Issuu on Google+

ACTIVIDADES DOMINGOS – 10:00 hs. ESCUELA DOMINICAL – 10:30 hs. CULTO DE ADORACIÓN Y PROCLAMACIÓN SÁBADOS – 16:00 hs. GRUPO JUVENIL

Boletín mensual de la PRIMERA IGLESIA METODISTA DE MORÓN

Domingo 7 18:30 CULTO DE ACCION DE GRACIAS POR LA VIDA DE MANSUR AZZAM. IGLESIA “EL BUEN PASTOR”. Lacroze 2985. Capital. Sábado 20 - FESTIVAL EVANGELÍSTICO EN LA IGLESIA DE VILLA AMELIA CUMPLEAÑOS DEL MES En Agosto, cumplen un año más caminando con el Señor: 3 – Vilma Oliveira 15 – Mirta Zapata 18 – Silvia Medina 24 – Elsa Paluch Les dedicamos estas palabras del Señor: “Porque a mis ojos fuiste de gran estima, fuiste honorable, y yo te amé… No temas, porque yo estoy contigo.” Isaías 43.4,5. Y una yapa: “Vivir bajo la voluntad de Dios es lo mejor que nos puede pasar.” (Jorge Olivares, Quiero que seas mi Señor.)

Agosto: mes de los niños y de los abuelos

(Si su cumpleaños fue omitido, por favor notifíquelo para su rectificación.)

PRIMERA IGLESIA METODISTA DE MORÓN Barbosa 249 – (1708) Morón Correo-e: iglesiametodistamoron@yahoo.com.ar www.iglesiametodistamoron.blogspot.com

CARTA PASTORAL

Nro. 24 – Agosto de 2011

Primer y tercer sábados del mes – 16:00 hs. PROGRAMA INFANTIL Segundo y cuarto sábado del mes – 15:00 hs. PASTORAL A LA MUJER


Una nueva criatura Encontramos muchos textos bíblicos que nos hablan de la relevancia que le dan al/la niño/a como mensaje de inclusión y como imagen metafórica de la pureza, lejos de toda malicia y maldad. Entre ellos, “Dejen a los niños que vengan a mí y no se lo impidan, porque de ellos y ellas es el reino de los cielos…” (Marcos 10.14); “Instruye al niño en su carrera, porque aún cuando fuere viejo no se apartará de ella.” (Proverbios 22:6); “De cierto os digo, que el que no recibiere el reino de Dios como un niño, no entrará en él.” (Marcos 10:15); “Y les dice: Cualquiera que recibiere este niño en mí nombre, á mí recibe; y cualquiera que me recibiere á mí, recibe al que me envió; porque el que fuere el menor entre todos vosotros, éste será el grande.” (Lucas 9:48) Sin embargo, no quisiera quedarme solo en un repaso de estos textos, sino desarrollar un poco más sobre lo que nos dice el apóstol Pablo de ser nuevas criaturas, o sea de poder nacer de nuevo: “De modo que si alguno está en Cristo, nueva criatura es; las cosas viejas pasaron, he aquí todas son hechas nuevas.” (2 Corintios 5.17) Los que le escucharon a Jesús en esta metáfora de entrar en el vientre de la madre y volver a nacer, no lo entendieron. Aquellos que hemos vivido momentos en que nuestra vida no buscaba el Reino de Dios, podemos comprender muy bien lo que Jesús y el Apóstol Pablo nos dicen. Pero, ¿qué significa ser una nueva criatura, una nueva creación? ¿Olvidar todo lo pasado? Algunos piensan que así es. Pero en mi humilde reflexión comparto que no debemos olvidar lo vivido, debemos tener memoria, para luego no volver a repetir la sordera y alejamiento del Dios de amor. Una nueva criatura debe construir una nueva relación con el Dios Creador, luego consigo mismo/a, sí, consigo mismo/a. Y finalmente con los que le rodean y más allá. Una construcción donde Cristo es la piedra fundamental. Teniendo al Señor como aquel que sostiene nuestra vida, ésta cobrará un nuevo sentido. Donde podremos decir: “Vale la pena vivir; vale la pena poder construir un nuevo mundo comenzando desde mi persona.” Por ello es que retomo los textos que nos hablan de niños y niñas que son incluidos y convocados por nuestro Señor. Porque El nos incluye como nuevas criaturas. Para volver a tener la alegría sana y profunda de un/a niño/a, la alegría de sentir que

