Page 103

CONCLUSIONES GLOBALES DEL RESUMEN EJECUTIVO DIAGNÓSTICO DE SEGURIDAD VIAL EN ALC

Prioridad III: El factor humano.

Prioridad IV: El vehículo.

El tercer apartado que se puede considerar con potencial línea de mejora en materia de seguridad vial hace referencia al factor humano, que suelen proporcionar resultados en el medio-largo plazo. En este caso varios países, como Costa Rica, Brasil, Chile, República Dominicana y Venezuela, se encuentran en una buena situación, pero el resto de los países presentan necesidades de mejora.

Por último, el factor vehicular presenta algunos campos de actuación en los cuáles la mayor parte de los países no presentan un buen resultado (antigüedad y equipamiento de seguridad).

Las áreas de trabajo prioritarias son:

•• Generación de planes para la renovación del parque vehicular.

•• Garantizar la difusión de la educación vial a todas las escuelas de los países. •• Mejorar los sistemas de formación de conductores, promoviendo la enseñanza de los aspectos de seguridad vial. •• Fomentar conductas seguras entre los usuarios, abordando el problema desde la prevención, tanto en los campos educativos como de salud, sin olvidar el papel de las campañas de concienciación. Es preciso tener en cuenta las siguientes consideraciones: •• La rentabilidad de las inversiones que se hagan en materia de factor humano presentan, a priori, periodos de retorno grandes, por lo que es difícil analizar la rentabilidad de las acciones. Las campañas de concienciación suponen una excepción muy significativa, ya que permiten obtener resultados de cambio de conducta en un corto periodo de tiempo.

0 7

En este contexto, el trabajo en el factor vehículo se debería orientar a: •• La implementación de la obligatoriedad de la inspección técnica periódica.

•• Apoyar la generalización de las innovaciones tecnológicas de seguridad en los vehículos (cinturones en todas las plazas de automóviles, “air bag”, luces diurnas, etcétera). Todas las medidas de mejora de la seguridad en el vehículo suponen muy elevadas inversiones. No obstante sí podrían existir algunas líneas específicas en las que sería oportuno trabajar, como la seguridad de los vehículos de transporte de viajeros (por ejemplo, la obligatoriedad de los cinturones de seguridad en todas las plazas) y los usuarios de vehículos más vulnerables, como bicicletas, ciclomotores y motocicletas (por ejemplo, mejora del equipamiento de seguridad de los vehículos o colocación de elementos reflectantes para mejorar la seguridad nocturna y bajo condiciones climáticas adversas).

•• Las actuaciones en el factor humano relacionadas con el apoyo a organizaciones no gubernamentales y, en particular, de víctimas de accidentes de tránsito, suponen un valor de promoción y presencia mediática indiscutible por lo que ese tipo de medidas deben ser valoradas con todas sus repercusiones.

103

diagnóstico de seguridad vial en américa latina y el caribe: 2005 - 2009  

este documento, que sirve de base a la estrategia de seguridad vial del bid, es un análisis exhaustivo del estado de la seguridad vial en lo...

Advertisement