Page 1


Índice ¿Qué es IFMSA?

Página 04

Editorial

Página 05

Salud mental, una deuda pendiente...

SECCIÓN 1

Anorexia nerviosa: Abriéndose paso

Página 07

Salud mental; parte de la salud, parte

Página 10

de la formación médica Nunca hemos sido inmunes: La depresión también nos afecta

Página 12

A la sombra de Ana y Mía

Página 15

Enfermedad de Alzheimer ¿Miedo patológico

Página 17

o miedo sentimental? Los estigmas sociales de las enfermedades mentales

Página 20

Más de 13 razones

Página 22

Pornografía y sexualidad ¿Que es lo correcto?

Página 25

www.fb.com/ifmsachile

P. 02 - ATLAS E°4

ifmsachile

revista.atlas@ifmsa.cl


Página 28

La salud mental desde la Atención Primaria en Salud

Página 31

Aprendiendo a cuidarnos

Página 32

Desde la experiencia: Tus historias

Página 35

¿Es la salud mental de Chile la de un país desarrollado?

Página 37

La salud mental del estudiante de medicina

Página 39

Psicoterapia ¿Que necesitamos?

Página 41

Adicciones

Página 44

Plataforma psicoeducativa sobre bipolaridad

SECCIÓN 2

Hablemos de IFMSA..

Página 46

Convocatoria de intercambios IFMSA-Chile

Página 47

Consciencia a través de IFMSA

Página 50

Discapacidad ¿Deficiencia o barrera?

Página 53

I° Congreso SCORA

Página 54

Prevención del suicidio en IFMSA UdeC

Página 56

Policy Document: Violación de los DDHH en el conflicto mapuche

Página 61

Equipo Editorial

Página 63

Contáctate con tu universidad, pide ayuda

P. 03 - ATLAS 03E°4


¿Qué es IFMSA?

L

a Federación Internacional de asociaciones de estudiantes de medicina (IFMSA) fue fundada en 1951 en Dinamarca.

IFMSA busca unir a los estudiantes por la salud global y crear líderes que sean agentes de cambio tonto locales como globales. IFMSA está presente en más de 120 países en el mundo, representando a más de 1.2 millones de estudiantes de medicina.

Fotografía: Erik Holst, co-fundador de IFMSA y su primer presidente. “The impossible we do tomorrow, miracles may take a little longer” (Lo imposible lo hacemos mañana, los milagros quizás tomen más tiempo).

IFMSA-Chile fue oficialmente reconocido como miembro de IFMSA en marzo del año 2003, durante la Asamblea Mundial de la federación. Tenemos una directiva nacional que dirige la federación junto a 7 directores nacionales, los cuales dirigen los distintos comités permanentes; Salud pública (SCOPH), Salud reproductiva incluyendo VIH/SIDA (SCORA), Educación médica (SCOME), Derechos humanos y paz (SCORP), 2 directores de Intercambios clínicos (SCOPE) e Intercambios de investigación (SCORE). Localmente, IFMSA-Chile está presente en 31 universidades del país. Cada universidad tiene su propio Organización Local, que funciona con independencia para hacer sus proyectos por lo cual cada una posee su propia directiva y sus propios 6 comités locales.

Esta es una publicación de la Federación Internacional de Asociaciones de Estudiantes de Medicina - Chile, conocida también como IFMSA-Chile Domicilio: Esmeralda 678, Santiago, Región Metropolitana, Chile. www.ifmsa.cl

P.04 04 - ATLAS E°4


ED

ITO

Matías Yáñez SecGen - IFMSA-Chile U. Diego Portales secgen@ifmsa.cl

T

engo una pequeña historia que contar con respecto a la cuarta edición de ATLAS.

Cuando inicié en enero mis planes para la revista de IFMSA-Chile (Aún sin nombre, aún sin equipo editorial) no sabía que quería realmente lograr con ella. Fue un proyecto intentado previamente por otras personas en IFMSA-Chile. Ningún intento previo perduró en el tiempo y no existía una base sólida para empezar. Fue en ese contexto que decidí que quería que la revista de IFMSA creara consciencia de temas importantes en salud, que fuera al mismo tiempo creada por los médicos y por los pacientes. Necesitamos ambas visiones para mejorar la salud, de eso no hay duda. Y mi primera idea fue salud mental. Fue el primer tema que quise abarcar. Sin embargo, me di cuenta que no tenía un proyecto sólido bajo el cual trabajar. Lo primero que hice fue solicitar artículos para la primera edición a todos y todas mis conocidas, estudiantes de medicina que comparten conmigo las tareas de IFMSA- Cuando me di cuenta que no podía hacerlo solo, reuní un Equipo Editorial.

RIA

L

Antes de saber que artículos reunir para “Una fotografía de la salud en Chile”, la primera edición, sabía que la edición que necesitaba crear era la edición de salud mental. Dado a que Octubre es el mes de la salud mental, decidí que podía esperar, producir 3 ediciones y luego lanzarme a lo que soñé (y luego soñamos con el equipo editorial). Atlas es finalmente todo lo que pude haber esperado de la revista que imaginé en mi mente. Claro, tenemos mucho que aprender de diseño, no somos los indicados para producir este tipo de material. Pero sí somos los indicados para escribir sobre salud mental, tanto como paciente (Y la revista está llena de historias personales) como estudiantes de la salud que buscamos un cambio en la sociedad. Los animo a seguir buscando; a inspirarse con los artículos que aquí existen; a aprender siempre màs, porque la revista está plagada de experiencias, de consciencia, de cariño. Los invito a leer “De la mente a la salud”

Matías Yáñez Valdivia Editor General Revista “ATLAS” P. 05 - ATLAS 05E°4


P. 06 - ATLAS E°4


Anorexia Nerviosa: Abriéndose Paso

Anónimo

Anónimo

S

oy una sobreviviente. Porque así lo decidí. Pero estoy segura de que mi historia hubiese sido muy distinta de no ser por un increíble equipo de profesionales, por una familia que batalló incansablemente y por amigos que se negaron a dejarme morir. Fue un entorno privilegiado. La primera vez que recuerdo haber pensado en “gorda” o “flaca” fue a los 8 años. La primera vez en que realmente me importó, 12. Cuando detonó mí enfermedad, 15. Septiembre del 2012. Recuerdo el momento exacto en que supe que iba a hacer lo imposible y que no me iba a rendir, hasta ser flaca. Tengo fuerza de voluntad y cuando me propongo algo, lo logro, cueste lo que cueste. Empecé a comer menos y a hacer mucho más ejercicio. Cada vez comer un poco menos, correr un poco más. Entre septiembre y diciembre bajé 8 kilos. Genial, iba bien encaminada. El mes siguiente bajé 3 más. Ese diciembre, mis amigas se enfrentaron a mí y me hicieron saber que el asunto ya había llegado demasiado lejos: habían hablado con mis papás porque estaban preocupadas. Ellos ya venían hace mucho tiempo diciéndome que estaba comiendo muy poco y que algo andaba mal, pero yo los tranquilizaba y les decía que estaba todo bien, que no exageraran. Para mí era normal desayunar un yoghurt light, almorzar menos de 100 gramos de lechuga y cenar lo mismo.

Me diagnosticaron Anorexia Nerviosa y Depresión en diciembre, un diagnóstico absolutamente exagerado según mi parecer, en ese momento. En febrero pesaba 46 kgs y medía 1,65 m. Nunca había estado tan flaca en mi vida. Aunque era profundamente infeliz, saber que era la más flaca de todos a mi alrededor se sentía como un triunfo, casi como felicidad. Era una sensación embriagadora, adictiva, como si de una droga se tratase. Quería menos kilos, más comentarios aludiendo a lo flaca que estaba. Sin embargo, entre febrero y marzo del 2013 algo cambió en mí, y comencé a poner de mi parte para sanarme. De a poco, haciendo un esfuerzo inimaginable por comer. Lejos lo que más influyó en mi decisión fue ver cómo estaba destruyendo y arrastrando conmigo a cada integrante de mi familia, escuchar por primera vez en mi vida gritos y llantos desesperados, llenos de angustia de mi papá diciéndome que ya no sabía qué hacer porque no quería dejarme morir, pero yo estaba empecinada en matarme, ver cómo mi mamá se destruía por dentro intentando apoyarme y quererme en el momento en que más lo necesitaba , mientras yo lo único que hacía era pelear con ella por obligarme a comer. Ver cómo mi perro se paseaba a mí alrededor y me miraba con lástima, sin saber por qué ya no jugaba con él, y lo único que hacía era pensar y llorar. Yo ya no quería vivir. P. 07 - ATLAS E°4


No le veía el sentido a nada y el concepto “felicidad” no tenía absolutamente ningún significado en mi mente. Me sentía como un fantasma, flotando. Ya nada me importaba, sólo el sufrimiento de los que me rodeaban significaba algo para mí. Pero la necesidad de seguir compitiendo, de seguir matándome, era más grande. Infinitas veces quise morir, rendirme, dejar de luchar. En un principio accedí a intentar mejorar por ellos. Me costó infinitamente, pero gracias a la vida tengo una familia maravillosa a la que amo demasiado como para destruir. A la que amaba más que a mí misma. Eso me salvó. Eso me impulsó a luchar y a superar a mi mente. En el proceso quise rendirme, llegar hasta el final, morirme de esto. Detesté a todos aquellos que habían hecho algo por ayudarme y maldije que mi red de apoyo fuese tan sólida. Pero algo en mí me obligó a seguir luchando, a ver qué me deparaba el futuro, si lograba sanarme… Lo logré, en tiempo record.

Sé que tengo un gran camino por delante. Porque, aunque oficialmente estoy recuperada, lo complejo de la anorexia nerviosa es que es una enfermedad que te acompaña de por vida. Es una cicatriz mental que se vuelve compañera de pensamientos. Y es un gran desafío aprender a vivir con ella, a aceptarla y a manejarla para que nunca vuelva a apoderarse de tu vida. Todavía hay días, e incluso semanas enteras, en que no puedo ver mi cuerpo en el espejo, porque me da vergüenza mirarme. Aún hay momentos, cada vez más lejanos, en los que ansío volver a ser tan flaca y en los que la idea de dejar de comer asalta mi mente. La diferencia está en que hoy, mis otros pensamientos, y la certeza de que quiero estar sana, son más fuertes. Hoy le encuentro un sentido a la vida, y soy infinitamente feliz por tener cada día la oportunidad de vivirla. La Anorexia Nerviosa es una enfermedad al igual que cualquier otra. Ninguna persona elige tenerla ni morir a causa de ella.

“...Yo nunca pensé que me iba a enfermar. Veía las enfermedades mentales como algo muy lejano e indiferente a mí...” A principios del segundo semestre del 2015 me dieron de alta. Hasta finales de ese año me sentía culpable de haberme mejorado tan rápido. Hoy, me siento orgullosa. Pero más que orgullosa, me siento infinitamente agradecida de todos los que fueron fundamentales en el proceso y de tener la fortuna de pertenecer a la minoría del país que puede lidiar con una enfermedad como esta sin quedar en la quiebra.

P. 08 - ATLAS E°4

Existen factores psicológicos y biológicos que predisponen a un individuo a enfermar, y es un trastorno que no discrimina: se da en hombres y mujeres de todas las edades, concentrado en los jóvenes. Yo nunca pensé que me iba a enfermar. Veía las enfermedades mentales como algo muy lejano e indiferente a mí. Y aunque sí decidí adelgazar, en ningún momento quise tener Anorexia Nerviosa.


Según cifras del Colegio Médico, al año 2011 en Chile 500.000 jóvenes entre 14 y 30 años de edad sufrían Anorexia o/y Bulimia, con un 20% de letalidad. Al absorber al grupo familiar por completo, se estima que serían al menos 2.000.000 de personas afectadas en nuestro país. La última del MINSAL data del 2007, donde se indica que desde el año 2005 al 2007 los trastornos alimenticios habían aumentado en un 97% en el rango etario de 10 a 19 años. Si los trastornos alimenticios no se tratan a tiempo, se vuelven enfermedades crónicas. Según la OMS, de los pacientes que reciben tratamiento oportuno, el 12% se vuelve crónico a los 5 años, aumentando hasta el 15% en diez años. La detección y tratamiento oportuno son imprescindibles, de tal manera que un 60% de los pacientes se recupera satisfactoriamente si es tratado en los inicios de su trastorno. El tratamiento de estas enfermedades no es cubierto por ningún plan de salud, ni público, ni privado. Su costo (sólo por paciente afectado y estable) asciende a $1.000.00 mensuales, sin considerar medicamentos ni exámenes; cifra que aumenta al considerar que cada uno de los integrantes de la familia tiene que realizar terapias individuales. Asimismo, cuando el enfermo entra en crisis, internarlo, puede llegar a costar $15.000.000 pesos, generando un desastre económico en prácticamente cualquier familia chilena. Al año 2017, es inaceptable que las últimas cifras tengan 10 años de antigüedad, sobre todo considerando que en esa fecha se constató un aumento explosivo y alarmante en el número de afectados, que es un problema de Salud Pública a nivel mundial y que afecta a la población con mayor proyección y productividad futura del país.

Llama muchísimo la atención que aún no existan políticas públicas claras con respecto al tema, y que no exista ninguna cobertura en ningún plan de salud. La realidad al día de hoy, es que si te enfermas y no tienes la suerte que tuve yo de poder costear el tratamiento y de tener un círculo que se dé cuenta a tiempo, tienes muy pocas probabilidades de recuperarte e incluso, de sobrevivir. Urge generar instancias para que se realicen estudios nuevos, y se incluyan estas enfermedades en los programas de salud, sobre todo públicos. Urge educar a la población e implementar programas en las escuelas y colegios que permitan detectar precozmente estos trastornos. Urge hacerse cargo. Niños y adolescentes sanos y capaces se están enfrentando a una enfermedad devastadora, que no tendría por qué definirles y coartarles su futuro. Pero son chilenos, y en Chile, el Estado y la Salud se olvidaron de ellos. Referencias: 1.

2.

3.

http://www.emol.com/noticias/Tendenci as/2016/04/15/797863/Pesa-tu-vida-La-g ran-deuda-que-tiene-Chile-con-quienessufren-trastornos-alimenticios.html http://www.senado.cl/solicitan-implemen tar-programas-de-salud-para-los-trastorn os-patologicos-de-alimentacion/prontus _senado/2011-03-08/195400.html http://opinion.cooperativa.cl/opinion/sal ud/anorexia-y-bulimia-enfermedades-qu e-proliferan-en-chile/2016-04-27/170523 .html

P. 09 - ATLAS E°4


Salud mental: Parte de la salud, parte de la formación médica José Espino SCORP - Regional Assistant Universidad de Panamá jose.espino08@hotmail.com

S

egún la OMS, la salud mental es un estado de bienestar en el que la persona realiza sus capacidades y es

capaz de hacer frente al estrés normal de la vida, de trabajar de forma productiva y fructífera, y de contribuir a su comunidad. Al ser una parte fundamental en la vida de las personas, es el personal de salud el encargado de velar por su equilibrio a lo largo del desarrollo de toda la vida. Pero desgraciadamente, el hablar sobre salud mental se ha transformado en un completo tabú, debido a que para muchos, es algo intangible y carente de objetividad. Todo ser humano está envuelto en emociones, sentimientos y pensamientos, y es eso mismo lo que hace lábil y vulnerable su equilibrio, aumentando las posibilidades de padecer algún trastorno mental. Tanto así, que se estima que alrededor del 20% de los niños y adolescentes de todo el mundo padecen trastornos mentales y que 800.000 personas cometen suicidio al año. Ni los mismos estudiantes de medicina escapamos de dicha realidad.

P. 10 - ATLAS E°4

José Espino, estudiante de medicina en Panamá, y miembro del Team Internacional de IFMSA en América, conversa con ATLAS sobre salud mental

De hecho, somos uno de los principales grupos en riesgo de presentar ideación suicida o incluso de llevarlo a cabo. Según el Journal of American Medical Association, un cuarto de los estudiantes de las escuelas de medicina reportan síntomas depresivos o depresión, mientras que uno de cada diez experimenta pensamientos suicidas. Al observar estas cifras, uno podría llegar a la conclusión de que la salud mental efectivamente posee una gran importancia y resulta un componente primordial de la salud de todo ser humano. Sin embargo, no es abordada como tal en nuestra sociedad ni dentro de la enseñanza de la medicina, y es precisamente este hecho el que buscamos cambiar. Es lamentable observar cómo se hace caso omiso al abordaje de la salud mental en la misma relación médica-paciente, donde muchas veces se ignora el hecho de que todo ser humano está expuesto a una gran cantidad de situaciones de riesgo que lo puedan llevar a padecer alguna alteración de su estado mental, sin importar lo mínima que sea.


