Page 1

ACTIVIDADES DOMINGOS – 10:00 hs. CULTO DE ADORACIÓN Y PROCLAMACIÓN SÁBADOS – 16:00 hs. GRUPO JUVENIL

www.iglesiametodistamoron.blogspot.com Boletín mensual de la PRIMERA IGLESIA METODISTA DE MORÓN

Nro. 21 – Mayo de 2011

Primer y tercer domingos del mes – Celebración de la Mesa del Señor Primer y tercer sábados del mes – 16:00 hs. PROGRAMA INFANTIL Segundo y cuarto sábado del mes – 15:00 hs. PASTORAL A LA MUJER Domingo 1 – Luego del culto, REUNIÓN DE JUNTA DIRECTIVA Viernes 6 a domingo 8 – Encuentro Nacional de Pastores Sábado 21 – Asamblea de la Región Buenos Aires (Colegio Ward)

CUMPLEAÑOS DEL MES En Mayo, cumplen un año más caminando con el Señor: 2 – Domingo Perrupato 5 – Daniel Ochoa / Camila Engler 13 – Aylén Ferreira / Leandro Yegros 21 – Jorge Ostratiqui 27 – Clyde Hougham FE DE ERRATAS: El 27 de abril cumplió años Silvia Di Biasi Les dedicamos: “Dichosos ustedes… porque el glorioso Espíritu de Dios está continuamente sobre ustedes.” 1 Pedro 4.14 V.P. (Si su cumpleaños fue omitido, por favor notifíquelo para su rectificación.)

PRIMERA IGLESIA METODISTA DE MORÓN Barbosa 249 – (1708) Morón Correo-e: iglesiametodistamoron@yahoo.com.ar

CARTA PASTORAL


Mayo, un mes de luchas y sueños

Juan Wesley: un testimonio de vida

Queridos hermanos y hermanas, el mes de mayo nos refiere a distintas fechas conmemorativas, tanto en nuestro país e internacionalmente, así como de nuestra Iglesia Metodista de origen wesleyano. Por eso creo que sería propicio expresar en estas líneas el cruce entre aquellos que lucharon por un ideal, por un derecho, por un sueño de justicia y armonía entre los hombres. Como creyentes, nos revelada, nuestra Biblia y evangelio nos dice: "No os cobre en vuestros cintos; ni de dos túnicas, ni de porque el obrero es digno 10.9,10). Dios hizo al que sean dignos, que la creación y bendecidos podemos recordar luchas tienen que ver con el deseo oprobios ni explotación. permiten no olvidar de a imperios dominantes.

sustentamos en la Palabra encontramos que el proveáis de oro, ni plata, ni de alforja para el camino, ni calzado, ni de bordón; de su salario" (Mateo hombre y a la mujer para puedan ser guardadores de por gracia. Pero a la vez sociales en nuestro país que de vivir en libertad, sin Fechas que en este mes nos aquellos que se enfrentaron

Los textos bíblicos nos vuelven a hablar: “No tendrás dioses ajenos delante de mí. No te harás imagen, ni ninguna semejanza de lo que esté arriba en el cielo, ni abajo en la tierra, ni en las aguas debajo de la tierra. No te inclinarás a ellas, ni las honrarás; porque yo soy Jehová tu Dios, fuerte, celoso, que visito la maldad… y hago misericordia a millares, a los que me aman y guardan mis mandamientos” (Éxodo 20.3-6). Cuando el deseo de querer acumular, no importando los medios para obtenerlo, han producido, dolor y desesperación, convirtiéndose en adoradores de estos ídolos con pies de barro. Nuestras sociedades lo sufren y lo han sufrido. Y cuando hablamos de los derechos de los trabajadores, de los obreros, nos remontamos a los “Mártires de Chicago”, un 1 de Mayo de 1886. Nuevamente la Palabra, siempre vigente nos dice hoy: ``No oprimirás a tu prójimo, ni le robarás. El salario de un jornalero no ha de quedar contigo toda la noche hasta la mañana” (Levítico 19.13); “En su día le darás su jornal antes de la puesta del sol, porque es pobre y ha puesto su corazón en él; para que él no clame contra ti al Señor, y llegue a ser pecado en ti” (Deuteronomio 24.15). (Continúa en la página 7.)

