Page 1

IGLESIA BAUTISTA ISRAEL V. E. Estrada #822 e Higueras (Guayaquil - Ecuador) Telf.: (593 4) 2384865 / 2382201 / 2387876 www.iglesiabautistaisrael.com @iglesiaisrael

Iglesia Israel

ESTUDIO BÍBLICO SERIE: El Sermón del Monte: Un estilo de vida diferente Estudio 3 Lectura: Mateo 5:1-12

Kleber Lizano Vidal, ms

Actitudes ó normas que demanda el Reino de Dios (2a Parte) 1. Las Bienaventuranzas 1.1 Los misericordiosos, v.7. Esta es una de las cualidades más grandes que rodean los atributos de

Dios. Sí Dios tuviera un lado “débil” ese sería su misericordia. Sal.103:8, y a lo largo de todo éste Salmo se refleja las condiciones del “porque” Dios tiene ésta cualidad para con el ser humano. Jesús no presenta algo nuevo en ésta bienaventuranza, lo que hace es recordarle a los oyentes asentados allí, “la máxima cualidad que Dios tiene en su gracia” y que deben poseerla todos aquellos que profesan el reino. La palabra misericordia, tanto en el hebreo Hesed como en el griego Eleemón tienen varias connotaciones de manifestar externamente una obra a favor de otro, de allí sus varios significados “clemencia, compasión ó compadecerse, piedad, bondad, inclinarse en bondad hacia otro considerado como inferior” en condición ó calamidad. En general se puede ver en el Antiguo Testamento la riqueza de la palabra “misericordia” en 3 aspectos: «fuerza», «constancia» y «amor» El profeta Oseas aplica la analogía al hesed de Yahveh para con Israel dentro del pacto (p. ej. 2.21). No hay una sola palabra en castellano que sea capaz de captar los matices del original. La frase que tal vez más se aproxima es «amor constante». Los escritores hebreos a menudo subrayaban el elemento de constancia (o fuerza) ligando a hesed con «verdad, veracidad» y «fidelidad». Encontramos un ejemplo en Isa.55:3 «Y haré con vosotros pacto eterno, las misericordias firmes a David». En términos parecidos, Miq.6:8 destaca hesed en el resúmen que el profeta hace de la ética bíblica: «Él te ha declarado lo que es bueno... solamente hacer justicia, y amar misericordia».Véase Exo.34:6; Neh.9:17; Sal.103:8; Jon.4:2, Sal.136:5-9, Deu.7:9; cf. Deu.5:10 y Exo.20:6, Sal.136, 145:9. En el Nuevo Testamento continúa la idea para las obras de Dios y las que el ser humano puede hacer. La parábola del buen samaritano es un gran ejemplo de ésto, Lc.10:2537.Nótese lo que dicen los textos sobre ésto, dónde se da por sentado la necesidad de aquel que la recibe. Estos pasajes nos dejan entrever que la misericordia siempre va acompañada de la gracia de Dios, Tit.3:3-7,1a Tim.1:2,2a Tim.1:2, Tit.1:4. A lo largo de su ministerio Jesús hizo uso de éste aspecto importantísimo de la obra de Dios, Mt.8:2-17,28- 34,9:1-8,18-34, Jn.8:1-12, etc. Siempre fue movido a misericordia Lc.6:36, Mt.18:21. La enorme dicha de ésta bienaventuranza está en el ejemplo supremo de “Hesed”, la venida de Dios al mundo en la persona de Jesucristo, cómo lo afirma Pablo (1a Tim.3:16) y Juan (Jn.1:14), y en las obras que él mostró a los demás. Sólo los que muestren ésta misericordia recibirán misericordia.Col.3:13, Sant.5.9,Efes.4:32.Si no tenemos interés por nadie, así serán ellos con nosotros. Si ven que nos preocupamos, su corazón responderá preocupándose. Y es absolutamente cierto en el lado divino, porque el que muestra misericordia ha llegado nada menos que aparecerse a Dios de allí las palabras de Jesús,” alcanzará misericordia” como él es misericordioso.Col.3:12-13.

1.2

Los de limpio corazón, v.8.. Aquí también nos hallamos en terrenos del Antiguo Testamento. Jesús hace eco de las palabras registradas por el salmista en el libro de los Tehillim (Salmos) 24:3-5, donde se menciona que el corazón limpio (ser interior) que se exterioriza es el requisito fundamental para poder ver a Dios.

