Page 1

                              

La España del Barroco

I .­ Introducción       Vamos a hablar del siglo XVII durante el que reinaron Felipe III, Felipe IV y Carlos  II el Hechizado, es decir los llamados  Austrias menores  por oposición a Carlos I y  Felipe II que son los Austrias mayores.        Es el siglo de la decadencia española y el auge francés, el momento de la gran crisis  social política y económica, también demográfica, pero es el Siglo de Oro de nuestra  cultura: Cervantes, Lope, Calderón, Velázquez, Quevedo, la Roldana, Tirso de Molina,  Murillo y Zurbarán, y tantos otros.  II.­ Población, economía y sociedad               Nos  encontramos  en un periodo de estancamiento  y regresión. La depresión  demográfica no fue uniforme. Afectó especialmente a la Meseta donde se abandonaron  muchos pueblos; también bajó la población urbana de Castilla. El descenso poblacional  afectó a Extremadura  y la Baja Andalucía,  menos en Aragón. Por contra, Cataluña,  Valencia,   la   costa   cantábrica   y   Murcia   notan   el   descenso,   pero   se   recuperan   en   la  segunda mitad del siglo.       Las causas de la crisis demográfica son varias: hubo serias epidemias, sobre todo de  peste, que se presentó en forma de oleadas periódicas. La crisis económica se tradujo  en hambrunas, también afectaron las guerras y la expulsión de los moriscos. Economía       La economía peninsular estaba basada en un sistema de producción dependiente: se  exportaban alimentos y materias primas, y se importaban artículos manufacturados tales  como paños, productos de lujo, pertrechos navales, etc. Evidentemente el valor de las  importaciones es superior al de las exportaciones, la diferencia, el déficit, debe cubrirse  con la plata que viene de América. Además Castilla se convirtió en un mercado de  tránsito de productos europeos camino de América y de productos coloniales camino de  Europa. El resultado fue que la riqueza de las colonias no se quedó en la Península. Al hilo de la doctrina mercantilista entonces en boga, recomendaban la restricción de  las importaciones de manufacturas para fomentar la artesanía nacional; es una doctrina  proteccionista., también están en contra del empleo de productos suntuarios por lo que  significa de derroche.

1


Agricultura:      La crisis económica está muy relacionada con el descenso de la producción agrícola.  Es como siempre la pescadilla que se muerde la cola: hay malas cosechas por factores  climatológicos ­ cosa que afectó en el XVII a toda Europa ­, por lo que faltan alimentos  y suben los precios, se declara el hambre, aumenta la mortalidad, se abandonan campos  marginales,   disminuye   más   la   producción,   etc.   Muchas   familias,   ante   la   creciente  presión fiscal decidió abandonar las tierras y marchar a las ciudades con la esperanza de  mejorar algo. Ganadería            La ganadería también dejó de ser una buena fuente de recursos. La cabaña lanar  descendió en un millón de cabezas más o menos, puesto que la lana española ya no tiene  tanta demanda debido a las guerras contra Inglaterra y Holanda Artesanía:            La artesanía acusó los efectos de la crisis: la fabricación de paños en la Meseta  desciende debido a causas varias; la industria naval no se renovó con la aparición de los  nuevos   barcos   más   ligeros   que   fabricaban   los   holandeses,   aquí   seguíamos   con   los  galeones y estos barcos ya no se venden en el mercado internacional; las minas y las  ferrerías vascas antaño sin competidores en Europa, funcionaron mientras hubo guerras,  pero desde que perdimos la última, entre la competencia de los suecos, y los elevados  precios muchas tuvieron que cerrar. Comercio:          El comercio interior era casi inexistente por múltiples razones entre las que cabe  destacar   la   ausencia   de   infraestructuras   viarias   y   las   aduanas   interiores:   Sólo   el  abastecimiento de las grandes ciudades justifica este tráfico. Comerciantes y banqueros  se concentraban en las ciudades costeras fundamentalmente Barcelona, Bilbao, Sevilla,  Lisboa, Valencia.        El comercio colonial era el capítulo más importante pero no debemos olvidar que a  lo largo de esta centuria los ataques de corsarios y piratas fueron una de las plagas de la  carrera de Indias (se denomina así de forma tradicional a la ruta de los navíos camino  de   América).   Para   colmo   las   constantes   manipulaciones   de   la   moneda   provocaban  continuas devaluaciones con el consiguiente empobrecimiento general. La moneda se  acuñó en cobre, son los  vellones; teóricamente eran de plata y su valor facial debía  corresponder con su peso en plata, pero la realidad era otra muy distinta puesto que la  mayor parte del metal era cobre y un poco plata. Los comerciantes, tanto nacionales  como extranjeros, comenzaron a exigir el pago de sus productos en moneda extrajera y  el gobierno tomó la decisión de confiscar las remesas de plata que los particulares traían  de América.  2


