Page 1

www.icm.org.uy

entretodos@arquidiocesis.net

10 de marzo de 2018 - N.°421 - Año XVIII - Precio $20

QUINCENARIO DE LA ARQUIDIÓCESIS DE MONTEVIDEO

Iglesia y mujer

Iniciativas que revaloran el aporte y dignidad femenina en la sociedad

La cárcel como lugar de conversión

Plenario sobre la mujer americana en el Vaticano


2

Entre Todos

10 de marzo de 2018

E

ste Entre Todos llega pocos días después de la celebración del Día Internacional de la Mujer, fecha fijada por Naciones Unidas para sensibilizar, concienciar y llamar la atención sobre la situación de las implicadas. Algunos consideran que estas jornadas carecen de sentido, otros las usan como plataforma para exigir todo tipo de cambios, sean pertinentes o no. En todo caso, este día se convierte en una excusa para mirar un poco más hacia una realidad concreta. Durante años se ha acusado (y se ataca hoy también) a la Iglesia por no dar espacio a las damas, por ser una institución machista que denigra y relega a las mujeres al último lugar. Que las obliga a estar sujetas a los hombres y que no da pie para la iniciativa o incluso la libertad. Algo de esto pudo ser cierto en el pasado, cuando -sin pretender justificar, pero no dejando de omitirlo- en amplísimos sectores de la sociedad se daba poco lugar a las que llevaban polleras. Pero quedarse en esa imagen sería no reconocer la realidad. Implicaría olvidarse de las gestiones que hizo Santa Catalina de Siena ante los papas, de las predicaciones de Santa Rosa de Lima, del camino espiritual marcado por Santa Teresa y Santa Teresita, del aporte filosófico de Santa Edith Stein, de la misericordia hecha carne en Santa Teresa de Calcuta. Esto, por mencionar figuras renombradas y por todos conocidas, pero sin dejar de lado a tantas y tantas monjas que encendieron la vida de la Iglesia, a innumerable cantidad de laicas que iluminaron en su entorno y acercaron a los demás a Dios. Igualmente es fácil repasar algunos campos donde las mujeres de la Iglesia han abierto camino. En la atención de enfermos y ancianos, en el cuidado de niños y huérfanos, en la educación a todos los niveles. En esta edición del Quincenario se recogen algunas de estas iniciativas, que buscan mostrar lo que la Iglesia -mejor dicho, lo que los hijos de Dios en su Iglesia- hacen en favor de las más necesitadas. Figura el testimonio de Margarita Hermida, directora de la cárcel femenina que vio la influencia positiva de los agentes pastorales en las reclusas y, después de jubilada, se integró al equipo. Se recoge también un resumen del trabajo de Ceprodih, que acompaña de modo efectivo a las que quedan desamparadas cuando más lo reclaman. Igualmente se presenta un artículo sobre el plenario de la Pontificia Comisión para América Latina, que este año abordó el tema de la mujer, con participación del Card. Daniel Sturla. Todo esto se complementa con un resumen del encuentro mantenido entre el Arzobispo y representantes de la Red Uruguaya contra la Violencia Doméstica y Sexual, en el que se encontraron muchos puntos de coincidencia. No falta tampoco en estas hojas la declaración divulgada por la Arquidiócesis en el Día Internacional de la Mujer. Ese texto acaba con unas líneas que trascienden todas las demás consideraciones y que invitan, una vez más, a la acción de gracias a Dios. No ya por las mujeres, sino por una en concreto: su Madre. “La Iglesia ve en María el máximo y más perfecto ejemplo de vida para el cristiano. Una mujer es la mayor fuente de inspiración, de virtudes y de amor” ¡Qué buenos son estos días para elevar la mirada y agradecer, al margen de las marchas y proclamas, que todos tenemos una Madre -¡Y qué Madre!- en el Cielo.

Índice Formación para catequistas 2018

3

La Iglesia y la mujer

4

De directora de cárcel a agente de pastoral

6

El amor siempre tendrá la última palabra

8

No hay Carnaval sin Cuaresma

10

“Dando fruto abundante”

12

Señor, tu Palabra es eterna

14

Cartelera de noticias

15

Conducidos por el Espíritu al desierto

16

Evangelizar a los bautizados

17

Políticas de familia

18

La mujer en el centro del Vaticano

19

Agónico dolor que incendia

20

El Clam se renueva

21

«Tú serás la tercera para dar ejemplo de penitencia»

22

Detener la violencia y agresión en las redes sociales

23

Los obispos incentivan los matrimonios entre las castas

23

«Nos pide poco, el Señor, y nos da tanto»

24

Buzón: entretodos@arquidiocesis.net

EQUIPO REDACTORA RESPONSABLE

PUBLICIDAD

ADMINISTRACIÓN

Carolina Bellocq secretaria@icm.org.uy

Martín Bazzino Tel : 098 888 181

Enrique Martínez

REDACCIÓN

COLABORADORES

Lelia Leal

Camilo Genta info@icm.org.uy Pablo Podestá entretodos@arquidiocesis.net P. Kryzstof Pacholak krzysztof.pacholak@gmail.com

P. Gonzalo Abadie Laura Álvarez Goyoaga Guzmán Carriquiry Álvaro Fernández Silvana Fiamene Diác. Víctor Hugo Méndez

SECRETARÍA DIAGRAMACIÓN Agustín González Yáñez

POR SUSCRIPCIONES Tel. 2916 11 30 int. 244 De lunes a viernes de 13.30 a 16

EDICIÓN N° 421 Impresa el 7 de marzo de 2018 Próximo número sábado 24 de marzo REDACCIÓN Cerrito 475//C.P.11000 Tel. 2916 11 30 int. 211 IMPRESIÓN Microcosmos S.A D.L 320.667


Entre Todos

Formación

10 de marzo de 2018

3

La Arquidiócesis impulsa un diplomado en catequesis desde la Facultad de Teología

Formación para catequistas 2018 El 2018 trae novedades en la formación para los catequistas de nuestra Arquidiócesis. Un Diplomado en Catequesis es la nueva propuesta de la Arquidiócesis de Montevideo y la Facultad de Teología “Mons. Mariano Soler”. El programa Tendiendo Puentes, que se emite los sábados por la mañana en Radio Oriental, conversó con el Dr. Javier Velázquez. ICM comparte con ustedes algunos de los pasajes de dicha entrevista.

lo más indicado, según su opinión, es trabajar por proyectos, como se hace en la educación formal en algunos colegios. Esto permite involucrar una mirada de conjunto y no contenidos sin ninguna relación o conexión entre sí. Nuevo diplomado en catequesis Para 2018, el IPC continúa con la propuesta básica de formación de catequistas. Esta formación apunta a jóvenes que están evaluando su vocación como catequistas. Consta de seis reuniones y tiene una fecha de comienzo aún no definida en el mes de mayo.

Formación inserta en la realidad El IAF comenzó su trabajo en febrero de 2016. En ese momento se realizó una encuesta a nivel interno para saber qué necesitaba la Arquidiócesis en lo formativo. En esa pesquisa se llegó a la conclusión de que “el laico debe tener un lugar donde seguir un camino de formación y saber, claramente, cómo este se lleva adelante”, comentó Javier Velázquez. De allí surge el pedido hacia el IAF, que en este momento cuenta con 11 personas en su equipo, para desarrollar un curso básico de formación para los laicos. Para esto, además, tiene la ayuda del asesor teológico del instituto el Pbro. Pablo Peralta. Otro de los objetivos que se planteó el instituto, como uno de los programas evangelizadores de la Arquidiócesis, fue la descentralización de la formación, “que no todo sea en el centro de la ciudad”. Velázquez añadió que “parte del proceso evangelizador de la Iglesia es ir a los lugares, porque además todas las realidades son diferentes, en las diferentes zonas, en los diferentes barrios”. Es así que en 2016 y 2017 los cursos han recalado en distintas parroquias y comunidades de todo Montevideo. Desde el IAF se intenta transmitir una teología dirigida a los agentes pastorales. “La idea es que la persona pueda entender a la Iglesia y su realidad y después pueda transmitir esto a aquellos que acompaña”, enfatizó Velázquez. También afirmó que “compartir con otros es lo más valioso del curso, la idea es que nadie se quede afuera de esta formación básica”. Para el encargado del Instituto Ar-

Este año comienza un Diplomado en Catequesis/C. Planelles

quidiocesano de Formación, “en general la gente quiere afianzar los contenidos de la fe para dialogar con el vecino, con el que no cree o está alejado de la Iglesia”. Entiende que ante una realidad tan cambiante hay que hacer continuamente ajustes, por eso este año se quiere hacer foco en el uso de las nuevas tecnologías al servicio de la evangelización. La vida del cristiano como proceso El Dr. Javier Velázquez contó que la catequesis ha sido parte de su vida desde siempre, “es una vocación y mi vida gira en torno a ella”. Desde el año pasado asumió la dirección del Instituto Pastoral de Catequesis (IPC). Por eso uno de sus mayores anhelos es unificar las distintas instancias de formación en la Arquidiócesis. Según Velázquez se debe dotar de coherencia y complementariedad a los cursos brindados por el IAF, el IPC o la Vicaría de la Educación. En esa entrevista en Radio Oriental dialogaron, asimismo, sobre el nuevo abordaje de la catequesis. El encargado del IAF mencionó que “es fundamental el trabajo de los padres y el lugar que le dan a la catequesis en la formación de sus

hijos”. Otro punto es la mirada kerigmática necesaria para el proceso de fe, “aceptar y querer seguir a ese Cristo del que me hablaron, con el que tuve contacto en mi vida”. Para este nuevo abordaje, surgen también desafíos “ante este cambio de paradigma, esta realidad diferente, ¿cómo transmitir un Cristo vivo que tenga peso en la vida cotidiana?”, se preguntó Velázquez. El encargado del IAF dijo que para responder a estos desafíos “primero se debe involucrar a los padres en el proceso”. A esto agregó que debe existir un diálogo entre parroquia y colegio, “que la catequesis no sean dos cosas separadas, según el lugar”. Otro paso es la personalización, “los procesos (de fe) son totalmente personales, el encuentro con Cristo con cada uno es diferente. Hay que poner al otro como centro”. Otro tema es el de los contenido, según Velázquez, “la catequesis es en ese plano artesanal, porque los contenidos tienen que dialogar con lo vital, con los cambios que se van dando”. Entiende, además, que se debe buscar “relacionar todo el camino de fe del cristiano, acompasar los diferentes momentos”. Para esto

Por otra parte, se suma la propuesta del Diplomado en Catequesis de la Facultad de Teología, que comienza el martes 3 de abril y está orientado a catequistas de comunidades parroquiales. Durará un año y será de modalidad semi presencial. Velázquez explicó que “por ser diplomado tiene una exigencia de horas que cumplir, de las cuales algunas son presenciales, los días martes, y después hay una parte on line, con trabajos, lecturas y foros”. Otra novedad en este diplomado serán las seis instancias de retiro, seis sábados durante el año, para profundizar esta vivencia de formación cristiana. El encargado del IAF dijo que el “contenido es variado, involucra liturgia, Biblia, teología, catequética, pedagogía”. Agregó que desde el Instituto están “muy contentos con esta propuesta y también estamos abiertos a ir modificando algunas cosas a medidas que vayamos viendo los procesos”. Quien desee más información de los cursos debe dirigirse a ipcmontevideo@gmail.com. Los interesados en participar en el Diplomado en Catequesis deben escribir a la dirección mencionada anteriormente y adjuntar el currículum catequético, y carta del párroco. Las entrevista con los candidatos a formar parte del diplomado comenzaron el lunes 19 de febrero, y está abierto para aquellas personas, mayores de 18 años, que sientan el llamado a ser catequista.