“...Es momento de volcar nuestros esfuerzos a crear un sentido de humanidad en todos y cada uno de los estudiantes de medicina...”

Resulta cotidiano ver cómo se estigmatizan los desórdenes mentales en la sociedad en general, marginando y privando de atención y apoyo de familiares y amigos a algunas personas que padecen de ellos, o bien, ver cómo en algunos sectores del planeta, las personas con trastornos mentales son abandonadas semidesnudas o vestidas con harapos en las afueras de la ciudad o aldea, siendo atadas, golpeadas e incluso, dejándolas sin comida ni agua. Es por todas estas razonas que urge cambiar la idea que se tiene de salud mental, y una de las mejores formas para lograrlo es abarcar el tema con rigor dentro de la misma formación de los estudiantes de medicina. Ver a los pacientes ya no como una patología aislada sino como un ser humano integral o dejar de lado el uso de etiquetas en el ejercicio médico tales como “el loco”, “el dramático”, “el psiquiátrico”, son algunas simples medidas que pueden llevar a ese cambio.

Estas etiquetas hacia las enfermedades mentales son precisamente las que establecen una gran barrera en la lucha para la prevención y tratamiento de ellas, y una de las principales maneras de prevenir estos trastornos es hablando al respecto y haciendo que las personas se sientan comprendidas.

Es momento de volcar nuestros esfuerzos a crear un sentido de humanidad en todos y cada uno de los estudiantes de medicina, pues es necesario cambiar la percepción que se tiene acerca de la salud mental, abordarla sin tabú, defenderla con devoción, tratar a los pacientes con vocación y ser la voz en la sociedad que ayude a entender que la salud mental es un tema de todos.

P. 11 - ATLAS E°4


Nunca hemos sido inmunes: La depresión también nos afecta

D

esde antes que entremos a la carrera de Medicina, ya tenemos más o menos una idea de cómo resultará esta. Sabemos que serán muchos años de arduo trabajo y estudio, noches en vela o durmiendo poco, alimentándonos de mala manera y teniendo cada vez menos tiempo para compartir con nuestros familiares y amigos. Conocemos el gran sacrificio que requiere, pero lo aceptamos, pues a fin de cuentas, es parte de lo que conlleva convertirse en médico. Así, tenemos asumido que lo más probable es que subamos un par de kilos durante la universidad o que andaremos mucho más cansados que de costumbre, pero ¿Qué tan conscientes somos de cómo puede verse afectada nuestra salud mental? ¿Qué sucede con todos nuestros compañeros y futuros colegas que han llegado a presentar casos severos de estrés y depresión? ¿Y con aquellos que han cometido suicidio? Porque asumámoslo, nunca hemos sido inmunes; la depresión también es algo que está presente entre nosotros, y como futuros profesionales de la salud, tenemos el deber ético y moral de combatirla. En el informe “La salud mental en el mundo” de la Organización Mundial de la Salud (OMS), se describe la salud mental como: “Un estado de bienestar en el cual el individuo se da cuenta de sus propias aptitudes, puede afrontar las presiones normales de la vida,

P. 12 - ATLAS E°4

Natalia Guzmán U. Andrés Bello - Viña del mar natalia.guzman28@gmail.com puede trabajar productiva y fructíferamente y es capaz de hacer una contribución a su comunidad”. Se estimó en el mismo Informe, que para el año 2001 existían aproximadamente 450 millones de personas en el mundo que padecían trastornos mentales, neurológicos o problemas psicosociales como los relacionados con el abuso de alcohol y otras sustancias psicoactivas (1). Entre estos trastornos, la depresión es la que se presenta con mayor frecuencia. Un trastorno mental que se caracteriza por una tristeza persistente, acompañada de sentimientos de culpabilidad y la pérdida de placer al momento de realizar actividades que antes resultaban gratificantes. Ocupa uno de los primeros lugares como motivo de consulta en los servicios de psiquiatría (2) y se le considera como la epidemia del siglo XXI, puesto que afecta a más de 300 millones de personas en el mundo, pudiendo llegar a ser un problema grave si su duración se alarga.


Es más, según la OMS, en Chile 1 de cada 5 chilenos sufre esta enfermedad. Desgraciadamente, a pesar de que las cifras son preocupantes, la depresión sigue siendo estigmatizada, considerada erróneamente como un sentimiento pasajero y sin otorgarle la importancia que realmente merece. Concretamente, los estudiantes de medicina son uno de los grupos más vulnerables para presentar problemas de salud mental. Esto se debe a diversas razones entre las que destacan el alto rendimiento que se les exige tanto al ingresar a la carrera (buenas calificaciones y alto puntaje en las pruebas de ingreso) como durante el transcurso de ella, el grado de competitividad establecido, la falta de actividades de ocio y recreación, u otros factores relacionados con la profesión médica en general, tales como los conflictos éticos o la exposición a la muerte y al sufrimiento del ser humano (3). Todas estas causantes no sólo constituyen una gran fuente de estrés para el estudiante, sino que también se ha visto que pueden tener numerosas repercusiones en la práctica médica, reflejándose en una mayor posibilidad de peor calidad de atención al paciente, aumento de errores médicos, etc., o incluso llevar a una ideación suicida (4). La prevalencia de síntomas de trastornos mentales y el riesgo de cometer suicidio entre los estudiantes de medicina es mayor que lo encontrado en la población general. (5)

Situación en Chile En el año 2010, la Pontificia Universidad Católica de Chile llevó a cabo un estudio sobre la prevalencia de ansiedad y depresión entre los estudiantes de medicina de dicha casa de estudios. Para ello se midieron variables psicosociales, y se aplicó el Test de Goldberg (GHQ) de 12 ítemes y el Inventario de Beck de depresión (BDI) de 21 ítemes. Los resultados arrojaron que un 39% presentó GHQ positivo y 25% tuvo BDI positivo. La presencia de síntomas emocionales se asoció positivamente con el sexo femenino y con presencia de acontecimientos personales recientes. 12% de los estudiantes se encontraba en tratamiento profesional, pero sólo un 47,2% de quienes tenían BDI positivo estaban tratándose (6).

Deber del futuro médico Si bien todos sabemos que la educación superior conlleva grandes cambios y una gran cantidad de estrés académico, es necesario tener en cuenta que no todas las personas —por diversos motivos— pueden afrontar la situación de la misma manera. Muchos de los estudiantes de medicina al verse expuestos a presiones y demandas académicas, presentan repercusiones en su rendimiento, salud física y bienestar psicosocial, lo que los conduce a un abuso de alcohol y drogas, dificultades en las relaciones interpersonales, depresión y ansiedad o incluso al suicidio (7).

“...Somos nosotros mismos quienes tenemos el deber de educar sobre la depresión y eliminar así todo estigma que la rodea...” P. 13 - ATLAS E°4


Es por eso que como futuros profesionales de la salud, somos nosotros mismos quienes tenemos el deber de educar sobre la depresión y eliminar así todo estigma que la rodea. Dejar en claro que no es “normal” ni mucho menos “aceptable” presentar un trastorno de estas características y ver así repercutida nuestra salud mental, pero que también nadie es inmune a ella, y cualquiera podría padecerla. Tener en cuenta que la depresión es una enfermedad, y que como tal, es diagnosticable y tratable por un profesional capacitado, y por sobre todas las cosas, que no por ser de índole psicológica va a tener menos peso que alguna patología física. Si alguno de nuestros compañeros tiene depresión, acompañemoslo. Hagámosle saber que tiene nuestro apoyo, que puede contar con nosotros. No minimicemos nunca más esta enfermedad. En este mes de la salud mental, dejemos los tabúes; hablemos de depresión.

P. 14 - ATLAS E°4

Referencias 1. OMS. Informe sobre salud mental en el mundo 2001. Francia: OMS; 2001. 2. Weissman, M.M.; “Recent advances in depression across the generations”; Epidemiol Psichiatr Soc; 2006; Vol 15; 16-19 3. Dyrbye LN, Thomas MR, Shanafelt TD. Medical student distress: causes, consequences, and proposed solutions. Mayo Clin Proc. 2005;80(12):1613- 22. 4. Blancafort X, Masachs E, Valero S, Arteman A. Estudio sobre la salud de los residentes de Cataluña. Fundación Galatea. 2009; 5. Schernhammer ES, Colditz GA. Suicide rates among physicians: a quantitative and gender assessment (meta-analysis). Am J Psychiatry. 2004;161(12):2295-302. 6. Santander J., Romero M.I., Hitschfeld M.J. y Zamora V. (2010). Prevalencia de ansiedad y depresión entre los estudiantes de medicina de la Pontificia Universidad Católica de Chile. Sociedad de Neurología, Psiquiatría y Neurocirugía. Versión On-line ISSN 0717-9227. 7. Shapiro S, Shapiro D, Schwartz G. Stress management in medical education: a review of the literature. In: Academic Medicine 2000; 75(7):748-59


A la Sombra de Ana y Mía Reflexión sobre un trastorno alimentario

¿

Conoces a alguien con un trastorno alimenticio? Las estadísticas lo dicen, es un hecho. Quizás no te has dado cuenta, quizás esa persona lo esconde muy bien, es posible que ni siquiera ella o él lo sepa, como también puede ser que nadie le tome el peso. Escribo esto con el claro objetivo de ayudar, aunque sea de una forma mínima, a derribar ciertos mitos que se encuentran en el imaginario colectivo sobre los desórdenes alimenticios. Mi motivación viene del peligro que representa la ignorancia sobre el tema, y de cómo esta desinformación me ha afectado y como lo sigue haciendo. Un desorden alimenticio o trastorno de la conducta alimentaria es una enfermedad, que se caracteriza por generar una considerable alteración en los hábitos alimentarios de una persona, causando una relación poco saludable con la comida en general, la cual es usualmente acompañada de una exacerbada importancia a su imagen corporal en la vida cotidiana. Hay muchos factores detrás del desarrollo de un trastorno alimentario; sociales, mentales, biológicos y genéticos. En algunos casos, hay eventos “gatillo” que desencadenan la aparición de la enfermedad. Los desórdenes alimentarios tienen una alta comorbilidad con otras enfermedades mentales como la depresión, la ansiedad, u otros trastornos de la personalidad. Y son estos trastornos de la alimentación las enfermedades mentales con mayor tasa de mortalidad.

Paula Murat LORA- Assistant UNAB Viña del Mar paula.murat@gmail.com Como podemos ver, la definición de trastorno alimentario es amplia, pero a pesar de esto, la imagen mental que se suele tener de una persona afectada es la de una adolescente, caprichosa, blanca, de clase social media-alta, muy delgada que empezó a hacer una dieta y se le fue de las manos. La verdad es que el espectro de los trastornos de la conducta alimentaria es mucho más amplio que eso, y no discrimina, es tan grande como la diversidad de los humanos. Personas de todos los géneros, colores, edades y clases sociales los sufren. A pesar de esto, las películas son protagonizadas por niñas lindas que sufren de anorexia y en general, no son capaces de representar la complejidad de un trastorno alimenticio. Es mucho más que dejar de comer. No le estoy quitando gravedad a la restricción de comidas, estoy diciendo que el sufrimiento de quien vive con un trastorno alimenticio afecta todas las áreas de su vida, y no sólo aquella. P. 15 - ATLAS E°4


No se trata sólo del plato lleno de comida que no se va a consumir, sino de todos los eventos sociales perdidos por no cumplir con ciertos estándares de belleza, las angustias antes de cada comida, las reuniones familiares que no se disfrutaron, el no poder concentrarse al estudiar, el vivir sin energía, el estrés puesto sobre los hombros de los seres amados preocupados, las mentiras que se vuelven cotidianas, el dolor de la comparación constante con otras personas. Pero sobretodo el vivir en pausa, vivir esperando a que el trastorno alimenticio cumpla sus promesas, para luego poder empezar a vivir de verdad.

Trastornos alimenticios como el trastorno por atracón, la ortorexia, OSFED (“otro desorden especificado de la alimentación o del comer” en inglés), la diabulimia, el desorden de la rumia y todos los subtipos de anorexia y bulimia que son poco conocidos, incluso, muchas veces, por profesionales de la salud. Estos son los trastornos que viven a la sombra de Ana y Mía. A la sombra de la clásica imagen de la adolescente egoísta, que decidió voluntariamente, matarse de hambre. Cuando realmente nunca es una decisión. Esta situación no sólo hace invisible el padecimiento de muchos, sino que también el acceso a un tratamiento es muy difícil. Vivimos en un país en que la salud mental es una de las últimas prioridades, los centros de salud especializados en el tratamiento de trastornos alimenticios son muy pocos, privados y caros. Al parecer, la salud mental es un privilegio.

Todo esto se manifiesta en la forma de comer. En el prohibirse hacerlo, en el castigarse por hacerlo, en el hacerlo demasiado o en el no hacerlo. Pero estas manifestaciones son distintas en cada persona, y la desinformación sobre la diversidad de trastornos alimenticios hace que señales de alarma en muchas Como médicos es nuestra responsabilidad personas pasen inadvertidas. informarnos sobre estas enfermedades y El adulto que siempre se excede y pierde el tomarles el peso que les corresponde, para que control con la comida, no se cuida su diabetes y cuando nos encontremos con una persona esconde dulces en su casa. La universitaria que afectada seamos capaces de ver más allá, y come un poco demasiado saludable y parece reconocer la enfermedad potencialmente grave ser un ejemplo de salud. La tía que hace esas y mortal que está frente a nuestros ojos. dietas excesivas y vive disconforme con su Quiero finalizar haciendo un breve llamado a la cuerpo. El compañero de curso que está todo reflexión, sobre cómo los estándares el día en el gimnasio, cuenta todos los inalcanzables de los medios han influido en el macronutrientes y es un aparente ejemplo de enorme número de personas afectadas por fitness. Esa amiga que oscila perpetuamente estas enfermedades. Sobre cómo hacen que entre dietas restrictivas y períodos de tantas personas se sientan presionadas para atracones. El compañero que se provoca el cambiar su cuerpo, al punto de matarse de vómito después de cada comida, pero nadie lo hambre, vomitar, o realizar una dieta excesiva, imagina, porque es hombre. No son y que todo lo anterior parezca más razonable necesariamente delgados, incluso es posible que aceptar que todos los cuerpos son que aparenten ser ejemplos de buena salud y distintos y que finalmente, como personas, alimentación, pero quizás también estén somos muchísimo más que sólo una imagen. sufriendo. P. 16 - ATLAS E°4


Enfermedad de Alzheimer ¿Miedo patológico o miedo sentimental?

Creía que el cáncer era la peor enfermedad, esto fue antes de conocer el Alzheimer”.

Observamos un aumento exponencial en la incidencia de esta enfermedad, pero esto no es de sorpresa. Lo que en verdad sorprende es el miedo que genera el sufrir de Alzheimer, una enfermedad tan sumida en los prejuicios, que muchas veces opaca por completo al ser humano detrás del miedo y sufrimiento. Si nos atrevemos a echar un vistazo a la enfermedad desde una perspectiva neutra, vemos una demencia que se roba los recuerdos del paciente y a su vez destruye los sentimientos de los que quieren y lo cuidan. De esta forma, me pregunto y recibo el valor de preguntarles a ustedes, ¿Qué tal si echamos un vistazo a la enfermedad desde los zapatos del paciente, familiares o incluso desde los cuidadores? A través de este escrito los invito a abrir los ojos, amar y recordar. Empecemos por poner un poco a prueba la imaginación; Eres un pequeño niño de 3 años de edad y es una fecha muy especial, hoy estas cumpliendo tus tres años, observas a todos tus amigos, mamá, papá, abuela, y te quedas mirándolos, contemplando sus rostros de alegría, pensando en que nunca olvidarás ese mágico momento. Vive ese eterno recuerdo, que probablemente puedas conservar para siempre, pero tal vez no, tal vez el Alzheimer y el deterioro te lo arrebaten, así que disfrútalo y vívelo.

