembre; un nuevo curso, y Dios nos concede un año mas que tenemos que aprovechar para acercarnos mas a Jesús de Nazaret; acercarnos más y mejor. Por eso me hago la pregunta del título de este escrito. Se necesita desprenderse del todo, abandonarse en las manos de Dios, con pobreza, confianza y disponibilidad. Así Jesús ocupará el primer lugar en el corazón y viviremos una nueva existencia, siendo conscientes de que seguir a Jesús, el Cristo, comporta una experiencia responsable y libre. Se nos propone ser sabios en las cosas del Reino con la verdadera sabiduría. El Señor se ha acercado a cada uno de nosotros invitándonos a seguirle. Centrar nuestra vida en Dios y cumplir su voluntad. El Papa Juan Pablo II nos dice en uno de sus escritos que el programa del cristiano es Jesucristo “al que hay que conocer, amar e imitar, para vivir con Él la vida trinitaria y transformar con Él la historia hasta su perfeccionamiento en la Jerusalén celeste”. La cuestión es conocer la voluntad de Dios. Nuestras ideas y pensamientos son limitados. Solo Dios nos puede introducir en el mundo de lo divino comunicándonos su sabiduría. Jesús nos propone un indispensable reto para ser discípulos suyos: “si alguno viene conmigo y no pospone a su padre… incluso a sí mismo, no puede ser discípulo mío” (Mc 14,25). Nuestros afectos naturales pueden estar amarrados por el egoísmo y que no sean del todo afectos espirituales, generosos, solidarios.. Por eso Jesús nos insta a seguirle purificando en el corazón todos los afectos que son limitados, con el fin de acoger el amor divino. Es el Hijo de Dios que requiere toda nuestra persona, nuestra incondicional adhesión en una vida marcada por la fe, esperanza y caridad, cueste lo que cueste. Conocer, amar y seguir a Jesús nos da fuerzas para llevar nuestra cruz. Si la vida está unida a Él, entonces estaremos unidos y entregados totalmente al servicio de Dios y de los hermanos como fue la vida de Jesús al que queremos seguir. Seamos coherentes; vivamos en lo esencial del Reino de Dios y su justicia. Al celebrar la Natividad de la Virgen María (que celebraremos el 8 de septiembre) le pedimos que nos ayude a amar, conocer y seguir a Jesús y que ruegue por nosotros ahora y en la hora de nuestra muerte. .

Don José Antonio Alascio Herrero Párroco Emérito


PÁGINA 2

Palabras de Vida LECTURA DEL LIBRO DEL ECLESIÁSTICO (3, 17-18.20.28-29)

LECTURA DE LA CARTA A LOS HEBREOS (12, 18-19.22-24a)

Hermanos: Hijo mío, en tus asuntos procede con humildad y te querrán más que al hombre generoso. Hazte pequeño en las grandezas humanas, y alcanzarás el favor de Dios; porque es grande la misericordia de Dios, y revela sus secretos a los humildes. No corras a curar la herida del cínico, pues no tiene cura, es brote de mala planta. El sabio aprecia las sentencias de los sabios, el oído atento a la sabiduría se alegrará.

Vosotros no os habéis acercado a un monte tangible, a un fuego encendido, a densos nubarrones, a la tormenta, al sonido de la trompeta; ni habéis oído aquella voz que el pueblo, al oírla, pidió que no les siguiera hablando. Vosotros os habéis acercado al Monte Sión, ciudad del Dios vivo, Jerusalén del cielo, a la asamblea de los innumerables ángeles, a la congregación de los primogénitos inscritos en el cielo, a Dios, juez de todos, a las almas de los justos que han llegado a su destino y al mediador de la nueva alianza, Jesús.

LECTURA DEL SANTO EVANGELIO SEGÚN SAN LUCAS (14, 1.7-14)

SALMO RESPONSORIAL 67 R.- PREPÁRATE, OH DIOS, CASA PARA LOS POBRES Los justos se alegran, gozan en la presencia de Dios, rebosando de alegría. Cantad a Dios, tocad en su honor, su nombre es el Señor. R.-

Un sábado entro Jesús en casa de uno de los principales fariseos para comer, y ellos le estaban espiando. Notando que los convidados escogían los primeros puestos, les propuso este ejemplo: -- Cuando te conviden a una boda, no te sientes en el puesto principal no sea que hayan convidado a otro de más categoría que tú; y vendrá el que os convidó a ti y al otro, y te dirá: "Cede el puesto a éste." Entonces, avergonzado, irás a ocupar el último puesto. Al revés, cuando te conviden, vete a sentarte en el último puesto, para que cuando venga el que te convidó, te diga: "Amigo, sube más arriba." Porque todo el que se enaltece será humillado; y el que se humilla será enaltecido. Y dijo al que le había invitado:

Padre de huérfanos, protector de viudas, Dios vive en su santa morada, Dios prepara a los desvalidos, libera a los cautivos y los enriquece. R.-

-- Cuando des una comida o una cena, no invites a tus amigos ni a tus hermanos ni a tus parientes ni a los vecinos ricos; porque corresponderán invitándote y quedarás pagado. Cuando des un banquete, invita a los pobres, lisiados, cojos y ciegos; dichoso tú, porque no pueden pagarte; te pagarán cuando resuciten a los justos.

