Page 20

consultorio pastoral 

“DIOS YA NO ME ESCUCHA”

Cuando era chico oraba antes de dormir y sabía que Dios estaba ahí. Hoy en día, por las noches sólo experimento un gran vacío. En este momento estoy pasando por una situación difícil. Me separé de mi esposa de manera bastante problemática, especialmente en lo que se refiere a los niños. Tengo que cambiar de trabajo, mi círculo de amigos ya no es el mismo y en realidad ya no sé en quién puedo confiar… Mi vida cambió y yo también. Sé que ya voy a encaminarme nuevamente. Pero lo que más me preocupa es que Dios ya no me escucha. Trato de retomar lo que hacía en mi infancia y sentir esa comunicación, pero me resulta difícil sentir la presencia de Dios. ¿Quizá perdí la capacidad de orar? Atentamente, Gustavo

Estimado Gustavo, Tu pregunta indica que estás en buen camino. Dices: “Sé que ya voy a encaminarme nuevamente”. La vida a menudo nos lleva por instancias no deseadas, hayan sido provocadas por causas externas o debido a actitudes nuestras. Nos sentimos destruidos, abandonados por Dios y por nuestros amigos y seres queridos. Lo importante es, entonces -como en tu situación- no abandonar. Es bueno que busques volver a las vivencias de la infancia, a los momentos de contacto con Dios en la oración. ¿Qué hacemos cuando queremos decirle algo a otra persona, y ésta parece no escucharnos? Tratamos de levantar el volumen de la voz, insistimos en la búsqueda de contacto. ¿Qué hicieron los discípulos de Jesús cuando el barco se les estaba llenando de agua, las olas amenazaban hacerlo naufragar y Jesús estaba durmiendo? Parecía todo perdido, pero en su desesperación insistieron en despertar a Jesús, quien calmó la tormenta. Aunque dormido, Jesús estaba ahí. Aun si Dios parece no escucharnos, Él está ahí. Insistamos en buscarlo, no abandonemos. Y la capacidad de orar comienza con la necesidad. Cuando en la desesperación sólo puedes gemir: “ayúdame, Dios”, “óyeme, Señor”, estás orando. Volverás a sentir capacidad de orar en la medida que insistas, que sigas buscando al Dios que parece estar durmiendo. Te deseo sinceramente que lo encuentres y que Dios te guíe para que vuelvas a encontrar amigos en quienes poder confiar, y que te ayude a que el contacto con tu familia se renueve, basado en el perdón. Con un abrazo fraterno. Pastor Dieter Kunz

agradecimiento Agradezco de corazón la presencia del joven pastor Joel Nagel en el velatorio y el cementerio en Córdoba, La Falda, el día 5 de junio del presente año, en el sepelio de mi esposo Karl Walter. Sobre todo porque el pastor

se encontraba en Villa General Belgrano e hizo el largo viaje para estar presente, respondiendo a mi pedido. Heidi Walter

viDa [20] aBunDanTe

Profile for Iglesia Evangélica del Río de la Plata

Vida Abundante septiembre/octubre 2015  

La revista de la Iglesia Evangélica del Río de la Plata

Vida Abundante septiembre/octubre 2015  

La revista de la Iglesia Evangélica del Río de la Plata

Profile for ierp
Advertisement