Daniel Ardila LOME en ASCEMCOL - Colombia danielardila76@gmail.com De un momento a otro abres los ojos y te das cuenta que tienes 8 años, sigues siendo un niño feliz, sin ningún tipo de miedo ni preocupación, entonces tus padres caen en cuenta que tienes la suficiente edad para saber y soportarlo, así que te cuentan: “Tu abuela sufre de la Enfermedad de Alzheimer”. Estás en shock, pero no lo logras entender, ni procesar muy bien, pues son términos muy avanzados para ti. Así que aunque conservas ese recuerdo, tu vida continua normalmente. Ahora imagina esto; tu abuela sufre de Alzheimer, una enfermedad muy compleja y emotiva, pero ante todas las adversidades, aquella persona que te prometió siempre estar ahí para ti, sigue ahí, enseñándote a no decir malas palabras, acompañándote a hacer todas tus tareas, en especial la de matemáticas, y todo esto es prueba de que cuando los recuerdos se esfuman, son los sentimientos más puros los que saldrán a relucir. P. 17 - ATLAS E°4


De repente te das cuenta, de que tu abuela sigue siendo y siempre será tu abuela. A los 13 años de edad te ataca ese miedo paranoico, esa sensación de que podrás llegar a sufrir de Alzheimer, así que por tu bien dejas de visitar a tu abuela… El miedo incrementa tanto que puedes imaginar a tu propia madre en la situación de la enfermedad, y seamos sinceros, esta situación asusta a cualquiera, pero esa será la magia y potencia que te impulsara a ser cada vez mejor, teniendo conocimiento de causa sobre la enfermedad llegas a entender que aunque los recuerdos ya no existan, irás experimentando sentimientos increíbles, días de lucidez, momentos en los cuales verás toda la expresión de lo que es tu abuela, aun suprimida por la enfermedad se conservan sus facciones, su alegría al poner música o de mostrarle piezas de arte, ver sus ojos amorosos cuando entras por la puerta para ir a visitarla, y una vez más entenderás, que aún es tu abuela y siempre lo será.

Abuela y nieto, Fiesta de cumpleaños-tres años. Foto aportada por Daniel Ardila Botero.

Como futuros médicos del mundo, el entender que la enfermedad no es el final de la persona, sino que puede llegar a ser algo de lo más complejo, pues no nos lo enseñan en la universidad, es algo que muchas veces debemos vivir, pero una vez más les pregunto; ¿Qué tal si echamos un vistazo a la enfermedad desde los zapatos del paciente, familiares o incluso desde los cuidadores? Ponte en los zapatos de tu paciente, vive y siente como él lo debe estar haciendo, cosas tan sencillas que te llevarán a cumplir grandes cosas, como lo es trabajar por la calidad de vida de aquellas personas cuya memoria está fallando. Los recuerdos, en mi humilde opinión, lo más bello del ser humano, son puertas de salida o entrada, según se quiera ver, un recuerdo nos puede hacer sentir como si fuese realidad, un paraíso inexistente, cuando se colecciona un recuerdo, se colecciona toda una vida detrás y miles de sentimientos generados, haciéndonos desear volver y repetirlo cien y una vez, todo con tal de volver al lugar en donde solíamos ser felices, y así, encontrar lo que perdimos aquel día…

“Mirada profunda, mirada de amor”. Foto aportada por Daniel Ardila B.

P. 18 - ATLAS E°4


Vive, siente, ama, y sobretodo recuerda. Recuerda por aquellos que ya no lo pueden hacer, teniendo presente en tu memoria que aun cuando la enfermedad ataque, esta nunca será capaz de destruir por completo una persona, pues cuando se vea más en lo profundo y agobiante, será este el momento donde puedas sentir a la persona, a tu familiar,

sentirlo como si nunca se hubiera ido, porque en verdad nunca lo hizo, siempre estuvo y estará presente en tus sentimientos. No te preocupes por olvidar, preocúpate por sentir, amar y sentirte amado, porque esto nunca podrá ser borrado de tu ser.

“...Aunque

no me recuerdes, yo te recuerdo. Aunque me ames sin saber quién soy, yo te amaré sabiendo quién eres. Porque aunque tus recuerdos se esfumarán de tu ser, siempre estarán presentes en mis sentimientos

...”

Abuela y nieto, amor por una eternidad. Foto aportada por Daniel Ardila B.

P. 19 - ATLAS E°4


Los Estigmas Sociales de las Enfermedades Mentales

E

stigma proviene del latín y griego; significa marca hecha en la piel con un hierro candente. Cierto es que

aquellos que padecen de trastornos mentales, son duramente juzgados por quienes los rodean e incluso por sí mismos. Por lejos, el peor enemigo para los que tienen este tipo de enfermedades es la estigmatización; solamente ayuda a generar aislamiento y vergüenza. El gran enemigo que la genera: la desinformación. No cabe duda de que es difícil comprender a aquellos que padecen alguna enfermedad psíquica, ya que sólo recientemente se les ha abarcado de manera seria y metodológica. La estigmatización de estas patologías se remonta a épocas antiguas. Durante la Edad Media, por ejemplo, quienes padecían de enfermedades mentales eran considerados poseídos. Por otro lado, más cercano a nuestra época, en el siglo XIX, se crearon miles de manicomios, donde los pacientes a modo de “tratamiento” eran torturados, incluso en el siglo XX se conocía tan poco acerca del tema, que entre las décadas de los 50 y 60, se practicaron numerosas lobotomías, para “corregir” estas afecciones. Ahora bien, es cierto que se ha logrado un avance en el entendimiento y tratamiento de los trastornos mentales, pero también es innegable que están, por lejos, muy atrasados respecto al resto de la medicina.

P. 20 - ATLAS E°4

Valentina Herrera U. de los Andes vherrera@miuandes.cl Dentro de los muchos tipos de estigmatización existentes, se han logrado clasificar cuatro ejes principales, en torno a los cuales se desarrolla: el autoestigma, el estigma familiar, el social o público y el institucional. El autoestigma o internalización es la manifestación más grave de la estigmatización en pacientes con trastornos mentales. Es uno de los resultados del prejuicio generado hacia las personas con este tipo de enfermedad y logra que el mismo sujeto lo internalice. La discriminación y desvalorización genera en ellos una disminución en calidad de vida, autoestima y autoeficacia, que se traduce en un agravamiento de los síntomas. En el caso de los familiares cercanos, la estigmatización también produce un empobrecimiento de su calidad de vida, relacionado a trastornos de sueño y alteración en las relaciones interpersonales.


Más aún, es frecuente que los familiares desarrollen niveles parecidos de aislamiento y Los medios masivos llevan a exclusión social, que el mismo paciente. Por otro lado, es habitual que los mismos familiares cabo la caricaturización de los sean fuente de prejuicio y discriminación hacia trastornos mentales, generando el ellos.

“...

concepto de “locos” Institucionalmente, se ha desarrollado una actitud más positiva, pero de todas formas con roles paternalistas por parte de los profesionales de la salud, al igual que malos pronósticos. En el caso específico de estudiantes de esta área, se ha investigado que, si bien la extensa mayoría es capaz de acertar en el diagnóstico de la enfermedad, un gran porcentaje es propenso a emitir juicios de valor con respecto a la agresividad de los pacientes y al miedo que sienten al entrevistarlos. Esto se explica por la falta de entendimiento y relación con la historia del paciente. Es importante destacar lo tabú que son estas enfermedades. Esto se refleja al momento en que la personas que la padece decide no buscar ayuda por miedo a ser juzgado o a no ser escuchado, o bien, a percibir la ayuda que es brindada por otros como insuficiente. Finalmente, la desinformación genera un ciclo del que nadie sale beneficiado, y provoca un aumento significativo en las cifras de estas. Los índices de depresión, por ejemplo, han aumentado tanto (18% entre 2005 y 2015) que, este año, la OMS inició una campaña llamada “depresión: hablemos”, en búsqueda de una mejor comprensión de la enfermedad y su tratamiento, por medio del fomento a la comunicación por parte de los que la padecen, así como los que conviven con ellos. Desde el punto de vista social, la estigmatización se genera por prejuicios y estereotipos hacia las enfermedades mentales.

...”

La explicación para esto es, por un lado, la falta de preocupación y esfuerzos de las instituciones privadas y públicas para combatir estas enfermedades. Por otro lado, los medios masivos de comunicación ejercen un rol esencial en la mala información sobre el tema. Tanto así que representarían el 90% de las fuentes de información sobre esta temática. La OMS ha insistido en la importancia de esta influencia mediática y la necesidad de que se generen campañas de sensibilización e información por parte de estos mismos medios. Los medios masivos llevan a cabo la caricaturización de los trastornos mentales, generando el concepto de “locos”, para englobar a estos pacientes y caracterizarlos como agresivos, menos competentes, antisociales y desadaptados. Lo anterior se traduce en reacciones de miedo y rechazo. Es así como todas estas variables sobre los trastornos mentales son, por lejos, el peor enemigo para su correcto tratamiento, prevención y cura. El listado de enfermedades mentales es bastante extenso, y cada tipo tiene diferentes prejuicios que giran en torno a ellas. No cabe duda de que es muy difícil abarcar a toda la población para informarla sobre cada mito y verdad en esta materia, pero sí es urgente que se empiece a discutir y a sensibilizar a la sociedad de modo general, para no juzgar e incluir a estas personas. De esta manera, mejorará significativamente su calidad de vida y manera de enfrentar su enfermedad. P. 21 - ATLAS E°4


Más de Referencias: 1. “Depresión: hablemos”. (2017). Recuperado dehttp://www.paho.org/chi/index.php?option =com_content&view=article&id=879:qdepresio n-hablemosq-dice-la-oms-mientras-la-depresionencabeza-la-lista-de-causas-de-enfermedad&Ite mid=1005 2. Fresán, et al. (2012). Actitudes de mujeres estudiantes de psicología hacia las personas con esquizofrenia: Relación con la percepción de agresividad y peligrosidad. Salud Mental, 35 (3). Recuperado de http://www.scielo.org.mx/scielo.php?script=sci_ arttext&pid=S0185-33252012000300005 3. Gilaberte, et al (2012). Actitud de los los alumnos de quinto de medicina hacia la salud mental. Educación Médica, 15 (4), 227-233. Recuperado de http://scielo.isciii.es/pdf/edu/v15n4/original3.pd f 3. Mascayano et al (2015). Estigma hacia los trastornos mentales: características e intervenciones. Salud Mental, 38 (1). Recuperado de http://www.scielo.org.mx/scielo.php?script=sci_ arttext&pid=S0185-33252015000100008 4. Millán, Rosa. (12, 04, 2012). El tratamiento de los Trastornos Mentales a través de la Historia. Recuperado de http://www.activament.org/es/2012/04/12/el-tra ctament-dels-trastorns-mentals-a-traves-de-la-hi storia/#sthash.QTcPo5QY.gtP1lfpE.dpbs 5. Muñoz, et al (2009). Estigma y Enfermedad Mental: Análisis del rechazo social que sufren las personas con enfermedad mental. Madrid:Editorial Complutense. 6. Stigma. (2017). Recuperado de http://www.etymonline.com/index.php?term=sti gma

P. 22 - ATLAS E°4

13 razones

U

n suicidio no es sólo es un momento donde se termina con la vida de forma definitiva, sino que es parte de un proceso largo que se inicia en conjunto con factores de riesgo y circunstancias de la vida que llevan primero por pensamientos, ideaciones y conductas, que se materializan en intentos suicidas. “El suicidio surge cuando la persona afectada siente que la vida es ya insoportable y que la muerte es la única vía de escape”. Echeburúa (2015), identifica 3 factores principales que influyen en el proceso: un componente emocional, uno cognitivo y uno conductual. Asimismo, es un fenómeno que no sólo afecta a quien lo hace, sino a quienes le rodean, quienes no pueden ser dejados/as de lado. A nivel mundial, anualmente se suicidan más de 800.000 personas, siendo la segunda causa de muerte en el grupo etáreo de 15-29 años el 2015, según la OMS. En Chile, se ha reportado una tasa de mortalidad por suicidio de 12.6 cada 100.000 habitantes. Si a esto le sumamos los resultados de otro estudio que pretende mostrar y desglosar la conducta suicida en: pensar en la muerte, deseos de morir, ideación suicida e intentos de suicidio. Se pudo observar que los grupos donde más se presentan estas conductas son personas con educación media o básica, bajos ingresos económicos, consumo de tabaco y sexo femenino, a pesar de que la consumación del suicidio es 3 veces mayor en hombres.


Así también, trastornos psiquiátricos tuvieron un mayor riesgo de presentar conductas suicidas, dentro de las que destacan la depresión, bipolaridad, dependencia de drogas y el trastorno psicótico. Siempre pueden haber eventos y procesos que favorezcan la ocurrencia de conductas suicidas, y no es sólo la depresión lo que lleva a estas conductas, a pesar que sea responsable del 80% de los suicidios, (sobre todo cuando no está siendo tratada y hay una fuerte desesperanza de por medio) sino que, como se mencionó: la dependencia de sustancias y los entornos hostiles o el ser parte de una minoría. Factores de riesgo que se pueden identificar están marcados de ambientes desfavorables para personas, sobretodo en grupos infrarrepresentados: etnias, la comunidad LGBT+, personas privadas de libertad, y migrantes; estos grupos se ven fuertemente reprimidos en la actualidad, teniendo que muchas veces vivir en ambientes hostiles con violencia que sistemáticamente va aumentando los índices de suicidio.

Pablo Prieto LPO - IFMSA U. de Chile pabloprieto@ug.uchile.cl Por otro lado, lo que puede llevar a conductas o a consumarlo, puede ser la impulsividad frente a algún evento desencadenante en alguien que no tiene las herramientas suficientes para poder afrontar las tensiones: como rupturas amorosas, problemas laborales y financieros, o malas noticias graves.Estos entornos lo favorecen si además hay factores de riesgo presentes que puedan predisponer o precipitar en conductas suicidas. Por ejemplo una impulsividad o inestabilidad emocional que lleve fácilmente a la frustración; el fácil acceso a métodos letales; el acoso o humillación constante; y la vulnerabilidad psicosocial, como el perder el status social, el abandono, las rupturas, sobretodo un aislamientos social. Siempre es importante mantener una fuerte atención sobre ciertas banderas rojas o signos de alarma que nos lleven a sospechar una posible conducta o consumación suicida. Una de las principales es el haber intentado quitarse la vida previamente, ya sea un intento frustrado u otro tipo de lesiones autoinfligidas que no tienen necesariamente la intención de quitarse la vida, sino que en muchos casos un llamado de atención y pedida de ayuda frente a una angustia desesperante, que no se puede ignorar.

P. 23 - ATLAS E°4


Hay que tener claro siempre que la tendencia suicida no viene de un día para otro y no Invisibilizar el depende de un solo factor, por lo que es necesario un trabajo multisectorial que incluya problema solo hará que salud, trabajo, justicia, educación y sobretodo los medios de comunicación, que es el área que más se masifique y se escape entra en la vida diaria de todos y todas nosotras, de las manos por lo que se requiere un trato cuidadoso con respecto al tema y una capacitación en el cómo tratarlo de forma responsable, considerando su Otra bandera roja importante es la expresión gran y extenso poder, incluso por sobre los del deseo suicida, más aún en personas con Estados. expresa desesperanza en la vida y frente a Hay que hablarlo, el invisibilizar el problema sólo ocurrencias familiares, sociales o emocionales hará que se masifique y se escape de las manos, que representan una carga emocional fuerte. tratando siempre la causa inicial de todo, por lo Por otro lado hay factores que pueden evitar la que el ayudar a empezar o mantener una terapia aparición o continuidad de las conductas de ser necesario, también es parte de nuestro rol suicidas, y que presentan una esperanza o forma como sociedad. Por último, es necesario el de salida de problemas con repercusión mantener en claro que “donde hay esperanza, psicosocial. Se puede observar que frente a hay vida”. estos factores de riesgo o predisponentes de gran carga emocional, hay personas que no Referencias expresan estas conductas, lo que se debe a una Silva, Daniel, Vicente, Benjamín, Saldivia, capacidad de resistencia asociada a la 1. Sandra, & Kohn, Robert. (2013). Conducta personalidad, el autoestima, flexibilidad suicida y trastornos psiquiátricos en Chile, cognitiva y herramientas útiles para afrontarlos. un estudio poblacional. Revista médica de De la misma forma, el entorno social funciona Chile, 141(10), 1275-1282. con un rol protector, por ejemplo el mantener Echeburúa, Enrique. (2015). Las múltiples redes de apoyo fuertes y ricas, integración social 2. caras del suicidio en la clínica psicológica. y el apoyo familiar, e incluso los animales Terapia psicológica, 33(2), 117-126. domésticos, que potencian el resistir eventos de Organización Mundial de la Salud. (2017). gran impacto y reducir las conductas suicidas. 3. Suicidio, nota descriptiva. Obtenido a En conjunto a todo esto, el mantener un control partir de y tratamiento médico o psicológico adecuado es http://www.who.int/mediacentre/factsheet un fuerte escudo y factor protector, que puede s/fs398. ser favorecido con el apoyo a seguir el tratamiento desde personas cercanas.