4

de 2018 Actualidad24 de febrero Entre Todos

10 de marzo de 2018Actualidad

Declaración por el Día Internacional y reunión con la Red Contra la Violencia

La Iglesia y la mujer El 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, la Iglesia Católica de Montevideo divulgó una declaración firmada por su Arzobispo, el Cardenal Daniel Sturla. En ese mensaje, que se reproduce a continuación, se expresa la gratitud por el aporte de todas en la construcción de la sociedad, al tiempo que se reconocen las injusticias y se urge a acabar con ellas: “En el Día Internacional de la Mujer queremos unirnos al clamor por su dignidad. La incalculable contribución de las mujeres a la humanidad en todos los campos, a la par de los hombres, se ha dado muchas veces en condiciones de mayor adversidad y desventajas. Lo que lo hace aún más destacable. La Iglesia, a través de sus múltiples obras de apoyo a las mujeres en situación de mayor vulnerabilidad, renueva su compromiso con la liberación de la mujer de todo lo que deshonre la dignidad que desde siempre han tenido en el proyecto de Dios. En este sentido expresamos nuestro reconocimiento hacia las mujeres comprometidas, que con valentía defienden la dignidad de todos. Asimismo, queremos destacar a aquellas mujeres que se han dedicado especialmente a los más débiles e indefensos en la actividad educativa, en la salud, en la ciencia, en la política y en todos los ámbitos de la vida social. Nos unimos en la condena al femicidio y a todos los tipos de abuso o violencia -sexual, psíquica o física- a los que se ven expuestas muchas mujeres. Urge que efectivamente se alcance la igualdad de los derechos y deberes que son propios de una sociedad democrática. Consideremos que queda aún mucho por hacer en el reconocimiento y la promoción del don de la maternidad, para que la condición de mujer y madre no comporte una doble discriminación. La Iglesia ve en María el máximo y más perfecto ejemplo de vida para el cristiano. Una mujer es la mayor

La reunión fue convocada por el Cardenal Sturla /G. De Luca fuente de inspiración, de virtudes y de amor para los seguidores de Jesús”. Reunión con feministas En la tarde del lunes 26 de febrero el Cardenal Daniel Sturla tuvo un encuentro con representantes de la Red Uruguaya contra la Violencia Doméstica y Sexual, y al terminar ambas partes lo calificaron positivamente. “Fue una reunión de fructífero intercambio dentro de las diferencia que tenemos”, declaró Teresa Herrera, portavoz de la Red. “Hay que ver resultados para adelante: hemos obtenido el compromiso del Cardenal de un mayor énfasis en la preocupación pública -no quiere decir que la Iglesia no lo tenga- por las mujeres, niños y niñas asesinados en el seno de las familias. Y haremos un trabajo posterior, un encuentro entre la Iglesia y la Red”, agregó. Este futuro intercambio será sobre el género. A su turno, el Cardenal también consideró como “muy buena y muy cordial” la reunión. “Eso habla de una característica uruguaya: poder dialogar. Esto implica discrepar pero al mismo tiempo tratar de comprender lo que el otro dice”, explicó. Preguntado por la posición de la Iglesia frente a los ataques a las mujeres, el Arzobispo respondió: “Por supuesto que estamos a favor de la lucha contra la plaga terrible

que son los feminicidios y toda violencia. En la Iglesia creemos que toda lucha por la igualdad -en el sentido de la igual dignidad del varón y la mujer- es parte de lo que el cristianismo ha proclamado y vemos en las sociedades cristianas una evolución positiva en este sentido”. Por parte de la Red participaron Teresa Herrera, Clyde Lacasa, Fanny Samuniski y Blanca Armand Pilon. Intervinieron, asimismo, el Obispo Auxiliar de Montevideo -Mons. Milton Tróccoli-, Carolina Bellocq y Laura Álvarez Goyoaga. Al comienzo del encuentro, el Cardenal celebró la ocasión y explicó que quería aclarar sus palabras pronunciadas durante el 7° Gran Rosario de Bendiciones para las Familias. En ese evento se refirió a la ideología de género y días después Herrera hizo declaraciones a la prensa a este respecto. Entonces el Cardenal consideró oportuno una reunión, y Herrera convidó a otros miembros del colectivo. “Hablé sobre ideología de género. No pretendo que estemos de acuerdo en eso, el disenso forma parte de la pluralidad. Pero a partir de lo que dije se hicieron interpretaciones injustas”, lamentó el Card. Sturla. Señaló que la Iglesia está en contra de la violencia, a favor de la igualdad de derechos para hombres y mujeres y a favor de la equiparación salarial, entre otras tantas cosas. “En algunos

casos discrepamos, pero eso no nos puede poner en la vereda de enfrente, pues en muchas cosas estamos de acuerdo”, comentó. Una de las participantes por parte de la Red indicó que el colectivo busca el diálogo y que por eso accedieron a la invitación. Efectivamente, ese fue el clima que se vivió a lo largo de toda la reunión. Así como desde la Iglesia se buscó aclarar cuáles fueron las palabras del Cardenal y remarcar que en ningún momento se refirió al feminismo, desde la Red se hicieron algunos planteos. Entre ellos, que no comparten la jerarquización de los valores en las palabras públicas del Arzobispo. Tal como lo hizo en otras intervenciones públicas, Herrera lamentó que se hubiera referido al género y no hubiera condenado los feminicidios o el abuso sexual infantil. Desde la Iglesia se reconoció que tal vez faltó firmeza en ese sentido, pero esto no quita que no se trabaje para erradicar la violencia y que no se abogue por la convivencia pacífica. También se habló sobre el aborto y la familia, así como de la discriminación. “Está bueno que aquellas palabras del Cardenal hayan trascendido y hoy estemos aquí”, apuntó Armand Pilon. Agregó que tanto la Red como la Iglesia comparten valores humanos, algo en lo que todos los presentes estuvieron más que de acuerdo.


Entre Todos

5 PLATAFORMAS DE COMUNICACIÓN DE LA IGLESIA QUE ESTARÁS APOYANDO

Radio Oriental

Portal Web

Web TV

770 AM

www.icm.org.uy

www.icmtv.uy

GENERANDO ENCUENTROS Jacinto Vera, Mariano Soler, Zorrilla de San Martín y muchos otros, pusieron en 1875 las bases del Club Católico; buscando impregnar la sociedad uruguaya con los valores cristianos. El Club Católico, hoy, es un lugar de identidad, encuentro y pertenencia a una comunidad que busca entrar en diálogo abierto con la diversidad cultural. Es un instrumento de evangelización, un promotor de la cultura y un generador de pensamiento.

@icm_uy @icm.org.uy

Redes Sociales

LEA

Quincenario Entre Todos

CAFÉ LITERARIO

2915 4473 Cerrito 473

En parroquias

BENEFICIOS RECIBIR VÍA E-MAIL

PARTICIPAR

- Evangelio meditado - Entre Todos - Boletines de noticias

- Eventos culturales - Charlas formativas y conferencias - Retiros - Peregrinaciones - Formación online

SER PARTE DE NUESTRA RED DE ORACIÓN Para pedir por oraciones ingresá a www.clubcatolico.org.uy /pedir-oracion

ADQUIRIR BENEFICIOS Y OPORTUNIDADES - Personalizá tu tarjeta con uno de los santos que nos acompañan en el Club Católico.

- Más de 3.000 descuentos en servicios y comercios nacionales e internacionales ofrecidos por Zona Mayoristas y Club Católico

10%

Conocé más en zonamayoristas.com y clubcatolico.org.uy

30%

20%

20%

50%

20%

40%

FORMAS PARA HACERSE SOCIO

Contactanos: facebook: ClubCatolico twitter: ClubCatolicoUy web: clubcatolico.org.uy 2915 9090 - 093 885 620 L a V - 14.30 a 19.30

Teléfono fijo

Débito automático

Abitab y LEA

Podés llamar una única vez al 0908 4444 para aportar mensualmente $200 + IVA a cobrarse en tu factura de Antel.

En Librería LEA (Cerrito 473) podés ingresar el pago mensual de $200 al débito automático de tu tarjeta de crédito Oca o Visa.

Podés abonar la cuota anual de $2200 por AbitabNet, cuenta: 2851 o en Librería LEA (Cerrito 473).


6

Actualidad

10 de marzo de 2018

Entre Todos

Vio cambios en la vida de las reclusas y ahora va todas las semanas al ex COMCAR

De directora de cárcel a agente de pastoral Por Lic. Carolina Bellocq Margarita Hermida comenzó a trabajar en cárceles en 1978. En 1989 se convirtió en la primera oficial en desempeñarse en una unidad de mujeres, de la que años más tarde sería la directora. Allí vio los cambios que se generaban en las reclusas a raiz de las visitas de los miembros de la Iglesia Católica. Eso, más una imagen de la Virgen llevada por Mons. Nicolás Cotugno y un Cristo de madera que apareció misteriosamente en su despacho, la llevaron a acercarse más a la fe. Cuando se jubiló se integró al equipo de pastoral penitenciaria, desde donde sigue presenciando milagros. La relación entre la Iglesia y los centros de reclusión es larga en este país. Al comienzo las mujeres estaban presas en los sótanos de las cárceles, pues no había lugares exclusivos para ellas. El Patronato de encarcelados buscó una solución: plantearle a la Congregación del Buen Pastor que se hicieran cargo de un nuevo centro para damas. Las hermanas tenían experiencia con privadas de libertad en otros países de la zona y aceptaron la misión. En 1888 se inauguró la Cárcel Correccional de Mujeres y Asilo de Menores, que fue dirigida por esta congregación durante 100 años, hasta abril de 1989. Hermida ingresó como oficial penitenciaria ese mismo año, cuando la congregación entregó la administración del penal. En ese momento había 35 mujeres de entre 35 y 40 años, con códigos de convivencia asentados. Pero los tiempos fueron cambiando y Cabildo era un reflejo de la sociedad: llegó la primera asaltante financiera del país (Pepita la pistolera, de excelente conducta según Hermida), las drogas comenzaron a hacer estragos y la población llegó a cerca de 400, cuando la capacidad en todo el predio era para 150 personas. La oficial tuvo distintos cargos, y al final ocupó el de directora, en el despacho que alguna vez había sido de una monja. “Había que darle el mayor tratamiento y apoyo a las más problemáticas, que eran las que estaban más solas. Muchas de ellas eran analfabetas y la verguenza frente a

reclusa de hace años, que se recibió de odontólogo y ahora trabaja cerca de su casa. “Tengo buenos recuerdos de mujeres que trabajaban o estudiaban, se esforzaban. Pero me llevé las mayores sorpresas -satisfacciones, en realidad- de aquellas que estaban en la etapa de máxima seguridad. Aquellas que aprovechaban al máximo cuando se les daba un voto de confianza”, agregó con cierto orgullo.

Margarita Hermida, en su casa con el Cristo de madera

otras hacía que actuaran con mayor violencia. Ahí es cuando empecé a observar lo bien que hacía en su vida interna y en su relación con sus pares la presencia de la Iglesia en el centro penitenciario”, compartió Hermida. Desde Pastoral Penitenciaria acudían, como sucede actualmente, todas las semanas para encontrarse con las presas. “Las señoras que iban desde la Iglesia tenían un gran carisma, hacían un proceso de acompañamiento y escucha, que era lo que más necesitaban las muchachas. A veces las reclusas de la etapa de máxima seguridad no se acercaban porque eso implicaba perder su estatus dentro de la unidad penitenciaria (...). Al principio se quedaban lejos, mirando con brazos cruzados y cara de enojadas. Todas las semanas se acercaban un poquito más al grupo. Y cuando empezaban a involucrarse, el Señor actuaba en ellas de forma increíble. A tal punto que algunas, cuando llegaba el momento de la Misa, eran las que leían la Palabra del Señor. Eran otras personas”. Además, desde la Iglesia se encargaban de los ajuares de los niños que nacían. Y no solo de Montevideo, pues cuando desde algún centro del interior llamaban a pedir apoyo porque había un nacimiento no planificado, la directora llamaba a los agentes pastorales y estos le conse-

guían la ropa limpia para enviar a la ciudad donde se la necesitaba. “Yo era una católica cristiana a mi manera: creía en el Señor, en la Madre, pero no iba a Misa, no oraba”, continuó la exdirectora. Una vez el Arzobispo Nicolás Cotugno llevó a Cabildo una imagen de la Virgen de los Treinta y Tres para la Misa. Y al terminar, dijo a las internas que iba a dejarla en el despacho de la directora, y que ella decidiría qué hacer con María. “Colocó la Virgen justo frente a mí. Empecé a hablar con la Madre, a orar, a pedir por las muchachas. En silencio, empecé a rezar por ellas, por sus familias, sus hijos”, relató. El sufrimiento de las mujeres y de sus familias fue cambiando el corazón de la policía, que comenzó a conversar con la imagen que tenía frente a sí. Empezó a ir a Misa y a rezar por las mujeres, “a pedirle a la Madre que entrara en su corazón por el bien de ellas”. Fue un camino de ida. Su oración era escuchada y veía cómo el Señor obraba verdaderos milagros en las mujeres. Algunas “parecían completamente perdidas, irrrecuperables, y a través de la oración las vi cambiar. Tuvieron niños, fueron grandes madres y no volvieron a pisar el sistema penitenciario”. Con orgullo mencionó algunas historias concretas, como la del hijo de una

“Siempre pensé que el establecimiento era un lugar muy bendecido, a pesar de que ocurrieron varias desgracias. Pero no había explicación para que en un lugar donde había casi 400 mujeres, que cuando por distintas situaciones quedábamos solo dos o tres poilicías con ellas, era cuando mejor se portaban”. Desde otro lugar Hermida dejó la dirección de Cabildo en enero de 2013, y en febrero de 2014 se retiró como oficial. Entonces hizo el curso para ser agente pastoral y se integró lo más rápido que pudo al equipo. “Tenía necesidad de hacerlo, sabía que la Iglesia les hacía mucho bien y que esa era mi forma de agradecerle al Señor”, contó. Para ella, la pastoral penitenciaria es su misión en la tierra. El Señor se valdría de sus 36 años de experiencia en el sistema penitenciario, de sus capacitaciones en Suecia, Dinamarca y Costa Rica, de su paso por Argentina, del premio que le dio el presidente Tabaré Vázquez por su gestión como directora. “Pensé que podría ayudar desde aquí. Agradezco infinitamente haber ingresado en la pastoral”. A su modo de ver, la acción de la Iglesia es también un apoyo al sistema. Se integró al grupo que va semanalmente al ex COMCAR. Al principio se reunían con los reclusos en el Centro Interreligioso, ubicado en el predio penitenciario. Pero cambiaron de dinámica y comenzaron a ir, en grupos, a los módulos. Junto con otros, ella fue al 10, donde están los de máxima seguridad. “Hicimos un proceso de acompañamiento y escucha deurante todo el año 2016. Se veían los cambios. Por ejemplo: ellos no acceden todo el tiempo al


Actualidad

10 de marzo de 2018

7

por delitos sexuales. Participaron internos, autoridades y personal. “Eso es resultado de años de trabajo”, se alegró. El Cristo de madera

Durante la Misa de fin de año en el módulo 14 del COMCAR.

patio. Una vez llegamos y estaban jugando al fútbol. Nos vieron y dejaron la pelota”, ejemplificó. Era increíble, describió, verlos rezar, tomados de las manos, pidiendo también por las autoridades, el personal, ellos mismos, sus familias. “Lo hacían sin importarles que los compañeros los escucharan o vieran”. Lo mismo cuando cantaban, rezaban el Rosario o leían algo. “Agradecían, nos decían que por primera vez se los escuchaba y daba la oportunidad de expresarse (...). Nosotros no los juzgábamos, los visitamos como hermanos, escuchamos, acompañamos, y trabajamos los valores. Para que vieran que hay otros caminos y que se puede cambiar la vida”, recordó Hermida. A fin de año hubo una

evaluación técnica y algunos de los que participaron en las actividades de la pastoral fueron trasladados hacia módulos donde había posibilidad de trabajar o salir más. En 2017 Gonzalo Larrosa, entonces director del complejo, pidió a la Pastoral Penitenciaria que trabajara también en el módulo 8, famoso porque allí se sucedieron los últimos motines. Hermida fue a ese sitio “y la respuesta de esos internos fue igual o mayor que la del módulo 10”. Y continúa: “Los muchachos nos comentaban que el Señor realmente existía. Porque no había modo de explicar que dos meses antes, dos personas habían estado atacándose con cortes y ahora estaban sentados uno al lado de otro rezando y hablando del Señor”.

