Page 1

PRIMER PREMIO : RELATO CONTRA LA VIOLENCIA DE GÉNERO. NOVIEMBRE 2009

“Esta era la última vez” La casa estaba a oscuras, en silencio, sólo se podía escuchar el tic tac del reloj de la cocina. El tiempo no le daba tregua, no paraba de avanzar, segundo tras segundo ese reloj sonaba, el tic tac la ponía cada vez más nerviosa, se metía en su cabeza. Sabía que él iba a aparecer, lo sentía, lo temía… Ella esperaba en la cama, las frías sábanas la tapaban, estaba sola, se sentía sola. Los niños lejos de la casa, del infierno que noche tras noche se repetía. Eran las tres de la mañana, el miedo, la soledad, la incertidumbre, el frío de la noche… no la dejaban dormir. En su cabeza no se paraba de repetir, está es la última vez, ya no puedo más, de esta noche no puede pasar… ¿Cuando aparecería él detrás de la puerta? Era una pregunta que necesitaba responder pronto. Cuanto antes apareciera antes pasaría lo peor. ¿Podría aguantarlo una vez más? Una pregunta que ella misma se repetía y contestaba. No, no podía aguantar más, desde la primera vez que la insultó ella no podía aguantar más. Desde la primera vez que la abofeteó ella no podía aguantar más. Desde la primera vez que la pateó, que la cojió de los pelos, que le dijo que no valía para nada, desde la primera vez que el amor se terminó y empezó el temor… Pero aguantaba, por los niños, por la familia, por el que dirán, porque no podía dejarlo solo… ¿Qué haría él sin ella? Pero él le estaba haciendo daño. Una noche más se repetía lo de siempre, llega tarde, borracho y siempre pasa, siempre termina pasando… Aunque al día siguiente se disculpa, le pide perdón, le promete que no se volverá a repetir… pero por la noche todo cambia. No, de mañana no pasaba, esta noche lo estaba volviendo a hacer. Mañana se lo contaría a su familia… ya no podía más. Detrás de la puerta se escuchaban pasos, ya estaba aquí. Entonces entre los ruidos de detrás de la puerta ella distingue como la llave se mete torpemente por la ranura de la cerradura. La puerta se abre lentamente produciendo un leve chirrido. Ella se gira en la cama dando la espalda a la puerta del dormitorio, cierra los ojos con fuerza cogiendo con las manos las sábanas y otra vez ese miedo recorre su cuerpo de arriba abajo en forma de escalofrío, no es la primera vez que lo siente. Y a duras penas él llega a la habitación y con torpeza enciende la luz y tira las llaves al taquillón, las cuales caen al suelo produciendo un gran alboroto….


El olor a whisky barato inunda la habitación, el se tambalea, y sin poder hacer nada para evitarlo se precipita contra el suelo. Ella va a ayudarlo a levantarse. Él le dice que lo deje, que está bien. Ella le reprocha el estado en como llega, le dice que hasta cuando piensa llegar así, que es todas las noches lo mismo, que ella ya no puede más...y no le miente, ya no puede más…ya no puede estar más a su lado por los niños, ni por la familia, ni por el qué dirán…tiene que dejarlo. Él, levantándose todo lo rápidamente que el alcohol que corre por sus venas se lo permite, la coge del cuello y le repite una y otra vez: - ¿Me vas a dejar? ¿En serio piensas en dejarme? , ¿Te atreves a dejarme? Ella está contra la pared, no puede respirar bien. La mano del monstruo que tiene delante se lo impide, el olor whisky es insoportable, sus pulsaciones se aceleran y retumban es su cabeza, su corazón va a estallar lo intenta, intenta respirar, por sus hijos, por su familia pero no puede… Asustada intentaba buscar en la mirada de él la mirada del joven del cual se enamoró, pero no la encuentra, solo encuentra la mirada de un borracho, de un hombre al cual no conoce, la mirada del monstruo que él lleva dentro, la mirada de un maltratador…la mirada que noche tras noche veía una y otra vez. Y la luz se va apagando lentamente, va cerrando los ojos, su respiración se va calmando, ya no siente odio, ni dolor, ni frío, ni miedo… Ya solo descansa en paz. Maribel López Rodríguez

Esta era la última vez  

PRIMER PREMIO : RELATO CONTRA LA VIOLENCIA DE GÉNERO. NOVIEMBRE 2009

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you