Derramaste en tu heredad, oh Dios, una lluvia copiosa, aliviaste la tierra extenuada; y tu rebaño habito en la tierra que tu bondad, oh Dios, preparó para los pobres. R.-

Lecturas de la Misa para la Semana Lunes Martes Miércoles Jueves Viernes Sábado

30 31 1 2 3 4

San Beato Diego Ventaja Milán San Ramón Nonato San Gil San Antolín San Gregorio Magno Santa Rosalía

1 Cor 2,1-5 / Sal 118 / Lc 4,16-30 1 Cor 2,10-16 / Sal 144 / Lc 4,31-37 1 Cor 3,1-9 / Sal 32 / Lc 4,38-44 1 Cor 3,18-23 / Sal 23 / Lc 5,1-11 1 Cor 4,1-5 / Sal 36 / Lc 5,33-39 1 Cor 4,6-15 / Sal 144 / Lc 6,1-5

© Parroquia Ntra. Sra de la Encarnación - Plaza de la Encarnación, s/n. 04610 Cuevas del Almanzora (Almería) - Tlf. 950 45 60 78 www.iglesiadecuevas.com / e-mail: parroco@iglesiadecuevas.com


PÁGINA 3

Con Palabras de Vida - Domingo XXII del Tiempo Ordinario LA VERDADERA RECOMPENSA “Vosotros os habéis acercado a... Jesús” Con estas palabras el autor de la carta a los Hebreos nos invita a recapacitar, a caer en la cuenta del verdadero motivo que nos impulsa a seguir a Cristo. No podemos olvidar que muchos se acercan a la Dios esperando un recompensa práctica y rápida; espera una solución instantánea a algunos de sus problemas y preocupaciones y si dicha solución no llega reniegan de Dios. Es así como muchos afirman sin temor alguno, la inexistencia de Dios; ya que no le ha solucionado sus problemas. ¿Pero Dios se hizo hombre para evitar al hombre tener problemas?. Creo que no. Esta no es la fe de la Iglesia, esta no es la fe que nos transmitieron los apóstoles, ni es la fe que a tantos cristianos les ha llevado incluso a dar su vida. Nuestro acercamiento a Dios no debe ni puede ser interesado, no buscamos ni soluciones mágicas, ni buscamos remedios fáciles a los problemas de nuestra vida Antonio Jesús Martín Acuyo cotidiana. Nosotros nos hemos acercado a Jesucristo, el Hijo del Dios vivo, porque en Párroco de Cuevas del Almanzora Él encontramos el motivo y el sentido a nuestra vida. Esto no nos lleva a no tener preocupaciones, sino que nos muestra el verdadero sentido de nuestra vida. Somos hijos en el Hijo, y desde la perspectiva del seguimiento del redentor descubrimos la fuerza para seguirle en medio de la vicisitudes de nuestra vida. Así y no de otro modo, nuestro acercarnos a Cristo en la Iglesia todos los Domingos, nos hace ver el verdadero lugar que ocupamos en la vida. Como escuchamos en la primera lectura de este Domingo, hemos de proceder con verdadera humildad en nuestra vida. Y la humildad no consiste únicamente en buscar el último puesto en las cosas, sino en ocupar el lugar que nos corresponde sabiendo que no es por mérito propio, sino que es algo que se me ha dado y a lo que debo ser agradecido. Si cada hombre en su vida, en su día a día, analiza su propia vida, su propia existencia; ha de reconocer que recibe más de lo que se merece. Si analizamos nuestra vida de fe, nuestro pecado, pronto descubriremos que Dios nos da mucho más de lo que merecen nuestros pecados. Como afirmábamos el Domingo pasado – y esto es algo que no podremos nunca dejar de reflexionar – la salvación no es una imposición, sino que es un oferta que hemos de o tomar o rechazar o ignorar, pero dicha oferta supera nuestras propias posibilidades. La Iglesia, consciente de su pecado, no duda nunca de llamar una y otra vez a sus hijos a la reflexión del verdadero sentido de ella misma y del seguimiento del Redentor. Si nuestro seguimiento de Cristo es por un interés u otro, por temor a la condenación o simplemente es un dejarse llevar del sentimentalismo – según las emociones que descubra con mayor o menor intensidad – estamos cometiendo un grave error. Seguir a Cristo, hoy como siempre es luchar contra corriente, es saber que la verdadera recompensa es Cristo mismo y lugares ni favores que me beneficien en mayor o menor medida. Nosotros somos invitados al banquete eucarístico y por más que queramos no podemos corresponder al don tan grande que Dios nos hace. Así nos lo enseña Cristo este Domingo en el Evangelio, al invitarnos como cada vez que asistimos a la Eucaristía a un banquete que no podemos corresponder. Ojalá cada uno de los que nos acercamos este Domingo a la Eucaristía descubramos y vivamos con intensidad el don que Dios nos hace sin merecerlos y seamos capaces como María – Nuestra Señora del Mar, como celebramos en nuestra capital – hacernos servidores de los que Dios pone en nuestro camino.