“...

...”

P. 24 - ATLAS E°4


Pornografía y sexualidad: ¿Qué es lo correcto?

C

uando se trata de búsquedas en Internet, sería el error más grande del mundo el no admitir que la

pornografía ocupa muchísimo espacio. Entre recetas de cocina, publicidades engañosas, y gatitos, la pornografía fácilmente ocupa cerca del 25% del tráfico de búsquedas en internet. Quizás exclames en voz alta: "¡Santos nachos con guacamole Batman!" ante esta cifra, pero ¿Es verdaderamente sorprendente?. El ser humano tiende a sentirse atraído a lo prohibido, a lo reprochado socialmente, a las cosas oscuras, a la magia negra e incluso a escuchar las palabras de una serpiente tentadora. Por lo tanto, es fácil explicar por qué la pornografía genera tal tráfico. Sin embargo, mi misión acá no es hablar glorias de la pornografía. Entre tantos otros temas que podría explorar, elegí este por ser uno de los más controversiales. La pornografía es una lengua en silencio, como la voz de una serpiente tentadora, que te susurra "Busca..." Seré esa persona que dice "Dumbledore muere en el 6to libro" al comenzar este artículo diciendo: la pornografía tiene aspectos cínicamente buenos y malos, pero socialmente son la mayoría malos. Incluso el vinito más dulce que puedes tomar va a tener alcohol, y ese alcohol va a producir daño en tu cuerpo (y si no es el alcohol, será el azúcar). Antes que dejen de leerme por decir que la pornografía es buena y mala, le daré estructura a esto e intentaré seguir un orden lógico al momento de presentar mis argumentos.

Gonzalo Barril U. de Concepción gbarril@udec.cl Los siguientes ejemplos están construidos cumpliendo esto: En un individuo con una educación sexual adecuada. Debemos asumir que la población chilena tiene mala educación sexual y no es posible determinar un único causante, pues hay una serie de factores que influyen: padres, colegio, credo, amigos, etc. Una sociedad que potencia a los varones a ser hipersexualizados porque o si no, son “niñitas” y, por supuesto, es un insulto, porque son “inferiores”; y a las mujeres a tener una sexualidad reservada sólo para su única pareja, porque si no son sueltas, “putas”, objetos sexuales del hombre. Es por esto que me refiero a un sujeto que recibe una educación sexual apropiada, que sabe distinguir lo bueno de lo malo, que no considera que existan diferencias de género o sexo (exceptuando las diferencias biológicas), que sabe lo que es el acto sexual y lo que involucra, que sabe lo que significa tener relaciones sin protección, y que reconoce que la pornografía es una actuación. P. 25 - ATLAS E°4


Destacaré este último punto, la pornografía es una actuación, mientras que el sexo y el acto sexual no lo son. Cine, televisión, media, archivos, como quieras llamarlo. Ya que es una actuación, es capaz de ilustrar las peores cosas del mundo, cosas buenas, e incluso valores se pueden reconocer. Por supuesto, es difícil que todos lo hagan, muchas de ellas tienen guiones que llegan a provocar risa de lo estúpidos que pueden ser, pero lo intentan, al menos para rellenar minutos.

La masturbación femenina prácticamente no existiría si no fuera por la pornografía. A lo largo de la historia, la masturbación femenina ha sido mal vista y mal tratada, inclusive, en el siglo XIX estaba permitido echarle ácido en el clítoris a una mujer sorprendida haciéndolo (200 años apenas nos separan de dichas prácticas); donde incluso hoy en día, sigue siendo un tema tabú. ¿Han escuchado a mujeres hablar libremente de masturbación, a diferencia de los hombres?.

“...La masturbación femenina prácticamente no existiría si no fuera por la ponografía ...” Lo bueno: ✓

La mayoría de los hombres se lo dicen entre ellos antes de 8vo básico, las mujeres lo descubren o lo hablan más en privado, muy pocas veces bajo guía de un adulto.

Puede enseñar nuevas cosas, además de hacer que el público considere abrirse a La pornografía alivia eso, permite a los nuevas experiencias. consumidores explorar (independiente del Puede incluso, proporcionar educación género o su sexualidad) y si es alguien con sexual en forma de videos educativos. (Doy educación, éste va a ser capaz de sacar el ejemplo de tutoriales que explican, por conclusiones positivas y reconocer cosas malas. ejemplo, cómo realizar sexo anal en forma Lo malo segura y a la vez placentera). Puede utilizarse para identificar y tratar x El principal tráfico proviene del sexo disfunciones sexuales: hay personas que masculino, los principales proveedores tienen muchas dificultades para alcanzar el también lo son. Es una industria orgasmo o eyacular, y la pornografía puede principalmente machista, donde el porno ser útil en casos como estos. en sí es machista. Es cosa de reflexionar en Avances en tecnología: créalo o no, gracias la cantidad de dinero que es capaz de a PornHub los videos en 360° han mover la industria de la pornografía, es una aumentado bastante. inversión frente a una alta demanda. Permite abrir una puerta al mundo de la x La mayoría de las escenas ilustran a la masturbación. mujer como un objeto sexual, que es premiado por gemir fuerte, ponerse húmeda, o prestar la cara para el pene del hombre.

P. 26 - ATLAS E°4


x

x

x

x

x x

x

No establece bien el público al que está dirigido: generalmente es el sexo masculino. Esto también se asocia a fallas en el control o regularización de la edad del consumidor. Consideran que la penetración equivale a sexo: la penetración es una mísera parte del acto sexual, y esto podría alterar el objeto sexual. Esto puede explicar por qué no siempre ambos individuos son capaces de llegar al orgasmo. Es una actuación: editada libremente. Esto muchas veces crea una falsa idea de cuánto dura la penetración; que puede extenderse más de 20 minutos cuando el promedio mundial es menor a 4 minutos. O, al mismo tiempo , no muestra bien las partes de “foreplay” o jugueteo previo. Generalmente no enseñan técnicas anticonceptivas o anti ITS: ¿Cuántas veces han visto videos donde hay condón?. En un sujeto sin educación sexual, puede afectar seriamente su desarrollo sexual. Puede desarrollar adicciones a pornografía en un sujeto susceptible. Esto es un tema importante que lamentablemente no se toca lo suficiente. Puede ser el culpable de verdaderas disfunciones sexuales, alteraciones en la sensibilidad, conducta hipersexuada, fatiga, desinterés, etc. Excesiva publicidad en las páginas que ofrecen material pornográfico, que muchas veces pueden contener virus, troyanos, u otras actividades maliciosas.

La pornografía es mala: desde su origen, su fundamento, su existencia, y su distribución. Sin embargo, todo lo que la pornografía conlleva no debe dejarnos ciegos para reconocer que tiene cosas buenas, y que a lo largo de la historia han existido avances en cuanto a ella. Por supuesto, todavía deja mucho que desear, y es muy difícil hacer cambios en la industria de la pornografía.

¿Qué puedes hacer tú? Informarte lo más posible de estos temas, es muy interesante investigar y ser capaz de reflexionar o formar conclusiones respecto a estos temas. Todo ser humano merece respeto, y en este tema, sobre todo las mujeres. Recibir y proporcionar buena educación sexual: no se trata de solamente educarse bien, sino de ofrecer esa educación al resto, sobre todo a los niños y adolescentes. No se trata de ocultar todas estas cosas, sino de reconocer que existen, y ser capaz de extender líneas sobre lo normal y lo desquiciado, lo bueno y lo malo. No reproches a otra persona por el consumo de pornografía, edúcalo(a) y guíalo(a) por un mejor camino, uno sin ofender a otras personas, un camino donde no existan mentes perversas, mentes que quieren hacer daño. Un camino mejor para ti, y para quienes te rodean.

Referencias: ● Adicción a la pornografía: https://www.nofap.com/porn-addiction/ ● The Sex God Project: http://sexgodproject.com/ ● How much of all internet traffic is pornography?: https://www.quora.com/How-much-of-all-int ernet-traffic-is-pornography ● Porn/Sex addiction & Sexual disfunctions: https://www.yourbrainonporn.com/studies-r eported-relationships-between-porn-use-orporn-addictionsex-addiction-and-sexual ● Your Brain on Porn: https://www.yourbrainonporn.com/ ● TED: The Great Porn Experiment – Gary Wilson: https://www.youtube.com/watch?v=wSF82A wSDiU ● Skeptical of the Porn Skeptics – Marty Klein P. 27 - ATLAS E°4


La Salud Mental a Nivel de Atención Primaria en Salud Entrevista por Dominga García ( Universidad del Desarrollo)

L

a Dra. Mariana Seguel egresó el año 2016 de la Universidad del Desarrollo. Trabaja como docente

de Semiología en APS para los alumnos de 3er año y en el CESFAM El Roble, en La Pintana. Además, se desempeña como médico en el CESFAM Aníbal Ariztía, en Las Condes.

¿Cuáles son los motivos de consulta y diagnósticos más frecuentes? ¿Se logra dar solución a estos problemas a nivel de APS? Los diagnósticos más frecuentes son los trastornos del ánimo, incluyendo la depresión y los trastornos de ansiedad (principalmente trastornos de pánico). El motivo de consulta de estos pacientes no siempre es la baja de ánimo, sino que por lo general son pacientes polisintomáticos, con síntomas inespecíficos. En teoría estos problemas siempre se pueden solucionar a nivel de APS, ya que todo médico general debiera ser capaz de realizar un buen manejo, consejería y evaluación del paciente, con solicitud de exámenes, saber derivar e iniciar tratamiento farmacológico. Los fármacos necesarios están disponibles, habiendo una amplia gama de antidepresivos en la canasta básica de todos los centros de APS (Fluoxetina, Sertralina, Paroxetina, Venlafaxina y Citalopram).

P. 28 - ATLAS E°4

Además, en todos los centros hay un equipo de salud mental, con psicólogos, terapeutas y médicos. No obstante, si se logra dar solución o no a estos problemas, depende del mismo centro de salud. En algunos de ellos hay una real disponibilidad de estos recursos, tanto de fármacos como de profesionales, pero en otros, si bien estos recursos están presentes, no son suficientes para responder a las necesidades de la población que atienden. En los casos en que no se logra hacer un manejo en el establecimiento mismo, todos los consultorios están asociados a un COSAM, donde hay psiquiatras, y que también forman parte de la atención primaria.

¿Cómo funciona el ingreso y seguimiento de uno de estos pacientes a un programa de salud mental en APS? El ingreso se da cuando algún médico tiene la sospecha de alguna patología del área de salud mental. El paciente ingresa al programa de salud mental del consultorio. Esto implica a veces consultas con médico con la frecuencia que el paciente necesite (en algunos cada 6-12 meses, en otros más descompensados, una vez a la semana). En cuanto al seguimiento en general, al menos como lo observo en mi lugar de trabajo, no es tan estricto como se esperaría que lo fuese.


Los pacientes no siguen sus controles como deberían, a diferencia de como lo hacen con otras patologías tales como hipertensión o diabetes. En mi opinión, esto pasa en gran parte porque los médicos le dan poca importancia a la salud mental y lo único que hacen es repetir la receta que traen los pacientes, sin preguntar por su evolución. También ocurre que los pacientes vienen sólo a pedir sus medicamentos, de forma que muchas veces aprovechan su hora de control de salud mental para hablar de otras morbilidades.

¿Cómo es la disponibilidad de recursos a nivel de APS para tratar a estos pacientes? En La Pintana si bien la canasta básica es la misma que otras partes, los recursos no están siempre disponibles y el stock no es suficiente. La Fluoxetina y Sertralina obviamente están siempre disponibles, pero si uno quiere pasar a uno un poco más avanzado como Venlafaxina o Citalopram, probablemente al ser más caros, su disponibilidad se ve disminuida.

Por otro lado, la población atendida en La Pintana es muy grande y no hay suficientes profesionales para poder abarcarla en su totalidad, por lo que conseguir hora es más difícil. En Las Condes, la población está más sectorizada y hay más profesionales para la población. Las horas a psicólogos en general se demoran un mes. En este consultorio se trabaja más por sectores, habiendo mucha más cercanía entre los profesionales, por lo que si yo detecto algo que necesita ser evaluado prontamente puedo hablar en la reunión con el resto de los profesionales para lograr agendarlos pronto, incluso a los 2-3 días o una semana después. Los medicamentos también están mucho más disponibles.

En los últimos años ha aumentado el presupuesto a la salud mental en APS y ha disminuido el de los hospitales psiquiátricos. ¿Ha logrado esto aumentar el alcance de la atención a pacientes?

P. 29 - ATLAS E°4


Yo llevo un año trabajando, pero creo que sí ha habido un cambio en el último tiempo, sobre todo en cuanto a fármacos disponibles en la canasta de antidepresivos y ansiolíticos. Gracias a esta medida, ahora se puede ahorrar tiempo y recursos, evitando derivaciones innecesarias cuando el paciente quizás lo único que necesita es un cambio de fármaco.

Algo distinto pasa con las mujeres, quienes por lo demás, tienen más prevalencia de presentar estas patologías. Ellas por lo general, logran una mejor aceptación y están más abiertas a recibir ayuda. El paciente clásico que uno ve es una mujer joven, de 30-40 años, que tiene mayor aceptación al uso de medicamentos y a la derivación a psicólogo.

“...A los hombres les cuesta mucho más aceptar uno de estos problemas... además de que no les gusta ir al psicólogo o seguir un tratamiento ¿Cómo cree usted que es la aceptación de los chilenos de sus problemas de salud mental? ¿Qué tan abiertos están a recibir ayuda? Es relativo según el sexo y edad de los pacientes. Si bien cada vez los problemas de salud mental son más prevalentes, y los chilenos saben detectarlos mejor, es relativo si los aceptan. En general, a los hombres les cuesta más aceptar uno de estos problemas. Es mucho más difícil hacer el diagnóstico, sobretodo cuando no vienen a consultar por uno de estos temas (como dependencia de alcohol o depresión) sino por otros malestares que uno pesquisa que se asocian a alguna patología del área de salud mental. En estos casos, les cuesta más aceptar el diagnóstico que se les da, además de que no les gusta ir al psicólogo o seguir un tratamiento.

P. 30 - ATLAS E°4

...”

¿Cuál es la importancia de incorporar conocimientos de salud mental en el pregrado de medicina? En su opinión, ¿se logra esto hoy en día en las universidades chilenas? Creo que es fundamental. La mayoría de los egresados de Medicina terminan trabajando en algún nivel de APS, donde las consultas de salud mental son muy frecuentes. Desde mi Universidad, yo siento que sí se logra incorporar este conocimiento exitosamente. En mi opinión falta un poco que se enseñe sobre el manejo integral de estos pacientes. Muchas veces no hay disponibilidad de psicólogos o programas de rehabilitación de drogas y alcohol, por lo que uno como médico debería saber cómo abordar bien esa parte. Me gustaría que esto se enseñara en forma más estructurada, en cuanto a cómo hacer la psicoterapia y la consejería de estos pacientes. Hay médicos que definitivamente no les gusta esta área, y al no tener las herramientas necesarias, no ahondan en estos temas.


Aprendiendo a cuidarnos ¿Que es la higiene mental? El mantenernos limpios es lo que llamamos higiene mental, y se definen como aquellos mecanismos que nos permiten estar en armonía con nuestro contexto y entorno social y cultural. ¿Cómo mantenemos mental?

Camila Márquez Presidente - IFMSA U. Magallanes camila.n.marquez@gmail.com

D

ía a día el medio nos somete a múltiples situaciones, y por sobre todo, nos enfrenta al tan odiado y temido estrés. Múltiples son las situaciones que nos pueden desequilibrar: la presión de rendir bien en nuestros quehaceres, contener a seres queridos, eventuales discusiones, y muchos otros más. Luego de un tiempo, muchas veces ignorado por nosotros, se comienzan a acumular múltiples dosis de estrés, las que terminan por hacernos colapsar (y allí es cuando se arruina todo). ¿Cómo evitar esto? El estrés es basura, y nosotros actuamos como una suerte de cesto. Si no nos limpiamos, rebalsaremos, y no podremos seguir cumpliendo con nuestro rol.

una

buena

higiene

En esta edición de ATLAS les dejaremos algunos tips para evitar el colapso que el medio nos induce y, es más, ver la vida desde una mirada más amena. Dormir: Aunque parezca obvio, descansar es imprescindible para mantener un buen ánimo y afrontar de mejor forma los desafíos de la vida diaria. Durmiendo renovamos energías y nos deshacemos de desechos mentales adquiridos durante el día, por lo que dormir 8 horas diarias nos cambiará el switch positivamente. Autocontrol: Identificar, y de esta manera, manejar ciertas situaciones cotidianas nos ayudará a crear un hábito resolutivo más sensato, y por supuesto, con mejores consecuencias. Al autocontrolarnos canalizamos energías hacia lo que vale la pena modificar. Satisfacer necesidades básicas: Somos verdaderas máquinas, y sin una mantención no funcionaremos del todo bien. Es por eso que el hacer deporte, llevar una dieta balanceada, practicar ciertos hobbies y tener una vida sexual plena nos equilibrará para rendir más y mucho mejor.