ahora he comenzado a formar parte de la nueva creación y de la promesa que el Señor nos dio de ser parte de su reino de paz y justicia. Que así sea. Marco Ochoa Jara Pastor

DÍA DEL NIÑO

Los niños aprenden lo que viven… Si un niño vive criticado, aprende a condenar. Si un niño vive en un ambiente hostil, aprende a pelear. Si un niño vive ridiculizado, aprende a ser tímido. Si un niño vive avergonzado, aprende a sentirse culpable. Si un niño vive con tolerancia, aprende a ser paciente. Si un niño vive con aliento, aprende a tener confianza. Si un niño vive estimulado, aprende a apreciar. Si un niño vive con honradez, aprende a ser justo. Si un niño vive con seguridad, aprende a tener Fe. Si un niño vive con aprobación, aprende a valorarse. Si un niño vive con aceptación y amistad, aprende a encontrar el Amor en el mundo.

TERCER DOMINGO DE AGOSTO: DÍA DEL ABUELO


Un paseo inolvidable

“Nadie puede hacer por los niños lo que hacen los abuelos: El escultor Gian Lorenzo Salpican una especie de polvo de estrellas sobre sus vidas.” Alex Haley Bernini realizó, entre 1618 y 1619, la estatua de Existen momentos en la vida Eneas, Anquises y Ascanio. donde uno se da cuenta del En ella quiso revivir una paso del tiempo y de sus de las epopeyas más consecuencias. Vengo de glorio-sas de la mitología estar con mi suegra que vive griega. Eneas era uno de en un hogar de ancianos. Allí los héroes de la guerra de Troya, destruida por los suceden cosas increíbles y grie-gos (o los reinos que divertidas, y otras… no tanto. constituían las tierras En el escenario de este hogar griegas). Él había peleado puedes encontrar abuelos junto al gran Héctor en muy simpáticos, que hablan contra de héroes como de sus anécdotas y de sus Aquiles y Ajax. Había amoríos dentro de ese lugar; sobre-vivido y tenía como así como las tristes historias misión reconstruir Tro-ya. de abuelitos que dependen En su desesperada huída de otros porque no pueden de la tierra de Troya, movilizarse, o los que ya no Eneas no olvidó de llevar pueden ver u oír a sus nietos. a su padre Anquises. Mi suegra, la abuela Ciego y sin posibilidades, “Nieves”, siempre ha sido una el viejo fue cargado en los mujer fuerte. Independiente hombros de su hijo. Así le y pensante, o mejor dicho, salvó la vida. La leyenda bastante despierta. Sus nietos dice que Eneas habría han sido víctimas de sus fundado nuevamente la preguntas de rigor, como glorio-sa Troya y que el también favorecidos por sus nuevo imperio fue Roma. cuidados y sus ricas comidas. Nuestra historia no puede ser forjada si nos Las abuelas nos marcan a olvidamos de aquellos fuego. Verlas al borde de su que nos acompañaron en vida me produce un nudo en el pasado y que hoy, la garganta, pero también quizás debamos llevar me permite reflexionar sobre sobre nuestros hom-bros.