“Esto tampoco ha sido fácil”, concedió la entrevistada. Al principio tenía miedos sobre lo que comentarían sus antiguos compañeros policías. De hecho, en sus primeras idas al complejo de Santiago Vázquez veía que algunos murmuraban. “Pasé momentos difíciles, algunos funcionarios son muy bien y valoran nuestro trabajo, pero otros no dejan pasar. Pido al Señor sabiduría y templanza”, comentó al respecto de los controles de entrada y las trabas que a veces se intentan aplicar al ingreso de los enviados de la Iglesia. Con paciencia y humildad, esas barreras van cayendo. En diciembre de 2017 hubo dos Misas de fin de año, una en el Centro Interreligioso y otra en el módulo 14, donde están los detenidos

Hace años, un buen día apareció un Cristo de madera en el despacho de la directora de Cabildo. Nunca se supo quién lo dejó ahí, y Hermida lo mantuvo en su oficina. Por consejo de una hermana, cuando habla con alguien, ve en la talla el rostro de esa persona y se la encomienda al Señor. Al día de hoy esa imagen está en su casa y la lleva a las ceremonias en la cárcel. “En la Misa de fin de año, yo llevaba el Cristo al módulo 14. Un interno del 10 me pidió llevarlo, no le importó que íbamos a ese lugar, rechazado por los demás. A la salida, una operadora lo quiso cargar en el camino de vuelta. El Cristo actúa”. Igual que Cristo, actúan los agentes de Pastoral Penitenciaria en la vida de los presos. Eso es lo que ella vio y comprobó en Cabildo. “Se notaba que las que concurrían a las actividades de la Iglesia tenían un trato y forma diferente para con sus compañeras. Incluso canalizaban todo lo negativo de otra forma. No se sentían solas. Y no estaban solas”. Ahora ella acompaña más directamente esos procesos, agradecida de poder estar desde un nuevo lugar.


8

10 de marzo de 2018

Entre Todos

Actualidad

Ceprodih atiende a más de 300 familias y busca ampliar su radio de acción

El amor siempre tendrá la última palabra sión económica de la mujer a través de programas innovadores que le permitan desarrollar su máximo potencial, según sus aspiraciones y aptitudes, pero sin descuidar la atención de los niños. El gran desafío es generar empleo genuino acorde a las exigencias del mercado. En los últimos años se ha desarrollado una línea propia de productos elaborados con material de desecho (banners), con alto nivel de diseño y calidad, lo que ha despertado el interés del sector empresarial y académico, tanto por su impacto social como ambiental. Este modelo es de triple impacto: social, económico y ambiental; y ha garantizado la generación de ingresos a cientos de familias, demostrando ser autosustentable. La paz como motor del desarrollo

Desempleo, violencia doméstica, desamparo durante el embarazo, son algunos de los factores que atentan contra la dignidad de la mujer y su familia. Desde hace 20 años el Centro de Promoción por la Dignidad Humana (Ceprodih) trabaja con la misión de atender y promover a los más débiles, especialmente mujeres con niños en situación de alto riesgo social. Con una metodología de abordaje integral, se trabajan no sólo los problemas sociales de fondo, sino que se promueve la inclusión económica de la mujer a través de capacitación, el apoyo a la inserción en el mercado de trabajo, la generación de emprendimientos productivos y la promoción de negocios inclusivos. Cada año Ceprodih atiende a unas 300 familias de todo Montevideo, San José y Canelones. Un equipo técnico realiza el diagnóstico de cada situación y, junto a la mujer, elaboran un proyecto de vida sociolaboral que le permita, a corto plazo, sostener a su familia con dignidad y autonomía. Su encargada, Adriana Abraham, compartió el siguiente testimonio sobre el trabajo en este centro.

La vida ante todo La institución promueve el concepto de “la vida ante todo”. Frente a la solución facilista y gratuita del aborto, Ceprodih protege y acompaña la vida desde sus inicios. En Uruguay cientos de mujeres pobres enfrentan todos los años la difícil situación de encontrarse embarazadas, sin recursos económicos y sin el apoyo de su pareja ni de su familia. En cuanto a embarazo adolescente, Uruguay ostenta cifras superiores a la media mundial (60 por cada 1.000). En general el embarazo adolescente y la deserción del sistema educativo van de la mano: una joven queda embarazada y deja de estudiar, o deja de estudiar y al poco tiempo está embarazada. Por otro lado, es muy difícil que una empresa contrate a una mujer que espera un niño, por lo que en la etapa de mayor vulnerabilidad, muchas veces no sólo queda sola, sino con el agravante de no conseguir trabajo. Todo esto aumenta la exclusión de la mujer y determina que esos niños pasen a engrosar los índices de infantilización de la pobreza. El Estado se encuentra en omisión respecto a brindar alternativas a la

mujer que se plantea el aborto por razones socioeconómicas, según establece la ley de “interrupción del embarazo”. Ante la propuesta que realizó Ceprodih a ASSE en 2016 de dar un folleto con información a la mujer que manifieste razones socioeconómicas, la negativa fue rotunda pues se consideró que pone en peligro los “derechos ganados” con la nueva ley. Es difícil entender cómo en un país envejecido nos damos el lujo de realizar 10.000 abortos “legales” por año, sin ofrecer alguna alternativa a la mujer que quisiera tener el bebé pero se encuentra desesperada, sin trabajo, sin apoyo de la pareja o de su familia. Para abordar esta temática es que se creó el programa de apoyo Por Venir, que apunta a la mujer embarazada en riesgo social. Su objetivo es generar alternativas concretas para aquellas que atraviesan situaciones difíciles puedan superar rápidamente su situación, se incorporen exitosamente al mercado de trabajo y puedan cumplir satisfactoriamente su rol de madre con dignidad y alegría. Trabajo y desarrollo de talentos El foco de la intervención de Ceprodih consiste en garantizar la inclu-

No se puede combatir la violencia doméstica, confrontando a la mujer contra el varón, como si fueran enemigos. La prueba está en que eso no ha dado resultados. Ceprodih apunta a la raíz del problema, previniendo la violencia a través de la educación en valores para una convivencia en paz. Según expertos, las “habilidades sociales para el trabajo y para la vida” se aprenden en la familia. Son las madres, sobre todo en hogares monoparentales, quienes en primera instancia educan a niñas y varones; ellas trasmiten con su palabra y con su ejemplo. Más allá de la escuela, es en el hogar donde se incorporan valores como el esfuerzo, la compasión y la empatía. A mayor nivel educativo de la madre, mayor rendimiento de los niños en la escuela, menos violencia y menos probabilidad de adicciones. Por eso, desde nuestra perspectiva, si queremos ciudadanos productivos y pacíficos, el desafío está en fortalecer a la familia y en especial a la madre. Por otro lado, cuando la violencia ya está instalada, no pocas mujeres se preguntan de qué vivirán y quién cuidará a sus hijos. Estas son las preguntas concretas a las que Ceprodih intenta dar respuesta. Por


Entre Todos

eso, uno de los principales desafíos es que la mujer que atraviesa una situación difícil conozca y pueda acceder rápidamente al programa. De aquí, a su vez, la importancia de la difusión. Nuevos desafíos Crecimiento en Montevideo: en abril Ceprodih se estará nos mudando a un nuevo local, que ha sido un regalo de la Providencia. Con el aval de la Arquidiócesis, la congregación Salesiana otorgó en comodato el tercer piso del Colegio Domingo Savio (Patrono de las embarazadas) en la zona de Maroñas. Un generoso donante está apoyando con las refacciones a fin de convertirlo en un centro de primer nivel, amplio y funcional, y numerosos amigos de la obra así como voluntarios están acompañando a la organización en

Actualidad

esta nueva etapa de crecimiento. Por otra parte, desde el año pasado trabajamos para conformar una Red de Organizaciones Sociales que, compartiendo valores y principios, contribuyan a mejorar la calidad de vida de la mujer embarazada y/o con niños pequeños a cargo, de todo el país. Esta iniciativa procura, entre otras cosas, disponer de una plataforma virtual que permita sistematizar información, realizar cursos a distancias y jornadas de actualización, compartir experiencias exitosas, así como replicar el modelo de inclusión económica que lleva adelante Ceprodih en otras regiones del país. Ya se está trabajando en Paysandú y Maldonado. Consideraciones finales Los temas que aborda Ceprodih sin

10 de marzo de 2018

duda están en el ojo de la tormenta: la defensa de la vida, la maternidad, la familia, cómo educar una vida libre de violencia y de adicciones. Si bien las dificultades son muchas, el equipo de Ceprodih no se desanima. Reconocemos que frente a una cultura instalada que promueve virulenta y sistemáticamente antivalores, no es mucho lo que podemos hacer, pero con alegría intentamos ser una pequeña luz. Pues así como desgraciadamente comprobamos que en una sociedad sin Dios donde se desvaloriza la vida y la familia se incrementa la violencia, también vemos que cuando hay un cambio positivo en la mujer, el impacto es inmediato en sus hijos e incluso en su comunidad, pues ella se convierte en multiplicadora de sus logros entre sus vecinas, amigas y familiares.

9

Y eso se verifica también en los colaboradores, porque la “vida” sigue siendo atractiva, genera entusiasmo, atrae amigos, produce satisfacción. Cada pequeño gesto de generosidad se multiplica rápidamente en vidas cambiadas y en familias transformadas. Solemos afirmar que hacemos “lo que podemos con nuestras insignificantes fuerzas, el resto se los dejamos al Espíritu Santo…”. Por eso tenemos una oración a la que acudimos con frecuencia: “El Señor nos dé el coraje y valor para defender la vida y la familia de sus detractores y podamos combatir la ideología de muerte que quieren imponernos, a través de las obras de bien y del resultado de muchas vidas felices que den testimonio eficaz de que el amor siempre tendrá la última palabra”.


10

10 de marzo de 2018

Historias

Entre Todos

El vínculo entre la fiesta popular y la Iglesia

No hay Carnaval sin Cuaresma Basado en www.iglesiacatolica.org.uy no daba el tiempo para ser parte de un conjunto. Tuve que digerirlo. Después fui redescubriendo cómo ser parte de esto que a mí me gusta tanto y no por ser cura estar al margen, sino vivirlo como que pueden coexistir y que no son incompatibles”, señaló. Ante la pregunta de cómo lo toma la gente, el joven sacerdote contó que la primera reacción es de sorpresa: “Llama la atención cómo la gente lo comenta con otros, pero positivamente. Estás maquillando a alguien y ese le cuenta a otro, ‘¿sabes que él es cura?’, lo comparten como algo curioso y con cierta alegría. Genera también que compañeros se acercan a uno para plantear o charlar cosas de sus vidas”. El vínculo de sacerdotes con el Carnaval no es algo nuevo pero no deja de ser un hecho que despierta curiosidad. El sacerdote Andrés Paredes (diócesis de San José), de 28 años de edad, y menos de un año de sacerdocio, desde hace varios años se encarga del maquillaje artístico de distintos conjuntos, además de haber participado tiempo atrás como platillero en algunas murgas. Ya a fines de los años ‘90 el Padre Eduardo Minelli acompañaba asiduamente a la Murga “Falta y Resto”, que en este Carnaval lo recuerda de modo particular. Más acá en el tiempo, jóvenes exalumnos salesianos formaron el conjunto de parodistas “Aristópha-

nes”, y se dieron el gusto en su primer carnaval de parodiar la vida de Don Bosco. El Carnaval y la Iglesia en el Uruguay tienen su punto de encuentro y así lo manifestaron en el programa Vale la Pena, en Radio Oriental, la historiadora Milita Alfaro y el Padre Paredes. Existe un vínculo entre la fe y el carnaval en el Uruguay que incluso viene del siglo XVIII, cuando las comparsas acompañaban la custodia en la procesión de Corpus Christi en torno a la plaza Matriz, organizándose luego la “calenda”, “tango” o

“candombe” que se bailaba entre Navidad y el día de Reyes alrededor del 1800 y se transformó por último en la comparsa de carnaval de las sociedades de negros, desde 1870. El día de san Baltasar era toda una manifestación de candombe en torno a la fiesta de este santo. En el programa conducido por un grupo de jóvenes salesianos, Paredes habló sobre la fe y el carnaval en su vida y afirmó que van de la mano: “Me bautizan a meses de nacido y en esa época ya me llevaban a los ensayo de la murga ‘La Nueva Milonga’, donde cantaba mi tío. En el 2003, con 14 años, fue la primera vez que maquillé en el Teatro de Verano de Montevideo a ‘Sociedad Anónima’, los laureados humoristas de San José”. Manifestó que para él el carnaval es una fiesta de arte popular, y como lo viven los uruguayos no es ningún culto pagano. Es un componente importante de su vida, cuna de amigos, lugar de encuentro y de desarrollo. “He descubierto que Dios a través del carnaval me ha regalado muchísimas cosas, amigos, vínculos, experiencias y dones que supe poner al servicio de la parroquia también”, dijo. El joven sacerdote confesó que le costó “mucho” cuando ingresó al Seminario renunciar al carnaval. “Entrábamos a mitad de febrero y

