Page 1

Hoja Parroquial

Año II · Número 12

Parroquia de Nuestra Señora de la Encarnación de Cuevas del Almanzora

21 de Marzo de 2010

EDITORIAL Tras finalizar la campaña del Seminario, volvemos a retomar en esta sección la reflexión sobre los sacramentales. Destacamos en este número dos: LA PROFESIÓN RELIGIOSA Es la ceremonia con la cual algunos bautizados tras recibir la llamada de Dios a una especial consagración, renuncian al mundo y se consagran definitivamente y exclusivamente al Reino de Dios, por amor a Jesucristo. En la profesión de los tres consejos evangélicos que, en forma de votos o compromisos de diversa índole, se comprometen a cumplir: pobreza, castidad y obediencia. Es como una extensión del sacramento del bautismo. Por tanto, este sacramental de la vida religiosa, prolonga y busca plenificar, por la impetración de la Iglesia, la consagración realizada en el bautismo, en aquellos que recibieron tal vocación. EL SACRAMENTAL DE LAS EXEQUIAS La Iglesia tiene clara conciencia de que su estado actual de peregrinación no interrumpe los lazos con aquellos miembros suyos que, traspasado el umbral de la muerte, o bien gozan ya de la visión de Dios o bien se preparan a gozarla; es decir, con sus miembros difuntos que están ya en el cielo, ya en el purgatorio. La Iglesia celebra en las exequias cristianas el misterio pascual para que quienes fueron incorporados a Cristo, muerto y resucitado por el bautismo, pasen con Él a la vida, sean purificados y recibidos en el cielo, y aguarden el triunfo definitivo de Cristo y la resurrección de los muertos. La Iglesia, consciente de esta esperanza cristiana, intercede por los difuntos para que el Señor perdone sus pecados, los libre de la condenación eterna, los purifique totalmente, los haga partícipes de la eterna bienaventuranza y los resucite gloriosamente al final de los tiempos. La eficacia de esta intercesión se funda en los méritos de Jesucristo, no en los sufragios mismos. En estas exequias ve también la Iglesia la veneración del cuerpo del difunto. El cristianismo no considera el cuerpo como la cárcel del alma. La Iglesia siempre ha defendido la unidad vital cuerpo-alma, y por lo mismo, ambos elementos son objeto de salvación; uno y otro serán glorificados o condenados. Las exequias son una magnífica ocasión para que la comunidad cristiana reflexione y ahonde en el significado profundo de la vida y de la muerte; y para que los pastores de almas realicen una eficaz acción evangelizadora, potenciada por las disposiciones positivas de los familiares, la participación en la misa exequial de muchos cristianos alejados y la presencia amistosa de personas indiferentes, incrédulas e incluso ateas.

CON CORAZÓN DE PASTOR El próximo día 25 de este mes, la Iglesia nos invita una vez más a contemplar el misterio de la Anunciación. Este misterio se centra en la actitud de María ante el anuncio del arcángel Gabriel. Pero en nuestra parroquia este misterio se centra en la Encarnación, en la Palabra hecha carne. Así lo refleja la bella pintura de nuestro altar mayor. Cristo el Señor, toma nuestra condición humana para redimirla y dar plenitud al ser humano. En 1505 el 26 de mayo el Arzobispo de Sevilla, fray Diego de Deza erige la parroquia de Santa María de las Cuevas. Conel paso de los siglos y de los años, adquiere el título de Nuestra Señora de la Encarnación al encontrarse en su altar mayor dicho misterio reflejado. El amor a Cristo y a María ya desde el siglo I, según una venerable tradición, mueve y transforma esta tierra y es el eje de la vida de los que aquí moran. La fe por tanto en estos lares parte del primer siglo de nuestra era y ha movido el corazón y la vida de muchos hombres y mujeres paisanos nuestros que han intentado cumplir en sus vidas con la voluntad de Dios. Ahora nos toca a nosotros, ahora es nuestro tiempo, es nuestro turno de transformar nuestra sociedad y nuestras vidas gracias a nuestra fe, a la fe de la Iglesia. Cada uno con nuestras limitaciones y pecados, hemos de cumplir con la voluntad de Dios. Dios nos llama a la felicidad, que en cada uno es de un modo y manera, pero siempre en comunión con los que nos ha precedido en esta vida, con los que ya moran en el cielo y con los que desubriran el gozo y la alegría de seguir a Cristo. De cada uno de los bautizados depende, dar respuesta a esta coluntad y trabajar para que el Reino de Dios se haga vida en nuestra parroquia. Una parroquia viva, que cada día quiere ser fiel a Cristo el Señor. Cada uno de los que formáis esta parroquia, sois piedras vivas de la misma. A nosotros Cristo el Señor nos invita a ser testigos de su amor. Que sintamos esta necesidad y seamos mensajeros del mismo Evangelio que nos llegó por medio de San Indalecio, varón apostólico que junto con sus 6 compañeros llegaron a Hispania por orden de San Pablo a anunciar a Cristo, el Señor.


