Page 1

LA RISA, REMEDIO INFALIBLE


Sonreír alegremente puede cambiar la química de la sangre, así como proteger al organismo contra la enfermedad y la depresión.


El humor y la risa han formado parte de la cultura humana durante la historia. Los investigadores creen que los primeros humanos desarrollaron la capacidad de reír hace aproximadamente unos 4.000.000 de años. Probablemente nuestras risas eran muy similares a las que vemos hoy en los chimpancés y los monos. Al parecer, sólo desde hace 2.000.000 de años, los primeros humanos comenzaron a poder controlar sus músculos faciales lo suficientemente bien para reír a su antojo, y no sólo como una respuesta a algo externo.


En los últimos 30 años se ha avanzado mucho en la aplicación de la risa como medicina natural en muchas patologías, en los años 70, un doctor californiano aplico la alegría y el buen humor como apoyo en la recuperación y tratamiento de enfermedades, obteniendo beneficiosos resultados, a partir de ahí se comenzó a utilizar la técnica de la carcajada en los hospitales de todo el mundo.


El buen humor crea un círculo psicológico saludable que ayuda y favorece el restablecimiento de la salud. Desde el punto de vista fisiológico una buena carcajada relaja los músculos, ensancha los pulmones porque permite llenarlos de oxígeno, consiguiendo un aumento de la circulación sanguínea y un efecto tranquilizante en el sistema nervioso. Desde el punto de vista psicológico, levanta él ánimo, potencia el bienestar y equilibrio emocional, ayudándonos en la mayoría de los casos a superar los problemas.

Risa  

La risa en el ambito terapeutico