1 I S R A EL, U N A SO L A I G L E SI A, MUCHAS CO MUNID AD ES, MAS IGLESIAS


IGLESIA BAUTISTA ISRAEL V. E. Estrada #822 e Higueras (Guayaquil - Ecuador) Telf.: (593 4) 2384865 / 2382201 / 2387876 www.iglesiabautistaisrael.com @iglesiaisrael

Iglesia Israel

ESTUDIO BÍBLICO SERIE: El Sermón del Monte: Un estilo de vida diferente Estudio 3 Lectura: Mateo 5:1-12

Kleber Lizano Vidal, ms

El salmo muestra la actitud que debe tener la persona para tener el privilegio de ver (entrar en el monte) a su Señor. Que sus manos no hayan sido usadas para cometer actos pecaminosos. El que no ha elevado su alma a cosas vanas, ni hace juramentos llenos de mentiras. Esta actitud tiene que ver con algo práctico de los que profesan el reino: seguid la paz y la santidad, Heb.12:14. La expresión “limpio” es el termino griego “katharós” que tiene una variedad de usos. En su sentido originario se habla de algo que ha estado sucio ó se ha ensuciado para luego quedar limpio, cómo la ropa.Apo.7:14,22:14.Tambien se usa para señalar de algo contaminante, como la leche y el vino sin adulterar.2a Cor.4:2.De allí que el término “katharos” implica sin” mezcla, ni aleación, pureza”. Las interpretaciones más corrientes de éste pasaje consideran que “la limpieza de corazón” de la cuál Jesús habló se refiere solo a una actitud de limpieza interior, pero a la luz del contexto del pasaje nos damos cuenta que las palabras de Jesús van más allá. Sí bien es cierto que el interior del corazón del creyente debe estar limpio sin impureza, lo exterior debe ser un fiel reflejo de lo que ya existe en el interior. El Sal.24:3-4 describe una actitud exterior gobernada por lo interior: el que no usado sus manos para pecar, él que no ha inclinado su corazón a desear algo malo. Nótese Mt.5:30. Jesús en su confrontación con los Fariseos expreso éste malestar sobre ellos que “aparentaban limpieza”, y los llamó “sepulcros blanqueados”, Mt.23:25-28, Pedro lo replicó a los creyentes en su 1a carta. 1a Ped.1:14-15 y Pablo lo comisionó a su joven amigo y discípulo Timoteo a que mantuviera ésta línea de conducta.1a Tim.4:11-16. Con que extraordinaria simplicidad Jesús expresa ésta verdad fundamental. Y qué marcado contraste aparece en ésta enseñanza cuando la comparamos con aquella que era corriente en esos días, dónde de daba especial atención a la purificación externa y ceremonial, a una moralidad externa y no piadosa, Mt.6:1, 5, 16,7:5,22:18, Lc.12:1,56. La recompensa señalada por Jesús en tener una actitud de exteriorizar la santidad del corazón, es que podamos ver hoy al Señor con los ojos de la fe, pero la visión plena y beatífica de Dios se reserva para aquel tiempo al cual el salmista alarga su mirada: “Yo en justicia veré su rostro; seré saciado cuando despertare a su semejanza” (Sal 17:15). Entonces “sus siervos le servirán. Y verán su cara; y su nombre estará en sus frentes” (Apo.22:3-4). Lo verán como él es (1Jn.3:2). Pero, dice el escritor sagrado, expresando el otro aspecto de ésta bienaventuranza: “Seguid la paz y la santidad, sin la cual nadie verá al Señor” (Heb.12:14). como “afortunados veremos a Dios cara a cara” un día allá en la eternidad.1a Jn.3:1-3, Apo.22:3-4.

1.3 Los pacificadores, v.9. De todas las “bendiciones ó bienaventuranzas”, ésta es la única que con

dificultad hallaría su base definida en el Antiguo Testamento, debido a que la imágen del Dios pacificador en “esos días” tenía que ser revelada. No fue sino hasta los días de Cristo, “quién hiciera la paz en la cruz”, Col.1:20,dónde Dios se “revela como un Dios pacificador” He.13:20,reconciliando consigo mismo a las personas a través de Cristo.2a Cor.5:19-20,destruyendo las enemistades entre Judíos y Gentiles,Efes.2:.13-19.Cuando ésta reconciliación llega a realizarse, se produce la “paz con Dios por medio de nuestro Señor Jesucristo”,Rom.5:1,es decir, adquirimos “la paz de Dios que sobrepasa todo entendimiento”,Efes.4:7,entonces los que reciben ésta paz, luego se convierten en difusores de la paz.

