Page 41

EL GASTO PÚBLICO EN HONDURAS

Área de reforma 4: Sistemas de control interno y externo Una adecuada gestión del gasto en el sector público, al igual que en las empresas privadas, requiere de un buen sistema de control interno, en sus diferentes componentes. Los diferentes estudios de los últimos cinco años sobre el sector público de Honduras mencionados en la bibliografía, incluido el más reciente CFAA (2004.b) ponen énfasis en la importancia de corregir las debilidades en esta materia.

I)

Principales debilidades

Algunos de los aspectos dignos de señalar sobre la situación en Honduras, son los siguientes:

34

1.

Es necesario deslindar y hacer una correcta asignación de responsabilidades en los sistemas de control.34 En el pasado se han señalado debilidades importantes, como el asignar tareas a los auditores del Tribunal Superior de Cuentas (TSC, antes Contraloría General) a la vez como “auditores internos”, pagados por los mismos ministerios y entidades descentralizadas, y como miembros de la Contraloría en función de auditoria externa. Esto los convertía en jueces y partes del proceso. Aunque el marco legal se ha mejorado, todavía persisten lagunas y ausencia de asignación clara de responsabilidades. No se ha definido cuál entidad tendría a su cargo lo relacionado con el control interno y la designación y remoción de los auditores internos en las diferentes dependencias del Gobierno. En principio esto se mantendría del resorte de cada Secretaría, pero hay riesgo de pérdida de independencia en las unidades de auditoria interna.

2.

El sistema debe evolucionar hacia el funcionamiento de auditorias independientes en las diferentes dependencias estatales, junto con unidades de control allí donde hay procesos financieros y manejos de recursos. Estas auditorias deben tener una coordinación cercana y estrecha con la entidad contralora, con un régimen de estabilidad en donde la remoción deba requerir del análisis en su última etapa y del visto bueno del TSC, para evitar que los auditores queden a expensas de los jerarcas y, de esa forma, pierdan la objetividad en su labor de vigilancia.

3.

Los reportes del TSC no son publicados y, lo que es peor, no hay mecanismos para forzar el cumplimiento de sus recomendaciones. Estos elementos, en particular el último, revisten importancia decisiva para contar con una gestión contralora eficaz.

4.

La eficacia de la gestión contralora depende, desde luego, de otras consideraciones adicionales de mucha importancia. La calidad de los recursos humanos y, junto con ella, la aplicación de la función de contraloría con clara distinción entre lo principal y lo accesorio, marcan con frecuencia la línea entre una gestión buena y una deficiente o insuficiente. En no pocos ejemplos el exceso de reglamentismo convierte a los funcionarios en una suerte de autómatas que vigilan el cumplimiento de los reglamentos al pie de la letra, pero que hacen poca utilización

Véase FMI (2002).

36

el gasto público en honduras  

el presente estudio sobre honduras forma parte del proyecto "creación de capital social por medio de la reforma fiscal" desarrollado por el...

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you