La “Misa murguera” inspirada en un sacerdote del Clero La existencia de algunos sacerdotes vinculados a las murgas no es algo nuevo. De hecho, en el portal “Calle Febrero”, Guzmán Ramos y Cristina Panzardo escribieron, refiriéndose a la murga “Falta y Resto”, que uno de los inspiradores de su espectáculo 2018, titulado “Misa Murguera”, es “El cura bohemio de Punta Carretas”. En dicho portal se cuenta que el sacerdote ya fallecido, Eduardo “Calonga” Minelli, le obsequió a Raúl “Tintabrava” Castro, director de la murga, el disco de la “Misa Campesina Nicaragüense” en una noche de febrero de finales del siglo pasado, cuando la murga salía desde el patio de la iglesia donde él estaba. Castro volvió a escucharlo durante un período de convalecencia en el año 2017 y ahí surgió la idea de la “Misa Murguera”. “Minelli fue un cura bohemio, futbolista, gran jugador de truco y de largas madrugadas con su vaso de vino, tres combinaciones que, posiblemente, fueron el cóctel que lo acercaron a ‘Falta y Resto’ y al carnaval, en las etapas finales de su vida”, narra la nota. Mons. Milton Tróccoli, obispo auxiliar de Montevideo, recuerda que el sacerdote solía acompañar a la murga en sus noches de tablados y que


Entre Todos

Historias

10 de marzo de 2018

11

al finalizar el carnaval celebraba una Misa de acción de gracias con ellos. Los parodistas y las vidas de santos Pero no solo sacerdotes son los artífices de este vínculo entre la fe y el carnaval. En el año 2006 los parodistas ‘Jaquets’ llevaron al carnaval la vida del “Padre Cacho”, sacerdote uruguayo que está en proceso de canonización y con esta parodia obtuvieron el primer premio de la categoría, un espectáculo de gran nivel y mucho humor. Otro caso es el del conjunto de parodistas, “Aristóphanes”, que llegaron al carnaval en el año 2012 contando la vida de San Juan Bosco, y con su llegada se hicieron notar y querer por los espectadores de carnaval. Federico Pereyra, director del conjunto, contó al Boletín Salesiano que atraer la atención del público con la vida de un santo tiene su dificultad. “La primera clave es la verdad con la que uno cuenta las cosas. Cuando hicimos Don Bosco, estábamos convencidos. Lejos de que nos fuera mal en el carnaval, nos pasó que la gente vio a un grupo de jóvenes convencidos de lo que estaban contando”, dijo. Al referirse al carnaval, Pereyra afirmó que “tiene cosas maravillosas, es una muestra artística

Falta y Resto presentó este año una “Misa murguera” / Fb/ Falta y Resto

de comedias musicales pocas veces vista, y económicamente es el lugar donde el actor puede cobrar mejor por su trabajo. Hacés alrededor de 60 funciones de tu obra y hay otros beneficios como la exposición y llegar a los barrios más recónditos, la posibilidad de ir al interior, salir en la tele, que te reproduzcan tu espectáculo, que llegues al exterior a través de la transmisión del canal VTV”. Una fiesta inclusiva y solidaria El Cottolengo Maculino Don Orione, por su parte, organizó este año la primera edición de Carnaval por

El P. Andrés Paredes maquillando a murguista/Iglesiacatolica.org.uy

la vida, un evento a beneficio de la institución. En el tablado Gigante del Buceo actuaron conjuntos de primer nivel y todo lo recaudado fue para la obra. Desde el Cottolengo Gabriel Hagobian explicó a ICM Noticias que “el carnaval es arte, cultura, inclusión y solidaridad. Y también manifestación artística de gran alegría. Hacer esa confluencia del arte carnavalesco con la solidaridad nos permite estar aquí y disfrutar de un programa muy bueno”. El evento se llamó “Carnaval por la vida” porque así es como se encaran las cosas en la obra fundada por San

Luis Orione, presente en Uruguay desde 1961. “Hacemos esto para no conformarnos”, agregó el padre Roberto Anonis. Explicó que en el Cottolengo viven bien, pero que año a año quieren superarse y darle lo mejor a los que viven allí. “Siempre queremos que pasen mejor, que tengan más oportunidades”, agregó. Aquella noche se presentaron los Curtidores de Hongos, Saltimbanquis, Los Muchachos, Cyranos, Momosapiens y Los Comodines, una murga integrada por personas con capacidades diferentes.


12

Informe

10 de marzo de 2018

Entre Todos

Nuestro modo de ser y de vivir el amor humano

“Dando fruto abundante” Por Dra. Silvana Fiamene La sexualidad humana es personal Es importante distinguir lo sexual (genitalidad), de lo sexuado (impregna toda la persona). En los animales es preferible hablar de sexo, y en los seres humanos de sexualidad, por esta capacidad de impregnar la totalidad de la mujer o del varón. En los animales el sexo tiene una función meramente reproductora y su fin es el mantenimiento de la especie. Tanto en el reino animal como vegetal el sexo está ligado a la reproducción. De hecho, la reproducción asexuada se da solo en formas de vida poco desarrolladas, como bacterias, algas y hongos. Todo animal de cierto rango necesita de otro de distinto sexo para poder engendrar un nuevo espécimen. Como sostiene el bioético norteamericano Kass: “La reproducción (procreación) humana es sexual no por consenso, cultura ni tradición, sino por naturaleza”. La sexualidad se define como un elemento básico de la personalidad. Es un modo propio de ser, de sentir, de comunicarse, de expresar y de vivir el amor humano. Influye en nuestros pensamientos, sentimientos y acciones y nos motiva a buscar amor, proximidad, calidez, intimidad, para así alcanzar la felicidad, la plenitud en nuestra vida y en la de los demás.

que hace que todo quede más rico? Todos lo saben: es el amor con el que se prepara. En esto reside la verdadera grandeza de la persona y su perfección, por tanto su misión es siempre el amor. Sin temor a exagerar podemos asegurar que “una persona vale lo que valen sus amores” o como aseguraba San Juan de la Cruz: “Al final seremos juzgados por el amor”.

En las últimas décadas la sexualidad ha salido del clóset donde se guardan los tabúes y donde hoy esperan a ser rescatados el amor y la muerte, temas que otrora fueran motivo de inspiración de tantos artistas y escritores. ¡Y enhorabuena lo ha hecho! Es necesario ahora arrojar una mirada gozosa sobre ella, tanto desde el punto de vista de la salud, como de los derechos y de su fin último que es muchas veces la mismísima felicidad. ¿Que relación podemos encontrar entre la sexualidad y el amor?

Esta noción sobre la radical importancia del amor en la vida del ser humano no solo pertenece al cristianismo, llevado a la plenitud en la persona de nuestro Señor Jesucristo -tanto en su ejemplo de vida como en su petición: “¡Sean perfectos en el amor!”-, sino que responde a un conocimiento universal. Plauto afirmaba un par de siglos antes de Cristo: “Nada vale quien nada ama” y Feuerbach, filósofo precursor del marxismo ateo, sostenía que donde no hay amor no hay verdad, y no ser nada y no amar nada es lo mismo.

Esto es, ni más ni menos, la mera condición del ser humano. Así es, el amor inteligente es lo único definitivamente humano. Todo cuanto una persona realiza depende del amor con que lo haga. ¿Cuál es el ingrediente secreto de la cocina

Pero, ¿qué es el amor? Continúa teniendo vigencia la definición que de él diera Aristóteles: “Amar es querer el bien para el otro”. La sexualidad humana presenta al menos tres componentes: el placer, la complementariedad y el amor hacia esa

persona que nos inclina a donarnos en cuerpo y alma, y que nos hace crecer y desarrollarnos. El entero cuerpo humano está dispuesto de la mejor manera para hacer posible el amor inteligente Como sostiene Tomás Melendo en su libro “La belleza de la sexualidad”, toda persona es término de amor. Si no le amo, si no persigo su bien, estoy atentando contra su dignidad… siempre. “La única actitud adecuada respecto a cualquier persona es la de amarla buscando su bien”. Tanto si acompañamos a un moribundo hasta el umbral de la muerte, como lo hacen por ejemplo las personas dedicadas a los cuidados paliativos, y que se transforman para muchos en obstetras del alma de la persona que asisten y acompañan, como en momentos de gran relevancia, como el de contraer matrimonio, sería muy bajo el que nos moviera algo diferente del amor. Aún más al extremo debería entonces llevarse esta disposición amorosa en el momento de la concepción. “La grandeza de la sexualidad deriva de su cercanía con el amor y con el origen de cada persona, fruto también del amor”, dice T. Melendo.

La sexualidad genera una nueva y más rica relación con el mundo, y el ser humano es el más sexual: las mujeres y los hombres no atravesamos momentos puntuales de “celo” y podemos tener relaciones sexuales durante períodos prolongados de nuestra vida; y también el más social, el más lleno de aspiraciones y el más creativo. No tenemos más que pensar en los diversos “rituales” matrimoniales que realizan las parejas en los diversos lugares del mundo, así como la riqueza y los desafíos de la vida de casados. Y es que, como sostiene Santo Tomás de Aquino, en el ser humano conviven ordenados e íntimamente imbricados, materia y espíritu. Esto nos recuerda que en el orden de la creación descrito en el libro del Génesis, Dios crea los astros, los vegetales, las aves, los peces y los animales, pero es solo en el ser humano en quien “sopla en sus narices aliento de vida”. Eso nos hace seres no sólo corpóreos sino también espirituales, capaces de amar y de preguntarnos por el por qué de todas las cosas. Aquí reside la grandeza de nuestra sexualidad. Debemos entonces personalizarla. Nuestro compor-


Entre Todos

Informe

10 de marzo de 2018

tamiento no responde, como en el caso de los animales, a un instinto, sino a una tendencia que es controlable. De camino a casa puedo sentir hambre o sed. Sin embargo puedo controlarlo hasta llegar, comer algo y beber agua potable. Salvo en los tristísimos casos donde existe una carencia extrema, la mayoría de nosotros no nos arrojaríamos a buscar algo de comer en la basura ni a beber de cualquier charco. Si podemos elegir libremente en cuanto a estas conductas tan básicas, ¿cómo no lo haríamos responsablemente con algo tan íntimo como nuestra sexualidad? Las personas no estamos subordinadas a tener que mantener nuestra especie, sino que valemos por nosotros mismos, tenemos dignidad personal, con la capacidad de procreación, es decir, “de hacer entrar en el mundo a otra persona humana, también única e irrepetible, fruto del encuentro amoroso entre un varón y una mujer”. La superioridad del sexo humano radica al menos en dos aspectos: su ser espiritual y el amor que surge de este. Esto le confiere características esenciales como su dignidad, libertad, singularidad y capacidad de amar. De ahí que la sexualidad afecte tanto a la persona de manera íntima y profunda, tanto para bien como para mal. Amar significa ver a la persona tal como la ha pensado Dios (Dostoievski) Siguiendo a este escritor ruso, sería lícito preguntarnos: ¿Y cómo ve Dios a cada persona? Desarrollada hasta su plenitud, a pesar de sus limitaciones, con amor incondicional y eterno. Podemos deducir entonces como Víktor Frankl que “el amor nada tiene que ver con un compañero anónimo de relaciones instintivas. Amar significa poder decirle ‘tú’ a alguien y también decirle ‘sí’, aceptándolo en todo lo que vale”. Podríamos agregar aquí, incluso en su fertilidad, tan menospreciada hoy en día. Continuando con Melendo, podríamos resumir que los fines de la unión íntima de los cónyuges no sería solamente para dar la vida a una nueva persona (¡lo cual ya sería

13

nes, es de importancia capital que en su abordaje participen no solo las ciencias experimentales como la biología, la fisiología, la psicología, sino también otras como la antropología y la teología, para evitar visiones reduccionistas. “La sexualidad no es solo lo que dice la ciencia, aunque también sea lo que dice la ciencia”, indica Melendo. Como manifiesta Ratzinger: “El hombre se niega a si mismo, cuando rehúsa trascender el laboratorio con su pensamiento (...). El ser humano no se conoce en plenitud por el mero análisis de sus genes sino también por el estudio y consideración de sus relaciones sociales, personales y religiosas”.

grandioso!); ni para experimentar el placer orgánico (lícito y excelente) sino también para conocer la entera intimidad de la otra persona, vivir las emociones derivadas de ese conocimiento, actualizar la ofrenda por la que cada uno se dona de modo completo al otro, madurar su propia identidad y ayudar a madurar al otro, desvelar las distintas características de lo humano, y facilitar la encarnación en cada uno de estos nuevos rasgos descubiertos. Desafíos para este tiempo Como padres, educadores y miembros de esta sociedad, nos interpela el poder lograr una comunicación efectiva que logre plasmar lo más bello, verdadero y típico de lo humano, que despierte en nuestros niños y jóvenes la capacidad de asombrarse frente a la maravilla de su persona y todas sus potencialidades, incluida la capacidad de amar, evitando la tan devastadora banalización de la sexualidad, que tanto daño sigue haciendo, a nivel de la salud integral de las personas. Transmitir una visión trascendente de la sexualidad con proposición de valores vividos, en un planteo que parta del conocimiento de la realidad de cada persona, con una pedagogía preventiva que se anticipe a los cambios y con una adecuada articulación familia-escuela.