PÁGINA 2

Palabras de Vida LECTURA DEL LIBRO DE ISAÍAS (43, 16-21)

Así dice el Señor, que abrió camino en el mar y senda en las aguas impetuosas; que sacó a batalla carros y caballos, tropa con sus valientes: caían para no levantarse, se apagaron como mecha que se extingue. No recordéis lo de antaño, no penséis en lo antiguo, mirad que realizo algo nuevo; ya está brotando. ¿No lo notáis? Abriré un camino por el desierto, ríos en el yermo; me glorificaran las bestias del campo, chacales y avestruces, porque ofreceré agua en el desierto, ríos en el yermo, para apagar la sed de mi pueblo, de mi escogido, el pueblo que yo formé, para que proclamara mi alabanza.

LECTURA DEL SANTO EVANGELIO SEGÚN SAN JUAN (8, 1- 11) En aquel tiempo, Jesús se retiró al Monte de los Olivos. Al amanecer se presentó de nuevo en el templo y todo el pueblo acudía a él, y, sentándose, les enseñaba. Los letrados y los fariseos le traen una mujer sorprendida en adulterio y colocándola en medio, le dijeron: -- Maestro, esta mujer ha sido sorprendida en flagrante adulterio. La ley de Moisés nos manda apedrear a las adulteras: tú, ¿qué dices? Le preguntaban esto para comprometerlo, y poder acusarlo. Pero Jesús, inclinándose, escribía con el dedo en el suelo. Como insistían en preguntarle, se incorporó y les dijo: -- El que esté sin pecado, que le tire la primera piedra. E inclinándose otra vez, siguió escribiendo. Ellos, al oírlo, se fueron escabullendo uno a uno, empezando por los más viejos, hasta el último. Y se quedó solo Jesús y la mujer en medio de pie. Jesús se incorporó y le preguntó: -- Mujer, ¿dónde están tus acusadores? ¿Ninguno te ha condenado? Ella le contestó -- Ninguno, Señor. Jesús dijo: -- Tampoco yo te condeno. Anda y adelante no peques más.

SALMO RESPONSORIAL (SALMO 125) R.- EL SEÑOR HA ESTADO GRANDE CON NOSOTROS, Y ESTAMOS ALEGRES Cuando el Señor cambió la suerte de Sión, nos parecía soñar: la boca se nos llenaba de risas, la lengua de cantares. R.Hasta los gentiles decían: "El Señor ha estado grande con ellos." El Señor ha estado grande con nosotros, y estamos alegres. R.Que el Señor cambie nuestra suerte, como los torrentes del Negueb. Los que sembraban con lágrimas, cosechan entre cantares. R.Al ir, iban llorando, llevando semilla; al volver, vuelven cantando, trayendo sus gavillas. R.-

LECTURA DE LA PRIMERA CARTA DEL APÓSTOL SAN PABLO A LOS FILIPENSES (3, 8-14) Hermanos: Todo lo estimo pérdida, comparando con la excelencia del conocimiento de Cristo Jesús, mi Señor. Por él lo perdí todo, y todo lo estimo basura con tal de ganar a Cristo y existir en él, no con una justicia mía -la de la ley-, sino con la que viene de la fe de Cristo, la justicia que viene de Dios y se apoya en la fe. Para conocerlo a él, y la fuerza de su resurrección, y la comunión con sus padecimientos, muriendo su misma muerte, para llegar un día a la resurrección de entre los muertos. No es que haya conseguido el premio, o que ya esté en la meta: yo sigo corriendo. Y aunque poseo el premio, porque Cristo Jesús me lo ha entregado, hermanos, yo a mí mismo me considero como si aún no hubiera conseguido el premio. Sólo busco una cosa: olvidándome de lo que queda atrás y lanzándome hacia lo que está por delante, corro hacia la meta, para ganar el premio, al que Dios desde arriba llama en Cristo Jesús.

