Page 39

La ultrasonografía del sistema venoso y sus perspectivas de futuro

dominante antes de realizar la cateterización a fin de facilitar ésta. • Valoración de la presión en la aurícula derecha10: se trata de una aplicación recientemente descrita y de gran interés que intenta proporcionar una alternativa no invasiva para la medición de la presión venosa central. Se basa en el hecho de que la presión de la aurícula derecha se transmite retrógradamente a la vena yugular, provocando su distensión (aumento de calibre). Si la presión es normal la vena no estará distendida y la maniobra de Valsalva conseguirá dilatarla significativamente. Por el contrario, si la presión auricular es elevada, la vena ya estará distendida y las posibilidades de dilatación adicional inducidas por la maniobra de Valsalva serán mínimas. Se han realizado estudios intentando determinar los dinteles de distensibilidad que nos permitirían diagnosticar un incremento significativo de la presión en la aurícula.

Hipótesis patogénicas en torno al drenaje venoso cerebral Durante los últimos años han sido muchas las investigaciones que han intentado conectar las anomalías del drenaje venoso cerebral con diversas patologías neurológicas, apoyándose en hipótesis más o menos plausibles y en evidencias más o menos sólidas. A continuación revisaremos algunas de las más destacadas: • Amnesia global transitoria (AGT) e insuficiencia venosa valvular: a lo largo de la historia han sido varias las teorías fisiopatológicas que han intentado

dar explicación a la AGT. Durante los últimos años ha cobrado especial importancia la hipótesis de la congestión venosa11. Dicha hipótesis se basa en el hecho de que, con frecuencia, los precipitantes de la AGT implican la realización de una maniobra de Valsalva por parte del paciente y en el hallazgo de alteraciones evanescentes en las secuencias de difusión de la RM de uno o ambos hipocampos. Los estudios ultrasonográficos han venido a dar solidez a estas especulaciones, al demostrar un porcentaje sorprendentemente alto de insuficiencia de la válvula yugular en los pacientes con AGT, mucho mayor que el existente en la población general. • Amaurosis fugax (AF) sin patología arterial: pese a la realización de amplios estudios diagnósticos, la etiología de la AF permanece inexplicada en hasta dos tercios de nuestros pacientes. La demostración de que varias patologías que obstaculizan el flujo de retorno venoso pueden producir AF (masas orbitarias, fístulas durales, hipertensión intracraneal), el hecho de que un buen porcentaje de AF ocurran durante maniobras de Valsalva y la constatación de anomalías venosas en el fondo de ojo de algunos pacientes durante el episodio han conducido a la exploración del retorno venoso en estos pacientes. Las conclusiones son claras: el reflujo venoso es mucho más frecuente en los pacientes que sufren AF repetidas12. • Hipertensión intracraneal idiopática: durante los últimos años han proliferado las noticias acerca de pacientes con seudotumor cerebral en quienes se encontraban vellosidades aracnoideas aberrantes que obstruían en mayor o menor medida el drenaje venoso a través de los senos. La resolu-

37

Numero 8 de la Revista de Enfermedades Cerebrovasculares  

Revista del GEECVSEN

Numero 8 de la Revista de Enfermedades Cerebrovasculares  

Revista del GEECVSEN

Advertisement