Hacer hincapié en que las relaciones sexuales no son un juego para obtener placer, sino que configuran lo más íntimo de nuestra persona, y que podemos vernos perjudicados por enfermedades, infecciones de transmisión sexual, embarazos a destiempo, aborto provocado, con todas sus consecuencias tanto a nivel físico como emocional y espiritual. Debemos sin temor encarar una educación sexual en perspectiva del amor, valorándolo también como proyecto de vida. Dada la complejidad de la sexualidad humana y todas sus dimensio-

Si bien existe en la actualidad una mayor dificultad para percibir y comprender esta llamada a colaborar con Dios en la procreación de la vida humana, sabemos que “el futuro de la humanidad se fragua en la familia” (como dijo San Juan Pablo II) y a ella debemos apostar y defender porque es allí donde aprendemos a amar, a aceptar a todos en su rica diversidad, a desarrollar valores y virtudes que nos hagan crecer como personas íntegras, agradecidas, capaces de dar, de ser feliz y de hacer felices a los demás. “Es el amor el que hace posible la fecundidad, y no al contrario” (indica Melendo), aprendamos a amar sin tapujos a Dios y al prójimo, y así poder “dar fruto abundante”.


14

Espiritualidad

10 de marzo de 2018

Entre Todos

Señor, tu Palabra es eterna Por P. Krzysztof Pacholak

Evangelio del domingo 11 de marzo, IV de Cuaresma

¡Dios te ama! Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según san Juan (3, 14-21) Dijo Jesús: “De la misma manera que Moisés levantó en alto la serpiente en el desierto, también es necesario que el Hijo del hombre sea levantado en alto, para que todos los que creen en Él tengan Vida eterna. Sí, Dios amó tanto al mundo, que entregó a su Hijo único para que todo el que cree en Él no muera, sino que tenga Vida eterna. Porque Dios no envió a su Hijo para juzgar al mundo, sino para que el mundo se salve por Él. El que cree en Él, no es condenado; el que no cree, ya está condenado, porque no ha creído en el nombre del Hijo único de Dios. En esto consiste el juicio: la luz vino al mundo, y los hombres prefirieron las tinieblas a

la luz, porque sus obras eran malas. Todo el que obra mal odia la luz y no se acerca a ella, por temor de que sus obras sean descubiertas. En cambio, el que obra conforme a la verdad se acerca a la luz, para que se ponga de manifiesto que sus obras han sido hechas en Dios”. Estamos ya en la mitad de nuestro camino hacia la Pascua. El cuarto domingo de Cuaresma se llama “Laetare” (¡Alégrate!, en latín). Hoy la Iglesia nos invita a la alegría, la Palabra que escuchamos en este día nos da motivos de poder experimentar un gran gozo.

personas. ¿Cómo has reaccionado frente a estas palabras? ¿Has experimentado lo que significan? Siempre existe el peligro de saberlo solamente “de oídas” y en el fondo nos cuesta experimentar todos los días el amor gratuito de Dios. Porque es muy fácil creer en Dios y sentirse amado por Él cuando en todo nos va bárbaro; pero cuando tenemos que pasar por varias pruebas, cuando experimentamos la muerte de alguien, cuando nos sentimos solos, cuando estamos enfermos, a veces vacilamos en la fe, preguntándonos dónde está Dios en medio de nuestros sufrimientos.

Capaz que muchas veces hemos escuchado: ¡Dios te ama! Dicho en diversas formas, en distintos momentos de nuestra vida, por diferentes

Hoy Jesús nos recuerda que el camino hacia el Cielo -hacia la vida eterna- pasa por la cruz. Y la última palabra no es la muerte sino la vida.

Por eso la Buena Noticia es que Dios envió a su Hijo para salvarnos, para redimir al mundo. La cruz de Cristo dice, o mejor dicho, grita, sobre el amor de Dios hacia los hombres. Como dice una homilía de un autor desconocido del siglo II refiriéndose a la cruz: “En sus brazos abiertos brilla el amor de Dios”. El amor pertenece a la esencia de Dios mismo, porque Él es amor. Pero Él no lo guarda para sí mismo, sino que lo da al mundo, a nosotros. Por eso hoy estamos invitados a sentirnos amados por Dios. Ojalá que en todos momentos de nuestra vida podamos sentir su presencia y su bondad. Que Él nos haga salir de nuestras tinieblas de dudas y pecados, y nos transforme con su luz, para que seamos auténticos y transparentes discípulos de Jesús.

Evangelio del domingo 18 de marzo, V de Cuaresma

Morir para vivir Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según san Juan (12, 20-33) Entre los que habían subido para adorar durante la fiesta, había unos griegos que se acercaron a Felipe, el de Betsaida de Galilea, y le dijeron: “Señor, queremos ver a Jesús”. Felipe fue a decírselo a Andrés, y ambos se lo dijeron a Jesús. El les respondió: “Ha llegado la hora en que el Hijo del hombre va a ser glorificado. Les aseguro que si el grano de trigo que cae en la tierra no muere, queda solo; pero si muere, da mucho fruto. El que tiene apego a su vida la perderá; y el que no está apegado a su vida en este mundo, la conservará para la Vida eterna. El que quiera servirme que me siga, y donde Yo esté, estará también mi servidor. El que quiera servirme, será honrado por mi Padre. Mi alma ahora está turbada. ¿Y qué diré: ‘Padre, líbrame de esta hora’? ¡Si para eso he llegado a esta hora! Padre, glorifica tu Nombre!”

Entonces se oyó una voz del cielo: “Ya lo he glorificado y lo volveré a glorificar”. La multitud que estaba presente y oyó estas palabras, pensaba que era un trueno. Otros decían: “Le ha hablado un ángel”. Jesús respondió: “Esta voz no se oyó por mí, sino por ustedes. Ahora ha llegado el juicio de este mundo, ahora el Príncipe de este mundo será arrojado afuera; y cuando yo sea levantado en alto sobre la tierra, atraeré a todos hacia mí”. Dentro de una semana celebraremos la entrada mesiánica de Jesús en Jerusalén. De a poquito se acaba la Cuaresma, este tiempo de preparación para la Pascua. Tal vez nos demos cuenta de que hicimos muy poco para vivir bien la Pascua y no hemos aprovechado bien este tiempo. La Palabra de hoy viene en nuestra ayuda, para invitarlos nuevamente a valorar la importancia de nuestro peregrinar. El centro de este Evangelio nos dice

Dios y a los que tenemos a nuestro alrededor. Estamos llamados a perder la vida, o sea donarnos con generosidad, a dar de nuestro tiempo, a dar lo mejor que tenemos para los demás.

qué tenemos que hacer para vivir; para que nuestra vida pueda dar los mejores frutos, para que sea plena. Para esto Jesús utiliza el ejemplo del grano de trigo que necesariamente tiene que morir para generar una vida nueva, que da fruto. Nosotros, de la misma manera, estamos llamados a practicarlo. Muchas veces tenemos que “morir” a nosotros mismos para poder seguir a Cristo. Renunciar a aquellas cosas que nos gustan o que nos preocupan demasiado pero que nos impiden a amar cada vez más a

La vocación de cada uno de nosotros es amar, con un amor que es gratuito. Es muy fácil querer a alguien quien nos cae bien, que es bueno con nosotros. Pero nos cuesta amar a alguien quien no es como nos gustaría. En el amor verdadero y auténtico no hay lugar para el egoísmo, que es un amor hacia uno mismo, lo que hace que nos sintamos mejores que otras personas. Hoy estamos invitados por este Evangelio a examinar nuestra vida y nuestro modo de obrar. Reflexionar sobre todo aquello que nos impide entregarnos totalmente al servicio de Dios. Pensar en aquellos que nos cuesta querer y pedir al Señor que nos transforme interiormente para poder amar y que nuestra vida dé mucho fruto.


Entre Todos

Noticias

10 de marzo de 2018

15

Cartelera de noticias Papa: intención de marzo El Papa Francisco pide rezar con esta intención: “Por la formación en el discernimiento espiritual. Para que toda la Iglesia reconozca en este tiempo que vivimos, la urgencia y la importancia de desarrollar la formación en el discernimiento espiritual, tanto en el plano personal como comunitario”.

Ordenación diaconal El lunes 19 de marzo, solemnidad de san José, a las 19.30 h, en la parroquia San Juan Bautista de Pocitos en Mons. Domingo Tamburini 1210, será ordenado diácono Sebastián Alcorta Colomer. La Eucaristía será presidida por el arzobispo de Montevideo, Cardenal Daniel Sturla.

Vigilia para jóvenes

Del jesuita holandés Piet Van Breemen, es un excelente libro de espiritualidad, fruto de profundas meditaciones y de un gran conocimiento de la Biblia. En este texto el autor nos lleva al núcleo de la fe cristiana, ayudando al lector a romper falsas imágenes de Dios y a vivir una auténtica experiencia del amor

Curso del ISF El Área Diálogo Fe-Cultura del Instituto Salesiano de Formación (ISF), comienza un curso sobre Evangelización y Currículum. Consta de nueve encuentros de dos horas cada uno. En cada encuentro se presenta un tema; se desarrolla a través de dinámicas pedagógicas y finalmente hay un taller. Además se propone a los

Propuestas de Manresa El miércoles 14, de 14.30 a 18 h, será “Continuar creciendo”, guiado por C. Mancini, I. De Angelis y P. Francisco Arrondo S.J. “Mística del seguimiento, una ayuda para el camino cotidiano de la acción

El Movimiento Luceros comienza sus actividades 2018 y llama a sumarse a todos aquellos que quieran involucrarse en el servicio a los más necesitados. Comienzo 12 de marzo. Prado: Carmelitas, Hnos Ruiz 3476 a las 19 h. Carrasco: Stella Maris, Arocena 1630 esq. gabriel Otero a las 20 h.

Cumpleaños y aniversarios Martes 13) cumpl. R.P. Pedro Incio S.D.B., R.P. Gustavo Jaramillo S.J. / sábado 17) aniv. R.P. Roberto Anonis F.D.P., R.P. Julio Robledo F.D.P. / domingo 18) aniv. Pbro. Néstor Falco, R.P. Oscar Ordoñez O.C.D.; cumpl. Pbro. Francisco González, R.P. Rodolfo Bonci S.C.J. / lunes 19) aniv. Pbro. Pablo Ortisi /martes 20) aniv.

La Parroquia San Juan Bautista del barrio Pocitos (ubicada en el cruce de las calles Tamburini y Masini) invita el domingo 18 de marzo a una vigilia de jóvenes previa a la fiesta de San José, que es el lunes 19. La Vigilia llamada #TodosConSanJosé será en la Parroquia a partir de las 21.15 h

Él nos amó primero

Luceros retoma actividades

de Dios que renueva la vida entera. Prepararse para vivir la Pascua exige un cambio de mentalidad, una verdadera conversión de mente y corazón, donde el centro de la vida sea el amor que Dios nos tiene antes que lo que nosotros hagamos por él. El libro se encuentra en Tienda y Librería LEA,ubicada en la calle Cerrito 473 (Ciudad Vieja), tels. 2915 4473 ó 094 578 885. participantes desarrollar una actividad de ampliación en otras áreas. El equipo docente es coordinado por el Pbro. Dr. Pablo Peralta y lo integran los profesores Dr. Carlos Vera, R.P. Lic. José Luis Gulpio, Amparo Planelles y Damián Velázquez. Miércoles, del 11 de abril al 13 de junio, de 19 a 21 h en la sede del ISF, Mercedes 1776. Informes: www.isf.edu.uy. o instituto.formación@isf.edu.uy. de Jesús en nosotros y el mundo” es la propuesta para el día 19 de marzo. Guían el P. Jorge Crovara S.J. y M. Ghelfa. En Semana Santa habrá ejercicios espirituales ignacianos a cargo del P. Juan Carlos Juárez. Informes e inscripciones: 2336 0836, manresa@ucu.edu.uy.

Pbro. Leonardo Vernazza; cumpl. Pbro. Ricardo Ramos, R.P. Juan Ángel Finozzi P.S.D.P. /miércoles 21) aniv. Pbro. Álvaro Fernández, Pbro. Francisco González / viernes 23) cumpl. R.P. José Izurzu S.C.J. / sábado 24) cumpl. R.P. Alberto Pérez E.P., R.P. Hipólito Martínez O.S.A., R.P. Rubén Strina S.J. / domingo 25) aniv. Pbro. Guillermo Porras; cumpl. R.P. Eduardo Bertolini O.F.M.Cap.