P. 31 - ATLAS E°4


Evitar procrastinación: Muchas veces (por no decir… ¡SIEMPRE!) aplazamos ciertas actividades o situaciones que no son del todo agradables para nosotros, prolongando el estrés por más tiempo, y auto-provocándonos un mal rato extendido. ¿La solución? Fácil. Frente a cualquier obstáculo, pensar: “¿Saldrá mejor si lo hago después, o prefiero deshacerme de esto pronto?”, de seguro la segunda opción siempre será la más acertada. Hacer balances sobre el día vivido: Muchas veces tendemos a ver lo negativo de las cosas, obviando muchas cosas positivas que podrías darle un sabor más dulce a la vida. Evaluar qué fue lo bueno y lo malo del día nos ayudará a perpetuar lo bueno y a identificar y corregir lo malo. Autonomía: Poder ser capaces de resolver nuestros problemas por nuestra cuenta nos mostrará lo competentes que somos, lo que hará que confiemos más en nosotros mismos, y alimentará nuestra autoestima. La lista de tips podría llegar a ser infinita, pero si hacemos un resumen, el tomarnos el tiempo para conocernos a nosotros mismos nos ayudará a comprender mejor las cosas y a enfrentarnos de mejor manera al día a día. No debemos olvidarnos que una de las herramientas más efectivas para mantener una buena higiene mental son nuestras redes de apoyo, a las que no debes dudar en recurrir cuando tu cesto de basura sea difícil de limpiar.

P. 32 - ATLAS E°4

Desde la experiencia:

Tus historias ATLAS recibió historias de sus lectores por un breve periodo de tiempo. Quienes quisieron aparecer anónimamente aquí, han decidido valientemente hablarnos de salud mental desde lo más hondo de sus experiencias. Soy una persona que siente cada día vacíos que es como si no se pudieran llenar, depresión no es sólo sentirse triste, si no la lucha constante con la vida de que cada cosa no te haga daño, es querer hacer muchas cosas y a la vez no poderlas hacer, es sentirte animado al inicio del día y terminar llorando por las noches, es sentir que no hay esperanza y que nadie te puede salvar, es como si fuera un abismo en el que sientes que cada día se te va la vida por no aprovechar lo bueno porque aunque quieras hay algo que te impide hacerlo, siempre dependo de saber si alguien me tiene cariño o si en realidad estoy sola así como lo siento aunque este con muchos amigos alrededor. Una persona con depresión es alguien importante, que debe creer que todo con el tiempo estará bien, con la ayuda de todas las personas que le importan, que siempre hay esperanza si tenemos aunque sea una razón para sonreír, que Dios está con cada uno de nosotros y que estamos vivos por alguna razón, que no somos culpables de todo y que hay un sentido bonito de vivir ese que muchas personas tienen ese debemos alcanzar.


Tuve depresión hace años cuando iba en el colegio, llegué a tratarme con pastillas y visitas al psicólogo y psiquiatra casi semanales. Hace unos meses volví a sentirme pésimo, hace unos segundos le mandé un mensaje a mi mejor amigo "tengo mas razones para matarme que para vivir" y es que palabras o comentarios de quienes nos rodean pueden llegar a doler tanto tanto, te pueden afectar el día, la semana, el mes, la vida entera. Mi pareja me dice que estoy gorda, mis compañeras me dicen que seré un mal profesional, mi entorno es en general problemático y en el centro estoy yo intentando luchar aun por mis metas, aguantando, que es lo que en general hacemos quienes padecemos de depresión, aguantar hasta sanar o hasta mas no poder. Mi llamado es que midan cada una de sus palabras, que se centren en dar amor y no odio, no recriminaciones, que amen a sus parejas y entorno, intentemos no dañar más a las personas, ya cada uno carga con sus problemas y dolores internos. Intentemos ser, de una vez por todas, una raza que se entregue más consuelo que tristeza Tengo depresión. No sé en qué momento comenzó, pero la señal de alarma fueron mis pensamientos suicidas y la incapacidad para levantarme por las mañanas. Hace poco inicié un tratamiento farmacológico. Demás está decir que lo intenté con ejercicio y alimentación balanceada, pero hay que asumir que hay un desequilibrio químico en el cerebro, asumir que necesitamos ayuda porque esto es algo que se escapa de nuestras manos. Mis amigos dicen que no parezco deprimida, y tampoco han notado cambios en mi actitud. Basta ya de pensar que por estar deprimidos debemos actuar de una manera determinada.

Hago mi vida mientras algo extraño va quemando mi pecho, me da miedo que esto no se vaya a ir nunca...o peor aún; que se vaya y regrese con más fuerza. Me siento como en una montaña rusa, no sé cómo voy a amanecer mañana. Para el mundo estoy entera, soy feliz y lo tengo todo, pero lo cierto es que uno de los únicos lugares donde soy feliz es en mi cama.

“...Recibí muchos comentarios como “Solo lo haces para llamar la atención” ...” Sufrí de anorexia por más o menos 5 años, período durante el cual la enfermedad me llevó a medidas extremas con tal de llegar a un ideal inalcanzable. La presión social que existe en el mundo de hoy en día por ser de cierta forma realmente influye muchísimo en la concepción que tenemos de nosotros mismos y en nuestra autoestima, lo cual tiende a ser ignorado o no tomado en cuenta. Logré ocultar mi enfermedad por completo de mi familia y amigos, pero, cuando finalmente decidí pedir ayuda diciendo que no me sentía bien, recibí muchos comentarios como "estás bien, no tienes nada" o "sólo lo haces para llamar la atención". Finalmente encontré personas que me ayudaron a superar mi desorden alimenticio, las cuales creyeron en mí y me apoyan hasta el día de hoy. Creo que como profesionales de la salud es de vital importancia que tomemos en cuenta este tipo de enfermedades, para lograr la salud integral de cada individuo.

P. 33 - ATLAS E°4


Mi padre ha sido diagnosticado con demencia frontotemporal. él se atiende en Valparaíso. Es pensionado y de él depende una familia completa por lo que sus ingresos no le permiten mantener a su familia quienes han desarrollado depresión, ideación suicida y en otros ha aumentado la fortaleza interna, resiliencia le llaman. El caso es que su comportamiento ha variado muchísimo respecto de su personalidad. Hoy conversa y a ratos se ofusca y se pone agresivo, pero muy muy muy violento. Ha perdido la memoria a largo plazo y a ratos la de corto plazo. Sufre, sufre bastante cuando trata de recordar y no lo logra. Se desvanece su ánimo cuando lo intenta con resultados que ciertamente no son conducentes a lograr recuperar la memoria. Se ha puesto tacaño, avaro, no quiere comprar ropa ni medicamentos porque total "me voy a morir pronto" lo repite incesantemente. Se agobia con los ruidos y saltos (en las calles), se ha puesto grosero e irrespetuoso. A momentos es un niño y a rato un pequeño demonio incontrolable. Me provoca ternura y evoca tiempos pasados cuando era mi mejor amigo y llegaba de sus viajes y me despertaba y podíamos conversar de sus andanzas hasta el amanecer. Hoy, la salud en Chile no permite apoyo ni contención. No hay seguimiento. No hay redes reales de apoyo para enfermos mentales. No hay instituciones que se hagan cargo con los cuidados médicos que se requieren. Si fuese por mi lo cuidaría todo lo que quede de vida, pero debo trabajar para ayudar también a la familia. Y cupos no hay en ningún lugar. Me gustaría especializarme en salud mental y tratar de ser un aporte a familias y enfermos que no tienen los cuidados necesarios para sobrellevar su enfermedad. P. 34 - ATLAS E°4

Dice el médico que son pocos los pacientes con esta patología, no obstante, por pocos que sean, generan daños y preocupaciones que repercuten inclusive en el ámbito familiar, social, económico, es decir, de manera integral. Hoy por hoy, conversas y mantiene la conversación, pero a ratos, se enmudece y retoma con agresividad, garabatos, gritos, golpes, y vuelve a ser él cuando le cambio el tema pero, ¿sabe la gente que está enfermo cuando sale a la calle a comprar?, ¿de qué manera se concertan apoyos familiares? , ¿como se contienen estos casos?, lleva casi 1 año con el diagnóstico y pese a que se atiende en Consultorio Pza Justicia y Hospital Van Buren, es decir, servicio público, no existen instancias de apoyo familiar. Lo que se precisa con mayor fuerza cuando vivimos insertos en una sociedad enferma y que enferma a sus ciudadanos. Y me pregunto, ¿ cual es la importancia que tiene este sujeto que fue parte de la fuerza laboral de este país para las autoridades competentes y las instituciones?, ¿dónde están las políticas públicas de salud?


¿Es la salud mental de los chilenos la de un país desarrollado?

Claudio Vicencio Universidad de Valparaíso @gmail.com

E

n las últimas décadas Chile ha alcanzado un nivel de desarrollo económico y humano muy alto. Sin embargo, las estadísticas en materia de salud no parecieran reflejar dicho nivel de desarrollo, especialmente en gasto público ¿Y qué sucede en salud mental? Antes de responder, debemos contextualizar la situación actual de Chile. En el último reporte del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), Chile está 38 entre 187 países, situándose dentro del grupo de países con un Índice Desarrollo Humano (IDH) muy alto [1]. Chile es considerado además un país de ingresos elevados por el Banco Mundial [2]. En 2010 Chile se convirtió en miembro oficial de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE), que agrupa a muchos de los países más avanzados del mundo [3], y que es la principal referencia para comparar a Chile en salud general y mental.

Una visión global nos podría hacer suponer que no existen grandes diferencias entre Chile y los demás países de la OCDE en materia de salud. De hecho, la esperanza de vida en Chile (82 años) es una de las más altas del mundo, superando a países como Alemania (81 años) y Estados Unidos (79 años) [4]. Sin embargo, al comparar el gasto en salud en Chile y los demás países de la OCDE, vemos una diferencia evidente. A pesar de que el gasto en salud per cápita en Chile ha aumentado, siendo US$ 1.606 en 2013, aún está muy por debajo del promedio de la OCDE (US$ 3.453)[5]. En salud mental las estadísticas indican que una de cada tres personas padece problemas de salud mental en algún momento de su vida [6]. La proporción de chilenos que ha presentado síntomas depresivos casi duplica la de Estados Unidos [7]. Dentro de los países de la OCDE, Chile presenta la mayor tasa de aumento de los suicidios [6], siendo la segunda causa de muerte en personas entre 20 y 44 años, representando el 12,8% del total de defunciones [7]. A pesar de estas alarmantes cifras, Chile es uno de los países pertenecientes a OCDE que menos recursos públicos destina para financiar el gasto en salud mental [6] y, si bien desde el 2004 a la fecha, en nuestro país se han incrementado los recursos destinados a salud mental, estos siguen siendo insuficientes, alcanzando al año 2012 sólo cerca del 3% del gasto total de salud[6].

P. 35 - ATLAS E°4


En términos de cobertura, se han hecho esfuerzos por incorporar los trastornos mentales en los planes de salud. La Estrategia Nacional de Salud “propone aumentar la cobertura de los equipos especializados en salud mental y mejorar la calidad de las intervenciones” [7]. Dicha estrategia pretende posicionar a los problemas de salud mental como una prioridad en las políticas públicas. No obstante, ni la incorporación de dichas patologías al AUGE/GES ni el Plan Nacional de Salud y Psiquiatría han generado grandes cambios en la sintomatología mental.

En conclusión, si bien en términos macroeconómicos y de desarrollo humano Chile pudiera considerarse un país desarrollado, al analizar en detalle las cifras, se hace evidente que tenemos un déficit significativo en materia de salud en comparación con la OCDE, siendo esta carencia mucho más acentuada en lo que se refiere a salud mental. Todo esto finalmente se traduce en una mayor prevalencia de patologías psiquiátricas, especialmente depresión, y asimismo una mayor tasa de suicidios. La salud mental en nuestro país dista mucho de lograr aquello, siendo por esto, de La explicación de este fenómeno de bajo alta prioridad que la situación se modifique y financiamiento/cobertura podría deberse al comencemos a inyectar soluciones en lo que se hecho de la baja importancia que se les asigna refiere a salud mental. a las patologías psiquiátricas a pesar de las grandes pérdidas económicas que generan en el país, por concepto de licencias y baja en la Referencias: productividad. Entonces, ¿no sería conveniente asignarle la misma importancia a la salud mental y a la salud física? Esta interrogante es precisamente lo que se está considerando en Estados Unidos desde el 2008, donde se promulgó la “Mental Health Parity and Addiction Equity Act”, la cual tiene por objetivo principal darle igual cobertura a las enfermedades físicas y mentales [7]. Y mientras Chile no se tome en cuenta el verdadero peso de dichos trastornos mentales, difícilmente se podrán tener mejores índices en esta materia. En ese sentido, las políticas en salud pública debiesen ampliar la cobertura de las patologías psiquiátricas, así como también asignar una mayor cantidad de recursos a la prevención y tratamiento.

P. 36 - ATLAS E°4

[1] PNUD (2016). Human Development: Report 2016. [2] The World Bank (s.f.). World Bank Country and Lending Groups. [3] OCDE (s.f.). Members and partners. [4] The World Bank (2015). Life expectancy at birth, total (years). [5] OCDE (2015). Health at a Glance 2015. ¿Cómo compara Chile? [6] Flores P. (2012). Salud mental en Chile: una sociedad sobreadaptada. El quinto poder. [7] Valdés C, Errázuriz P (2012). Salud Mental en Chile: El Pariente Pobre del Sistema de Salud. Instituto de Políticas Públicas: Universidad Diego Portales.


La salud mental del estudiante de medicina

E

studios que abordan el tema de la salud mental en los estudiantes de medicina confirman que poseen mayores tasas de depresión, suicidio y trastornos mentales en general. Sus resultados responden a causas multifactoriales. Nos adentraremos en estas causas a continuación. Quienes estudiamos medicina, sabemos que la presión no comienza cuando ingresamos a la universidad, sino desde el momento mismo en que tomamos la decisión de postular a dicha carrera; sobre todo en un país como el nuestro, donde el ingreso a la educación superior está condicionado por una prueba estandarizada que finalmente se transformará en un puntaje. Es decir con tan solo 18 años (en gran parte de los casos) debemos lidiar con el miedo de no lograr el puntaje necesario, de quedar fuera por un par de milésimas, de decepcionar a nuestras familias que ponían en nosotros todas sus esperanzas, sobre todo para quienes éramos los primeros de la familia en ir a la universidad; de no ser lo suficientemente buenos para un sistema que reduce nuestras capacidades y anhelos a un número. Pero ese es solo el comienzo. Una vez que vemos nuestro nombre en la lista de seleccionados es difícil distinguir la alegría del alivio, inocentemente creemos que lo peor ya pasó; pero en algún momento eso cambia, y la satisfacción de estudiar la carrera que deseamos se transforma en tedio, estrés, frustración, desconcierto, dudas e incluso desesperación.

