Page 16

EL GASTO PÚBLICO EN HONDURAS

el grado de gobernabilidad. La informalidad lleva a la creación de instituciones y procedimientos ad-hoc para tratar de llenar los vacíos o eliminar cuellos de botella. Se convierten en enclaves en las estructuras administrativas y son formas de saltarse etapas de los procesos de desarrollo de sistemas sin enfrentar las debilidades subyacentes, operando normalmente bajo reglas diferentes al resto del sector institucional y sin que se generen efectos de derrame de conocimientos.11 Finalmente, se coincide con Schick en que las primeras etapas de la reforma fiscal deben dar más énfasis a: 1.

la disciplina de una situación fiscal sostenible que no cause perjuicio a la economía en el mediano y largo plazo;

2.

asegurar la asignación de recursos adicionales para el suministro efectivo de servicios públicos.

El primer tema tiene que ver con reglas fiscales implícitas o explicitas, ya sea en la forma de límites al déficit fiscal, al ahorro en cuenta corriente o a las razones de endeudamiento o similares.12 En el caso de Honduras, las metas en cuanto el déficit fiscal, la deuda pública, el ahorro público y la inversión en capital humano y físico para el crecimiento con equidad incluidas en la ERP constituyen el compromiso para alcanzar ese objetivo, en el tanto se cumplan y se complementen con las reformas que se proponen más abajo para mejorar los vínculos entre los gastos públicos y los objetivos de la ERP. El fuerte apoyo internacional dentro de la iniciativa HIPC y el condicionamiento de la ayuda de la comunidad internacional al buen desempeño fiscal y a los equilibrios macroeconómicos, es un requisito fundamental para la sostenibilidad de la ERP, mientras el país conduce las reformas que le permitan navegar solo y lidiar con las presiones internas y con los “shocks” externos sin echar a perder esa sostenibilidad macroeconómica. En cuanto al segundo tema, asegurar la asignación de recursos adicionales para el suministro efectivo de servicios públicos, éste es crucial para construir el capital social que sea sustento del acuerdo social en el que descansen las finanzas públicas. Solo en el tanto la población vea aumentos en la cantidad y calidad de los bienes y servicios públicos orientados a reducir la pobreza y aumentar el crecimiento económico con equidad, se estará construyendo capital social. Para Schick, las áreas de “democratización del presupuesto” y de “dar cuentas por el uso de los recursos públicos” son temas para etapas posteriores, una vez que con las otras dos la población vea lo avances en el suministro de bienes y servicios públicos para disminuir la pobreza y crecer con equidad. Sobre las otras áreas de reforma del gasto público, plantea lo siguiente: “Las iniciativas de reforma no deben consumirse a sí mismas en los procesos de reforma; en vez, centrándose en las políticas, los procesos detrás de los impactos

11

Schick identifica los sistemas integrados de información financiera como uno de esos enclaves y señala que si bien el suministro de datos es necesario para ejecutar políticas focalizadas, la integración como meta debe ser menos importante. Aun en países como Francia y Alemania esos sistemas de punta no son considerados eficientes desde el punto de vista de costos. Schick (2004), traducción libre. 12

Véase el capítulo 1 (“Introducción”) en Easterly y Servén (2003), principalmente las Págs. 5-12 y las referencias.

11

el gasto público en honduras  

el presente estudio sobre honduras forma parte del proyecto "creación de capital social por medio de la reforma fiscal" desarrollado por el...