Talleres de oración y vida Comenzaron en marzo los Talleres de Oración y Vida, inspirados por el padre Ignacio Larrañaga. Los mismos son gratuitos y es posible integrarse a estos talleres hasta la 3.ª semana de iniciados. Informes e inscripciones: 094 377 312 y 098 110 203 o al c. e. tovuruguay@ gmail.com


16

Entre Todos

Espiritualidad

10 de marzo de 2018

Jesús entra en el desierto y lo transforma en paraíso

Conducidos por el Espíritu al desierto Por P. Gonzalo Abadie “No es fácil, te tenés que cuidar, también en el trabajo. Si te mostrás disponible, amable, te pasan por arriba”, me decía hace unos días, en confianza, una persona allegada, afligida ante sus propias palabras que no solo aludían a una cierta opresión del entorno, sino que incluían la tácita inquietud de qué hacer, de cómo luchar, de cómo no renunciar a actuar con humanidad y calidez. Sucede que estas confidencias se comparten con cierta dificultad, ante el miedo de recibir una respuesta superficial y rápida (“bueno, no hay que ser tan sensible”, o “hacé como si los demás no existiesen”), o porque, simplemente, no nos es fácil encontrar dónde hacerlo, o la ocasión propicia, o la persona adecuada que nos ofrezca su discreción y confianza. Ser escuchados y comprendidos de verdad, sin recibir palabras formularias y expeditivas, ni miradas prejuiciosas ni consejos prefabricados. Está latente, por cierto, en todo momento, la inclinación a ignorar esa interioridad, disimulándola de mil maneras: con el trabajo, las actividades, el cúmulo de información, el abuso del entretenimiento y la diversión…. Sin embargo, no es posible dejar de percibir los conflictos que vivimos, ni evitar sentir las huellas que el dolor imprime en nuestras vidas. “Eres muy inexperto en penas si piensas que la más profunda es la más ruidosa” (Thomas Mann, El elegido). No solamente la pena y el dolor, sino las grandes alegrías, las personas que queremos, los deseos nobles, las esperanzas, la fuente vital y las ganas de vivir manan de esta interioridad, que no es un anexo a la vida común, sino un modo de vivir en plenitud, desde adentro, desde todo lo que somos, desde la verdad. Ustedes me dicen cosas lindas con los labios, pero no con el corazón, reprocha Jesús a nuestro fariseísmo, a ese otro modo de ser, el aparente, el de la superficie, el banal. El corazón, el alma,… son otros modos de evocar la profundidad humana, donde nos reconocemos y encontramos sin espejismos ni mentiras. Por más que lo evitemos, allí está el alma, allí el co-

razón. Podríamos añadir una palabra más en esta serie: el desierto, que es la gran imagen de la Cuaresma. “El Espíritu llevó a Jesús al desierto, donde fue tentado por Satanás durante cuarenta días. Vivía entre las fieras, y los ángeles lo servían”. Fue el evangelio que escuchamos el primer domingo de Cuaresma. Cada año lo hacemos. Esta vez tocó el turno de Marcos, que da cuenta de este acontecimiento de modo muy conciso. No obstante se saca las ganas de decir todo lo que hacía falta para ser comprendido por la gente de su tiempo, y de cualquier otro, familiarizada con la espiritualidad del pueblo de Dios, y con la historia de la salvación. Estos oyentes, después de haber oído cómo Jesús, en su bautismo en el Jordán, ha sido presentado por la voz de Dios como su Hijo muy querido, al escuchar ahora el evangelio de las tentaciones, lo sienten, con perplejidad, muy cercano a sus vidas, porque el desierto los remite, precisamente, no ya tan solo a un lugar geográfico determinado, sino a esa interioridad de la que hablábamos, a ese modo de vivir que no es inmune a las preocupaciones, riesgos, problemas, incomprensiones,

lágrimas… A toda esa dimensión de la existencia de la gente sencilla, que no puede disfrazarse con las máscaras de la apariencia, la fama, la riqueza, el poder, el éxito…... Quien había sido introducido nada menos que como el Hijo querido de Dios, y del que la gente escuchaba decir que era el salvador del mundo, resulta que entraba en el desierto, en el lugar hondo de la vida marcado por las inquietudes, la falta de seguridad, las contingencias del aquí y ahora, en fin, por las tribulaciones sugeridas por esas fieras mencionadas en el lacónico texto de Marcos. Aquellas fieras, término suficientemente elástico para referir toda suerte de zozobras y penalidades, como las de aquel hombre enfermo que implora ser socorrido de “las garras del malvado y del violento” (Sal 71), o de aquel acusado injustamente por unos calumniadores que vuelven “al atardecer, aullando como perros”, porque tienen “puñales en sus labios” (Sal 59), o de ese malvado que “acecha ocultamente como el león en su guarida” (Sal 10), o de ese otro que, acosado por sus perseguidores, suplica a Dios: “Líbrame de los animales rugientes, salva mi vida de los leones” (Sal 35).

Jesús, indica Marcos, fue tentado. ¿Pero a qué tentación se refiere? No lo dice. Porque el evangelista esboza los sucesos al modo de un prólogo: tendrás que recorrer el Evangelio, la vida toda de Jesús, para saber a qué fieras debió enfrentarse, y cómo las venció. Es un hombre como tú, que ha descendido al desierto y ha conocido no solo las vicisitudes y peligros de esta vida, sino que ha vencido en el campo del pecado, allí donde los otros han caído. Y en esto, no es como tú. La Cuaresma es el tiempo litúrgico de 40 días en que buscamos de un modo especial luchar contra nuestras propias fieras, pero unidos en el Espíritu a la singular lucha que Jesús sostiene en el tramo final de su vida, cuando desciende a lo más oscuro de la condición humana, a ese mundo de tinieblas que no conoce la misericordia ni la ternura de Dios, y que Cristo ilumina con la donación de su propia sangre en el Calvario. La Cuaresma celebra este misterio por el cual Jesús entra en su desierto, que somos nosotros, para transformarlo con su paso —su Pascua—, en ese jardín, ese paraíso de fieras amansadas y ángeles serviciales que Marcos anuncia y nos deja entrever.


Entre Todos

Evangelización

10 de marzo de 2018

17

La fe sin formación lleva al fanatismo y la fe sin oración, al formalismo

Evangelizar a los bautizados Por Diác. Víctor Hugo Méndez La tarea de la evangelización se parece un poco a un partido de futbol. Así como en ese juego hay dos tiempos, en la tarea central como Iglesia también hay dos momentos. El primero le corresponde a los testigos, a aquellos que han experimentado el amor del Señor, han sentido el fluir de una nueva vida. Aquellos que han experimentado el amor y perdón de Dios. Son los que tienen el corazón encendido del fuego del espíritu y que viven lo del profeta Jeremías; “Hay días en que quisiera no acordarme más de ti ni anunciar más tus mensajes; pero tus palabras arden dentro de mí; ¡son un fuego que me quema hasta los huesos! He tratado de no hablar, ¡pero no me puedo quedar callado!” (Jeremías 20, 9). Estos son los primeros evangelizadores; testigos llenos de fervor y entusiasmo, capaces de contagiar a quienes están alejados de nuestra fe. Luego vendrá el segundo tiempo, y allí sí es la tarea de los catequistas. Es el momento de profundizar y cimentar la vida de fe. Es donde

debe entrar en juego una formación sólida y fuerte. La catequesis y la formación teológica son vitales en nuestra vida cristiana. La fe sin formación lleva al fanatismo y la fe sin oración, al formalismo. Aquí aparece la necesidad imperiosa de un “mediador” que puede llamarse comunidad parroquial, sacerdote o laico que tenga la palabra oportuna llena de esperanza que llame a una vida nueva. Palabra misericordiosa y no acusadora; palabra que llegue al corazón y que sea liberadora. Una palabra encendida que sea capaz de encender. La mayor parte de las veces damos por sentado que eso ya está vivido y asumido por la persona. Pero es un error pensar que el solo hecho de estar en una comunidad parroquial implica que se ha vivido esta experiencia. Reevangelizar a los bautizados Este error ha provenido porque no nos damos cuenta que la época de la cristiandad ya pasó. La sociedad de hoy no conoce las bases de la fe

cristiana. Mucha gente no ha escuchado hablar de Jesús. Y por eso no entiende lo que muchas veces suponemos que ya se sabe. No se puede pretender que alguien que no ha conocido y experimentado el amor de Jesús en su vida pueda entender y ver la vida desde nuestra perspectiva. Y eso es lo que hemos querido hacer durante mucho tiempo; catolizar y moralizar. Primero, redescubrir al Dios-Padre Se puede afirmar que el mundo occidental sufre una gran crisis de paternidad. Se ha olvidado de redescubrir al Dios-Padre. El primer paso del kerygma es despertar a la hermosa realidad de Dios en la vida. Y de esa forma iniciar un proceso para llegar a “estar enamorado” de Dios. Y el primer paso del anuncio kerygmático es ese; encontrarse con Jesús y enamorarse de Él, y al igual que en una pareja, el amor no nace espontáneamente, sino que se va gestando, lenta y progresivamente, de la misma forma se va conociendo al Señor de a poco. Es como una suave brisa que va haciéndonos despertar a una nueva vida. Esa ha sido siempre la “pedagogía de Dios”. En esta etapa es que la comunidad cristiana juega un papel fundamental. Acompañar y ayudar al que está en esta búsqueda. Es vital la acción de la comunidad con una actitud llena de misericordia y perdón, lejos de una actitud moralista y enjuiciadora.

Un corazón lleno de ardor y entusiasmo La persona que comienza a despertar a la luz de Dios va a ir tomando conciencia de sus errores y equívocos. Va a descubrir el inmenso valor del cual ha estado alejado; del “tesoro escondido”, del que habla Jesús; “Además el Reino de los Cielos es semejante a un tesoro escondido en un campo, el cual un hombre halla y lo esconde de nuevo; y gozoso por ello va y vende todo lo que tiene y compra aquel campo” (S. Mateo 13, 44-46). Y lentamente la persona experimentará en su vida lo que llega a expresar el apóstol San Pablo en la Carta a los Filipenses (3, 8-9): “Y ciertamente, aun estimo todas las cosas como pérdida por la excelencia del conocimiento de Cristo Jesús, mi Señor. Por amor a él lo he perdido todo y lo tengo por basura, para ganar a Cristo y ser hallado en él, no teniendo mi propia justicia, que se basa en la Ley, sino la que se adquiere por la fe en Cristo, la justicia que procede de Dios y se basa en la fe”. Y esto, querido lector, es obra de la fuerza y el poder de Dios. Sin oración, su acción será estéril. El gran evangelizador es el Espíritu Santo ¡No bastan lindas palabras, hace falta experimentar a Dios en nuestras vidas!


18

Sociedad

10 de marzo de 2018

Entre Todos

Conviene alcanzar acuerdos para reconstruir el tejido social

Políticas de familia Por Ing. Agr. Álvaro Fernández Texeira Nunes Uruguay enfrenta una serie de problemas que exigen soluciones urgentes, como la seguridad, la educación y la salud. Se procura atacar estos asuntos con políticas sectoriales. Ahora bien, si paralelamente no se implementan políticas para el fortalecimiento de la familia -célula básica de la sociedad-, los resultados difícilmente serán los esperados. Por eso pensamos que el Estado, debería poner a la familia en el centro de las políticas sociales. La problemática familiar a nivel internacional En países como Alemania, Inglaterra y Estados Unidos, muchos han tomado conciencia de las consecuencias sociales de la crisis familiar, y han tomado medidas para proteger y fortalecer los lazos familiares. El ex canciller alemán Gerhard Schröder, señaló en su momento que “la mayoría de los problemas que debemos afrontar hoy están ligados, de un modo u otro, a la familia”. David Cameron, ex primer ministro inglés, impulsó reformas legales para promover el matrimonio y la estabilidad familiar como medio para proteger a los niños, pues cuando las relaciones son sólidas, estos gozan de mayor bienestar. La ruptura familiar -un fenómeno alarmante en Gran Breta-

ña- se explica por el aumento de las tasas de divorcio, el descenso de la nupcialidad y la aceptación creciente de la cohabitación. En Uruguay, la situación es muy similar. En Estados Unidos las sociólogas Linda Waite y Maggie Gallagher, en su libro “The Case for Marriage”, afirman que “compensa apoyar el matrimonio como una opción preferente”. Y demostraron con datos que “el compromiso matrimonial beneficia a las parejas y a la sociedad”. Por otra parte, el trabajo de estas investigadoras concluyó que “los hijos que nacen dentro de un matrimonio tienen menos riesgo de fracaso” y que “la violencia doméstica es menos frecuente en las parejas casadas”. Por su parte, un artículo publicado en la revista The Economist (25/08/2001), coincide en que “hay suficientes pruebas de que el matrimonio contribuye mucho a romper el ciclo de dependencia y pobreza, por lo que vale la pena fomentarlo”. “La ruptura familiar –dice- influye en la pobreza más que la raza, el paro o el nivel de estudios. “En Estados Unidos, la tasa de pobreza de los hogares a cargo de la madre sola es del 42%, frente al 8% en los hogares encabezados por padre y madre casados”.

La familia en Uruguay Un estudio titulado “Panorama de la infancia y la familia en Uruguay”, realizado por Katzman y Filgueira, sostiene que en Uruguay “hay fuertes señales de cambios en la estructura familiar que están afectando su capacidad de orientación y contención de los comportamientos adolescentes (...….) Los hogares monoparentales y en unión libre presentan factores de riesgo para los niños y adolescentes que se manifiestan en mayor rezago educativo, abandono escolar, embarazo adolescente y desafiliación institucional (no estudia ni trabaja)”. En Uruguay envejece la población, se casa menos gente, nacen menos niños –la mayoría fuera del matrimonio–, y hay más rupturas familiares. Cerca del 70% de la población elige vivir en pareja (matrimonio, unión libre, etc.), pero el índice de fracaso de las mismas es alarmante, y no hay políticas para evitarlo. Hasta 1981, la tasa de divorcio en Uruguay era menor al 10% de los matrimonios registrados el mismo año. En 2004, dicha tasa superó el 100%. En los últimos años se redujeron los divorcios, pero solo como consecuencia de la disminución de los matrimonios. La pirámide

poblacional tiende a estrecharse por su base: Uruguay, con una Tasa Global de Fecundidad inferior a los 2 hijos por mujer, no es capaz de reponer su población (la TGF de reposición es de 2,2). ¿Por qué importa apoyar la estabilidad familiar? Porque está demostrado que el entorno más seguro para la mujer -en términos de violencia doméstica, de nivel económico, de embarazo adolescente– es la familia estable, sin rotación. También para los niños, el entorno más seguro se lo brinda la familia estable sin rotación. Es obvio entonces que se deberían tomar medidas para apoyar a esa “estructura familiar óptima”, este “capital social” que, según el sociólogo Carlos Filgueira, “se está perdiendo y debe ser recuperado”. ¿Cómo promover la estabilidad familiar? Facilitando la convivencia entre los miembros de la familia (padre, madre, hijos). Como normalmente el motivo del desencuentro en el hogar es el trabajo de uno o de ambos cónyuges, uno de los objetivos principales será promover políticas tendientes a conciliar de la mejor manera posible el trabajo y la familia. También será necesario trabajar sobre la flexibilización de la jornada laboral y las normas jubilatorias, priorizar en las políticas de empleo a los padres de familia, promover exenciones fiscales a familias numerosas, combatir la sexualización a la que se somete a niños y adolescentes, etc. En tiempos de crisis social, la familia tiene un rol trascendente en la sociedad. Estas políticas ennumeradas a vuelo de pájaro, de las que hay ejemplos concretos, se están implementando en mayor o menor medida en sociedades con problemas similares a los nuestros, y los resultados que se están obteniendo son alentadores. De los ciudadanos responsables, de los especialistas en la materia y de los políticos de todos los partidos, depende alcanzar acuerdos para reconstruir el maltrecho tejido social de nuestro país.