2 I S R A EL, U N A SO L A I G L E SI A, MUCHAS CO MUNID AD ES, MAS IGLESIAS


IGLESIA BAUTISTA ISRAEL V. E. Estrada #822 e Higueras (Guayaquil - Ecuador) Telf.: (593 4) 2384865 / 2382201 / 2387876 www.iglesiabautistaisrael.com @iglesiaisrael

Iglesia Israel

ESTUDIO BÍBLICO SERIE: El Sermón del Monte: Un estilo de vida diferente Estudio 3 Lectura: Mateo 5:1-12

Kleber Lizano Vidal, ms

Esa difusión de la paz es el trabajo que “se nos encargó a nosotros, la palabra de reconciliación”.2aCor.5:19.Por ésta razón somos llamados a trabajar por la paz, en la proclamación del evangelio, Rom.10:15, Hech.10:36. Así es como Dios se ve reflejado en nosotros, y por esa semejanza, los pacificadores (los que trabajan por la paz)son reconocidos como hijos de Dios. La paz es una obra divina,ya que Dios es el autor de la paz y la reconciliación, términos que van tomados de la mano.Rom.5:1,9-10. Pero la pacificación se asienta en un término hebreo muy conocido,Shalom (gr,Eirene) que se traduce de forma amplia como “Bienestar” en todos los aspectos de la vida de una persona.3a Jn.2. Shalom no solo es “paz”, sino que ese “bienestar no implica ausencia de conflictos ó aflicciones” (Jn.16:33),sino que en medio de esas situaciones difíciles, tenemos la confianza que él está junto a nosotros.Jn.14:27 compare con Mt.28:19-20. Esta actitud de ser pacificador (diferente de pacífico, que es ser tranquilo) debería ser una norma ó cualidad innata en cada creyente, ya que es una acción producida por el Espíritu de Dios, Gal.5:22, lo cual es parte integrante para ser “llamado hijo de Dios”.

1.4 Los que son perseguidos por causa del reino, vs.10-12. Resulta sorprendente que al final de las

bendiciones, Jesús pase de la pacificación a la hostilidad, de la obra de la reconciliación a la experiencia amarga de las persecuciones. Una de las cualidades extraordinarias que resaltó mucho en la vida de Jesús, fué que siempre dijo la verdad. Jn.8:46,1a Ped.2:22.Nunca dejó a nadie en duda en cuanto a lo que le sucedería si escogía seguirle.Mt.16:24-25, Lc.9:57- 62.En ésta bienaventuranza, Jesús asienta el principio de que el avance del reino tendrá mucha oposición, tal oposición que tiene que ver con las diversas formas de persecusiones. Lc.11:14-23.Normalmente el mensaje de Jesús no traía paz sino espada que incluso dividía a las familias.Mt.10:34-39. En el v.10, Jesús enfatiza la 1a forma de persecución para aquellos que profesan el reino: Serán maltratados por causa de vivir “una vida justa” (la justicia), por causa de hacer la voluntad de Dios. La persecución se origina por el choque entre los valores que comanda la vida de las personas, entre los valores del cristianismo y la ausencia de ellos en el mundo. No cumplir con los valores “que propone el mundo” es causa de “ser mal visto”, “ser marginado”, a ésto, Jesús le llama “ser aborrecido”, Mt.10:17-39, Jn.7:7, 15:18-20, Hech.14:22,1a Jn.3:13,1a Ped.3:13-14.Compárese con Efesios 4 y 5. La segunda forma de persecución es de carácter más severa, v.11. La persecución viene por “causa de Cristo”, y ésto trae durísimos resultados: vituperios (insultos), persecuciones de todo tipo, inclusive amenazas de muerte y todo tipo de calumnias (digan toda clase de mal, mintiendo). Fil.1:29,2a Tim.3:12,1a Tes.3:3-4,1a Ped.3.17, 4:12-16, Hech.4:3,5:17-18. Por la causa de Cristo, por ser fiel a su testimonio muchos cristianos sufrieron terribles persecuciones no solo de los suyos, ó de sus familias, sino también de su propio pueblo Judío,(Mt.13:21, Hech.8:1,11:19,13:50, 1aCor.4:9- 13, 2aCor.11:16-33, 2aTes.1:4,2a Tim.3:11-12,como también de Roma, es el caso de Pablo (Efe. 3:1,4:1,Hech.27-28), Pedro (1a Ped.3:11-17,4:12-16),Juan (Apo.1:9),etc. Los historiadores romanos como Tácito certifican las causas de las persecuciones. El cristianismo suponía a menudo escoger entre las personas más queridas y Jesucristo. Además, los castigos que tenía que sufrir un cristiano eran terribles más allá de toda descripción. Todo el mundo sabe de los cristianos que se les echaban a los leones o se quemaban en el patíbulo; pero éstas eran muertes piadosas. Nerón envolvía a los cristianos en betún y les prendía fuego para usarlos como antorchas vivientes en sus jardines. Los cubría con pieles de animales

