Page 1

TE QUIERO Mario Benedetti Tus manos son mi caricia mis acordes cotidianos te quiero porque tus manos trabajan por la justicia

si te quiero es porque sos mi amor mi cómplice y todo y en la calle codo a codo somos mucho más que dos tus ojos son mi conjuro contra la mala jornada te quiero por tu mirada que mira y siembra futuro tu boca que es tuya y mía tu boca no se equivoca te quiero porque tu boca sabe gritar rebeldía y por tu rostro sincero y tu paso vagabundo y tu llanto por el mundo porque sos pueblo te quiero y porque amor no es aureola ni cándida moraleja y porque somos pareja que sabe que no está sola te quiero en mi paraíso es decir que en mi país la gente viva feliz aunque no tenga permiso

si te quiero es porque sos mi amor mi cómplice y todo y en la calle codo a codo somos mucho más que dos

19 de mayo de 2013, 17.30 hrs.


GÉNESIS 2.18-24 Luego Dios, el Señor, se dijo: —No es conveniente que el hombre esté solo; voy, pues, a hacerle una ayuda adecuada. 19 Entonces Dios, el Señor, modeló con arcilla del suelo todos los animales terrestres y todas las aves del cielo, y se los llevó al hombre para que les pusiera nombre, porque todos los seres vivos llevarían el nombre que él les pusiera. 20 El hombre puso nombre a todos los animales domésticos, a todas las aves y a todos los animales salvajes. Sin embargo, no encontró entre ellos la ayuda adecuada para sí. 21 Entonces Dios, el Señor, hizo caer al hombre en un profundo sueño y, mientras dormía, le sacó una de sus costillas y rellenó con carne el hueco dejado. 22 De la costilla que le había sacado al hombre, Dios, el Señor, formó una mujer, y se la presentó al hombre 23 que, al verla, exclamó: —¡Esta sí que es hueso de mis huesos/ y carne de mi carne!/ Se llamará varona,/ porque del varón fue sacada. 24 Por eso el hombre deja a su padre y a su madre, se une a su mujer y los dos se hacen uno solo. 18

PROVERBIOS 5.15-19

Bienvenida y oración

Lectura bíblica: PROVERBIOS 5.15-19

Propósito de la reunión

No una dinámica de matrimonios, simplemente un espacio de intercambio y diálogo. 

¿Por qué “matrimonios jóvenes”?

15

Bebe el agua de tu aljibe, las corrientes de tu pozo. 16 No viertas tus arroyos por la calle ni tus fuentes por las plazas. 17 Utilízalos tú solo, no los compartas con extraños, 19 cierva querida, gacela encantadora; que sus pechos te embriaguen cada día. 18 Que tu fuente sea bendita, disfruta con la esposa de tu juventud y su amor te cautive sin cesar. EFESIOS 5.21-30 Guárdense mutuamente respeto en atención a Cristo. 22 Que las mujeres respeten a sus maridos, como si se tratara del Señor. 23 Porque el marido es cabeza de la mujer, como Cristo es cabeza y salvador del cuerpo, que es la Iglesia.24 Si, pues, la Iglesia es dócil a Cristo, séanlo también, y sin reserva alguna, las mujeres a sus maridos. 25 Ustedes, los maridos, amen a sus esposas, como Cristo amó a la Iglesia. Por ella entregó su vida 26 a fin de consagrarla a Dios, purificándola por medio del agua y la palabra. 27 Se preparó así una Iglesia radiante, sin mancha, ni arruga, ni nada semejante; una Iglesia santa e inmaculada. 28 Este es el modelo según el cual los maridos deben amar a sus esposas, como cuerpos suyos que son. El que ama a su esposa, a sí mismo se ama. 29 Pues nadie ha odiado jamás a su propio cuerpo; todo lo contrario, lo cuida y alimenta. Es lo que hace Cristo con su Iglesia, 30 que es su cuerpo, del cual todos nosotros somos miembros. 21

No por la edad ni por los años de convivencia, sino por la disposición a crecer como cónyuges. 

Reflexión bíblica  Hasta este momento, ¿he sido la “ayuda adecuada” de mi cónyuge?  ¿El amor de juventud puede permanecer?  Cristo y la Iglesia: modelo de convivencia matrimonial

Intercambio de ideas

Acuerdos mínimos

Despedida y convivencia


Primera reunión de matrimonios jóvenes  

19 de mayo

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you