Page 1

Black, en inglés) fue iniciado por el CMI en los años 80 y está siendo retomado en esta Asamblea, con el apoyo del tema del encuentro, "Dios de vida, condúcenos a la justicia y la paz". "En el mundo todavía hay mucha violencia contra las mujeres. Según la Biblia, los hombres y las mujeres son iguales, tienen los mismos derechos", dijo Nishan. Decenas de participantes hicieron lo mismo que el joven de Sri Lanka y fueron a la Asamblea el jueves con alguna prenda de ropa o con el broche negro de la campaña. Después de la Asamblea, el Consejo debe fortalecer sus acciones programáticas para estimular la campaña, que debe ampliarse en todo el mundo, dijo la coordinadora del Programa del CMI para las Mujeres en la Iglesia y la Sociedad (www.oikoumene.org/es/nuestralabor/las-mujeres-en-la-iglesia-y-lasociedad), Fulata Mbano-Moyo. "Esta campaña aún sigue viva en Sudáfrica y Nueva Zelanda, pero no estaba llegando a un nivel global, como estuvo en su comienzo. Esta Asamblea es una reunión mundial. Vamos a usar esto para revivir la campaña y para ganar impulso", dijo. Según ella, se prestará especial atención a las mujeres en el Medio Oriente, centrándose en Siria. "Se habla mucho acerca de las armas químicas en Siria, sin embargo, las mujeres y las niñas son violadas todos los días, incluso en los campamentos de refugiados", dijo. La cubana Ormara Alicia Nolla, miembro de la Fraternidad Iglesia Bautista, también circuló por la Asamblea con una blusa negra el jueves. Para ella, que ayudó a instalar centros de enseñanza con cursos para

mujeres en áreas remotas de la isla de Cuba, la educación es una de las mejores maneras para evitar la violencia. "Cuando el ser humano capacita a sí mismo, empieza a ver la vida desde otra perspectiva. Se ven las cosas que no se veían antes", señaló, recordando que las mujeres con acceso a la información pueden tener más acceso a los puestos de trabajo y a las condiciones que les permitan salir de unas condiciones opresivas. Historia La campaña Jueves en Negro ha influido en diversas iniciativas de las iglesias y del movimiento ecuménico en las últimas décadas. La campaña fue reforzada por el movimiento “Mujeres en Negro”, de solidaridad con las mujeres de Serbia y Croacia durante la guerra de los Balcanes en la década de 1990. A través de la iniciativa, las mujeres pidieran apoyo contra la utilización de la violación sexual como una arma de guerra. El Jueves en Negro también está relacionado con el movimiento de las Madres de Plaza de Mayo, en Buenos Aires, Argentina, un movimiento de mujeres que protestan por la desaparición de los militantes que se oponían a la dictadura militar. Ahora la idea es que la campaña Jueves en Negro se reanude, junto con las organizaciones asociadas al CMI en el trabajo para el fin de la violencia contra la mujer, como el movimiento Vamos a hablar francamente. "La violencia contra las mujeres es un escándalo global, sobre el que no podemos permanecer en silencio. En las iglesias tampoco se discuten cuestiones sexuales. Es un tabú y esa violencia es alimentada por el silencio", dijo Fulata. (31 de octubre)

ASAMBLEA DEL CMI EMPIEZA CON MÚSICA Y UN LLAMADO POR LA PAZ Y LA JUSTICIA www.oikoumene.org, 30 de octubre de 2013 La X Asamblea del CMI comenzó esta mañana con la celebración de la fe, con llamados a la paz y la justicia, y con un montón de música en la oración de apertura. Un gong tradicional de Corea, país que recibe la mayor reunión del mundo ecuménico, llamó a los cristianos a participar en el encuentro de vida y testimonio de Busan. Una procesión llevó al altar los símbolos de la fe y de la liturgia como una cruz, la Biblia, velas, instrumentos musicales e iconos religiosos. Voluntarios repartidos en medio de la multitud oraron y recordaron el llanto y las esperanzas de todas las regiones del mundo. “Sabiendo lo mucho que nos has dado, pedimos perdón por haber permitido que tantas cosas vayan mal: la explotación de los pueblos indígenas y los afrodescendientes, el abuso de mujeres y niños. Oímos el llanto de los pobres que sufren a causa de la injusticia, la corrupción y la violencia, y de todas las víctimas de delitos", oraron los participantes, en nombre de América Latina. Pidiendo perdón, también oraron: “En el Caribe, muchos han sufrido la crueldad de la esclavitud institucionalizada y han visto su identidad confundida debido al colonialismo, en muchos casos con la complicidad de la iglesia.” Por otra parte, dieron gracias a Dios por haber acompañado a los cristianos de todo el mundo en el camino en busca de la justicia y la paz. Todos los momentos de la celebración fueron permeados por la hermosa música de un coro potente formado por 350 cristianos coreanos, miembros de iglesias de Seúl, Busan y otras ciudades. Con energía y pasión, alababan el tema de la Asamblea, “Dios de vida”, compuesto por Ruy Hyung Sun. Ejemplo de los discípulos Todos escucharon la historia del Evangelio acerca del milagro en el camino de Emaús, de Lucas 24: 28-35., que habla de cómo el Señor resucitado,