© Parroquia Ntra. Sra de la Encarnación - Plaza de la Encarnación, s/n. 04610 Cuevas del Almanzora (Almería) - Tlf. 950 45 60 78 www.iglesiadecuevas.com / e-mail: parroco@iglesiadecuevas.com


PÁGINA 4

Testimonio de Vida El Beato Diego Ventaja Milán nació en Ohanes (Almería), el 22 de junio de 1880, hijo de Juan y de Palmira. Fue bautizado el día 24 de junio en la parroquia de la Inmaculada Concepción, y recibió los nombres de Diego José Paulino. Su hogar era pobre, pero profundamente cristiano. Su padre se tuvo que trasladar a Granada, al servicio del cura del barrio del Sacromonte, y le llevó consigo. En el Sacromonte hizo Diego sus estudios, incluso los superiores, preparándose para el sacerdocio. Fue enviado después con una beca al Colegio San José, de Roma, para estudiar en la Universidad Gregoriana Filosofía, Teología y Derecho. Fue ordenado sacerdote el 21 de diciembre de 1902 en la capilla del Colegio Español de Roma. De regreso a Granada, en un principio residió en la Abadía del Sacromonte y realizó sus primeros encargos eclesiásticos ocupando el puesto de capellán de coro. Fue después canónigo por oposición y profesor del Colegio. Colaboró intensamente con don Andrés Manjón, fundador de las Escuelas del Ave María, y fue nombrado Vice-Rector de la Institución, donde sobresalió por su ejemplar comportamiento, por su modestia y por su piedad. Dicen sus contemporáneos que “dio muestras de gran espíritu de humildad y de ser agradecido, permaneciendo más de doce años de capellán en el Sacromonte, cuando diferentes Prelados amigos suyos, entre ellos el Patriarca Obispo de Madrid, le brindaban en sus Diócesis los primeros puestos, no aceptando aquellos ofrecimientos porque, decía, todo lo que él era lo debía al Sacromonte, y a él debía dedicar su servicio y actividad. Fue sacerdote ejemplar en el cumplimiento de todos los cargos que ejerció en el Sacromonte […]. Se caracterizaba por su sencillez, unida a una austeridad ascética y a una bondad atrayente”. En el Seminario desarrolló distintas funciones, desde educativas a las de organización. Era Presidente del Capítulo de la Abadía del Sacromonte, Profesor de Teología Moral y confesor de numerosas comunidades religiosas cuando el 4 de mayo de 1935 Pío XI le nombró obispo de Almería. Su consagración se verificó en la catedral de Granada el 29 de junio de 1935 y tomó posesión de la diócesis el 16 de julio de 1935. Su vida duraría un año más, tiempo que ocupó en mostrar, enseñar y fortalecer a través de sus misas a los fieles y feligreses almerienses la doctrina cristiana. El 18 de julio el Obispo de Almería estaba en Granada y a su vuelta la sede del Obispado estaba ocupada y él se vio obligado a alojarse en casa del vicario. Desde ese momento, 22 de julio de 1936, hasta la noche del 29, los acontecimientos fueron penosos. Invitado por los británicos a dejar la capital almeriense, rehusó salir de ella, manteniéndose al frente de la Iglesia en la provincia. En la madrugada del día 30 fue asesinado junto con el obispo de Guadix y algunos religiosos en el lugar llamado “Barranco del Chisme”, en el término de Vícar (Almería), cuando contaba 56 años de edad. Sus restos fueron quemados. Lo que pudo conservarse de ellos, se encuentra actualmente en la “capilla de los Mártires” de la catedral de Almería. Fue beatificado en Roma el 10 de octubre de 1993.

NOTICIAS Y AVISOS  Ya se puede adquirir en el despacho parroquial y en ciertos establecimientos del pueblo la Lotería de Navidad de la Parroquia. El nº es el 36672.

FOTO CD’s DE NUESTRA PARROQUIA

Editado con la colaboración de

Si deseas tener cualquier álbum de fotos de nuestra parroquia en formato CD solicítalo a través de nuestro e-mail parroco@iglesiadecuevas.com o en el Despacho Parroquial en su horario habitual.

© Parroquia Ntra. Sra de la Encarnación - Plaza de la Encarnación, s/n. 04610 Cuevas del Almanzora (Almería) - Tlf. 950 45 60 78 www.iglesiadecuevas.com / e-mail: parroco@iglesiadecuevas.com

Buenas Nuevas Año II - Nº 35  

Hoja Parroquial Semanal