nosotros. Tú y yo, que aún caminamos, vemos y oímos. Tú y yo, que todavía podemos orinar en el baño por nosotros mismos. En medio de la visita a Nieves apareció uno de los doctores más reconocidos de mi ciudad. Él fue por décadas un

respetado psiquiatra. Estaba mirando a la nada, perdido, por su alzheimer. Como algunos dicen, “el alemán (la enfermedad) no hace distinción de personas” y en el caso del doctor era evidente. Fue una de las mentes más brillantes, admirado por los círculos académicos. Parecía que esperaba a alguien. Como un niño que aguarda que su padre llegue del trabajo, con la esperanza que traiga algo para él. Parece que está a punto de saltar de su sillón. Fue entonces, cuando el timbre del hogar sonó. Fue como el timbre del recreo escolar: le sacó una sonrisa y sus ojos brillaron. Sería liberado de ese mundo al cual no pertenecía, pero sin embargo tenía que estar, porque nadie podía ocuparse de él… aunque él se ocupó de muchos. Abrieron la puerta de frío metal y, con un rayo de luz exterior, entró su hijo. Le dijo: “Vamos, papá”. Su padre, ahora hijo, le contestó con una pregunta típica de niño dependiente: “¿A dónde vamos?”. “A pasear, papi; vamos a pasear”, contestó su hijo, ahora devenido en rol de padre. Su padre insistió en preguntar: “¿A dónde vamos a ir?”. La calidez de este encuentro evidenciaba que esta salida era una devolución más que un favor. Hace unas horas falleció la abuela de uno de mis amigos. Él me dijo unas palabras sobre ella que creo no poder olvidar: “La marca de amor que ha dejado mi abuela en mí nunca se borrará”. Cuando somos jóvenes vemos como nuestros abuelos cierran un capítulo de sus vidas. Los abuelos han sido responsables de nuestro desarrollo como personas. Lo hicieron por el puro placer de amarnos y vernos crecer. Ahora, son ellos los que nos necesitan, porque son como niños. Abuelos que se vuelven niños y que desean vivir nuevamente su infancia. Es nuestra responsabilidad amarlos. Un estudio sobre personas mayores y altamente dependientes ha determinado que el principal tipo de maltrato que reciben es la negligencia, seguidos del abandono, el abuso psicológico, la explotación financiera, el abuso físico y el abuso sexual. Los abuelos, junto con los niños, son la parte menos cuidada de nuestra sociedad. Estas estadísticas no son azarosas. Son el producto de nuestras decisiones. Cuando abandonamos a nuestros abuelos negamos nuestro pasado e hipotecamos nuestro futuro. “El tonto escupe al cielo y es víctima de su propia saliva”. Quizás debamos comenzar a ser la voz de los que se están quedando mudos de tanto clamar. “¿A dónde vamos?” Es la pregunta que sigue resonando en mis oídos. Lo que más me preocupa es: ¿Hacia dónde llevamos a aquellos que han invertido en nosotros llevándonos a la plaza para disfrutar de nuestra infancia? Recordemos y amemos en la práctica a aquellos que invirtieron en nosotros en una de las etapas más lindas de la vida.

“Cuando eras joven, te vestías e ibas a donde querías. Pero te aseguro que, cuando seas viejo, extenderás los brazos y otra persona te vestirá y te llevará a donde no quieras ir.” Juan, el discípulo más joven de Jesús. (Juan 21.18) GABRIEL SALCEDO http://www.gabrielsalcedo.com/blog/?p=65


del amor! Fuiste guía como pocos. ¡Hasta siempre, hermano pastor! Hasta que nos volvamos a encontrar, allá donde no hay más dolor ni lágrimas, y gocemos por la eternidad. Olga Villalba