Konny Pérez U. de Santiago de Chile konny.perez@usach.cl Dentro de la universidad nos encontramos con métodos de evaluación que muchas veces no reflejan cuánto sabemos realmente, con asignaturas que no responden a una necesidad formativa real sino a completar los créditos que la carrera requiere, con docentes que en vez de buscar un óptimo aprendizaje por parte de sus estudiantes, utilizan su cátedra como herramienta de autosatisfacción y creen que su calidad se ve reflejada en la cantidad de evaluaciones con notas deficientes, cuando debiera ser todo lo contrario. Si bien la etapa pre-clínica presenta grandes dificultades para los estudiantes de medicina, es en los campos clínicos donde comienza realmente nuestra formación como futuros médicos, y por lo mismo, es donde debemos enfrentarnos a situaciones que nos exponen emocionalmente de manera constante. En esta etapa los estudiantes viven una evolución bastante curiosa, puesto que en su primer año dentro del centro hospitalario, se encuentran P. 37 - ATLAS E°4


con un escenario en el cual muchas veces los tildan de “estorbo” por el poco conocimiento clínico con el que se cuenta, con médicos que se niegan a hacer docencia aún cuando tienen contrato con las universidades para ello; situación que se replica durante el resto de la carrera y en distintos campos clínicos. A medida que pasan los años, cada vez “estorbamos” menos, pues poco a poco adquirimos conocimientos y habilidades que nos permiten ser un aporte, sin embargo seguimos enfrentándonos a médicos que prefieren humillarnos por nuestras debilidades, que ayudarnos a superarlas; porque así como hay médicos llenos de amor, también los hay llenos de ego. Una vez que se llega al internado, el estudiante de medicina pasa a ser vital para el funcionamiento de los centros hospitalarios, prácticamente es un trabajador más, aunque sin sueldo ni derechos laborales. El interno se ve expuesto a extensas jornadas dentro de las salas, turnos agotadores, en los cuales rara vez cuenta con condiciones óptimas; cualquier tarea que los médicos y/o becados no deseen realizar, pocas horas de sueño, puesto que no solo deben cumplir con las labores dentro del hospital, sino que también deben estudiar para rendir evaluaciones que muchas veces dependen netamente del criterio del médico docente. Si bien todo lo mencionado anteriormente puede variar de una universidad a otra, hay algo de lo que ninguna escapa: las prácticas competitivas. El sistema de becas de especialidad incentiva a la competencia entre pares por obtener los puntos/créditos necesarios para ella. La elaboración de un ranking con todos los estudiantes egresados a nivel nacional, orienta nuestra formación hacia P. 38 - ATLAS E°4

un perfil individualista y competitivo en que solo importa tener la mejor nota o inscribir más ayudantías, dejando el trabajo en equipo y el compañerismo relegado a un segundo plano casi inexistente; lo cual es nefasto si pensamos que la salud se trabaja de manera interdisciplinaria y las habilidades de trabajo grupal son vitales para esto. Y entonces las altas cifras de depresión y agotamiento en los estudiantes de medicina cobran sentido. Es difícil mantenerse mentalmente saludable cuando no existe una red de apoyo emocional, cuando nuestra carga académica se suma a largas jornadas de práctica, cuando el tiempo de esparcimiento es prácticamente inexistente, cuando el sistema de formación te insta a competir con tu compañero antes que a apoyarlo, cuando llega un punto en que apenas duermes 4 horas por noche. Es lógico sufrir crisis vocacionales cuando estudias semanas enteras y tus notas no lo reflejan, cuando llegas al hospital y te das cuenta que muchas veces tu presencia molesta, cuando un médico te humilla por no saber la respuesta a una de sus preguntas. No todo en la carrera es terrible, lo sabemos. De hecho está llena de momentos que nos hacen sentir que estamos en el camino correcto; sin embargo, las escuelas de medicina tienen un gran desafío por delante en cuanto a velar por la salud mental de sus estudiantes. Es bastante contradictorio que debamos procurar cuidados que nosotros mismos no nos damos; por esto, es labor de todos construir espacios de apoyo, romper con las lógicas competitivas y trabajar en conjunto para que nuestra formación se base en el respeto, el compañerismo y el autocuidado.


Psicoterapia ¿Que necesitamos?

L

a psicoterapia es un término muy difícil de definir. Distintos autores le han dado muchas significaciones, personalmente lo explicaría como un tratamiento ejercido por un profesional autorizado que utiliza medios psicológicos para ayudar a resolver problemas humanos, en el contexto de una relación profesional (Feixas, G., & Miró, M. T., 1993, p. 13-16). Sin embargo, este tratamiento se ha desarrollado considerablemente sin necesidad de llegar a un consenso manifiesto en torno a una definición explícita. Hay distintos tipos de psicoterapia, como el cognitivo-conductual, con orientación psicoanalítica, humanista y de orientación sistémica. A continuación planteamos algunos tipos de psicoterapia más utilizados en la actualidad. La psicoterapia cognitivo-conductual postula que la solución a los problemas se logra a través de una modificación de las conductas, sumándose a este cambio también los pensamientos, emociones y sentimientos; centrándose en el presente y no en el pasado. Esta terapia se desarrolla analizando funcionalmente la problemática del paciente, definiéndola en términos operativos y modificables. Luego, se determinan los estados emocionales, las ideas o pensamientos irracionales (errores cognitivos) y las conductas relevantes que inciden en el mantenimiento del problema; y se determinan metas concretas de la terapia que guiarán el tratamiento.

Camila Gutiérrez U. Andrés Bello - Santiago camila.paz.guti@gmail.com La psicoterapia con orientación psicoanalítica, basada en la teoría psicoanalítica de Sigmund Freud. Trata acerca de que los conflictos actuales están asociados a traumas del pasado que se encuentran en el inconsciente, los cuales se deben hacer conscientes para poder superarlos (nuestro psiquismo está compuesto por una parte consciente y otra inconsciente). La influencia de la temprana infancia se hace muy importante para la salud emocional del presente. Además, busca lograr cambios profundos y duraderos en la personalidad. A partir de la asociación libre (decir todo lo que se asocie espontáneamente tratando de reducir las defensas) y la capacidad introspectiva de los pacientes, se debe reconstruir lo vivenciado desde la temprana infancia para llegar a lograr cambios. La psicoterapia humanista, basada en la teoría de Carl Rogers, postula la valoración del ser humano como un ser individual y único. Trabaja con las experiencias presentes, el sentimiento proveniente de la complejidad de las situaciones y sus dificultades, teniendo como objetivo, la conceptualización del proceso de tratamiento en curso.

P. 39 - ATLAS E°4


“..aquellas pautas repetitivas y disfuncionales que se mantienen en el tiempo ...” Se basa en el autodesarrollo, el aprendizaje, la experiencia y el relacionamiento del hombre; de tal forma que se centra en cambiar el eje del hacer a la valoración del ser, dando lugar a los significados y prevalencia a la experiencia individual. En otras palabras, se plantea que nacemos con un potencial de desarrollo que tiende a madurar evolutivamente. Cuando se ve interferido este proceso, aparecen las dificultades, siendo importante el cambio en el presente y no en el pasado, confiando en la capacidad de cada persona para controlar su propia vida. Por último, tenemos la psicoterapia de orientación sistémica, la cual considera a la persona en relación con su entorno más inmediato y social. Esta terapia se basa en los patrones de interacción más característicos del sistema consultante (puede ser un individuo, una pareja o una familia), centrándose en aquellas pautas relacionales repetitivas y disfuncionales que se mantienen en el tiempo. Se determinan metas concretas, que incluyen a las conductas, los pensamientos y los sentimientos. Al romper las pautas de interacción, se lograría el cambio.

P. 40 - ATLAS E°4

Caso de psicoterapia y los estudiantes de medicina. Los estudiantes de medicina se caracterizan por estar constantemente estresados. Este no es un tema menor, ya que puede conducir a disminuir el rendimiento e incluso llegar a temas más complejos, como la depresión o el suicidio. En mi caso, como estudiante de primer año, el cambio del colegio a la Universidad fue bastante grande, reduciéndose casi por completo mis tiempos libres y de ocio. Lo que se puede hacer en estos casos, luego de hacer una introspección y determinar que el problema no puede ser solucionado por uno mismo, es buscar ayuda profesional, que nos ayude a través de una psicoterapia.


Adicciones Como dañan la salud mental

L

a felicidad humana se relaciona estrechamente con una buena salud mental. En Chile, el demandante sistema laboral, sumado a un sistema de transportes con importantes fallas en su desarrollo, y la gran cantidad de horas trabajadas y de traslado, afectan seriamente el bienestar de las personas. Estas experimentan una gran frustración por el poco tiempo que se puede dedicar a la vida familiar, al ocio y al desarrollo personal. Según el plan nacional de salud mental, “Chile es uno de los pocos países de América que no ha actualizado sus políticas y planes de salud mental en los últimos años, y también es parte del 40% de países del mundo que no tienen ley de salud mental”. Aún no se ha promulgado una ley que regule el tema de la prevención de enfermedades, relacionadas con salud mental y su tratamiento. Si se considera el bajo gasto público destinado a esta área, tan solo un 2,4% de un gasto total en salud, no es de extrañar que sea, junto a Corea del Sur, uno de los países en el que la tasa de suicidio va en aumento. Según la OMS, ambos países lideran el ranking mundial de personas que padecen depresión, específicamente el 17% de los chilenos padece esta enfermedad. Otro importante reflejo del poco cuidado de la salud mental es que, según la superintendencia de seguridad social, durante el año 2015 más de un tercio de las licencias médicas emitidas se relacionaron con trastornos de ánimo.

Elisa de la Fuente U. de los Andes ehdelafuente@miuandes.cl Esa frustración presente en nuestro país se ha traducido en repetidas oportunidades, en la adquisición de adicciones. Ello, porque se busca la evasión de esta realidad como solución, por medio de prácticas que se vuelven en contra de la persona, en cuanto a que crean dependencia, acompañada de sentimientos de culpabilidad, tristeza, baja autoestima y luego un nuevo deseo de evasión. En referencia a lo anterior, las adicciones tienen un importante papel en el deterioro de la salud, no sólo a nivel nacional, sino a nivel mundial. Estas son definidas por la OMS como “una enfermedad física y psicoemocional que crea una dependencia o necesidad hacia una sustancia, actividad o relación”. Tienen variadas consecuencias, como lo son la ruptura de relaciones familiares, laborales, de amistades, etc. También pueden llevar a contraer nuevas enfermedades. Por ejemplo, un comedor compulsivo puede generarse una diabetes tipo II.

P. 41 - ATLAS E°4


“..Son formas de negación o evasión de problemas e insatisfacciones ...” Una adicción es una enfermedad que genera culpabilidad y baja autoestima, aunque muchas veces viene precedidas por esta. Puede ser consecuencia o causa de una depresión. Existen diferentes tipos de adicciones, las que pueden ser de ingestión o de conducta. Las primeras se relacionan con el consumo de drogas, como los son el alcohol y la cocaína, y de alimentos, que refieren más bien a trastornos como el del comedor compulsivo, la bulimia y la anorexia. Las segundas, se relacionan más bien con una conducta repetida. Entre estas encontramos las adicciones al juego, al internet, al sexo, etc. Para ilustrar la magnitud del problema, según un informe emitido por la UNODC, “el número de muertes relacionadas con las drogas, que en 2014 se calculó en alrededor de 207.400, es decir, 43,5 muertes por millón de personas de entre 15 y 64 años”, y que de los consumidores de drogas por inyección, el 14% está infectado por VIH. Por lo anterior, las adicciones son actualmente una fuente de retraso y debilitamiento de la sociedad, causando enfermedades, muertes y desórdenes que atentan contra el desarrollo integral de las personas y países.

P. 42 - ATLAS E°4

Impiden que miembros puedan ser un aporte para sus cohabitantes. Un ejemplo del impacto de las adicciones es el siguiente: Según Forbes.com, las 5 adicciones más caras para Estados Unidos con un costo anual estimado, en términos de los gastos de tratamientos y pérdida de productividad, son el alcohol ($166 mil millones), el tabaco ($157 mil millones), las drogas ($110 mil millones), la sobrealimentación ($107 mil millones) y los juegos de azar ($40 mil millones). Sin embargo, el problema de las adicciones y la forma en que afectan la salud mental de las personas es más profundo. Estas son una forma de negación o evasión de problemas e insatisfacciones. En Chile, lo anterior se refleja en el informe “Panorama de la Seguridad Alimentaria y Nutricional de América Latina 2016” desarrollado por FAO y la OPS, en que un 63% de la población adulta en Chile tiene sobrepeso u obesidad. Entre sus causas está la de la ansiedad y trastornos alimenticios, que son signos claros adicción.


Otro productor de adicciones se encuentra en la cultura de consumo, que no deja de producir nuevas “necesidades”. Un informe llamado "Global Food, Waste Not, Want Not" emitido el 2013, indicó que la mitad de la comida producida en el mundo nunca se utiliza. Según la FAO, la tasa de producción mundial de alimentos supera la del crecimiento de la población. Lo anterior, ya basta para mostrar una cultura que produce y adquiere mucho más de lo que realmente se necesita en el ámbito de lo material, descuidándose la satisfacción de otro tipo de requerimientos como lo son los afectivos y espirituales. Ello deja en las vidas de muchos un gran vacío, pues se descuida la salud integral. Las personas se vuelven dependientes de las cosas, perdiendo la capacidad de encontrar en sí mismos su propia felicidad. Víctor Frankl, fundador de la logoterapia, postula lo siguiente: “Yo diría que lo que el hombre quiere realmente no es, al fin y al cabo, la felicidad en sí, sino un motivo para ser feliz. En cuanto lo encuentra, la felicidad y el placer surgen por sí mismos”.

Referencias Universidad Rafael Landívar. (2017). Adiciones. [online] Available at: http://www.url.edu.gt/portalurl/archivos/99/arc hivos/adicciones_completo.pdf Spiritualresearchfoundation.org. (2017). Las adicciones son un problema mundial. [online] Available at: https://www.spiritualresearchfoundation.org/es /adicciones-problema-mundial Informe sobre las drogas 2016. (2017). 1st ed. [ebook] Available at: https://www.unodc.org/doc/wdr2016/WDR_20 16_ExSum_spanish.pdf Psicólogos Gran Vía. (2017). Nuevas Adicciones: Las adicciones conductuales o sin sustancias - Artículos | Psicólogos Gran Vía. [online] Available at: http://www.psicologos-granvia.com/articulos/n uevas-adicciones-las-adicciones-conductuales-o -sin-sustancias Vanek, M. (2017). Las Estragias de Viktor Frankl para el descubrimiento del sentido de vida. [online] Logoforo - Logoterapia, Sentido de Vida y Análisis Existencial de Viktor Frankl. Available at: http://logoforo.com/las-estragias-de-viktor-fran kl-para-el-descubrimiento-del-sentido-de-vida/ Observatorio de Bioética, UCV. (2017). FAO afirma que la producción mundial de alimentos supera la del crecimiento de la población Observatorio de Bioética, UCV. [online] Available at: http://www.observatoriobioetica.org/2016/02/ produccion-mundial-de-alimentos-superan-crec imiento-poblacion/12238 Institution of Mechanical Engineers (2013). Global food, waste not, wanted not. [online] Available at: https://www.wanttoknow.nl/wp-content/uploa ds/IMechE+Global+Food+Report.pdf

P. 43 - ATLAS E°4


P. 44 - ATLAS E°4


n รณ i c c Se 2 #


P. 46 - ATLAS E°4


Consciencia a través de IFMSA

C

reo que la búsqueda de sentido vital, encasillada a la "adolescencia", es algo que no tiene por qué terminar Como muchos dicen, el cambio es lo único constante en nuestras vidas. Creo que nuestra búsqueda, nuestros hallazgos, están en gran medida determinados por el contexto en el que vivimos; las fuentes de conocimiento, las personas que nos rodean, las experiencias, los conflictos, las posiciones a veces forzosas para estimular nuestro pensamiento crítico y el constante ensayo y error son propios de nuestro avance por la vida. Tanto para mí como para cualquiera que se haya sumergido en una organización humana tan diversa como IFMSA, su contexto se amplifica radicalmente. Este pasa a ser uno que estimula nuestro desarrollo personal y nos lleva a cuestionarnos varios supuestos rígidos que habíamos contemplado tanto desde la carrera, como desde las estructuras sociales y culturales. Todos crecemos en mayor o menor medida en alguna especie de “burbuja”. La cual simplemente es una pequeña parte de un grupo social, de una ciudad, o de un país. Es tan común y quizás inevitable, el buscar identificarse con otros en base a similitudes. Lamentablemente nos sigue costando mucho el asociarnos por ser de la misma especie, aunque IFMSA es un ejemplo que pretende superar en parte esas limitaciones.