3 I S R A EL, U N A SO L A I G L E SI A, MUCHAS CO MUNID AD ES, MAS IGLESIAS


IGLESIA BAUTISTA ISRAEL V. E. Estrada #822 e Higueras (Guayaquil - Ecuador) Telf.: (593 4) 2384865 / 2382201 / 2387876 www.iglesiabautistaisrael.com @iglesiaisrael

Iglesia Israel

ESTUDIO BÍBLICO SERIE: El Sermón del Monte: Un estilo de vida diferente Estudio 3 Lectura: Mateo 5:1-12

Kleber Lizano Vidal, ms

salvajes y les lanzaba perros de caza para que los descuartizaran. Eran torturados en el potro; les arrancaban la piel con garfios; les echaban por encima plomo derretido; les fijaban planchas de bronce al rojo vivo en las partes más sensibles del cuerpo; les vaciaban los ojos; les cortaban partes del cuerpo y las asaban ante sus ojos; les abrasaban las manos y los pies mientras les echaban agua fría para prolongar su agonía. No es agradable pensar en estas cosas; pero uno tenía que estar dispuesto a sufrirlas si estaba de parte de Cristo. Podríamos muy bien preguntarnos por qué perseguían los romanos a los cristianos. Parece algo extraordinario el que una persona que viviera la vida cristiana se considerara una víctima apropiada para la persecución y la muerte. Nótese las razones: Se habían extendido algunas calumnias a los cristianos, de los cuales los mismo Judíos eran responsables.Véase, Apoc.2:9,13. Pero el mayor campo de persecución era el político. Una vez al año, todas las personas tenían que presentarse y quemar una pizca de incienso a la divinidad del césar y decir: «César es señor.» Y eso era precisamente lo que los cristianos se negaban a hacer. Está claro que el culto al césar era una prueba de lealtad política más que ninguna otra cosa. De hecho, cuando un hombre había quemado su pizquita de incienso y repetido la fórmula, recibía un certificado, un libellus, de que lo había hecho, y luego podía ir y dar culto a cualquier dios, siempre que no fuera contra la decencia y el orden público. Los cristianos se negaron a someterse. Al enfrentarse con el dilema «César o Cristo» no vacilaban en su elección: sólo Cristo. Se negaban en redondo a una componenda. En el vasto imperio romano no se podían tolerar bloques de desafectos y eso era exactamente lo que las autoridades romanas consideraban ser las congregaciones cristianas.Un poeta dijo de los cristianos sobre éstas atrocidades: «El agobiado, acurrucado rebañito cuyo crimen era Cristo.» Pero las persecuciones y sufrimientos tienen una recompensa: Jesús dijo;”gócense y alégrense”,ya que padecer por “la causa de Cristo y por ser justo”, el creyente tiene un galardón, una recompensa doble: Habrá un gran galardón para aquellos que se gocen de éstas tribulaciones. El tener que sufrir persecución era una oportunidad de demostrar la fidelidad a Jesucristo. 2a Tim.4:8. Uno de los mártires más famosos fue Policarpo, el anciano obispo de Esmirna. El populacho le arrastró al tribunal del magistrado romano. Se le presentó la disyuntiva de costumbre: ofrecer sacrificio a la divinidad del César o morir. «Ochenta y seis años -fue su respuesta inmortal- he servido a Cristo, y jamás me ha hecho ningún mal. ¿Cómo voy a negar (blasfemar) a mi Rey, que me salvó?» Así es que le llevaron al patíbulo, donde él hizo su última oración y después... la gloria. Véase Hech.5:41,1a Cor.4:9-13, 2a Cor.4:17. El tener que sufrir persecución es, como dijo el mismo Jesús, es recorrer el mismo camino que recorrieron los profetas, y los santos, y los mártires.He.11: 36-38.El sufrir por lo justo es ganarse un puesto en una gran sucesión. Podemos ser confortados al saber que los grandes profetas de Dios sufrieron persecución (Elías, Jeremías, Daniel, Juan el Bautista).La persona que tiene que sufrir algo por su fe puede levantar bien alta la cabeza y disfrutar de la bendición de la libertad gracias a otras personas que estuvieron dispuestas a pagar por ella. Esto lo entendieron bien los apóstoles cuando recibieron de Jesús la gran comisión.Hech.1:8. Al igual que pasa con “los pobres en espíritus y lejos de ser una perspectiva deprimente, él sufrimiento de los creyentes bajo la persecución motivada por su justicia y por identificarse con Cristo, se convierte en una señal inequívoca de que “somos parte del reino de los cielos”.

4 I S R A EL, U N A SO L A I G L E SI A, MUCHAS CO MUNID AD ES, MAS IGLESIAS

El Sermón del Monte: Un estilo de vida diferente  

ESTUDIO 3: Actitudes ó normas que demanda el Reino de Dios (2a Parte) Las Bieaventuranzas

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you