CON EL SEÑOR

En recuerdo de Mansur Azzam Durante el culto del pasado 3 de julio recibimos la noticia de que nuestro querido hermano, el pastor Mansur Azzam había sido llamado a la presencia del Señor, luego luchar por varias semanas con las secuelas de un accidente vial. Se tuvieron palabras de gratitud al Señor por la vida de quien fuera en su momento pastor de la congregación de San Justo y un leal amigo y referente para la congregación de Morón. Recuerdo un momento de mi vida, no muy lejano, cuando la depresión era la causante de mi próximo final. Alguien me invita al retiro de la Iglesia Metodista en Embalse de Río Tercero. En mi voluntad de “zafar”, acepto y concurro con mi hija y algunos hermanos de nuestra Iglesia. Estando allí, experimento un malestar que se presenta como un bronco espasmo. Mi prima Olga, que estaba en el lugar, se ofrece a traer un médico. La veo regresar con Mansur. Él me mira y dice: “Querida, hace 30 grados. Sacate el echarpe, desabrigate un poco: Jesús te ama; amate voz también. ¡Regocijate! Todo esto es para vos. Mirá el atardecer, qué En su última visita a Morón. brisa tan agradable! Dios te acaricia. ¡Viví! ¡Disfrutá! ¡Liberate! Date permiso para ser feliz. No te arrincones; no te apartes. ¡Compartí con nosotros! Mañana, levantate a las 7. Te espero en el comedor para desayunar con todos.” Yo veía la vereda de enfrente, pero no la podía cruzar. Lloré por esto. A la mañana, me levanté, me vestí normalmente y fui con los hermanos a desayunar. De repente me doy cuenta: ¡Había cruzado la vereda! El médico Mansur me había ayudado. Elsa Paluch En este momento no puedo evitar preguntar por qué algunas personas que hacen tanto por otros se van tan pronto... Recuerdo que a veces me sentía desanimada porque los hermanos no venían a la iglesia y se lo comentaba a Mansur. Él me preguntaba: “¿Los invitaste a venir?” Y yo le respondía: “¿Para qué? Si no van a venir”. Entonces me contestaba: “No importa. Vos invitalos igual, que el resto lo hace el Señor.” ¡Mansur! ¡Cuántos recuerdos! Los cultos y los asados en Ituzaingó, el compartir juntos con los hermanos en armonía y alegría fraternal… Sé que ahora el Señor te está dando todas las medallas de campeón que has cosechado. ¡Campeón de la vida y

Una vez le dije: “¿Sabés, Manzur? A mí no me gustan esos pastores que para hablar con ellos hay que pedir audiencia. Se creen más que Jesucristo, todos muy acartonados”. Y él me contestó: “¿Sabés vos una cosa? Mirá que me desayuno con cartón, pero no puedo acartonarme”. Hace seis años, él fue uno de los pastores que nos dio su bendición en nuestro casamiento: ni mi esposo ni yo lo olvidaremos jamás. Para quienes no lo conocían, Manzur era un ser generoso, humilde, con un gran corazón, con un espíritu alegre y lleno de amor. Manzur: fuiste tan buen siervo, que elegiste un domingo para desplegar tus alas y volar hacia la presencia de Dios. Te vamos a extrañar. Siempre estarás con nosotros. Esther Alderete Puedo testificar de su coherencia wesleyana, de su compromiso, tanto social como espiritual. De tiempos en que su vida estuvo en grave peligro, en los momentos de oscuridad que vivió nuestro país. De sus sueños por una Argentina justa y solidaria. Testificar de su amor para con este siervo, para escucharme en mis múltiples interrogantes que surgen en la tarea ministerial, de alentarme, de sugerirme estrategias ante lo que parecía imposible de cambiar. Charlamos muchas veces, tanto de la vida de la iglesia como la situación de nuestro país. Por eso es que tengo sentimientos encontrados: de tristeza por la partida y de gozo por el cumplimiento de la promesa de nuestro Señor. Pastor Marco Ochoa Hasta su radicación en Mendoza, Mansur se desempeñó como capellán de los estudiantes metodistas en ISEDET, propiciando los lazos de unos con otros, pero fundamentalmente poniéndose a disposición de cada uno para lo que fuera necesario. Fue sumamente generoso en brindarnos genuino interés, permanente estímulo y constante preocupación. Su ausencia se siente. Ricardo Fantini Creo que el cuerpo de Mansur, no fue enterrado, sino que fue sembrado en la tierra y desde allí también seguirá dando sus frutos... Pastor Pablo Bordenave

Alfa y Omega

por K-LU



Boletin Iglesia de Moron . Agosto 2011