Page 1

IGLESIA BAUTISTA ISRAEL V. E. Estrada #822 e Higueras (Guayaquil - Ecuador) Telf.: (593 4) 2384865 / 2382201 / 2387876 www.iglesiabautistaisrael.com @iglesiaisrael

Iglesia Israel

ESTUDIO BÍBLICO SERIE: El Sermón del Monte: Un estilo de vida diferente Estudio 2 Lectura: Mateo 5:1-12

Hno. Kleber Lizano Vidal, ms

No cabe la menor duda que éste sermón, es el más conocido de todos los discursos enseñados por Jesús durante su ministerio terrenal, aunque es probable así mismo que sea el que menos se estudia, se reflexiona y se obedece. Es posible, también, que éste sermón no fuera pronunciado por Jesús en una sola ocasión, según se aprecia en Lc.6, más bien pudiera ser una colección de dichos pronunciados originalmente por el Señor en varias ocasiones a lo largo de su ministerio y recopiladas por el autor. Aquí en Mateo es uno de los 5 grandes discursos de Jesús y el más extenso, tiene su paralelo en Lucas 6:20-49, donde su registro es más corto. El tema predominante de todo el discurso es la vida del reino y en base a ello, éste sermón se estructura de 2 partes importantes que tienen que ver con actitudes y valores que demandan de aquellos que profesan la vida del reino en su caminar diario. Recorramos un poco las actitudes del reino.

Actitudes ó normas que demanda el Reino de Dios (1a Parte) Para entrar en la parte meridional de ésta sección es importante tener muy claro lo siguiente:

1. Como todo rabino que sale a ejercer su función, (Lc.3:23) Jesús inicia su ministerio itinerante ó errante

en compañía de sus discípulos haciendo la “obra de Dios”, llegando a cada pueblo ó asentamiento, como dice el texto, “Jesús recorrió toda Galilea, enseñando en la Sinagoga de ellos y predicando el Evangelio del reino”, Mt.4:23.

2. El mensaje del reino que traía Jesús estaba precedido de señales: sanando toda enfermedad y dolencia

en el pueblo, sanando a los afligidos por diversas enfermedades y tormentos, expulsando a los poseídos por demonios, lunáticos y paralíticos. Mt.4:23- 24. Compare con Lc.4:18-21 y Hech.10:38. Esto hizo que mucha “gente hablara de las maravillas que no se habían visto en cientos de años y que un jóven rabino estaba haciendo de parte de Dios”, Mt.4:24-25. Por las maravillas “una enorme multitud lo seguía desde las provincias de Galilea, de Decápolis (10 ciudades) de Jerusalem, de Judea y del otro lado del rio Jordán. Véase también Lc.6:17-19.

3. Viendo Jesús la multitud, “subió al monte” 5:1: 3.1

Mateo registra cronológicamente el sermón al inicio del ministerio de Jesús y lo ubica geográficamente cerca de Capernahum (Mt.8:5) en las colinas escalonadas junto al mar de Galilea, ésto explica lo que menciona Lucas 6:17, que Jesús “se paró en un lugar llano”, la cual sería una meseta en aquella colina donde se podía reunir una multitud, como se menciona en Mt.4.25.Es posible que antes de estar “en pie en un lugar llano de la colina”, Jesús estuvo sentado (en lo alto del monte) conforme la costumbre de los rabinos para enseñar, nótese Lc.4:16,20.

3.2

Al estilo de Moisés cuando recibió la ley en el monte Sinaí (Ex.19 – 20), ahora uno mayor que Moisés llamado Jesús el Mesías expone las verdaderas demandas de Dios enfatizando los indudables principios eternos y ésto lo explica no solo a los discípulos sino a todo el pueblo reunido en las faldas de la montaña, dé allí la expresión “abriendo su boca les enseñaba diciendo” 5:1-2, compare con Mt.7:28- 29, Lc.7:1.

