Issuu on Google+

   

BOLETIN INFORMATIVO

IES Mª ROSA ALONSO

ENERO  

2011 


SUMARIO

 

9 9 9 9

“CLASES PASIVAS” Y FUNCIONARIOS PÚBLICOS ¿QUÉ ES EL «INFORME PISA» SOBRE EDUCACIÓN? PARA PENSAR: FRASE DEL MES LA EDUCACIÓN ESPAÑOLA Y EL ÚLTIMO INFORME PISA

 

       

LUNES 17 DE ENERO

 

DÍA

 

DE

 

MARTIN LUTHER KING

       

 

   

« Si supiera que el mundo se acaba mañana, yo, hoy todavía, plantaría  un árbol.» 


“CLASES PASIVAS” Y LOS FUNCIONARIOS PÚBLICOS Desaparece Clases Pasivas por Real Decreto-ley 13/2010 (BOE 293 del viernes 3 de diciembre de 2010). Los funcionarios públicos españoles, dependiendo de la particular Administración Pública a la que se vinculan con ocasión de su ingreso al servicio del Estado, quedan encuadrados, a efectos de protección social, bien en el Régimen Especial de Seguridad Social de los Funcionarios Públicos (con su doble mecanismo de cobertura, el Régimen de Clases Pasivas y el Régimen del Mutualismo Administrativo), bien en el Régimen General de la Seguridad Social. La propuesta de integración de los funcionarios de nuevo ingreso en el Régimen General de la Seguridad Social lo es a los exclusivos efectos de Clases Pasivas, manteniéndose con el mismo alcance la acción protectora gestionada, en la actualidad, por las respectivas mutualidades de funcionarios. Con esta medida se simplifican y armonizan los actuales sistemas de pensiones públicas, y lo que en el contexto actual es más relevante, se incrementa el número de cotizaciones a la Seguridad Social, y, en consecuencia, los ingresos de la Tesorería General de la Seguridad Social, lo que propiciará una mayor estabilidad del sistema público de protección social, mediante el establecimiento de un único sistema contributivo y de reparto de las pensiones. Por ejemplo, la Federación de Enseñanza de CCOO Aragón ha mostrado su rechazo a la integración obligatoria de los nuevos funcionarios en el régimen general de la Seguridad Social, frente al régimen de clases pasivas vigente para el resto, decretada por el Gobierno. Además, aclara que esta no supone en ningún caso la eliminación de prestaciones sanitarias a través de mutuas. La integración de los nuevos funcionarios en el régimen general de la Seguridad Social a partir del año que viene ha merecido el "más absoluto rechazo" por parte de CCOO, en tanto que se trata de una "medida unilateral" que no ha sido negociada con los sindicatos. CCOO opina además que se podría constituir un agravio comparativo entre unos docentes y otros por el mero hecho de su momento de incorporación. Los responsables de la Federación indican que si hasta ahora los nuevos docentes eran incluidos en el régimen de clases pasivas, como el resto de los funcionarios, a partir del año que viene serían integrados con el régimen general. Esto causaría, en su opinión, un "rápido deterioro" del régimen vigente, que se vería afectado por un grave desequilibrio en la pirámide de edad de sus contribuyentes. Por otra parte, aclara que el decreto no incluye las prestaciones sanitarias que vehiculan las mutualidades de funcionarios, tal y como se indica en el capítulo décimo del prólogo del propio real decreto, y que se seguirán prestando con normalidad. Este punto quedó en entredicho por las declaraciones realizadas por el propio presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, en el momento que anunció el real decreto. 