pocas horas después de su resurrección, apareció a dos de sus discípulos y habló con ellos. En el pasaje bíblico, los viajeros estaban tan desanimados que ni siquiera reconocieron a su Maestro. Sin embargo el Señor, gracias a sus palabras y presencia personal, disipó sus dudas, y los dejó con un profundo sentimiento de esperanza y de fe. Volvieron a Jerusalén y comunicaron su alegría a los demás discípulos de Cristo. El Patriarca Karekin II, de la Iglesia Apostólica Armenia (Etchmiadzin), instó a la Asamblea a participar, como lo hicieron los discípulos. “Hoy estamos nosotros también en un mismo lugar y con un solo corazón, reunidos como ramas de la vid. Cada uno de nosotros es diferente y único, pero somos brotes de la misma raíz. Nuestra fe común en Cristo—en verdad, nuestro amor por el Señor—es lo que nos une. Este ejemplo de unidad es el que todos los participantes en el movimiento ecuménico están llamados antes que nada a demostrar”, dijo el Patriarca. Al final, los participantes dijeron adiós también cantando, acompañando al coro, diciendo: "Vayan en paz y en el amor, en el nombre de Dios." Entusiasmado con el resultado de la ceremonia de apertura, el director musical de la Asamblea, Tércio Junker señaló: “Lo que me entusiasma es la posibilidad de que seamos uno. Las diferencias se quedan aparte. Dijimos con música y liturgia que somos cristianos, un solo cuerpo”. _________________________________________________________________ IGLESIAS DE LATINOAMÉRICA PIDEN ATENCIÓN DEL CMI PARA LA VIOLENCIA Y LAS MASACRES EN LA REGIÓN Iglesias de América Latina buscan la atención del CMI y las iglesias de otras partes del mundo a todos los conflictos armados y la violencia promovida por el narcotráfico, que causaron la muerte de cientos de miles de personas en los últimos años. La solicitud de apoyo debe ser llevada a la discusión de la X Asamblea del CMI, que se realiza en Busan, Corea del Sur. La cuestión es una de las que se hizo referencia en la reunión regional, con delegados y otros representantes de las iglesias latinoamericanas. Iglesias de Colombia pidieron la supervisión del proceso de paz en su país. En los últimos 55 años, 220.000 personas han sido asesinadas en los conflictos relacionados con el ejército de las FARC, (Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia) y el Ejército de Liberación Nacional (ELN). Y son los civiles quienes conforman la mayor parte de estas víctimas. Por cada combatiente muerto, cuatro civiles perdieron la vida, según datos del gobierno citados por el Programa Ecuménico de Acompañamiento en Colombia (http://peac.co).

"Nosotros estamos haciendo dos cosas. Pidiendo que las iglesias se comprometan, no sólo en Colombia, sino también en el nivel internacional a contribuir con la protección para la comunidad que está construyendo la paz y defendiendo los derechos humanos. Queremos la presencia protectora internacional. El acompañamiento ecuménico contribuye para que las comunidades pueden hacer un trabajo más seguro. Y lo otro es que las iglesias a nivel internacional, el CMI y el CLAI, que han participado de procesos de paz en otras partes del mundo, que compartan con nosotros cómo las iglesias podemos contribuir con la reconciliación, a construir una paz duradera”, dijo Milton Mejía, moderador del comité de coordinación del PEAC. América Central La situación también es preocupante en América Central, dijeron los representantes de las iglesias de la región. En México, por ejemplo, las bandas criminales han matado a más de 100.000 personas en los últimos siete años, y obligado a más de 1,4 millones de personas a huir de sus casas, de acuerdo con el Centro de Estudios Ecuménios (http://estudiosecumenicos.org.mx). La organización lama la atención sobre los problemas causados por el tráfico de armas en México, lo que alimentó las guerras de cárteles de la droga. Según el CEE, las armas traídas de EEUU son la más utilizadas en la violencia en México. "Que el CMI y las iglesias miembro puedan influir internacionalmente para que haya mayor control del tráfico ilegal de las armas. No debería haber comercio de armas, pero es utópico. Entonces, no solo no queremos armas, sino también queremos que haya paz y justicia, y la reparación del daño”, dijo Sara San Martin, directora del CEE. (1 de noviembre) _________________________________________________________________ ROPAS NEGRAS EN LA ASAMBLEA POR EL FIN DE LA VIOLENCIA CONTRA LAS MUJERES

Mujeres con prenda de ropa negra y el broche de la campaña @ Peter Williams/WCC

El estudiante de teología Nishan Weeramunda, de Sri Lanka, eligió con atención la ropa que usaría en la Asamblea del CMI el jueves, una camisa negra. Y lo hizo por una razón noble: para pedir que se ponga fin a la violencia contra las mujeres. El movimiento llamado Jueves en Negro (o Thursdays in


Letra 343, 3 de noviembre de 2013  

Suplemento

Advertisement
Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you