NUESTRA HERENCIA

Juan Wesley nació el 17 de junio de 1703, pero su historia había comenzado mucho antes. Por generaciones, Dios estuvo preparando dos familias para ser sus antepasados. Por el lado de su padre, Samuel Wesley, su bisabuelo fue un buen pastor y médico, y su abuelo fue un pastor laico y ferviente evangelista. Por el lado de su madre, Susana Annesley, su bisabuelo fue abogado y miembro del parlamento; su abuelo, doctor en leyes y pastor puritano. Susana fue una de las mujeres más instruidas e inteligentes de su época. Era muy metódica y disciplinada y amaba profundamente a Dios y su obra. Fue ella quien tuvo la mayor influencia en la vida de Juan, por lo que la llaman “La madre del Metodismo”. Susana comenzó a organizar reuniones en su casa los domingos por la noche, primero para la familia y luego invitando a otras personas. Estas reuniones dejaron una fuerte impresión en Juan. Era una de las muchas semillas sembradas en su tierna vida que iban a tener fruto más tarde en su vida y obra. Otras semillas fueron no hacer diferencia de personas y respetar a todos no importando su clase, raza o color; ayudar a los pobres y necesitados; aceptar que la mujer debe desarrollar sus dones en la obra del Señor; ser metódico y auto disciplinado y, sobre todo, tener un amor sincero hacia Dios y hacia los demás. A los 17 años, siguiendo los pasos de sus antepasados, ingresó a la Universidad de Oxford. Estando allí, en 1725 comenzó a escribir su diario personal, que nos permite saber de su vida y sus pensamientos. Lo siguió escribiendo hasta el fin de sus días. Fue ordenado pastor anglicano en 1728. Mantuvo su vida disciplinada y austera y se levantaba a las 4 de la


mañana para orar y estudiar. Comenzó a reunirse con su hermano Carlos y un grupo de profesores y estudiantes para orar y estudiar la Biblia y otros textos de la iglesia, y hacer obras sociales siguiendo el ejemplo de Jesús. El grupo visitaba la cárcel, ayudaba a familias pobres y comenzó una pequeña escuela. Los otros estudiantes comenzaban a burlarse de ellos llamándolos “Los entusiastas”, “El club santo”, y al ver que sus vidas eran tan metódicas les pusieron el apodo de “Los metodistas”. Es así que llevamos con orgullo y honor este nombre hasta el día de hoy.

mutuamente. En cada lugar donde predicó dejó estas sociedades reuniéndose y les escribió y visitó con frecuencia. Él siempre les enseñó a ir a su iglesia anglicana los domingos y tomar la Santa Cena en sus parroquias. Él nunca pensó en formar una nueva denominación. También se reunieron en grupos más pequeños llamados “clases” para profundizar su fe y recolectar fondos para los pobres. Fue esta organización en grupos que ayudó con el discipulado de los nuevos y su preparación para ser líderes en las sociedades y hasta pastores laicos y evangelistas.

En 1735, Juan decidió dejar la vida de Oxford para ir como misionero a una colonia nueva en América, con la compañía de su hermano Carlos. Pero no fueron bien recibidos y después de dos años de pruebas y frustraciones regresaron a Inglaterra. Yendo en un barco, durante una fuerte tempestad, había visto la fe y el testimonio de un grupo de familias de moravos de Alemania. Se dio cuenta de que su fe y su confianza en Dios no eran igual a la de esas personas. Un predicador moravo le dijo: “Predica la fe hasta que la tengas y después predícala porque la tienes”. Así Juan comenzó a predicar en las Iglesias de Londres.

Él enseñó y vivió la santidad personal y la santidad social. Él enseñó a sus seguidores a vivir correctamente, dándoles reglas de vida y enfatizando el amor a Dios y el servicio al prójimo. Atacaba las raíces de los males, además de dar ayuda inmediata para aliviar los síntomas. Abrió escuelas y escribió libros, tenía postas médicas, orfanatos, cooperativas, clases de alfabetización, escuelas dominicales y obras en las cárceles. La última carta que él escribió, pocos días antes de morir, fue apoyando la lucha en el Parlamento contra la esclavitud.