Lecturas de la Misa para la Semana Lunes Martes Miércoles Jueves Viernes Sábado

22 23 24 25 26 27

San Bienvenido Santa Toribio de Mogrovejo San José Oriol La Anunciación / La Encarnación San Ricardo San Ruperto

Dn 13, 1-9.15-17.33-62 / Sal 22 / Jn 8,1-11 Nm 21, 4-9 / Sal 101 / Jn 8, 21-30 Dn 3, 14-20. 91-92.95 / Dn 3 / Jn 8, 31-42 Is 7, 10-14 / Sal 39 / Lc 1, 26-38 Jr 20, 10-13 / Sal 17 / Jn 10, 31-42 Ez 37, 21-28 / Jer 31 / Jn 11, 45-56

© Parroquia Ntra. Sra de la Encarnación - Plaza de la Encarnación, s/n. 04610 Cuevas del Almanzora (Almería) - Tlf. 950 45 60 78 www.iglesiadecuevas.com / e-mail: parroco@iglesiadecuevas.com


PÁGINA 3

Con Palabras de Vida - Domingo V de Cuaresma TODO LO ESTIMO BASURA CON TAL DE GANAR A CRISTO “El que esté libre de pecado que tire la primera piedra”. Muchas veces en ámbitos distintos al litúrgico y eclesiástico hemos escuchado esta frase que pronunció Jesucristo Nuestro Señor. Muchos han utilizado esta frase para justificar sus actitudes y aptitudes, pero no podemos olvidar que los textos litúrgicos sacados de su contexto pierden el sentido primero y principal. Los letrados y fariseos son judíos piados que buscan conservar y mantener la fe judía y hacer lo posible para que no se desvirtúe la fe los padres. En la tradición judía la lapidación (el castigar un pecado públicamente) era algo normal y usual; que servía de castigo y al mismo tiempo de escarmiento para los espectadores de tal acto y que en adelante no hicieran lo mismo. Ante tal situación en un principio, Nuestro Señor no hace mucho caso ante la acusación que hacen a esta mujer. Pero sus palabras, que siempre son instrumento para cambiar el corazón de sus oyentes. El no solo quiere corregir a esta pecadora pública, sino que quiere cambiar la actitud de los acusadores.

Antonio Jesús Martín Acuyo Párroco de Cuevas del Almanzora

Hoy muchos cristianos, cercana ya la Semana Grande de la Iglesia, afirman sin ningún pudor ni temor que ellos no tienen pecado. Para ellos el pecado no existe y si existiera solo el grave (robar y matar) es verdadero pecado. La Iglesia afirma una y otra vez la condición pecadora de todo ser humano y el cristiano que vive su fe (o intenta vivirla), cada vez que se acerca a Cristo descubre su pequeñez y su limitación y la necesidad del perdón que Cristo con su muerte y resurrección nos ha obtenido. La liturgia de la Iglesia, que es la expresión viva de la fe, en la segunda lectura de este Domingo, no invita a descubrir la grandeza de seguir a Cristo. El apóstol San Pablo no duda en estimar basura todo lo que sea alejamiento del Redentor. Todo lo vivido comparado con Cristo no merece la pena. Ese debería ser el deseo que este Domingo al participar en la Eucaristía Dominical, al volver a nuestra vida diaria, tuviéramos todos los cristianos. Cada uno de los cristianos al igual que Cristo invita la mujer pecadora, estamos invitados a en adelante no pecar. Conocido a Cristo no podemos vivir alejados de Él, no podemos una vez encontrada la luz seguir viviendo en la oscuridad. La Iglesia nos ofrece el sacramento de la para redescubrir la penitencia, misericordia de Dios y gustar y paladear (con el salmista) lo bueno que es el Señor. Ojalá en estos día previos a vivir la Pasión, Muerte y Resurrección de Cristo, experimentemos el gozo y la alegría del perdón de Dios. Dicho perdón es una oferta, no es una imposición, pero ante el amor que Cristo nos muestra en la Cruz no podemos ni debemos quedarnos impasivos. Quiera el Señor concedernos la gracia de hacernos ver el horror de nuestro pecado y sentir al mismo tiempo la fuerza salvadora de Cristo que no empuja a no pecar más.