1 I S R A EL, U N A SO L A I G L E SI A, MUCHAS CO MUNID AD ES, MAS IGLESIAS


IGLESIA BAUTISTA ISRAEL V. E. Estrada #822 e Higueras (Guayaquil - Ecuador) Telf.: (593 4) 2384865 / 2382201 / 2387876 www.iglesiabautistaisrael.com @iglesiaisrael

Iglesia Israel

ESTUDIO BÍBLICO SERIE: El Sermón del Monte: Un estilo de vida diferente Estudio 2 Lectura: Mateo 5:1-12

Hno. Kleber Lizano Vidal, ms

4. Las Bienaventuranzas : Su significado ético 4.1 Jesús al iniciar su sermón no trajo a los oídos de sus oyentes una idea nueva, sino que al mencionar

las llamadas “bienaventuranzas”, trajo lo que desde el Antiguo Testamento ya se había prescrito por los profetas, en los Salmos y otros escritos, y que habían sido mal entendidos. Las bienaventuranzas no son simplemente afirmaciones de la bondad de Dios sino más bien exclamaciones de su bendición y gracia. Véase Sal.1, 2:12,32:1,33.12, 40:4,41:1,112:1,119:1,146:5, Prov.3:13,8.32, 28:14, etc. 4.2 La palabra “Bienaventurado”, es la expresión griega “Makarios” (singular) y en plural Makarioi que debería traducirse como “benditos, afortunado” ó “doblemente feliz”, y no tanto “algo ligero” como “felices ó dichosos”, ya que la expresión tiene una connotación hebrea de “abundante gracia y gozo en el sentido de actitudes ó normas de vida”. Por tanto tiene más que ver con una connotación de conducta práctica como bien lo refleja Lc.11:27-28. Véase: Mt.16:17, 24:46, 25:34, Jn.13:17, 20::29, Hech.20:35, Rom.4:8, Sant.1:12, 5:11, 1a Pe.3:1 4, 4:14, Apoc.1:3,14:13, 19:9, 20:6,22:7. 4.3 En relación a éste concepto antiguo testamentario, cada expresión dicha por Jesús tiene un concepto de bendición en el estado que atraviese el que profesa el reino de Dios. Véase otra vez por ejemplo Mt.5:11-12,1a Ped.3:14,4:14, Apo.14:13. Entiéndase aquí que los caracteres que moldean éstas actitudes describen formas variadas de “esa espiritualidad” que Dios le impartió al pueblo judío como “verdadera religión” y que éstos la habían dejado a un lado por la influencia de una enseñanza corrompida. Véase Mt.5:20,6:1-2, 5, 16,7:15. 4.4 De las 8 bienaventuranzas, 7 de ellas señalan los distintos aspectos del carácter ó actitudes que debe poseer quien viva en el reino, en tanto que la octava denota al creyente que ya posee las otras 7.Cada expresión termina con un aspecto de bendición físico-material-espiritual del reino.

5. Las Bienaventuranzas : Su descripción ética, Mt.5:3-12 5.1 Los pobres en espíritu, v.3. Jesús empieza su discurso con una expresión que ha sido mal enten-

dida, relacionándola solo con un sentido espiritual y no físico. La palabra que se emplea para “pobres” en éste texto es el griego “ptojos” que se traduce “indigente, humilde, que no posee nada”, es decir, la pobreza que “golpea hasta ponerse de rodillas”, un necesitado carente de bienes materiales, cómo bien traduce Lc.16:20 la palabra “ptojos” como mendigo. Aquí debemos mencionar algunas cosas importantes: La gente que había venido a escuchar a Jesús, eran personas que estaban siendo oprimidas por el imperio de turno, Roma. La imposición de los impuestos había dejado a “muchísima gente” en la bancarrota económica más grande, su situación de vida era desesperante y no había esperanza. Es esa condición de “mendigo” lo que hace que “ellos se hagan dependientes de forma absoluta de Dios”, Lc.6:20, y es por esa “dependencia” no por su pobreza que aparece la expresión “en espíritu”. El verdadero sentido de la pobreza es el comienzo de su riqueza. Lc.21:4, 2a Cor.8:2,6:10..¿Por qué no entra un rico en el reino? Mt.19:23, Lc.18:23, 1a Tim.6:17-18. Por tal motivo, “pobres en espíritu” son aquellos que por su estado ó condición son dependientes de Dios en todos los aspectos de su vida. Ésta misma situación también la paso el pueblo judío en el Antiguo Testamento y por ello Dios les llamó a condición de “pobres, afligidos, oprimidos” incapaz de librarse por sí mismo, mirando a Dios como su única salvación, clamando restauración y dependencia única del Dios de Abraham.