De todas formas parece que la razón fundamental de la decadencia del comercio hay  que buscarla en el cambio que se produjo en la economía americana. A partir de fines  del XVI, tanto en Nueva España como en Perú la falta de mano de obra llevó a sustituir  las encomiendas por las haciendas y las plantaciones en las que trabajaban hombres  libres, pero también esclavos. Aumentó la producción agrícola y artesanal, y comenzó a  desarrollares el comercio interior a pesar de todas las prohibiciones de las autoridades.              Esto   trajo   consigo   un   aumento   del   autoabastecimiento   americano   con   el  consiguiente descenso de las importaciones de la metrópoli y de las exportaciones de  materas   primas  a la metrópoli.  Para colmo,  la producción de plata  descendió desde  1620, la penetración de comerciantes extranjeros iba en aumento bien fuera de modo  lícito, bien mediante el contrabando, y las costas del continente americano son muy  extensas para controlar cada kilómetro de playa. Sociedad       La sociedad barroca era, claro está, estamental marcada por los privilegios de nobles  y eclesiásticos y por las aspiraciones de los no privilegiados a entrar en el selecto club  de la minoría al precio que fuera.       La aristocracia aprovechó la debilidad de los monarcas para incrementar su dominio  señorial   mediante  la   compra   de  nuevas  jurisdicciones,   y  aquellos   que  tenían   dinero  gustosamente lo cedían a los reyes a cambio de títulos de nobleza, tierras, cargos y  mercedes. Burgueses enriquecidos compraron título nobiliarios con lo que dejaron de  pagar impuestos, que es lo que buscaban pero también comenzaron a vivir como nobles,  es   decir,   dejaron   de   trabajar,   de   invertir   en   actividades   mercantiles   porque   se  consideraba impropio de su jerarquía social.             En   esta   sociedad   la   alta   nobleza   se   enriqueció   más,   mientras   que   la   baja   se  empobreció pero no renunciaron a vivir de otra manera, se morirán de hambre pero son  nobles y no trabajan.        La nobleza no invierte en actividades lucrativas pues lo consideraban impropio de  su   rango,   por   lo   que   sus   bienes   no   generaron   más   riqueza,   sino   que   fueron  languideciendo.       El número de clérigos aumentó a lo largo del siglo pues es una buena solución para  los  segundones  de cualquier  familia.  Tienen  comida  e ingresos   y los  miembros  de  familias   distinguidas   accederán   a   puestos   clave.   A   lo   largo   de   este   siglo   creció   el  número de hospitales y otras actividades de beneficencia, de hecho las asistencia social  la daba la Iglesia, no el Estado             En   el   pueblo   llano   debemos   distinguir   la   población   rural   de   la   urbana.   Los  campesinos   estuvieron   sumidos   en   la   pobreza   debido   a   las   periódicas   crisis  climatológicas que conllevaron pérdidas de cosechas; se incrementó la presión fiscal por  la situación económica. En muchas regiones se abandonaron los campos marchando a  vivir   a   la   ciudad   tratando   de   encontrar   una   mejor   situación.   Una   señal   clara   de   la  extrema pobreza de aquellos años fue el incremento del bandolerismo y las protestas  aisladas que se dieron en algunas zonas contra los abusos fiscales.        La población urbana aumento con la llegada de estos inmigrantes rurales; muchos  encontraron trabajo en los talleres artesanales y otros engrosaron las filas de los criados  domésticos. También aumentó el número de marginados: pícaros, mendigo... 3


Los grupos acomodados de la ciudad estaban formados por las profesiones liberales, la  burocracia ­ abogados, notarios ­ y los comerciantes.

================

4

Evolución económica y social.  

Tema 9.4. del Bloque 9 del temario de Historia de España de 2º de Bachillerato elaborado en el IES Las Musas de Madrid.