© Parroquia Ntra. Sra de la Encarnación - Plaza de la Encarnación, s/n. 04610 Cuevas del Almanzora (Almería) - Tlf. 950 45 60 78 www.iglesiadecuevas.com / e-mail: parroco@iglesiadecuevas.com


PÁGINA 4

Testimonio de Vida Santo Toribio de Mogrovejo hijo de don Luis de Mogrovejo y doña Ana de Robledo y Morán, perteneció a la nobleza española. A los doce años Toribio fue enviado por sus padres a estudiar a Valladolid, donde se impuso a la admiración de todos por su comportamiento ejemplar, sus virtudes y sus dotes intelectuales. Después de algunos años, teniendo en vista su gran apetencia por el estudio del Derecho civil y eclesiástico, se trasladó a la famosa Universidad de Salamanca. Allí recibió la benéfica influencia de su tío Juan de Mogrovejo, profesor en dicha Universidad y en el Colegio Mayor de San Salvador en Oviedo. Habiendo sido invitado por Don Juan III, Rey de Portugal, a enseñar en Coimbra, Juan de Mogrovejo llevó consigo a su sobrino, y ambos residieron algunos años en esa renombrada universidad portuguesa. De vuelta a Salamanca, su tío falleció poco después del regreso. Toribio resolvió seguir la carrera de éste, llegando a ser profesor de leyes en la Universidad de Salamanca, donde su erudición y virtud le llevaron a ser designado como Gran Inquisidor de España. El emperador Felipe II al conocer sus grandes cualidades le propuso al Papa Gregorio XIII para que lo nombrara Arzobispo de Lima, como sucesor de Jerónimo de Loayza. En marzo de 1579 recibió las bulas de Gregorio XIII con el nombramiento para el cargo. Como ni siquiera era sacerdote, habiendo recibido dispensa papal para la recepción de las diversas órdenes menores, fue ordenado en Granada y poco después recibió la consagración episcopal en Sevilla. Finalmente, en septiembre de 1580 embarcó con destino a su sede episcopal, donde llegó en mayo del año siguiente. Al llegar a Lima como Arzobispo, se dedicó con todas sus energías a lograr el progreso espiritual de sus fieles. Nada lo detenía en su celo apostólico. Se hacía entender por los aborígenes, ya sea hablándoles en su propia lengua o, hasta cuando la lengua de éstos le era desconocida, de manera totalmente inexplicable, como varias veces le sucedió. Su interés por los indios no se limitaba a la evangelización. Se empeñó también en mejorar sus condiciones de vida, especialmente de aquellos empleados en las grandes propiedades rurales y en las minas. Reivindicó que sus derechos fuesen debidamente respetados por los españoles y que hubiese verdadera armonía entre las clases sociales, como preconizaba la Escuela de Salamanca, que había conocido de primera mano. A los sesenta y ocho años Santo Toribio cayó enfermo en Pacasmayo al norte de Lima, pero continuó trabajando hasta el final, llegando a la ciudad de Saña en condición moribunda, allí hizo su testamento en el que dejó a sus criados sus efectos personales y a los pobres el resto de sus propiedades. Murió a las tres y media de la tarde del Jueves Santo el 23 de marzo de 1606, en el Convento de San Agustín

NOTICIAS Y AVISOS ⌦ El día 22 (lunes) a las 19’00h rezo solemne del Via Crucis dirigido por los miembros del grupo parroquial de Vida Ascendente. Se invita a todos a participar. ⌦ El día 23 (martes) cambio de la hora de Misa. A las 19’30h. ⌦ El día 23 (martes) a las 20’00h celebración comunitaria del Sacramento de la Penitencia (Confesiones) para prepararnos a celebrar dignamente la Semana Santa. ⌦ El día 25 (jueves) a las 18’30h Exposición del Santísimo en el altar mayor y celebración de la Santa Misa en el altar mayor con motivo de la celebración de la Encarnación titular de nuestra parroquia. ⌦ El día 26 (viernes) a las 19’00h celebración de la Santa Misa en el tradicional día de la Virgen de los Dolores. A las 20’00h se celebrará el Pregón de Semana Santa. ⌦ El día 28 (domingo) comienza la Semana Santa. El horario de celebraciones ya está colocado en el tablón de anuncios de la parroquia. WEBS TEMPORALES DE LA PARROQUIA

Editado con la colaboración de

FOTOS: http://picasaweb.google.es/iglesiadecuevas VIDEOS: http://dailymotion.com/iglesiadecuevas PARA VER ESTA HOJA PARROQUIAL EN INTERNET CON ALTA CALIDAD: http://issuu.com/iglesiadecuevas NUESTRA WEB OFICIAL ESTÁ ACTUALMENTE FUERA DE SERVICIO. DISCULPEN LAS MOLESTIAS © Parroquia Ntra. Sra de la Encarnación - Plaza de la Encarnación, s/n. 04610 Cuevas del Almanzora (Almería) - Tlf. 950 45 60 78 www.iglesiadecuevas.com / e-mail: parroco@iglesiadecuevas.com

Buenas Nuevas Año II - Nº 12  

Hoja Parroquial semanal

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you