Entre Todos

Sociedad

10 de marzo de 2018

19

La Comisión Pontificia para América Latina le dedicó su plenario

La mujer en el centro del Vaticano Por Dr. Guzmán Carriquiry los pobres y el cuidado de la casa común” y en “la edificación de la Iglesia”. El Cardenal Daniel Sturla, que es “miembro” de la CAL por nombramiento pontificio, ofreció su contribución en el panel referido a la mujer como “educadora y catequista”.

El Papa Francisco durante un encuentro con fieles / LUSA Press Agency

“La mujer, pilar en la edificación de la Iglesia y de la sociedad en América Latina”: éste fue el tema escogido por el Santo Padre Francisco para Asamblea Plenaria de la Comisión Pontificia para América Latina, que tuvo lugar en el Vaticano del 6 al 9 de marzo de 2018. No es de extrañar esta elección si todavía resuenan las palabras que el Papa dirigió a 60 Obispos de Latinoamérica reunidos por el Consejo Episcopal Latinoamericano en Bogotá: “¡La esperanza en América Latina tiene un rostro femenino! (…) Es un serio deber comprender, respetar, valorizar, promover la fuerza eclesial y social de cuanto realizan (…). Sin las mujeres la Iglesia del continente perdería la fuerza de renacer continuamente”. Hay una dimensión femenina de la salvación que pasa por María, por la Iglesia, por madres y abuelas. Por otra parte, las palabras del Pontífice en Perú volvieron a marcar a fuego las arraigadas situaciones de injusticia que todavía sufren las mujeres a causa del “machismo” en la región, sea porque quedan abandonadas como madres que, solas, tienen que cargar con el cuidado, sostén y educación de la prole, sea por las odiosas discriminaciones

que sufren en ámbitos laborales, sea porque sobre ellas se descargan especialmente las condiciones de pobreza e indigencia e incluso de todo tipo de violencias, que llegan hasta los muy numerosos casos de feminicidios. Dado que todos los miembros y consejeros de la Pontificia Comisión para América Latina (CAL) son Cardenales y Obispos, se invitó excepcionalmente a esta “Plenaria” a unas 35 personalidades femeninas de América Latina, con muy distintas responsabilidades sociales y eclesiales. El programa de la Asamblea se realizó en base a cuatro conferencias: la Prof. Ana María Bidegain (uruguaya, actualmente en la Florida International University) destacó “los obstáculos y puntos de apoyo para la ‘promoción’ de la mujer en la realidad latinoamericana”; el Dr. Guzmán Carriquiry pasó en revista las mujeres que, en la historia de América Latina, han marcado “la pauta de una transformación cultural”; el Cardenal Francisco Robles (mexicano) disertó sobre “la presencia de la Virgen María y el papel de la mujer en la evangelización de

los pueblos latinoamericanos” y el Cardenal Marc Ouellet, canadiense y presidente de la CAL, lo hizo sobre “la mujer a la luz del misterio de la Trinidad y de la Iglesia”. Una serie sucesiva de paneles afrontaron la realidad latinoamericana de la mujer, “pilar de la familia y del cuidado de la vida”, como “educadora y catequista”, en el ámbito del trabajo y de la política, en el empeño de “solidaridad con

En el trabajo de preparación de esta Asamblea no fue posible no tener muy presente que en sus jornadas de realización quedaba incluido la del 8 de marzo, “Día internacional de la mujer”. Por eso, la CAL tuvo la iniciativa de invitar a una cena de amistad y homenaje precisamente en ese día, junto con todos los participantes a la Asamblea, a unas 40 mujeres que trabajan en el Vaticano a muy distintos niveles de responsabilidad. Son aproximadamente 700 las que se desempeñan en el Vaticano, que fueron simbólicamente representadas por las participantes en esa cena. La misma fue acompañada y animada por canciones populares que ponen de relieve la figura de la mujer y, entre ellas, la muy conocida canción napolitana dedicada a la “mamma”, tangos como “Malena”, boleros como “Perfidia”, cánticos como “La flor de la canela”, “Gracias a la Vida” y “Alfonsina y el mar”, y no podían faltar dos himnos guadalupanos. Al cierre de esta edición se esperaban las palabras del Papa Francisco en la audiencia final del Plenario.


20

Sociedad

10 de marzo de 2018

Entre Todos

Tres anuncios por un crimen

Agónico dolor que incendia Por Dra. Laura Álvarez Goyoaga Escrita, producida y dirigida por Martin McDonagh, fue nominada en siete categorías para los premios Oscar Three Billboards Outside Ebbing, Missouri (Tres anuncios por un crimen). Se trata de una película de drama, misterio y comedia negra, en torno a la historia de Mildred Hayes: una madre que alquila tres carteles en la ruta para llamar la atención sobre el brutal, terrible crimen sin resolver del cual fue víctima su hija.​ Gran triunfadora en la edición 2017 de los Premios Globo de Oro, las nominaciones son merecidas: mejor película, mejor actriz, dos diferentes actores de reparto, mejor guión original, mejor banda sonora y mejor montaje. Entre los nominados destacan Frances McDormand en el rol de Mildred Hayes, Sam Rockwell como Jason Dixon (un agente de policía descaradamente violento y racista), y Woody Harrelson como Bill Willoughby (el jefe de policía interpelado por los anuncios). Exhibida en nuestras salas con el título Tres anuncios por un crimen, despliega un provocativo relato de justicia, venganza y moralidad, donde por momentos el espectador se siente como en el medio de un tiroteo, y no siempre consigue esquivar las balas. Empatizar con Mildred es fácil: víctima de un sistema fallido, con el corazón destrozado, se embarca en una cruzada por la justicia que no recibió. Odiarla, por momentos es igual de fácil. Mildred quiere además venganza, quiere desde el fondo de su corazón maldecir a Dios y al destino, culpar a los demás si eso la ayuda a aliviar su dolor. No importa a quienes pueda lastimar en el camino. Sin embargo, hay pantallazos de quien podría haber sido más allá de la tragedia; más allá del aura de derrota que cubre a esa mujer filosa, dura, fría. Un derrotero similar transita el personaje de Rockwell, el agente de policía Dixon. El espejo para esta mujer que desesperadamente necesita redención es un hombre que no merece redención alguna por sus actos y convicciones. En su arco de

redención-condenación, hay una línea que comienza a desdibujarse, e interpela a la audiencia a comenzar una y otra vez desde cero, descartando preconceptos. Ambos son personas confundidas, amargadas, que por momentos parecen encontrar un morboso placer en hallar caminos creativos de autodestrucción. En medio de una montaña rusa de emociones, la visión de fe no está ausente. Durante un exquisito momento de inspiración y belleza, Mildred se cuestiona en voz alta sobre la existencia de Dios. Aunque no está dicho, subyace a sus feroces acciones la dolida protesta: Si Dios existe, ¿cómo y por qué permite que cosas terribles como esta sucedan? Y sin embargo, no se trata tan solo de una historia de pérdida, dolor y venganza. Habita y se detiene en esos espacios del más agónico dolor que incendia y desdibuja la realidad hasta volverla irreconocible, al mismo tiempo que nos habla de las cosas más simples y las verdades más profundas. El gris que define con mayor propiedad que nada la crueldad de una herida abierta. El incendiario guión de McDonagh, tan dramático como hilarante de a ratos, funciona a la perfección en la voz de su protagonista. McDormand recibe nuestra compasión incluso cuando no la merece, y una de esas

ocasiones es su monólogo crítico frente al sacerdote que concurre a visitarla a su casa a iniciativa de su hijo. Sus palabras están bien ubicadas en el guión, y no ofenden, porque es obvio que el razonamiento que les da origen no es lógico. Pero también porque queda claro que no muestra la cosmovisión de la película, sino apenas la desesperanza del personaje. Martin McDonagh es un católico alejado de la práctica. Como sea, y como todos, ve al mundo a través de lentes teológicos, lo cual vale incluso para aquellos cuyo credo se funda en no creer en Dios.

Three Billboards Outside Ebbing, Missouri tiene una clara intertextualidad con las obras de la célebre escritora Flannery O’Connor. El ejemplo paradigmático es cuando el vendedor de la agencia en cuyas oficinas Mildred ingresa para contratar los carteles está leyendo un libro de la referida autora (A Good Man Is Hard to Find). O’Connor era una devota y practicante católica, cuyos relatos se situaban en el sur de los Estados Unidos. En el escenario que ella retrata, igual que en el pueblito de Ebbing, el mundo es violento y salvaje. Ninguno de sus habitantes es inherentemente bueno, pero en todos ellos es posible avistar, casi de soslayo, un destello de luminosa gracia. Este efec-

to puede funcionar para cualquier audiencia, sean cuales sean sus convicciones y compromisos. Ahora bien, cuando el emisor no está seguro de si sus receptores comparten con él una cosmovisión, el mensaje tiene que llegar expresado en voz alta y letras grandes. Impactar. Así comunica esta película. Hacía muchos años que no me encontraba en salas de cine con una narrativa tan rica en recursos, tan diestramente ejecutada, con diálogos tan inteligentes, con tan buena fotografía y banda sonora, capaz de desconcertar al espectador en cada paso, de hablarle de la naturaleza humana desde una perspectiva compleja. Quizás esto no le ocurra a muchos de los que vayan a verla, pero Tres anuncios por un crimen me trajo a la memoria una de las oraciones matutinas que estoy segura muchos católicos rezamos, en la línea donde pedimos a Dios que nos permita ver detrás de las apariencias a sus hijos como los ve Él mismo, para así poder apreciar la bondad de cada uno. Una película hermosa, profunda, que deja al espectador sin aliento en más de un sentido. Porque es también brutal, cruda. No es para todo público… y a pesar de esa advertencia, es altamente recomendable.


Entre Todos

Liturgia

10 de marzo de 2018

21

La publicación litúrgica tiene nuevo formato y agrega contenido

El Clam se renueva Desde el pasado mes de enero el Clam, publicación bimensual dedicada a la liturgia, vive un proceso de cambios, tanto en su formato como en sus contenidos. El Clam contiene material para preparación y celebración de las Misas dominicales, otras solemnidades, fiestas y ferias. Contiene comentarios, meditaciones, partituras y artículos de formación de utilidad para encargados de liturgia, asamblea, ministros y agentes de pastoral en general.

Uno de sus responsables, Hugo D´Angelo sdb, el secretario ejecutivo del Departamento de Liturgia de la CEU, mencionó que “junto al P. Rafael Costa, sdb (asesor del Departamento) decidimos hacerle algunos cambios al Clam”. Dijo que en primer lugar la idea era “incluir las lecturas diarias, no solo las de los domingos o fiestas especiales”. Agregó que “también se optó por un cambio en el formato y el diagramado de la publicación”.

En sus inicios se publicaba únicamente en Montevideo para luego llegar a todo el país. Es una publicación que depende del Departamento de Liturgia de la Conferencia Episcopal del Uruguay (CEU). Tiene como objetivo embellecer y dignificar la liturgia dominical y los días de fiesta más

D´Angelo se mostró alegre por la repercusión que tuvieron los cambios. “La recepción fue muy buena, las personas que usan el Clam están muy contentas. El cambio de formato, el tipo y tamaño de letra gustó mucho en los lectores”, destacó. Para el responsable de la publica-

#

importantes. En un principio estaba pensado principalmente para el uso por parte de los fieles, pero con el tiempo también se ha convertido en una fuente de consulta para sacerdotes y diáconos a la hora de preparar las celebraciones litúrgicas.

ción la idea es seguir haciendo cambios “aunque existe la limitante de los recursos económicos, porque el costo de esta publicación bimensual es de $100”. Desde el Departamento de Liturgia se informa que para los fieles que se encuentran en el exterior, el Clam se envía de forma gratuita. Para esto deben contactarse a través de la página de Facebook de la publicación. También allí pueden hacer llegar sus comentarios e ideas para mejorar el Clam. El Clam se puede adquirir en Montevideo tanto en las parroquias, como en la Tienda Arquidiocesana LEA. Allí también está disponible la liturgia cotidiana, publicada por la editorial San Pablo.