Dr. Juan Andrés Papgano Alumni de IFMSA-Chile japapagno@gmail.com Para desafiar estas estructuras, me gustaría utilizar a modo de metáfora y ejemplo, cómo se puede ir trascendiendo estos niveles “burbuja”, o de aumento de consciencia, con el involucramiento en IFMSA a nivel local, nacional, regional y mundial. Viví este camino principalmente a través de SCORA. En tiempos cuando cualquier tipo de oficial era escaso, llegué rápidamente a ser LORA. Desde entonces fui pudiendo salir de mi contexto de estudiante de medicina, a conocer variadas personas con diferentes ideas de otras universidades y contextos al participar en los primeros proyectos que iban naciendo esos meses después de la primera Asamblea General (AG) de Chile el año 2003. Posteriormente, en los años que fui NORA pude tener una perspectiva más amplia de cómo funcionaban las cosas nacionalmente, entre las diferentes regiones de Chile, los estilos de las AGs, los intentos por ir profesionalizando esto y las diferentes visiones entre OLs, directiva e auspiciadores, con aspectos legales y financieros. Fue en esos años que súbitamente supe que haríamos una GA (General Assembly) en Chile, sí, la mítica en Pucón del año 2006.

P. 47 - ATLAS E°4


“...Esa ya fue una gran toma de conciencia que me hizo asimilar mi responsabilidad como individuo en el panorama global…” Yo estaba muy ocupado con el comité como para participar dentro del OC (Organization Commitee), pero seguía los avances con curiosidad. La idea que me había formado de las famosas GAs era que más o menos cada NMO (National Member Organization) llevaba su delegación a un súper paquete hotelero y compartían qué habían hecho por los últimos 6 meses, mientras lo pasaban "malito". Sin embargo, me animé a participar. Por último me regocijaría en compartir con gente de todo el mundo dentro un gran "lugar común". Y poder vivirlo sin tener que invertir en salir del país. No dejaba de ser atractivo… No obstante, solo al investigar un poco más y revisar la agenda de la GA, me sorprendí de todas las opciones que existían para entrenarme y aprender. Participé en un pre-GA workshop de Think Global sobre salud y pobreza. Solo con eso me sentí interconectado con procesos que ocurrían a través de todo el mundo. Desde entonces ya no hubo vuelta atrás. Esa ya fue una gran toma de conciencia que me hizo asimilar mi responsabilidad como individuo en el panorama global. Luego, ya en la propia GA, pude participar en entrenamientos, sesiones de SCORA, de PAMSA (Lo que ahora llamamos The Américas Region en IFMSA), ferias de proyectos, etc. Hasta los plenarios eran impresionantes.

P. 48 - ATLAS E°4

Para tener 22 años, ¡era lo más cercano a estar en la ONU! El compromiso y profesionalismo (o cuando faltaba, el esfuerzo en lograrlo) me marcó desde el principio. También lo pasé "malito". De esa GA salí como coordinador de un proyecto regional y SCORA RA (Regional Assistant de SCORA en América). Fui capaz de ir al August Meeting: AM2006 en Serbia, y luego al March Meeting: MM2007 y mi última GA fue el MM2008 en México. Al introducirme al trabajo internacional, pude descubrir tanto más lo que podía aplicar en mi trabajo y vida local. Y esto trascendía un rol en una federación, es el cambio integral en uno que ocurre si realmente no se pierde el poder de asombro, la reflexión y el aprendizaje consecutivo. Nunca olvidando el Think globally, act locally, participé en varios OSIR y AGs realizando talleres de salud preventiva y entrenamientos (no oficiales aún) aplicando lo aprendido con el trabajo internacional. Desde que empecé a trabajar como SCORA RA, PAMSA empezó a cobrar importancia para entrenarme y aportar a lo que se realizaba en Chile. Era un nivel intermedio, con identidad regional, pero sin la pluralidad total del trabajo global. Era muy común ver el clan de PAMSA en las GAs, siempre juntos, y tenían su reputación también...Pero lo que pasa en una GA queda en una GA, así que continúo. También devolví la mano a PAMSA luego. Participamos entrenando en TNTs (Training New Trainers) en varias RMs después de mi última GA en 2008, cuando cumplimos el sueño de convertirnos en IFMSA Trainers con mi gran compañera de trabajo Izumi Matsumoto, a quien aprovecho de agradecer públicamente por todo lo que juntos creamos, aportamos y aprendimos.


Así, después de todos esos años, IFMSA se convirtió en mi mayor esfuerzo vital. Estaba conectado con los conflictos globales y medidas para mejorar calidad de vida, priorizando la prevención de enfermedades por sobre el combatirlas. Al ir desarrollando consciencia sobre mi propia visión de mundo, me fui desconectando de la carrera. En esa tan significativa MM2008 en México, también recibí la petición del SCORA-D (Director Mundial de SCORA) de ese entonces de ser su sucesor. En ese momento tuve que tomar la difícil decisión de no aceptar la tentadora oferta para salvar la descuidada carrera que me permitía estar en IFMSA.

Después de volver de México, viví muchos sentimientos encontrados en la situación paradójica de tener que entregarle mayor esfuerzo a una carrera que ya no me motivaba, para así poder participar en una federación de sus estudiantes que sí lo hacía. Tras meses de confusión pude diseñar un plan temporal para compatibilizar ambas cosas. Gracias a los contactos de IFMSA, me uní a Y-PEER, la red internacional de educación entre pares dependiente del UNFPA, y que aportaba los entrenadores avanzados a SCORA. Trabajé años con ellos en un trabajo muy gratificante. Fue gracias a la consciencia que pude desarrollar por mi contexto aumentado en IFMSA y algo de mi propia perseverancia, que pude empezar a ejercitar el proceso continuo de trazar el camino que realmente le da sentido a mi vida. Para los curiosos, cuento que todos esos años me mantuve como profesor de inglés -idioma que perfeccioné también gracias a IFMSA- y también pude recibirme de Psicólogo. Tras un par de años de trabajo como psicoterapeuta sigo en busca de aplicar una visión global que afecte y sea afectada por mi vida local. Es por esto que en diciembre pasado dejé el país con mi compañera de vida y esposa en pos de encontrar un lugar para contribuir a esa visión. Ya que no es seguro aún, no revelaré dónde es probable que nos instalemos, aunque solo les digo que se imaginen una ciudad que es propiedad de toda la humanidad en su conjunto, donde viven casi 3 mil personas de más de 50 países que busca ser ejemplo pionero en plasmar cotidianamente los cambios personales y materiales que el mundo necesita. ¿Les suena conocido? P. 49 - ATLAS E°4


Discapacidad ¿Deficiencia o barreras? Por Pablo Prieto, LPO - IFMSA U. de Chile pabloprieto@ug.uchile.cl

Inválido, sordomudo, discapacitado, minusválido, entre otros. Todos estos son términos erróneamente acuñados a personas que presenten alguna discapacidad. Según la OMS, discapacidad es un término general que abarca deficiencias, limitaciones de la actividad y restricciones a la participación (1). Como la discapacidad implica una gran interacción entre la persona y el medio, es decir, afecta en un ámbito psicosocial, resulta necesario destacar el rol que ejerce el entorno con respecto a ella, siendo muchas veces este mismo el que puede limitar y/o discapacitar. Un ejemplo de ello, es cuando una persona que usa silla de ruedas se ve imposibilitada a acceder a distintos sitios de un edificio determinado, producto de que este carece de rampas de acceso. Se pueden encontrar 3 tipos de discapacidad: la física, la psíquica y la sensorial (2). Las de índole física abarcan todas aquellas dificultades relacionadas al movimiento; las psíquicas pueden hacer referencia a la presencia de retrasos mentales (de maduración o precisión), algunos trastornos psiquiátricos, entre otros, y las sensoriales guardan relación con el oído, la vista, el habla y el equilibrio. En Chile existe un organismo gubernamental que se encarga del tema de la discapacidad: el Servicio Nacional de la Discapacidad (SENADIS).

P. 50 - ATLAS E°4

Dicha entidad presenta un estudio acerca de la discapacidad (ENDISC). En él, se estima que un 20% de la población presenta alguna discapacidad, más mujeres, teniendo 1 de cada 4 alguna discapacidad, mientras que 2 de cada 10 hombres presenta una (3). Además, un 9,1% de personas con discapacidad termina la educación superior, con un amplio porcentaje que ni siquiera termina la educación básica y media. Quienes acceden al mundo laboral (ya sea con una discapacidad leve o moderada) son 56% de quienes la presentan, Esto baja a un 24% con discapacidad severa (3). Esto refleja la clara dificultad para aquellas personas con alguna discapacidad de acceder y permanecer en niveles educacionales o el mundo laboral, lo que repercute en la autonomía de la persona y su inserción social. Esto es parte de las barreras, arquitectónicas y actitudinales, que restringen la participación en actividades de la vida cotidiana. Estas limitantes pueden visualizarse por ejemplo, en establecimientos educacionales que carecen de una infraestructura adecuada para que todos puedan acceder a ella; falta de rampas, exceso de escalones e, la ausencia de piso podotáctil (un sistema de señales que pueden ser sentidas por los pies de una persona ciega o con visión disminuida), pisos de tierra que se dañan con la lluvia, falta de intérpretes de lenguaje de señas en clases o eventos importantes.


Fuente: Infografías sobre ENDISC, 2015. Obtenido a partir de endisc.senadis.cl/infografias

En conjunto con esto, han surgido varias iniciativas en universidades e instituciones que tienen por finalidad el establecer espacios de representatividad, denuncia, expresiones culturales, entre otros temas, para personas con discapacidad. Algunos ejemplos son la iniciativa InclUSACH en la Universidad de Santiago de Chile; Sin embargo, también existen instituciones de educación superior cuya realidad es todo lo contrario, pues hacen uso de programas que favorecen la diversidad funcional, teniendo acompañamiento y material disponible y accesible, y sin espacios que segreguen grupos de estudiantes o funcionarios/as. Dentro de esta línea, destaca el concepto arquitectónico y de urbanismo llamado “Diseño Universal”, el cual está dirigido a diseñar y construir espacios que no separen a las personas según sus capacidades, sino que se prime el hecho de que sea un espacio funcional al cual pueda acceder cualquier persona. Mira el ejemplo:

Derecho a Ciegas, en la facultad de Derecho de la Universidad de Chile y Convive UChile. Este último es una organización que nace a partir de la insatisfacción de sus estudiantes por la falta de acceso para personas con discapacidad, enfocándose en las barreras actitudinales en el corto plazo y trabajar en las arquitectónicas lo más prontamente posible. Convive se ha encargado de hacer numerosas reuniones abiertas a la comunidad, simposios con expertas y expertos, y actividades y redes de contactos con otros grupos de personas para hacer un peso frente a la discriminación sistemática de varios espacios de la Universidad de Chile. Actualmente se encuentra participando de la mesa de infraestructura del nuevo Instituto de Administración Pública, dando la otra perspectiva para lograr un diseño universal y así eliminar toda clase de segregación.

Anfiteatro High Line Nueva York. Las pendientes y circulaciones están resueltas para todos por igual. www.ciudadaccesible.cl P. 51 - ATLAS E°4


“...Es importante ser observadores y críticos con nuestro entorno, pues muchas veces es este el que nos impone barreras…” Dentro de las iniciativas que puedan beneficiar la diversidad funcional y el resguardo de la participación, es importante el mantener esto con políticas públicas, que mejoren el acceso a todo ámbito social, educacional o laboral. Es más, hace poco se promulgó una ley de cuotas que está orientada a cumplir con este objetivo, la denominada “Ley de Inclusión Laboral para Personas con Discapacidad”, la cual dispone una cuota del 1% de la dotación de personal para personas en situación de discapacidad, en organismos públicos y empresas privadas con más de 100 trabajadores. Por otro lado, existen también grupos que apoyan la inserción laboral mediante el entrenamiento en entrevistas de trabajo, el crear redes de contactos y facilitar entrevistas (como algunas actividades del FOSIS metropolitano). No obstante, hay una falta de preparación de estos trabajos que no permiten o dificultan la realización de estas tareas, por lo que no funcionan como puestos de trabajo efectivos. Otro fenómeno que ocurre, es el ver a personas con discapacidad como sujetos de caridad, por lo que se pierde el ver a la otra persona como capaz de participar de la vida cotidiana, relegada a un segundo plano lastimero. Esto se asocia con eventos como la teletón o a otros donde se muestra como objetos a niños/as, adolescentes y adultos/as con menos autonomía y que necesitan de la caridad del resto para surgir.

P. 52 - ATLAS E°4

A modo de conclusión, cabe destacar la necesidad de reconocer, en primera instancia, el aspecto biopsicosocial de cada persona. Cada ser humano, independiente de si presenta o no alguna discapacidad, es un ser íntegro, autónomo, sujeto de derecho y no de caridad y que merece todo nuestro respeto y la posibilidad de poder acceder a cualquier sitio y desenvolverse en toda su plenitud, sin ser segregado, marginado o aislado. Y en segundo lugar, es importante ser observadores y críticos con nuestro entorno, pues muchas veces es este el que nos impone barreras que nos alejan de lo que realmente somos capaces de lograr. Es hora de trabajar de forma constante en la visibilización de personas con discapacidad y hacernos cargo de lo que hacemos para cambiar esta realidad, con el fin de obtener una verdadera inclusión en la cual todos podamos ser partícipes. Referencias: 1. Discapacidad y Salud. 2016. Centro de prensa, Organización Mundial de la Salud (OMS). Obtenido de: http://www.who.int/mediacentre/factsheets/fs3 52/es/ 2. Clasificación internacional del funcionamiento, de la discapacidad y de la salud. 2001. Organización Mundial de la Salud (OMS) 3. II Estudio Nacional de Discapacidad. 2015. Servicio Nacional de Discapacidad (SENADIS)


P. 53 - ATLAS E°4


Prevención del suicidio en IFMSA UdeC Por Javiera Llancaqueo, Presidente en IFMSA UdeC udec@ifmsa.cl

s

egún datos actualizados de la OMS, cerca de 800. 000 personas se suicidan cada año. Además, por cada suicidio

hay por lo menos el doble de intentos de quitarse la vida (incluso se habla de que son 20 veces más frecuentes), ideación suicida o pensamientos de muerte. La institución mencionada también concluye que el suicidio es la segunda causa principal de defunción en el grupo etario de 15 a 29 años. Los adolescentes, estudiantes universitarios, adultos jóvenes, personas que en este país tienen la posibilidad de vivir 50 años por sobre esa edad, somos quienes estamos terminando con nuestras vidas. Según el informe de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) del año 2014, en Chile las tasas de suicidio han ido en aumento (contrario a otros países miembro desde 1990), alcanzando un crecimiento de 90% entre los años 1990 y 2011 - Esto corresponde al segundo lugar en crecimiento de las tasas de suicidio después de Corea. La situación no ha cambiado hasta hoy.

Afiche promocional Charla UdeC

P. 54 - ATLAS E°4

Son cifras alarmantes. Por ello, nuestra organización local, a través del LORP (Encargado Local del comité permanente de Derechos Humanos y Paz) Alonso Rodríguez,


quien ha demostrado un fuerte compromiso con la institución y con la promoción de la Salud Mental, gestionó una charla “Prevención del suicidio” para el día 13 de Septiembre, en el marco del día Mundial para la prevención del suicidio que se conmemora todos los años, cada 10 de septiembre, y para el cual también hicimos campaña OnLine. Esta charla tuvo como expositora a la Psicóloga PhD en Salud Mental Edith Albornoz Rojas, quien además es parte de la Mesa para la Prevención del Suicidio del Hospital Las Higueras de Talcahuano. El contenido era básicamente la epidemiología a nivel mundial y a nivel, relatos de personas que intentaron suicidarse, mitos en torno a la temática, suicidio adolescente en específico, y formas de identificar y abordar a una persona que se encuentre en esa situación.

Queremos quedarnos con ese mensaje. Esperamos poder seguir creciendo, y seguiremos insistiendo en tener este tipo de instancias educativas, gratuitas y desinteresadas para poder crecer como estudiantes de forma integral. Esperamos de verdad que se le tome el peso a la Salud Mental en Chile. Si no lo hacemos nosotros, futuros médicos, ¿qué podemos esperar de nuestros pacientes? Agradecemos al Equipo Editorial de ATLAS por permitirnos escribir esta noticia para su nueva edición. Le deseamos tanto éxito como lo han sido las primeras tres ediciones.

La charla duró más de dos horas, a pesar de que estaba pronosticada para una hora y media máximo, pues los asistentes pidieron seguir conversando sobre el tema. Desgraciadamente, y a pesar de la excelente disposición de la Dra. Edith Albornoz y del gran nivel de su presentación, la asistencia fue algo baja. Sin embargo, tanto la expositora como los asistentes pudimos entablar una conversación cercana, productiva y muy amena. Pudimos pedir ejemplos, aclarar términos, incluso elaborar estrategias para cuidarnos a nosotros mismos como estudiantes, a nuestros compañeros y amigos. “Aunque hubiese venido una persona, habría quedado satisfecha. No hago esto por ego, lo hago para entregarles algo que les pueda servir.” Fue lo que dijo la Psicóloga, que además se comprometió con la institución para realizar más actividades si así lo requerimos.

