Page 36

El surgimiento de China: Una visión desde América Central

La evolución en los ingresos personales ha sido acompañada por otros dos fenómenos relevantes. Por un lado, como es sabido, el crecimiento económico chino ha estado asociado a un pronunciado deterioro en la desigualdad del ingreso, en particular entre las poblaciones rural y urbana (véase Banco Mundial, 2003). Por otro lado, como ya se mencionó en la sección II, la tasa de urbanización de China ha aumentado muy aceleradamente. Es claro que este segundo fenómeno eventualmente va a tener un efecto moderador en el deterioro de la desigualdad del ingreso a medida que el país se torne mayoritariamente urbano. No hay que olvidar que todavía más del 60 por ciento de la población vive en zonas rurales. Sin duda, la desigualdad del ingreso es un fenómeno indeseable, el cual deberá ser progresivamente atenuado para permitir que el desarrollo de China sea sostenible en el largo plazo. Sin embargo, es también difícil dejar de reconocer que esta desigualdad, aliada con las gigantescas dimensiones de las metrópolis chinas y el rápido crecimiento de los ingresos personales medios, ha hecho posible la aparición de una masa significativa de consumidores de alto poder adquisitivo. Es esta masa la que tiene un poderoso rol en la transformación de los hábitos de consumo en China, en particular con un profundo impacto en las importaciones de bienes y servicios. En el extremo superior de este grupo es posible ya identificar una demanda por artículos de lujo, que se revela al observador casual por la apertura de sucursales en Beijing y Shangai por empresas como Armani, Prada o Louis Vuitton. Según un reciente artículo de The Economist (2004) se estima este mercado en 10-13 millones de personas. Otras estimaciones (Peoples Daily, 2004) indican que en 2003 este mercado tuvo un volumen de alrededor 2 mil millones de dólares. Es posible señalar algunas importantes características del grupo previamente identificado de consumidores de mayor poder adquisitivo. La atracción por productos de origen extranjero es una de ellas, la cual ha sido hábilmente explotada por algunas cadenas internacionales. McDonald’s, por ejemplo, tiene ya cerca de 600 establecimientos en el país y Kentucky Fried Chicken (KFC) más de 1.000 restaurantes. Una segunda característica, relacionada con la primera, es la fidelidad a las marcas, especialmente aquellas de origen extranjero. Según Victor Yuan, Presidente de la consultora Horizon Research Group, las decisiones de consumo del 51 por ciento de los consumidores obedecen a fidelidad a marcas extranjeras, mientras sólo el 2 por ciento de ellos son fieles a marcas locales (el otro 47 por ciento no es fiel a marcas en sus decisiones)18. Por último, cabe notar el papel pionero que los segmentos más jóvenes tienen en la definición de los nuevos hábitos y tendencias del consumo. Este hecho está relacionado con la atención especial que los padres dedican a sus herederos en el contexto de la política de familias con hijos únicos, y que ha llevado a denominar a estos jóvenes como “pequeños emperadores.”

18

Presentación al Denver China Forum, Universidad de Denver, Colorado, sobre el tema “Taking the Pulse of the Chinese Economy: Challenges and Opportunities,” 8 de mayo de 2003.

30

el surgimiento de china: una visión desde américa central  

este estudio trata sobre el impacto del surgimiento de china en las economías centroamericanas, con especial énfasis en guatemala y honduras...