Pero fue en una reunión del 24 de mayo en 1738, que por fin Juan recibió la seguridad de su salvación y la fe que tanto anhelaba. Después escribió en su diario: “Por la noche fui de muy mala gana a una sociedad en la calle de Aldersgate, donde alguien estaba leyendo el prefacio de Lutero a la Epístola a los Romanos. A eso de las nueve menos cuarto, mientras estaba describiendo el cambio que Dios obra en el corazón por medio de la fe en Cristo, sentí en mi corazón un ardor extraño. Sentí la seguridad de que Él había quitado mis pecados, y me había salvado de la ley del pecado y la muerte”. Esta experiencia transformó su vida, llenándola de amor y de poder para salir a evangelizar y transformar la iglesia y el país. Fue el comienzo de un avivamiento del Espíritu Santo que impactó a Gran Bretaña y llegó hasta América. Después de viajar a Alemania, para visitar el centro de los moravos y recibir mayor inspiración de ellos, Juan regresó a Inglaterra para predicar. Su amigo George Whitefield, el evangelista, predicaba al aire libre y él invitó a Juan a ayudarlo, cosa contraria a la costumbre de un pastor anglicano. Pero inspirado por el Espíritu Santo, Juan comenzó a predicar al aire libre por todo el país. Él dijo que todo el mundo era su parroquia y predicó donde estaba la gente más necesitada, en las salidas de las minas, fábricas y en las plazas y ferias. El estado de la Iglesia oficial de Inglaterra en su tiempo era lamentable. Muchas parroquias estaban muertas espiritualmente. La iglesia no se preocupaba por los miles de inmigrantes explotados y maltratados, sin educación, salud ni casas adecuadas, que trabajaban y vivían en condiciones infrahumanas. La Iglesia no estaba lista para recibir a los recién convertidos por la predicación de Juan, Carlos y sus amigos, por lo tanto cerraba sus puertas a los predicadores “metodistas”. Sus enemigos usaban mucha violencia contra los predicadores metodistas y contra los primeros grupos de creyentes. Entonces Juan comenzó a formar a los nuevos convertidos en sociedades que se reunieran en los hogares durante la semana para adorar, orar, estudiar la Biblia y apoyarse

¿Cómo era Juan? Ser su traje clerical, conservado en el museo en su casa en Londres, lo muestra pequeño y delgado. ¡Era pequeño de estatura pero gigante en la obra que realizó! Este “tizón sacado del fuego de Dios” y ardiendo con el poder del Espíritu Santo, llamado a transformar los males de su sociedad con el evangelio del amor de Jesucristo, siguió viajando por todo Gran Bretaña hasta pocos días antes de su muerte a los 87 años, en 1791, y hasta su muerte permaneció dentro de la iglesia anglicana. Pero en 1766, inmigrantes habían comenzado las sociedades metodistas en los Estados Unidos y la obra creció rápidamente. De esa obra, somos herederos; de ese tizón, somos chispas.

Alfa y Omega

LO QUE PASÓ, en pocas imágenes

por K-LU


AGUA FRESCA PARA TU VIDA “La lectura devocional de la Biblia nos da un alimento espiritual insustituible para enfrentar el discipulado y la misión.” http://devocionalesaguafresca.blogspot.com

Consagración de la nueva Junta Directiva (3 de abril)

Culto de Domingo de Ramos (17 de abril)

Jueves Santo: Recreación del lavado de pies (21 de abril)

El devocional online de la Iglesia Evangélica Metodista Argentina

XXII Asamblea General de la Iglesia Evangélica Metodista Argentina 17 al 20 de junio de 2011 Colegio Ward, Ramos Mejía Viernes Santo: Via Crucis en la calle (22 de abril)

Sábado de Gloria: obra evangelística a cargo del Grupo Juvenil (23 de abril)

CARTA PASTORAL (Viene de la página 2.)

Domingo de Resurrección: Alba Desayuno Pascual Culto de Resurrección: Coro la plaza (24 de abril)

en Congregacional

Nuestra Iglesia, inspirada en el espíritu wesleyano de lucha contra la esclavitud y contra la explotación infantil, no se ha mantenido al margen. Ha tenido una voz firme y cimentada en los evangelios, de proclamar el año agradable del Señor y anunciar el Reino de Dios entre nosotros/as. En tiempos difíciles, hemos podido dar testimonio de nuestra fe. Hoy es necesario no olvidar de aquellos que se ofrendaron por ser leales a sus ideales, no olvidar de un Juan Wesley que levantó su voz por los sin voz, y de Jesús que dio su vida por los que fueron excluidos, “porque no hay mayor amor, que dar la vida por los amigos” (Juan 15.13). Dios les bendiga.

Más fotografías en: www.iglesiametodistamoron.blogspot.com

Marco Ochoa Jara


Pastor

Boletin Iglesia Metodista - Mayo 2011  

Nuestra Iglesia, inspirada en el espíritu wesleyano de lucha contra la esclavitud y contra la explotación infantil, no se ha mantenido al ma...

Advertisement