Fotografía: LORP Alonso Rodríguez junto a la expositora, Dr. Edith Abornoz

P. 55 - ATLAS E°4


IFMSA-Chile Policy Document Postura de IFMSA-Chile respecto a la violación de los derechos humanos en el conflicto mapuche (IFMSA mundialmente es capaz de producir Policy Documents, textos que expresan las ideas de la federación con respecto a un tema en particular. IFMSA-Chile aprobó la creación de este PD en la XXVII Asamblea General, durante el plenario del día 01 de octubre de 2017. IFMSA-Chile quiere compartir este documento con sus miembros y con todos los estudiantes de la salud del país. A continuación se replica el texto completo [Cuyo título es el que leen arriba] sin alteraciones) Redactada por los miembros del Small Working Group acerca del conflicto mapuche. Propuesta por los miembros del team de oficiales de IFMSA Chile, adoptada en la segunda asamblea general nacional del año 2017 en Santiago de Chile. Política de estamento - Policy Statement Introducción Desde la década de 1860 se ha llevado a cabo la disputa entre el pueblo Mapuche y el estado de Chile por las tierras de la región de la Araucanía. El problema actual tuvo su origen por la ocupación y "Pacificación" de la Araucanía, una medida que utilizó el Estado para consolidar su soberanía en esta zona considerada rebelde, que dividía al país en dos y amenazaba la consolidación de la República. En 1881 el ejé rcito de Chile ocupó al sur del Biobio,́ conminando por la fuerza al Pueblo Mapuche a integrarse al Estado-Nació n. Entre los años 1884 y 1929 se desarrolló la politicá de radicació n, reducció n y entrega de tituloś de merced. Esta politicá fue a su vez acompañada del incentivo a la colonizació n nacional y extranjera mediante la asignació n o venta de tierras mapuche. Desde entonces, el pueblo mapuche con un 5% de su territorio original, ha desplegado una lucha por la recuperación de sus tierras ancestrales y derechos políticos. Uno de los problemas más preocupantes actualmente es la violencia policial, testimonios dan cuenta que existe una práctica habitual de fuerza desproporcionada desligada de las obligaciones de respeto y defensa de los derechos humanos. Esta violencia lesiona la integridad fisicá y psiquicá de las personas y especialmente de sus niños/as (las personas má s victimizadas a raiź de la actuació n policial en la zona.).

P. 56 - ATLAS E°4


Situación imposible de dejar pasar, es la última intervención policial en la comunidad autónoma “Temucuicui” en la comuna de Ercilla en La Araucanía, donde niños y niñas de las escuela G-816 fueron expuestos a gases lacrimógenos en un violento ingreso de fuerzas especiales, cabe destacar que esta comunidad ha sido violentada desde el año 2011 prácticamente de manera sistemática hasta el presente año. En los recursos de amparo y protección hacia las víctimas mapuche de abuso policial, se evidencian dos patrones comunes, numerosa presencia policial e intenso control policial en aquellos territorios, estos factores aumentan la posibilidad de realizar operativos de gran envergadura a veces innecesarios y fáciles de caer en “excesos”. Además preocupa que la abundante intervención policial está principalmente destinada a la protección de personas y empresas privadas de la zona. Las formas más habituales de abuso son: allanamientos y detenciones con fuerza desmedida o irregular; maltrato físico mediante golpes de diversa índole; disparos de balines con escopetas antimotines; agresiones verbales de connotación racista; uso innecesario y masivo de gases lacrimógenos; destrucció n de enseres, alimentos y sembrados; sustracció n de herramientas agricolaś y animales. Otra situación compleja, es la ley Antiterrorista (Ley 18.314, modificada por las Leyes 20.467 y 20.519). Respecto a ella, consideramos importante mencionar que el estado tienen la obligación de adoptar medidas contra el terrorismo, sin embargo, deben ser compatibles con la promoción y la protección de los derechos humanos, por lo tanto, solo podrá ser invocada cuando existan elementos de juicio que justifiquen su aplicación, excluyendo su aplicación de manera impertinente o desproporcionada. En materia de justicia, las comunidades expresan que existe una vulneración sistemática de sus derechos, criminalización de sus demandas, falta de acceso a la justicia, un trato discriminatorio, sensación de impunidad por abusos perpetrados por agentes del estado Chileno y por la policía (hubo una disminució n de los indiceś de condenas de estos delitos que pasaron a ser inferiores al 0,5% con posterioridad al 2005 que alerta sobre el riesgo de que estos delitos esté n quedando en la impunidad). De acuerdo a los datos aportados por la Defensoriá Penal Pú blica, un 23,7% del total de detenciones ilegales decretadas durante 2012 corresponde a personas de origen indigená . Un reciente informe de UNICEF, llamado “Procedimientos Policiales y Derechos del Niño”, ha revelado los deficientes mecanismos de control y monitoreo para conocer los motivos de las detenciones ilegales. Es por esto que como estudiantes de Medicina, miembros de IFMSA Chile y como miembros del comité permanente de Derechos Humanos y Paz (SCORP), no podemos estar ajenos al conflicto mapuche, por lo que en el presente documento planteamos una postura como federación para comenzar a trabajar en el tema.

P. 57 - ATLAS E°4


Postura de IFMSA Chile Tal como se expresa en la declaración universal de los derechos humanos de 1948, los derechos humanos son inherentes a todos los seres humanos, sin distinción de origen étnico, nacionalidad, lugar de residencia, sexo, edad, color, religión, lengua, partido político o condición social, cultural o económica. Y es el estado de Chile, quien debe garantizar y promover los derechos humanos de las personas que habitan en su territorio, llevando a cabo acciones necesarias para el ejercicio efectivo de estos. Se considera una violación a los derechos humanos cada vez que el estado o fuerzas comandadas por este, realicen una acción que atente contra estos, siendo la situación vivida en la Araucanía una violación a los derechos humanos del pueblo Mapuche. Como miembros de IFMSA Chile somos entes partícipes en la promoción de los derechos humanos, y por tanto nuestra postura es que estamos en contra de toda forma de violencia física o psicológica, y rechazamos completamente el uso de violencia indiscriminada y todo acto de tortura que pudiese ser ejercido por la policía o el estado de manera directa o indirecta contra el pueblo Mapuche. Además consideramos que existe la necesidad de modificar el marco normativo para que se cumplan las obligaciones del estado conforme al derecho internacional de los derechos humanos. Nos preocupan los problemas de acceso a la justicia y las dificultades que tienen para llevar y probar sus casos ante la justicia, ya que el acceso a esta debiese ser igualitario y no discriminatorio. Por último expresamos la necesidad de que el uso de fuerza estatal se adecue a las leyes Chilenas, donde se especifica que: “No deberá emplearse ninguna forma de fuerza o coerció n que viole los derechos humanos y las libertades fundamentales de los pueblos interesados”. Llamado a actuar La discriminación, la violencia y el racismo son obstáculos constantes para la implementación de las recomendaciones, por lo que debemos eliminarlos para poder cumplir los siguientes objetivos. Basándonos en la postura ya expresada, como IFMSA Chile los exhortamos a: Al Gobierno de Chile: - Adoptar medidas de protección y cumplimiento de los derechos humanos, poniendo énfasis en aquellos grupos indígenas altamente vulnerables, como las mujeres y niños indígenas, comunidades indígenas fronterizas, refugiados indígenas, pueblos en aislamiento voluntario, migrantes indígenas, etc. - A Adoptar medidas eficaces para asegurar que las autoridades judiciales relevantes, los legisladores y funcionarios/as públicos conozcan las leyes en materia de derechos indígenas, y actúen en el marco del respeto a las diferencias culturales y a las necesidades específicas de los pueblos indígenas.

P. 58 - ATLAS E°4


-

-

-

Asegurar, por medio de sus ministerios, que la fuerza policial ejercida sea de acuerdo a los estándares internacionales (como los contenidos en el Convenio 169) sobre derechos humanos en temas de pueblos indígenas y velar que la fuerza utilizada no viole los derechos humanos ni las libertades individuales. Adecuar la legislació n antiterrorista a los está ndares internacionales, creando mecanismos de control judicial cada vez que dicha ley se invoque, ya que la aplicación de la ley antiterrorista recae en el estado. Mayor fiscalización y transparencia por parte de Carabineros. En este sentido resulta valorable la creación de la Unidad de Derechos Humanos en dicha institución, sin embargo, esta debe ir acompañada de una cultura institucional de autocontención que inhiba la generalización de prácticas de violencia policial, particularmente por parte de Fuerzas Especiales.

A los médicos y al personal de salud - Se debe velar por un acceso equitativo a la salud para todas las personas, independientemente de sus características sin etiquetar, ni excluir. Chile necesita una sistema de salud que responda al trato que como sociedad debemos a nuestros pueblos originarios. - Como médicos, se debe lograr el desarrollo de una atmósfera de inclusión, tolerancia y respeto hacia los pacientes en todo momento, independiente del sexo, edad u origen. - Implementar servicios de atención de salud interculturales, con presencia gestores interculturales y con la mirada de los derechos humanos, a modo de asegurar una atención de salud integral y con pertinencia cultural. - Desarrollar iniciativas que restablezcan la confianza entre los equipo de salud y los pueblos originarios de Chile. - Incluir protocolos, normas ética y constatación de lesiones efectiva al momento de atender pacientes con lesiones producto de abusos a los derechos humanos. - Incluir en los servicios, y con la cooperación de los pueblos interesados, sus métodos de prevención, prácticas curativas y medicamentos tradicionales, no solo como una medicina complementaria, sino que como una opción igual de válida. - Organizarse en centros comunitarios que respeten, ante todo, la autovalencia del paciente y no obligarlo (bajo una visión paternalista del médico) a someterse a un tratamiento que vaya contra sus creencias, costumbres y tradiciones. A los miembros de IFMSA Chile y a los estudiantes de medicina - Velar por la promoción de los derechos humanos. - Informar, capacitar y educar a diversos actores sobre los derechos de los pueblos indígenas. - Reconocer, valorar y aplicar conocimientos tradicionales, idiomas, valores y forma de vida, con la efectiva participación de los pueblos indígenas.

P. 59 - ATLAS E°4


-

Tener trabajo colaborativo con miembros de las organizaciones indígenas, organizaciones de derechos humanos y ONG de apoyo para así generar un trabajo más efectivo.

A los medios de comunicación - Hacemos un llamado a los medios locales a dar a conocer la real situación que se vive en la Araucanía, siendo imparciales y no dejándose influenciar por fuerzas políticas. - A los medios nacionales, a mostrar e informar a todo Chile sobre el conflicto Mapuche, ya que es algo que nos concierne a todos los chilenos. - A masificar aquellas situaciones donde haya vulneración de los derechos humanos del pueblo Mapuche, por medios oficiales o por redes sociales online. - A pesar de todo lo anterior, hacemos un llamado a todas las personas a buscar fuentes de información fidedignas para tomar una postura informada. Agradecimientos a las Personas encargadas de la redacción: - Jazmín Vallejos Martínez – Encargada nacional de SCORP Chile 2017 - UDP - Bárbara Araya Guerra – Encargada local de SCORP UV 2017 – UV Casa Central - Andrés Jalil Morello – Asistente de SCORP UV 2017 – UV Casa Central - María Catalina Lerzundi - Encargada local de SCORP UOH 2017 - UOH Bibliografía - Declaración universal de los derechos humanos 1948 - Estado y pueblo mapuche, INDH. - Fuerza estatal y conflicto mapuche, INDH - Informe misión de observación Región de la Araucanía 2012, INDH. - Procedimientos policiales y derechos del niño, UNICEF.

P. 60 - ATLAS E°4


EQUIPO EDITORIAL

EDITOR GENERAL

EQUIPO DE CONTENIDOS

Matías Yáñez IVº año Universidad Diego Portales

Coordinadora de Contenidos Valentina Herrera IIº año Universidad de los Andes

Eileen Schulz IVº año Universidad de Santiago de Chile

Natalia Guzmán IIº año Universidad Andrés Bello - Viña del Mar

Eugenia Carmona III° año Universidad Andrés Bello - Viña del mar

Coordinadora de Difusión Camila Sánchez IVº año Universidad de Valparaíso

P. 61 - ATLAS E°4


Macarena Viñuela IIº año Pontificia Universidad Catolica

Camila Márquez IV° año Universidad de Magallanes

Rodrigo Córdova III° año Universidad Pedro de Valdivia - La Serena

Rubén Acuña III° año Universidad Autónoma - Talca

Supervisor de Ediciones Maximiliano Arancibia IV° año Universidad Católica del norte

EQUIPO DE DISEÑO

Coordinadora de Diseño Dominga García IVº año Universidad del Desarrollo Javiera Llancaqueo IVº año Universidad de Concepción P. 62 - ATLAS E°4

Sebastián Becerra Iº año Universidad de O’higgins


Apoyo universitario

Univ.

Datos de contacto (fono, correo, web)

USACH

Dr. Walter Kunhe Teléfono: 227182523 Correo: walter.kunhe@usach.cl Jefe unidad de Psicología

UNAB

Campus República, Psicóloga: Carolina Muñoz Mardones Correo: carolina.munoz.m@unab.cl Campus Antonio Varas / Los Leones, Psicóloga: Fernanda Gómez Vives, Correo: fernanda.gomez@unab.cl Campus Casona de Las Condes, Psicóloga: Mariana Vásquez Bravo, Correo: mariana.vasquez@unab.cl Centro de Atención Clínica Psicológica y Psiquiátrica (CAPSI), correo: claudia.quintana@unab.cl +56 22 661 8791 +56 22 661 8794 Campus Viña del Mar, Psicóloga: Xaviera Bravo Lara Correo: xaviera.bravo@unab.cl Centro de Atención Clínica Psicológica y Psiquiátrica (CAPSI) Secretaria: Jessica Stuardo , Correo: jstuardo@unab.cl +56 32 284 5357 +56 96 908 5836 Sólo para Estudiantes de Medicina UNAB vm Programa de Apoyo Estudiantil, Psicóloga: Carolina Pérez Correo: carolina.perez@unab.cl Doctora: Verónica Silva, Correo: verónica.silva@unab.cl Campus Gran Concepción, Psicóloga: Belén Fernández Gajardo Correo: belen.fernandez@unab.cl Centro de Atención Clínica Psicológica y Psiquiátrica (CAPSI) Correo:carmen.troncoso@unab.cl +56 41 266 2436

UDP

Fono: 26768314 – 26768331, 2º piso del edificio Manuel Rodríguez Sur, 343 Correo: bienestarestudiantil@udp.cl

UC

3° piso del Hall del Estudiante y solicitar hora o vía www12.uc.cl/SaludEst/jsp/alumno/login.jsp

UCh

Secretaria: Sra. Elena Córdova Teléfono: +562 29786481 Correo electrónico: ecordova@med.uchile.cl

UDEC

Solicitar hora en el 1er piso del edificio Virginio Gómez.

UFRO

Servicio de Salud Estudiantil Teléfono Secretaria: +56452325023 http://dde.ufro.cl

USS

Kerima Carmi Directora Bienestar Kerima.carmi@uss.cl http://www.uss.cl/vida-uss/bienestar/

UCN

Coquimbo: Centro de Salud Estudiantil Antofagasta: Psicóloga Laura Contador Vendrell Fono: 355600 lacontador@ucn.cl

UDD

Servicio de Psicología Integral (SPI). Contacto: Margarita Meledandris,Correo: mmeledandris@udd.cl. Teléfono 23279986. P. 63 - ATLAS E°4


Esta es una Publicación de IFMSA-Chile (Federación Internacional de Asociaciones de Estudiantes de Medicina - Chile) Solo porciones de esta publicación puede ser reproducida sin fines políticos ni para lucro, siempre que la fuente sea citada. Esta publicación contiene la visión colectiva de diferentes colaboradores. Las opiniones expresadas por los autores no refleja necesariamente la posición de IFMSA-Chile. Toda la información contenida en la revista ha sido cuidadosamente verificada, sin embargo, la interpretación de dicho material depende exclusivamente del lector.

ATLAS, De la mente a la salud  
ATLAS, De la mente a la salud  

ATLAS presenta su edición final del año. La 4ª Edición tiene como tema central la salud mental. Sumérgete en las realidades de las personas...

Advertisement