2 I S R A EL, U N A SO L A I G L E SI A, MUCHAS CO MUNID AD ES, MAS IGLESIAS


IGLESIA BAUTISTA ISRAEL V. E. Estrada #822 e Higueras (Guayaquil - Ecuador) Telf.: (593 4) 2384865 / 2382201 / 2387876 www.iglesiabautistaisrael.com @iglesiaisrael

Iglesia Israel

ESTUDIO BÍBLICO SERIE: El Sermón del Monte: Un estilo de vida diferente Estudio 2 Lectura: Mateo 5:1-12

Hno. Kleber Lizano Vidal, ms

Véase Sal.34:6,40:17, Is.41:17-18,57:15,66:1-2, Sof.3:12, compárese con Lc.4:18. Esto se aprecia claramente en la parábola de Jesús acerca de la declaración del publicano frente al Fariseo. Lc.18:9-14.El reino de Dios es dado a los pobres no a los ricos, es dado a los débiles mas no a los fuertes, no a los poderosos, sino a los niños, a los pequeños, ya que ellos depende de Dios.Lc.18:15-17. Es por esa “condición de dependencia única de Dios” que de los tales “es el reino de los cielos”. Esta es la primera norma ó actitud de aquéllos que profesan vivir en el reino, depender únicamente de Dios y ser merecedores del reino de los cielos, él cual ya está entre nosotros.Mt.4:17,8:29,12:28,19:21-24.

5.2 Los que lloran, v.4. A partir de éste pasaje, el asunto se torna algo menos sencillo. Ésta bienaven-

turanza es producto de la anterior. Encontramos aquí una especie de “paradoja” al observar que ¿Qué clase de aflicción puede ser aquella que traiga enorme bendición a aquellos que la experimentan? Esto es lo que plantea Jesús en su segunda bendición normativa. Resulta claro que a quiénes se les promete consuelo no son aquellos quienes por azar de la vida han perdido un ser querido, sufren una pérdida material ó tuvieron un accidente, ese no es el sentido del pasaje, más bien se refiere a aquellos que siente un gran dolor por algo más grande. La palabra que Jesús usa para expresar el “llanto” viene del verbo griego “pentheo” que se traduce “lamentar, afligirse profundamente” con el sentido de “experimentar una sensación profunda de padecimiento” como se expresa en Mt.26:37-38,42, donde se requiere de la presencia de Dios para ser fortalecido.Lc.22:41-44. Ese lamento se produce cuando al estilo de Jesús quién lloró por los pecados de otros ó cuando la ciudad no quiso recibirlo como su Mesías (Lc.19:41), así también nosotros también deberíamos lamentarnos en llanto, cuándo reconocemos y lamentamos nuestro propio pecado, (Lc.7:38, 47, Sal.51:1-12). ¿nos ha causado dolor alguna vez nuestra pecaminosidad?, como lo hizo el sacerdote Esdras en su época (Esd.9:1- 10,10:1) ó cuando Pablo dijo ¡Soy un pobre miserable!¿quién me librará de éste cuerpo? (Rom.7:24,2a Cor.7:10), ó cuando se sufre al ver la injusticia en el mundo (Sal.119:136, Fil.3:18), cuando alguien se entristece por ver la desobediencia en los demás a los mandatos divinos (Esd.9:1- 10.6, Ez,9:4, Dan.9.1-19, 1a Cor.5:2, 2a Cor.12:21). Lágrimas como éstas son las que a Dios le agrada, por tales motivos “ellos serán consolados”. Los profetas anunciaron que la consolación era uno de los oficios del Mesías, por eso muchos en el Israel antiguo, especialmente en los días de Jesús esperaron en Dios por ésta promesa. Lc.2:25 compare con Is.61:1-3 y Lc.4:18.

5.3 Los que son manso, v.5. Esta es una de las cualidades que habla mucho de la vida y carácter de

Jesús. En cierta ocasión él dijo: ”aprended de mi que soy manso y humilde de corazón”, Mt.11:29. ¿Qué es lo que Jesús estaba enseñando aquí?... La respuesta tiene varias ramificaciones. Para identificar ésta cualidad a manera de norma, Jesús usa una palabra muy corriente en la vida de todo judío, la expresión griega “praus” que no tiene la idea de timidéz ó indecisión, tampoco afrenta ó inseguridad ni servicialidad como debilidad, más bien su sentido es muy práctico, significa “dócil,apacible,amable”.Se la usaba para referirse a un animal domesticado, acostumbrado a obedecer la palabra de mando de su amo, que ha aprendido a aceptar el control sobre su vida; es aquí donde radica toda la esencia de ésta bienaventuranza.