22

10 de marzo de 2018

Santos

Entre Todos

Santa Margarita de Cortona

«Tú serás la tercera para dar ejemplo de penitencia». Fuente: Zenit y vaticannews De humilde procedencia, las conveniencias sociales, las debilidades y la falta de responsabilidad en el compromiso, incluidos otros deslices personales y también ajenos, influyeron en gran medida en su conducta juvenil. Pero, un hecho fundamental en su vida, produce un vuelco radical en su existencia que la lleva a la conversión. Nació en la localidad italiana de Laviano en 1247. Huérfana de madre a los 7 años se encontró de bruces con una madrastra de mal carácter que ensombreció su vida. Entonces había cumplido ya los 9 años, una edad delicada en la que ternura y tutela deben aliarse para encaminar convenientemente una vida. El paso del tiempo mostró cuán benévola estaba siendo con ella la naturaleza. La adolescente se convirtió en una joven de espléndida belleza, y cayó rendida en los brazos de un noble de Montepulciano. Seducida por promesas que éste incumplió reiteradamente, cerca de una década vivió aferrada a esa ilícita relación de la que nació un hijo. Quizá a la espera de que un día se materializaran sus sueños de matrimonio, no tuvo reparos en convivir con su amante en el castillo. Y aunque los ciudadanos de Montepulciano reprobaban su actitud, no se escondía. El fin de esta historia llegó con el brutal asesinato del caballero, cuyo cadáver encontró ella misma.

espiritual que en poco tiempo fue bendecido con éxtasis y revelaciones. Prudente y cautelosa con tantos favores, únicamente los confiaba a su confesor cuando él lo demandaba. En uno de ellos, Dios le dijo: “Tú eres la tercera lumbrera que he dado a la orden de mi amado Francisco. Él fue la primera, entre los frailes; Clara fue la segunda, entre las religiosas; tú serás la tercera para dar ejemplo de penitencia”. Soportó todo por amor a Cristo

Su radical conversión La crudeza del momento trajo consigo su radical conversión. Profundamente consternada y arrepentida, renunció a los bienes que disfrutaba aún sin tener legítimos derechos sobre ellos. Ceñida con prendas de penitente, y aferrada a la mano de su hijo, regresó a Cortona. Su padre la repudió y le negó su perdón. Así que se vio en la calle sin tener un lugar donde cobijarse, hasta que dos piadosas mujeres la acogieron y le pusieron en contacto con los frailes menores, ya que ese fue su deseo. Hay experiencias que no pasan por la vida sin dejar cicatrices, y durante tres años sufrió grandes tentaciones, de las que se sobrepuso con el consejo de dos frailes que la dirigieron acertadamente. “Padre –manifestó en un momento dado–, no me pidáis

que pacte con mi cuerpo, porque es imposible. Mi cuerpo y yo estaremos en constante lucha hasta el día de mi muerte”. Todo su afán era consumarse en medio de extremadas penitencias, que su confesor, fray Giunta, le instaba a suavizar para evitar otros males a su espíritu. Se integra a la Tercera Orden Tras un periodo de trabajo doméstico lo dejó todo y se dedicó a asistir a los pobres llevando una vida de mortificación junto a ellos. Aún tenía junto a sí a su hijo y ambos afrontaban cada jornada con las limosnas que recibían. Las pruebas de su conversión y la autenticidad de su vocación estaban tan claras que los frailes la admitieron en la Tercera Orden. Y cuando su hijo, que sería franciscano, comenzó su formación en Arezzo, prosiguió un intensísimo itinerario

Llamada a ejercer su caridad con los enfermos y los pobres, con el beneplácito del obispo y la generosa ayuda de personas principales de la ciudad, impulsó la creación de un hospital. Lo asistió junto a otras mujeres ligadas por la orden terciaria franciscana con las que fundó una congregación. Sufrió graves calumnias difundidas con objeto de manchar la limpia relación entre su confesor y ella. Fue vituperada y despreciada, y se vio obligada a quedarse sin el consejo de fray Giunta. Soportó todo por amor a Cristo y un día escuchó: “Es preciso que demuestres que te has convertido realmente… Las gracias que he derramado sobre ti no son para ti sola”. Obedeció, y los frutos de su entrega y apostolado fueron incontables como también sus milagros. Al final, fray Giunta estuvo junto a su lecho de muerte, acaecida el 22 de febrero de 1297. Fue canonizada por Benedicto XIII el 16 de mayo de 1728.


Entre Todos

Internacionales

10 de marzo de 2018

23

Campaña de Fraternidad en Brasil

Detener la violencia y agresión en las redes sociales Fuente: Aica En el texto el cardenal Rocha enfatiza que se pueden desarrollar muchas iniciativas para alcanzar los objetivos de la Campaña y que cada persona bautizada puede hacer su contribución “para vencer la violencia y construir la fraternidad y la paz en el entorno en el que vive”. Pero debemos deplorar la creciente violencia “compartida y nutrida por muchos católicos en las redes sociales”, comentó. Cardenal Serigio da Rocha

Hay demasiada violencia en las redes sociales y la agresión “es compartida y alimentada por muchos católicos presentes en las redes sociales”, advirtió el cardenal Sergio da Rocha, arzobispo de Brasilia y presidente de la Conferencia Episcopal nacional brasileña. “Es un pecado grave usar el nombre de Dios o de cualquier religión para practicar o justificar la violencia”, amonestó el purpurado al comentar el mensaje de la Campaña de Fraternidad (CF) que este año propone el lema Todos ustedes son hermanos.

“No comparta contenido ofensivo e irrespetuoso. No se una a grupos de WhatsApp u otras redes sociales que difunden chismes, linchamientos morales y críticas destructivas, incluso si estos son católicos o personas de la Iglesia”, comentó.

La Campaña de la Fraternidad es uno de los principales medios para vivir el amor al prójimo en la Cuaresma: “Es una forma especial de conversión y verdadera caridad”, continuó el cardenal Rocha, explicando que el lema Todos ustedes son hermanos tiene como objetivo ayudar a superar la violencia y promover la paz en todos los niveles. Una cultura que alimenta la violencia va ganando terreno. Es así que en el reciente desfile del Carnaval 2018 de las escuelas de samba en el Sambódromo, la escuela de samba Beija-Flor –ganadora de esta edición- escenificó niños atrapados en tiroteos en escuelas públicas, padres llevando los cuerpos de niños heridos y jóvenes apuntando con pistolas a la

cabeza de las víctimas. Es por esto que el cardenal Rocha, insiste en retomar el ejemplo propuesto por Cristo: “Quien escucha la voz de Jesucristo no alimenta ni comete violencia en la sociedad; al contrario, contribuye a la paz, a través del respeto y el diálogo, misericordia y perdón: aquellos que escuchan la voz de Jesús dan testimonio de su palabra: ‘Todos ustedes son hermanos’, no traten a los que piensan diferente de ustedes como un enemigo para pelear, sino como un hermano para amar, y si es necesario con corrección y perdón, la paz fraterna es el don de Dios para ser compartido durante esta Cuaresma “, concluyó el presidente del episcopado brasileño.

“Escuchar la voz de Jesús implica vivir en el amor fraterno. Este es el punto de partida”, dijo, recordando que “la Cuaresma es un tiempo especial de conversión en preparación para La Pascua que debe vivirse a través de la caridad, como enseña la Iglesia”.

En la India para evitar la discriminación

Los obispos incentivan los matrimonios entre las castas Fuente: religionenlibertad.com La Conferencia Episcopal India (CBCI) lanzó un sitio en internet para alentar los matrimonios entre las castas. La iniciativa proviene de la Oficina para las castas y los grupos tribales desfavorecidos del episcopado. Para los obispos, el objetivo es contrarrestar la discriminación contra los dalit y superar la mentalidad de casta que los quiere mantener al margen de la sociedad para perpetuar los privilegios adquiridos. El sitio web fue presentado durante un seminario en el Indian Social Institute de Bangalore el 21 de febrero. Los participantes discutieron sobre cómo poner en práctica la política de emancipación de los dalit, aprobada por la Conferencia de los obispos en diciembre de 2016. Participaron más de un centenar de secretarios dio-

creen en el sistema de la división en castas podrán encontrar su pareja gracias al sitio”.

cesanos y regionales de la comisión para las castas desventajadas. El padre Devasagaya Raj, secretario nacional de la comisión, subrayó que “alentar los matrimonios entre las castas es una de las recomendaciones de la política para los dalit de la CBCI”. El sitio internet, agregó, “ayudará a los jóvenes a encontrar un compañero o compañera que quieran compartir la vida e ir más allá de la mentalidad de las castas. Al mismo tiempo, también lo no dalit que no

Según el censo de 2011, en la India los dalit (ex “intocables”) católicos representan cerca un 60% del número total de fieles, o sea 12 millones sobre 19, mientras los cristianos en total con cerca de 27,8 millones de fieles (el 2% de la población de la Unión compuesta de casi 1,3 millardos de habitantes). Los dalit, desde siempre colocados al margen de la sociedad, fueron las principales víctimas de la feroz persecución sectaria en el distrito de Kandhamal en Orissa. En esa ocasión, en agosto de 2008, los fundamentalistas hindúes atacan a los cristianos del distrito, en su mayoría

pertenecientes a las casta tribales y dalit y todos aquellos que trabajan para mejorar las condiciones de vida de la población oprimida. Por tradición, siempre se ha creído que los dalits quedan fuera de las cuatro castas principales que hay en la India. Estas castas, las superiores, son las que determinan la forma en la que viven los hindúes, desde los trabajos hasta la alimentación, pasando por las perspectivas de matrimonio. Como resultado, se los ha considerado impuros y se los ha desterrado a la periferia de la sociedad india. Durante siglos, sufrieron exclusión y extrema pobreza, frente a las que los programas de discriminación positiva de los últimos 70 años poco han podido hacer.


24

Francisco

10 de marzo de 2018

Entre Todos

Ser mejores para acogerle a Él que se ofrece a sí mismo

“Nos pide poco, el Señor, y nos da tanto” Fuente: vaticannews En el último miércoles de febrero el papa Francisco presidió la Audiencia General en el Aula Pablo VI del Vaticano, a causa del intenso frío en Roma. Tras oír junto a los fieles el pasaje del Evangelio de san Marcos que presenta la multiplicación de los panes y de los peces, el pontífice siguió reflexionando sobre la misa, y esta vez –después de ocuparse en las catequesis precedentes sobre la Liturgia de la Palabra– prosiguió con la Liturgia Eucarística.

“Con la oración sobre las ofrendas, el sacerdote pide a Dios que acepte nuestra pobre ofrenda y que la transforme con el poder del Espíritu Santo en el sacrificio de Cristo que, como el incienso, sube al Padre, que lo recibe con agrado. Este momento de la Misa está impregnado de una profunda espiritualidad de la donación de uno mismo, que ilumina toda nuestra vida y nuestras relaciones con los demás, ayudándonos a construir la ciudad terrena a la luz del Evangelio”.

El significado de la presentación de los dones “En la liturgia eucarística, la Iglesia, obediente al mandato de Jesús, hace presente el sacrificio de la nueva alianza sellada por Él en el altar de la Cruz- dijo en nuestro idioma”. “Para ello, usa los mismos signos y gestos que realizó Jesús la víspera de su pasión. El primero es la preparación de los dones, momento en el que se traen al altar el pan y el vino, los mismos elementos que Jesús tomó en sus manos”. Tras recordar que en nuestros días los fieles ya no llevan, como otrora, el propio pan y vino para la liturgia, el santo padre quiso subrayar el significado espiritual de la presentación de los dones, y en ese sentido, recordó que cuando el obispo realiza la ordenación de un nuevo sacerdote, al entregarle el pan y el vino, le dice: “recibe las ofertas del pueblo santo para el sacrificio eucarístico”. Es decir que “en esta

El papa saluda a fieles en la Audiencia General /ANSA

ofrenda espiritual de toda la Iglesia se recoge la vida, los sufrimientos, las oraciones y los trabajos de todos los fieles, que se unen a los de Cristo en una única ofrenda”. “Por eso es muy bueno - añadió - que sean los fieles quienes presenten al sacerdote el pan y el vino para que él los deposite sobre el altar. Nos puede parecer poco lo que nosotros ofrecemos, pero ese poco es lo que necesita Jesús para transformarlo en el don eucarístico, capaz de alimentar a todos y de hermanar a todos en su Cuerpo que es la Iglesia”. “El Señor nos pide poco”, insistió Francisco: “en la vida ordinaria,

santateresauruguay

Disfrute nuestros vinos con moderación. Prohibida la venta a menores de 18 años

nos pide buena voluntad; nos pide corazón abierto; nos pide ganas de ser mejores para acoger a Aquel que se ofrece a sí mismo a nosotros en la Eucaristía; nos pide estas ofertas simbólicas que luego serán su Cuerpo y su Sangre”. Sacrificio agradable a Dios Sucesivamente, el papa Francisco ahondó sobre el acto de incensar las ofrendas, la cruz y el altar, que realiza el sacerdote, explicando que esto significa que tanto el presbítero como el pueblo manifiestan “el vínculo del ofertorio que une todas estas realidades al sacrificio de Cristo”.

En la conclusión de la catequesis, en los saludos que dirigió en los distintos idiomas, el papa animó a los peregrinos de lengua española a vivir profundamente la espiritualidad de la entrega que la Eucaristía nos enseña, de modo que la oración, el ayuno y la limosna de estos días, den frutos concretos de auténtica conversión del corazón. Al finalizar Al término de la Audiencia General el papa Francisco se dirigió a la Basílica de san Pedro, para saludar a los fieles que no lograron entrar en el Aula y que siguieron la catequesis desde allí: “¡Gracias! Muchas gracias por su paciencia- les dijo - para esperar hasta ahora. Que el Señor los bendiga, bendiga su paciencia. Creo que era mejor estar aquí que en el frío, ¿verdad? ¿En serio? ¿Sí? De acuerdo ahora les daré la bendición, pero primero recemos a la Virgen”. “Dios te salve María...”

Entre todos N° 421  

Quincenario de la Arquidiócesis de Montevideo

Entre todos N° 421  

Quincenario de la Arquidiócesis de Montevideo

Advertisement