¿QUÉ ES EL «INFORME PISA» SOBRE EDUCACIÓN? Es una prueba, un examen, que intenta medir, no si los alumnos se saben los contenidos de las asignaturas o las áreas de estudio, sino lo que los alumnos saben hacer con lo que han aprendido. Hay tres pruebas con resultados independientes: la competencia lectora, la matemática y la científica. Cada año, PISA se centra en una de ellas, que acaparan la mayoría de las preguntas, y las otras se quedan con una pequeña parte. En 2000, se centró en lectura; en 2003, en matemáticas; y en 2006, en ciencias. En 2009, se volvió a centrar en la lectura. En esta ocasión se añadió un cuarto examen que medía la comprensión lectora en soporte digital. ¿Quién lo hace? La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), en colaboración con los países participantes, lleva a cabo la prueba a la que se somete una muestra representativa de los alumnos de 15 años de cada país (en la última prueba han sido 65). Da igual que hayan repetido o no. Por ejemplo, en España un tercio de los alumnos que la han hecho están en 2º o 3º de ESO, en vez de 4º, el curso que les correspondería por edad. La muestra debe ser representativa en función del reparto de alumnos entre escuela pública y privada, la presencia de inmigrantes, etcétera. En cada país hacen la prueba entre 4.500 y 10.000 estudiantes. Si alguna región o comunidad de un país quiere tener datos propios, independientes de los generales de su Estado, debe ampliar la muestra de estudiantes que hacen el examen. En España, año a año se han ido sumando comunidades y han participado en 2009 cerca de 25.000 alumnos, de tal manera que en el informe que está a punto de presentarse sólo hay tres autonomías que no tendrán datos propios: Extremadura, Castilla-La Mancha y Comunidad Valenciana. Cada país o comunidad debe sufragar el coste de las pruebas. ¿Cómo se mide? Las preguntas a las que se enfrentan los alumnos no son las clásicas de un examen en un instituto, precisamente porque intentan ver cómo se maneja la información más que cuánta información se tiene. Veamos algunos ejemplos de años anteriores. Se entrega a los estudiantes la factura de compra de una cámara de fotos y un trípode. Con la información de la factura, los alumnos deben rellanar la garantía, decir cuánto tiempo tiene el cliente para enviarla o explicar por qué al final de la factura pone: "gracias por su compra". También se pueden encontrar tablas de horarios semanales de distintas bibliotecas, un folleto sobre la recolección del néctar, una carta al director de un periódico o un cuento tradicional. A partir de esa información, los estudiantes deberán decir qué biblioteca está abierta cierto día de la semana a cierta hora, qué reacción busca provocar la carta al director o explicar la principal diferencia entre el néctar y la miel.


FRASE PARA PENSAR “No hay educación si no hay verdad que transmitir, si todo es más o menos verdad, si cada cual tiene su verdad igualmente respetable y no se puede decidir racionalmente entre tanta diversidad”. (FERNANDO SAVATER)

LA EDUCACIÓN ESPAÑOLA Y EL ÚLTIMO INFORME PISA Seguimos en la cola, según el último informe PISA. Los expertos ya lo sabían. Tenemos un índice de fracaso escolar que supera el 30 por ciento. De los últimos cuatro informes PISA, el menos malo fue el del año 2000, aunque estábamos por debajo de la media de calidad internacional. El del 2003 fue peor y el del 2006 profundizó la caída. Este de 2009, presentado ahora en todo el mundo, no llega a los niveles de 2000, pero es un poco menos malo que los dos últimos. El Informe PISA de este año ha medido el rendimiento de los estudiantes de 15 años, de Secundaria, en la adquisición de competencias básicas. Es decir, no estamos hablando de calidad, sino de supervivencia. Los estudiantes están por debajo de la media de la OCDE -la encuesta recoge los 34 países de la OCDE y otros 30 de Sudamérica y Asia fundamentalmente- en capacidad lectora, en Matemáticas y en Ciencias. En todos estamos por debajo de la media. El Informe recoge también el peso negativo del alumnado inmigrante en los resultados de comprensión lectora, pero aún excluyéndolos estaríamos por debajo de la media. No hay que buscar excusas sino soluciones. ¿Cómo podemos ser la octava o la décima potencia económica del mundo y estar educativamente por detrás de Portugal, Italia, Grecia y Eslovenia, por ejemplo? Sin una educación exigente y de calidad desde Infantil a la Universidad estamos condenados a ser un país de tercera.  


BOLETÍN INFORMATIVO ENERO 2011