3 I S R A EL, U N A SO L A I G L E SI A, MUCHAS CO MUNID AD ES, MAS IGLESIAS


IGLESIA BAUTISTA ISRAEL V. E. Estrada #822 e Higueras (Guayaquil - Ecuador) Telf.: (593 4) 2384865 / 2382201 / 2387876 www.iglesiabautistaisrael.com @iglesiaisrael

Iglesia Israel

ESTUDIO BÍBLICO SERIE: El Sermón del Monte: Un estilo de vida diferente Estudio 2 Lectura: Mateo 5:1-12

Hno. Kleber Lizano Vidal, ms

La docilidad, la amabilidad y el ser apacible ó tranquilo, son características innatas del carácter trabajado de una persona que ha sido transformada, (Num.12:3,el caso de Moisés) de allí que Jesús la relaciona con la forma práctica de nuestra conducta. La mansedumbre es obra del Espíritu Santo, es un referente del fruto del Espíritu, Ga.5:22, y ésto es lo que capacita al creyente a soportar “toda la carga pesada” y a sobrellevarla (Gal.6:2) a fin de “descansar en el ser interior”.Mt.11:30 Los escritos bíblicos valoran mucho la mansedumbre, ya que es muy apreciada por Dios (1a Ped.3:4) y sirve como instrumento de restauración, (Gal.6:1-2) de sabiduría (Sant.3:13), de buena conducta (Efes.4:2,Col.3:12),de reaccionar bien antes los problemas ó dificultades que aparecen al presentar las buenas nuevas (1a Ped.315-16),de ser el polo opuesto al pleito al orgullo y a la soberbia (nótese la idea en 1a Cor.6:7), no tiene un espíritu vengativo (1a Ped.2:23,Rom.12:19). No es de extrañarse que con éstas cualidades que se manifiestan en la vida del reino, Jesús prometiera, lo que Dios ya había prometido siglos antes: ”darles la tierra en eterna posesión como herencia”. Sal.37:9-11, compare con Apoc.21:1-3,24-27.

5.4 Los que tiene hambre y sed de justicia, v.6. Este nuevo aspecto que trae Jesús en ésta bienaven-

turanza, no tiene que ver como muchos suponen (sin observar detenidamente su contexto) con un anhelo de “hambre y justicia espiritual” tocante solo a ser saciados espiritualmente. Ésa no es la idea del pasaje, eso no fue lo que Jesús quiso decir. El texto tiene un aspecto más relevante de “práctica en la vida diaria” ya que toca 2 aspectos gravitantes en la vida de una persona que tienen que ver con su sustento de vida, la sed (agua) y el hambre (alimento) como base tocante a la práctica de la “justicia”. Ésta es la antesala de lo que Jesús enseño en Mt.5:20. Para demostrar que no se refiere a algún aspecto espiritual, Jesús usa la palabra gr.dikaiosúnen que se traduce “equidad, justo, integro” con el sentido de carácter y obra. Los que claman así son aquellos que anhelan un mundo mejor, dónde no haya más injusticias legales, sociales ni religiosas. Aquéllos que han sido oprimidos por causa del desorden humano en las clases gubernamentales, sociales, civiles y legales. Aquellos que han sufrido privaciones de diferentes tipos, como lo expresa Lc.3:10-14 y Sant.2:1-9,5:46.Aquellos que necesitan que se les haga justicia social, que se interesen por la liberación del hombre oprimido, esclavizado no solo del pecado sino de un sistema social y económico que le quita la promoción de todos sus derechos y los destierra de los privilegios que otros sin esfuerzo alguno poseen. Véase Lc.18:1-8. Jesús pidió a sus oyentes que aprendan a ser justos, Mt.5:20,6:33 y en la persona de los apóstoles avizoró un mundo mejor “donde reine la justicia” 2a Ped.3:1-2,11-14 compare con Amos 8:11-12, Is.1:17,42:1, Miq.6:8, Mt, 23:23, Apoc.19:11.La justicia trae justificación al hombre al estar en Cristo, Rom.3:23-26,5:1,8-10,18,21 y ésto lo hace llevar una vida llena de gozo, Rom.14:17,1a Jn.2:29. Jesús termina con una enorme bendición para aquellos que profesan tener hambre y sed de hacer justicia en éste mundo, aprender a ser justos en todos los aspectos que rodean nuestra vida hasta ser “saciados” en un mundo mejor.

4 I S R A EL, U N A SO L A I G L E SI A, MUCHAS CO MUNID AD ES, MAS IGLESIAS


Estudio 02  

No cabe la menor duda que éste sermón, es el más conocido de todos los discursos enseñados por Jesús durante su ministerio terrenal, aunque...

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you